1948 by Hannah Arendt Copyright renewed 1979 6y Mary McCarthy est Published by arrangement with Harcourt. S. 1958. sin la preceptiva autorización @ 1973.2014. además de Iu correspondientes indemnizaciones por daños y perjuicios.2009.20t5 Calle Juan Ignacio Luca de Tena. ENVIE IAJ CORREO ELECTRÓNICO A LA DIRECCION: alianzaeditorial@anaya.2011. es . 30.460-2011 Printed in Spain S] QUIERE RECIBIR INFORMACION PERIÓDICA SOBRE I-AS NOVEDADES DE AIIANZA EDITORIAL.1968.Título original: The Origins of Tbtalitarianism by Hannah Arendt Primera edición: 2006 Octava reimpresión: 20 I 5 I Reseryados todos los derechos. artísria o cientlfica. 2006. o su r¡msformación. interpretación o ejecución artistica fiiada en cualquier tipo de soporte o comunicada a rravés de cualquier medio. O de la traducción: Guillermo Solana @ Alianza Editorial. El conrenido de esra obra está proregido por la Le¡ que establece penas de prisión y/o muJtu. 1966.2013.. 2006 A. Madrid. distribuyeren o comuniwen públicamente.2010.2007. @ del prólogo: Salvador Giner. teléf 91 393 88 88 www: alianzaeditorial. 1951. Inc. una obra literaria. 15. en todo o en püte. para quienes reprodujeren.28027 Madrid. es ISBN: 978-84-206-477 r-5 Depósito Legal: M. plagiaren.

con todas sus tradiciones. Jamás ha sido tan imprevisible nuestro fururo.r Jesltns J Dos guerras mundiales en una sola generación.xierno Cambridge' de clase" Y dominación l+: b=r'z . K. . lYorLd. y la carencia de un tratado de paz para los vencidos y de un respiro para el vencedor han desembocado en la anticipación de una tercera guerra mundial entre las dos potencias mundiales que todavía existen. . Bajo las más diversas condiciones y en las m¿ís diferentes circunstancias. contemplamos el desarrollo del mismo fenómeno: expatriación en una escala sin precedentes y desarraigo en una profundidad asimismo sin precedentes. ni la reintegración de las masas de los cinco conrinentes. Es como si la humanidad se hubiera dividido entre quienes creen en la omniporencia humana (los que piensan que todo es posible si uno sabe organizar las masas para lograr ese fin) y aquellos para los que la impotencia ha sido la experiencia más importante de sus vidas.tr'.1{}! P¿¡is. separadas por una ininterrumpida serie de guerras locales y de revoluciones.bae" 1¿rtn' Years Later bu. \ Se trata de ser enteramente presenre. jamás hemos dependido tanto de las fuerzas políticas. arrojadas a un caos producido por la violencia de las guerras y de las revoluciones y por la creciente decadencia de todo lo que queda.- i¡ rc -Ln* PRÓLoGo A LA PzuMERA EDICIÓN rc lapoLítica' Madrid' Centro de 'l':r:er \{uguerza)' . Ya no esperamos una eventual restauración del antiguo orden del mundo. Institut de Ciéncies Po- rq¡no--r. ::. fuerzas que padecen pura insania y en las que no puede confiarse si se atiene uno al sentido común y al propio interés.nr. La Découverte (Pocket)' 3:¡.elona.. Este instante de anticipación es como la calma que sobreviene tras la extinción de todas las esperanzas.Yale Universiry Press' ? No someterse a lo pasado ni a lo futuro.

Someterse al simple proceso de desintegración se ha convertido en una tentación irresistible no sólo porque ha asumido la falsa grandeza de una nnecesidad histórica>. El antisemitismo (no si-mp.ic.es podríamos no haber conc-r.s dG cas décadas una profuncia u rodo el mundo.. Sostiene que el Progreso y el Destino son dos caras de la misma moneda.¡ bn -y existencia ni someterse mansalnente a su peso. La corrienre subrst--¡ : . sea Io que firere. La comprensión no significa negar lo que resulta afrentoso. Ya no podemos perrnir-q5 limiado. entramado de la realid¿d.. Fue escrito con el convencimiento de que sería posible descubrir los mecanismos ocultos mediante los cuales todos los elementos tradicionales de nuestro mundo polltico y espiritual se disolvieron en un conglomerado donde todo parece haber perdido su valor específico y se ha hecho irreconocible para la comprensión humana.¡. La convicción de que todo lo que sucede en la Tierra debe ser comprensible para el hombre puede conducir a interpretar la historia mediante lugares comunes. del mal. inútil para los fines humanos. deducir de pre- cedentes lo que no tiene tales o explicar los fenómenos por analogías y generalidades a través de las cuales ya no pueda sentirse el impacto de la realidad y el shock de la experiencia. ra¡ estrictamente En este sentido debe ser posible abordar y comprender el hecho atroz de que un fenómeno tan pequeño (y en la política mundial tan carente de importancia) como el de la cuestión 1tdíay el antisemitismo llegara a convertirse en el agente catalítico del movimiento nazi en primer lugar. el escape destructivo a roim I. de sa¡gre.c Y si es verdad que en Ls e un mal absoiuto (absoluro rc humanamente comprens:b. examinar y soportar conscienteno negar su mente la carga que nuestro siglo ha colocado sobre nosotros también la grotesca dispalda imperia_lismo. cuando i. Significa. sino porque todo lo que le era ajeno comenzó a parecer desprovisto de vida.r. O la cu¡io*: lismo" de los movimienros r. cia. significa un atento e impremeditado enfrentamiento con la realidad.r no simplemente la conqui_sca'r ra).l< el olvido. de una gu€rra mundial poco más tarde ¡ finalmente. Los acontecimientos centrales de nuestra época no son menos olvidados por los comprometidos en la convicción en una catástrofe inevitable que por los que se han entregado a un infatigable optimlsmo. prevalece la opinión generalizada y mal definida de que la estructura esencial de todas las civilizaciones ha alcanzado su punto de ruptura. La comprensión. puir sin darnos cuenta siquiera . en suma. O les nuevamente definid¡s. * ca-leza humana. Aunque en ningín partes del mundo parezca hallarse mejor preservada que en otras.tr. uno m. de las fábricas de la muerte. una resistencia a la misma.les de nuesrro tiempo. sin "la er-J mundo no habría lleeado ¿ js. del siglo resulta escásamerre ] Lo malo es que nuesr¿ gr con lo malo que. en ningún lugar puede proporcionar una guía para las posibilidades del siglo o una respuesta adecuada a sus horrores. I sin il .26 LOS ORIGENES DEL TOTALITARISMO Al nivel de la percepción históricay del pensamiento político.l iod. Este libro ha sido escrito en un contexto de incansable optimismo y de incansable desesperación.Je i. más bien. La esperanza y el temor desbocados parecen a menudo más próximos al eje de estos acontecimientos que el juicio equilibrado y la cuidadosa percepción. de sentido y de realidad. sía del "poder po.cr¡i minarlo sencillamenre nue:=e simplemente como un p*w r:. no de fe.rrdo que se pusieron de reLier-e _-.O i rual del hombre modemo n ser capaz de poner en pehso rencia de los hombres rnoú=: el sentido de ese mundo clle s El designio totaliu¡io ú.r cidir con la destrucción de ¡ ¡ destruir la esencia del hom'¡r*. ambos son artículos de superstición. uno tras otro.

**l dignidad humana precisa de una nueva salvaguardia que sólo puede ser hallada en un nuevo principio político. Su victoria puede coincidir con la destrucción de la humanidad.::-.- . y sin el mundo ficticio de los movimientos totalitarios en los que se pusieron de relieve con inigualable claridad las incertidumbres esenciales de nuestro tiempo.. Lo malo es que nuestra época ha entretejido tan extrañamente lo bueno con lo malo que. donde ha dominado.. El antisemitismo (no simplemente el odio a los judíos).--.:t :on ia re¿lidad' una resistencia )7 también la grotesca disparidad enrre causa y efecto que introdujo la época del imperialismo. también es cierto que sin el totalitarismo podríamos no haber conocido nunca la naturaleza verdaderamente radical del mal.la reaiidad Y el st )oPofiar consciente- nO negT t: -)pes: ú.. cuando las dificultades económicas determinaron en unas pocas décadas una profunda transformación de las condiciones políticas en todo el mundo.leza humana.O:' meCaniSmOS --:. podríamos haber sido conducidos a nuestra ruina sin darnos cuenta siquiera de lo que estaba sucediendo..-:::: son dos caras nO de fe' FUe : .j-¡ : un infatigable oPtirc:---::. para comprender el sentido de ese mundo que su propia fuerzaha establecido.. el imperialismo i* no simplemente la conquista) y el totalitarismo (no simplemente la dictadu..l. cuya r alidez debe alcanzar esta vez a toda la humanidad y cuyo poder deberá esiar estrictamente limitado. han demostrado que la f *. jamás se habría descubierto la medida de la forra.. :lreconocible Para la --..rura esencial de todas . uno tras otro. -: .=-'j.-= . :. Pero volver la espalda a las fuerzas destructivas del siglo resulta escasamente provechoso.i' -:-ls que el juicio equilibra--.--::i¡nto político. uno más brutalmente que otro. despreciar lo malo y considerarlo 'implemente como un peso muerto que el tiempo por sí mismo enterrará en ¡l olvido.: -:i.otras.:.=:^: of'timismo Y de ' .'¡e de se l'ida.cihle oara .-: --:::--r ' al simPle ----=r:rs.. . de los movimienros totalitarios y su evidente desprecio por todo el entramado de la realidad. hasta el punto incluso de ser capaz de poner en peligro Ia existencia de su propio universo) y la impotencia de los hombres modernos para vivir en ese mundo. :-.*t .PRÓLOGO A LA PRIMERA EDICIÓN s :'t:r.=--l-:rü '' :¡aioSlas v generalii.-.--. Y si es verdad que en las fases finales del totalitarismo éste aparece como un mal absoluto (absoluto porque ya no puede ser deducido de morivos humanamente comprensibles). Prevalece a--. sino -.na-ies de nuestro : ..: . en una nueva ley en la Tierra.':iro - -l::i:-::lll .]1-)SoÚOs r--i<--.t: * " { ra). El designio totalitario de conquista global y de dominación total ha sido el escape destructivo a todos los callejones sin salida..j:-:lioÍo' deducir ñ i.:nprensión' en suma' slgm- EeÉf >-li- . en ningún lugar :-::s del sigio o una resPuesta r :.--.-..:. sin nla expansión por la expansión> de los imperialisras. comenzó por destruir la esencia del hombre.¡nrrales de nuestra éPo- r3-1::r j- - li ¡n la convicción en una r = . o la irritante incompatibilidad entre el poder actual del hombre moderno (más grande que nunca.-= r¡nación .---<:- :'-: -i--:':t xg.: : : cf-É .: . de san- r comprensible comu' :.:¡siüd histórica'.sr. Someterse irresistible no =.re:ado donde todo i. el mundo no habría llegado a esrar unido. \unque en ningín P-artes &:i :-: :r.t-.'. o la curiosa contradicción entre el proclamado y cínico urealismo.-=:-.. -. Ya no podemos permitimos recoger del pasado lo que era bueno y denoninarlo sencillamente nuestra herencia.: desbocados Parecen a ü.:=:.:::o\-isto 3JÉ i: -= I =::= tr¡r i¿ .:1.J'¿¡re lugares de pre- --tr. La corriente subterránea de la historia occidental ha llegado final- . enraizado y controlado por entidades territoriales nuevamente definidas.---=:--É SC. sin el artificio político de la burguesía del (poder por el poderr.

ua. e incluso cebe u ro deriva sus argumenros 1.28 LOS ORÍGENES DEL TOTALITARISMO mente a la superficie y ha usurpado Ia dignidad de nuestra tradición. en la que . ¡:r h ooco en común. Y por ello son vanos todos los esfuerzos por escapar al horror del presente en la nostalgia de un pasado todavía intacto o en el olvido de un futuro mejor. : +:e dispuesto a hacer el auror de -!-ro .onúnuid desde el final del Imperio Ron para llegar hasta nuesuos rf íe. ¡ el antisemitismo moderno rx) c ticiones populares mediel-el€j : _ : El ultimo ejemplo de esta nanor =E tnd the.Zm" implícita negación de que aisrr 'gentes que vivieron diseminad* zü .t la realidad en la que vivimos. y el odio ndfo nismo recÍprocamente hosd] d la misma cosa. PRÓLOGC H¡NN¡g A-p.ENor -{} Wrano de 1950 El antisemitismo.sr r una ininterrumpida . salvo el ser des<-:rem el contrario. pueden reivindicar u: ruEarc Jesde la Edad Media. -rur blo. ta de ese siglo-. Étt" ._c.Protocols of the Etlm a. una ideoios que no su argumentación. demonios en forma hum¡¡¿.

los ludíos son ugentes que vivieron diseminadas por Europa desde el Canal de Ia Mancha hasta el Volga.q.. una historia judía. y la única precisión a tan vastas generalizaciones que parece dispuesto a hacer el autor de Pursuit of the Millennium es que él . (p. aun- -cuyo que no su argumenración. demonios en forma humana.deNormancohn..41). aJ fin y al cabo. es evidente que no son la misma cosa. e incluso cabe poner en tela de juicio el grado en que el prime¡o deriva sus argumentos y su atractivo emocional del segundo. 1966.o. me- r El último ejemplo de esta noción es lYanant for Genocide. una ideología secular decimonónica nombre. (p. con muy poco en común. expulsiones y matanzas final del Imperio Romano hasta la Edad Media y la Edad Moderna desde el para llegar hasta nuesrros días. por el contrario.rNor El antisemitismo. pueden reivindicar un linaje directo e ininterrumpido a través del espacio y del tieÁpo desde la Edad Media.. l" implícita negación de que exista.p"rt. inspirado por el antagonismo recíprocamente hostil de dos credos en pugna. 15). En su opinión. La noción de una ininterrumpida continuidad de persecuciones.NuevaYork.theEldersofZionr.. era desconocido hasta la década de los años setenta de ese siglo-. no es menos falaz (aunque. y el odio religioso hacia los judíos. Tbe myth of the Jewrsh world-conspirary andthe<Protocol:of. salvo el se¡ descendientes de adeptos a la religión judía.r ie nuestra tradición.p'. exclusivamente a ula .d. en la que ulos judlos fueron conside¡ados agentes de Sarán. desde luego..isticiones populares medievalesl. :. Étt" tt scrl i-::os todos los esfuerzos por $.NNnH PRÓLOGO A LA PzuMERA PARTE: ANTISEMITISMO Ar.El". ado¡aáores del diablo. embellecida frecuentemente por la idea de que el antisemitismo moderno no es más que una versión secularizada de sup. ::r pasado todavía intacto o H. Los antiiemitas.h"r.:ú:.

:1. sólo insultado. = - hostilidad de los genri. Jewish-Gentile Relations in Medieual and Modern Tirnes (NwevaYork. sino au:--_-.=: : Resulta innecesario _ a¡::_: : . :: en realizaciones cultura_. muchos de los cua.=::: nes crisrianas. cry.-. r.:_: -_ judías. . . baio las condiciones d. : : :..-=.. Fue entonces cuando los judíos.30 LOS ORIGENES DEL TOTALITARISMO nos dañina) que la correspondiente noción antisemita de una sociedad secreta judía que ha dominado.:. el hambre -. Ilegara a r: :.--: complicadas prácricas c= i:: _romía. la guerra..que separó las catástrofes de las primeras Cruzadas de los precedentes siglos medievales. 'z Todas las citas proceden de la obra de Jacob Katz Exclusiueness and Tblerance... y resulta de alguna importancia señalar que se produjo primeramente en la interpretación que los judíos hicieron de sí mismos. al mundo desde la Arltigüedad."i. La historia del antisemitismo._=-. pero no fue así.::-.lmenre los hisro:. desde luego. : _ r -: ' ls :ia r ' .= : : j . Históricamente. de la historia judía. especia.:: i Sin embargo.I :- .. el hiato entre el último período de la Edad Media y la Edad Moderna.._=_- emancipada y asimiJac:. :.: ¿ lo' 'árt.= _.aislar lo.: con el desarrollo del -:.:. Este cambio en la estimación del carácter (aparte) del pueblo judío.. la especie que desemboca en matanzas y en un intento de genocidio.. (p. en la época de la Ilustración.: blecer datos histó¡icos i=: -. durante los cuales las relaciones entre judíos y gentiles fueron siempre escasas. 16). . que entre los no judíos se hizo frecuente sólo mucho después. aproximadamente en el tiempo en que la cristiandad europea se escindía en aquellos grupos étnicos que cuajaron políticamente en el sistema de los modernos estados-nación.i: . t96. p. de infausra memoria. presentación '$1. sin ninguna intervención exterior. debería haber hecho estalla¡ nmuchas nociones muy estimadas por la judería contemporánean.istoriadores judíos.:-_ := rancia. y cuando se pensó que la antigua dicotomía entre judíos y gentiles era nmás probable que fuese racial en su origen y no tanto que se tratara de una cuestión de disensión doctrinalr2.:: :_ antiguo mito del puebic . 12). escrito al n..ivel m:ís alto posible y que. . organizaciones que (en manera alguna representan una muestra típica de la sociedad a.nr. la uindiferencia de los judlos a las condiciones y acontecimientos del mundo exterior. Es en cierto modo un misterio el hecho de que sus obras no sean rápidamente traducidas y publicadas en los Estados Unidos.lemanao (pp. _:. por los profesionales del SD y de las SS. y que su extermimo ufue organizado. iudíos en que apoyar su :=:-:': _: re un pasado religiosam.:¿ _ . ': '1 :: : ..¡:_-_ :: historia judía de ia mi. con respecto a las cuestiones judías. o aspira a dominar. un estudio absolutamenre original. Katz pertenece a la nueva generación de h. : _: opuestas. 1962. -= más religiones en el h. inclu.:. es claramente la condición sine qua non pa:l. :: hecho inexis.-. Porque este hiato duró casi dos siglos. ra razones. tió prácticamenre ha_._ -. por haber sido completamente ignorado por la gran prensa. es quizás una dc ..-:.:: odio a los judíos en I¿ : ¡:: . fue en todo momento considerable y el judaísmo llegó a ser umás que nunca un sistema cerrado de pensamiento). .les enseñan en la Universidad de Jerusalén y publican ob¡as en hebreo. historiografia judía . Cuando salió a _= .r.. ¡Cuán deseable serla que €sta declaración pudiera encajar en los hechos! EI ¡esultado es que la obra se lee como si hubie¡a sido escrita hace cuarenta años por un muy ingenioso miembro del Wrein zur Behiimpfung de¡ Antisemitismus. el nacimiento del antisemitismo. : .:: recalcar la serie de c¿. El que esra auro::_-=i: pueblo judío había sidn . y principalmente realizado.. desde el xv hasta finales del xu. como la historia del odio a los judíos. como afirma la solapa. resulta aún más marcado que la grieta entre la Antigüedad romana y la Edad Media o que la distancia frecuentemente como el punto decisivo de la historia judía de la -considerado Diáspora. Porque si -:. Con ellas ha acabado indudablemente la ulacrimosa..:: tavoces habían lograd. riografia judía descansLr. posición polémica tas buscar rasgos inrer-.).2l2 y ss. contra la que SaIo Baron protestaba hace cuarenta años.r : :] mos y groseras supersri. empezaron a pensar uque la diferencia entre la judería y las naciones no era fundamentalmente de credo y de fe... op cit. tratan de e r: i: __: _-: ros históricos. sino de naturaleza internao. - = do violento respecro i: ::_. El lib¡o también se esfuerza en demosrrar que nla masa de las poblaciones germanas nunca fire verdaderamente fanatizada contra los judíosr.. es parte de la larga e intrincada historia de las relaciones entre judíos y gentiles más temible especie de antisemitismo.

op.'udíos Y gentiles fueron L.os que cuajaron políti¡. por cualesquiera razones. :: '. la guerra. el upúblico judío se sintió no sólo insultado. El que esta autoengañosa teoría.el odio a los judíos.' :::-. sino aurénticamente sorprendidoua. destinadas a mantener la antigua dicoromía..:j:-.-:. desde el xv hasci -=:r_--. acompañada por la creencia de que el pueblo judío habla sido siempre el objeto pasivo y sufriente de las persecuciones cristianas. . Y resulta de '-j: :. ria : Karz... --. expulsiones y matanzas que han marcado la historia judía de la misma manera que los conflictos armados y no armados. tan rico en realizaciones culturales al más elevado nivel como abundante en fanatismos y groseras supersticiones al nivel de las masas ignorantes. Resulta innecesario añadir que fue la historiografía judíacon su fuerte predisposición polémica y apologética la que acomerió la búsqueda de rastros de a los judíos en la historia cristiana. . el hambre y las epidemias han marcado la historia de Europa.Ia antigua dicotomía :c.:-:iones Y acontecimieni'el judaísmo llegó .PRÓLOGO A LA PRIMERA PARTE: ANTISEMITISMo ie una sociedad secrer.'1ie en la interpretación *r r -:--. -::-:.:-¡.aislar los elementos hostiles en las fuentes cristianas y judías y recalcar la serie de catástrofes. El interés por esta historia no existió prácticamente hasta mediados del siglo xrx. Fue entonces cuan:-i¿i:--. incluso los irritantes estereotipos de este género de historiografiajudía descansan sobre una base más sólida de hechos históricos que ' Es interesante señalar que J. Porque si los judíos tenían algo en común con sus vecinos no judíos en que apoyar su recienremente proclamada igualdad era precisamenre un pasado religiosamente predeterminado y muruamente hostil.r: siglos.::l:ntalmente de credo Y r'.-i entre judíos y gentiles :*i::.-: ." aún más marcado E*: \i¡dia o que la distancia ir'¡-.tración. tratan de embellecer y de manipular los hechos políticos y los daros históricos. el a mediados del siglo xrx.J1 bajo las condiciones de la dispersión judía. Sin embargo. que escribió en Alemamucho menos inclinado que sus más ilustres predecesores Ios habituales prejuicios de la historiografla secular judía. -: ^-:.:---:¡emitismo.-'.::o |:: :::]af¿Ion a Pensar uqUe la :-::. había sido siempre superior a las demás religiones en el hecho de que creía en la igualdad humana y en la tolerancia. Cuando salió a la luz esta tradición judía de un antagonismo a menu- odio do violento respecto de cristianos y gentiles.J-- sntre los no judíos se a :'. Desde enronces ha sido una falacia común a la historiografla judía y a la no judía generalmenre por razones -aunque opuestas.¡e la historia judía de la L'c= -:= r-i:-:':i Cruzadas de los Prece- | -r:: . momento en que coincidió con el desarrollo del antisemitismo y su furiosa reacción conrra la judería emancipada y asimilada. El judaísmo. es rcr¿--:i.rl. Jost.-. el peor momento posible para esrablecer datos históricos fiables3. es claramente :-..en su origenY no tan: ¿-. mienrras correspondía a los antisemitas buscar rasgos intelectualmente no muy diferentes en las antiguas fuentes judías.* -n:-i :. afirmaban especialmente los historiadores judíos. Hasta tal punto sus porravoces habían logrado convencerse a sí mismos y convencer a los demás del hecho inexistente de que el aislamiento judío era debido exclusivamente a Ia hostilidad de los gentiles y a su falta de ilustración. es quizás una de esas ironías reservadas a aquellos que. M. evidentemente. p.do desde la Antigüela ia----:: ce La Edad Media Y l=. se mostraba primer historiador judío mod6rno. cit.-¡--::ble. Este cambio en la ¿ ¡g..: '.196.e n el tiempo en que la i:\iÉ -:1. llegara a constituirse en una prolongación y modernización del antiguo mito del pueblo elegido y desembocara en nuevas y a menudo muy complicadas prácticas de separación.

incluso cuando la causa de la violencia no era religiosa. :... sin . Un tntento por co=._:.: : __ después.: cieron más que a los ¡c. Aunque los sentimientos antijudíos estuvieron extendidos entre las clases cultas de Europa durante el siglo XIX. _ . :nic¿ excepcion e¡ :. :-_=. . y m:ís específicamente del entorno cristiano. tales y a veces de exceit:.:_: _cer Reich. olvidando el hecho. . para su existencia fisica siempre dependieron de las autoridades no judías. .- en materia de invesriq:. : -arga que los acon re. y de la que pudiera de¡--.: ...:: . :._ comencé a clasifi car . de que la disociación judía del mundo gentil.._- movimienro nazi l._ de la civilización occici¡r:.= iidades tales que va no !.:-_ _ eS Comprender...-.¡ años. en el de un¿ r-_:_-:= tinalmenre. =:_- política mundial.--.. j_--:_ que nunca la necesida.-. ._--:_ : . una Iamentación r.. cuando tanto judíos como cristianos desafiaron el poderío del Imperio Romano. pero es cierto que en cualquier conflicto.-_-: ia experiencia. ilr¡ -dq eS Un enfrentan-. .. En ningún lugar y en ninguna épocatras la destrucción del templo poseyeron los judíos su propio territorio y su propio estado. Incluso los dudoso..i=. . : :.-. en el que :¿j.-_-. cuando a los judíos les quedaba abierta la alternativa de someterse al bautismo y salvarse así de la persecución. --.= :_ dición hisrórica. y la . de la hostilidad de cristianos y no judíos. p..:. aunque a nlos judíos de Francia y también de Alemania hasta bien entrado el siglo xrII>5 se les otorgó algunos medios de autoprotección y el derecho a llevar armas. tismo. como se ha supuesto corrientemente. resultaba natural. _. -=_ precedenres lo que no .¿ :::-__-. tras la emancipación y con la difusión de Ia asimilación. 6 Ibíd.. Dos factores muy reales tuvieron una influencia decisiva en los fatídicos errores todavía frecuentes cuando se trata de presentar popularmente la historia judla. sino política y económica.= _ I -. que sintieran como simples repeticiones todos los estallidos de violencia. fue de mayor importancia que la inversa para la historia judía por la obvia razón de que la auténtica supervivencia del pueblo como entidad identificable dependió de tal separación voluntaria y no.- . 6. no importa cuáles fueran sus rezones. La historia cultural judía era infinitamente más diversa de Io que entonces se suponía y las causas de desastre variaban con las circunstancias históricas y geográficas. especialmente en los siglos de completo extrañamiento que precedieron a su elevación a la igualdad política.-: . desempeñó el antisemitismo un papel en la conservación del pueblo. _ : __ -cualqulera compreni:::.L: :a sucedido no pudic:. -_lar. = saber en comparación c:__ . :.-_t:l parecía simplemenre a.j_. Sólo en los siglos xD( y )c(.=_-:_:uma. Signiti. no existía una 5o.1':: de.:--1-944. pero lo cierto es que variaban más en el entorno no judío que dentro de las comunidades judías. ui.::.--:. pu€sto que entonces los judíos aspiraban a ser admitidos en la sociedad no judía. Las evoluciones pi. por tanto._:-_. por otra parte más importante.sistencia ni somere¡se ::-_i. qu. se con _. las catástrofes eran consideradas dentro de la tradición judía en términos de martirologio..=-:. lo que a su vez tenía sus bases históricas en los primeros siglos de nuestra era... así como en las condiciones medievales.= i_. fenómenos ¡e-¿:-.7 .i--_=--.d.___ tanto más deplorable . _. centro de la torme nra _. La historiografia use ha ocupado hasta ahora m¿ís de la disociación cristiana de los judíos que de la inversan6. . - con el concurrenre i=...: _. En especial :j:j: :- _-. sino que estaban desvalidos y. siendo prerrogativa de l:.. ... Para esta : _-_* :.32 LOS ORIGENES DEL TOTALITARISMO las anticuadas necesidades políticas y sociales de la judería europea del siglo xIX y de comienzos del >x. p.. el antisemitismo como ideología siguió 5 Ibíd. Esta constelación de hechos dio pie a una ilusión óptica que han sufrido desde entonces historiadores tanto judlos como no judíos.nsable una cierra t¿i:__:_-. := --_ día. Neuen Deu:. Además..:. Esto no significa que los judíos estuvieran siempre privados de poder.:. -: '. :. los judíos no sólo eran vulnerables. de la apar::i: .

trt[3.). parecía simplement e atnoz.llo ¡udros.üi Ia disociación nr - :--*--.-..' -iolencia no era tnc -¡ --áos dio Pie a una fiÉn---= -::. ::-. i .¿nos desafial tru --::--:. dq ¡¡ n. es indispensable una cierta familiaridad con la historia judía en la Europa del siglo xx y con el concurrente desarrollo del antisemitismo.'a¡iaban más en lcf ru:--. y editor de nueve volúmenes de Forschungen zur Juienfiage. En¡nri- :-:-1.ios dci tc & .---.¡. no significa negar la atrocidad.ual. di¡ector lel Reicbsinstitut fiir Ge- schicbte dzs Neuen Deutschlands.ia 'u. ex ns¿ s*:r.Ños ios estallidos EEr:.-Lr^il¡[¿I-i¿ \..:.'¡:ia iudía.-. .'.. 1937-1944.rores rodavía fre¡r ¿ .o iudros como r ¡s¡-:.-ts .¡----:. rF. )f Etrt = :. En especial. -cualquiera Para esta comprensión. Puesto r en. como lc .¿ sociedad no judía.. -.:o no significa que ÍE¿-. sólo eran vulnerufoa-¿ -:.a su elevación a la ñ l¡rJ ¡EtE.=.i=-ie europea del siglo ru'ii' a:" Lnr]nitamente más de c+. e incluso a segunda. Dos tactores muy ticc-. ürcr\-ar-oir ciel pueblo. puede ser útil consultar la propia contribución de Frank. :omo ideología siguió 7 I a única excepción es el histo¡iado¡ antisemita lValter Frank. no existía una sola obra que abarcara la cuestión de extremo a extremo y de la que pudiera decirse que cumplía las normas más elementales de erudición histórica. aunque. ¡¿-€s históricas en ri¡. no resulte suficiente.=i.-terse al bautismo I r=ru-r :.) h j. Sólo ¡ h . más bien..¡. esp ecialmenffi-¡i---r.::-r! .ion ie la asimilación.=¡ cri.f.. Esto es r -= otorgó algunos " :.l: ¡¿3 - DOr otra parte más específiilversa para la "- es un intento por comprender lo que a primera vista.PROLOGO A LA PRIMERA PARTE: ANTISEMITISMo . Significa.sri.-:-iL-' que en cualquier :: ::"-. deducir de precedentes lo que no los tiene o expli lidades tales que ya no se sientan ni el la experiencia.r"el-ia del pueblo fEL. Los capítulás siguientes se úrGi:-.:-.-::ones medievales.¿-i :-::To de la uadición f. po ct"endidos enrre las clases dad que sea o pudiera haber sido ésta.:-= de Francia Y años. Y la situación apenas ha cambiado desde entonces. desde luego. nazi. comprende¡ sin embargo.-: va¡iaban con las :rB é .ue. En nin- :::-:-o Doseveron los julisica siemPre t ru =-.no.-n : .

car ante rodo por QUc ::: .--. Además. del totalitarismo.. . y su actividad en -: .. El lector hallará -.-. .:-:. constiruyó un género de contraideología.-: meros partidos anrise i-. un mito que se ha puesto en cierto grado de moda en los círculos intelectuales tras la inr. al contrario.: cho más importanre ¿*--. lo que es cierto patala historia del antisemirismo..¡a a los judíos com. debería bastar para barrer este último mito en estas cuestiones.onflicto de inrerese.. asta.-. racistas.De esta manera. .: -.':. se en un afractivo ob:::.. . o los conflictos de logías -la intereses entre los judíos y sus vecinos. . Ia nrespuesra) al antisemitismo.= ta del siglo XIX marc¿ :. -.r :e n por complero dc:-=.: antisemitismo pretordt :=_ .:o de 1967 .. Ya que sólo la cristalizadora catástrofe final llevó estas tendencias subterráneas al libre conocimiento público.-:. . cuya preocupación central desde el exilio babilónico fue la supervivencia del pueblo frente a los abrumadores riesgos de dispersión.:-:--. que cayó en manos de los fanáticos no judíos y de los apologistas judíos y fue cuidadosamente evitado por reputados historiadores' es cierto mutatis mutandis para casi todos los elementos que más tarde cristalizaron en el nuevo fenómeno totalitario. apenas fueron advertidos por la opinión ilustrada o por la del público en general. Las políde ser simplemente antisemitas. .' srguida por el períocir :..lo no simple ni pri:-. aunque fuera concebida originalmente como parte constituyente de la prehistoria. imperialisticas totalitarias -lejos ras o comunistas.--. L: -: : . por ejemplo. . ocultos alaluz del público y a la atención de los hombres ilustrados . el sionismo.54 LOS ORIGENES DEL TOTAIITARISMO refieren sólo a aquellos elementos de la historia del siglo XIX que realmente figuran entre los uorígenes del totalitarismor.:=r . . La única consecuencia directa y pura de los movimientos antisemitas del siglo XX no fue el nazismo. te parte de la hisrori¿ r. Esto.no puede explicar es -r-..-' dades ücticaS c?r?cre ::. Porque Pertenecían a una corriente subterránea de la historia europea en la que.. .imperialismo en genir: : dos panmovimienros -: :-. :. pero sería aún más erróneo llegar alaconclusión retrospectiva de que grandes zonas de los Estados Unidos han estado bajo la dominación totalitaria durante más de un siglo.Estudia movimienror f-. tarea que está m:ís allá del alcance de este libro. al menos en su forma ideológica occidental. . Aún queda por escribir una historia que abarque el antisemitismo. acabarían cobrando una virulencia entera- mente inesperada. como alguien que es co:.:.'.--. :. desde la época de los '--: resultó relevanre paJá : .-. Sería ciertamente un grave error subestimar el papel que el racismo puro ha desempeñado y sigue desempeñando en el gobierno de los estados sudistas.. de racismo o de imperialismo pudiese ser identificado como utotalitarismo>. : -: do por los miembro.Protocolos de los Sac:: i :i : falsificación. : rema. " -. Esta falacia es tan desorientadora en la búsqueda de la verdad histórica como perniciosa para el juicio político. incluso un sumario conocimiento de la historia judía. : .::-.'. incidentalmente. - . n portante papel en . de la que originalmente derivan su potencia y su valor propagandístico las ideorealidad de la lucha de clases. -: cl papel que los judío: ::. como si cada estallido de antisemitismo.:...=. -'. ro era empleado para:-.. .-: dad como para ser ú:: . no significa decir que la autoconciencia judla fuera una simple creación del antisemitismo. '. por así decirlo.usan y abusan de sus propios elementos ideológicos y políticos hasta tal punto que llega a desaparecer la base de realidad fáctica. es decir. ha habido una tendencia a equiparar sencillamente al totalitarismo con sus elementos y orígenes.: r -lado. que. sino.::¿s de interés tanro D¿:= .i . : :-l siglo K( en la segLr-:= ' ::: .. Mientras exista esta laguna hay justificación suficiente para publicar estos capítulos como contribución independiente a una historia más . Sus an¿ílisis se r¡i-. como libr: := :. :---.:--:-La mejor ilustracio:r :--.. ¡osibie aislar la cuesrio:. .=:'-oncluyó con la usoluci-'.

no puede explicar es por qué la apelación totalitaria al dominio global. pero sólo esta historia puede explicar ante todo por qué ese cuenro inveroslmil conrenía suficiente plausibilidad como para ser útil como propaganda antijudla. aüá del alcance de este i¡c a por escribir una histo- c -reci¿ ¡-.icio polírico. La aparición de los primeros partidos antisemitas en la década de los años setenta y en la de los ochen. este libro se limita en tiempo y espacio tanto como en el rema.:=namente un grave error a <iccn:eñado v sigue desemPers ñ:. incluso un .¡os ¿¡rtisemitas del siglo xx no i. racistas. La única ie¡.os Fr: :3Duüldos historiadores' es kor.er:.no significa decir que la autoóq oe. respectivamente. El empleo que los nazis hicieron de esta falsificación. o los conflictos de Scn.-r est'¿s tendencias subte¡¡b¡c.PROLOGO A LA PRIMERA PARTE: ANTISEMITISMO pn¿ ¿=i siglo >o< que realmente A¡¡¡: se r-¿-. seguida por el período de los movimientos y gobiernos totalitarios.-'dentadora en la búsqueFa:= -. Esta última función. Las Poll- ¡ i-<¡s1o r ¿r. El lector hallará las versiones imperialista y totalitaria del antisemitismo del siglo >o< en la segunda y tercera partes de esta obra. la uresPues- a. Sus an¿ílisis se refieren a la historia judía en Europa cenrral y occidental desde la época de los judíos palaciegos hasta el ffiire Dreldrs.-:io t*- c D para la historia del antino judros y de los apo- 'i.¿¡risemitismo. { p:-r-o Éence a los abrumadores r h. Y ello no simple ni primariamente porque estas cuestiones desempeñaran un importante papel en los asuntos mundiales.::¡: este último mito en estas rrtL-l ::¿io de moda en los círculos 35 H¡NN.'rs que más tarde cristaliza¡ n¡s--:: adr e nidos por la opinión rqr. en ei papel que los judíos desempeñaron en el desarrollo del estado-nación.. sino porque el mismo antisemitismo era empleado para fines ulteriores !lue. ejercido por los miembros y los métodos de una sociedad secreta.::. aunque en su instrumentación señalara a los judíos como las víctimas principales. -¡a tendencia a equiparar M. por el otro.¡ciente para publicar u:= ristoria m¿is li- estos vasta. Lo que.::: . tiene su origen en el imperialismo en general y en su muy explosiva versión conrinenral. Estudia movimientos antisemitas que estaban sólidamente basados en las realidades fácticas características de las relaciones entre judíos y gentiles. dejaban muy atrás todos los temas de interés tanto para los judíos como para los antijudíos. ta del siglo xD( marca el momenro en el que trascendieron la base Éíctica del conflicto de intereses y de la experiencia demostrable y se inició el camino que concluÉ con la osolución finalr. al menos en su forma ro oe . urf :. por un Iado.. no es ya posible aislar la cuestión judía o la ideología antisemita de temas que casi carecen por completo de relación con las realidades de la modema historia judía. es decir. . De esta manera.. que Sartre hizo del judío como alguien que es considerado y definido judío por los demás."ro. y su actividad en la sociedad no judía. como libro de texto para una conquista global. p:eocupación central desde intelectuales tras la interpretación uexistencialista. es quizá la ridlcula historia de los . los llamados panmovimientos en particular. tanto de la distinción como de la conexión entre el antisemitismo pretotalitario y el totalitario.lEio.Protocolos de los Sabios de Siónr.¡a f\-nenecía¡ a una corrtente tr--iuri a ia luz del público y a la o . La mejor ilustración. imPerialis- prcr*¡: :rernentos ideológicos Y rur: -¿ ¡ase de realidad Fáctica. por orra parte.orígenes.. en la era del imperialismo.c¡:-:::io una virulencia entera- Fru' -¡. políticamente mucho más importante (aunque no propagandlsticamente). podía convertirse en un atractivo objetivo político. en ranto que resultó relevante para el nacimiento del antisemitismo y fue influido por éste. de s!:'!'a-1: propagandístico las ideo- por : =:. Desde entonces.onrraideología. no es ciertamenre parte de la historia del antisemirismo.r sería aún más erróneo lle- rrris rrnas de los Estados Unidos ri¡¡c:::e más de un siglo.o. cue. aunque oos:-:'"'¡nte de la prehistoria' por :cs . como si cada ¡r:':¡-: pudiese ser identitrltr :::.=:::ir¿s.qu AnrNor Julio de 1967 .