TRASTORNO DE PANICO

El trastorno por pánico implica básicamente la experiencia de períodos discretos de
repentino e intenso temor o malestar (es decir, pánico). La experiencia de pánico
se caracteriza por un conjunto de síntomas físicos y cognitivos, que ocurren de
forma inesperada (al menos en algunas ocasiones) y recurrente, y se distingue de
la activación ansiosa que crece gradualmente y de las reacciones fóbicas ante estímulos circunscritos, claramente discernibles. Igualmente, la profunda aprensión
sobre los ataques de pánico se desarrolla bajo la forma de una preocupación
persistente sobre ataques futuros, preocupación sobre las consecuencias físicas,
sociales o mentales de los ataques, o cambios importantes de la conducta en
respuesta a los ataques.
TIPOS

1. Ataques de pánico espontáneos, en los que no se conocen estímulos situacionales desencadenantes; TRATORNO DE PANICO
2. Ataques de pánico situacionalmente determinados, en donde invariablemente se identifica un estímulo situacional específico, o FOBIA ESPECIFICA O
SOCIAL
3. Ataques de pánico situacionalmente predispuestos, en los que es probable,
aunque no de forma invariable, la identificación de un estímulo situacional
específico como precursor del ataque de pánico. TP con agorofobia
MODELOS COGNITIVOS
Los modelos cognitivos referidos al pánico se basan en la idea de que éste es
el resultado de la percepción errónea e interpretación catastrófica de
sensaciones físicas que, a menudo, aunque no siempre, provienen de una
activación neurovegetativa. La misma mala interpretación incrementa la
ansiedad y produce aún más sensaciones que, a su vez, vuelven a
interpretarse catastróficamente y así sucesivamente. La tendencia a percibir
erróneamente las sensaciones corporales está determinada por la experiencia
previa sobre enfermedades propias o de otros, creencias y supuestos referidos
a las manifestaciones somáticas, la condición física y el estado de ánimo.

CLARK Y GELDER
Las investigaciones de Clark y Gelder demuestran que los pacientes con pánico
interpretan situaciones ambiguas relacionadas con sus sensaciones físicas de
modo más negativo que otros pacientes ansiosos sin pánico. Para los
investigadores cognitivistas (Salkovskis, 1988) existen tres factores cognitivos
implicados en la fenomenología del pánico:

). Asimismo. es decir. habría que identificar los elementos más efectivos en el paquete terapéutico a la vista de sus buenos resultados. c) Déficit en la capacidad para evaluar correctamente. 1989. 1986) que con frecuencia. mareo etc. Como comentario ante los trabajos de los cognitivistas de Oxford. su elemento crucial. Salkovskis y Clark. instaurándose así un condicionamiento clásico de índole interoceptiva. tienen lugar por el hecho de desarrollar una tendencia estable a interpretar de forma errónea las sensaciones corporales inocuas como señales de una inminente catástrofe mental o física. pacientes con pánico experimentan imágenes vívidas en el transcurso de los experimentos de inducción. Beck (1988). En la actualidad. 1986. manifiesta que el nivel de precisión de los modelos cognitivos del pánico no está a la altura que caracteriza las teorías de la ciencia cognitiva y del comportamiento. No obstante.a) Pensamiento catastrofista referido al daño físico. sugiere que el sujeto afecto de pánico tiene deteriorada su capacidad para utilizar la información que podría modificar el curso de la crisis de angustia. Salkovskis. 1991) fue desarrollado a partir de la teoría cognitiva de Beck. se considera como uno de los modelos más aceptables en la explicación de la génesis y el mantenimiento del trastorno de pánico como de su tratamiento. (Beck. ni tampoco los términos utilizados. (respuesta normal de ansiedad) produciendo una activación fisiológica como respuesta de emergencia. Existe evidencia de que la mayoría de estos pacientes perciben su primera crisis de pánico como NO relacionada causalmente con la ansiedad y consideran los síntomas como señales de una enfermedad grave (Papee. dichas señales se interpretan como la confirmación del contenido de los pensamientos catastrofistas provocando el círculo vicioso que culmina en la . Los ataques de pánico recurrentes. Se ha demostrado igualmente (Greenberg. están generando investigación útil y procedimientos terapéuticos extremadamente prometedores. b) Producción abundante de imágenes. se activa el sistema de alarma. 1988). 1985. Teasdale (1986). que intensifica las sensaciones corporales. cuando la persona percibe los estímulos (internos y externos) como amenaza. MODELO CLARCK Y SALVKOVSKIS El modelo cognitivo del pánico y de la agorafobia de Clark y Salkovskis (1987) (Clark. (aceleración de la tasa cardiaca. Este modelo atribuye el origen del pánico a un proceso de aprendizaje en el cual la persona desarrolla miedo a unas sensaciones físicas inocuas tras haber tenido experiencias desagradables asociadas a dichas sensaciones. A través de un proceso de retroalimentación. la interpretación catastrofista de estas sensaciones incrementa aún más la ansiedad. Emery y Greenberg. siendo la interpretación de las sensaciones inocuas como señal de peligro inminente. 1985). Clark. las cuales mantienen y perpetúan la condición.

recuerdo. El pánico. Posteriormente se generaliza a otras sensaciones y se condiciona a situaciones externas apareciendo así la agorafobia (Carmen Pastor.crisis de pánico. la ansiedad producida por el surgimiento de un pensamiento catastrofista. modelo familiar de enfermedad y estilos educativos). aunque permite inicialmente una reducción puntual de los síntomas. Aquí señalan dos fenómenos a) La tendencia a percibir la ansiedad como perjudicial. . Crisis que finalizará irremediablemente al poco tiempo. que permite captar las sensaciones internas. sensación fisiológica) desencadenan una respuesta interoceptiva asociada a la ansiedad. los estímulos fóbicos sean externos (altas temperaturas. impidiéndole comprobar la falacia de las mismas. debido a un conjunto de reacciones fisiológicas inocuas pero desagradables y desconocidas por el sujeto (variaciones físico–químicas). aglomeración de gente) o internos (imagen. El escape o evitación en sus distintas modalidades. puede existir parcialmente antes de este último debido a variables predisposicionales. al entrar en acción un mecanismo fisiológico restaurador (activación parasimpática) o alguna estrategia de afrontamiento del sujeto (Clark). un factor conocido como “sensibilidad a la ansiedad”. Los factores de mantenimiento según este modelo. básicamente son la hipervigilancia o autobservación y el escape o evitación. Se muestran datos empíricos que avalan la existencia de una relación que predice que las personas que ven a la ansiedad como algo malo están más predispuestas a llegar a padecer el trastorno que otros. manteniendo así el circulo vicioso del pánico Modelo Crasle y barlow Vulnerabilidad psicológica. por lo general se desarrolla después del primer ataque. principalmente estrés psicológico asociado a situaciones vitales de estrés intenso. iniciándose así el circulo de pánico. 2007). aumentan la convicción en las interpretaciones catastrofistas. Vulnerabilidad biológica (sistema autónomo más reactivo) y psicológica (aprendizajes. se considera como un mecanismo de ayuda a la supervivencia. La predisposión a malinterpretar catastróficamente las sensaciones internas. En cualquier caso. según este modelo surge a raíz de un primer ataque en el cual se produce un condicionamiento clásico a sensaciones corporales normales. aunque. La rapidez del proceso y la naturaleza inminente del establecimiento del círculo vicioso y la falta de interpretaciones alternativas a la vez que intensifican las sensaciones interoceptivas. sin embargo en la crisis de pánico se tiende a interpretar el incremento de las sensaciones percibidas como prueba de la inminencia del peligro temido. Las sensaciones interoceptivas iníciales pueden desencadenarse por diversos factores. favorece en el sujeto la tendencia de repetir este tipo de conductas en el futuro y por otro lado reafirma más sus creencias catastróficas. conductas de escape o búsqueda de seguridad. que el sujeto malinterpreta. En condiciones normales la hipervigilancia. y la exposición a una situación en la que se experimentó anteriormente el pánico.

puede conceptualizarse desde nuestro campo como transmisión intergeneracional de creencias matrices a través de mensajes concretos que prestan atención a cada señal corporal como algo de lo que hay que tener sumo cuidado porque puede representar peligro. como la vulnerabilidad fisiológica. Efectivamente. Del mismo modo. Por otra parte. estar motivado por los mismos factores causales antes señalados. Por último. Ataques iniciales de pánico . ¿de dónde se deriva esta tendencia? Los autores consideran tres factores:    Haber sufrido experiencias adversas directamente. Los enfermos con trastorno de pánico tendrían una alta conciencia de las sensaciones corporales. es decir. la transmisión directa de información. Este apartado merece un comentario. las aquí llamadas observaciones vicarias equivalen al proceso de identificación por el cual explicamos en psicoanálisis la tendencia a incorporar rasgos caracteriales de los otros significativos que son un modelo para nosotros en tanto objetos idealizados. o bien miembros de la familia que muestren angustia ante sensaciones corporales por hipocondría. la tendencia a sentir que las sensaciones físicas pueden ser perjudiciales debida a una historia de enfermedades o daños vividos personalmente. los factores causales psicológicos que comentan sí han sido abordados dentro del psicoanálisis. una gran habilidad para notar síntomas físicos internos -aunque otra cosa es que sean certeros en sus apreciaciones. esto es un factor de temperamento que puede tener papel causal decisivo en esta y otras enfermedades y con el que no se suele contar. o en otras palabras. Observaciones vicarias.Ahora bien. vemos que algunas han sido desatendidos en buena parte de los trabajos psicoanalíticos. como una historia personal de enfermedades o heridas significativas. Empezando por el primero. entra obviamente dentro de la historia de significados personales que el análisis indaga. tal como los consejos parentales o la sobreprotección en cuanto al bienestar físico. En cuanto al factor “b” podría considerarse más bien una consecuencia del anterior. como enfermedades significativas o muertes en miembros de la familia. b) Atención selectiva aumentada hacia las señales físicas. En cuanto a la tercera causa señalada. la transmisión de información. Dentro de todas las causas que contemplan los autores como factores de riesgo. la interocepción.

produciéndose un condicionamiento de modo que a partir de entonces estas sensaciones se vuelven tan temidas como el propio ataque. 2) La evaluación de las sensaciones corporales como perjudiciales.Señalan los autores que los ataques iniciales de pánico suelen darse en circunstancias en que las sensaciones angustiosas se sienten especialmente amenazadoras por estar la persona.. o sea. por la posibilidad de quedar atrapado –ascensor. Por otra parte. conduciendo –es vivido como peligroso. La explicación cognitivo conductual de este fenómeno se centra en dos factores: 1) Condicionamiento interoceptivo –a las sensaciones corporales. Pues bien. etc. De modo que una leve variación en el estado físico puede ser percibida inconscientemente y despertarse el miedo. etc. el condicionamiento interoceptivo es resistente a la extinción. Se interpretan las sensaciones corporales como signos de muerte inminente. que sabemos que funciona con inferencias inconscientes. de pérdida de control. por ejemplo.). (Efectivamente. las sensaciones corporales internas quedan asociadas al hecho traumático que es el ataque de pánico inicial. Factores de Mantenimiento Ahora bien. después de la crisis inicial se desarrolla el “miedo al miedo”. sin que la persona sepa porqué ha empezado a asustarse. De este modo. Los autores distinguen el miedo a las sensaciones corporales del miedo a los estímulos externos: . y además puede ser inconsciente. mareos. se le da un significado catastrófico. y también en la frecuencia con que se acude a las salas de urgencias en ese momento. estarían dentro del sistema de creencias del sujeto. que es el miedo a ciertas sensaciones corporales asociadas con las crisis de pánico (taquicardia. o por estar a distancia de un lugar seguro -sitios no familiares-. Estas interpretaciones pueden ser tanto conscientes como inconscientes. avión-. de la memoria semántica. y de la episódica pues se refiere a experiencias personales). el ataque inicial y las circunstancias espaciales se vuelven significativas y susceptibles de adquirir carácter traumático. de ahí que el sujeto no encuentre explicación alguna que pueda relacionar con algún antecedente. Resaltan los autores que la naturaleza traumática del ataque inicial se muestra en que se recuerda vívidamente hasta 20 años después de haberse producido. por evaluaciones sociales negativas -en el trabajo o en eventos sociales-.

Por otro lado. junto con el sentido vestibular y propioceptivo. Completa la "pintura interna" de cómo el cuerpo humano es preservado. o moverse despacio por miedo a actuar de forma estúpida. Es el sentido responsable para detectar las respuestas orgánicas tales como la respiración. y así se crea un círculo vicioso. al evitar el aprendizaje que refutaría tales creencias al ver que no pasa nada. Este círculo vicioso no se produciría con el miedo a un objeto externo. y eso hace que se vivan las crisis como inesperadas.1) El miedo a las sensaciones corporales intensifica las sensaciones temidas Efectivamente. Esto da al fenómeno el carácter de incontrolabilidad. producen miedo. el control de esfínteres. a su vez. están las conductas sutiles de evitación –como apoyarse en objetos o personas por miedo a desmayarse. sentarse por miedo a un ataque al corazón. Estas conductas mantienen las creencias negativas sobre las sensaciones. La creencia sobre la impredecibilidad y la incontrolabilidad favorece el círculo vicioso que se desarrolla en el ciclo mantenido del pánico y la aprensión ansiosa. . Detecta la información a través de terminaciones nerviosas que se encuentran en la médula espinal y actúa de forma inconsciente e inobservable. frecuencia cardíaca. SENTIDO INTROROCEPTIVO La interocepción es un sistema sensorial relativamente desconocido. el nivel de alerta y la temperatura interna. lo que hace que aumenten las sensaciones. Este rasgo produce el sentimiento de impredecibilidad 3) Es más difícil escapar de las sensaciones corporales que de los objetos externos. como lo son cuando se trata de un objeto externo. Por último. 2) Las señales interoceptivas que desencadenan las crisis no son obvias. se desarrolla ansiedad ante contextos específicos donde la ocurrencia del pánico sería muy perturbadora –como conducir o reuniones sociales importantes. hambre. la función digestiva.lo que lleva a la agorafobia. el miedo consiste en sensaciones corporales que. o sitios donde no podría buscarse ayuda.