INTRODUCCIÓN

Los residuos sólidos son un problema a nivel mundial que se agrava con la irresponsabilidad que se tiene al no cambiar
nuestros hábitos de consumo y de disposición final de nuestros residuos, que es el resultado de lo que a diario
generamos en todas las actividades que realizamos ya sea en el trabajo, centro de estudio, hogar, centros recreativos,
etc.
En los últimos años las naciones del mundo industrializado han cuadriplicado su producción de desechos domésticos,
incrementándose esta cifra en un dos o en un tres por ciento por año. El volumen de producción de desechos es
inversamente proporcional al nivel de desarrollo del país que se trate. Diariamente consumimos y tiramos a
la basura gran cantidad de productos de corta duración, desde los pañales del bebé hasta el periódico.
Estos provienen de los recursos naturales que han sido transformados, iniciando en fabricas donde son elaborados,
luego, distribuidos en las tiendas donde son vendidos y terminan en nuestros hogares donde son utilizados para luego
ser botados cuando ya no tienen el valor con los que fueron utilizados.
Es importante entender que todos somos parte del problema ambiental que vivimos actualmente y que también somos
parte de la solución, por eso es primordial cambiar nuestrascostumbres que no contribuyen al cuidado, preservación y
protección del medio ambiente.
Se estima que los envases de los productos representan el 40% de la basura doméstica, siendo nocivos para el medio
ambiente y además encarecen el producto. Una vez puesta la tapa en el cesto de basura, se olvida el problema; a partir
de ahí es asunto de los municipios. Estos tienen varias posibilidades: arrojar la basura en vertederos (solución
económica pero peligrosa); incinerarla (costosa pero también contaminante); o separarla en plantas de tratamiento para
reciclar una parte y convertir en abono los residuos orgánicos. Esta sería una solución mucho más ecológica, pero
también más costosa.
El destino final de la basura es administrada por el municipio, quien la confina al denominado "Relleno Sanitario".
El presente tiene como objetivo desarrollar el tema referente a los residuos solidos
CONCEPTOS DE RESIDUOS SOLIDOS
Residuo sólido no es sinónimo de basura.
• Residuo es algo que nos sobra al realizar alguna actividad, pero que puede ser reutilizado en otra actividad.
Un residuo es una sustancia, objeto o material resultante o sobrante de una actividad, que ya no tiene utilidad para la
misma, y del cual su poseedor o generador tiene la intención de desprenderse. Este concepto no implica que el material
que llamamos residuo no pueda tener otra utilidad y pueda incluso llegar a ser un elemento de valor para otra persona. El
concepto eliminación incluye las alternativas de reúso, reciclaje, tratamiento (con o sin recuperación de energía o
materiales) y disposición final.
• Basura es algo a lo que ya no se le puede dar otro uso, y por lo tanto hay que deshacerse de ella.
Pero en la práctica y la recolección de los desechos domiciliarios incluyen tanto residuos como basura, los cuales
deberían seguir cada uno su propio camino, al reciclaje o la eliminación.

TIPOS DE RESIDUOS SOLIDOS
Existen dos tipos de residuos solidos los cuales son : Según su composición ,Según su origen
-según su composición:

Residuo orgánico: todo desecho de origen biológico, que alguna vez estuvo vivo o fue parte de un ser vivo, por
ejemplo: hojas, ramas, cáscaras y residuos de la fabricación de alimentos en el hogar, etc.Los residuos orgánicos
que generamos en nuestro domicilio son una fuente de nutrientes muy buena para enriquecer el suelo. Tanto si
tenemos una huerta como un jardín, vivamos en el campo o en la ciudad, podemos utilizar estos residuos como
abono que se puede obtener a través de un lombricero o de un cajón de compost

Residuo inorgánico: todo desecho de origen no biológico, de origen industrial o de algún otro proceso no
natural, por ejemplo: plástico, telas sintéticas, etc.En general, nuestros residuos inorgánicos domiciliarios están
compuestos por: papel y cartón, plásticos, metales, elementos de control sanitario (pañales, toallas higiénicas,
algodones, etc.), vidrios, y otros (madera, trapos, cuero, goma,pilas)

Residuos peligrosos: todo desecho, ya sea de origen biológico o no, que constituye un peligro potencial y por lo
cual debe ser tratado de forma especial, por ejemplo: material médico infeccioso, residuo radiactivo, ácidos y
sustancias químicas corrosivas, etc.

residuos inertes: que se definen como aquellos que no experimentan transformaciones físicas, químicas o
biológicas significativas. No son solubles, ni combustibles, ni reaccionan física ni químicamente de ninguna otra
manera, ni son biodegradables, ni afectan negativamente a otras materias con las cuales entran en contacto de
forma que pueda dar lugar a contaminación del medio ambiente o perjudicar la salud humana.

-Según su origen:

Residuo domiciliario:basura proveniente de los hogares y/o comunidades.
Residuo industrial: su origen es producto de la manufactura o proceso de transformación de la materia
prima.Los que generan las actividades industriales. Pueden ser muy variados, en función del tipo de industria que
los genere, aunque poseen en común la característica de ser potencialmente peligrosos.

Residuo hospitalario: desechos que son catalogados por lo general como residuos peligrosos y pueden ser
orgánicos e inorgánicos.

Residuo comercial: provenientes de ferias, oficinas, tiendas, etc., y cuya composición es orgánica, tales como
restos de frutas, verduras, cartones, papeles, etc.

Residuo urbano:correspondiente a las poblaciones.Son los que se originan en las ciudades y áreas próximas, e
incluyen los residuos domiciliarios, los generados en vías urbanas, zonas verdes y recreativas, los de
construcción, demoliciones y obras domiciliarias, animales domésticos muertos, muebles y enseres, y vehículos
abandonados.
Basura espacial: Objetos y fragmentos artificiales de origen humano que ya no tienen ninguna utilidad y se
encuentran en órbita terrestre.


Residuos mineros: Son los que se originan durante las actividades mineras. Incluyen los procedentes de las
etapas de prospección, extracción y almacenamiento de recursos minerales, pudiendo ser sólidos o líquidos.

Residuos municipales:La generación de residuos municipales varia en función de factores culturales asociados
a los niveles de ingreso, hábitos de consumo, desarrollo tecnológico y estándares de calidad de vida de la
población. Los sectores de más altos ingresos generan mayores volúmenes per cápita de los residuos, y estos
residuos tiene un mayor valor incorporado que los provenientes de sectores más pobres de la población.

Residuos radioactivos:Generados en Centrales Nucleares, y en las instalaciones que utilizan materiales
radioactivos, tales como plantas de tratamiento de minerales de uranio, hospitales, etc.
Residuos forestales: Son los que proceden o bien del mantenimiento y mejora de las montañas y masas
forestales, cuando se hacen podas, limpiezas, etc., o bien de los residuos resultantes de cortar los troncos de los
árboles para hacer productos de madera.

Residuos agropecuarios:Son los que proceden de la agricultura, la ganadería, la pesca, las explotaciones
forestales o la industria alimenticia.según el tipo de explotación agropecuaria que los origine.

Residuos sanitarios o clínicos. Son los originados en instalaciones sanitarias: hospitales, clínicas, centros de
salud, que pueden entrañar extrema peligrosidad.

-segun por tipo de manejo

Residuo peligroso: Son residuos que por su naturaleza son inherentemente peligrosos de manejar y/o disponer
y pueden causar muerte, enfermedad; o que son peligrosos para la salud o el medio ambiente cuando son
manejados en forma inapropiada.

Residuo Sólido Patógeno: residuo que por sus características y composición puede ser reservorio o vehículo
de infección a los seres humano.

Residuo Sólido Tóxico: residuo que por sus características físicas o químicas, dependiendo de su
concentración y tiempo de exposición, puede causar daño y aun la muerte a los seres vivientes o puede provocar
contaminación ambiental

Residuo inerte: Residuo estable en el tiempo, el cual no producirá efectos ambientales apreciables al interactuar
en el medio ambiente.

Residuo no peligroso: Ninguno de los anteriores. Se considera un residuo sólido NO PELIGROSO a aquellos
provenientes de casas habitación, sitios de servicio privado y público, demoliciones y construcciones,
establecimientos comerciales y de servicios que no tengan efectos nocivos sobre la salud humana.

GESTION DE RESIDUOS SOLIDOS
La gestión de residuos no es más que el transporte, la recolección, el reciclaje o el procedimiento de tratamiento de los
materiales desechados por la persona para reducir los efectos que son perjudiciales para el medio ambiente y para la
salud del ser humano. Esta gestión abarca tanto sustancias solidad como liquidas y gaseosas. Este trabaja estas
sustancias en diferentes procesos. La gestión de residuos trata el material de desecho como un recurso para ser
explotado. Estos recursos pueden ser extraídos desde residuos. Este proceso de extracción se conoce como reciclaje o
recuperación de recursos secundaria.existe una serie de métodos para la recuperación de recursos. Ahora bien existen
lugares que aun se sigue utilizando la mano de obra manual para la recuperación de recursos, aquí se limpia la basura
no segregada para recuperar el material que puede ser comercializado en el mercado de reciclaje. A través del reciclaje
se recupera un material ya usado para ser reutilizado de otra forma. El reciclaje se refiere al almacenaje y a la
reutilización de artículos desechables de uso cotidiano. Estos materiales día a día son recogidos y clasificados en
distintos grupos. Cada grupo contiene los mismo artículos para ser reciclados ya sea; materiales de aluminio, de acero,
de vidrio, de plásticos, periódico, cartón, tarros, revistas, entre otros. Estos por lo general son compuestos de un solo tipo
de material, es el caso de las revistas y los periódicos, al momento de ser reciclados entran en un mismo grupo.
Dependiendo el país y la región cambiara el método de recolección Son muchos los países que no poseen un transporte
para la recolección de los desechos. El método más tradicional de recogida de la basura es el vertedero.
La gestión de residuos puede abarcar sustancias sólidas, líquidas o gaseosas con diferentes métodos para cada uno.

ESTRATEGIAS COMUNITARIAS DE RESIDUOS

Las estrategias para reducir los residuos se basan en las 3Rs que son; reducir, reutilizar y reciclar. En la actualidad se ha
incorporado una cuarta R que es replanteamiento. Este se basa en que el sistema actual puede llegar a tener algunos
efectos y que por consiguiente se debe de plantear una nueva forma para trabajar con los residuos.
FUTURO DE RESIDUOS SOLIDOS
RESIDUOS SOLIDOS URBANOS(RSU)
CONCEPTO
Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) son los que se originan en la actividad doméstica y comercial de ciudades y
pueblos. En los países desarrollados en los que cada vez se usan más envases, papel, y en los que la cultura de "usar y
tirar" se ha extendido a todo tipo de bienes de consumo, las cantidades de basura que se generan han ido creciendo
hasta llegar a cifras muy altas.
CARACTERISTICAS
Es necesario conocer algunas de las propiedades de los residuos para prever y organizar los sistemas de prerregocgida,
recogida y tratamientos finales de recuperación o eliminación, y para decidir sistemas de segregación en el caso de los
residuos que generen riesgos especiales para el medio ambiente.
Dentro de las propiedades físicas de los residuos sólidos urbanos, destacan las siguientes: humedad, peso específico y
granulometría.

- Humedad. Está presente en los residuos urbanos, y oscila alrededor del 40% en peso, con un margen que puede
situarse entre el 25 y el 60%. La máxima aportación la proporcionan las fracciones orgánicas, y la mínima, los productos
sintéticos. Esta característica debe tenerse en cuenta por su importancia en los procesos de compresión de residuos,
producción de lixiviados, transporte, procesos de transformación, tratamientos de incineración y recuperación energética
y procesos de separación de residuos en planta de reciclaje.
En los residuos urbanos, la humedad tiende a unificarse y unos productos
ceden humedad a otros. Esta es una de las causas de degradación de ciertos productos como el papel, que absorbe
humedad de los residuos orgánicos y pierde características y valor en los procesos mecánicos de reciclaje sobre el
reciclado en origen, que evita este contacto.
- Peso específico. La densidad de los residuos urbanos es un valor fundamental para dimensionar los recipientes de
prerrecogida tanto de los hogares como de la vía pública. Igualmente, es un factor básico que marca los volúmenes de
los equipos de recogida y transporte, tolvas de recepción, cintas, capacidad de vertederos, etc. Este valor soporta
grandes variaciones según el grado de compactación a que están sometidos los residuos. La reducción de volumen tiene
lugar en todas las fases de la gestión de los residuos y se utiliza para optimizar la operación, ya que el gran espacio que
ocupan es uno de los problemas fundamentales en estas operaciones. Primero, en el hogar al introducirlos en una bolsa,
después, dentro del contenedor al estar sometidos al peso de otras bolsas, más tarde en los vehículos recolectores
compactadores, y por último en los tratamientos finales.

El peso específico unitario de cada producto no indica que su mezcla tenga un valor global proporcional al de sus
componentes. En el hogar, estos valores son habitualmente muy superiores debido a los espacios inutilizados del
recipiente de basura: cajas sin plegar, residuos de formas irregulares, etc. Sin embargo, conforme vayan agrupándose de
forma más homogénea, se acercarán más al estricto cálculo matemático, que da unos valores medios teóricos para
residuos sin compactar de 80 kg/m3 con variaciones importantes de acuerdo a la composición concreta de los residuos
en cada localidad. Sobre estos valores teóricos de

peso específico del conjunto de los residuos sólidos urbanos, se deberán tener en cuenta importantes reducciones o
aumentos según el estado de presentación o de manipulación de estos.
- Granulometría. El grado de segregación de los materiales y el tamaño físico de los componentes elementales de los
residuos urbanos, constituyen un valor imprescindible para el dimensionado de los procesos mecánicos de separación y,
en concreto, para definir cribas, tromeles y elementos similares que basan su separación exclusivamente en el tamaño.
Estos valores también deben tomarse con cautela, ya que las operaciones de recogida afectan al tamaño por efecto de la
compresión o de mecanismos trituradores. En cada caso concreto es preciso efectuar los análisis pertinentes para
adecuar la realidad de cada circunstancia al objetivo propuesto. los residuos urbanos, normalmente procedentes de
actividades industriales y hospitalarias.
- Poder energético. Las propiedades calorimétricas de los residuos urbanos son los parámetros sobre los que se
diseñan las instalaciones de incineración y de recuperación energética. Su valoración, fruto de la propia variabilidad de la
composición, viene marcada por el poder calorífico de cada producto.
En términos generales, puede indicarse que el poder calorífico de la totalidad de los residuos sólidos urbanos está entre
1.500 y 2.200 kcal/kg.
Otro valor que interesa conocer es la temperatura a la que se funden y solidifican las cenizas de la combustión de estos
materiales. El punto de fusión de las cenizas está en 1.200º C, y las escorias obtenidas son utilizadas en algún proceso
de tratamiento para reducir emisiones y para manejar de modo más controlado estos restos últimos de la incineración.

GESTION DE RESIDUOS SOLIDOS URBANOS
Se considera como gestión de los residuos sólidos urbanos al conjunto de operaciones que se realizan
con ellos desde que se generan en los hogares y servicios hasta la última fase en su tratamiento. Abarca pues tres
etapas:
1. Depósito y recogida.
2. Transporte.
3. Tratamiento.
PRE-RECOGIDA:
Empieza en el mismo hog ar del ser humano a fin de facilitar la recogida de os residuos debe existir una concienciación
por pate del ser humano para ello los residuos se clasifican en grupos (cartoné s, vidrios,basura orgaganica,pilas entre
otros) y se depositan en los contenedores establesidos de acuerdo a la normativa vigente el único responsable de esta
etapa de tratamiento es el propio cuidadadano que deberá clasificar los residuos de forma correcta.es muy complejo
controlar en el sistema que se realiza de forma adecuada
se debe realizar la prerecogida porque lo s residuos producen olores además para evitar lña dispercion de estos en el
hogar
RECOGIDA Y TRANSPORTE DE RSU
Recogida.
La recogida de los residuos urbanos consiste en su recolección para efectuar su traslado a las plantas de tratamiento.
Básicamente existen dos tipos fundamentales de recogida :

Recogida no selectiva.

Recogida selectiva.

En la primera, los residuos se depositan mezclados en los contenedores, sin ningún tipo de separación. Ha sido la
habitual hasta hace algunos años.
La recogida selectiva se hace separando los residuos según su clase y depositándolos en los contenedores
correspondientes.
Por lo que respecta a la recogida en sí existen dos métodos :

Recogida por medio de vehículos.

Recogida neumática.

La más habitual es la primera. Se realiza por medio de vehículos especialmente preparados al efecto, camiones dotados
de una tolva en la que se compactan los residuos u otros en los que se depositan sin compactar.
Se utilizan unos u otros según el tipo de residuos. Así la compactación es muy adecuada para los residuos orgánicos o
los envases pero no se emplea en el caso del vidrio. Estos vehículos se perfeccionan más cada día con el fin de reducir
las molestias que generan las operaciones de recogida.
El segundo tipo de recogida exige una cuantiosa inversión inicial en la construcción de las instalaciones que han de ir
bajo tierra. Sólo es factible en áreas de nueva urbanización. A cambio exige un menor desembolso en costes de personal
y genera muy pocas molestias a los ciudadanos. Comenzó a utilizarse en los países nórdicos en la década de los 60.
Mediante un sistema de conducciones neumáticas subterráneas se conduce la basura hasta las estaciones de
transferencia donde se procede a su traslado a la planta de tratamiento. En nuestro país existen algunas experiencias.
Por último existe una forma de recogida informal de los residuos que afortunadamente tiende a desaparecer en los
países desarrollados.
Ésta consiste en un submundo marginal de personas necesitadas, que en condiciones muy penosas de precariedad, falta
de higiene y medios materiales proceden a la recogida de ciertos residuos de los que obtienen alguna rentabilidad
económica.
Esto genera múltiples inconvenientes derivados de la interferencia en los sistemas organizados de recogida. Además, la
ausencia de cualquier atisbo de planificación implica graves problemas, amén de las durísimas condiciones que estas
personas han de soportar.
La mejora de las condiciones socioeconómicas, la atención de los servicios sociales y programas adecuados de
integración, que no siempre existen, conseguirán acabar con esta lacra en un futuro
Transporte.
En esta etapa se realiza el transporte de los residuos hacia las estaciones de transferencia, plantas de clasificación,
reciclado, valorización energética o vertedero.
Las estaciones de transferencia son instalaciones en las cuales se descargan y almacenan temporalmente los residuos
para poder posteriormente transportarlos a otro lugar para su tratamiento. Una vez allí se compactan y almacenan y se
procede a trasportarlos en vehículos de mayor capacidad a la planta de tratamiento.
Normalmente han de estar dotados de sistemas de compactado de la basura para optimizar su transporte. De esta forma
se reducen los costes de transporte y se alarga la vida de los vehículos de recogida.
En otras ocasiones en que el centro de tratamiento está próximo a los núcleos habitados, los propios vehículos de
recogida son los que realizan el transporte a planta.
Hay que tener en cuenta la problemática que se asocia con el trasiego diario de camiones camino de la planta de
tratamiento.
Este trasiego tiene un claro impacto sobre las vías de circulación que deben estar adecuadamente acondicionadas y es
fuente de molestias para los vecinos : ruidos, malos olores, contaminación, etc

RECOGIDA SELECTIVA
La utilización de contenedores que recogen separadamente el papel y el vidrio está cada vez más extendida y también
se están poniendo otros contenedores para plásticos, metal, pilas, etc. En las comunidades más avanzadas en la gestión
de los RSU en cada domicilio se recogen los distintos residuos en diferentes bolsas y se cuida especialmente este
trabajo previo del ciudadano separando los diferentes tipos de basura. En esta fase hay que cuidar que no se produzcan
roturas de las bolsas y contenedores, colocación indebida, derrame de basuras por las cales, etc. También se están
diseñando camiones para la recogida y contenedores con sistemas que facilitan la comodidad y la higiene en este
trabajo.

Desde un punto de vista teórico, es posible separar todos los componentes de los
residuos sólidos urbanos. Los factores que hacen recomendable o no su retirada
del flujo de los residuos domiciliarios son su cantidad, características físicas y
calidad de pureza.
Las principales fracciones susceptibles de recogerse son el vidrio, el papel y
cartón, los materiales plásticos, los metales y los residuos orgánicos.

El vidrio. Se usa habitualmente como embalaje en botellas de bebidas y
envases de alimentos, es un elemento idóneo para ser reutilizado, ya que
una de sus cualidades esenciales es que no pierde ninguna propiedad con
el uso.
La ventaja de recuperar el vidrio es el importante ahorro energético para

producir la materia prima base, que se estima en un 35% y origina un importante ahorro en los costos de
producción. Casi todo el vidrio recuperado se utiliza para la producción de nuevos envases y botellas, y los
fabricantes los usan triturado como sustituto parcial de la materia prima, ya que ahorra energía y alarga la vida
del horno. La desventaja del vidrio usado son los contaminantes que puede arrastrar, que alteran la calidad y el
color del producto final.

El papel y el cartón. Provienen de residuos típicamente urbanos, como revistas y periódicos, envases de
productos alimenticios de uso habitual en los hogares y los comercios: cajas de cartón, coberturas de papel,
etc., y el papel rechazado en oficinas comerciales, bancos y en los propios hogares. La materia prima básica del
papel es la fibra de celulosa que procede de la madera.
La reutilización de papel usado como materia prima aporta una serie de ventajas medioam- bientales
importantes, como son:
o

Ahorro de recursos forestales.

o

Ahorro en torno al 70% de la energía precisa en el proceso.

o

Importante reducción de contaminación atmosférica y de emisión de contaminantes de todo tipo.

o

Ahorro de más del 85% de agua en el proceso.

Los dos métodos más utilizados para segregar el papel de los residuos urbanos son la recogida en origen o el triaje en
la cinta de una planta de ciclado. Con el primer método la recuperación está asegurada, pero en el segundo hay
grandes dificultades para valorizarlo convenientemente, ya que al mezclarse con residuos orgánicos, la contaminación y,
sobre todo, el olor del que se impregna, hace que sea rechazado en muchos casos e infravalorado económicamente en
todos

Materiales plásticos. Como residuos de envasado de productos alimenticios, productos de limpieza y de
bebidas, son otros elementos con una presencia importante en los residuos sólidos urbanos.
El PVC se usa básicamente como envase para agua, ya que tiene unas características excelentes para este fin,
sin embargo, se le atribuye como negativo el cloro que se utiliza en su fabricación. En caso de ser incinerado
desprende compuestos compuesto clorados, dioxinas y furados, pero en cantidades limitadas y en línea con
otros productos. El PVC reciclado es de fácil reutilización en la fabricación de tuberías, piezas extruidas e
inyectadas, menaje, etc.
El gran problema de los plásticos consiste en que el nombre genérico engloba una enorme diversidad de
familias de polímeros y copolímeros que no tienen características similares y que, por tanto, no pueden
recuperarse conjuntamente. Si a esto se le une la baja densidad de estos materiales y la necesidad de utilizarlos
exentos de suciedad, se observa que las operaciones de recuperación son muy claras, lo que no favorece el
establecimiento de programas de recogida selectiva.

Metales. Los metales también presentan características que no favorecen su recogida selectiva ya que, salvo
escasos productos, hay una gran diversidad de tipos y de procedimientos metalúrgicos que no benefician su
segregación, aunque un buen porcentaje proviene de envases de hojalata para alimentos y latas para bebidas.
Los metales férreos, chatarra de hierro y acero, son fácilmente recuperables por separación magnética, ello,
unido a la poca cantidad de estos residuos y a la diversidad de objetos, ha propiciado su recogida en este tipo
de planta.

Residuos orgánicos. En nuestro país no existe todavía la recogida selectiva de materia orgánica. Su
segregación en los hogares aportará grandes ventajas al evitar la contaminación orgánica en el papel y
asegurar que en sus componentes no se mezclen pilas usadas, metales y productos que hagan problemático su
aprovechamiento. Los residuos orgánicos urbanos proceden de:
o

Alimentación en el hogar.

o

Bares y restaurantes.

o

Jardinería.

o

Industria y comercio especializados en productos alimenticios.

La transformación biológica de los residuos orgánicos en fertilizantes agrícolas es la vía lógica de recuperación, donde
existen unas 60 plantas de compostaje, es un sistema bastante utilizado. Actualmente, la operación se realiza sobre el
total de los residuos, pero efectuarla sólo sobre la fracción orgánica recogida selectivamente aportará unas importantes
ventajas en la calidad de los productos resultantes y en los costos de recuperación. También pueden utilizarse para la
generación de biogás, siendo una aplicación más adecuada para residuos agrícolas que domésticos.
PLANTAS DE TRANFERENCIA
Uno de los principales problemas en la gestión de residuos es la falta de selección previa en el lugar de origen
de los materiales residuales. Los residuos forman una sola unidad que debe tratarse previamente antes de llegar
al centro de tratamiento y valorización. Para solucionar este problema se crean las plantas de transferencia, una
instalación donde se recogen todo tipo de residuos, se seleccionan y se clasifican los distintos productos para
distribuirlos después hacia un gestor apropiado.
Los centros de transferencia se conciben como instalaciones de selección y separación que funcionan como etapa
intermedia entre la recogida de materiales y su posterior reutilización como subproducto.
Son plantas con una gran superficie donde se reciben los distintos residuos, se clasifican en función de su tipología,
se almacenan hasta tener una cantidad suficiente y se derivan hasta un gestor final que los trata y los reincorpora a la
cadena de producción. En cierto modo, actúan como centro de almacenamiento donde se reciben los residuos, se crea
un stock y se distribuyen hacia un gestor apropiado.
Las plantas de transferencia cumplen tres objetivos básicos: por un lado limitan la cantidad de residuos que no son
tratados adecuadamente para su valorización ambiental. Segundo, evitan los vertidos incontrolados y la contaminación
del medio ambiente. Y en tercer lugar optimizan los costes de transporte en el caso de distancias largas entre el punto
donde se generan los residuos y el centro de gestión y tratamiento.
Las plantas de transferencia pueden recibir tanto residuos urbanos como industriales y su función puede limitarse al
almacenamiento y distribución de los distintos materiales o bien realizar el tratamiento de determinados residuos.

El proceso:El funcionamiento de una planta de transferencia es muy simple. “el proceso se inicia con la
acumulación del producto. En principio tiene que llegar previamente seleccionado de la fábrica, pero no siempre es así
porque la clasificación “in situ” en la factoría se complica por rotaciones internas, turnos de trabajo.Es preciso que en la
planta de transferencia se realice una segunda selección”.
La primera fase del proceso es la recepción. La flota de camiones de la planta de reciclaje se encarga de transportar los
residuos desde el punto de origen hasta la planta, donde se encargan de depositarlos en un espacio especialmente
diseñado para ello. A partir de aquí empieza la fase de recuperación, selección y clasificación que es la más laboriosa y
complicada del proceso. Los residuos son trasladados hasta una cinta transportadora donde un grupo de operarios
clasifica los distintos tipos de materiales. Cada trabajador se encarga de un determinado producto que deberá
seleccionar de todos los residuos y depositarlo en un espacio determinado. Así se separa el PVC, aluminio, cartón, papel,
vidrio, materiales férricos...Cuando se ha conseguido suficiente cantidad de material, los distintos subproductos son
transportados hacia una prensa que los empaqueta en forma de bala. De esta manera se consigue un fardo de
subproducto que se puede derivar a un gestor adecuado que, después de aplicarle todo el proceso de reciclaje,
conseguirá que este subproducto vuelva a introducirse a la cadena de producción.
En el caso de los centros integrales de tratamiento, el proceso de selección y reciclaje se realiza en el mismo
centro, con lo que se ahorra en gastos de transporte y se consigue un proceso completo e integrador.
El material de desecho que no puede derivarse hacia un gestor se deja pasar en la cinta transportadora y también
se prensa para llevarlo lo más limpio posible a un depósito controlado.
En las plantas de transferencia también se pueden tratar residuos de la construcción. El proceso es muy similar al
de los residuos urbanos e industriales. El material es acumulado para después clasificarlo en los distintos subproductos
que se puedan recuperar: madera, plástico, etc.El material sobrante es machacado y triturado para convertirlo en una
sub-base que puede servir para el asfalto de carreteras o como prefabricado de hormigón. Con la madera, a través de un
proceso de cogeneración, se puede transformar este residuo en energía eléctrica.
Problemáticas:Las plantas de tranferencia lamentablemente tienen un índice de recuperación de materiales del 55% y
el objetivo de las plantas de transferencia es llegar al 60% o mas de este porcentaje. El porcentaje de materiales que no
se pueden aprovechar es muy alto, pero esto es debido a la poca colaboración ciudadana”.
El principal problema que se detecta en el sector de las plantas de transferencia es la poca conciencia y
colaboración de la sociedad con la selección y recogida de materiales residuales. “No puede ser que cuando se va a
recoger un contenedor de papel y cartón, entre todo este material se encuentre los residuos de materia orgánica del
comedor de la empresa. Este papel ya no sirve para nada e incrementa el porcentaje de material que no se puede
recuperar. El reciclaje empieza por la actuación de las mismas personas que crean los residuos.”
“La gente aprovecha que debe hacer reformas para tirar todo lo que no les interesa: pilas, neveras, fluorescentes,
maquinas de lavar... Productos que, al contener materiales que pueden ser tóxicos y peligrosos requieren un tratamiento
especial. Se los recibe, separa y acumula y, cuando se tiene cantidad suficiente, se los deriva hacia un gestor
autorizado”
TRATAMENTO DE RSU

Existe una amplia gama de operaciones para el tratamiento de los residuos peligrosos, dependiendo de las caacteristicas
y naturaleza
Sistemas de tratamiento físico





Sedimentación/espesamiento
Centrifiguracion
Filtración
Flotación
Arastre de aire o vapor de agua
Procesos a base de membranas ultrafiltración osmosis inversa elestrodialisis

Tratamiento físico quimico




Solidificación/estabilización
Floculación
Absorción
Intercambio ionico
Extracción

Métodos de tratamiento quimico




Oxidación
Reducción
neutralizacion
precipitación
descloracion

sistemas de tratamiento biológica

aerobios
anaerobios

métodos ternicos


incineracion/combustión
pirolisis
vitrificacion

VERTEDEROS CONTROLADOS
Los vertederos están situados en canteras en desuso, en minas abandonadas, etc. Dependiendo el diseño que se le
realice al vertedero es que dependerá el impacto que se generará al medio ambiente.Los vertederos tradicionales
(vertederos incontrolados) eran simplemente un lugar en el que se acumulaban las basuras. Al no tener ningún tipo
de medida sanitaria especial, se llenan de ratas, se incendian, despiden malos olores y humos, y contaminan los
acuíferos subterráneos y las aguas superficiales.

Un vertedero controlado es un agujero en el que se compacta e impermeabiliza tanto el fondo como los laterales. En
estos vertederos la basura se coloca en capas y se recubre todos los días con un delgada capa de tierra para
dificultar la proliferación de ratas y malos olores y disminuir el riesgo de incendios.
En este tipo de vertederos se instalan sofisticados sistemas de drenaje para las aguas que rezuman y para los gases
(metano) que se producen. Las aguas se deben tratar en plantas depuradoras antes de ser vertidas a ríos o al mar y
los gases que se recogen se aprovechan en pequeñas plantas generadoras de energía que sirven para abastecer las
necesidades de la planta de tratamiento de las basuras y, en ocasiones, pueden añadir energía a la red general.
Estos vertederos deben estar vigilados y se hacen análisis frecuentes para conocer las emisiones que se están
produciendo y corregir los problemas de funcionamiento.
Cuando el vertedero se llena se debe recubrir adecuadamente y dejar el terreno lo más integrado con el paisaje
posible. Si esto se hace bien el lugar es apto para múltiples usos, pero se debe seguir controlando durante cierto
tiempo después de que haya sido cerrado para asegurar que no se acumula metano que podría provocar peligrosas
explosiones, y que no rezuman sustancias tóxicas.

ESTABLECIMIENTO
Un vertedero controlado es un lugar que han sido destinados para esa función, este necesita de las siguientes
características:

Condiciones climatológicas •

Accesos para el paso de vehículos •

Instalación de puntos de salida de gases •

Condiciones geológicas y geomorfológicas del terreno.

No debe estar próximo a la población.

Debe estar bien comunicado con la población.

Señalizado y cercado.

Diseño basado en estudios geológicos, hidrológicos, y climatológicos. Estudios de capacidad.

Impermeabilización, control de cantidad de residuos.

Para preparar la zona de vertido es necesario realizar una serie de operaciones que permitan dejar el terreno en
condiciones de recibir los residuos. Básicamente, estas operaciones y sus características son las siguientes:

- Limpieza: es la eliminación de todos aquellos impedimentos que obstaculizan el paso de máquinas y equipos
(matorrales, árboles, muros, etc.).
- Adecuación: preparación del terreno para darle la geometría deseada y preparación de la superficie para adecuarla al
grado de impermeabilidad exigido por la normativa, en función del tipo de residuos a recibir.
- Accesos: se construyen caminos de acceso que permitan el paso de vehículos de recogida en cualquier época del año.
- Vallado periférico: impide el acceso de animales y personas.
- Báscula: es necesaria para conocer de forma precisa los residuos que aportan al vertedero cada uno de los municipios
a fin de poder repartir los costes.
- Servicios: cada vertedero debe disponer de una serie de servicios auxiliares, como son los de agua, luz y teléfono.
- Red de desviación de pluviales: las aguas de escorrentía superficiales no pueden ni deben entrar en el área de vertido,
pues a lo único que llevaría es a aumentar la producción de lixiviados; por ello, deben ser desviadas mediante la
construcción de canales abiertos situados en la zona más elevada y rodeando todo el área de vertido. Cuando por
características de la zona (pendientes y cuencas) el agua penetre en el vertedero, se realiza una canalización por la
parte subterránea del emplazamiento, volviendo a salir al cauce normal una vez traspasada la zona de vertido.
- Pantalla ecológica y vegetal: todos los vertederos deben llevar una barrera ecológica formada de tierra y árboles, con el
fin de reducir el impacto visual y reducir los posibles olores generados en el vertido.
- Sistema de recogida y tratamiento de lixiviados y gases (biogás): sobre la superficie preparada de cada vaso de vertido
y antes de depositar los residuos se debe disponer una capa de drenaje que recoja los lixiviados y los canalice, mediante
una red de tuberías, a un depósito de almacenamiento para su control y posterior tratamiento antes de su vertido, si
fuese preciso. Para la conducción de gases y lixiviados se utilizan gravas, geotextiles y georredes. Para el aislamiento se
emplean arcillas naturales, aislantes arcillosos geosintéticos y geomembranas. Las características de algunos de estos
materiales sintéticos son:
- Geotextiles: fibras de polipropileno o poliéster de alta permeabilidad, que se emplean para la protección de
geomembranas y filtración de lixiviados.
- Georredes: redes porosas de polietileno de alta permeabilidad, que se utilizan como capas de drenaje de lixiviados y
gases, como alternativa a capas de arena o grava. Suelen ir adheridos a un geotextil para evitar que se tupan.
- Aislantes arcillosos geosintéticos: combinación de arcilla (bentonita) y un material geotextil, formando capas de 1 cm de
grosor. Baja permeabilidad. Se emplean como alternativa a las capas de arcilla compactada.
- Geomembranas: láminas plásticas de polietileno, PVC, poliamidas o poliestireno, flexibles de baja permeabilidad.
FUNCIONAMIENTO

La principal función de los vertederos controlados es la eliminación de residuos complejos en condiciones tales que se
minimizan o desaparecen los posibles efectos negativos sobre el entorno. Aunque las sustancias vertidas no se pueden
aprovechar, se consigue la degradación de la materia orgánica que posibilita el aprovechamiento de los gases generados
y la futura reutilización de la zona, principalmente como zonas de recreo.
Compactación “in situ”:Se produce como consecuencia de la circulación de la maquinaria encargada de distribuir los
residuos y extender la capa de tierra que se utiliza como recubrimiento.
Este sistema presenta como ventajas la reducción del volumen de los residuos y un menor asentamiento del relleno.
Los inconvenientes proceden de la insuficiente compactación, que impide que los camiones de recogida puedan circular
por encima de los residuos depositados. Por otra parte, es necesario realizar la cubrición diaria con tierras, para evitar la
dispersión por el viento de plásticos y papeles y la proliferación de roedores. Una vez hecha la cubrición, ya no penetra
más oxígeno; su agotamiento lleva al desarrollo de procesos anaerobios, con lo que se alarga mucho la descomposición
de la materia orgánica, aunque posibilita el aprovechamiento energético de los residuos recogiendo el gas producido por
su descomposición.
Trituración previa:Antes de depositar los residuos en el vertedero se realiza una trituración de los mismos en
instalaciones aparte, llegándose a la obtención de pequeños fragmentos. De esta forma se obtiene una masa más
homogénea y con menores huecos, aumentando la densidad del relleno. Si el tamaño de los fragmentos es demasiado
pequeño, la compactación puede ser tan alta que la aireación es prácticamente imposible, produciéndose
preferentemente degradaciones anaeróbicas con formación de bolsas de gas. Por el contrario, si los fragmentos son muy
grandes, puede no reducirse de forma significativa el volumen total ocupado por los residuos.
No es necesario proceder al recubrimiento diario, realizándose cuando se clausura el vertedero. Esto es una ventaja
importante al poder prescindirse del material de cobertura. Además, se reducen las infiltraciones al suelo y se consigue
más fácilmente la estabilización del suelo.
No obstante, el sistema tiene el inconveniente que depende de una planta de trituración que consume energía y requiere
un cuidadoso sistema de explotación. Y, en cualquier caso, es necesaria una zona especial para aquellos residuos que
no se pueden triturar.
Trituración y compactación “in situ”:La técnica se basa en la compactación con desgarre simultáneo de los residuos
con la utilización de máquinas especiales. El procedimiento que se lleva a cabo es extender los residuos en capas finas
para permitir la degradación aerobia, lo que obliga a mantener una superficie de vertido muy extensa.
La densidad de compactación alcanzada permite que los camiones recolectores puedan circular con facilidad por el
propio vertedero, simplificando la operación de extendido. Por otra parte, es difícil el aventamiento de papeles y plásticos
y no se producen olores, no siendo entonces necesario disponer de material de recubrimiento diario.
GESTION DE LIXIVIADOS Y DE LOS GASES
Los lixiviados son líquidos producidos por filtraciones a partir de residuos que al filtrarse extraen materiales de los
residuos, pueden ser materiales disueltos o en suspensión. Además son tóxicos porque arrastran materiales muy tóxicos
como metales pesados o microorganismos.
1. Control de aguas superficiales: El agua de escorrentia debe ser canalizado y desviada hacia afuera del
vertedero.
2. Procedimientos de operación: realizar compactación y la cobertura diaria.
3. Procedimientos para disminuir el impacto una vez que han sido producidos: impermeabilización del fondo y
laterales del vaso, canalización de los lixiviados, tratamiento de los lixiviados.
Los lixiviados se recogen con tuberías que se encuentran en el fondo del vertedero y que se encuentran perforadas e
inclinadas, en algunos casos es necesario la utilización de bombeo, por encima de las tuberías siempre se utiliza una
capa de grava o geotextil o de ambas con el objetivo de disminuir el impacto tóxico.
Una vez que el lixiviado se encuentre en las tuberías tenemos tres alternativas:

1. Depurarlo: mediante un tratamiento químico, físico y biológico.
2. Recircularlos: se recogen los lixiviados se bombean cara el exterior del vaso y se vuelven a introducir.
3. Llevarlo a balsas de evaporación: el residuo que nos sobra después de la evaporacion lo recirculamos
Los lixiviados, son aguas residuales que tienen características particulares y deben considerarse más como un agua
industrial que una de tipo doméstica. Por un lado se observa la gran carga orgánica que poseen, junto a los metales y
metales pesados que a la vez complican el tratamiento adecuado de los lixiviados con los sistemas tradicionales de
tratamiento.
Idealmente los lixiviados deberían tratarse con sistemas de ósmosis inversa,ya que es por excelencia el mejor método
que permite obtener una calidad de agua excepcional que puede luego vertirse sin contaminar otras fuentes de agua o el
suelo. Sin embargo, esta tecnología resulta bastante costosa y se requiere recurrir a métodos tradicionales de
tratamiento que no garantizan la remoción efectiva de todos los contaminantes.
La complejidad en el tratamiento de los lixiviados está dado principalmente por la composición de los residuos sólidos
dispuestos en los rellenos sanitarios. En la medida en que evitamos que se dispongan sustancias peligrosas de uso
común (pilas, envases de productos químicos de uso doméstico, medicamentos, entre otros) se mejora la tratabilidad de
los lixiviados.
Dentro de las técnicas y tecnologías para el tratamiento de lixiviados se encuentran las siguientes:
1. Recirculación
2. Evaporación
3. Tratamiento convencional
4. Descargas a sistemas municipales
1. Recirculación de lixiviados
Este sistema de tratamiento se puede utilizar en las primeras etapas de degradación anaeróbico en el relleno sanitario,
ya que permite disminuir la carga orgánica y algunos de los metales pesados. En este caso, la masa de residuos actúa
como un biofiltro y permite que los compuestos contaminantes se diluyan para su posterior tratamiento. Hay que tener en
cuenta que cuando se realiza la recirculación de lixiviados es necesario extraer los gases por medios mecánicos
(extracción forzada) ya que se incrementa el volumen de biogás y es posible que se forme la presión de poros que
ocasionó el derrumbe del relleno sanitario Doña Juana en el año de 1997.
2. Evaporación
Este método consiste en almacenar el lixiviado en un estanque cubierto donde se pueda evaporar utilizando la radiación
solar o un sistema de calentamiento utilizando el biogás del relleno. Los gases y vapores deberán tratarse en un biofiltro
o en algún sistema filtrante para gases. Los lixiviados que no se evaporen pueden recircularse para mejorar su calidad.
3. Tratamiento de Lixiviados - PTAR
Usualmente el tatamiento de los lixiviados se realiza utilizando sistemas fisico-quimicos y biológicos. La dificultad que
presenta este método de tratamiento está dado por la variación de la calidad de los lixiviados con el tiempo, lo cuál
implica que la planta debe ser ajustada periódicamente.
Para el tratamiento biológico se utilizan procesos como:
- Lodos activados
- Lagunas de oxidación
- Piscinas de aireación
- Biodiscos y procesos de película fija
- Nitrificación y desnitrificación
Para el tratamiento químico se utilizan procesos como:
- Neutralización (ajust de pH)
- Intercambio iónico
- Absorción / adsorción
- Ósmosis Inversa
- Precipitación y Floculación (polímeros aniónicos y catiónicos)
- Oxidación (oxígeno disuelto, hipoclorito o cloro) Nota: Se debe tener cuidado con el uso del cloro cuando existe un
DBO5 y DQO elevado porque se pueden producir compuestos organoclorados - entre ellos el cloroformo y los furanos - y
se termina contaminando el agua con sustancias cancerígenas.

Para el tratamiento Físico se utilizan procesos como:
- Sedimentación / Flotación
- Filtración
- Arrastre por aire
- Separación por vapor
- Evaporación
- Ultrafiltración
4. Descarga al Alcantarillado
Para descargar en el alcantarillado se exige un pretratamiento de los lixiviados, donde usualmente se deben remover
grasas, sólidos totales y con una retención que permita eliminar una fracción de la carga orgánica.
Gases:
Es la atmósfera que se produce en el vertedero por la descomposición de la fracción fermentable.
componentes principales:

CH4, CO2, NH3, H2S, Vapor de agua.

Gases traza: vapores de descomposición orgánica.

métodos de expulsión de los gases:
Si el gas se acumula de forma incontrolada puede romper las capas del fondo o emigrar. Los gases se controlan
expulsandolos mediante tuberías.
Existen dos métodos:

Métodos activos: los gases migran ellos mismos.

Métodos pasivos: se utilizan aspiradores que aspiran los gases.

Al final de las tuberías hay antorchas donde se producen la combustión con o sin aprovechamiento de energía.
problema del gas del vertedero:
El mayor problema es que se puede producir DIOXINAS por eso en algunos vertedero antes de quemar el gas se hace
pasar por un filtro de carbón activo para retener compuestos apolares.
CLAUSURA DEL VERTEDERO
Un vertedero solo se podrá considerar sellado cuando las autoridades competentes realizan una inspección final in situ,
evalúan todos los informes presentados y comunican a la entidad explotadora su aprobación para el cierre. Después, la
entidad será responsable de su mantenimiento, vigilancia y control durante el plazo que exijan las autoridades
competentes.
También será responsable de la vigilancia y análisis de los gases y lixiviados del vertedero y del régimen de aguas
subterráneas en las inmediaciones del mismo.
Una vez que se acaba la vida útil de un vertedero, es importante considerar la recuperación de la zona que ocupo. Esta
recuperación se debe de hacer con todas las garantías ambientales.
El proceso consiste en una serie de pasos:
- Realización de un estudio detallado del lugar, para poder redactar correctamente el proyecto de sellado, ya que cada
vertedero posee unas características específicas.

- Redacción del proyecto de sellado.
- Una vez rematada la vida útil del vertedero se sigue realizando un control de acceso, con el fin de evitar nuevos
vertidos.
- Acondicionamiento de las superficies de vertido.
- Cubiertas de sellado, utilizadas como barrera para aislar los residuos, evitar la filtración de las aguas fluviales y cerrar el
paso de la salida de los gases evacuados a través del sistema de extracción de los gases. Incluye la revegetación de la
superficie.
- Control de las escorrentías superficiales, para reducir la infiltración del agua de escorrentía que fluye hacia el vertedero
y disminuir la producción de lixiviados.
- Control de la extracción de lixiviados, colocando sistemas de drenaje que conduzcan los lixiviados a las balsas de
almacenamiento.
- Control de la extracción de los gases, ya que algunos vertederos pueden ser necesarios para evitar la migración
incontrolada de los mismos.
- Medidas de protección, para evitar posibles afecciones en otras zonas.
Tratamientos de residuos y suelos, ya que se debe acondicionar el lugar de forma adecuada y pensando en su
revegetación y recuperación ambiental
La clausura de los vertederos se debe hacer cuando un vertedero se acolmata disponiendo de cobertura final.
La cobertura final consta de varias capas:
1. Soporte vegetal (Capa mas superficial)
2. Capa drenaje de aguas: formada por grava para recoger agua de lluvia que se acumula en lugares donde hay
tuberías.
3. Capa impermeable: formada por arcilla y geomenbranas.
4. Capa de recogida de gases.
5. Residuos

INCINERACION
Incinerar los residuos sólidos tiene dos aspectos muy positivos. Se reduce mucho el volumen de restos a almacenar
porque, lógicamente, las cenizas que quedan ocupan mucho menos que la basura que es quemada y además se
obtiene energía que se puede aprovechar para diferentes usos.
Los residuos mediante una grúa se llevan a un conducto incinerador hasta unas parrillas que con aire forzado (ayuda a
realizar el proceso), controlando humedad, temperatura y presión.
La cámara de combustión debe tener una temperatura alta (800ºC) ese calor se recupera en el intercambiador de la
caldera, se produce vapor que genera la acción de una turbina que genera la corriente eléctrica.
Es muy conveniente quitar algunos de los componentes de la basura antes de incinerarlas. Uno de ellos es el vidrio
porque si no, se funde y es difícil de retirar del incinerador. Otro son los restos de los alimentos que contienen
demasiada humedad y hacen más difícil la incineración. Los materiales que mejor arden y más energía dan son el
papel, los plásticos y los neumáticos.

Al incinerar se produce CO2, partículas diversas, metales tóxicos y otros compuestos que salen como humo.
Otro de los puntos a resolver cuando se instala una incineradora es decidir donde se depositarán las cenizas que
contienen elementos tóxicos. Normalmente se hace esto en vertederos controlados.
Una planta de generación de energía de residuos, o Waste-to-Energy (WtE), es un término moderno para un
incinerador que quema desechos en un horno de alta eficacia para producir vapor y/o electricidad e incorpora sistemas
de control de contaminación del aire modernos y monitores de emisión continuos. A veces llaman este tipo de
incinerador una energía-desde-basura (energy-from-waste o EfW).también hace un uso extensivo de la incineración
WtE en generación de calor y electricidad que se utiliza para calefacción urbana.
Las plantas incineradoras dependerán del residuo a incinerar. El proceso de incinerar conlleva 5 pasos: • Depósito los
residuos a tratar. • Pasar al horno de combustión la cantidad requerida de aire • Proceden a caer las cenizas y escorias
debajo del depósito • Los gases van a una cámara de post-combustión • El producto que queda es arrastrado por agua
a un depósito para su tratamiento
Su principal desventaja radica en el hecho de no ser un sistema de eliminación total de residuos, pues si bien se reduce
su peso en un 70% y su volumen en un 80-90%, genera cenizas, escorias y gases. Además necesita una alta inversión
económica, ya que requiere un elevado aporte de energía externa, puesto que estos residuos tienen un poder calorífico
bastante bajo. Asimismo, es preciso prever la posible contaminación derivada de los gases de combustión.

FACTORES A CONSIDERAR
Este sistema de procesamiento de los residuos presenta una serie de ventajas frente a otras técnicas de tratamiento
como son:
1. - Posibilidad de recuperación de energía.
2. - Posibilidad de tratamiento de numerosos tipos de residuos.
3. - Posibilidad de implantarlo cerca de núcleos urbanos.

4. - Es necesaria poca superficie de terreno.
5. - Reduce el volumen de residuos un 80% - 85%.
También presenta una serie de inconvenientes bastante importantes como son:
1. - No elimina totalmente los residuos, por lo que se necesita un vertedero especial para el depósito de cenizas
procedentes de la incineración, parte de las cuales son muy tóxicas.
2. - Se generan gases tóxicos que deben ser tratados, por ejemplo estos gases contienen dioxina que es un
compuesto cancerígeno.
3. - Necesitan un aporte de energía exterior para su funcionamiento.
4. - Baja flexibilidad para adaptarse a variaciones estacionales de la generación de residuos.
5. - La inversión económica y los costes del tratamiento son elevados.(250 millones de euros para una planta de
tratamiento de unas 450.000 t/año2
6. - Posibilidad de averías, por lo que se necesita un sistema alternativo de tratamiento.
7. - Anula la puesta en marcha de políticas encaminadas a la reducción y reutilización de residuos, por la necesidad
de rentabilizar la inversión hecha.
PARTE INTEGRANTE DE UNA ESTACION INCINERADORA

se tiene distintos tipos de plantas incineradoras según el tipo de residuo que se vaya a tratar en ellas ya sean residuos
sólidos urbanos, hospitalarios o industriales. Pero el esquema inicial es el mismo en todos los casos, lo que varían son
los tratamientos posteriores de los efluentes gaseosos, los líquidos y las cenizas para eliminar los contaminantes de los
que hemos hablado (que varían en cada caso). El esquema básico es el siguiente.Las incineradoras de residuos urbanos
se pueden diseñar para operar con dos tipos de residuos sólidos como combustible: residuos brutos o residuos ya
procesados:
1º- Depósito donde se introducen los residuos que se van a tratar.

2º- De aquí pasan al horno de combustión donde se introduce la cantidad necesaria de aire.
3º- Las cenizas y escorias caen por debajo de un depósito.
4º- Los gases van a una cámara de post-combustión de donde salen hacia unos equipos de control de contaminación de
aire.
5º- De aquí salen los gases limpios y a baja temperatura hacia la atmósfera por la chimenea y las cenizas solidas que se
han formado, son arrastradas por agua hacia otro depósito para su posterior tratamiento.
.La mayoría de las incineradoras actuales usan un horno rotatorio, para producir una mezcla lo más homogénea posible,
construido de material refractario, en el cual se queman los residuos a una temperatura comprendida entre 950°C y
1.200°C.
. SISTEMAS DE RECOJO
EXTRACCION
El residuo que queda de la combustión se recoge por la parte inferior del horno, mientras que los gases generados son
conducidos a una cámara secundaria de combustión. Esta cámara asegura una mezcla eficiente del aire de combustión
con el combustible extra que en ocasiones se añade y también proporciona el tiempo de residencia necesario para
homogeneizar el caudal de aire. En la cámara secundaria, que trabaja a unos 1.000°C, los gases se terminan de quemar.
El tiempo de residencia en esta cámara suele ser de unos 2 a 4 segundos. Los gases de salida además de poseer una
temperatura baja, deben estar exentos de contaminantes
VALORACION DE CENIZAS
el tratamiento más extendido para las cenizas de incineración de R.S.U. consiste en su envasado en big-bags o su
solidificación/estabilización con ligantes hidráulicos y posterior deposición en vertedero para residuos peligrosos. se
plantean nuevos tipos de tratamiento como la vitrificación de las cenizas con el fin de obtener un material que, en el
mejor de los casos permita su reutilización o, al menos, permita su deposición final en condiciones seguras y más
favorables que las actuales, con una reducción de volumen muy importante.
Una solución satisfactoria al problema de las cenizas permitiría afianzar la alternativa de la incineración como tratamiento
para los R.S.U .En definitiva, de las tres corrientes residuales finalmente generadas (escoria, emisión gaseosa tras
depuración y cenizas), las cenizas suponen en este momento el problema más complicado, requiriendo un desarrollo
tecnológico que permita su transformación, mayoritariamente, en un producto vitrificado que permita su clasificación
como residuo no peligroso y pueda ser reutilizado en diferentes aplicaciones industriales, especialmente en obra civil.
Otros subproductos minoritarios que se pueden producir como resultado del proceso son aleaciones metálicas o
concentrados de óxidos metálicos que igualmente se han de caracterizar para fomentar su reutilización por parte de la
metalurgia férrea y no férrea respectivamente.

Metal

Concentración mg/kg

Cd

200-600

Zn

14000-40000

Pb

4900-12000

Cr

300-1700

Cu

700-5500

Ni

140-300

Hg

1,5-2,5

SISTEMAS DE DEPURACION
Para evitar que salgan a la atmósfera se deben limpiar los humos con filtros electrostáticos que atraen las partículas, las
aglutinan y caen por gravedad a unirse a las cenizas. También pasa el humo por una lluvia de agua con productos
químicos que neutraliza y retira compuestos tóxicos del humo. Al final salen los humos mucho más limpios si el proceso
funciona bien, lo que no siempre ocurre si no se vigila y pone a punto continuamente. Otro importante peligro está en que
algunos compuestos como el PVC (policloruro de vinilo) y algunas tintas, cuando arden producen dioxinas y otras
sustancias gravemente tóxicas y muy difíciles de eliminar de los gases. De todas formas, una incineradora de moderna
tecnología que funciona bien produce unas emisiones perfectamente aceptables, aunque también su costo es muy alto.
Para disminuir la generación de contaminantes, es importante controlar los gases de la parte superior del horno, que es
donde se producen el CO, los NOx y otros compuestos antes vistos. Los NOx se forman donde hay más exceso de
oxígeno y las temperaturas son más elevadas. El CO se genera en las zonas más frías y donde hay defecto de oxígeno.
Para controlar la contaminación atmosférica, la planta incineradora puede incluir, por ejemplo, la inyección de amoníaco
en la propia zona de combustión para controlar los óxidos de nitrógeno, una depuradora seca o húmeda (por ejemplo,
con lechada de cal) para controlar los óxidos de azufre y un filtro de mangas para separar partículas. Los gases limpios
se conducen a la chimenea para salir a la atmósfera. Las escorias procedentes de la combustión caen desde el horno en
una tolva de rechazos localizada debajo, para ser gestionadas junto con las cenizas formadas en la cámara de post
combustión y las cenizas volantes procedentes del filtro de mangas
EVALUACION DE GASES
La utilización de incineradoras como tratamiento de residuos produce una serie de emisiones gaseosas y de partículas,
residuos sólidos (cenizas) y efluentes líquidos nada beneficiosos para el medio ambiente. Veamos estos contaminantes:
- Óxidos de nitrógeno (NOx): Los más importantes son NO y NO2. Los óxidos de nitrógeno son precursores de la
formación de ozono (O3) y nitratos de peroxiacilo (NPA), oxidantes fotoquímicos constituyentes del «smog» (niebla con
humo), y contribuyen a la formación de aerosoles nítricos que causan lluvia ácida y niebla.
- Dióxido de azufre (SO2): Se forma por la combustión de materiales que contienen azufre. El S02 es un gas irritante
para los ojos, nariz y garganta, y en altas concentraciones puede producir enfermedades o la muerte en personas
afectadas de problemas respiratorios. El SO2 es el principal responsable de la producción de lluvia ácida.
- Monóxido de carbono (CO): Se forma cuando la combustión de materiales carbonosos es incompleta. Reacciona con
la hemoglobina de la sangre para formar carboxihemoglobina (HbCO), que sustituye a la oxihemoglobina (HbO2) que
transfiere el oxígeno a los tejidos vivos. La falta de oxígeno puede causar dolores de cabeza, náuseas e incluso la
muerte a concentraciones altas y durante un tiempo elevado.
- Partículas: Se forman por combustión incompleta del combustible y por arrastre físico de los materiales no
combustibles. Las emisiones de partículas causan reducciones en la visibilidad y efectos sobre la salud que dependen
del tamaño y de la composición de las mismas.
- Metales: Algunos artículos como plásticos, revistas, pilas, etc., contienen elementos metálicos, estos pueden
permanecer en las cenizas o ser emitidos por la incineradoras. En concreto, se ha observado la presencia de Cd, Zn, Sb,
Ag, In y Sn en los gases de salida, así como también de Hg en menores concentraciones. La posibilidad de que un
compuesto metálico se volatilice o bien forme partículas sólidas dependerá de su naturaleza química. En principio se

pueden distinguir tres grupos diferentes de metales: 1- Grupo 1: Al, Ba, Be, Ca, Co, Fe, K, Mg, Mn, Si (semimetal), Sr y
Ti. Estos elementos poseen elevados puntos de ebullición y, en consecuencia, no se volatilizan en la cámara de
combustión de la incineradora. Forman parte de la misma matriz de las cenizas. 2- Grupo 2: As, Cd, Cu, Pb, Zn, Sb y Se
(los dos últimos son semimetales), los cuales se volatilizan durante la combustión, pero condensan rápidamente cuando
los gases de salida se enfrían, por lo que normalmente se encuentran en la superficie de las cenizas. 3- Grupo 3: Está
formado por el Hg que se volatiliza y no condensa, por lo que este elemento tiene más probabilidad de escapar hacia la
atmósfera. La localización de los metales (en la matriz o superficie de las cenizas, o en el efluente gaseoso), depende de
su naturaleza química y también de la constitución de los gases de salida. La presencia de óxidos de azufre y de
nitrógeno y/o de cloruro de hidrógeno, puede dar lugar a la formación de compuestos volátiles (sulfatos, nitratos o
cloruros metálicos), que alteran la volatilidad de los metales. Debido a la posible toxicidad de los efluentes vertidos
durante la incineración, el control que se debe realizar ha de ser exhaustivo.
- Gases ácidos: La incineración de residuos que contienen flúor y cloro genera gases ácidos, como el fluoruro y el
cloruro de hidrógeno. Se encuentran cantidades traza de flúor en muchos productos, mientras que el cloro se localiza en
los plásticos, sobre todo en el policloruro de vinilo, y en el poliestireno y el polietileno, que suelen llevar aditivos que
contienen cloro.
- Dioxinas y furanos: La emisión de compuestos orgánicos de la familia de las dioxinas y furanos (que pueden emitirse en
forma gaseosa y/o adsorbidas sobre las partículas), las dioxinas son unos compuestos orgánicos clorados pertenecientes
a la familia de las policlorodibenzodioxinas (PCDD). Su molécula está formada por una estructura de triple anillo en la
que dos anillos de benceno están unidos por un par de átomos de oxígeno. Un furano es un miembro de la familia de los
policlorodibenzofuranos (PCDF), con una estructura química similar, excepto que los dos anillos de benceno están unidos
por un solo átomo de oxígeno. La importancia de las familias PCDD y PCDF de compuestos orgánicos radica en que
algunos de sus isómeros se encuentran entre las sustancias más tóxicas que existen. Los PCDD y PCDF son emitidos
en bajas concentraciones desde los sistemas de incineración que queman residuos urbanos. Hay algunas evidencias que
demuestran que estas sustancias se producen en todos los procesos de combustión. Se han propuesto tres fuentes de
dioxinas y furanos en las emisiones procedentes de la incineración de residuos urbanos:
1- Presencia en los residuos.
2- Formación durante la combustión debido a los compuestos aromáticos clorados que actúan de precursores. 3Formación durante la combustión por la presencia de compuestos hidrocarbonados y cloro.
Una de las causas más probables de la generación de dioxinas y furanos en la incineración es la formación a partir de
sus precursores orgánicos en las zonas más frías de la post-combustión, por la acción del cloruro de hidrógeno que se
genera durante el proceso. Ello favorece la formación de un agente clorante que, en contacto con los compuestos
aromáticos presentes, dan lugar a este tipo de compuestos. El rango de temperaturas en el cual se forman las dioxinas
en la superficie de las partículas de ceniza es de 250 a 400°C, con un máximo a 300°C. Por esta razón se aconseja que,
en las zonas de post-combustión, la temperatura disminuya bruscamente, con el fin de no dar tiempo a la formación de
dioxinas.
Para evitar la emisión a la atmósfera de las dioxinas que hayan podido formarse durante la incineración se suele inyectar
carbón activo en polvo, que es un buen adsorbente de este tipo de compuestos.
- PAHs: Los hidrocarburos aromáticos policíclicos son compuestos orgánicos análogos al benceno que contienen anillos
aromáticos de seis miembros conectados entre ellos mediante la compartición de un par de C adyacentes, lo cual da
lugar a anillos fusionados. Se forman al quemar parcialmente materiales que contienen carbono, por tanto son productos
de una mala combustión. Estos compuestos son comunes en la atmósfera de las ciudades y su existencia es
preocupante porque muchos son cancerígenos como el benzo[a]pireno o el benzo[a]antraceno.
PLANTAS DE RESICLAGE
Después de que los residuos sean depositados en sus respectivos contenedores tiene lugar la recogida, transporte y
reciclado de los materiales.

La recogida se lleva a cabo por medio de camiones especializados, que tras llegar a la planta de reciclaje depositan los
residuos en contenedores donde se separan los desechos orgánicos de los reciclables mediante filtros.
Los residuos orgánicos pasan a una nueva planta donde, después de varias limpiezas, se someten a un proceso de
compostaje que mediante el cual se convierten en abono sin dañar el medio ambiente.
Los residuos reutilizables que no se han separado de forma correcta en el contenedor correspondiente se clasifican de
forma manual en vidrio, papel y plástico.
Posteriormente se trasladan a unos almacenes en los que el metal se separa del resto de los residuos por la fuerza de
varios electroimanes de grandes dimensiones.
Tras esta selección una parte de los desechos irán a un vertedero controlado. El resto pasan a ser tratados por
determinadas empresas de distribución y preparación de materiales reciclados para su reutilización.
PLANTAS DE COMPOSTAGE
La materia orgánica separada en la planta de selección es descargada en la nave de fermentación mediante un tripper y
se traslada a los túneles de compostaje mediante pala mecánica. Los túneles se cubren con la membrana
semipermeable mediante una cubierta metálica. Durante 20 días se produce la digestión aerobia de la materia orgánica,
por medio de un proceso de aireación forzada, manteniendo controladas unas condiciones adecuadas de temperatura,
humedad y oxígeno. Transcurrido el tiempo de compostaje, el residuo es enviado a una planta de afino, donde es
depurado de impurezas. La estabilización e higienización de la materia orgánica se realiza mediante una fermentación
aerobia de las sustancias orgánicas biodegradables por bacterias. Durante el proceso se estabiliza y se eliminan los
malos olores, obteniendo, además, una importante reducción del volumen del residuo como consecuencia de la pérdida
de humedad.El proceso requiere un sistema de supervisión y control para la visualización y modificación de las variables
que intervienen en el tratamiento.El proceso de afino se inicia en el alimentador de compost que dosifica el producto y lo
descarga hasta el tromel de clasificación. Este tromel está dotado con una malla cribante de 25 mm de diámetro. El
hundido del tromel es recogido por una cinta y transportado hasta la criba horizontal a través de las sucesivas cintas. El
producto no cribado por la malla de 25 mm de diámetro en el tromel cae a la cinta de recogida de rechazos y se
depositará en vertedero.La criba horizontal dispone de una luz de malla de cribado de 15 mm, que permite el paso de las
partículas más pequeñas que son recogidas y transportadas por una cinta hasta la tabla de separación densimétrica. La
fracción comprendida entre 15 y 25 mm es considerada rechazo de la criba, se trata de un material inertizado que se
destina a cubrición en vertedero.El compost limpio se dirige hacia la zona de almacenaje.