You are on page 1of 18

LEGISLACION.

Se denomina legislación al cuerpo de leyes que regularán determinada materia o ciencia o al conjunto de leyes a través del cual se ordena la vida en un país, es decir, lo que popularmente se llama ordenamiento jurídico y que establece aquellas conductas y acciones aceptables o rechazables de un individuo, institución, empresa, entre otras.

SOCIEDADES MERCANTILES.

Las primeras sociedades de comercio tienen su origen Cartago fenicia y Roma donde a pesar de las prohibiciones patricias el ejercicio del comercio de la ley pluvia, surgen las ¨societas publicanorum¨, que los autores romanos definían como reunión de varias personas que se obligaban aportar un capital, trabajo o ambas cosas con el fin de tomar a su cargo la recaudación de impuestos o efectuar obras o proveer suministros con el fin de obtener ganancias.

En Venezuela al igual que las restantes colonias hispanoamericanas rigió el sistema codificado en la antigüedad de España el cual no distinguía entre derecho público o derecho privado, ni entre derecho civil ni entre derecho mercantil. Sin embargo la ausencia de esta última distinción no impidió que se formularan leyes con específico contenido mercantil, tal como ocurrió con las Célebres Ordenanzas de Bilbao (las antiguas de 1560, adicionadas en 1665;y las nuevas de 1737), las Ordenanzas de Sevilla de 1554 que se convirtierón en el libro IX de las leyes de Indias que fueron aplicadas en América.

Tampoco impidió la ausencia de distinción entre las materias civiles y mercantiles para la creación de una jurisdicción especial mercantil que funciono a cargo de los consulados.

CODIGO DE COMERCIO.

Un código de comercio, es un conjunto unitario, ordenado y sistematizado de normas de Derecho mercantil, es decir, un cuerpo legal que tiene por objeto regular las relaciones mercantiles.

Los códigos de comercio se comenzaron a elaborar y promulgar a partir de la Ilustración, y partiendo del precedente la codificación del Derecho de Francia, que realizó Napoleón Bonaparte.

El Código de comercio de 1873 introdujo importantes modificaciones de carácter formal y de orden sustantivo dejando la anarquía de los Códigos anteriores y prácticamente pasa a ser sistematizada. En efecto el Código comercial del 29 de agosto de 1862 en su texto legal estaba distribuido de la siguiente forma: de las compañías de comercio, de las tres especies principales de compañía, de a sociedad accidental y de las cuentas en participación, del arbitramento de las cuestiones entre socios, de la prescripción de las acciones contra los socios de comercio; en el Código de 1873 la materia se distribuye del siguiente modo: de la compañía de comercio y de las cuentas en participación, de la compañía en nombre colectivo, de la compañía en comandita simple, de las disposiciones comunes de la compañía en nombre colectivo y la compañía en comandita simple, de las compañía en comandita por acciones, de las compañías anónimas , disposiciones comunes a comandita por acciones y compañía anónimas, de a forma del contrato de sociedad, de la liquidación de la compañía, de la prescripción de a responsabilidad de los socios de las compañías mercantiles de la asociación o cuentas en participaciones orden sustantivo se eliminó la autorización Gubernamental e inauguro un nuevo ordenamiento de disposiciones normativas inspirado por la ley Francesa 24 de julio de 1867, pero además fijo un criterio importantísimo ¨¨se rige el contrato por las disposiciones de esta Código y por los convenios entre las partes, que se interpretaba con carácter imperativo a las normas reguladores de la institución.

El Código de Comercio de 1904 da marcha atrás en la regulación escrita de la Sociedad Anónima, al cambiar el orden de aplicación de las fuentes estableciendo ¨¨ se rigen por las disposiciones de las partes por las disposiciones de este código y el código Civil.

Las reformas del derecho societario hecho en el Código de Comercio de 1919 significaron la consolidación de la influencia Italiana del Código de Comercio de 1882 ya presentes en el Código de Comercio de 1904, como ampliamente lo había puesto de relieve Código de Comercio Loreto Arismendi en su obra Códigos venezolanos Vigentes, comparados y anotados con los de otras legislaciones.

En materia de sociedades los cambios más profundos que ha sufrido el Código de Comercio de 1919:

La de 1942 que desplazo las Sociedades Cooperativas del Código y las traslado a ley especial;

Las de 1955 que estableció el carácter mercantil de las sociedades anónimas y de responsabilidad limitada con las excepciones previstas en el artículo 200 del Código de Comercio en la actualidad con base a las orientaciones del derecho Alemán;

La proveniente del régimen de integración económica para la empresa extranjera en el acuerdo de Cartagena

La resultante de la ley de Mercado de Capitales a partir del primero de mayo de 1973, con la se introdujeron instituciones de origen anglosajón al ámbito de sociedades

La Ley General

de

Bancos, institutos de créditos, la Ley de seguros y

reaseguros. En el siglo XIX dos sistemas predominaron:

Orientación del rígido control gubernamental de las sociedades del año 1962 en abierta contradicción con el predominio de las ideas liberales que privaron el enfoque de la acción gubernamental en otros campos.

Una

tendencia

a

la

eliminación

de

la

intervención

estatal

para

el

establecimiento y reforma de la sociedad (1873).

REGISTRO MERCANTIL.

El registro mercantil es una institución administrativa que tiene por objeto la publicidad oficial de las situaciones jurídicas de los empresarios en él inscritos.

La función primordial del registro mercantil es ser un instrumento de publicidad. Los empresarios tienen obligación de comunicar una serie de informaciones que se consideran esenciales de cara al tráfico jurídico, y el registro mercantil permite la publicidad de dicha información, para mayor seguridad jurídica y económica. También se pueden incluir voluntariamente ciertas informaciones por los empresarios autónomos, como los poderes de representación.

REGLAMENTO DEL REGISTRO MERCANTIL Artículo 1. Organización registral.

1. La organización del Registro Mercantil, integrada por los Registros Mercantiles territoriales y por el Registro Mercantil Central, se halla bajo la dependencia del Ministerio de Justicia.

2. Todos los asuntos relativos al Registro Mercantil estarán encomendados a la Dirección General de los Registros y del Notariado.

Artículo 2. Objeto del Registro Mercantil. El Registro Mercantil tiene por objeto:

  • a) La inscripción de los empresarios y demás sujetos establecidos por la Ley, y de

los actos y contratos relativos a los mismos que determinen la Ley y este

Reglamento.

  • b) La legalización de los libros de los empresarios, el nombramiento de expertos

independientes y de auditores de cuentas y el depósito y publicidad de los documentos contables.

  • c) La centralización y publicación de la información registral, que será llevada a

cabo por el Registro Mercantil Central en los términos prevenidos por este

Reglamento.

  • d) La centralización y la publicación de la información de resoluciones concursales

en la forma prevista en el Real Decreto 685/2005, de 10 de junio.

Artículo 3. Hoja personal. El Registro Mercantil se llevará por el sistema de hoja personal. Artículo 4. Obligatoriedad de la inscripción.

1. La inscripción en el Registro Mercantil tendrá carácter obligatorio, salvo en los casos en que expresamente se disponga lo contrario.

2.

La

falta de inscripción

no podrá

ser invocada por quien esté obligado a

procurarla.

 
 

 

La ley mercantil: Es un conjunto de principios normativos de derecho positivo que disciplinan la materia comercial. La ley mercantil está representada en primer término por, el código de comercio, y seguidamente todas las leyes de naturaleza comercial.

FORMAS DE SOCIEDAD MERCANTIL EN LA LEGISLACION VENEZOLANA

Las compañías de comercio son de las especies siguientes:

LA COMPAÑÍA EN NOMBRE COLECTIVO. Compañía en nombre colectivo, en la cual las obligaciones sociales están garantizadas por la responsabilidad ilimitada y solidaria de todos los socios.

En Venezuela

al

igual

que

en

Colombia

y

en

la mayoría de países

latinoamericanos se caracterizan por el régimen especial de responsabilidad de los socios, quienes responden solidaria e ilimitadamente por las obligaciones de la compañía.

La compañía en nombre colectivo debe girar bajo una razón social que se integra con el nombre de los socios, salvo que se integre una compañía sucesora de otra que se presenta con ese carácter.

La administración corresponde a los socios. En este orden de ideas se presume que los socios, particularmente los que se encuentran en la razón social están autorizados para obrar en nombre de la compañía y para obligarla frente a terceros. En el acto constitutivo de la compañía los socios pueden delegar la administración en uno o alguno de ellos para que la ejerzan conjunta o separadamente, sin embargo las limitaciones que se establezcan a las facultades de los socios administradores no tienen efecto respecto a terceros.

El nombramiento como administrador de un socio, efectuado al momento de constituir la sociedad solo podrá revocarse en los casos enumerados en el artículo 337 del Código de Comercio:

Pueden ser excluidos de la sociedad en nombre colectivo y en comandita:

1. El socio que constituido en mora no paga la cuota social.

2. El socio administrador que se sirve de la firma o de los capitales sociales en provecho propio; que comete fraude en la administración o en la contabilidad; que se ausenta y requerido no vuelve, ni justifica la causa de su ausencia.

3. El socio solidariamente responsable que se ingiera en la administración, cuando no está facultado para ello, o que contraviene las disposiciones de los artículos 232 y 233 o que es declarado en quiebra, entredicho o inhabilitado.

4.

El

socio excluido no queda

libre

de los daños y perjuicios que hubiere

causado.

 

Prohibiciones a los socios

Los socios de una compañía en nombre colectivo tienen legalmente prohibido tomar interés o participar en otra compañía en nombre colectivo que desarrolle el mismo objeto social, a menos que cuente para ello con el consentimiento expreso de los demás socios.

Así mismo, les está prohibido llevar a cabo, por cuenta propia o ajena, negocios de la misma clase de los que desarrolla la sociedad.

En caso de que un socio incurra en una conducta prohibida, la compañía, dentro de los tres (3) meses siguientes a la fecha en que tenga conocimiento del hecho, podrá, a su elección, apropiarse de las operaciones o reclamar el resarcimiento de los perjuicios que se le hayan causado.

Aportes sociales

Los aportes de los socios pueden hacerse en dinero o en especie. Los aportes a las compañías en nombre colectivo deben desembolsarse o entregarse en la forma y oportunidad que al efecto establezcan los socios en el contrato de sociedad. El capital de este tipo societario se divide en participaciones iguales, acumulables e indivisibles, que no pueden incorporarse en títulos negociables.

Registro y constitución

El registro de las compañías en nombre colectivo deberán tramitarlo los socios, personalmente o por medio de apoderado, dentro de los quince (15) días siguientes a la fecha de celebración del contrato de compañía. Para este efecto deben presentar un extracto del contrato de sociedad firmado por los socios solidarios al Juez de Comercio o al Registrador Mercantil de la jurisdicción, funcionario que, previa comprobación del cumplimiento de los requisitos legales, ordenará su registro y publicación.

El extracto del contrato de sociedad deberá contener, como mínimo, los nombres de los socios, su domicilio, el monto de su aporte la forma de pago de los aportes, la firma o razón social de la compañía, el objeto de la compañía, el nombre de los socios que ejercerán la administración y el término de duración de la sociedad.

Características de la sociedad en nombre colectivo

Por su razón social: La razón social se compone de los nombres de todos los socios, de algunos de ellos, o de uno solo, empleados para designar para designar a la sociedad como un ser jurídico distinto de sus componentes.

Por su responsabilidad Ilimitada; En toda sociedad en nombre colectivo los socios deben estar obligados a las deudas sociales con todos sus bienes, personal e indefinidamente.

Por su Solidaridad: Además de estar obligados los socios de toda sociedad en Nombre Colectivo con todos sus bienes, es necesario que exista una solidaridad en sus obligaciones, con respecto a las deudas de la sociedad, aunque sus nombres no figuren en la razón social.

LA COMPAÑÍA EN COMANDITA.

Compañía en comandita, en la cual las obligaciones sociales están garantizadas por la responsabilidad ilimitada y solidaria de uno o más socios, llamados socios solidarios o comandantes, y por la responsabilidad limitada a una suma determinada de uno o más socios, llamados comanditarios. El capital de los comanditarios puede estar dividido en acciones.

Al igual que en Colombia, en Venezuela la compañía en comandita se caracteriza por la coexistencia de dos (2) clases de socios, los solidarios, colectivos o comandantes que responden solidaria e ilimitadamente por las obligaciones sociales, y los comanditarios que sólo responden hasta el monto de sus aportes.

La sociedad en comandita puede ser simple o por acciones, clasificación que atiende a la forma en que se representa el capital social. En la simple las participaciones en el capital de los socios solidarios no pueden estar representadas en acciones o cualquier otra clase de títulos negociables, situación que sí ocurre en la comandita por acciones.

Razón social

La razón social de las sociedades en comandita se integra por el nombre de los socios solidarios, salvo que se trate de una compañía sucesora de otra que se presenta con ese carácter.

Para este caso, también por vía de interpretación, se ha establecido la necesidad de indicar en la razón social el tipo societario para, de esta forma, distinguir cuándo se está frente a una sociedad comandita simple, y cuándo frente a una en comandita por acciones.

Límite de responsabilidad de los socios comanditarios

Como se mencionó al inicio de este aparte, la responsabilidad de los socios comanditarios por los actos de la sociedad se limita al monto de sus aportes. Sin embargo, en el evento en que se presente una disminución del capital social, los socios comanditarios estarán obligados a devolver los intereses o dividendos de utilidades que se les hayan pagado en ejercicios anteriores aún cuando los

balances sociales, hechos de buena fe, según los cuales se acordó el pago, reflejen beneficios suficientes para acordarlos.

Prohibiciones a los socios

La ley prohíbe a los socios comanditarios actuar como administradores de la sociedad o ejercer como apoderados generales de la misma. La contravención a esta disposición cambia el régimen de responsabilidad aplicable al socio comanditario al de socio solidario.

Por

su

parte

los socios solidarios están sujetos a las mismas prohibiciones

previstas por la ley para los socios de la compañía en nombre colectivo, atrás mencionadas.

LA COMPAÑÍA ANÓNIMA. Compañía anónima: En la cual las obligaciones sociales están garantizadas por un capital determinado y en la que los socios no están obligados sino por el monto de su acción. Constitución por escritura pública o privada

La constitución por escritura pública o privada la realizan los accionistas suscriptores, al otorgar por escritura pública el documento constitutivo y los estatutos de la compañía. Para este efecto, el documento constitutivo deberá reunir los requisitos establecidos en los artículo 247 del Código de

Comercio.

Formación por suscripción pública

Esta modalidad de constitución se regula en los artículos 248 a 258 del Código de Comercio; en este caso los promotores deben emitir un prospecto que indique el objeto de la sociedad, el capital social necesario, el número de acciones, su monto y respectivos derechos, los aportes y condiciones bajo las cuales se hacen, las ventajas en provecho particular de los promotores no prohibidas por la ley, y las cláusulas principales de los estatutos.

La suscripción de las acciones debe hacerse en uno o más ejemplares del prospecto de los promotores o del proyecto de los estatutos de la sociedad. La suscripción puede también hacerse por cartas dirigidas por los suscriptores a los promotores .Una vez suscrito el capital social, los promotores avisarán por la prensa a los suscriptores, sin perjuicio de hacerlo de otra manera, que deben proceder a depositar la cuota parte que les corresponde. El depósito se hará en un banco, si lo hay en el lugar de la constitución de la compañía.

Vencido el término para depositar el aporte, los promotores deben convocar a los accionistas a una Asamblea General, en la cual se aprobará la constitución de la sociedad. A falta de aprobación, la sociedad queda sin efecto respecto de todos

los interesados. En caso de aprobación se procederá al otorgamiento de la escritura constitutiva de la compañía.

Registro

El registro de la compañía anónima, deberá tramitarlo el administrador o administradores de la sociedad dentro de los quince (15) días siguientes a la celebración del contrato de compañía. Para este efecto deben presentarse sendos ejemplares del documento constitutivo y de los estatutos de la compañía al Juez de Comercio o al Registrador Mercantil de la jurisdicción, funcionario que, previa comprobación del cumplimiento de los requisitos legales, ordenará el registro y publicación del documento constitutivo y el archivo de los estatutos.

Los administradores son personal y solidariamente responsables de la verdad de los documentos acompañados

Denominación

Por regla general, la compañía anónima puede adoptar cualquier denominación en la que necesariamente se indique la calidad de este tipo societario, bien por la inclusión de la expresión "Compañía Anónima" o en la forma en que esta expresión usualmente se abrevia C.A

Régimen de capital

En la compañía anónima, el capital se integra con los aportes de los accionistas y se representa en acciones nominativas o al portador. Para la constitución de la compañía anónima se requiere que los accionistas suscriban la totalidad del capital social y paguen, como mínimo, la quinta parte de las acciones suscritas. Los aportes en especie deberán ser valorados y el valor así asignado deberá incorporarse en el acta de la primera asamblea de la compañía.

LA COMPAÑÍA DE RESPONSABILIDAD LIMITADA.

Compañía de responsabilidad limitada: en la cual las obligaciones sociales están garantizadas por un capital determinado, dividido en cuotas de participación, las cuales no podrán estar representadas en ningún caso por acciones o títulos negociables.

La compañía de responsabilidad limitada deriva su nombre del hecho de que los socios no responden personalmente de las obligaciones sociales; por el contrario su responsabilidad se limita al monto de sus aportes a la sociedad.

Denominación

La compañía de responsabilidad limitada debe girar bajo una denominación social a la cual debe agregarse la mención de "Compañía de Responsabilidad Limitada", o de su abreviatura usual (C.R.L.).

Capital social

El artículo 315 del Código de Comercio prevé los montos de capital mínimo y máximo de las compañías de responsabilidad limitada; de acuerdo con esta norma dichas compañías no podrán constituirse con un capital inferior a veinte mil bolívares (Bs. 20.000) ni superior a dos millones de bolívares (Bs. 2.000.000).

El capital social se integra por los aportes de los socios, y para la constitución de la sociedad los socios deberán suscribir la totalidad del capital social y pagar, como mínimo, el cincuenta por ciento (50%) del aporte en dinero y el cien por ciento (100%) de los aportes en especie.

El capital de este tipo societario se divide en participaciones iguales, acumulables e indivisibles, que no pueden incorporarse en títulos negociables, y que deberán estar expresadas en múltiplos de mil (1.000).

Constitución y registro

Acorde con lo previsto en el artículo 214 del Código de Comercio, el documento constitutivo de las sociedades de responsabilidad limitada deberá hacer mención, como mínimo, de los siguientes aspectos:

El nombre, domicilio y nacionalidad de los socios fundadores.

La denominación de la sociedad, su domicilio y su objeto.

El monto del capital social.

 

El

monto

de

la cuota

de cada socio,

si

se

ha aportado en dinero o en

especie; y en este último caso, con indicación del valor que se atribuye a los créditos y demás bienes aportados y los antecedentes y razones que justifiquen esa estimación.

El

número

de

personas

que

hayan de ejercer la administración y

representación de la sociedad.

El número de comisarios, cuando los haya.

 

Las reglas según las cuales deben formarse los balances y calcularse y repartirse los beneficios.

El tiempo en que la sociedad ha de comenzar y terminar su giro; y

Los demás pactos lícitos y condiciones especiales que los socios juzguen conveniente establecer, cuya aplicación no prohíban este Código u otra Ley.

Las compañías constituyen personas jurídicas distintas de las de los socios.

Hay además la sociedad accidental o de cuentas en participación, que no tiene personalidad jurídica.

La compañía en nombre colectivo y la compañía en comandita simple o por acciones existen bajo una razón social.

CUENTAS DE PARTICIPACION.

Estas asociaciones están exentas de las formalidades establecidas para las compañías, pero deben probarse por escrito. Salvo lo establecido en le artículo 359 al 364 del Código de Comercio.

Conceptualización

La asociación en participación es aquella en que un comerciante o una compañía mercantil, da a una o más personas participación en las utilidades o pérdidas de una o más operaciones o de todas las de su comercio.

Puede

también

tener lugar en operaciones comerciales hechas por no

comerciantes.

Las cuentas en participación constituyen una forma impropia de sociedad, son un contrato mercantil, donde una compañía denominada asociante proporciona a una persona denominada asociado o participante, la participación de las utilidades o perdidas de una o más operaciones.

Estas requieren de una serie de elementos objetivos para que tenga lugar su existencia, a saber:

  • 1. Que su actividad tenga un objeto cierto.

  • 2. Que las operaciones comerciales que le sirvan como causa sean licitas.

  • 3. Que tanto el asociante como el asociado gocen de capacidad para celebrar el

contrato.

  • 4. Que el contrato sea escrito y registrado a fin de evitar beneficios fraudulentos

o divisiones de pérdidas que nunca existieron, debe indicar el porcentaje de

participación, integrantes, grado de responsabilidad ante el Fisco Nacional y fecha cierta de creación.

Así mismo, la estructura que debe conformar esta asociación supone:

a) Concurrencia de sujetos denominados asociados, que le concede la facultad a otro de ser partícipe de sus utilidades y perdidas; y asociante, según sea el sujeto que toma parte de las utilidades y perdidas de una o todas las operaciones mercantiles del asociado.

b) Una relación estrictamente bilateral

entre

(asociante

y

asociado)

sin

relacionarse el u o con el otro; que no existía relación entre la cuenta en participación con terceros, puesto que la misma no puede ser considerada como un ente jurídico distinto a los sujetos que la estatuyen.

El contrato de cuentas en participación está en la actualidad regulado por los artículos 359 a 364 del Código de Comercio, específicamente el articulo 359 nos define el contrato y lo denomina asociación en participación y el articulo 364 nos indica contrato como asociaciones puntualizando que ellas están exentas de las formalidades de la compañías. El artículo 201 se refiere ellas incluyéndolas aparentemente dentro del género de las sociedades accidentales o de cuentas en participación y aclaran que no tienen personalidad jurídica.

La finalidad económica del contrato consiste en la concesión a uno o varios terceros de un derecho de participar en el resultado de una o varias operaciones mercantiles realizadas por el comerciante en el ejercicio de su actividad profesional, mediante el contrato de una de las partes (aquella que concede la participación en los resultados de una o varias de las operaciones de su negocio) recibe como contraprestación, por parte de quien adquiere el derecho a participar, alguna ventaja que pueda consistir en aporte de dinero especie o industria.

El profesor Muci –Abraham, sostiene con argumentos de peso, que de dicha normativa no se no se exige la realización de un aporte por parte de quien recibe la participación; razón por la cual bastaría, a los efectos de la contraprestación

Por su parte el Dr. Francisco Hung Vaillant, sostiene el derecho vigente confiere – como debe ser- un amplio campo a la autonomía de la voluntad de las partes para fijar los términos y condiciones del contrato 363 Código de Comercio y únicamente requiere de la escritura como prueba de la existencia del contrato, articulo 364 del Código de Comercio.

De la doctrina expuesta es evidente que se requieren algunos elementos para que se dé la existencia de las cuentas en participación y principalmente se requiere de la existencia de un contrato escrito que en ningún momento fue presentado por la parte demandada quien solicita la incompetencia del Tribunal, limitándose a la presentación de una transacción donde de forma tangencial se indican que existió

las cuentas en participación, al momento de recibir la suma de dinero que se indica en el presente acuerdo.

CONSORCIO.

El consorcio es una figura contractual atípica en Venezuela, que puede ubicarse Como una especie de los denominados por la doctrina como contrato de colaboración empresarial. El análisis de la Personalidad Jurídica de los Consorcios en Venezuela se realizó a través de una investigación de tipo jurídico documental, con un diseño bibliográfico, cuya técnica de recolección de datos fue el fichaje bibliográfico y la observación documental del Código de Comercio de Venezuela, Ley Orgánica del Trabajo, Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo, Ley General de Bancos y otras Instituciones Financieras, Ley de Impuesto sobre la Renta, Ley de Ciencia Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, Reglamento Parcial de la Ley Ciencia Tecnología e Innovación referido a los Aportes de Inversión, Ley Orgánica sobre Promoción de la Inversión Privada bajo el Régimen de Concesiones, la Gaceta Municipal Extraordinaria 010 del 29 de diciembre de 2006, la jurisprudencia patria y la doctrina. El recurso utilizado para analizar la información recolectada fue el método deductivo apoyado por la hermenéutica jurídica. Concluyéndose que la unificación del concepto de la naturaleza jurídica del consorcio, ha de ser resuelta por un criterio único determinado por la jurisprudencia venezolana o en su defecto por un texto o normativa que regule a la figura del consorcio, ya que el Anteproyecto de Ley General de Sociedades Mercantiles, aun cuando regula a la figura del Consorcio carece de una definición propia en cuanto a su Naturaleza Jurídica.

DERECHO MERCANTIL INTERNACIONAL (CNUDMI)

Principal órgano jurídico del sistema de las Naciones Unidas en el ámbito del derecho mercantil internacional. Órgano jurídico de composición universal, dedicado a la reforma de la legislación mercantil a nivel mundial durante más de 40 años. La función de la CNUDMI consiste en modernizar y armonizar las reglas del comercio internacional.

El comercio acelera el crecimiento, mejora el nivel de vida, crea nuevas oportunidades. Con el objetivo de incrementar estas oportunidades en todo el mundo, la CNUDMI formula normas modernas, equitativas y armonizadas para regular las operaciones comerciales. Sus actividades son principalmente las siguientes:

La elaboración de convenios, leyes modelo y normas aceptables a escala mundial La preparación de guías jurídicas y legislativas y la formulación de recomendaciones de gran valor práctico

La presentación de información actualizada sobre jurisprudencia referente a los instrumentos y normas de derecho mercantil uniforme y sobre su incorporación al derecho interno La prestación de asistencia técnica en proyectos de reforma de la legislación La organización de seminarios regionales y nacionales sobre derecho mercantil uniforme

FUNCIONES DE LA (CNUDMI)

El sistema jurídico es una parte fundamental de la soberanía de los Estados. Son los Estados los que voluntariamente ceden parte de esa soberanía a organismos internacionales como la Unión Europea o la ONU. En un mundo tan globalizado como el actual, en el que los intercambios comerciales afectan a empresas de múltiples Estados, la utilización de unas normas jurídicas comunes o asimilables para los diferentes agentes económicos se hace indispensable.

Para este cometido, facilitar el comercio e inversiones internacionales, se estableció la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI, -UNCITRAL en sus siglas en inglés-), por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 2205 (XXI), de 17 de diciembre de 1966.

Entre las funciones principales de esta comisión se encuentra la unificación del Derecho Internacional, modernizando y armonizando las reglas del comercio internacional. Para ello, desarrolla algunas actividades como pueden ser la elaboración de convenios, leyes modelo y normas aceptables a escala mundial, la preparación de guías jurídicas y legislativas y recomendaciones, la presentación de jurisprudencia o la prestación de asistencia técnica en proyectos de reforma de la legislación o la organización de seminarios regionales y nacionales sobre derecho mercantil uniforme.

La composición de la CNUDMI está diseñada para garantizar la representación de las diversas regiones geográficas y de los principales sistemas económicos y jurídicos del mundo. Así, entre los 60 Estados miembros que la conforman figuran 14 Estados africanos, 14 asiáticos, 8 de Europa oriental, 10 de América Latina y el Caribe, y 14 de Europa occidental y otros Estados. La Asamblea General elige a los miembros por un período de seis años; cada tres años expira el mandato de la mitad de los miembros.

La organización de la Comisión es de tres niveles, un pleno con todos los Estados miembros que se reúne anualmente, grupos de trabajo específicos que analizan diferentes temas y la labor de la secretaría como asistencia a la Comisión y a los grupos de trabajo.

Algunos de los temas estudiados por los grupos de

trabajo

han

sido

la

contratación pública, arbitraje y conciliación, prácticas contractuales internacionales, compraventa internacional de mercaderías o reglamentación internacional del transporte marítimo del que hablaré en el próximo artículo.

Algunos de los temas estudiados por los grupos de trabajo han sido la contratación pública, arbitraje

República Bolivariana De Venezuela

Ministerio Del Poder Popular Para La Defensa

Universidad Nacional Experimental

Politécnica De La Fuerza Armada (UNEFA)

Núcleo Miranda - Los Teques

Cátedra: Derecho Mercantil

LEGISLAION SOBRE SOCIEDADES MERCANTILES

Autor:

Yance, Gelen C.I 21.437.627

Profesora:

Rosangela Muñoz

Los Teques, junio, 2015