You are on page 1of 3

08 El Holocausto de Cristo

Modulo III Por lo cual, al entrar El en el mundo dice: SACRIFICIO Y OFRENDA NO HAS QUERIDO, PERO UN
DOCTRIN CUERPO HAS PREPARADO PARAMI, EN HOLOCAUSTOS Y sacrificios POR EL PECADO NO TE
A HAS COMPLACIDO. ENTONCES DIJE: “HE AQUÍ, YO HE VENIDO (EN EL ROLLO DEL LIBRO
AVANZA ESTA ESCRITO DE MI) PARA HACER, OH DIOS, TU VOLUNTAD.” LBLA He.10:5-7)
DA

Desde el momento de la caída de Adán, la pena por el pecado era la muerte (Gn. 3). Pecado,
traducido del griego Jamartia significa errar en el blanco (Strong G266), provoca en nosotros la
separación de Dos, por lo tanto, el hombre esta separado de Dios, para que pueda llegarse a su
Creador nuevamente, tuvo que ofrecerse un sacrificio perfecto que implico la muerte de un sustituto
(Cristo), limpio de pecado Jesucristo afirmó que el primer mandamiento es amar a Dios con todo
nuestro ser y el segundo mandamiento mas importante era amar al prójimo como a uno mismo ( Mr
12:28-31), y que no había mandamiento mayor que estos. Prójimo es aquel que tenemos mas próximo
a nosotros, puede ser un amigo, compañero, vecino, familiar, cercano al que se le hace un bien, que
fue exactamente lo que hizo Jesús por nosotros como una expresión de amor, al entregarse como el
sacrificio perfecto.

En el Antiguo Testamento, las ofrendas podían ser un animal o cosa que se le ofrecía a Dios en el
cuto, estas podían ser de dos tipos: de animales para presentar holocaustos, expiaciones, ofrendas de
paz, y de granos, cereales, frutas y diezmos. La palabra holocausto se traduce del hebreo Olah que
significa hacer ascender (Strong H5930) y del griego holocautoma que denota quemar totalmente
(Strong G3646), Holocausto se refiere a la combustión total de la victima ofrendada, después de
haberse impuesto sobre ella las manos y degollada a continuación. Una cosa interesante de resaltar es
que la victima tenia que ser macho, y en ningún lugar se menciona de de ninguna hembra que haya
sido ofrecida en holocausto.

En tiempo de la Ley Mosaica est sacrificio s llevaba a cabo en el altar del holocausto, construido de
madera de Acacia y revestido de bronce o cobre figura de juicio. Los utensilios que se usaban eran:
calderos, palas, tazones, garfios, y braseros, todos estos de bronce ((Ex. 27:1-8 y 37:1-7). El holocausto
era un sacrificio ofrecido como una ofrenda de expiación por el pecado, no lo borraba, solamente lo
cubría y era figura de un sacrificio que habría de venir (He.7:27; 10:12).

1. FIGURA DEL HOLOCAUSTO. Cuando Dios le pide a Abraham que le ofrezca en holocausto a su hijo
Isaac (Gn. 22:1-7), es figura del holocausto de Cristo, que fue el sacrifico perfecto para la humanidad.
Esta orden no era casualidad, sino era un acto profético que tendría su cumplimiento casi 2,000 años
después. Cabe mencionar que todo lo que sucedió en el pasado es figura o ejemplo para nosotros ( 1
Co. 10:6,11). Veamos,
CITA CITA
Gn. 22:1 “Heme aquí” He. 10:7 “Heme aquí”
Gn. 22:1 Abraham Figura del Padre
Gn. 22:2 Isaac ¿Cordero? He. 10:7 Figura del Hijo, el cordero de Dios
Gn. 22:2 Subió a monte Subió al monte
Gn. 22:2 Monte Moriah Mt. 27:33 Monte Gólgota
Gn. 22:3 Dos Mozos Mt. 27:38 Los dos ladrones
Gn. 22:6 La leña Mt- 27:35 Figura de la Cruz
Gn. 22:7 ¿Donde esta el cordero para el Jn. 1:29,36 He aquí el cordero de Dios que quita
Holocausto? el
del mundo
He. 7:23 Antiguo Pacto: Sumo Sacerdote, He4:14 Gran Sumo sacerdote
Sacerdocio temporal. Morian. Sacerdote eterno.

Seguidamente, Salomón edifica casa a Jehová en Jerusalén en el monte Moriah, donde El se le había
aparecido a su padre David (2 Cr. 3:1) En este templo iba a ser ofrecido continuamente holocaustos al
Señor, como una continuidad de la visión, de la profecía de la venida del Mesías que quitaría de una
vez y para siempre el pecado del hombre (He. 10:11-12).
Algunos aspectos a considerar de esta figura son:

1. ERA UNA PRUEBA PARA EL PADRE E HIJO. Gn. 22:5. Abraham le dice a sus criados que
se queden al pie del monte pues sólo su hijo y él seguirían adelante para adorar a
Dios, en la cima del monte solo se encontraban Abraham e Isaac.
2. ISAAC SUBIO LA LEÑA PARA EL SACRIFICIO. Gn. 22:6 El hecho de que Isaac cargara la
leña donde él iba a ser sacrificado, nos enseña algo profético, porque asimismo, Jesús
cargo con la cruz (hecha de madera) en sus hombros cuando iba rumbo al Gólgota a
morir. Jesús dijo que el que quisiera seguirle, debería negarse a si mismo y tomar su
cruz, dando a entender que debemos morir nuestras pasiones y deseos ( Mt. 16:24,
10:38 Lc. 9:23), para después estar listos y ser sus discípulos.
3. EL CORDERO DE DIOS. Gn. 22:7-8 Cuando Isaac pregunta por el cordero par el
sacrificio, Abraham le contesta que Dios les proveerá uno, lo que s una profecía
acerca de Cristo, como el Cordero que Dios se iba a proveer para el holocausto por el
pecado, por eso es que Juan el Bautista cuando e a Jesús venir hacia el, lo llama
como “el cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Jn. 1:29)
4. ABRAHAM ATA A ISAAC Y LO PONE SOBRE EL ALTAR. Gn 22:9 A Jesús también lo
ataron (cuando lo clavaron) cuando fue crucificado por nosotros, lo que nos muestra
que tamben debemos cada día presentar nuestros cuerpos como un sacrificio vivo y
santo (Ro. 12:1).

2. COMPARACION ENTRE EL HOLOCAUSTO DEL CORDERO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO Y EL


HOLOCAUSTO DEL CORDERO DE DIOS, CRISTO.
CORDERO DEL ANTIGUO TESTAMENTO CORDERO DE DIOS, CRISTO
1. imposición DE manos par expiar el pecado 1. De acuerdo al plan del Padre, en
de quien Getsemaní (prensa de
ofrecía el sacrificio. (Lv. 1:4) Aceite), le impusieron el pecado del mundo
a Jesus.
(Mt. 26:39, Is. 53:6, 11)
2. Inmolación el siguiente paso era matar al 3. El Señor Jesús dio su vida y fue entregado
cordero en manos de pecadores, siendo obediente
degollándolo para el caso, fuera del hasta la muerte de cruz (Fil. 2:8, Ap. 5:6,
campamento He. 13:12)
(Lv. 1:5)
3. Derramamiento y rociamiento de la sangre: el 3. La sangre derramada de Jesús nos limpia del
sacerdote rociaba siete veces delante de Jehová pecado que traemos del primer Adán cuando lo
hacia el velo del santuario. (Lv. 1:5) aceptamos como Salvador y Señor nuestro, la
sangre rociada nos limpia de los pecados en que
somos alcanzados ya de cristianos. (Mt. 27:51,
26:28. Jn. 19:34, He. 12:24, 9:13-14
4. El holocausto: el cordero era quemado en su 4. Jesus, descendió al lago de fuego para ser
totalidad quedando únicamente las cenizas; consumido en holocausto y poder de esta manera
prueba de que la ofrenda era acepta por Jehová sustituirnos en al muerte segunda (Sal. 40:6-8,
(Lv. 1:9) He10:5-6, Zac. 3:1-2, Sal. 139:15, Ef. 5:2, Ap.
20:14-15

El holocausto de nuestro señor Jesucristo es, que el murió en la cruz y después fue a morir al infierno
en el lago de fuego. Al morir en la cruz pago por nuestros pecados y fue a pagar la muerte segunda al
infierno, El estando en la cruz vio a su iglesia, a su amada, y por eso fue que no se bajo de esa cruz, él
lo hizo por amor a nosotros. ¡No desperdiciemos tan grande sacrifico!