You are on page 1of 11

LA RIQUEZA DE LOS PAÍSES POBRES1

1. Introducción
El presente trabajo surgió como fruto de las reflexiones suscitadas tras realizar un campo de trabajo en una de las zonas más pobres económicamente de Kenia, el área de Limuru. Desde la mirada de una persona española, europea, con un acostumbrado estilo de vida acomodado y confortable desde un punto de vista económico, nos llamó la atención la visión y el modo de afrontar la vida de los kenianos, tanto de aquellos a los que supuestamente estábamos ayudando como de otros con los que coincidíamos durante nuestro día. Al plantearnos participar en este congreso, nuestra primera intención fue relatar las experiencias, inquietudes y aprendizaje que la estancia de cooperación en Kenia provocó en quienes asistimos. Sin embargo, consideramos que podría ser más revelador y objetivo recoger la voz de los jóvenes y las jóvenes de los dos países, España y Kenia, y destacar algunas diferencias. En este sentido, diseñamos una encuesta sociológica que nos ha servido para obtener los datos. Como introducción podemos decir que hemos partido de una hipótesis de trabajo: teniendo en cuenta que hemos sido nosotras las primeras beneficiadas del campo de trabajo y que este campo de trabajo ha significado un aprendizaje, nuestra hipótesis es que los kenianos poseen unos valores humanos y espirituales, en muchos casos, más fuertes que los que tenemos en los denominados países del Primer Mundo; con un objetivo: mostrar con datos reales aportados por personas de los dos lugares que los países pobres poseen una riqueza espiritual de la que tenemos que aprender; para ello hemos seguido un método cuantitativo, una encuesta de 40 preguntas respondidas por 160 personas en total; a partir del análisis cuantitativo y cualitativo de estas encuesta se han descrito los resultados y se han interpretado mínimamente para llegar a unas conclusiones que intentaran corroborar nuestra hipótesis de partida. Es, por tanto, éste, un estudio contrastivo a nivel sociológico y cultural.

2. Descripción del método: la encuesta
La encuesta, la misma para los dos países (español/inglés) contiene cuatro apartados: datos personales, información académica y laboral, intereses e ideales y asuntos de vida cotidiana. Tras haber pasado las encuestas se han anulado algunas de las preguntas porque el contraste no ha resultado significativo o porque a posteriori se ha observado que, por malentendidos culturales, no se comprendieron en Kenia tal y como se habían concebido en

1

Agradecemos muy sinceramente la ayuda ofrecida por Francesca W. Gikandi, Mercedes Odaguey y Lydia Kamere.

España. Así, por ejemplo, una de las preguntas inquiría sobre el número de horas semanales que se dedican a las tareas de la casa: en el caso de muchos kenianos es una pregunta irrelevante puesto que su casa son solo 6 metros tierra. Para los encuestados se ha elegido a gente joven que realiza estudios porque es un sector de personas más cercano a nosotros y porque se encuentran en un estadio en el que están elaborando proyectos y se plantean sus sueños y metas a nivel personal y profesional. En cuanto a los estudios, un 60% de los jóvenes en España y Kenia son universitarios, y el 40% restante, en España son estudiantes de Secundaria y en Kenia cursan formación profesional. En Kenia, de las 80 personas encuestadas 32 provienen de una de las zonas más pobres del país, Limuru (obtenidas en la escuela Kimlea); mientras que las otras 48 se han recogido entre universitarios de Strathmore University y University of Nairobi, ambas ubicadas en el área metropolitana de Nairobi. Por su parte, de España se han obtenido 20 encuestas de zonas rurales y 60 de universidades y escuelas urbanas, de la provincia de Valencia. La muestra en edades se estratifica en ambos países de forma casi idéntica: un 25% de personas tienen entre 16-18 años, un 50% entre 19-22, y otro 25% entre 23-25 años.
Respuestas
60

2

en una superficie rural con el suelo de

Edades

50

40

30

España Kenia

20

10

0

16-18

19-22

23-25

Franjas de edad

A continuación iremos comentando los resultados más interesantes, de acuerdo con los apartados de la encuesta.

3. Descripción de los datos personales y académicos
Una de las diferencias más destacadas entre los dos países es el número de hermanos. Mientras que en Kenia solo hay dos casos de familias con hijos únicos, en España hay 31; asimismo en Kenia hay 11 familias de 6 hermanos, mientras en España hay una; otro caso es el de 7 familias kenianas con más de 6 hermanos, situación que en España no se da. Obsérvese el gráfico con los resultados:

2

Respuestas
35

Nº hermanos

30

25

20

España
15

Kenia

10

5

0

1 hijo único

2

3

4

5

6

Más de 6

nº hermanos

Otra de las preguntas que muestra una diferencia significativa es la que atiende a las creencias religiosas: en Kenia 75 personas (de 80) manifiestan que las tienen, mientras que en España son 44; asimismo 36 personas señalan que no tienen creencias religiosas frente a 5 en Kenia que tampoco las tienen. Pero lo llamativo de esta pregunta es que de las 44 personas que en España dicen creer, 25 señalan no practicar nunca, mientras que en Kenia, excepto una persona, todas las otras 74 sí practican.

Creencias en España

Creencias en Kenia
sí no sí no

En cuanto a si trabajan y estudian al mismo tiempo, también hay una diferencia entre los dos países, como se puede apreciar en el gráfico: Comp atibilidad estudio/ trabajo España
sí no sí no

Comp atibilidad estudio/ trabajo Kenia

3

De las personas que estudian y trabajan en Kenia, 15 de ellas se dedican a trabajos profesionales que suponen entre 31-40 horas semanales de trabajo. En España solo hay un caso como este, el resto de los que trabajan y estudian realizan trabajos clásicos de estudiantes, como dar clases particulares o trabajar com au-pair, actividades que, como dicen, les pueden tomar entre 1 y 10 horas semanales. Por último, conviene señalar que mientras que en Kenia 52 personas contestan que nunca han dejado de asistir a sus obligaciones diarias por enfermedad, en España solo 27 son las que en ninguna ocasión durante el último año han dejado de ir a clase o a trabajar.

4. Resultados sobre los intereses e ideales de los encuestados
La mayor parte de preguntas de la encuesta admite una respuesta cerrada, dentro de una gama de posibilidades que se les ofrecen. Sin embargo, para sondear el sentir y la voz directa de los encuestados y obtener información sobre sus metas en la vida sin orientar de entrada su respuesta, se incluyeron algunas preguntas de respuesta abierta como se comenta a continuación. Dichas preguntas se dedican a los intereses que guían la vida de los encuestados, los valores que consideran más importantes y lo que entienden por felicidad. Comentamos, por un lado, las respuestas relativas a estas dos preguntas: “¿Qué valores crees que son los más importantes para ser una persona feliz y realizada?” y “Piensa en una persona que conozcas y que consideres que es feliz. ¿Qué es lo que crees que le hace feliz?”. Las respuestas realmente no difieren significativamente entre ambos países; y justamente esto es lo curioso, que tratándose de dos países declaradamente opuestos en el nivel de poder adquisitivo, las personas expresen que reconocen los mismos valores y compartan ideales cercanos. extremadamente
2

A nuestro modo de ver, cabría esperar de una sociedad

pobre que destacara el ansía por el dinero o la posesión de bienes

materiales, sin embargo, aunque algún encuestado lo señala, ni mucho menos es esta la respuesta mayoritaria de los kenianos. En cuanto a los valores que hacen a la persona feliz y realizada, en España las respuestas son mucho más variadas que en Kenia. En Kenia en torno a un 25% de las personas destacan la aceptación de lo que se tiene y de lo que se es, añadiendo muchas de ellas el valor de lucha por conseguir mejorar y lograr unos objetivos. Un 40% indica conseguir un buen trabajo; un 8% reconocen la importancia del valor del trabajo esforzado (hardworking), un 10% señalan como valor primordial conocer a Dios o tener una relación con él. El resto de respuestas aluden a la honestidad, el amor, la generosidad y la satisfacción con uno mismo. Esta última, que recibe cinco respuestas, también en España se señala, con 12 respuestas, y muchas veces acompañado de comentarios como “quererse a uno mismo”. En Kenia 4 personas anotan “dinero o riqueza” y en España 6. Entre las respuestas más numerosas en España destacan: amistad, sinceridad, solidaridad, respeto y familiaridad.

2

Según el Index Mundi, el PIB per capita de Kenia es de 1,5$, mientras que el de España es de 32$.

4

Otra cuestión similar a las anteriores pide que se señalen las tres cosas más importantes para ellos en la vida. Excepto en un ítem, en el resto las respuestas son bastante similares. En Kenia 35 personas de 80 señalan a Dios, la formación religiosa o disponer de una vida espiritual; en España 9 personas. En Kenia hay 22 respuestas que indican “familia”; en España 53. En Kenia 25 personas indican “escuela o formación”; en España 15. En Kenia hay 25 personas que anotan “salud”; en España 32. En Kenia 17 personas se refieren a las “relaciones de amistad”; en España 43. Respecto al dinero, en España hay 9 personas que lo anotan; en Kenia nadie anota dinero, pero sí 8 personas hablan de “fuentes de riqueza”.

Respecto a la pregunta “¿cuál es tu sueño?” las respuestas son muy variadas, dependiendo de los intereses de cada persona. Destacaremos solo algunos aspectos que nos han parecido informativos. En ambos países hablan del éxito personal, profesional y de crear una buena familia. Sin embargo, parece que en Kenia es mucho mayor el deseo de llegar lejos en la profesión. También nos han llamado la atención algunas respuestas de España, de las que no se menciona nada similar en Kenia. 4 personas en España señalaron que su sueño es sentirse queridos, 2 dijeron que su sueño es ser más libre y hacer lo quieren y otras 2 trabajar poco y vivir sin problemas. Por último, cabe mencionar que en España 5 personas no contestaron a esta pregunta. En Kenia contestaron todos. Una última cuestión que comentaremos en este apartado pedía citar a dos personas famosas que consideraran líderes y modelos a seguir. El primer dato con el que nos hemos encontrado es que 29 personas, de los 80 cuestionarios españoles no han contestado. ¿Refleja quizá que no tienen modelos de referencia? En Kenia solo una persona no ha contestado. El siguiente dato que evidencia las diferencias entre ambas sociedades es que la mayoría de españoles deciden tomar como modelo a futbolistas, actrices y cantantes a nivel mundial, obteniendo, de todas las encuestas, el mayor número de votos Pep Guardiola, entrenador del Club de Fútbol Barcelona. En total, 27 españoles frente a 3 kenianos eligen a ídolos del mundo del deporte, del cine y la música; cabe añadir que son todos ellos son estrellas con mucho dinero. En Kenia, obtienen un mayor número de votos la familia. En el enunciado de la pregunta se pedía a personas famosas, no obstante muchos kenianos y kenianas han apostado por su madre y algunos, aunque menos, por sus padres. Este dato refleja que el sentimiento de familiaridad y de admiración por sus mayores aumenta en los países menos desarrollados mientras que va disminuyendo conforme el país crece, se desarrolla, se enriquece. ¿Quiere decir esto que a mayor nivel económico, más nos individualizamos y menos pensamos en nuestra familia y en los demás? Otra de las conclusiones a las que hemos llegado es que en Kenia sí confían en sus políticos, creen que la solución a los problemas del país pasa por ellos. A los datos nos remitimos; mientras que en España solo una persona dice admirar a la alcaldesa de Valencia, en Kenia son 13 los votos que se han llevado personas dedicadas al mundo de la política (Jomo Kenyatta, Martha Karua –ministra-, Mwai Kibabi –presidente, Mrs. Betty Murungi, Njoki N’Dungu). 5

¿Hemos dejado de creer, en los países más avanzados, o por lo menos en España, que la política está al servicio del pueblo? Nelson Mandela es la persona más repetida en ambos países: lo mencionan 10 españoles y cuatro kenianos. No obstante, y al menos para España, podemos asegurar que se debe en gran parte al éxito de la película Invictus que ha coincido con el pase de las encuestas en este país, hecho que nos hace pensar en si los españoles reflexionan y buscan modelos a seguir. Un dato curioso, y al parecer, contradictorio es que en España un gran número de personas (22) admiran a líderes religiosos y/o que han dado su vida por los más necesitados (Juan Pablo II, madre Teresa de Calcula, Gandhi), sin embargo, como se ha dicho, el número de creyentes en España no es excesivamente alto. En Kenia también se han citado líderes religiosos, pero sólo en 10 casos (madre Teresa, Juan Pablo II, Billy Graham, Gandhi). Para concluir, una última reflexión: si en España nadie introduce en sus encuestas a premios Nobel, a escritores, poetas, médicos, activistas, pero en Kenia no sólo no lo hacen sino que son la mayoría los que demuestran sus inquietudes en diferentes campos y que manifiestan el orgullo y la admiración hacia distintas personalidades de la política y de la cultura, ¿cuál es el país pobre?

5. Resultados del apartado dedicado a información de vida cotidiana
Como se podrá observar en lo que sigue, las preguntas que se incluyeron en este apartado son muy dispares en cuanto al contenido. Para evaluar su relevancia respecto a nuestros objetivos se pidió confirmación a dos psicólogos, a tres personas kenianas y a seis españolas que realizaron el citado campo de trabajo en Kenia. Con ellas hemos pretendido recuperar algunos aspectos de la vida cotidiana. En un día normal de su vida los kenianos y los españoles se comportan de un modo parecido, puesto que la rutina diaria de ambos tiene un punto fuerte en común: todos son estudiantes. Por este motivo la mayor parte del día lo dedican a ir a clase y a estudiar o hacer otras tareas estudiantiles. Sin embargo, el poco tiempo que les queda lo dedican a actividades muy diferentes. Los españoles emplean su tiempo en ver la televisión, navegar por Internet y relacionarse con sus amigos con redes sociales como por ejemplo, Tuenti o Facebook. Los kenianos sin embargo, dedican su tiempo a hablar con amigos, rezar o acudir a oficios religiosos y leer. Algo de lo anterior también se ve reflejado en lo que responden a los hobbies y aficiones. Los datos de las encuestas revelan que los kenianos invierten la mayoría de su tiempo libre en actividades como escuchar música, leer, bailar y hacer deporte. Algunas personas manifiestan que les encantaría poder dedicar su tiempo a viajar pero no disponen de economía suficiente para llevarlo a cabo. Valoran mucho la naturaleza, y de ahí que en más de un 60% su hobby sea pasear o realizar deportes que supongan contacto con la vegetación y el paisaje de su país. También destaca la lectura, incluso algunos han nombrado aficiones como escribir

6

poesía. El 15% de los encuestados manifiesta no tener tiempo libre, ya que pasan la gran mayoría de su día trabajando o dedicándose a las tareas de atención familiar. Respecto a los encuestados de España podemos destacar que las actividades que más les gusta realizar es ir al cine, de compras, hacer deporte y salir de fiesta, de copas o bares, con sus amigos. A diferencia de los resultados obtenidos en las encuestas kenianas, podemos observar una gran variedad de hobbies entre los españoles como comprar, conectarse a Internet, ver series de televisión (a diario algunos dedican dos horas o más) o entretenerse con videojuegos. Con estos resultados podemos ver la clara diferencia monetaria e intelectual entre ambos países. Mientras los kenianos, a falta de recursos, disfrutan de las cosas más sencillas como la naturaleza y la poesía, los españoles se preocupan por buscar diferentes hobbies y actividades que en ocasiones implican una inversión monetaria, pasando por alto algunos pequeños placeres de la vida. Se les ha pedido también que comenten cómo celebran su cumpleaños habitualmente. Encontramos diferencias entre españoles y kenianos. De estos últimos muchos dedican este día a pasarlo con sus seres queridos (familia y amigos) realizando una pequeña celebración como comer o cenar juntos. No nombran grandes fiestas pero sí la importancia de sentirse acompañados. Por otra parte, el 40% considera su cumpleaños un día normal en el que trabajan y realizan sus tareas sin celebración ninguna. Confiesan no tener tiempo o simplemente no considerarlo una fecha importante. En contraposición, todos los encuestados españoles celebran de alguna manera el día de su cumpleaños, generalmente comiendo en familia y organizando una fiesta en algún bar o local con amigos y/o recibiendo y esperando una fiesta sorpresa. Podemos observar la diferencia de valor que se otorga a este día, propiciado seguramente por la disponibilidad económica o simplemente de tiempo. Se comentan, a continuación, otras preguntas de vida cotidiana o de estilo de vida que pueden aportar algún dato significativo. En primer lugar, observamos que el número de horas de sueño en Kenia es inferior al de España. El 50% aproximadamente de gente en España duerme una media de 7 horas, mientras que en Kenia solo lo constituye un 30%. En Kenia el 20% de personas duermen 5 horas y un 35% duermen 6
Respuestas
50 45 40 35 30 25 20 15 10 5 0

Horas de sueño

España Kenia

5 horas

6 horas

7 horas

8 horas

Horas que se duerme

7

A la pregunta “¿A qué destinas la mayor parte de tu dinero?”, el 70% de kenianos contestan que a comida. En España el 20% de personas dedica su dinero a comida y gastan un 40% sobre todo en cine, tabaco y alcohol. En Kenia, sin embargo, solo 1 persona ha señalado que gasta la mayor parte de su dinero en cine y nadie en tabaco. También es interesante destacar que un 15% de personas en España y Kenia dedican la mayor parte de su dinero a libros. Es un dato revelador, sobre todo de Kenia, teniendo en cuenta que su renta per capita es mucho menor que en España. Entre otras cuestiones también se les pedía que indicaran el número aproximado de pares de zapatos de que disponen, pues fue uno de los aspectos que nos sorprendió en nuestra estancia en Kenia y que pensamos que puede reflejar su nivel adquisitivo. Como muestra el siguiente gráfico es bastante patente la diferencia:
Pares de zapatos

nº de respuestas
40

35

30

25

España
20

Kenia
15 10

5

0

de 1 a 2

de 3 a 5

de 6 a 8

de 9 a 12

de 13 a 15

de 16 a 20

nº de zapatos

Nos pareció también revelador para nuestros objetivos recabar información sobre tres tipos de enfermedades psiquiátricas relacionadas con el modo de afrontar la vida, la cultura de la imagen y, en cierto modo el materialismo. Por una parte, les preguntamos por el número de personas que conocían con depresión. Como señala el gráfico, más de 50 personas en Kenia no conocen a nadie con esta enfermedad, mientras que en España más de 50 encuestados conocen entre 1 y 3 personas y casi 20 personas conocen entre 4 y 6.

Respuestas
60

Conocidos con depresión

50

40

30

España Kenia

20

10

0

0

de 1 a 3

de 4 a 6

de 7 a 10

Más de 10

nº personas con depresión

8

También es reveladora la respuesta a si conocen a gente con bulimia o anorexia, apenas inapreciable en Kenia:

Personas conocidas
60

Trastornos Alimenticios

50

40

España
30

Kenia
20

10

0

Bulimia

Anorexia

No conozco

6. Conclusiones
Una vez vistos los resultados más relevantes del análisis de las encuestas y antes de señalar las conclusiones que nos sugieren estos datos, recogeremos los gráficos con la información de tres preguntas más que, a nivel general y como cierre de la encuesta, se les hizo. En una de ellas se les preguntaba si consideran que su país y/o sociedad es generosa y preocupada por los demás, puesto que es un modo de conocer su percepción hacia el mundo en el que viven. Los resultados son muy llamativos por su contraposición. Se pedía una respuesta gradual: aunque en ambos países hay todo tipo de opiniones, la mayoría de kenianos consideran y perciben que la sociedad de su país sí es generosa, mientras que los españoles creen que no. Esta respuesta se puede interpretar de dos modos, bien como una visión demasiado optimista de los kenianos o bien como una expresión del sentimiento real que su entorno provoca en ellos.
Respuestas
45

¿Consideras que tu sociedad es generosa?

40

35

30

25

España Kenia

20

15

10

5

0

1 no

2

De no (1) a sí (5)

3

4

5 sí

9

Veamos, por último dos preguntas más, cuyos resultados son muy cercanos. En primer lugar se les preguntaba que si tuvieran que elegir entre ser un/una profesional “10” o ser una madre/padre “10”, ¿qué elegirían? En España 10 contestaron profesional 10 y en Kenia 6; en España 70 prefirieron madre/padre 10 y en Kenia 74. Se les preguntó también si se consideran personas felices. Como muestra el gráfico de la derecha, son cercanos los resultados en ambos países, siendo un poco más alto el número de personas en Kenia que no duda en contestar que son totalmente felices. No se recoge en el gráfico, pero hay que señalar que dos personas en Kenia dijeron que no eran felices.
Elegir entre profesiona l 10 ó madre/padre 10
70 80 60

¿Te consideras una persona feliz?

70

50

60 40 50

España Kenia

40

Esp Ken
30 20 10

30

20

10

0

0

Sí Profesional “10" Madre/padre “10”:

Bastante

Hasta aquí los resultados de nuestro análisis. ¿Qué podemos decir de todo ello? Quizás distintas miradas a los datos reflejados arriba podrían llevar a otra solución; no obstante, lo que muestran los datos es algo objetivo y algunas cosas sí podemos decir a partir de ellos. Aunque como afirma el dicho clásico, las comparaciones son odiosas, el estudio aquí presentado se ha propuesto verificar si la hipótesis acerca de la riqueza (espiritual y humana) de Kenia puede recogerse en números objetivos. A nuestro modo de ver, los datos aportados destacan algunos valores positivos, modélicos y esperanzadores en Kenia que en un país primermundista parece que se están ahogando. No queremos con ello defender que el dinero sea un mal o que no sea un bien; más bien queremos destacar que hay mucha riqueza intangible en los corazones de los que supuestamente no tienen nada. A modo de aproximación, citaremos algunas de estas riquezas de los países pobres que este análisis nos ha mostrado: Se valora lo espiritual por encima de lo material, la persona por encima de la imagen, el ser antes que tener. Se constata que se puede ser completamente feliz con una renta per capita de 1.5$, de lo que se deriva que el dinero no causa la felicidad. Se advierte en Kenia una ética del esfuerzo y del sacrificio en la que se destaca el inconformismo y el afán por luchar y mejorar. Se avala también con el bajo índice de enfermedades psiquiátricas que informan de la fuerza de voluntad que gobierna su vida y del empeño por centrarse en las cosas fundamentales superando los objetivos obstáculos.

10

-

Se observa que la sociedad se valora a sí misma como una sociedad comprometida y preocupada por los demás. Se avala esto, además, con el tipo de actividades que dicen realizar cotidianamente, más grupales que individuales, más intelectuales, deportivas y contemplativas que transaccionales y lucrativas.

-

Se advierte un empeño e interés por recibir educación y valoran la cultura y el saber.

A partir de estas conclusiones, nuestra propuesta es muy contundente, ¿a qué esperan los jóvenes europeos para aprender de los africanos? Obviamente también hay muchas cosas que nosotros les podemos enseñar, pero el aprendizaje es mutuo. Nuestra experiencia personal, avalada por los datos obtenidos en este trabajo nos mueve a animar a los jóvenes a que se enfrenten a situaciones de colaboración humanitaria y social en países pobres. Es cada vez más prioritario que su formación intelectual se acompañe de espacios de colaboración directa en tareas materiales, lo que, creemos, además de contribuir a su humildad intelectual despertará la conciencia de la riqueza espiritual escondida detrás de la pobreza material. Asimismo, ha quedado patente que el motor de felicidad y de propulsión en Kenia es su reconocimiento a Dios y su confianza en Él. En este sentido, consideramos que el acercamiento a estas culturas donde está ausente el materialismo puede propiciar la búsqueda y el encuentro de nuestra identidad cristiana y/o espiritual. Por nuestra parte queda explícito el deseo de aupar los valores y la riqueza que pueden aportar las culturas africanas y animar a destacar a personalidades de esos países que puedan servir de líderes en nuestra sociedad global a nivel internacional.

Bibliografía
Aranda Lomeña, Antonio (2007): “Identidad cristiana: coloquios universitarios”, Pamplona, Eunsa. Benedicto XVI (2009): “Caritas in veritate”, San Pablo, Madrid. Candia, Mariana (2008): “Kenia: Contrastes entre la riqueza y la pobreza”, Centro Argentino de Estudios Internacionales, www.caei.com.ar. Conselleria de Inmigración y Ciudadanía de la Generalitat Valenciana (2008): “Plan Director de la Cooperación Valenciana (2008-2011)”, DOGV, nº 5673. Naciones Unidas (2009): “Objetivos de desarrollo del Milenio. Informe 2009”, Nueva York.

Ponencia presentada en el Encuentro Internacional de Estudiantes Universitarios – UNIV, celebrado en Roma del 27 de marzo al 4 de abril de 2010.

Guadalupe García-Contell Bellver Blanca Gil Colomina Carmen Marqués Margarit Alejandra Oliver Hernández Lucía Pérez Forriol