.

.

pero volvió a argumentar que la diversidad. Toynbee aceptó parte de la crítica. aunque el propio británico se mostró bastante escéptico en cuanto a que esta teoría pudiese llevarse a la práctica del devenir humano. constituye el punto más atacado de la concepción teórica de Toynbee. Habitualmente se tiende a enfrentar a las dos grandes síntesis de filosofía de la historia de la primera mitad del siglo XX. unida al militarismo. y no tenía que ser un elemento devastador sino integrador en cuanto al devenir de las sociedades. Únicamente basándose en los valores espirituales podía llegar una civilización a regenerarse. para Toynbee la desaparición de una civilización no es necesaria. siempre y cuando sus miembros consigan responder de manera positiva a los estímulos que se les presenten.Para Ortega. las de Toynbee y Spengler. . rompe la creatividad social y deja en suspenso la evolución de una sociedad. el vigor de las naciones había existido ya antes de la llegada de la democracia. como son ambas obras. aspecto éste que. como se verá más adelante. De hecho. es filosófica: si Spengler avanza que la decadencia de una civilización (aunque sólo se refiera a la occidental) es inevitablemente el paso previo a su desaparición. cuando en realidad son bastante similares. la principal diferencia. como no podía ser de otra forma. al establecerse el énfasis en el mismo concepto de "civilización".