Thésis

Revista Electrónica
Departamento de Psicología
Universidad de Chile

Año II, Nro. 3, Semestre de Primavera, 1999.
NÚMERO ESPECIAL: II CONGRESO LATINOAMERICANO DE
ESTUDIANTES DE PSICOLOGÍA

Qué es Thésis?

Quiénes Somos?

© Departamento de Psicología
Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Chile

Número Anterior.

Hemos creado la Revista Thésis con el propósito de brindar a la comunidad estudiantil un espacio de
exposición y de reflexión en torno al quehacer de la Psicología. Queremos, de esta forma, hacer posible
un diálogo abierto que permita contribuir a nuestra formación como futuros psicólogos.
Hasta el momento, hemos lanzados dos números de Thésis que han tenido amplia acogida, alrededor de
1.500 personas nos han visitado. También, hemos recibido correos y trabajos de personas que han
querido colaborar en este proyecto. Agradecemos su participación que nos estimula a continuar con esta
interesante y en ocasiones difícil, iniciativa.
En esta edición, dedicamos un número especial de Thésis al Congreso de Estudiantes de Psicología,
realizado en Santiago de Chile, en el mes de Septiembre de este año. En esa ocasión estuvimos presentes
en las distintas localidades donde se efectuó el Congreso, mostrándoles la Revista e invitándoles a
participar. También asistimos a las distintas ponencias, talleres y mesas redondas con el fin de recopilar
el material que en esta edición les presentamos.
Nuestro interés es exponer a nuestros lectores, lo más fielmente posible, las exposiciones realizadas,
para que puedan informarse y acercarse de alguna manera al ambiente del Congreso; o para que puedan,
los que asistieron, recordar tal experiencia.
En ese sentido, Thésis publica la transcripción de las mesas redondas, los comntarios de los participantes
que asistieron a los distintos talleres y el material presentado por los autores de las ponencias,
exactamente en la forma como lo entregaron en el Congreso. Nuestro interés también se ciñe a la
política del Comité Organizador, en el sentido de editar, sin seleccionar el material para mostrar a la
comunidad estudiantil todos aquellos trabajos que están siendo realizados y la forma en que se están
llevando a cabo.
Por último, quisiéramos destacar lo distinto que ha sido elaborar este número, pues ha implicado trabajar
y depender de un amplio número de personas hasta el momento no asociadas a la Revista, lo cual da un
valor adicional a nuestra labor.
Los invitamos, entonces, a visitarnos y a participar en este espacio, para que este proyecto perdure en el
futuro y se abra a las distintas personas y generaciones interesadas en esta área del conocimiento.

II. Congreso Latinamericano de Psicología.
A partir de nuestra participación en el Congreso de Estudiantes realizado en Mendoza en el año 1997,
nos dimos cuenta de lo importante que era comprometerse en la generación de espacios para la
comunidad universitaria. Es así, como en el año 1998 un grupo de estudiantes de la Universidad de Chile
comienza a construir un proyecto basado en el siguiente diagnóstico: ausencia de espacios propios de los
estudiantes; de interacción entre escuelas y contacto con profesionales destacados, más allá de lo
delimitado por los programas curriculares; falta de sentido de pertenencia e identidad en la comunidad
de estudiantes de psicología; así como baja incorporación de elementos de la realidad local al curriculum
de formación de pregrado.
Una vez aprobado el proyecto de realizar un segundo congreso de estudiantes, por los distintos
estamentos de la Universidad de Chile, fueron invitados a participar estudiantes de otras escuelas de
psicología de Santiago con quienes se llegó a conformar un comité organizador pluralista al que se
integraron estudiantes de 16 escuelas de Santiago y la Quinta Región. De esta manera nuestros sueños
fueron convirtiéndose en grandes proyectos.
El objetivo central de este congreso fue establecer un espacio de reflexión principalmente sobre aquellos
temas ausentes en la formación del psicólogo y aquellos que pudieran responder mejor a las demandas
de Latinoamérica, así como destacar el área de formación personal y ética en la formación integral del
psicólogo. Este objetivo adquiere sentido en la medida que intenta responder a la poca atingencia del
curriculum a la realidad nacional y de nuestro continente, así como a la falta de diversidad de áreas y
enfoques de la psicología.
Nuestro congreso se llevó a cabo entre los días 4 y 9 de octubre de 1999, acogiendo a alrededor de 1500
estudiantes de distintos paises latinoaméricanos. Las sedes en que se realizaron las actividades fueron
cuatro:
1. Universidades ubicadas alrededor de la estación del metro Los Héroes:
- Universidad Diego Portales
- Universidad Santo Tomás
- Universidad Nacional Andrés Bello
- Universidad La República

- Universidad Academia Humanismo Cristiano.
2. Universidad de Chile
- Uniacc
3. Universidad de Santiago de Chile
4. Universidad Católica de Chile.
El último día las actividades se trasladaron a las Universidades Católica de Valparaíso, del Mar y de
Viña del Mar.
El congreso consistiría en 50 ponencias y 15 talleres realizados por alumnos; así como 25 talleres, 4
mesas redondas, y conferencias llevadas a cabo por profesionales. La mayor cantidad de trabajos
presentados por parte del estudiantado fueron desarrollos teóricos, reflexiones y talleres, centrados en su
mayoría en las áreas clínica destacándose por su popularidad los de tipo experiencial, y educacional.
Cabe destacar que los organizadores acogieron todos aquellos trabajos y talleres que fueron enviados
para ser presentados, en base a la política del congreso de mostrar todo aquello que se estuviera
realizando en nuestro continente sin privilegiar unos trabajos sobre otros.
Se evaluaron los objetivos del congreso tomando en cuenta los puntos de participación de los alumnos
organizadores, asistentes; trabajos presentados por estudiantes, por profesionales; organización del
congreso, programa y por último los contactos realizados durante el congreso. En base a esto podemos
extraer que los trabajos presentados variaron en cuanto a su calidad, tanto en términos de contenidos
como en los aspectos formales de presentación. Se observó una marcado interés y preferencia por los
trabajos clínicos y del área educacional; esto podría relacionarse a la falta de esos contenidos en la
formación de estudiantes, o por el contrario, por un marcado énfasis en éstas. Con respecto al trabajo
realizado por profesionales tanto nacionales como extranjeros, éste fue un aporte fundamental y
destacado para los logros del congreso.
Con respecto a la organización se reconcocen problemas prinicipalmente relacionados con la falla en la
preparación para acoger al elevado número de asistentes, ya que existió un desface entre el número
pronosticado de participantes y el número final de inscritos. Esto provocó dificultades en la organización
y administración durante los primeros días, lo que fue manejándose posteriormente.
Durante el congreso se sintió que el grupo organizador logró una muy buena unión a pesar de los
problemas anteriormente mencionados y de su heterogeneidad. Dicha sensación se tradujo en la
intención de quedarse solamente con la realización del congreso, sino más bien establecer algo que
responda a las necesidades de los estudiantes y que, a la vez, de un mayor sentido a la pertenencia a esta
comunidad. Así es como nace la idea de formar la Federación de Estudiantes de Psicología, la cual

busca trabajar en tres niveles: estudiantil metropolitano, regional y latinoaméricano; con el fin de
mantener relaciones y contactos a nivel instititucional. Con la puesta en marcha de la FEPS se cumpliría
lo que al principio del congreso fue un sueño, pero que ahora será plasmado y mantenido en el tiempo.
Finalmente se proyecta para el próximo año un Tercer Congreso Latinoaméricano en Bello Horizonte en
Brasil.

Daniela Kopfer
Coordinadora de Asesoría Académica
Comité Organizador II Congreso Latinoaméricano de Estudiantes.

En esta sección usted encontrará trancripciones de las mesas redondas realizadas en el II Congreso
Latinoamericano de Estudiantes de Psicología. Los textos fueron grabados y transcritos íntegramente por
miembros de la revista. Además se presenta el resumen de la exposición del Dr. Julio Villegas en la
conferencia inagural del congreso.
Para acceder al texto haga click sobre el título rn el listado que se encuentra a continuación.

- Conferencia Inagural.
- Identidad Nacional y Latinoamericanismo.
- Perspectiva de la Psicología Comunitaria en Latinoamérica.
- Psicología y Epistemología en Latinoamérica.
- Distintas Vertientes Teóricas en el Análisis Clínico.

En esta página usted podrá encontrar el listado de las ponencias presentadas en el II Congreso
Latinoamericano de Estudiantes de Psicología. Los textos fueron entregados por los expositores al
comité organizador del congreso. Thésis publica el texto íntegro, tal como fue presentado por su autor,
sin realizar algún proceso de edición, salvo en los casos que el formato HTML lo exigía. Para acceder a
los textos que pudieron ser recopilados por la revista, haga click sobre el título.
Si usted expuso en el II Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Psicología, y no encuetra su
trabajo en esta publicación, le agradeceríamos enviarlo a nuestro correo electrónico, para que sea
incorporado en este número.

1.- La psicología entre 1973-1985 en el Uruguay.
2.- El cuerpo como él es.
3.- Embarazo en la adolescencia.
4.- El poder en las relaciones.
5.- Test de vocabulario en imágenes (TEVI): un estudio piloto.
6.- Teoría psicológica: una propuesta integrativa.
7.- Sol y Citada.
8.- Proyecto de investigación Viña Shopping.
9.- Orientación viso espacial en hombres y mujeres.
10.- El trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Una aproximación al fenómeno desde un
enfoque vincular.
11.- Infidelidad, ni víctimas ni culpables, una perspectiva sistémica.
12.- La escuela desde la desescolarización.
13.- Cartografía del inconciente. La obra de Stanislav Grof.
14.- La perspectiva transpersonal.
15.- El estatuto del psicoanálisis en las ciencias y una posible línea de investigación clínica de lo social.
16.- Visión de la organización e instrumentos para desarrollarla en la empresa.
17.- Estudio descriptivo de las explicaciones acerca de la utilidad del tarot en una muestra de mujeres.
18.-. Factores de riesgo asociados al consumo y abuso de drogas en escolar de Concepción.
19.- Arousal y su implicancia en el rendimiento deportivo.

20.- Notas sobre psicología y subjetividad: una reflexión sobre la clínica en la llamada postmodernidad.
21.- La influencia del rol de dueña de casa en la autorepresentación y salud mental.
22.- La búsqueda del hombre pleno, a partir del recién nacido.
23.- La mente como una representación gráfica y fractal de la relación iterativa entre la energía.
24.- Sobre la burocratización de la subjetividad.
25.- Tortura en Chile: una exigencia de justicia desde una comprensión psicológica existencial.
26.- Descentralización y constructivismo: la dimensión política de la psicología educacional.
27.- Identidad en la psicología educacional.
28.- Memoria olfativa.
29.- Sobre la biopatía del cáncer de Reich.
30.- Caracterización del amor en estudiantes de la Universidad Santiago de Chile. Comparación con el
modelo triangular del amor de Robert Sternberg.
31.- Autocuidado, transfondo psicológico y rotación en salud mental.
32.- Taller de creatividad como estrategia de afrontamiento.
33.- El rol del psicologo en comunidad terapéutica: una alternativa de solución para las tóxico
dependencias.
34.- Ética en el ámbito hospitalario.
35.- Consideraciones acerca del quehacer del psicólogo ante personas con diagnóstico de psicósis.
Propuesta chilena y reforma psiquiátrica.
36.- La inevitable necesidad de participar en la situación escolar.
37.- Expectativas de la carrera en estudiantes de psicología.
38.- La construcción de sujetos en las políticas de prevención de drogas del estado chileno.
39.- Prevención del VIH/SIDA en al mujer, desde la aceptación de los cuerpos femeninos como cuerpos
sexuados.
40.- Análisis vocacional: una experiencia.
41.- El SIMCE como instrumento de evaluación de la calidad y equidad de la educación chilena.
42.- "Un diseño de intervención comunitaria para el desarrollo socio-afectivo de niños en riesgo social
en la comuna de Alhue, Región Metropolitana, Chile.
43.- El cuerpo de la conciencia. Aported del trabajo corporal consciente al psicólogo en formación.
44.- Psicoterapia Rogeriana. Apuntando hacia el servicio.
45.- Duelo y psicoanálisis.
46.- La epistemología circular en la coteidanidad. Una experiencia con madres de escasos recursos.
47.- Taller: genogramas. Un instrumento de gran utilidad en el trabajo clínico sistémico relacional.
48.- La estética del placer.
49.- Efecto de la administración del alcohol etílico en la memoria a largo plazo para una conducta de
discriminación en ratas albinas de laboratorio.
50.- Rol del psicólogo educacional latinoamericano en el desarrollo de una educación para una
democracia.
51.- Revista Thésis. Relato de la experiencia.
52.- Estudio sobre la disminución de la ansiedad en un ensayo de PAA mediante la técnica de relajación
neuromuscular de Jacobson e imaginería.

53-. Etnopsiquiatría.
54.- Posible influencia de las horas dedicadas al computador en la frecuencia de tipos de juego
desarrollados por niños de 4º básico de colegios particulares de la octava región.
55.- Taller: rol de la psicología en la construcción de sujeto en la educación.
56.- Aspiraciones en estudiantes universitarios y de instituto.
57.- Taller: somaterapia, una terapia anarquista.
58.- El cambio social y la psicología.
59.- Los jóvenes y la política: estrategias de participación.
60.- Psicología de las comunicaciones desde una perspectiva psicosocial.
61.- Taller: identidad sexual.

En esta página usted podrá encontrar el listado de los talleres propuestos por profesores para el II
Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Psicología. Lamentablemente no todos los talleres fueron
realizados durante el congreso. A continuación se encuentran trabajos y comentarios sobre estas
actividades, que fueron elaborados o recopilados por miembros de la revista. Thésis publica el texto
integro, tal como fue presentado por su autor, sin realizar algún proceso de edición, salvo en los casos
que el formato HTML lo exigía. Para acceder a los textos que pudieron ser recopilados, haga click sobre
el título.
Si usted realizó o participó en alguno de los talleres del II Congreso Latinoamericano de Estudiantes de
Psicología, y no encuetra su trabajo en esta publicación, le agradeceríamos enviarlo a nuestro correo
electrónico, para que sea incorporado en este número.

1.- El Significado de hablar: ¿quién habla con quién?
2.- Procesos relacionales humanos en la vida cotidiana. Teoría natural de sistemas.
3.- La persona del terapeuta.
4.- Salud mental en estudiantes de psicología.
5.- Psicología de la salud.
6.- Trabajo corporal.
7.- El perfil del pscicólogo laboral en las nuevas estructuras organizacionales.
8.- El rol del psicólogo en latinoamérica.
9.- Taller de psicodrama: explorando la creación.
10.- Invitación a conformar un grupo de investigación transcultural.
11.- Historia de la red chilena de unidades académicas de psicología: objetivos, trabajo y proyecciones.
12.- Terapia corporal.
13.- Formación de psicólogos: una perspectiva histórica de Chile.
14.- Nuevos enfoques integrativos en la terapia consciente: hacia una visión post-racionalista.
15.- Psicólogo: identidad y sueños de una vocación herida.
16.- Grupo experiencial de psicoterapia gestalt
17.- Video-charla: trabajo guestáltico con enfermedades orgánicas.
18.- Etica y psicología clínica.
19.- Psicología política y ciudadanía.
20.- Prevención de accidentes de tránsito y seguridad pública.

21.- Psicología social en la sociedad actual.
22.- Literatura y género.
23.- Psicología social y política.

Conferencia Inagural
La Formación del Psicólogo en América Latina: Condiciones para el Desplazamiento, la Difusión
y la Asunción de la Responsabilidad.
Julio F. Villegas

Con la información presentada para el capítulo sobre Chile en el libro de Psicología en Las Américas
(Alonso y Eagly, 1999), logramos destacar las siguientes características para la disciplina, la ciencia y la
profesión en nuestro país ( Toro y Villegas, 1999):
1. Una tradición académico- universitaria como cátedra general, desde la década de 1880 en la
Universidad de chile; laboratorios de investigación desde 1907 y 1909 en la Escuela Normal de Copiapó
y en la Universidad de Chile respectivamente. La existencia de la primera entidad formadora de
psicólogos, tiene fecha el 20 de Agosto de 1946 por decreto 1023 en la Universidad de Chile.
Hitos Fundacionales de la Psicología en Chile (Fuentes: Toro y Villegas,1998; Descouvier, 1999)
1889: Cátedras de Psicología asumidas por Guillermo Mann y Enrique Schneider, Universidad de Chile.
1907: Laboratorio de Psicología Experimental, Escuela Normal de Copiapó.
1908: Laboratorio para Docencia e Investigación Científica en Psicología, Universidad de Chile.
1941: Instituto de Psicología, Universidad de Chile.
1946: Creación de la Carrera de Psicología, Universidad de Chile.
1957: Creación de la carrera, Pontificia Universidad Católica de Chile.
De esta manera, más de un siglo como disciplina universitaria y más de cincuenta años de experiencia
en el entrenamiento profesional, impiden argumentos de juventud , inmadurez o falta de tradición para la
Psicología chilena.
2. Una estructura Institucional representada por el Colegio Profesional desde 1968, la Sociedad Chilena
de Psicología Clínica fundada en 1979 y la Red Nacional de Entidades Académicas de la Psicología
creada en 1994.
Estructura Institucional de la Psicología en Chile (Fuente: Toro y Villegas,1998)
Como se observa, cada una de estas organizaciones tiene obligaciones específicamente profesionales en
el caso del Colegio, científicas en el caso de las Sociedades y académicas en el caso de la Red. La

Psicología entonces, no puede argumentar ausencia de responsabilidades institucionales.
3. Indicadores de Productividad, referidos a:
3.1.- Publicaciones de aceptable regularidad mantenida desde 1978 para la Revista Chilena de
Psicología; 1982 para la Revista Terapia Psicológica; 1988 para la Revista Psicología y Sociedad; 1992
para la Revista Psique.
Publicaciones Científicas de la Psicología en Chile ( Fuente: Toro y Villegas, 1998).
Con menor regularidad, también circula la Revista de Psicología de la Universidad de Chile.
3.2.- Significativa presencia en el sistema nacional del Fondo de Desarrollo Científico y Tecnológico
(FONDECYT) que según datos de 1998, ubican a la Psicología en el décimo lugar entre las ciencias y
disciplinas concursantes, lo que podría mejorar a partir de este año, cuando se la reconozca en una
categoría independiente de acuerdo a Manzi (1999).
3.3 Programa para la Formación de Postgrado a nivel de Maestría y Doctorado, existentes a partir de
1995 y sin duda, sujetos a las variaciones propias de su consolidación y desarrollo derivadas de las
características de las instituciones universitarias que los sustentan.
Postgrados en Psicología en Chile (Fuente: Toro y Villegas, 1998).
Estos indicadores referidos a publicación, investigación y postgrado impiden argumentar ausencia o falta
de participación de la Psicología, en la cultura científico- tecnológica nacional.
4. Un Crecimiento explosivo de Instituciones Universitarias dedicadas a la formación de Psicólogos y un
aumento correspondiente, en los recursos humanos académicos y profesionales:
Pregrado en Psicología, Chile 1998 ( Fuente: Toro y Villagra)
Universidad de Chile
Pontificia Universidad Católica de Chile
Universidad de Santiguo
Universidad Central
Universidad Diego Portales
Universidad Gabriela Mistral
Universidad Andrés Bello
Universidad Academia de Humanismo Cristiano
Universidad Bolivariana
Universidad de Arte y Ciencias Sociales
Universidad Santo Tomás

Universidad Educares
Universidad Internacional Sek
Universidad del Desarrollo
Universidad de Ciencias Informáticas
Universidad de la República
Universidad de Ciencias y artes de la Comunicación
Universidad de Los Andes
Universidad Miguel de Cervantes
Universidad de Tarapacá
Universidad Católica del Norte
Universidad Santos Ossa
Universidad de la Serena
Universidad Francisco de Aguirre
Universidad de Valparaíso
Universidad Católica de Valparaíso
Universidad Educares
Universidad del Mar
Universidad de Viña del Mar
Universidad Regional del Libertador
Universidad Educares
Universidad Concepción
Universidad del Desarrollo
Universidad San Sebastián
Universidad de la Frontera
Universidad de Temuco
Hasta 1982, sólo la Universidad de Chile y la Pontificia Universidad de Chile disponían de programas a
nivel de pregrado. De dos escuelas de Psicología existentes hasta esa fecha, disponemos ahora de treinta
y seis, sin poder asegurar que esta cifra sea definitiva por las variaciones derivadas de la regulación legal
vigente. Con estos datos, podemos afirmar que en este período se han creado en promedio, dos escuelas
por cada año transcurrido.
Bajo los mismos parámetros y con cifras aproximadas, es posible estimar que de 1982 a la fecha , la
matrícula anual en Psicología ha experimentado un incremento claramente superior al 2.000 %; el
número total de estudiantes ha crecido desde aproximadamente 1.000 a 10.000 alumnos y la cifra de
psicólogos titulados a partir de 1962, muestra un crecimiento sostenido del 18.8% anual, que será aún
mayor en la medida que todas las Escuelas completen su desarrollo inicial.
Considerando sólo el período de 1962 a 1966, el promedio anual de psicólogos titulados llegaba a 23
profesionales. Para el tramo 1992 y 1996, la cifra es de 378 lo que significa un incremento del 1.543%.
Los primeros psicólogos chilenos existen desde 1952 pero, los datos de referencia provienen del
Ministerio de Educación que sólo dispone de registros iniciados en 1962. En cualquier caso, la

evidencia impide lamentar escacez o falta de recursos humanos en institucionales para la formación en la
disciplina.
5. Las vinculaciones formales y oficiales con la International Union of Scientifical Psychologist
(IUSPSY); la Sociedad Interamericana de Psicología (SIP) y la agrupación de psicólogos del
MERCOSUR por ejemplo, impiden invocar aislamiento o falta de pertenencia al mundo del disciplina
Internacional. De ningún manera, es posible recurrir a la desconexión o la falta de relaciones
internacionales con la disciplina, la ciencia y la profesión.
El desarrollo de una disciplina joven, inexperta e inmadura generalmente requiere en gran medida del
interés y la buena voluntad de personas e instituciones cercanas, pero no pertenecientes a ella. A través
de estos procesos de desplazamiento de la responsabilidad (Villegas, 1999), podría entenderse que el
desarrollo de la Psicología llegaría a ser tan bueno, tan regular o tan malo como sea la contribución de
las autoridades ajenas a ella, le Proporcionen.
Cuando la carencia de estructuras institucionales, impide identificar las obligaciones específicas para el
desarrollo de las dimensiones académicas, científicas y profesionales de una disciplina pueden
producirse procesos de difusión de la responsabilidad. Bajo estas condiciones, no es posible identificar
personas o personas responsables para el desarrollo bueno, malo o regular de la Psicología.
Con más de un siglo de tradición universitaria, más de cincuenta años de experiencia en la formación de
psicólogos, una estructura institucional definida, indicadores de productividad cuantitativamente
evaluables, recursos humanos más que suficientes y vinculaciones internacionales reconocidas..., no
podemos recurrir ni al desplazamiento, ni a la difusión de la responsabilidad. Nos parece que las
condiciones descritas, conducen lógica e irremediablemente a la asunción de la responsabilidad. Dicho
claramente : estimamos que en la mayor medida, el desarrollo de la Psicología en Chile podrá ser tan
bueno, tan malo o tan regular, como sean nuestros esfuerzos para el logro del objetivo.
En lo que nos corresponde por definición, por pertenencia, por identificación y por compromiso personal
con la dimensión exclusivamente académica de la disciplina, hemos intentado asumir esta
responsabilidad a través de un conjunto de trabajos referidos por ahora, a tres temáticas:
Primero: al constatar el explosivo crecimiento de recursos humanos e institucionales de la disciplina,
examinamos las Posibles contribuciones de laPsicología para el Desarrollo Nacional (Villegas, 1998),
según categorías correspondientes a tres áreas: académica, básica o fundamental; profesional,
tecnológica o aplicada y, de planificación, ejecución y evaluación en programas para el desarrollo.
Contribuciones de la Psicología al Desarrollo Nacional (Fuente: Villegas, 1998).
Segundo: Hemos revisado las Condiciones asociadas al crecimiento explosivo de la Escuelas de
Psicología a partir de 1982, en comparación a las bases fundacionales de las dos primeras instituciones
que refieren a propósito de contribuciones científico- profesionales para el desarrollo del país, en marcos

claramente estatales y laicos para la Universidad de Chile y explícitamente privados y confesionales en
La Pontificia Universidad Católica de Chile (Villegas, 1998; Toro y Villegas, 1998). Todas estas
definiciones, normalmente están ausentes en la mayoría de las nuevas entidades académicas de la
Psicología nacional y no se expresan en los fundamentos para su creación.
Condiciones asociadas a la creación de las nuevas Escuelas de Psicología a partir de 1982. (Fuente: Toro
Y Villegas, 1998)
- Percepción de alta demanda y atractivo profesional de la carrera.
- Percepción de ausencia de disposiciones que permitan opinión de instituciones responsables: Colegio
Profesional, Sociedades Científicas nacionales o internacionales.
- Percepción de disponibildad de recursos humanos académicamente capacitados.
- Percepción de bajo costo de inversión: Carrera de papel y lápiz.
La aparente corrección de las tres primeras percepciones, contrasta con el error de la cuarta y permite
suponer escasa o nula participación de la Psicología como tal, en estas iniciativas. Es un hecho
consumado por actores externos que plantea desafíos complejos e impostergables para los académicos y
estudiantes involucrados en su gestión.
Tercero: Con la trayectoria Histórica acumulada, intentamos la identificación e problemas considerados
como centrales para la formación del psicólogo, hasta el momento no explícitamente descritos, en un
país con una tradición y experiencia superior al medio siglo (Villegas, 1997; Villegas, 1998; Toro y
Villegas, 1998). Para tomar decisiones frente a cada uno de ellos, contamos con experiencia largamente
acumulada que debemos aprovechar.
Problemas Centrales para la Formación del Psicólogo en Chile. Exigencia PAA, como requisito de
postulación. (Fuente: Villegas, 1997; Villegas, 1998; Toro y Villegas, 1998)
- Exámenes de ingreso.
- Regulaciones conductuales psicológicas y/o éticas del alumno.
- Situaciones de tensión y conflicto ético- valóricos en la investigación científica y áreas aplicadas a la
Psicología.
- Diferenciación- integración de la Licenciatura y Título profesional.
- Exigencias para el grado académico y el Título profesional.

- Tensión y conflicto de la Psicología en Instituciones con restricciones valóricas, confesionales y/o
ideológicas.
- Formación de Psicólogos generales, semiespecializados o con especialización.
- Orientaciones teóricas en la formación.
- Infraestructura y recursos humanos para la formación.
- Funciones específicas de la Investigación Científica en Psicología.
- Fundamentos de los programas de Postgrado y Post-título.
Al asumir nuestra responsabilidad acdémica y con referencia a la ámbito local, trabajamos en tres
proyectos: el primero, sobre la percepción de examen de ingreso, en una muestra de estudiantes
avanzados de Psicología (Villegas, 1999); el segundo, sobre las situaciones éticas relevantes para la
formación del psicólogo según opiniones de académicos, profesionales y estudiantes (Villegas, Leyton y
Alcayaga, 1999) y el tercero, sobre el grado de Identificación universitaria- profesional de estudiantes
de Psicología (Villegas, Leyton y Caro, 1999; Villegas, Leyton y Zuñiga, 1998).
La mención de estas y otras investigaciones presentadas en el reciente 27° Congreso Interamericano de
Psicología, Caracas, Venezuela permitió las comparaciones con la situación existentes con los demás
países de la región.
Con las variaciones comprensibles de la diversidad observamos en términos generales las condiciones
suficientes de experiencia, trayectoria, institucionalidad y recursos humanos que disminuyen los
procesos de desplazamiento y difusión propiciando los procesos de asunción de la responsabilidad para
los psicólogos de los respectivos países para el desarrollo de su disciplina, de su ciencia y su profesión.
Por esta misma razón y en el marco de la sociedad Interamericana de Psicología (SIP), comprobamos
que los problemas identificados como centrales para la formación del psicólogo en Chile pueden tener
idéntica connotación en la mayoría de los países miembros de configurando así, el objetivo general de
un proyecto transnacional cuya primera etapa hemos recientemente culminado. Los primeros reportes,
formaran parte de nuestra participación en el VI congreso Nacional de Psicología programado para
Noviembre del año en curso y e función de los avances obtenidos, esperamos también su presentación en
el Primer Congreso de la Red Nacional de Entidades académicas de la Psicología cuyo tema es
precisamente la formación del psicólogo en Chile, de acuerdo a lo planificado para mediados del año
2000. De esta manera, estaremos en condiciones de presentar resultados formales en el 28° Congreso
Interamericano de Psicología previsto para realizarse en Chile, en el mes de Julio del año 2001.
Quienes trabajamos en la Psicología Social, sabemos que asumir la responsabilidad, implica también

recibir las consecuencias de las posibles reacciones suscitadas por la Investigación. Quizás, temas
controversiales como los que se incluyen en este proyecto, generan reacciones adversas. Si están basadas
en suponer intereses indemostrables, temores infundados o intenciones inconfesables, sólo podemos
recibirlas como parte del riesgo, del costo y las consecuencias por asumir esta responsabilidad.
Por el contrario y en todo caso, esperamos verificar y comprobar respaldos verdaderamente
significativos como el de la Sociedad Interamericana de Psicología (SIP); del grupo de académicos
relevantes en la Psicología chilena integrado por Manuel Poblete, Carlos Descouviers, Domingo Asún,
Jorge Manzi, Orlando Salamanca, Mario Morales y Juan Pablo Toro. Gracias a su generosa contribución
hemos implementado la etapa inicial del proyecto.
Sin despreciar las colaboraciones externas, el desarrollo de la Psicología es una obligación para los
estudiantes, académicos, científicos y profesionales. Todos debemos asumir las responsabilidades
específicas que nos corresponden, para el logro de un objetivo compartido.
1Nuestra presencia en esta ceremonia Inagural del 2° Congreso Latinoamericano de estudiantes de
Psicología, implica el reconocimiento de quienes pronto serán académicos, científicos y profesionales de
nuestra disciplina. Lo valoramos como un honor y un compromiso, al que sólo podemos responder con
nuestro mayor agradecimiento y seriedad de nuestro trabajo.

Bibliografía
- Alonso, M y Eagly, A. (eds) (1999): Psicología en las Américas. Caracas: Sociedad Interamericana de
psicología. (SIP).
- Descouviers, C (1999): Lo Psicológico en los Anales de la Universidad de Chile. Santiago: Impresos
Universitarios, S.A
-Manzi, J. (1999: Condiciones críticas para una Psicología crtica. Ponencia. Jornadas de Psicología
Crítica: Universidad Arcis.
- Toro, J.P (1999): Formación del Psicólogo: Perspectiva Histórica en Chile. Ponencia. Jornadas de
Psicología Crítica: Universidad Arcis.
- Toro, J.P y Villegas, J. F. (1998): La Psicología en Chile. En: M. Alonso y A. Eagly (eds): Psicología
en Las Américas. Caracas: Sociedad Interamericana de Psicología (SIP).

- Villegas, J.F (1997): Antecedentes, situación y perspectivas para el desarrollo institucional de la
Psicolgía en Latinoamérica. V Congreso Nacional de Psicolgía. Santiago, Chile.
- Villegas, J.F. (1998): Demandas del desarrollo para la psicología en Chile. Terapia Psicológica. año
XVI, Vol. VII (1), N° 29. pp 41 - 51.
- Villegas, J.F (1999): Percepción del examen de ingreso en alumnos avanzados en Psicología. Proyecto
en curso. Universidad santo Tomás. Santiago de Chile.
- Villegas, J.F (1999): Percepción de situaciones ética relevantes pra la formación en etudiantes,
profesionales y académicos de la Psicología. Proyecto en curso. Universidad Santo Tomás. santiago,
Chile.
- Villegas, J.F; Leyton, F.I. y zuñiga, R.E. (1999): Características Psicosociales e Identificación
Institucional en estudiantes de una universidad privada de Chile. 27° Congreso Intyeramericano de
psicología. Caracas, Venezuela.
- Villegas, J.F Leyton, F.I.y Caro, A.E. (1999): Características Psicosociales e Identificación en
Estudiantes de Psicología. Proyecto en curso. Universidad Central: Santiago, Chile.
- Villegas, J.F Leyton, F.I.y Alcayaga, D.A. (1999): Problemas centrales para la formación del Psicólogo.
Proyecto en curso. Universidad Santo Tomás. Santiago, Chile.

Perspectivas de la Psicología Comunitaria en Latinoamérica
Benito Baranda, Mariane Krause, Jaime Alfaro, Germán Rozas.
Mesa redonda realizada el 6 de octubre de 1999.

Benito Baranda: Bueno, buenas tardes yo agradezco la oportunidad que nos dan de poder compartir en
este panel de proyecciones a la psicología comunitaria en Latinoamérica. Nosotros vamos a hablar a
partir de la experiencia que hemos tenido de trabajo; nosotros nos formamos en la psicología clínica y
después fuimos derivando en el trabajo en el terreno de la psicología comunitaria; para eso sin mayor
vanidad sino el de contarles un poco cual fue el camino nuestro para acercarnos a la psicología
comunitaria, es la idea de la presentación que vamos hacer y descubrir también algunos aspectos que son
importantes de esta práctica de la psicología comunitaria que consideramos que afecta nuestra labor
como psicólogos dentro de la comunidad.
Primero hablaremos de nuestra experiencia más importante durante la Universidad. Quizás la más fuerte
como Uds. van a ver después; se refiere a la cercanía con la pobreza, la búsqueda de una cercanía de la
profesión al trabajo en terreno relacionado con la pobreza, hubo curso profesores o prácticas
profesionales que nos ayudaron a esa tarea y algunas investigaciones.
Nos tocó participar un tiempo como voluntarios los días Sábados a un Hospital Psiquiátrico que hay en
Chile que se llama Open Door, el cual debería llamarse Close Door. Este era asilo psiquiátrico parecido
a los antiguos asilos psiquiátricos, que al parecer no han variado en este tiempo, íbamos a trabajar los
días Sábados como voluntarios en este lugar mientras éramos estudiantes de psicología; y fuimos
descubriendo en ello hartos elementos contrarios a la dignidad y participación del ser humano. Los que
nos hemos familiarizado un poco con Basaglia y hemos podido descubrir algunos de estos elementos
ahí, se evidencia que hay un atropello tremendo a los derechos de estas personas a través de estos
procedimientos psiquiátricos, donde en parte importante los psicólogos somos cómplice. La experiencia
en el Sanatorio del Peral nos marcó mucho la cercanía con una realidad cruda muy distinta a la que nos
podían enseñar después los psiquiatras que nos hacían clase en el Hospital Psiquiátrico o en otros
lugares.
También la cercanía con niños menores a través de un programa de la Universidad, el que consistía en
evaluar a muchos niños a lo largo de Chile (nos tocó recorrer todo Chile), todos estos eran niños de
lugares de mucha pobreza y los tuvimos que evaluar nada menos que con la escala de Wetsler entonces
era tremendo y con el Raiban el poder vincularnos a esa realidad y conocer desde cerca el trabajo de una
Institución grande que tenía a estos niños en sus programas, más la experiencia de las prácticas
profesionales, vinculados al Hospital Psiquiátrico y al trabajo con niño, nos afectaron, dejando una gran
reflexión en cuanto algo no estaba funcionando primariamente en la psicología clínica de donde
veníamos nosotros, y donde estábamos formado yo tuve la oportunidad en ese entonces de viajar y de
estar al inicio de la reforma o de la reformas más fuerte de Trieste en Italia con la psicología comunitaria
y de descubrir el esfuerzo gigantesco que realiza un grupo de profesionales y de técnicos, de auxiliares
de toda la gente que trabajaba en este Hospital Psiquiátrico para transformar la práctica clínica en algo

donde la persona tenía un grado alto digno de participación y eso nos ayudó harto para tener un espíritu
crítico en relación a este tema, después nos vinculamos a la pobreza a través de esta Institución que los
chilenos la ubican para los extranjeros una institución que se llama Hogar de Cristo, y en esa Institución
se trabaja en sectores y territorios de mucha pobreza, en los campamentos, en lugares de mucho
abandono.
Cuando ya habíamos terminado la Universidad, nos vinculamos especialmente con el Hogar de Cristo
trabajando en la hospedería de niños; fue ahí donde nos preguntamos ¿por qué los profesionales no
podemos realizar una tarea que habitualmente realizan otras personas que no son profesionales, si
nosotros hemos sido formados para realizar este tipo de tareas, hemos recibido los conocimientos para
encargarnos de una casa de niños que provenían de la calle y que voluntariamente acudían a dormir a
este lugar en plena crisis económica de los 80?. Trabajando ahí, descubrimos que para crear los vínculos
hay que convivir cerca de las personas, no basta sólo con visitarlos, con estar con ellos en algún
momento, sino que hay que estar conviviendo para ir descubriendo la riqueza de esas personas, y
experimentando el valor de lo comunitario en la vida cotidiana; fue muy fuerte para nosotros ese período
de trabajo, después tuvimos un tiempo de estudio en el extranjero en Italia) que también lo destacamos
como algo importante, porque hicimos, quizás unas de las reflexiones más profundas desde la
antropología, la filosofía, la teología, de la psiquiatría, de la psicología, a cerca del ser comunitario del
ser humano; nosotros sentimos que fue importante porque marcó con mucho más fuerza nuestro actuar
profesional y eso con el paso del tiempo nos ha marcado las opciones de vida que hemos ido tomando.
Al regreso de Italia vivimos en una comuna popular de Santiago que se llama La Pintana. En esa
comuna nos dedicamos a trabajar, a realizar una labor comunitaria que Lorena va a explicar más en
detalle, con una fuerte participación de la comunidad. Por eso decía lo anterior, esto de Italia, porque fue
La Pintana donde pusimos en práctica todos los cambios experimentados en nuestra vida.
A partir de los conocimientos que habíamos adquiridos en la Universidad, tuvimos la oportunidad de
estar un tiempo en USA visitando los programas comunitarios, con una beca, con el fin de poder
descubrir los éxitos y los fracasos de los programas que ellos tenían en todas las áreas, como los
programas comunitarios experimentados en recintos carcelarios, o la rehabilitación de la drogadicción, o
el manejo de los sectores más complicados por la delincuencia, etc., eso nos ayudó mucho a agregarle
más profesionalismo a la acción que realizamos.
Después empezamos a trabajar más separado con Lorena, ella se dedicó a trabajar más en talleres de
mujeres dentro de la población allá en la Pintana y yo asumí la dirección social de esta organización que
se llama Hogar de Cristo, en la Pintana. Yo creo que hemos tenido la cercanía con la pobreza y la
cercanía con la pobreza nos ayuda a reflexionar con mayor profundidad a cerca del rol que nos cabe
como profesionales en esta realidad.
En el Hogar de Cristo (HC) yo creo que hemos logrado llegar desde la dirección social a algo que es
bien complejo, para una Institución como el HC, que es una Institución vinculada a la iglesia,
preferentemente asistencialista, lo cual fue iniciar todo un cambio, hace una década atrás, con un tema

promocional y con un tema de carácter más comunitario, y con una gestión más participativa de los
programas. Creamos un equipo de coordinación social, en el que participamos 12 profesionales; algunos
psicólogos, asistentes sociales, profesores, periodistas, médicos. Además hemos logrado ir abriendo la
participación también en la gestión de los programas para la comunidad, en algunas áreas, como trabajo
de campamento, los discapacitados mentales, los niños, las mujeres, etc. También logramos un segundo
elemento, (que para nuestros países todavía es difícil de lograr que es equilibrar el poder económico de
estas instituciones, el manejo de los recursos económicos y los programas sociales que da el Estado a
través del ministro de hacienda y del ministro del Mideplan (como lo es en Chile) o el resto de los
ministros sociales), logramos hace tres años atrás el tener dos poderes paralelos dentro del HC,
reportamos directamente al directorio del hogar que es el poder económico, el gerente del hogar, y la
dirección social que estoy en estos momentos a cargo yo. Eso ha permitido dar a entender que la parte
económica esta al servicio de lo social, lo que costo mucho también y es un aprendizaje comunitario del
directorio y de todos los trabajadores del hogar que manejamos muchos recursos (el HC para los que no
saben y se hagan una idea maneja alrededor de 35 Millones de dólares al año, en todo Chile porque son
recursos de los chilenos para los mismos chilenos) hacerlo con mucho profesionalismo, porque es plata
que no nos pertenece y eso ha implicado muchos cambios en los programas del hogar.
Hace un tiempo atrás, en el año 1994, el presidente Frei, convocó a un consejo nacional para la situación
de la pobreza, en el cual me ha tocado participar y ahí también se han generado varios programas
importantes, donde hemos puesto un sello muy fuerte al tema de la participación de las personas y al
tema de la convocatoria comunitaria y de la generación de redes, sería largo extenderme en esto pero es
ir sumando una visión más participativa de todos los programas sociales y un ir presionando
progresivamente al Estado para que se reformule en las políticas sociales, para que estas tengan en
cuenta la participación de las personas que están siendo afectadas por las mismas. Es un tema más de
carácter macro, pero no deja de ser importante, porque la mayor cantidad de políticas que llegan a los
sectores de mayor pobrezas las personas que están involucradas en esos sectores no tienen injerencia en
esas políticas y este tema comunitario pretende darles mayor poder a la ciudadanía que se va viendo
afectada por estas políticas.
El año pasado tuvimos la oportunidad de testear muchas de estas cosas, en un congreso que hubo en
Triester recordando a Franco Basaglia, con un grupo muy grande de personas de distintas partes del
mundo y de distintas profesiones; yo creo que una de las labores, después de haber escuchado a mucha
gente de allá, es que todavía nos queda muchísimo de las políticas sociales esta tarea de la
desinstitucionalización, las prácticas autoritarias son prácticas que están dentro de nuestras instituciones
tradicionales de las escuelas y de muchos otros ambientes que uno dice no si hay injerencia de la gente,
la gente puede opinar, no son tremendamente dictatoriales o directivas y con muy poca participación de
las personas. Al interior del HC, en la institución que trabajo, ocurre mucho esto y mucho más en las
políticas del Estado y es un tema pendiente que hemos estado trabajando en este último tiempo.
Cerrando esto y antes de pasar la palabra a Lorena quisiera destacar cinco aspectos que son claves y que
hemos ido aprendiendo 1° que el aprendizaje en la práctica es fundamental y no accidental y en esto
quisiera ser majadero porque de repente se siente como que el aprendizaje en la práctica es algo como
que se puede dar en algunos períodos de las carreras y no en forma permanente, yo considero de que hay

que darlo en forma permanente, si no hay aprendizaje en la práctica es muy difícil internalizar después
contribuciones que da la psicología desde sus propias investigaciones y eso nos enriquece nuestra labor
frente a la comunidad. Lo 2° que es tremendamente importante es la validación de las experiencias
comunitarias que están afectando a las personas que se ven afectadas por la pobreza, si no se validan
esas experiencias comunitarias, es muy difícil poder entender lo que está ocurriendo en esa realidad,
teniendo también una serie de prejuicios, lo 3° es que es tremendamente importante el tema de los
afectos cuando uno se vincula a la comunidad, si no hay un adecuado desarrollo de los afectos propios
de cada uno de nosotros al igual como ocurre me imagino con la relación de pareja, con la relación con
los hijos, los amigos, las amigas, al final vamos dañando más que contribuyendo a la comunidad hay
programas que son tremendamente entre comillas comunitarios o promocionales, pero que las personas
que lo dirigen tienen trancas afectivas gigantescas y esas causan mucho mas daño que la riqueza que
puedan aportar los programas; lo 4° que quiero señalar es que para las personas que trabajamos en los
programas comunitarios es tremendamente importante la presencia, nosotros a través de todos nuestros
trabajos hemos comprobado y hoy día lo estamos comprobando en un programa muy importante en el
HC que el contar con un buen profesional que tiene mucho conocimiento pero que no hace presencia en
el equipo y en el trabajo cotidiano nos esta causando muchos más problemas que el beneficio que nos
pueda otorgar sus conocimientos. La presencia gatilla los procesos comunitarios de los sectores mas
excluidos si no hay presencia es difícil, yo vengo de un campamento hoy día en la tarde del Cardenal
Oviedo en Puente Alto, un campamento muy grande y en ese campamento la ausencia de personas
profesionales que puedan colaborar con ese campamento a causado muchos problemas para que las
personas puedan salir de esa realidad de campamento; y por último (5°) la práctica de la escucha del
contemplar la realidad no sólo del opinar, del enjuiciar la realidad, sino del escuchar a las personas
contemplando la realidad no sólo de lo que hablan sino su propia realidad lo que digan.
Loreto: Bueno, yo les quería comentar, Benito ya lo mencionó, un ejemplo concreto que a nosotros nos
tocó en 1988, la posibilidad de partir con un proyecto con un centro comunitario en La Pintana en el
sector El Castillo. En ella no había nada construido, entonces nos tocó insertarnos en esta comunidad
con mucho respeto, escuchando, observando y detectando necesidades; el hecho de que no hubiera
construcción era interesante porque nos permitía desplegarnos por la población no tener un espacio
donde quedarnos, era mejor todavía, porque así podías conocer más y escuchar más, estuvimos
detectando necesidades a través de organizaciones de la época, las ollas comunes, las juntas de vecino,
las escuelas. Las personas de la comunidad nos decían quiénes eran los que necesitaban de nuestro
apoyo, así para realizar este trabajo nosotros vimos la importancia de prepararnos primero como equipo
todos teníamos que unirnos en un estilo de trabajo serio y responsable, bien planificado, y con objetivos
concretos, pero por sobre todo esto, nosotros sentíamos que era importante un estilo de trabajo sin
incoherencias, donde tratáramos de vivir con el equipo lo que estabamos queriendo hacer por las
personas de la comunidad, sentíamos que cuando un equipo humano se inserta en una comunidad lo
importante es que las personas crean en las propuestas que se hacen y para que las personas crean lo
tiene que ver en nuestro equipo, lo tienen que ver en nuestras conductas en nuestras actitudes, por ej. Si
estamos hablando de diálogo en una reunión con la gente, con la comunidad era importante que nosotros
no nos quedáramos callados cuando había que hablar, o bien no dejar sin solución los problemas, sin
conversarlos; esta coherencia, esta confianza, este deseo de crecer como personas tenían que ser
características propias del equipo. Con una clara dedicación a las personas, respetando tiempo, procesos

y cambios, en especial cuando estas familias viven en situaciones de extrema pobreza, como cuando a
nosotros nos sucedió cuando llegamos al sector el Castillo en el año 88, la gente estaba muy dañada
había mucho dolor había mucha pobreza, había mucha gente dividida, venían de distintos lugares de
Santiago, de distintas poblaciones; habían sido llevados hasta allá, entonces se robaban entre sí, habían
experiencias muy triste de robos de la casa del lado, la frazada, el pañal, eran experiencias muy
dolorosas; entonces cuando estas personas han perdido la esperanza, la confianza y la autonomía, es
importante crear un espacio donde podamos recibir y expresar afecto, donde podamos acoger y donde
las personas puedan recuperar esta esperanza y estos deseos de salir adelante; eso era un poco nuestro
objetivo, estos estilos de trabajo; nosotros sentimos que implica crear un ambiente de trabajo positivo, es
decir, un clima que facilite, un clima de confianza, un clima de compromiso, en que se favorezca el
crecimiento de las personas. Una vez que el equipo de trabajo cree en esta propuesta, la hace suya, se
convence que sólo somos facilitadores dentro de este proceso, que cada uno tiene que poner sus
habilidades, sus conocimientos, sus herramientas, sus técnicas al servicio de las personas que atienden,
una vez que nos convencemos que es mejor confiar en las personas que desconfiar, que es mejor
valorizar lo que las personas tienen que desvalorizarlas, que es mejor respetar y no invadir su realidad,
que es más importante escuchar al otro que dar un sermón de todo lo que nosotros sabemos, que es
mejor ponerse en su lugar, conocerlo; una vez que nos hemos embarcado en esto nosotros como
personas entonces ahí sentíamos y sentimos que podemos llevar a cabo un trabajo en el cual lograremos
que el otro despierte, que el otro descubra su propio potencial de desarrollo su capacidad de salir
adelante, en fin su valor como persona. De aquí que nosotros sentimos que las propuestas de trabajo con
la comunidad, sólo resultarán si son reflejo de esta actitud de todo el equipo de trabajo, que es capaz de
crear un ambiente participativo y positivo en conjunto con la familia y con la comunidad en general.
Este es el estilo de trabajo que nosotros proponemos, y cómo modo de proceder planetamos en 1° lugar
un trabajo experiencial, debemos partir de las propias experiencias de vida, de lo personal, para tener
una idea clara de los pasos que hay que dar, de esta manera nosotros sentíamos que a partir de las
experiencias de las personas eso nos ayudaba a no emitir juicios en relación al estilo de vida que ellos
llevan, a no invadir su realidad, a acercarnos con respeto y así irnos empapando con lo que ocurre dentro
de ese sector, dentro de ese lugar, porque así es más fácil ponernos en el lugar de ellos y entender la
problemática, por ej. Una experiencia que vivimos en esos tiempos cuando recién comenzamos con el
Centro Comunitario, aquí funcionaban 300 niños en edad escolar, además había un policlínico, una sala
cuna, una biblioteca y una de las educadora de estos niños en edad escolar, hizo una actividad muy
bonita; en ese tiempo nos dábamos cuenta, que los niños no querían su población, los adultos tampoco se
sentían a gusto, y esta educadora junto con el equipo preparó toda una actividad de ponerle nombre a las
calles en vez de los números que tenían, se sabía que tenían nombre porque habían unos mapas que nos
habían entregado en la Municipalidad; los niños en su sala hicieron unos cuadraditos de madera con los
nombres de las calles, pintados por ellos y ellos mismos, lo fueron a poner en las calles, fue una
experiencia preciosa porque partimos todos a poner letreros desde los profesionales, los auxiliares y
vamos pegando letreros, los niños gozaron al evaluar la experiencia había todo un compromiso y una
participación y de sentirse parte de esta comunidad, de hecho nos aprendimos bastante los nombres de
las calles, después de eso.
En 2° lugar el trabajo debe ser participativo, hemos hablado harto de lo participativo, experiencial

participativo, porque la participación, nos hemos dado cuenta, lo hemos constatado, promueve y acoge
el aporte de cada uno y de esta manera se produce incluso que se superen distancias entre las , por ej.
Entre el educador y el niño, entre el director y el educador, entre la gente que trabaja en el equipo, etc.
porque aquí no hay unos que se sienten superiores y otros inferiores porque todos pueden dar su opinión,
otro ej. Que recordé es cuando invitamos a los niños, se hacía una reunión del consejo ampliado
mensual, en que estabamos todos con los niños, los apoderados, con la gente que participaba, que venían
a talleres, y todos tenían que opinar como iba el trabajo que estábamos haciendo, a veces por querer
hacer nosotros las cosas, provocamos que la gente se sienta incapacitada, que la gente se sienta inútil y
la inhibimos, inhibimos ese potencial que las personas tienen tenemos que tener confianza en la
posibilidad de la gente y no desvalorizar su experiencia, yo creo que uno cae cuando uno va cargado de
técnicas y va cargado de aprendizaje que son muy buenas muy interesantes, pero se puede corre el
peligro de querer decir... yo lo hago, yo lo sé, yo te ayudo, yo..., entonces las personas pueden buscar
soluciones a sus problemas pero somos nosotros que muchas veces los inhibimos.
El 3° punto, es un estilo de trabajo transformador, la idea es que las personas lleguen a sentir que son
personas que valen que son personas dignas, capaces de transformar el ambiente donde viven, porque
son personas activas, libres y capaces de dirigir su propia vida, por ej. Al escuchar los testimonios de las
mujeres, que mencionó Benito, de los talleres en que yo he trabajado es interesante observar como ellas
mismas se dan cuenta que a través de los propios cambios que ellas van teniendo en su vida, se producen
transformaciones a su alrededor, ya sea con el marido, con los hijos, con las vecinas, se producen cosas
especiales, se producen nuevos modos de relación, se dan cuenta de los cambios a nivel familiar. 4° es
un estilo de trabajo progresivo, esto implica un respeto al ritmo de las personas, a sus expectativas, a sus
sabidurías a su historia personal a sus condiciones de vida etc. Por ej. Cuando una persona (este ej. Lo
he dado otras veces, por ahí hay algunos alumnos míos que lo deben haber escuchando) cuando le
decimos a una persona, a una mujer de una población, que no sea floja porque la vemos que se levanta
todos los días tarde, de repente se nos olvida pensar que esa persona puede tener una profunda
depresión, una persona que para ella todos los días que pasan son iguales, que son grises, que se levanta
y no tiene que darle de comer a sus hijos, no es tan fácil verla que se levante feliz y cantando a las 7 de
la mañana, entonces si se levanta a las 11 de la mañana y nosotros llegamos con una actitud de
profesional siempre listo y le decimos, pero señora no sea floja, mire a la horita que se está levantando,
somos una falta de respeto a esa progresión a ese ritmo de esa persona. En 5° lugar, un estilo de trabajo
coherente, el contenido que se entrega debe ser coherente con el modo de entregarlos, se debe reflejar en
nuestra vida, en nuestras conductas, en nuestras actitudes, sino puede ser contraproducente o algo
pasajero lo que estamos entregando, ahí no voy a dar ej.
6° un estilo comunitario, en el fondo esta resumiendo los anteriores, en que toda la comunidad puede
participar de esta posibilidad de crecimiento y de desarrollo y debe ser generada a partir de ella, aquí voy
a poner un ej. Porque es muy bueno, cuando nosotros llegamos a la población, era bonito ver como las
señoras de las ollas comunes nos hacían las listas de las familias más dañadas; nosotros les pedíamos si
por favor nos podían ayudar a seleccionar a las familias que necesitaban un trabajo de este tipo, y era
muy interesante ver como las señoras hacían estas listas, algunas eran como unas verdaderas Asistentes
Sociales; lo hermoso es que ellas a veces no se daban cuenta que también ellas incluso podían
necesitarlo, pero no es que no se dieran cuenta sino que ellas se sentían cumpliendo este rol de querer

ayudar a que realmente fueran los niños que lo necesitaran más al centro o bien las familias que lo
necesitaban más, con este estilo de trabajo con este modo de proceder, los logros se van viendo en forma
progresiva mas a largo plazo pero son resultado más profundo y duradero que cuando damos soluciones
rápidas e inmediatas, nosotros hemos podido constatar a lo largo de todos estos años, que si nosotros nos
poníamos a dar soluciones rápidas a los casos que estábamos viendo a lo largo de todo este tiempo, por
ej. Internemos al niño ya, señora muchos hijos, esterilícese, su marido alcohólico lo hecha de la casa,
esta situación es insoportable, el niño se expulsa, usted señora no entra más para acá, ese tipo de
soluciones que muchas veces son más rápida, quizás uno siente que ha hecho lo correcto, sin embargo,
eso sucede cuando uno esta más centrado en uno mismo que en el problema del otro porque uno esta
dando para uno quedar lista, ya esto se termina aquí y ya basta y no estamos pensando en realidad en el
verdadero bienestar y felicidad de la otra persona, es necesario que interne al hijo para que las cosas
cambien.
Resumiendo, en general para trabajar con los pobres, para trabajar con la pobreza nosotros sentimos que
nos hace falta observar más, escuchar más, detenernos sin prejuicios, sin ideologías sin temores, si
saliéramos más de nosotros mismos descubriríamos tantas cosas, veríamos tanta inteligencia, tanta
sabiduría, hasta en la persona más humilde, porque todas personas están llamadas a ser y todos pueden
llegar a serlo. Lo que sucede es que muchos no han encontrado las condiciones, no han encontrado el
clima apropiado o las personas que los ayuden a desarrollar todas estas potencialidades, todas estas
enorme riqueza interior, ahí está nuestro desafío.
Muchas gracias Lorena y Benito
Mariane Krause: En primer lugar quisiera agradecerles de todo corazón esta invitación, para mi es muy
importante, una de las invitaciones mas importantes, tal vez algunos se puedan ofender pero es casi más
importante una invitación a un congreso de estudiantes que un congreso de colegas o sea es un tipo de
reconocimiento distinto, entonces le agradezco mucho la confianza. Supongo poder aportar algo en este
minuto, intentaré hacerlo.
Estuve escuchando atentamente a Lorena y Benito y estaba pensando que mi propia ponencia o como
queramos llamarle, aporte, es un poco poner una luz roja o una luz amarilla frente a prácticas que
podrían resultar tan distintas de las prácticas que ellos relataron en este momento en ese sentido lo puedo
tomar como el ejemplo positivo y ahora les voy a contar una serie de cosas que yo creo han ido pasando,
esa es mi tesis, pretendo hacer una ponencia crítica de lo que esta sucediendo y que nos puede llevar por
un camino diferente de lo que estuvo contando Lorena y Benito. El título de mi presentación es
“Problemas de la Institucionalización de la psicología comunitaria” y lo que me interesa en particular es
discutir algunas consecuencias de este proceso creciente de institucionalización. Voy a partir por definir
en términos muy simple lo que entiendo por institucionalización, para que estemos de acuerdo en lo
básico, quizás no de acuerdo pero para que ustedes sepan lo que yo pienso al respecto.
Interrupción.

Moderador: Las preguntas que vengan con nombres, para saber a quién van dirigidas.
Mariane Krause: Entonces voy a entender institucionalización, como el proceso, el tomar parte del
conjunto de instituciones formalmente reconocidas y adaptadas a las normas vigentes de un sistema
social para darle un poco el nombre yo creo que todos entendemos lo que significa el término así
cotidiano.
En mi presentación quiero hablar muy brevemente de historia de la psicología comunitaria pero no los
voy a latear, solo para puntualizar algunas cosas, voy a tomar por ejemplo el desarrollo de la psicología
comunitaria en relación a este tema de la institucionalización en tres lugares: en USA, Alemania y
Latinoamérica luego me voy a centrar en Chile, porque yo creo que nosotros hemos sido un laboratorio
de institucionalización de la psicología comunitaria, y luego voy a terminar con las consecuencias que
yo pienso que podemos estar viviendo de este proceso de institucionalización.
Recordemos que la psicología comunitaria, en algunos países antes y en otro después, nace
aproximadamente hace tres décadas, recordemos además que nace con una postura crítica y nace
buscando el cambio social porque esta postura crítica era una crítica por una parte al sistema de salud
mental de distintas partes, pero también era una crítica social. Veamos entonces que pasa en estos tres
lugares distintos en relación a la institucionalización.
Para mí el ejemplo de USA es el más claro de una psicología comunitaria, que nace institucionalizada y
nace institucionalizada por dos vías por una parte porque nace como ustedes saben como una
subdisciplina formalmente reconocida al interior de la APA en 1965, eso es como lo más sabido, pero
también nace institucionalizada porque nace dentro de las políticas de Kennedy, de la época que
justamente él convoca a los profesionales, incluyendo a los psicólogos para que hagan algún tipo de
propuesta distintas en término de servicio de salud y de salud mental; entonces la verdad es que no tuvo
posibilidad de desarrollarse al margen de la institucionalidad en otros países, sino que partió inserta en
ella, aún así tuvo un desarrollo en que hay como dos polos, yo lo vi muy claramente, parece que fue el
año ante pasado, cuando nosotros invitamos a un psicólogo comunitario Raymund Orion y noté muy
claramente que estos dos polos estaban vigente hasta el día de hoy, un polo que llamémoslo un poco más
conservador, un polo más dedicado a la salud mental, también se le llama salud mental comunitaria y
también más ligado a las políticas públicas y otro polo que se plantea el cambio social y la justicia
social, estos dos polos estuvieron en un inicio y siguen estando hasta el día de hoy. A veces da la
impresión que el polo más conservador es el que se está imponiendo, por eso yo pienso que en USA a
pesar que la psicología comunitaria nació institucionalizada a continuado institucionalizándose, hoy en
día hay una psicología comunitaria fuerte que está muy cercana a la salud pública, que está a cargo o
participa de los grandes programas de televisión de problemas psicosociales y que no se plantea tan
radicalmente esta idea de gran cambio social, pero sigue subsistiendo la otra corriente de los más
críticos, son los que plantean la participación social, el empoderamiento y estos conceptos que ustedes
conocen. Los primeros por supuestos acusan a los segundos de activistas pocos científicos e
ideologisados y los segundos acusan a los primero de conservadores y de traicionar los principios
básicos de la psicología comunitaria, hasta ahí Estados Unidos psicólogos comunitarios en pugna, vamos
a ver como sigue las próximas décadas.

Veamos como otro ejemplo, otro botón de muestra, a Alemania y lo elijo porque me tocó vivir allí 4
años y conocerlos de cerca, no hay otra razón, pero además porque es interesante, los alemanes son muy
consecuente con las cosas que hacen, y eso también se nota en el desarrollo que ha tenido la psicología
comunitaria allá, nace como 10 años después de la psicología comunitaria en USA y la toma como
antiejemplo; eso es bastante interesante porque los psicólogos comunitarios alemanes, al menos aquellos
que estaban más vinculados a lo académico, dicen que ellos no van a institucionalizarse jamás no van
hacer subdisciplina de la psicología jamás, sino que se van a mantener como una perspectiva crítica
radical para toda la psicología, ese es un lado de la historia, el otro lado es que, sin embargo, todo esto
nace en el contexto de la reforma de la psiquiatría alemana y la reforma de la psiquiatría alemana al
igual que en Italia y otros países del mundo genera todo un sistema de atención de salud mental
alternativo ambulatorio con una serie de instituciones que ustedes probablemente conocen como
hospitales diurnos, centros de intervención en crisis y todo ese tipo de instancia; y entonces qué pasa,
que los psicólogos en la práctica o muchos psicólogos, se insertan profesionalmente en estas instancias.
Entonces en Alemania sucede que por una parte evoluciona esta perspectiva comunitaria radical crítica,
etc., y por otra parte hay un montón de psicólogos que realizan un trabajo psicosocial en la práctica. Yo
les quería leer un botón de muestra de esta vertiente más académica y más crítica, tal vez algunos lo
conocen pero otros no, está en un libro de un psicólogo alemán muy conocido que es Hannat Roit, el
dice lo siguiente, con eso como que le dá este toque especial inicial a la psicología comunitaria alemana.
Dice: “No necesitamos de una nueva fracción de expertos psicosociales o de un área nueva para la
psicología, sino de una perspectiva radical para el trabajo psicosocial la perspectiva comunitaria que
habrá que desarrollar no se puede delimitar como un área propia del conocimiento ni tampoco se podrá
definir a través de métodos y teorías específicos, se puede en cambio denominar una postura básica”.
Estas eran las buenas intenciones y de hecho en todo ese libro uno ve un montón de principios que son
de verdad bastante vanguardistas y que ahora no me puedo detener en ello por el tiempo, pero que pasa
esta marginalidad crítica de los psicólogos comunitarios alemanes generó un problema y que fue la
escisión o el divorcio entre la intervención psicosocial y la psicología comunitaria de corte más
académico, siguiéndo por años en estos divorcios y hoy en día hay algunos intentos por juntarlas, pero
van en la línea de institucionalizar la psicología comunitaria, también en este polo más académico se ha
formado ahora último una agrupación científicos profesional con existencia legal etc. Hasta aquí
Alemania.
Veamos que pasa o que a pasado y pasa en la psicología comunitaria en relación a la
institucionalización en América Latina (A.L.). Pienso que nos debe pasar a varios que estamos aquí en
la mesa, cuando pensamos en psicología comunitaria latinoamericana, como que nos baja una especie de
nacionalismo latinoamericano y un orgullo, porque uno puede decir que la psicología latinoamericana la
comunitaria digamos, tiene un perfil propio y además tuvo unos próceres en los años 50 de los cuales se
nutrió y además que estas personas de los años 50 desarrollaron una serie de ideas y metodologías que
eran muy innovadoras en su época, y mucho antes que aparecieran en USA etc. Todo esto es verdad, sin
embargo, en el camino también fueron quedando algunas cosas pero eso es a modo de introducción,
veamos primero en concreto. Podríamos decir que cuando se inició la psicología comunitaria en
Latinoamérica en algunos países antes y en otros después, nadie puede decir exactamente que año
empezó con ese nombre pero pongámosle que en los ‘70 para ponernos en alguna parte se inició en

varios países Colombia, Cuba, Chile, República Dominicana, México, Panamá, Puerto Rico y Venezuela
y un poco más recientemente en Costa Rica, Perú, Argentina y Brasil y se me quedó alguno en el tintero
bueno discúlpenme, yo trato que sea exaustivo, pero pueda que no conozca alguna experiencia. Estaba
marcada con una serie de condiciones contextuales que obviamente la impregnaron de este perfil más
crítico social y más encaminado a la búsqueda del cambio social. Por una parte en Latinoamérica
teníamos y tenemos grandes problemas sociales y psicosociales, analfabetismo, baja escolaridad,
desnutrición, malas condiciones habitacionales, problemas salud mental y todas ellas emparentadas con
la pobreza; por otra parte en algunos países latinoamericanos además teníamos la presencia de
dictaduras, lo cual también impregnó a la psicología comunitaria de un carácter especial y por último
dolorosamente verdadero, la dependencia de las economías nacionales de los países mas desarrollados
en particular de Estados Unidos. Con todo esto, esto ya bastaba en el fondo para impregnar la psicología
comunitaria latinoamericana de un perfil propio pero a esto se agregan estos próceres del pasado que yo
decía por ej.el colombiano Orlando Van Borda o el tan conocido brasileño Pablo Freire que aportaron
teoría y metodología muy participativa con un afán emancipatorio, en que se vinculaba estrechamente la
acción social y política con el quehacer comunitario, ellos fueron entonces los inspiradores para las
acciones posteriores de los que ya efectivamente se ponían el nombre de psicólogos comunitarios. Otra
pequeña característica me gustaría mencionar de la psicología comunitaria latinoamericana, que es lo
siguiente, en muchos países latinoamericanos, en Chile es una clara excepción, la psicología comunitaria
nace al alero de las universidades y de hecho significa llevar la docencia universitaria a terreno a la
práctica etc. Y si bien ustedes podrían decir con justa razón que esa es una suerte de institucionalización
o de acción institucionalizada, también las universidades tienen esta gracia, algunas más que otras, de
dar un cierto marco de flexibilidad, por lo menos un poco mayor de lo que da otro tipo de
institucionalidad, por ejemplo la estatal, un caso especial es Cuba en el cual hay una combinación entre
un desarrollo institucional vinculado a un proceso guiado desde el estado de fuerte cambio social. En
otros países como Chile se da otra característica muy especial que es que parte importante del desarrollo
de psicología comunitaria, se dio en época de dictadura y por lo tanto en forma casi absolutamente al
margen de la institucionalidad del país, en forma mas o menos clandestina etc.
Chile y ahí me quiero quedar ahora por un rato si nosotros vemos la historia chilena, algo ya
mencionaron Lorena y Benito tenemos nuestras propias raíces históricas en los años 60 con algunos
movimientos que podrían haber derivado en una reforma en la psiquiatría, por lo menos yo pienso, pero
no derivaron, que en ese momento se llamaban la psiquiatría intracomunitaria y la salud mental
poblacional, no derivaron porque entre medio ustedes saben tuvimos los cambios políticos por todos
conocidos y por lo tanto en los años ‘70 hubo un quiebre en el desarrollo de las intervenciones que hasta
ese momento se estaban haciendo, ahora hubo dentro de los mismos años ‘70 una recuperación de este
quiebre y yo diría que en los años ‘80 estaban marcado por un claro apogeo de una intervención
comunitaria muy comprometida con el cambio social, apoyada por organizaciones no gubernamentales,
apoyadas por la iglesia, por dineros extranjeros y muy al margen de la institucionalidad; con los 90 llega
otra cosa que es la institucionalización, mi tema de la ponencia y podemos decir que al finalizar los 90,
hoy, existen en Chile numerosos centro y programas de intervención psicológico comunitaria realizado
tanto de ministerios, municipios, centros de salud como también todavía de ONGs, fundaciones o
instituciones eclesiásticas y para que ustedes me crean este cuento de la institucionalización yo les voy a
dar muy rápidamente algunos datos que hicimos en un estudio con un grupo de tesistas en los años

1994,1995 yo supongo que todavía estarán vigentes lo que analizamos. Fuimos a estudiar los centros de
programas comunitarios en siete comunas de Santiago, comunas de distintos niveles socioeconómicos,
esa era la intensión bueno y en esas siete comunas de Santiago descubrimos que habían 94 centros y
programas comunitarios en algunas 8 y en otras 20, 21 y esto lo analizamos con cuidado, pero esto da
para toda una ponencia distinta, solamente quiero extraer algunos puntos que avalan esta tesis de la
institucionalización. Si nosotros miramos el financiamiento de las intervenciones, y para mí eso es
esencial para hablar este tema, podemos ver una realidad es que hay Kuf financiamiento o sea que no
hay una decisión clara en que algunas instituciones reciben financiamiento estatal y otras privadas, se
dan unas mezclas pero lo que sí es muy importante que el 88% de estos 94 centros y programas
comunitarios reciben financiamiento estatal parcial o total, contra un % muy inferior, el 47% que recibe
financiamiento extranjero, el 19 que recibe financiamiento privado o semi privado nacional y el 15%
que recibe financimiento eclesiástico nacional e internacional entonces podemos decir que en 15 años de
historia de este país a cambiado mucho la realidad.
De la población destinataria que trabajan fundamentalmente con jóvenes y adultos, y que trabajan
también fundamentalmente con personas pobres, no significa que exclusivamente pero sí
fundamentalmente; el 100% de los centros trabajan con población pobre algunos además trabajan con
otros sectores sociales. Rápidamente algo en relación a la modalidad de intervención eso me interesa
porque quisiera recogerlo al final si uno se pregunta hacia donde se dirigen porque estamos hablando de
intervenciones psicológico comunitarias de hecho la gente que uno le pregunta porque nosotros hicimos
entrevista a las define como tales en un 95% estos centros de programas trabajan con grupos y no
necesariamente con grupos naturales o sea muchas veces con grupos artificialmente constituidos como
talleres etc al interior de sus centros del programa, un 62% trabaja con individuos, personas y un 28%
con la comunidad ahora estas cifras suman más de 100% porque no son excluyentes y en cuanto al tipo
de actividades que mas se realizan ya lo decía son los talleres de tipo formativo o recreativo artísticos, y
las actividades de capacitación como ustedes ya podrán vislumbrar esto esta bien bien lejos de una
práctica psicológico comunitaria que apunte al cambio social o sea esta cosa es bastante asistencial, en
paralelo tenemos otra realidad que la voy a mencionar muy tangencialmente porque no era parte de este
estudio pero es una realidad que me ha tocado ver profesionalmente y que es que los psicólogos
comunitarios hemos ido insertándonos cada vez más en los grandes en los megas programas de
intervención por ej. De prevención en el uso de droga, o en el mal trato infantil ya que es otra esfera en
la cual yo me estado moviendo. Ahora si que me centro en la consecuencia de la institucionalización en
relación a algunos principios y conceptos básicos de la psicología comunitaria y los voy a enunciar y
vamos a analizar un poquito lo que ha ido pasando. 1° si hablamos de psicología comunitaria
deberíamos decir la unidad destinataria de la psicología comunitaria es la comunidad suena como de
perogrullo pero ya lo estaba enunciando hemos estado viendo que por lo menos acá en Chile la
comunidad que en los años 80 ha tenido como un valor en sí, se ha ido desvaneciendo como unidad
destinataria y de hecho hoy en día predomina en el grupo y el individuo al menos en este tipo de
intervenciones locales y después vamos a ver que es lo que pasa con los macro sociales, ese es un punto,
entonces ojo porque me parece que no estamos trabajando con comunidades. Otro punto, en todas las
banderas de los psicólogos comunitarios están los conceptos participación, empoderamiento y acá en
Latinoamérica también auto gestión que están muy emparentados. Que pasa con esos conceptos hoy en
día, en el caso chileno la institucionalización de la intervención comunitaria si bien por definición pone

como un marco externo a las posibilidades de empoderamiento de las comunidades un marco que define
en lo posible, o sea no nos podemos empoderar en cualquier dirección, al mismo tiempo también
podemos decir que esta misma institucionalidad chilena mantiene una preocupación explícita desde el
gobierno concretamente por descentralizar, todos sabemos eso, y también sabemos que la
descentralización del poder puede ir de la mano con el empoderamiento de los ciudadanos a nivel local
pero siempre y cuando el marco trazado no sea tan estrecho como para que ahogue justamente aquellos
objetivos que sean escenciales para darle sentido a la participación de la comunidad en el fondo lo que
quiero decir, no nos podemos safar porque tenemos un marco institucional, este marco institucional
quiere decenetralizar, bien, pero mientras mas imponemos la dirección menos vamos a poder tener una
población que le dé sentido a su participación y menos va a participar y de hecho no vamos a decir hoy
día que la participación comunitaria chilena se caracteriza por estar tremendamente desarrollada. Quiero
destacar algo en relación a la Autogestión, la autogestión es algo así como una variante
Latinoamericana , criolla del empoderamiento y también quiero detenerme en Chile, porque el sistema
legal chileno y esta es una cuestión interesante, dispone de mecanismos bastantes simples para que
diversos grupos adquieran status legal o sea la famosa personalidad jurídica y por otra parte las políticas
actuales con esta misma idea de la descenetralización por ejemplo la del Ministerio de la Salud,
promueven activamente la creación y la acción de estas entidades grupos estoy pensando en grupos que
proyectos como el que fomenta el CONACE , en proyectos como Salud por la gente, en proyectos para
jóvenes que ha ido pasando como desde estas políticas gubernamentales o ministeriales se entregan
recursos a aquellos grupos que están organizados y que tienen personalidad jurídica esto a hecho que
han surgido mucho de estos grupos y eso en sí yo lo valoro positivamente la pregunta es hasta que punto
la política del marco institucional es estrecho o no es estrecho hasta que punto cuando se establece las
normas dentro de las cuales se tienen que mover estos proyectos uno puede coartar ciertas posibilidades
de desarrollo de las comunidades pero en sí yo creo que es algo valorable y lo dejo abierto para
discusión, quizás ustedes opinen algo distinto.
Otro tema muy importante lo hemos mencionado hasta aquí es el Cambio Social, un tema muy
importante en psicología comunitaria es como parte de su identidad Sanchez Vidal (español) dice y yo
no creo que en España sean tan revolucionarios, el define el verdadero cambio social sería un cambio
cualitativo, estructural o cultural que lleva implícito un proceso básico de cuestionamiento cultural o
problematización ahí cita a Freire parece tras el cual se genera el cambio profundo, evolucionista o
rupturista, es obvio que un cambio social de este tipo no estamos teniendo ni siquiera pretendiendo hoy
en día nosotros estamos tendiendo metas bastante más humilde en término de los cambios que
pretendemos lograr en las poblaciones los que estamos trabajando en la práctica, y además es discutible
donde está el límite que es cambio social y que no lo es, yo creo que es un problema cualitativo y
cuantitativo también pero yo creo que como fuere nuestro objetivo cuya deseo se han puesto un poquito
más humildes y eso ha transformado nuestro rol y eso es un punto que yo creo que es crítico, como
también decía Lorena anteriormente, de promotores del cambio social que éramos o nos creíamos en los
años 80, nos hemos ido transformando en una especie técnicos que ofrecemos alternativas de solución a
problemas de la comunidad o bien alternativas de desarrollo de sus potencialidades en el mejor de los
casos y de sus competencias y hablando de competencia me gustaría señalar que yo considero que es
distinto crear comunidades competentes que apoyar o ayudar a que se desarrollen comunidades
emancipadas.

Quiero hablar de la conceptualización de los problemas este es un punto bien, bien quisquilloso,
podemos preguntarnos y ahí estoy citando a Rapagom donde estamos situando el problema y sus causas
en el sistema social en los grupos humanos o en el individuo, sabemos que los psicólogos comunitarios,
históricos de 20 años atrás, situaban al menos un ala, un polo, en el problema social quizás hoy día no
seamos tan radicales, pero que estamos haciendo en la práctica por lo menos acá en Chile, como vimos
en estos pocos datos que les mostré al situar nuestras intervenciones predominantemente en el pequeño
grupo y en el individuo lo que estamos haciendo en la práctica es que implícitamente estamos definiendo
el problema no como un problema de la comunidad ni del sistema social estamos definiéndolo como un
problema como por ejemplo de la alteración de las relación interpersonales o de falta de competencia,
cada vez que hacemos un taller de capacitación esto puede ser fantástico y necesario, pero yo creo que es
importante refleccionar sobre el hecho de que cada vez que hacemos un taller de capacitación, estamos
diciendo que a las personas les esta faltando competencia o sea estamos situando el problema allí.
Otro tema candente la relación entre los agentes de intervención y la comunidad, o sea hasta que punto
la comunidad está participando de las intervenciones activamente, se suponía, también estaban en la
bandera de un comienzo que la participación era importantícima. Una primera pregunta, quién define la
necesidad de intervención yo pienso realmente, hoy en día en Chile en los menos casos la necesidad de
intervención está siendo definida desde la comunidad, esta siendo definida desde los agente de
intervensión, desde las instituciones, desde el gobierno, desde los municipios, desde las municipalidades
a veces se hacen estudio de diagnóstico con ingerencia, con participación de la comunidad pero la
ingerencia es mínima, o sea si yo voy a creer en los datos de ese estudio que hicimos y creo porque lo
hicimos bien hecho, es mínima y otro tanto pasa en cuanto a las metodologías de intervención, también
la participación de la comunidad en la intervención, llamémosla acción comunitaria, también es mínima
o sea quedaron en el pasado los proyectos de investigación-acción participativa, existen algunos pero la
gran participación de la comunidad, quedó en el pasado, y por último, lo mismo pasa con las
metodologías de investigación y de evaluación la institucionalización, trajo soluciones mucho más
técnicas, mas profesionales pero mucho menos participativas y mucho menos emancipatorias. Y a sí
mismo y también engarza con lo que dijeron Benito y Lorena si vemos hoy día promoción versus
asistencia podemos ver que la institucionalización trae un énfasis en la asistencia en la asistencialismo, a
pesar y en eso hay que ser justo, que las instituciones gubernamentales están haciendo esfuerzo, junto
con descentralizar, también en quitarle este énfasis a la asistencia o sea toda esta cosa del percápita, del
centro de salud por ejemplo justamente apunta a enfatizar la promoción por sobre la asistencia, el
problema es que si no va de la mano de exigencia de evaluación distinta, me explico por ejemplo, yo
puedo decir a un centro de salud, mire, usted haga su evaluación, participe, además nosotros le vamos a
pagar por mantener a la gente sana pero si después voy a evaluar la gestión de ese centro de salud en
función de su estadística de asistencia es un contrasentido, y en ese sentido yo pienso que las
evaluaciones exigidas por el gobierno, están a la altura de la idea de promoción en vez de asistencia. Por
último, y termino, algo quería decir de la diversidad cultural, simplemente porque estuvo metida en las
raíces de la psicología comunitaria chilena no solo chilena, también en otras partes del mundo, me
acordaba de Juan Marcone (psiquiatra) que hablaba del respeto a la diversidad cultural, (muy visionario)
hoy en día esto está en la agenda política y social de este país sin embargo es importante que no seamos
ingenuos en eso, es fácil que prosperen los desarrollos diversos, cuando justamente hay una

multiplicidad de agentes que gestionan la iniciativa de intervención cuando no existe esta multiplicidad
de agentes, es muy fácil que se imponga algo así como la cultura dominante, a pesar de que las
voluntades medievales puedan tener otra cosa. Bueno, yo me voy a ahorrar las conclusiones porque
además yo no pretendí hacer esta ponencia para concluir sino que para abrir el debate.
PREGUNTAS
Esta pregunta puntualiza la calidad, nosotros creemos que sí, de alguna manera hemos tratado que la
Nación, con el programa que nosotros tenemos, es el cambiar el carácter asistencial de las instituciones
que están marcadas como en el Hogar de Cristo (HC) y de tantos otras lo que sí me pregunto personas
por crear esa calidad las personas conciencias en crear esa calidad, la gran cantidad de personas que le
dan dinero al HC son de clase media baja y no de clase media, media alta ni alta, el grueso el 80% de los
colaboradores mensuales del H C son gente cercana a la pobreza, trabajadores, colaboran con obras con
las que se sienten en proximidad con su realidad y de esto nos diferenciamos de una calidad que tiene un
pie más puesto en la clase alta a pesar de la naturaleza que se muestra más ingresos, esta gente ni
siquiera participa dejando su tiempo en esta acción.
Para que ustedes se hagan una idea al inicio de los 80 en el H de C el 75% de los programas sociales
eran de corte asistenciales, hoy día a finales de los 90 hemos calculado que el 80% de los trabajos son de
corte promocional y de mucha participación de la gente es un esfuerzo tremendo de profesionales
capacitados para un trabajo comunitario y lo otro que es para responder la pregunta a la comunidad, no
hay ningún punto en discusión donde evitemos mirar la miseria cuando se levanta la voz cuando se ve
por la televisión la realidad de los campamentos en medio de los temporales o cuando se habla de lo bien
que estamos normalmente en Chile y se olvidan que también hay 800.000 personas que viven en
condiciones de extrema miseria con salarios bajos no nos da mucha dificultad señalarlo sino que sí
demostrarlo y no por una razón de ulterra, sí por una razón de beneficio social la realidad es que cuando
a uno le dicen que asocia la solidaridad con el tema de la caridad.
PREGUNTA
¿Fue muy difícil hacer participar a estas personas con la comunidad, motivarlos o no, yo creo que el
mayor obstáculo que uno encuentra cuando quiere hacer participar a las personas en general es
promocionarse es que nos encontramos que la gente está acostumbrada a que le den, esta parte es difícil
de trabajar, la gente está acostumbrada a lo asistencial, a recibir a pedir, entonces hacer un cambio en
eso no es fácil, decirles a las personas usted no lee, usted no se pase, usted se cole, hacerlas esperar,
muchas personas no nos entendieron al principio, había la necesidad de cosas materiales y en realidad
había mucha miseria, mucha hambre, pero nosotros siempre estábamos primando el valor de la persona
el hacerla sentir digna, de hecho después, muchas personas se dieron cuenta de que es lo que estábamos
buscando porque dábamos las respuestas que dábamos, pero eso es difícil, cuando las personas vienen a
contar un cuento que se lo han contado ya varias veces a la asistente social de la municipalidad, a la del
consultorio, al médico, al psicólogo y se encuentran con que tu les dice si pero esperate pero que más
hay. Yo creo que eso es el obstáculo más grande.

Como valoran el control ejercido por el Estado en los programas del servicio comunitario, existe
independencia o el control impide la libertad.
RESPUESTA
Un programa de siempre la agencia financiadora pone el marco dentro del cual algo es posible, o sea no
creer eso es pecar de ingenuidad pero dependiendo también en quienes creen (trozo que inentendible).
Ahora, pretendo hacer lo que dice Lorena porque yo creo que no es solamente para que se imponga
desde afuera, o sea, el problema es que estamos en un país acostumbrado al exsistencialismo, estamos
acostumbrados a una conducta pasiva, una conducta que es gobierno estatal o viven rechazando tratando
de revelarse, pero una conducta de insertarse, participar, incluir la propia voz etc. en lo que es la relación
me parece que es culturalmente un poco ingenuo, cuesta mucho.
**Lamentablemente esta parte del foro no es posible transcribirla por que lo grabado se hace inentendible.

Jaime Alfaro: Quisiera plantear algunos elementos que aporten o nos permitan aproximarnos a una
dirección sobre el desarrollo de la perspectiva de la psicología comunitaria en Latinoamérica.
Es difícil hablar sobre un tema con la diversidad que se encuentra dentro de éste; además que pienso que
una pregunta como esa no ha sido hecha con la suficiente vergüenza.
La psicología comunitaria se ha perdido a sí misma, un técnico informalmente cuenta de ella su historia,
cuenta lo que ha ocurrido, casi no existe. Algunos intentan hacer una psicología comunitaria más
comprensiva, explicando o modelando las dinámicas, dando cuenta del origen y desarrollo comunitario
por lo tanto si eso no ha sido hecho a nivel mundial tampoco ha sido hecho en L.A. por lo menos dentro
de la psicología comunitaria.
Es muy necesario y hace mucha falta para poder conducir para llegar hacer psicología comunitaria, creo
que la psicología comunitaria no habla de sí misma, por lo tanto es difícil que ella misma pueda
conducirse, dirigirse.
Finalmente, como ha sido la psicología comunitaria en los últimos añoses crucial para entenderla,
encontrar que ella es una práctica social como tal es instituida e instituyente, es parte del orden social.
Los psicólogos comunitarios, en cada realidad, localidad, cultura estructurada, tienen escasos recursos
para conducir su práctica, esos escasos recursos son dependiente en gran medida de la conciencia de esa
escacés. La psicología comunitaria, así como ha sido escrita la salud mental comunitaria estoy pensando
en los análisis que se han hecho respecto al origen de la salud mental comunitaria también analogándola

con lo que podríamos llamar las prácticas de intervención comunitaria, surge en medio de entramados
referidos como dice Galendes específicamente a las valoraciones respecto a la normalidad de salud
mental surge en relación a entramados relativos a como se entiende los problemas sociales en generales
y surge enrelación a entramados relacionados con los saberes las teoríasy las prácticas a mí me a hecho
mucho sentido como se plantea desde esta perspectiva entender que la psicología comunitaria en la
práctica de internación comunitaria surgen en relacióna los procesos de modernización social, de alguna
manera entender que la psicología comunitaria es el resultado de los nuevos problemas y las nuevas
demandas que generan la modernización de alguna manera entender que la psicología comunitaria es la
superación de las estrategias anteriores a ella para abordar los problemas de salud mental debido a que la
modernización social generan nuevos problemas entender de alguna manera que la psicología
comunitaria es la construcción social que se a hecho para resolver problemas que la modernidad ha
generado en ese sentido entender que la psicología comunitaria está estrechamente relacionada con la
disolución de los vínculos, con el desarrollo de las complejidades que implican la urbanización, que la
psicología comunitaria esta estrechamente relacionada con las complejidades que implican la gestión, la
dirección, la conducción política de sociedades complejas como las sociedades urbanas, que la
psicología comunitaria esta estrechamente relacionada con las complejidades que tiene la
industrialización por ej. Es decir como señala Galendes la psicología comunitaria podría ser entendida
gran parte en el marco del debilitamiento de los vínculos de identidad y pertenencia y del proceso de
exclusión social que constituyen que hacen la modernización, psicología comunitaria podría ser en
teoría, como respuesta al debilitamiento de vínculos a la debilidad de entidades y a la exclusión que
hacen parte de la modernización que en A.L. o en países del 3° mundo o en el mundo subdesarrollado
tienen una particular intensidad y quizás expliquen que en pocas cosas del desarrollo profesional en L.
A. hemos tenido desarrollo similares a los de los países centrales tal vez por eso mismo porque la
intensidad la fuerza de los efectos de la modernización en L.A. quizás han obligado a una respuesta
mucho más intensa en este campo que no ha sido igual en los países centrales.
Se puede entender así, que la psicología comunitaria y las prácticas de intervención comunitaria habrían
cambiado el asilo por la programación social por ej. que las modernización habría obligado a cambiar el
asilo por la planificación social, o que la modernización habría obligado a cambiar el abordaje solo
basado en las ciencias medicas por un abordaje de los problemas basado en las ciencias sociales en la
antropología y la sociología y que la modernización habría obligado a cambiar las instituciones los
saberes utilizado para abordar estos problemas.
Este análisis que lo podríamos llamar sociohistórico, histórico, o social del origen de la psicología
comunitaria permite también o hace sentido al observar más detalladamente el desarrollo de la
psicología comunitaria en Chile y eso se podría plantear como hipótesis,que hace sentido al observar el
desarrollo de la psicología comunitaria en cada una de nuestras sociedades suponiendo que aquí hay
diversidad de L.A. es decir, podemos entender la psicología comunitaria y que solamente desde ahí se
puede entender desde los desarrollos sociales y de los contextos históricos de cada una de nuestras
localidades. El observar la psicología comunitaria en Chile hace sentido con esta tesis o con esta visión
sociohistórico, efectivamente uno puede encontrar que la psicología comunitaria en Chile ha ido de la
mano con las dinámicas específicamente, con las estrategias de desarrollo social y más en particular con
la estrategia de política social, como ese modelo de desarrollo social que tienen que ver como en la

forma que en este país se han vivido las modernizaciones, yo creo que la psicología comunitaria, aunque
no tenemos tiempo para ahondarlo cabalmente, desde los 60 claramente esta de la mano y tiene nexo
directo con la extrategia de política social universal de esa época el llamado estado de bienestar la
psicología comunitaria y el trabajo de Marconi y Banches que señalaba Maria Ann también, uno lo
puede entender como una forma de hacer psicología comunitaria como expresión de la estrategia del
estado de bienestar, así también la psicología comunitaria hecha entre el 70 y los 80, también se puede
entender dentro de estos nexos, desde ya la fuerza que tuvo la psicología comunitaria en los 60 y el tipo
de objeto que tomo – la salud mental -están muy relacionado con esto. O la carencia de la psicología
comunitaria en los 70 en Chile, tiene mucho que ver con el énfasis de las políticas subsidiarias, o de las
políticas focalizadas o con el objeto de la intervención en la extrema pobreza que tuvo política social en
ese tiempo excepto un tema que tiene toda una complejidad a parte que podríamos discutirlo y que llama
muchas veces a confusión que es el tema del desarrollo de la psicología comunitaria en los llamados 3°
sector o en la ONG efectivamente en los 70 y los 80 se hace una psicología comunitaria pero se hace
desde un lugar de la institucionalidad que está afuera de la institucionalidad desde una especie de
práctica de la política o de forma de hacer estado excluidamente, en Chile por lo menos la psicología
comunitaria se hace desde el Estado que no podía estar dentro del estado desde aquellos actores que eran
parte de la gestión estatal y que habían sido expulsado, por razones que no tiene sentido tocar. Eso hace
pensar que la psicología comunitaria en ese tiempo fue independiente o autónoma de las políticas
sociales y da la impresión que la psicología comunitaria clásica la que uno entiende como la psicología
comunitaria L.A clásica ha surgido en gran medida en esa clásica en L.A. no me estoy refiriendo a la
psicología comunitaria institucionalizada que hablaba Maria Ann Norte América, la psicología
comunitaria L.A. que pone énfasis en el cambio social o en la cultura popular, tengo la impresión que
ha surgido en esos espacios en L.A. en esos espacios que aquí en Chile fueron la ONG y el 3° sector
durante el régimen militar, eso nos lleva a confundirlo, creo que las demás psicología comunitaria la otra
psicología la que no ha surgido en ese minuto especifico no ha estado muy centrada en el cambio social,
o a estado en la medida que en la estrategia del desarrollo social este ha estado presente. Esta relación
entre psicologia comunitaria y contexto histórico, modernización, estrategia de desarrollo, política
social, concretando, creo que ha llegado a que la psicología comunitaria en los 90 y ahí hace mucha
sintonía con lo que planteaba Maria Ann, la gran tarea de la psicología comunitaria de los 90 ha tenido
que ser el abordar las consecuencias o los efectos de desintegración social que provocan las estrategias
de desarrollo de la sociedad, o de la estrategia del neoliberal, o de la sociedad de mercado que ha
ocurrido en esta década iniciada en la década anterior, la psicología comunitaria de los 90 así como
María Ann le llama que se ha institucionalizado también podría decirse que se ha dedicado a asumir los
efectos de desintegración, si uno asume que la estrategia de política social de los años 90 ha mantenido
una suerte de valorización del mercado como principal regulador de la vida social y ha mantenido la
centralidad de la iniciativa individual o de la iniciativa privada como parte del motor o de la energía
social y dándole un rol subsidiario al estado, igual a la década anterior, durante los años 90 se diferenció
de este en un aspecto que es crucial y que permite entender porque la psicología comunitaria en los 90
crece tanto y se desarrolla y asume estas tareas a diferencia de lo que paso en la década anterior, la
psicología comunitaria de los 90 se fortalece se macisfiva como práctica en gran medida debido a que el
estado o las estrategias de desarrollo iniciada en esos años no solo le dá al estado la tarea de hacerse
cargo de aquellos que el sistema económico el libre juego de la iniciativa individual o el mercado no lo
acordan, surge además la psicología comunitaria de esa época debido a que el estado de los 90 pone

como tarea la necesidad de integrar aquellos sujetos que el estado no beneficia, me explico, en los 80 la
tarea central de la estrategia de desarrollo asignaba al estado un rol estrictamente subsidiario, es decir el
estado solo se hacía cargo de aquellos sujetos que no podían hacerse cargo por símismo, lo que
podríamos llamar la forma más subsidiaria de entender el rol del estado en este tipo de sociedad, en los
90, eso se complementa con la idea que el estado no solo tiene que hacerse cargo de satisfacer las
necesidades sino que además tiene que hacerse cargo de la integración de ese sujeto a la vida social, eso
hace que la estrategia estatal no solo se preocupe de asistir, sino tambien de promover y de integrar.
Podemos pensar que la estrategia de desarrollo de los 90 tiene como centro el tema de la exclusión social
y particularmente tiene como centro la pobreza entendida como la expresión de la no inserción en
sistema económico, la psicología comunitaria de los 90 refleja claramente esto como veremos más
adelante, a mi juicio es crucial este aspecto promocional que tienen las políticas sociales de los 90, para
entender el desarrollo que la psicología comunitaria ha tenido en esta época, si el estado hubiera
mantenido, si la estrategia de desarrollo se hubiera centrado solo en la focalización, y en el rol
subsidiario como ocurría en los 80, tendríamos la misma psicología comunitaria que teniamos en ese
tiempo, es decir una psicología comunitaria muy centrada en grupos de alto riesgo, muy centrada en
complemento a la existencialidad, la psicología comunitaria en estos años se ha abierto a nuevos temas
debido a este interes de integración social, y en particular porque durante estos años se ha entendido la
tarea de integración social , como una tarea relativa a las variables que dan cuenta de la pobreza, al
analizar la pobreza solo como
Creo que es difícil plantear (no entiendo) psicología comunitaria en el contexto social ........ y además
porque .........no siempre porque se siente vergüenza ........
Germán Rozas: Quiero agradecer la invitación a los organizadores por invitarme a este congreso, de
repente me entró la duda de cómo podía engarzar mi presentación en relación a los temas que se han
tocado, de repente tengo la impresión que se ha tocado el presente y el pasado y tal vez yo quisiera
hablarles un poco del futuro así es que por ahí podría ir un engarce, por otro lado, lo que yo quiero
presentar, la verdad de las cosas es que me siento un poco temeroso de presentarlo porque son más bien
reflexiones plantear un cúmulo de ideas en el sentido de hacer un ensayo, así es que ojalá podamos
discutirlos, en todo caso mi idea básica es poder compartir.
Mi tema es “El encuentro de culturas, un desafío para la psicología comunitaria”, quiero centrar el rol, el
futuro de la psicología comunitaria en el tema de la necesidad de un encuentro cultural, y para eso que
mejor que partir hablando del desencuentro cultural que hoy día tenemos en nuestro país y en nuestros
países este es un congreso Latinoamericano, así es que hay que tomar en cuenta ese aspecto. Quisiera
hacer referencia a dos desencuentro culturales básicos o grandes desencuentros culturales que existen a
mi juicio, en 1° lugar, haciendo referencia al tema de la ciudad, señalar que nuestras ciudades L.A. están
creciendo o han crecido de manera desproporcionada, la cantidad de población que viven en nuestras
ciudades, la cantidad de contribuciones, la cantidad de territorio que ocupan nuestras ciudades son
elevadísimas, las ciudades en este crecimiento se han transformado en verdaderos monstruos
devoradores de materias primas, estas materias primas se extraen de los mismos espacios territoriales de
la ciudad, pero no tanto, sino que fundamentalmente de los sectores rurales y de los espacios regionales,
las materias primas como el agua, la madera, los alimentos, los minerales son extraídos de los espacios

rurales y espacios regionales generando un daño importante en las regiones, en sectores sociales que
viven en esos territorios, para los indígenas, los mineros, los campesinos etc. Esta situación no es nada
de valorable, todo lo contrario, ellos sufren esta depredación del crecimiento de la ciudad con el tema de
la pobreza dentro de otros temas con una realidad que los acosa que los somete, que tiene un conjunto de
derivaciones. Esta situación generada en los sectores rurales los pone frente a una decisión que consiste
en seguir siendo pobre o hacer un esfuerzo por cambiar esta situación y de ahí se produce la migración.
La migración hace la ciudad, los centros de nuestros países, esta migración tiene muchas causas, yo
estoy nombrando solamente una, cuando se produce la migración a partir de los años 50, aparece en
nuestros países una migración, fuerte, poderosa, masiva y algunos han dicho explosiva, esta migración,
esta población, estos distintos sectores, estas distintas culturas, llega a la ciudad y no son precisamente
bien recibidos, no son acogidos, sino que más bien son rechazados, son discriminados son dejados de
lado, esta población se ubica en los márgenes de la ciudad, en las riberas de los canales, de ríos, se
ubican en los costados de las murallas de las empresas, de las industrias que muchas veces son muy
peligrosas y muchas de ellas arrojan basura, residuos que indudablemente contaminan el ambiente,
contaminan la vida de estos sectores marginales que se ven en la obligación de vivir ahí. Esta situación
provoca un desencuentro importante, porque indudablemente esta población se ve molesta, inquieta
genera un cierto rechazo y resistencia a esta cuestión a esta calidad de vida a que se la somete, y a partir
de eso, aparece un conjunto de expresiones de rechazo y de agresión, de violencia dentro de las cuales
tal vez una de ellas sería la delincuencia, los datos y antecedentes hablan de que aumenta día a día la
delincuencia, pero esto es una forma de expresión de este malestar, esto provoca un desencuentro en la
medida que distintos sectores, clases sociales, se defienden de esta situación espontáneamente generando
murallas, rejas, alarmas, como así mismo hay una reacción organizada, de forma que se empuja a estos
sectores a vivir en lugares mas apartados, se contratan más policías se insiste y se favoresca voluminosos
programas de seguridad ciudadana y muchas veces están tendidos en esta dirección, contratación de
policías, como decía, compras de mayor armamento, de vehículos en función de mantener de distanciar
etc. Por otro lado existe un estilo de vida individualista, consumista, encontrado en el mercado que
muchas veces lleva a construir condominios que son una expresión de este fenómeno dejar a los otros
afuera y tener al interior una vida cómoda, con piscina, con antenas parabólicas en fin el mejor bienestar
posible y hay condominios que están custodiados por guardias, perros etc. Esto provoca mas violencia o
más malestar generando un conjunto de otros problemas que fuera de la pobreza tienen que ver con
agujeros negros donde todo tipo de tensión social allí se produce, bueno esto llamaría un 1ª
desdencuentro. Ahora voy a referirme a un 2º proceso de desencuentro que aparentemente no tiene nada
que ver aparentemente con el 1º quiero referirme al tema de la globalización, la globalización, esta
ocurriendo hoy día a través de la información, internet, cable a través de distintos mecanismo esta
provocando un cambio importante en el mundo, esto esta provocando una mayor comunicación en
distintas direcciones, lugares apartados y esto esta permitiendo tomar conciencia de lo que esta pasando
en otras partes del mundo, permite saber, imitar, conocer los estilos de vida y las problemáticas que
tienen otros sectores, esta globalización , está provocando algo curioso se están burlando de las
fronteras, los límites de los países se están viendo traspasados y transgredidos, ya no interesa tanto
relacionarse con un país determinado sino que más bien relacionarse con un sector determinado, con una
cultura, o región determinada, muchas relaciones internacionales no se llevan a cabo entre países sino
que entre regiones, pueblos entre culturas un caso es la ciudad de Quebec que tiene más relaciones con

el resto del mundo que con el resto de su propio país que es Canadá las comunicaciones, el internet esta
permitiendo acceso a tecnologías esta permitiendo conocimientos de otras realidades pero al mismo
tiempo está permite de violaciones de derechos humanos, conocer la opresión de ciertos sectores de
otras culturas, se esta permitiendo conocer como esto ocurre y esto implica una perdida una capacidad
de control de los estados en relación a las fronteras, la nación tradicional de soberanía está siendo
debilitada, también como resultado del fin de la guerra fría como la caida del muro de Berlín y otro
fenómenos, también a habido importante cambio de poder especialmente en el área socialista que se
expresa con situaciones muy grave pero muy interesante como el caso de Yugoslavia, Kosovo, Bosnia lo
que esta ocurriendo hoy día en Chechenía, esta situación donde las culturas y filosofías que hasta hace
poco habían sido oprimidas y que apenas se podían articular internacionalmente despiertan a una nueva
autoconciencia la flexibilización y disminución del poder en algunas regiones están liberando las
limitaciones las camisas de fuerza impuestas sobre ciertas culturas por otro lado el encuentro de algunos
países con una mayor democracia como a ocurrido afortunadamente en varios países de A.L. lo que ha
permitido una mayor horizontalidad, una mayor participación de ciertos sectores, una disminución de la
represión, lo que ha permitido la expresión de reivindicación ocultas por años como el caso de
Cachemira, en India y Pakistán lo que esta ocurriendo hoy día en Timor oriental en relacion a Indonesia
y Portugal y lo que sigue ocurriendo hoy día con los Mapuches en Chile, frente a todos estos fenomenos
de emergencia cultural de intento de independencia y autonomía hay distintas reacciones en el caso de
Kosovo hay una ayuda internacional para resolver el problema en el caso de Timor desgraciadamente
hay una represión de baja intensidad muchas veces clandestina por parte del ejercito Mexicano, en el
caso de Chile con los Mapuches muchas soluciones son parciales, pero sin embargo pese a eso
igualmente todos estos nuevos fenómenos que estamos viviendo hoy día son una expresión de una
emergencia de nuevas realidades de nuevos fenómenos y particularmente de nuevas culturas, culturas
locales, culturas que siempre existían pero que estaban ocultas o aplastadas. Ahora esta situación que se
ha estado produciendo, que esta presente hoy día hace referencia o habla de que algo pasa en el mundo
algo esta pasando en nuestro planeta y lo que está pasando está en proceso no se ha terminado no
sabemos que va a ocurrir las fronteras se han debilitado, hay conflictos sin resolución no se sabe que
articulación estos procesos van a tomar. Edgar Moran que es un cientista social es un sociólogo, hace
referencia al tema de la hipercomplejidad, hace referencia al tema de que nuestras sociedades se
constituyen en base al disciplinamiento y en base al orden pero también se constituyen en base a caos en
base al desorden y a la irregularidad es decir cuando el plantea su discurso intenta señalarnos que los
procesos sociales se constituyen con elementos de orden y elementos de desorden con
disciplinamiento y con caos es decir con ambos procesos son parte del crecimiento de la sociedad de
manera que pareciera que hoy día lo que estamos viendo es un desdibujamiento de los actuales límites y
aparición de nuevos límites decía recién que se están traspasando las fronteras hay una recomposición de
los límites de los polos de desarrollo hay surgimiento de nuevas realidades cualitativamente nuevas hay
quiebres de las actuales jerarquías hay de alguna manera un nacimiento de un mundo nuevo Juan
Henriquez , que es un investigador de la Universidad de Harvard, funcionario Mexicano y negociador
del caso Chapas, se pregunta cuantas naciones L.A. habrán en el 2050 queriendo decir que lo que pasara
en A.L. va hacer significativo porque nuestras fronteras se van a desdibujar y pudiera ser como esta
pasando en Kosovo, o en Chapas o que surgieran nuevas naciones, el dice que el objetivo de las guerras
actuales es hacer los países más pequeños no hacerlos más grandes y que la mayor parte de los estados
gigantescos como Brasil, China India o Indonesia no han sido precisamente exitosos ahora por otro lado

con la globalización cada vez resulta menos traumático dado esta facilidad de comunicación y dado esta
mejor compresión de lo que está ocurriendo en otras culturas lejanas, romper con las ataduras con que
los respectivos paises nacionales insisten someten y reprimen ciertas culturas internas, en A.L ciertas
poblaciones se están preguntando que beneficios perciben de mantenerse bajo las identidades nacionales
distintas regiones como el norte de México, sur de Brasil la ciudad costera de Guayaquil habitantes de
Chapas o los Mapuches en Chile se están haciendo esa pregunta que sentido tiene seguir bajo una
identidad nacional que no los reconoce, en definitiva tal vez una de las tareas, una de las direcciones de
nuestros países y de nuestro estado apuntaría si pretenden mantener y defender las fronteras permitir una
mayor autonomía hacia los grupos regionales, permitir una mayor existencia con toda su identidad
particular y local a las culturas que viven en esos países la idea sería no seguir aferrados a viejas
doctrinas de seguridad nacional. Como conclusión, estamos ingresando a una nueva era, distinta, a una
era sin presedente en la humanidad la realidad social es distinta la realidad L.A. está cambiando somos
naciones pluriétinicas y multiculturales esa es nuestra realidad no tenemos una sola identidad no existe
una identidad nacional la globalización esta trayendo la emergencia de otras culturas, como engarzar
esto con la psicología comunitaria de ahí su título el encuentro de cultura es un desafía para la psicología
comunitaria , pienso que es importante, y aquí esta la hipótesis de que la psicología comunitaria toque
con más profundidad el tema cultural, toque con más profundidad estos temas de horizontalidad y
particularmente el de la relación con distintas culturas. Por un lado el tema de la diversidad que se ha
mencionado aquí, valorar la diversidad generar el aprendizaje de la diversidad valorar con fuerza los
puntos de vista del otros y no los particulares, es importante la diversidad porque esta quedando cada
vez más claro que en los mismos espacios territoriales debemos coexistir distintas culturas, distintas
forma de vida, de pensar, tiene que existir un diálogo entre las culturas tarea para la psicología
comunitaria como dice Roman Ehjerso ex presidente alemán, necesitamos el diálogos entre las culturas
porque queremos la convivencia pacífica y no la guerra de culturas los adversarios de tal diálogo, son
los fundamentalista de todas las culturas su imagen elemental de un mundo divididos en buenos y
malos constituye un juego fácil a un mundo altamente complejo el hace mención de una cultura por la
paz, la idea en esto es como romper el ciclo de la violencia que hoy día lo vemos en la pobreza, en la
calle, en muchos espacios, en el caso de Kosovo, pudiera pensarse que si los kosovares se odian con los
servios lo que habría que hacer es separarlos y que vivieran en territorios distintos yo pienso que lo que
la psicología comunitaria precisamente lo que dice es hacer lo contrario producir un encuentro con
paciencia con métodos de intervención que permitan un reconocimiento de la injusticia que por otro
lado permitan reafirmar a Kosovo como una entidad multiétnica mantener la diversidad étnica es un fin
en sí mismo lo contrario lleva a la exclusión y al perpetuo ciclo de venganza menciono a Kosovo como
un ejemplo, no es nuestro mundo no es nuestra realidad pero sin embargo el conocer esta experiencia
pudiera servirnos a distintas realidades que se viven en A.L. Otro tema, el del Interculturalismo un tema
novedoso distinto, que hace referencia a superar el relativismo cultural añade la búsqueda del encuentro
entre cultura pero en igualdad superar la visión simplista de la cultura dominante un encuentro en
igualdad sin paternalismo, sin superioridad, ni inferioridad sin temer al cambio producto del contacto y
del encuentro se trata de que el dialogo profundice los puntos comunes. El tema es entender también
que la cultura es algo cambiante no corresponde pensar que la cultura es estática sino que son dinámicas
por lo tanto una mirada conservadora de la cultura y un respeto a ultranza no corresponde, el tema es que
podamos integrarnos y conocernos mutuamente, finalmente yo quisiera señalar que el enriquecimiento
y la comprensión como hipótesis de estos temas serían muy interesante como desarrollo para la

psicología comunitaria y también como un desarrollo de distintas disciplinas la psicología y la ciencias
sociales, bueno nada más pero nada menos.
PREGUNTAS
Moderador: Hay una serie de preguntas que curiosamente pienso que algunas de ellas están en cierto
modo respondidas con las presentaciones de Jaime y Germán.
En Chile nuestra psicología comunitaria esta marcada por un estigma político revolucionario por lo
menos en sus inicios, por lo menos en sus inicios no era institucionalizada, al cambiar este marco, hacia
una psicología comunitaria como elementos no podría denotar esto un compromiso del punto de vista
del estado en vía de un cambio social mas abarcante y justo o es esto impensable.
Lo social pasó hacer un valor en sí, un cambio social en este país entonces la pregunta es hoy día lo que
necesitamos es hacer un cambio cultural, mas que un cambio social influye un montón de cosas conciliar
la diversidad facilitando la participación como un derecho ciudadano, permita una participación con
sentido.
PREGUNTAS:
- ¿Cual es la participación ideal y en que puntos de la institucionalización?
- Si el marco institucional no progresa pienso que tampoco va apagar la participación o al revés.
- ¿Como crees tú que la psicología comunitaria se inserta en este escenario en que la decisión creciente
dado por ejemplo a los procesos de la organización en el operar de campos comunitarios.
- Como creen Ustedes que los países como Chile y Argentina se puede revertir este acostumbramiento a
lo institucional, dictador; Como creen Ustedes que eso es posible en la práctica, como debería hacer los
psicólogos para revertir esta situación.
Respuesta: Yo trabajo en centros comunitarios y la verdad. la presión se está arreglando
( no se entiende)
Elementos que acabas de plantear la respuesta es positiva y no cabe ninguna duda que el conflicto
histórico que se vivió entre distintos grupos sociales, culturas que existen en el medio oriente ha sido
conflictos serios y profundos, es cosa que vean las noticias son cosas que están ocurriendo en relación a
esos grupos culturales muy interesante hay un acercamiento muy serio hay una conversación sobre
gustos comunes que permitan desarrollar un proceso de vida conjunto, de consistencia conjunta pero al
mismo tiempo el reconocimiento conjunto de distintas perspectivas.
- Otra pregunta, hasta donde llega la posibilidad de intervención del sistema comunitario, para dar una
importancia de orden sociológico.

Respuesta: Yo creo que la sociología tiene su espacio y la psicología también, pero sin embargo
muchas veces pensamos que los problemas sociales son de otros pertenecen a otras disciplinas
aparentemente son problemas de estratos sociales, que pueden ser entendidos bajo una perspectiva
global, yo creo que la psicología tiene perfecto derecho a inmiscuirse o a intervenir en cualquier índole.
PREGUNTAS
- Dada a la actual sensación de inseguridad ciudadana que presentan los chilenos, que propuestas
concretas tiene la psicología comunitaria con respecto a la prevención y el control de actos delictivos
que los sujetos residentes de su comunidad deberían hacer.
- Si se debe abordar la pobreza por sobre la vivencia de sus síntomas se puede mantener neutralidad
política de la psicología comunitaria
Respuesta: Yo creo que es difícil, pensar si quiera de la neutralidad política de la psicología
comunitaria, incluso creo que hoy día es poco sostenible en general en la ciencia en general, no creo que
haya nada neutro políticamente, menos en la psicología comunitaria, lo que yo creo es que justamente lo
que quizás haya que hacer con la psicología es que se asuma menos neutra cuando se centra en los
síntomas se aleja mas de las dinámicas de los orígenes en ese sentido creo que trabajar en la pobreza es
trabajar mas comprometidamente, pienso que la psicología tiene que cualificarse en el sentido de asumir
su diversidad política, eso tiene que ver con la 1ª que ley con la delincuencia, la psicología comunitaria
yo la entiendo como una expresión de la ciencia psicológica, la psicología comunitaria es psicología
aplicada a un particular tipo de problema que son los problemas genéticamente comunitarios, en ese
sentido creo que la psicología no tiene una visión el problema de la delincuencia se abordaría de manera
distinta, cada una de las tradiciones de la psicología tiene un enfrentamiento distinto al problema de la
delincuencia, algunos de ellos no hablarían de prevención y control de actos delictivos, a lo menos por
donde yo me aproximo a la psicología pensaría mas bien en la prevención de actos, en la prevención de
círculos de desviación, por ahí la psicología debería entrar, creo que la idea de prevención de actos
delictivos, uno de los principales problema de la delincuencia es el de los circuitos que la generan no en
sí mismo del acto. El tema específico, no se ha tratado en psicología comunitaria, hasta donde yo
conozco.
Como resolver el ciclo de dependencia desde la psicología comunitaria estando inscrito en el pago de
sus colectadores el estado chileno por ejemplo, sin seguimos en el marco de los 80, con una doctrina de
colectas morales dejada por la dictadura, y lo que es más raro sin desconocer la importancia de y la
justicia para nuestra convivencia cotidiana.
Es una pregunta coyuntural, que comparto completamente, como comentario, y como venía planteando
sin meterse en la coyuntura el tema que hemos vivido necesita un reconocimiento de la injusticia eso me
parece evidente, lo que significa, poder plantearse el crecimiento como nación, sobre bases reales que
permitan saber quienes somos y cuales son nuestros estilos de vida, lo que ha ocurrido precisamente, no

ha habido ese reconocimiento ni hoy ni en el pasado, cuando se ejerce la violencia, cuando se genera la
violencia, cuando existe la represión, detrás de eso existe un enfoque que es limitada, es una cultura que
no acepta la diversidad, ni otras formas de pensar, el tema es que no miremos hacia atrás, el tema es que
generemos hoy día a partir de discusiones dolorosas, de un análisis que nos permitan crecer como
sociedad, que nos permita no volver a ese pasado, pero sobre ciertas bases que apunten a saber
comprendernos, reconocernos, a generar .......... a nosotros mismos, y al mismo tiempo valorar a las otras
culturas en el sentido de que ellos y nosotros tenemos una verdad que pueden ser parcialidades de una
gran verdad el punto es que el enriquecimiento como país como nación como distintas culturas no puede
estar sostenida sobre la base de una sola cultura ejemónica, nuestro enriquecimiento, nuestra sociedad
como entidad civilizado apunta a enriquecernos con los elementos positivos de todas las culturas que
existan y de todos los puntos sociales que existen.
Agradecimientos al auditorium.

Psicología y Epistemología en América Latina.
Fernando García, Roberto Aristegui, Guido Vallejos.
Mesa redonda realizada el 7 de Octubre 1999.
Moderador: Bien, buenas tardes, vamos a dar inicio a la mesa de epistemología. Sin duda la
epistemología puede ser entendida de varias maneras, yo me tomé la libertad de hacer una introducción a
la mesa y hacer algunas puntualizaciones de manera de poder tener un contexto sobre el cual escuchar
las distintas exposiciones.
La primera idea importante es distinguir entre epistemología y filosofía de la ciencia, tradicionalmente la
epistemología ha estado preocupada de los fundamentos de los conocimientos en general, en qué sentido
nuestras afirmaciones o lo que podemos conocer es válido o justificado. La filosofía de la ciencia es algo
bastante más acotado y básicamente esta preocupada por investigar los fundamentos del conocimiento
científico y dentro de ese contexto se pueden hacer algunos nexos mucho más concretos y más
sistemáticos con disciplinas particulares como, en este caso, lo que nos ocupa hoy día, la psicología.
Siguiendo esta diferenciación se puede establecer que la epistemología y la filosofía de la ciencia
contemporánea tiene un nacimiento concreto con un movimiento conocido como empirismo lógico; el
empirismo lógico funda en términos contemporáneos la filosofía de la ciencia. Todos los trabajos
posteriores han sido intentos de criticar al empirismo lógico o de refinar algunas de sus posturas. Dentro
de este proceso de desarrollo de la filosofía de la ciencia, hoy día al contamos con, al menos, tres formas
diferentes de concebir el conocimiento científico: por un lado tenemos lo que se llama el realismo
científico, en segundo lugar el constructivismo social o simplemente constructivismo y en último
término la continuación de la tradición empirista.
Quise hacer esta puntualización antes de comenzar con las exposiciones porque de alguna manera todos
los desarrollos actuales que hay en las reflexiones epistemológicas se enmarcan de una u otra manera en
una de estas tres corrientes. La epistemología y la filosofía de la ciencia en particular no es una
disciplina que este exenta de controversia interna, por lo que es útil saber a lo que uno se expone y saber
que no hay una visión única de las cosas; contamos por lo menos con estos tres tipos de posiciones
respecto al conocimiento científico. El que uno opte por una de estas posiciones respecto a lo que es el
conocimiento científico también es importante en el sentido que las conclusiones que uno pueda sacar
respecto a las disciplinas particulares, la reflexión que yo puedo hacer desde una filosofía de la ciencia
constructivista es distinta a la conclusión o al conjunto de conclusiones que puedo sacar desde una
filosofía de la ciencia realista. Entonces, la aproximación completa que uno hace al tema de la psicología
desde la epistemología también va a estar enmarcada dentro de la postura del autor o de la persona que
realice la reflexión.
En términos muy sintéticos la tradición empirista propone que el conocimiento científico no puede
extenderse más allá de los datos sensoriales de lo dado, por la razón que al extender los datos más allá de
lo sensible podríamos estar construyendo sistemas metafísicos que finalmente sean puramente
discursivos y no tengan ninguna relación con la realidad. Esta postura, expuesta muy sintéticamente, fue
disputada y las posiciones posteriores se hicieron cargo de la problemática de los términos teóricos,
cómo construimos y proponemos términos teóricos que sean válidos. Uno de los grandes acuerdos que

hay en filosofía de la ciencia es que de hecho las teorías científicas son eminentemente teórico
dependientes, es decir que lo que nosotros consideramos como un dato o afirmación no esta dado desde
la realidad sino que es la teoría la que lo recoge. Esto es una contradicción con la propuesta empirista
original que supone que los datos son lo que la realidad nos proporciona, principalmente. Ahora, el
haber constatado que las teorías de alguna manera “construyen” los datos y que de alguna manera toda la
teoría depende de la teoría que se utiliza, hizo que se bifurcaran las posturas básicamente en las dos
posturas mencionadas anteriormente. El constructivismo, tomando la afirmación de la dependencia
teórica, propone que la ciencia más que un proceso de descubrimiento es un proceso de construcción,
construimos la realidad a través de las teorías científicas. Esto puede extenderse indefinidamente y
puede pensarse que el ser humano tampoco accede a una realidad, que la realidad también es construida
desde el sujeto, etc. Por otra parte, haciéndose cargo de los términos teóricos y de la posibilidad de salir
de lo empíricamente dado, propuesto por los empiristas, el realismo científico nace para hacerse cargo
de este problema. Parte de la idea que todos los términos teóricos en ciencia, aún cuando no sean
observables, deben ser interpretados como existiendo en una realidad independiente al sujeto.
De manera que en el panorama actual de la filosofía de la ciencia tenemos dos posturas que son bastante
antagónicas en cuanto a su concepción de la realidad. Por un lado tenemos un anti-realismo representado
por el constructivismo, y por otro lado tenemos al realismo científico que básicamente establece la
afirmación de una realidad independiente del sujeto, que puede ser conocida, no ingenuamente, en
términos de una aproximación a la realidad.
Ahora, además del panorama de la filosofía profesional y de la filosofía de la ciencia profesional, como
ustedes saben , las ciencias humanas y la psicología en particular nace en un momento bastante crítico,
hay una crítica desde sus orígenes a las ciencias humanas, ha sido criticada y cuestionada en su estatus
de ciencia humana y de cientificidad. ¿Son científicas las ciencias humanas? ¿Es científica la psicología?
Estas son preguntas que siempre han estado en la reflexión de quienes practican las distintas disciplinas
humanas. Este cuestionamiento a la base, en el origen de las ciencias humanas, hizo que desde un
comienzo existieran reflexiones de la práctica científica hecha por quienes se encontraban en la práctica.
La reflexión epistemológica actual, a mi juicio, recoge estas dos vertientes: la vertiente de los filósofos
profesionales y la de quienes, estando metidos en una disciplina humana, hacen una reflexión
epistemológica. Entonces, pueden darse cuenta que la diversidad de posturas existentes dentro de la
filosofía de la ciencia es bastante amplia.
Hoy, en la mesa que aquí se constituyó esta diversidad a la que hago alusión esta también presente, será
una oportunidad de escuchar distintas posiciones acerca de la epistemología y su relación con la
psicología.
Para terminar quiero mencionarles que la invitación hecha a los expositores se hizo con tres preguntas
que podían ser abordadas directamente por ellos, o tangencialmente, pero que de alguna manera
sirvieran para organizar su reflexión. La primera se refiere a la relación entre psicología y epistemología:
¿cuál es el aporte que la filosofía de la ciencia puede hacer a la psicología? El segundo punto se refiere a
¿cuál sería el estatus o la posición científica de la psicología según las distintas versiones? Y por último,
la pregunta ¿es posible una psicología latinoamericana?

A partir de esta introducción vamos a dar inicio a las exposiciones. Para presentarles a la mesa tengo
aquí a mi derecha al profesor Fernando García, Director de la Escuela de Sociología de la Universidad
Academia Humanismo Cristiano. A su derecha se encuentra el profesor Roberto Aristegui, Psicólogo
Clínico de orientación post-racionalista y Docente de la Universidad de Chile. Al finalizar la mesa esta
el profesor Guido Vallejos, Jefe del área de Lógica y Epistemología del Departamento de Filosofía de la
Universidad de Chile y Director de investigación de la Escuela de Filosofía de la Universidad de Chile.
Prof. Fernando García: Bueno, partiendo de la exposición que hizo Cristián quisiera agregar otra
lectura de lo que ha pasado desde el positivismo lógico. Todo lo que ocurre desde Kuhn en adelante,
como producto a la crítica al positivismo lógico, ha dado como resultado una ruptura muy profunda en la
manera de entender la ciencia en nuestra cultura. Es decir, finalmente se asume una concepción de
ciencia no fundacionalista, la ciencia no puede suministrar certeza alguna sobre el conocimiento, y por
otra parte la ciencia deja de estar centrada en el método y pasa a estar centrada en las comunidades
científicas.
Conviene señalar esto porque tal como ha venido diciéndose, una idea de ciencia que comienza con
Galileo, con Descartes, finalmente es puesta en cuestión en nuestra época y creo que eso significa una
modificación bastante importante de lugar que le damos a la ciencia en nuestra cultura. Hubo un
momento en que la ciencia tuvo que eregirse en un rival de la religión, por ejemplo, y eso es algo que,
absolutamente, no tiene sentido. En general, la ciencia hoy no puede suministrar ninguna base para una
cosmovisión y ese es un cambio que a mi me parece un bastante importante. En general la idea que
tenemos hoy de ciencia es de una ciencia mucho más débil en la medida en que se asumió que no puede
haber certeza alguna, las teorías científicas cambian, se transforman, son transitorias, hay cambios
conceptuales profundos en la historia de la ciencia y eso cada vez esta más asumido.
Ahora, hay ahí un aspecto muy importante en la concepción actual de la ciencia que se refiere a la idea
de racionalidad científica, la idea de método cartesiano, la idea de método en general que aún se
encuentra en los positivistas lógicos, es una idea de método donde hay un conjunto de procedimientos
que si se siguen conducen a todos a la verdad. Esa es la pretensión que hay detrás de la idea de método.
Es con Popper, por ejemplo, que esta idea de método, o la idea que el centro de la actividad científica, el
método, comienza a cuestionarse. Sabido es que Popper, en relación a los enunciados básicos de la
ciencia, sostiene que son asumidos por convención. Toda vez que la carga teórica que tienen las
observaciones en realidad darían para una discusión sin fin sobre los enunciados básicos de la ciencia.
En verdad, la comunidad científica deja de discutir en cierto momento y llega a una convención sobre un
conjunto de enunciados básicos; ahí ya esta en germen la idea que en realidad el centro de la ciencia es
la comunidad científica y no el método. El mismo Popper hace la analogía con el sistema judicial: dice
para que pueda aplicarse la ley hay que tipificar el delito o la falta, sin esa tipificación, que es una
interpretación, no es posible aplicar la ley. En la ciencia ocurre lo mismo, el método puede aplicarse en
la medida en que hay un conjunto de enunciados básicos de la ciencia acordados por convención.
Creo que esto termina en definitiva, en desarrollos posteriores de esta idea germinal, por cambiar la

noción de racionalidad científica. Hay un concepto que me parece central en Kuhn y en otros autores, el
concepto de sub-determinación de las teorías por las observaciones. Este concepto dice que las
observaciones ponen un límite a lo que es posible sostener teóricamente; sin embargo, las observaciones
no pueden determinar que teoría vamos a validar ya que eso depende además de la coherencia con la
observación, de un conjunto de elementos histórico contingentes. Esto implica la idea que en realidad la
ciencia es inseparable de las contingencias históricas, no hay una historia interna de la ciencia como
sostuvieron otros autores. En la línea clásica de la concepción de la racionalidad científica se encuentra
la idea que la historia de la ciencia es un asunto que tenía que ver exclusivamente con la validez; esa
idea comienza a rechazarse y a verse la idea de la historia de la ciencia como una historia inseparable de
otras contingencias, de creencias, de valores, en fin.... El ejemplo más espectacular que cita Kuhn es el
ejemplo de Kepler que aceptó la teoría de Copérnico, una creencia en una suerte de orador del sol, le
pareció que la teoría de Copérnico calzaba muy bien con lo que él decía lo que implicó que el pudiera
aceptarla..
En el marco de este contexto, quisiera reflexionar sobre las ciencias humanas y por lo tanto de la
psicología. Hay implicaciones muy fuertes en todo lo que he dicho en relación a las ciencias humanas.
Esta idea de sub-determinación de las teorías por las observaciones implica que, contrariamente a lo que
se pensaba, los valores infiltran permanentemente la ciencia.. Por ejemplo, el valor que se le dio a la
figura esférica en la antigüedad, el valor que se le dio a la centralidad. En fin, en la historia de la ciencia
inevitablemente se filtran valores; sin embargo, en la ciencia natural hay una forma de filtrar esos
valores, una forma es que en último término independientemente de las disputas sobre el realismo, hay
una manera de entender que la empresa científica implica acumulación de conocimientos, que hay
progreso en la ciencia. Ese progreso tiene que ver con la capacidad predictiva que tiene la ciencia y en
último término con la capacidad de controlar la naturaleza. Es cuestionable que hay un progreso entre la
física de Aristóteles y Einstein en cuanto a conocimiento, se podría decir que son cosas distintas,
inconmensurables, pero lo que no cabe duda es que la física de Einstein permite una mayor capacidad
predictiva, un control mayor de la naturaleza que la física de Aristóteles. De manera que en la ciencia
natural hay una suerte de apriori que organiza toda la empresa científica, ese apriori es el valor que tiene
el control de la naturaleza. Es un valor, pero en la ciencia natural hay la apariencia que hay neutralidad
por el simple hecho que en la ciencia natural este es un valor compartido, no hay disensiones, y es un
apriori tan profundo que muchas veces ni siquiera esta explícito, por lo menos durante mucho tiempo no
estuvo explícito. Si uno lee Descartes o Bacon, la idea que la ciencia iba a cambiar la suerte del hombre
sobre la tierra esta muy fuertemente planteada. De manera que uno podría decir que en la ciencia natural
este valor compartido que es la idea de lo pragmático del control de la naturaleza, este valor compartido
permite conformar comunidades, y permite filtrar otro conjunto de valores que en el largo plazo van
quedando neutralizados.
¿Pero qué pasa en las ciencias humanas? En las ciencia humanas no hay ese apriori que organiza toda la
empresa de las ciencias naturales. Hay varias orientaciones en las ciencias humanas, Habbermas ha
planteado tres al menos: propio control de los procesos sociales que se introduce en las ciencias
humanas el control sobre otros; la relación con las tradiciones, la construcción de la propia identidad a
partir de la historia; y finalmente la emancipación. En todo caso la gran diferencia con las ciencias
naturales es que aquí no hay un apriori compartido, lo que implica que en las ciencias humanas no hay

comunidades científicas, hay siempre varias maneras de hacer ciencia en cada una de las disciplinas y
éstas se comunican escasamente entre sí. Contrariamente a lo que ocurre en ciencias naturales donde a
pesar de las disputas, que pueden ser muy intensas; sin embargo, hay un espacio único en el cual estas
disputas se dan. ¿Qué pasa entonces con las ciencias sociales? En primer lugar hay varias orientaciones
posibles, y en segundo lugar eso implica que no hay ningún elemento que permita filtrar valores en
relación a las ciencias humanas. Lo que implica que en las ciencias humanas esta sub-determinación de
las teorías por la observación es que el elemento de la subdeterminación es mucho más fuerte en las
ciencias humanas.
Otro elemento que me parece importante tener en cuenta es el siguiente: si pensamos que las
subdeterminaciones implican que hay elementos histórico-contingentes que juegan un papel en la
validación de las teorías, en las ciencias sociales comienza a darse una suerte de circularidad en la
medida en que la propia ciencia expande nuestro vocabulario permite hacer ver fenómenos nuevos, ver
los fenómenos desde otro punto de vista; la propia ciencia tiene una cierta capacidad de crear las propias
condiciones para su validación. Es una suerte de circularidad de las ciencias humanas y el sentido común.
Esto me lleva al punto al que quería llegar, la idea del cientista humano como un humanista, un
individuo donde la palabra ciencia se aleja bastante de esa imagen que tenemos del científico natural. Es
un intelectual que hace ciencia, pero que en su trabajo juega un papel muy importante también la
retórica y el compromiso con ciertas orientaciones, valores que se dan en su sociedad.
Esto nos lleva al último punto: ¿hasta que punto puede hablarse de ciencias humanas o psicología en
Latinoamérica? Yo creo que esto se plantea en el sentido del deber, o la necesidad, o la oportunidad que
tenemos los cientistas humanos de recoger ciertas tradiciones de nuestra sociedad, o por lo menos
intentar promover aquellas tradiciones que consideramos vale la pena continuar y combatir aquellas
tradiciones que no nos parecen pertinentes.
Moderador: Bueno, le damos las gracias al profesor Fernando García, e invitamos al profesor Roberto
Aristegui a que haga su exposición.
Prof. Roberto Aristegui: Buenas noches, estoy bastante contento de participar en esta mesa redonda.
Aunque fui introducido como una persona post-racionalista por Cristián, quisiera aprovechar esa
inexactitud respecto a mi orientación, porque no es mi orientación, para recordar que el fundador de esa
corriente terapéutica murió hace poco y tal vez sea una buena oportunidad para reflexionar teniéndolo en
la memoria, me refiero a Vittorio Güidano a quien me tocó la oportunidad de conocer y quien esta
bastante ligado al desarrollo de la psicoterapia en Latinoamérica, por lo que me parece importante
retomar algunos de esos planteamientos. En otro sentido es bastante cómodo para mi exponer ahora, en
segundo lugar, después de la introducción epistemológica a la que acabo de asistir tanto por Cristián
como por Fernando. Entonces hay bastante terreno avanzado para que yo como psicólogo pueda entrar a
una temática más específica. Adhiero bastante a los planteamientos y al esquema anterior y tengo que
decir que gozo escuchando el encuadre que se ha planteado aquí, especialmente con la posibilidad de
discutir las nociones del empirismo lógico que tienen mucha relación con lo que pasa en la psicología,

de manera que voy a entrar directamente a cuestiones psicológicas.
En primer lugar, la inquietud por la epistemología nació para mi en un contexto después de ser egresado
de psicología, en un grupo donde empecé a aprender a hacer terapia. La condición en la cual yo me
encontraba en ese momento era la de haber estado estudiando psicología cinco o seis años, tenía una
cierta orientación en ese caso era el existencialismo, pero me veía constreñido por el esatus académico
como para explicitar mis supuestos. Estudié en un contexto académico en el cual cabía la posibilidad que
uno estuviera en una posición entre conductismo y psicoanálisis y una tercera fuerza que no estaba tan
en boga en ese momento. Las luchas eran bastante terribles, ser científico significaba, en ese momento,
ser conductista contra el psicoanálisis que era el equivalente a ser metafísico. Si uno hablaba de filosofía
en la escuela se reían, pensaban que era la abuela de la ciencia, que la psicología era la hija y que el
conductismo era futuro. Yo crecí y me desarrollé en ese contexto de bastante oposición, en la que
además el tener una postura, en mi caso existencial, era una especie de pecado. De modo tal que la
epistemología para mi apareció en un primer momento como una tabla de salvación respecto de una
posición epistemológica reductivista que había en mi escuela, pero que no la circunscribo sólo a mi
escuela sino que pienso era el esquema general de las escuelas porque todas tenían una misma
interpretación.
Cuando yo era un alumno de psicología se me instaba a que hiciera unos trabajos con bastante vuelo
teórico y que pudiera conectar, por ejemplo, desde el padre nuestro a Freud, o que asociara libremente,
podía ser muy creativo. Pero cuando tuve que hacer una tesis para poder titularme de psicólogo se me
pedía que operacionalizara los conceptos, entonces había una epistemología subyacente a la metodología
en la que yo tenía que estudiar para titularme, en la que habían palabras que estaban prohibidas. El
código que imperaba era un código que se reducía a la observación, de manera que nadie iba a decirme
que no se podían hablar ciertas cosas, me decían haga lo que quiera, si quiere hable del alma si a usted le
interesa eso, pero operacionalice los conceptos. En ese tiempo en Latinoamérica yo era parte de un
grupo de alumnos a los cuales les interesaba el tema de la no violencia, a mi me interesó ese tema al
finalizar mi período de estudio y traté de hacer una tesis en eso, entonces se me pidió que para
operacionalizar los conceptos tenía que definir la violencia en términos de violencia física, pero no
psicológica, entonces me vi constreñido por una situación de dualismo cartesiano mente-cuerpo o por
una necesidad de operacionalizar, y finalmente no pude salir adelante con ese proyecto porque cabía el
peligro que fuera considerado política, y no había psicología política ni social en ese momento. Entonces
tuve que hacer otra tesis, estudié procesos en esquizofrenia con microscopía electrónica y salí con una
tesis empirisista y pude titularme, pero aprendí que la única forma que en ese momento yo encontraba
como estudiante que quería ser psicólogo era tratar de remontarme por sobre la manera reductivista en la
cual me había visto confrontado.
La epistemología pasó a ser una herramienta con la cual uno podía cuestionar ciertos dogmas del
empirisismo o ciertos dogmas del reduccionismo, o ciertos cuestionamientos del interés por la filosofía;
sin tener que estar constreñido a salir de la ciencia o a no ser aceptado en ese contexto. La primera vez
que escuché de Popper, me impresionó bastante el que había formulado una refutación al empirismo
lógico ya en el año 1933, respecto de el valor de las predicciones, diciendo que la predicción no era
factible de ser operacionalizada ahora, sino que tenía que ver con el valor a futuro de la teoría. Por lo

tanto no había una observación que la validara ante nuestros ojos ahora, esto es lo que se hablaba recién
sobre los enunciados. Me impresionó tremendamente que hubiera una novela en la que ocurría tal como
cuando uno leía a Nietzche y decía que él subió a la montaña y que había un santo que estaba meditando,
revisando a Dios, y que cuando bajó todavía el santo seguía revisando a Dios, y dijo parece que no sabe
que Dios ha muerto...Yo me desarrollé en un contexto psicológico en el cual no se sabía que el Dios
empiricista había muerto, se seguía pensando que estaba vivo. Entonces mi primer contacto con lo
epistemológico fue una herramienta para luchar contra un tipo de epistemología que podía ser
reduccionista.
Quiero retomar esta reflexión y plantear una tesis en esta línea que tiene que ver con un camino
posterior, que consiste en recoger dónde esta hoy día, según lo que yo veo, la reflexión en la ciencia
humana, llamémosle psicológica en psicoterapia respecto de esta tradición racionalista o empiricista.
Estoy totalmente de acuerdo con el planteamiento que postula que el empirismo lógico estuvo
comprometido con una tradición que tiene que ver con la teoría del reflejo, recientemente se ha hablado
de la concepción de la mente como un espejo y de la idea de reflejar mediante representaciones lo que
hay ahí afuera. La idea filosófica de un gran espejo teórico fue sustituida en el empirismo lógico, por
una epistemología que con la ayuda de la psicología conductista intentó hacer un pequeño espejo de la
realidad, es el espejo que tiene que ver con las sentencias observacionales. La reducción de aquello que
se dice que hay mediante una corroboración o la idea de operacionalizar los términos, la conexión entre
una palabra y el objeto, entre un término y una realidad extra lingüística que esta ahí. Me parece que el
genio de los psicólogos terapeutas que, aunque no hayan hablado explícitamente en términos
epistemológicos, han puesto el acento en la necesidad de discutir que la psicoterapia este construida
sobre la base de una correspondencia. La idea de proponer que tanto el psicoanálisis, como el
conductismo, como formas de cognitivismo, incluso como formas de existencialismo, incluso el mismo
Pearls, Rogers; tratando de ser científicos hicieron concesiones con una teoría del reflejo y con un
empiricisismo, con la idea de la correspondencia de un enunciado con la realidad.
¿Dónde esta la concepción de esta tradición con la psicología? Me parece que una posición bastante
aguda para desarrollar el tema de la correspondencia en relación a la psicología clínica ha sido propuesto
recientemente por Guerning cuando habla de la teoría del reflejo, o lo que se llama el lenguaje
referencialista que esta basado en la teoría del reflejo. Propone que cuando nosotros hablamos con una
persona considerada como paciente frente a nosotros, y aplicamos la teoría del reflejo, traducimos el
lenguaje natural que la persona habla, la forma habitual en que se expresa Conectamos ese lenguaje
mediante reglas de traducción, de modo tal que nosotros abstraemos nombres o rótulos o diagnósticos y
suponemos que esos rótulos están en correspondencia con una realidad interna. Lo que Bateson hubiera
llamado un principio dormitivo; por ejemplo, si yo hago algo se supone que es porque yo tengo un
instinto o impulso o algo subyacente, a hacer algo. No estoy tratando de dar una discusión antigua como
puede haber dado la antipsiquiatría. No, quiero referirme sólo a lo que ocurre cuando la única norma con
la cual nosotros enfrentamos la psicopatología es con el lenguaje referencialista basado en la
correspondencia, empezamos a suponer que hay cosas internas a las personas, una especie de realidad
interna subyacente a su lenguaje , y cuando empezamos a patologizar es muy difícil que una persona se
salve de lo que nosotros estamos pensando que subyace a su problema. Los desafío que me digan si
alguien estudió psicología que en cuarto año no se pudo aplicar alguna de las categorías psicopatológicas

y no penso que quizás subyacente a su personalidad había algunos de esos núcleos. La lógica que opera
tras esa concepción es el verificacionismo que busca sólo ejemplos, es por eso que me llamó tanto la
atención la estrategia, que puede ser usada de manera terapéutica, de Popper, de buscar el contra ejemplo
y no la verificación.
Bueno, a mi me parece que actualmente ciertas posiciones de tipo constructivista como la de
Watzlawick.... e incluso la de Güidano, que son sistémicos constructivistas; han puesto en el foco de la
discusión de lo que es hacer psicoterapia hoy día el cuestionar dos puntos. Uno es la teoría de la
correspondencia y otro el lenguaje de la correspondencia o lo que se llama la correspondencia lingüística
que es un lenguaje referencialista que supone que lo que tenemos que hacer con el lenguaje natural de
las personas es someterlo a un set de reglas para, según el background que nosotros tenemos, que es una
especie de ciencia dimensional como se habló recién, traducir las sentencias del lenguaje natural a un
sistema que nombra realidades supuestas internas. El efecto que tienen estas realidades es que es muy
difícil quejarse o tener un inter-rótulo, es el lenguaje del déficit. Me parece que todos estos autores,
algunos han hecho bastantes aportes de intentos de investigación en Latinoamérica, en Santiago, e,
Argentina, etc; han estado pensando en una alternativa al lenguaje referencialista Ese lenguaje tiene que
ver con intentar validar lo que se llamó inicialmente el saber de las personas en forma preteórica. Lo que
tiene que ver con lo que Chomsky llamó la competencia lingüística de los hablantes. Este saber
lingüístico preteórico que hace que yo hable sin que alguien me tenga que enseñar todo lo que hablo,
esta en el núcleo de un desarrollo que viene posteriormente: la teoría de los actos de habla o de la
performatividad. Searle se basó en los actos de habla de Austin y tematizó lo que hasta ese momento era
una filosofía del lenguaje ordinario, de superficie, con todo el background de la temática generativa de
Chomsky. Creo que en las formas de psicoterapia estamos asistiendo a un desarrollo de formas de usar
los actos de habla, la performatividad como una competencia que tienen los hablantes. Por ejemplo,
cuando alguien me dice “me puedes pasar la sal” yo entiendo que no me esta pidiendo que yo haga una
retórica acerca de si tengo esa capacidad, yo entiendo que me esta pidiendo que yo le diga “sí, acá esta
la sal” y yo se la pase. En ese sentido, tenemos una manera intuitiva de usar el acto de habla para hacer
cosas en el mundo, esta utilización es completamente diferente a la tradición que veía que detrás del
lenguaje lo que hay es una realidad interna. Este tipo de uso de lenguaje se basa en la relación que yo
puedo establecer como hablante sin dividir lo que digo con lo que hago. Me parece que la tradición que
tiene que ver juego en el lenguaje de Wittgenstein, con performatividad de Austin, con juegos
performativos; son la base para pensar la conexión de una forma de hacer que para los psicólogos es
muy importante, me refiero a conectar el lenguaje con la emoción. Creo que hay juegos de lenguaje de
tipo emocional que pueden ser de tipo ilocutivo, como diría Austin, o de entendimiento, y que nuestro
trabajo consiste básicamente en distinguir aquellos tipos de juego de lenguaje que son perlocutivos o de
la manipulación o del desentendimiento. Me parece que en esa esfera, en la esfera de los actos de habla
hay una alternativa a la tradición del uso lingüístico cognitivo sólo referencialista, creo que uno podría
buscar una epistemología constructivista, tal vez en Güidano, y tal vez en autores construccionistas, en
Watzlawick; intentando hacer una conexión con la idea de competencia comunicativa y semántica de
Habbermas, Austin y de Chomsky.
Finalmente, me parece que una reflexión sobre la crítica que se ha dirigido contra la correspondencia
afectan un núcleo de las teorías cognitivas, y tienen que ver con el período inicial de Wittgenstein, el

período del Tractatus Lógico-Filosófico, y tiene que ver con el período de Russell alrededor del año
1920. Sin embargo, después de esos años, después del empirismo lógico, ha corrido bastante agua
debajo del río de la psicología. Entonces pienso que esta crítica a la correspondencia debe ser
circunscrita a presupuestos del empirismo lógico, pero creo que hoy en día la posibilidad de desarrollar
la epistemología en forma científica no sólo dice relación con tener en la ciencia una posición empíricológica. Creo que hay desafíos actuales de cuestionar la objetividad, el referencialismo, la teoría del
reflejo y circunscribirla a una escuela de la ciencia. Pienso que esa posibilidad de conectar escuelas
renovadas de psicología científica con formas de construcción o superación del realismo ingenuo abren
posibilidades de que en psicoterapia continuemos cuestionemos la objetividad, pero que no rompamos la
conexión con posibilidades de hacer ciencia. Pienso que tal vez se ha identificado el hacer ciencia sólo
con un tipo de escuela científica, y que tal vez si se abren conversaciones en este sentido, se daría la
posibilidad que entre nosotros haya lo que señaló hace un momento Fernando, la posibilidad de
establecer conversaciones en la comunidad psicológica.
Moderador: Bueno, le damos las gracias al profesor Roberto Aristegui y le damos el paso al profesor
Guido Vallejos para su exposición.
Prof. Guido Vallejos: Bien, yo en primer lugar estoy un poco atragantado por dos cosas. Primera cosa,
todo lo que traía preparado no lo voy a poder expresar debido a lo que los dos expositores que me
antecedieron han dicho, dijeron algunas cosas que me hirieron profundamente. Lamentablemente como
filósofo profesional difiero profundamente de posiciones constructivistas y creo que si John Searle
estuviera aquí tal como peleó con Maturana en el año noventa o noventa y uno, le diría yo soy un
realista ingenuo, un referencialista y estoy con una teoría del reflejo. Una teoría del lenguaje concebida
como la teoría de los actos de habla de todas formas esta fundada en lo que en una teoría de lo que el
llama una teoría de la intencionalidad de ciertos actos mentales que tienen como condiciones de
satisfacción hechos externos. Indudablemente no se puede negar el hecho que uno puede hacer la
interpretación de John Searle que se le ocurra, pero conociendo a Juanito y su violencia en ese debate
que estuvo serio, hay que plantear que la posición realista y referncialista de John Searle es inconciliable.
Ahora, yo no se mucho de psicoterapia, he sido objeto de psicoterapia, de fármacos y bueno de todo tipo
de prótesis para poder funcionar en este mundo, producto de las cuales estoy aquí sentado hablando
libremente ante ustedes, producto de grandes maniobras ortopédicas,...incluso sentimentalemente estoy
ligado a una psicóloga clínica. ¡Dios me libre!
Bien, voy a tratar no de defender al empirismo lógico, que es un problema menor, sino más bien de
contextualizar mi propia posición ya que ustedes se han dado el lujo de quitarme ese espíritu ecuménico
con que yo venía. Básicamente por razones metafísicas y de carácter ontológico, no creo en la división
entre ciencias humanas y ciencias naturales. Esto esta dentro del marco de una metafísica esencialmente
materialista que es la metafísica a la cual esta ligada la ciencia en general. Realmente renunciar al
materialismo y caer en una suerte de dualismo ontológico en virtud de un argumento trascendental, saber
que las ciencias humanas trabajan básicamente con significación, con lenguaje y que el lenguaje tiene
múltiples connotaciones, que en vez de buscar regularidades legales de carácter causal debemos ver los
hechos humanos o sociales como hechos políticos y por lo tanto para desentrañar la unicidad de ese

hecho humano debemos interpretar, es decir debemos hacer hermenéutica, o como dicen algunas
personas enrredéutica. No me parece que nos presente un cuadro metafísico integrado de lo que es la
ciencia. Las teorías científicas y sociales, ya lo decía Carlitos Marx, las teorías solamente constituyen
formas que nos impiden acceder a la materialidad. Mirando el estado actual de las ciencias sociales y
humanas, el desarrollo de los años sesenta y setenta de la psicología aplicada es fácil ver como se intenta
deshumanizar al hombre en el sentido de sus relaciones materiales con las cosas. Esto es concordante
con la actitud metafísica básica que uno debiera tener cuando quiere hacer ciencia, un compromiso
materialista; me dirán comunista y todo lo que quieran pero es una cuestión teórica que me ha gustado
por años. Es por eso que en primer lugar desapruebo, no estaría de acuerdo con esa postura básica
planteada.
Una filosofía de la ciencia, para ser filosofía, tiene que dedicarse a los problemas fundacionales que
están presupuestos por una teoría científica. ¿Qué es lo que presupone cualquier teoría psicológica, a
excepción del conductismo? Presupone que hay estados mentales, procesos mentales que determinan
ciertas maneras de comportarse. Pero no tiene por qué definirse respecto de la naturaleza de esos estados
y procesos mentales. Esa es la labor propia de una filosofía de la psicología entendida como una rama
especial de la filosofía. Hay que pronunciarse acerca de la naturaleza de los estados y procesos mentales
y esto no implica necesariamente caer en el reduccionismo. Si quieren conocer una sistematización de
“píldoras” teóricas respecto de las formas de reduccionismo que hay en filosofía de la ciencia, les
recomiendo el comienzo de una artículo mío del año 1996 donde se ve que el reduccionismo extremo de
la teoría de identidad o un reduccionismo de cualquier otro tipo, son posibilidades que están abiertas en
el ámbito psicológico únicamente para desentrañar el problema fundacional, que son los estados y
procesos mentales; pero que no atañe directamente a la teorización psicológica o clínica. De estas
últimas, como ya les he dicho, no soy un gran conocedor. De hecho a lo que yo me dedico es a una
filosofía de la psicología, trabajo en un proyecto de filosofía de las ciencias cognitivas que tiene un
carácter netamente teórico y que podría tener, ustedes lo saben mejor que yo, implicaciones de carácter
terapéutico u ortopédico.
Creo que hay algunas conclusiones básicas que podemos hacer desde el punto de vista estrictamente
filosófico, si consideramos ideas como el que la realidad humana es una construcción, que hay ciencias
humanas y ciencias naturales..., etc. Creo que allí hay una mala comprensión de la labor del filósofo de
la ciencia profesional que tiene que asumir necesariamente una postura realista y materialista para tener
una concepción unificada, lo que queremos conocer es el mundo, queremos conocer al ser humano como
parte del mundo, tenemos que conocer algo acerca de su naturaleza biológica y para ello tenemos que
hacer uso de las teorías, las teorías determinan el método y el método conduce a verdades aproximadas o
probadas. Pero la ciencia en este caso no puede hacer más, y la actividad teórica no puede hacer más.
Nos puede proporcionar conocimiento acerca de la naturaleza humana, y nos puede permitir en un
discurso de filosofía de nivel intermedio abordar ciertos problemas concretos como los que están
planteando ustedes acerca de una psicología propiamente latinoamericana. Es un problema importante
que requiere conocimiento científico respecto de la naturaleza humana para aplicarlo a realidades
concretas que en nuestro continente y en nuestro país específicamente están conectadas con cuestiones
morales. No quiero ser pomposo, pero por ejemplo, estamos viviendo en este momento, y esto en
términos empíricos, una moral de la impunidad, ya no en su pleno apogeo, pero estamos viviendo las

consecuencias de un proceso de impunidad que se esta expresando continuamente y cotidianamente en
todos los ámbitos, basta ver la televisión, nuestra propia actuación frente a fenómenos como la
discriminación, el maltrato infantil, etc. Estos no solamente requieren una consideración moral o
psicológica sino que requieren conocimiento profundo acerca de lo que es la naturaleza humana. Por lo
tanto hay niveles de discurso filosófico y niveles de discurso científico que hay que discutir. Yo dije mi
credo: creo en el materialismo, creo en la unidad de la ciencia, creo en la unidad metafísica, creo en la
posibilidad del conocimiento científico de la naturaleza humana con el objeto de poder comprender los
problemas humanos particulares de cada continente, de cada pueblo, de cada individuo. Sin ese
conocimiento científico no podemos hacer nada. Bueno, ya dije mi credo, así es que ustedes pueden
hacerme preguntas y así yo les puedo especificar aún más. Gracias.
Moderador: Ya que el profesor Vallejo hizo referencia algunos planteamientos anteriores vamos a dar
la palabra a los expositores iniciales.
Prof. Fernando García: Bueno, yo quisiera decir que yo soy filósofo de profesión también, y por
circunstancias que sería largo de contar soy también director del departamento de sociología, pero mi
formación es en filosofía. De manera que intentar ponerse por encima sobre la base de eso no me parece
de fair play. Ahora, me parece que el punto es que todo el mundo tiene derecho a sus creencias, yo creo
que hablar de una concepción unificada de las ciencias a estas alturas es posible de hacerse, pero que hay
que hacerse cargo de eso. A mi me es difícil el discriminar por qué una concepción dualista es peor
metafísica que una concepción monista, por qué una concepción metafísica integrada es mejor que una
posición metafísica plural. Bueno, ahí habrá que argumentar, me parece que queda pendiente la
argumentación respecto a las creencias.
Prof. Guido Vallejos: Bueno, tú tuviste la oportunidad de exponer tu concepción respecto de las
ciencias naturales, y tu percepción y tu teoría respecto de por qué la ciencia natural difiere de las
ciencias humanas, ...y yo creo que es justo que yo tenga derecho a exponer otras concepciones. No estoy
poniéndome por encima de nadie.
Prof. Fernando García: No, pero dices que eres filósofo de profesión y eso también se puede decir de
la psicología o la sociología. ¿Qué tiene que ver eso?
Prof. Guido Vallejos: Yo creo que es un punto menor, creo que la acusación del fair play es una
acusación injusta en una discusión de carácter filosófico. En veinte minutos uno puede exponer
creencias, puede exponer un credo, pero no puede exponer argumentos.
Prof. Roberto Aristegui: En aras de la argumentación me gustaría aludir a dos cosas. Estoy contento
que haya un ánimo ecuménico y de ir a un aspecto de trasfondo. Yo también estoy bastante interesado en
la filosofía de la ciencia aplicada a la psicología como filosofía de la psicología, me parece que ahí hay
un terreno nuevo para los psicólogos. Respecto de eso me gustaría diferenciar lo que sería una ataque de
ciertos terapeutas orientados a la teoría del reflejo en su versión empirismo lógico, y a la versión
analítica de la concepción semántica de la verdad. Inicialmente cabe la teoría del reflejo según la

concepción empiricista y según la versión que da lugar al operacionalismo en psicología, el cual queda
ligado a el primer Wittgenstein y a Russell, creo que uno debe hacer una diferenciación respecto de la
posibilidad de tomar a Starsky la concepción semántica de la verdad, relacionado con el metalenguaje, el
lenguaje objeto y que el ataque iría más bien a la versión analítica de la concepción semántica de la
verdad la cual considera el desarrollo de Starsky como una forma objetiva de establecer la referencia.
No estoy contra la posibilidad de establecer referencia, estoy contra una teoría referencialista que se
opone a una concepción de la verdad. Estoy más bien diciendo que se puede conectar lo que han hecho
estos psicólogos, terapeutas en el terreno de la psicología con la filosofía actual de la ciencia que tiene
que ver con cuestionar formas de realismo ingenuo. Creo que Searle también estaría de acuerdo en eso
aunque defendería una forma de realismo justo.
Por último quiero decir que hay un terreno en el cual la teoría de la indeterminación de la tradición
radical, que es la aplicación de esta teoría de la subdeternminación y la teoría por la evidencia a la
aplicación de cuestiones de significado abre un campo en el cual uno puede llegar a emparentarse con
cuestiones que sí son importantes para un psicólogo. Me refiero a lo siguiente, si yo sostengo que en mi
teoría la evidencia no manda, el input no es el que manda; en terapia donde mi input es otro lenguaje,
estoy en una doble subdetrminación, es lo que se llama la teoría de la indeterminación. Cuando hay
indeterminación de la teoría porque el dato que tengo al frente es otro lenguaje, es una persona que
habla, en ese caso decimos que no hay cuestión de hecho. En términos epistemológicos creo que ahí hay
un núcleo específico que abre una conversación con estas teorías que cuestionan formas tradicionales de
objetivismo, porque obligan a que uno para poder conversar con el otro se coloque en el marco de
referencia del otro, osea use el lenguaje de la persona que esta en frente. Me parece que ese podría ser,
por ejemplo, el principio de Davidson que también utiliza la noción de verdad (pero con minúscula) y
que también estaría abierto a ciertas formas de referencia pero al interior de la lengua, o al interior de
una teoría, o al interior de una concepción de verdad sentencial y no real (realismo interno). Lo que es
una alternativa frente a formas de relativismo a las cuales se podría acusar como formas de
convencionalismo asociado a estas posiciones constructivistas. Bueno, creo que hay bastante territorio
donde conversar y estoy contento que se este dando en estos términos de diálogo.
Pregunta del Público: Buenas noches, la pregunta que quiero hacer tiene que ver con las reflexiones
que aquí se han dado. Particularmente me interesa mucho el tema de la epistemología. Detrás de lo que
ustedes hablaban sobre filosofía de la ciencia ustedes también dejaban traslucir que detrás de toda esta
producción teórica existen personas, las comunidades científicas. Si existen personas, obviamente están
en un medio social y por lo tanto determinados por contingencias históricas. La pregunta que yo quería
hacerles a ustedes para determinar las diferencias que pudieran haber en cada una de las ponencias, es
¿bajo qué definición de sujeto ustedes están sustentando esta epistemología? y también ¿cómo están
comprendiendo o definiendo el concepto de verdad?
Prof. Guido Vallejos: Yo creo que en este proceso de crítica al empirismo y al fundacionalismo, lo que
esta detrás de manera muy importantemente es una crítica al concepto de subjetividad tradicional hasta
el positivismo lógico. En último término la base de la ciencia es la sensación, la convicción de tener
sensaciones. Esto generó una serie de problemas que tienen que ver con el solipsismo, de allí sacaron la
teoría del lenguaje fisicalista como una manera de evitar el solipsismo. El problema del recuerdo

también como se establecen una serie de proposiciones protocolares, pero después depende del
recuerdo....hay una serie de elaboraciones ahí de varios autores. El punto es que un gran paso ahí lo da
Popper al entender que la ciencia no puede estar basada en convicciones sino que tiene estar basada en la
crítica. La ciencia son pretensiones de validez que se exponen a la crítica, y ahí la ciencia deja de estar
basada en una exterioridad, en una subjetividad y pasa a estar basada en el acuerdo de la comunidad
científica que considera aceptable justificar ciertas pretensiones de validez. Creo que ese es un elemento
central, la certeza es un tema de la subjetividad, sólo puede haber certeza para un sujeto. En la medida
en que salimos del sujeto ya no tiene sentido hablar de certeza. Hay ahí una polémica con la filosofía
contemporánea, partidarios de formular la noción de sujeto y otros simplemente de abandonarla. Pero
yo creo que lo que hay detrás en todo caso, es una salida de la ciencia del terreno de la subjetividad, del
fuero interno que inventa Descartes. Y por otra parte ya en el mismo positivismo lógico se plantea la
verdad como coherencia: ¿cómo podemos estar seguros que se conecta el lenguaje y la experiencia? Un
autor hace la imagen del lenguaje como una nave de la cual no podemos desembarcarnos, si no
podemos desembarcarnos del lenguaje nunca vamos a conocer el límite interior del lenguaje, pero no
podemos saber el límite en que el lenguaje se conecta con la realidad. Entonces la verdad de la ciencia es
una verdad como consenso.
Prof. Guido Vallejos: Bueno, respecto de las comunidades hay una curiosa amalgama de filosofía de
las ciencias cognitivas ...... trata de conciliar el planteamiento Kuhnenano con el gesto filósofico
justificacionitsa o de reconstrucción racional, para ellos las comunidades científicas son inmaduras en el
sentido que ejercen las justificaciones desde su dominio, ...están basadas en el sentido común; es una
ciencia inmadura en ese sentido, pero constituye una comunidad en la medida en que se rige por lo que
ella llama un marco de sentido compartido, es decir el equivalente a un marco de investigación que lo
que pauta es la práctica científica al interior de la comunidad que obviamente es una comunidad
inmadura. Con esto estoy mostrando que hay nuevas tendencias dentro de la filosofía de la ciencia, o
dentro de la filosofía de la psicología, donde las distintas teorías no son absolutamente dispares. ¿Quién
se podría imaginar la conciliación de las revoluciones científicas con el realismo convergente? como lo
que se ha tratado de hacer. La noción de sujeto es una noción que requiere una discusión mucho más
acabada que la que nos permite este tiempo.
Prof. Roberto Aristegui: A mi me gustaría hacer una alusión conectando una noción importante dentro
de la psicología que es la de el hecho que uno sostenga una posición de la cual no haya una verdad
tradicionalmente objetiva, externa en términos de que eso valide el saber del terapeuta respecto del saber
de aquel que esta con el profesional psicológico al otro lado. Sino que haya una cierta simetría, una
cierta comunidad, también entre el psicólogo y aquella persona que es tratada por el psicólogo, abre una
dimensión en la cual se considera a los sujetos como competentes que es completamente diferente a
considerar al sujeto como un déficit. Pienso que en la tradición que esta abierta a esta conversación en la
discusión de la psicoterapia, la idea del sí mismo como un yo sustancial es lo que esta cuestionado. El
núcleo psicológico, el ego, es lo que esta cuestionado; en cambio esta abierta la discusión a considerar
que hay una autodescripción del sí mismo en el lenguaje, por lo tanto lo importante es bajo qué formas
lingüística ese dice yo a sí mismo se autodescribe de una manera en la cual puede desarrollar juegos de
lenguajes que le permite ampliar el vocabulario con el cual fue descrito por ejemplo, por la familia de
origen. Ahora, esos juegos de lenguaje, esas maneras de hablar, están confrontadas por una tradición en

la cual la Verdad con maýuscula es confrontada con una verdad con minúscula. La verdad con
minúscula significa lo siguiente: si yo asumo la indeterminación, osea el problema de la
subdeterminación en el terreno de la conversación entre los “yoes”, tengo que asumir entonces que si no
hay una verdad sobre la otra persona, que yo no tengo la verdad en mi diagnóstico acerca de lo que a mi
me pasa, yo tendría que partir considerando su discurso como una totalidad que inicialmente es
verdadera, con minúscula. Si yo la pusiera como verdadera podría tal vez contrastarla a posteriori con la
evidencia que me de el trabajo o la investigación. Sin embargo, yo partiría considerando que sus
creencias, o su manera de autodescribirse, son esencialmente tan buenos como yo pretendo que sean los
míos. Eso me parece que una posición ecuménica, de hablar con verdad en minúscula y considerar al yo
en la conversación. Gracias.
Pregunta del Público: Se ha hablado de relativismo, de realidad, de subjetividad y también se ha
hablado de la objetividad...Me gustaría que alguno de ustedes pudiera profundizar en los planteamientos
sobre la posibilidad de, a partir del rol de psicoterapeuta, o desde la filosofía, si es posible acceder a una
objetividad. ¿Es posible llegar a la objetividad a partir de una realidad concreta o una realidad común, o
la realidad siempre va a ser relativizada?
Prof. Guido Vallejos: Bueno, precisamente lo que yo estaba exponiendo de manera quizás apasionada
anteriormente se refería a esto. Una de las formas de asumir la objetividad es asumir un tipo metafísica
de determinada, que no es decir “esto que yo estoy haciendo es el saber”. Cuando uno asume un tipo de
metafísica determinada, en este caso un tipo de metafísica realista que permite hablar de objetividad, es
una metafísica que sólo puedes evaluar en términos contrafácticos, que no puedes verificar, sino que
solamente puedes evaluar en términos de qué se pierde y qué se gana en distintos planos filosóficos.
Siguiendo la estrategia de un filósofo contemporáneo, qué es lo que pierdo y qué es lo que gano. Si yo
renuncio al realismo científico, renuncio al realismo convergente, renuncio a esa posición metafísica
fundamental, yo tendría que aceptar, por ejemplo, el relativismo, tendría que aceptar que todo lo que se
dice acerca de la realidad es relativo, tendría que aceptar además que los términos teóricos de la ciencia
se refieren meramente a conclusiones y que su denotación esta variando constantemente. Vale decir, que
lo que yo quería denotar con el término estrella, tenía una teoría sobre ello, no denota lo mismo. Que
todo depende de las relaciones que el término estrella tenga con otros términos teóricos de ciencias
adyacentes. Y ahí, en este caso, el significado del término estrella depende del significado de otro
términos teóricos de teorías adyacentes a la astronomía. La realidad se pierde, no sé finalmente de qué
estoy hablando. Por otra parte, muchos dirán que es realismo de sentido común, que generalmente
cuando yo le hago una pregunta a la realidad, la realidad me responde. Por ejemplo: si digo “voy a
levitar”, y sigo caminando más allá del límite de este proscenio, es obvio que me voy a caer. Eso son las
leyes científicas objetivas. Ahora, no es necesario renunciar al realismo científico y hacer todas las
posiciones divergentes. Eso es lo que puedo decir, la única manera que yo veo de no caer en el
relativismo en ciencias, específicamente en ciencias humanas, es resolver la posición de un realismo
convergente que dice que las teorías son aproximadamente verdaderas, etc.
Prof. Roberto Aristegui: Respecto del problema que se planteaba quería recordar la intención de la
teoría de la indeterminación, que talvez puede servir para hacer una alusión al tema de la objetividad. En
el sentido que en la concepción tradicional se entendió que la correspondencia consiste en conectar lo

que el término general predica del término singular. Para hacer un alcance sobre el enunciado se dice
que va a ser objetivo si en la traducción en el lenguaje de fondo (background) se logra establecer esta
relación de objeto. Lo que dice la tesis de la indeterminación cuando dice que no podemos, en el
contexto de traducción, saber si la persona se esta refiriendo mediante una pura idea, no podemos saber
si acaso son términos de términos, y si acaso son términos, si acaso son términos generales o
particulares. Dice entonces que sobre la pura base de la evidencia es irrefutable esa diferenciabilidad. Si
nosotros entendemos eso tendríamos que decir que lo que tendría sentido no es decir por qué objeto se
esta definiendo una teoría, sino que primero va a intentar establecer si acaso lo que le dicen le satisface o
no a la presencia de ciertas cosas que yo estoy asumiendo que tienen que ser verdad. Entonces, mi
primer acercamiento en este sentido no es objetivista, sino que es holístico.... Esto que puede parecer
aparentemente abstractiva es muy importante porque quiere decir que yo como terapeuta, al trabajar en
un terreno de la interacción, no pretendo cotejar la sanidad de la persona inicialmente haciendo
correlaciones entre palabra y objeto. Sino que ubicarme en un marco de contención de cómo esta usando
el lenguaje sujeto.
Pregunta del Público: Esta pregunta se dirige a Don Roberto. Dentro de los axiomas de la
comunicación hay dos que para mí son muy importantes: uno se refiere a que hay distintas puntuaciones
de la comunicación, lo que quiere decir que en una comunicación entre dos personas hay divergencias
entre los puntos de vista, desde los que se comienza. Lo otro se refiere a que se requiere contextualizar al
paciente dentro de su ambiente para poder hacer psicoterapia. No podemos dejar de lado lo que el
paciente siente, y además tenemos que considerar que no podemos tener una relación sujeto-objeto
exacta, sino que a través del lenguaje. Por lo tanto, ante el problema de que nos se puede comunicar
todo lo que el paciente siente, yo me pregunto ¿cómo se puede hacer ciencia en psicoterapia? ¿cómo se
puede comprobar objetivamente al objeto estudiado?
Prof. Roberto Aristegui: Me parece que el tercer axioma de Watzlawick que se refiere a la puntuación
de la secuencia de hechos, podría ponernos en referencia con lo siguiente; yo creo que ahí hay una
influencia inicial que tiene Watzlawick con Wittgenstein, incluso ese libro esta escrito en una forma que
recuerda la estructura del Tractatus. Pienso que cuando Watzlawick esta diciendo que hay una
puntuación de la secuencia de hechos, de modo tal que una persona no ve la pauta, sino ve talvez ve
linealmente o causalmente una cierta ordenación, una cierta estructura. Uno podría pensar que si uno
intenta objetivar su propio punto de vista como el real en el momento de la comunicación, entonces se
esta afecto al problema de la indeterminación. En ese sentido, se podría pensar que desde esta posición
se puede dejar abierta la posibilidad de discutir alternativas de lo que es el hacer ciencia, que en este
caso no tiene sólo que ver con el análisis de resultados sino que con la intervenciones en proceso. Pienso
que es una dificultad actual y un desafío que debería partir considerando algunas conceptualizaciones
que tienen que ver con la indeterminación al interior de una teoría. Al interior de una lengua uno podría
especificar a qué se refiere con los términos. Pero eso nos requeriría estar en el lenguaje y no se podría
hacer desde fuera. De esta manera aplicar al esquema de la terapia la tesis de la indeterminación.
Pregunta del Público: Buenas noches. Primero quería felicitar a los expositores por ser actores de una
polémica que en definitiva me parece un índice de salud mental si es de lo que estamos hablando. En
segundo lugar, me parece que tras escuchar las ponencias y sobre todo la polémica posterior, que en una

de esas “le podía faltar una pata a la mesa” y quería hacer una aporte desde el psicoanálisis, al
recordarles solamente un pequeño capítulo de la obra de Lacan, cuando el plantea que el psicoanálisis es
el reverso de las ciencias desde el punto de vista que la ciencia trata de sacar al sujeto mientras que el
psicoanálisis trata de devolverlo al orden del discurso. Me hubiera gustado que hubiera habido alguien
que representara esa línea, pero de todos modos salgo muy contento de aquí y bueno, lanzo esta última
piedra antes que nos retiremos. Gracias.
Moderador: Bueno, con estos comentarios damos término a la mesa del día de hoy. Gracias por asistir.

Distintas Vertientes Teóricas en el Análisis Clínico.
Mateo Ferrer, Michel Thibaut, Hugo Hirsch, Alex Kalawski.
Mesa redonda realizada el día 8 de octubre.

A continuación se presenta una transcripción del foro-debate en torno a la película “Carácter” del
holandés Mike Van Diem. En la ocasión, exponentes de distintos enfoques psicoterapéuticos analizaron
la película. Entre los panelistas se encontraban: Alex Kalawski, psicólogo humanista-experiencial;
Michel Thibaut, psicoanalista; Mateo Ferrer, psicólogo cognitivo post-racionalista; y Hugo Hirsch,
psicólogo sistémico. Moderó la mesa Leonardo Villegas.
Mateo Ferrer: “El enfoque post-racionalista se basa en que el individuo no tiene acceso directo a la
realidad. Por lo tanto va construyendo un conocimiento de sí mismo y del mundo en la medida que va
interactuando.
El enfoque post-racionalista entiende al individuo como un sujeto epistémico,
que va conociendo el mundo, de una manera automática, tácita, inmediata a nivel emotivo, para luego
reformular dicha experiencia en el lenguaje, haciendo un sentido comprensivo, en términos de
supuestos, expectativas, etc. que van a ir dando un sentido de continuidad en su vida. Por lo tanto el
sentido de apercibir la realidad en términos emotivos es como lo esencial de cómo el individuo se va a
encontrar frente al mundo. Luego entonces, va hacer una comprensión en el lenguaje, para darle una
coherencia, darle un sentido definiendo básicamente como se va a enfrentar él con esta realidad.
Este principio de percibir la realidad en términos emocionales, se va configurando esencialmente en las
etapas tempranas del desarrollo, básicamente en el vínculo afectivo. Desde la postura post-racionalista se
entiende que el ser humano es un sujeto que conoce el mundo a través de los otros, básicamente en su
relación afectiva y entonces, va formando los primeros esquemas de cómo apercibir la realidad... en base
a eso entonces va a conocerse y va a conocer a los otros. En este sentido, dado que somos seres
intersubjetivos, surge el self. El self lo vamos a entender como un proceso en esta regulación mutua que
va a ocurrir entre el aspecto emotivo y el aspecto cognitivo o comprensivo en el lenguaje. El aspecto
emotivo, entonces, se va generando en el vínculo y va a ir dando lo que es la clausura del sistema de
conocimiento del individuo que va a ir definiendo ciertas organizaciones de significado personales que
los individuos van a tener.
En esta película la organización de significado que se desarrolla, es la organización de significado
depresiva. Ella se caracteriza por tener ciertos patrones de vínculo que son muy específicos y que se ven
muy bien en esta película que yo traje para mostrárselos en esta oportunidad. Estos patrones son
básicamente tres. Primero existe la pérdida de uno de los padres en una etapa temprana del desarrollo en
la cual el niño tiene la vivencia de la ausencia y la carencia de ese padre. En segundo lugar, el niño por
mucho esfuerzo que hace, nunca logra sentir que tiene un vínculo que es seguro, con el que pueda

contar. En tercer lugar, observamos una inversión de la relación del hijo y la madre o el padre, en la
cual, él siente que su acción tiene que agradar o satisfacer al padre, en términos de que es él el que se
hace cargo de cuidar al padre. Eso ocurre porque los padres controlan a los hijos retirándoles el afecto,
por lo que el niño nunca tiene esa sensación de cariño, afecto o contacto.
Entonces les voy a pasar algunas escenas de la película. Si se fijan... aquí vemos los tres componentes
que yo les mencioné. Aquí el niño comienza a tener sus reacciones emocionales, en términos de sentirse
abandonado, sentir tristeza y rabia que son las etapas del duelo. En la primera etapa comienza la
sensación de rabia y después viene la tristeza... si ustedes se fijan cuando el niño pierde el control de la
rabia, su actitud es bastante agresiva, está ahorcando al otro niño, haciendo un acto bastante agresivo...
Luego la madre lo rechaza por tener esta manifestación de su emoción y él tiene que empezar a controlar
su emotividad, especialmente la rabia para no tener aún más rechazo, lo cual va a generar en él un
sentido de no ser querido, de no ser capaz que la madre lo apoye, que la madre lo sustente. Por esto va
comenzar a tener ciertas actividades que le permitan regular o controlar esta emotividad... comienza con
una serie de actividades distractoras que le van a permitir seguir conviviendo con la figura vincular sin
tener esos ataques de rabia o de desesperación o de desesperanza...
Lo importante es señalar que se va estructurando una forma de vivenciar el mundo que va oscilando en
estas polaridades, entre la sensación de abandono y la sensación de la rabia... y lo que van a permitir
estas actividades distractivas, es que el niño pueda aprender a controlar de estas polaridades emotivas y
este sentimiento opositivo que va teniendo con la madre.
La relación que tiene con el padre es distinta. También el padre tiene un estilo de vinculo con él que es...
ya les dije las tres características, pero el padre lo maneja, lo controla, a través de colocarse en términos
desafiantes, en términos de activar en forma constructiva, en forma generativa esta emoción de rabia; de
hacerlo luchar y competir con él y nunca darle la sensación de una base segura y de un afecto en el que
el niño se pudiera apoyar...
Cuando el padre brinda por él, en ese momento le dice que es excepcional, pero no es un contacto
afectivo, es sólo un decir, como si no se hubiera conseguido absolutamente nada, igual no logra obtener
su valoración, su aprecio...
...En esta escena lo vemos desafiando nuevamente para seguir este vínculo con el padre, en términos de
seguir esta competencia, seguir esta relación,... es la manera como él se vincula con el padre... el padre
hace explícita su intención, lo cual va a generar en él, nuevamente esta reciprocidad de generar la rabia...
Voy a ser muy sintético, lamentablemente no hay mucho tiempo, en esta película lo que se muestra son
tres individuos que tienen organizaciones de significado depresivo. Uno que es balanceado, uno que está
en formación y otro que está desbalanceado. La madre es una depresiva balanceada, en la cual la forma
como ella se balancea es nunca vincularse, ni tener intimidad con nadie. Así, al no intimar, no va a tener
experiencia de rechazo, ella nunca tiene intimidad con el padre ni con el niño. De manera de no sufrir
nunca la experiencia de pérdida, la experiencia de rechazo, y en este sentido la experiencia de rabia.

En el niño, vemos cómo se va formando una organización depresiva, como el niño empieza a conocer el
mundo en términos emocionales... a través de organizar todo en términos de pérdida, va formando una
autoimagen en términos de ser activo, uno que no necesita a nadie y que se las puede valer por sí mismo,
para manejarse en el mundo de manera de no exponerse a una situación en la cual vaya a necesitar a
alguien y por lo tanto pueda sufrir a posteriori una situación de pérdida.
Y vemos al padre que es un depresivo desbalanceado, no como estamos acostumbrados a ver a un
depresivo, que no se levanta, que no se mueve, sino que es un depresivo desbalanceado activo, en el cual
la emoción que él no logra balancear es la emoción de la rabia. Por lo tanto, todo va referido en términos
del padre, a activar y a tratar de ser lo más generativo posible y darle el sentido más creativo a su
experiencia de rabia. Pero en los momentos que tiene alguna decepción o algún sentido de pérdida la
rabia se le escapa de control, y como todos los depresivos cuando la rabia se escapa de control,
comienza con actitudes autodestructivas. La forma como el padre se destruye es a través de destruir todo
tipo de relaciones que tiene con la gente, de anestesiarse a través del alcohol y finalmente al perder
absolutamente el control de su rabia, por ser como despreciado por el hijo entonces se termina por
suicidar.
El otro aspecto que es importante y con eso voy a terminar, es cómo se organiza el depresivo para poder
luchar contra este mundo que lo vive como tan hostil y que pasa por sobre él. En base a esa lucha él
fundamenta toda su autoestima, esto se ve muy claramente en la escena cuando él se promete que se va a
licenciar de abogado y tiene esta relación con la niña con la cual él se sentía afectado. Lo paradójico de
esta situación es que cuando él se plantea que va a luchar contra la adversidad de este mundo, en el cual
él va e tener control de esta adversidad y va a ser dueño de sí mismo y va a poder ganarse finalmente un
aprecio, un respeto por los demás, él se desincroniza totalmente con las expectativas de la niña y
finalmente empieza a referírselo en el sentido opuesto, o sea en el sentido control-activo en que yo tengo
la sensación que voy a controlar totalmente al mundo, pero cualquier fracaso de desincronización con el
mundo, entonces voy a referírmelo a mí. Cuando la niña le da señales, se atribuye a él que había sido
muy engreído, muy focalizado en sí mismo y que no se dio cuenta. Otra persona podría atribuir que la
niña no lo entendió, que no supo comprender. Pero los depresivos tienen siempre ese signo... de una
reacción activa para controlar el mundo, ser autoconfiados y cualquier fracaso se lo refieren a ellos y
entonces tienen este sentido de pérdida y de tristeza. Por eso cuando la niña le dice algo distinto a lo que
él esperaba él se lo autorrefiere.
Lo central es que la película muestra los patrones de vínculo depresivo, los tipos de depresivos y cómo
se forman y desarrollan las organizaciones de significado depresivas.”
Michel Thibaut: “La película se trata de la muerte del padre, del asesinato del padre, de algo que tiene
que ver fundamentalmente con la neurosis obsesiva. Por supuesto que se lee toda la película con la idea
de que ese niño mató a su padre. Al final no pasó nada de eso, a parte de que criminológicamente lo
mata pero jurídicamente no, y eso es relativamente importante.
Durante toda la película me pregunté por qué se llamaba Carácter. Eso no lo entiendo mucho, yo le

llamaría la historia antipática de un niño bueno, porque ese pobre niño hace puras cosas buenas. Lo
difícil es que no logra nada, usted sabe se graduó al final pero con algunas dificultades... Y por supuesto
que ese niño tiene que nacer de una situación difícil, es decir de una violación.
El padre es presentado fundamentalmente como un violador, viola a su mujer, no... a la mujer, viola la
intimidad de las personas, y también cuando se quiere acercar a su hijo el único beso que quiere darle, lo
muerde el hijo, exactamente como años antes había mordido al policía que quería violarlo.
Y entonces la pregunta frente a esta película y frente a la relación entre el chico bueno y el padre malo,
es ¿qué es un padre?, porque obviamente el señor que aparece como el padre no es el padre, es un padre
simbólico pero no es su padre, en el sentido que no cumple en nada con los requisitos de un padre.
Lacan nos ha enseñado que hay tres padres uno simbólico, uno imaginario y uno real. El padre real
aparece dos o tres veces en la película cuando le pega a su hijo, o cuando lo toma por el cuello y le dice
“no tengo nada que ver con eso” y en la búsqueda del niño de un padre, no digamos de su padre, que se
hace por el camino tortuoso de algunos significantes.
Recordemos la primera pregunta ¿qué es un padre? La respuesta hay que buscarla por el lado de la
madre. El señor T. en cierto modo nunca busca a su hijo, sino que busca a la madre y le dice “cuando
nos casamos, cuando nos casamos, cuando nos casamos”, etc. siendo siempre rechazado. Pero cuando
nos casamos significa también “cuando me vas a permitir ser el padre de mi hijo” y la madre no le da la
posibilidad de eso.
No quiero lanzarme en teoría compleja pero para resumir: un padre es la persona que ocupa ese lugar en
el discurso de la madre, es decir si la madre no autoriza una posición paterna, olvídenlo. El niño va a
pagar la cuenta de esa negación materna, es decir comenzar su vida cargando con el calificativo de
bastardo, es decir va a tener que asumir la negativa de su madre a casarse con el hombre que la violó. Y
a partir de esto se desarrolla todo el proceso que tiene que ver con la neurosis obsesiva y que tiene
relación con la deuda. Esa deuda impagable, la deuda que uno puede reclamar inmediatamente, esa
deuda muy particular que va a ser finalmente ese lazo un poquito extraño entre padre e hijo, salvo que la
deuda es real, se trata de plata y que hay que devolver. Entonces esa deuda simbólica que un hijo tiene
respecto de su padre, en esta historia la encontramos como real.
Otro elemento muy interesante para pensar en una neurosis obsesiva, en esta película, tiene que ver con
el acceso al saber. Este niño pasa su tiempo en los libros -como sabemos el saber siempre es paterno-,
pero su saber es inaccesible pues es un saber en inglés, es decir ese saber no lo puede comunicar
directamente, tiene que pasar por un idioma extranjero para acceder a él y como nos damos cuenta es el
saber inglés el que le permite ingresar a ese bufete de abogados, al cual quiere tanto pertenecer. Ahora
pregunta siguiente: ¿por qué quiere ingresar a ese bufete de abogados? Simplemente porque tiene no
solamente un problema con su padre sino también con la ley, de la cual el padre era un representante
imbécil. Su papá es la ley en el sentido lo más desagradable de la palabra, es la ley en tanto que es
intransigente, que no se preocupa de la psicología de la gente. No sé si se dan cuenta pero estoy
haciendo una lectura antipsicológica de la película, disculpen, pero para mostrarles que ese acceso al

saber, pero al saber del derecho, es un desafío no a su padre como persona, sino a su padre como
significante, es decir lo que representa la ley, es decir, la ley imbécil. Sólo estando en el bufete, el
protagonista logra interpretar la ley, dando un contenido de saber a algo que su padre no sabe... y ahí lo
vence porque sabe más que él. Y en ese momento... ¿qué pide el padre? Que lo mate, ofrece su estómago
para que se lo perfore. Es decir, ese padre finalmente se da cuenta que no cumple con su función
paterna. No puede, no tiene acceso a su hijo y finalmente pide que lo maten, pero en la realidad, no
simbólicamente.
Además ese pobre niño bueno, les recuerdo como Edipo que es el modelo del niño bueno, que trata de
hacer todo bien pero le falla todo, quiere irse para no matar a su padre pero por supuesto que lo mata,
bien, pasa lo mismo con este pobre niñito que trata de escapar a su destino y cada vez que piensa que va
a poder respirar un poco tranquilo, ¡paf! va a pedir plata prestada al banco de su padre y después
contrata con él una deuda para seguir más o menos voluntariamente, para seguir en esa relación más o
menos imposible.
Otro elemento interesante es esa relación que tiene con esa secretaria simpática que nosotros pensamos
que se va a casar con él y cómo llamar esa relación que es el ejemplo mismo de la no relación. Hay una
frase que es interesante que le dice la señorita cuando están en la terraza, que yo encuentro espantosa. Le
dice “¡qué lindo es estar con alguien sin tener que hablar!”. Lo curioso es que sin darse cuenta, ella está
describiendo con esas palabras, la relación de nuestro héroe con su mamá. Es decir, le anuncia que la
relación que van a tener va a ser igual a la de él con su mamá. No es extraño entonces que la relación
termine mal o mejor dicho que nunca haya comenzado. Lo mismo pasa en el caso Dora de Freud. En el
momento justo en que el señor k va a lograr su ataque y le dice “pero mi mujer no es nada para mí”, la
relación termina.
Bien, hay otra frase que me parece interesante, cuando él comienza poco a poco a sentirse mejor, cuando
recibe de su amigo abogado los 15 chelines que él ha pagado por los libros, y éste le dice “pero termina
de quedarte en esa posición masoquista”, y dice después “los que no aceptan un regalo, no pueden darlo
y tú tienes mucho que dar”. Es decir, bajo la lectura que hago, el amigo abogado le permite entrar en la
relación con el otro, en una relación de don recíproco, de intercambio real, pero no al nivel de la
realidad, sino a nivel simbólico, de intercambio, de compartir palabras, que finalmente son los objetos
que nosotros más intercambiamos.
Por último, voy a volver a la primera idea. Finalmente ¿cuándo el padre es padre? Una vez muerto. Una
vez muerto firma su testamento poniendo simplemente “padre”, no “tu padre”. Y no solamente es padre
en ese momento sino que también cuando lo ve en ese pasillo, donde habitualmente lo veía pasar como
si estuviera vivo todavía. Es decir, que en ese momento el padre para él se vuelve un significante que
puede tener un contenido en su vida y funcionar como tal.”
Alex Kalawski: “Vi la película dos veces. Y me gustó más la segunda vez, no sólo me gustó más sino
que también me emocioné al final de la película...

No me centraré en el personaje principal, sino en el ambiente... Los personajes son cerrados,
voluntariosos, van como en una sola dirección, hay gestos muy marcados, por ejemplo golpes del padre
sobre la mesa, la madre grita en el momento del parto, entonces hay todo un ambiente muy marcado por
la separación, lo que se muestra son situaciones de violencia extrema, el uso de la ley para oprimir, etc.
Sin embargo, al ver la película, lo que a mí me quedó como mensaje, tiene mucho más que ver con lo
que no está. En ese sentido el tema del vacío que está en el momento en que el padre salta, el tema de la
ausencia que está tan claro en el padre, también en el momento en que uno lo ve como espectador lo
completa. Entonces, siendo una película sobre el odio, es también una película sobre el amor. Y por lo
tanto, de alguna manera aunque uno no quiera, se sintoniza con el amor que está presente ahí, sin el cual
no habría odio. El acto final del padre no solamente es un acto autodestructivo, también me pareció a mí
un acto de generosidad incluyendo el testamento.
Otro tema interesante en la película, son los roles. Están tan claramente marcados: el padre en la vida
real, en los sueños con esta medalla que es su placa... él actúa, todo su esfuerzo es ser un procurador; el
hijo, todo su esfuerzo tiene que ver con pasar a ser un abogado. Entonces la película nos dice cosas, que
no sólo pasan en ella, si no que también tienen que ver con cómo nos movemos habitualmente. Ahora, si
bien la atmósfera de este mundo holandés es bastante distinta al mundo en el cual vivimos, igual hay
algunos temas que me parece que no son nada tan distintos. Sin embargo, siguiendo con el tema del rol,
cuando el hijo cuenta esto- una de las cosas bonitas de la película es que esto está contado- él dice algo
así como “mi padre ya sabía lo que venía al final”. Es decir, si uno se mueve en la vida así,
unidireccionalmente, finalmente se encuentra con un vacío. Si uno abusa de la voluntad, uno quiere
controlar, si uno trata a los demás como separados de uno mismo, como al enemigo que hay que
someter... y ya que por nuestra forma de ser nunca podemos separarnos, siempre estamos comunicados,
entonces cuando yo quiero someter termino sometido. Y este tema está muy bonitamente ilustrado en la
película y se contrapone a otro que es una manera de poder contar, esta cosa rara, que es el enfoque
humanista. Por un lado está el tema del control. Cuando uno hace esfuerzos por controlar, se pilla la
cola. Porque en el mismo acto de controlar, por ejemplo cuando una persona trata de controlar sus
sueños, su erección, a los demás, o a sí mismo, está actuando separado, desconectado y entonces, sobre
esa desconexión, se intenta controlar, se intenta hacer un acto que lo único que hace es aumentar la
desconexión.
Frente a esa paradoja, hay una paradoja que es básicamente humanista, y que es la paradoja del cambio:
en vez, de intentar ayudar a que la gente cambie, cambie desde esa perspectiva de tratar de ser otro, usar
su voluntad para imponerse, etc. se trata de ayudarlos a que ellos sean ellos mismos, es decir que la
persona cambie su intento de cambiarse de esa manera. Por lo tanto, lo que uno ayuda o sugiere o
sintoniza es una posición en la cual, uno en vez de estar en una posición de seguridad, está en una
posición de confianza, en la cual el énfasis no está en la separación, sino que está en el contacto.
Otra cosa que también está clara en la película y también en la manera en que yo trabajo, está en esto del
claroscuro del que estamos hablando... vivimos en un mundo en el que lo que se enfatiza es una cara, y
se desconecta la otra cara que es la otra mitad, puedo llamarlo la sombra... entonces, mi trabajo, más que
estar en una determinada posición teórica general de los seres humanos, es estar pendiente de lo que está

faltando, es decir de qué manera cuando el otro se relaciona conmigo yo establezco con él una posición
en la cual tengo que complementarlo para poder establecer una relación... si él está en una posición
pasiva, lo que yo voy a hacer automáticamente es ponerme en una posición activa. Si no hay esa
posibilidad de complementación de roles, no hay contacto. Pero por otro lado, si yo no tomo en cuenta,
la posición en la que yo estoy frente a la posición de él, sin querer lo voy a reafirmar, me voy a meter en
una paradoja en que yo voy a ser activo, y mientras más activo, más pasivo es él. Entonces cómo hago
para considerarlo a él y considerarme a mí no solamente con la cara que se está viendo... es decir,
considerarlo a él no como simplemente pasivo, sino como alguien que tiene una cara activa subyacente...
y yo poderme relacionar, no como alguien unidimensional, sino como alguien multidimensional
pudiendo así oscilar entre mis polos, de manera de buscar una posición en que siendo más completo yo,
lo ayudo a él a ser más completo.
Bueno... en lo que he estado trabajando todos estos años como terapeuta, es un trabajo aparentemente
opuesto al que uno hace cuando se forma en una profesión... que es librarme de concepciones cerradas,
limitadas, intentar no moverme como los personajes de la película. Por eso, para terminar lo que puedo
decir de la película es que las cosas importantes no están en las palabras.”
Hugo Hirsch: “En realidad la película me gustó mucho, pero no presenta una situación terapéutica...
sobre lo que yo puedo hablar es sobre situaciones en las que hay una operación terapéutica a realizar.
Fuera de esa situación, tengo la sensación de que mis comentarios son de poco valor. Así que tuve que
imaginarme algún tipo de intervención terapéutica o algo equivalente en el desarrollo de la trama. Por
qué digo que tengo poco para decir... primero porque los modelos sistémicos no son modelos
psicológicos, por ende, en la medida que no son psicológicos hay poco para decir sobre la psicología de
los personajes. Los modelos sistémicos nacen como un modo de operar en relación a interacciones
recurrentes. Puedo ver algunas interacciones recurrentes en la película, pero me parece que el énfasis es:
¿en qué interacciones recurrentes se podría intervenir para cambiar qué?. De eso es de lo que yo puedo
hablar, y aquí no hay nada que lleve exactamente a eso.
Un elemento importante: los modelos sistémicos tienen en común, el apuntar a los recursos. Por
supuesto, cada uno de nosotros cuatro vio distintas películas, pero qué película vi yo... la de tres
personas maravillosamente tercas, con una capacidad para defender sus convicciones, con una capacidad
para luchar en lo que ellos creen que tienen que luchar. Ahora bien, es desde los recursos que yo puedo
observar algunas cuestiones en la película. Hay una primera escena en que el hijo dice al padre “no
puedo dar la mano a quien siempre se me opuso”... ¿se te opuso o te ayudó?... y es una buena pregunta...
se le opuso y lo ayudó. ¿Cómo lo ayudó? Pues bien, nunca hubiese llegado a lo que llegó sin la
constante oposición de su padre.
Ahora, ¿por qué esta película se llama carácter? Porque sospecho que tiene que ver con la antigua
acepción de carácter... carácter, personalidad, rasgos definidos y los tres personajes centrales tienen
carácter en ese sentido.
Hay un punto particular en el interjuego entre padre e hijo, el hijo busca el reconocimiento del padre y

busca derrotar al padre, y desde mí punto de vista la escena central es cuando él se siente derrotado y
dice “la segunda deuda existe, debo reconocerlo las deudas se pagan” y efectivamente su abogado le
grita “los que no aceptan un regalo, no pueden darlo y tu tienes mucho que dar”. ¿Quién hace una
intervención terapéutica en la película? Su abogado. Interviene fuertemente, hace que reconsidere su
posición y hace que reinicie el juego con el papá que lo lleva a desarrollarse si se quiere unilateralmente,
pero cada vez más hacia un cierto progreso como persona a partir de una situación muy difícil.
Es interesante, varios de nosotros apuntamos a algunas escenas, probablemente con interpretaciones
muy distintas... el personaje dice “todos tenemos dones, debemos descubrirlos, debemos desarrollarlos
para poder progresar”, “todos podemos progresar, aunque empecemos de abajo. Si tienes la meta, luchas
y estás dispuesto a sacrificarlo todo, para vencer todas las barreras”... ¿de qué está hablando el
personaje? De la capacidad, que tenemos todos. ¿Qué es lo que el abogado ve en él cuando le dice “y tú
tienes mucho para dar”? Es su capacidad. ¿Qué es lo que la gente le reconoce en la fiesta? Su capacidad.
¿Por qué el papá se suicida? -Yo sé que esto es una construcción, no vale más que como una
construcción- ¿Por qué se suicida? Porque su trabajo terminó... es perfectamente discutible, por
supuesto. Pero, lo interesante de esto es que nos lleva a una concepción de cómo se puede trabajar
tomando en cuenta los recursos de la gente, entendiendo los aspectos de su lucha por vivir cada vez
mejor, apoyándolos, interviniendo de tal manera que se pueden producir cambios en su existencia.”
Leonardo Villegas: “Excepto Hugo Hirsch, en los análisis que he escuchado sobre la película, se
excluye el coro que está detrás de todo esto, es decir, se excluye a los compañeros de colegio que
bastardean al hijo de la puta, pero también se excluye a quienes incondicionalmente como burócratas lo
aceptan y lo valoran en su capacidad, homenajeándolo. O sea, hay un mundo que no es tan hostil, hay un
mundo que lo acoge, que le permite desarrollar sus potencialidades, y es un mundo silencioso que lo
comprende. Lo que quiero señalar es que esta película es más que la madre, el padre... es también el
mundo proletario perseguido por la ley, también es el mundo burócrata en donde se cumple la ley, pero
también son extraños policías que lo interrogan como terapeutas. Yo nunca me habría imaginado un
parricida, presuntamente parricida interrogado con esa comprensión por esos representantes de la ley, en
circunstancias que un representante de la ley en su juventud había intentado violarlo en la cárcel cuando
niño, y el otro representante de la ley, su padre, sólo le da lo que le pertenece, lo que es justicia, como
herencia después de su propio suicidio. Entonces, me llama la atención este contexto que contiene de
mucho de lo que hay en la película. No sé si lo que haya dicho tenga algún valor, pero es tal vez para
enfocar el mundo en que ocurre esta película.”
Mateo Ferrer: “La presentación que yo hice de la película fue una presentación intentando ser lo más
técnico posible, en términos de hacer la referencia lo más ilustrativa de lo que es la teoría postracionalista, en plantear lo que es una organización de significados depresiva. Pero me ha llamado la
atención gratamente lo que han expuesto mis demás colegas. También me ha dado un poco de envidia su
locuacidad, su capacidad de expresión.
Con respecto al hecho de que todos hayamos visto películas distintas me hace tomar conciencia de que
somos sistemas autorreferenciales, es decir, cada uno organiza las cosas de acuerdo a como está
estructurado. Y también me hace tomar conciencia de que la experiencia es algo que se construye. Esto

es algo que me gustó mucho en la película, en términos de cómo se va haciendo mención a este aspecto
constructivo. Y también el tema que se coloca, que es el desafío de vida que el individuo tiene en la
película y que es, más menos, lo que cada uno ha ido intentando comentar, pues el desafío de vida que se
tiene, tal como comentaba Alex, es como una cosa rígida, está como siempre ahí unidireccionalmente, y
está todo el tiempo: es el tema de la pérdida, el tema de la no-ligazón afectiva, de intimidad, es la falta
de riqueza de vivencia humana. Y ese es el tema de vida al cual la persona está enfrentada, eso es lo que
le da el sentido de continuidad.
Hay momentos de la película en que ciertas intervenciones enriquecen la flexibilidad. Hugo Hirsch
mencionaba muy bien al mentor que le dice “tú tienes mucho que dar”, por lo cual el recibir ya no es
algo malo, no por recibir deja uno de ser autónomo y pasa a ser dependiente. Porque él puede dar, pasa a
ser nuevamente autónomo, dueño de sí. También la madre hace una intervención que aumenta la
flexibilidad cuando le dice “una deuda es una deuda” porque él estaba muy enrabiado, como si él fuera a
contraer la situación.
El tema de hoy día es la pérdida, la flexibilidad es lo que lo va enriqueciendo. Ahora, en este sentido,
también podemos ver algo importante en la película, que impacta, como decía Michel, que él toma la
conciencia de que tuvo un padre cuando el padre muere. Pero en esto difiero un poco con Michel, pues
él toma la conciencia porque el padre lo quería, no en el sentido de lo que nosotros estamos
acostumbrados de lo que es el querer, sino que el padre lo quería en el sentido de que se sentía vinculado
con él. Él era una figura relevante en la conciencia del padre. Seguramente el padre tiene todos los días a
este hijo en su conciencia, y lo tiene en su conciencia de esta manera: oponiéndose, y en la oposición lo
motiva. Y él luchando contra el padre tiene un sentido, un para qué existir. Esto tanto para el padre como
para el hijo.”
Michel Thibaut: “Yo no voy a hablar de la película, porque ya pienso que se está agotando. Yo pienso
en la lectura que hacemos nosotros y que es válida. Yo creo que hay muchas lecturas posibles, y
seguramente si viniera un australopitecus haría otra lectura, porque él tiene otra idea de la realidad.
Bueno, yo pienso que eso es lo que enriquece la vida humana, que tenemos distintas opiniones. Pero lo
que quiero señalar es que a mí no me extraña que mis colegas me encuentren medio extraterrestre,
porque yo he visto efectivamente otra película, y es que los conceptos teóricos que el psicoanálisis
utiliza no tiene nada que ver con ellos. Es otra lectura, nosotros trabajamos con la transferencia, que es la
anti-relación. Trabajamos con la idea del sujeto atravesado por el lenguaje, es decir, lo que le pasa
finalmente al pobrecito no depende tanto de él sino de cómo llega ahí, inscrito como bastardo del padre,
y que tiene que arreglárselas con eso. Ahora, su buena o mala voluntad no tiene nada que ver, por eso
quería hacer una pequeña referencia a Edipo. Lo que le pasa a él subjetivamente no interesa para nada,
así de simple. El que le guste o no le guste matar a su padre... no tiene elección, y que después tenga
remordimiento, que se sienta mal, que necesite tomar alprazolam, no importa. Entonces, es otra manera
de ver las cosas. Es decir, lo que el psicoanálisis nos enseña, es a ver al sujeto, no al yo. Es obvio que al
yo le pasan muchas cosas, pero yo hablo de otras cosas. Yo hablo de transferencia, significantes,
inscripción en el lenguaje, orden simbólico. Esto es lo que me interesaba remarcar.”
Alex Kalawski: “Yo quiero tomar un punto que quedó pendiente. Tuve dudas acerca de si lo tocaba,

pero lo voy a tocar. No es teórico, es personal. Uno de los puntos que yo vi en la película, es esta cosa
rara que es el destino. Estas personas están usando su voluntad para construir sus vidas, y sin embargo,
están estas escenas de encuentros casuales. Entonces las casualidades se dan a cada momento, tienen un
sentido y hay una casualidad curiosa que yo quiero comentar: la relación que este hijo de la película
tiene con el padre no es tan distinta a la relación que yo tuve con mi padre. No les voy a contar toda la
historia, pero lo básico es que mis padres se separaron cuando yo era muy chico, cuando tenía meses. No
tuve contacto con mi padre, lo vi una vez. Entré a su tienda acompañado de una tía sin que él supiera que
yo era su hijo y que sabía que él era mi padre, y él me tocó la cabeza. Entonces, aparentemente,
claramente yo diría que no tuve padre. Sin embargo, hace pocos meses atrás me llamaron y me dijeron
que había aparecido mi padre, pero que había aparecido muerto. Que había muerto un poquito antes de
cumplir 88 años. Entonces yo asistí al entierro de este señor, y lo vi ahí muerto. Pero no solamente pasó
eso sino que además encontré una maletita que él tenía en la cual guardaba poesía, escritas a los 83 u 84
años. Y resulta que yo también escribo poesía y mis hijos también, y lo que yo encontré ahí era
extrañamente parecido a lo que yo escribo, y para más curiosidad, la última poesía escrita se llama
“Símbolos”, y dice: “estamos rodeados de símbolos, no los vemos, etc...” Y claramente esta poesía la
escribe mi padre que es un símbolo para mí. Yo le comenté a mi hijo del medio que “yo siempre había
tenido la intuición de que era muy parecido a mi padre y se me lo confirmó”. Yo le dije “mira esto es
herencia-ambiente, en que herencia gana a ambiente 10-1”, pero más que eso es una extraña sensación
de que de alguna manera estamos conectados, que de alguna manera, si bien somos personas distintas,
somos una sola persona. Es lo subyacente. Lo misterioso que construye nuestras vidas. He querido
contarles esto porque lo que yo más sé de la vida es producto de lo que me ha ido pasando y lo que he
ido constatando.”
Hugo Hirsch: “Lo único que quisiera agregar es que más allá de lo que aquí hemos dicho cada uno de
nosotros, es importante considerar que todas las intervenciones tienen una eficacia diferente y por tanto
esta indica el poder de las transformaciones de cada terapia. Y esto es algo que uno no debiera pasar por
alto.”
A continuación los panelistas contestan las preguntas del público.
Michel Thibaut: “La pregunta que se me hace es sobre el padre simbólico, que lo explique más.
Yo creo que el padre en la película es el padre simbólico, porque para el niño es su referente
permanente, exterior y que actúa como una especie de super yo que le exige cosas. Pero insisto no se
refiere al caballero en cuestión... el niño no se cuestiona tanto sobre los sentimientos de su papá, sino
que cuando se interroga se pregunta qué desea ese tipo.
Otra pregunta: ¿Cómo explica la capacidad de ese niño para volverse alguien después de la muerte del
padre, alguien un poco más libre?... Un poquito más libre, es decir, cuando muere el padre su red de
significantes, su red simbólica que lo obliga, se suelta... debido a esto él va a poder aprender a ser sí
mismo, digamos, sin estar en esa dualidad alienante, en la cual él tiene que rendir cuenta, pagar la deuda,
relacionarse con el padre. Y por supuesto lo que lo sostiene en la vida es su deseo, el deseo de ser

alguien, el deseo de progresar y avanzar.
Otra pregunta interesante que llega es sobre el sueño. Ustedes se acuerdan que en el sueño aparece el
padre desnudo con su medalla, que es el símbolo de la ley. Por supuesto que está presentado en la
película como un sueño premonitorio, porque la misma escena se repite, a diferencia que si usted se da
cuenta el papá no tiene firme la medalla, está así gritando con un poco de susto por lo que le puede
pasar. Eso es la diferencia con el sueño, en el cual finalmente lo mata, y la realidad. Ahora, es difícil
decir que ahí aparece el inconsciente, porque aparece bajo la pluma del tipo que escribió el personaje.
Yo pienso que con eso aclaro un poco lo que me preguntaron.”
Alex Kalawski: “Se me pregunta: el testamento que deja el padre ¿es verdaderamente un acto de
generosidad, no será por tratar de quedar tranquilo él?
No lo puedo asegurar, no digo que no sea por tratar de quedar tranquilo. Pero... dos cosas... prefiero
apostar a la generosidad, si apuesto a la generosidad tiene consecuencias distintas a que si apuesto al
egoísmo. Y por otro lado creo que la vida de la cual es representante el padre, es en parte generosa y en
parte egoísta,... egoísta porque los seres vivos nos comemos unos a otros, vivimos en “la vida vive
comiendo vida”, entonces somos egoístas, pero simultáneamente somos generosos, porque nos damos
como comida unos a otros. Por eso me parece que ese acto terrible de quitarse la vida, en ese punto y dar
su testamento al hijo, reconocerlo como padre y decir tu padre, me parece, lo siento más generoso que
egoísta... sin excluir lo egoísta, pues no se puede entender un polo sin el otro.”
Mateo Ferrer: “Tengo dos preguntas. Una es un poco técnica dice que a ella le pareció que el padre era
dápico, que es una de las cuatro organizaciones que plantea Guidano, en vez de ser depresivo. Dentro de
lo que son las organizaciones de significado el padre es absolutamente depresivo. Para hacer el contraste
dápico... sería el que se va a vivir a la casa, el se hace su amigo, los dápicos siempre toman la vida con
más juego, no tienen este sentido de peso de la pérdida. El dápico busca más bien ser reconocido y jugar
más el juego de las relaciones interpersonales... la verdad es que los dápicos lo pasan bastante mejor.
Otra pregunta: ¿qué piensa del costo afectivo que tuvo que pagar el hijo después de la muerte del padre?
La muerte del padre lo afecta pues pierde el vínculo sobre el cual él le da sentido a su vida. Recordemos
la idea de las organizaciones de significado depresivas en las cuales el tema de la pérdida es que le da al
individuo un sentido de continuidad... Por lo tanto su vida va a seguir siendo organizada en relación a la
pérdida, y él queda absolutamente solo... se había muerto la madre, se había muerto el padre.
Ahora bien, el destino va a definir cómo la situación va a ser, nadie es el autor ni puede escribir lo que
va a ocurrir en su vida, las cosas nos pasan y nos van a pasar según como esté escrito nuestro destino y
según como nosotros lo vayamos ordenando, en la medida que vaya ocurriendo. Si el protagonista
pudiera vincularse, su vida a lo mejor podría tener un futuro bastante mejor, si no, como es común en los
sujetos con una organización depresiva, es probable que el hecho de estar solo le produzca una rabia que
termine por volcar sobre sí mismo... en general, es común que este tipo de paciente termine haciéndose
alcohólico, drogadicto o se termine suicidando.

La última pregunta es: ¿cuál es la posición de la madre, cómo influye el silencio sobre la conducta de su
propio hijo?
Bueno, la madre sería una depresiva balanceada, en términos de que puede regular su polaridad de
tristeza y rabia en la medida en que ella no se vincula. Si ella empieza a vincularse, comienza a depender
de la posibilidad de ser rechazada y esta estabilidad se pierde. Por lo tanto el depresivo balanceado es
alguien que siempre quiere arreglárselas por sí mismo y nunca ligarse ni depender de nadie y tampoco,
por lo tanto, del hijo. La prueba está en que ella nunca trata de influir en las conductas del hijo, nunca
trata de manipularlo, siempre lo deja que él decida todas sus cosas. Cuando él se va por primera vez, ella
le dice “haz lo que quieras”, y la segunda vez no le dice absolutamente nada, cero intimidad. La única
intimidad que tiene con él, es cuando le dice que fue un tonto con la niña. De esa manera ella regula su
estar balanceada, porque la temática de vida de la organización depresiva es mantenerse balanceado,
esdecir, no tener ataques de rabia, ni ataques de tristeza, o sea, estar en el término medio. La manera de
estar en ese término medio es “el que nada recibe, nada pierde”. Esa sería mi respuesta.”
Participante del público: “Mi pregunta es para Hugo Hirsch. Usted decía que un criterio de
comparación entre los distintos enfoques psicoterapéuticos, serían los efectos prácticos que se
desprenden de las intervenciones de ellos. Me gustaría que usted señalara un criterio externo a su teoría
que permita contrastar las distintas líneas en psicoterapia”.
Hugo Hirsch: “Trataré de contestar por lo menos parcialmente y brevemente. En realidad no es seguro
que haya una diferencia entre cualquiera de nosotros y un tarotista. No hay una posibilidad razonable de
que en términos de éxito terapéutico un tarotista pueda tener tantos buenos o malos resultados como
cualquiera de nosotros. Que yo sepa no hay ninguna investigación que haya demostrado una eficacia
diferente. Sí hay investigaciones que demuestran que no hay diferencias significativas entre los cambios
sintomáticos entre diferentes modelos psicoterapéuticos. En lo que sí hay bastantes diferencias es entre
terapeutas, en parte vinculadas a la experiencia, en parte vinculadas al talento, en parte vinculadas al
desarrollo de capacidades específicas.
¿Por qué es importante que existan diversos modelos? Porque distintos terapeutas encajan con distintos
modelos. Entonces, seguramente es muy importante para el estudiante poder aprender distintos modelos,
reconocerse en algunos de ellos, saber de sus límites, saber en qué casos lo que él sabe no encaja y poder
trabajar con otro colega. De todas maneras el futuro de esta profesión, es cada vez menos un futuro
individual, de una díada terapeuta- paciente que abarque múltiples aspectos. En este rubro como en
otros, la formación de equipos va llenando lugar a un enfoque multidisciplinario y de múltiples enfoques
en psicoterapia también...”
Mateo Ferrer: “Yo, lo que pienso, es que la psicología en el futuro debería buscar un enfoque
integrador de todo, lograr un enfoque nuevo que logre integrar lo que ya se sabe, un modelo que sea
capaz de integrar lo que es la psicología de la investigación, que en base a esta psicología básica seamos
capaces de generar una teoría de la personalidad y que esta teoría de la personalidad sea capaz de
explicar la psicopatología... y que esta explicación de los procesos psicopatológicos nos de lineamientos

hacia un proceso clínico. Lo que hay hoy en día en la psicología son modelos e intervenciones
terapéuticas, pero no necesariamente hay una continuidad entre lo que es la investigación o la psicología
básica y la intervención clínica. Y en este sentido, creo que si bien es cierto desconozco el conocimiento
a través del tarot, mi idea de la psicología es que vaya por la senda de la investigación y tratar de ser un
modelo integrativo, basado en la experiencia experimental y clínica.”
Participante del público: “Todos los análisis que se han hecho de la película se hacen en términos
intrapsíquicos desconociendo un posible análisis social, en el sentido, que determinados contextos
sociales producen determinadas subjetividades con sus problemas particulares.”
Leonardo Villegas: ”Cuando yo intervine no era en esa perspectiva pero si tratando de buscar otra
discusión. Pero sí quisiera dejar en claro, que si éste hubiera sido un panel integrado por profesionales...
antropólogos, economistas, sociólogos y cada uno con sus respectivas posiciones ideológicas abríamos
tenido una cosa similar. Es decir, pienso que lo importante es que cada uno de nosotros esté bien parado
en la posición que esté,... desde allí, desde nuestro quehacer clínico.”
Michel Thibaut: “yo pienso que lo central en este caso es la ética. Yo pienso que cada uno está
convencido de que hace lo que mejor puede con los pacientes que tiene y que cuando un analista hace lo
que hace, no es en el nombre de Freud, ni de Lacan, lo hace en su nombre. Eso es la ética. Ahora, no
pienso que tengamos que transformarnos en sociólogos, ni en políticos... yo pienso que tenemos que
escuchar con la misma oreja clínica a personas de distintas tendencias, y que la pertenencia política de
uno no tiene ninguna importancia. Ahora bien, uno no puede salirse del contexto cultural en el que está,
porque está marcado por eso, vive con eso, habla de eso... entonces no creo que sea necesario
transformarnos en sociólogos... y ya es bastante difícil estar donde estamos para ponernos dos sombreros
a la vez.”
Leonardo Villegas: “Agradezco su participación a Hugo, a Alex, a Mateo y a Michel.”

LA PSICOLOGIA ENTRE 1973-1985 EN EL URUGUAY
Gabriel Picos
Universidad de la República, Uruguay,

INTRODUCCION
Para poder pensar la situación de la Psicología en este período, deben de hacerse por lo menos dos
movimientos. El primero debe permitirnos acercarnos a lo que significó el Proceso Militar a escala
global para el país, y para la Universidad en general. El segundo, debe aproximarnos a la situación
particular de la Psicología, de los psicólogos, y sus Instituciones. En forma algo global intentaremos ver
algunos aspectos que nos permitan empezar a pensar acerca de este período de nuestra historia como
colectivo. La invitación es a que nos permitamos desear profundizar en él, con todo el dolor, el asombro,
y el miedo que dicho intento puede generarnos, pues es la única forma posible de recuperar lo perdido, y
rescatar lo silenciado.

LA DOCTRINA DE SEGURIDAD NACIONAL
" Ahora comienza otro capítulo de la historia.
La aventura se inicia con sus colgajos habituales:
Consejo de Estado, Reforma de la Constitución.
Ahora, es ' la soledad de las armas '. Ahora más
que ayer, el dilema es: resistir o someterse. Ahora,
como siempre, creemos en nuestra tierra y en
nuestra verdad. La batalla no ha terminado: apenas empieza "
Marcha, 30 de Junio de 1973
El año ' 73 significó un profundo quiebre para nuestro pequeño país del Sur. Quiebre que estuvo eso sí,
rodeado de otros múltiples a lo largo de todo el continente sudamericano. Víctima este último
principalmente de un fuerte movimiento de acomodo de las economías de los países del Norte, y que
acompañado por una fuerte ideología de corte anticomunista permitió llevar adelante por grupos
militares y de algunos civiles, Dictaduras Militares en prácticamente todo el continente.
" El rápido decaimiento de las instituciones democráticas del Uruguay, que sustancialmente se produjo a
fines de la década del sesenta, tiene raíces subyacentes en un proceso de crisis económica, social y,
finalmente política. El progresivo estancamiento de la producción económica en los años cincuenta,

después de mucho tiempo de usufructuar coyunturas internacionales favorables de intercambio,
comenzó a hacer sentir sus efectos en la sociedad. La incapacidad de la sociedad uruguaya para salir de
esa dependencia y de lograr impulsos de desarrollos propio, acentúa la incapacidad de los propios
sectores políticos gobernantes para implementar una reactivación económica global, generando, por el
contrario, reiteradas políticas de "reajuste económico" meramente monetario, deteriorando los ingresos y
el nivel social de la población. Ello provocó un clima generalizado de inseguridad económica y de
estabilidad social." [Serpaj Uruguay nunca más (pág.37) Serpaj Uruguay Mdeo. Abril 1989].
Esta crisis económico-social, no fue original del Uruguay. Fue una crisis que se extendió por toda
Latinoamérica, debido principalmente a la similitud que las economías de que estos países tienen entre
sí. Podemos verla en el Uruguay, principalmente en los continuos intentos de cambio de nuestro sistema
político. A grandes rasgos: el cambio a régimen colegiado primero, acompañado de un apoyo
mayoritario al Partido Nacional (1958) el cual no accedía al gobierno desde hacía 93 años; nuevo
cambio constitucional consagrando y reforzando un régimen de carácter presidencialista con la vuelta a
la mayoría del Partido Colorado (1966); agrupación y crecimiento de fuerzas de izquierda con grupos
escindidos de los partidos tradicionales conformando el Frente Amplio (1971); aparición del
Movimiento de Liberación Nacional, y un protagonismo creciente de las diferentes fuerzas sociales:
gremios de la enseñanza, CNT y trabajadores en general, etc. (en los sesenta). Estas grandes
movilizaciones provocaron que desde el Poder Ejecutivo, con un fuerte carácter autoritario se llevaran a
la escena política del país a las Fuerzas Armadas. Por decreto del Poder Ejecutivo (Pacheco Areco), y
conjuntamente con la implantación de las Medidas Prontas de Seguridad no solo se puso a las Fuerzas
Armadas en la calle en la lucha contra " la subversión", sino que también se intentó militarizar
determinados sectores de trabajadores sometiéndolos a la órbita de las FFAA, y por supuesto a su
régimen. De ahí en más apoyar una medida de huelga por ejemplo, ameritaba darle de baja a un
trabajador con el cargo de desertor. Esto se llevó adelante en un principio con todos los trabajadores del
Estado y posteriormente incluso con los funcionarios de la Banca privada, lo que llevó incluso a plantear
al senador Vasconcellos, la interrogante de sí las FFAA trabajaban para el Estado o para los sectores de
la Banca Privada. De ahí en más la apropiación de todos los sectores de gobierno por parte de las FFAA,
se fue dando de forma paulatina y casi silenciosa. Desde el control absoluto de las maniobras realizadas
contra la " subversión ", hasta llegar incluso a consagrar la Justicia Militar sobre la Justicia Ordinaria
(ley de Seguridad del Estado votada por el Parlamento en 1972 y declaración del Estado de Guerra
interno).
" En un documento elaborado por la Junta de Comandantes en Jefe, al cumplirse un año de lucha
antisubversiva, se declaraba que, a través de ella ' Los integrantes de las FFAA (...) tomaron plena
conciencia de la problemática nacional y pudieron valorar la gravedad de la situación, la que, de no
mediar una reacción firme e inmediata, lleva a la destrucción de las bases institucionales del
país.'." [Serpaj Uruguay nunca más (pág.78) Serpaj Uruguay Mdeo., Abril 1989].
La defensa de las instituciones justificó desde la ruptura Constitucional hasta la tortura y la muerte.
Así a partir de febrero de 1973 las FFAA, con el acuerdo de Boisso Lanza toman el poder. Bordaberry
sería un intermediario que conseguiría " compartir " la conducción del país hasta 1976, cuando las

FFAA le quitaron el respaldo, ya que las continuas diferencias que mantenían entre ambos, estaban
haciendo insostenible su permanencia en el cargo. Es de destacar que si bien Bordaberry había
manifestado en junio de 1973 que no tenía pensado permanecer en el cargo más allá de lo dictado por la
Constitución, en los últimos años de mandato dio un giro en su postura, cosa que no fue muy bien vista
entre los mandos militares.
Sería interesante también conocer algo más acerca del acomodamiento del Orden Económico y el papel
de las Dictaduras en el mismo, por lo que recomendamos la lectura de otro trabajo [Irrazábal, E. Y
Picos, G. ¿30 años no es nada?], en el que profundizamos en dicho tema. Pero vamos a referirnos ahora
al marco teórico que impulsó la defensa de las instituciones por parte de las FFAA, lo que se denominó
la Doctrina de Seguridad Nacional. No coincidimos por ende con lo planteado por Bralich [Bralich, J.
Historia de la Universidad Ed. Multiplicidades Mdeo. 1994] y otros, de que la política educacional
llevada adelante por la Dictadura no tuvo un sustento ideológico claramente definido. Creemos que si lo
tuvo. El problema fue que la Dictadura oscilaba muchas veces entre ese perfil económico pautado por
los organismos supranacionales que mencionábamos en primer lugar, y el perfil reaccionario que los
mismos tenían. El otro problema fue que los documentos con los que en el ámbito público nos podíamos
manejar, no dejan de basarse generalmente en los Actos Institucionales y algunos mensajes a la
población. Sin embargo en algunos libros recientes [Lessa, A. Estado de Guerra Ed. Fin de Siglo
Uruguay, 1996] podemos encontrar referencias a por ejemplo los trabajos que realizó el General
Gregorio Alvarez en 1971 (para concursar a dicho cargo); donde se elabora una propuesta de doctrina de
seguridad nacional. El protagonismo de este General en todo el proceso, y la similitud de su trabajo con
lo que las FFAA impulsaron en los años posteriores al escrito, no creemos puedan ser vistos como una
coincidencia. A esto podemos agregar por ejemplo que " En el libro las Fuerzas Armadas al Pueblo
Oriental, editado en 1980 por el gobierno de facto, se publica un documento con una amplia reseña de
los acuerdos logrados con el presidente en Boisso Lanza. Un memorándum en poder de militares,
empero, agregaba un pequeño capítulo titulado ' Puntos en los cuales no hubo acuerdo y que son de
importancia primordial '. Estos puntos casi todos referidos a temas estrictamente militares- eran: 1) Que
todas las vacantes producidas por el desarrollo de las operaciones sean llenadas por el Sistema de
Selección. (...) 5) Ley de enseñanza extendida a las facultades.". [Lessa, A. Estado de Guerra Ed. Fin de
Siglo Uruguay, 1996]
Por otra parte el llamado Documento de Santa Fe, trabajo realizado por una comisión asesora
estadounidense que se encargó de analizar las nuevas propuestas de las políticas de Estados Unidos para
con los países Latinoamericanos, nos dice entre otras muchas cosas que: " los Derechos Humanos concepto cultural y políticamente relativo, usado por la presente administración para intervenir a favor
del cambio político en los países de este hemisferio -, afectan negativamente la paz, la estabilidad y
seguridad de la región, debe ser reemplazada por una política de no-intervención y de realismo político y
ético. ["Comité de Santa Fe Una Nueva política interamericana para los años 80 Washington 1980]. Está
claro. Los Derechos Humanos atentan contra la paz y la estabilidad de la región. La estabilidad de las
instituciones.
Ya por estos lados hacía rato que habían dejado de ser tomados en cuenta.

Eran las estrategias que apuntaban a reconstruir la sociedad civil hacia un modelo de país, basado en la
Doctrina de Seguridad Nacional, y respaldados por un profundo miedo, un colectivo terror desde el
Estado hacia la población.
Había incluso opiniones aún más radicales acerca de la coyuntura nacional e internacional, y del rol,
incluso, que nuestra Universidad tenía en ella.
" En nuestro país vemos cantidad de padres, inclusive a políticos destacados, arrastrados al procomunismo por sus hijos marxistas, hijos que fueron corrompidos por la Universidad, por los liceos
oficiales y aún por los privados. Hemos visto también a padres incluso profesionales universitarios,
tupamarizados por la militancia de sus hijos en la sedición o por la muerte de los mismos al enfrentarse
con las Fuerzas de la Patria.
Dada la increíble incapacidad del liberal-socialismo que deja la Universidad y la educación de la
juventud en manos del enemigo antinacional - lo que la ley del marxista Sanguinetti no corregirá - los
padres pueden ser inocentes del extravío de sus hijos. Pero si sus hijos los extravían a ellos, entonces si
queda demostrada la culpabilidad inicial de esos padres. (...) Con esta " conversión " demuestran que si
engendraron hijos indignos fue porque ellos eran indignos. En efecto, que al desvío del hijo siga el
desvío del padre, ello demuestra que el desvío del hijo tuvo su causa profunda en la falta de carácter del
padre, que influyó en la educación del hijo." [Caviglia Cámpora, B. Psicopolítica (pág. 184-185) Ed.
Azules Mdeo, 1982].
Estas líneas no las escribió Hitler en " Mi lucha " desde una cárcel alemana, ni fueron escritas hace
tantos años atrás. Fueron escritas por un abogado uruguayo, y hace tan solo veintipocos años desde lo
que fue su primera aparición. Puede llegar a ser irónico incluso, el mote de " marxista Sanguinetti ", en
referencia al actual Presidente de la República Julio Mª Sanguinetti, que en ese tiempo había sido
Ministro de Educación y Cultura, y que tampoco se salvó del rótulo de " hombre rojo ". Claras muestras
ha dado el mismo de no serlo, y si bien esto puede ser tomado como algo anecdótico, en realidad
demuestra la facilidad con la cual uno podía ser catalogado de comunista, marxista, o tupamaro. Todo
aquello que saliera o pretendiera ser alternativa del Orden Natural, era catalogado de subversivo. Este
Orden Verdadero u Orden Natural era (y sigue siendo) el que estaba establecido por el pensamiento
greco-latino-cristiano, regulado por lo creado, imposible de ser contrariado y que ni la mitad más uno
era posible de cambiar. El derecho de propiedad, la dimensión personal y social del hombre, la
comunidad organizada por competencias, y el orden estético y moral, eran parte de ese Orden. Los
primeros están claramente vinculados a un sistema económico: el Capitalismo; lo último podemos
pensar estaba visto desde una moralidad donde predominaban algunos aspectos cristianos reaccionarios.
Tanto desde Cámpora como desde el Documento de Santa Fe, podemos ver que como se respalda la
defensa de este Orden. Defensa que como ya dijimos anteriormente justificaba cualquier cosa.
No es de extrañar entonces que la Universidad fuera objeto de una fuerte intervención. Era inconcebible
desde este pensamiento, un espacio crítico, de fuerte carácter social como el que había adquirido esta

institución en los sesenta, donde podían incluso coexistir muy variadas posturas. Desde este abogado, a
los liberales; desde marxistas, a católicos.
El último problema que esta " Universidad subversiva " presentó fue en las elecciones de Setiembre de
1973. Democráticas y con voto secreto (gracias a la ley del " marxista Sanguinetti "), el triunfo de los
delegados gremiales a las diferentes instancias de Cogobierno fue aplastante. La mitad más unos cuantos
no querían seguir al Orden Verdadero. Una explosión en Facultad de Ingeniería fue la excusa para
obedecer al llamado del mismo. La Universidad entonces, fue intervenida.
" En esta guerra Subversiva o Psicopolítica que se desarrolla en nuestro país, guerra prolongada y de
características tan especiales como se vio en esta serie, la Contrainsurgencia acaba de dar un paso de
innegable importancia: la Universidad ha sido ocupada e intervenida. (...) Todo esto es muy loable, pero
debe tenerse bien claro que si esta intervención no se aboca a la reestructuración total de la Universidad
prescindiendo de todos los profesores marxistas y constituyendo de cero los cuadros docentes y
administrativos y los planes de estudio con adecuados criterios psicopolíticos, que partan de la base que
el mundo moderno está en permanente guerra, Guerra Psicopolítica, a la larga se fracasará
lamentablemente. (...) Se impone pues la Doctrina Nacional que oriente esta educación, la cuál doctrina,
desde luego, deberá basarse en los fundamentos permanentes del orden natural." [Caviglia Cámpora, B.
Psicopolítica (pág. 189) Ed. Azules Mdeo, 1982].
Es así entonces que la Universidad es desmantelada totalmente. Proceso que en mayor o en total medida
afectaron a determinados sectores universitarios en diferentes formas. Un desmantelamiento del que aún
hoy, en 1997 no hemos podido recuperarnos, ya que los actuales "gobiernos democráticos" no han
colaborado mucho en la reconstrucción. Y eso, no es otra historia.
Esta situación también lo sufrió la psicología universitaria en forma particular.

La Psicología Intervenida

A SOMA COMO ELA É
(El CUERPO COMO ÉL ES)
Dante Moretti Junior
Universidad Metodista de Piracicaba, Brasil.

1. A totalidade do ser
Não poderíamos começar a explicar o que é a Soma e como ela funciona sem antes dizer o significado e
a importância que seu nome tem para o nosso trabalho. A palavra "soma" vem do grego e significa
"Corpo". Mas não apenas como estamos habituados a pensar o corpo ou o que está abaixo da pele.
Também suas extensões, como desejos e ideais, pensamentos e atitudes, ideologia e amor, profissão e
vida social. Por soma humano, entendemos que seja tudo o que uma pessoa é, como e com quem se
relaciona e convive. Portanto, Soma para nós significa a totalidade do ser, num sentido amplo e
completo.
Por Somatologia, entendemos que seja o estudo dos fenômenos que envolvem o soma na sua interação
com os outros somas e com o meio ambiente. A terapia somática (Soma) é a expressão prática da
Somatologia. É onde se busca a compreensão que favoreça a conscientização de um soma na sua vida
pessoal e social.
É fundamental esta característica para nosso trabalho, pois a Soma não está interessada em aspectos
isolados ou parciais na vida de uma pessoa. Estudamos o homem por inteiro, as várias áreas de sua vida
e a relação entre elas.
Na Soma, vemos o ser humano de modo unicista, onde o indivíduo é uma unidade indivisível. O
unicismo só admite estudar o homem como um todo, do ponto de vista funcional e dinâmico do ser. A
divisão deste todo em partes independentes (mente e corpo, por exemplo) leva à supremacia de algumas
funções sobre outras. Essas divisões podem servir apenas para a compreensão didática do estudo do
homem, mas nunca para avaliar a vida humana. Isolar uma parte do todo para efeito de estudo de algum
distúrbio leva a um diagnóstico limitado e insuficiente.
Isto explica por que eliminamos o prefixo "psico" do nosso trabalho terapêutico. Não fazemos uma
psicoterapia por considerarmos não ser a mente o foco de ação terapêutica, e sim todo o soma, toda a
pessoa, com a mente inclusive, mas fazendo parte do todo somático.

O pensamento unicista foi combatido de várias maneiras durante o desenvolvimento da história da
humanidade. Pelo Cristianismo, que acreditava ser o espírito mais importante que a matéria, e pelos
racionalistas, que vincularam a existência humana ao pensamento ao valorizarem o aforismo "Penso,
logo existo", que determina uma hierarquia funcional do cérebro.
O racionalismo esteve presente em boa parte da cultura moderna. Essa visão racional do homem enfoca
a mente como a parte do corpo de maior valor. O corpo, de importância secundária, serviria apenas de
sustentação para a mente.
Para o unicismo, é um erro admitir que determinadas funções tenham supremacia sobre outras. O
funcionamento humano acontece de forma integrada e tudo se relaciona num sentido unificado e
coerente.
Para a Soma, portanto, uma tal compreensão do homem - seu corpo, emoções, pensamentos, cultura,
manifestações sociais - compõe um quadro unicista. Toda compreenção unicista está amparada na idéia
de que cada indivíduo é um universo em si próprio. Uma experiência ampla e complexa e ao mesmo
tempo completa.
Um ser humano que vive a sua unicidade dispõe de um mecanismo próprio e natural que determina sua
existência. Este é o princípio da auto-regulação espontânea. Sabemos que , fora o necessário
aprendizado dos costumes sociais e culturais que se vive naquele momento, as pessoas nascem sabendo
como regular suas funções vitais e o fazem de forma satisfatória se não forem bloqueadas.
Isto nos dá uma condição prática e despretensiosa em relação à terapia. É preciso apenas localizar o
bloqueio: o que bloqueia a vida de uma pessoa, como ela está bloqueada, e ajudá-la a se desbloquear.
Quando ela conseguir isso, suas funções vitais se reorganizarão naturalmente. Essas funções vitais dizem
respeito aos mecanismos básicos da vida, tais como a vivência do amor, do sexo, da criatividade, da
convivência social.
A auto-regulação é uma condição biológica da espécie humana. É a capacidade que temos de
autodeterminar nossa vida, direcionar nossa existência segundo padrões próprios, desejos e pulsões que
sentimos e determinamos como sendo mais ou menos satisfatórios para nós.
Uma pessoa auto-regulada dá à sua vida ritmo e forma de acordo com os seus ideais. Ela ama as pessoas
que mais lhe agradam, trabalha naquilo que sente maior aptidão e competência, convive com as pessoas
que mais lhe dão tesão. Assim, a auto-regulação espontânea é determinada pela busca do prazer.
Uma das características do estado neurótico é o distanciamento da auto-regulação em direção à
heterorregulação. Muitas das dificuldades apresentadas em terapia dizem respeito à incapacidade ou
inabilidade que as pessoas têm para definir o que querem e gostam. Uma situação neurótica muitas vezes
está diretamente relacionada a um mecanismo heterorregulador.

Uma pessoa neurótica vive a representação de papéis e personagens que correspondem às expectativas
alheias. Daí a a sensação de incompetência e impotência geral, sobretudo amorosa e sexual, decorrente
da falta de energia desperdiçada pela heterorregulação.
Adotando referenciais externos, a vida de uma pessoa heterorregulada distancia-se da realização do seu
próprio prazer.
A heterorregulação é conseqüência direta dos valores que regem a atual sociedade autoritária e
impositiva, que determina padrões de comportamento para os indivíduos que a compõe. Isso acontece
sob a forma de uma moral estabelecida, de leis e normas que surgem de várias fontes: Estado, religião,
mercado e principalmente da família burguesa.
Ainda na infância, convivemos com relações que misturam amor e carinho com chantagens e
autoritarismos, limitando e condicionando nossos gostos, preferências e escolhas. O medo de perder o
amor dos pais faz da criança uma vítima indefesa sem condições de reagir, a não ser conformar-se e
submeter-se.
Essa educação é reforçada na escola e se estende às outras relações sociais, havendo sempre algum tipo
de controle e regulação externa. Nas sociedades autoritárias, o poder substitui o prazer. Assim, a
heterorregulação é determinada pelo exercício do autoritarismo.
O maior objetivo da Soma é acabar com essa manifestação de comportamentos impostos pelo sistema,
levando as pessoas a descobrir o que elas verdadeiramente são e o que realmente querem da vida. É a
descoberta da originalidade única de cada ser.
O que existe em uma pessoa e a diferencia das outras é o resultado das infinitas combinações e arranjos
genéticos no momento da formação do embrião humano. A ciência genética prova que a Natureza quer a
formação da mais ampla diversidade entre os seres humanos, o mesmo que ocorre com as demais
espécies vivas.
Somos semelhantes em diversas características, tanto na morfologia e fisiologia, quanto no
comportamento. Porém, existe algo singular, próprio de cada ser, que nunca houve, não há e nem haverá
nunca em outra pessoa. A Natureza tem necessidade de criar uma grande variedade de tipos humanos
que atenda à busca de seres mais adaptáveis ao meio ambiente e ao processo de seleção natural.
Portanto, é fundamental ao desenvolvimento da espécie humana que cada ser exerça sua originalidade
única.
A pessoa saudável é aquela que vive sua originalidade, se auto-regulando e buscando sua unicidade.
Essa seria a finalidade biológica de cada vida. Toda vez que alguém não consegue expressar sua
originalidade, a nossa espécie e o ecossistema em que vivemos perdem uma contribuição ao seu
desenvolvimento, tornando-se, então, essa vida uma experiência inútil.

A neurose é exatamente o rompimento, causado por bloqueios externos, da unicidade, o que torna a
pessoa dividida, fraca, insegura e impotente. Isso acontece à medida em que esses bloqueios impedem o
livre funcionamento da auto-regulação espontânea do nosso organismo, determinando o distanciamento
do que verdadeira e originalmente somos.
Surge, então, um paradoxo. De um lado, a genética provando que é impossível a existência de seres
idênticos e a necessidade dessa diversidade para o desenvolvimento natural da espécie. Do outro,
sociedades formadas por indivíduos massificados e pradonizados.
A razão deste paradoxo é simples: indivíduos enquadrados em padrões de comportamento são presas
fáceis para que organizações autoritárias se desenvolvam e se mantenham, pois se tornam manipuláveis.
Assim, uma pessoa neurótica é facilmente controlada e guiada, ela é necessária ao poder autoritário.
Desta forma, a sociedade autoritária se perpetua na existência de pessoas submissas, não-criativas,
repetitivas e conformadas.
Esse conceito de neurose explica por que a Soma apresenta-se como um trabalho de natureza política.
Não a política institucional, mas a política do cotidiano, presente em nossas relações diretas. Nosso
objetivo é revelar essa política e descobrir as relações de poder explícito ou disfarçado, seus efeitos e
suas conseqüências. A terapia se faz na medida em que a pessoa realiza a revolução de sair do círculo
oprimido-opressor para uma relação política entre iguais na busca de seu prazer.
Para chegar a isso, a Soma só poderia ser uma terapia de grupo. Como a neurose nasce na relação social,
é aí que ela mais claramente se mostra. Na Soma, procuramos criar um laboratório microssocial onde,
através da dinâmica de grupo, formam-se relações suficientemente variadas para mostrar as dificuldades
de cada um na defesa de sua unicidade, auto-regulação espontânea e originalidade única.

Reich e os Mistérios do Organismo

Embarazo en la Adolescencia
Jazna Mimiça, Macarena Romero, Claudia Schencke, P. Alejandra Torres, Andrea Valenzuela
Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile.

INTRODUCCIÓN
El presente trabajo pertenece al Área de Psicología Comunitaria. Consideramos que la relevancia del
tema que abordaremos en este trabajo, es fundamental para la formación de cualquier profesional que se
desempeñe en el área social.
Para propiciar una buena comprensión del tema abordado, a continuación se expondrá el marco teórico
acerca del embarazo en la adolescencia, para luego exponer el trabajo práctico que consiste en un Taller
de apoyo emocional para adolescentes embarazadas. En vista de lo reducido de este informe, si se
requiere mayor información sobre el taller, ésta se dará en la exposición.
Uno de los problemas de la juventud, detectado a nivel mundial, es el embarazo precoz. Esta situación
poniendo a quienes lo sufren a responsabilidades que socialmente no les corresponden, ya que este es un
período de moratoria "en cuanto a la capacidad psicosexual para la intimidad y su disposición
psicosocial para la paternidad." (Erikson, 1968).
Los jóvenes expuestos a esta situación a consecuencias físicas, psicológicas, afectivas y sociales, que
luego determinarán el estilo de vida de la persona durante la adultez. Es por lo tanto, el embarazo
adolescente, un problema asociado a dificultades obstétricas, sociales y psicológicas. Dentro de las
obstétricas se encuentran la toxemia, anemia, parto prematuro e incremento de a mortalidad perinatal.
Desde el punto de vista social, se han descrito características económicas, sociales y culturales que se
vinculan a este fenómeno, además de sus causas. Son las características psicológicas las que no se han
tomado en cuenta en la mayoría, que, en general, se centran en el análisis de aspectos demográficos y
socioeconómicos del fenómeno.
Según la OMS, las funciones de la familia han variado con el pasar de los años. Los jóvenes cada vez
más tempranamente reciben autonomía adquiriendo así mayor autoridad, lo que sumado al hecho de la
inmadurez social, psicológica que imposibilita el hacerse cargo de la responsabilidad que conlleva
mantener una familia.
Como podemos inferir, si el embarazo se presenta en este período de la vida, se obstaculizan las tareas
propias de la edad y que conducen a la consolidación de la identidad personal. En una situación como
esta, la adolescente y su pareja necesitarán mayor apoyo por parte de los padres que cualquier otro

adolescente. Si el apoyo social es deficiente, se puede generar en ellos un estado de angustia
considerable, por la falta de identidad y de medios -sociales y personales- para alcanzarla.
El presente estudio está orientado describir y comprender el fenómeno biopsicosocial del embarazo
precoz. Su objetivo consiste en reconocer, en los adolescentes, las causas y efectos psicológicos y
sociales, así como también, los determinantes fisiológicos que influyen en este tipo de embarazo.
Los objetivos específicos de nuestro estudio son:
· Presentar una visión general acerca de la adolescencia como etapa central de nuestro estudio,
considerando aspectos físicos, psicológicos, cognitivos y sociales.
· Clasificar y describir los diferentes factores predisponentes del embarazo precoz en adolescentes.
· Clasificar y describir los diversos efectos del embarazo precoz en las madres adolescentes.
· Describir la experiencia del embarazo precoz, desde la perspectiva de la madre adolescente.
· Describir la experiencia del embarazo precoz, desde la perspectiva del padre adolescente.
Para estos efectos primero se realizará una descripción de la adolescencia como etapa, tomando en
cuenta aspectos físicos, psicológicos, cognitivos, sociales, sexualidad y el embarazo precoz en esta
etapa, considerando los factores predisponentes y efectos -para el padre y la madre- del mismo.
Posteriormente, se llevará a cabo una reflexión acerca del tema en la actualidad enfocado a la realidad
nacional. Finalmente se integrarán todos los contenidos tratados anteriormente, para dar paso a las
conclusiones de nuestro estudio.

Marco Teórico

El Poder en las Relaciones
Mauricio Badal
Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile.

Introducción
Para hablar de poder debería meterte en un submundo, un mundo distinto para ti, un mundo del que no
conoces, porque es irrelevante para ti, un mundo del que si te metes, no saldrás de aquí. Te da curiosidad
lo que te estoy diciendo, sientes la necesidad (aunque sea pequeña) de que yo te dé aquello que tú
necesitas, que quieres saber, esa curiosidad que nada más te lo podrá quitar, sólo yo. Sólo yo tengo el
PODER.
Si reconoces este juego que te he hecho caer, te introducirás en este mundo oscuro que está permitido
para las mentes analíticas y abiertas únicamente, porque las otras le temen o la niegan. Te has
cuestionado por el poder que tienes en tus manos, perdón, en tu cabeza, en aquello que te fue entregado
por alguna institución, ya sea familia, colegio, universidad, instituto, etc. Algo se te ha dado, pero no lo
sabes aprovechar, porque no lo conoces, porque no te han dejado conocerlo. Las personas que lo
descubrieron se convirtieron en grandes seres iluminados, como Gandhi, o en seres tan perversos como
Hitler o como Bill Gates, por no querer nombrar a algunos más cercanos que a ciertas personas les puede
afectar su sensibilidad.
Si estás dispuesto a jugar con el poder sigue a la otra página, sino quédate donde estás o cierra este
documento…
Aquí vamos
…Te agarré. Tengo en mis manos el poder sobre ti. Tu necesidad de saber es mayor que tu anhelo de
sobrepasarme. Está bien, no abusaré de ti. Te enseñaré lo que he descubierto. Partiré desde una idea de
poder, pasaré por un análisis histórico-político hasta llegar a las consecuencias que encontramos en la
vida diaria. Comencemos.
¿Idea de poder?
Cuando me refiero a poder, no lo hago en términos de algo político contingente a algún régimen de
gobierno específico, sino que a la idea de que un grupo de individuos mantienen a otro grupo a su
disposición en diferentes formas, ya sea de orden estructural de un grupo (como sucede en los
gobiernos) o en la organización de una relación personal entre dos o más individuos (como sucede en

una terapia).
En muchas formas de relación yo le entrego mi poder a otro para que éste me entregue lo que necesito.
Es decir, tomo lo que (para mí) sabiamente dice Norbert Elías: "lo que llamamos 'poder' es un aspecto de
una relación, de cada una de las relaciones humanas. El poder tiene algo que ver con el hecho de que
existen grupos o individuos que pueden retener o monopolizar aquello que otros necesitan, como por
ejemplo, comida, amor, sentido o protección frente a ataques (es decir, seguridad), así como
conocimiento u otras cosas. Y, cuanto mayores son las necesidades de estos últimos, mayor es la
proporción de poder que detentan los primeros" (1994, p. 54). Es decir, necesito de alguien algo y ese
alguien me lo entrega a cambio de otro algo, pero como soy yo el interesado, ese alguien manejará la
situación frente a mi necesidad. Sin embargo, si yo me niego a ejercer la acción que ese alguien me
"cobra" por lo que necesito, le quito el poder que le he entregado.
Es un poco complicado expresarlo de esta manera, porque regularmente se asocia a la palabra poder, una
idea de opresión o de gobierno de una institución frente a un grupo de personas. Inclusive dentro de la
Educación Cívica, Cheix (1995) hace la diferencia entre autoridad, como la entrega de una facultad a
ciertas personas para que ejerzan lo que el pueblo quiere o necesita que una persona idónea lo realice, y
poder, como el ejercicio de esta facultad, inclusive pudiendo suceder que se ejerza esa gobernación sin
la autoridad del pueblo. A esta definición, yo prefiero darle la connotación de poder a ambas, puesto que
somos los miembros de un grupo los que definimos si ese modo de gobernar es adecuado o no, y
tenemos la facultad de presionar para que se cambie.
Como una manera de graficarlo mejor, prefiero que leas este análisis que hago de los procesos históricos
basándome especialmente en Marx.
Análisis Histórico-Político
Marx plantea que históricamente siempre ha existido una lucha de clases, es decir, de dos grupos
mayoritarios. Estos dos grupos se dividirían en los opresores y los oprimidos: "hombres libres y
esclavos, patricios y plebeyos, señores y siervos, maestros y oficiales", en su tiempo eran los burgueses
y proletarios, hoy serán los poderes fácticos y… el resto.
Ante esta eterna diferenciación siempre sucedía algún hecho que marcaba alguna diferencia: el grupo
opresor mantenía a los oprimidos en un nivel de conciencia que para ellos correspondía. Pero si
analizamos un poco más se puede descubrir que los oprimidos no tenían conciencia de que lo que les
ocurría no debía ser así; es lo que Adler plantea como la sugestión que los que detentan el poder
mantienen sobre aquellos que requieren de esa gobernación. Es un trato que se mantiene quizás a nivel
inconsciente, pero que lo que realiza es dejar a la persona como continuadora de ese esquema, aunque
pudiera entenderse como una forma que le acomoda (1931). A lo mejor todos podían alegar su
condición, pero como un movimiento generalizado no se ve, salvo excepciones como el famoso caso de
Espartaco. Un hombre logra hacer conciencia de que uniéndose, podían derrotar su propia condición de
esclavos. La situación militar les jugó un mal pasar, pero su historia sigue presente, inclusive en una

película. Es fácil descubrir que grandes procesos históricos estuvieron determinados porque un grupo de
la sociedad de antaño, al sentirse oprimidos, unieron sus esfuerzos y batallaron por ellos, logrando
grandes avances en la sociedad, como es el caso de la Revolución Francesa, las Independencias
Latinoamericanas, o el terror a la amenaza del comunismo, que provocó grandes mejoras en la calidad
de vida de los trabajadores, etc.
En términos de Foucault (1992), la conciencia no se hace, está, pero es bueno hacerla surgir, darle a la
gente las herramientas necesarias para hacerles darse cuenta de su condición de "oprimidos", de jugar a
ser los gobernadores de su propia vida y no unos hechores de sucesos generados por otros. Y este "darse
cuenta", o crear conciencia, es vía el conocimiento, que como dice Elías, muchas veces está manejado
por algunos que no desean que se expanda para no perder ese poder establecido (1994). Si toda la gente
tuviera acceso a los conocimientos, quizás el mundo andaría por un mejor camino que estar peleando.
Este conocimiento permitirá a la gente unirse para quitarle el poder que unos ostentan bajo la excusa de
las armas, bajo la excusa del "bien común", bajo la excusa del bien para todos, bajo la excusa de… Puras
excusas que no nos llevan a ninguna parte. Y en eso me incluyo, yo también he delegado mi poder en
otro. Si se genera mayor conocimiento en la gente, ésta tendrá la facultad de restringir su poder y
delegarlo en otro u otros individuos más acordes con la consecución histórico-político que quieran darse.
Es importante que los métodos que primen sean los que dignifiquen a la persona humana y no la
degraden.
En ese sentido, Gandhi es el mejor ejemplo: es un hombre común que tiene la oportunidad de acceder al
conocimiento, pero que éste lo entrega a otros, para que con estos otros, se genere una conciencia social
de que lo que se vive no es lo adecuado para un pueblo digno. Un grupo de la sociedad que está
oprimida (incluso por las armas), redescubre su condición de dignidad y vence al opresor bajo los
cánones que la dignidad de hombre puede dar: la no-violencia. Otro ejemplo muy esclarecedor, lo
tenemos en nuestro país: luego de años de gobierno militar, un grupo de personas se organiza y lucha en
forma clandestina y no tanto porque el régimen imperante debía acabar; aunque tuvo que pasar algunos
años para que la conciencia social tuviera que "abrir los ojos" a su gran capacidad de derrocar al opresor.
Y debo decir que no necesito ninguna fuente externa para hablar de esto, puesto que mi propio padre fue
uno de los que estuvo clandestino, por la libertad del país.

Concecuencias Vitales

El Test de Vocabulario en Imágenes (TEVI)
Un Estudio Piloto.
Ricardo Alarcón, Valentina Fuentealba, Rodrigo Guerrero.
Universidad de Concepción, Chile.

Introducción
1 Resultados de la investigación en fuentes bibliográficas:
A partir de las referencias, pudimos determinar que esta investigación ya se ha realizado, como consta
en la tesis de 1981. Los puntos o problemas que planteamos para resolver están definidos en tal
referencia (y en las otras), más o menos como sigue.
La comprensión lingüística es "un proceso mediante el cual el oyente aprende la estructura profunda de
una oración sobre la base de una audición de la cadena fonética que realza su estructura de
superficie" (Echeverría, 1978, 26). El nivel sociocultural es una variable que se define en base a tres
criterios: escolaridad de los padres, ocupación y densidad habitacional.
Lo que se propone es que la variable sociocultural afecta en la comprensión en dos aspectos: sintáctico y
lexicológico. Para los efectos de nuestra investigación, solamente consideraremos el aspecto
lexicológico. Aplicamos el test de comprensión de vocabulario en imágenes TEVI (1980).
Según Herrera, las teorías en las cuales se podría enmarcar los posibles resultados de la investigación
son: la perspectiva cognitiva de Piaget, la perspectiva psicolingüística generativo-transformacional de
Chomsky, y el enfoque sociolingüístico de Bernstein. "Los resultados parecen ser explicados por la
teoría de Chomsky" (Herrera, 1981).
A pesar del precedente de 1981, hemos decidido llevar a cabo nuestra propia investigación por los
siguientes motivos:
a) Las variables componentes de la investigación son de gran influencia en el desarrollo del niño. La
habilidad de comprensión lingüística esta influida por la rapidez con que el niño elabora mapas
conceptuales que le permiten entender en forma eficaz el curso de una conversación, por ejemplo. Esto
favorecerá el desarrollo de estrategias de comunicación en etapas posteriores de su desarrollo.

b) Haremos una revisión (en forma personal, independiente del curso de la investigación), de los
paradigmas teóricos de fondo utilizados por Herrera en 1981.
2 Formulación de Objetivos e Hipótesis:
2.1 Objetivo:
Determinar si la variable nivel sociocultural influye en la comprensión lingüística en niños de entre 5 y 7
años.
2.2 Hipótesis:
De investigación:
La variable nivel sociocultural influye en la comprensión lingüística en niños de entre 5 y 7 años.
Estadística:
H0: No hay diferencias significativas entre niños de distinto nivel sociocultural en relación a sus
resultados en un test de comprensión lingüística.
H1: Existen diferencias significativas entre niños de distinto nivel sociocultural en relación a sus
resultados en un test de comprensión lingüística.
En base a estas hipótesis definiremos las siguientes reglas de decisión:
Regla 1: Aceptaremos H1 cuando el valor obtenido en la prueba U de Mann-Whitney para analizar los
datos sea mayor que el valor crítico.
Regla 2: Aceptamos H0 cuando el valor obtenido sea menor al valor crítico.
2.3 Unidad de Análisis:
La unidad de análisis de la investigación serán escolares de entre 5 y 7 años.
2.4 Variables de la investigación:
- Variable Dependiente: Comprensión lingüística (en vocabulario)
Definición Nominal:

"Un proceso mediante el cual el oyente aprende la estructura profunda de una oración sobre la base de
una audición de la cadena fonética que realza su estructura de superficie."
Definición Operacional:
Puntaje de acuerdo a la edad del individuo según norma del test TEVI (1980), o Test de Vocabulario en
Imágenes.
- Variable Independiente: Nivel Sociocultural.
Definición Nominal:
Estado cultural de un sector de la población de una sociedad, determinado por el grado de socialización
de tal sector.
Definición Operacional:
Dada la imposibilidad de recolectar información acerca del nivel sociocultural de la familia de cada niño
sometido al Test, nos vimos en la obligación de considerar como nivel sociocultural bajo y alto a las
diferencias presentadas por los sujetos en base al establecimiento educacional. Para justificar las
diferencias partimos de la base siguiente:
- Mensualidad del Colegio Concepción: $100.000
- Mensualidad del Colegio Las Totoritas: No pagan mensualidad. Subvención Estatal.
Consideramos, entonces, que este criterio era válido para determinar el nivel sociocultural.

Metodología

TEORÍA PSICOLÓGICA: UNA PROPUESTA INTEGRATIVA
Alfredo Gaete S.
Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile.

Rara vez miramos al común denominador, lo que tenemos en común.
Más bien miramos hacia aquello en que somos diferentes,
de modo que podamos odiarnos y matarnos los unos a los otros.
Fritz Perls.

Todo modelo teórico presenta al menos tres aspectos o niveles que pueden ser objeto de análisis: un
nivel metateórico o epistemológico, un nivel teórico propiamente tal y un nivel práctico. A nivel de la
metateoría, se encuentran los principios relacionados con la forma en que un determinado enfoque
validará su cuerpo de conocimiento, en el sentido de qué es lo que va a constituir conocimiento
(delimitación del objeto de estudio) y cuál es la naturaleza de dicho objeto (lo cual determinará, a su vez,
los medios válidos para conocerlo). En otras palabras, en este nivel interesa establecer qué es lo
psicológico (qué se entenderá por tal), y cómo se conocerá eso psicológico. Por otra parte, el aspecto
teórico se refiere al cuerpo mismo de conocimiento que, siguiendo los principios metateóricos, se ha
alcanzado. Aquí nos encontramos con las nociones que cada modelo tiene sobre el ser humano, el
desarrollo, la enfermedad y la salud, la personalidad, el trabajo, la terapia, etc. Por último, la aplicación
de estas nociones teóricas a la vida constituye el aspecto técnico, o la práctica psicológica, la cual
dependerá no sólo de la teoría sino también del área de trabajo del psicólogo (su especialización).
El presente ensayo pretende argumentar que la existencia de cualquier contradicción entre los modelos
psicoanalítico, sistémico, humanista-existencial y cognitivo-conductual (y, en definitiva, entre cualquier
teoría psicológica), sólo es posible en la esfera de lo epistemológico, ya que a nivel teórico toda
contradicción queda disuelta. Una vez argumentado aquello, obtendré algunas conclusiones en aras de la
integración teórica en psicología. De acuerdo con esto, partamos echando un vistazo metateórico a los
distintos enfoques.
Antes que nada, es preciso hacer una salvedad. Si bien es cierto que lo que diferencia en último término
un enfoque de otro es su epistemología, también es cierto que dentro de un mismo modelo puede haber
discrepancias epistemológicas. Esta aparente paradoja puede explicarse si tenemos en cuenta que, como

hemos dicho, dentro de lo epistemológico se encuentra tanto la delimitación del objeto de conocimiento
como la [meta]teorización sobre su naturaleza; lo segundo puede variar al interior de un mismo enfoque,
mientras que lo primero es lo que pone la diferencia entre un enfoque y otro. A modo de ejemplo,
veamos el caso de dos autores que, pese a sus discrepancias epistemológicas, se hallan dentro del mismo
modelo: Guidano y Beck. Ambos autores forman parte de la tradición cognitiva; esto es, los dos
concuerdan en que el objeto de conocimiento son los procesos cognitivos. Sin embargo, la naturaleza del
proceso cognitivo es distinto en cada caso. Así, para Beck se trata de "procesos «mentales» que median
e intervienen entre los eventos ambientales y la conducta expresiva" (Opazo, Andreani, & Alliende,
1983, p.76). En cambio, para Guidano (1994) no existe una realidad objetiva mediada por el
procesamiento cognitivo, sino que a partir de éste se construye la realidad: "Cualquier observación -lejos
de ser «externa», y por lo tanto «objetiva»- es autorreferencial" (op. cit., p.16). Hecha esta salvedad,
dejemos establecido que, en adelante, cuando me refiera a la epistemología de determinado modelo,
estaré aludiendo a la delimitación del objeto de conocimiento, esto es, qué es lo que se considera como
lo psicológico.
Si para el enfoque cognitivo-conductual el objeto de estudio psicológico son los procesos cognitivos,
podemos decir que para el psicoanálisis es el contenido de dichos procesos (en ese sentido se le ha
llamado la psicología de las profundidades). Freud (1976a) se encargó de dejar establecido que para el
psicoanálisis lo psíquico propiamente tal es lo inconciente, esto es, lo profundo, el contenido de los
procesos de pensamiento. Dicho de otro modo: "Un in-dividuo es ahora para nosotros un ello psíquico,
no conocido e inconciente, sobre el cual, como una superficie, se asienta el yo…" (Freud, 1976b, pp.2526). En otras palabras, el objeto de conocimiento es lo intrapsíquico. Pero como eso intrapsíquico es
inconciente e incognoscible, para acceder a ello se requiere de modos no directos, sino derivados
(Coloma, 1992). Por tanto, más que de conocer se habla de interpretar.
Para el enfoque sistémico-comunicacional, el objeto de estudio no lo constituyen ni los procesamientos
cognitivos ni sus motivaciones inconcientes, sino que las relaciones humanas; es ahí donde ha de
buscarse lo psicológico, que desde esta perspectiva, resulta inseparable de lo social: "…nuestra unidad
de análisis es el sistema total…" (Méndez, 1992, p.133). Tal como señala Von Bertalanffy (1991):
"Todo organismo es un sistema, esto es, un orden dinámico de partes y procesos en interacción
mutua" (p.218). Al respecto, Watzlavick & Beavin (1990) hacen hincapié en el hecho de que las
relaciones proporcionan explicaciones de fenómenos que, de otra forma, serían misteriosos. Por tanto, la
investigación se enfoca hacia "la relación entre las partes de un sistema más amplio" (op. cit., p.23).
Finalmente, el modelo humanista-existencial se ocupa, tal como su nombre lo sugiere, del ser-humano
(de la existencia-humana) como totalidad: esta gestalt es "la unidad experiencial última" (Perls, 1987,
p.27). Influido fuertemente por la filosofía existencialista, el enfoque humanista intenta penetrar en la
conflictiva del hombre arraigada en su existencia misma, con el objeto de indagar su sentido: "…en el
ser humano tiene raíces mucho más profundas lo que he designado como voluntad de sentido: su
esfuerzo por el mejor cumplimiento posible del sentido de su existencia" (Frankl, 1990, p.81). El
problema del hombre reside en la separación de su propia naturaleza, de modo que "detrás de las
múltiples formas del sufrimiento neurótico subyace la experiencia de separación y falta de
sentido" (Kalawsky, 1992).

Habiendo expuesto ya brevemente las consideraciones de cada modelo sobre lo que es el objeto de
conocimiento, puedo pasar a argumentar la tesis de que, a nivel teórico, no hay ninguna contradicción
esencial entre los modelos, justamente porque dicha contradicción ocurre en el nivel epistemológico.
Dicho de otro modo: las diferentes proposiciones teóricas no pueden oponerse, ya que están referidas a
distintos objetos.
Cuando se dice que cierta teoría perteneciente al modelo psicológico A se opone a otra teoría propia del
modelo B, se está cometiendo un grave error lógico. Esa proposición carece totalmente de sentido,
porque el modelo A refiere su teoría a un objeto distinto del referido por la teoría del modelo B precisamente por eso es que son dos modelos diferentes. La verdadera contradicción se genera cuando
dos sentencias opuestas pertenecen al mismo dominio epistemológico, esto es, cuando ambas posturas
están afirmando distintas cosas sobre el mismo objeto. Lo contrario es comparar peras con manzanas.
Consideremos la siguiente analogía. Si un sujeto ve una naranja desde fuera y dice que es compacta, no
se contradice con otro sujeto que la ve desde dentro y dice que está dividida en gajos. Aunque ambos
emiten juicios aparentemente opuestos, su discrepancia deriva de la perspectiva desde la cual están
mirando, pero aquello no impide que la naranja sea efectivamente compacta y dividida a la vez. Los dos
sujetos han delimitado distintos objetos de conocimiento (la naranja por fuera y la naranja por dentro,
respectivamente), y es ahí donde radica el origen de su contradicción. Veamos ahora cómo este mismo
fenómeno ocurre con los diferentes modelos psicológicos, a través de un ejemplo.
Supongamos el caso de una persona que tiene una fobia a los trenes y que, según su relato, el problema
empezó después de haber visto cómo un tren arroyaba despiadadamente a un sujeto. Le preguntamos a
un psicólogo de orientación cognitiva-conductual, y probablemente nos pueda contestar: esta persona ha
asociado el estímulo tren con la ansiedad que le provocó una experiencia traumática (shock) original con
un tren (véase Eysenk & Rachman, 1971). O bien, que este shock original influyó en el procesamiento
de la información de la persona, generándosele un procesamiento cognitivo defectuoso (véase Opazo et.
al., 1983). Ahora le preguntamos a un psicoanalista, y éste tal vez nos diga que, a partir de conflictos
intrapsíquicos relacionados con ansiedades de castración (daño corporal), esta persona ha construido una
estructura defensiva que culmina con la fobia (véase Gomberoff y Jiménez, 1982). Entonces nos parece
que la explicación cognitiva se opone a la psicoanalítica, y vemos cómo nuestros psicólogos se disputan
la razón sobre el asunto. Nada más inconducente que esa disputa. Ambos están mirando la naranja desde
distintas perspectivas. El enfoque cognitivo-conductual, haciendo sus consideraciones sobre el
procesamiento cognitivo, nos describe cómo es que la fobia se instala y se mantiene en el individuo,
después del shock original. Pero nada nos dice de por qué para nuestro paciente fue tan intensa esa
escena original. Y no puede decirlo, porque su objeto de estudio no considera la conflictiva intrapsíquica
que eventualmente podría explicar este hecho. En cambio, la psicología de las profundidades se interesa
justamente por esto -por el interior de la naranja, comparemos burdamente. Nos dice, pues, que hay un
contenido inconciente y nos ofrece una interpretación del mismo. Dicho contenido explica la enorme
ansiedad que se generó en nuestro paciente en el momento de la experiencia original con el tren. Por
tanto, ninguno de los dos enfoques se contradice efectivamente: uno explica cómo se instala la fobia,
mientras que el otro interpreta por qué. No existe una contradicción necesaria, sino sólo diferentes

miradas metateóricas.

página 2

Sol Y Citada
Angélica Pizarro
Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Chile

SOLICITADO Sol y Citados Sola Citada

Este texto es un homenaje a las mujeres de la
AFDD, especialmente a Sola Sierra, quien fue su Presidenta
Citada
El texto que (aludo, anudo) ofrece diversos lugares. Múltiples funciones. La historia opera nuestra
lengua, cada una de las lenguas, situando además nuestros campos, nuestros cuerpos. Es decir, los
deseos, las geografías y los afectos.
El texto original que parió a éste, es un campo abierto y soleado. A su sombra y desde otra esquina
tensiono, cruzo, vuelvo y regreso a dicho lugar. Así, una orilla puede ser un sitio desde el cual decir.
La pregunta por Chile empuja hacia distintos registros: por cierto interroga sobre Patria, sobre Origen,
sobre Historia, Violencia y también sobre una voz de pájaro extinto: Chi le, Chi leee. Ardor de fuego,
temperatura austral, surrealista, sur - realista. Puesto que lo Real no es la realidad y que la realidad no
necesita ser demostrada, es que la mirada sobre la Patria a veces duele, nos distancia, o como dice el
texto, incluso excluye.
El texto "Consideraciones acerca del acontecimiento Político y su efecto en la Clínica" de la
psicoanalista Ximena Wolff, acota los campos para referirnos a aquello que acontece mas allá de la
planicie de un territorio-nación para desembocar en hechos que precipitan ciertos modos de
funcionamiento y algunos rasgos de un vivir de sujetos entrelazados en un presente, que ya ha sido
hablado en voces de otros, a través de preguntas y silencios.
La praxis política de esta nación surrealista impone y determina la moneda, las fechas y la lengua
materna. La creación en "esta tierra de poetas", geografía cataclismica, es siempre la ascensión de un
sujeto fragmentado en su psiquis, en su carne y en sus huesos. Fragmentación particular que vuelve
siempre a decir, pedir y repetir.
La noción de trauma traída desde lo clinico-teorico puede servir de soporte para la comprensión de lo
que a esta nación y a sus sujetos les ha acontecido. Es también un escenario teórico para articular

apuntes al texto mencionado.
Sujeto de Chile: chileno, historia reciente, trauma, desaparición y palabra son algunas escanciones y
laberintos de mi propio texto.
Acerca del Poder
El poder afirmado en una cultura que sostiene la tensión entre los individuos, es un deseo masculino que
se hace indomable en la relación de los géneros, mas bien indómito al genero femenino. Pues desde ese
límite hacen ellas imposible cerrar conjuntos, miembros, cuerpos tras el ejercicio de una experiencia
totalizante.
Como bien dice Ximena Wolff en su texto, hubo una empresa de muerte, una estructura toda dispuesta a
disponer de la vida, de los dones originales, de los bienes. La doctrina de Seguridad Nacional, sostén
ideológico del Estado Militar, convirtió al aparato estatal en instrumento de la política represora de la
dictadura. A través de organismos, tales como la DINA o CNI, la dictadura cometió toda clase de
crímenes: la tortura sistemática sobre los cuerpos , las psiquis y además la desaparición, por nombrar
solo dos de los horrores ya perpetrados.
El Informe Rettig consigna una dolorosa secuencia de hechos con resultado de muerte y desaparición.
Sin embargo, aquello no alcanza a recubrir lo sucedido. Menos aun, logra dar cuenta del inmenso
alcance que tuvieron las políticas represivas. Diecisiete años en una Cultura de Muerte.
Hubo actores que fueron secuestrados en plena función de teatro , canciones censuradas, voces
acalladas, iglesias quemadas, libros prohibidos, personas proscritas, sacerdotes muertos, en fin. Es
necesario hacer la prolija relación sobre la represión para preservar la memoria histórica de aquel
infierno. De este modo existe la posibilidad colectiva, social de construir y resignificar el presente que
habitamos. El futuro no puede quemar las naves sin antes abordarlas; abordarlas implica superar el
temor en el presente.
La memoria social, memoria de los pueblos, puede además de rememorar el pasado, conocer el presente
en un sentido histórico de trayecto, continuo, discontinuo, olvido, ajuste o desajuste enlazando el
presente ya en desvío, ya en encuentro. El modo en que se construya, en que se instituya, que se escriba
o reescriba esta memoria hace siempre la deriva particular de cada pueblo.
Estructuras completas: agentes y recursos se dispusieron en el trabajo de la muerte. Todas las
especializaciones necesarias, sin excluir las brutales: corvos, ratas, perros, picanas, etc., etc. Pero,
también los oficios : militares, soplones, médicos, vecinos, psicólogos.
Miles de torturados, física y psicológicamente sobrevivieron, al parecer que millones sobrevivimos.
Aquel daño, inmenso daño no esta registrado en informe alguno y la magnitud de sus efectos es
inconmensurable, quizás innombrable. El texto real es imposible.

Los ejércitos, los aparatos, las instituciones pueden y deben responder. Cada miembro que ocupo
funciones, cargos, responsabilidades tiene algo que contar. Así entonces se hace necesario revelar los
hechos a través de los ejecutores. La ley pide, exige pruebas, los cuerpos del delito. Tenemos una verdad
parcial para los procesos jurídicos; pero no basta. Ni en esta nación ni en otras.
Los muertos nunca han estado tan muertos. Lo que circula sellando la muerte es el discurso que la niega,
que la deja en suspenso, en incertidumbre. Lo que da sepultura y descanso es el testimonio. Testimonio
y Testigo son sujeto y discurso del acontecimiento que no pueden mostrar lo que no se encuentra.
Sabemos, la palabra allí es solo de ausencia. Lo real se archiva sin letra, cuando es continente del horror.
¿Qué queda? Testigos : inocentes, culpables, sobrevivientes; testigos con testículos para atestiguar, para
dar fe de los hechos.

¿Donde están?: Sostener la pregunta

EL "TRASTORNO POR DEFICIT DE ATENCION CON
HIPERACTIVIDAD". UNA APROXIMACION AL FENOMENO
DESDE UN ENFOQUE VINCULAR.
Rodrigo Frias Barias
Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Chile.

1.- EL SDAH. EVOLUCION DE UN CONCEPTO.
Desde que en 1845 Heinrich Hoffman diera nombre por primera vez a un trastorno infantil caracterizado
por la excitabilidad y la excesiva distracción, la" Hiperactividad", se han venido desarrollando un sin
número de estudios en diversas áreas de investigación destinadas a caracterizar o describir el trastorno,
probar instrumentos que ayuden al diagnóstico y/o ensayar diversas técnicas de tratamiento.
Este desorden, conocido en la actualidad con el nombre de "Síndrome de Déficit Atencional", suele
presentar numerosas complicaciones al menor que lo sufre como son los excesivos niveles de actividad,
la impulsividad y las fallas severas en los procesos de atención que lo aquejan fuertemente tanto en el
plano académico como social y familiar (DSM-IV, 1995).
Es importante señalar que el término "Síndrome de déficit atencional" se incorporó en la literatura
clínica sólo en el año 1980 a partir de un consenso mayoritario de las comisiones de trabajo de la
Sociedad Americana de Psiquiatría en el Diagnostic and Statistical of Mental Disorders en su tercera
edición DSM-III y que varias otras denominaciones se usaron con anterioridad como por ejemplo la de
"daño orgánico mínimo", "síndrome de daño cerebral" y "disfunción cerebral mínima" (Clements, 1978).
Estas categorías diagnósticas utilizadas en un principio agrupaban a la vez una serie de otras patologías
como trastornos motores, trastornos sensoriales, problemas emocionales y de aprendizaje (Small, 1973).
Se señalaban como las causas más probables de estas disfunciones algunos factores perinatales como la
anoxia neonatorum producidas por obstrucción mecánica respiratoria, mal uso de sedantes y anestésicos
administrados a la madre y distocias debido a la aplicación deficiente de fórceps, expulsión demasiado
rápida, parto prolongado y cesárea (Small, L. 1973; Biaggi, H. 1988.)
Sín embargo, debido a la gran disparidad de criterios neurológicos y la heterogeneidad de los elementos
que configuraban este cuadro se empezó a utilizar a principios de la década de los 70 el término
"hiperactividad" para referirse a los niños que presentaban dificultades de atención y conducta impulsiva
(Taylor, E. 1996). Se optó, en este sentido, por utilizar un término más bien descriptivo que uno
etiológico (Small, L. 1973). Posteriormente, los autores empezaron a considerar que el nivel excesivo de
actividad no parecía ser lo central en este tipo de trastorno pese al rasgo llamativo de este síntoma, sino,

que la calidad del movimiento más que la cantidad era lo que desadaptaría al menor por lo que las
definiciones empezaron a hacer énfasis en lo atencional por sobre lo conductual (Arón, A. Y col, 1985)
A comienzos de la década de los ochenta la Asociación Americana de Psiquiatría empieza a delinear los
criterios diagnósticos para el Síndrome de Déficit Atencional. La primera denominación aparecida en el
DSM-III consideraba que el déficit básico era de carácter atencional, en el que la hiperactividad, aunque
frecuentemente presente en este cuadro, podía o no estar presente (Biaggi, H. 1998). Se hablaba
entonces del "Trastorno por Déficit de Atención", en su modalidad "con hiperactividad", ya que podía
existir el trastorno por Déficit Atencional "sin hiperactividad" (Martinez, J, 1988) que definía a un grupo
de niños con dificultades atencionales que se mostraba más lento en tareas motoras y en su desempeño
académico en general y que no presentaban como síntomas cardinales la impulsividad y la
hiperactividad.
Posteriormente, la versión revisada del DSM-III publicada en 1987 consideró esta categoría diagnóstica
arbitraria e introdujo algunas modificaciones al diagnóstico del SDA cuyo nombre fué cambiado al de
"Trastorno por Déficit Atencional con Hiperactividad" estableciendo así la presencia en todos estos
niños de comportamientos disatencionales e hiperkinéticos (Biaggi, H. 1998). Esta distinción se
reintroduce en el DSM-IV (1995) la que establece la categoría de Trastorno por déficit de atención con
Hiperactividad en subtipos de presentación mixta, predominantemente inatentiva y predominantemente
hiperactiva. Esta categoría diagnóstica que hace énfasis en los distintos subtipos permitiría según los
especialistas identificar a grupos cada vez más precisos de pacientes a diferencia de los criterios
anteriores que definían grupos más homogéneos. Actualmente las distintas manifestaciones clínicas que
presenta este desorden en los menores se consideran elementos de vital importancia para el tratamiento y
pronóstico del cuadro.
A pesar de que en la actualidad existe mayor acuerdo en la definición del SDA algunos especialistas
consideran que esta aclaración terminológica desde el punto de vista clínico como el de la investigación
no otorgaría mayor utilidad debido a que los criterios diagnósticos propuestos por la Asociación
Americana de psiquiatría en las progresivas ediciones del DSM (Avaria, M., en López, I y col, 1998.);
(Taylor, E. 1996) persisten en ser vagos e imprecisos y difíciles de cuantificar.
Hoy en día, este diagnóstico constituye el principal motivo de consulta en los servicios de salud mental
infantil (Troncoso, L. en López, I, y Col 1998). Según el DSM-IV (1994) entre el 3% y 5% de la
población escolar sufre de este trastorno. Sin embargo, no existen estudios epidemiológicos que puedan
establecer cifras objetivas debido a la dificultad de medir en la población un trastorno que según los
especialistas está definido por la ausencia de patología observable y por características establecidas en
forma subjetiva. En este sentido, los resultados varían significativamente dependiendo de los criterios
diagnósticos y de los instrumentos de medición utilizados para pesquisar el síndrome.

Origen Neurobilógico del SDA

"INFIDELIDAD EN LA PAREJA: NI VICTIMAS, NI CULPABLES.
UNA PERSPECTIVA SISTÉMICA"
("COUPLE INFIDELITY: NO VICTIMS, NO GUILTYS. A SISTEMIC PERSPECTIVE")
Marcela Morales Cabrera, Felipe Gálvez Sánchez.
Universidad de Chile, Chile.

INTRODUCCION
El individuo en su contexto cultural, se ve fuertemente influido por diferentes normas y valores que su
entorno le impone y que en ocasiones reconoce como válidas, así también con aquellas que considera
poco aceptables. En nuestro medio cultural, existen muchos valores aceptados implícitamente, que en
definitiva prescriben una forma de "deber ser". Resulta notable que, para las relaciones de pareja, la
Fidelidad, posee una alta valoración. Otorga una importante cuota de aceptación social, que si bien es
cierto, muchas veces se pasa por alto, su consideración es para la mayoría de las personas innegable.
Uno de los aspectos más importantes que han determinado la elección de este tema, ha sido el considerar
a la Infidelidad como un fenómeno social de marcada frecuencia.
Desde los inicios de la historia del Hombre, se reconoce la necesidad de formar pareja, de vivir con otro,
de compartir a modo de satisfacer necesidades de afecto, de contención, biológicas y de reproducción.
Sin embargo, a pesar de la intención de compartir y de vivir juntos, las parejas muchas veces se ven
enfrentadas a vivir episodios de Infidelidad. Si bien es cierto, esto no es algo por lo que pasan TODAS
las parejas, constituye para muchas una amenaza de las que pocas han podido escapar.
De la lectura de distintos textos se ha podido deducir que los estudios sobre el fenómeno de a Infidelidad
no son suficientes. Dada la importancia que podría constituir este tema, parece relevante estudiarla desde
un punto de vista práctico, no sólo por el "deber ser" social, sino también por el sufrimiento que se
desprende para los protagonistas que han debido vivirla.
Dado lo fundamental que parece ser el fenómeno de la Infidelidad en el análisis de la conducta humana,
especialmente en las interacciones de Pareja, el interés de esta tesis es llevar a la reflexión este tema y
motivar una mayor cantidad de estudios en esta área, tanto en la Psicología en particular, como en el
campo de las Ciencias Humanas en general.

Desde el punto de vista teórico, se busca aportar en el conocimiento de la incidencia de la Infidelidad,
desde la perspectiva Sistémica, considerando la insuficiente información que existe sobre el tema en el
ámbito de las Ciencias Humanas, desde esta perspectiva.
La realización de esta memoria se planteó bajo el afán de lograr alcanzar ciertos objetivos, tanto
generales como específicos. Pero lo esencial es que estos objetivos se enmarcasen dentro de una
pretensión aún más general, que era el motivar una mayor y más profunda reflexión sobre el tema de la
Infidelidad en la Pareja, considerando la frecuencia con que se presenta y sus penosas implicancias. En
cuanto al objetivo general, éste consiste en examinar el tema de la Infidelidad con la posibilidad de
describir como ocurre este fenómeno al interior del Sistema Pareja y cuáles son los cambios que se
producen en él, al irrumpir el fenómeno de la Infidelidad, determinando la existencia de algunos
patrones comunes en este sistema que favorezcan la aparición de dicho fenómeno. A su vez los objetivos
específicos fueron:
(a) Describir lo que sucede al interior del Sistema Pareja antes, durante y después del fenómeno de la
Infidelidad.
(b) Examinar la posibilidad de identificar patrones en el Sistema Pareja que favorezcan la aparición de
algún episodio de Infidelidad.
(c) Proponer ciertas reflexiones, más allá de lo teórico, propias de la vida psicológica de quienes
integran una pareja que vive la experiencia de la Infidelidad.
(d) Establecer ciertas líneas de intervención como guía hacia una perspectiva clínica del fenómeno de
Infidelidad, en lo que respecta a la terapia de pareja.
(e) Obtener información sobre la posibilidad de llevar a cabo una investigación más completa y rigurosa
acerca de la Infidelidad
Constantemente se ha hecho alusión a que una de las características más estables del ser humano es su
tendencia al cambio. Esto, sin ser paradójico, se presenta como una dificultad para el estudio del
comportamiento, pues no permite establecer criterios universales aplicables a todo Sistema. Por esta
razón que para lograr una mayor profundidad en la investigación, se eligió hacer un estudio de tipo
exploratorio, de origen cualitativo, basado en entrevistas en profundidad, con el fin de mostrar relatos y
testimonios que luego permitan enfatizar la reflexión que pueda surgir alrededor de este interesante tema.
Los aspectos que se pretenden analizar son principalmente dos: en primer lugar, señalar cuáles son los
Circuitos de Mantención que se están dando en el Sistema y que están permitiendo que se desarrolle y
mantenga la Infidelidad. En segundo lugar, la posibilidad de poder identificar la influencia de la
Infidelidad en el Sistema Pareja, es decir, distinguir los comportamientos que se desprenden con la
aparición de un tercero que rompe la díada de la pareja.

METODO EMPLEADO
La investigación se planteó como un estudio preliminar, de tipo exploratorio, puesto que el objetivo era
examinar el tema de la Infidelidad, considerando que éste no ha sido suficientemente estudiado.
En el desarrollo de este estudio se consideró como muestra a parejas jóvenes, estables pero no casadas,
entendiendo por estable una relación que incluya los siguientes criterios:
-- Miembros de la pareja mayores de 18 años (entre 18 y 28 años);
-- Nivel socio-económico medio;
-- Que mantengan una relación de pareja superior al año;
-- Que mantengan relaciones sexuales;
-- Que sean reconocidos por las familias de ambos;
-- Que vivan dentro de la misma área geográfica;
-- Que hayan vivido, al menos, un episodio de Infidelidad, definido así por ellos mismos.
Tanto por la teoría que enmarca este estudio, como por el tema que éste trata, se presentaron ciertas
dificultades en la investigación como para lograr seleccionar una muestra representativa, pues las
conclusiones a las que se puedan llegar variarán en gran medida de una pareja a otra, encontrando tantas
conclusiones como parejas existen. Se hace evidente que ésto limita los alcances de los resultados que se
obtienen en este estudio, por lo que no es posible hacer generalizaciones de los resultados a la población
total de parejas jóvenes. Sin embargo, sí se pretende incentivar, a partir de éste, el surgimiento de otros
estudios sobre tan interesante tema.
Con motivo de recoger la mayor cantidad de datos que fueron utilizados en el cumplimiento de los
objetivos de este estudio, se trabajó en base a la revisión bibliográfica de temas relacionados con el
fenómeno de Infidelidad, y a la recolección de datos a través de una entrevista individual semiestructurada, donde se trató el tema en profundidad con miembros de pareja que cumplían con los
criterios asignados ya mencionados.
La metodología que se ocupó fue bastante simple: una entrevista individual, semi estructurada, donde en
la mayoría de las ocasiones, bajo acuerdo previo del tema y de las condiciones de trabajo, se utilizó una
pauta que intentaba abarcar el desarrollo de una relación estable desde sus inicios, el paso por el

episodio de Infidelidad y todo lo que después ocurriera, ya sea el término de la relación o bien los
cambios vitales que se produjeron en el sistema en cuestión.
Es de suma importancia dejar en claro que las entrevistas correspondieron a un estudio general de tipo
exploratorio. No se pretende que los datos sean estadísticamente significativos, ni mucho menos
establecer algún tipo de correlación, relación o tendencia cuantitativa que sea confiable y/o válida; sino
pertinente y creíble. Más aún, se reconoce que mucho de lo que de ésto se pudiera concluir no
corresponde a cómo sucede o debería suceder. Es por ello que se describe como si correspondiera a "la
realidad", asumiendo la inevitable relatividad y un Marco Teórico Constructivista. Sin embargo, no es
una verdad; ni total ni absoluta, ni menos carente de algún error, sino más bien otro intento válido
[Válida, en el sentido Constructivista en que se afirma: "todas las posturas son válidas".] de explicar tan
particular y frecuente fenómeno humano como es la Infidelidad. En una etapa posterior a la recolección,
se analizaron y relacionaron los datos obtenidos a fin de llegar a ciertas conclusiones.

Reflexiones e Implicancias

Representaciones Sociales de la Escuela en Jóvenes Urbano Populares Desescolarizados
Ex-cuela y Juventud Popular: La Escuela desde la Desescolarización
Rodolfo Sapiains Arrué, Pablo Zuleta Pastor.
Universidad de Chile, Chile.

Introducción
A lo largo de la tradición histórica de nuestro país, se le ha otorgado a la educación un papel
fundamental en materias de superación de la pobreza, así es como durante el presente siglo se han
sucedido diversas iniciativas educacionales desde el Estado; "El Estado Docente" de 1925, la bien
conocida consigna de que "Gobernar es Educar" de 1939, la "Planificación Educativa para el Desarrollo"
de 1964, "La Educación Liberadora" de 1967, hasta la actual "Reforma Educativa en Marcha", eje
central del gobierno concertacionista de Eduardo Frei. (Salazar, 1996: 31).
El dicho popular de "mientras más va el cántaro al agua..." no cobra manifestación real en el área de la
educación; la manoseada frasecita "con más educación, los pobres podrán superar su condición de
pobreza", no deja de ser un clisé burlesco para los educandos de los sectores más desfavorecidos de
nuestro país. Basta consignar las actuales cifras de pobreza y desigualdad, según las cuales en nuestro
país existen más de tres millones de pobres y una creciente inequidad en la distribución de los ingresos,
donde el 10% más pobre se lleva el 1,3% del PIB y el 10% más rico el 46,8% (Referencia). Todo lo
anterior no obstante la considerable y exitosa ampliación de la cobertura educacional de nuestro país.
Ante tal situación cabe preguntarse el por qué: ¿es que no es la educación el camino correcto para
intentar modificaciones en la estructura social de nuestro país; o es que todos estos intentos reformistas,
particularmente la reforma en vigencia, llevan en sí la idea del transformismo del que habla Moulian
[Moulian llama transformismo a las operaciones que en el Chile Actual se realizan para asegurar la
reproducción de la infraestructura creada durante la dictadura, despojada de las molestas formas, de las
brutales y de las desnudas superestructuras de entonces... consiste en una alucinante operación de
perpetuación que se realizó a través del cambio del Estado, pero manteniendo inalterado el aspecto
susancial: el modelo económico neoliberal.]; es decir, cambiar para permanecer? Pues una cosa es clara:
"la macro-pobreza permanece, pese a la macro-educación" (Salazar, 1996: 32).
Expuesto este contexto general, nos situamos ahora en la particularidad de nuestra investigación, en la
que intentamos aproximarnos a la compleja relación existente entre educación y pobreza, y más
específicamente entre jóvenes urbano populares y la Escuela, desde la perspectiva de la
desescolarización.

El texto que aquí se presenta, se estructura en cuatro partes; una primera en la que se definen los
conceptos básicos y se reseña brevemente la metodología utilizada; una segunda, en la que se realiza un
análisis en base a los resultados obtenidos, una tercera en que se desarrolla una síntesis y discusión, para
finalizar con una cuarta en la que se exponen algunas reflexiones.

1. Conceptos y Metodología
1.1. Conceptos Básicos
a. Las Representaciones Sociales
Optamos por las Representaciones Sociales, pues pensamos que ellas nos permiten aproximarnos al
conocimiento que del objeto social Escuela tiene el sujeto social Joven Urbano Popular Desescolarizado,
desde su experiencia individual y colectiva.
Se trata de un constructo más amplio que el de actitudes, valores, opiniones, creencias, y que de alguna
manera, los abarca. La representación social resulta ser ante todo un producto sociocultural que a la vez
es pensamiento constituído (entendido como producto que interviene en la vida social como estructura
preformada que sirve como marco de interpretación), y un pensamiento constituyente (interviene en la
construcción de la realidad).
Diremos dos cosas que pueden llegar a parecer obvias, pero que es indispensable explicitar. La primera
es que una representación social estará definida por un contenido (sean imágenes, informaciones,
actitudes u otro) con respecto a un objeto (sean situaciones, acontecimientos, personas, instituciones,
etc.). La segunda es que la representación social siempre es de un sujeto (entiéndase individuo, grupo
social o familiar, equipo, etc.), en relación a otro sujeto. "De esta forma, la representación social es
tributaria de la posición que ocupan los sujetos en la sociedad, la economía, la cultura." (Jodelet,
1986:475).
En definitiva, entenderemos las representaciones sociales como las imágenes y los modelos explicativos
que un determinado grupo social posee de algún fenómeno o contenido de su realidad (Farr, 1984) y que
se constituye como una herramienta conceptual que posibilita establecer un nexo entre el individuo, la
cultura y la historia, es decir, entre la subjetividad y la vida social de los seres humanos (Krause, 1996:
13)
b. La Escuela. El Objeto a Representar.
Entenderemos la Escuela como una institución en la que se depositan la responsabilidad y la confianza
para que las nuevas generaciones de la especie humana adquieran o desarrollen conocimientos y

habilidades necesarios para desenvolverse en la sociedad. La escuela enseña a nuestros niños y jóvenes
todo lo que es importante que sepan y no pueden adquirir en el seno de su familia, agregando como
componente fundamental la evaluación.
Es una institución social especialmente creada como administradora de conocimientos y habilidades, con
un espacio físico concreto, con una distribución del tiempo particular en su interior, y una serie de
normas. Es el lugar de paso obligatorio para constituirse en un adulto responsable y donde, además, se
aprenden las pautas de comportamiento socialmente aceptadas. En tanto institución, nosotros
abordaremos a la Escuela como un componente del todo social que tiene una función de conservación y
reproducción del equilibrio del sistema (Fernández Enguita, 1990).
En relación al proceso de escolarización propio de la institución escolar consideraremos cuatro ideas
fundamentales para comprender y desarrollar el concepto:
· Las escuelas no pueden ser analizadas como instituciones separadas del contexto socio-económico en
el que están situadas.
· Las Escuelas son sitios políticos involucrados en la construcción y control de discurso, significado y
subjetividades.
· Los valores del sentido común y las creencias que guían y estructuran las prácticas en la sala de clases,
no son universales a priori, sino que son construcciones sociales basadas en supuestos normativos y
políticos específicos.
· La socialización dada en la Escuela no es un simple vehículo de transmisión del orden social, sino que
agencia de control social que funciona para ofrecer formas diferenciadas de enseñanza a diferentes
clases sociales (Apple, cit. Soto 1995).
c. Jóvenes Urbano Populares Desescolarizados. El Sujeto de la Representación.
Comprendemos la juventud, en toda su amplitud y diversidad, como aquel segmento de la estructura
social, que, en relación al poder, ocupa un lugar desfavorable, la toma de decisiones respecto al mundo
social no le compete a la juventud.
En este marco distinguimos un primer nivel de exclusión, que podríamos llamar propia de la condición
juvenil respecto del mundo adulto. En el caso de la juventud urbano popular nos encontramos con un
nuevo nivel de exclusión: la pobreza. En esta medida, la exclusión es doble; sé es joven y pobre al
mismo tiempo
Dávila caracteriza a la juventud urbano popular como aquella que
"deambula entre la resolución de necesidades concretas y prácticas, e intenta respuestas en vista de la

configuración de un proyecto de vida que les permita acceder a los bienes y beneficios que la sociedad
ofrece para algunos, en un símil de carrera que se necesita correr y donde muchas veces los resultados ya
se saben, o se tiene perdida antes de correr" (Dávila, 1998:82).
Se trata, por cierto, de jóvenes que habitan en sectores populares urbanos, los que se identifican como
aquellos que viven en situación de pobreza o de privación respecto a los bienes y servicios (Weinstein,
1990).
Elemento central a la hora de definir a esta juventud, lo constituye la posición social de las familias a las
que pertenecen, pues dada la precariedad de la situación económica, muchos de estos jóvenes se ven
obligados a desertar de la escuela para buscar algún empleo y contribuir así a la economía del hogar.
Mas, dada la dificultad de encontrar trabajos estables, estos jóvenes se incorporan masivamente al sector
informal de la economía, o a trabajos temporales y/o subempleados.
Un millón y medio de jóvenes chilenos de quince a veinticuatro años no tiene educación media completa
[Carmen Bravo. La Nación, Lunes 23 de Agosto de 1999,], es decir, alrededor de la mitad de los jóvenes
chilenos que se encuentran en este rango etario.
La relevancia del tema, en consecuencia, es evidente. El sistema educacional chileno ha procurado
otorgar a todos los chilenos la igualdad en las oportunidades de ingreso a la enseñanza básica (aumento
de la cobertura educacional), no obstante, no da garantías de una igualdad de oportunidades de resultado
(calidad de la educación).
1.2. Metodología
Para aproximarnos a las representaciones sociales fue menester utilizar metodologías cualitativas, dentro
de las cuales optamos por la entrevista abierta semiestructurada.
Se trabajó con 13 jóvenes urbano populares desescolarizados, de la Villa Primavera, en el sector El
Castillo de la comuna de La Pintana. Todos jóvenes entre los 15 y los 19 años que en el mejor de los
casos habían aprobado el octavo año básico. La muestra estuvo compuesta por siete hombres y seis
mujeres.

Análisis de los resultados

Cartografía del inconsciente
-La obra de Stanislav GrofAndrè Sassenfeld, Alejandra Varela.
Universidad de Chile, Chile.

Introducción
Antes de revisar las ideas y los conceptos centrales desarrollados por Stanislav Grof a lo largo de las
últimas décadas, me parece necesario detenernos por unos instantes en el marco de referencia que los
contiene, la llamada Psicología Transpersonal, con el fin de deshacernos de todo tipo de prejuicios que
podamos tener con respecto a ella.
La Psicología Transpersonal, que literalmente se refiere a la psicología de lo que se encuentra más allá
de lo personal, nació a fines de los años sesenta a partir de la Psicología Humanista, extendiendo los
objetivos de esta última. Una de las áreas fundamentales de su campo de interés ha sido el estudio
científico de lo que se ha venido en llamar los estados alterados de consciencia, además de sus variadas
implicancias, y debido a ello ha estado ligada desde sus comienzos a la espiritualidad en todas sus
formas de manifestación. Los estados alterados de consciencia en general incluyen los estados a los que
conducen las sustancias psicodélicas, la meditación y el yoga en sus diversas variantes, ejercicios
específicos de respiración y otras técnicas relacionadas, como también las experiencias cumbre
exploradas originalmente por Abraham Maslow (Maslow, 1964).
Grof, uno de los principales y primeros teóricos dentro de esta nueva perspectiva al interior de la
psicología, la ha definido como una "nueva disciplina, que reúne la antigua sabiduría de los grandes
sistemas espirituales del mundo y el pragmatismo de la ciencia occidental"(Grof, 1992), y ha dicho de
las experiencias transpersonales que son "experiencias que implican una expansión o una ampliación de
la consciencia más allá de las fronteras habituales del ego, y más allá de las limitaciones del tiempo y/o
espacio"(Grof, 1979). Frances Vaughan, una de las primeras psicoterapeutas transpersonales, agrega que
esta disciplina "se interesa por la expansión del campo de la investigación psicológica hasta incluir el
estudio de los estados de salud y bienestar psicológicos de nivel óptimo"(Vaughan, 1980).
De lo anterior se desprende que la Psicología Transpersonal considera que la dimensión espiritual de la
vida humana es un elemento indispensable para un funcionamiento psicológico global saludable, y que,
por consiguiente, un psicoterapeuta que no integre esta faceta de la existencia en su trabajo cotidiano,
podría estar limitando seriamente el crecimiento potencial de las personas que acuden a él.
Después de esta breve, pero imprescindible descripción del apasionante campo de la Psicología

Transpersonal, podemos volver al propósito principal del presente trabajo, el adentrarnos en la obra de
Stanislav Grof, comenzando por una breve biografía de su persona.
Stanislav Grof nació en 1931 en Praga, Checoslovaquia. Al completar sus estudios secundarios, el
contacto con las "Lecturas introductorias al Psicoanálisis" de Sigmund Freud lo impulsó a comenzar sus
estudios de medicina, en ese entonces requisito obligatorio para convertirse en psicoanalista. Formado
así como médico-psiquiatra en la tradición psicoanalítica, conoció en 1955 a través del Dr. Georg
Rubicek, en la facultad de medicina de la Universidad Carlos de Praga, la sustancia química LSD-25,
que en ese entonces estaba siendo sometida a experimentación, en el ámbito de la psiquiatría, alrededor
del mundo debido a sus espectaculares efectos psicoactivos. El interés de Grof se despertó
inmediatamente, y en el año 1956 comenzó, en esa misma Universidad, a formar parte de un equipo
interdisciplinario de indagación científica sobre LSD. Poco tiempo después logró establecer su propio
proyecto de investigación.
En el año 1967 es invitado como becario a los Estados Unidos, oportunidad profesional que no puede
rechazar. Se instala en la ciudad de Baltimore y acepta el cargo de jefe de investigaciones en el
Maryland Psychiatric Research Center, en donde prosigue sus investigaciones iniciadas en Praga. De
forma paralela se le ofrece el puesto de profesor ayudante de la cátedra de Psiquiatría en la facultad de
Medicina de la Universidad Johns Hopkins, el cual acepta. Con posterioridad, en 1973, se traslada a Big
Sur, California, donde continúa tanto sus investigaciones como su actividad académica en el Esalen
Institute, centro del movimiento transpersonal en sus primeros pasos. Cinco años después, en 1978, Grof
funda la International Transpersonal Association (ITA) con el objetivo de hacer de la psicología
transpersonal un campo más abarcador de estudios transpersonales de carácter interdisciplinario y de
cooperación internacional. Algunos años más tarde, se cambia al California Institute of Integral Studies
en calidad de docente.
Actualmente, Grof viaja a través del mundo dando conferencias y organizando talleres la mayor parte
del año. Además, se dedica a formar facilitadores de Respiración Holotrópica, técnica creada por él en
conjunto con su esposa Christina Grof, en su propia escuela por medio del curso titulado "Grof
Transpersonal Training".

Las experiencias con LSD
El primer autoexperimento de Grof con el LSD en 1956 bajo la supervisión del Dr. Rubicek marca el
inicio de un estudio sobre esta sustancia y sus efectos en el hombre con relación a la psiquiatría y a la
psicología que se extenderá por aproximadamente dos décadas.
En los años cincuenta, el interés por el LSD residía en la consideración general de que sus efectos en el
ser humano eran comparables a la sintomatología de la esquizofrenia, produciendo una especie de estado
esquizofrénico temporal, y que, por lo tanto, era posible estudiar esta psicosis y sus manifestaciones bajo

condiciones controladas en sujetos experimentales para, por así decirlo, entenderla "desde adentro",
desde la experiencia esquizofrénica misma. Posteriormente se desechó esta idea, ya que se encontraron
diferencias importantes entre las vivencias psicóticas y las psicodélicas, y se aceptó que lo único que
inducía la sustancia era una psicosis tóxica.
Grof, casi desde el comienzo de su contacto con el LSD, se interesa por la exploración de sus
potenciales efectos terapéuticos. Después de los primeros experimentos, conducidos tanto con personas
sanas (enfermeras, psicólogos, psiquiatras) como con un grupo de pacientes psiquiátricos bastante
heterogéneo en cuanto a los diagnósticos, desecha la idea de la psicosis tóxica porque se encuentra con
que no es posible afirmar ninguna manifestación clínica que sea constante y que se repita en la mayoría
de los sujetos experimentales. Al contrario, observa que los síntomas, presumiblemente efecto de la
sustancia, varían enormemente tanto entre los sujetos como entre distintas administraciones del LSD a la
misma persona. Es imposible predecir la intensidad de la reacción a partir de la dosis dada al sujeto, y
hay casos en los cuales el sujeto no reporta cambio alguno en su vivencia subjetiva, además de que no se
halla ningún signo clínicamente significativo. Lo único que Grof puede afirmar hasta este momento es
que lo más común es que los sujetos experimenten un cambio cualitativo de consciencia y que sientan
que la experiencia proporcionada por el psicodélico (psicodélico quiere decir manifestador de la mente)
es de alguna forma comparable a lo que a uno le sucede cuando sueña.
En la medida en la que avanza la investigación de Grof, éste comienza a relacionar la personalidad del
sujeto experimental con el contenido y la forma de su experiencia durante el estado alterado de
consciencia. Especialmente con sus pacientes psiquiátricos advierte muy pronto, y con sorpresa, que las
vivencias del sujeto parecen guardar íntima relación con sus problemas y conflictos psíquicos
particulares, los cuales aparecen de manera más viva y más clara que en las sesiones de terapia
psicoanalítica tradicional, con las cuales Grof trata paralelamente a sus pacientes. Los sujetos
literalmente reviven situaciones traumáticas de su infancia que fueron significativas en el sentido
emocional, muchas veces a través de experiencias simbólicas, y esto sucede con todas las concomitantes
originales del suceso como posturas, movimientos, sonidos e incluso síntomas vegetativos clínicamente
comprobables: "En lugar de inducir estados vinculados con la sustancia específica, [los psicodélicos]
parecen activar matrices o potenciales preexistentes de la mente humana" (Grof, 1985). En sesiones
seguidas con la misma persona, los materiales psíquicos emergentes están relacionados unos con los
otros, lo que parecía indicar un gradual adentrarse en niveles cada vez más profundos de la mente,
descubrimiento que permite el desarrollo de la concepción de una psicoterapia orientada
psicoanalíticamente que utilice el LSD como elemento de apoyo y también como útil herramienta
diagnóstica.
Grof empieza a considerar lo que experimenta el sujeto bajo los efectos del psicodélico como un
acontecimiento con una estructura similar a la de los fenómenos oníricos, y así es capaz de entender la
experiencia en términos psicodinámicos e interpretarla psicológicamente. Los avances terapéuticos de
los pacientes son de considerable significación, incluyendo cambios fundamentales tanto de actitudes y
creencias personales como del estilo de vida bastante amplios y duraderos, y la conclusión es "que el
LSD es un poderoso amplificador o catalizador inespecífico de los procesos bioquímicos y fisiológicos
del cerebro. Aparentemente crea una situación de activación indiferenciada que facilita la emergencia de

material inconsciente proveniente de diferentes niveles de la personalidad" (Grof, 1980) y se constata
que los psicodélicos no "crean las experiencias que inducen, sino que activan el inconsciente profundo y
hacen que su contenido esté disponible para llevar a cabo un proceso consciente" (Grof, 1988).
Numerosas hipótesis y observaciones psicoanalíticas pueden ser ahora detectadas e inclusive
comprobadas en el material psicológico inconsciente proporcionado por los sujetos experimentales: "[...]
las observaciones de la psicoterapia con el LSD podrían considerarse pruebas de laboratorio de las
premisas básicas freudianas. La dinámica psicosexual y los conflictos fundamentales de la psique
humana descritos por Freud se manifiestan con insólita claridad y viveza."(Grof, cit. en Capra 1988).
Mientras la investigación sigue su curso, aparecen cada vez más vivencias que las personas mismas
interpretan espontáneamente como religiosas o místicas o también como el revivir su propio nacimiento,
dimensiones de la existencia humana que no están previstas en la conceptualización del psicoanálisis en
lo tocante al inconsciente, y que en consecuencia no es factible explicar dentro de ese marco de
referencia. Este problema teórico va creciendo cada vez más, ya que tarde o temprano todos los sujetos
trascienden el ámbito biográfico para acceder a estos otros tipos de experiencias. Lentamente y, como
relata, con muchas resistencias Grof empieza a comprender que la teoría freudiana es excesivamente
estrecha para el entendimiento de todos los fenómenos mentales con sus variadas características, y se
percata de lo necesaria que resulta "la plena apreciación del potencial terapéutico de las dimensiones
religiosa y mística de la experiencia con LSD" (Grof, 1979), convencido de las posibilidades curativas y
sanadoras propias de algunos de los estados alterados de consciencia.
Cuando a principios de la década de los setenta en los Estados Unidos son prohibidos por el gobierno los
psicodélicos, incluyendo su utilización con fines médicos, la investigación de Grof con estas sustancias
ha durado alrededor de diecisiete años. En el año 1976, crea junto a su esposa Christina Grof, como ya
he mencionado en la introducción, la técnica llamada inicialmente Respiración Grof, y posteriormente
rebautizada como Respiración Holotrópica (del griego holos, íntegro, completo, total, y trepein, ir hacia
o moverse en dirección de), cuyo objetivo es en esencia el mismo que el de la psicoterapia con LSD:
activar el inconsciente y desbloquear el flujo corporal de energías por medio de catarsis y abreacción. El
método involucra, en términos bastante generales, respiración, música evocativa y expresión corporal,
creando un cambio cualitativo de consciencia, además de un proceso de integración de la vivencia. A
través de este procedimiento y algunas otras técnicas experienciales, Grof ha seguido estudiando los
estados alterados de consciencia por más de veinte años adicionales a sus investigaciones sobre el LSD
iniciadas en los años cincuenta, y ha podido observar como se repiten los mismos fenómenos.

La cartografía del inconsciente

EL ESTATUTO DEL PSICOANALISIS EN LAS CIENCIAS Y UNA POSIBLE LINEA DE
INVESTIGACION CLINICA DE LO SOCIAL.
Daniel Cabrera Moreno
Universidad Santo Tomas, Chile.

"No es la victoria de la ciencia lo que caracteriza nuestro siglo,
sino el triunfo del método científico sobre la ciencia"
(Friedrich Nietzsche).
Cien años de Psicoanálisis no son fáciles de soslayar en un congreso de psicología, pues mucho de lo
que hoy constituye su saber profesional proviene de esta fuente. De hecho, es necesario a veces indagar
en el pasado para dar cuenta de algunas tendencias académicas y clínicas que en el nuevo milenio
continuarán el desarrollo de la psicología como una disciplina interesada en la comprensión del sujeto.
Un siglo de debate no se puede taponear a fuerza de modas, pero tampoco se puede aceptar por el solo
hecho de su antigüedad, de lo contrario se corre el riesgo de caer en la lógica hedonista del consumo o
bien de observarlo como un objeto de museo que sólo sirve para testimoniar un momento de nuestra
historia.
En este caso, intentaremos revisar el lugar que ocupa el psicoanálisis dentro de las otras ramas del
conocimiento en general y de la psicología en particular. Para ello trataremos de esbozar un análisis del
concepto de ciencia, procurando observar algunos de los supuestos que lo constituyen y el cómo este
enfoque dinámico puede situarse dentro de la comunidad científica. Luego sugeriremos la importancia
que puedan tener hoy en día las preguntas que desde aquí se realizan acerca del sujeto y un posible
campo de investigación que pueda desprenderse de su discusión.
Comenzando desde la pregunta básica acerca del conocimiento y del cómo éste se estructura para dar
cuenta de la "verdad" filosófica, surge inmediatamente la dicotomía subjetividad - objetividad. Mientras
uno privilegia la verdad a partir de la confianza puesta en la conciencia de quien conoce, el otro admite y
fusiona realidad y verdad con el dato que nos aporta el objeto como categoría cognoscitiva.
En el caso que nos compete, es decir, tratar de precisar el lugar del psicoanálisis en la ciencia, nos
interesa poder ahondar un poco más en el problema del objetivismo. Bien es sabido que a la base del
modelo científico, la búsqueda de una verdad objetiva fue por mucho tiempo el pivote que permitió
articular una metodología racional apta para dar cuenta descriptivamente de los fenómenos que el ser
humano era capaz de observar. Los avances de la técnica son la herencia de ese sistema de pensamiento

y la psicología no ha estado exenta de dicha influencia. A partir de ella se generaron movimientos
radicales como el conductismo y la fenomenología entre otros. Pues bien, tras esta búsqueda de la
verdad es el objeto el factor a privilegiar, sus características esenciales son los elementos que se intentan
precisar y a partir de ahí generalizar y abstraer principios básicos que operan como leyes. La
cuantificación de la información es la herramienta privilegiada para lograr dichos resultados y por lo
mismo, el objeto de estudio es depurado o aislado de todo compromiso personal que pueda afectar la
veracidad de los resultados.
Desde otra perspectiva, esta forma de conocimiento supone un relegamiento de las atribuciones del
sujeto y la capacidad de éste para influir en los resultados. El sujeto es ubicado en un plano secundario y
hasta terciario dentro de las prioridades de investigación. Creemos que la especificidad de esta corriente
de pensamiento es justamente no preguntarse ni responder por la categoría de sujeto. El interés se centra
aquí en describir los hechos a partir de las más mínimas interferencias del sujeto y de lo social. Lo
histórico en este caso no cumple un rol predominante. Ejemplo de ello son las palabras de Popper
(1979), quien llega a postular que lo histórico (como miseria) es un elemento que interfiere en el
desarrollo científico. Esta es una de las últimas consecuencias de los postulados que se iniciaron con
Descartes -del cual nos referiremos más adelante- y que más tarde se reconocieron bajo el nombre de
"Positivismo". Ellos se caracterizaron por trabajar con la premisa de que el sujeto es un sujeto lúcido y
consciente de sí y por lo mismo, capaz de limitar su interferencia en lo que investiga. Efecto de lo
anterior, es que el conocimiento así como escinde a la epistemología en objetivismo y subjetivismo,
también genera un ser humano caracterizado por la dualidad mente - cuerpo. Con esto se dieron las
condiciones para generar una ciencia de la mente, cuyo motivo principal fue el estudio del yo (psicología
como ciencia). Este yo se caracterizaba por ser compacto y exento de contradicciones, era la fiel
representación de lo anímico. Por su parte, Freud no ajeno a esta situación, ya nos indicó los peligros de
trabajar desde esta perspectiva, pues en su opinión, se corre el riesgo de confundir o igualar algunos
planos.
"Tal igualación es, o bien una petitio principii [petición de principios] que no deja lugar a inquirir si es
verdad que todo lo psíquico tiene que ser consciente, o bien un asunto de convención, de nomenclatura.
En este último carácter, como convención, es desde luego irrefutable. Sólo queda preguntarse si es a tal
punto que sería forzoso adherirse a ella. Hay derecho a responder que la igualación convencional de lo
psíquico con lo consciente es enteramente inadecuada. Desgarra las continuidades psíquicas, nos
precipita en las insolubles dificultades del paralelismo psicofísico, está expuesta al reproche de que
sobrestima sin fundamentación visible el papel de la conciencia y nos compele a abandonar antes de
tiempo el ámbito de la indagación psicológica..." [Freud, 1915, {Los corchetes son nuestros}].
Así, justamente lo que plantea el psicoanálisis es que el yo, aquel sujeto implícito de la ciencia, no es
solamente conciencia, sino que se caracteriza por contener elementos que pertenecen a un orden
diferente. Este yo, además se concibe desde la tópica como un efecto tardío de las formaciones
psíquicas, que no puede dar cuenta de una objetividad a priori, ni tampoco utilizar criterios objetivos
para desplegar su discurso. Freud, en su artículo "La Negación" (1925) se refiere a este dilema y dice
que "todas nuestras representaciones provienen de percepciones, son repeticiones de estas... La división
objetividad - subjetividad no se da desde el comienzo. Sólo se establece porque el pensar [es decir lo

consciente] posee la capacidad de volver a hacer presente, reproduciendo en la representación, algo que
alguna vez fue percibido, para lo cual no hace falta que el objeto siga estando ahí afuera". [Freud, 1925.
{Los corchetes son nuestros}]. Lo objetivo sería el reencuentro de un objeto que alguna vez se percibió
y que para ser registrado seguramente tuvo un carácter significativo, que entendemos como placentero.
Por lo anterior, es que nuestra primera tesis afirma que el psicoanálisis no constituye un dominio donde
la objetividad es el elemento fundador de su cuerpo teórico, ya que la pregunta que desde ahí surge no es
por el objeto, sino todo lo contrario, por el sujeto.
Con lo dicho, no queremos negar la posibilidad de pensar al psicoanálisis como un modelo científico. De
hecho, nuestra pregunta inicial es por el estatuto de éste en la ciencia y creemos que es importante
especificar el porqué esta paradoja aparente no es tal si se mira con más detenimiento.
Al hablar de ciencia, opera una confusión que se ha manifestado a través de variadas formas. En nuestro
caso, las metodologías de investigación se han encargado de articular dicha confusión. Ya habíamos
mencionado que el psicoanálisis en un sentido común no constituye ciencia, pues argumentábamos que
la pregunta aquí en cuestión era justamente acerca de ese sujeto que las ramas del objetivismo tratan de
marginar a fin de rescatar lo esencial del objeto observado. Pues bien, si para ser ciencia ese es el
camino que debe tomar una disciplina, el psicoanálisis debería constituirse como un cuerpo no
científico. No obstante, creemos que aquí se juega por desplazamiento un estado actual de elección
forzada entre dos alternativas (constituir o no constituir una comunidad científica).
Si admitimos que los supuestos más trascendentales de la ciencia son la creencia en la objetividad y la fe
en la razón, tal como Descartes lo plantea, entonces estamos en condiciones de poder generar una
respuesta a esta pregunta por el estatuto científico del psicoanálisis, no sin antes realizar un periplo por
la historia de la ciencia.
Descartes es considerado el gran iniciador de una corriente de pensamiento que se caracterizó por la
búsqueda de una metodología capaz de dar cuenta de una ciencia universal abocada a la investigación de
los fenómenos de la naturaleza, (donde se incluye al hombre como objeto de estudio) a partir de la duda
y su puesta en acto por medio de formulaciones matemáticas. La perspectiva cartesiana sintetizada a
través de su "cogito ergo sum", será considerada en adelante como la piedra fundante de la corriente que
se denomina positivismo. A decir verdad, Descartes inaugura con su pensamiento ese recorrido
incesante hacia un destino humano cada vez más complejo y tecnologizado al que hacíamos mención.
Los avances del ser humano difícilmente resultan pensables a partir de la ausencia de una forma similar
de concebir a la realidad. Los avances del positivismo, mediante la técnica, han permitido hacer realidad
muchos de los sueños que a través de generaciones el hombre había anhelado cumplir. De ahí, una
prueba para pensar la enorme importancia y el enorme poder que constituyó una disciplina de
pensamiento como ésta.
La contrastabilidad empírica es uno de los requisitos que el modelo sustenta para construir su saber; fue
el gran objetivo de estos modelos. Desde las ciencias exactas, hasta aquellas que no lo son tanto

(Psicología, Sociología, Antroplogía, por nombrar algunas), la comprobación a través de formulaciones
matemáticas que hablaran de resultados irrefutables constituyó una vía de avances para cada
especialidad.
Esto nos hace pensar que el Imperio del Positivismo a la luz de haber sido un gran avance, como todo
fenómeno social, atrajo consigo una serie de consecuencias que no necesariamente pudieran haber
estado entre las esperadas. A nuestro juicio, una de las más impactantes es que se terminó por igualar a
las ciencias con el positivismo, por lo que los valores de éste pasaron a constituir los de aquéllas. Así,
otras disciplinas que compartieran valores disímiles no fueron reconocidas en su saber, siendo
marginadas y privadas de expresión por constituir un conocimiento "poco riguroso" y por consiguiente
de poca ayuda para la expansión de las posibilidades de la razón.
Hoy día resultan familiares las discusiones en las aulas de clases acerca de la ubicación que tiene la
psicología dentro de las ramas de la ciencia, lo cual también constituye un tema dentro de las
conversaciones de orientación psicoanalítica. Es fácil percatarse que generalmente, el modelo de ciencia
sobre la cual se sostienen estos debates es equiparable a la del positivismo, permitiéndonos establecer
que éste es el lugar donde opera la confusión y que resulta de una generalización implícita que unifica
los planos de la ciencia y el positivismo. Si hacemos la distinción entre ciencia y positivismo
observamos que bajo el concepto ciencia puede ubicarse un sin número de otras disciplinas cuyos
métodos difieren en alguna medida del positivismo. Así, por ejemplo, las metodologías cualitativas de
investigación vienen a albergar a una gran cantidad de disciplinas que necesitan de otras formas para
captar toda la naturaleza de los fenómenos en estudio y ubican al sujeto en una posición fundamental
para acceder al conocimiento.
Bajo estas circunstancias entonces precisemos nuestra afirmación acerca del estatuto del psicoanálisis.
Dijimos que este no constituía una ciencia, porque sus preguntas no apuntaban al objeto positivista de
estudio, resultando no ser ésta la vía regia para explicar su investigación. De ahí entonces nuestra
segunda tesis; El psicoanálisis es ciencia pero no es una ciencia positiva, puesto que los criterios que
rigen a ésta no son compartidos por aquel enfoque.
Desde otra perspectiva, podemos avanzar hacia una tercera y última tesis si admitimos que ligada a los
avatares de la ciencia, también comienza a jugarse otro efecto que corre paralelo. Si la ciencia podía
llegar a responder gran cantidad de preguntas como pareció hacerlo en la época moderna, promoviendo
un incesante avance del saber, entonces por aquellos años, era la hora de pensar un nuevo hombre,
mucho más centrado en sus propias capacidades y menos dependiente de las fuerzas del destino, la
naturaleza y la religión. El modernismo hace su aparición para marcar una distinción con el pasado y el
clasicismo. Las posteriores revoluciones industriales y los inventos cada vez más fantásticos terminaron
por plasmar una conciencia que valoraba la innovación, el acelerado crecimiento de la tecnología y por
ende las potencialidades del hombre. Surgen entonces nuevas formas de arte, otro tipo de cuestiones
filosóficas que hacían presentir este cambio desde un ser dominado a otro más dominante.
Max Weber llegó a plantear que lo caracterizaba al modernismo era la separación de la razón sustantiva

(religión y metafísica) en tres ámbitos de expresión autónomos. Estos son la ciencia, la moralidad y el
arte, las cuales llegan a diferenciarse como un efecto de esta separación (Weber en Habermas, 1988).
Los valores de cada una terminarán por constituir cuerpos cada vez más diferenciados; la ciencia
buscaba la verdad, la moralidad la rectitud normativa y el arte la autenticidad y la belleza. El paso a la
institucionalización de cada una de ellas era claro, el advenimiento de una nueva distinción social
también. Ahora comenzaban a aparecer personajes que investían dichas instituciones, nacían los
científicos, los moralistas y los artistas, que constituían una nueva clase, mucho más especializada en su
saber y frente a la cual tenían la condición de autoridad. En la ciencia asoma un racionalismo
instrumental, la moralidad se juega su aplicación práctica y en el arte la expresividad sólo el entendido
podía leerla.
De ahí en más, aquel divisionismo resultó ser una bifurcación que pareció dejar a cada ámbito relegado a
su propio continente. No había mucho que intercambiar, pues hasta el idioma era disímil en los tres
casos. En su extremo, este divisionismo del saber lo observamos al interior de cada una de ellas. Un
ejemplo es el que aconteció con las diferentes comunidades, las que al profundizar en determinados
fenómenos generaron una suerte de división que parceló cada disciplina según su objeto de estudio. Por
ello, la física, la química y la biología en sus aplicaciones (mecánica, medicina, etc.), nada tuvieron que
aportarse entre sí durante mucho tiempo.
La Ilustración, que fue el movimiento impulsor de este afán modernista "tenía la extravagante
expectativa de que las artes y las ciencias no solamente promoverían el control de las fuerzas naturales,
sino también la comprensión del mundo y del yo, el progreso moral, la justicia de las instituciones e
incluso la felicidad de los seres humanos" (Habermas, 1988).
Empero, el siglo XX se ha encargado de tirar al suelo estos ideales ilustrados y ha demostrado que la
separación de los ámbitos de la ciencia, la moralidad y el arte ha redundado en una autonomía y el
divorcio con la hermenéutica de la conversación cotidiana.
Cada ámbito ya no es de la comunidad toda sino la de algunos, los problemas cotidianos no están
expresados necesariamente en el arte, problematizados en la moralidad ni mucho menos resueltos en la
ciencia. Por ello, es que el estatuto de cada uno se cuestiona fuertemente. No tanto por su afán elitista,
sino más bien por el extravío en el que se hallan inmersos.
A medida que finaliza el siglo, comienzan a surgir nociones alternativas y opuestas al modernismo
impulsado por la Ilustración, que intentan reconceptualizar cada uno de los ámbitos. Llegamos a la
noción de "posmodernismo" que trata de integrar cada cuerpo en una visión holística sin resultar un
retroceso hacia modelos como los de la razón sustantiva. En palabras simples, el intento aquí es el de
generar vasos comunicantes entre las expresiones científicas, artísticas y morales. Algunos, ya parecen
haberlo demostrado; No resulta fácil clasificar bajo una distinción moderna al trabajo de un Foucault o
de un Maturana, puesto que el primero toma la vía de un culturalismo que linda con la filosofía y el otro
plantea una biología de ribetes ontológicos.

El psicoanálisis por su parte, fija su nacimiento en la época moderna, aun cuando resulta constantemente
crítico de la misma, lo cual nos hace pensar que no corresponde a un pensamiento modernista
propiamente tal. Más aún, si consideramos que el modernismo remite a lo nuevo, el psicoanálisis nunca
centró su interés en la innovación y tampoco se aisló de los otros ámbitos del saber, puesto que siempre
consideró bienvenidos los aportes de la filosofía, el arte y las ciencias.
En virtud de lo anterior, resulta seductor ubicar al psicoanálisis actual dentro de las líneas más
posmodernistas de investigación. La discusión psicoanalítica más contemporánea remite a la lingüística
(Seaussure, Jakobson), a la filosofía (Hegel, Heiddeger, Kant), a la lógica (Aristóteles, Frege, Russel), a
la antropología (Levi Strauss), etc. lo que nos hace ver en ella un esfuerzo por generar aquellos vasos
comunicantes que referíamos entre los tres ámbitos que la Ilustración potenció. Más aún - y esto es muy
poco posmoderno -, sería esperable que con el tiempo, el cuerpo teórico general del psicoanálisis sea
releído a partir de las nuevas corrientes de pensamiento que vendrán y de las nuevas manifestaciones en
que el hombre manifieste su malestar.
Seguidamente, sólo si entendemos que lo posmoderno toma esta vía de expresión integradora como una
manifestación de la misma, podemos hablar de un psicoanálisis en la era posmoderna. Lo cual no quiere
decir que como teoría se ubique más allá del modernismo, que lo haya superado para llegar a esta nueva
fase. Al igual que frente al modernismo, lo que constituye al psicoanálisis es justamente esa capacidad
para ubicarse al margen de la manifestación cultural y aprehenderla desde ahí, desde donde surge la
pregunta por el sentido y el deseo humano puesto en juego cada vez que se manifiesta la contradicción
hombre-sociedad. Por lo mismo, es que nos atrevemos a aseverar como tercera tesis que la teoría
freudiana es un enfoque marginal que se liga a la cultura a través de la producción del malestar.
Antes de finalizar sólo nos resta indicar, siguiendo las observaciones de Lebrun (1996), una posible área
de investigación que desde el psicoanálisis pudiera ser problematizada.
La tecnología como un efecto del discurso científico nos ha permitido creer que todo lo que antes
constituían sueños propios de la ciencia ficción (llegar a la luna, tener máquinas inteligentes, concebir
seres humanos artificialmente, etc.) son hechos perfectamente reales. La noción de imposibilidad ahora
parece estar fuertemente asediada por la omnipresencia del discurso científico y con ello el deseo
humano, que antaño se eternizaba como un imposible hoy se vislumbra imaginariamente como un lugar
que pierde su sentido y que además está matizado con una "pérdida de la relación espontánea al mundo".
Esto implica por cierto un extravío "del sentido de límite y de lo que denominamos sentido común" del
ser humano (Lebrun 1996). No obstante, lo anterior pudiera ser perfectamente admisible sino fuera
porque la ciencia en su afán objetivista excluye al sujeto científico y sólo deja en pie sus enunciados
(tecnología), que a la postre son propiedad de la comunidad toda y por lo mismo de nadie, constituyendo
de este modo un lugar de amo anónimo que es capaz de ir progresando sin mando y por lo mismo
generando efectos imprevistos.
El sujeto por su parte, que no es ajeno a la búsqueda intensa de la satisfacción de su deseo, ya no está
regido por la prohibición (paterna si se quiere), sino que se mueve y se prohibe sólo en la medida de sus

posibilidades. El lugar del engendramiento simbólico antes encarnado en la figura paterna del mito
edípico, que lo arraiga en lo social, ahora no es más que un simbólico virtual que pareciera implicar un
orden de dos lugares (madre e hijo) caracterizable como binario y no ternario como lo es propiamente.
Así, lo que hoy define al sujeto no es necesariamente su capacidad de regirse por lo simbólico cultural
sino por lo simbólico virtual, generando con esto un estrechamiento del campo donde el malestar
psíquico pudiera manifestarse y con ello la aparición de nuevas patologías psicológicas que
necesariamente parecen caer fuera de las categorías diagnósticas clásicas de psicosis, neurosis o
perversión.
Asimismo, puesto que el espacio psicológico pierde el protagonismo para tramitar el conflicto y éste
parece ligarse más al acto o a su ausencia, la noción de deseo con su correspondiente sentimiento de
falta torna borrosa aquella angustia de castración descrita por Freud y genera un espacio propicio para la
impulsión propia de un sistema consumista que lleva al hombre de hoy por los desfiladeros de un
sistema de características totalitarias y que a su vez reivindica una omnipotencia imaginaria
caracterizable como pre-edípica. Esto es para nosotros la absorción del individuo más que la inserción
en lo social y por ende un problema que depara al psicoanálisis, puesto que constituye una nueva
modalidad de malestar cultural.
Ante este panorama, aún incierto, podemos cerrar estas reflexiones diciendo que las posibles líneas de
investigación pudieran orientarse a problematizar esta omnipotencia imaginaria del sujeto a fin de
recuperar el sentido que tiene lo social como un lugar donde se juega el anudamiento del deseo a la ley y
con ello la posibilidad civilizadora que engendra la palabra.

Bibliografía

Visión de la Organización e Insatrumentos para Desarrollarla en la Empresa
Pamela Cohen, Marina Varas S.
Universidad Ciencias de la Informática, Chile.

Introducción
El presente trabajo se enmarca dentro de lo que se ha llamado el Desarrollo Organizacional (DO) que
consiste en una estrategia para intervenir en la empresa utilizando diferentes herramientas conductuales,
psicoanalíticas, gestálticas u otras para resolver problemas de relaciones humanas que a la larga inciden
en la producción.
Dos grandes causas han hecho necesario el DO. Por una parte, muchos programas fracasaban al
aplicarse en el trabajo porque no ofrecían un ambiente adecuado para las relaciones humanas. Y por otro
lado ha sido el ritmo tan rápido del cambio que ha exigido que las organizaciones se adapten cada vez
más y que sean más flexibles para sobrevivir y prosperar. Por esto el DO intenta desarrollar la
organización para que esta pueda responder al cambio de manera más uniforme y eficiente. En resumen,
su objetivo es mejorar la comunicación mediante dinámicas de grupos y cambiar las partes de la
organización para hacerla más humana y más eficiente.
Los contenidos con que se trabaja en el DO son ilimitados: son temas universales que a todos nos tocan
por igual tales como competencia, desconfianza, rivalidad etc, temas conflictivos que irán oponiendo
barreras en la organización si no se advierten con tiempo y si no se abordan en los momentos oportunos.
En esta ocasión nos limitaremos a la visión de la organización y abordaremos este tema desde un punto
de vista gestáltico. La Psicoterapia Gestalt nos parece indicada para trabajar dentro de las empresas pues
al entender éstas organizaciones como un todo, como un organismo, podemos aplicar los principios de la
Gestalt (su mirada holísta, fenomenológica, no causal y los conceptos de autorregulación organísmicos).
Por último, para desarrollar la visión de empresa se realizarán algunos ejercicios prácticos.
La visión de la organización
¿Qué se entiende por visión de la Organización?
Creemos que la visión es el "sentido" de la organización el cual estaría íntimamente ligado a lo
emocional, a aquello que moviliza en forma positiva los afectos de las personas en pro de un futuro.

Una gran visión nunca debe expresarse en cifras u objetivos sino en imágenes.
¿Cómo han llegado a ser lo que son hoy en día empresas como la Microsoft, Disney, Sony, etc, por
nombrar algunas empresas de excelencia? Creemos que las respuestas se resumen en que han sido el
resultado de un sueño de alguien que imaginó hacer posible lo imposible.
Han existido seres que han creado filosofías que han trascendido su tiempo, han luchado
incansablemente por concretar su sueño, hasta hacerlo realidad. Ahí está el origen, realizando acciones
concretas, hasta convertirlas en hábitos y costumbres. Como decía Aristóteles: " La excelencia, más que
un acto aislado, es un hábito", un estilo de vida, es una forma de ser; y los líderes de excelencia son los
que marcan la diferencia, porque poseen una filosofía que los lleva a permanecer más allá de su tiempo,
y su obra continúa después que ellos han muerto.
Parece ser que uno de los requisitos para lograr una visión de conjunto es creer en los otros, "confiar" y
solo se sigue con fe a quien es congruente con su decir, pensar y hacer. Es cierto que las palabras
mueven, pero el testimonio de alguien y su ejemplo, arrastran. Los grandes líderes de la historia han sido
congruentes, su gran aliado ha sido su ejemplo, a este tipo de líderes la gente está dispuesta a seguir.
Gandhi cuando le pidió a sus seguidores quemar las prendas de confección inglesa, primero se
comprometió él mismo hilando su propia tela y mostrando el camino a seguir, su liderazgo
transformador significó compromiso y congruencia.
Otro requisito es atreverse adoptar riesgos sabiendo que esto conlleva tanto posibilidades de éxito como
de fracaso y que para ello es necesario enfrentar ambas posibilidades con una filosofía positiva. El
desafío hace al líder y no cabe desafío sin riesgo de fracaso, lo más importante es intentarlo tantas veces
como sea necesario, hasta lograr el éxito deseado. El mundo avanza gracias a los optimistas, la lucha de
Gandhi duró 40 años de fracasos, de constancia y de tenacidad, hasta que la libertad e independencia
fueron conquistadas en la India.
Un buen líder opera con los recursos emocionales y espirituales de la organización, con valores,
compromisos y aspiraciones. Hace sentir a su gente el orgullo y la satisfacción de su trabajo, inspira a
sus seguidores a altos niveles de realización, mostrándoles como contribuye su trabajo a la realización
de metas nobles y alcanzables. Un buen líder logra el desarrollo permanente de la potencialidad humana.
Hoy día las empresas están sobreadministradas y subdirigidas, con lo cual la gente se siente
desvitalizada y desvalorizadas. Existen grandes diferencias entre ser jefe y ser líder. El jefe empuja al
grupo y líder va al frente, comprometiéndose con sus acciones. El jefe por lo general existe por la
autoridad; en cambio el líder por la buena voluntad y el ejemplo, el jefe inspira miedo, el líder inspira
confianza, inyecta entusiasmo, envuelve a los demás con su simpatía espontánea, le da poder a su gente,
fortalece al grupo. El Jefe sabe como se hacen las cosas; el líder enseña como deben hacerse, capacita
permanentemente para que su gente pueda hacer las cosas con autonomía y eficiencia. En resumen un
líder satisface necesidades, resuelve problemas o conflictos y Transforma, da un significado existencial.
El líder nos ayuda a visualizar los objetivos, a compartirlos y así podemos pasar por obstáculos difíciles

con una visión positiva de futuro.
¿ Cuales son los ingredientes claves para una visión de futuro?
· Una visión debe ser formulada por líderes hacia el resto de la organización.
· La visión de futuro formulada debe ser compartida (esto da un sentido de dirección), actuar en forma
conjunta con el apoyo y la confianza de todo el equipo.
· Para que una visión sea exitosa debe ser amplia y detallada (con precisión).
· La visión de futuro debe ser positiva y alentadora. Debe tener alcance y debe justificar el esfuerzo.
Ahora, nos gustaría ilustrar a través de una comparación entre el sistema imperante hoy en día en torno
al desarrollo de la empresa, y un enfoque de liderazgo basado en los principios anteriormente expuestos.
Para ello tomaremos como ejemplo algunas opiniones que a nuestro juicio son representativas de ambos
sistemas. La idea es como a través de un líder se manifiesta la transformación para el cambio de lo que
hemos llamado management del estrés a un sistema de management de la confianza.
En el primero observamos que las cabezas de la empresa están encomendadas a obtener resultados
basados en la opresión de los ejecutivos y empleados, para lo cual ejercen los atributos que el sistema les
otorga, como son horarios prolongados de trabajo, alta competitividad personal, ambiente lleno de
asperezas y luchas internas, llevando hasta el extremo las capacidades individuales de cada integrante de
la empresa, privilegiando un sistema individualista por sobre uno de equipo. " Una compañía no puede
tener éxito si explota a sus empleados. El desarrollo de ella pasa por el de estos; debe crearse una
entidad viva, por y para los hombres"( Bertrand Martin, el Mercurio 31 de Marzo de 1998).
Siguiendo las ideas de Martin y Vincent Lenhart el desarrollo de una empresa pasa por hacer converger
lo económico con lo humano y para lograrlo debe darse el primer paso necesario que es "escuchar en vez
de hablar" lo que dará lugar a la confianza. Apoyado en ésta el líder podrá desarrollar un trabajo en
equipo, borrar asperezas y la competitividad interna. Por otro lado esta confianza es la base que necesita
la empresa para ponerse nuevos desafíos y asumir los riesgos que estos conllevan en la sociedad
moderna. "dar confianza es tomar riesgos" ( Bertrand Martin, el Mercurio 31 de Marzo de 1998). "Es
necesario construir una cultura de la confianza, lo que es un proceso a largo plazo en que se avanza
peldaño a peldaño."
Ejemplo ilustrador: John Sculley, "De Pepsi a Apple" 1988.
En la construcción de esta confianza inquebrantable y en la búsqueda de un equipo de excelencia entre
los miembros de una empresa, nos encontramos con el ejemplo de David Hancock, director general de
Apple en Gran Bretaña, que estableció un desafío inolvidable con un nuevo equipo directivo. Así expuso
a estos a una situación de extremo peligro en que sólo se tenían unos a otros, permitiéndoles mostrarse

tal como son, con todos su temores, dudas, miedos, angustias y por sobre todo sabiendo que son un
equipo y que la vida de cada uno depende del otro. Confiando ciegamente en su guía, entregándose por
completo en la oscuridad, confiando en sí mismo y en sus compañeros.
Así fue como:
Un grupo de catorce persona (directivos acompañados de sus esposas para que el compromiso con la
empresa fuera total) - entre quienes solo había un atleta y otro de los cuales padecía asma- subieron
hasta la cumbre del Kilimanjaro, de casi 6.000 mts de altura, cumbre más alta de las montañas de Africa,
en una expedición de seis días que tuvo que enfrentarse a duras condiciones climáticas. En esta
expedición algunos se desgarraron literalmente en su camino hasta la cumbre; otros solo conseguían
avanzar tres metros en cada intento antes de caer rendidos en su esfuerzo por alcanzar la cumbre.
Lo importante es como dijo John Sculley, uno de los miembros: " si somos capaces de ascender a la
montaña más alta de Africa tendremos la confianza suficiente para superar cualquier montaña que se nos
presente en los negocios". [Ver anexo a este trabajo se encuentra el apéndice 1 con la historia relatada
por John Sculley].
Ahora bien para poder desarrollar la visión de empresa considerando que probablemente no se disponga
de los recursos necesarios, como para poder llevar a los directivos a vivir una experiencia extrema que te
conecte realmente con lo más profundo y verdadero de cada ser humano, sugerimos que se desarrolle
ésta con técnicas terapéuticas y vivenciales que le permitan a los sujetos conocerse más a si mismo y
conocer más a sus compañeros.
Técnicas para desarrollar la confianza, la solidaridad, la toma de decisiones compartida, y por sobre todo
hacer de cada uno de los miembros de la empresa seres "más personas", con las penas, con las alegrías y
con todo aquello que nos hace ser humanos.
Visión de la Organización e Insatrumentos para Desarrollarla en la Empresa.

Breve introducción a la Gestalt

FACTORES DE RIESGO ASOCIADOS AL CONSUMO Y ABUSO DE DROGAS EN
ESCOLARES DE CONCEPCIÓN
Cristian Jara
Universidad de Concepción, Chile

ANTECEDENTES
Dentro de los factores que afectan la salud de la población, el tema del consumo indebido de drogas se
ha descrito desde muy temprano en el desarrollo de nuestro país (Encina - Castedo, 1954), siendo un
problema que muestra una clara tendencia de ir en aumento y que preocupa desde hace años a
autoridades, tanto de salud como de gobierno, por las consecuencias derivadas del daño a la salud de la
población (Costa - Casaneto, 1991). Sin embargo los intentos por controlar o disminuir el consumo no
han tenido el efecto deseado y aparentemente estas conductas han aumentado, agregando a la ingesta de
alcohol, la de otras substancias como la marihuana, cocaína, pasta base y neoprén (Minoletti, 1992).
Actualmente, en nuestro país, se cuenta con datos de prevalencia en población general a partir del
estudio realizado por el Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes (CONACE). En el cual se
aplicó una encuesta a nivel nacional para detectar la prevalencia del consumo de marihuana, pasta base y
cocaína. Dicha investigación se orientó a población entre 12 y 64 años, de ciudades con más de 50.000
habitantes. Los resultados indican que un 13,4% de las personas han consumido una o más de dichas
substancias alguna vez en su vida; un 4,5% han consumido durante el lapso de 12 meses antes de la
aplicación de la encuesta y un 2,0 % han presentado consumo en el mes anterior. Algunos resultados
informados por Conace, muestran que el 23,7% de la muestra en el rango etario de 12 a 18 años de edad
tiene un resultado positivo al test E.B.B.A. (Escala Breve para el Beber Anormal). Respecto a la
Marihuana, se observa que el 12,8% ha consumido alguna vez en la vida, el 4,0% en el último año y el
1,8% en el último mes (CONACE, 1996).
Por otra parte, para orientar acciones de prevención, tratamiento y rehabilitación es importante, además
de contar con datos de prevalencia, conocer antecedentes sobre factores protectores y de riesgo de
conductas de consumo, los que dependen mucho de las realidades culturales locales. A este respecto,
también se han realizado investigaciones, donde se concluye la importancia de antecedentes tales como
el tipo de relación de la familia de orígen, presencia de conductas agresivas y dificultades escolares
(Caris, 1995).
En este sentido, también se cuenta con un estudio nacional, realizado por los Ministerios de Educación y
de Salud, junto con CONACE, la Fundación Paz Ciudadana y UNICEF, en el cual se hizo una
investigación sobre el consumo de drogas en la población escolar de Chile, desde octavo básico hasta

cuarto año medio de ambos sexos, en zonas urbanas, de Establecimientos Municipales, Particulares
Subvencionados y Particulares pagados en las trece Regiones del país. Los resultados obtenidos para la
octava Región indican que entre los adolescentes de esta Región, las substancias que presentan las más
altas prevalencias de vida en el grupo masculino son el alcohol, con un 71,1% y el tabaco con un
58,9% . En cuanto a las drogas ilícitas, los primeros lugares de consumo lo ocupan la marihuana con un
9,6%, la pasta base con un 2,2%, los solventes volátiles con un 2,8% y los estimulantes con 2,9%. Se
describe como factores de riesgo más relacionados con el consumo de drogas la conducta agresiva, pares
con problemas, problemas escolares y como factor protector una buena comunicación familiar.
(MINEDUC, 1997)
El objetivo de esta publicación es describir distribuciones de frecuencia del hábito de consumo de drogas
y estudiar la asociación con factores de riesgo del ambiente familiar, en alumnos varones, de edad entre
los 11 y 20 años, estudiantes de enseñanza básica y media de un Liceo Municipal de la comuna de
Concepción, con la finalidad de conocer la situación local y orientar esfuerzos destinados a disminuir el
consumo indebido de drogas.

METODOLOGÍA

INSTRUMENTO
Se utilizó una encuesta, elaborada y validada por Suárez y Salas (1994), para medir factores asociados a
conductas de consumo de substancias psicoactivas. Evalúa cinco áreas, dos de las cuales son variables
dependientes (consumo y abuso de drogas) y tres son variables independientes (composición del núcleo
familiar, reconocimiento de problemas en el hogar y la calidad de relación entre padres e hijos). Para
estudiar la validez de contenido de la encuesta, antes de su aplicación, fue presentada a los Presidentes
de Curso, en el Centro de Alumnos, quienes aportaron opiniones y sugerencias respecto a la redacción y
los contenidos del instrumento a utilizar.
MUESTRA
La muestra estuvo constituida por 1785 alumnos (de un total de 2063), todos de sexo masculino, que
cursaban entre 7º año básico y cuarto año medio de un Liceo Municipal de la comuna de Concepción,
Capital de la VIII Región. El nivel de confianza es de un 99.9% con un error estadístico de +- 0.85.
PROCEDIMIENTO
La Orientadora del Liceo aplicó la encuesta a los alumnos en su grupo curso, en todo el Liceo,
garantizando el anonimato. Se leyeron las instrucciones y no se dió más información específica para

evitar sesgos. La información fue ingresada y analizada en una base de datos del programa EPI-Info
versión 5.0 de la OPS. Los resultados se expresaron en porcentajes por grupos.

RESULTADOS
Tabla 1
Distribución de porcentajes de consumo de diferenes drogas, según nivel de curso alumnos de Liceo de
la comuna de Concepción (N = 1785)

Niveles de Curso
PREVALENCIA
En primer lugar, al observar las respuestas de los alumnos a la encuesta, la substancia cuyo consumo
aparece reconocido con mayor frecuencia es el alcohol, donde un 43,1% afirma beber, y un 19,3%
presenta un test de EBBA positivo (dos o más ítemes con respuestas afirmativas), con lo cual indicaría
que presentan patrones de consumo en niveles de riesgo.
En segundo lugar aparece el tabaco, donde un 35,2% señala fumar. Al observar los porcentajes de
alumnos que indican patrones de riesgo (consumo superior a seis cigarrillos por día), un 9,2% estaría
dentro de este grupo.
En tercer lugar, un 9,2% responde que fuma marihuana. En este caso se considera conducta de riesgo el
solo consumo, por tratarse de una droga ilegal.
En cuarto lugar aparece el 2,4% de la muestra reconoce consumo de estimulantes.
En quinto lugar se aprecia un consumo menor de pasta base y otras drogas no especificadas, con un 1,6
% y un 2% respectivamente.
En sexto lugar aparece el consumo de neoprén , con un porcentaje de 0,7%.
Tabla 3

Porcentajes de consumo y abuso de tabaco, según niveles de curso en alumnos de Liceo de Concepción
(N = 1785)

Tabla 4
Porcentajes de consumo y abuso de alcohol, según niveles de curso en alumnos de Liceo de Concepción
(N = 1785)

Caracterización del consumidor

AROUSAL Y SUS IMPLICANCIAS EN EL RENDIMENTO DEPORTIVO
Juvenal Soto G.
Universidad de Chile, Chile.

INTRODUCCIÓN
El deporte es uno de los fenómenos socioculturales más importante, contradictorio e influyente del
presente siglo. Dicha actividad se encuentra presente y afecta la vida de una cantidad indeterminada de
personas, de variadas edades y generaciones, ya sean estos quienes lo practican, lo dirigen, lo juzgan, lo
analizan, lo enseñan o simplemente son meros espectadores. Esta actividad copa un gran lugar en
nuestra sociedad, lo que sucede en y alrededor del deporte es cobertura diaria en medios noticiosos,
incluso sobrepasando en amplitud a tópicos tan importantes como lo es la economía de un país. Debido a
esto, no es casualidad que un gran número de profesionales y estudiantes de Psicología se interesen por
las distintas situaciones que suceden en el ámbito del deporte; tratando de aplicar las herramientas y
conocimientos que les da el estudiar una carrera como la mencionada. Pero no es un fenómeno que
afecte sólo a esta disciplina sino que también a muchas otras y a diferentes áreas del conocimiento. Es
así, que se ha ido formando una nueva disciplina, un nuevo campo de investigación y aplicación de la
Psicología: La Psicología del Deporte.
Tomando en cuenta el desarrollo de mencionada disciplina y lo influyente que puede llegar a ser en el
deporte y, específicamente en los deportistas, en el presente seminario se desarrollará el tema del
"Arousal y sus implicancias en el rendimiento deportivo" .

DESARROLLO
El arousal, "Es una activación general fisiológica y psicológica del organismo, que varía en un continuo
que va desde el sueño profundo hasta la excitación intensa". (Gould y Krane, 1992, pp.120-121).
[Extraído del Libro "Fundamentos de Psicología del Deporte y el Ejercicio físico". Weinberg, R. y
Gould, D.]
El concepto definido, puede también ser tomado como "una función energizante que es responsable del
aprovechamiento de los recursos del cuerpo ante actividades vigorosas e intensas" (Sage, 1984. )
El término recientemente definido, se refiere a que la motivación de los deportistas pasa, en determinado
momento, por un estado en donde no existe ninguna activación (ni fisiológica ni psicológica, es una

especie de estado de coma) hasta llegar al arousal máximo ó también llamado frenesí. Las personas que
experimentan este último estado tienen una serie de cambios tanto de tipo fisiológicos como
psicológicos. Se da un aumento del ritmo cardiaco, de la respiración, de la transpiración, siendo estas
respuestas las más notorias y de más fácil medición. Se debe aclarar que el arousal no se encuentra
asociado a sucesos agradables ni desagradables; sino que la combinación del arousal se puede dar tanto
frente a estímulos agradables como desagradables.
Esta última afirmación es de gran importancia; ya que además, generalmente se confunde el término en
cuestión con el de ansiedad y con el de estrés, ya que estos se encuentran muy ligados y trabajan muy de
la mano. La ansiedad está ligada a un estado emocional negativo, a diferencia del arousal como se ha
afirmado en líneas anteriores. El estrés es un proceso, pero la diferencia con el arousal está dada en que
en el primero existe una secuencia de eventos que conducen a un fin concreto, donde existe una
demanda de tipo psicológica y física, que generalmente es desequilibrada con la respuesta obtenida, y
donde el fracaso trae consecuencias importantes; y el segundo se refiere a un estado natural de
activación, el cual nos puede servir de ayuda o puede entorpecer el trabajo que nos lleva a lograr una
ejecución adecuada de un determinado ejercicio.
El estudio del arousal y su manejo, en deportistas, está destinado a lograr que su natural activación no se
transforme en un estado de ansiedad incontrolable y que así entorpezca la ejecución correcta de la
actividad deportiva. Específicamente, se busca entregar técnicas que le ayuden al deportista a reconocer,
manejar y controlar sus distintos estados de activación natural antes y durante la competición. No se
trata de anular su ansiedad, sino que de encauzarla de una buena manera.
Habiendo conocido el concepto de arousal, ahora es necesario comprender el cómo se origina éste en el
deportista. El arousal empieza a desarrollarse con una apreciación acerca de una situación deportiva
determinada; seguida de una autoevaluación cognitiva acerca de sus habilidades, forma física y de su
experiencia personal. Este es el punto de partida de una serie de reacciones en conjunto, y que van a
estar acompañadas de otros factores que van a incidir en el futuro rendimiento del deportista. Este
conjunto de cambios va a influir en la respuesta psicológica y emocional del atleta, cambios
manifestados primariamente en la variación de la tasa cardíaca, tensión muscular, ondas cerebrales y
también en la conductividad de la piel. Una vez presentadas estas transformaciones, en el deportista
aparecen los sentimientos ligados a estas determinadas circunstancias; los cuales pueden ser
beneficiosos o no, dependiendo del manejo que tenga el atleta de tales situaciones. Luego de hacer el
reconocimiemto de dichos estados, el atleta comienza la ejecución de la conducta deportiva. Dentro de
esta última se encuentra la ejecución motriz propiamente tal, la toma de decisiones, la percepción de la
situación deportiva, la retención y puesta en marcha del material aprendido. Es necesario agregar, que
esta variedad de procesos y cambios va a estar influenciada por una gran variedad de diferencias
individuales; tales como la habilidad, personalidad, entrenamiento físico y psicológico y la experiencia
personal en competiciones deportivas.
Eysenck, M.; en su libro "Atención y Activación", postula que es necesario destacar que existen una
serie de factores que influyen en una mayor o menor activación de las personas ( factores endógenos y
exógenos). Factores que pueden ser extrapolados a la realidad de la actividad deportiva. En relación a

esto último, se sostiene que incluso en ausencia de estímulos, el atleta presenta un estado de arousal que
puede ser distinto al de otro atleta en circunstancias similares. Uno de estos factores es el nivel de
extroversión e introversión que puede presentar un deportista, aduciéndose que los más introvertidos
presentan un nivel de activación mayor. Otro factor que se maneja, es la hora del día. Aquí jugarían un
rol importantísimo los ritmos circadianos que presenta cada sujeto. Un tercer factor, que estaría
influyendo en el arousal del atleta sería lo que tiene relación con la privación del sueño. Un factor de
carácter externo que no ha sido tomado en cuenta, es lo que tiene relación con el ruido. Factor que si se
mantiene por un determinado tiempo e intensidad, produciría un incremento de la activación fisiológica.
Para incrementar el rendimiento deportivo, tomando en cuenta la variable arousal, es necesario que éste
sea medido, de manera de identificar el nivel óptimo para cada deportista. Existen tres áreas de medidas
del arousal. La primera de ellas es el área fisiológica, y es ésta la más fiel indicadora de las distintas
respuestas del arousal, ésto acompañado de una sofisticación de los equipos que llevan a una mejor
comprensión de la fluctuación de la variable. Aquí se miden la presión sanguínea, la actividad muscular,
los latidos del corazón, la electricidad de la piel y las ondas cerebrales. La segunda área es mucho menos
estudiada y medida, debido a que es un análisis complejo y además se requiere de equipos sofisticados
para tener las muestras. El tercer ámbito de medición, es a través de cuestionarios. Estos contemplan la
medición de variables cognitivas, fisiológicas y en otros se miden ambas. Esta área tiene la ventaja
medirse de manera rápida y es fácil de administrar, además de no presentar dificultad en su análisis. Una
desventaja es que las medidas que se obtienen tienen el carácter de subjetivas y son insensibles a los
cambios más sutiles de arousal.

Página 2

Nombre del taller: El Significado de Hablar: ¿Quién habla con quién?
Dirigido por: Michelle Thibaut.
Lugar: Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile.
Fecha: Miercoles 6 de Octubre.
Es necesario comenzar señalando que la reunión con el profesor Thibaut no fue propiamente un taller.
Dada la gran cantidad de estudiantes interesados en escuchar algo sobre la palabra de Lacan, y dado que
los participantes tenían diversos grados de conocimiento sobre el tema, finalmente éste decidió hacer
una ponencia, y no un taller como estaba previsto. Su exposición se orientó a introducir a los
participantes en la obra de Lacan, a través de la explicación de algunos de sus conceptos.
Los pilares del psicoanálisis para Lacan son: la repetición, la transferencia, la pulsión y el Inconsciente.
Debido al tiempo no fue posible trabajar más que uno o dos de estos conceptos.
Lo Inconsciente:
Lo primero que habría que decir acerca de lo Inconciente es que éste, tradicionalmente ha sido entendido
bajo una concepción cuantitativa, cuestión central en la discusión que habría sostenido Lacan. Lacan, a
diferencia de otras corrientes al interior del psicoanálisis habría insistido en la importancia de considerar
lo Inconciente según una concepción cualitativa, es decir, como una cualidad del aparato psíquico, como
una condición, no como un lugar o la acumulación de un conjunto de cosas, por ejemplo, la acumulación
de objetos reprimidos. Para Lacan el sujeto es “quien no sabe quien es”, es una posición al interior de
una relación simbólica, es por ejemplo, el rodeo que da la neurosis para no hacer lo que supuestamente
el individuo quiere.
Para Lacan el Inconsciente está estructurado como lenguaje, el lenguaje es la “condición” del
Inconsciente, éste existe porque hablamos. En este sentido lo reprimido propiamente tal no existe, lo que
llamamos con el nombre de lo reprimido no es sino la vuelta de lo reprimido, es decir, sólo es en tanto
“aparece”, en tanto es las manifestaciones del inconsciente. Por otra parte, la definición tradicional de
lenguaje en Lacan es discutida. El lenguaje, al contrario de lo que comúnmente pensamos sirve más a la
incomunicación que a la comunicación. El lenguaje no “funciona”, sino más bien, sirve para determinar
la posición subjetiva, sirve para mostrar “quien es el jefe”, sin importar el contenido de lo que se dice;
por ejemplo, en una discusión entre padre e hijo el lenguaje no sirve para mostrar quien está en lo cierto,
sino quien ocupa la posición y debe ser reconocido como quien está en lo cierto. El lenguaje es
equívoco, es multívoco en tanto hay múltiples significados para algo que parece ser lo mismo, en tanto
es estructura y uso. A través del lenguaje se dice una cosa por otra, usamos el lenguaje para mentir.
Cuando digo algo no sé exactamente qué estoy diciendo, siempre digo más de lo que quiero decir. Lo
que quiero decir tiene relación con los efectos del lenguaje más que con lo dicho. Cuando uno corta el
discurso escucha algo distinto de lo que sería según otro corte. Cuando hablamos ¿qué decimos? Si
alguien dice To-Ma-Te puede ser muy distinto a lo que un niño puede querer decir con (papi)To-Ma-Te.
Si uno dice “toda vida humana empieza con una pérdida” es distinto según el lugar donde se coloque el
acento de esa perdida. Hay aquí un problema en la relación entre significado y significante. En el

pensamiento tomista el hombre puede entender el mundo por su relación con Dios. Es por esto, que
luego de Nietszche ya no tenemos garantía entre el hombre y el mundo, no hay garantía entre la palabra
y la cosa. Cuando muere la metafísica no hay garantía de entendimiento. En el lenguaje natural la
relación de la cosa y la palabra, era una relación que se asentaba sobre la esencia de la cosa, sustancia
que era investida de palabra para ser nombrada, pero que no modificaba la “realidad” de la cosa.
Para Lacan, por el contrario, es la cadena significante la que da el sentido, la que crea el significado: S1S2-S3-S4. En la relación significante se adquiere el significado, una cosa designa a otra, en funciones
metafóricas y metonímicas. El amor y la muerte no las nombramos, usamos metáforas para decirlas. Es
por esto, que es difícil saber lo que los pacientes dicen cuando hablan. En Freud la condensación es la
metáfora y el desplazamiento es la metonimia (designar la parte por el todo). Por esto, es que para Lacan
hay que escuchar el “discurso” del paciente, no interpretar su atraso o cómo se viste. Lo que le ocurre al
paciente sólo puede ser escuchado en relación a la disposición en la que se encuentra al interior de la red
significante.
El Inconsciente es lo que circula sin que uno lo sepa, en tanto el discurso es transindividual, lo que le
hace falta a la disposición del sujeto para restituir la continuidad del discurso. El lenguaje no nos
pertenece, por eso el Inconsciente va más allá del yo. El niño cuando nace está metido en un baño de
lenguaje, la historia familiar, el patronímico, el significante familiar. Por esto, según Lacan, el
psicoanálisis no tiene nada que ver con el yo o con la subjetividad. A los judíos los enviaban al campo
de concentración sin que ellos quisieran. Lo que importa es saber las determinaciones del yo, como
significante. Hemos heredado las glorias, las deudas, las estafas paternas. Uno siempre es hijo de... El
psicoanálisis se preocupa de los significantes, de cómo estos producen efectos de subjetivación. La
neurosis es, por esto, estar actuando una obra de teatro sin conocer el libreto, pues este fue escrito antes
de nosotros. Este libreto es el Inconsciente.
El significante se juega en la relación que existe entre lo simbólico y lo diabólico, es decir entre lo que
une y lo que divide, lo que separa (dia-bólico). Lo simbólico sólo pertenece al ser humano. La mujer
piensa que le falta algo en lo simbólico, no en la realidad. Esa falta no tiene que ver con lo real, sino que
tiene que ver con los pactos, con los intercambios. Por su parte, los hombres “lo tienen” pero “no lo
manejan”. El sujeto es un significante, por ejemplo un número o ser judío. El hombre no importa por su
psicología, lo que nos hace hombres es el símbolo. Es el símbolo el que hace al hombre, no el hombre el
que hace al símbolo. Nivel cero del símbolo: el símbolo no sirve para nada, no es una cosa que se preste
una utilidad por sí mismo, sino sólo como valor de intercambio. Por ejemplo, la barra que en algunas
tribus permite intercambiar a la mujer, o el plato roto que intercambian dos pueblos para mantener su
amistad, o el billete de $5000 que partido en dos no equivale a $2500. El lenguaje es la demostración de
la diversidad, de la separación, está ahí para llenar el vacío que nunca vamos a poder llenar. Cuando no
se accede al símbolo se está en la psicosis. En Lacan esta relación simbólica se establece principalmente
en el momento del Complejo de Edipo.
En este sentido puede decirse que el Inconsciente es el discurso del Otro. El Inconsciente es
transindividual, ya que no hay nada en él de yo a yo. El psicoanálisis kleiniano parece que hablara de
una relación de pareja, de sus separaciones, de sus reencuentros, “no vino porque no le agrado, porque

no me quiere”, “porque quiere agredirme”, etc. En cambio, para Lacan, en la situación analítica hay
siempre tres, no dos. ¿Por qué me ama? No hay respuesta. “Uno ama al otro por lo que no tiene”. La
mejor manera de saber quien es uno es escuchar a otros, uno se conoce por la mirada del Otro. La
introspección, en este sentido, es la mirada idealizada de sí mismo. Es como la pregunta de la serie de
televisión ¿quién manda a quien? Lo esencial de esa relación (y para que los espectadores la sigan
viendo) es la forclusión de la relación sexual. Si tuvieran una relación sexual se acabaría la serie.
Así, entonces, el paciente no viene a la terapia a tratar con uno, pues este uno no tiene ninguna respuesta.
Por ejemplo, los perversos saben como goza el otro, y además el otro debe gozar de acuerdo a ese saber,
tiene que disfrutar. Lo que importa aquí no es el contenido de lo que dice, por tanto, sino ¿de dónde
habla?, su posición subjetiva respecto del Otro. Cuando alguien dice “todo está mal” es lo mismo que
decir “yo quiero tener poder sobre esto”. La palabra siempre se dirige a alguna parte, a un Gran Otro, al
lugar donde están todas las palabras posibles. El deseo siempre es deseo referido al deseo de Otro (en un
momento puede ser el padre, la madre, el cura, etc). De esta forma, el acto siempre tiene valor de
lenguaje para un Otro, un Otro del acto, como por ejemplo al contar a los amigos la relación de pareja
que se tiene con alguien, el éxito de una conquista, etc.
Entonces, el problema no es entre el paciente y el psicoanalista, sino en relación a un Otro. Todo lo que
dice el paciente está dirigido a Otro. Los pacientes usan sus defectos, sus dificultades para pelear con el
Otro a través de uno (el psicoanalista). Por esta razón el silencio es fundamental, pues al dejar de lado al
yo del psicólogo es posible devolver al paciente su relación con el Otro. Freud decía “yo no soy su
papá”, pero Freud no entendía que lo que el sujeto decía no iba dirigido a él. El terapeuta es la fachada,
es un canal de transmisión entre el sujeto y el Otro.
El yo es lábil, toma miles de formas. Por ejemplo, la madre con su hijo. Si uno ataca a su hijo, ataca a la
madre. Si uno dice “¡qué feo es su bebé!” es lo mismo que atacar al yo de la madre. En tal sentido, el yo
es tan lábil que puede llevarse en un coche. El yo es alienado, es siempre Otro, pertenece a un Otro. Otro
ejemplo: la joven que se ha comprado un lápiz labial para que su pareja la vea más bella. En su afán de
verse más bella con ese lápiz labial se demora tanto que éste se enoja, y cuando se presenta ante él, él la
reta y le dice: ¡tanto que te has demorado pintándote los labios! Ese yo, que se había puesto como lápiz
labial entonces se derrumba y se pone a llorar. Los psicólogos del yo toman al yo como un termómetro.
El senti-miento, sin embargo, no sirve para ser terapeuta, pues no es lo que yo “siento” lo que ayuda a
entender al paciente, no es el yo puesto como saber el que va a ayudar al paciente. El psicoanálisis no es
un pacto entre el paciente y el terapeuta, sino un pacto entre el Inconsciente y el Otro, por medio del cual
se superan las discusiones, los litigios, las seducciones.

Nombre del taller: “Trabajo Corporal”.
Dirigido por: Vilma Bustos Coli, psicóloga humanista –experiencial
Lugar: Universidad Santo Tomás
Fecha: Jueves 7 de Octubre
Comentario elaborado por: Vilma Bustos
Éramos 26 peregrinos...25 mujeres y un hombre. Nos encontramos en la búsqueda un día jueves
por la mañana. Era una incitación a detenerse, a viajar hacia adentro, con una mezcla de
psicoterapia, meditación, juego, silencio, música, danza...
Éramos peregrinos en búsqueda de un lugar que nos acogiera. La primera consigna fue: ¿qué
ocurre en tu vida, qué estas haciendo dentro de ti que no hay un lugar para ti, para tu corazón?
( La sala a realizar este taller no era la adecuada y tuvimos que peregrinar de un lado a otro hasta
encontrar una que nos acogiera...).
Una vez armado el nido, fuimos lentamente caminando hacia adentro, cerrando los ojos,
silenciándonos para llegar a escuchar los sonidos internos... y así cada uno fue encontrándose con
espacios y con los grandes personajes de la historia personal: Papá y Mamá. Cuánto fue desatado
allí, nudos de amor adoloridos, frases no dichas, sentimientos guardados... y así con la música de
la alquimia cada uno de nosotros fue cerrando sus asuntos inconclusos y/o abriendo, y/o sanando,
y/o tomando conciencia de lo dejado allá en la infancia.
También recorrimos espacios de alegría, llenos de abrazos y miradas estelares, junto con
contactarnos con nuestro animal primario: qué feliz salió a nuestro llamado, gruñó y jugueteó,
cual cachorro atendido y curado...
Hubo momentos en que la tristeza nos tocó y una gran voz cantaba nostálgicamente al universo
olvidado que hay dentro de nosotros... cuánta nostalgia, cuánta búsqueda, cuántas ganas de volver
al origen cósmico...
Hubo momentos de juego, de risas... después de ser niños pequeños, nos encontramos con los
lápices de colores, las tizas y un gran mural surgió, los colores del arcoiris, los sueños, todo allí
reflejado...
Después un encuentro escrito, cada uno se escribió un poema o carta, acercándose cada vez más a
sí mismo...
Y llegó el final: un rito de iniciación de amarse a sí mismo, lavándose las heridas y
comprometiéndose a ser sanadas de sí mismo. Cada uno fue entregándose a amarse, cada uno
comprometiéndose a fluir en el amor hacia sí mismos.

Luego, la ronda final... nos despedimos con el Amor, el movimiento, el inicio, el continuar... el
proceso de ser peregrinos, con la luz de la conciencia.
Teniendo como bandera de lucha: amarse a sí mismo, para poder invitar a los demás a amarse, en
esta tan extraña labor que es: ayudar al Sanador interno del otro a sanarse.
Como guía de este peregrinaje me quedé con una sensación de silencio meditativo, quietud y de
haber creado juntos un espacio en donde pudimos lavar heridas, mirarlas y acogerlas.
Fue un espacio de profunda meditación para mí. Doy gracias a los 26 que participaron por la fe y
la confianza que pusieron en sus propios recursos y en mí.
Con Amor
Vilma Bustos Coli.

Nombre del taller: Explorando la Creación.
Dirigido por: Ps. Laura Moncada y Pedro Olivos
Lugar: Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile.
Fecha: Miercoles 6 de Octubre.

Son tres las cosas que intentaremos transmitir en este artículo.
Primero, queremos describir el taller experiencial “Explorando la creación” que se realizó en el marco
del IIº Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Psicología durante el mes de Octubre de 1999 en
Santiago de Chile.
En segundo lugar, nos interesa destacar algunas reflexiones en relación a los efectos que puede tener la
participación en este taller.
Por último, comentaremos este taller desde la perspectiva del Director del Psicodrama, quién guía y
lidera a las personas involucradas en esta experiencia común.
1. Características del trabajo realizado.
La realización del taller de Psicodrama que llamamos “Explorando la creación” nace producto de la
invitación a participar que los organizadores del II Congreso Latinoamericano de Estudiantes de
Psicología, estudiantes de la Universidad de Chile, nos hicieron como docente y ayudante de la
orientación Humanista-Experiencial en esta universidad. Este trabajo tiene aquí su origen.
Es un taller cuya metodología es experiencial; es decir, “va dirigido a la experiencia subjetiva de la
persona que participa en él. No se intenta que ésta asimile conceptos, sino que experimente en sí misma –
con diversos fines- ciertos estados internos a través de un ejercicio, experiencia o situación” [La
formación experiencial de los psicoterapeutas: necesidad de hoy. Alejandro Celis. Revista Terapia
Psicológica. Año X, Nº 17/18, 1992.]
Este taller comprende las fases tradicionales que son posibles de distinguir en un psicodrama, es decir,
Caldeamiento Inespecífico e Específico, Dramatización y un Compartir (Sharing) final, etapas que
describiremos más adelante. Es posible definir este trabajo como un Psicodrama Interno puesto que la
escena de los participantes no se dramatiza exteriormente siguiendo las formas habituales
(dramatización de un Protagonista que representa la problemática particular que aparece como figura a
medida que se desarrolla el trabajo; Yo-auxiliares que juegan los papeles que sean necesarios en la
dramatización de la escena del Protagonista; empleo de técnicas como el Soliloquio, el Espejo y el
Cambio de Roles en esta dramatización), sino que cada uno de los participantes del taller trabaja los
contenidos que aparecen en forma independiente y personal, acompañado por sus compañeros que en un
nivel explícito realizan las mismas actividades y guiado por el Director quién modula los tiempos y la

estructura del taller.
Al desarrollo de este trabajo durante el Congreso asistieron alrededor de cuarenta estudiantes de
distintas universidades nacionales, todos cursando el pregrado de la carrera de psicología.
“Explorando la creación”
Antes de empezar, el Director explica lo que es un Psicodrama, quién es su creador y cuáles son los
tiempos que lo componen. Expone de qué se trata el trabajo de Psicodrama Interno que se va a realizar y
algunas condiciones para facilitarlo, tales como tomar contacto con las expectativas que tienen sobre el
desarrollo de esta actividad e ir centrándose en el presente dejando de lado aquellos recuerdos y
preocupaciones que lo impiden.
Cada participante se presenta diciendo su nombre, su edad, ciudad de la que viene y la universidad en
que estudia.
El taller comienza con dos ejercicios de atención que pretenden ir creando un clima de contacto entre
los participantes del taller; estos pueden tener distintas formas y duración. Lo significativo es que todo el
grupo se compromete en una actividad común que nos permite enfocarnos en el momento presente,
como, por ejemplo, seguir un ritmo con las palmas después de que el Director lo hace.
Después de eso nos ponemos de pie y comenzamos a caminar por la sala. Aquí comienza el
Caldeamiento Inespecífico.
Caminar puede considerarse como un acto simple, que no requiere mayor compromiso. El director pide
que cada participante se ponga en contacto consigo mismo, respetando su estado de ánimo en ese
momento. A partir de esta indicación es posible que el temor a la exposición disminuya y la ansiedad
puede dar comienzo a un clima de confianza. Al caminar se pide a cada persona que empiece a tomar
conciencia de cómo se siente corporalmente, qué zonas siente tensas, relajadas, cómo siente la planta de
los pies sobre el suelo, cuál es el ritmo de la respiración en ese momento. Después de eso, el Director
propone una serie de cambios: caminar más rápido, estirarse lo más posible, caminar en cámara lenta,
encogerse tocando la cabeza con las rodillas, incorporarse nuevamente.
El Director puede sugerir la interacción entre los participantes en este momento. Pedir, por ejemplo,
que se miren mientras caminan, jueguen a entregarse un objeto imaginario u otro ejercicio que favorezca
el espíritu de grupo.
El trabajo descrito hasta aquí ha preparado al grupo para la tarea específica.
El Caldeamiento Específico se dirige a que cada uno de los participantes indague en su mundo interno
elementos de la naturaleza y de la creación, inducidos por la música, por la semi-oscuridad en que se
encuentra la sala, por las instrucciones facilitadoras del Director y por la actitud de los demás

compañeros. Se escuchan cantos de pájaros, sonidos de la lluvia al caer, sonidos de olas al reventar en la
playa, música de tambores y finalmente una melodía ritual antigua que hace que todo el grupo baile en
conjunto.
La tercera parte de este Psicodrama, la dramatización, comienza cuando al finalizar esta melodía el
Director pide a los asistentes que Chequeen su estado de ánimo actual y que, sin pensarlo demasiado,
elijan un personaje, cualidad o energía que esté presente en ese momento producto del trabajo anterior.
Se propone que profundicen en su percepción interna buscando el nombre de algún elemento de la
creación que haya aparecido espontáneamente.
Los participantes, agrupados en un lado de la sala, van saliendo uno a uno y progresivamente a
dramatizar el personaje que han creado.
Fuerza, viento, magos, viejos sabios, pájaros, son algunas de las creaciones que se expresan en este
momento.
Después de algunos minutos hay un cambio súbito en la música y junto a este cambio el Director pide a
los participantes que reconozcan ahora al personaje, cualidad o energía radicalmente opuestos a los que
habían identificado momentos atrás. Se indica que deben sentarse en un círculo mirando hacia las
paredes de la sala, dándose la espalda, con los ojos cerrados.
Se deja un espacio largo de tiempo para que indaguen y puedan tomar contacto con las polaridades que
surgieron. La música en este momento es más suave y melancólica.
Finalmente, el Director da instrucciones para abrir los ojos, darse vuelta, volver a mirar a los
compañeros de grupo.
El Compartir tiene dos tiempos en este taller.
Primero, cada participante comenta qué sintió a lo largo del taller, cómo lo sintió, que personaje “se
atrevió a ser” y cuál era su contrario. Cada integrante del grupo habla desde su experiencia concreta y
sólo puede comentar qué se le mueve personalmente con lo que expresa otro compañero, sin interpretar
ni evaluar lo que se comparte. El Director puede hacer reflejos sobre lo que le sucede a él frente a lo que
los participantes expresan y puede ayudar a focalizar algún problema específico que sea pertinente.
En un segundo momento, el Director recibe preguntas sobre la estructura del taller, sobre el trabajo
posible de hacer con el material que se desplegó y otras preguntas generales que aparezcan.
2. Algunas reflexiones en relación a la experiencia de participar en el taller.
Después de haber realizado el taller con tres grupos diferentes queremos comentar algunas ideas que se
generan a partir de este trabajo:

- El enfrentamiento a una situación nueva.
La vivencia del taller implica la apertura a una situación nueva, no cotidiana, que inevitablemente va a
poner en juego mi capacidad de adaptarme a ella. El contacto con personas probablemente desconocidas,
mi miedo a traspasar ciertos límites personales (atreverme a bailar, atreverme a seguir las indicaciones
del director, atreverme a contactarme con mis compañeros, atreverme a profundizar en la exploración
interna) pueden ser puntos de partida para ir definiendo con mayor claridad mis modos de relacionarme.
-

El despliegue psicodramático.

Este taller está diseñado de manera tal que los participantes puedan hacer un recorrido desde lo
superficial (entrar a la sala, ubicarse como parte del grupo, presentarse, empezar a discriminar cómo se
sienten a través de los ejercicios corporales) a lo profundo (percepción interna aguzada, aparecimiento
de recuerdos cargados afectivamente, integración sistemática de las distintas partes de su dramatización
interna).
- Efectos del trabajo en grupo.
El grupo puede potenciar o inhibir mi despliegue y profundización psicodramática. Es importante en
este punto el análisis de cómo el grupo afecta mi desempeño individual.
- El cambio personal a través de la participación en este taller.
En un nivel intrapersonal este taller abre la posibilidad de profundizar la toma de conciencia sobre dos
aspectos opuestos de mi personalidad; la aparición de una energía, cualidad o personaje lo más
probablemente positivo y/o armónico en un primer momento de la dramatización y en un segundo
momento la aparición de su pareja opuesta, conflictiva la gran mayoría de las veces.
En un nivel interpersonal mi contacto con el grupo me lleva a distinguir mis pautas de relación, mis
temores, mis ansiedades.
El Compartir final y la persona del Director del Psicodrama juegan un papel fundamental en la
elaboración e integración del material psicológico desplegado por los asistentes al taller.
3. El Director de Psicodrama
Mi formación como directora de psicodrama consistió en un postítulo en la sociedad chilena de
psicodrama durante 3 años y un training para terapeutas con Zerka T. Moreno en Myrtle Beach, USA, en
febrero de 1996.
El Director de Psicodrama es el líder por excelencia de la situación grupal o individual cuando se está
trabajando con Psicodrama. Lo que hace es “liderar” –si esta palabra fuera posible- al protagonista y/o al

grupo para aprovechar lo mejor de la situación que se produce, ya sea en cualquier fase de la sesión
(caldeamiento, dramatización y sharing) y darle continuidad a la misma.
Las características que debe tener un director son sensibilidad, intuición y cuidado, y es un papel que si
bien es activo, debe ser “armoniosamente activo” ya que es una pieza más del puzzle psicodramático que
se constituye entre todos: director, protagonista y público.

Nombre del taller: Terapia Corporal
Dirigido Por: Ana Blesa
Lugar: aula magna, Universidad Santo Tomás.
Fecha: jueves 7 de octubre, 10 - 15 hrs.
Comentario realizado por: Lorena Muñoz, estudiante de 5° año, Universidad de Chile

Había escuchado antes el nombre de Ana Blesa, especialmente ligado al título bastante atractivo
de su libro “mi teta izquierda”. Por eso, no dudé en participar en su multitudinario taller que
realizó en el congreso.
Al entrar al aula magna, uno ya sabía que la experiencia no sería igual a otros talleres humanistasexperienciales.
Primera escena: Ana Blesa nos recibe con una música pop a todo volumen, y ella bailando sobre
el escenario y dirigiendo al público (nosotros) en un baile que más bien parece un recital. Es una
buena acogida, inmediatamente relaja tensiones y predispone a una interacción efusiva, directa,
espontánea.
Luego Ana nos plantea algunas de sus opciones de vida: es necesario salir del espacio de
comodidad, arriesgarse, experienciar, sólo a través de la experiencia, del hacer, del vivir las
cosas, se aprende acerca de la vida.
Comienza un espacio de preguntas dirigidas a Ana: ¿pero Ana cómo se cambia? ¿qué pasa si el
otro no quiere cambiar?, ¿qué se hace con la ansiedad que genera salirse del espacio de
comodidad? Ana responde en forma breve y pragmática. A través de sus respuestas trasluce su
forma de ser: una persona que ha vivido mucho y que actualmente está orgullosa de sí misma y
de lo que ha logrado, alguien activa, que se deja tentar por la vida, y que no vacila en ocupar
espacios.
“Basta de conversar”, plantea. Hagamos un ejercicio. Nos armamos en parejas y comienza una
experiencia del sentirse pasivo-activo, manipulador-manipulado. Somos cientos de personas
experienciando el ser muñecos unos de otros.
Luego de esto hay un pequeño “break”. Yo misma aprovecho para entender todo lo que me ha
producido la dinámica, que se ha dado, para analizar mi propia vivencia reciente. Me doy cuenta
que la masividad del evento junto con cierta euforia me abruma un poco.
Luego del descanso, volvemos a entrar. Hay un espacio en el que algunas parejas del ejercicio

previo suben al escenario a contar su experiencia. Ana Blesa les devuelve a cada uno algunas
palabras que permitan entender e interiorizar, aprender de lo que se ha vivido. El público también
participa.
Se pasa, luego, a un último ejercicio a desarrollar con ovillos de lana. Hay quienes hacen la
experiencia y quienes observan.
En el comentario posterior de la experiencia, aparecen voces que agradecen la oportunidad y
otras personas que explicitan su no aceptación del método y la propuesta mostrada.
“De eso se trata” dice Ana, “a cada uno le sirven cosas distintas, ¡qué bueno que se atrevan a
opinar y expresarse”.
Por lo que percibo yo, a la mayoría le ha servido el conocer a Ana, ha sido una experiencia
distinta y que ha dejado a muchos en un estado distinto de conciencia, mirando con otros ojos,
quizás abierto a las posibilidades futuras que se presenten.
Ana Blesa se despidió de nosotros con una música de Santana, con un baile exuberante, con un
spray que hacía caer nieve sobre nuestras cabezas. Todos bailamos, nos relajamos, saltamos y nos
enredamos.
Salí del salón pensando, lo fácil que es relajarse, ser espontáneo, atreverse a decir y a hacer, vivir
participativamente, luchando por obtener lo que deseamos, pues aunque no lo consigamos por lo
menos lo intentamos.

Nombre del taller: Nuevos enfoques Integrativos en la Terapia Consciente:
Hacia una visión Post- Racionalista.
Directora: Ps. Mateo Ferrer
Lugar: Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile
Fecha: Miércoles 6 de Octubre

Este Taller presentó una alta asistencia, más allá de la esperada por los profesores guías, quienes
nos agradecieron nuestra presencia de antemano.
En líneas generales, el taller se desarrolló con la exposición de algunos conceptos y
concepciones básicas de la teoría Post Racionalista en Psicoterapia, la que se iba enriqueciendo
con variados comentarios, preguntas y objeciones de los alumnos que ahí nos encontrábamos.
Se comenzó presentando la evolución del Modelo actual, desde sus inicios en la Teoría
Conductual, pasando por la Teoría Cognitiva hasta llegar a lo que es hoy conocido como un
modelo Constructivista de Psicoterapia Post Racionalista. Luego se revisó la pregunta sobre la
visión acerca del conocimiento en las distintas etapas y teorías del modelo; hasta llegar a una
visión en que todo conocimiento es construcción. Aquí se llegaron a dar algunos ejes centrales
del pensamiento del biólogo Chileno Humberto Maturana y de su teoría de la Biología del
Conocimiento.
Ya en un segundo momento, con estos planteamientos generales, que fijaban un marco en
común; la discusión comenzó a girar en torno al problema de las implicancias que se darían en la
forma de entender la terapia desde este nuevo paradigma. Se trataron temas como el tratamiento
de la psicosis desde este paradigma, mediante ejemplos clínicos propuestos por los expositores.
También se discutió acerca de las diferencias entre esta nueva etapa en relación a la etapa
Racionalista, principalmente se discutieron los conceptos de Beck en cuanto al parecido que
podrían tener con algunos conceptos actuales. Al mismo tiempo que emergían interrogantes
acerca de la diferencia ente la terapia constructivista y la terapia Psicoanalítica; en esta temática
se pusieron en paralelo algunas semejanzas y se distinguieron diferencias importantes al
momento de entender los distintos tiempos históricos en que ambas teorías se habían
desarrollado, lo que inevitablemente traía como consecuencias distinciones relevantes. Se
diferenciaron los conceptos de inconsciente y de relaciones de vínculo desde ambas perspectivas
y se esbozaron algunas implicancias para la clínica.
En general, se permitió la expresión de dudas, de comentarios y desacuerdos en torno a
este nuevo paradigama que nos lleva a tener una visión distinta de la terapia, aunque

haciendononos conscientes también de que finalmente toda terapia apunta hacia objetivos
similares. Toda terapia busca complejizar la comprensión perturbando estratégicamente la
coherencia, no cambiamos la historia en sí misma, sino la narrativa que nos hemos contado a
partir de lo que hemos experimentado desde nuestra emoción y que nuestra cognición ha
significado. (Ferrer, 1999).
Para terminar, sólo decir que se dio un espacio de encuentro entre profesores y alumnos
en un clima de respeto y discusión, que nos deje con interrogantes y problemáticas a resolver, a
indagar y con una sensación de habernos permitido un lugar desde donde podíamos poner en
común inquietudes, y desde donde nos adentramos a intentar comprender en lago más la
complejidad de lo humano, entendiendo a éste como un ser que va más allá de lo individual, que
es en tanto se relaciona, y de ahí la importancia de nuestra tarea y rol como psicólogos al
momento de entrar a jugar también dentro de la subjetividad construída en la relación con un
otro. Todo esto nos abre a la posibilidad de cuestionar a nuestra disciplina, al mismo tiempo de
poner a nuestra persona en una instancia de crecimiento y desarrollo dentro de un marco de
reflexión y discusión.

Notas sobre Psicología y Subjetividad: Una Reflexión sobre la Clínica en la llamada
Postmodernidad
Antonio Stecher Guzmán
Universidad de Chile, Chile

[Este texto presentado al congreso de estudiantes de psicología es parte de un trabajo mayor preparado
para el taller de Teorías Críticas de la Universidad Arcis. Dicho trabajo será publicado en un texto en
que los miembros de dicho taller abordan el tema de la “transición chilena” desde diferentes
perspectivas. Así, es en dos sentidos que este texto es un borrador: Por un lado en la medida que es sólo
una parte de un texto mayor al interior del cual adquiere mayor coherencia y consistencia. Por otro
lado, en la medida en que es una primera versión de un trabajo aún en elaboración. Pido disculpas por
aquello.]
INTRODUCCIÓN
Independientemente del debate filosófico y epistemológico en torno a la modernidad y posmodernidad,
y del posicionamiento que uno asuma en dicha discusión; se puede afirmar que existe un consenso
generalizado en las CCSS y en las Humanidades relativo a los profundos procesos de cambio que en las
últimas décadas han transformado la realidad social a nivel global- especialmente en lo que podríamos
llamar el mundo occidental cristiano-. Los radicales procesos de transformación en las diversas esferas
que configuran lo social, tales como la cultura, la producción económica, los medios de comunicación y
tecnológicos, la política y la subjetividad, han llevado a diversos autores a hablar del inicio de una nueva
etapa o momento histórico: la época de la globalización y la posmodernidad [Uso dichos términos en un
sentido genérico amplio. Es decir en tanto designan la emergencia de un nuevo momento histórico; más
alla de la diversidad de interpretaciones de dichos cambios].
La interpretación política-filosófica de estas transformaciones en torno a diversos ejes -por ej. el nivel de
vinculación o ruptura histórica con el proyecto moderno - ha dado lugar a una gran cantidad de
literatura.
Las diferencias y dificultades en la conceptualización y comprensión de este nuevo momento histórico
tienen que ver con que la llamada posmodernidad no hace solamente referencia a las transformaciones
"objetivas" producidas y habitualmente articuladas en torno al concepto de capitalismo posindustrial o
capitalismo mundial integrado; sino que se refiere también a la emergencia de "nuevas corrientes
epistemológicas dentro de las ciencias, las ciencias humanas y la filosofía,(...) como el neo o
postmarxismo, el feminismo teórico, el neopragmatismo y el postestructuralismo que es quizás el más
conocido" [Beverley Jhon, “ La nueva izquierda. Entrevista de Juan Zevallos”, Revista de Crítica
Cultural 7, Santiago,1993,37]. Así, no es sólo que estemos ante nuevas realidades y configuraciones de

los social, sino que los marcos conceptuales tradicionales para significar dichos fenómenos sociales han
sido puestos en cuestión [Hay que recordar que la misma tradición de la filosofía moderna había ya
puesto en cuestión y superado teóricamente muchos de los supuestos conceptuales sobre los que se
edifico la tradición de las CCSS. Kant, Hegel, Nietzsche, Heidegger son algunos de los autores que
desde la filosofía ya habían problematizado los límites conceptuales de la racionalidad científica y el
proyecto moderno. En ese sentido la novedad de la posmodernidad tiene más que ver con los cambios en
el “mundo real” que posibilitan la consolidación y legitimación social de ciertos discursos que se
desmarcan de la tradición positivista y objetivista del conocimiento, (al interior de las CCSS por
ejemplo), que con una radical innovación conceptual y teórica]. Nociones y supuestos claves de la
tradición de las CCSS modernas como las de sujeto -en tanto centrado, racional, transparente,
consciente, autónomo, individuo, libre, con una esencia que le garantiza una identidad única y
permanente en el tiempo- [Muchos otros conceptos claves como el de: ciencia, realidad, identidad,
estado, progreso, linealidad,revolución,ideología, utopía, esencia, el logocentrismo, el dualismo como
matriz conceptual primaria, el lenguaje en su dimensión asertiva como instrumento de la conciencia para
representarse la realidad,etc; han sido profundamente cuestionados y revisados];han sido sometidos a
una profunda crítica y deconstrucción, al igual que todos los grandes metarrelatos y supuestos sobre los
que se edificaba el proyecto político e iluminista de la modernidad.
Por cierto que las críticas a la matriz conceptual y epistémica de las CCSS "modernas" no son
uniformes, es decir al interior de las nuevas corrientes epistemológicas hay grandes diferencias, desde
las que propugnan nuevos marcos categoriales hasta las que señalan la muerte de lo categoría. Por cierto
también que las nociones y supuestos señalados como claves para las CCSS modernas nunca fueron
uniformes o estáticos en esa tradición del pensamiento,y fue el desarrollo de esa misma tradición la que
ha llevado al extremo de su disolución y superación muchas de esas concepciones.
Es importante consignar además que una de las ideas fuerza que caracteriza (con matices diversos) a los
nuevos desarrollos teóricos (“posmodernos”) es la que señala la dimensión política que se pone en juego,
conciente o inconscientemente, en toda descripción y comprensión de la realidad social; en la medida
que “la nominación no es únicamente el puro juego nominalista de atribuir un nombre vacío a un sujeto
preconstituido. Es la construcción discursiva del objeto mismo. (...) el proceso de nominación de los
objetos equivale al acto mismo de la constitución de estos”. Por tanto “el carácter esencialmente
performativo de la nominación es la precondición para toda hegemonía y toda política” [Laclau Ernesto,
en Zizek Slavoj, El sublime objeto de la ideología. Prefacio, Mexico D.F, Siglo Veintiuno, 1992,17].
El proceso de transformaciones adquiere características diferenciales y propias en América latina.
Diversos autores han establecido distinciones entre lo que podríamos llamar una posmodernidad
metropolitana y otra periférica. No tiene sentido hablar de “posmodernidad” en términos genéricos sin
considerar que hablamos de piases donde ni el proyecto de la modernidad ni el de la modernización está
acabado, donde pocas veces existió un estado-nacion con un proyecto a largo plazo de desarrollo
nacional, donde más de un tercio de la población sobrevive en la extrema pobreza [El Bid señala que
“más de 150 millones de latinoamericanos, que equivalen a cerca del 33% de la población se encuentran
por debajo de un nivel de ingresos de 2 dolares diarios (corregidos por las diferencias de la capacidad de
compra de las monedas de los distintos paises), que se considera el mínimo necesario para cubrir las

necesidades básicas del consumo”] excluida de los sistemas de crédito y consumo. Donde, en los piases
andinos por ejemplo, las élites políticas se redujeron a movimientos caudillistas y populistas al servicio
de intereses particulares y a las necesidades del sistema de producción capitalista de las grandes
metrópolis; donde el tema de la conquista, la colonia, el choque de culturas e identidades mestizas nunca
ha tenido aquella resolución ofrecida como promesa por la utopía de la modernización, estando marcado
por la violencia, el racismo, la exclusión y el exterminio cultural.
Así, estamos en un momento de cambio, de coexixstencia de viejas y nuevas formas, de mestizajes
violentos y profundos que marcan la coexistencia, especialmente en América latina, de diversas
sensibilidades culturales y modos de producción y acumulación capitalista (premodernos, modernos y
posmodernos).
En esa realidad cambiante que impungna los tradicionales marcos del análisis social, la incertidumbre es
una compañera inevitable que lleva muchas veces a la realización de estudios fragmentados, específicos
y descontextualizados; o a la elaboración de discursos omnicomprensivos desde una retórica bastante
ideologizada. Ambos polos, por cierto, dificultan la comprensión crítica y reflexiva, y, por tanto, la
transformación de la realidad social.
En este marco de transformaciones señaladas y a partir de la experiencia chilena, me interesa en el
presente artículo reflexionar sobre cúal ha sido y cuál podría ser el papel de la psicología al interior del
debate de la teoría social contemporánea en los esfuerzos por comprender y transformar la realidad
.
Me parece que está pregunta se vuelve especialmente relevante si consideramos que:
- Las profundas transformaciones sociales han cambiado “objetivamente” las condiciones de producción
y las características de la subjetividad, sea cual sea el modelo que utilicemos para conceptualizarla
[Durante el texto utilizaré indistintamente la noción de sujeto y de subjetividad. En la tercera parte de
este trabajo presentó las diferencias que algunos autores han establecido entre esas dos nociones, así
como algunos de los modelos conceptuales desarrollados para pensar la noción de sujeto. Mientras tanto,
al hablar de sujeto y subjetividad me estaré refiriendo a aquel sujeto escindido que puede deducirse de la
obra freudiana y “que hay que suponer al movimiento del deseo en tanto se inscribe en lo
inconsciente” (Laurent Assoun, 1994, p380)]
- Uno de los ejes de análisis más utilizados y problematizados teóricamente al interior de la reflexión
actual, es el eje de la subjetividad. Diversos autores han trabajado en nuevos modelos conceptuales que
permitan superar la dicotomía entre, por un lado, un estructuralismo mecánico que reduce la subjetividad
a un mero efecto de ciertas relaciones y estructuras sociales que lo trascienden y determinan, y, por otro,
un individualismo teleológico que ve al sujeto como libre constructor de la realidad, olvidando que
“ellos no han construido las categorías que hacen intervenir en este trabajo de construcción” [Bourdieu
Pierre & Wacquant Loic, Respuestas por una antropología reflexiva, México D.F, Grijalbo, 1995, 20].

Pensando en dicho eje de discusión y si consideramos a la psicología como una disciplina que procura
comprender e intervenir la subjetividad y la conducta a nivel individual y colectivo, en distintos ámbitos
(educacional, clínico, social, etc)y a partir de la construcción de objetos teóricos en diferentes niveles de
análisis [Veron señala 3 niveles de análisis: 1. Un nivel no interactivo, que llama psicológico´general, y
que correspondería,entre otros, a la psicología del aprendizaje y del desarollo. 2. Un nivel personal, que
corresponde a la psicología de la personalidad, donde podríamos pensar en las conceptualizaciones de
personalidad que manejan los diversos enfoques clínicos. 3. Un nivel grupal, que correspondería al
estudio de dinámicas grupales de la psicología social. El cuerto nivel de análisis de la acción social para
Verón, sería el social que correspondería a la sociología. Me parece importante señalar que en el ámbito
de la psicología hay desarrollos teóricos, como el psicoanálisis o la teoría sistémica, que han construido
objetos teóricos que implican y atraviezan los diferentes niveles de análisis], me parece que la pregunta
por cómo nutre y se nutre la psicología del actual debate de la teoría social, es relevante.
¿En qué medida los modelos teóricos de la psicología están siendo repensados a la luz de las
transformaciones de la sociedad, y de los debates epistemológicos actuales de la teoría social?
¿En qué medida sus prácticas están siendo más o menos eficientes al compás de su mayor o menor
comprensión de los cambios?
¿En qué medida esa eficiencia esta teñida por una reflexión sobre la dimensión política de toda acción?
¿En qué medida la psicología representa una singularidad y especificidad como disciplina al interior de
las CCSS, y si es así, como puede mantenerla al mismo tiempo que participa del debate de la teoría
social?
Las tesis que me interesa proponer son:
- La subjetividad como categoría de análisis puede ser un referente articulador, que permita abrir un
debate teórico al interior de la psicología y de esta con el resto de las CCSS, en el contexto de las
transformaciones reseñadas.
- Dicha discusión, pensada desde la psicología, no tiene un valor meramente especulativo o teórico. Para
la propia eficacia de las prácticas de la disciplina es fundamental repensar sus modelos conceptuales a la
luz, especialmente, de las transformaciones “objetivas” de la realidad social y del debate al interior de la
teoría social.
El presente trabajo busca contribuir a la constitución de líneas de investigación al interior de la
psicología que consideren las interrogantes planteadas. Más que dar cuenta o profundizar en los temas y
problemas señalados me interesa contribuir a delimitar un espacio de reflexión a partir del cual sea
posible desarrollar trabajos de investigación exhaustivos. Es dicha voluntad la que me ha llevado a
priorizar la extensión en desmedro de la profundidad. Más que desarrollar una investigación particular,

me interesa acá mostrar la necesidad y la posibilidad de que la psicología se constituya como un campo
disciplinar al interior de las CCSS, capaz de articular la especificidad de sus desarrollos teórico-prácticos
con los procesos de transformación social y epistemológicos, nutriendo y nutriéndiose del debate en la
teoría social.
1. Esquema de trabajo
En esta primera parte me interesa presentar un esquema de trabajo que puede permitir al campo
científico de la disciplina pensar las transformaciones globales que se están produciendo, y su inserción
en la especificidad del proceso social chileno.
Me interesa ahora proponer un esquema de trabajo, delimitar un cierto ámbito de investigación, que
pienso puede permitir a la psicología [Cada vez que hablamos de psicología en el presente texto no nos
referimos a un discurso único y consistente. Al igual que en las demás CCSS, coexisten diversos
paradigmas teóricos. Al hablar de psicología debemos entender un campo disciplinar donde coexisten
diversos discursos que construyen objetos teóricos distintos referidos a diferentes ámbitos de la realidad.
Los diferentes discursos teóricos pueden ser entendidos como diferentes programas de investigación.
Puede hacerse una esquematización más gruesa si se agrupan los diferentes discursos según el ámbito de
la realidad social sobre la que trabajan (clínica, educacional, organizacional, etc) o si se agrupan en torno
a paradigmas teóricos mayores caracterizados por ciertos supuestos epistemológicos, ontológicos y
metodológicos compartidos por diferentes discursos. (paradigma positivista, paradigma constructivista,
paradigma sistémico, etc] un espacio de reflexión que considere las transformaciones epocales, asi
como la especificidad de las mismas en la realidad social chilena.
Propongo que los análisis que la psicología, en tanto campo disciplinar, desarrolle en sus esfuerzos por
comprender los diversos fenómenos de la realidad social en el Chile de hoy; a partir de sus diversos
objetos de estudio (me refiero a los objetos teóricos sobre los que trabajan los diversos paradigmas que
coexisten al interior de la psicología) deben estar contextualizado en el marco de dos ejes:
1.- La inserción política, económica y cultural de Chile en el proceso de transformación mundial de la
globalización y posmodernidad.: En donde debieran considerarse al menos los siguientes ejes:
- Desarrollo de una nueva fase de producción y acumulación capitalista: capitalismo posindustrial
- Revolución de las comunicaciones y desarrollo de nuevas tecnologías
- Difusión en occidente de la difusión de la democracia liberal
- Emergencia de una nueva sensibilidad cultural (o forma ideológica) llamada posmoderna
- Emergencia de nuevas condiciones de producción de la subjetividad, y de nuevos modelos teóricos
para analizar la misma

2.- El proceso político chileno y los cambios institucionales producidos en los últimos 30 años. [Los 30
años, como todo número, es arbitrario. En los últimos 30 años se habrían desarrollado y consolidado las
transformaciones epocales articuladas en torno al concepto de globalización y posmodernidad. Esos
mismos 30 años en Chile remiten a un proceso histórico particular que marca profundamente la realidad
social presente].
La articulación de dichos ejes permite ampliar la comprensión (“psicológica”) de las transformaciones
sociales, no reduciendolas a un puro efecto de la dictadura militar y la violencia política, ni a un puro
efecto del capitalismo mundial integrado y las transformaciones globales [Señalo estos dos extremos
posibles, por que me parece son extremos en los que han caido ciertas producciones al interior del
campo de la psicología en Chile. En otro texto analizo los casos del Ilas y de la Revista de Crítica
cultural, como ejemplos paradigmáticos de ambas polarizaciones].
Dicho proceso de análisis debe incluir además:
A- Un análisis del propio campo intelectual, de las disputas internas de poder, de los particulares
contextos de enunciación que en momentos determinados posibilitan ciertos discursos e impiden otros.
Es decir una consideración reflexiva sobre las determinaciones del propio campo disciplinar, en tanto
inserto en una determinada tradición y momento histórico particular.
B- El desarrollo de modelos conceptuales que al mismo tiempo que integren los dos ejes señalados
permitan articular la producción teórica y la intervención práctica.
Me interesa en este texto proponer a la subjetividad como una de las categoría de análisis que puede, en
el marco del esquema propuesto, ser un referente articulador, que permita abrir un debate teórico al
interior de la psicología y de esta con las CCSS.

La Psicología

La Búsqueda del Hombre Pleno, a partir del recién nacido
Maximiliano Pacheco Contreras
Licenciado en Educación, Psicopedagógo.
Sylvia Langford Horn, Carmen Riveros
Universidad Santo Tomás, Chile.

La edad del aprendizaje de ciertas habilidades no está determinada por la edad misma, sino más bien,
por la forma de permitir que se logre este aprendizaje.
Los niños a muy temprana edad, pueden ir aprendiendo habilidades que posteriormente los harán
sentirse como individuos capaces, orgullosos de ellos mismos y así a futuro conformar una sociedad más
sana. El ser humano se va determinando "con lo que hace", y "es lo que es". Los niños son capaces de
desarrollar todas las habilidades que deseen, siempre y cuando exista a su lado la persona adecuada para
que se produzca el aprendizaje.
Es de vital importancia el rol protagónico de padres y profesores, los que se deben entender como
facilitadores del aprendizaje. Elementos de este aprendizaje son por ejemplo: buscar el tiempo
apropiado, la forma en que el niño comprende, no usar excesos de explicaciones y sobretodo, que exista
mucho amor en el proceso.
Con el término de la Segunda Guerra Mundial, momento histórico en que surge un cuestionamiento de
"lo que és y debe ser el hombre". Nacieron preguntas tan válidas como : ¿Cómo crear una sociedad
mejor? ¿Cómo creer en el hombre? ¿El hombre necesita dar un sentido a su vida? .
La importancia que tiene en un niño de muy corta edad para lograr desarrollar en él habilidades, es que
permitiría que se sienta capaz y valorizado en el esfuerzo que le implica desarrollar una determinada
habilidad. El ser poseedor de ciertas habilidades lo hace dueño de una alta autoestima, logra saber lo que
quiere y no quiere. Reduce su dependencia hacia los adultos, toma sus propias decisiones. Y al poder ser
capaz de tomar sus propias decisiones significa que comienza a conocerse. Es fundamental para un ser
humano entrar a su etapa de adolescencia conociendo quién es y lo que quiere en la vida, además tener
la habilidad de poder hacer lo que desea, y no simplemente lo que es capaz o lo que es calificado como
"bueno". Para estos niños es más importante su autoevaluación que la evaluación de los demás. Por lo
tanto, les importa más su propia opinión sobre lo que ellos son, que lo que opinen los demás acerca de él.
Además, tienen conciencia que la infancia es un período para desarrollar sus habilidades y luego la
adolescencia y adultez es para perfeccionarlas, traspasarlas o compartir sus conocimientos.

Todo el proceso requiere "aceptar al niño como un ser legítimo en su totalidad en cada instante y no
como un tránsito para la vida adulta". Se deben crear las condiciones que permitan al niño ampliar su
capacidad de acción y reflexión en el mundo que vive, de modo que pueda contribuir a su conservación
y transformación de manera responsable, en coherencia con la comunidad y entorno natural al cual
pertenece.
Lo que está en juego en el proceso de formación es el enriquecimiento de la "capacidad de hacer y
reflexionar" del niño y nó "la transformación o cambio de su ser".
El curso que sigue y ha seguido la vida humana es el de las emociones, no el de la razón. Las emociones
son dinámicas corporales que especifican las clases de acciones que una persona puede realizar en cada
instante en su ámbito relacional. Por eso las distintas emociones pueden caracterizarse plenamente según
los dominios de acciones que las constituyen.
El amor es el dominio de conductas relacionales a través de las cuales el otro surge como "un legítimo
otro en convivencia con uno", y la agresión es el dominio de las conductas relacionales a través de las
cuales "el otro es negado como un legítimo otro en convivencia con uno".
Es fundamental las características de los padres y nó la de los niños. Estos padres tienen en común que
aman mucho a sus hijos (como casi todos los padres). Disfrutan inmensamente de ellos, pero han dado a
sus hijos una prioridad mayor que casi todas las demás familias en lo que respecta a tiempo y energía.
No consideran que esto sea un sacrificio de ellos mismos, sino más bien un gran privilegio. Consideran
que es más divertido enseñar a sus hijos que ir al cine. Están más interesados en sus hijos que en el
acontecer político o social.
¿Esto significa que no se interesan en la política mundial, la economía, el teatro, los deportes, el arte, la
música, la literatura y todas las demás cosas buenas de la vida? En absoluto. Están mucho más
interesados en todo ello que el promedio de la gente. Son personas activas, brillantes, informadas, felices
y eficientes que pasan menos tiempo preocupados por el mundo y mucho más haciendo algo por él, al
criar a niños más felices y más capaces.
Los seres humanos somos seres que pertenecemos al presente de una historia amorosa, no de agresión o
de competencia. El proceso de formación humana debe ser amoroso y no competitivo, en la cual se
corrige "el hacer" y nó "el ser" del niño. Resulta más fácil enseñar a leer, desarrollar matemáticas y
transmitir conocimiento enciclopédico a un niño de un año de edad que a uno de seis.
La lectura es lo más importante, es la base misma de todo, se designa como las artes liberales, así como
también es el área de las habilidades humanas en donde es más frecuente que falle el sistema escolar.
Las matemáticas son la base de todas las ciencias.
El conocimiento general, y toda la inteligencia humana está basada en los hechos-datos que constituyen
el conocimiento humano. Sin datos, no puede haber ninguna inteligencia humana como tal.

Todo ser humano tienden a evitar aquello en lo que no resultan buenos, mientras que repiten una y otra
vez lo que les resulta exitoso. Si un niño que durante su temprana edad no ha desarrollado sus
habilidades, se va sentir un perdedor o un fracasado por ende prácticamente nada lo va motivar. Siempre
se cree que el éxito es producto de la motivación.
Pero es al revés no es que la motivación engendre el éxito y que la falta de motivación
engendre el fracaso. El éxito crea la motivación.
El fracaso destruye la motivación. Para intentar explicar el desarrollo del niño se debe ser un atento
observador del niño, y de su crecimiento se deben aislar esos factores que son significativos para el
desarrollo y descubrir como por ejemplo los pasos que hace un recién nacido sano para lograr caminar.
· La primera etapa se inicia con el nacimiento, cuando el bebé puede mover sus extremidades y cuerpo,
mas no puede utilizar movimientos para mover su cuerpo de un lugar a otro. Esto se llama "Movimiento
sin movilidad".
· La segunda etapa se presenta cuando el bebé aprende que al mover sus brazos y piernas de cierta
manera, con el estómago presionado contra el piso, puede moverse del punto A al punto B. Esto se llama
"arrastrarse".
· La tercera etapa es cuando el bebé aprende a desafiar la gravedad por primera vez y a sostenerse sobre
las manos y rodillas para moverse sobre el piso, de manera más fácil y hábil. Esto se llama "gatear".
· La última etapa significativa ocurre cuando el bebé aprende a sostenerse sobre sus piernas y a caminar,
y a esto se le llama "caminar".
Se descubrió que el arrastrarse y gatear eran etapas esenciales en la programación del cerebro, etapas
durante las cuales los dos hemisferios del cerebro aprendían cómo trabajar juntos.
Cuando un niño no pasa por cada una de las etapas principales en el orden debido, sin importar con qué
brevedad permanece en una etapa, el niño más tarde podrá presentar problemas de tipo neurológico a
mayor o menor escala. La Búsqueda del Hombre Pleno, a partir del recién nacido

Página 2

"LA MENTE COMO UNA REPRESENTACION GRAFICA Y FRACTAL DE LA RELACION
ITERATIVA ENTRE LAS TENDENCIAS DE LA ENERGIA"
(EL VUELO DE LA MARIPOSA)

Claudio Quezada V., René Cifuentes B., Víctor Hugo Morales.
Universidad Santo Tomas, Chile.

"Y como soportaría yo ser hombre
si el hombre no fuese también poeta
y adivinador de enigmas y el redentor del azar"
Friedrich Wilhem Nietzsche.
"Así hablaba Zaratustra"

El proceso que pretendemos explicar permite a la psicología un paradigma integrador a la luz del
concepto de significante, como pilar fundamental (más que el inconsciente, la conducta, los procesos
sociales o la estructuración cognitiva, pero sin ser excluyente). Este proceso es el de la aparatización de
la mente a partir del dolor como alarma interna frente a la nihilidad, el proceso contrario a la
estructuración funcional que hace al ser acto en la existencia. El sujeto se encuentra arrojado a un mundo
que no entiende, el cual puede, dado su constante flujo, llegar a destruir sus características
fisioestructurales si, este sujeto, no es capaz de comprender este movimiento para hacerse armónico al
mismo. Aparece en forma implícita el concepto de plasticidad, toda aquella entidad que es en el mundo
necesita ser plástica y moldear su existencia para mantenerse en el mundo y no ser arrastrada a la
nihilidad
En primer lugar es necesario clarificar una noción de mundo, dado que en este mundo se hace manifiesto
el hombre en quien se manifiesto el fenómeno de la mente humana. El mundo es una fuente de procesos
que interactúan, el mundo es la interacción de sus recursos, cada uno afectando a los demás, así aparece
a los ojos de un buen observador como un movimiento que no termina, un estado constante de cambio y
actualización.
Si el mundo está en un estado constante de cambio, el sujeto necesita configurar este cambio como un
elemento comprensible que avise la necesariedad del movimiento desde su estado presente a otro, el
estado necesario que lo aleja de la nihilidad. El cambio en el mundo es producto de los propios recursos
de la naturaleza del mundo, en otras palabras, es una manifestación de su energeia, energía [El concepto

griego de la energía, energeia, y su desglose, en - ergon, significa obra en acto, se puede ver claramente
que la energeia alude al hecho de estar en acto, estar en progreso, o en un estado de cambio, donde el
término kinesiV, el movimiento, no deja de ser sugerente.], la que debe ser significante para el sujeto
para que el le atribuya un significado y sea plástico con estos cambios, y lo que resulten significar para
el sujeto en cuestión.
Estos cambios que el sujeto puede decodificar suponen un marco de referencia para hacerlos referentes,
el sujeto debe poseer un aparato decodificador, el cual le permita entender los cambios a priori, es decir,
cuando los cambios son actualizados en la existencia, el sujeto puede reconocerlos, por que ya los
conocía. Así hay un referente mental del mundo en la mente del sujeto, el cual debe ser tan plástico
como el mundo para actualizar los movimientos del mundo, esto quiere decir que las estructuras de la
mente, como aparato, no pueden ser rígidas, ni pueden serlo las categorías de decodificación que usa el
sujeto para entenderse con el discurso Umwelt.
Estas categorías son las estructuras en las que descansa la decodificación del mundo como semiosis [Del
concepto griego kategoria, que refiere a un predicamento, en el sentido de decir algo de algo, en este
sentido le presencia de la energía, desde un receptor en una categoría, dice algo de algo, en este caso, el
entorno o, mejor dicho, los cambios del entorno que resuenan en alguna de las categorías que se han
construido como referentes para entender estos cambios como significantes.], las cuales son plásticas por
función pero no en su estructura. Una antigua categoría puede generar una nueva asociándose, en el
proceso de significar, con una nueva referencia, creando, con su iteratividad, una nueva categoría. Pero
la antigua categoría permanece sin cambio, para seguir dando el antiguo significado, y no perder
actualidad.
Un buen ejemplo de todo esto puede hacerse teniendo presente la situación de una célula en el
organismo humano, el cual está en un constante estado de cambio, dado que es regulado en forma de
equilibrio dinámico, esta célula necesita entonces funcionar en forma de equilibrio dinámico para
ajustarse al movimiento del organismo del cual forma parte y del cual es recurso. Si está célula no es
capaz de acomodarse al estado del organismo seguramente desaparecerá sobreviviendo aquellas que si
pueden hacerlo, teniendo el organismo compuesto por estas células mayor capacidad de ser adaptación.
Ahora bien, este mismo organismo vivo fluctúa porque el entorno fluctúa, y lo hace gracias a que sus
recursos le permiten cambiar, acomodarse a los cambios del entorno, y así seguir existiendo como
organismo vivo. Es evidente que cada sistema se regula y cambia para ser plástico con un elemento más
grande que cambia, del cual este sistema es un recurso, o un subsistema. Si llegáramos a los límites
lógicos de esta declaración, el universo entero estaría en constante movimiento, en una especie de
equilibrio dinámico, el cual sería la manifestación de los recursos de universo entero, y considerando
que nuestra visión del trabajo en progreso es lo que llamamos energeia, podemos decir, sin temor a
equivocarnos, que el universo entero es una manifestación de energía, en constante movimiento. El
universo entero, el Ser o todo lo que es [Donde se entiende al ser como aquella característica del ente de
estar ahí, como entidad.], es un movimiento ilógico e inexplicable [en la idea de acto-potencia, donde el
movimiento es el flujo entre el ser y el llegar a ser, o el ser es el resultado sintético entre la dialéctica del
acto y la potencia.]

Pero de ser así, cómo es posible que el Ser haya generado la existencia si no es más que energías en
movimiento que se comportan sin una lógica aparente. Sólo es posible si la energía es capaz de producir
una huella de su paso, entonces estas huellas permiten un trazo del camino de la energía en forma de
mneuma o huella mnémica, como una memoria del Ser en el mundo o Umwelt.
Estos trazos o mneumas tendrían la característica de ser una relación entre elementos, puesto que estas
energías generarían los trazos en forma de influencia mutua, siendo trazo aquella nueva tendencia que
aparece de la interacción de elementos que supone, remitimos aquí conceptos de la sociología de Rom
Harre, donde estructura equivale a cualquier característica atribuible a una clase, de tal manera que se
construye una relación entre ambos, así los trazos son el elemento ordenador del movimiento caótico del
que hablábamos, generando estructuración al movimiento de la energía.
Entonces nosotros explicamos estas energías basándose en sus dos tendencias básicas, la recién
explicada que damos en llamar orden y su contraparte, que damos en llamar caos. Puesto que pudiendo
explicar lo que la energía hace podemos explicar como la mente se estructura sobre la base de la energía
con la que el Ser es en el mundo.
Este caos será la tendencia principal de las energías, el caos será la "esencia primaria de todo aquello que
es", caos es la tendencia a moverse, el germen de cambio en todo aquello que existe, entendiendo al ser,
y al acto de existir, como movimiento, cambio, entonces el ser es un eterno fluir, siendo lo que llaman
presente o ahora, el corte transversal que hacemos, arbitrariamente, en este eterno flujo, y este corte
explicativo de la huella del desplazamiento del caos es lo que llamamos orden, así este orden, lo que
daremos en llamar estructura, o lo que otros han dado en llamar realidad cósmica, no es más que la
explicación que inventamos para entender estas manifestaciones del caos, ya sea en el intra psíquico, o
bien, en el circulante simbólico [El circulante simbólico es todo aquello cuyo significado atribuible es
común para un grupo intersubjetivo, pudiendo ser negociado de alguna manera, así, a modo de ejemplo,
el lenguaje, con la connotación de sublimación que puede adquirir en la articulación de algún significado
es un circulante simbólico.] con el cual se negocia el ínter psíquico. Hemos dicho que en su tendencia
principal, el moverse, la energeia produce huellas que estructuran su tendencia al caos haciendo que
tienda al orden, así el ser tiende al orden y al caos al mismo tiempo.
Respecto de caos y orden, es necesario clarificar ambas ideas al máximo para así poder darle solidez a
los conceptos que posteriormente definimos, caos no debe confundirse con desorden, ni orden con lo que
se suele entender como tal; la idea se centra en que la energía se mueve, pero este movimiento produce
un elemento nuevo, una huella, una especie de trazo o dibujo del movimiento recién ejecutado, puesto
que, dado lo caótico del ser en cuanto no es más que movimiento, un movimiento se enfrenta a otros
distintos, lo que produce cambios en la energía que se enfrenta a otras en su acto de existencia, de alguna
manera las energías influyen unas a otras, se detienen y se dan impulso, eso es lo que entendemos por
trazo, puesto que una energía en movimiento con el poder necesario como para abrirse paso estructurará
un camino, que de ser frecuente se convertirá en una estructura, o que significará que las energías
seguirán ese movimiento en ese sector, generándose así una función, es decir que la energía tiende a
moverse de una manera tal si un trazo es lo suficientemente profundo, como permitir que el caos
canalice por el antedicho trazo, entonces la energía tenderá a moverse a través de éste, y esto le dará

mayor profundidad al mismo, de la misma manera que si un trazo no es viable para el paso de las
energías, éstas tenderán a otros trazos, o a generar sus propias huellas. Ese movimiento constante y
desestructurado en que se figura el ser en un inicio será la constante de su existencia, puesto que seguirá
moviéndose siempre, como tratando de volver al movimiento puro, ya que la energía, de alguna manera,
hace presión, pulsiona, en los trazos que impiden su paso, así éstos se mueven o son arrasados, de esta
manera, esta tendencia de la energía a moverse y empujarse se resume en una sola sentencia: el ser
tiende constantemente al caos, lo que resulta evidente, dado que el ser es movimiento y cambio, además
del hecho que es el movimiento puro lo que entendemos por caos. Pero vimos también que ese caos o
movimiento puro generará siempre huellas en el devenir de sus existencia, sobre o por encima de otras
energías incapaces de encauzar la energía en cuestión, estas huellas provienen de la tendencia natural de
la energía a moverse, pero en el sentido en que están estructurando el movimiento en forma de una
manera de fluir, una forma de ser, un funcionamiento, un proceso estructurado, es decir que el ser tiende
constantemente al orden.
Hasta este punto hemos dicho que el ser tiende constantemente al orden y que el ser tiende
constantemente al caos, entonces cualquiera podría decirme que no hemos respetado el principio de nocontradicción. ¿Cómo algo puede ser y no ser al mismo tiempo y bajo el mismo respecto? Pues, bien, la
explicación es muy simple, el ser no tiende al orden, ni tiende al caos, esas son formas de explicar los
dos procesos básicos de lo que la energía tiende a hacer, y la energía es el ser, es evidente que el ser
tiende a hacer lo que el ser tiende a hacer como obra en acto. En realidad, el caos como movimiento
puro, y el orden como rigidización pura, son una aproximación explicativa, pero ahora necesitamos un
acercamiento o un enfoque más preciso, puesto que el proceso comienza a complejizarse, ahora el ser
tiene procesos y estructuras, las que implican funcionamiento, la energía tiende a moverse, esa es su
función proveniente del caos, la energía siempre se moverá por sí misma o por otras que la arrastren, y
ese movimiento empuja al orden a adaptarse al caos o morir, por ende el orden debe imitar al caos para
no desaparecer, así toda estructura que se resista a la tendencia natural a moverse desaparecerá en forma
de movimiento, o se actualizará en su existir en forma de movimiento (que en realidad es el mismo
proceso, la energía sólo puede actualizarse en movimiento, perdiendo o no sus características de
estructura, o de orden), acabamos de decir que el orden tiende al caos, para existir como orden, o para
dejar de existir generando más caos.
En el primer caso, el movimiento de la estructura generará más movimiento cada uno con sus huellas
propias, y en el segundo, el trazo se disipará en forma de energías en movimiento (puesto que el trazo
mismo es una manifestación de energía) y esto generará más trazos, así por su tendencia natural al
movimiento y éste a dejar huellas, o trazos, el caos tiende al orden..
El ser es entendido como sus tendencias, o sus "actos", el movimiento es su funcionamiento y éste se
estructura en forma de trazos producto de ese movimiento, los que permiten un fluir que hace a la
estructura funcional para el ser, ambas tendencias del ser, orden y caos, función y estructura, son básicos
para que el ser sea, no pueden entenderse por separado o uno sin el otro, ya que no habrá uno sin el otro,
toda estructura existe por su función y toda función existe en una estructura.

Plasticidad y Estructuración Funcional

Sobre la Burocratización de la Subjetividad.
Rodrigo Karmy Bolton
Pontificia Universidad católica de Chile.

Este texto pretende, por una parte, una crítica a la sociedad actual, y en su implicancia, a la psicología en
cuanto disciplina científica que tiene origen y sentido en el mundo moderno.
1. Tierra firme.
Si encendemos el televisor, leemos los diarios, asistimos a un curso de capacitación empresarial, leemos
revistas del corazón o hablamos con cualquier persona en la calle, podremos encontrar conceptos, teorías
o prácticas, que provienen directamente de la psicología. Notamos que el sentido común está permeado
de conceptos psicológicos, teniendo la psicología una participación real en la conformación de este
imbricado cuerpo social.
Lo anterior implica que la división entre legos y expertos pudiera no ser tal como la imaginó la
modernidad, sino que por el contrario, si la psicología es una expresión del desarrollo de la modernidad,
y más aún, el discurso del individuo moderno, por tanto tiene sentido sólo en ella, constituye sus teorías,
desde las demandas desde el sentido común . Es decir, no existe un status natural entre la ciencia por un
lado, y el sentido común por otro, sino que ambos, el lego y el experto, son producciones históricas. Es
la objetivación de un campo de relaciones sociales, donde ni la subjetividad ni la objetividad son reales
por si mismas, sino que son momentos de un desarrollo histórico que les da sentido .
Antes de continuar quisiera decir que con burocracia me refiero a una clase determinada, la clase de los
administradores, (lo que hoy se denomina el sector servicios) . Por "burocratización", en consecuencia,
se entenderá como un modo de vida que opera desde y por el formalismo.
Un hecho que debería llamarnos profundamente la atención es que en el modo de vida se habla, de
hecho, sobre que el tipo del bocinazo era un histérico, la vieja de la esquina estaba "loca" o que la gente
crítica es "amargada".
La idea implicada en los ejemplos, es la de la psicologización. Lo que quiero proponer es que la
psicologización es una forma de dominación en tanto es parte de la burocratización de la vida, tengan o
no, la psicología y los psicólogos, las buenas intenciones para curar a las personas.
2. Dividir para gobernar.

La modernidad es el período histórico en que se liberan las fuerzas productivas, el hombre se sabe como
dueño de la naturaleza, y la racionalidad científica se instala como pensamiento y práctica. Surge la
producción en masa y homogénea con fórmulas tayloristas y fordistas desarrollando un capitalismo
creciente y pujante. La idea ilustrada del dominio por medio del saber, se instalan como las lógicas
propias del Estado que es la lógica de la razón científica.
Desde la década de los 60´ comienzan a diversificarse los mercados, surgiendo la demanda de los
consumidores en un mundo de mayor tecnologización y competencia. Se desarrolla fuertemente, el
llamado buenamente, "sector servicios", que exige mayor calificación y especialización (en especial en
el área cognitiva ) para los puestos de trabajo. Asimismo, se desarrollan grandes conglomerados
corporativos, las transnacionales, junto al Estado, de manera descentralizada y diversificada en todos los
puntos del planeta. Los medios de comunicación, no han estado exentos de este desarrollo, siendo los
protagonistas de esta nueva sociedad post-industrial.
Aparentemente, la apertura de los mercados trajo las democracias a las naciones, y el respeto por la
diversidad. Sin embargo lo aparente, a veces, es un pretexto de los optimistas, para no mirar sus
sinsabores. Si en las sociedades industriales, el dominio se ejercía por medio del autoritarismo
homogenizador de los Estados fuertemente centralizados, en el actual período, el dominio se ejerce por
medio de la diversidad. La globalización, a través de los mercados, crea diversidad, y con ello domina lo
que antes parecía indomable. Esta cultura es capaz de disolver los antagonismos posibles, la oposición
posible al sistema, transformando la negatividad en positividad. Un ejemplo de este fenómeno es la
televisión: no importa la diversidad de rostros, discursos, músicas o tonalidades, todo se neutraliza y se
reduce al mismo aparato quedando meras imágenes sin contenido alguno. Diríamos, hay puro
significante, sin significado. Otro ejemplo, es el del "punk" o el "hippismo", que en sus orígenes
constituyeron una protesta efectiva al sistema, hasta que se les puso una tienda en donde éstos podían
comprar sus "artefactos". La integración al mercado es silenciosa, y se realiza desde la diversidad que
conserva la "forma", pero acaba con el sentido real. Una idea análoga, es el concepto de "valor de
cambio" ampliamente desarrollado por el marxismo, y que consiste en la "equivalencia" que los distintos
productos adquieren en la dinámica propia del mercado, en la sociedad capitalista.
El totalitarismo sigue presente. Un totalitarismo de nuevo tipo que domina en la creación y
burocratización de la diversidad.
En este proceso, el individuo opera con la experiencia de la incertidumbre. Opera como si el sentido
fuera "singular",como nos enseña el famoso discurso de "cada uno tiene su verdad", o "todo es
relativo" (que es contradictorio en sí mismo). Un efecto de ello es la despolitización, que se genera en la
medida en que se acentúa la diversidad y la singularidad del sentido: al no existir un sentido universal, lo
político no es posible ( y ojo porque tampoco la discusión tiene sentido). La clásica frase de "dividir para
gobernar" tiene hoy más sentido que nunca.
Por ello, para comenzar esta exposición quisiera plantear que el sentido, en estos tiempos está muy
claramente establecido, el poder hegemónico permite administrar, crear y anular la diferencia. Es

justamente en esta racionalidad de puras singularidades producidas por el mercado y su consecuente
diversidad ilusoria, desarticuladora de lo colectivo, en que el discurso de la psicología se instala
regulando y administrando la subjetividad : la psicología formaliza las relaciones humanas.
3. Subjetividad.
Para las siguientes líneas utilizaré el concepto de "enajenación" desde la tradición hegeliana-marxista.
La enajenación es una situación objetiva en que nuestros productos, sean actos, obras, poemas, zapatos o
ciencia, se convierten en nuestros enemigos. La enajenación convierte la producción propia, humana, de
hombres concretos de carne y hueso, en una "otredad" con vida propia que nos esclaviza. Es justamente
esta escisión al interior del sujeto, que se expresa una diferencia radical entre el discurso y la acción. Es
importante señalar que para acabar la enajenación no basta con saber de ella, puesto que no se puede
saber, sino que es necesario cambiar el modo de vida real. Este concepto es análogo a la idea de
inconsciente en el psicoanálisis. Así, se puede pensar que lo que el individuo vive como síntoma, es la
expresión de la imposibilidad actual de reconocimiento con la realidad producida. En términos
freudianos, el inconsciente sería el espacio de las relaciones sociales producidas en el cual el individuo
no se reconoce y es sometido, parafraseando a Freud, por "ello". El inconsciente, entonces, lo entiendo
como la historia humana, que es toda la realidad, y que es inconsciente en tanto el modo de ser es un
modo fuera de sí o enajenado.
En la burocratización actual de nuevo tipo, surge un cariño por el texto, por la imagen, que se expresa en
la subjetividad. El individuo es hablado por un documento. El texto, se apropia del poder de la palabra
del individuo, en cuanto éste ha perdido su nombre y su lugar tradicional . Se constituye una
subjetividad vacía, pasiva, incapaz de simbolizar y de reconocerse en su propia producción que sería en
este caso la ley. La ley, producida por hombres concretos, se vuelve en contra de ellos, he ahí la
enajenación. El texto no le pertenece, la palabra no le pertenece, el individuo se ha vuelto mudo, la
subjetividad no se pertenece, está esclavizada por una "otredad". El discurso es puesto por la burocracia,
escindido de la subjetividad real. La subjetividad no se reconoce en sus actos.
La palabra, que es la ley, en esta sociedad de la información (o desinformación), se ha cosificado, es
decir se la trata como un objeto dado y establecido. Por ejemplo, en nuestro país, existe un apego a la ley
muy evidente en estos diez años de "algo". La burocracia produce el silencio, la falta de pensamiento por
parte del sujeto. La palabra, en cuanto ley, se presenta fuera de las manos de la conciencia que la
produjo. En ello, entonces, las relaciones sociales, son mediadas por un documento (como quisieran los
liberales), que formaliza, clasifica, ordena, da lugar, a la forma de esas relaciones. Así, entre el "yo" y el
otro se presenta un vacío, una separación radical, una tierra de nadie, una impersonalidad que es la
palabra enajenada, fuera y sobre el productor, obligando, en medio de relaciones cosificadas, es decir,
relaciones que aparecen como intercambios de meros objetos. La singularidad se transforma en la
realidad del individuo en la sociedad burocrática.
La psicología, en este escenario, normaliza, por medio de los medios de comunicación de masas como

suntuario en las revistas, el diario, los programas de televisión o radio, de los manuales, de las
clasificaciones psiquiátricas etc..., legitimando el operar actual de la subjetividad por medio de la
burocratización de las relaciones sociales, todo debe ser formalizado. El operar real de la subjetividad es
un operar burocrático. Un ejemplo son los manuales psiquiátricos como el DSM IV que intentan crear
diversidad de patologías. Este individuo que, en medio de la diversidad ilusoria pierde su rumbo,
demanda un referente, un lugar. Otro ejemplo de la diversidad tecnológica en la ciencia psicológica es el
surgimiento de las terapias familiares, que, casualmente, surgen justo en tiempos en que la institución
familiar tradicional está en crisis. La crisis de identidad en la subjetividad es evidente. Esta búsqueda de
referentes por parte del individuo que desea ser reconocido por el deseo de un otro, demanda a la misma
psicología formalizar las relaciones sociales.
Es justamente éste el dominio que ejerce la globalización, por medio de la diversidad crea desencanto,
escepticismo, superficialidad, aún cuando, materialmente, el poder tiene un sentido muy definido, como
es la ganancia del capital por medio de las transnacionales y el Estado. La subjetividad al experimentar
el sin-sentido, se coloca en el lugar "asignado" por el orden burocrático, pero que no satisface, y no
reconoce a la subjetividad como tal. Ello se expresa en el mutismo y la imposición de la "ley"ajena que
transforma la subjetividad en objetividad, una entidad que no tiene proceso psíquico, sino que se
identifica en una de las tantas formas que el mercado crea. Como cantaban por ahí, es un ladrillo más del
muro. A la subjetividad se le aplasta el aparato psíquico, quedando en ello, el mero sensualismo.
Es así como el deseo termina en una frustración, puesto que se desea a un otro, pero como objeto de
consumo que se agota. Esto último desemboca, a veces, en la violencia y el descontrol de los individuos.
En palabras mas brutales, la burocracia "chupa" el aparato psíquico, dispone y propone al individuo, el
hombre se reduce ahora a una cosa porque la burocracia le establece todos los actos posibles de ser
ejecutados, perdiendo así, la subjetividad, la posibilidad de tomar decisiones y de pensar. La burocracia
es la vampiresa del siglo XXI, un mounstro creado por el hombre. Es la gran tragedia humana que
impone un modo de vida concreto que parece un modo de muerte. Si para Freud, el Eros complejiza la
vida hacia estados "cada vez más altos" permitiendo su conservación como tal, en la sociedad
burocrática la vida no puede complejizarse. Las singularidades, en tanto "objetos" separados no pueden
transformarse en sujeto, es decir, no pueden reconocerse en el campo de relaciones sociales producido,
no se pertenecen. Cuando hablo de singularidades, me refiero tanto a individuos concretos, como a
grupos diferenciados dentro de la sociedad. Es importante este punto, porque se podría asumir que es el
individualismo lo que hay que cambiar, y entonces habría que hacer psicología social dado que ésta
tendría intenciones revolucionarias. Pero yo pienso que no, porque el problema real no es el
individualismo, sino que éste es una expresión de un modo de vida. El problema real es la
burocratización de la subjetividad. Hipotéticamente podría existir pura psicología social en medio de la
burocracia y su totalitarismo, y de hecho, la psicología laboral (con autores como Aubert y Gaulejac,
Robins, la psicología laboral oficial) enfatiza los grupos de trabajo o el trabajo en equipo, pero no
soluciona el problema de fondo, porque se queda en las meras significaciones del trabajo, como si la
enajenación fuese un malentendido. El problema de fondo es la enajenación que actualmente se expresa
en la burocratización de la subjetividad, una subjetividad que no se reconoce en su propia producción y
que a su vez ésta producción se vuelve un enemigo. Para ello, es necesario cambiar el modo de producir

la vida. He ahí lo político del asunto.
En síntesis, la capacidad del mercado para crear diversidad es tal que descentraliza la producción, e
impacta en la subjetividad que pierde su identidad. En la búsqueda de referentes, de figuras de autoridad,
la subjetividad se sitúa en el lugar dado por el mercado, pudiendo ser éste lugar un "trastorno de
personalidad". La enajenación consiste en que, han sido los hombres concretos quiénes han creado la
"ley", y sin embargo esta "ley" somete a los individuos dándoles un "lugar" ilusorio. La "ley" está
afuera, y el individuo queda impotente ante ello, sin reconocerse. Esta palabra o ley, esta incapacidad de
nombrar, transforma la subjetividad en una cosa. No importa la subjetividad, simplemente ésta es
reemplazada por el texto y el formalismo de la ley. Así, la subjetividad no piensa, no simboliza, sino que
se somete al dictamen del poder de la palabra ajena. La burocracia nombra, y acaba con los actores
políticos. La burocracia acaba con el espacio privado que en la modernidad clásica estaba claramente
establecido.
Es en este sentido que la psicología ha formalizado las relaciones humanas, por medio de la
psicologización. La psicologización, es la expresión de las formas del nuevo dominio, de un
totalitarismo de nuevo tipo. La diversidad burocrática genera una adaptación social al más viejo estilo, y
parte de esta diversidad es la psicología como objeto de consumo. La psicología norma las relaciones
humanas.
4. Psicología posible.
¿Pero, de qué manera la psicología puede ir más allá de sí, puede constituirse como crítica efectiva a la
realidad social?
Para contestar esta pregunta, me parece necesario reiterar la premisa guía de este trabajo: la historia la
hacen los seres humanos, de carne y hueso, concretos. En este sentido la psicología, en cuanto ciencia,
es una producción humana que surge en la Modernidad en torno al individuo moderno, el neurótico. Por
tanto, una psicología crítica debe, en primer lugar, reconocer los efectos que la propia producción ha
instalado en las relaciones sociales: la burocracia psicológica presente está legitimando un determinado
poder hegemónico, formalizando las relaciones sociales.
Sin embargo, una psicología crítica, para instalar el debate crítico, debe superar los dualismos propios de
la modernidad desde un nivel epistemológico en la relación Sujeto v/s Objeto, pasando por la ética el
problema entre el individuo v/s la sociedad hasta un nivel político que se expresa en la relación entre
expertos v/s legos. La superación de los dualismos puede traer consecuencias políticas profundas, como
son la democratización del saber, y por tanto dar fin y superación de la forma ilustrada de saber-poder.
Una psicología crítica, pienso, debe estar atravesada por la historización, es decir la operación que
permite a la psicología "saberse", como producto histórico que tiene sentido en un mundo en donde tanto
la diferencia entre legos y expertos y la individualidad se constituyen como real. En esta operación de
historización, se puede mostrar cómo la psicología (como toda ciencia) se ha superado a sí misma, es

decir se ha hecho otra de sí. Basta ver cómo, desde el extremo del racionalismo expresado por el
conductismo se pasa al irracionalismo del posmodernismo. En este sentido, los buenamente llamados
posmodernismos en psicología, como en ninguna otra ciencia (si es que nos permiten la palabra), no son
una superación efectiva de la disciplina, sino la misma moneda con otra cara. En tanto una psicología
crítica debe superar el dualismo, la dicotomía entre racionalismo v/s irracionalismo, sólo es superada
desde la historización de la ciencia. El desarrollo de nuestra ciencia permite ver cómo se ha inventado y
reinventado la psicología dentro del discurso moderno, y su posibilidad de superación efectiva.
Es necesario, instalar en el debate la propia producción del aparato tecnológico psicológico, sin importar
las buenas intenciones que nuestro terapeuta tenga, sino la obra misma. En este caso, las intenciones no
valen. Debemos atrevernos a ponernos en juego, y arriesgarnos en medio de las instituciones en que la
psicología opera. Es posible asumir el conflicto como consustancial a la institucionalidad.
Pienso, que a la base de esto, se presenta una dicotomía entre lo universal y lo particular. Pienso que la
dialéctica, como teoría crítica, puede superar efectivamente las dicotomías y posibilitar una psicología
crítica.
Quisiera sugerir, que la psicología puede contribuir a construir un mundo distinto y mejor, trabajando
sobre la base de la universalidad, una universalidad que contenga a las diferencias, que hace posible la
diferencia, la diferencia es libre porque es reconocida como tal y tiene sentido en la universalidad. En
términos freudianos, la vida, para conservarse, debe complejizarse por medio de una "síntesis cada vez
más amplia de sustancia viva". Los individuos, se convierten en sujeto, reconociéndose en el deseo del
otro, ésta es la universalidad concreta.
La psicología, como hemos visto, tiene un lugar importantísimo en el mundo de hoy. Y sin embargo
hace todo lo contrario de lo que dice que se propone. La enajenación, no acaba con una terapia
psicológica, sino con un cambio en las relaciones sociales, y para que ese cambio ocurra, una psicología
crítica podría tener un lugar central.

...el deseo es el agua de la esperanza...

Bibliografía

TORTURA EN CHILE:
UNA EXIGENCIA DE JUSTICIA DESDE UNA COMPRENSION PSICOLOGICA
EXISTENCIAL
Úrsula Echeverría., Fabiola Molina., María Antonieta Vera.
Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile.

RESUMEN.
"Tortura en Chile: Una exigencia de justicia desde una comprensión psicológica existencial", es un
trabajo realizado por tres estudiantes de Licenciatura en Psicología, las que actualmente cursan el cuarto
año de su estudio, sobre la base de una exhaustiva revisión bibliográfica respecto al tema hemos
intentado dar al lector una comprensión del fenómeno de la tortura practicado el Chile desde el 11 de
Septiembre de 1973 con el Golpe de Estado y durante el Régimen Militar por el General Augusto
Pinochet Ugarte. La tortura constituye una forma de terrorismo de Estado que frecuentemente es
utilizada como un instrumento para quebrar los movimientos políticos opositores al sistema del Estado a
través del quiebre psíquico del individuo torturado, aunque frecuentemente se escuche la justificación
por parte de quienes lo avalan y practican de que ésta técnica es necesaria para obtener información y
asegurar el bienestar de la nación.
La comprensión psicológica existencial de la tortura es un intento por iluminar un fenómeno oscuro de
la humanidad, el cual no sólo daña a quien es, fue o será torturado, sino también a la sociedad en la cual
esta práctica se instaura y a la humanidad completa, en la medida que destruye y ataca la esencia del ser
humano: su identidad, libertad e integridad. No es suficiente con las definiciones que distintas
instituciones dan sobre la tortura, ya que las palabras, incluso las más sofisticadas no pueden
conectarnos con la experiencia de quien ha sido torturado. Sin embargo, en este punto radica
principalmente nuestro objetivo: conectar a los lectores y asistentes al Congreso con el fenómeno
existencial de la tortura, y desde allí crear conciencia en todos los estudiantes latinoamericanos de
psicología de que este hecho constituye también un hecho social y por lo tanto, directa o indirectamente
nos atañe. Primero como ciudadanos y miembros de una sociedad somos cómplices por acción u
omisión de los daños que la práctica de la tortura instaura en las bases mismas del individuo y la
sociedad. Segundo, como profesionales de la salud mental, no podemos olvidar nuestro rol social de
mejorar el bienestar de todos los miembros de nuestras sociedades. De esta forma consideramos que es
de vital importancia abordar un fenómeno que ocurrió y en nuestro país y sin embargo parece olvidado,
y lo que es más grave aún todavía es negado con la apariencia de hacer esfuerzos de superación, con la
idea fantasiosa de que estamos en democracia, con mesas de diálogo, día de unidad nacional, todas estas
falsas facetas que nos intentan imponer para olvidar una cruel historia en pos de la tranquilidad. No es
nuestro propósito, crear un clima de violencia y agresión, pero tampoco consideramos que sea saludable

"negar" la historia, en la forma en que sacamos de nuestra conciencia los contenidos angustiantes y
amenazadores; esta energía siempre se manifiesta en síntomas poco adaptativos. Recordemos que un
pueblo sin memoria, vuelve a repetir la historia. Por lo tanto, se hace necesario e imprescindible la
Verdad en Chile, y a partir de ella confirmar la experiencia de miles y miles de compatriotas que han
visto su existencia destrozada y a través de ellos y de la Justicia que merecen, Chile puede reinstaurar las
bases de una sociedad y país vivida como un "nosotros" y no como "éstos contra los otros".
I. Antes de comenzar a describir tanto la hipótesis de este trabajo, como los argumentos que la sustentan,
nos parece indispensable que, en primer lugar, situemos al lector en el lugar exacto de las motivaciones
que generaron esta propuesta.
Todos los conflictos asociados a la tortura en Chile durante el gobierno militar del General Augusto
Pinochet Ugarte, parecen haber quedado ya olvidados y sepultados detrás del arco iris de la
Concertación y estos 10 años de democracia. Una y otra vez, se perfeccionan las sutiles estrategias que
seducen a los chilenos hacia los caminos del olvido y la tranquilidad tanto tiempo anhelada. Al mismo
tiempo, en la Alameda todavía es posible que torturador y torturado se reconozcan, ambos libres,
existiendo en la paradoja de este Chile que sí conoce la historia desatada entre sus calles: la del
despojado y la del despojador, la del humillado y la del poderoso, la del confundido y la del convencido
hasta hoy, la del muerto y la del vivo.
Aquellos que todavía no conocemos la alegría de vivir en una verdadera democracia, exigimos nuestro
derecho a la memoria histórica. Deseamos de corazón la reconciliación nacional, pero creemos que es
absolutamente irresponsable apelar a ella en base a la condición del olvido. Esta exigencia nada tiene
que ver con convicciones filantrópicas, al contrario, puede llegar incluso a ser la representación perfecta
del egoísmo: con veinte años aún nos relacionamos día a día con la tortura y la dictadura , con sus
víctimas o con los hijos de éstas, con nuestros padres asechados por un miedo casi inconsciente, por
nuestra música o por nuestros libros, con senadores designados, con dolores ajenos, con traumas
irreconocibles, con temores que no nos pertenecen. Es una deuda que existe, que debemos esforzarnos
por develar, pero que definitivamente no nos corresponde pagar. Es el Estado quien debe hacerse
responsable de este saldo y realmente, frente a esta realidad desgarrada de la tortura, el Informe Rettig
parece un argumento bastante irrisorio. Son ideas que fortaleceremos a través de este trabajo a partir de
argumentos y referencias propias de nuestra profesión. Y es aquí donde queremos detenernos. La
motivación central que nos llevó a iniciar esta propuesta, se basa justamente en nuestro rol como
estudiantes de Psicología. Las tres estudiantes que aquí trabajan, cursan cuarto año de Universidad . En
estos cuatro años, consideramos haber aprehendido un buen número de conocimientos teóricos y
terapéuticos que validan nuestro reclamo: nos consideramos francamente ineficaces con pacientes que
directa o indirectamente hayan sufrido los efectos múltiples de esta experiencia desestructuradora:
"sobre la persona, la familia, la sociedad y el conglomerado jurídico, histórico y territorialmente
demarcado" ( CODEPU, 1996).
Es así que como estudiantes de Psicología, y después de una exhaustiva revisión de la literatura
relacionada con esta afirmación, consideramos indispensable e impostergable la exigencia de verdad y
justicia en Chile, ya que ésta constituye una real necesidad para el correcto desempeño de cualquier

tentativa terapéutica en este ámbito. Verdad para confirmar de una vez por todas la experiencia, y
justicia para iniciar por fin el largo y doloroso proceso que implica el curarse.
Antes de comenzar a presentar esta idea, nos parece necesario definir el concepto de salud, en la medida
en que adherimos a la idea de que éste es contextual e imposible de separar - igual que el concepto de
enfermedad- de un momento sociocultural determinado:
"Entendemos la salud mental como expresión del ser total de una persona en un proceso de interacción
cognitiva, emocional y afectiva con su entorno sociocultural y medio ambiente físico (Estrada,1990).
Desde esta perspectiva abordamos el fenómeno de la tortura como una totalidad existencial, que afecta
al ser humano individual que la padece, así como también, a los seres humanos que se encuentran dentro
de una sociedad en la cual esta práctica ha tenido lugar, es decir, la tortura afecta directamente la
totalidad de la persona que la vive e indirectamente se ve afectada la totalidad de la sociedad en la cual
éste fenómeno se inserta. En otras palabras, "la tortura, es en última instancia una acción que se inserta
en el espacio psíquico en el cual se sitúa toda la experiencia de autonomía adulta del sujeto, y a través de
diferentes mecanismos se pretende quebrar la estabilidad psíquica del individuo para así posibilitar la
ruptura de su experiencia con su mundo histórico y con su vivencia exterior, de tal modo que la
verdadera finalidad de esta práctica es dividir y destruir la oposición política a través de destruir y
dividir individuos. Usar la tortura en forma sistemática es asegurar el poder con el terror" (Westin,
199-).
Las Naciones Unidas definen la tortura como "cada acto a través del cual, a una persona
intencionadamente se le ocasiona fuerte dolor o sufrimiento, ya sea de naturaleza física o psíquica, o por
iniciativa de un servidor público, con el objetivo de obtener de él, ella o de una tercera persona
informaciones o una confesión, de castigarlo por un acto que él ha cometido o es sospechoso de haber
cometido o de ejercer presiones sobre él o sobre otras personas. Como tortura no se considera sin
embargo el dolor o sufrimiento que solamente proviene, directa o indirectamente , de consecuencias
legales en la medida que ellas están en relación con las reglas mínimas establecidas para el tratamiento
de prisioneros" (Artículo 1°. Declaración contra la tortura que se aceptó unánimemente por las Naciones
Unidas el 9 de Diciembre de 1975).
En términos psicológicos se define a la tortura como "traumatización extrema", entendiendo por trauma
al daño resultante de sucesos vitales incontrolables o en forma más específica al colapso de las
estructuras del yo, en todos los niveles de referencia , resultante del encuentro entre una amenaza
catastrofal y una respuesta caótica.
II. "Cuando los individuos que encuentran que tienen intereses comunes, se asocian, no lo hacen sólo
por defender esos intereses, sino por asociarse, por no sentirse más perdidos en medio de sus
adversarios, por tener el placer de comunicarse, de constituir una unidad con la variedad, en suma, por
llevar juntos una misma vida moral"
(Durkheim,1967)

Sin embargo, respecto a estas dos definiciones consideramos que parece ser tradición de la Psicología,
configurar su estatus como ciencia a partir del poder que despliega en el establecimiento de diagnósticos
clínicos a partir de patologías específicas en individuos específicos.
En este transcurrir de la ciencia psicológica, es fácil advertir tácitamente el exceso de énfasis de la
clínica al focalizarse en el individuo como objeto de estudio, y al determinar categorías nosológicas a
partir de un enfoque generalmente basado en una concepción dinámica cuyo lente se dirige hacia los
conflictos del sujeto como dotados de existencia propia.
Es así como al diagnosticar, de una u otra manera, la psicología etiqueta a una persona, la encasilla en
una categoría determinada quiéralo o no, toma como un dato de la realidad tal diagnóstico, negando
implícitamente así, la noción de futuro y de cambio. Esto resulta particularmente contradictorio si
consideramos que la psicología presta su utilidad como disciplina en la medida en que propone
alternativas y herramientas metodológicas y terapéuticas para generar el cambio necesario en pos de la
salud mental.
Esta naturalización de las categorías diagnósticas implica, según Guillebaud (1997), asumir un "un
estado de las cosas" según el cual aquello que se asume como dato de la realidad se constituye como una
verdad objetiva .De esta manera el dato adquiere toda la carga ideológica de la naturalización,
apareciendo como una categoría a la que se niega el carácter de construcción: "La peor construcción es
aquella que no se reconoce como tal" (Guillebaud, 1997).
De esta manera, el no cuestionarse la categoría diagnóstica como una más de las tantas construcciones
sociales, no permite espacio alguno para definir los criterios de la misma, y por tanto niega la cualidad
esencial de toda construcción: el cambio constante a partir de un contexto determinado. Sólo
cuestionando constantemente la validez de la construcción, es posible adecuar las categorías a la
verdadera realidad contextual. Si este espacio es negado, es negada también la renovación y por tanto, la
noción de cambio y futuro.
A partir de lo anterior, Guillebaud (1997) plantea que en base a la idea de naturalización, las categorías
adquieren la carga de una ideología invisible que se basa en la idea de una objetividad externa, apela a
criterios técnicos tras la idea del estatus del razonamiento científico, y se configura como a idea con
validez universal. Es así como tras el fenómeno de la naturalización de las categorías es posible apreciar
mecanismos de re-sacralización según los cuales la propia racionalización se vuelve mito. Las categorías
diagnósticas se vuelven algo que es, ante lo cual uno puede adherir o no, pero ante lo que no se puede
contra argumentar. Estamos así, en el espacio de lo sagrado, donde la psicología se ha configurado como
fe.
Es así como tradicionalmente se ha disculpado a la psicología de una crítica social, en la medida en que
ha delimitado en forma bastante rígida el reino de su praxis, incluyendo como determinantes sociales
sólo algunas iniciativas relacionadas principalmente con el determinismo de la primera infancia y el
valor de las redes sociales próximas en relación a la terapia.

Sin embargo, tales distinciones son insuficientes para hacerse cargo de exigencias rigurosas al contexto
social, en base a lo individual. Aún no es posible que la psicología como ciencia se ponga al servicio de
cambios estructurales, de un verdadero movimiento y cambio social.
Nos parece que este hecho se explica justamente a partir de la naturalización de las categorías
diagnósticas usadas en Chile por la Psicología.
Al instituirse como ideología y mito demandante de fe , la psicología pierde la capacidad de cuestionar
la validez de sus supuestos, de sus construcciones. Así, NO HA SIDO CAPAZ de incluir en estas
categorías nosológicas el correlato histórico de Chile como sociedad, y de esta manera, los criterios que
utiliza nuestra ciencia, son irreales y vacíos...son un dato.

¿De qué estamos hablando aquí?

Identidad en Psicología Educacional
Javier Báez Alcaíno y Giovanni Pierattini
Pontificia Universidad Católica de Chile.

INTRODUCCIÓN
La presente ponencia trata acerca de la psicología educacional. En otras palabras, trataremos de
acercarnos a ella desde un ángulo particular y prestando atención a algunas zonas de ésta, sin tratar de
dar una respuesta acabada a cada una de las preguntas que surjan en el camino, ya que es esencial que
podamos mantener la incertidumbre que posibilita esta reflexión. Dicho ángulo particular dice relación
con nuestra experiencia como estudiantes de la especialidad de psicología educacional dentro de la
carrera de psicología. En este momento nos encontramos haciendo la práctica en dicha disciplina y es
precisamente esa experiencia un elemento central que convoca a la reflexión de la propia identidad
profesional. Consideramos que una sistematización de dichas reflexiones contribuye a la discusión de
preguntas esenciales para todo estudiante de psicología, a saber, la particular identidad que constituye al
psicólogo, el futuro laboral de éste y por sobre todo el espacio del mundo en el que le interesa intervenir.
El núcleo de nuestro argumento contiene la pregunta por la identidad de la psicología educacional. Para
abordar esta pregunta insertaremos a la psicología educacional dentro de un entramado de relaciones en
el cual esta adquiere una identidad en función de las relaciones que la ligan con los demás. De esta
forma no aspiramos a desentrañar la esencia pura de la psicología educacional, sino a situarla dentro de
un contexto de interacción y dinámico, es decir atento a su evolución histórica.
El esquema relacional que proponemos incluye a 5 actores centrales, a saber; psicología, educación,
psicología educacional, ciencia y sociedad. El análisis de dicho esquema será desplegado históricamente
de manera diversa, ya que en parte se considerarán vínculos que se vienen construyendo desde largo
tiempo y otros que resaltan por el momento presente. En particular nos interesa pensar el rol protagónico
que la psicología educacional puede estar adquiriendo hoy en la educación chilena.
A modo de propuesta pensamos que la principal fortaleza de la psicología educacional es la dimensión
auditiva que puede instalar en la educación y la psicología. En la primera sería posible trabajar para el
entendimiento y la cooperación en términos interpersonales y teóricos; y en la segunda sería posible
retroalimentar experimental y prácticamente los supuestos teóricos de la psicología.

Desarrollo

"AUTOCUIDADO, TRASTORNO PSICOLÓGICO Y ROTACIÓN EN EQUIPOS DE SALUD
MENTAL"
Natalia Hidalgo L., Edson Moreira S.
Universidad de Chile, Chile.

RESUMEN.
Del supuesto de la baja cantidad y/o calidad de los métodos de autocuidado de los equipos que trabajan
en Salud Mental, el presente trabajo intenta buscar los posibles trastornos psicológicos que pudieran
desarrollar los profesionales que conforman estos equipos y cómo influye esto en su deserción laboral.
Se confeccionó, para ello, una encuesta y se utilizó un test para medir posibles rasgos depresivos en
estos profesionales; a partir de estos instrumentos se realizó la tabulación y análisis.
Se encontró que en la muestra estudiada sí existe percepción subjetiva de malestar psicológico, aunque
no existe una relación directa entre este malestar y deficiencia en los métodos de autocuidado. Sin
embargo, sí se lo relaciona con malas condiciones laborales, problemas entre los profesionales y las
instituciones, y malas remuneraciones. También se encontró que los equipos finalmente resuelven de
manera informal sus deficiencias en el autocuidado, puesto que efectivamente sienten la necesidad de
estos espacios.
Se concluye que podría disminuirse considerablemente tanto la percepción subjetiva que los
profesionales de estos equipos tienen de encontrarse afectados psicológicamente, como la deserción
laboral, si se disminuyera la sobrecarga y se proporcionaran espacios formales de autocuidado; y que es
necesario un mejoramiento de las condiciones laborales, tanto de infraestructura, como de relaciones
entre los miembros del equipo y entre éstos y las autoridades. También se concluye que es necesario
profundizar en esta línea de investigación, puesto que este estudio deja abiertas muchas interrogantes en
torno a esta área.
INTRODUCCIÓN.
1) CONTEXTUALIZACIÓN.
En nuestro país existe una parte importante de la salud pública y privada que está orientada al

tratamiento y prevención de trastornos de tipo psicológico y psiquiátrico, que pueden tener una causa no
sólo de naturaleza psíquica, sino también pueden estar influidos por factores sociales, como sucede en
algunas patologías como alcoholismo y drogadicción, violencia intrafamiliar, etc.
Frente a este tipo de conflictos, se hace necesaria la creación de programas de intervención que abarquen
más allá del área clínica, es decir, la intervención psicosocial, dentro de la cual el instrumento central es
el equipo interventor (G. Morales y E. Lira, 1996). Éste consta de distintos profesionales del área social
y de la salud, quienes conforman pequeñas células que tienen como tarea en común la rehabilitación y/o
prevención en grupos sociales que padecen trastornos mentales tales como las personas que presentan
alguno de los conflictos anteriormente nombrados u otros.
2) PRESENTACIÓN DEL CONFLICTO.
Debido a la gran carga emocional a la que están expuestos los profesionales que conforman estos
equipos, no sería extraño pensar que estuvieran proclives a desarrollar trastornos de igual índole a los
que ellos están tratando. Esta idea aparentemente simple, ha sido desarrollada vagamente y, a nuestro
juicio, no considerada en su real importancia, lo que podemos deducir de la escasa bibliografía que
encontramos al respecto. Esto nos parece preocupante, ya que, como plantea G. Morales (1993), estos
posibles trastornos pueden ser más relevantes para el éxito de un programa de intervención, incluso, que
un diseño técnico riguroso; además de ser un factor que muchas veces se hace tan relevante que
determina la renuncia de los profesionales por la imposibilidad de superar estos trastornos y por la poca
importancia que institucionalmente se ha dado a este factor.
OBJETIVOS.
Nuestros objetivos están orientados a la observación, en la práctica, de los posibles riesgos psicológicos
a los que pudieran estar sometidos los profesionales que componen equipos de intervención en salud
mental, y la posible influencia que pudiera tener esto en la deserción laboral. Observar también cómo se
traduce esto en la frecuente rotación de los equipos interventores.
HIPÓTESIS.
Los resultados esperados se pueden expresar en la hipótesis siguiente: A menor cantidad y/o calidad de
métodos de autocuidado en los equipos de intervención en salud mental , mayores posibilidades de
adquisición de malestar(es) psicológico(s) en los profesionales que lo conforman, lo que se traduce en
una mayor rotación de los equipos.
MARCO TEÓRICO.
Los objetivos e hipótesis recién planteados, se apoyan principalmente en los planteamientos de G.
Morales (1993), en su definición de "Riesgos de Equipo", que fue planteada, a su vez, en base a "la
conceptualización de la psicología social psicoanalítica argentina (Bleger, 1985; Pichòn-Rivière, 1985)

quienes llaman a reflexionar sobre la importancia del vínculo y los grupos desde su tarea constituyente.
Específicamente Bleger (1985) asume como supuesto teórico de base que los grupos se conforman de
acuerdo a una tarea, y por ello las ansiedades básicas de los mismos tienen una relación directa con la
misma, y por ello se generan problemas ligados a la tarea constituyente".
Pichòn-Rivière (1969) define dos ansiedades básicas que son elaboradas a través de la tarea de un grupo:
Miedo a la pérdida (ansiedad depresiva) de las estructuras existentes y Miedo al ataque (ansiedad
paranoide). Este planteamiento nos motivó para la búsqueda de instrumentos que apuntaran a medir
estas ansiedades.
En base a estos postulados teóricos, los conceptos que se utilizarán para este estudio, son principalmente:
· Autocuidado o Cuidado de Equipos: Este concepto, pudimos constatar, que más que ser un referente
teórico, es utilizado en el lenguaje común y propio de los equipos, lo que lo hace un referente más bien
práctico; G. Morales y E. Lira (1996), plantean que "es utilizado como referente de protección de los
equipos respecto del impacto emocional cotidiano de trabajo con la violencia".
Ampliaremos, en este estudio, esta definición que los autores anteriormente citados plantean para la
violencia, a todos aquellos sectores sociales hacia los cuales está orientado el trabajo en salud mental.
· Riesgo de Equipo: "Aquellos elementos de la dinámica grupal que ponen en riesgo al equipo en el
desarrollo de la tarea constituyente, que se expresa en ansiedades que emergen en el vínculo con los
grupos de alto riesgo hacia los cuales se dirige la intervención". (G. Morales, 1993)
METODOLOGÍA.
1) POBLACIÓN Y MUESTRA:
El colectivo de este estudio estará compuesto por un número aproximado de 10 equipos de intervención
en Salud Mental, que se consideraron representativos de la población general de los profesionales
dedicados a esta área de la salud.
Los equipos entrevistados hasta este informe pertenecen a instituciones estatales y son los siguientes 4
equipos: Unidad de Salud Mental Primaria (5 profesionales) y Centro de Salud Mental (6 profesionales)
del Consultorio Nº1, Equipo del sector 4 del Instituto Psiquiátrico (7 profesionales) y el COSAM
(Centro Comunitario de Salud Mental) de Quinta Normal (5 profesionales); esto hace un total de 23
profesionales que constituyen la muestra.
Estos profesionales específicamente son una psiquiatra, dos becados en psiquiatría, dos médicos, tres
psicólogos, cuatro psicólogos en práctica, una psicopedagoga, dos enfermeras, un técnico ocupacional,
dos asistentes sociales, un técnico social, dos técnicos paramédicos, una profesora de danza y una
secretaria.

Dentro de los equipos que se pretenden estudiar para la presentación final del trabajo, estarán
posiblemente algunos de los equipos pertenecientes a los COSAM del área Occidente de Santiago.
2) INSTRUMENTOS DE MEDICIÓN.
· Una encuesta autoaplicable, confeccionada para fines de este estudio en particular, que consta de 4
preguntas que apuntan a evaluar las siguientes variables:
a. Años de antigüedad en la institución y cargo que ocupa en la misma, profesión e ingreso económico.
b. Nivel de percepción individual subjetiva de malestar psicológico y sus causas.
c. Existencia o no de métodos de autocuidado en el equipo respectivo y posibles propuestas en referencia
a esto.
d. Voluntad de cambiar de trabajo y causas de esto.
· Pauta para ser utilizada en la evaluación diagnóstica de la depresión, validada por el Servicio Nacional
de Salud; es un pequeño test que mide la presencia o ausencia de rasgos depresivos, que aunque muy
sencillo y poco utilizado clínicamente, es útil para efectos de esta investigación por los planteamientos
de Pichon-Rivière anteriormente expuestos en el marco teórico. Este test consta de 14 preguntas, dos de
las cuales son centrales para el diagnóstico de algún grado de depresión; tiene los siguientes criterios de
diagnóstico:
A. Depresión Mayor:
~ Por lo menos uno de los síntomas centrales (que se encuentran marcados en gris oscuro).
~ Y por lo menos cinco síntomas en total.
B. Depresión Menor:
~ Presencia de síntomas de depresión que no alcanzan puntuación de depresión mayor.

Resultados

EL ROL DEL PSICOLOGO EN COMUNIDAD TERAPEUTICA "UNA ALTERNATIVA DE
SOLUCIÓN PARA LAS TOXICODEPENDENCIAS"
Rodrigo Duran López.
Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Chile.

El presente trabajo pretende abordar un tema que a mi entender es de suma significancia y urgencia en
nuestro futuro quehacer como psicólogos. Me refiero de manera particular al fenómeno de las
toxicodependencias, realidad biopsicosociocultural que cada vez ha ido teniendo un mayor impacto en
nuestra cotidianeidad y fundamentalmente en la salud mental de las personas, y sus respectivas familias,
afectadas por este fenómeno.
En este mismo sentido y luego de una larga experiencia de más de seis años trabajando de manera
directa en la rehabilitación y reinserción social de personas con problemas de adicción a distinto tipo de
sustancias psicoactivas y con sus respectivas familias, a través de la modalidad de tratamiento de
Comunidad Terapéutica Ambulatoria, así como también de un detenido reflexionar a la luz de los
conocimientos adquiridos hasta ahora en mi formación como futuro psicólogo, considero de relevantes
consideraciones el reflexionar acerca de esta interesante y novedosa modalidad de Tratamiento y el rol
del psicólogo en este específico y por lo demás complejo ámbito de intervención.
El fenómeno de las toxicodependencias, en la medida de su creciente impacto sociocultural, ha
propiciado el desarrollo de una diversidad de respuestas y formas de entender y conceptualizar dicho
fenómeno. No obstante lo anterior, creo que ha sido la Comunidad Terapéutica la que a lo largo de los
años se ha validado como una alternativa eficaz y efectiva en la habilitación, rehabilitación e integración
sociocultural (reinserción) de las personas dependientes a sustancias psicoactivas. Su particular enfoque,
al considerar al problema de la toxicodependencia más bien centrado en el ser humano, en su existencia,
en su sentido de vida y no en la sustancia o droga que se consume, posibilita que la persona no sólo deje
de consumir droga sino que fundamentalmente pueda redescubrirse como un ser humano particular y
darle un sentido positivo a su vida. A partir de esta definición que luego desarrollaré en profundidad es
que la Comunidad Terapéutica organiza su quehacer y su intervención.
Es un hecho sabido, al menos para aquellos cercanos al tema, que los esquemas bajo los cuales se
enmarca la formación del psicólogo no contemplan en su real dimensión este particular fenómeno y
como consecuencia de lo mismo no es abordado ni tampoco considerado en los programas de estudios.
Seguido de esto mismo, la gran cantidad de dificultades y fracasos experimentado por distintos
profesionales de la salud mental, muchos de los cuales hacen llamarse expertos, sacando partido del
status y validación social con que cuentan, estriba precisamente en la aplicación de modelos de terapia
válidos para otras patologías y no así para las adicciones.

Considero particularmente atractivo y digno de mirarse con detención el enfoque que la Comunidad
Terapéutica ha desarrollado, a lo largo de su milenaria experiencia, del fenómeno de las
toxicodependencias.
"De acuerdo a las condiciones de vida que hoy imperan y en la medida de la particular relación que cada
persona tenga consigo misma, se verá más o menos dificultada la posibilidad de desarrollar un sentido a
su existencia y el establecer un contacto con su interioridad que le permita no extraviarse y saber
resolver cada una de las incógnitas existenciales a las que se ve enfrentado en su devenir como ser
humano".
En la medida que se ha avanzado en la comprensión del fenómeno de la toxicodependencia se le ha
llegado a entender como una realidad en la cual intervienen factores biológicos, psicológicos, sociales y
culturales lo que indudablemente lo hace un fenómeno bastante complejo y difícil de abordar.
La Comunidad Terapéutica centra su intervención en los aspectos psicosocioculturales, y es en este
campo donde el psicólogo puede llegar a jugar un rol que nadie como él podría llegar a desempeñar.
Sin embargo no se trata de cualquier psicólogo, se trata de una particular manera de operacionalizar lo
aprendido, en un contexto de Comunidad Terapéutica, en donde el actual modelo biomédico pregonado
e impartido directa o solapadamente por las distintas escuelas de psicología del país y que a mí entender
es un equívoco, promovedor de muchas dificultades y falsas seguridades y que puede llegar a ser una
atractiva manera de estar salvaguardado frente a la amenaza de una indeseable involucración afectiva y
de la posible pérdida del control derivada de la misma , es dejado de lado y se invita al profesional a
establecer una relación de matices distintos la que por supuesto no impida la realización de su función.
Es indispensable conocer bien al toxicodependiente y lograr establecer la clara diferencia que existe
entre éste y el llamado neurótico o psicótico, más allá de los posibles rasgos y características de
personalidad que compartan en común.
Es el psicólogo quien se encuentra, al menos eso se espera, preparado para abordar el tema de lo
profundo, de lo no verbalizado, de la conflictiva interna. Su aporte en este sentido es indespensable,
sobretodo si se piensa que la Comunidad Terapéutica es una Institución, que ha desarrollado y definido a
lo largo de los años un modelo conceptual a partir del cual podría correrse el riesgo de abordar al
toxicodependiente de manera muy generalizada y perder de vista las particularidades propias de cada ser
humano, más allá de las características y el perfil psicoafectivo que del toxicodependiente se halla
establecido.
La Comunidad Terapéutica presenta un modelo de organización que es bastante similar al modelo
familiar, fundamentalmente en relación a la cualidad afectiva que hace a los miembros de la familia. No
es posible hablar de familia sin afectos de por medio. Cada uno de sus miembros podrá ocupar un lugar
diferente en la jerarquía familiar desempeñando distintos roles específicos explícita o implícitamente,
pero es distintivo de todos ellos su compromiso afectivo.

Siguiendo lo anterior, me parece relevante el destacar que cualquier persona que trabaje en Comunidad
Terapéutica y en este caso aquel psicólogo que forme parte del staff o Equipo de Trabajo de ésta, se trata
de una persona que está altamente comprometida afectivamente.
Al realizar un análisis histórico de los orígenes de la Comunidad Terapéutica es evidente que en sus
inicios, 1958, éstas estaban dirigidas exclusivamente por personas que también habían tenido la
experiencia de la droga, exadictos o adictos rehabilitados, quienes veían en el profesional un ser distante,
egocéntrico e incapaz de comprender el fenómeno al no haber tenido la experiencia de la adicción. Con
el transcurso de los años esta mentalidad fue cambiando radicalmente. Es así como en el año 1963 se
funda Daytop, en la ciudad de Nueva York, incluyendo profesionales en su Equipo de Trabajo.
Esta experiencia marca lo que se dice fue el verdadero comienzo de la expansión de las Comunidades
Terapéuticas por el mundo, y el inicio de un progresivo desarrollo y especialización en el Tratamiento,
Rehabilitación y Reinserción Social de personas con problemas de adicción y dependencia a sustancias
psicoactivas.
El fenómeno de las toxicodependencias ha ido aumentando con los años progresivamente afectando hoy
en día a un porcentaje considerable de la población mundial, "latinoamericana" y nacional.
Paralelamente a esta realidad han surgido diferentes respuestas pretendiendo ser una solución a dicho
fenómeno. Las Comunidades Terapéuticas, como mencioné anteriormente, han resultado ser una eficaz
alternativa en la medida que se han desarrollado y profesionalizado en su quehacer. En ellas el rol y los
aportes del psicólogo podrían llegar ser fundamentales y constituyen un campo de intervención,
investigación y desarrollo profesional y personal todavía no explorado en profundidad, lo que
indudablemente, de acuerdo a las preferencias y opciones personales por supuesto, lo hace muy atractivo
y enriquecedor.

Página 2

Etica en el Ámbito Hospitalario
Rodrigo Campos Alvo, Esteban Escobar
Universidad Nacional de Tucumán, Argentina

Definiciones previas
Hospital: establecimiento donde se curan enfermos / Sinónimos: enfermería, lazareto, dispensario,
clínica / Establecimiento donde se recogen pobres peregrinos por tiempo limitado
Hospitalario, hospitalaria: dícese de órdenes religiosas que tienen por institución el hospedaje y la
asistencia de enfermos / Que auxilia y alberga a necesitados
Institución: acción de instituir / Ley u organización fundamental / Sinónimos: enseñanza, instrucción,
constitución, establecimiento, fundación, patronato
Institución psiquiátrica: lugares de residencia y trabajo, en la que un número de individuos que
comparten la situación de enfermos, aislados del resto de la sociedad durante un tiempo, en general muy
prolongado y sin fecha ni razones ciertas para la salida, participan, en su condición de internados, de los
rituales y ceremonias cotidianas que formalmente dirige un supuesto, y no siempre conocido, curador.
(E. Galende, 1994)
Institución total: institución donde su característica fundamental es que todos los aspectos de la vida se
desarrollan en el mismo lugar y bajo la misma autoridad única, con actividades previamente
programadas, un conjunto de normas formales estrictas y una autoridad que legisla su cumplimiento. (I.
Goffman, 1970)

Introducción
Al elegir el tema a tratar nos interesó el significado de estas palabras, y al analizarlas nos dimos cuenta
que están muy relacionadas con el bien social, con el servir a la comunidad. Palabras también
relacionadas con la salud-enfermedad, y esta relación implica que los que están a cargo de ella tienen
que poseer un cierto saber para poder ayudar. Y ese saber, con un mínimo de salud mental, implica una
responsabilidad.

Siguiendo a Sánchez Vázquez decimos "responsabilidad en el actuar no sólo en lo que se propuso
realizar, sino también responsabilidad sobre las consecuencias de lo realizado". [Sánchez Vázquez, A.
Ética, Ed. Grijalbo, Cap. V y VII, "Responsabilidad moral, obligatoriedad moral"]
Ahora bien, esa responsabilidad moral en el actuar nos lleva a adquirir a lo largo de la vida ciertos
valores que engloban lo bueno, lo malo, lo útil, lo inútil para uno y para los demás.
Así esta valoración o juego de valores personales, particulares, que nos lleva a juzgar y justificar
moralmente todo en la vida, se suma durante la formación y surgimiento de un profesional a una ética
también profesional, superior a nuestro entender, a aquella social que trata, como dice Rodríguez Luño
"la moralidad del obrar humano". Superior, decimos, pero consecuente con aquella.
Al ser profesionales de la salud somos doblemente responsables de la actuación y de la modalidad a
seguir, ya que en manos del profesional está la salud mental (y en última instancia la vida misma) de los
pacientes. En este sentido cabe destacar que la responsabilidad es con uno mismo, con el paciente y con
la institución en la que se enmarca nuestra tarea.

Deontología e institución
Llegamos de esta manera al término "Deontología", que se refiere a esa ética profesional,
entrecruzamiento entre el quehacer psicológico y la ética, y que da como resultado la Ley del Ejercicio
Profesional que rige nuestro obrar a la hora de trabajar con otros.

Según Emiliano Galende, la constitución de un discurso social específico, instituyente de una norma
psicológica, permite pensar a la psiquiatría como una institución social, del mismo modo que decimos de
la medicina, la escuela o el derecho que son instituciones. Esta institución genera formas básicas de
organización de esa norma, como formas particulares de la relación de los que participan en ella,
instituyendo diferencias y funciones: enfermos/sanos curadores/enfermos, etc. A su vez esta
organización de relaciones se plasma en ciertos tipos de establecimientos, en los que la institución
realiza de modo concreto e implementa las prácticas.
Las instituciones establecen certezas tranquilizando al hombre. ¿Qué es lo que ocurre realmente con una
institución? ¿Qué es lo que le da sentido a lo que hace? ¿Es el hecho de obrar conforme a reglas, el
hecho de situar al enfermo en un caso dado, o proponer el tratamiento a seguir? Las instituciones están
conformadas por personas, y suministran las posibilidades para que el grupo de profesionales que la

constituyen, actúe en forma individual o en equipo.
Estos a través de sus actos profesionales realizan una tarea (obra) que les es propia. Lo que da un sentido
a su trabajo y hace insustituible, en el profesional de la salud, al "hombre", es lo que el profesional de la
salud hace en el ejercicio de su profesión, y que trasciende a lo puramente profesional, es lo que en él
hay de personal, de humano, pero siempre teniendo en cuenta las reglas que tiene que seguir, cómo
obrar, cómo actuar, hasta dónde llegar, cuáles son los límites y normas a seguir.
También es importante pensar que la deontología es conformada desde el hombre concebido como un
ser cultural y que aquella no está "en la naturaleza". Y si bien tiene en cuenta a las acciones humanas, no
se funda exclusivamente en ellas. Deriva principalmente de las concordancias y actuaciones
profesionales con los principios deontológicos que la rigen.
Así, muchas veces se ha considerado norma deontológica a aquella que se halla integrada a un código
deontológico, una guía de normas precisas para los profesionales que según José López Guzmán "...
persiguen facilitar y orientar el cumplimiento de las normas morales que impone una determinada
profesión." [López Guzmán, José Aproximación al concepto de deontología, Revista Personal y
Derecho, Depto. de Filosofía e Inst. de DD.HH., Universidad de Navarra, España].
Sin embargo, el código deontológico es un mecanismo de guía del comportamiento que extrae su fuerza
vinculante de la moral, de tal modo que la norma deontológica ata al hombre a la obligatoriedad de la
ley moral.

Inserción de los psicólogos en los Servicios de Salud
En nuestro país la inserción del psicólogo en las instituciones (hospitales generales, centros de salud
mental, etc.) se va dando paulatinamente a pesar de múltiples injerencias, como la Ley 17.132, del
gobierno de facto de Onganía (1966/69), que prohibía a los psicólogos el ejercicio del psicoanálisis y la
psicoterapia, o la Resolución 1.560/80 del Ministerio de Educación sobre el recorte en las incumbencias
del psicólogo, reduciéndolas a entrevistas y tests psicológicos. Este último dato corresponde al período
histórico conocido como "Proceso de Reorganización Nacional", eufemismo usado para nombrar la
dictadura más terrible de la historia argentina. El Ministerio dictaminaba: "El título es habilitante para
toda labor de orientación psicológica que se realice exclusivamente mediante la utilización de métodos y
técnicas propias de esta disciplina, tales como las entrevistas y los tests psicológicos..." [Acerca de la
situación profesional del psicólogo en Revista de Psicología de Tucumán, Nº 2, Año 2, Mayo de 1981]
Ciertos sectores respaldaban esta postura que recortaba considerablemente el quehacer del psicólogo,
dejándolo reducido al papel de un mero técnico. Por ejemplo, según José Bleger, psicoanalista de
raigambre médica, los psicólogos no deberían ejercer el psicoanálisis pero sí poseer conocimientos
teóricos sobre éste. También les predecía un futuro venturoso si se dedicaban a la prevención. Es en

vista de este discurso contradictorio (estudiar el psicoanálisis pero no ejercerlo) que la prevención
promovida por Bleger es resistida erróneamente por los psicólogos del momento, y dejada de lado por
mucho tiempo.
A pesar del proceso militar en curso, en la década del 70 la Federación de Psicólogos de la República
Argentina (FEPRA) y algunas asociaciones y colegios iban preparando el terreno para salir a debatir la
legalidad de su práctica, su necesaria participación en el diseño de la currícula universitaria (formación
del futuro psicólogo) y su intervención en la programación de planes de salud.
El quehacer del psicólogo en el ámbito hospitalario se va conformando a través de encuentros y
desencuentros, a través de las contradicciones inherentes a una ciencia humana que es compleja,
multiparadigmática y se desarrolla dentro de estructuras socio-históricas que la determinan.

Determinaciones y condicionamientos del quehacer del Psicólogo

"Consideraciones acerca del Quehacer del Psicólogo ante Personas con Diagnostico de Psicosis,
Propuesta Chilena y Reforma Psiquiátrica."
Paula Roberts V., Stefan Vigh N.,
Universidad Academia de humanismo Cristiano, Chile.

CONSIDERACIONES A LA PROPUESTA DE PROGRAMA NACIONAL DE SALUD MENTAL.
A continuación revisaremos los factores más relevantes de la propuesta de salud mental del MINSAL,
observando sus premisas y objetivos en general, y las actividades que contempla en relación al paciente
esquizofrénico. Luego de esta descripción, analizaremos el grado en que la política en salud mental y las
actividades propuestas atienden a la demanda (entendida como solicitud) del paciente Esquizofrénico.
La propuesta de salud mental, emanada del MINSAL, se construye a partir de la comprensión de que en
el cuidado de la salud mental no es suficiente asegurar el acceso a prestaciones o actividades con
capacidades para el diagnóstico e intervenciones en problemas y trastornos de salud mental, debido a que
estas no son resolutivas si no responden a una estrategia sanitaria más amplia. Para alcanzar o recuperar
la salud mental afectada y/o lograr la mayor calidad de vida que permita un trastorno crónico, las
personas requieren un conjunto programado de distintos tipos de atención de acuerdo a los factores
protectores o de riesgo que se dan en el individuo y en el entorno.
En base a esta definición inicial, el programa de salud mental considera un conjunto de contactos
secuenciales de la persona y sus familiares con profesionales o técnicos de salud e integra en sus acciones
los principales aspectos que influyen en la salud y la enfermedad, poniendo a su alcance una serie de
actividades efectivas para reforzarlos, modificarlos o compensarlos. Así también, incorpora actividades
dirigidas a grupos organizados que tienen entre sus objetivos la promoción, prevención en salud mental y
la reinserción social de personas que padecen de estos trastornos.
El propósito del programa es ser un instrumento para la programación de recursos en los establecimientos
de salud en función de las necesidades de las personas; para lograr la coordinación efectiva entre los
equipos de los distintos niveles de atención y disponer de un sistema de información útil para la
evaluación y monitoreo tanto de las acciones como del nivel en salud mental de la población.
A partir de las definiciones de esta propuesta en salud mental, se ha construido la norma técnica para la
organización de una red de servicios de salud mental y psiquiatría.
La cual señala:

" una alta proporción de los problemas de salud mental tiene relación con las mayores exigencias,
el estrés y los hábitos que imponen las condiciones de la vida moderna, el debilitamiento de los
sistemas sociales de protección y apoyo, especialmente de la familia y otras instituciones, y los
rápidos cambios culturales considerados como una necesidad del crecimiento económico".
El Ministerio de Salud , en el contexto de la Reforma Programática del sector, ha definido a la salud
mental como una de las 16 prioridades a nivel nacional, incentivando un proceso de mejoramiento de la
accesibilidad, calidad, eficiencia y satisfacción de los usuarios.
Paralelamente con esto, se ha buscado promover cqambios en el modelo de atención transitando desde un
modelo biomédico centrado en la institución y la asistencialidad a otro que favorece el cuidado
comunitario.
Estas políticas buscan el desarrollo de Servicios que representen alternativas a la hospitalización,
estimulen la participación de la familia y la comunidad, se integren al trabajo del Consultorio de Atención
Primaria y Hospital General, y difunden el conocimiento de la especialidad ampliando la cobertura de
atención de las enfermedades mentales. De igual modo se fomentan actividades de promoción y
prevención incorporando componentes psicosocial y comunitario.
- "Con el fin de responder a las necesidades de salud mental...., los servicios de salud deberán
constituir y desarrollar...una red de servicios de salud mental y psiquiatría en su territorio".
Con esta red se pretende dar forma a un modelo de atención comunitario, en el cual los recursos
disponibles, públicos y privados, abordan en forma coordinada e integrada los problemas en salud mental
y psiquiátrica del área geográfica que les corresponde. Estos componentes relacionados en forma
sistemica, y obedeciendo a su especificidad, todos y cada uno de ellos abordan acciones de promoción,
prevención, tratamiento y rehabilitación.
- Para el funcionamiento de esta red, se requiere disponer de un plan estratégico que contemple:
· Planificación y programación de las actividades definidas y priorizadas de acuerdo al diagnóstico
epidemiológico de la población.
· Los planes y programas comprenden actividades para la promoción, prevención primaria, secundaria y
terciaria de las personas afectadas por enfermedades mentales.
· Se incentiva la participación familiar y comunitaria, en el cuidado de la salud mental personal y grupal,
especialmente en el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por enfermedades mentales.
· La red define las acciones clínicas y administrativas que permitan asegurar una atención oportuna y de
calidad en cualquier componente de su organización y en cualquier momento de su tratamiento.

· Busca compatibilizar el uso de los recursos con criterios de costo-efectividad.
· La planificación y programación se realiza de acuerdo a los recursos disponibles y las prioridades
definidas.
- La red entregara al menos las siguientes prestaciones.
Nivel

Prestaciones
1. Capacitación y apoyo técnico a agentes de salud mental.

PROMOCIÓN

2. Sensibilización, información y educación indirecta.
3. Sensibilización, información y educación directa.
4. Reuniones intra e intersectoriales

PREVENCIÓN

Capacitación y apoyo técnico a agentes de salud mental.

Sensibilización, información y educación indirecta.

Sensibilización, información y educación directa.

Reuniones intra e intersectoriales.

Reconocimientos temprano de condiciones riesgosas.

Talleres de aprendizaje de habilidades.

Consulta de salud mental.

Consulta Psiquiátrica.

Consulta Psicológica.

Intervención Psicosocial de grupo.

Consejería individual.

Consejería familiar.

TRATAMIENTO

REHABILITACIÓN

Visita domiciliaria.

Psicometría.

Psicoterapia.

Atención telefónica.

Educación sobre enfermedades psiquiátricas.

Procedimientos diagnósticos y terapéuticos especiales.

Consulta de urgencia de salud mental y psiquiatría.

Traslado en ambulancia.

Actividad de enlace.

Hospitalización parcial.

Hospitalización en servicios de medicina.

Hospitalización en servicios de psiquiatría.

Peritaje Psiquiátrico.

Consulta Psiquiátrica

Consulta Psicológica.

Sesión de rehabilitación.

Sesiones con grupos de autoayuda.

Visita domiciliaria.

Internación en hogar protegido.

Hospitalización parcial.

Internación en servicio de rehabilitación.

Apoyo a la utilización de red de rehabilitación

Página siguiente

La Inevitable Necesidad de Participar en la Institución Escolar.
"Una reflexión sobre nuestro rol como psicólogos de la Educación en la reproducción o cambio del
orden social..."
Juan González
Universidad de Chile, Chile.

"Es por eso que anhelamos -repito- una nueva sociedad, con nuevos valores. Y ello ha de salir del
proceso revolucionario que ha de hacerse crisol en el grande y atrayente e inquietante anhelo de una
reforma educacional que prepare al hombre nuevo para la nueva sociedad y las nuevas tareas.
Necesitamos entender que miles y miles de muchachos se sienten frustrados, carecen de una
orientación, jóvenes que no vuelan por su propia imaginación, sino que tienen que recurrir a las
drogas para empinarse frente a los procesos pequeños de todos los días y de la miseria del hombre.
Por ello, para nosotros, la acción de la educación y del Gobierno en el ámbito de una nueva sociedad,
tienen que señalarle al joven, que será el ejecutor y constructor de la nueva sociedad que anhelamos,
la gran tarea dignificadora, arrancándola de la oscilación y el vicio, entregándole el más noble
mandato que puede tener un joven: luchar por su patria, una nueva sociedad y un nuevo hombre en
la colmena fecunda del trabajo."
Salvador Allende Gossens.
Introducción
En este trabajo espero plasmar de forma más o menos justificadas, diversas concepciones sobre el rol
que ha venido jugando la institución escolar en la construcción, y reproducción de la sociedad, y a su
vez de integración a ella. En este sentido es que quiero entregar un a reflexión desde el punto de vista
teórico, de cómo la educación es una de las herramientas más eficientes que tiene la dominación para
prolongar el status quo y a la vez legitimarse ante las personas. Por último, el trabajo es una invitación a
reflexionar sobre cómo se juega el rol de un profesional de la educación en esta situación históricopolítica, la cual exige posicionarse ética y moralmente ante nuestra posible función de reproductores o
agentes y gestores del cambio.
Quiero dejar en claro que mi posición es claramente de critica y decidido combate a concepciones
reproduccionistas o simplemente reformistas del status quo, por lo tanto asumo la tarea de buscar una
salida drástica, a esta larga cadena instructiva de integración y dominación.
En este trabajo sólo espero plantear bien la problemática y dar algunos puntos para abrir la discusión al
respecto, partiendo del tema de la participación, lo cual se ha transformado en una de las grandes

polémicas en cuanto a su ambigüedad como herramienta de reproducción o de cambio...
Espero ser claro y conciso...

La escuela como institución que integra y reproduce el sistema dominante.
La escuela y su rol integrador
La escuela es el lugar en donde la institucionalidad, deja la función de integración y de construcción de
público social, esta integra a los sujetos a la vida común y estructura su forma de relación, en definitiva
los constituye en sujetos sociales, que intervienen de una u otra manera en la sociedad, al intervenir
directamente en los procesos de socialización [Procesos específicos a los que nos referiremos luego,
cuando hablemos de la cultura escolar.] de los sujetos.
Así esta institución muestra a los individuos sus derechos, sus deberes, los derechos que se les niegan, o
los que derechos que ya no son derechos sino privilegios, los enfrenta a la necesidad de libertad o
igualdad ["La Inevitable Necesidad de Participación en la Escuela Pública" Francisco Beltrán Llavador.
Revista Enfoques Educacionales. Departamento de Educación, Facultad de Ciencias Sociales,
Universidad de Chile.].
En definitiva les sugiere la posibilidad de integrar el espacio público y, en consecuencia, de que los
límites del mismo se vean desplazados por su intervención, desde el punto de vista político, representa
una institución en la permanente construcción de lo público, es decir, la escuela es el punto de
socialización colectiva más importante, en la formación de subjetividades, pautas colectivas de
actuación, de constitución de identidades sociales. Todo esto se logra a través de situaciones que
impliquen grupos de individuos heterogéneos.
Así tenemos que la escuela representa la institución que hace posible la emergencia de ciudadanos
dotados con un plus de libertad respecto del momento en que ingresaron a la misma, y que por otro lado
limita el ejercicio de esa libertad al sujetar a los ciudadanos a normas comunes. El ciudadano que
emerge de la institución escolar debe someter a esta y a otras instituciones en las que "será parte" y
participará [Luego me referiré al tipo de "participación" que se señala, ya que, como veremos después,
este concepto se encuentra bastante vilipendiado.] de ellas, eso en términos que la escuela genere sujetos
con esas voluntades y capacidades.
La escuela su origen como institución de integración y reproducción de la ideología dominante.
La escuela tal y como la conocemos ahora, comienza a extenderse a finales del siglo XIX, producto de
las radicales transformaciones sociales ligadas a la industrialización y el desarrollo capitalista. En este
momento los cambios producidos en las instituciones socializadoras, por excelencia (trabajo, familia y

escuela) van dando más protagonismo a la institución educacional, en función que la familia y el trabajo
van reduciendo su rol al respecto [Siendo rigurosos, la familia debido al cambio de vida capitalista,
(inserto en nuestra sociedad, en la segunda mitad del siglo) se va disgregando y aislando, los niños y
jóvenes pierden real contacto con sus padres y se refugian principalmente en la televisión o los grupos
de pares esto en diferentes intensidades, en función aumenta la cultura de consumo, con respecto al
trabajo el empleo flexible, y segmentado, va anulando los espacios de socialización en el trabajo,
predominando la competencia y la desconfianza, ante la pérdida del sustento, recordemos que existe un
gran contingente de reemplazos en el ejercito industrial de reserva, constructo del capitalismo par
regular los salarios y su economía.]. Tenemos que la escuela va asumiendo cada vez más, o mejor dicho,
le recae cada vez más el rol de socialización de los jóvenes, así nace la escuela como institución
socializadora que vela por formar en los jóvenes valores y conductas que les permitan integrarse de
forma eficiente a la organización social imperante.
En definitiva, la escuela se erige como la principal institución para cumplir la función de cooptación
cultural [Me refiero a la inevitable necesidad que tiene el sistema de entregar valores, juicios,
necesidades, ideas, prejuicios, etc. que le permitan operar en las personas de manera de prolongarse y
hacerse efectivo en ellas, idea básica del concepto de reproducción acuñado por Marx.] en la sociedad,
insertándose dentro de la política dominante con un determinado curriculum y normativa que permita ir
moldeando un sujeto acorde a la organización socio- económica del sistema [Del como lo hace se
ejemplifica en las páginas siguientes cuando hablemos de cultura escolar.].
Mas concretamente la escuela cumpliría el rol socializador por excelencia como agente social
significativo, en las sociedades capitalistas actuales el proceso de socialización ha evolucionado hacia
una compleja disputa diaria por la construcción de sentidos sociales [Extractado de "El mundo de los
jóvenes y la Reforma de la Enseñanza Media" Articulo de la Revista de Psicología de la Universidad de
Chile. De Rodrigo Cornejo, Tamara Cancino y Jesús Redondo/ Aquí se hace referencia a Gramsci , el
cual dice habla "...de la disputa por la hegemonía o la construcción del sentido común, de lo
incuestionable al interior de una sociedad concreta..." Es decir, la construcción de sentido común es una
herramienta eficaz de la ideología dominante, en términos de generar una subjetividad social que
favorezca su reproducción, en esta función la escuela juega un rol protagónico.].
En fin, tenemos que ante la supuesta, noble y formadora misión de la escuela pública en cuanto a ser una
institución que ofrece posibilidades par el desarrollo individual, movilidad social, poder político y
económico para los desposeídos (tesis de los historiadores y teóricos liberales ), los teóricos radicales
argumentan que la principal función de esta es la reproducción de la ideología dominante, sus formas de
conocimiento y la distribución de la capacitación necesaria para producir la división social del trabajo.
No podemos ver la función de la escuela sin tener en cuenta su relación con el estado y la economía, en
este caso el estado y la economía capitalista las ocupa como agencias de legitimación de la racionalidad
y prácticas sociales dominantes [Teorias de la Reproducción y la Resistencia en la nueva Sociología de
la Educación: Un análisis crítico./ Henry Giroux, en Harvard Educational Review N° 3, 1983.].
Así se ve que las escuelas son reproductoras en tres sentidos, desde el punto de vista de los teóricos
liberales [Ibid 8]:

1. Las escuelas proveen a las diferentes clases sociales del conocimiento y la capacitación necesaria para
ocupar sus lugares respectivos en una fuerza de trabajo estratificada por clase, raza y sexo.
2. Las escuelas reproducen en sentido cultural, funcionando en parte par distribuir y legitimar las formas
de conocimiento, valores, lenguaje y modos (estilos que constituyen la cultura dominante y sus
intereses).
3. Las escuelas se ven como parte de un aparato estatal que produce y legitima los imperativos
económicos e ideológicos que subyacen al poder político del Estado.
Estos tres puntos son criticados desde el punto de vista de los teóricos radicales los cuales, si bien es
cierto explicitan el rol de la dominación en la planificación educacional, fallan en proveer mayores
explicaciones de cómo maestros, estudiantes y otros agentes humanos interactúan dentro de contextos
históricos y sociales específicos para hacer y reproducir las condiciones de su existencia [Ibid 8]. Esto se
refiere a los posibles enclaves de resistencia que podrían haber en elementos de identidad juvenil u otros
ajenos a la planificación de la dominación que sean u agentes también reproductores o generadores de
cambios en la misma institución. Este juicio no lo abordare ahora en función de dejar en claro que la
reproducción sistémica es un rol de la institución educativa,( pese a contar la dominación con otros
elementos comunicación, religión, trabajo, etc.) y ver que las interacciones dentro de esta también
pueden jugar su rol de resistencia (por ejemplo los niveles de participación).
Para llegar a esto analizare primero, de que se habla al mencionar identidad juvenil y como esta es un
constructo social, que es generado por el estilo de vida del capitalismo, que tiene en la cultura escolar el
más claro ejemplo de reproducción viendo un ejemplo claro de la cultura escolar del liceo chileno.
Identidad Juvenil y Cultura Escolar, Constructos Sociales de un Modelo Dominante.

¿Qué intenta el sistema con los jóvenes?

"La Construcción De Sujeto En Las Políticas De Prevención De Drogas Del Estado Chileno: Un
Análisis De Discurso Posible"
Marcela Gonzalez, Carolina Menichetti, Franciscaca Nicole Schmal, Carolina Suárez
Universidad Católica de Valparaíso

INTRODUCCION
Uno de los grandes problemas que caracterizan a la modernidad, además de la incerteza de su estado
fundacional y de las condiciones de su superación postmoderna, es el llamado «problema de las drogas».
Si seguimos a De Rementería, al analizar éste las situaciones que actualmente problematizan el mundo
de las relaciones internacionales señala: "Aparentemente, en la época de la globalización y el
postmodernismo sólo dos problemas perturban las relaciones norte sur: las migraciones de los pobres a
los países ricos y el tráfico internacional de drogas"(De Rementería, p. 3), éste último motivado y
producido en función de la demanda que genera el consumo y el lucro contenido en esta relación
mercantil.
Pero si bien es bastante claro el por qué la migración de los pobres a los países ricos es un problema,
dada la crisis del modelo de 'Estado Benefactor' y de los 'socialismo reales' como promesa de equilibrio
en la distribución de ingresos, y por la incapacidad del modelo neoliberal de proporcionar a grandes
grupos humanos las condiciones de vida mínimas necesarias, es casi lógico que se produzca esta
migración del tercer hacia el primer mundo. El sueño del "self-made men" es más realizable viviendo de
la beneficencia de un país superdesarrollado para un trabajador no calificado, que "rompiéndose la
espalda" cuando puede trabajar y subsistiendo a la cesantía, cuando no, en su país de origen. En un
modelo de mundo que propugna luchar por las oportunidades sociales, la migración de pobres a los
países ricos no es más que el último corolario del modelo.
Pero el asunto de la drogas, ¿por dónde va?, ¿cuál es su naturaleza problemática?. Visto desde una
perspectiva económica, sin duda, es el negocio más lucrativo que existe, no paga impuestos, posee
bajásemos costos de producción, se encarece algo en la distribución, pero genera una plusvalía sin
contrapeso y una necesidad cada vez más importante del producto consumido en las situaciones más
críticas. Es lógico dirigir un producto tan rentable hacia los mercados más rentables; ahora, si estos son
mercados libres, dentro de los cuales los productos se transan y venden en función de las preferencias de
los participantes en él, a través del juego de la oferta y la demanda, en el contexto de regulaciones de la
mano invisible, ¿por qué las restricciones?. Bastaría agregarles algún tipo de impuesto y ciertos espacios
sociales sancionados para su uso, con una suerte de prescripción profesional en último extremo, y
adquirirían el status de las actuales drogas legales con las que convivimos a diario.

Sin embargo, pareciera que hay cuestiones más de fondo, las drogas son un problema político, sanitario,
moral, un problema para la definición del ser del hombre. Veamos, las drogas al igual que la locura, que
el tratamiento de los criminales, que los comportamientos sexuales desviados, son parte de ese obscuro
terreno en el cual el racional ser humano que heredamos con la Ilustración y el Renacimiento, ese ser
humano tan moderno se transforma en la bestia irracional que hallarán en el Nietzche, Schoppenhauer y
demás autores de la teoría de la sospecha.
Las drogas, que siempre han existido en la historia del hombre, de alguna forma no precisada han
cambiado su función social, desde un uso ritual antíquísimo justificado inmanentemente - se la usaba
para trascender la realidad banal de los hombres y acceder a la divina, a la de la magia y la curación que socialmente sancionado y estructurado abría a los hombres las puertas de lo trascendente, a una
situación en la cual las drogas tienen una finalidad inherente - todo lo que se obtiene con ellas es la
sensación de su efecto, la vivencia de la alteración, de la alteridad en la mismidad -. Entonces, cabe la
pregunta: ¿cómo el shamán llegó a ser un sujeto cotidiano y patológico para el orden social desde haber
sido su salvador o sostenedor?. El progresivo alejamiento de las drogas del mundo de los dioses, su
incorporación al mundo de lo humano y su asociación a la sinrazón universal que caracteriza Foucault
son un fenómeno con similares coordenadas. Al desaparecer los dioses y sus revelaciones en las
sociedades modernas, en el mundo de la ratio y el cálculo, las drogas pasaron a formar parte del mundo
de la extrañeza, al corolario de experiencias prohibidas, a esa suerte de pequeños males que la sociedad
occidental ha cargado en su seno desde su génesis. Desde el inocente rapé, hasta la nuéz moscada de las
que fueron asiduos usuarios el propio Nietszche y Wilde, hasta el opio y la cocaína que más tarde
emergiera en el escenario inglés y europeo, que entre sus adeptos se contó al propio Freud, y luego las
experiencias con plantas alucinógenas de la generación seducida por Castaneda y sus experiencias
místicas, y más tarde la revolución de las flores del movimiento hyppie y sus experiencias con la
marihuana y los estimulantes describen una historia de sujetos y experiencias que han cuestionado y
subvertido los ordenes sociales dentro de los cuales vivieron, experiencias críticas a un cierto modo de
vida y de sociedad que ciertamente han tenido consecuencias en la definición de nuestra actual imagen
de lo que es el mundo. Si las drogas para el sistema social moderno se transforman en dispositivos de
irracionalización de los sujetos que componen sus estructuras, si los restan del mundo del trabajo y la
educación, si no sólo afectan a sectores marginales de la sociedad sino que la cruzan a toda ella, si son
las vanguardias intelectuales las que más las toleran, y llenan de fantasmas y miedos a los dueños de la
moral, la verdad y el bien común de nuestros días, ¿qué poder secreto poseen o de qué imbuyen al
sujeto?; ¿ qué se relaciona con ellas que están poderoso?. Las drogas conforman un fenómeno oscuro de
analizar en un contexto que intenta formular una hermenéutica de su inserción y función estructural y
estructurante en nuestra cotidaneidad. Probablemente un análisis de ellas implicaría una arqueología y
una genealogía de sus condiciones históricas de posibilidad. No por ello, debemos desconocer la
existencia de un discurso en torno a las drogas, un discurso que se elabora desde el mundo de los estados
y del control, desde las políticas y policías internacionales, desde el derecho y la medicina, un discurso
acerca de las prohibiciones y daños, y de la salud de sujetos y sociedades, reproducido y reelaborado por
los medios de prensa y la opinión pública.
El discurso sobre las drogas no obstante, difícilmente puede entenderse como un discurso unitario, es

más bien un matriz discursiva desde la cual se emiten una serie de discursos que compiten por alcanzar
espacios de representación, de reificación, por la verdad de sus contenidos y prácticas. Desde los
discursos más restrictivos a los más tolerantes acerca de las drogas, o desde los más gubernamentales a
los más comunitarios , desde los más salubristas a legalistas y desde los más políticos a los más
académicos hay al menos tres grandes construcciones problemáticas isomorfas a todos ellos: el problema
de la prevención, el de la rehabilitación y/o tratamiento y el problema de tráfico o narcotráfico. En
nuestro caso hemos optado por analizar una construcción imprescindible dentro del problema de la
prevención del consumo de drogas, el sujeto a ser abordado por ella, es decir, el sujeto de prevención.
¿Quién y cómo es este sujeto?, ¿cuáles son las características que se le atribuyen?, ¿por qué hay que
defenderlo o prevenirlo ante las drogas?, ¿en qué formas llega a consitutuirse?, ¿cuáles son sus
capacidades y cuáles sus limitantes? ,etc., es decir, ¿quiénes son los sujetos que el Estado de Chile
define como destinatarios de la prevención?, pero no en las cifras y las estratificaciones, no un sujeto
demográfico, sino un sujeto de discurso, una construcción en los programas sociales del chileno
expuesto a las drogas, la imagen y modos de ser de este personaje. Intentaremos dilucidar en este trabajo
las formas en las cuales aparece inserto el sujeto en los programas que en Chile se han desarrollado para
prevenir esta 'lacra' de los tiempos postmodernos que son las drogas. El sujeto de prevención, aquel al
que hay que salvar, sus características y constituciones, sus posibilidades de ser y los secretos fantasmas
que lo acosan en una sociedad atravesada por drogas. Este es el fin de este trabajo un análisis de discurso
sobre el sujeto presente a los programas de prevención de drogas.

Metodología

ANALISIS VOCACIONAL:
UNA EXPERIENCIA.
Karen Bascuñán P., Lorena Muñoz M., David Pulgar B.
Universidad de Chile, Chile.

INTRODUCCION
"Darlo todo por perdido/ allí comienza lo abierto/ entonces cualquier paso/ puede ser el primero/o
cualquier gesto logra/ sumar todos los gestos./ Darlo todo por perdido/ dejar que se abran solas/ las
puertas que faltan/o mejor aún,/ dejar que no se habrán."
Si la posibilidad de definir a una persona está dada por el mercado, si todo proceso de identidad está
dado desde la identificación con lo externo, con aquello que se presenta fuera de las dimensiones propias
del sujeto, si la incorporación de símbolos se realiza en tanto la sociedad brinda elementos manejables,
si la propia identidad juvenil es un proceso transformable y modificable desde la cultura, si estamos en
presencia de individuos subjetivizados que obedecen únicamente a la satisfacción de sus impulsos
llevándolos a un egocentrismo extremo: no les exigamos que diferencien entre opción y libertad, entre la
opinión y la verdad, y no nos quepa duda que estamos frente a jóvenes en conflicto.
Los desafíos que se plantea el análisis vocacional resultan, entonces, de una importancia suprema. Desde
el análisis de la historia del sujeto aparece poderosa la idea de poder instaurar en el lugar definido por
"la conciencia en crisis, las tareas conducentes a una conciencia de la crisis." El conflicto caracterizado
en la adolescencia, la búsqueda de una identidad que lo defina en su individualidad, choca directamente
con las atribuciones que provienen de los otros. La necesidad de reconocer sus propios procesos se
pierden en formas de dominación externas que generan en el individuo la idea de estar eligiendo.
Existe, por lo tanto, un plano político que es funcional al conflicto que presenta el adolescente en el
momento de realizar una elección, que se traduce en una forma de dominación a través del control de la
subjetividad. La apuesta que se hace al sujeto desde el análisis es a la capacidad de reconocer por sí
mismo las maneras históricas inseparables de su vida que lo han llevado a una situación en particular,
una historia que lo ha llevado a perderse a sí mismo y que, desde la enajenación que resulta de la
ausencia de conciencia de tal proceso, concebir las opciones que realiza como actos electivos que ponen
de manifiesto una supuesta libertad.

En la capacidad de revisión que nos permite reconocer que factores han estado operando a nivel
inconsciente en nuestros actos eleccionarios, nos pone de manifiesto la forma de operar frente a los
conflictos (como ocurre en el ámbito de la elección de una carrera) y nos entrega mecanismos de
reconocimiento frente a situaciones futuras.
Pero junto con reconocer este proceso, es necesario distinguir el enclaustramiento que esto podría
producir. Si pensamos que no basta la interpretación de una realidad para finalizar un trabajo, siendo
fundamental la transformación, la dirección que tome el cambio, el análisis, desde sus límites, nos
presenta también su propia superación: la existencia de sujetos autoconcientes y responsables en el
ejercicio público y privado de su propia libertad, de reconocer en si mismos la propia enajenación.
De esta forma el trabajo realizado con estudiantes de enseñanza media que se enfrentan cara a cara a la
necesidad de realizar una elección, tiene por objeto traer a flote aquello que se ha sumergido en el fondo
de un pasado cercano, ante la mirada benevolente y siempre irónica, de la represión.
ALGO ACERCA DE LA TEORIA
Conviene hacer unos breves alcances acerca de los supuestos que subyacen al análisis vocacional,
especialmente porque propone un sujeto y una dinámica de relación que se aleja de lo que
tradicionalmente se ha llamado orientación vocacional.
El análisis vocacional trabaja con un sujeto social y culturalmente definido como "en conflicto": el
adolescente, es decir, el que adolece, al que le falta, un sujeto en busca de identidad. Un sujeto al que,
llegada cierta edad, se le exige optar por una pareja y por una actividad a desarrollar "de por vida". Sin
embargo esta exigencia social se presenta en un contexto en que la relación entre los jóvenes y los
adultos es una relación contradictoria: en que por momentos los adultos consideran a los adolescentes
como niños, pasivos y asexuados, y por momentos se les exige comportamientos de adultos,
responsables y activos.
Para el trabajo de análisis vocacional se piensa a los sujetos como responsables y activos, por tanto es
labor del propio joven llevar a cabo su proceso, es decir, descubrirse en sus gustos y habilidades. Resulta
contradictorio que otro externo, un "orientador", sea quien a través de resultados en un test, dictamine
aquella actividad más adecuada para el joven. Y es aquí, en el uso de test como instrumentos arrojadores
de verdad, que surge una primera diferencia entre el análisis vocacional y la orientación vocacional. Para
el análisis vocacional, el resultado de un test puede ser información útil a trabajar con el joven, ya que en
alguna medida surge de él, sin embargo no puede obviar que dicho test es un corte transversal, una
visión parcial y artificial del sujeto, cuantitativa, que no incorpora las vivencias personales, y que por lo
tanto no puede ser tomada como sentencia final.
El análisis vocacional incentiva a pensar en si mismo en relación a la propia historia de gustos y
disgustos, en relación a las vivencias. Ya que no se puede separar mente de emoción a lo largo de
nuestras vidas. Cada estímulo, cada actividad, lleva aparejada una emoción, un afecto, un estado de

ánimo. De esta manera, aquellas cosas que nos resultan más fáciles, para las cuales tenemos mayor
habilidad, suelen ir asociadas a experiencias emocionales gratificantes, siendo lo sano preferirlas a
aquellas actividades que generan frustración.
En base a esto, la teoría del análisis vocacional plantea que nuestras elecciones están determinadas por
nuestra historia, tanto por nuestra historia personal como por el contexto social, político y económico.
No podemos vivir la ilusión de creer que podemos elegir "libremente", tenemos una historia de
elecciones previas en la cual hemos ido inscribiendo nuestros gustos e intereses, en ella nada es azaroso,
como tampoco son casuales las decisiones que tomamos. Es por esto que se hace necesario recorrer con
el joven las cadenas de determinaciones de la toma de decisión. La toma de decisión requiere considerar
muchos más aspectos que la sola habilidad para efectuar tal o cual trabajo, esto, porque elegir una
ocupación tiene repercusiones futuras más allá del devenir histórico de esa rama productiva, con dicha
decisión se materializan deseos familiares, modalidades de vida y redefiniciones de vínculos.
Por lo tanto, al realizar un trabajo de elección vocacional es necesario considerar tres tipos de
determinantes que inciden en dicho proceso: las determinantes sociales, psicosociales y psicológicas.
Las determinantes sociales se refieren a la estructura social, política y económica de la sociedad en la
cual está inserto el sujeto. En este aspecto, es necesario analizar cómo se reparten las distintas tareas que
los individuos cumplen en la sociedad, en función de la situación que ellos tienen en la estructura
económica y social, ya que la participación en el proceso de producción puede dejar profundas huellas
en los individuos. La pertenencia a una clase social, la incidencia de la política, la valoración del sistema
cultural y la incidencia de la religión en las determinaciones vocacionales son algunos de los aspectos
relevantes de considerar.
Las determinantes psicosociales incluyen las instancias ya sea grupales o institucionales que permiten
comprender cómo es que lo social puede concretarse en lo individual. Esta función la cumple
principalmente el grupo familiar quien, como primer grupo de referencia, ocupa un lugar primordial en
la formación de las primeras vinculaciones afecto-trabajo. La familia moldea los gustos y rechazos del
individuo, formando así, la identidad ocupacional. Por estas razones es necesario considerar como
determinaciones los deseos del grupo familiar y el modo de vida que implicará determinadas actividades.
Finalmente las determinantes psicológicas se refieren a aquellas determinantes basadas en los cambios
biológicos que ocurren en la adolescencia (cambio del esquema corporal) y las repercusiones
psicológicas que producen dichos cambios. Estas repercusiones no son universales sino que dependen de
factores culturales y sociales. Por lo tanto hacer estas distinciones entre distintos tipos de determinantes
es solamente útil como una forma de ordenarse para la realización del trabajo de análisis, ya que resulta
artificial y forzoso tratarlas como variables aisladas si es que se comprende que el adolescente es
inseparable de su proceso de maduración, y como tal, está inserto en una familia que vive en un contexto
social y económico, que constituye un mundo de vivencias particulares que influirán en su historia de
elecciones.

Sesiones de Trabajo

Un Diseño de Intervención Comunitaria para el Desarrollo
Socio - Afectivo de Niños en Riesgo Social en la Comuna de Alhué, Región Metropolitana, Chile.
Daniel Díaz Vera., Javier Guzmán Piña., Fabio Sáenz Bahamondes.
Colaboración de: Gabriela Robles Sanzana.
Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile.

I.- INTRODUCCIÓN.
En este trabajo se expone un diseño de intervención que puede ser ubicado en el área de la psicología
comunitaria, cuyo objetivo general es el desarrollo socioafectivo de niños en riesgo social. Este diseño
tiene la particularidad de ser un producto derivado de una intervención permanente, la que se inició en el
invierno de 1997, siendo continuada en los veranos e inviernos de 1998 y 1999, en la modalidad de
Trabajos Universitarios Voluntarios.
En el invierno de 1997, un grupo de ex alumnos de distintos colegios de la Congregación de los
Hermanos Maristas realizó trabajos voluntarios en la comuna de Alhué (Región Metropolitana), y
pudieron percatarse de forma accidental -a través de pruebas gráficas proyectivas, realizadas a los niños
a modo de actividad recreativa y del contacto con la comunidad a través de conversaciones informales y
estructuradas- de algunos severos problemas psicosociales en esta población, entre los cuales destacaron
la violencia intrafamiliar (violencia conyugal y maltrato infantil), la legitimación de ésta en la
comunidad, abuso de alcohol y problemas derivados de éste, una alta tasa de deserción escolar (López,
Marchant & Sáenz, 1998), además de una falta de actividades recreativas mediante las cuales hacer un
adecuado uso del tiempo libre.
Algunos de los participantes en esta experiencia se comprometieron con la Fundación de Acción Social
de los Maristas (GESTA) a realizar un trabajo permanente, serio y profesional en esta comuna,
apuntando a las problemáticas descritas anteriormente y derivadas de la evaluación del trabajo de ese
invierno y a conformar, asimismo, un grupo de jóvenes con las herramientas necesarias y dispuestos a
emprender tal desafío. Fue así como surgió la idea de delegar la planificación y ejecución del proyecto a
alumnos de la Escuela de Psicología de la U.C., puesto que además de cumplir los requisitos necesarios,
estaban de cierta forma involucrados ya que algunos de sus miembros habían sido partícipes de la
experiencia del invierno de 1997, anteriormente mencionada. Desde este momento se inicia el diseño e
intervención del proyecto, manteniendo algunos caracteres organizativos gruesos del modelo habitual de
trabajos universitarios, pero efectuando cambios importantes con respecto a éste, en los objetivos y
actividades a realizar. El equipo queda conformado por alrededor de cuarenta estudiantes de la Escuela
de Psicología de la Universidad Católica; tradicionalmente en los trabajos universitarios, el número de
participantes asciende a las cien personas, las que además suelen provenir de diversas carreras.

Los objetivos fueron profundamente reestructurados de modo de hacer una importante integración de
teoría psicológica en ellos (ver apartado III “Diseño de la Intervención”). Es en este diseño en el que se
centrará la exposición.
Cuando mencionamos que la intervención está orientada al trabajo con niños en riesgo social, estamos
dando cuenta en cierta forma de la situación de la localidad en la que se inserta. Por ello resulta
necesario entregar una contextualización que permita, por una parte, fundamentar la afirmación de que
estos niños se hallan en una situación de riesgo social, y por otra una mejor comprensión de las
motivaciones de la intervención.
La intervención se insertó en la comunidad de Villa Alhué, localidad que forma parte de la Comuna de
Alhué, en la Región Metropolitana. Dicha comuna está ubicada a 150 Km. al sur poniente de Santiago, y
a 96 Km. de la ciudad de Melipilla. De acuerdo al datos del Instituto Nacional de Estadísticas del censo
de 1992 (MIDEPLAN, 1998), la comuna tiene 4.013 habitantes, de los cuales 1872 son mujeres y 2141
varones, que se distribuyen en 840,6 Km2. La comuna de Alhué, de carácter mayoritariamente rural,
está formada, aparte de la Villa, por las localidades de Ex Hacienda Alhué, El Asiento, Polulo, Pichi,
Santa María, Loncha, Pincha, San Alfonso y Yerbas Buenas. Cabe mencionar que de todas estas
localidades la Villa es la que cuenta con mayor concentración de población (Dirección de Desarrollo
Comunitario, I.M. de Alhué, 1998).
Esta comuna se ha caracterizado por el desarrollo de varias actividades productivas: la pequeña
agricultura, la apicultura, la agricultura extensiva e intensiva en los fundos aledaños a la comuna y la
pequeña minería (aurífera). Es importante destacar que esta última actividad, la minería, ha sido por
muchos años la fuente laboral que aportaba los mayores ingresos a las familias de la comuna; sin
embargo, y por problemas en la sociedad minera involucrada, los despidos han aumentado, lo que ha
aumentado el problema de la cesantía, que ya es una problemática existente en la comuna desde antes
(Dirección de Desarrollo Comunitario, I.M. de Alhué, 1998).
Villa Alhué se encuentra ubicada en el sector oriente de la comuna, su población es de aproximadamente
1500 habitantes distribuidos en 300 familias. Esta localidad se destaca por ser el centro cívico de Alhué
(Instituto de Desarrollo Agropecuario, INDAP, 1998). Entre las organizaciones comunitarias que se
encuentran en la Villa se encuentra la Junta de Vecinos B. Esperanza, el Club Deportivo J. L. Perales y
un Club de Rayuela, todos con personalidad jurídica; sin embargo, son muy pocas las personas que
participan de estas instancias, incluso muchas ni siquiera saben de su existencia. Por otra parte, la Villa
cuenta con una posta (donde trabaja una enfermera, una matrona, un médico y un dentista), dos
establecimientos pre-básicos, uno básico, un liceo y un internado. También se encuentra una comisaría y
todos los servicios públicos, incluyendo a la Municipalidad. Además de lo anterior, en este sector se
ubica la plaza de armas, a lo que se le suma una media luna, un estadio, un gimnasio y la casa de la
cultura, todos espacios de esparcimiento y entretención (Instituto de Desarrollo Agropecuario, INDAP,
1998). A su vez, la parroquia también constituye un lugar de encuentro de muchos habitantes de la villa.
En cuanto a los últimos adelantos, se cuenta en términos de infraestructura vial con un camino

pavimentado desde la ciudad de Melipilla hasta la Villa Alhué, lo que ha provocado un gran cambio en
las oportunidades de la comuna, aumentando las frecuencias de los viajes en transporte colectivo.
Además, durante el transcurso de 1998 se instalaron teléfonos en la Municipalidad, la Posta, el Liceo y
dos teléfono públicos para la comunidad.
De acuerdo a la naturaleza de este trabajo, es importante destacar algunos índices de la comuna que
resultan relevantes para comprender las características de ésta, de modo de darle un contexto más claro a
la intervención:

- Población en situación de pobreza 23,3% (incluye población indigente)
- Tasa de Analfabetismo
14,9% (en población mayor de 15 años)
- Repitencia escolar
16,1% (promedio en enseñanza básica)
- Tasa de Mortalidad Infantil
19,2% (promedio 1992 - 1996)
- Embarazo juvenil
16,8% (porcentaje de nacidos vivos inscritos, de
madres de menos de 19 años)
- Escolaridad promedio
6,9 años (en población de 15 años y más)
Fuente: , MIDEPLAN, SERPLAC R. Metropolitana (1998)

A partir de esta serie de variables y de nuestra experiencia en el lugar, podemos afirmar que estos
indicadores dan cuenta de una situación de riesgo social, pues constituyen una constelación de
circunstancias adversas para el desarrollo saludable del niño, con limitadas posibilidades de acceso
igualitario a espacios de instrucción y esparcimiento, así como una positiva y estimulante atmósfera
familiar.
A la luz de lo anterior este trabajo se inserta en el tipo de intervenciones comunitarias, pues los objetivos
van en la línea de favorecer el desarrollo humano integral y la reducción de los problemas psicosociales
que lo impiden, promoviendo un sentido de comunidad, y manteniendo una perspectiva positiva de
fortalecimiento personal y comunitario (Sánchez Vidal, 1989 citado en Krause, 1999).
Por otra parte, el hecho de estudiar psicología implícitamente supone la vocación de servicio, lo cual
queda en evidencia cuando constatamos que una de nuestras aspiraciones mayores es el logro de la
"salud", entendida esta como un estado de bienestar integral en el individuo, centrando nuestros
esfuerzos en la esfera psíquica de este estado general. Dicho de este modo, pareciera que es en la esfera
de la clínica privada donde el psicólogo tiene su espacio, pero uno de los más importantes avances que a
tenido esta joven disciplina es su ampliación de las áreas de trabajo, desde la clínica tradicional a todos
los espacios donde tiene lugar la actividad humana.

De esta manera nuestro trabajo no sólo da cuenta del interés de un grupo de estudiantes en las
intervenciones comunitarias, sino que también representa en buena medida el creciente interés que existe
en desempeñarse profesionalmente en psicología comunitaria. Lo anterior se describe comparando los
estudios de Winkler, Prado, Casanueva, y Cáceres (1988) que daba cuenta de un interés principalmente
no-gubernamental de profesionales en el abordaje de desarrollo comunitario, con el de Krause,
Jaramillo y Martínez (1998) donde el trabajo con comunidades es muy relevante para los distintos
niveles de prevención, masificándose tanto a nivel gubernamental como de ONGs..
Sentimos que es nuestro deber como estudiantes universitarios de psicología pasar de la teoría a la
acción psicosocial, desarrollando proyectos como éste que procuren beneficiar a comunidades como
ésta, entregando tiempo, conocimientos y destrezas, y potenciando el aprendizaje social y profesional
del rol del psicólogo en nuestro país.

Marco teórico

DUELO Y PSICOANÁLISIS
María Esperanza Barberán, Carolina Dacarett, Rafael Madrid, Andrea Millán, Sandra Peña, Diana Pérez,
Miguel Angel Serrano, Marianela Trigo.
PROFESORA PATROCINANTE: SANDRA GARCIA ONELL
Universidad Santo Tomas, Chile

En un principio Freud intento una explicación de la melancolía en términos puramente neurológicos.
Con melancolía Freud se refería a lo que actualmente son los estados depresivos.
De la comparación realizada sobre la naturaleza del duelo y la melancolía se obtiene que como cuadro
general, ambos estados son muy coincidentes incluso en la naturaleza de las influencias de vida que los
provocan.
El duelo se define como: "Reacción frente a la perdida de una persona amada o de una abstracción que
haga sus veces, como patria, la libertad, un ideal, etc". Frente a esta misma situación se desencadena otro
tipo de situación que es la llamada melancolía , la cual se puede definir: "Una profunda desazón dolida,
una cancelación de interés por el mundo exterior, la perdida de la capacidad de amar, inhibición de toda
productividad y una rebaja del sentimiento de sí que se exterioriza en autoreproche y autodenigraciones
y se extrema hasta una delirante expectativa de castigo".
La diferencia inicial, entre ambos cuadros, esta dada por una perturbación en el sentimiento de sí.

CONSIDERACIÓN DE LAS POSICIONES DEL FUNCIONAMIENTO NORMAL DEL CAMBIO
PSÍQUICO PLANTEADO POR M. KLEIN, REFERENTE A LA ELABORACIÓN DEL PROCESO
DE DUELO
"Las investigaciones realizadas por Klein de la mente infantil la llevaron a plantear la existencia de dos
configuraciones específicas experimentadas por el bebé en el primer año de vida y que de alguna forma
persisten a lo largo del desarrollo ulterior". (Segal,1972).
Durante la posición esquizoparanoide se da una configuración específica de ansiedad, mecanismos de
defensa y relaciones objetales. La ansiedad primordial la denomina "persecutoria" o "paranoide". La
ansiedad es sentida por el yo, a causa del actuación del instinto de muerte y la proyección de éste en un

objeto externo.
Así, el instinto de muerte queda ligado a un objeto que lo siente como "malo". El yo dirige parte de los
impulsos destructivos, que no han sido proyectados, hacia este objeto he intenta destruírlo como un
modo de defenderse de él. Debido a esto, el yo teme la retaliación del objeto.
Durante esta posición se da, la disociación entre aspectos buenos y malos del objeto que es bastante
extremo, de manera que se tiene la fantasía de un objeto idealizado (bueno) y un objeto malo
(persecutorio).
Otra forma de escisión se da " por temor a la aniquilación, el yo se fragmenta en pequeñas partes. El
objeto cuando es tomado sádicamente es dividido en pedazos, lo cual genera una dispersión de impulsos
destructivos". (Klein 1946).
Aparece otra emoción que deriva del instinto de vida y es una expresión de la capacidad de amar: La
Gratitud, es fundamental para el desarrollo ya que contribuye al establecimiento del objeto bueno, que se
relaciona con la reparación importante para la elaboración de la etapa depresiva.
Para que el desarrollo pueda darse normalmente se requiere que la ansiedad persecutoria no sea
extremadamente fuerte y por lo tanto predomine la líbido por sobre la agresión.
La posición depresiva comienza con esta integración en la percepción del objeto, el que ya no es
percibido parcial sino como total. El objeto que fue dañado en la posición anterior, durante la posición
depresiva es percibido como un objeto bueno y dada la integración, ahora es un objeto total. Hacia el
cual se experimenta sentimientos de culpa y deseos de reparar. Este cambio en la percepción del objeto
hace emerger una nueva ansiedad, cual es, el temor a perder el objeto amado por tanto es necesario que
los sufrimientos sean tolerados por el yo , para que el desarrollo normal siga su curso.
Klein plantea que la vivencia del destete se relaciona con la perdida "del objeto amado" y juega un papel
importante en la elaboración de las ansiedades depresivas.
"El que la elaboración del duelo producido por el destete sea exitoso constituye un incentivo para el
descubrimiento de otras fuentes de gratificación." (Klein 1940).
Este proceso permite que se afiance cada vez más la posesión del objeto bueno. Los sentimientos de la
posición depresiva conducen a estadios de duelo, y a las defensas movilizadas a tentativas por parte del
yo de superar el duelo. (Klein 1952, pag.83).
Klein señala: " El avance del proceso de duelo da por resultado una profundización de la relación del
individuo con los objetos buenos. La mayor confianza con el objeto bueno le permite al bebé ir
gradualmente elaborando la ansiedad de perdida".

LA REPARACIÓN A TRAVÉS DE LA COPULACIÓN
"Al individuo normal, el acto sexual además de su motivación libidinal lo ayuda a dominar su ansiedad.
Sus actividades genitales tienen otro motivo impulsor, que es su deseo de reparar por la copulación el
daño que ha hecho por medio de sus fantasías sádicas". (Klein, 1932)
"Cuando como resultado de una emergencia más fuerte de sus impulsos genitales su yo reacciona frente
a su super-yo con menos ansiedad y más culpa, encuentra en el acto sexual un medio importante para
hacer reparaciones al objeto, debido a su conexión con sus primeras fantasías sádicas."(Klein, 1932).
Este tema se relaciona con el trastorno de frigidez y otorga una explicación desde una perspectiva
psicodinámica.

DUELO QUE DEBEN EXPERIMENTAR LOS TERAPEUTAS DE ORIENTACIÓN ANALÍTICA
FRENTE A LAS DIFICULTADES QUE SE PRESENTAN EN EL ABORDAJE TERAPÉUTICO EN
PACIENTES CON FALTA BÁSICA, DE ACUERDO A LA TEORÍA DE BALINT
El autor define paciente con falta básica al paciente que tiene una forma primitiva de funcionamiento
psíquico, que establece relaciones dudosas que no corresponden a la relación entre dos adultos. La falta
básica alude a una falla en la etapa pre-verbal (oral de M.Klein) que se dinamiza en la psiquis como una
deficiencia que necesita repararse, no asumiendo la forma de conflicto. De esta manera, el paciente se le
hace difícil entender el lenguaje edípico adulto, que se encuentra en un funcionamiento primitivo,
anterior al conflicto de Edipo. (Balint,1993).
Este tema guarda relación con un aporte para los terapeutas de orientación analítica en la reflexión a este
tipo de paciente de manera de facilitar la contención y trabajar adecuadamente con ellos, ya que tienden
a abandonar las terapias por la dificultad de llegar a contener sus aspectos y establecer una
comunicación curativa con ellos. Tal reflexión puede conllevar un proceso de duelo respecto a ideas a
través del tiempo que son útiles con otro tipo de pacientes.

VIVENCIA DEL DUELO EN ENFERMOS VIH POSITIVO SEGÚN LA FORMA DE CONTAGIO
Este estudio se ha centrado en el modo en que las personas con VIH positivo, enfrentan esta situación de
duelo, considerando la vía por la cual ha ocurrido el contagio. Como duelo se hace referencia a las partes
perdidas del Self como también a las perdidas de la salud.
DUELO EN PACIENTES CON CÁNCER DE MAMAS

En el caso de enfermedades graves como el cáncer, especialmente el de mamas, el proceso de
elaboración de la pérdida se hace más compleja por las crisis emocionales que rodean el proceso
producto del tratamiento mismo y el impacto de éste con la autoimagen femenina. En este sentido, las
personas que rodean a estos pacientes son de vital importancia ya que estos pacientes están rodeados de
personas que los quieren y comparten su dolor y si estas pueden aceptar la comprensión de ellas, se verá
favorecida la restructuración de la armonía de su mundo interno, reduciendo así rápidamente sus miedos
y penas. (klein, 1940).

La estética del Placer.
Javier Grotiuz.
Universidad de la República. Uruguay..

En este trabajo intentaré hacer un análisis de las formaciones discursivas que subyacen a los dispositivos
(redes cargadas de líneas de fuerzas que cambian constantemente, lo que hace difícil su detección y
desnaturalización) en relación al cuerpo y sus deseos, para poder entender un poco mas acerca de los
vínculos entre las sustancias (psicoactivas) y nosotros, las sustancias y nuestros "apetitos" que hace que
siempre a lo largo de la historia humana nos lleve a relacionarnos con ellas.
Para esto me voy a centrar en varios autores que a pesar de tener muchos siglos entre sí, a los efectos del
análisis son muy útiles. Me estoy refiriendo a Platón (427-347 a.C), Aristóteles(384-322 a.C), Freud
(1856-1939) y Michel Foucault entre otros. Sin duda que estos autores tienen muchas diferencias entre
sí, pero son útiles para contrastar y en cierta medida complementar argumentos, por supuesto teniendo
en cuenta los muchos siglos que los (y nos) separan con Platón y Aristóteles. Considero importante
tomar los aportes de ellos porque aún se encuentran vigentes, de diferente manera, pero manteniendo un
peso enorme sobre nuestras formas socioculturales de relacionarnos, de pensar el mundo, de sentir
nuestros cuerpos, de nuestras formas de buscar y obtener placer, en definitiva de nuestras formas de vida
en esta sociedad occidental.
En cuanto a Foucault, son interesantes sus estudios genealógicos de los distintos procesos históricos (de
la sexualidad, de la locura, de la medicina, etc.) porque nos ayuda a comprender el cómo llegamos hasta
donde estamos, pasando por una historia que tiene sus discontinuidades y su devenir propio de los
momentos socio-histórico-políticos y económicos por los que atraviesa.

Placer, Deseo y Toxicomanias
A-taraxia, a-ponia, a-okhlesia son las bases filosóficas de los Epicúreos,(300 a.C) que significan: no ser
perturbado, no sufrir la fatiga, no sufrir físicamente. Esta filosofía implica que el placer es no sentir
dolor en el cuerpo y no sentir dolor en el alma, resguardeciéndonos de los avatares sociales y afectivos.
El placer para Epicuro es alivio, es la cesación del dolor. "En el mismo instante se produce el nacimiento
del placer máximo y el alivio del dolor"(Sentencias Vaticanas). Esto tiene que ver con la noción del
tiempo del placer, un placer que se alcanza al mismo tiempo que cesa el dolor; entre placer y displacer

no hay un tiempo intermedio en el cual lo agradable y lo desagradable serían sensibles simultáneamente
para el sujeto.
El reemplazo se produce inmediatamente, el displacer deviene en placer inmediatamente. Es interesante
ver cuánto de esto puede haber hoy día en el acto de consumir una sustancia. Se refleja claramente en
algunos grupos que consumen, sin darse cuenta siguiendo estos preceptos, como por ejemplo los
fumadores crónicos de Cannabis en Jamaica, (cargadores) quienes lo hacen para no sufrir la fatiga, para
no sentir el dolor que les acarrea su dura tarea.
Epicuro(341-270a.C), pese a su posición radical, algo tiene de razón en su teoría sobre el placer. El decía
que era importante al buscar un resultado placentero, evaluar los posibles efectos secundarios de esa
acción. Pero es radical porque nos dice que el placer no puede mezclarse con el displacer, que el
sufrimiento no puede ser a medias agradable, que el bien y el mal no pueden juntarse. Sin duda que los
Taoístas tendrían mucho para decir de esto, pero es difícil confrontar culturas tan diferentes.
Siguiendo con los pensadores griegos, se puede ver que los Afrodisia no son determinantes en la
constitución de un sujeto capaz de acceder a la verdad. Los Afrodisia forman parte, junto con el hambre
y la sed, de un conjunto de sensaciones del vacío que inclinan el "alma" de un sujeto hacia un objeto,
cuerpo, cosa viva o no. Para Platón la parte del alma que actúa según el deseo se llama to epithymetikon
(La República), el se refiere al deseo en tres variantes: el hambre, la sed y el amor.
Aristóteles distinguirá entre los deseos concernientes al tacto, los que afectan a todos los hombres (sed,
hambre, sexo) y los que exceden a la naturaleza. Los primeros se rigen por un límite fisiológico, la
satisfacción, y se terminan una vez saciados. Los segundos son personales y variados, ya que no tienen
un carácter universal y objetivo.
Es claro que estos deseos son parte de una forma de vida, o más bien proponen una clase de vida y una
forma de existencia, que por su propia idiosincrasia y coherencia es incompatible con el saber, con la
verdad.
Para Platón el epithymetikon es una forma de subjetividad distinta que se opone al principio de la razón.
Del conflicto entre estos y el resultado depende la relación con la verdad y la posibilidad de
conocimiento.
En relación a esto Michel Foucault reflexiona y se pregunta: ¿por qué Eros y Logos van siempre juntos
en la tradición occidental?, ¿por qué el acceso a la verdad (en este caso, el conocimiento de sí) se juega
en el plano del deseo sexual?. Él nos dice que el sujeto de saber es un hombre de deseo. Se ve cómo la
Grecia antigua y el cristianismo han moldeado una forma de relación del sujeto consigo mismo, una
forma de relación entre conocimiento y voluptuosidad.
En 1982, en una entrevista, Foucault a la pregunta "Podemos sacar algún provecho de ese período ¿no?",
respondía: "Pienso que no hay valor ejemplar en una época que no es la nuestra. No se trata de volver a

un estado anterior. Sin embargo, estamos frente a una experiencia ética que implicaba una acentuación
muy fuerte del placer y de su uso. Si comparamos esta experiencia con la nuestra, en la que todo el
mundo (tanto el filósofo como el psicoanalista) explica que lo importante es el deseo y que el placer no
es nada, entonces podemos preguntarnos si esta separación no ha sido un acontecimiento histórico sin
necesidad alguna, y que ningún lazo ligaba ni a la naturaleza humana ni a ningún tipo de necesidad
antropológica" (entrevista realizada por H. Dreyfus y P. Rabinow). Dice Foucault que los antiguos son la
prueba de que se puede pensar diferente o de otro modo.
Es claro que nosotros no pensamos como los pensadores griegos, pero aún subsisten restos de esos
pensamientos, como lo es la lógica Aristotélica que aún hoy sigue vigente, no sólo en los programas de
Filosofía, lo que es peor, en nuestra forma diaria de pensar y razonar las cosas de una forma lineal, que
no permite ver la complejidad de las cosas. Seguimos estableciendo relaciones causales apoyándonos en
las estadísticas cuando en realidad sólo se pueden establecer relaciones asociativas, que nos acercan al
fenómeno pero no lo explican. Es éste el caso cuando se dice que la Marihuana es la puerta de entrada a
las "drogas pesadas", porque la mayoría de los drogadependientes comenzaron con ella, obviando que
antes estuvo el alcohol, el tabaco, etc.
Haciendo un breve recorrido por lo ya escrito, se ve que en un primer momento son los deseos por su
modo de acción tan específico, los que determinan el tipo y el estilo de preocupaciones que caracterizan
las diversas formas de existencia. Cuando los filósofos griegos teorizaron el arte de vivir, la posibilidad
de modelar la propia existencia, el uso de los placeres y el cuidado de sí, no lo hicieron argumentando
sobre los actos, sino sobre los ephytemiai (maneras muy especiales de desear) y su estructura. ¿Qué es lo
que esta en juego aquí?. El acceso a la verdad, no de sí, sino del conocimiento en general.
Esto parecería descontextuado siguiendo las palabras de Foucault, pero no lo es. Es un paso para el
análisis de la situación actual y de la permanencia de los vínculos con las sustancias. Permanencia en
cuanto seguimos relacionándonos con ellas, no porque el vínculo sea igual, claro que no.
Me gustaría analizar esto en base a lo ya escrito y en base a los paradigmas actuales, los cuales voy a
comentar ahora.
¿Cuál es la estética del deseo de nuestros días?. ¿Con qué eptihemiai se manifiestan?, ¿qué lógicas de
saber cobran sentido?.
Nos contextuamos en un momento de la historia donde el famoso fenómeno de la globalización no va
dejando espacios o islas sin tocar, todo se informativiza, todo es absorbido por el poder hegemónico
dominante. El poder extiende sus redes (dispositivos de poder) a todo. La forma dominante de la
economía es el capitalismo neoliberal (que tiende a la libre circulación de los capitales), la base es la
comercialización. Todo es comercializable, todo es bien de valor, uso e intercambio comercial. Todo es
susceptible de consumo. En esta sociedad posmoderna asistimos a una banalización de la dependencia, a
una cohabitación (aparentemente) cada vez mayor con las toxicomanías; lo que en un principio fue
motivo de alarma, ahora se naturalizó. Las sustancias mas "pesadas" como la heroína o el crack, que

antes eran atracción en una estética del gusto por lo prohibido, ahora casi forman parte de una atracción
lúdica o recreativa, sufriendo los manejos de los intereses y juegos que el poder económico les infiere.
No es casualidad que películas como Pulp Ficción y Trainspottin tengan tanto éxito, siendo que
recuerdan costumbres de épocas pasadas (s.XIX) donde la heroína tenía un cierto "status". Si pensamos
el problema de la drogadicción, vemos las preocupaciones de los distintos gobiernos por el tema.
Haciendo un poco de historia, recordemos que primero fue un problema del médico de cabecera, luego
del sistema de salud, y por último llega a ser una cuestión de Estado. (interviniendo el Poder Judicial,
Ejecutivo y Legislativo). Es que son tantos los intereses económicos que intervienen que nadie quiere
"quedarse afuera".
Cómo escribí anteriormente, las sustancias han adquirido valor comercial, y la gran paradoja es que pese
a no promocionarse en un mercado legal, es una mercancía por excelencia. ¿Tan grande es la necesidad
que cubren y tan importante la funcionalidad que cumplen, que aún no contando con las ventajas de un
mercado legal tienen los adeptos que tienen en todo el mundo independientemente de raza, religión,
cultura o sociedad a la que pertenezcan?.

página 2

Creación de la revista electrónica Thésis: relato de la experiencia
Francesca Cayazzo, Sebastian Vidal.
Universidad de Chile, Chile.

En esta presentación queremos compartir con ustedes la experiencia que ha significado la creación y el
desarrollo de esta revista, así como los cambios que hemos experimentado en este proceso.
Hace ya varios años, este proyecto fue pensado por un grupo de profesores y alumnos de la Universidad
de Chile, como un medio en el cual se pudieran difundir y sistematizar las tesis de licenciatura de
estudiantes de Psicología del país. La idea era rescatar estos trabajos ante la constatación de la enorme
demanda y esfuerzo implicados en su elaboración, para que finalmente terminaran arrumbados y
olvidados en bibliotecas, acumulando polvo como única actividad visible.
Con el tiempo, esta idea perduró y se fue complejizando al considerar la insatisfacción que generaba
entre nosotros la ausencia de diálogo, discusión y creación universitaria, y el marcado individualismo
que había caracterizado a gran parte de nuestro recorrido universitario. Fue entonces, cuando en una de
esas conversaciones de pasillo nos cruzamos con la idea de Thésis; una revista que pudiera acoger y dar
cabida a estas necesidades que alguna vez fueron pensadas.
En este proceso, que aún necesita perfeccionamiento y desarrollo surgió no sólo una nueva Revista, sino
un Equipo de Trabajo, el que ha ido madurando y aprendiendo en el quehacer conjunto. Esta parte de la
experiencia, el aprender a crear juntos, ha sido tan enriquecedora como el ver desarrollarse esta
iniciativa.
Al hacernos cargo de este proyecto la falta de recursos económicos nos obligó a concretizar la idea de un
modo diferente. Esta carencia dio forma definitiva a la Revista que hoy les presentamos en Internet.
Este cambio, el paso de la idea de una Revista impresa, en papel, a una revista electrónica y virtual,
implicaba desafíos, pues no se trataba de trasladar a Internet el formato de una revista impresa.
Debíamos crear un nuevo formato, adecuado a las condiciones y usuarios de este medio. Debía ser
visualmente atractivo, fácilmente comprensible y en lo posible amigable, promoviendo la participación
de los lectores e incorporando la interactividad.
Lentamente fuimos seducidos por este espacio en principio misterioso. Debemos confesar que este
medio nos ha sorprendido por su inagotable riqueza y fertilidad como un espacio moderno, abarcador y
potencialmente democrático capaz de contener, en su diversidad, el diálogo estudiantil.
Hasta hoy hemos lanzado dos números, él último ha sido visitado por alrededor 1500 personas de muy
variados países. Hemos recibido correos y trabajos que nos muestran la amplia acogida que la revista
está teniendo. Agradecemos a todos quienes han participado y colaborado en este proyecto que recién
comienza ; especialmente a quienes han contribuido a este espacio exponiéndose. Ya que la Revista ha

sido creada como un lugar en el cual es posible ir creciendo en nuestro aprendizaje, en la medida que
nos comunicamos, exponemos y abrimos a la comunidad del quehacer psicológico; donde a veces somos
bien reconocidos y otras rebatidos o criticados, pero siempre en un camino de constante formación.
Esto es lo que nos congrega hoy; el espíritu que los ha movido a estar aquí y que buscamos transmitir a
ustedes, el espíritu que es telón de fondo de este congreso y de nuestro proyecto, por ello; el siguiente
número de Thésis consistirá en una edición especial sobre este Congreso Latinoamericano de Psicología.
Los invitamos a visitar la Revista, a entrar en este espacio público de debate. Nuestro propósito es que
este medio no se agote en sus gestores, sino que se abra a las distintas Universidades del país, de nuestro
continente y el mundo, a las distintas generaciones que estamos seguros harán perdurar este proyecto en
el futuro.
A continuación les mostraremos las diferentes secciones de la revista, en un diaporama que esperamos
incentive su participación.
Esta es la portada del segundo número de la revista. A la izquierda se encuentra el índice -menú de las
distinta ventanas a las que es posible acceder haciendo click sobre el botón.
La primera sección es la de Tesis, cuyo objetivo es difundir la investigación en Psicología derivada de
los trabajos de Tesis y Memorias de Grado. Como señalábamos antes, estos trabajos arduos, en general
bien concebidos en lo metodológico, pues son asesorados por profesores de la Universidad, podrían
constituir aportes en las áreas de la psicología investigadas.
La mayoría de estos trabajos suelen permanecer olvidados en la Biblioteca de la facultad, con lo que se
pierde el esfuerzo desplegado en su realización.
Adicionalmente, al invitar a aportar trabajos de Memoria a la revista, los autores deben someterse al
ejercicio de resumir sus hallazgos en una extensión, formato y lenguaje propios de una comunicación
científica, lo que constituye sin duda una valiosa experiencia de aprendizaje.
Contribuye a ésto el que los trabajos son preseleccionados por un Comité Editorial. Aquellos trabajos no
aceptados en su formato actual o susceptibles de mejoras, son informados por los miembros del comité,
lo que retroalimenta el proceso de elaboración.
A continuación encontramos la sección de Catálogo de Tesis que ofrece una lista de las tesis realizadas
en las principales Escuelas de Psicología del país. Así la revista ofrece un servicio a los estudiantes y
académicos que están preparando sus tesis o realizando investigaciones. Tradicionalmente esto obligaba
a los alumnos a recorrer bibliotecas y archivos. Aquí en Thésis, esta información se encontrará
centralizada y ordenada temáticamente. Naturalmente que la utilidad del Catálogo depende en buena
medida de la colaboración de las distintas Universidades para su actualización.

La sección de Ensayos es un espacio de acogida a los trabajos de estudiantes de pre- grado, con el fin de
abrir un lugar de comunicación y problematización de diversas ideas en las distintas ramas de la
Psicología.
Por su parte, el Abogado del Diablo es una sección que busca presentar un debate en torno a temas
polémicos dentro de nuestra disciplina. Para ellos nos basamos en las exposiciones y dialogo de un foro
debate llamado “Psicoterapia v/s Farmacoterapia en el tratamiento de los Trastornos de Personalidad”
realizado por la revista para el lanzamiento de este número.
La sección de Investigaciones en Curso presenta un listado de los proyectos que se están realizando en
distintos centros de estudio. Esto tiene varios objetivos tales como: orientar al estudiante interesado en
investigación o al investigador joven, quien dispone así de información respecto de lo que se hace en los
distintos centros. Así, puede contactarlos en caso de desear una cooperación, adscribirse a un grupo de
trabajo cuando ello sea posible, encontrar potenciales temas de tesis, etc.
Esperamos su contribución en esta sección , ya que al ser una sección nueva el listado se encuentra
incompleto, porque está basado solamente en algunos centros Universitarios de nuestro país.
En la sección de Revista de Libros podemos encontrar sugerencias y opiniones respecto de
publicaciones en Psicología y disciplinas afines. Con ello esperamos incentivar la lectura de diversos
textos. Nuevamente los invitamos a enviarnos sus comentarios sobre lecturas recientes que les hayan
interesado.
Por último, no se queden fuera de esta iniciativa, comuníquense con nosotros y abrance a un espacio de
dialogo y reflexión. Esperamos comentarios, aportes e inquietudes en nuestra dirección en internet.

"ESTUDIO SOBRE LA DISMINUCIÓN DE LA ANSIEDAD EN UN ENSAYO DE P.A.A.,
MEDIANTE LA TÉCNICA DE RELAJACIÓN NEUROMUSCULAR DE JACKOBSON E
IMAGINERÍA"
PROFESORAS
BIANCA DAPELO, LORETO MARCHANT
Pablo Arriagada, Daniela Cerna, Victoria Hennig, Sebastián López, Luz María Mena, Karin Moosen,
Sandra Muñoz, Emilio Muñoz, Patricia Solís, Carolina Soto, Narni Valdés, Graciela Vilches.
Universidad Viña del Mar, Chile.

ANTECEDENTES CONCEPTUALES
La adolescencia es un período de transición en el desarrollo entre la niñez y la edad adulta. Este se inicia
alrededor de los 12 o 13 años con la pubertad, que se caracteriza por cambios fisiológicos como aumento
de peso, rápido crecimiento, cambio de proporciones y forma del cuerpo y el alcance de la madurez
sexual; y termina hacia los 19 o 20 años. Además existen cambios dentro de la adolescencia que
incluyen factores sociales y emocionales (Papalia, 1996).
Sin embargo, en Occidente la adolescencia se considera un periodo durante el cual los adolescentes
están aún en el sistema escolar, en un contexto de aprendizaje profesional o en busca de un empleo
estable por estar aún dependiendo de sus padres y viviendo con ellos. También se caracteriza por el
alejamiento progresivo del núcleo familiar, para comenzar a frecuentar el grupo de pares o de amigos, y
comenzar a interesarse por personas del sexo opuesto. En general se considera la adolescencia como una
etapa en la cual sus características (modas, hábitos, valores, preocupaciones e inquietudes) no
concuerdan con las de la infancia ni con las de la edad adulta (Papalia, 1996).
Según Papalia (1996) puede analizarse el periodo adolescente a través del desarrollo de distintos
aspectos; cambios físicos, cambios cognitivos y cambios psicológicos.
En cuanto al desarrollo físico, los rasgos más significativos de esta etapa son el repentino crecimiento
del adolescente, el comienzo de la menstruación en las niñas, la presencia de esperma en los varones, la
maduración de los órganos reproductores y el desarrollo de las características sexuales primarias y
secundarias. Entre las características sexuales primarias femeninas se encuentran: ovarios, trompas de
Falopio, útero, vagina; y las características sexuales primarias masculinas incluyen: testículos, pene,
escroto, vesículas seminales, próstata. Las características sexuales secundarias femeninas son: senos,
vello púbico, vello axilar, aumento del ancho y profundidad de la pelvis, cambios en la voz y en la piel;

y las masculinas son: vello púbico, axilar, facial, cambios en la voz y en la piel, ensanchamiento de la
espalda.
En cuanto al desarrollo cognitivo, la adolescencia es un periodo que conlleva importantes cambios no
sólo en la propia imagen del individuo y en la manera de interactuar con sus iguales y el resto de las
personas, sino que se extiende también a nuevas formas de pensamiento que va a permitirles concebir
los fenómenos de manera distinta a como lo habían hecho hasta ahora. Se caracteriza por una mayor
autonomía y rigor en su razonamiento denominado según la tradición Piagetana "pensamiento formal".
Con relación a los aspectos psicológicos, la adolescencia es un momento clave y crítico en la formación
de la identidad. Tanto antes como después de la adolescencia hay etapas que contribuyen a la
diferenciación de la personalidad y a la génesis de la identidad; sin embargo, es en la adolescencia
cuando según Erikson el individuo tiene la capacidad de vivir en sociedad y relacionarse con los demás
como persona psicosocialmente sana y madura. En la adolescencia el joven se enfrenta a la necesidad de
definir su identidad. Junto con llegar a definir quién es debe decidir qué hará en el futuro. A esta última
interrogante logra dar respuesta mediante la realización de su planeación vocacional, esto es, debe
decidir qué hará después de terminar sus estudios secundarios o enseñanza media.
En la elección de una carrera se encuentran tres etapas clásicas (Ginzberg y otros, 1951): 1) el período
de fantasía, en el que la elección corresponde a fantasías de carácter emocional más que a opciones
realistas; 2) el período de tentativa, en el que los jóvenes se esfuerzan por conjugar sus intereses con sus
habilidades y valores; y 3) el período de realidad, en que los jóvenes planean la carrera que seguirán a
futuro hacia el final de los estudios secundarios.
La planeación vocacional que lleva a cabo el joven, en caso de optar por estudiar una carrera profesional
universitaria, se ve enfrentada a la necesidad de cumplir con los requisitos de ingreso a la universidad
que impone el sistema social en el que vive. En Chile, el joven debe rendir una prueba especial para
ingresar a la universidad, la Prueba de Aptitud Académica (P.A.A.).
Prueba de Aptitud Académica
La Prueba de Aptitud Académica se define como la evaluación que mide capacidad general o
inteligencia general, esencialmente, la habilidad que el educando tiene para razonar en un contexto
verbal y en uno matemático-espacial (Díaz, Himmel y Maltes 1985). Según Avila (1978), la finalidad
primordial de la prueba de aptitud es poder estimar el desenvolvimiento futuro de un individuo partiendo
de la información contenida en las respuestas a los estímulos que se consideran representativos de las
habilidades que se desea medir.
Se puede indicar por lo tanto, que el rasgo subyacente que mide la prueba es la aptitud para efectuar
estudios de nivel superior, expresada en un conjunto de indicadores que conforman la llamada aptitud
verbal y matemática, ya que son fundamentales para proseguir dichos estudios.

La Prueba de Aptitud Verbal se conforma de subpruebas que miden las habilidades específicas y básicas
del aspecto semántico del lenguaje, por lo tanto incluyen: (a) significaciones objetivas, conceptuales de
unidades léxicas, (b) significaciones funcionales, relacionantes de unidades y estructuras, (c)
significaciones de oraciones y enunciados.
Las conductas principales que la prueba considera son:
- Comprensión, interpretación y análisis de unidades léxicas y clases para determinar los componentes
de su significado general o lógico y aislar aquel elemento que no participa del componente distintivo que
relaciona a los elementos del campo.
- Interpretación, análisis y evaluación del contenido conceptual e ideológico de enunciados para
determinar su secuencia lógica y producir su articulación semántica y lógicamente coherente en un
esquema textual.
- Interpretación, análisis y síntesis de estructuras sintácticas incompletas para establecer la conexión
ideológica entre sus fragmentos y elegir los elementos conectantes que expresan con exactitud dicha
conexión.
- Análisis y evaluación de las unidades semántico-sintácticas de un texto, con el fin de determinar su
adecuación y pertinencia al contexto general.
- Comprensión, interpretación, análisis, síntesis y evaluación de un texto extenso para determinar
contenidos, relaciones entre enunciados, secuencias de ideas y otras configuraciones semánticas y
lógicas que lo caracterizan.
Estos contenidos y conductas se establecen teniendo como base que la capacidad para efectuar estas
operaciones con el instrumento lingüístico que manifiesta el individuo, es índice de varios aspectos de su
estructura intelectual.
Con relación a la parte matemática de la Prueba de Aptitud, tiene como función medir la capacidad del
sujeto para realizar operaciones matemáticas elementales, analizar lógicamente situaciones, codificar y
decodificar símbolos y resolver situaciones problemáticas.
En sus inicios las preguntas de la Prueba de Aptitud Académica Matemática fueron clasificadas en cinco
categorías provenientes de la teoría de Thrurstone, ellas son: cálculo numérico, razonamiento lógico
deductivo, interpretación simbólica, razonamiento analítico y evaluación.
Posteriormente, estas categorías fueron enriquecidas por el modelo de estructura de la inteligencia
propuesto por Guilford (1971), a partir del cual se pueden identificar los procesos, contenidos y
productos que constituyen la base de análisis de las preguntas de la Prueba de Aptitud Académica
Matemática.

La primera clasificación se refiere a los procesos que el organismo realiza en el procesamiento de la
información que recibe. Se compone de las siguientes subcategorías:
a) Cognición: percepción consciente, reconocimiento de información en sus diversas formas.
b) Memoria: fijación de información recién adquirida.
c) Producción divergente: generación de alternativas lógicas a partir de la información.
d) Producción convergente: generación de conclusiones lógicas a partir de la información.
e) Evaluación: comparación de fragmentos de información en términos de juicios referentes a la
satisfacción de criterios como: corrección, identidad y consistencia.
Los contenidos agrupan áreas de información sustantiva como:
a) Figurativos: información concreta percibida en forma de imágenes.
b) Simbólicos: información del tipo de signos denotativos que no tienen significación en sí, ni fuera de sí
mismos.
c) Semánticos: información en términos de constructos mentales a los cuales frecuentemente se le
aplican las palabras. Son importantes en el pensamiento y comunicación verbal, no necesariamente
dependiente de palabras. Incluye comunicación icónica.
d) Conductuales: información no figurativa y no verbal involucradas en las interacciones humanas.
En la categoría de productos está la descripción de los tipos formales de información. Se clasifica en:
a) Unidades: fragmentos de información que tienen un carácter aislado ("cosa").
b) Clases: concepciones subyacentes a conjuntos de fragmentos de información agrupados de acuerdo a
propiedades comunes.
c) Relaciones: conexiones entre partes de información basados en variables o puntos de contacto que se
les puede aplicar.
d) Sistemas: conjuntos de elementos de información interrelacionados.
e) Transformaciones: cambios en la información existente.

f) Implicaciones: conexiones circunstanciales entre unidades de información.
Por consiguiente, la conceptualización de Guilford resulta apropiada para el análisis de la resolución de
problemas, que es el proceso básico subyacente en la mayoría de los ítemes de la Prueba de Aptitud
Académica Matemática.
Considerando las implicancias que pueda tener para el adolescente el someterse a la P.A.A., y dada la
trascendencia de ello para su proyecto de vida, es que pensamos que esta situación de evaluación se
constituye en una situación estresora y ansiógena. Por otro lado, se ha observado que el nivel de estrés
en jóvenes de 4º año medio ante la prueba de aptitud académica ha venido en aumento durante los
últimos años. Los jóvenes se sienten cada vez más presionados a obtener un alto puntaje para ingresar a
la Universidad, pretendiendo con ello mejorar su calidad de vida. Esta presión provoca conflictos que
van desde los más leves hasta los más graves, llegando, en algunas ocasiones, al suicidio (Astudillo,
1998).
Estrés
Selye (1956) fue el primer autor en definir estrés y formuló este concepto a partir de la fisiología,
señalando que es la respuesta estereotipada e inesperada de la persona a cualquier demanda, el estrés
sería equivalente al desgaste propio de cada organismo vivo en un esfuerzo por mantener su equilibrio
frente a un ambiente cambiante.
Lazarus y Folkman (1983) definen estrés psicológico como el resultado de una relación entre el sujeto y
el entorno, que es evaluado por éste como amenazante o desbordante de sus recursos y que pone en
peligro su bienestar. En esta definición, los autores hacen referencia a esta relación individuo-entorno,
tomando en cuenta las características del sujeto por un lado, y la naturaleza del medio por el otro.
Todos los individuos estamos expuestos a un bombardeo permanente de estímulos demandantes, es
decir, exigencias ante las cuales la persona debe dar respuestas. Éstas implican un amplio despliegue de
energía que involucra pensamientos, emociones y el comportamiento. La reacción de la persona ante
estas demandas del entorno ha sido denominada estrés.
Para Marchant (1996) el estrés puede ser bastante positivo y hasta necesario si se experimenta dentro de
ciertos rangos. Permite llevar a cabo las actividades diarias y satisfacer las demandas del entorno, para lo
cual el organismo debe estar consciente, atento y vigilante. Pero, si estas demandas son excesivas para el
organismo, la exigencia es mayor, y más aún, si son prolongadas en el tiempo, se produce un desgaste
del organismo que conlleva a un estado de estrés negativo y por tanto nocivo para la salud integral de las
personas.
Ansiedad

Dentro de la sintomatología del estrés se encuentra la ansiedad que se define como un sentimiento vago
y difuso que incluye aspectos tanto psicológicos, pensamientos de preocupación, como fisiológicos,
combinación de síntomas físicos. Por lo general, es un estado emocional desagradable que está
acompañado por la excitación fisiológica y los elementos cognitivos de aprensión, culpabilidad y una
sensación de desastre inminente (Corbella, 1991).
Los síntomas más comunes de la ansiedad son: 1) nerviosismo o agitación; 2) tensión; 3) sensación de
cansancio; 4) vértigo; 5) frecuencia de micción; 6) palpitación cardíaca; 7) sensación de desmayo; 8)
dificultad para respirar; 9) sudoración; 10) temblor; 11) preocupación y aprensión; 12) insomnio; 13)
dificultad para concentrarse; y 14) vigilancia.
Dentro de la conceptualización amplia de la ansiedad, se encuentra un tipo específico, al cual se ven
expuestos los estudiantes, que es la ansiedad de prueba o ansiedad ante los exámenes. Este tipo de
ansiedad es una representación inusualmente aprensiva a las situaciones de evaluación. Es un
sentimiento generalizado de nerviosismo o aprensión que puede ocurrir antes, durante o incluso después
de un examen. Con frecuencia, es un factor del desempeño bajo debido a la preocupación, pensamientos
y sensaciones que interfieren.
La Ansiedad de prueba o la ansiedad anticipatoria específica de las situaciones de prueba, es
extremadamente amplia, resultando en consecuencias como calificaciones bajas, abandono de los
estudios, y una inhabilidad general para alcanzar metas que son realísticamente posibles (Mandler y
Sarason, 1952).
Los estudios que relacionan la ansiedad de prueba con el aprendizaje y el desempeño han confirmado
que niveles altos de ansiedad de prueba interrumpen y desorganizan el desempeño (Sarason, 1963; Paul
y Eriksen, 1964; Spielberger, 1966; Whitmaier, 1974). Por otra parte, Oliver (1975) señala que la
ansiedad de prueba es más comúnmente experimentada por individuos altamente ansiosos, aquellos que
tienen una tendencia disposicional, innata o aprendida, a percibir una amplia variedad de eventos como
amenazantes; pero no todas las personas con altos niveles de ansiedad presentan alta ansiedad de prueba.
La ansiedad de prueba puede manifestarse a través de síntomas diversos que corresponden al nivel
cognoscitivo, emocional, comportamental y fisiológico (páginas web).
En el ámbito cognitivo, los síntomas se refieren a pensamientos negativos. Por un lado, el estudiante se
infravalora ("no soy capaz de estudiar todo", "soy peor que los demás", "no sirvo para estudiar") y/o
prevé que tendrá un resultado negativo o que reprobará e imagina las consecuencias negativas de
aquello, por ejemplo: "qué dirán mis padres", "no podré terminar mis estudios".
En el ámbito emocional, los síntomas pueden incluir miedo a la propia situación del examen o a las
consecuencias del mismo, decepción, cólera, depresión, y alivio al terminar el examen.
A nivel del comportamiento el estudiante puede presentar conductas inadecuadas. Antes del examen,

puede ser incapaz de concentrarse por experimentar malestar o nerviosismo, pasando horas viendo
televisión, durmiendo o dejando pasar el tiempo frente a los libros, puede presentar movimientos o andar
nerviosos, abusar de sustancias y otros comportamientos de auto-derrota o autodestructivos. El final de
estas situaciones puede ser la evitación y/o escape de la vivencia de prueba que le produce tanto
malestar, llegando en ocasiones a no presentarse al examen.
En el ámbito fisiológico se pueden dar alteraciones del sueño, en la alimentación, dolores de estómago,
dolores de cabeza, náuseas, diarrea, sensación de paralización o hiperactivación, opresión en el pecho,
latido cardíaco acelerado, pulso rápido, respiración entrecortada, sequedad de la boca, sudoración,
tensión muscular, y otras alteraciones de las funciones corporales normales.
Algunos efectos de la ansiedad de prueba y de los síntomas que conlleva son: Nerviosismo; que se
refleja en: 1) dificultad para leer y comprender las preguntas de la prueba; 2) dificultad para organizar
los pensamientos; 3) dificultad para recordar conceptos o palabras claves, y en general, los
conocimientos aprendidos; 4) dificultad para concentrarse durante la prueba; 5) preocupación por el
desempeño del resto de los estudiantes (auto-comparación); y 6) obtener un resultado pobre o
desfavorable aunque se tuvieran los conocimientos necesarios.
Bloqueo mental; que se refleja en "quedar en blanco" ante las preguntas y recordar las respuestas tan
pronto como termina la prueba o examen.

Antecedentes Empíricos

Breve Reseña de la Etnopsiquiatría
Cristian Orlando Prado Ballester
Universidad de Chile, Chile.

Las Escuelas y Teorías Psiquiátricas
Para realizar esta disertación, se procedió, como primera instancia a describir las diversas escuelas
psiquiátricas que han aparecido a lo largo de la historia de esta disciplina, a continuación se describirán
dichas escuelas:
a) La teoría psicoanalítica: Esta tiene su raíz en Sigmund Freud, creador de esta doctrina. Esta escuela
cree que el origen del transtorno mental, se focaliza en los problemas y factores internos que afectan al
individuo. E así entonces, como el hombre se maneja de manera irracional producto de sus fuerzas
internas. La sublimación de estas fuerzas es el camino de la adaptación y es una consecuencia de
supervivencia. Distingue tres fuerzas al interior de la mente humana: El ego, el id y el súper- ego, o bien,
el yo, el ello, y el súper yo. Entre estas fuerzas debe existir una homeostásis, en eso consiste la
sublimación.
b) Teoría de la adaptación: Esta posición se asocia a la teoría estructural- funcionalista y la teoría de las
especies de Darwin. Plantea que la sociedad presenta un tipo de adaptación determinado bajo
circunstancias especiales. El individuo, en función del principio de conservación de la especie, se adapta
a dichas circunstancias especiales. El individuo que se adapta es el individuo más apto. Los mecanismos
que se utilizan para la adaptación son la defensa y la superación.
c) Teoría del estrés: Esta teoría se asocia estrechamente al estructural- funcionalismo parsoniano. Esta
posición plantea que el estrés se debe a que el individuo se preocupa demasiado por las expectativas que
los otros tienen sobre él. Se angustia al pensar en el rechazo y la desaprobación que los otros
manifestarán si el falla. Se produce una reacción de alarma cuando se han pasado las tres etapas del
estrés:
i) La etapa de resistencia
ii) La etapa de homeostásis
iii) La etapa de exhaustación.

Existen agentes denominados Stressors que son los que provocan la rápida caída en el estado de estrés.
d) Desviación social: Esta posición se asocia al funcionalismo temprano de Durkheim y a su concepto de
anomia. Según Erickson, la desviación social, es una respuesta humana normal a situaciones sociales
anormales. Según Becker se produce un fallo en el hecho de obedecer las reglas del grupo, siguiendo a
este autor el proceso de desviación social no es más que la institucionalización de conductas mal
ajustadas. El concepto de normalidad se encuentra definido según parámetros estadísticos.
e) Teoría psiquiátrica: Esta es la teoría clásica de la corriente en cuestión. Dice que la persona
perturbada debe aislársele del ambiente que produce la perturbación. Según la corriente antipsiquiátrica
que surge en oposición a ésta, los psiquiatras estarían actuando como cancerberos. Según Szas, un gran
exponente de la corriente antipsiquiátrica, la enfermedad social es un mito, cuya función es encubrir los
conflictos sociales.
f) Teoría de los roles: Esta teoría se encuentra estrechamente ligada la estructural- funcionalismo
parsoniano. Dice esta teoría que el conflicto mental se produce por una merma en la capacidad del
individuo de representar los roles sociales. El rol se define como las expectativas de conducta por parte
de los otros. Es así como Parsons identifica un rol del enfermo:
i) Exclusión de todo tipo de responsabilidades relativas al rol social normal anterior.
ii) Exclusión de responsabilidades de su condición de enfermo.
iii) El rol del enfermo es indeseable.
iv) Obligación de buscar ayuda técnica (médica) competente.
v) Obligación de cooperar para recuperar su salud.
vi) Tener derecho a ayuda médica (y la mejor ayuda posible).
g) Teoría de la socialización o del aprendizaje: Esta postura tiene relación con el movimiento
antipsiquiátrico y la teoría de los reflejos condicionados de Pavlov. En ella se plantea que la neurosis es
un hábito aprendido, y que ésta no existe solo los síntomas externos. Se refiere a los estereotipos de la
enfermedad como modelos aprendidos desde la niñez. El terapeuta, muchas veces, refuerza esta
conducta. Lo que se debe realizar es un tratamiento mediante el cual se pueda desaprender esta conducta.
h) Teoría de las etiquetas sociales o labeling theory: Esta teoría se expresa como eminentemente
antipsiquiátrica. Scheff es uno de sus exponentes y plantea que son los estereotipos sociales los que
crean la enfermedad mental. Lo social es un punto clave para entender el desorden mental. Existe un
estereotipo cultural.

i) Modelo médico: Este modelo se enmarca dentro de la tradición positivista cientificista. Propone, de
manera casi básica, que toda enfermedad (y toda enfermedad mental, por supuesto) es una disfunción
biológica tratable con medicamentos.
Dentro de estas corrientes, la que ha permitido el desarrollo de la etnopsiquiatría, es la antipsiquiátrica.
Este movimiento, iniciado hacia 1960 en Inglaterra, niega la enfermedad mental como tal. Se le ha
definido como un movimiento de contestación hacia los sistemas ideopolíticos y trae consigo un modelo
contracultural, situado en una posición mística, irracional y anarquizante (en el sentido más político de la
palabra), con un pequeño sazón de voluntad del escándalo. Foucault definiría la enfermedad psíquica
como un producto de la represión ejercida por la razón. Existe una suerte de ideología política en la
antipsiquiatría.
Ahora bien a la antipsiquiatría se le ha acusado de sufrir una carencia importante de contenidos
científicos claros; quién realiza estas críticas es Fernández, asiduo némesis de la antipsiquiatría. Sin
embargo esta afirmación carece de fundamento. La antipsiquiatría sí ha planteado una postura científica
con un marco teórico, una metodología y técnicas claras. Primero que nada se plantea una posición
igualitaria entre el médico y el paciente, después, se plantea una manera de trabajo que determine el
tratamiento del paciente como si éste fuera "normal", luego se propone técnicas de microgrupos de
acción para resolver conflictos.
Lo importante de la antipsiquiatría es que plantea una reformulación ética de lo que debe ser la
psiquiatría y en lo referente a la percepción del paciente enfermo. Se reconoce un factor cultural en el
asunto.
Las definiciones de enfermedad mental entregadas por distintos autores no alcanzan a abarcar la
dimensión cultural, ni tampoco la histórica.
Por ejemplo, según la definición de Spitzer, una de las definiciones más aceptadas, se tiene que la
enfermedad mental se define en función de tres características:
a) Es una condición primariamente psicológica y comprende alteraciones en el comportamiento,
incluyendo cambios en las funciones psicológicas. Estos cambios pueden ser explicados por la
psicología a partir de conceptos como personalidad, motivación o conflicto.
b) Es una condición en la que, en su punto máximo de expresión (el Full- Blown State), está regulada e
intrínsecamente asociada al estrés, a un perjuicio en su funcionamiento social.
c) Es una condición distinta de otras y requiere un tratamiento adecuado.
La definición de Spitzer no reconoce factores causales de la enfermedad mental. Por ende no reconoce
los factores socioculturales e históricos (tanto del paciente como de su medio) de la misma

Según otra definición la de Fernández la enfermedad mental se identifica en:
a) La observación de estructuras psíquicas cualitativamente distintas de las extensiones entre los sanos.
b) El desgarramiento de la continuidad del sentido biográfico con la aparición de actos y fenómenos
psicológicamente incomprensibles.
c) La reducción de la libertad del ser frente a sí mismo.
Como vemos esta definición abarca tres dimensiones:
a) La distinción social dentro del medio donde el individuo se desenvuelve.
b) Quiebre en su comportamiento habitual.
c) Pérdida del control o la autonomía.
El autor manifiesta que el concepto de enfermedad mental, es válido para todas las culturas.
Esta definición si bien parece más amplia que la anterior sigue si considerar el factor histórico cultural
del asunto.
El factor cultural parece estar presente de manera tácita en Cockerman, quién observa diferencias en las
enfermedades mentales referentes al sexo o género, la vida rural y urbana y estrato socioeconómico de la
persona. Sin embargo este enfoque no trabaja directamente con los enfoques cultural e histórico, si no
que con variables asociadas a elementos económicos, demográficos y de género.

La Etnopsiquiatría. Su Historia

Taller Somatoterapia, Una terapia Anarquista
Dante Morechi
Universidad Metodista de Piracicaba, Brasil

...es el amor y no la vida,
lo contrario de la muerte.
Si no amas, sino eres sincero,
sólo vegetas... no vives,
no estas en contacto contigo mismo
y vives en base a las expectativas de los demás...
Abrir los ojos significa perder la vivencia...
R. Freire.

El espacio poco adecuado para llevarse a cabo este taller y la falta de elementos como música e
intimidad, no menoscabó el gran interés de la gente que asistía al Congreso por participar. De hecho,
mucha quedó afuera y se tuvo programar dos sesiones extras para que los que quedaron fuera pudieran
vivir la experiencia. Algo nos dice este gran interés y adherencia ¿qué carencia y que expectativas están
a la base de este interés generalizado de los estudiantes de psicología?. Esta es una pregunta que nos
habla de una posible inoperancia que constata que a los psicólogos, quizás paradójicamente, es a los que
más les cuesta bajar el nivel de alerta y llegar a relajarse, partiendo de la base de que la experiencia
bioenergética requiere de un mínimo de ropa, pies descalzos, de 45 minutos con los ojos cerrados, de
dejar fuera las palabras, lo que se hace bastante difícil para los que vivimos para ser expertos de la
palabra, exacerbando el lenguaje hablado.
Incluso el mismo Dante Morechi, que también es psicólogo, en un momento en que todos nos
apretábamos al centro del salón formando como especie de “tronco”compacto que va oscilando y que
esta oscilación se describe como una manifestación natural de la “bioenergía”, decía: “los psicólogos son
más trancados. No se entregan tanto en la oscilación como en otros grupos donde no hay psicólogos”
Tal vez porque esta actividad se da en un lugar donde quizás todos sienten, en una especie de
proyección masiva frente a este tipo de tareas, que se están mirando unos a otros, entonces cuesta soltar
el cuerpo y entregarse más libremente a experiencias de este tipo donde se deje de lado la
intelectualidad. Nos cuesta entregarnos al trabajo corporal espontáneamente y da la impresión que de
estas experiencias corporales se dan cuenta a través del cerebro: el cerebro recorre el cuerpo,
exacerbándose más el trabajo de lo consciente que el trabajo puramente corporal y sensitivo.
En un intento de sistematizar esta experiencia

Atingencia del tema:
Dado el nuevo impulso que parece estarse dando en cuanto las técnicas que tienden más a lo corporal, la
Somaterapia estaría respondiendo a cierta necesidad que se detecta, sobre todo al nivel de
hiperintelectualización y de tensión, de la cual se sienten presos muchos en la actualidad. En este
sentido, la Somaterapia apuntaría a aliviar esta tensión y a hacer más natural la relación con nuestro
cuerpo y de la expresión de nuestras emocion

El Cambio Social y la Psicología
Victoria Bigetti, Laura Monge
Universidad de Chile, Chile.

" Sabemos perfectamente que lo que nosotros hacemos
no es más que una gota en el océano,
pero que si esta gota no estuviera, faltaría..."
Madre Teresa de Calcuta

La presentación del congreso invitaba a establecer un espacio de encuentro y reflexión respecto de la
psicología en el marco latinoamericano. Ese es el motivo por el cual estamos hoy aquí.
El mundo de hoy parece dividirse en dos grandes escenarios, que no son oriente vs. occidente, ni norte
vs. sur. Más bien pareciera ser una polarización de ricos muy ricos y pobres muy pobres. Esta altísima
polarización de las riquezas plantea graves obstáculos a la estabilidad política y social frente a los 4.600
millones de seres humanos condenados al hambre, la miseria y la falta de horizontes por la lógica de esta
acumulación. El siguiente gráfico del Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo muestra la
desigual distribución de la riqueza mundial. También en Latinoamérica el escenario parece estar
planteado de este modo.
¿ Y qué tenemos en común los latinoamericanos? Creemos que son muchísimos los elementos que nos
hermanan, desde una importante geografía hasta la comida que mereció un maravilloso poema de
Armando Tejada Gómez. Pero sintetizando tenemos una Historia que nos es común, un presente
amenazante y un futuro que nos convoca y desafía.
La historia de nuestros pueblos está ligada a la conquista y colonización europea que, en busca de
nuevas fuentes de riqueza, no vaciló en arrasar a las civilizaciones precolombinas, dueñas de estas
tierras, que se vieron sometidas a las más horribles vejaciones por el solo hecho de defender lo que por
derecho propio les pertenecía. El nacimiento de nuestros países obedeció a interese geopolíticos de los
conquistadores y no a diferencias que justificaran el descuartizamiento de América. Esta historia común
está llena de hechos heroicos que nos enorgullecen, como el coraje de Tupac Amaru así como el sueño
no cumplido de Bolívar y San Martín. Junto con los testimonios de toda esta historia, como el
Machu Pichu o el Templo de Teotihuacán, nos queda una lengua común que ha sido incorporada
también por los brasileños que han creado el "portuñol".

Esta historia de lucha contra la conquista se continúa con un presente en el que nos unifica un escenario ,
el de la desocupación, la inseguridad, la injusticia, la pobreza, el hambre, la desigual distribución de las
riquezas, por poner algunos ejemplos de carencia de vida digna.
Recientemente varias organizaciones han coincidido en señalar el crecimiento de la pobreza y de la
miseria extrema en América Latina. Entre ellas la Asociación Latinoamericana para los Derechos
Humanos, el Banco Interamericano de Desarrollo y el propio Banco Mundial.
Uno de los grandes desafíos que enfrentamos en la actualidad consiste en la producción de alimentos
para las poblaciones. El medio ambiente se ha visto degradado durante años por la acción del hombre, y
hoy las tierras con potencial para producir alimentos se encuentran agotadas, los recursos ícticos
sobreexplotados, millones de hectáreas afectadas por la erosión eólica y química. A todo esto se suma la
contaminación del aire, la tierra y el agua.
La debilidad provocada por el hambre dificulta la posibilidad de ejercer el derecho a la vida, a la
libertad, a la autodeterminación e incluso a la libertad de pensamiento, conciencia y religión. Es por eso
que la seguridad alimentaria es un pilar fundamental para garantizar la supervivencia de la especie
humana en condiciones dignas.
Es necesario que las actividades humanas tiendan a disminuir su impacto sobre el medio. Se ha
planteado que una de las alternativas es el desarrollo sostenible. Por desarrollo sostenible se entiende un
desarrollo global utilizando los recursos naturales disponibles pero sin afectar la reserva de éstos para
generaciones venideras. En otras palabras, el buen uso y conservación del patrimonio natural sin
degradarlo.
La implementación del desarrollo sostenible se ve condicionada por dos factores íntimamente
relacionados: la demografía humana y la economía. El crecimiento demográfico tiene como
consecuencia inmediata un incremento en la presión sobre el medio para obtener recursos. Y por otro
lado la actual economía de mercado favorece el mal uso del medio, ya que el hombre en su afán de
obtener ganancias inmediatas realiza acciones perjudiciales sin tener en cuenta el daño que produce,
comprometiendo la supervivencia de otros hombres.
Implementar el desarrollo sostenido requiere de gran inversión y de un cese en el lucro de las grandes
empresas. Por lo tanto es necesaria la voluntad de la comunidad internacional a nivel político,
económico, educativo, ya que es casi imposible implementar el desarrollo sostenido a nivel nacional. No
logramos identificar señales que permitan suponer que los grandes grupos de poder están dispuestos a
resignar parte de sus ganancias.
Como para traer a colación algunos números de importancia para nuestros países, diremos que :
· En el mundo, más de 800 millones de personas padecen de mal nutrición crónica y 200 millones de
niños menores de cinco años padecen deficiencias nutritivas .

· En 1992 BOLIVIA tenía 1.322.489 hogares, de los cuales 927.764 hogares eran pobres. Las tendencias
y los índices de este país se mantienen relativamente estables, por lo que podemos decir que más del 70
% de los hogares bolivianos son pobres.
· NICARAGUA tiene un 56% de su población activa desempleada.
· En BRASIL ya es endémico el conflicto campesino y las oleadas de hambrunas, desnutrición y
padecimientos inhumanos, lo que se ve reflejado en que el 40% de los hogares viven en situación de
pobreza.
· En MÉXICO se estima que el 43% de los hogares no satisfacen las necesidades mínimas de
subsistencia, en tanto que el 16% subsiste en condiciones de indigencia.
· COLOMBIA cuenta con un 60% de las familias pobres.
· En GUATEMALA más de la mitad de la población vive en extrema pobreza. Además una tercera parte
de los mayores de 15 años no sabe leer ni escribir. Y solo 1 de cada 100 guatemaltecos puede acceder a
la universidad.
· En 1995, PERÚ tenía una población de 23.532.000 personas, de las cuales 10.660.000 personas se
encontraban en condiciones de extrema pobreza. Expresado en términos de porcentaje, la pobreza
extrema afecta a casi el 20% de la población de este país. Por otro lado el nivel de gasto del 45,3 % de
los peruanos se encuentra por debajo de una canasta mínima de consumo alimentaria.
· En VENEZUELA el total de familias pobres hacen un 59% de la población.
· En ARGENTINA hay un 43% de la población que se encuentra en condiciones de pobreza, entre los
que se cuentan los subempleados, desempleados e indigentes. Éstos últimos tienen un ingreso mensual
de 60 dólares.
· En CHILE el 20% de los hogares viven bajo la línea de pobreza y un 5% de los mismos viven en
condiciones de indigencia.
· Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo), en América Latina los desempleados existentes
se encuentran en cifras que llegan al 50% de la población económicamente activa. En tanto que la Unión
Europea presenta un 12% y Estados Unidos muestra un 6%.
· Los hogares pobres de América Latina suman 33%, en tanto un 15% vive en hogares indigentes. Por lo
que el total de hogares ubicados por debajo de la línea de pobreza se aproximan a un 48%.
Es importante destacar que si bien estos números son reales, tenemos que tomar en cuenta otra serie de

factores para determinar el grado de pobreza de un país y su desarrollo humano.
El escenario que hoy por hoy presenta América Latina para muchos es dramático. La crisis se extiende
hacia diversos ámbitos: la pobreza aumenta a pasos agigantados dejando así a millones de personas
excluidas de todo esquema social. También se han generado grandes conflictos a nivel social, político,
institucional y económico. Todo esto provoca que muchos jóvenes como nosotros se queden sin
posibilidades ni espacios en un futuro no muy lejano.
Esto nos lleva a pensar en el tema de la globalización, que se da en todos los aspectos; tanto a nivel
económico, social y cultural. Dentro de muchas de las consecuencias de la globalización, en esta
oportunidad destacamos la creciente pobreza de nuestros países.
Un fenómeno que es muy común encontrar, producto de esta globalización, es aquel en donde la familia
sin recursos se disgrega y los jóvenes de las afueras se desplazan hacia las ciudades, en tanto en estas
grandes ciudades la población se va conformando por un crisol de hombres de diversos orígenes
culturales, en donde seguramente les será dificultosa la integración en el sistema. Así comienza a
vislumbrarse otro problema muy frecuente hoy en día, el tema de la discriminación, expresión del
colapso social que estamos viviendo.
Sería casi imposible no darse cuenta que este fenómeno de la globalización está digitado por algunos
intereses en particular, que sin duda dejan de lado las necesidades de unos cuantos.
Si miramos un poco más allá de nuestras fronteras también nos daremos cuenta de que nuestras
sociedades parecen estar cada vez más desculturizadas y desvalorizadas.
Cada uno de estos conflictos acentúan el ya indudable descreimiento en las instituciones y también en el
hombre.
Si hablamos de conciencia social como un conjunto de creencias sobre algunos temas que comparte la
sociedad en un determinado momento; lo que cree la mayoría de la gente en una cultura y en un tiempo
histórico determinado. Conciencia que compartimos y nos identifica, conciencia que nos da la cohesión
social, decimos que nuestra conciencia social latinoamericana está seriamente amenazada.

El hombre y el cambio

Comunicación Social en un mundo de diversidad,
traer la Psicología a la UNIACC
Grace Acuña
Universidad de Artes y Comunicación, Chile.

Comunicación Social
El tema de hoy es un tema que da para bastante y la verdad es que se podría hablarles el resto del día
sobre esto.
A pesar de que es un tema que en cierto modo es obvio, para la gente que trabaja en comunicaciones y
para psicólogos que han estado relacionados en el campo de las comunicaciones, no es tan claro, ni es
tan obvio, para otros. Naturalmente, también para muchos que estén entrando a una carrera de psicología
como la de la UNIACC.
Así es que voy a tratar de poner las cosas en un contexto histórico primero, general, pero que nos ayude
a entender por qué esta relación entre psicología y comunicaciones, es vista como tan importante en el
contexto de la UNIACC. Luego, trataré de ilustrar, algunos de los aportes que la psicología puede hacer
o hace en el campo de las comunicaciones, y cómo eso puede ser aplicado, tanto por profesionales del
área de las comunicaciones, como por psicólogos profesionales y académicos. Voy a tratar de terminar
con una visión muy breve de cómo se ve el tema en la UNIACC; la respuesta que la institución trata de
dar a lo que se ve cómo un campo de desarrollo, que está en el mercado que hay desafíos y hay
oportunidades en Él. Por qué, entonces, se esta tratando de entrenar y de preparar a psicólogos en el
campo de las comunicaciones, y de traer la psicología a la UNIACC.
El aporte inicial de Aristóteles al estudio de la comunicación
En primer lugar, cuando hablamos de la historia de la psicología, tenemos distintas fechas de partida.
Hay gente que va a decir, bueno, la psicología se ha desarrollado como ciencia y profesión desde hace
aproximadamente cien años.
Y así estudiamos, en psicología General, que esta historia comienza con el primer laboratorio de
psicología con Wundt, en Alemania. después, en la Segunda Guerra Mundial, la psicología se
nacionaliza, prácticamente norteamericana, y se da el gran "boom" y desarrollo de la psicología en
Estados Unidos hasta lo que tenemos hoy día.
Pero la verdad es que la historia de la psicología va mucho más atrás en la historia. Asimismo como la

historia de la psicología va mucho más hacia la antigüedad, así también va el estudio psicológico de las
comunicaciones. Probablemente la gente que trabaja en comunicaciones, ya sabe que Aristóteles hablaba
de la Comunicación y de su importancia. Aristóteles, justamente, enfatizó el rol de la psicología y los
procesos psicológicos en todo lo que tiene que ver con comunicaciones. Simplemente recordemos cómo
Aristóteles habla, en primer lugar del ethos. Que es lo que era el ethos: el comunicador. La persona que
comunica. Y desde un punto de vista de la comprensión que Aristóteles tenia del comportamiento
humano enfatiza qué características tenia que tener el comunicador para ser efectivo. Tiene que ser una
persona agradable, una persona creíble, ser lo que Aristóteles llamaba "una buena persona". Cosas que la
psicología Social ha estudiado ya más recientemente y que ha confirmado. De hecho, tenemos estudios
que muestran cuales son las características que tiene que tener un comunicador para ser efectivo, para
ser persuasivo. Pero Aristóteles, en aquel entonces, ya nos estaba hablando de la importancia que tenían
las características del comunicador.
Por cierto, Aristóteles habla también del logos. Y el logos se refiere al mensaje mismo. Qué
Características Tenia que tener un mensaje para ser efectivo en la comunicación. Que también los
psicólogos sociales han estudiado. Y también los comunicadores han estudiado. Los comunicadores han
ido un poco más allá en la actualidad y los psicólogos sociales también han ido un poco más allá porque
ven que el mensaje logos cambia dependiendo de si estamos hablando de televisión, si estamos hablando
de prensa escrita, si es en vivo, o en diferido. Pero Aristóteles entonces, ya nos hablaba de la
importancia del logos.
Aristóteles nos hablaba también del pathos. Que era el tercer componente importante de una buena
comunicación y de un buen comunicador. Y aquí es donde es más obvia la importancia pues se estaba
centrando en los procesos psicológicos. El pathos se refería a la emoción. Lo importante que era para el
comunicador tener en cuenta las emociones del público. Las emociones del receptor, de la audiencia a la
que iba dirigida el mensaje. Entonces habla no solamente de que el comunicador, el ethos, tenia que
tener claro cuales eran las emociones del público, tener una comprensión de lo que son las emociones
humanas, sino que además, tener muy claro y muy presente cómo poder tener acceso a esas emociones y
usar las emociones en el proceso de comunicación. Para qué, para una comunicación efectiva.
Otra cosa que normalmente no aparece en las revisiones que se hacen de como Aristóteles veía en los
estudios filosóficos el problema de la comunicación, es algo que en la actualidad nosotros lo vemos
como muy importante. Era lo que Aristóteles le llamaba el atechnoi, o no sé cómo lo pronunciaríamos en
castellano. Atecnoi como lo dirían los "gringos". En el fondo, tiene que ver con las circunstancias, el
contexto en el cual se da la comunicación. Aristóteles incluso lo especifica en el campo de las leyes. Hay
un sistema legal. El comunicador no puede ignorar el contexto legal en el cual se da una comunicación.
Por ejemplo en el caso de una negociación en el cual la comunicación es importante, y juega un rol
fundamental. En el caso de una negociación es importante tener en cuenta las características del contrato
entre las partes, así como las circunstancias en que se da la acción comunicadora y la negociación.
En definitiva el contexto en que se dan las comunicaciones es tremendamente importante. Y este es un
contexto que sobretodo en la actualidad, nosotros sabemos ha cambiado. Y ha cambiado de forma
dramática. Cuando hablamos de la globalización de la economía, cuando hablamos de la

internacionalización y la globalización de las comunicaciones, estamos hablando de un cambio
tremendamente importante en el contexto en el cual se dan las comunicaciones. Estos cambios tienen
implicaciones muy importantes desde el punto de vista psicológico. Indudablemente ya no estamos
hablando solamente de la psicología individual, estamos hablando de la psicología Social, estamos
hablando de la psicología Transcultural. Desde el punto de vista económico hay cambios tremendamente
importantes en la medida que las comunicaciones son, no solamente entre empresas, dentro de un
contexto parroquial, nacional, sino que en un contexto internacional, global. En las comunicaciones, por
su puesto, tenemos los mismos cambios en distintos idiomas, en distintos contextos culturales, etc. Es
una realidad que no podemos negarla.
La complejidad del contexto
Lo que era antes internacional, pasa a ser en el fondo, el contexto, el vecindario. El contexto pasa a ser
prácticamente equivalente al contexto que tradicionalmente se llamaba el contexto parroquial de las
comunicaciones. Es decir, tiene que haber una consideración del contexto internacional, de lo
intercultural. Necesitamos, por ello, un conocimiento profundo de ésto como antes considerábamos el
contexto inmediato dentro del cual se da la comunicación. Y esto agrega un nivel de complejidad
tremendo al campo de las comunicaciones.
Los comunicadores por lo tanto no solamente tienen que conocer sobre comportamiento humano, sobre
las características del comunicador y del mensaje, características de la audiencia, las emociones de la
audiencia, sino que también tienen que conocer de la diversidad de contextos culturales.
La diversidad de significados que tienen las emociones en cada cultura, las expresiones de las
emociones, la diversidad de motivaciones y manifestaciones de las motivaciones humanas que se dan en
distintos contextos culturales en el campo internacional. Del mismo modo saber apreciar la diversidad de
significados que tienen las distintas formas de comportamiento, por ejemplo una negociación dentro de
este contexto resulta un fenómeno mucho más complejo.
Otra cosa que ha cambiado y que ha hecho mucho más importante el contexto de la comunicación es la
importancia fundamental que tiene la información y la informática.
Cuando vemos el contexto social y la relevancia que tiene la comunicación y la informática en una
sociedad en particular también podemos remontarnos muy atrás y hacer comparaciones. Por ejemplo,
por qué era importante la comunicación para Aristóteles y para los griegos. Porque existía un sistema
social, un sistema político, donde la comunicación era tremendamente importante. La educación era
importante, las decisiones estaban basadas en el conocimiento y la información que tenia la gente,
porque en el sistema democrático, como lo concebían las griegos, la gente que votaba, tenia que elegir,
tenia que tomar decisiones basados en la información que tenían.
Por esta razón, la manera de influir las decisiones, la manera de tomar decisiones, la manera de tener
Éxito en los negocios, la manera de tener Éxito social y políticamente era siendo eficiente, siendo eficaz

con la comunicación. Y para eso, la educación, por su puesto, jugaba un rol fundamental. No era
casualidad que Aristóteles estaba preocupado de la comunicación. El contexto social, la importancia que
tenia la información y la educación tenían en la sociedad de aquel entonces tal relevancia.
La era de la propaganda
Por su puesto, nosotros podemos comparar la situación social de la Antigua Grecia con otros periodos de
la historia. Durante la Edad Media, probablemente la comunicación no era tan importante como lo era
para los griegos. Cómo se tomaban las decisiones, quiénes tomaban las decisiones. Lo hacían los señores
feudales a través de decretos, o también eran decretos reales o decretos papales. No había mucho interés
política, económica y socialmente en el campo de las comunicaciones.
Viene luego la década de la revolución Industrial y los expertos comunicacionales, nos dicen que la
revolución Industrial marca un hito importante en el desarrollo de las comunicaciones.
El rol que juega la comunicación en la sociedad cambia a partir de esa Época, y en adelante ha ido
cambiando permanentemente, y lo ha hecho con el desarrollo científico, con el desarrollo tecnológico,
hasta llegar al punto en que hablamos en la actualidad, y hasta muy recientemente, de la Época o la era
de la propaganda.
Ahora, por qué se habla de la era de la propaganda, y no así de la era de la comunicación. La
importancia de las comunicaciones y el rol de la psicología en las comunicaciones, en tanto se la
entiende como la comprensión y estudio de los procesos psicológicos en las comunicaciones algunos
reaccionan inmediatamente y preguntan, bueno que tan Ético es usar la psicología para manipular a la
gente, para venderles algo a la gente. Porque esa es la imagen y la impresión que en la sociedad actual
existe de los miedos de comunicación de masa y del rol que tienen los medios de comunicación social.
Si nos vamos al terreno de la sociedad norteamericana, por ejemplo, cuando hablamos en los alrededores
de la Segunda Guerra Mundial, cuando comienza la televisión, cuando comienza el desarrollo más
moderno de los medios de comunicación de masa, la reacción que tenia el público norteamericano hacia
el tema de la comunicación era muy distinta a la reacción que existe en la actualidad. Y eso hay que
entenderlo también en el contexto social en que se vive.
Cuando Rossvelt tenia sus conversaciones frente a la chimenea, que se transmitían por la televisión, en
los primeros momentos de la televisión en los Estados Unidos, en esa Época yo creo que no había
ningún padre, madre o niño en una familia norteamericana que no acostumbrara sentarse frente al
televisión como la gran actividad familiar y escuchar lo que el Presidente iba a decir. Yo creo que no
había gente que sospechara siquiera que lo que Rossvelt estaba diciendo no era verdad, no era
importante. Y es que desde el momento en que el Presidente lo estaba diciendo, y lo estaba diciendo por
la televisión, tenia que ser algo automáticamente importante.
Cuando comienza el uso comercial de los medios de comunicación de masa, por ejemplo en el caso de la

publicidad para los americanos, donde esta actividad se desarrolló más rápidamente, aquello no era
manipulación. Ellos lo veían como un servicio público que informaba al consumidor de los nuevos
productos que había y lo que se podía comprar y lo que no se podía comprar y qué es lo que era bueno y
qué es lo que era malo. Era un servicio informativo, bien intencionado y tremendamente importante para
el desarrollo de la economía y para el ciudadano común y corriente.
En cambio si en la actualidad le preguntamos a cualquier adolescente norteamericano, por ejemplo, cuál
es el rol de los comerciales, de los avisos económicos de la televisión, naturalmente la opinión es muy
distinta.
Existe aquella percepción de que está la intención de manipular, está la intención de vender un producto,
de obtener un voto, de influir a la gente propósitos, a veces, no muy honorables o no muy honestos.
¿Por qué se ha llegado a esa percepción de la comunicación?
No es que la comunicación deje de ser o de tener un rol importante, de hecho nosotros vemos la misma
televisión y los mismos medios de comunicación. Por una parte tenemos los mismos comunicadores que
nos pueden estar dando mensajes de tremenda relevancia social, política y económica para el país, la
sociedad, para la humanidad en general. Tenemos las grandes campañas de educación para la salud, de
promoción de la salud, salud pública. Tenemos también las grandes campañas de seguridad pública, de
seguridad ciudadana, etc., que cumplen un objetivo social tremendamente importante. Y campañas que
van desde mantener la ciudad limpia hasta obtener el apoyo ciudadano en metas que tienen una
relevancia social mucho más trascendente que eso. Por lo tanto, llegamos en este momento a una
situación en la cual existe un reconocimiento que el futuro de la economía, que el futuro de la sociedad
está en la información. Lo cual hace la comunicación, y sobretodo la comunicación social
tremendamente relevante. Pero al mismo tiempo, existe una desconfianza una percepción de que la
comunicación no tiene los objetivos que se suponía tenia en un comienzo.

Lo ético entre psicología y comunicaciones