You are on page 1of 6

Revista de la Facultad de Agronomía, La Plata (2012) Vol 111 (1): 48-53

Biofumigación con Brassicáceas: actividad supresora sobre Fusarium
graminearum
Perniola, Omar Salvador1,4; Sebastián Staltari1; Silvia Elena Chorzempa2; María del
Carmen Molina1,3
1

Instituto Fitotécnico de Santa Catalina, Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, UNLP. Garibaldi 3400,
2
Llavallol, CP 1836, Buenos Aires, Argentina; Facultad de Ciencias Agrarias, UNLZ. Ruta Nº 4, Km 2,
3
4
Llavallol, CP 1836, Buenos Aires, Argentina; CONICET; omarperniola@yahoo.com.ar

Perniola, Omar Salvador; Sebastián Staltari; Silvia Elena Chorzempa; María del Carmen Molina (2012)
1
Biofumigación con Brassicáceas: actividad supresora sobre Fusarium graminearum. Rev. Fac. Agron. Vol
111 (1): 48-53.
La biofumigación es una alternativa potencial al bromuro de metilo. Consiste en la incorporación en el suelo de residuos
orgánicos, que generan durante su descomposición sustancias con actividad biocida. El objetivo de este trabajo fue
determinar in vitro el efecto biofumigante de mostaza parda (Brassica juncea L. Czerniak) y de mostaza blanca (Sinapis
alba L.), en el estadio de plena fructificación, sobre el crecimiento de Fusarium graminearum Schwabe, patógeno
ampliamente difundido. Se evaluaron dos dosis de 10 y 40 g de material vegetal triturado de cada una de las especies,
colocándolo en recipientes de aluminio. Sobre el material vegetal se apoyó una caja de petri con medio Nash & Snyder,
que contenía en el centro un disco de 5 mm de diámetro con micelio de F. graminearum. Posteriormente se selló con film
e incubó a 20 ° C en oscuridad durante 14 días. Fin alizado este período, se midió el crecimiento radial de las colonias, y
se calculó la superficie y el porcentaje de crecimiento con respecto al tratamiento control sin biofumigante. Sinapis alba y
B. juncea presentaron efecto supresor del crecimiento de F. graminearum cultivado in vitro (crecimiento menor al 50%
del control). No se observaron diferencias significativas entre las dosis utilizadas. Estos resultados sugieren que B.
juncea y S. alba presentan potencial para inhibir el crecimiento in vitro de F. graminearum.
Palabras clave: control biológico, alternativas al bromuro de metilo, Fusarium spp., Brassica, Sinapis.

Perniola, Omar Salvador; Sebastián Staltari; Silvia Elena Chorzempa; María del Carmen Molina (2012)
Biofumigation with Brassicaceae: suppressive activity on Fusarium graminearum. Rev. Fac. Agron. Vol 111
(1): 48-53.
Biofumigation is a potential alternative to the use of methyl bromide. It consists of the incorporation into the soil of organic
debris that generates biocidal compounds during its decomposition. The aim of this study was to determine the in vitro
biofumigant effect of brown mustard (Brassica juncea L. Czerniak) and white mustard (Sinapis alba L.), at the
fructification stage, on the growth of Fusarium graminearum Schwabe. Two doses (10 and 40 g) of macerated plant
material from each of the species studied were placed in aluminum recipients. Petri dishes with Nash & Snyder medium
and a disc of 5 mm in diameter with F. graminearum were placed on top of the plant material. Aluminum recipients were
then sealed and incubated at 20 ° C in darkness for 14 days. After that, the radial growth of the colonies was measured
and this value was used to calculate the surface and growth percentage with respect to the control without biofumigant.
Sinapis alba and B. juncea showed suppressive growth effect on F. graminearum (growth less than 50% of control). No
significant differences were found between doses. These results suggest that B. juncea and S. alba have potential for in
vitro control of F. graminearum.
Key words: biological control, methyl bromide alternatives, Fusarium spp., Brassica, Sinapis.

Recibido: 09/08/2011
Aceptado: 16/08/2012
Disponible on line: 03/09/2012
ISSN 0041-8676 - ISSN (on line) 1669-9513, Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, UNLP, Argentina
48

con variable grado de toxicidad frente a los hongos patógenos y otros organismos (Harding & Wicks. insectos (Noble et al. sirviendo como inóculo ascosporas.. 2008. Dunne et al.) Koch y B.. Zurera et al. previo a la plantación de clavel. sobrevive en el suelo en tejidos vivos y muertos. 2008).. 2008. Otros investigadores han demostrado la eficacia de esta técnica para reducir las poblaciones de nemátodos (Pattison et al. se basó en la metodología llevada a cabo por otros autores para probar la eficacia de fungicidas volátiles sintéticos y biofumigantes (Richardson & Munnecke. 2003. Kruger et al. se cosechó la parte aérea. 2010). 1994. 2003. disulfuro de carbono. Se cosecharon y lavaron con agua destilada estéril los dos tercios superiores de las plantas. (2007) encontraron que el estadio de fructificación en B. 2008). Molina-Vargas & Bentura-Castellanos. Llavallol. (2006) mencionan que la biofumigación puede llegar a controlar el virus del mosaico del tomate (ToMV). La cepa de F. 2004. graminearum es un parásito facultativo y patógeno de muchas especies. Dado que F. en el mismo estadio.. El objetivo de este trabajo fue ampliar los conocimientos actuales sobre biofumigación.. mientras que para B. especialmente en los cultivos bajo invernáculo. sambucinum Fuckel. Previamente. Durante el proceso de biofumigación. las prácticas agrícolas como la rotación con cultivos no hospedantes y la eliminación de los rastrojos no son efectivas en si mismas (Goyal & Prasad. compuestos azufrados (metanetiol.. en oscuridad. El material triturado se colocó en recipientes de aluminio de 1000 ml. Zurera et al.) Petch. Fusarium graminearum es un patógeno ampliamente difundido en esta zona florícola. graminearum.. 2004. inflorescencias. como resultado de la descomposición del material orgánico. Se sembraron en el campo experimental del Instituto Fitotécnico de Santa Catalina (IFSC). Mayton et al. los glucosinolatos presentes en sus tejidos (Kjaer. 49 . 2006). 2011).Perniola et al (2012) Biofumigación con Brassicáceas en el suelo sustancias con actividad biocida tales como amonio. 2009)... 2004). residuos de las cosechas y agroindustriales.. 1999. 1964. Una de esas alternativas es la biofumigación. mediante la determinación in vitro del efecto biofumigante de B. Mayton et al. 1976). que ocasiona importantes pérdidas de ramas florales y de plantas (Wolcan & Grego. 1996. se hidrolizan por la acción de la enzima mirosinasa produciendo diferentes tipos de isotiocianatos. 1999.. Zurera et al.. como el bromuro de metilo. clamidosporas y fragmentos de micelio. 2007). 2003.) son frecuentes las fumigaciones del suelo con bromuro de metilo para controlar hongos fitopatógenos. patógeno ampliamente difundido. la cepa de F. Universidad Nacional de Rosario (CEREMIC . etc. mejora la estructura y la penetración del agua. y se transfirieron de a uno en el centro de una caja de petri con medio de cultivo Nash & Snyder (1962). graminearum utilizada fue la LM2010. INTRODUCCIÓN La desinfección de los suelos con productos químicos fumigantes es una práctica habitual en los establecimientos florícolas del Cinturón Verde del Gran Buenos Aires. Además. Yulianti et al. 2007. en dos dosis de 10 y 40 g. en cambio Sinapis alba L. entre los que se destaca por su alta patogenicidad Fusarium graminearum Schwabe [Teleomorfo Gibberella zeae (Schw. dimetil sulfuro. juncea y S. debido a su efecto nocivo sobre la capa de ozono. carinata Braun. Thomas. alba. El bioensayo realizado para determinar el efecto supresor de las Brassicáceas sobre F. graminearum. en el estadio de plena fructificación. 2005.. 2010). Iriarte et al.] (O’Donnell et al. Pung et al. 1997. y reduce el encostramiento y la erosión (Kirkegaard & Matthiessen. La desinfección del suelo con bromuro de metilo. si el material en descomposición es un abono de Brassicáceas. uno de los principales agentes causales de la podredumbre del tallo del clavel. Mitidieri et al. sobre el crecimiento de F. nigra (L. dimetil disulfuro). identificada por el Centro de Referencia de Micología. 2011. sorgo. 2001. Czerniak tenían efecto supresor sobre el crecimiento in vitro de F. graminearum se multiplicó en un medio agar papa glucosado (APG) al 2% durante siete días a 25 ºC.. Riches et al. A diferencia de los pesticidas químicos. Mayton et al. silicuas y tallos tiernos en una procesadora durante aproximadamente un minuto. es una de las medidas de control más empleada para evitar el ataque de F. en su mayoría volátiles. ácido acético. la incorporación de enmiendas biofumigantes aumenta el contenido de materia orgánica del suelo. La efectividad del tratamiento biofumigante varía según la especie de Brassicácea utilizada y el estadio fenológico. 2009. En las explotaciones de clavel (Dianthus caryophyllus L. se generan MATERIALES Y MÉTODOS Los materiales vegetales utilizados fueron dos especies de Brassicáceas: mostaza parda (B. etc. en junio de 2010 y cuando los cultivos alcanzaron el estadio de plena fructificación (en octubre del mismo año). Charron & Sams.. graminearum. Dunne et al. 1996. maíz. Vilaseca et al. el metam sodio y el dazomet. 2008). La prohibición inminente del uso del bromuro de metilo... Gowers. originados por la descomposición de residuos orgánicos (Gimsing & Kirkegaard. Según algunos autores. alba). 2002) o malezas (Pereyra et al. incorporación de cultivos de Brassicáceas. Se extrajeron discos del cultivo de 5 mm de diámetro de la parte más externa de la colonia y de activo crecimiento micelial. juncea sería el de prefloración.. se trituraron las hojas. Como biofumigantes se pueden emplear estiércoles. sería el más efectivo para inhibir el crecimiento de Phytophthora spp. 1996. Argentina. juncea) y mostaza blanca (S. 2011). no lo suprimió. Charron & Sams. macroconidios. siendo el rastrojo la fuente de propágalos más significativa (Bai & Shaner. (1996) hallaron que plantas en floración de Brassica juncea L.UNR) y por el IFSC. que puede definirse como el control de plagas y patógenos edáficos por medio de la liberación en el suelo de compuestos. 1994). obliga a buscar alternativas para la desinfección de suelos que sean efectivas y amigables con el medio ambiente (MBTOC. 1999. Bello et al. la biofumigación puede inhibir el crecimiento de hongos fitopatógenos (Kirkegaard et al.

15 x 10 ) (Tabla 1. resultando su superficie significativamente menor a la -13 del tratamiento control (p value = 1. graminearum cuando se empleó material vegetal triturado de B. Michel & Lazzeri. (Dunne et al.. La incubación se realizó en oscuridad. lycopersici (Wr. Zurera et al.). juncea inhibieron el crecimiento de las colonias del hongo en las dos dosis utilizadas. 1999... RESULTADOS Y DISCUSIÓN Sinapis alba y B. en experimentos preliminares realizados en medio líquido de poroto mungo (Phaseolus aureus Roxb. sambucinum (Larkin & Griffin. Figuras 1 y 2). 2011).. juncea coinciden con los obtenidos por otros autores que observaron reducción del crecimiento de F. juncea y S. 2007). se observaron reducciones superiores al 95% en la concentración de conidios de F. graminearum en los distintos tratamientos. Para el análisis estadístico se utilizó un diseño experimental completamente aleatorizado con tres repeticiones por tratamiento. Pythium ultimum. Esta respuesta indicaría que la dosis menor utilizada sería adecuada para ejercer un efecto supresor sobre el crecimiento in vitro de F. et Rg. Rhizoctonia solani. 1999. van Os et al. 2007). Larkin & Griffin. 2007) y Sclerotinia minor Jagger (Daugovish et al. Tabla 1. 2008). 2004). 2008. Verticillium dahliae Kleb. Actividad supresora de las Brassicáceas sobre F. se apoyaron sobre el material vegetal triturado contenido dentro de los recipientes de aluminio y se sellaron con film de PVC transparente constituyendo una unidad experimental. Fusarium oxysporum f. por lo que presentaron un efecto supresor sobre F. En los tratamientos con mostaza parda y blanca. 2008). Adicionalmente.. y se calculó la superficie y el porcentaje de crecimiento con respecto al tratamiento control sin biofumigante. B. graminearum. se midió el crecimiento radial de las colonias. Estos resultados sugieren que el efecto biofumigante de estas mostazas. Los resultados referidos al efecto biofungistático de B.. Phytophthora spp. Rhizoctonia solani Kühn (Charron & Sams.Revista de la Facultad de Agronomía.. los porcentajes de crecimiento de las colonias de F. 2007.sp.. datos no publicados. Larkin & Griffin. Sclerotinia sclerotiorum (Lib. 2006). 1996. Sclerotinia sclerotiorum y F. 2007). (Debiase et al. graminearum en las dosis evaluadas (Tabla 2. Con respecto a S. graminearum. Larkin & Griffin. disminuye significativamente no sólo la tasa de crecimiento de las colonias de F.) Schlecht (Debiase et al. durante 14 días a 20 ºC. 2007). Pythium ultimum Trow (Charron & Sams.15 x 10 ) 50 . Figuras 1 y 2). Los datos se analizaron con el programa Statistica 7. alba. juncea es una de las mejores especies biofumigantes según los resultados obtenidos por numerosos autores. Phytophthora erythroseptica Pethybr. 1996). Finalizado este período. Superficies promedio de las colonias expresadas como porcentaje del control sin biofumigante.. alba (Staltari et al. 2007). sambucinum (Mayton et al. La Plata (2012) Vol 111 (1): 48-53 Tabla 2. Larkin & Griffin.. graminearum. Los datos se evaluaron mediante un ANOVA simple y la comparación de medias con el Test de Tukey. nuestros resultados coinciden con los obtenidos por algunos investigadores que han encontrado efecto biofungistático sobre Sclerotinia minor (Daugovish & Downer.) de Bary (Larkin & Griffin. Para el tratamiento control se siguió la misma técnica pero no se utilizó material vegetal biofumigante. Dentro de las Brassicáceas. graminearum con respecto al control fueron inferiores al 50%. Los valores con letras distintas indican diferencias significativas por el test de -13 Tukey (p value = 1. Las cajas de petri con F. graminearum sino también la producción de estructuras fúngicas que intervienen en la dispersión e infección del patógeno. 2004. Efecto supresor: superficie media de las colonias inferior al 50% de la superficie media del control. Crecimiento de las colonias de F. Los tratamientos se consideraron supresores cuando el crecimiento radial de la colonia fue inferior al 50% de la media del tratamiento control (Mayton et al. no se hallaron diferencias significativas entre las especies y las dosis (Tabla 1). 2003.

Soil biodisinfection for the management of soil-borne pathogens and weeds. Gimsing. Díez-Rojo & R. Bello. 2003. A. M. 17. por lo tanto la biofumigación con estas Brassicáceas representaría una herramienta alternativa para el manejo integrado de las enfermedades causadas por F.. juncea. R. A. C. juncea. De Mastro & F. I.A. Dell & G. Bello. AGRADECIMIENTOS A la Ing. Crecimiento de las colonias de F. graminearum. 2008. Italy. Downer. BIBLIOGRAFÍA Bai. & J. The effect of biofumigants on the vegetative growth of five Phytophthora species in vitro.A.P. Daugovish. Acta Hortic. Arias. son especies con potencial de utilización como biofumigantes para inhibir el crecimiento in vitro de F. Kirkegaard. B. Díaz-Viruliche. A: control. J. Becker & G. C: 40 g de S.. en el estadio de plena fructificación. J. Escala = 1 cm. Soil Biology and Biochemistry 38: 2255-2264. Proceedings of ASABE Internetional Annual Meeting 2006. S. Proceedings of Third International Biofumigation Symposium. alba. 1999. Biofumigation and local resources as methyl bromide alternatives. Downer. Scab of wheat: Prospects for Control. graminearum. Rotolo. 1994.L. Oregon.. Browne. Florence. Mustard-derived biofumigation research in Southern California. 59. Pollastro. Heraclion. alba. C. O.E. Glucosinolate and isothiocyanate concentration in soil following incorporation of Brassica biofumigants. Figura 2. CONCLUSIONES Los resultados obtenidos en el laboratorio sugieren que B.S. USA.. Dunne. 2006. Charron. A: control. Canberra. Agr. Sci. C: 40 g de B. J. A. Shaner. Crecimiento de las colonias de F. G. alba..A. B: 10 g de S. Canberra. L. 2004. pp. & C. B: 10 g de B. juncea. p. & G. 51 . Plant Disease 78(8): 760-766. 602: 45-51. juncea y S. 2006. Escala = 1 cm. 35. Proceedings of Third International Workshop "Alternatives to Methyl Bromide for the Southern European Countries”. RodríguezKabanas. Grecia. Soc. G. Sams. Creta. López-Pérez. Portland. Sanz & M. G. 124(5): 462467.S. Proceedings of First International Biofumigation Symposium. Exploring Brassicaceae-derived biofumigation for soilborne pest management. & J. graminearum tratadas con S. Amer. 1999. Faretra. Hardy. alba. Australia. graminearum tratadas con B.E. Verdini. Hort. p. O. Inhibition of Pythium ultimum and Rhizoctonia solani by Shredded Leaves of Brassica Species. L. 38-39. Australia. 2008. Porter.Perniola et al (2012) Biofumigación con Brassicáceas Figura 1. Proceedings of Third International Biofumigation Symposium. Marta Mónica Astiz Gassó por su cordial colaboración en la identificación de la cepa de F. graminearum. p. Miazzi. M. Biofumigant activity of Brassicaceae against soil-borne fungi. Debiase. paper number 067020. C. Daugovish O.

org/pub/php/resea rch/chafer/ (último acceso: Mayo de 2011). D. The role of cover crops in supressing plant-parasitic nematodes in vineyards. Jordá.E. Aoki. Disponible en: 52 .A. Phytopathology 54: 836-839. Phytopathology 86: 267-271. L.M. de Boer. S. Australia. Breeuwsma.R.U. London. RIA 37(3): 231-237.. 2003. 1994. Oxfordshire. R. España. Wite. & T. Lazzeri.J.. G. Gonzáles. 1996. Iriarte. Griffin. C. T. Crop Protection 26(7): 1067-1077. G. & P. 69. K. 1976.. Aumentos en el rendimiento como consecuencia de la aplicación de solarización y biofumigación en cultivo de tomate bajo cubierta.. M. En: The Biology and Chemistry of the Cruciferae. E.plantmanagementnetwork. M. Geiser. Brambilla. Eds: S. Pattison.C.T.. Mayton. Montreal Protocol on substances that deplete the ozone layer. Kjaer. Desmarchelier. el rendimiento y la salinidad de cultivos de tomate y lechuga bajo cubierta. Biol. Kirkegaard. Some important fungal diseases and their impact to wheat production. Quantitative estimations by plate counts of propagules of the bean root rot Fusarium in field soils. Canberra.. 2004. pp. O’Donnell. A.. Sams. S. 362374. La biofumigación y el metam sodio como alternativas al uso de bromuro de metilo.M.G. Curá. Impacto ambiental de bromuro de metilo. Florence. Bello. Pérez Parra & J. Perelló (eds. Gabilondo. V. Villalta. M.N. Celié. Kistler & T. 1996.C. Effects of incorporating Brassica and cereal cover crop residues on soil populations of Verticillium dahliae. & R. 3-4. Piris..C. The use of biofumigant green manure crops for soil-borne disease management in Tasmania. 2010. Malan. Report of the Methyl Bromide Technical Options Committee. & W.R.E. Brambilla.M.I.E.C. Wolcan. Gowers. Florence. L. Olivier.. Horticultura Argentina 28(67): 5-17. Sarti. Ward. Noble. M. & J.J. 41: 600-623. S. San Luis.T. Kirkegaard. pp.W.. 79. A. Efectos de la solarización y biofumigación sobre la incidencia de podredumbres radiculares en cultivo de tomate bajo cubierta. A. Developing and refining the biofumigation concept. D. A. K. Correlation of fungicidal activity of Brassica especies with allyl-isotiocyanate production in macerated leaf tissue. En: Management of fungal plant pathogens.M. Amma. Argentina. Chaves. L. Efecto inhibitorio in vitro de cinco isotiocianatos sobre Rhizoctonia solani Kühn AG-3.E. J..S. 304 pp. Biofumigación y Biosolarización en el control del ToMV: una buena alternativa al bromuro de metilo. Saliva & M. Snyder. Efecto de la biofumigación con repollo sobre el control de Fusarium oxysporum en suelo. Riches. Kirkegaard.E. Australia. S. Vol. Lorne. Larkin. Córdoba. 2011. C. M. 2006. N. Nash. Matthiessen. Conci & S. E. Sosa & G. Italy. 45: 593-603. C. 4. van der Bent & L. L. Loria. Maldonado & A. R. Del Pardo. H. In vitro supression of fungal root pathogens of cereals by Brassica tissues. 2005. 2008. S. 2011. M. V. XIII Congreso Latinoamericano de Fitopatología. Harding. p. K. 2007. H.C. E. 63. Constantino. O. 207-219. Agroecología: 105-115. Tello (eds. 1997. 2010. R. A. Vaughn & R. Selection of B. Molina-Vargas. Saskatoon. Cross & D. V. 2008. Piris. Fungal Genet.. Arya & A. Disponible en: http://www.F. Versteeg & J.M.J. 1318. & L. Villa Carlos Paz. Canada. & J.S. Fourie & A. En: Atlas Fitopatológico Argentino. XXVII Congreso Argentino de Horticultura. R. J. Phytopathology 52: 567572. D. 2008. Prasad. Proceedings of Third International Biofumigation Symposium.. Pung. Proceedings of Biofumigation & Biopesticides Symposium. Merlo. Argentina. J.. 1964. Revista de Investigación Agraria y Ambiental: 37-40. C.). Nome. C. Plant Health Progress (Online). Saskatoon. Ribaudo. H. Plant Pathol. Wicks. Canada.P.F. Can Brassicas be used to manage root-knot nematode in tropical vegetal production? Australasian Nematology Newsletter 14(2): 16-19. T. Toxicity of Indian mustard and allyl isothiocyanate to masked chafer beetle larvae. 148-149. Polack. Glucosinolates in cruciferae. Sevilla.S. S. V.W. E. 2004. En: Alternativas al Bromuro de Metilo en Agricultura. Kenya. Martin. Munnecke. Kruger.S. 2011.. CABI Publishing. J. de L. Italy.A. Canberra. Scoble. Chaves & J. Donald & I. Biofumigation against soilborne fungal diseases in flower bulbs. p. Docampo. Mitidieri. & T. L. S. MBTOC (Methyl Bromide Technical Options Committee). A. Australia. Proceedings of Third International Biofumigation Symposium. Kirkegaard. Akiew.V. Proceedings of Second Soilborne Diseases Conference. Marzo 2011. Vilaseca. p. M. p.V.B. p. T. 2004. 2001. Academic Press.F. S. Mitidieri. Proceedings of Biofumigation & Biopesticides Symposium. Mattner.A. Efecto de distintas secuencias de tratamientos de biofumigación sobre parámetros fisicoquímicos y biológicos del suelo. Del Pardo. pp. 26. J. 1962.C. (clavel). pp. Nº 1.T.J. Piris.C. S. Agriscientia XXV(2): 75-79. Victoria. napus and B. & D. In vitro antifungal activity of volatiles from biofumigant brassicas against soilborne pathogens of vegetables. Mitidieri. González. Pereyra. pp. J. La Plata (2012) Vol 111 (1): 48-53 Goyal. J.A. pp. Canberra. Bijman.Revista de la Facultad de Agronomía. S.P. M. 2009. Wong & J. V. Porter. P. A bioassay for volatile toxicants from fungicides in soil.L.V. Font & C. Bentura-Castellanos. J. Brambilla. Proceedings of Third International Biofumigation Symposium. Patten. 21-22. Biofumigation to control Verticillium wilt influenced by plant species and soil types.M. Enfermedades de Dianthus caryophyllus L. J. Avila & E. Saliva. M. Lazzeri. 2004.). Thomas W. van Os. Genealogical concordance between the mating type locus and seven other nuclear genes supports formal recognition of nine phylogenetically distinct species within the Fusarium graminearum clade. Junta Andalucía. 2009. Wolcan. Proceedings of First International Biofumigation Symposium.J. Pereyra. Richardson. 2008. 2002. 62. rapa lines for biofumigation potential.N. Harvey & C. A. 519. Control of soilborne potato diseases using Brassica green manures. Proceedings of First International Biofumigation Symposium. Grego. Reybet. UNEP. D. Michel. p. Orecchia. Efecto sobre el control de malezas y las características químicas del suelo. A.

p. C. Proceedings of Third International Biofumigation Symposium.Perniola et al (2012) Biofumigación con Brassicáceas http://www. Porras. Actas de Horticultura 48: 306-309. XI Congreso Sociedad Española de Ciencias Hortícolas.org. T. K. 2007.ar/default. Turner. Zurera C. M.. 2008. Canberra. E. Sivasithamparam & D. Australia. Romero. Barrau & F. Romero. Incorporation of Brassica nigra and Diplotaxis tenuifolia residues and incubation under different soil conditions affects the survival of Rhizoctonia solani AG2-1 (ZG5). Efecto biofumigante de especies de Brassica en el crecimiento de Phytophthora spp.asp?hospedante= 289 (último acceso: Mayo de 2011) Yulianti.fitopatoatlas. Albacete. the causal agent of damping off of canola differently. España. 70. in vitro..W. 53 .