You are on page 1of 3

CAPITULO 8

DOMINIOS DE LA ORGANIZACIÓN

Los elementos que definen la situación en estudio pueden agruparse en tres dominios: el dominio de las relaciones entre sus integrantes, el de los propósitos y el de las capacidades existentes.

Si los metaconceptos - Identidad, Estructura y Autonomía - son descriptivos, la noción de dominio es esencialmente instrumental y operacional. Los dominios son disyuntos, es decir que no hay intersección entre ellos. Esto no inhibe la presencia de relaciones de mutua causalidad entre ellos, que determinan la dinámica interna de la organización.

1.DOMINIO DE LAS RELACIONES

Las organizaciones están constituidas por personas articuladas entre sí por medio de un sistema de roles que instituye la mutua representación interna entre ellas y el reconocimiento de las variables operantes del contexto. La naturaleza de sus vínculos está determinada por:

  • a) Rasgos determinantes de la identidad de la organización

  • b) Las necesidades y deseos que los integrantes tratan de satisfacer

  • c) Los recursos existentes así como las normas y valores imperantes, o sea lo

que se denomina "cultura" de la organización.

CAPITULO 8 DOMINIOS DE LA ORGANIZACIÓN Los elementos que definen la situación en estudio pueden agruparse

La heterogeneidad del conjunto determina la existencia de conflictos que se resuelven a través de las relaciones de poder.

Mecanismo

de

asunción

y

adjudicación

de

roles:

A) Pertenencia:

relacionada con organización

..

el grado de adhesión

el

B) Pertinencia: mide

de

los

grado

integrantes

a

parte o

toda

la

de

realización de las tareas

prescritas, así como la proporción de tiempo dedicado a tareas de cohesión y tareas de producción. C) Cooperación: relacionada con la complementariedad o suplementariedad de roles y el clima de colaboración y confianza dentro de la organización. D) Comunicación: analiza los emisores, receptores y canales por los que circulan los mensajes, así como la naturaleza de los ruidos que distorsionan su contenido. E) Aprendizaje: el grado en que los integrantes de la organización y la misma como conjunto, pueden modificar sus estructuras y modos de funcionamiento en un proceso permanente de adaptación activa a la realidad.

En relación con la identidad habrá tantas representaciones como individuos pertenecientes a la organización.

  • 2. DOMINIO DE LOS PROPÓSITOS:

Los integrantes de las organizaciones proponen para ellas metas y políticas que orientan su acción. Sin ellas, quedarían carentes de toda cohesión y se desintegrarían. Este conjunto de intenciones, constituye el dominio de los propósitos.

Se incluyen todos los propósitos que se originan en los distintos ámbitos que confluyen en una organización (el de los individuos, los grupos y la propia organización) a pesar que en algunos estén más fuertemente articulados con su existencia que otros. La contradicción entre propósitos no está vedada.

Los propósitos manifiestos estarán orientados al logro del orden, de la permanencia, de la estabilidad. Siendo el común denominador la búsqueda de racionalidad, se define a esta última como lógica imperante en el dominio.

  • 3. DOMINIO DE LAS CAPACIDADES EXISTENTES

En las organizaciones intervienen recursos de diferentes clases y con funciones también variadas. El conjunto de ellos constituye el dominio de las capacidades existentes. Se denomina así, y no simplemente dominio de los recursos, para enfatizar que se incluyen no sólo medios materiales, sino también sistemas, normas, archivos, técnicas, modelos y declaraciones de principios.

Las organizaciones producen normas que determinan los modos de funcionamiento y criterios para la elección de cursos de acción que finalmente

se incorporan a este dominio. Es por ello que se mencionan las capacidades (Estar preparado para) y no simplemente los recursos disponibles de la organización. En el origen de todas capacidad se encuentra un propósito que se ha logrado y transformado en una aptitud existente.

Se incluyen los esquemas de valores y creencias y mitos que existen como argumentos para explicar por qué ciertos procedimientos y otros no. Es el

dominio al cual se recurre cuando se trata de legitimar los propósitos y mecanismos de poder.

El dominio de las capacidades existentes se caracteriza por el bajo grado de conexión entre sus elementos; no son los recursos los que se articulan con mayor o menor intensidad entre sí, sino que son los integrantes de la organización, a través de sus propósitos, los que los ligan de varias formas mediante su utilización. La lógica imperante aquí es , pues, la del usufructo:

una capacidad se acumula en este dominio en tanto su utilización tenga algún sentido para la organización.