DISLALIAS

INTEGRANTES
Elizabeth Ceballos M.
Claudia Martini M.
Eisy San Martin S.
SECCIÓN: Continuidad 2015 B

 ¿QUÉ SON LAS DISLALIAS?
Las dislalias son alteraciones sistematicas en la articulación de algún o algunos fonemas del habla que pueden originarse
debido a alteraciones funcionales, organicas, audiogenas o bien de forma natural según el patron evolutivo propio de la
adquisicion del habla de los humanos.
 CLASIFICACIÓN DE LAS DISLALIAS.
 Dislalia evolutiva o fisiológica: Para articular correctamente los fonemas del habla se precisa una madurez
cerebral y del aparato fonoarticulador. Hay una fase en el desarrollo del lenguaje en la que el niño/a no articula o
distorsiona algunos fonemas; a estos errores se les llama dislalias evolutivas. Normalmente desaparecen con el
tiempo ya que son propias del patron adquisitorio del habla.

Dislalia audiógena: Su causa está en una deficiencia auditiva. El niño o la niña que no oye bien no articula
correctamente, confundirá fonemas que ofrezcan alguna semejanza al no poseer una correcta discriminación
auditiva. A este tipo de alteraciones se les denomina dislalias audiógenas. La persona con deficit auditivo
presentará otras alteraciones del lenguaje. El estudio de su audiometría nos dará la pauta sobre la posible
adaptación de prótesis. La intervención irá encaminada básicamente a aumentar su discriminación auditiva,
mejorar su voz o corregir los fonemas alterados e implantar los inexistentes

Dislalia orgánica: Las alteraciones de la articulación cuya causa es de tipo orgánico se llaman dislalias orgánicas.
Si nos referimos a anomalías o malformaciones de los órganos del habla: labios, lengua, paladar, etc. se les llama
disglosias.

Dislalia funcional: Es la alteración más frecuente de la articulación producida por un mal funcionamiento de los
órganos articulatorios. El niño/a con dislalia funcional no usa correctamente dichos órganos a la hora de articular
un fonema a pesar de no existir ninguna causa de tipo orgánico. La articulación del lenguaje requiere una gran
habilidad motora. Prueba de ello es que aquellos fonemas que precisan un mayor control de los órganos
articulatorios, especialmente de la lengua, son los últimos que aparecen ( /l/, /r/ /r/ y difonos consonánticos).
Etiología:
1. Escasa habilidad motora: existe una relación directa entre el grado de retraso motor y el grado de retraso del
lenguaje en los defectos de pronunciación.
2. 2. Dificultad en la percepción del espacio y el tiempo: el lenguaje comienza a surgir en el/a niño/a por
imitación de movimientos y sonidos.
3. 3. Falta de comprensión o discriminación auditiva: el/a niño/a no podrá imitar los sonidos diferentes, porque
no es capaz de discriminarlos como tales.
4. 4. Factores psicológicos: juegan un papel muy importante como generadores de trastornos de lenguaje,
encontrándose, en muchos casos, asociados a cualquiera de las otras causas descritas.
5. 6. Factores hereditarios: el factor hereditario, cuando existe, se puede ver reforzado por la limitación de los
errores que cometan al hablar los familiares, si es que estas deformaciones articulatorias persisten en ellos.
6. 7. Deficiencia intelectual: muchas veces tiene asociadas alteraciones del lenguaje.