You are on page 1of 36

LA LEY DE DEPENDENCIA.

ENFOQUE TEÓRICO Y PRÁCTICO.
Módulo 1
Concepto de dependencia. Marco
competencial. Procedimiento.
Perfiles y roles. La EVE.
Diego Rañó
Psicólogo de la Oficina integrada de discapacidad y dependencia de
Pontevedra.

DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

1.

Concepto de dependencia.................................................................................................................................... 3
1.1 Definición. ............................................................................................................................................................... 3
1.2. Grados de dependencia. ................................................................................................................................... 4
1.3. Características de la Ley de Dependencia................................................................................................. 4

2.

Marco competencial y agentes implicados. .................................................................................................. 5
2.1. El Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a
la Dependencia. ............................................................................................................................................................ 5
2.2. Estado ...................................................................................................................................................................... 6
2.3. Comunidades Autónomas................................................................................................................................ 7
2.4. Los Ayuntamientos............................................................................................................................................. 7
2.5. Beneficiarios. ........................................................................................................................................................ 7

3.

Perfiles y roles en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). .......... 8
3.1. Los órganos de valoración y asesoramiento de la dependencia. Distribución territorial y
composición................................................................................................................................................................... 8
3.2. Los técnicos de valoración de la situación de dependencia. .......................................................... 10
3.3. La Unidad de Coordinación de la Dependencia. .................................................................................. 11

4.

Procedimiento del grado de dependencia. ................................................................................................ 12
4.1. Fases del Proceso de gestión de valoración de grado. ...................................................................... 12
4.2. La solicitud.......................................................................................................................................................... 13
4.3 La citación para la valoración de la situación de dependencia. ..................................................... 18
4.4 La valoración de la situación de dependencia. ..................................................................................... 18
4.5 La entrevista. ...................................................................................................................................................... 19
4. 6 Dictamen sobre el grado de dependencia.............................................................................................. 20
4.7. Resolución del procedimiento de reconocimiento de la situación de dependencia. ........... 21
4.8 Otros trámites relevantes del procedimiento del grado de dependencia. ................................ 22

5.

Descripción de la Escala de Valoración Específica de la dependencia (EVE). ............................ 24
5.1 Criterios de aplicación. ................................................................................................................................... 25
5.2 Tareas y contenidos objeto de la valoración. ........................................................................................ 26

2
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

1. CONCEPTO DE DEPENDENCIA.
1.1 Definición.
El Consejo de Europa define la dependencia como "la necesidad de ayuda o
asistencia importante para las actividades de la vida cotidiana", o, de
manera más precisa, como "un estado en el que se encuentran las personas
que por razones ligadas a la falta o la pérdida de autonomía física,
psíquica o intelectual, tienen necesidad de asistencia y/o ayudas
importantes a fin de realizar los actos corrientes de la vida diaria y, de
modo particular, los referentes al cuidado personal".
La Ley 39/2006, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las
personas en situación de dependencia plantea la concurrencia de tres
factores para que podamos hablar de una situación de dependencia:
1. en primer lugar, la existencia de una limitación física, psíquica o
intelectual que merma determinadas capacidades de la persona;
2. en segundo lugar, la incapacidad de la persona para realizar por sí
mismo las actividades de la vida diaria;
3. en tercer lugar, la necesidad de asistencia o cuidados por parte de un
tercero.
Considera las actividades básicas de la vida diaria (ABVD) como “Las tareas
más elementales de la persona, que le permiten desenvolverse con un
mínimo de autonomía e independencia, tales como: el cuidado personal, las
actividades domésticas básicas, la movilidad esencial, reconocer personas y
objetos, orientarse, entender y ejecutar órdenes o tareas sencillas”.
La Ley crea el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia
(SAAD) que garantiza las condiciones básicas y el contenido común
configurando una red de utilización pública que integra coordinadamente
centros y servicios públicos y privados.
El SAAD diferencia dos fases para la aplicación de la Ley de dependencia. La
1ª fase de grado y la 2ª fase PIA.
La Ley de dependencia exige el reconocimiento del grado de dependencia
del usuario antes de que pueda solicitar algún tipo de ayuda. Estas ayudas

3
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

serán proporcionales al grado de apoyo que necesite el usuario. La única
excepción son las Emergencias Sociales.

1.2. Grados de dependencia.
La misma patología en diferentes individuos puede dar lugar a grados
diferentes de dependencia según su afectación, y una misma patología con
el mismo grado de afectación, también puede tener manifestaciones
clínicas diferentes que, dependiendo del individuo y del contexto, den lugar
a grados diferentes de dependencia.
La situación de dependencia se clasificará en los siguientes grados:
1. Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda
para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos
una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado
para su autonomía personal.
2. Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para
realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al
día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene
necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
3. Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para
realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día
y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o
sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona
o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía
personal.

1.3. Características de la Ley de Dependencia.
Características de la Ley de Promoción de la Autonomía personal y
Atención a las personas en situación de Dependencia:
• El carácter público de las prestaciones del SAAD.
• La universalidad en el acceso de todas las personas en situación de
dependencia, en condiciones de igualdad efectiva y no
discriminación.

4
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

• La atención a las personas de forma integral e integrada
• La valoración de las necesidades de las personas atendiendo a
criterios de equidad para organizar la igualdad real.
• La participación de las personas en situación de dependencia y, en su
caso, de sus familiares o representantes legales.
• La permanencia de las personas en situación de dependencia,
siempre que sea posible en el entorno en el que desarrollan su vida.
• La cooperación interadministrativa.
• El Consejo Territorial ha acordado unos criterios básicos del
procedimiento de valoración y de las características de los órganos
de valoración de las Comunidades Autónomas, tanto en lo referente a
su composición como a los criterios de actuación.

2. MARCO COMPETENCIAL Y AGENTES IMPLICADOS.
El estado proporcionará financiación, orientación, coordinación y
seguimiento a las Autonomías y de estas a los ayuntamientos. A los
beneficiaron se les asignarán unas cantidades a aportar según su capacidad
económica mediante un sistema de copago.

2.1. El Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema
para la Autonomía y Atención a la Dependencia.
El Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía
y Atención a la Dependencia se ha creado como instrumento de
cooperación para la articulación de los servicios sociales y la promoción de
la autonomía y atención a las personas en situación de dependencia.
Está adscrito al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a
través de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, y está
constituido por la persona titular de dicho Ministerio, que ostentará su

5
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

presidencia, y por los Consejeros competentes en materia de servicios
sociales y de dependencia de cada una de las comunidades autónomas,
recayendo la Vicepresidencia en uno de ellos.
Adicionalmente, cuando la materia de los asuntos a tratar así lo requiera,
podrán incorporarse al Consejo otros representantes de la Administración
General del Estado o de las comunidades autónomas, como asesores
especialistas, con voz pero sin voto.
Corresponde al Consejo Territorial conseguir la máxima coherencia en la
determinación y aplicación de las diversas políticas sociales ejercidas por la
Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas
mediante el intercambio de puntos de vista y el examen en común de los
problemas que puedan plantearse y de las acciones proyectadas para
afrontarlos y resolverlos.
Se establecen en la ley tres niveles de protección de los cuales el mínimo
corresponde a la Administración General del Estado, un nivel intermedio, a
cargo de los convenios a establecer entre la Administración General del
Estado y un nivel adicional que pueden establecer las distintas
Comunidades Autónomas a su cargo.
En el sistema participarán también las entidades locales.

2.2. Estado
El Estado responde con un nivel mínimo de protección y cobertura al SAAD.
Dentro de los criterios básicos se encuentra:
El Procedimiento.
Las Características comunes del órgano (OVD).
El perfil de los profesionales que proceden al reconocimiento.
El Baremo y los grados de dependencia.
La prescripción de los servicios y prestaciones que dependerán
directamente de la Administración pública (no de entidades
privadas).
 La intensidad de protección de los servicios.
 Las Condiciones y cuantías de las prestaciones económicas.




6
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

 Los criterios de copago.
 Los criterios de evaluación y medidas contra el fraude.
 Los criterios comunes para la acreditación de los centros e
indicadores de calidad.
 La coordinación para los desplazados.

2.3. Comunidades Autónomas.
 Determina los Órganos de Valoración
 La resolución del grado de dependencia y los servicios o prestaciones
(con validez estatal)
 En los traslados, la autonomía será la que determine los servicios y
prestaciones.
 Aportaciones propias. A parte de la del Estado y los convenios.
 Planificar, ordenar, coordinar y dirigir el Servicio de atención.
 Coordinación socio – sanitaria, creando los órganos necesarios.
 Registro de centros y Servicios para la acreditación (requisitos y
estándares de calidad).
 Inspeccionar y sancionar.
 Evaluar el funcionamiento del sistema.
 Niveles de protección adicionales.

2.4. Los Ayuntamientos.
 Gestionan el acceso y la valoración de las personas que viven en el
ayuntamiento.
 Coordinación y seguimiento del plan individual de atención.
 Participar en la gestión de los servicios propios del ayuntamiento.
 Atención, información, formación y participación en el SAAD.

2.5. Beneficiarios.
 Españoles

7
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

- Residencia en el Estado español los últimos 5 años, de los cuáles 2
inmediatamente anteriores a la solicitud.
 Extranjeros
- Deben cumplir los requisitos para los españoles
- Los tratados internacionales.
- Los convenios con los países de origen.
 Emigrantes.
- Se pueden establecer medidas de protección.
 Familiares o cuidadores.
Los ayuntamientos como tarea de retroalimentación informaran a la CC.AA.
y al Estado de las necesidades identificadas. A su vez la Autonomía
informará al Estado de sus necesidades.

3. PERFILES Y ROLES EN EL SISTEMA PARA LA
AUTONOMÍA Y ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA
(SAAD).
3.1. Los órganos de valoración y asesoramiento de la
dependencia. Distribución territorial y composición.
1. Los órganos de valoración y asesoramiento de la dependencia, órganos
colegiados, estarán adscritos al correspondiente departamento territorial
de la consejería con competencia en materia de servicios sociales.
2. Existirá, como mínimo, un órgano de valoración y asesoramiento de la
dependencia por cada una de las áreas de valoración provinciales adscritas
a los departamentos territoriales.
Por cada departamento territorial existirá, como mínimo, un área de
valoración correspondiente al ámbito provincial respectivo, pudiéndose, si
es necesario, establecer varias áreas de valoración provinciales.
3. Cada órgano de valoración estará integrado por profesionales con perfil
social y sanitario.

8
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

4. En cuanto a la organización y régimen de funcionamiento se seguirá lo
dispuesto en el capítulo II del título II de la Ley 30/1992, de 26 de
noviembre.

3.1.1. Funciones de los órganos de valoración y asesoramiento de la
dependencia.
a) Revisar los informes de condiciones de salud, el informe social y la
restante documentación que obre en el expediente o cualquier otra
información complementaria o necesaria a los efectos de desarrollar la
valoración.
b) Programar y organizar el calendario de citaciones de los técnicos de
valoración.
c) Solicitar la documentación, informes o pruebas complementarias,
necesarias para la valoración de la situación de dependencia y el
establecimiento del Programa Individual de Atención.
d) Coordinar las actuaciones de los distintos profesionales técnicos de
valoración de la situación de la dependencia para garantizar y unificar los
criterios técnicos entre profesionales del mismo.
e) Revisar y aplicar un control de calidad a las valoraciones realizadas por
los profesionales técnicos de valoración de la dependencia.
f) Codificar los diagnósticos que se detallen en el dictamen técnico de
valoración.
g) Proponer dictamen sobre el grado de dependencia y propuesta del
Programa Individual de Atención a la persona titular del departamento
territorial de la consejería competente en materia de servicios sociales.
h) Emitir propuesta técnica que motive la necesidad de proceder en los
casos de emergencia.
i) Emitir dictamen técnico motivado que permita determinar la estimación
o no de la revisión del grado de dependencia y/o del Programa Individual
de Atención.

9
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

j) Asesorar al personal técnico de valoración de la situación de dependencia
en los asuntos de su competencia.
k) Emitir aquellos informes que les sean solicitados por las
administraciones públicas en materia de valoración de la situación de
dependencia y/o Programa Individual de Atención.
l) Aquellas otras funciones que le sean atribuidas en el ámbito del
asesoramiento y evaluación.

3.2. Los técnicos de valoración de la situación de dependencia.
1. Los profesionales técnicos de valoración de la dependencia dependerán
funcionalmente de los órganos de valoración y asesoramiento de la
dependencia y orgánicamente del departamento territorial de la consejería
con competencias en materia de servicios sociales.
2. Los técnicos de valoración de la dependencia serán profesionales con
perfil social y sanitario, y se determinarán en la correspondiente relación
de puestos de trabajo en la estructura administrativa del respectivo
departamento territorial de la consejería con competencias en materia de
servicios sociales.

3.2.1. Las funciones de los técnicos de valoración.
a) Aplicar los baremos para la valoración de la dependencia establecidos
normativamente.
b) Examinar la situación socioeconómica de acuerdo con el informe social y
el resto de documentación relativa al entorno en el que vive el solicitante, y,
en su caso, su elaboración.
c) Dar traslado al Órgano de Valoración y Asesoramiento de la Dependencia
de la necesidad de solicitar informes y/o pruebas complementarias
necesarias para cumplimentar la valoración, así como de la existencia de

10
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

causas en el expediente que requieran su valoración para determinar el
carácter de emergencia.
d) El análisis de la modalidad del recurso que, dentro del catálogo de
servicios y prestaciones que mejor se adecue a las necesidades de cada
solicitante.
e) Orientar y asesorar a los usuarios del Sistema para la Autonomía y
Atención a la Dependencia.
f) Aquellas otras funciones que les sean atribuidas.

3.3. La Unidad de Coordinación de la Dependencia.
1. La Unidad de Coordinación de la Dependencia, órgano de carácter
técnico, estará adscrita al órgano superior competente en materia de
dependencia.
2. La Unidad de Coordinación de la Dependencia estará integrada por
profesionales con perfil social y sanitario.

3.3.1. Las funciones de la Unidad de Coordinación de la Dependencia.
a) Establecer, unificar e informar de los criterios generales para la correcta
aplicación de los baremos para la valoración de la dependencia
establecidos normativamente, así como en lo referido al establecimiento y
elaboración del Programa Individual de Atención.
b) Prestar asesoramiento en las reclamaciones y asistencia técnica en los
recursos y procedimientos contenciosos en los que sea parte la
Administración autonómica en materia de valoración de la situación de
dependencia y de los programas individuales de atención.
c) Prestar asistencia técnica de coordinación y seguimiento de las
valoraciones de la situación de dependencia y del establecimiento de los
correspondientes programas individuales de atención, así como en los
sistemas de información del Sistema para la Autonomía y Atención a la
Dependencia.

11
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

d) Garantizar el seguimiento y la calidad de la información compartida
entre los sistemas de información de la Comunidad Autónoma y el Sistema
de Información de Atención a la Dependencia del Estado (SISAAD).
e) Coordinar el reconocimiento de los servicios establecidos en las
resoluciones del Programa Individual de Atención con las unidades
administrativas competentes en materia de adjudicaciones de plazas y
prestación de los servicios.
f) Coordinar los planes de formación de los profesionales de los órganos de
valoración y asesoramiento y de los técnicos, así como de otros
profesionales de la red pública que puedan intervenir en los
procedimientos regulados.
g) Aquellas otras cuestiones que le atribuya el órgano superior competente
en materia de dependencia o aquellas otras que le sean atribuidas en
aplicación de la normativa vigente.

4. PROCEDIMIENTO DEL GRADO DE DEPENDENCIA.
La Ley de dependencia distingue claramente dos procedimientos. El primer
procedimiento es el de grado de dependencia, que hace referencia a la
situación de dependencia del usuario. El segundo procedimiento es donde
se elabora el Plan Individualizado de Atención (PIA), que hace referencia a
las prestaciones y servicios correspondientes.

4.1. Fases del Proceso de gestión de valoración de grado.
El Procedimiento general del grado de dependencia implica cuatro fases.

12
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

 Fase de Evaluación: Este subproceso empieza en el momento que el Técnico
de Solicitud se encarga de aprobar a Trámite la solicitud presentada por el
ciudadano valida la Solicitud/Expediente. Es en este momento cuando el sistema
genera automáticamente una Evaluación de Valoración. La fase del Expediente
cambiará automáticamente la evaluación. Esta evaluación pasa por una serie de
estados (Pendiente Evaluación, Pendiente Confirmación Valorador, etc.) hasta
que se confirma por parte del valorador encargado de realizar la evaluación.
 Fase de Valoración: Una vez que el valorador confirma la evaluación, se crea
automáticamente una valoración que el profesional debe completar en el
domicilio del ciudadano. Al igual que la evaluación, la valoración pasa por una
serie de estados (Pendiente Valoración, Suspendida, Ausente / No Presentado,
etc.).
 Fase de Dictamen: Cuando el valorador realiza la evaluación automáticamente
el sistema cambia la fase del Expediente a Gestión del Dictamen. El Órgano de
valoración acuerda el dictamen asociado al expediente siempre y cuando no
necesite información adicional o una nueva valoración. En caso de no estar de
acuerdo con la valoración realizada o en caso de que se necesite más
información se generará una nueva evaluación de valoración o se iniciará un
proceso complementario de petición de información respectivamente.
 Fase de Resolución: Cuando el Órgano de valoración completa el dictamen, el
sistema pasa automáticamente la fase del Expediente a Resolución
Dependencia. La Instancia Resolutoria podrá dar el visto bueno al Dictamen, o
no darlo. En este segundo caso el Sistema cambia la Fase de Resolución
Dependencia a Gestión Dictamen teniendo el Órgano de Valoración evaluar de
nuevo el caso.

4.2. La solicitud
Para que se inicie la tramitación del expediente de dependencia, una
revisión por empeoramiento o mejoría se debe aportar:
1. La solicitud, informe de condiciones de salud en el modelo oficial,
emitido por el facultativo de régimen de asistencia sanitaria, en
que se acredite la patología y de ser el caso que se produjo un
empeoramiento o mejoría respecto de la valoración inicialmente
realizada, teniendo en cuenta que la situación debe tener carácter
permanente. Para que se tramite el procedimiento de revisión por
instancia de parte, se tuvo que emitir una resolución de
reconocimiento de grao de dependencia.
2. Datos de identificación de la persona en situación de
dependencia: el domicilio habitual de la persona solicitante,

13
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

3.

4.

5.

6.

7.

teniendo en cuenta cuál es el domicilio que se tomará como
referencia para levar a cabo la valoración.
Datos del representante: este punto solo se tendrá en cuenta
cuando la solicitud la firme otra persona distinta al solicitante y que
tenga la condición de representante legal o guardador de hecho. En
el caso de menores de 18 años, el representante será el padre, madre
o tutor del menor.
Domicilio para efectos de notificación: se cubrirá solo cuando se
quiera recibir las notificaciones en un domicilio distinto al de la
residencia habitual del solicitante, o dirigidas a una persona
distinta al solicitante, que en todo caso deberá ser representante o
guardador/a.
Datos de residencia en España: todos los solicitantes deben
indicar los períodos y lugares de residencia en territorio estatal,
consignando el mes y año de inicio y el mes y año de finalización
de residencia en cada localidad, que comprendan el período
exigido de cinco años. Si el/la solicitante lleva menos de cinco
años, los datos de residencia se referirán a los cumplidos por
aquella persona que ejerza la guarda y custodia del menor.
Documentación que se entrega: el certificado de empadronamiento
debe ser
histórico,
de tal
forma
que
se acredite el
empadronamiento actual en un municipio de la comunidad
autónoma, la residencia en territorio español durante 5 años y 2
inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud. La validez de
un certificado de empadronamiento es de tres meses.
Como documentación complementaria se podrá presentar:
certificado de discapacidad, reconocimiento de gran invalidez,
informes
médicos
de
especialistas,
etc.
En caso de no pertenecer al régimen de la Seguridad Social, se deberá
entregar una copia de la tarjeta sanitaria correspondiente.
Documentación necesaria:
a. Datos de identificación y convivencia.
● DNI/NIE del solicitante o cualquiera otro documento
acreditativo de su identidad, de conformidad con la

14
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

normativa vigente, en el supuesto de que no se autorice a
la Administración para o acceso por medios propios.
● Copia compulsada del libro de familia, que incluya la
hoja en la que
aparezca
el nombre
del/de la
beneficiario/a, en el caso de non poseer DNI, cuando la
persona solicitante sea un menor de edad.
● Acreditación de la representación que se ostenta de la
persona solicitante, copia compulsada del DNI/NIE del
representante, en el supuesto de que no se autorice a la
Administración para el acceso por medios propios.

DNI/NIE u otro documento acreditativo de la
identidad, del cónyuge o pareja de hecho, ascendentes o
hijos menores de 25 años o mayores en situación de
discapacidad, que dependan económicamente del
solicitante, en el supuesto en que no se autorice a la
Administración para el acceso por medios propios.

Cuando existan menores de edad que dependan
económicamente de la persona solicitante, copia
compulsada del libro de familia en caso de que estos no
posean DNI.
● Certificado de convivencia de la persona solicitante según
el Padrón Municipal.
b. - Requisitos de empadronamiento y residencia:
● Certificado de empadronamiento emitido por el
ayuntamiento correspondiente que acredite la residencia
en un municipio de la comunidad autónoma en el
momento de presentar la solicitud, excepto en los
supuestos de personas que estén siendo atendidas dentro
del sistema público de servicios sociales (residencias,
centro de día, ayuda en el hogar) de la comunidad
autónoma, en el supuesto de que no se autorice a la
Administración para el acceso por medios propios.
● Certificado/s de empadronamiento emitido por los
ayuntamientos correspondientes que acrediten la
residencia de la persona solicitante en España durante
cinco años, de los cuales dos deberán ser inmediatamente
anteriores a la fecha de la presentación de la solicitud.

15
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.


Certificado de empadronamiento que acredite la
residencia de quien ostente su representación, para el caso
de menores de cinco años.
● Certificado emitido por el Ministerio del Interior que
acredite el cumplimento de los mismos períodos, en el
supuesto de residentes que carezcan de la nacionalidad
española.

Certificado de emigrante retornado expedido en la
Delegación del Gobierno correspondiente o mediante la
correspondiente baja Consular, en el caso de ser emigrante
retornado y no cumplir el requisito de período de
residencia.
c. - Informe de condiciones de salud (estarán exentas de la
presentación del informe sobre las condiciones de salud las
personas solicitantes de homologación que tuvieran
reconocida la necesidad de ayuda de tercera persona, con una
puntuación de 45 puntos o más, según el RD 1971/1999, do 23
de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento,
declaración y cualificación del grado de discapacidad).
d. - Informe Social. Certificado de discapacidad con la puntuación
de ayuda de la tercera persona (ATP) cuando fuera emitido por
otra
Comunidad
Autónoma,
si
es
el
caso.
Resolución de Grao, si es el caso, cuando sea emitida por otra
Comunidad Autónoma.
e. - Expectativa del servicio/prestación:

Manifestación de la persona solicitante o de su
representante, de la preferencia dentro do catálogo de
servicios y prestaciones económicas del sistema para la
autonomía y atención a la dependencia.
● En el caso de solicitud de prestación económica para
cuidados en el contorno familiar, certificado de
empadronamiento del cuidador, declaración jurada del
grao de parentesco que los une o tipo de relación si no es

16
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

filial, y DNI/NIE
identidad.

u otro documento acreditativo de su

f. - Datos económicos:

Declaración del Impuesto de Renta de las Personas
Físicas, certificado de toda clase de pensiones percibidas
por la persona solicitante o declaración jurada de no
percibirlas, en el supuesto en que no se autorice a la
administración para el acceso por medios propios.

Declaración responsable acerca del patrimonio de la
persona solicitante en que se detalle el conjunto de sus
titularidades de bienes y derechos
de contenido
económico, de forma que quede completamente acreditada
su situación patrimonial.

Declaración del Impuesto de Rentas de las Personas
Físicas, certificado de toda clase de pensiones percibidas
por el cónyuge o pareja de hecho, ascendientes o hijos/as
menores de 25 años o mayores
en situación de
discapacidad, económicamente a cargo de la persona
solicitante.
g. - Presentación de solicitudes.
La solicitud, debidamente cubierta y acompañada de la
documentación requerida, podrá presentarse en las
oficinas de registro de los servicios sociales comunitarios
del domicilio del solicitante, en los registros de las
Jefaturas territoriales de la Consejería de Política Social.
En el registro de la Administración de la Comunidad
Autónoma, así como por cualquiera de los restantes
medios establecidos en el artículo 38.4º de la Ley
30/1992, de régimen jurídico de las administraciones
públicas y del procedimiento administrativo común, así
como por medios electrónicos.

17
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

4.3 La citación para la valoración de la situación de
dependencia.
1. El órgano de valoración del departamento territorial de la consejería con
competencias en materia de servicios sociales, una vez completada la
documentación, comunicará al interesado el día, franja horaria y lugar en el
que se realizará la valoración de la situación de dependencia.
2. Cuando el interesado muestre su conformidad en la solicitud y las
circunstancias técnicas lo hagan posible, podrá ser citado por medios
telemáticos o electrónicos.
3. Cuando se produzca la paralización del procedimiento, por causa
imputable al interesado que impida realizar la valoración a la que se refiere
el apartado anterior, se le advertirá que transcurridos tres meses se
producirá la caducidad del mismo y el archivo de las actuaciones
practicadas.
4. Si en el momento de la citación existiesen condiciones de salud
objetivamente motivadas que impidan la aplicación de los baremos de
valoración de la dependencia establecidos normativamente se suspenderá
la tramitación del expediente hasta que se den las circunstancias que
posibiliten la valoración y así lo inste el interesado.

4.4 La valoración de la situación de dependencia.
1. La aplicación de los baremos establecidos normativamente, aprobados
mediante real decreto, corresponderá a los técnicos de valoración.
2. La aplicación de los baremos establecidos normativamente se realizará
en el entorno habitual del solicitante. Ocasionalmente, los órganos de
valoración y asesoramiento de la dependencia podrán determinar que la
aplicación por los técnicos se lleve a cabo en un lugar distinto.
3. El técnico respectivo informará al solicitante o a su representante, de las
situaciones originadas por problemas de salud especificadas en el informe
médico, así como de las necesidades de apoyo de otra persona para la

18
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

realización de actividades o tareas tenidas en cuenta tras la aplicación del
baremo.
4. Corresponderá a los técnicos de valoración examinar la situación
socioeconómica así como el estudio sobre el entorno en el que vive la
persona en situación de dependencia.
5. Los órganos de valoración y asesoramiento de la dependencia realizarán
de oficio cuantas actuaciones resulten necesarias para la determinación,
conocimiento y comprobación de los datos en virtud de los cuales deba
dictarse resolución. Podrán solicitar o requerir los informes y/o pruebas
complementarias o aclaratorias que consideren convenientes, cuando el
contenido de los antecedentes que figuran en el procedimiento o las
especiales circunstancias de la persona interesada así lo aconsejen.

4.5 La entrevista.
El objetivo de la entrevista es la obtención exhaustiva y pormenorizada de
todos los datos que son objeto del formulario del BVD, empleando para ello
un tiempo razonable. Para conseguir este propósito es obligatorio que en la
entrevista esté presente, además del/la interesado/a, la persona que mejor
conozca sus antecedentes médicos y vitales, sus intereses y su carácter.
Se debe tener presente que las respuestas de una persona con demencia
pueden parecer coherentes y sin embargo estar respondiendo en sentido
diametralmente opuesto a la realidad. En los casos de demencia avanzada,
la entrevista debe apoyarse más en la persona de referencia que en la
propia persona que se valora.
Es importante comprobar antes de iniciar la entrevista la identidad de la
persona que acompaña al usuario y su grado de conocimiento de estas
cuestiones para que la entrevista cumpla sus objetivos.
En la entrevista no es necesario ni conveniente que esté presente ninguna
otra persona.
La realización de la entrevista tanto al usuario como a su cuidador nos debe
permitir contrastar directamente la información proporcionada por ambos
y hacernos una idea precisa del estado cognitivo, funcional y emocional del
usuario y de su relación con su entorno familiar.
En todo momento se debe observar si expresan cambios de actitud,
reacciones adversas, contradicciones, etc., que nos puedan ayudar a valorar

19
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

mejor la información aportada, y a discriminar, en caso de duda, la
fiabilidad o no de la misma.
A este respecto, será de utilidad observar las actitudes que tiene el/la
entrevistado/a (informante/ cuidador): protector hacia la persona que
valoramos, autoritario, que corrige continuamente, que no le deja hablar o
expresarse libremente, recriminatorio, etc. Si existe discrepancia respecto a
algún aspecto, es conveniente anotarla para aplicar alguna verificación si se
considera necesario.
Durante la entrevista se pueden utilizar algunas técnicas o recursos que
pueden ser útiles para obtener la mayor cantidad de información de
manera fiable:
- Facilitación: Son estímulos verbales y no verbales que
ayudan al entrevistado a seguir hablando, tales como asentir
con la cabeza, decir “ajá” o “muy bien,”, etc.
- Sumario: De vez en cuando conviene hacer una pausa y
resumir la información que se ha obtenido para asegurarse
de que se está registrando la información de forma correcta.
- Refuerzo positivo: Es un recurso que consiste en animar a los
entrevistados a mantener el nivel de concentración con
expresiones del tipo de “lo está haciendo muy bien,
¿continuamos?”.
No debemos descuidar en ningún momento el estado físico y psicológico
de la persona que está delante; es conveniente interesarnos por si está
cansado, si necesita un descanso, ir al WC, beber agua, etc. Esto nos
permitirá establecer un mejor vínculo entre el entrevistador y el
informante, aportando comodidad y humanidad a la formalidad de la
valoración.

4. 6 Dictamen sobre el grado de dependencia.
1. Los órganos de valoración y asesoramiento de la dependencia realizarán
la valoración integral, teniendo en cuenta los resultados de la aplicación
por los técnicos de los baremos de valoración de dependencia establecidos
normativamente, el examen de las condiciones de salud reflejados en los
informes, el informe social correspondiente al expediente de SAAD y otros
informes sociales de que se disponga, y emitirá dictamen-propuesta, que

20
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

deberá contener como mínimo, diagnóstico, puntuación del baremo, el
grado y nivel de dependencia y su carácter permanente o revisable, y
aquellos otros extremos que se consideren relevantes en función de cada
caso, y lo elevará a la persona titular del departamento territorial de la
consejería con competencias en materia de servicios sociales.
2. El dictamen-propuesta de resolución recogerá el carácter permanente o
revisable del grado de dependencia de acuerdo a lo siguiente:
a) En el caso de menores de 3 años la valoración tendrá carácter no
permanente, estableciéndose revisiones de oficio periódicas cuando
los menores cumplan 6, 12, 18, 24 y 30 meses. A los 36 meses todos los
menores deberán ser de nuevo evaluados con el baremo reconocido
normativamente aplicable para su edad.
b) En el caso de menores de 3 a 18 años, se establecerán revisiones de
oficio, como mínimo, una revisión por cada tramo de edad en el que se
divide el baremo según los criterios establecidos.
c) En los demás casos, se establecerá un plazo máximo en el que se
deberá efectuar la primera revisión del grado resuelto cuando sea
necesario, en función de las circunstancias concurrentes.

4.7. Resolución del procedimiento de reconocimiento de la
situación de dependencia.
La persona titular del departamento territorial de la consejería con
competencias en materia de servicios sociales dictará la correspondiente
resolución, que determinará el grado de dependencia de la persona
solicitante, indicando los servicios y/o prestaciones económicas que,
dentro del catálogo del sistema para la autonomía y atención a la
dependencia, le correspondan en función de su grado de dependencia.
En los casos que se determine necesario, en función de las circunstancias
concurrentes, se determinará el plazo máximo en que se deba efectuar la
revisión del grado que se declare.

21
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

La efectividad del acceso al servicio y/o prestaciones económicas del
Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en la Comunidad
Autónoma determinados en la resolución de reconocimiento del grado de
dependencia, quedará demorada hasta la aprobación del correspondiente
Programa Individual de Atención.

4.8 Otros trámites relevantes del procedimiento del grado de
dependencia.
A. Plazo para resolver el procedimiento de reconocimiento del grado de
dependencia.
El procedimiento para el reconocimiento del grado de dependencia se
resolverá en el plazo máximo de tres meses desde la fecha de entrada de la
solicitud en el registro del órgano competente para la instrucción y
resolución del expediente.
B. Silencio administrativo.
En el supuesto del vencimiento de los plazos máximos establecidos sin
dictarse resolución expresa, los interesados podrán entender desestimada
su solicitud por silencio administrativo, sin perjuicio de la obligación de la
Administración de resolver expresamente.
C. Limitación temporal para formular una nueva solicitud.

22
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

Las resoluciones denegatorias por no encontrarse en una situación de
dependencia al no conseguir el solicitante ninguno de los grados
establecidos en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, llevará consigo la
limitación temporal de dos años para formular una nueva solicitud salvo
que, con anterioridad a dicho período, acredite debidamente un error en el
diagnóstico, en la aplicación del baremo o bien que su grado de autonomía
personal o su situación del entorno habitual varió.
Presentan nueva solicitud con nuevo número de expediente.
o Estimados: Se acredita empeoramiento con informe de salud,
se deriva para citar.
o Desestimados: Menos de 2 años desde la presentación de la
primera solicitud y no acredita empeoramiento clínico
funcional.
D. Recurso de alzada.
Contra la resolución de reconocimiento del grado de dependencia los
interesados podrán interponer, en el plazo de un mes desde el día siguiente
a su notificación, recurso de alzada ante la persona titular de la consejería
con competencia en materia de servicios sociales, de conformidad con lo
dispuesto en los artículos 107 y siguientes de la Ley 30/1992, de 26 de
noviembre.
E. Revisión de grado de dependencia.
1. El procedimiento se iniciará a instancia de la persona interesada o de su
representante, o de oficio por el órgano del departamento territorial de la
consejería con competencias en materia de servicios sociales.
2. Si la solicitud de revisión la presenta el interesado deberá de
acompañarse de los informes de condiciones de salud y documentos que
fundamenten las causas de la revisión y se dirigirá al departamento
territorial de la consejería con competencias en materia de servicios
sociales del domicilio del beneficiario.
3. En el caso de que no existan circunstancias debidamente acreditadas y
justificadas que permitan proceder a la revisión solicitada, el Órgano de
Valoración y Asesoramiento emitirá un dictamen técnico en el que
propondrá la desestimación de la solicitud de revisión.

23
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

El dictamen-propuesta se elevará a la persona titular del departamento
territorial de la consejería con competencia en materia de servicios sociales
que dictará resolución denegatoria de la revisión.

5. DESCRIPCIÓN DE LA ESCALA DE VALORACIÓN
ESPECÍFICA DE LA DEPENDENCIA (EVE).
En la valoración de la situación de dependencia en personas desde su
nacimiento hasta los tres años de edad, se consideran determinadas
variables de desarrollo agrupadas en funciones y actividades en el área
motora y/o en el área adaptativa.
Se valora la necesidad de medidas de apoyo derivadas de una condición de
salud por bajo peso en el momento del nacimiento, por precisar medidas de
soporte vital para mantener determinadas funciones fisiológicas básicas
y/o requerir medidas terapéuticas que inciden sobre la capacidad de
movilidad de la persona.
La EVE establece normas para la valoración de la situación de dependencia
y la determinación de su severidad, teniendo como referente la
Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la
Salud (CIF), adoptada por la Organización Mundial de la Salud.
La EVE valora la situación de dependencia de niños y niñas hasta tres años,
comparando su situación con el funcionamiento esperado en otros niños de
la misma edad. El objetivo es valorar las actividades que el niño o la niña
puede hacer, independientemente de cuál sea la ayuda que recibe
habitualmente.
La Escala se aplica mediante la observación de algunas variables de
desarrollo, de las necesidades de apoyo en salud para determinadas
funciones vitales básicas, de la necesidad de medidas que afectan a la
movilidad y de si hubo bajo peso en el momento del nacimiento.
En personas menores de tres años, serán objeto de valoración las
situaciones originadas por condiciones de salud de carácter crónico,
prolongado o de larga duración, o de frecuente recurrencia.

24
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

La valoración de las personas de entre 0 y 3 años tendrá carácter no
permanente, estableciéndose revisiones de oficio periódicas a los 6, 12, 18,
24 y 30 meses. A los 36 meses todas las personas deberán ser de nuevo
evaluadas con el BVD para personas mayores de 3 años.
La EVE permite establecer tres grados de dependencia, moderada, severa y
gran dependencia que se corresponde con la puntuación final de 1 a 3
puntos obtenida en su aplicación.

5.1 Criterios de aplicación.
1. La EVE valora la situación de dependencia en personas de entre cero
y tres años remitiéndose a la comparación con el funcionamiento
esperado en otras personas de la misma edad sin la condición de
salud por la que se solicita valoración.
2. La valoración se realizará teniendo en cuenta los informes sobre la
salud de la persona y sobre el entorno en que viva. El diagnóstico de
una enfermedad no es un criterio de valoración en sí mismo.
3. La valoración se realizará mediante la observación del
funcionamiento en Variables de Desarrollo, agrupadas en
determinadas funciones y actividades motrices y adaptativas, y de
Necesidades de Apoyo en Salud en determinadas funciones vitales
básicas, en la movilidad y por bajo peso al nacimiento, de acuerdo
con los criterios de aplicabilidad (se verá más adelante).
4. La valoración debe responder a criterios homogéneos y se realizará
mediante observación directa por un profesional cualificado y
formado en EVE considerando, en su caso, las ayudas técnicas que le
hayan sido prescritas, en el entorno habitual de la persona y no
precisa el empleo de materiales específicos.
5. Las notas de valoración en cada actividad son necesarias y
obligatorias. Se recomienda su empleo de la forma más precisa
posible para una mayor comprensión de la situación de dependencia
valorada.

25
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

6. La determinación de la severidad de la actividad motriz viene dado
por el retraso en la adquisición de cada hito evaluado.
La determinación de la severidad se establece según el retraso en la
adquisición de cada hito en intervalos de tiempo en meses; de tal manera
que se asignan puntuaciones de severidad creciente (de 1 a 3) conforme la
no adquisición del hito se aleja de la edad de referencia y que, para cada
hito, se recogen en la Tabla de Actividad.

5.2 Tareas y contenidos objeto de la valoración.
a) VARIABLES DE DESARROLLO.
En este apartado se recoge la adquisición, o no, de determinados hitos
evolutivos significativos, para hacer posible la determinación de la
severidad en función del retraso de una adquisición.
Los hitos se valoran a partir de la edad que se indica en cada uno de
ellos, y en la que han sido adquiridos por personas de la misma edad, sin
condición de salud.
Las Variables de Desarrollo se agrupan en dos escalas: Actividad Motriz
y Actividad Adaptativa. Se deben de valorar todos los hitos, de ambas
escalas, correspondientes a la edad de la persona, aun cuando debido a
la deficiencia de una estructura corporal, pueda no existir una función.
Así puede darse el caso de un niño que debido a una deficiencia de la
estructura del globo ocular, careciera de la función visual; el hito 2 de la
tabla de actividad adaptativa, “fija la mirada”, se considerará como no
adquirido, asignándose la puntuación correspondiente, según cuál sea
su edad.
Para considerar adquiridos los hitos de ambas escalas se tendrá en
cuenta la funcionalidad de la acción, intencionalidad y comprensión de
la misma, independientemente del modo de realización.
De esta manera, por ejemplo, se observará que “busca el contenido” de
la caja, o “tira del cordón con el propósito de alcanzar el juguete”,
independientemente de la mano que utilice, de la calidad de la
coordinación manual etc.

26
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

a. Actividad motriz: Funciones y actividades de movilidad mediante 19
hitos evolutivos, valorando el hito de la edad correspondiente y todos
los anteriores.
b. Actividad adaptativa: Funciones y actividades de adaptación al medio
mediante 19 hitos evolutivos, valorando el hito de la edad
correspondiente y todos los anteriores.
a) Actividad motriz
Se valoran funciones y actividades de movilidad. Se evalúan 19 hitos, entre
el nacimiento y los treinta seis meses. Se debe comenzar la valoración
registrando en la EVE la adquisición o no adquisición del hito
correspondiente a la edad en meses de la persona (o el inmediatamente
anterior a éste si no existiera hito para ese mes).
Se valora desde el momento del nacimiento hasta los 36 meses.
1- Ajusta el tono muscular.
En suspensión ventral mantiene el tronco recto, eleva ligeramente la
cabeza y flexiona los codos, las caderas, las rodillas y los tobillos y/o a la
tracción de los brazos para la sedestación hay una caída mínima de la
cabeza hacia atrás y flexión de los brazos y de las piernas.
Se valora desde el momento del nacimiento.
2- Mantiene la postura simétrica.
En decúbito supino mantiene una postura corporal con la cabeza alineada
con el tronco y simetría en la posición de las extremidades, con brazos
flexionados y separados del tronco y miembros inferiores con caderas y
rodillas en flexión y/o en decúbito prono las rodillas quedan dobladas bajo
su abdomen.
Se valora desde el momento del nacimiento.
3- Tiene actividad espontánea.
En decúbito supino, agita libremente brazos y piernas y/o en decúbito
prono, ladea la cabeza para liberar las vías respiratorias, o realiza
movimientos alternos con las piernas para arrastrarse.
Se valora desde el momento del nacimiento.
27
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

4- Sujeta la cabeza.
En decúbito prono levanta la cabeza con apoyo en antebrazos y/o a la
tracción de los brazos para la sedestación sostiene la cabeza alineada con el
tronco.
Se valora desde los cuatro meses.
5- Se sienta con apoyo.
Se mantiene en sedestación, con la espalda apoyada, el tronco recto y la
cabeza alineada.
Se valora desde los cinco meses.
6- Gira sobre sí mismo
En decúbito, sobre una superficie horizontal gira sobre el eje de su propio
cuerpo.
Se valora desde los siete meses.
7- Se mantiene sentado sin apoyo.
Permanece en sedestación sin precisar apoyo, con la espalda recta, y libera
las manos.
Se valora desde los nueve meses.
8- Sentado sin apoyo, se quita un pañuelo de la cara.
En sedestación sin apoyo y sin perder el equilibrio, eleva los brazos y se
quita un pañuelo que le cubre la cara.
Se valora desde los diez meses.
9- Pasa de tumbado a sentado.
Desde posición de decúbito, logra sentarse sin ayuda de otra persona.
Se valora desde los once meses.
10- Se pone de pie con apoyo.
Alcanza la bipedestación, desde cualquier otra posición, sin ayuda de otra
persona, utilizando como apoyo objetos del entorno.
Se valora desde los doce meses.
11- Da pasos con apoyo.
Camina con movimientos coordinados y alternos, con apoyo en objetos o
ayuda de otra persona.
Se valora desde los trece meses.

28
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

12- Se mantiene de pie sin apoyo.
Permanece en bipedestación sin ningún tipo de apoyo.
Se valora desde los quince meses.
13- Anda solo.
Camina sin apoyos ni ayuda de otra persona.
Se valora desde los dieciocho meses.
14- Sube escaleras sin ayuda.
Sube escalones utilizando cualquier forma de desplazamiento y sin ayuda
de otra persona. Se valora desde los veinte meses.
15- Empuja la pelota con los pies.
En bipedestación desplaza la pelota con los pies.
Se valora desde los veinticuatro meses.
16- Baja escaleras sin ayuda.
Baja escalones utilizando cualquier forma de desplazamiento y sin ayuda
de otra persona.
Se valora desde los veintisiete meses.
17- Traslada recipientes con contenido.
Transporta un recipiente que contiene elementos sin volcarlo.
Se valora desde los treinta meses.
18- Anda sorteando obstáculos.
Camina esquivando objetos que entorpecen el desplazamiento.
Se valora desde los treinta y dos meses.
19- Se mantiene sobre un pie sin apoyo.
Se sostiene con un solo pie en contacto con el suelo, sin apoyos ni ayuda de
otra persona.
Se valora desde los treinta y tres meses.
b) Actividad adaptativa.
Se valora desde el momento del nacimiento hasta los 36 meses
1. Succiona

29
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

Realiza el acto de sorber aplicando una fuerza de aspiración producida por
el movimiento de las mejillas, los labios y la lengua, que permiten la
alimentación.
Se valora desde el momento del nacimiento.
2. Fija la mirada
Mantiene la mirada en el rostro de una persona que permanece frente a él,
dentro de su campo visual.
Se valora desde los dos meses.
3. Sigue la trayectoria de un objeto.
Sigue con los ojos el desplazamiento de un objeto que se mueve dentro de
su campo visual. Se valora desde los cuatro meses.
4. Sostiene un sonajero.
Sujeta un sonajero, que se le coloca en la mano.
Se valora desde los cuatro meses.
5. Tiende la mano hacia un objeto.
Trata de alcanzar con las manos un objeto que se le ofrece.
Se valora desde los seis meses.
6. Sostiene un objeto en cada mano.
Sujeta simultáneamente un objeto en cada mano.
Se valora desde los ocho meses.
7. Pasa un objeto de una mano a otra.
Cambia de mano el objeto que sostiene.
Se valora desde los nueve meses.
8. Recoge un objeto con oposición del pulgar.
Recoge o levanta un objeto al alcance de la mano, utilizando solo los dedos
con el pulgar en oposición.
Se valora desde los diez meses.
9. Tira de un cordón para alcanzar un juguete.
Atrae hacia sí un juguete tirando de un cordón al que está atado.
Se valora desde los once meses.
10. Manipula el contenido de un recipiente.

30
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

Saca y/o mete objetos que se encuentran en un recipiente.
Se valora desde los catorce meses.
11. Abre cajones.
Abre un cajón a su alcance utilizando el tirador.
Se valora desde los dieciséis meses.
12. Bebe solo.
Bebe de una taza sin ayuda de otra persona.
Se valora desde los dieciocho meses.
13. Usa cubiertos para llevar la comida a la boca.
Lleva comida a la boca utilizando algún cubierto.
Se valora desde los veintidós meses.
14. Se quita una prenda de vestir.
Se quita sin ayuda cualquiera de las prendas con las que esté vestido.
Se valora desde los veinticuatro meses.
15. Reconoce la función de los espacios de la casa.
Identifica cada espacio de la casa por las funciones que en él se realizan.
Se valora desde los veintiséis meses.
16. Imita trazos con el lápiz
Reproduce con el lápiz un trazo definido.
Se valora desde los veintisiete meses.
17. Abre una puerta
Abre una puerta utilizando la manilla o tirador.
Se valora desde los treinta meses.
18. Se pone una prenda de vestir.
Se pone sin ayuda cualquier prenda de vestir.
Se valora desde los treinta y tres meses.
19. Abre un grifo.
Abre un grifo cualquiera que sea su mecanismo.
Se valora desde los treinta y tres meses.
b) NECESIDADES DE APOYO EN SALUD.

31
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

I.

De 0 a 6 meses.

a) Peso al nacimiento: Peso recogido en Informe clínico del parto,
Informe de alta hospitalaria, o historia clínica desde el nacimiento
hasta los 6 meses. Se valora desde el momento del nacimiento hasta
los 6 meses.
- Peso recién nacido menor de 1.100 gr.
: Grado III
- Peso recién nacido entre 1.100 y 1.500 gr.
: Grado II
- Peso recién nacido mayor de 1.500 y menor de 2.200 gr. :
Grado I

II.

De 6 a 36 meses.

a) Medidas de soporte para funciones vitales: necesidad de utilizar
medidas de soporte terapéutico como apoyo a funciones fisiológicas
básicas de alimentación, respiración, función renal y/o urinaria,
control del dolor e inmunidad. Se valora desde el momento del
nacimiento hasta los 36 meses.
1. Alimentación.
Se valora la necesidad de medidas de apoyo para mantener las
funciones relacionadas con la ingesta, digestión, y eliminación de
residuos, que aseguren la nutrición.
1.1 Sonda nasogástrica exclusiva.
Recibe alimentación, únicamente, a través de una sonda
introducida por un orificio nasal hasta el estómago.
1.2 Parenteral exclusiva.
Recibe alimentación, únicamente, por vía intravenosa.
1.3 Alimentación por estoma.

32
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

Recibe alimentación a través de una sonda que se inserta
quirúrgicamente a través de un orificio en la piel del
abdomen y llega al estómago o a un asa intestinal.
1.4 Sonda nasogástrica complementaria de la vía oral.
Recibe nutrición, a través de una sonda introducida por un
orificio nasal hasta el estómago de manera complementaria
a la vía oral.
1.5 Parenteral complementaria de la vía oral.
Recibe nutrición por vía intravenosa,
complementaria a la vía oral.

de

manera

1.6 Estoma eferente.
Precisa una apertura quirúrgica en la pared abdominal, a
través de la cual se eliminan los residuos de la alimentación.
2. Respiración.
Se valora la necesidad de medidas de apoyo para mantener la
función respiratoria.
2.1 Respirador mecánico.
Precisa un soporte mecánico de respiración artificial.
2.2 Aspiración continuada.
Precisa un aspirador que extraiga de forma continuada las
secreciones que produce el aparato respiratorio.
2.3 Oxigenoterapia permanente.
Precisa una fuente de oxígeno durante, al menos, 16 horas
diarias.
2.4 Monitor permanente de apneas.
Precisa un soporte mecánico que alerta de las pausas
respiratorias no fisiológicas, durante todo el día.
3. Función renal y urinaria.
Se valora la necesidad de medidas de apoyo para mantener la
función renal para asegurar la eliminación de los residuos de la
digestión, y/o la eliminación urinaria.

33
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

3.1 Diálisis.
Precisa una máquina de filtración que sustituya la función
renal.
3.2 Sondaje vesical permanente.
Elimina la orina por medio de una sonda introducida a
través del meato uretral hasta la vejiga.
3.3 Estoma urinario.
Precisa una apertura quirúrgica en la pared abdominal a
través de la cual se elimina la orina.
4. Función antiálgica.
Se valora la necesidad de medidas de apoyo para mantener el
control del dolor.
4.1 Bomba de perfusión analgésica continúa.
Recibe medicación analgésica permanente
intravenosa.

por

vía

4.2 Catéter epidural permanente.
Recibe medicación analgésica, de forma continuada,
mediante una vía colocada en el espacio epidural.
5. Función inmunológica.
Se valora la necesidad de medidas de apoyo para mantener la
inmunidad.
5.1 Aislamiento.
Necesita permanecer incomunicado en un espacio sometido
a medidas de esterilización específicas y solo se permite la
compañía de una persona.
5.2 Semiaislamiento/ Mascarilla permanente.
Necesita permanecer en un espacio sometido a medidas de
esterilización específicas con un régimen de restricción de
visitas, y/o precisa el uso de mascarilla de forma
permanente para realizar vida social.

34
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

c) Medidas para la movilidad.
a. Medidas para la movilidad: necesidad de utilizar medidas de soporte
terapéutico que inciden en funciones relacionadas con el
movimiento.
- Se definen como medidas facilitadoras de la movilidad, la
utilización de prótesis, órtesis, casco protector.
- Se definen como medidas restrictivas de la capacidad de
movimiento la necesidad de fijaciones músculo-esqueléticas,
protección lumínica, vendaje corporal, de procesador del
implante coclear y de bomba de insulina.

1. Fijación vertebral externa.
Precisa una estructura externa que limita la movilidad de la columna
vertebral.
2. Fijación pelvipédica.
Precisa una estructura limitadora de la movilidad desde el tronco hasta una
o ambas extremidades inferiores.
3. Fijación de la cintura pélvica.
Precisa un dispositivo ortoprotésico que limita la movilidad de ambas
caderas.
4. Tracción esquelética continua.
Precisa un dispositivo que ejerce una fuerza tirante continua limitando la
movilidad de la zona afectada.
5. Prótesis/órtesis de miembro superior y/o inferior.
Precisa un dispositivo ortopédico que reemplaza y/o compensa la
extremidad y/o sus funciones.
6. Casco protector.
Precisa una pieza de protección craneal prescrita para la prevención de
traumatismos de repetición durante la vigilia.

35
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016

La Ley de dependencia. Enfoque teórico y práctico.

7. Vendaje corporal.
Al menos el 50% de la superficie corporal permanece cubierta con un
vendaje prescrito como medida terapéutica.
El porcentaje de superficie corporal afectada se calcula en base a los
siguientes valores:
-

Cabeza y cuello 18%,
Parte anterior del tronco 15%,
Parte posterior del tronco 18%,
Genitales 1%,
Cada una de las extremidades superiores 9%
Y cada una de las extremidades inferiores 15%.

8. Protección lumínica permanente.
Precisa utilizar de forma continuada medios de protección oftálmica y/o
cutánea frente a la luz natural o artificial, y permanecer en espacios con
baja intensidad lumínica, por prescripción terapéutica.
9. Procesador de implante coclear.
Precisa un dispositivo electrónico que permite la función auditiva del
implante.
10. Bomba de insulina.
Precisa un dispositivo que permite administrar la insulina de manera
continua.
La puntuación final se obtiene de la combinación de las puntuaciones
obtenidas en la tabla de variables de desarrollo (actividad motriz y
adaptativa), y la tabla de necesidades de apoyos en salud (medidas de
soporte para funciones vitales y para la movilidad).

36
DIEGO RAÑÓ (Psicólogo. Oficina integrada de discapacidad y dependencia. Pontevedra.) |

UNED 2016