RESUMEN DEL SENTIDO GENERAL DEL PRÓLOGO DE

LA C.R.P DE KANT
Para poder responder a esta cuestión nos centraríamos en la teoría
explicada en el apartado 3.1 del libro de texto y seguiremos los tres
puntos básicos de las redacciones.
En general la Crítica de la razón pura y, en particular, el Prólogo, giran
entorno a un tema principal: la posibilidad de la metafísica como
ciencia. Para abordar este problema Kant analiza tres aspectos: en
primer lugar, la situación de la metafísica respecto al resto de las
ciencias, más concretamente respecto a la matemática y a la física.
En segundo lugar, las condiciones que hacen posible el conocimiento
científico; y, finalmente, las condiciones bajo las cuales es posible la
metafísica.
El objetivo del Prólogo de la segunda edición es la presentación de los
problemas esenciales tratados en el conjunto de la Crítica:
1) Comienza con la denuncia de la situación en la que se encuentra la
metafísica, por las continuas disputas y desacuerdos que los filósofos
manifiestan ante los problemas propios de la filosofía.
2) Para calibrar la posibilidad de que la metafísica avance con la
seguridad de las matemáticas o la física, Kant realiza una
investigación sobre las condiciones del conocimiento científico, a fin
de comprobar si la metafísica también los cumple.
3) De tal análisis se desprende que las ciencias construyen sus teorías
con un tipo de juicios, universales y necesarios, que solamente se
refieren a objetos de la experiencia sensible, es lo que Kant llama
“juicios sintéticos a priori”.
4) Escapan a tales juicios y, por tanto, a su conocimiento, los objetos
de la metafísica (alma, mundo y Dios) debido a su naturaleza
suprasensible.
5) Ni el racionalismo dogmático ni el escepticismo empirista han
logrado con sus planteamientos reconducir el problema. El proceder
de los racionalistas consistió en intentar avanzar en el conocimiento
sin el apoyo de la experiencia. Y el de los empiristas derivó en la
imposibilidad de justificar la necesidad y universalidad de las leyes
naturales. Los presupuestos epistemológicos del momento estaban
impregnados por el modelo de conocimiento tradicional, según el cual
el objeto determina enteramente la facultad de conocer humana. Es
decir, los mecanismos cognoscitivos del sujeto se adecuan a los
objetos de la experiencia.
6) Si, por seguir este modelo, la metafísica no puede dar cuenta de la
necesidad, universalidad y objetividad del conocimiento, presentes en
las leyes de Newton (ejemplo, para Kant, del proceder de la ciencia
como modelo de conocimiento seguro), se hace necesario un cambio
de perspectiva. Kant plantea la posibilidad de que sean los objetos los
que se adecuen a nuestra forma de conocer y no al contrario; es lo
que se conoce como “giro copernicano”. Tal suposición se da por
definitiva porque, con ella, al igual que le ocurrió a Copérnico con el

Kant analiza las facultades que intervienen en el proceso del conocimiento humano (Sensibilidad. . De tal análisis se desprenden dos conclusiones fundamentales: a) cuáles son los límites del conocimiento y b) cuál es el espacio para la dimensión moral. se resuelven los problemas que la teoría tradicional no explicaba. Con este examen Kant consigue armonizar la determinación que rige en el mundo sensible. 7) Desde este nuevo enfoque. Categorías e Ideas).Heliocentrismo. Entendimiento y Razón) y los elementos que lo hacen posible (Formas de la sensibilidad. con la libertad (fundamento de la moral) en el inteligible.