Experimentar / Número 04

De las pieles muertas

a las pieles vivas
Contemplari et aliis tradere Contemplata

CONTEMPLARI

L

os libros de hoy, las tabletas, los computadores, la
conexión de internet se podrían equiparar a los pergaminos
de ayer (en la edad media), es decir,
a aquellos libros hechos de pieles
de animales que se utilizaban para
escribir y para aprender. Un pergamino bien escrito, en esa época, era
el equivalente a una fortuna, por ser
escasos y por lo difíciles de conseguir.
Éstos serían hoy algo parecidos a un
supercomputador con los mejores programas y con la conexión a internet más
poderosa.
Básicamente, un pergamino es una
piel muerta, pues provenía del cuero de
un animal. El proceso técnico de alistarlo
para poder escribir sobre él era muy costoso, pues era una época en donde muy
pocos sabían leer y escribir, al igual que
pocos podían estar en clase para tomar
nota de todo lo que se decía en el aula, que
también eran pocas. En la edad media, muy
pocos tenían pergaminos y, por esto mismo,
poseer un libro de estos era señal de riqueza
y nivel social.
La pantalla de cristal líquido, el aluminio de
mejor calidad, los procesadores, todo ello incluido
en un excelente aparato electrónico podría ser hoy
en día el equivalente a los pergaminos de la edad

en su juventud tiene entre sus manos la mejor tecnología de su tiempo para aprender. Pero a su vez no podemos dejar de percibir muchos de las falencias que dicha conexión deja en el corazón de nuestros jóvenes.. para encontrarse con las “pieles vivas”. Domingo. son sus hermanos más necesitados. sino porque la prioridad. los mejores aparatos electrónicos son señal de poder para aquel que los posee. Esto no significa el abandono del estudio. que ha aprendido de los libros cosas maravillosas sobre el Creador. de todo lo que ha aprendido. el joven estudiante.. Domingo de Guzmán. aparece el hambre entre los pobres. es así que se ha podido codear con lo más exclusivo de su tiempo. no podía seguir estudian- . la oportunidad para reflexionar en torno a los “pergaminos modernos”. En este “LADRI2” recordamos a Domingo de Guzmán. Los pergaminos le dan estatus. Un hombre que ha estudiado en los pergaminos sobre Dios. sabe descubrir el momento justo para desprenderse de las “pieles muertas”. en este ejercicio de memoria que hacemos de él para todos nuestros jóvenes no podemos dejar de recordar un evento vivido por él en Palencia (España).media. sabiduría y prestigio. mientras su hermanos mueren de hambre”. “No quiere estudiar sobre pieles muertas. para en ellas reconocer a la “Palabra que se hizo piel” (carne). sino todo lo contrario: es la oportunidad para aplicar lo estudiado. El joven dominico del siglo XXI tiene en esta anécdota de Domingo. le ha sacado el mayor provecho a ella. Cuando el otro sufre. No podemos negar que mucho del conocimiento que tienen nuestros jóvenes provienen de sus “aparatos tecnológicos”. pero ahora ese mismo conocimiento sobre Dios lo lleva a desconectarse de ellos (los pergaminos) para conectarse con los hermanos. Ahí decide llevar su relación con los libros a otro nivel: ¡se desconecta de ellos! No porque sean malos. con su tesón y constancia. Conectarse con los libros le ayudó a conocer sobre Dios. nuestro Padre fundador. Él. su relación con la tecnología de su tiempo cambia y se transforma. que las grandes condiciones para desenvolverse en la vida provienen de la manera como se han relacionado con el mundo gracias a las conexiones virtuales y a los aparatos que las permiten. En el momento en donde sus pergaminos le han brindado mucho.

. el mismo que nos quiere reunir con todos. mientras hombres y hermanos del mundo viven la ausencia de la fraternidad real. en nuestros computadores y teléfonos celulares acerca de la humanidad. o el chat. un a migo. pero también con el que tiene hambre de Dios. tu hermano. y demás dispositivos para conocer. El Dominicanismo del siglo XXI exige valernos de los “chips”. mientras nuestros hermanos mueren de soledad y hambre”. Desconectarse de los “pergaminos modernos” para encontrarse con el hermano es una manera de actualizar y celebrar a Jesús Resucitado. los celulares. compartir con tu ma má. Lo aprendido en los “pergaminos modernos”. En la comunión con los hermanos retornaremos a la conexión con Dios. Textos Bíblicos: Ez 11. En lo Eucarístico del encuentro reconoceremos la red del Pescador. “Os daré un corazón de carne” - Determina cuánto tiempo le dedicas a las redes sociales. tu papá. Envía tus respuestas por inbox de la página de facebook. de sus adelantos y alegrías. nos debe llevar a ir más allá de la conexión virtual para encontrarnos con el hermano. nos invita a conectarnos con Él y. CONTEMPLATA Es esta desconexión la que nos permitirá ir a la gran aula de Dios: los hermanos. Esta reflexión vocacional dominicana quiere ser la oportunidad para actualizar este acto de compasión en el siglo XXI. mientras los que viven enseguida de mi cuarto mueren de soledad. en sus vidas hoy Dios nos quiere hablar. no es válido contestar el celular. sus miserias y dolores. La compasión hoy nos exige cortar.. a la manera de Domingo de Guzmán. mientras esto ocurre. No se puede estar conectado a ninguna red. - Una vez teniendo esa cuenta clara. con la realidad virtual para poder encontrarnos con la realidad real. fue así que vendió sus libros y dio pan a sus hermanos necesitados. con el que tiene hambre de pan. en Él. Un dominico no puede vanagloriarse de tener muchos amigos virtuales. en muchas ocasiones. pero también nos exige “no estudiar sobre pantallas muertas. estudiar.do en sus “pergaminos” costosos mientras muchos pobres de la ciudad morían de hambre. con ellos. En sus pieles. No podemos conectarnos con el mundo entero. . dedica uno o dos días de tu semana esa misma cantidad de tiempo para estar con alguien en casa. 9. entre ellos con los más necesitados.