De tal Palo, tal astilla.

Estrategias en Masculinidades para la Equidad

De tal Palo, tal astilla. Estrategias en Masculinidades hacia la Equidad

4

Licda.  Alejandrina  Germán  
Ministra  de  la  Mujer  
 
Licda.  Carmen  Durán  
Directora  de  Educación  en  Género  
 
Alexandra  Maldonado  
Directora  de  Comunicación  
 
Carolina  Alvarado  
Revisión  Técnica  
 
Daniel  Cruz  
Corrección  de  Estilo  
 
Consultores  
Larry  J.  Madrigal  
Walberto  Tejeda  
 
 
Este  texto  es  el  resultado  de  una  consultoría    
del  Ministerio  de  la  Mujer  con  el  auspicio  de    
 

 

 

Junio  del  2012  

Ministerio de la Mujer

5

Índice

Presentación  
 
Introducción  
 
Indicaciones  metodológicas    
Cuidados  metodológicos  para  procesos  grupales  
Los  equipos  facilitadores  
Las  mujeres  leyendo  en  masculinidades  
 
Unidad  1:  El  modelo  hegemónico  de  Masculinidad  
Hombres  de  verdad  o  la  verdad  sobre  los  hombres  
Tema  1:    
Las  huellas  de    la  masculinidad  
Tema  2:    
Matatán,  pechú  y  macana  
                                                   El  modelo  hegemónico  de  masculinidad  
Tema  3:    
Marcados  digitalmente.  La  inteligencia  del  sistema  
Tema  4:    
“De  tal  palo,  tal  astilla”.  Ni  perfecto,  ni  único,  ni  divino  
 
Unidad  2:  Las  apariencias  engañan.  Los  dispositivos  de  la  masculinidad  
De  cómo  nos  vamos  haciendo  hombres  
Masculinidades:  de  cómo  nos  vamos  haciendo  hombres  
Tema  5:          “Hijo  de  gato,  caza  ratones”.  Cuestión  de  género  
Tema  6:    
“¡E’to  ta’  pa’  hombre!”  
                                                   Las  palabras  con  las  que  aprendemos  
Tema  7:    
 “¡Te  compro  tu  novia!”  
                                                   La  pasión  danzaria  y  la  masculinidad  
Tema  8:    
“El  que  se  casa,  casa  quiere”  
                                                   El  espacio  de  nuestro  descanso  y  placer  
 
           
   
Unidad  3:  La  prevención  de  la  violencia  de  género  
Con  cada  golpe,  perdemos    todos  
Con  cada  golpe  perdemos  todos  
Masculinidad  hegemónica  y  violencia  de  género  
Tema  9:    
Masculinidad,  poder  y  violencia  
Tema  10:    
Hombres  jóvenes  y  masculinidad  
                                                   La  transmisión  generacional.  

 

De tal Palo, tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad

7  
 
9  
 
13  
15  
18  
20  
 
23  
25  
28  
34  
   
41  
46  
 
51  
53  
61  
67  
75  
84  
 
90  
91  
96  
102  

  Tema  12:  Diálogos  intergenéricos.6   Unidad  4:  Las  mujeres  y  la  masculinidad     Tema  11:  Las  mujeres  y  la  masculinidad  hegemónica.       Referencias  y  recursos   Masculinidades   Bibliografía  general   Recursos  en  la  Internet   Recursos  audiovisuales   110     111   126     134   136   141   142     Ministerio de la Mujer .

tal astilla.  presenta  a  la  sociedad   dominicana   el   instrumento   pedagógico   “De   Tal   Palo.   Esta   propuesta   educativa   y   pedagógica   es   un   aporte   más   que   desde   el   Ministerio   de   la   Mujer   persigue   impulsar   la   construcción   de   relaciones   entre   las   personas   basadas   en   la   justicia.     En   la   realización   de   este   trabajo   participaron   dos   investigadores   de   sólida   formación  y  amplia  experiencia  en    investigación  social  y  en  particular  en  la   realización   de   estudios   de   género   referidos   al   tema   sobre   masculinidades:   Larry  J.7 Presentación El   Ministerio   de   la   Mujer.     La  investigación  y  la  formación  en  masculinidades  es  de  mucha  importancia.     Para   el   Ministerio   de   la   Mujer   uno   de   los   ejes   prioritarios   de   influencia   en   educación   y   formación   en   materia   de   Género   lo   constituye   el   involucramiento  de  ciudadanos    y  ciudadanas  de  toda  la  sociedad  dominicana   en  la  búsqueda  de  las  identidades  y  en  la  afirmación  de  valores  y  conductas   que  contribuyan    a  cambiar  la  situación  de  desigualdad. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  la  equidad  de  género  y  el  respeto  a  los  derechos  humanos.   la   discusión   de   los     conocimientos   construidos.   prioridad   y   actualidad   en   tanto   que   el   curso   que   siguen   los   procesos   de   desarrollo   de   la   sociedad   dominicana   demanda   cada   vez   más   asumir   con   De tal Palo.   en   el   entendido   de   que   la   dialéctica   construcción   –   des-­‐construcción   de   saberes   es   un   factor   coadyuvante   de   la   transformación  y  superación  que  persigue  el  proceso  reeducativo.   Estrategias   en   Masculinidades     para   la   Equidad     se   desarrolla   en   base   a   estrategias   ampliamente   utilizadas   en   América   Latina   y   en   nuestro   país   a   partir   de   experiencias   que   permiten   establecer   los   aspectos   comparativos.  exclusión  y  distorsión   en   las   relaciones   entre   hombres   y   mujeres.  Madrigal  y  Walberto  Tejada.   Tal   Astilla”   estrategias   en  masculinidades  para  la  Equidad.     Cada  uno  de  los  temas  contenidos  en  el  presente  trabajo  propicia  la  conexión   con   la   realidad   personal.   la   reflexión   y   el   aprendizaje   de   conceptos:   El   manual   De   tal   palo.   el   análisis   de   género.   tal   astilla   .   con   el   auspicio   de   la   Agencia   Española   de   Cooperación  Internacional  para  el  Desarrollo  (AECID).

    Este   libro.   desatar   acciones   transformadoras   desde   lo   personal   hasta   lo   ideológico.   valores   y   comportamientos   que   una   sociedad   impone.   constituye   un   aporte   valioso   a   los   estudios   pioneros   sobre   masculinidades.  pensar  y  comportarse  los  hombres.  de  trabajo.  de  paridad  y  de  paz  como  espacio  de  dignidad  para   las  dominicanas  y  los  dominicanos  del  siglo  XXI.         Licda.   Contiene   informaciones.  las  instituciones  y  toda  la  cotidianidad.  en  lo  cotidiano  personal  y  en  lo  público.8 responsabilidad   los   roles   y   compromisos   de   los   hombres   y   mujeres   que   somos   los   protagonistas   de   la   construcción   de   una   sociedad   sustentada   en   la   igualdad   y   la   equidad   de   género   como   condición   para   la   paz.  Tomar  conciencia  de  esta   situación   es   vital   para   poder   iniciar   los   cambios.   estrategias   metodológicas   y   conceptuales   encaminadas   a   superar   los   estereotipos   y   las   conductas  que  expresan  la  cultura  del  machismo  como  limitante  de  una  vida   sin  violencia.   Un   aspecto   prioritario   es   la   promoción   y   formación   de   educadoras   y   educadores   para   desarrollar   estrategias   que   respondan   a   la   necesidad   de   promover   los   cambios   estructurales   del   sistema   patriarcal   que   distorsiona   el   proceso   educativo   y   generar   las   aptitudes   y   conductas   transformadoras   de   la   conciencia  colectiva.   involucrando   las   relaciones  familiares.   estandariza  y  legitima  cómo  deben  sentir.   en  lo  subjetivo  y   objetivo.   Esa   masculinidad   asignada.   identificada   como   masculinidad   hegemónica   actúa  en  todos  los  planos:  en  lo  individual  y  en  lo  colectivo.   que   desde   el   esfuerzo   sostenido   del   Ministerio   de   la   Mujer   presentamos   a   la   sociedad.     Los  datos  y  los  testimonios  que  han  servido  de  base  para  la  elaboración  del   presente  texto  impactan  por  lo  novedoso  del  propósito  de  situar  en  el  centro   del  problema  el  tema  de  la  masculinidad.  La  masculinidad  como  un  conjunto   de   características.  Alejandrina  Germán     Ministra  de  la  Mujer     Ministerio de la Mujer .  de  equidad.

Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   grupos.9 Introducción   Ante   la   mirada   de   los   tremendos   colores   de   este   mar   Caribe   desde   Dominicana.     Los  contenidos  abordados  a  lo  largo  de  este  instrumento  se  han  estructurado   siguiendo   una   inteligencia   pedagógica   que   parte   de   la   observación   del   contexto   de   realidad   y   la   discusión   crítica   de   conceptos   en   la   teoría   de   género.     Con   esta   metáfora   decimos   que   el   llamado   a   la   conciencia   viene   de   distintas   fuentes   y   en   distintos   momentos   y   que   la   revisión  de  nuestras  certezas  en  género  es  un  proceso  prolongado…  tan  largo   como   la   vida   misma. tal astilla.   por   momentos   nos   vemos   repitiendo  lo  que  tanto  deseamos    cambiar.     Surge   la   pregunta:   ¿qué   hacemos   cuando   la   ola   de   la   conciencia   de   género   nos   ha   revolcado?       M.     Con   la   metáfora   queremos   también   reflejar   que   el   proceso  no  es  lineal.   observación   de   creencias.   Baltodano   (2007)   dice   que   “es   un   revolcón   de   la   dimensión   de   un   tsunami.   para   volvernos   a   confundir   y   para   luego   volvernos   a   poner   en   pie”.   hasta   la   implementación   de   acciones   en   familias.    Pero   es   un   revolcón   que   se   va   dando   de   a   poco.   que   nos   obliga   a   reconstruir   pieza   por   pieza   nuestra  identidad  de  género.   individuales   y   colectivas.   validación   de   estrategias   de   cambio.   para   revisarnos.  porque  en   la   búsqueda   de   la   coherencia   y   la   equidad.   Quisiéramos   proponer   imágenes   de   esta   metáfora   para   provocarles   en   este   tema   todavía   nuevo.       Somos  conscientes  de  la  necesidad  de  construir  propuestas  pedagógicas  que   potencien   y   faciliten   procesos   en   los   que   niños.   actitudes   y   comportamientos.   a   través   de   la   construcción   sistemática   de   conocimientos   y   habilidades.  sino  que  a  ratos  es  ondeado  como  el  oleaje.   comunidades   e   instituciones.   pionero   y   por   ello   poco  explorado  de  las  masculinidades.   jóvenes   y   hombres   adultos   De tal Palo.  nuestra  forma  de  ser  y  estar  en  el  mundo.   dándonos   respiros   para   cuestionarnos.   la   metáfora   del   oleaje   fuerte   y   rotundo   de   ese   mismo   mar   chocando   contra   la   dura   pared   de   las   rocas   marinas   sobre   las   que   Santo   Domingo  está  construida.  se  nos  hace  patente  y  provocadora  a  los  autores  de   este   instrumento   pedagógico.

      Si   bien   es   cierto   que   no   podemos   esperar   cambios   estructurales   en   un   sistema   patriarcal.  por  ejemplo.  Fue  el   ya   clásico.   a   través   de   su   Equipo   de   Educación.  valores  y  comportamientos   machistas.       No   es   la   primera   vez   que   la   República   Dominicana   toma   la   delantera   en   este   tema.   que   lleva   siglos   de   acumulación   y   perfeccionamiento.     En  esa  línea  de  alianzas  que  comienza  a  remover  piezas  clave  de  ese  todo  que   nos  abruma.10 sean  alentados  a  superar  el  machismo.  Nuestra  experiencia  nos  informa  que   la   educación   popular.   con   la   conciencia   de   que   para   remover   el   todo.  podemos  generar  fuerzas  transformadoras.   requerimos   mover   una   por   una  sus  partes.   recuperando   esfuerzos   y   aliento   para   salir   adelante.   Parecería   que   desde   entonces   las   cosas   no   han   cambiado   mucho   y   que   deberíamos   rendirnos   a   la   historia.   la   ciudad   de   Santo   Domingo   asistió   al   lanzamiento   del   libro  pionero  sobre  masculinidades.   la   equidad   de   género   y   el   respeto   a   los   derechos   humanos.  Un  aspecto  prioritario  será  la   promoción   y   formación   de   educadores   y   educadoras     en   condiciones   de   desarrollar   estrategias   (…).   Lejos   de   ello.   tomando   en   cuenta   que     respondan   a   las   especificidades   de   los   contextos   de   los   que   forman   parte”*.  publicado  en  América  latina  y  Caribe.   basadas   en   la   justicia.   Alejandrina  Germán.  Conscientes  de  nuestros  pequeños  poderes  y  capacidades.   hombres   y   mujeres   que   en   última   instancia   serán  los  y  las  protagonistas  de  la  construcción  de  una  sociedad  cimentada  en  la   igualdad  y  la  equidad  como  condición  para  la  paz.   este   instrumento   es   posible   gracias   a   la   labor  de  pica-­‐piedra  que  esfuerzos  como  ese  lograron  comprometer.   también   lo   es   que   no   podemos   esperar   que   por   sí   mismo   cambie   hacia   la   equidad.    no  es  posible  trabajar  en  su  prevención  si   no   trabajamos   unidos   y   unidas.     palabras   que   adquieren   un   sentido   urgente   ante   la   ola   de   violencia   generalizada   de   la   coyuntura   particular   del   país.     Ministerio de la Mujer .  la  primera  apuesta  gubernamental  del  área  centroamericana  y  del   Caribe   que   conocemos   es   la   del   Ministerio   de   la   Mujer   de   la   República   Dominicana.   es   de   suma   importancia  para  la  desarticulación  de  actitudes.   poder   y   cambio”   de   Michael   Kauffmann.   Ya   desde   1989.   La   ministra   de   Estado.   “Hombres:   placer.   aplicada   a   la   propia   subjetividad.   aportando   a   la   construcción   de   relaciones   entre   las   personas.  puestos   en  alianza  con  otros  y  con  otras.  ha  dicho  públicamente  que  “En  el  caso  de  la  violencia  de   género  e  intrafamiliar.

 ladrillos  con   los   cuales   se   construyen   casas   lejos   del   mismo   acantilado.   mostrando   la   belleza   y   al   mismo   tiempo   el   origen   de   esas   piezas.   no   podemos   remover   gran   cosa   de   la   estructura.       Por   ahora   no   se   trata   de   tumbar   ningún   acantilado.   ya   se   han   cortado   grandes  trozos  de  acantilado  para  fabricar  piezas  de  albañilería.11   Ver   las   altas   rocas   a   la   orilla   puede   ser   una   imagen   sobrecogedora.   No   podemos.  Al  igual  que  las  herramientas.   mudos   recordatorios  de  la  dureza  sobre  la  que  andamos.   De tal Palo.   está   hecha   de   innumerables   piezas.  Esas  rocas  como  acantilado  están  asociadas  a   las   ideas   de   dureza. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  pero  muy  porosa  y  llena  de   fracturas   cuando   se   la   ve   de   cerca.   robustez…   base   necesaria   y   segura  sobre  la  cual  podemos  edificar  y  construir  sin  peligro.  ese  oleaje  nos   permite   tomar   conciencia   de   que   las   rocas   existen   situadas   y   no   son   inmutables.  y  no  viéndoles  más. tal astilla.   ya   en   la   ciudad.  hemos  encontrado  además  que  desde  hace  tiempo  el  mar  esculpe  esos   acantilados  con  la  fuerza  de  su  oleaje.  una  mirada  más  atenta  y  de  cerca  de  ese  mismo  acantilado  nos   conduce   a   constatar   que   la   estructura   que   le   configura   en   realidad   no   es   monolítica   y   unificada.  se  nos  haga  natural  su  supuesta  ausencia  y  comencemos  a  actuar   como  si  no  existieran…  aunque  caminemos  sobre  ellas  constantemente.   nos   damos   cuenta   de   que   aunque   podemos   tocar   la   superficie   y   remover   un   poco   la   tierra   acumulada   sobre   los   agujeros   y   pendientes.   permanencia.  creamos  que  ya  no   existen.   Pero   el   oleaje   y   las   herramientas   necesitan   ser   verificadas   constantemente.   Necesitamos   herramientas   que   ayuden   a   nuestras   manos   y   a   nuestra   voluntad   de   escarbar.       Así.   sobre   todo  cuando  los  celajes  de  la  tarde  iluminan  el  choque  de  las  olas  y  revuelven   la   postal   romántica   que   hemos   introyectado   con   las   películas.  o.  no  sea  que  al  construir  sobre  las  rocas  un  hermoso  malecón   o  un  centro  comercial  para  turistas.   las   canciones   y   los  demás  productos  culturales.  A  veces  es  tan  fuerte  el  oleaje.       Sin  embargo.  que  se   puede  ver  cómo  se  desprenden  porciones  importantes  que  durante  años  han   estado  expuestas  a  su  influencia.   Pero   sabiendo  de  su  existencia  y  su  estructura.  quizá  podamos  deconstruirlo  de  a   poquitos   y   usarlo   para   los   fines   actuales   de   nuestra   conciencia   ciudadana.   Si   escarbamos   un   poco   más.   resistencia.  con  la  seguridad   de   algo   que   siempre   ha   estado   ahí   y   que   no   tiene   razón   aparente   para   moverse  o  cambiar.   De   hecho.   unidas   las   unas   con  las  otras  de  una  manera  perfecta  a  lo  lejos.

  cual   “sospechómetro”   que   detecta   desde   los   más   íntimos   terremotos   interiores   hasta   los   cataclismos   sociales.   nuestros   pueblos   taínos   primero   y   africanos   después.  Tejeda.   no   sea   que   el   oleaje   devenido   en   tsunami.  “Cultura  De  Paz.  ¡Esa   es  nuestra  fundada  esperanza!             Larry  J.       Programa  de  Masculinidades.  2010.   Podemos   incluso   ver   más   allá   y   descubrir   cómo   el   oleaje   nos   lleva.   sino   para   transformar   el   significado   que   le   asignamos.       *  Discurso  de  la  Lic.   los   náufragos   se   aferran   a   lo   que   sea.     Centro  Bartolomé  de  las  Casas  (San  Salvador.  Alejandrina  Germán.  Hotel   Matum.  Muchos  murieron.  Madrigal.   están   contemplando   el   mar   y  transformando  poco  a  poco  la  realidad  a  través  de  sus  descendientes.   Pero   convencidos.  donde  se  hacen  otras   relaciones   entre   los   elementos.   En   esas.  6  de  noviembre  del  año  2008 Ministerio de la Mujer .   hay   que   ir   despacio.   no   para   mantenerlo.    Nuevas  Propuestas  Metodológicas”.  Santiago  de  los  Caballeros.  real  o  imaginariamente.A.     Santo  Domingo  de  Guzmán.  Desesperados.  El  Salvador.  pero  quienes  quedaron.  C.12 Dar   valor.   pudieron   resistir   navegando   por   esos   mares  y  conectar  islas  y  pueblos.     Walberto  V.   hijas   e   hijos   de   múltiples   colores.).   se   nos   descomponga  y  vayamos  a  la  deriva  en  un  mar  de  sinsentidos.   sobrevivientes.  hasta  playas  diferentes.

  discusión   conceptual.       El   diseño   pedagógico   propone   diversas   metodologías   como:   ejercicios   de   auto-­‐observación. .   en   la   utilización   del   lenguaje.   cada   vez   que   se   utiliza   el   género   gramatical   masculino.   Cuando   nos   referimos   a   hombres   y   mujeres   lo   hacemos   explícitamente  utilizando  género  gramatical  femenino  y  masculino.  ni  ingenuo.   entrevistas   a   informantes   clave.   Hablamos   en   primera   persona.  el  aprendizaje  de  conceptos  y   pequeñas   propuestas   de   acción   transformadora.  El  título. Estrategias en Masculinidades para la Equidad.  En  ningún   caso  las  mujeres  son  subsumidas  bajo  expresiones  masculinas.   con   el   objetivo   de   provocar   la   integración   vital   de   los   nuevos   contenidos.  ni  casual.   El  propósito.     De tal Palo.   Este   diseño   parte   de   la   validación   local   realizada   previamente   a   la   redacción. tal astilla.   Este   manual   propone   cuatro   unidades   de   sentido  con  sus  respectivos  temas.  la  reflexión  personal.   historias   de   vida.   la   discusión   del   conocimiento  adquirido.   talleres   de   validación   con  hombres  y  mujeres  y  trabajo  de  campo  en  varios  puntos  del  país.   nos   estamos   refiriendo   intencionalmente   sólo   a   los   hombres.   trabajo   de   campo.    indica  la  propuesta  de  aprendizaje  para  quien  lee.   tanto   en   la   propia   vida   como   en   los   contextos     socioculturales   de   quien   lee.  cada  uno  de  los  temas   sugeridos   en   este   instrumento   pedagógico   propicia   la   conexión   con   la   realidad   personal.   lecturas   sugeridas.   que   incluyó   revisión   bibliográfica   en   el   país.13 Indicaciones metodológicas   Siguiendo  una  metodología  validada  ampliamente  en  diferentes  contextos  de   América  Latina  y  en  la  misma  República  Dominicana.   el   análisis   de   género   del   entorno.  pretende   llamar   la   atención   sobre   el   contenido   de   una   manera   creativa   y   provocadora.   incluyéndonos   los   autores   como   parte   involucrada.       Ante   todo.

  En   la   primera   parte. tal astilla.14 La   propuesta   metodológica   de   los   temas     Cada  tema  se  organiza  en  dos  partes.   doméstica.  para  el  apoyo  de  actividades  en  el   aula   y   para   futuras   referencias   docentes   y   profesionales  en    diálogo  y  crítica  propositiva.   personal. .   son   discutidas   y   confrontadas   con   la   realidad.         Aprendiendo:   Aprendiendo: aprendiendo   pautas   para   la   síntesis   personal.  una  exploración  personal  y  otra  grupal.  en  los  siguientes  momentos:           Tocando   el   Género:  es  la  primera  actividad  clave   Género: de   la   reflexión   de   género   con   la   cual   se   pretende   provocar  un  proceso  de  aprendizaje  y  transformación   a   partir   de   la   realidad   personal   o   el   entorno.   esta   sección   invita   a   retomar   las   experiencias   suscitadas   por   las   metodologías   y   las   articula   con     conceptos   clave   en   género   y   masculinidades   para   el   proceso   personal   de   reflexión   y  síntesis  personal.   escolar   o   comunitaria   y   que   requiere   de   creciente     participación  y  compromiso  para  medir  los  impactos   que  genera.   usando   el   análisis   de   género   desde   diversas   experiencias   (historias   de   vida)  y  saberes  (con  referencias  bibliográficas).   interpretaciones   sexistas   que   articulan   nuestras   experiencias   vitales.   se   vive   primero   sintetizando   despacio   y   previamente  al  grupo.   conceptos   manipulados.       g  De tal Palo.     Genera/acción:   Genera/acción: actividad   propuesta   para   ser     desarrollada   en   las   esferas   personal. Estrategias en Masculinidades para la Equidad.         Des -­‐ aprendiendo:   aprendiendo: ideas   que   circulan.   involucrándose  y  sintiéndose  parte.

  tanto   del   grupo   como   del   equipo   facilitador.   es   una   guía.       æ      Cuidado s   metodológicos   para   procesos   grupales     Cuando   trabajamos   en   procesos   vivenciales   estamos   como   frente   a   un   espejo.   una   orientación   que   debe   ser   contextualizada  a  cada  situación.   Esto   quiere   decir   que   acompañar   a   otra   persona   requiere   estar   consciente   de   la   propia   biografía.   lo   reflexionado   y   sintetizado   en   la   primera   parte.   confrontándonos   con   nosotras   y   nosotros   mismos. tal astilla.   No   habría   que   dejar   pasar   esta   oportunidad   valiosa   para   registrar   los   cambios   a   lo  largo  del  proceso.  Cada  facilitador  o  equipo   usa   su   creatividad   y   trayectoria   para   diseñar   concretamente   el   compartir   de   las   lecturas   y   ejercicios.   sustentadas   en   una   idea   central  que  las  articula.15 Segunda   parte. .         Cuadro   de   registro:   registro: que   señala   aprendizajes   y   compromisos.         Generando   Estrategias:   Estrategias: recomendaciones   metodológicas   puntuales   sobre   las   ideas   y   técnicas   del   tema.  A  veces  se  incluye  la  explicación  de  una   técnica  o  dispositivo  más  concreto.  se  puede  modificar  y  adaptar.       De tal Palo.         Propuestas   Metodológicas:   Metodológicas: organizada   en   tres   momentos   de   proceso   que   responden   al   propósito  definido.   En   este   instrumento   se   asume   la   perspectiva   de   la   autosanación   y   de   la   distinción   entre   la   subjetividad   de   quienes   participan   y   nuestro   poder   como   facilitadores  y  facilitadoras.   es   puesto  en  común  a  un  grupo.  han  revisado  primero   la  primera  parte.  Quien  o  quienes  facilitan. Estrategias en Masculinidades para la Equidad.   grupal.

  comodidad   y   seguridad   para   las   personas   bajo   su   responsabilidad   y   cuidado.  sentimos  culpa  cuando   no   ayudamos.       Es   importante   poner   atención   a   “mis”   propias   trampas   en   el   trabajo   de   acompañamiento.       Ambientación        Es   vital   para   la   sanación   propiciar   un   ambiente   de   confianza. .   De tal Palo.   provocar   con   las   metodologías   preparadas.   No   se   vale   provocar   con   un   ejercicio   si   no   vamos   a   tener   el   tiempo   prudencial   para   sacarle   provecho   y   cerrar   prudentemente.        Aprovechar   la   expresión   simbólica   del   grupo   para   crear   una   instalación   al   centro   del   lugar   de   reunión   que   por   sí   misma   pueda   dar   vida   al   grupo.   Cada   momento   y   ejercicio   nos   enriquece  y  potencia  si  lo  vivimos  plenamente.   trabajar   los   resultados   de   la   provocación   y   cerrar   proceso.    muchas  veces  “sin  hacer  nada”.   destinatarios  finales  de  este  instrumento.  No  correr  a  última  hora  con  detalles  logísticos.   tiene   que   ver   con   “estar   presente”   frente   a   la   otra   persona.   En   procesos   vivenciales   en   género   y   masculinidades   debemos   contar   con   los   tiempos   y   momentos   para   abrir   proceso.  Esto  es  mejor  hacerlo  con  anticipación  para  tener  serenidad   frente  al  grupo.  que  aumenta   cuando  se  trabaja  con  grupos  de  hombres.        Tomar   conciencia   del   tiempo   con   el   que   cuenta   para   la   jornada   en   relación   con   el   número   de   participantes.  como  bien   propone   la   terapeuta   holandesa   Yosé   Höhne-­‐Sparborth.   casi   siempre   hombres.   Querer   ayudar   puede   resultar   una   tarea   fácil   pero   tremendamente   invasiva.   Trabajar   en   el   acompañamiento   necesita   cuidar   de   la   propia   sanación.   que   no   puede   quedar   abierto.   Esto   puede   ser   un   trozo   de   tela   de   color   rojo.   intentanto   simplemente   estar   en   sincronía.   Especialmente   algunas   mujeres.  sienten  mayor  culpa  en  este  punto.     Como   hemos   sido   socializados  en  un  mundo  muy  racional  y  moralista. tal astilla.16   De  modo  que  “acompañar”  en  la  perspectiva  de  la  autosanación.   tanto   como   no   evadir   el   autocuidado   y   atender   las   propias   cargas.   por   su   socialización   como   “servidoras”  de  los  demás. Estrategias en Masculinidades para la Equidad.

  es   muy   dañino   para   nuestra   salud   mental.  a  impersonalizar  los  discursos.  etc.   amarillo   o   verde   con   una   vela   encendida.  a  generalizar  implicando  a   las  y  los  demás. tal astilla.   al   contrario.   Nos   podemos   ayudar   haciendo   algunas   preguntas   tales   como:  ¿qué  siente?  ¿Dónde  lo  siente?.   podemos.   Cada   persona   tendrá   su   momento   para   compartir   y   necesitará  de  la  sincronía  del  grupo. . Estrategias en Masculinidades para la Equidad.          Pedimos   al   grupo   respetar   el   proceso   de   la   otra   persona   y   no   interrumpirlo.  Esto  permite  a  cada  persona   asumir  el  momento  y  lo  que  pasa  internamente  frente  a  los  discursos.  evitando  preguntas  que  lleven   a  una  respuesta  racional.   una   planta   en   macetera  o  flores.       Proceso   personal   y   grupal      Introducir  al  grupo  en  el  enfoque  del  proceso  y  la  responsabilidad  que   cada   una   y   cada   uno   tiene   para   asumir   su   proceso   personal   y   colectivo.  más  bien  les  hacen  daño.   con   mucho   tacto   y   guiándose   por   la   propia   intuición.   Estas   acciones   no   facilitan   el  proceso  de  las  personas.  porque  los   hombres.      Sugerimos   vivamente   dar   a   las   personas   la   oportunidad   de   externar   sus   emociones.     Estar   bien   no   significa   reprimir   emociones.       La   facilitación   y   los   cuidados      No  correr  por  el  vaso  de  agua  y  el  pañuelo  facial  cuando  las  personas   están   llorando   o   abren   su   emocionalidad.   preguntar   ¿necesita   algo?   ¿Qué   quiere   usted   hacer?   Casi   siempre   las   personas   nos   dicen   por   dónde   acompañar.       De tal Palo.   Es   importante   tener   en   cuenta   que   hemos   sido   socializados   y   hemos   aprendido   muy   bien   a   sublimar   las   emociones.   Una   vez   la   persona   desahoga   su   situación.  en  general.  por  ello  estimulamos  a  expresarse  en  primera  persona  (“yo   siento”.   Esto   puede   ser   gradual.  hemos  sido  socializados  para  interpretar  como   algo  ajenos  estos  códigos  de  ambientación.  Al  inicio  es  mejor  una  instalación  sobria.  “yo  creo”.17 naranja.  “yo  hice  esto”.).

 Partiendo  del   enfoque   integral   en   masculinidades.   Puede   hacer   uso   del   arte   de   la   improvisación   incorporando   al   proceso   los   ruidos   o   la   presencia   externa  simplemente  mencionándolos.    En  grupos  de  25-­‐30  personas  máximo.18  Cuidar   siempre   al   grupo   que   acompaña   sin   hacer   cortes   bruscos   en   cualquiera  de  los  momentos.   entorno   social   y   condición   de   género.   dos   o   tres   personas.   la   propia   experiencia.       El  modelo  de  sesiones  que  se  propone  no  pretende  la  fabricación  de  nuevos   hombres  en  serie  según  los  deseos  de  personas  en  particular.   tome   en   cuenta   que   probablemente   los   hombres   tendrán   más   De tal Palo.   a   partir   del   análisis   de   la   propia   vida.   las   condiciones   en   las   que   se   ha   formado   como   persona   y   en   el   caso   de   los   hombres.   Aquí   el   rol   de   género   en   el   que  han  sido  socializadas  las  mujeres  “cuidadoras  de  los  y  las  otras”   es  importante  tenerlo  en  cuenta  para  no  generar  estrés.         Los   equipos   facilitadores     Para   procesos   grupales   es   deseable   acompañar   en   equipo.        Aunque   los   grupos   serán   fundamentalmente   de   hombres.   especialmente   cuando   participan   mujeres. tal astilla.   como   varón   en   una   sociedad  que  le  asigna  privilegios.  conscientes  de  que  se  trata  de  un  proceso  de  sensibilización.  Si  ocurriera  una  invasión  de  algo  (como   ruidos)   o   de   alguien   (una   persona   extraña   al   proceso.   el   compartir   y   la   escucha.  dos  hombres  y  una  mujer   o   dos   mujeres   y   un   hombre.  se  parte  de  la  capacidad  de   cada   persona   para   develar.   son   la   puerta   de   entrada.   entra   al   espacio). Estrategias en Masculinidades para la Equidad.   Si   ocurre   la   reunión   mixta.  donde   el   juego.   Casi   siempre   en   nuestros   contextos   habrá   más   de   una   niña   o   niño.   procure   sostener   al   grupo.   Insistiendo   en   la   necesidad   de   que   haya   hombres   como   facilitadores.   que   bebe   de   la   rica   tradición   latinoamericana  y  caribeña  de  educación  popular.   las   ideas.   contexto.   prever   siempre   una   persona   del   equipo   para   acompañar   a   las   niñas   y   los   niños   (esto   significa   preparar   programa   para   ellas   y   ellos). .   las   investigaciones   de   género.       Recomendamos   iniciar   con   sesiones   sólo   de   hombres.   Hombres   y   mujeres     que   primero   han   experimentado   y   procesado   los   ejercicios.

 el  camino  para  superarlos  se  allana  y  puede  haber   soluciones  colectivas  y  de  mutuo  apoyo.  ni  las  acciones   políticamente   correctas   frente   al   equipo   facilitador. .   acusaciones   de   ser   homosexual.   cuestan   mucho   esfuerzo   y   a   veces   vienen   con   preguntas   incómodas  y  rupturas  dolorosas.  participación  y  testimonio.  Por  ello  es  importante  ubicar  a  hombres  con  procesos  de  género  y   masculinidades  que  puedan  ofrecer  su  presencia.  Pero  una  vez  iniciados.  ya  no  se  detienen  y   buscan   consolidarse   con   hombres   y   mujeres   aliadas. Estrategias en Masculinidades para la Equidad.  Sus  indicadores  no  son  los  bonitos  discursos.   sino   también   de   mujeres.   la   paciencia   y   la   escucha   necesarias   para   los   cambios   en   términos   prácticos   y   estratégicos.   Nuestra   esperanza   es   que   los   equipos.   más   que   “salir   del   compromiso”.  como  aliadas  y  aliados  de  mucha  cercanía.   La   educación   popular   tiene   como   fin   la   transformación   de   la   realidad   y   en   esta   guía   ello   significa   revisar   todos   los   ámbitos   cotidianos   y   las   actitudes   personales  en  las  relaciones  con  las  mujeres  y  con  otros  hombres.       El   equipo   facilitador   proveerá   de   la   confianza.19 resistencia  que  las  mujeres  a  hablar  de  privilegios  de  género.   Si   estos   obstáculos   son   reconocidos  y  expresados.   Los   cambios   se   validan   día   con   día.       Un  elemento  importante  que  influye  en  el  proceso  vivencial  que  propone  el   enfoque   integral   en   masculinidades   es   la   percepción   de   confianza   en   otros   hombres. tal astilla.     De tal Palo.  La  mayoría  de   hombres   se   sienten   convocados   y   motivados   si   las   primeras   reuniones   son   sólo   con   hombres   y   sólo   hacia   el   final   de   un   proceso   pueden   abrirse   diálogos   o  actividades  mixtas  con  mujeres.   sino   hombres   honestos   y   abiertos   a   los   cambios.   estén   dispuestos   a   permanecer  en  él.   cosas   que   vienen   no   sólo   de   otros   hombres.   chismes   de   la   comunidad.   muchas   veces   de   su   círculo   más   cercano.   llamados   a   la   tradición   por   parte   de   líderes.       La  capacidad  de  transformación  de  cada  hombre  está  relacionada  con  su  vida   interior   e   influida   por   su   contexto   familiar   y   social.   Junto   a   la   propia   subjetividad  y  creencias  reconocemos  una  serie  de  obstáculos  objetivos  que   hay  que  considerar  a  la  hora  de  motivar  al  cambio:  muchos    hombres  están   fuertemente   preocupados   por   las   eventuales   burlas.   No   buscamos   hombres   perfectos.       Los   cambios   en   los   procesos   con   hombres   sobre   masculinidades   no   son   fáciles  ni  rápidos.

        A   veces. .   sino   a   mayores   resistencias  de  los  hombres.  Por  ello  es  más  importante   que  los  hombres  tengan  espacios.   validados   en   grupos   mixtos   y   con   mujeres   aliadas   de   estos   procesos   en   varios   países.           La   experiencia   y   trayectoria   educativa. Estrategias en Masculinidades para la Equidad.  tiempos  y  lenguajes  propios  para  abordar   problemáticas   complejas   en   las   que   a   menudo   tienen   un   grado   de   responsabilidad  muy  claro  y  directo  en  el  mantenimiento  de  las  inequidades.   ambientes   mixtos   de   género   pueden   provocar   culpabilizaciones   o   personalizaciones   que   aunque   justificadas   no   conducen   a   cambios.            Lectura   al   revés:   los   hombres   en   procesos   de   género   y   masculinidades   hemos  aprendido  a  “leer  al  revés”.     asumiendo   con   plena   conciencia   y   agradecimiento  el  profundo  y  poderoso  legado  de  muchas  mujeres  pioneras   que  pusieron  las  bases  del  enfoque  de  género  y  continúan  desarrollándolo.   muchas   de   las   cuales   son   interlocutoras  actuales  de  compañeros  en  procesos  de  reflexión  de  género. tal astilla.             Las   mujeres   con   interés   por   el   tema  de  las  masculinidades  y  la   prevención   de   la   violencia   encontrarán   gran   utilidad   en   acercarse  a  este  mundo  de  deconstrucción  y  des-­‐aprendizaje  de  los  hombres.   la   densidad   de   las   experiencias   y   la   conciencia   de   proceso  apuntan  a  dar  pasos  firmes  y  sin  prisas.  lo  cual  significa  hacer  un  esfuerzo   por   encontrar   referencias   en   nuestra   propia   vivencia   de   hombres   de   De tal Palo.   tanto   entre   mujeres   como   con   hombres.20 Las mujeres en mascu linidades   La   entrada   pedagógica   de   este   instrumento   plantea   involucrar   a   los   hombres   tanto   jóvenes   como   adultos.   nos   ha   demostrado   la   importancia   del   trabajo   diferenciado   por   géneros   a   la   hora   de   iniciar   procesos   de   sensibilización   en   los   que   la   dimensión   personal.   por   ello   compartimos   algunas   lecciones   aprendidas   sobre   los   procesos   de   masculinidades   con   enfoque   integral.

 los  hombres   con   otros   hombres.  alertando  de  no  caer  en  la   trampa   de   las   razones   y   argumentos   como   estrategia   pedagógica.  El   enfoque   integral   en   masculinidades   busca   construir   alianzas   con   las   mujeres.   entendiendo  que  son  sus  aliadas.   las   compañeras   están   invitadas  a  protegerse  y  vivir  su  propio  proceso.   buscando   en   sus   experiencias   personales   aquellos   referentes   parecidos   o   contiguos  a  lo  que  cuentan  los  hombres.   sino  ubicar  la  fundamentación  teórica  en  el  proceso  vital  que  la  origina.  imaginando  y  poniéndose  en   su  lugar.   En   procesos   mixtos.        Responsabilidad   propia:   Especialmente   en   los   primeros   momentos   y   temas.   a   leer   de   manera   conjunta.21 las  experiencias  que  comparten  las  mujeres.    Ya  que   no   son   pocos   los   hombres   que   también   quieren   profundizar   teóricamente   a   partir   de   su   vivencia.      Fundamentación   teórica:   muchas   compañeras   reportan   gran   afán   en   entender   las   razones   para   involucrar   a   los   hombres   y   las   necesidades   particulares  que  requiere  ese  trabajo  debido  a  que  todavía  hay  muchas   resistencias   a   este   tipo   de   trabajo   y   varias   corrientes   de   trabajo   con   hombres  que  usan  nombres  similares  con  enfoques  distíntos. tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad.   pero   no   son   el   primer   paso  ni  el  propósito  de  este  instrumento.  no  cargarlas  con  más  responsabilidades.   El   regaño.  la  recomendación  directa  es  trabajar  entre  pares.       De tal Palo.   explorando   con   respeto   y   confianza   las   propias   socializaciones.  Con  la  lectura  de  este  instrumento   las   mujeres   pueden   resultar   muy   beneficiadas   de   invitar   a   un   compañero   cercano.  sin  olvidar  su  posición  de  mujeres.   del   ambiente   laboral   o   la   familia. .   la   queja   y   las   acusaciones   son   parte   del   proceso   histórico   de   conciencia.  sin  tutelar  el  proceso   de  los  hombres  y  sin  sentirse  responsables  de  los  cambios  de  ellos.   es   bueno   detenerse   en   la   bibliografía  puntual  y  general  que  se  ofrece.   Muchas   compañeras   reportan   que   pueden   hacer   lo   mismo.   de   ser   mujeres   y   de   ser   hombres   en   nuestros   contextos   socioculturales.          Alianzas:   los   compañeros   que   entran   a   procesos   de   género   con   enfoque   integral   en   masculinidades   buscan   mujeres   cualificadas   en   género   con   las   cuales   compartir   y   retroalimentar   su   proceso.  sin  olvidarnos  de  nuestra   posición  “de  poder”  que  culturalmente  se  nos  atribuye  a  los  hombres.

.22  Diálogos   intergenéricos:   siempre   son   beneficiosos   los   diálogos   honestos.   pero   sí   a   posibilitar   la   interacción   concreta  y  nueva  entre  los  géneros. tal astilla.  respetuosos  y  continuos  entre  mujeres  y  hombres  que  hacen   procesos  de  cambio.   De tal Palo. Estrategias en Masculinidades para la Equidad.   nadie   es   conducido   a   cambiar   a   nadie.  Del  mismo  modo  que  no  se  puede  exigir  cambios   personales   cuando   no   se   ha   cambiado   desde   lo   propio.  darse  cuenta  de  la  realidad  vigente   y  explorar  cambios  posibles.

tal astilla. . Estrategias en Masculinidades para la Equidad.23 Unidad 1 El modelo hegemónico de Masculinidad Hombres de verdad o la verdad sobre los hombres De tal Palo.

 violencia  o  inseguridades  o  con  aplomo.  El   Salvador.  Patricio  Welsh  ha  sido  el  pionero  de  los  trabajos  profeministas  con   hombres  en  la  región  centroamericana.   voz   fuerte   y   mando.   “el   hombre   de   verdad”.25 Hombres de verdad o la verdad sobre los hombres 1 Lectura de ubicación Muchos   de   nosotros.   hemos   sido   cuestionados   en   algún   momento  de  nuestras  vidas  sobre  nuestro  parecido  o  no  a  lo  que  la   sociedad  manda  a  los  hombres:  el  modelo  deseado  y  promovido  de   ser   hombre.  Tampoco  de  hacer  “página   roja”   para   hablar   de   asesinatos   y   crímenes   en   donde   los   hombres   son   los   principales   protagonistas.  producto  sistematizado  de  procesos  formativos  iniciados  en  la  República  Dominicana.   hombres.   sobre   la   fuerza.  dieron  a  la  Guía  de  Reflexión  con  grupos  de  hombres  en  temas  de  género  y  masculinidad  (CIIR.  Perú  y  Ecuador.  fue  el  título  que  Patricio  Welsh  y  Xavier   Muñoz.     1    “Hombres  de  verdad  o  la  verdad  sobre  los  hombres”.   No   se   trata   de   abordar   lo   que   escuchamos   por   todas   partes.   a   las   mujeres   y   al   medio   que   nos   rodea.  con  miedo.   Managua. tal astilla.   a   nosotros.   a   veces   con   hipocresía   y   mentira.  2004).   Pero   ¿qué   significa  esta  expresión?  ¿Cuál  es  “la  verdad  sobre  los  hombres”?     Esa  verdad  tiene  que  ver  con  el  significado  de  ser  hombres  y  cómo   llegamos   a   serlo.   que   somos   hombres   de   verdad.   Quizá   nos   hayamos   preguntado   o   nos   hayan   preguntado   “si   somos   hombres   de   verdad”.  Honduras. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   De tal Palo.   el   poder  y  la  inteligencia  de  los  hombres.   Seguramente   también   habremos   respondido.   Pero   los   hombres   estamos   involucrados   en   múltiples   situaciones   cotidianas   que   están   haciéndonos   daño.   pública   o   privadamente.

 p.  91.   ¿Qué   está   pasando   con   los   hombres.   armas   de   fuego.147   de   hombres.   2 3      CIPAF.870.   familiares   y   colegas   son   esas   mujeres.   6.   Ministerio de la Mujer .   pareja.   No   se   trata.   frente   a   1.  “El  machismo  mata”.862  frente  a  865.   especialmente   los   jóvenes?   ¿Es   todo   esto   una   situación   normal?  ¿Debemos  resignarnos  a  que  si  siempre  fue  así.       Y   las   cosas   no   terminan   ahí:   de   todas   las   muertes   violentas   reportadas.  entre  otras.   fueron   hombres.  siendo  la  mayoría  de   edades   entre   los   18   y   35   años.   Del   total   de   suicidios   reportados.   los   hombres   también   somos   afectados   porque   nuestras   hijas.  es   decir.  263.   frente   a   81   de   mujeres.164   de   mujeres.   pero   también   están   a   la   base   de   muchos   asuntos   que   tocan   las   instituciones   públicas   y   privadas.  una  cuestión  de  poder.  Informe  de  Desarrollo  Humano  2008.   Y   cuando   las   mujeres   tienen   el   doble   de   probabilidades   de   permanecer   desempleadas   y   devengar   la   mitad   del   salario   de     un   hombre.   pedradas.810  casos  atendidos  (2008).  en  la  República  Dominicana.   los   espacios   y   el   territorio   nacional.       Por  ejemplo.26 Según  el  estudio  conducido  por  CIPAF2.  Quehaceres.62%  corresponden  a  hombres.  así  seguirá   siendo?     Muchos   comportamientos   dañinos   de   los   hombres   afectan   la   vida   cotidiana.   automóviles.   25.  más  de  la  mitad.     Las   cifras   aumentan   cuando   se   detalla   el   tipo   de   accidente:   en   motocicleta.   317   frente   a   70.   2.  el  Informe  sobre  Desarrollo  Humano  (2008)  recalca  los   factores  culturales  que  limitan  las  oportunidades  laborales  tanto  a   hombres  como  a  mujeres  en  virtud  de  empleos  asociados  al  sexo3.  Desarrollo  humano.  p.  las  cifras   revelan  que  de  36.  15.    PNUD.225   de   hombres.   sólo  en  la  sala  de  emergencia  del  Hospital  Darío  Contreras.   el   imaginario   colectivo   sobre   la   identidad   y   la   nacionalidad  e  inclusive  la  religión  y  la  espiritualidad.   297   de   346   corresponden   a   hombres.   1.  Año  XXVIII  Número  3  Noviembre  2008.

  más   no   por   ello   asumido   por   todos   de   igual   manera   y   más   difícil   aún   cambiarlo   cuando   se   ve   las   enormes   dimensiones   del   modelo   en  el  que  se  inserta  y  las  consecuencias  históricas  que  ha  tenido  y   está  teniendo  para  la  vida  humana. tal astilla.       ¿Puede   decirse   que   los   hombres   estamos   involucrados   en   esas   cifras.   De tal Palo.  ECOSUR  y  UJAD.).  en  Esperanza  Tuñón  (coord.       En   los   temas   que   vienen   compartimos   y   reflexionamos   sobre   las   bases   que   sustentan   ese   riesgo   en   que   los   hombres   nos   hemos   convertido.       Ha   llegado   la   hora   de   singularizar   la   expresión   para   proceder   a   cambiarla.  quien  la  plantea  en:  “El  varón  como   factor  de  riesgo.   factores   y   descripciones   tan   desalentadoras?   Si   así   fuera.   Es   un   asunto   no   sólo   de   justicia   y   dignidad   con   las   mujeres.   tan   sólo   de   cifras   y   números.   sino   con   cada   uno.       4    La  expresión  viene  de  Benno  de  Keijzer.  consigo  mismo. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  Una  vez  identificado.  Género  y   salud  en  el  Sureste  de  México.   sino   de   la   felicidad  y  el  futuro  que  compartimos  con  ellas.  Masculinidad.   ¿cómo   funciona   y   qué   podríamos   hacer   para   superarlo?   Hace   tiempo  se  acuñó  la  expresión  “los  hombres  como  factor  de  riesgo”4.  investigador  mexicano.  Villahermosa.  Salud  Mental  y  Salud  Reproductiva”.27 desafortunadamente.  ese  riesgo  es  fácilmente  criticable.   con   otros   hombres   y   con   nuestro   ambiente.  1997.

  problemas.   conflictos.   su   funcionamiento   y   sus   implicaciones   sobre   las   esferas  de  la  vida  desde  el  enfoque  de  Género  y  Masculinidades.  Utilizamos  hojas  de  papel  del  color  que  nos  gusta.28 tema 1 Las huellas de la masculinidad Exploración personal ➠ Propósito Ubicarse   personalmente   en   el   sistema   de   las   relaciones   de   género   para   entender   su   origen.  las  respuestas  a  cada  una  de  las  cuatro  esquinas  (ver  diagrama).   2.      Tocando el género 1.   Nos   preguntamos:   ¿cómo   influyeron   los   hombres  en  toda  esta  historia?     ¿Cuál es mi nombre oficial/legal? ¿Qué significa mi nombre y quién lo decidió? ¿Cómo me siento ¿Qué nombre uso con mi nombre? en mis relaciones? ¿Cómo me gustaría el nombre? De tal Palo.   Con   un   bolígrafo   escribimos   sobre   las   caras   del   cuadrante   que   hemos   formado. tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   historias   de   familia.  Colocamos  la  tarjeta  en  el  pecho  y  por  unos  momentos  ponemos  nuestra   atención   a   lo   que   recordamos:   imágenes   de   personas   queridas.   3.  Doblaremos   para  formar  cuatro  esquinas.

  es   un   tema   que   arrastra   la   conexión   con   la   globalización.   contemporáneas   necesitamos   saber   de   dónde   venimos”.   la   revolución   cultural   de   la   sexualidad   y   el   cuerpo   (corporalidad   y   corporeidad).   se   pasa   a   un   escenario   que   confronta   la   sacralización   del   poder   patriarcal.29  Des-aprendiendo El  asunto  de  las  masculinidades  no  aparece  de  manera  gratuita  en   el  contexto  de  las  sociedades  contemporáneas. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   se   constituye   en   el   corolario   de   las   El  asunto  de  las     profundas   transformaciones   culturales   y   sociales   masculinidades     provocadas   por   los   movimientos   feministas   y   por   la   no  aparece  de     exigencia  de  construir  una  sociedad  justa.   los   impactos   de   los   movimientos   sociales   que   reivindican   los   derechos   y   la   dignidad   humana.   el   reclamo   por   la   consolidación   de   un   Estado   Social   de   Derecho.   Se   marca   un   derrumbe   del   pedestal  sagrado  y  se  hace  visible  un  cierto  sabor  de  victimario  y    se  asoma  al   tiempo  de  la  “democratización  de  los  afectos”.   una   trayectoria   de   movimiento:   del   silencio  incuestionable  y  el  rechazo  a  la  duda  en  torno  al  poder  absoluto  del   padre.   como   también   la   significación   de   las   tendencias   del   individualismo   moderno.  a  la  búsqueda  de  una  equidad   participativa.   En   otros   términos.   el   rechazo   a   todas   las   formas   de   violencia.  democrática  e   manera  gratuita     incluyente  desde  la  diversidad  y  la  diferencia.       en  el  contexto  de         las  sociedades     En   ésta   perspectiva   y   en   correspondencia   con   las   palabras   de   Charles   Taylor   “Para   saber   quiénes   somos.   orientación   sexual.  En  otras  palabras. tal astilla.   podría   considerarse   que   la   emergencia   y   presencia   de   este   campo   temático   en   los   discursos   y   prácticas   sociales   e   institucionales.   al   privilegio   y   el   honor   de   la   identidad   masculina   y   al   prestigio   otorgado   por   su   pertenencia   identitaria.   el   dominio   masculino   y   la   superioridad   del   varón.   partidista   o   religiosa.  más  allá  de  sus  condiciones   particulares   de   desarrollo.  de  responsabilidad  compartida  y  de  dignificación  de   lo  humano.     el   lugar   social   de   lo   masculino   expresa   una   trama.   a   la   superioridad   sagrada   del   hombre.   bajo   el   principio   de   la   inclusión   sin   discriminación   por   razones   de   género.           De tal Palo.  se  arrastra  la  urgencia  de  construir  un  escenario   de  ejercicio  ciudadano.   pertenencia   étnica.   al   acceso   y   movilidad   sin   ninguna   clase   de   distinción   ni   diferenciación.   cultural.

  los   lugares   de   los   integrantes   de   la   familia   estaban   puestos   y   distribuidos   desde   los   lineamientos   jerárquicos   del   padre.  la  mujer.   Se   produce   el   reconocimiento   de   la   diferencia   como   justificación   y   legitimidad   de   la   desigualdad.     María  Cristina  Palacio.   varón.  Centro  Bartolomé  de  las  Casas. Genera/acción 1.  lo   dependiente  y  la  figura  de  la  obediencia.   ¿Qué   has   aprendido  sobre  género?   Ministerio de la Mujer .     2.30 En     las   tradicionales   normas   de   organización   familiar.   proveedor   económico   y   figura   de   mando   se   constituye   en   el   punto   de   referencia   de   la   escala   de   prestigio   y   conector   de   las   actuaciones   y   simbolizaciones   de   la   familia. Comparte   con   una   persona   amiga   o   colega   de   trabajo   estos   hallazgos   y   toma   nota   de   sus   reacciones.  la  capacidad de  elección  y  decisión  del   nombre   está   en   el   padre   y   en   los   adultos)   y   EL   PRIVILEGIO   (de   la   pertenencia   masculina  como  guardián  y    protector  de  lo  femenino).   San  Salvador.   “vale   más”).  2008. Al   reverso   de   las   cuatro   esquinas.    Recupera  y  lee  de  nuevo  las  cuatro  esquinas  de  tu  vida.   adulto.   3.   la   conexión   entre   ellos   estaba   mediada   por   cuatro   exigencias:   LA   PRECEDENCIA   (el   orden   familiar   precede   a   los   individuos).   Pero   en   la   línea   de   la   complementariedad.  la  SUPERIORIDAD  (el  padre  varón  como  representante  del  orden   familiar   se   encuentra   por   encima   de   los   demás.  lo  femenino.  La  pregunta  por  las  Masculinidades.   hombre.  para  instituir  la   simetría   o   disimetría.   de   sus   preferencias.   tratando   de   ver   el   papel     o   influencia   que   tuvieron   las   mujeres   cercanas   a   ti.  LA  EXTERIORIDAD  (la  sabiduría.   en   esas   dimensiones.   escribe   lo   que   sabes   sobre   esas   preguntas.   Padre.     Estas  exigencias  operan  como  dispositivos  de  distribución  de  la  potencia  de   actuar  y  marcan  la  configuración  de  las  relaciones  familiares.   el   soporte  de  la  disimetría  se  encuentra  en  la  madre.

  las   figuras   masculinas   se   hacen   presentes   como   referentes   (tu   padre.   pero   con   un   sustrato   común   que   nos   permite   identificarnos   como   hombres   hechos   y   derechos   en   un   determinado   grupo   humano.  rastrear  sus  huellas.  que  en   algunos   casos   lleva   a   que   sean   las   mujeres   las   que   educan.   promuevan   y   hasta   sustituyan   a   las   figuras   masculinas   en   los   ambientes   considerados   de   mando.  poder  y  decisión. tal astilla.   nos   conecta   con   relaciones   más   amplias   que   compartimos   socialmente   y   nos   abre   a   la   posibilidad   de   cambiar   la   vivencia   y   el   significado   que  le  damos.  de  aprendizaje  a  partir  de  las   personas   y   el   ambiente   que   nos   rodea.  es  decir.   en   nuestros   comportamientos   aprendidos.       La  huella  de  la  masculinidad  puede  ser  rastreada  también  en  las  mujeres.   Es   el   imaginario   masculino   que   compartimos   en   nuestro   contexto.  no   sólo   a   través   del   mismo   mecanismo   del   nombre.   los  hombres  que  en  determinado  contexto  se  valoran  como  tales.       Heredar  ese  imaginario. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   sino   a   partir   de   una   socialización  que  actúa  por  diferenciación  y  negación  desde  la  niñez.  “en  mi  familia  los  hombres  tienen  carácter”)  e  incluso  como   ausencias  bien  marcadas  (“¿quién  es  tu  papá?”.   En  un  largo  proceso  de  socialización.   tu   tío.  Aun  en   el   caso   de   los   grupos   familiares   donde   los   hombres   adultos   no   han   estado   presentes.   “este   apellido   viene  de  lejos”.  con  valores   y   contradicciones.31  Aprendiendo: Las huellas de la masculinidad Las   huellas   de   la   masculinidad   tradicional   están   impresas   en   nuestros   cuerpos.  en  la  más  profunda  intimidad  de  nuestro  sentir.       Sería   muy   difícil   que   alguien   pueda   decir   que   no   estuvo   influenciado   por   el   imaginario  de  lo  masculino  con  que  se  mueven  los  grupos  humanos.   tu   abuelo.   en   contacto   con   la   generación   antecedente   y   transmitiéndola   a   las   generaciones  siguientes.  ¿dónde  está  tu  padre?”.   tu   padrino).   como   mandatos   heredados   que   configuran   decisiones   y   territorios   (“esta   casa   la   dejó   papá”.  para  modificar  la  transmisión  que  hacemos.  pensar  y  creer.  “él   ha  sido  como  mi  padre”).   en   nuestros   nombres.     De tal Palo.  tomar  conciencia  de  esa  historia   personal.   fuimos   educados   para   ser   hombres.

32

Exploración grupal
Generando estrategias
1.    Las  cuatro  esquinas  de  la  vida  es  un  ejercicio  que  puedes  realizar  en  grupo,  
con  la  anotación  de  que  el  compartir  se  hace  en  parejas  o  tríos,  donde  cada  
quien  cuenta    su  sentir,  sus  descubrimientos.    
 
2.   Es   importante   dedicar   tiempo   a   escuchar   al   otro,   para   hablar   de   estas   cosas  
que  muchas  veces  no  han  sido  abordadas  en  otros  momentos;  la  escucha  resulta  
provechosa  sin  juzgar,  sin  aconsejar,  sin  interrumpir.    
 
3.   Las   lecturas   pueden   ser   utilizadas   por   quien   facilita   para   provocar   con  
preguntas,  colocar  propuestas,  tener  bien  consolidadas  las  ideas  fuerza  de  este  
primer  momento.    
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La  escucha  activa  es  muy  importante;  ella  involucra  mirada,  cuerpo,  atención,    
dedicación  al  otro  durante  los  minutos  que  abre  su  experiencia.  

Ministerio de la Mujer

33

Ruta Metodológica para la acción grupal

Aprendizajes:

Compromisos:

De tal Palo, tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad

34

tema

2

Matatán, pechú y macana:
el modelo hegemónico
Exploración personal

Propósito

Identificar   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad,   sus  
características   físicas   y   emocionales,   la   relación   con   la   sociedad   patriarcal   y  
su  concreción  sociocultural  en  la  República  Dominicana.    

Tocando el género

Vamos   a   explorar   desde   la   realidad   personal   el   modelo   hegemónico   de  
Masculinidad.  Necesitaremos  dos  papelógrafos,  cinta  pegante  y  un  marcador.  
Debes  buscar  a  alguien  que  te  ayude.    

Ministerio de la Mujer

  Y   uno   se   pregunta.  tranquilamente  y  sin  prisa. tal astilla.  Une  con  cinta  pegante  los  dos  papelógrafos.  a  lo  largo.   garantizando   que   aprendan   que   la   autoridad   se   ejerce   desde   la   fuerza.      Des-aprendiendo “Correctos.   con   cara   seria   cuando   están   ejerciendo   sus   funciones   y   con   una   divertida   sonrisa   cuando   están   fuera   de   ellas”.   quédate   a   solas.  La  persona  que  te  ayuda  dibujará  tu  silueta  con   el  marcador.35 1.   la   rectitud  y  la  inexpresividad.  Así  comienza  un  reportaje  sobre  la  tropa  de  “soldaditos  de  la  ciudad”.   recuerdos  o  imágenes  mientras  lo  hace.     Recordemos   que   vivimos   en   una   civilización   que   valora   la   destrucción   sobre   la   vida   y   que   la   prueba   de   eso   está   en   las   astronómicas   cantidades   de   dinero   que   se   invierten   en   la   industria   armamentista   a   nivel   mundial.   En   las   fotos   que   acompañan   al   artículo.  Estos   niños   reciben   entrenamiento   que   incluye   visitas   a   campamentos   militares.   ¿es   que   para   lograr   la   conciencia  ciudadana  es  necesario  “jugar”  con  las  imágenes  de  la  fuerza?  ¿No   sería  posible  que  se  creara  la  conciencia  a  partir  de  imágenes  positivas  de  la   niñez?   ¿O   es   que   el   Ayuntamiento   piensa   que   la   única   forma   de   que   entendamos   los   dominicanos   y   las   dominicanas   es   a   través   de   la   fuerza.   el   dominio  y  el  control?  Poner  a  un  niño  en  uniforme  militar  es  el  equivalente   de   acelerar   su   proceso   de   formación   para   la   masculinidad   dominante   y   agresora.   recordando   todas  las  impresiones  que  te  surjan.   impecables.   la   iniciativa   está   repleta   de   símbolos   de   la   masculinidad   hegemónica.       De tal Palo.   firmes.   3.   Cuando   termine.   un  grupo  de  niños  formados  por  el  Ayuntamiento  del  Distrito  Nacional    para   ejecutar   campañas   de   limpieza   y   ornato   de   la   ciudad.     4.       Como   se   puede   apreciar. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   contempla   tu   silueta   y   obsérvala.   se   ve   los   niños   en   perfecta   formación   vestidos   con   uniformes  militares  y  con  las  más  serias  caras  que  se  pueda  imaginar.   Escribe   o   dibuja   sobre   tu   silueta   lo   que   consideras   son   las   características   físicas  y  emocionales  con  que  te  reconocen  como  hombre.     2.  Acuéstate  sobre  el  papel.   intentando  recordar  los  momentos  más  cercanos  a  la  niñez  o  juventud  donde   te   diste   cuenta   del   significado   de   ser   hombre   y   cómo   ocurrió.  Consciente  de  todas  tus  emociones.

 p.   aunque   quizá   no   te   guste.   acelerar su tan   pronto   comenzamos   a   interactuar   con   nuestro   proceso de entorno.   en   pasillos.   los   dominante y jefes   en   el   trabajo.  pacíficos  y  solidarios.   marcadores   y   cinta   pegante.  2009.   Así.  Cuatro  casos  de  violencia  contra  la  mujer  y  su  relación  con   el   sistema   de   protección   en   Santo   Domingo.     dibuja  esas  características  (no  es  necesario  ser  buen  dibujante.   Haz   un   esfuerzo   por   situarte   en   lo   que   se   dice   común   y   cotidianamente.  se  nos  enseña  a  asumir  una  coraza  de  fuerza   formación para que  será  la  responsable  de  garantizar  todo  un  conjunto   la de   privilegios   a   lo   largo   de   nuestra   vida.  sino  ser  lo  más  gráfico   posible)  colocando  palabras  de  tu  reflexión  alrededor.  símbolos.   Centro   de   Estudios   de   Género.   los   hombres   militar es el nacimos   con   todas   las   capacidades   para   ser   seres   equivalente de humanos  íntegros.       Ángel  Pichardo  Almonte.   siempre   y   agresora.     Toma   una   hoja   de   papel   o   un   pliego   de   papelógrafo.  Sobre  vivencias. cuando   nos   ajustemos   al   patrón   de   comportamiento   diseñado   para   el   dominio  masculino.     Genera/acción Reflexiona   sobre   las   características   físicas   y   emocionales   que   la   sociedad   dominicana   exige   para   ser   hombre.   ¿Es   este   el   mensaje   que   queremos   transmitirles  a  nuestros  hijos  e  hijas?       Poner a un niño (…)  Los  hombres  no  nacieron  siendo  seres  agresivos  e   en uniforme indolentes.  176.36   Glorificar   el   uniforme   militar   como   un   símbolo   de   los   valores   cívicos   es   el   equivalente   a   plantear   que   los   seres   humanos   sólo   se   relacionan   con   respeto   bajo   la   amenaza   de   la   represión   militar.  imágenes.   la   calle   y   los   grupos.   sino   de   lo   que   percibes   y   escuchas.  En:  Lucero   Quiroga  et  al.   Ministerio de la Mujer .   Reflexiona  el  parecido  y  diferencias.   No   se   trata   de   lo   que   tú   piensas.  “Nuestros  mejores  soldaditos  de  plomo”  (fragmento).   los   jefes   en   la   política.   Al   igual   que   las   mujeres.   Intenta   ser   directo.  Compara  con  tu  propio  dibujo.   se   nos   masculinidades enseña   que   llegaremos   a   ser   los   jefes   de   la   casa.   INTEC   y   PNUD.   recordando  palabras.  Sin  embargo.   Santo  Domingo.

  el   hombre   tiene   prohibido   manifestar   emociones   como   la   ternura   y   la   delicadeza.   Además.   basada   en  aspectos  de  poder.   un   pechú   y   un   macana.37  Aprendiendo: la masculinidad hegemónica La   masculinidad   es   un   conjunto   de   características.   fuerte.   como   lo   masculino   debe   ser   lo   contrario   de   lo   que   se   considera   femenino.   crecemos   en   ella.   no   es   escogida.     pensar   y   comportarse   los   hombres.   Impone   una   manera   rígida   de   comportarse.  con  algunos   roles  sociales  y  rasgos  de  identidad  que  el  modelo  valora.   dominante.  nuestras  alegrías  y  la   manera  como  vemos  nuestro  ambiente.  y  más   delicada   e   inteligentemente.           Entre   algunos   de   los   atributos   que   el   hombre   debe   poseer   para   ser   considerado   “verdadero   hombre”   se   menciona:   ser   poderoso.  pero  es  más  difícil   observar   ese   machismo   cuando   está   en   uno   mismo   y   cuando   ha   tomado   formas  elegantes  de  operar.  el  miedo  y  la  inseguridad.   triunfador.  que  tocan  incluso  nuestros  sueños.  de  tal  modo  que  actúa  impunemente.   o   sentimientos   de   debilidad  como  el  llanto.  pero  también.   Dicta   las   normas   de   lo   que   está   permitido   y   de   lo   prohibido.   Es   decir:   un   matatán.   Para   los   hombres   estas   son   características   obligadas   que   hay  que  mostrar  para  reafirmar  constantemente  que  se  es  un  hombre.  violencia  y  una  supuesta. tal astilla.   hegemónica.       También   es   difícil   para   algunas   mujeres   detectar   cómo   actúa   en   ellas   el   modelo   hegemónico   con   rasgos   machistas   que   les   configura   su   actuar.   seguro   de   sí   mismo.         La   masculinidad   hegemónica   actúa   de   maneras   obvias   que   podemos   encontrar  en  el  consenso  social  de  quienes  nos  rodean.   reproducida   y   legitimada   que   define   cómo   deben   sentir.     Existe   una   manera   estandarizada.   de   maneras   sutiles.   vivimos   con   ella. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   aceptada.       Esa   masculinidad   impuesta.  siempre  lista.       Es  relativamente  fácil  tachar  a  algunos  hombres  de  machistas  porque  se  les   ve  muy  identificados  con  las  características  físicas  y  emocionales.   competitivo.   Esa   masculinidad  asignada  es  identificada  como  masculinidad m asculinidad   hegemónica.   rudo.   luchamos   por   ella.   su   De tal Palo.   valores   y   comportamientos   que   una   sociedad   impone   como   el   "deber   ser   de   un   hombre".   casi   imperceptibles   y   por   ello  muy  efectivas.  capacidad  a  las   relaciones   sexuales.

 La  masculinidad  no  es  sólo  la  conducta  de  personas  aisladas.   para   desatar   acciones   transformadoras.  su  creer.     Ministerio de la Mujer .   Afecta   lo   que   decimos.  sino  también   una  estructura  ideológica  que  determina  la  manera  de  ver  las  relaciones.   lo   que   jugamos.  alerta  y  mucha  creatividad.   las   cosas   que   construimos   e   investigamos   y   cómo   las   hacemos.   desde   lo   personal   hasta   lo   más   ideológico.38 pensar.   ni  sólo  la  decisión  personal  de  querer  ser  exitoso  con  el  modelo.  tampoco  pretender  cambiarlo  con  sólo   nuestra   decisión   personal.   pero   el   camino   a   los   cambios   es   largo   y   requiere  perseverancia.  aquello  que   creemos   firmemente.  desde  donde  se  decide.  el  cuerpo  que  somos.   el   trabajo.  emite  y  modela  esa  conducta.             La   masculinidad   hegemónica   actúa  en  todos  los  planos:  en  lo   individual  y    en  lo  colectivo.         Tomar   conciencia   de   este   plano   tan   fundamental   es   vital   para   poder   iniciar   cambios.       Negar  o  suavizar  el  modelo  no  ayuda.   Los   cambios   inician   con   nuestra   insatisfacción   e   incomodidad   con   este   modelo.  el  mundo.  es  decir.  en   lo   subjetivo   y   objetivo.   la   más   íntima  convicción  personal.   pasando   por   las   relaciones.  las  creencias  y  hasta  la   mismidad.   en   lo   cotidiano   personal   y   en   lo   público   político.   pero   que   decimos   tener   o   querer.   las   instituciones.  la   cultura.

  proponemos   el   ejercicio     “la   rueda  de  fuerza”.     De tal Palo.  los  favoritos  a  ganar.       3.   se   motivará   a   un   plenario   con   preguntas   sobre   el   desarrollo   del   ejercicio.   A   la   señal.  donde  todos  se  entrelazan  por   los   brazos.  de  ojos?  ¿cómo  viste.  tratando  todos  de  romper  la  unión   por  otro  lado  que  no  sea  el  suyo.         La Rueda de fuerza El   grupo   de   hombres   que   hace   este   ejercicio   será   advertido   de   que   no   habrá   intervención   del   facilitador   sino   hasta   el   final.   quienes   podrán   decidir   quién   es   el   ganador   a   través   de   una   prueba   de   fuerza.  Si  alguien  se   suelta  o  es  obligado  a  hacerlo.   el   grado  de  fuerza.39 Exploración grupal æ Generando estrategias 1.  la  aparente  solidaridad  o   competencia.     Ambos   momentos   son   muy   fuertes   e   intensos   y   es   muy   recomendable   crear   un   clima   sin   interrupciones.  sale  del  ejercicio  y  sale  también  quien  estaba  de  ese  mismo   lado   entrelazado   con   él   y   así   sucesivamente   hasta   que   queden   dos   o   tres.  sino  una  estructura  que  se  nos  impone  a  los  hombres  desde  todas  las   esferas  sociales.  Hay  que  hacer  preguntas  clave:  ¿qué  altura  tiene  este  modelo?   ¿cuál  es  su  color  de  tez.  qué  cosas  usa?  ¿cómo  es  su  modo   y  presencia?       2. Estrategias en Masculinidades para la Equidad . tal astilla.   la   rueda   comienza   a   moverse.   que   será  la  rueda.   Cuando   todo   haya   terminado.   Es   muy   apropiado   detectar   el   modelo   en   dos   momentos   distintos   aunque   conectados:  la  verificación  personal  a  través  del  dibujo  de  la  propia  silueta  y  el   gráfico  grupal  de  las  características  físicas  y  emocionales  que  la  sociedad  exige  a   los   hombres.  el  cual  no  es  una  dinámica  de  animación.   Nos   organizamos   en   un   círculo.   observadores   externos   o   distractores  como  celulares  y  relojes.   Para   ambientar   un   poco   a   la   vivencia   del   modelo.  las  estrategias  y  trampas.    El  dibujo    del  modelo  hegemónico  de  masculinidad  es  una  herramienta  muy   efectiva  para  tomar  conciencia  de  que  el  machismo  no  es  sólo  una  decisión   personal.  sino  una  herramienta   para  verificar  grupalmente  la  socialización  en  el  modelo  hegemónico.

40  Ruta Metodológica para la acción grupal Aprendizajes: Compromisos: Ministerio de la Mujer .

  adhiriéndolas   en   el   lugar   que   real   o   simbólicamente   creas   tú   que   se   aloja   esa   característica.  Escribe  en  una  tira  de  papel  cada  característica   que  identifiques.             1. tal astilla.      Tocando el género Trabajaremos  con  la  fotografía  de  un  monumento   representativo   del   folclor   dominicano:   el   lechón   de   Santiago.   ¿se   parecen   a   las   del   lechón?     De tal Palo.   cinta   pegante  y  marcador. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   Necesitarás   tiras   de   papel.41 tema 3 Marcados digitalmente: La inteligencia del sistema Exploración personal ➠ Propósito Detectar   las   marcas   hegemónicas   y   sus   efectos   con   los   cuales     el   sistema  patriarcal  legitima  el  modelo  hegemónico    de  masculinidad  en  cada   hombre  concreto  y  en  los  mecanismos  con  los  que  se  reproduce  socialmente.   ¿Qué   características   masculinas   hegemónicas   te  parece  que  transmite  el  “lechón  de  Santiago”?       2.   ubica   en   tu   propio  cuerpo  las  características  que  transmite  el   modelo   hegemónico   de   masculinidad.     3.   En   un   momento   de   reflexión.

  duros.  la  libertad  sexual.  Londres.  Ambos   aspectos  están  presentes  en  todos  los  hombres  y  condicionan  mucho  de  sus   relaciones  con  las  mujeres  y  con  otros  hombres.  basándose  y  sustentándose  en  dos  aspectos  fundamentales:  Todos   asimilamos   el   ejercicio   del   poder   de   dominio   y   control   como   atributo   intrínseco   de   la   masculinidad.     Ministerio de la Mujer .   tenaces.  de  asumir  o  no  la  responsabilidad  paterna.  Hombres  de  verdad  o  la  verdad  sobre  los  hombres.   controlar   y   ejercer   poder.   arriesgados   y   violentos   “cuando   sea   necesario”.     todo   hombre   vive   su   heterosexualidad   de   manera   obligatoria   y   dominante.   resistentes.   Derecho   exclusivo   de   hombres:   libertad   de   movimiento  social.       Se   considera   que   la   fuerza   es   una   atribución   exclusiva   de   los   hombres.   Camina   un   poco   con   esas     características   pegadas:   ¿qué   sientes?   ¿Cómo   crees  que  te  ves  con  ellas?  ¿Si  las  quitaras.           Libertad:  el  principal  atributo  del  poder  es  la  libertad.   la   construcción   social   de   la   masculinidad   hegemónica   y   el   sistema   machista   tienen   una   inteligencia   efectiva.  social   y  sobre  todo.  pp.   desvalorizando   la   sexualidad   de   las   mujeres   (misoginia)  y  la  de  personas  homosexuales  (especialmente  hombres).   estar   siempre   a   la   ofensiva.   Tomamos   decisiones   porque   somos   capaces   de   pensar   y   razonar.   Es   un   mandato   social   que   los   hombres   debemos   ser   fuertes.42 4.  sufrir  burla  y  rechazo  porque  lo  débil  es  asociado  a  femenino.         Fuerza   física:   permite   dominar.  cultura  y   política.   es   sujeto   a   ser   discriminado.   Un   hombre   que   demuestra   debilidad   no   es   hombre.  2004.  La  libertad  es  al  poder   lo   que   el   brillo   es   al   oro.  5-­‐6.   A   partir   de   esta   creencia   se   considera   que   los   hombres   tenemos   mayor   responsabilidad   y   capacidad  para  encargarnos  de  trabajos  relacionados  con  ciencias.  familiar.   CIIR.  desaparecerían  de  tu  cuerpo?      Des-aprendiendo: no todos somos iguales Aunque   no   todos   los   hombres   somos   iguales.   rudos.           Inteligencia   racional:   Los   hombres   debemos   ser   decididos.           Patrick  Welsh  y  Xavier  Muñoz.

  digitales.   la   psique   y   la   identidad.  llegando  a  convertirse  en   pautas  de  identidad.   Rastrea   imágenes.   tan   determinantes  que  se  confunden  con  la  propia  piel.  fuerte.  pelión.   diciendo   “hombre  hegemónico”:  inteligente.   rubios. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   sino   frente   a   otros   hombres.  Las   marcas   son   construidas   socialmente   a   partir   de   datos   fisonómicos   (altos.   pero   capaces   de   funcionar   con   la   presencia   de   sólo   algunas   de   ellas.   Estas   marcas   son   profundas.  blancos)  o  aprendidos  (autoritario.   otras   son   adquiridas  o  construidas.   Las   marcas   envían   un   mensaje   de   socialización   exitosa   al   entorno.     De tal Palo.  compara  con  tu   propia   exploración   personal   y   si   lo   deseas.           Tener  marcas  y  mostrarlas  implica  una  posición  de  supremacía  no  sólo  frente   a   las   mujeres.        Aprendiendo   Hemos   comenzado   a   identificar   uno   de   los   más   fuertes   dispositivos   del   modelo   hegemónico:  las   marcas   hegemónicas.   en   la   práctica  van  tomando  valor  a  la  manera  de  muchas  etiquetas  separadas  que   juntas   provocan   un   efecto.  enojado.  Estas   hegemónicas.  Cuando  vuelvas  a  casa.   Nacemos   con   algunas   de   ellas. marcas  son  características  físicas  y  emocionales.   Se   lucha   para   alcanzarlas. tal astilla.  tramposo).  Identifica   cuáles  son  y  recuérdalas  o  anótalas.   repite   el   ejercicio   de   las   tiras   agregando   más   aspectos.  alto.43 g Genera/acción Haz   un   recorrido   por   tu   sector   o   por   las   calles   de   tu   ciudad   o   pueblo.   se   sufre   para   configurarse   en   torno   a   alguna   o   varias   de   ellas.   propaganda   de   productos   o   partidos  en  las  que  creas  que  se  transmiten  mensajes  visuales  a  los  hombres   sobre  las  características    del  modelo  hegemónico  de  masculinidad.  genital.  activo.  en  marcadores  de  género  que  miden  la  masculinidad  y   en   torno   a   las   cuales   se   configura   el   cuerpo.  racional.   Hablamos   de   marcas   porque   aunque   el   modelo   se   presenta   como   un   todo   alcanzable   y   deseado.   roles   asumidos   socialmente.   altamente   valorados  por  el  sistema  bipolar  de  los  géneros.   monumentos.   Reflexiona   sobre   cómo   esas   características   se   van   haciendo  cuerpo  y  piel.

      Ministerio de la Mujer .  leyendo  y  sintiendo.  lo  mejor  es  el  puro   silencio.   El   plenario   debe   abundar   en   lo   que   cada   quien   sintió.   como   contando   las   respiraciones.       Segunda   parte:   cuando   nos   incorporemos.  Insistir  en  este  punto  siempre  es  vital.    Para  realizar  el  ejercicio  de  las  marcas  se  requiere  de  un  ambiente  especial.  Esta  meditación  puede  ser   conducida   por   el   facilitador   pidiendo   recordar   los   rasgos   del   modelo   dibujado   grupalmente  y  los  del  modelo  personal.  Vamos  a  nombrar.   las   tiras   de   papel   y   la   cinta   pegante   ya   estarán   listas   al   centro   de   la   sala.  del  modelo  grupal.   Es   buena   idea   si   cada   quien   ha   traído   el   dibujo   de   su   silueta   y   se   recuesta   sobre  ella  para  meditar  en  silencio  sobre  las  marcas.   de  las  características  que  salieron.  algunas   y  a  cada  una.  agregándonos  otras.  contando  nuestra  experiencia  y  lo  que  descubrimos.   más   que   en   la   enumeración  de  marcas  que  identificó.44 Exploración grupal æ Generando estrategias 1.   de   un   solo   instrumento.   Vamos   escribiendo   “marcas   hegemónicas”   que   identifico   como   mías.   tantas   como   necesite.  Al  terminar.   Aunque   ayuda     mucho   una   música   suave.  Caminamos   despacito  por  la  sala.   una   marca   por   cada   tira   de   papel.    Finalizamos   sentados  en  el  piso.   vamos  a  recordar  el  proceso  de  elaboración  de  la  silueta.  usamos  la  imaginación  para   visualizarme  acostado  sobre  la  silueta.       2.  muy  despacio.         Meditación grupal Primera   parte:   Cada   quien   busque   situarse   recostado   encima   de   su   propia   silueta.   como  piano  o  música  oriental  (por  ejemplo  meditación  zen).   Durante   unos   minutos.  buscamos  si  me  aplica.    Se  ofrece  una  guía  al  facilitador.   Ayuda   mucho   cerrar   los   ojos   y   respirar   normal   aunque   conscientemente.   sin   interrupciones   ni   entradas   tardías   de   quienes   no   hayan   estado   desde   el   principio.     en   tiras   de   papel.     3.   pegándolas   en   aquel   lugar   del   cuerpo  en  que  real  o  simbólicamente  las  sienta  con  más  fuerza.

45 Tercera   parte:   arrancamos   una   por   una   las   marcas   que   pegamos   sobre   el   cuerpo   y   hacemos   un   montoncito   al   centro.  de  modo  que  este  momento  quede  grabado  en  la   conciencia  y  también  sanado. Estrategias en Masculinidades para la Equidad . tal astilla.   Preguntamos   al   grupo   qué   hacer   simbólicamente  con  ellas.        Ruta Metodológica Aprendizajes: Compromisos: De tal Palo.

46 tema 4 “De tal palo.    Tocando el género Contemplando  tanto  la  silueta  personal   que   elaboraste   antes. tal astilla”: Ni perfecto. ni divino Exploración personal ➠ Propósito Sensibilizar   sobre   la   necesidad   y   urgencia   del   proceso   de   deconstrucción   del   modelo   hegemónico   de   masculinidad.  ¿Qué  características  físicas  y  emocionales  tuyas   NO  concuerdan  con  el  modelo  hegemónico?       2.   reflexionamos:             1.  ¿Qué  influencia  tienen  sobre  TU  masculinidad  esas  características?   Ministerio de la Mujer .   como   el   dibujo   del   modelo   hegemónico   de   masculinidad   y   quizá   revisando   tus   anotaciones   sobre   los   modelos   al   exterior.   ¿Cómo   has   vivido   esas   características?   ¿Qué   otras   cosas   sientes   que   te   definen   como   persona   y   como  hombre  y  sin  embargo  NO  concuerdan  con  el  modelo  hegemónico  de   masculinidad?     3.   a   partir   de   la   categoría   “fracturas”   identificada   en   las   propias   experiencias  y  en  el  análisis  del  entorno  social. ni único.

      Son   fracturas   porque   el   modelo   hegemónico   las   interpreta   como   tales   y   no   tienen   valor   en   su   contexto   de   dominación. tal astilla.   con   las   que   se   mide   su   masculinidad.  sino  por  nacimiento  o  por  socialización.   en   ellos   son   fracturas.     De tal Palo. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .       Larry  José  Madrigal.  que  para  el  modelo  es  inferior.  es  subordinado.  Centro  Cultural  Poveda.   Estos   hombres   no   adquirieron   esas   marcas   no   siempre   por   no   querer.     La   maquinaria   ideológica   y   cultural   que   hace   posible   la   configuración   hegemónica   de   los   hombres  genera  también  hombres  con  fisuras  y  fracturas.   fallos   de   socialización   en   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad.   por   la   voluntad  personal.  [2010].   inclusive   físicas.   Las   fracturas   pueden   ser   tan   simples   como   una   fisura   o   tan   complejas   y   abiertas   como   un   abismo.  Santo  Domingo.   la   realidad   cotidiana   nos   va   indicando   que   ese   modelo   no   es   perfecto  ni  uniforme.  no  es  uniforme.  no  todos  los  hombres  tienen   éxito   en   adecuarse   a   esas   medidas.   es   decir.   Siempre   se   nos   muestra   algunos   hombres   que   sí   aparecen   configurados  exitosamente  y  que  validan  el  modelo  para  todos  los  demás.  no  es  infalible.  Guía  Pedagógica  en  Masculinidades.         Por   cada   marca   del   modelo   existe   una   fractura.       Son  hombres  “fracturados”  que  pese  a  todos  los  esfuerzos  de  configuración   salieron   “defectuosos”   del   proceso   de   producción   cultural   de   los   géneros.       Estos  hombres  fracturados  son  posibilidad  de  cambio  porque  muestran  que   el  modelo  no  es  perfecto.  Si  tal  modelo  es  un  patrón  de  medida.  Un  aporte  a  la  escuela  para  la   educación  en  género.   una   por   cada   hombre   que   no   logró   adquirir   las   tan   ansiadas   marcas   del   modelo   y   por   el   modelo.   dependiendo  del  grado  de  rechazo  del  modelo  y  su  cercanía  a  lo  considerado   femenino.  Son  muchos  los  hombres  que  al  hacer  un  análisis  crítico   de  género  de  ese  modelo  hegemónico  descubren  que  no  caben  y  que  lo  que   deberían   ser   marcas   de   origen.  Sin   embargo.47  Des-aprendiendo: las fracturas del modelo     Desde   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad   se   mide   e   interpreta   a   los   hombres.

  dolorosa   y   crítica.   Ser   fracturado   no   es   chistoso.   cosas   de   mujeres.  porque  el  modelo  nos  ha  enseñado  que  son  debilidades.  con  posibilidades  de  cambiar.48 Genera/acción Profundiza  personalmente  las  marcas  y  los  hallazgos  del  ejercicio  inicial   de   este   tema.     ¿Qué   dibujo   “modelo”   resultaría?.   Al   reconocer   las   fracturas   con   las   que   vamos   caminando   por   la   vida.   ¿resulta   contradictorio   identificar   marcas   y   fracturas   habitando   el   mismo   ser   humano?    Aprendiendo   No  es  fácil  enfrentar  la  crítica  social  cuando  personalmente  nos  reconocemos   como   hombres   fracturados   frente   al   modelo   hegemónico.  Fracturas  y  marcas  nos  hacen  hombres  diferentes.     Ministerio de la Mujer .   en   algunos   incluso   son   verdaderas  grietas.       ¿Significa  esto  que  sin  un  modelo  hegemónico  de  ser  hombres.  Seguimos  siendo  hombres  aunque  no  quepamos   con   todas   las   marcas   y   bajo   todas   las   medidas   impuestas   por   el   modelo.  No  vamos  a  ser  premiados  por   mostrar   deficiencias   de   modelo   y   fallas   que.   incluso   viviendo   la   paradoja.   ¿qué   cosas   haces   o   sientes   de   tu   ser   hombre   que   no   aparecen   en   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad?.   Muchos   han   invertido   la   vida   entera   en   ocultar.   Imagina   un   dibujo   en   el   que   tuvieras   que   graficar   cada   una   de   las   características   que   definen   la   manera   concreta   de   masculinidad   que   has   configurado   contigo   mismo.   algo   que   no   debemos   tener   o   al   menos   no   mostrar.   de   tener   marcas   que   cohabitan  con    fracturas.   al   menos   a   una   primera   vista.   disfrazar   o   disimular  fracturas  tras  las  marcas  hegemónicas  que  sí  tienen.   la   experiencia   personal   de   muchos   hombres.   pasados   y   presentes.   hacemos   el   sentido   contrario  que  cuando  reconocimos  las  marcas.  sino  seres  únicos.   ni   recompensa   socialmente.  dejamos  de   ser   hombres?   No.   no  modelos  creados  en  serie.  nos  lo  confirma.

 ni  de  la  noche  a  la   mañana.   desvalorizados   o   francamente   condenados.   ni   única.     Aunque   se   nos   pinte   como   un   robusto   árbol   de   raíces   profundas.     Muchos   probablemente   hemos   encontrado   cómo   en   nuestras   relaciones.  pero  también   nos  muestran  que  tal  pretensión  de  permanencia  e   inmovilidad  puede  ser  deconstruida  y  transformada.   ser   analítico.   violentos.       Las   fracturas   nos   permiten   develar   los   mecanismos   perversos   del   modelo   hegemónico   para   mostrarlo   como   lo   que   es:   una   poderosa   maquinaria   de   configuración.   se   valora   aspectos  y  datos  de  nuestra  persona  de  los  que  o  no  tenemos  conciencia  de   cuándo   y   cómo   lo   adquirimos   (“tan   ordenadito”.   la   rebeldía   y   conciencia   de   no   ser   el   modelo   tal   cual   es   impuesto   genera   conciencia.   de   nuestra   vida.  tienen  una   duración   finita.   pero   ni   perfecta. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  los  palos  resultantes  del  mismo  se  astillan.  más  hombre”).   queridos   y   asimilados   por   el   entorno   como   rasgos   muy   masculinos   y   al   mismo   tiempo   con   rasgos   que   forman   parte   íntima   de   nuestra   personalidad.  se  rompen. tal astilla.  muestro  quién  soy”.49     La  fractura   fractura es  una  categoría  de  análisis  crítico  frente  al  modelo  hegemónico   que     nos   puede   ayudar   y   potenciar   personal   y   grupalmente   para   realizar   cambios.   De   sus   restos   podemos   reconocer   de   dónde   vienen.   sus   astillas  hablan  de  la  fortaleza  y  origen.  “quien  pega  primero.  pega  dos  veces”.   “tan   dueño   de   sí   que   nunca   pierde   el   control”.   “tanto   que   sabe”)     o   los   hemos   desarrollado  conscientemente  (“los  hombres  no  deben  llorar”.       Aunque   la   inconformidad   personal.       La  mayoría  de  nosotros  nos  hemos  encontrado  con   la   paradoja   de   identificar   muchos   rasgos   dominantes.   que   hemos   tenido   que   esconderlos   porque   al   ser   mostrados   resultan   criticados.   que   puedan   ir   haciendo   posible   nuevas   relaciones  entre  los  géneros.  “cuando  doy  la   mano.  ni  tampoco  en  todos  los  hombres.   caballero.   no   se   generan   los   cambios.     De tal Palo.   comparación   por   demás   acertada.   pero   sí   podemos   generar   cambios   concretos   en   nuestro   entorno.  “entre  más   mujeres.     sólo   por   no   estar   de   acuerdo.   ni   divina.  No  es  posible  deconstruir  el  modelo  hegemónico.

  la   altura.   no   juzgar.   adquiere   rango   de   marca   y   fractura.  Sugerimos  vivamente  usar  la  misma  silueta  que  cada  quién  se   dibujó   antes   y   escribir   sobre   ella   con   otro   color   de   marcador.  símbolo  u  oración  de  VALORACIÓN  de   las  fracturas.  es  indio  claro”.   se   valora   más   la   tez   clara.           Exploración grupal æ Generando estrategias 1.   la   fisonomía.   El   final   es   clave   para   transmitir   esperanzas   de   cambio.   los   ojos   claros   y   se   ve   como   defecto.  Atención:  las  fracturas  no  son  “defectos”  o  “fallos  morales”.   más   que   en   la   enumeración   de   fracturas   que   identificó.  colores  y  rasgos.  Ayuda  mucho  contemplar  los  dibujos  y  siluetas  que  el  grupo  haya  podido  realizar  o  que   se  haya  obtenido  de  otros  grupos  y  procesos.  ni  divino.   la   esbeltez.  para  realizar  el  dibujo  de  las  fracturas  se   requiere   de   un   ambiente   especial   sin   interrupciones   ni   entradas   tardías   de   quienes   no   hayan  estado  desde  el  principio  con  mucho  respeto  por  cada  participante.  el  pelo  “malo”  o  la  baja  estatura.   el   pelo   “bueno”.  Se  ignora  así  el  poder  transformador  de  la   diversidad   que   evidencian   las   fracturas:   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad  ha  sido  creado  socialmente  y  ni  es  único.   según   sea   la   interpretación   social   conforme   al   modelo.   Escuchar.  “mi  abuela  era  rubia   y  de  ojos  azules”.  Como  se  sabe.   mala   suerte  o  “huella  de  clase”  la  piel  oscura.    Igualmente  que  con  las  marcas.   reflexionar  su  aplicación  o  no  en  la  propia  persona  y  estimular  la  identificación  de  aquello   que  el  modelo  NO  valora.    Se   trabaja   incluso   para   que   esos   datos   genéticos   parezcan   diferentes.  todos  son  altos”.       De   ese   modo.  pudiéndose  hacer  creativamente  un  acto.     Ministerio de la Mujer .  “soy  el  más  pequeño  de  la  familia.   se   crea   un   mecanismo   de   conversión   de   las   fracturas   en   mal   disimuladas  marcas  hegemónicas.50   Lo   más   triste   es   que   hasta   los   datos   biológicos   con   los   que   nacemos.   lo  mejor  es  el  puro  silencio.   agregando   aspectos   y   detalles.       3.     Insistir   en   este   punto   siempre   es   vital.   sea   por   obra  de  las  tecnologías  de  la  belleza  y  la  gracia  de  los  gimnasios  o  sea  por  la   interpretación  correctiva:  “no  es  mulato.  ni  perfecto.   no   preguntas   morbosas.   El   plenario   debe   abundar   en   lo   que   cada   quien   sintió   y   descubrió.  quizá  objetos  y  símbolos.  La  contemplación  consiste  en  observar.   De   tal   suerte.       2.  sino  rasgos  poco   valorados  en  los  hombres  según  el  modelo  hegemónico  de  masculinidad.

Estrategias en Masculinidades para la Equidad .51  Ruta Metodológica para la acción grupal Aprendizajes: Compromisos: De tal Palo. tal astilla.

52 Unidad 2 Las apariencias engañan. Los dispositivos de la masculinidad De cómo nos vamos haciendo hombres. Ministerio de la Mujer .

 para  el  Seminario  de   Masculinidad  del  Centro  de  Estudios  de  Género.  pero  no  inmutable.  el  acantilado  y  las  olas”.  Un   aporte  para  la  educación  en  genero  en  la  escuela.     De tal Palo.   rosado.  2008.  tan  difícil  de  cambiar. tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   donde   papá.  San   Salvador.  Santo  Domingo.  que  no  vale  la  pena  apostar  por   ella.   ha   sido   bastante   estudiado.   [2010]  y  del  mismo  autor.  Fascículo  1.     La   reflexión   sobre   el   género   y   la   manera   cómo   los   hombres   y   las   mujeres  vamos  construyendo  el  género  desde  el  nacimiento.  La  pregunta  por  las  masculinidades.  incluso  antes  del   nacimiento   (“si   es   niña.   Ni   todas   las   familias   están   constituidas   de   este   5    A  partir  de  un  escrito  previo  de  Larry  José  Madrigal  en:  Guía  pedagógica  en  Masculinidades.   mamá   e   hijo     (en   este   orden)   son   la   típica   fotografía   que   se   promueve.  Santo  Domingo.  la  conferencia  “Masculinidades.  Mantener  posiciones  tan  absolutas  puede  hacer  más  fuerte  la   resistencia  a  cambios  sostenibles  y  seguir  legitimando  como  natural   o  divino  un  aprendizaje  vital.  todavía  son  deudores  de   una   visión   romántica   de   familia   nuclear.   cuando   enfocamos   la   mirada   en   las   masculinidades   aparecen   situaciones   particulares   que   matizan   la   creencia   de   que   es   la   familia   la   que   define  en  última  instancia  la  identidad  de  género6.   muchos   conceptos   de   familia   que   determinan   políticas.  es  irreversible   y  a  lo  menos.53 Masculinidades: de cómo nos vamos haciendo hombres 5     Se   da   por   sentado   que   la   socialización   de   género   de   los   hombres.  noviembre  2009.   que  genera  roles  asumidos  vitalmente  y  continuamente  reforzados   (como  la  expresión  “todos  los  hombres  son  iguales).  INTEC.     6    Maria  Cristina  Palacio.   si   es   varón.   centrada   en   el   padre.  en  el   seno   del   núcleo   que   se   constituye   en   familia.       En   primer   lugar.   azul”).    Centro  Cultural  Poveda.  Centro  Bartolomé  de  las  Casas.  prácticas  y    abordajes  de  análisis.   Aunque   es   cierto   que   la   familia   deviene   en   el   primer   escenario  de  socialización  para  la  nueva  criatura.

  mientras   que   en   la   zona   rural.   muchas   veces   por   ausencia   del   padre   o   por   su   presencia   intermitente.  2008).   por   múltiples  referentes  masculinos  y  femeninos  (tíos  y  tías.   en   el   contexto   latinoamericano   y   caribeño.   en   las   zonas   urbanas.    y  aparece  la   connotación   de   familia   como   el   lugar   de   una   única   y   profunda   emocionalidad   que   provee   mecanismos   de   poder   y   de   control   desde  la  trampa  de  los  afectos  (Palacio.  Casi  un  14%  no  vive  ni  con   la   madre   ni   con   el   padre.  ni  tampoco  en  todas  los  padres  asumen  un  rol  activo  en  la   crianza  de  la  prole.       La   investigadora   colombiana   María   Cristina   Palacio   dice   que   la   trampa  de  los  afectos  opera    vía    la  manipulación  psicoafectiva  (“si   7    Encuesta  Nacional  Demográfica  y  de  Salud.   Vale   destacar   que   el   porcentaje   de   niñas   y   niños   que   viven   con   su   padre   y   madre   es   de   56%.   por   abuelas.   Sólo   en   República   Dominicana.   no   siempre   por   elección.  2002.       En   segundo   lugar.  primos  y  primas).   Estas   cifras   evidencian   diversidad   de   modelos   familiares   ampliados.       Por   esta   línea   de   análisis   vemos   que   se   derrumba   el   ideal   de   sagrada  familia  regentada  por  un  padre  responsable.  sino  muchas  veces  por  un  padre  ausente  y  por  lo  que  el   entorno  social  espera  y  reproduce.  pp.  sea  por  ausencia  práctica  en  el  hogar  o  porque   se  entiende  que  no  es  su  responsabilidad.   siendo   de   25%   quienes   viven   sólo   con  la  madre  y  de  4%.       La   masculinidad   se   va   configurando   no   por   influencia   del   padre   presente.  siendo  el  Distrito  Nacional  el  porcentaje  más  alto  del  total   (33%).   Ministerio de la Mujer .   negociados.   Por   ejemplo.  abuelos  y   abuelas.2%  de  los  hogares  tiene  a  una  mujer  sola  como  jefa   de   hogar.7%   de   los   hogares7.   cambiantes.  el  31.  sólo  con  el  padre.   son     el   21.  18-­‐20.   las   familias   cambian.54 modo.   los   hogares   constituidos   por   hermanas-­‐niñas   que   actúan   como   madres.

 Es  el  género  asignado.   de   la   mano   con   la   familia.   configura   las   personas   (control   y   regulación   del   cuerpo. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   Esa   masculinidad   legitimada   y   esperada   construye  el  género  de  los  hombres.  somos  etiquetados  como  hombres  y   se   nos   asigna   un   patrón   de   vida.       aceptado  y  transmitido  de  comportamientos.   Por   el   contrario.   masculino   y   femenino.   “aquí   mando   yo”).   para  que  los  hombres    asuman  en  ella  roles  de  cuidado  de  la  prole  y   conformación  de  identidad.   va   siempre   unida   a   De tal Palo.   niega   las   individualidades   y   subjetividades   (porque   dice   que   son   alteraciones   o   transgresiones   al   poder   del   padre). tal astilla.   el   bienestar   y   la   felicidad   familiar).   especialmente   genitales.   muestra   la   urgencia   de   trabajar   en   otros   escenarios.55 me   quieres.   para   que   responda  al  ejercicio  del  poder.   subsume   sus   intereses   en   la   homogeneidad   familiar   (la   armonía.  trascendiendo  culturas  y  geografías.   y   asumiendo   rasgos   propios   locales.   un   modelo   socialmente   definido.       Así.   “el   honor   de   la   familia”).   sino   de   la   manera   de   construir   la   identidad   y   las   relaciones   sociales   articulándolas   en   dos   polos.       La  masculinidad  así  construida.   según   los   datos   biológicos   visibles.   harás   esto…”.  valores  y  expectativas   para   ser   hombres.  ya  sea    desde  quien  domina  o  como   subordinado)  e  impone  y  obliga  a  una  “responsabilidad”  (el  trabajo   como  control  social  y  legal).       Todo   esto   no   significa   la   muerte   de   la   familia   o   la   ausencia   definitiva   de   los   hombres   en   ella.   ser   hombre   no   es   cuestión   sólo   de   sexo   biológico.       Los   dispositivos   de   género       Desde   un   enfoque   de   género.  interpretados  al  nacer.   esconde   al   sujeto   como   agente   de   elección   individual   (“la   familia   por   encima   de   todo”.  según  nacemos  con  pene.

56

determinadas   cualidades,   sobre   todo   asociadas   con   la   fuerza,   la  
violencia,   la   agresividad,   la   potencia,   la   inteligencia   y   la   idea   de   que  
es   necesario   estar   probando   y   probándose   continuamente   que   se  
"es   hombre"   y   que   se   ha   logrado   alcanzar   el   modelo   definido   y  
deseado   de   ser   hombre   en   un   contexto   social   determinado.   Este  
modelo  definido  no  admite  contrapuntos  o  alternativas,  prevalece,  
se   convierte   en   estereotipo.   Es   el   modelo   hegemónico   de  
masculinidad.    
 
La  socialización  en  el  modelo  hegemónico  es  fuerte  y  permanente,  
con  una  inteligencia  que  se  actualiza.  Actúa  a  través  de  dispositivos,  
los   cuales   son   cualquier   procedimiento   social   a   través   del   cual   un  
individuo   y   colectividad   aprende,   transmite   y   transforma   los  
componentes   de   género   que   conforman   la   subjetividad.   Estos  
dispositivos   de   género   corresponden   a   muy   variados   escenarios,  
dinámicas   y   acciones   sociales,   desde   la   vida   cotidiana   hasta   las  
instituciones  y  la  ideología.    Los  dispositivos  de  género  tienen  una  
fuerza   muy   grande   en   todos   los   espacios   y   en   la   escuela     adquieren  
formalidad,   ya   que   en   ella   se   promueve   valores   y   transmite  
contenidos.    
 
El   modelo   hegemónico   actúa   de   manera   tan   sutil   que   lo  
consideramos   natural   y   hasta   deseado,   aun   sin   darnos   cuenta   de  
que  existe  como  tal.  Sus  expresiones  más  brutales  y  evidentes  son  
rastreadas   fácilmente,   pero   las   sutiles     son   las   peores   por   su  
elegancia  y  cinismo.  
 
GPS:   los   dispositivos   en   el   territorio   cotidiano    
 
En   el   lenguaje   de   los   jóvenes   actuales   han   entrado   para   quedarse  
algunas  palabras  que  tienen  que  ver  con  la  internet,  la  navegación  y  
la  tecnología.  Uno  de  ellos,  conocido  por  su  acceso  en  los  teléfonos  

Ministerio de la Mujer

57

celulares   y   por   google   earth,   es   "GPS"   (global   positioning   system),  
el   sistema   que   nos   permite   saber   con   bastante   exactitud   el   punto  
de   la   Tierra   en   el   que   nos   encontramos.   La   metáfora   con   la   que  
funciona   el   GPS   nos   ha   permitido   desarrollar   una   herramienta  
metodológica   para   mostrar   lo   que   otros   instrumentos  
pretendidamente   objetivos   y   exactos   no   nos   muestran,   esto   es,  
Gender   Positioning   System,   nuestro   propio   GPS,   un   sistema   de  
posicionamiento  de  género.    
 
Con   nuestro   GPS,   los   jóvenes   aprenden   que   analizar   la   realidad   con  
enfoque  de  género  no  tiene  que  ver  solamente  con  denuncias  (muy  
legítimas,   por   cierto)   de   algunas   mujeres   acerca   de   la   supremacía  
política  y  cultural  de  los  hombres,  sino  con  cada  detalle  de  la  vida  
cotidiana   que   hacemos.   Los   jóvenes   son   animados   y   entrenados   a  
pensar   los   espacios   físicos   en   que   se   mueven   con   la   clave:   ¿qué  
espacios   son   masculinos   y   cuáles   femeninos?   Analizan   escenarios  
cotidianos  como  el  hogar,  la  escuela,  el  play,  la  guagua,  la  fábrica,  la  
iglesia,   una   calle,   y   hasta   estructuras   más   complejas   como   una  
universidad,  un  barrio  o  una  plaza  comercial.  Discusiones  y  a  veces  
indagaciones   de   campo   son   objetivadas   en   maquetas   de   cartón  
donde  se  representa  a  mujeres  y  hombres.    
 
Los   resultados   son   sorprendentes:   cada   rincón   que   se   logra  
objetivar   en   la   maqueta   muestra   como   regla  
general   a   los   hombres   en   los   espacios   más  
¿Qué espacios
abiertos,  más  amplios  y  más  valorados  y  a  las  
son masculinos
mujeres   en   los   espacios   más   cerrados,   más  
y cuáles son
pequeños  y  menos  valorados.  Cuando  se  hace  
femeninos?
una   aproximación   a   la   demanda   de   recursos  
que   cada   uno   de   esos   espacios   requiere   nos  
encontramos  con  que  los  hombres  generan  una  mayor  demanda  de  
recursos   y   consumo,   encontrando   que   los   impactos   sobre   el  
entorno  son  más  drásticos,  rápidos  y  continuos.    
De tal Palo, tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad

58

Los   estudios   de   género   y   feministas   nos   han   mostrado   que   las  
mujeres  y  los  hombres  tenemos  diferentes  maneras  de  estar  en  el  
mundo,  sin  quitar  por  ello  la  carga  que  la  humanidad  en  su  actual  
estado   de   desarrollo   y   en   conjunto,   ha   puesto   sobre   el   planeta.  
Pero   todavía   hace   falta   una   mirada   de   género   desde   los   propios  
hombres,   no   como   revanchismo   teórico   y   político,   sino   como  
miradas  necesarias  que  completen  el  panorama.    
 
El   GPS   no   sólo   nos   permite   ubicar   concretamente   a   los   hombres,  
sino   descubrir   diferentes   posiciones   en   el   mundo   que  
interpretamos.   Al   igual   que   “las   mujeres”,   no   es   cierto   que   “los  
hombres”   puedan   ser   metidos   en   una   categoría   absoluta,   como   si  
todos   fueran   iguales   en   sus   condiciones   económicas,   el   acceso   a  
recursos,  el  poder  político  y  la  formación  en  valores  y  cultura.    
 
• El   GPS   también   nos   descubre   los   dramáticos   impactos   a  
muchas   mujeres   pobres   que   son   cabeza   de   hogar   y   único  
sostén  de  muchas  familias,  especialmente  en  las  periferias  
empobrecidas  de  nuestras  grandes  ciudades.  En  RD,  según  
el   IDH,   hasta   un   36.1%   de   las   mujeres   en   edad   escolar  
desertaron  por  unión  o  matrimonio,  embarazo  u  obligación  
de  cuidar  a  hermanos  y  hermanas  menores8,  contra  hasta  
un  82.7%  de  hombres  que  declaran  desertar  por  tener  que  
trabajar,   no   tener   recursos   o   simplemente   porque   “no   les  
gustaba”9.  
• Un   51%   de   la   fuerza   laboral   profesional   y   técnica   está   en  
manos  de  mujeres,  pero  éstas  perciben  solo  el  43%  de  los  
ingresos   de   los   hombres10,   ocupando   RD   el   lugar   general  
8

 
 PNUD.  Informe  de  Desarrollo  Humano,  RD  2008.  “Desarrollo  Humano,  una  cuestión  de  poder”.  p.  
467.  
9
 
 ibidem.   De   más   análisis   requieren   los   datos   sobre   deserción   debida   a   “problemas   infraestructura  
escuelas”  y  “no  posee  acta  de  nacimiento”,  cuya  diferencia  porcentual  entre  mujeres  y  hombres  es  de  casi  
2.7%.    
10
 
 ibidem.   p.   436.   Índice   de   Potenciación   en   Género,   que   mide   la   desigualdad   entre   mujeres   y  

Ministerio de la Mujer

elsiglodetorreon.   12    consultado   24/02/09   en:   http://www.   que   se   mueven   en   los   cuatro   cuadrantes.   autos.   es   decir.mx/noticia/275751.html  y  http://www.dificil-­‐ situacion-­‐de-­‐madres-­‐en-­‐al.  Y  no  podemos  ver  muchos  hombres  pobres  en   el   dato   que   la   mayor   parte   de   la   riqueza   está   concentrada   en   Norteamérica.   p.37792. tal astilla.do/articulo.   metodologías   e   intervenciones   sociales   que   tocan   integralmente   la   realidad.com.   teniendo   mayores   tasas   de   alfabetización   y   matriculación  que  los  hombres.000   niñas   y   jóvenes   entre  15  y  19  años  quedan  embarazadas  cada  año.   lo   cual   incluye   casas.907  contra  $11.  que  en  conjunto  tienen  el  90%   de  la  riqueza  global.   aumentan   las   posibilidades   de   sensibilización   y   acción   conjunta   de   los   hombres   en   asuntos   de   interés   común.     • Según   Diario   Digital.   fábricas  e  industrias.   en   RD.  Europa  y  los  países  de  altos  ingresos  del  área  de  Asia   y  el  Pacífico  -­‐como  Australia  y  Japón.   11    Ibidem.   Pero   también   el   GPS   nos   revela     algunos   contrastes   evidentes:   mientras  que  el  2%  de  las  personas  más  ricas  del  mundo  tienen  más   de  la  mitad  de  la  riqueza.59 53   (entre   93.  la  mitad  más  pobre  de  la  población  adulta   del  mundo  es  dueña  de  apenas  un  1%. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  pero  un  ingreso  económico   final  de  $4.     • En  los  primeros  cuatro  meses  de  2007  sólo  en  Santiago  tres   mil  400  adolescentes  se  convirtieron  en  madres12.  pero  de  todo  ello  apenas  el   1%   de   la   propiedad   legal   y   formal   del   mundo   está   en   manos   de   mujeres.   435   Índice   de   desarrollo   relativo   al   Género.559)   en   el   IPG   y   el   13   de   23   en   AL   en   el   IDG11.   que   mide   la   desigualdad   entre   mujeres   y   hombres  (en  términos  de  capacidades).   empresas   de   transporte.html De tal Palo.   hasta   50.diariodigital.   Hombres   hombres  (en  términos  de  oportunidades).465  de  los  hombres.       Si   los   esfuerzos   de   educación   y   desarrollo   comunitario   ofrecen   interpretaciones.com.   0.

60 que   experimentan   procesos   personales   y   colectivos   de   sensibilización   en   género   y   masculinidades.   están   más   abiertos   luego   a   sensibilizarse   sobre   otros   temas   que   establecen   vínculos   con  el  modelo  hegemónico  de  masculinidad  y  sus  posibilidades  de   superación  o  sobrevivencia.   permanecen   escondidas   o   clandestinas   bajo   la   práctica   supuestamente  mayoritaria  de  los  patrones  de  comportamiento  del   modelo   hegemónico   de   masculinidad.                     Ministerio de la Mujer .   Estas   estrategias   cotidianas   no   están   suficientemente   estudiadas.   están   dispuestos   a   desarrollar   también   una   visión   personal   que   incluye   el   cuidado   del   ambiente   como  un  acto  compasivo  de  cuidado  de  la  casa  común.  en  una  perspectiva  integral  que  trasciende  la  noción  de   cuerpo   y   familia   como   propiedad.   descubren   también   estrategias   cotidianas   de   sobrevivencia   y   adaptación   que   pueden   ser   muy   útiles   cuando   se   colocan   en   el   panorama   global   de   estrategias   alternativas   de   un   mundo   cambiante   y   son   un   significativo   aporte   para   la   seguridad   humana   vivida   cotidianamente   en   medio   de   tantas   inseguridades.       A   menudo   los   hombres   que   después   de   un   proceso   de   sensibilización   en   masculinidades   descubren   que   están   muy   lejos   del   modelo   y   que   no   tienen   muchas   marcas   hegemónicas   disponibles.   Hombres   que   desarrollan   conciencia   sobre   su   autocuidado   y   el   cuidado   de   los   y   las   demás   en   su  entorno.

  ¿qué   significa   ser   hombre   en…?   La   casa. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .       1.   De   la   observación   de   las   imágenes.  asimétricas  y  contradictorias    a  hombres  y  mujeres.   trabajaremos   el   significado  de  ser  hombre  en  la  sociedad  dominicana.   la   calle.  aplicándolas  a  cada  ámbito  sugerido  y  las  recortamos.     reflexiona   ¿cuáles   son   las   características   comunes   de   los   roles   asignados   y   transmitidos   de   los   hombres?   De tal Palo.     la   política…   Buscamos   en   los   periódicos   imágenes   que   ilustren   la   pregunta.   Con   la   pregunta.  hojas  de  papel.  Las  clasificamos  y  pegamos  en  hojas  de  papel.  que  ubica  en  posiciones   binarias.   el   trabajo.   Necesitaremos  periódicos  viejos.  tijeras.      Tocando el género Para  profundizar  un  poco  más  en  las    claves  de  interpretación  de   la   masculinidad   y   sus   posibilidades   de   transformación.  pegamento.     4.  muy  conscientes  de  los   imaginarios   de   clase.   2. tal astilla.     3. cuestión de Género Exploración personal ➠ Propósito Entender   la   categoría   sexo-­‐género   como   el   principal   dispositivo   de   diferenciación  e  inequidad  en  el  sistema  patriarcal.  según  sea  el  ámbito.   los   prejuicios   de   género.  De  nuestra  observación. caza ratones”.   las   contradicciones   raciales.  anotamos  al  margen  palabras  clave  sobre  los     roles  esperados  en  cada  ámbito  concreto.61 tema 5 “Hijo de gato.

  de   las   minorías   sexuales   y   de   algunos   aspectos   de   la   personalidad   de   los   seres   humanos.   propone   entonces   el   sistema   sexo/género   como   un   término  neutro  que  indica  que  en  él  “la  opresión  no  es  inevitable.   a   partir   del   estudio   de   trastornos   de   la   identidad   sexual.  Universidad  Central.  p..  Edugénero.  la  identidad  de  género  que  se  establece  entre  los  dos  y  tres  años   y  el  rol  de  género  que  resulta  de  las  “normas  y  prescripciones  que  dictan  la   sociedad  y  la  cultura  sobre  el  comportamiento  femenino  o  masculino”..   la   antropóloga   Gayle   Rubin   (1975)   denomina   ese   lugar.  Bogotá.  la  diferenciación  amplia   entre   sexo   y   género   aparece   en   la   obra   del   psicólogo   clínico   Robert   Stoller   (1968)   quien.           Al   intentar   descifrar   el   lugar   de   la   opresión   de   las   mujeres.   como   el   sistema   sexo/género.  sino  que  es   producto  de  las  relaciones  sociales  específicas  que  lo  organizan”.  Herramientas  conceptuales.           Aunque  hay  algunos  trabajos  antropológicos  previos..  2003.     Ministerio de la Mujer .   [Ella]   distingue   “entre   la   capacidad   y   la   necesidad   humana   de   crear  un  mundo  sexual  y  los  modos  opresivos  en  que  se  han  organizado  los   mundos   sexuales”.   El   género   es   una  categoría  que  comprende  tres  instancias  básicas:  la  asignación  de  género   con   base   en   la   apariencia   externa   de   los   genitales   en   el   momento   del   nacimiento.   Fascículo  1.62  Des-aprendiendo   La   comprensión   del   género   ha   hecho   entender   que   la   creación   de   hombres   y   mujeres   a   partir   de   cuerpos   de   varones   y   hembras   es   una   “construcción   cultural  de  la  diferencia  sexual”:  un  género  que  se  dispone  socialmente  sobre   los  datos  fisiológicos  evidentes:  el  sistema  sexo/género.           Carlos  García.   plantea   que   la   asignación   y   la   adquisición   sociales   de   la   identidad   son   más   determinantes   que   las   cargas   genética..  8.   hormonal   y   biológica.

 que  determinan  el  sexo.  tanto  por  decisión   personal   (“quiero   esto   o   aquello”).         A  partir  de  la  asignación  del  sexo  comienza  a  operar  toda   una  maquinaria  socio  cultural.   No   nacemos   con   todas   esas   cosas.   aprendizajes. tal astilla.  ¿qué  valor  se  le  asigna  a  uno  y  a  otro?    Aprendiendo Los   seres   humanos   somos   clasificados   aun   antes   de   nacer   en   hombres   y   mujeres.   analiza   nuevamente:   ¿el   significado   es   diferente.   Al   final.  presencia  de   genitales  externos  (pene  y  testículos  o  clítoris)  e  internos   (trompas  de  Falopio.   que   nos   organiza   en   géneros  ¿qué  significa  ser  mujer  en  la  sociedad  dominicana?     Observa  otra  vez  los  ámbitos  que  analizaste  con  los  recortes  y  anotaciones   e   intenta   hacer   un   listado   de   ideas   al   reverso   de   cada   ámbito   sobre   esta   pregunta.   aprendida   y   reproducida   de   los   seres   humanos.   comportamientos.   como   por   habitar   en   estructuras   sociales   complejas   de   las   que   muchas   veces   perdemos   conciencia   (“la   sociedad   así   lo   manda”).   Cuando   hacemos   referencia   a   todas   aquellas   cosas   que   aprendimos   desde   la   más   lejana   De tal Palo.   Esa   maquinaria     construye   sobre   la   base   biológica   toda   una   serie   de   actitudes.  útero.  tales  como:  gestar  y  amamantar.   hormonales  y  otras  más.63 Genera/acción Si   el   sistema   sexo-­‐género   es   una   conformación   social.   características   que   socialmente   se   cree   que   debemos   tener   por   ser   de   un   sexo   u   otro.  etc.   construida.  El  sexo   asignado   reconoce   ciertas   capacidades   biológicas   y   fisiológicas.   sino   que   las   aprendemos   y   consolidamos  a  lo  largo  de  toda  la  vida.  que  va  desde  las  personas   hasta   las   creencias. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .).   según   un   patrón   establecido   de   características   genéticas.   físicas.  opuesto?.   complementario.

 Centro  Cultural  Poveda.       A  veces  se  consideran  biológicas  algunas  características  (como  el  esculpir  los   músculos.   recordemos   algunos   rasgos   presentes   en   nuestras   vidas.       Los  datos  biológicos  que  no  escogemos   Ella (Mujer) Él (Hombre) Vulva   Matriz   Ovarios/ovulación   Menstruación   Capacidad  para  anidación  de  óvulo   fecundado   Capacidad  de  Gestación  (embarazo)   Glándulas  mamarias   Pene   Testículos/escroto   Producción  de  espermatozoides/semen   Próstata   Algunas  características  genéricas  (lo  que  aprendemos)   Ella  (Femenina)   Sentimental   Creativa   Honesta   Fiel   Delicada   Él  (Masculino)   Racional   Valiente   Emprendedor   Infiel   Rudo   13    Larry  José  Madrigal.   genéticas   y   hasta   inmutables.  Un  aporte  para  la  educación  de  género  en   la  Escuela.   se   presentan   como   naturales.  según  sean   las  fuentes  médicas.   Sobre   las   características   biológicas   con   que   nacemos   se   montan  otras  características  culturales.  propias  de  las  niñas.  comenzamos   a  tocar  la  categoría  “Género”.  [2010].  Santo  Domingo. A   manera   de   ejemplo.   se   le   llama   sistema   “sexo/género”.   Ministerio de la Mujer .  Guía  Pedagógica  en  Masculinidades.64 infancia  como  propias  de  los  niños  y  otras.       Al   montaje   de   las   características   aprendidas   (“género”)   sobre   las   características   hereditarias   con   que   nacemos.  antropológicas  y  sociales  a  la  que  tengamos  acceso.  emocionales  y  hasta  físicas.   rasgos   por   cosmética   deseada).   que   podemos  distinguir  como  datos  biológicos  y  características  aprendidas13  en  la   tabla  de  sexo  y  género.  Podríamos  complementar  con  más  datos.   que   aunque   son   aprendidas.

tal astilla.  la  universidad.  la  escuela.  sea  porque  “esos  periódicos  o  revistas  que  nos  dieron   no  son  de  aquí”.  Si  hay  tiempo  suficiente  y  un  clima  entretenido.  puede  ampliarse  el  número  de   ámbitos   o   situaciones   a   trabajar.   De tal Palo.  Lo  importante  es  concretizar  en  roles.   funciones.   comportamientos   que   se   espera   de   los   hombres   en   determinado   ámbito   o   situación.   Un   mecanismo   recurrente   en   los   grupos   es   la   descalificación   posterior   de   los   contenidos  que  se  ha  elaborado.   la   política.     3.   por   ejemplo.   añadiendo:   la   Iglesia.  Para  la  elaboración  de  los  significados  de  ser  hombre.   divertidas   y   de   gran   aprendizaje   para   los   hombres   participantes.  los  hombres  estarán  más   dispuestos  a  cuestionar  y  aprender  nuevos  contenidos. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .65 Cariñosa   Hacendosa  en  el  hogar   Responsable   Ingenua   Detallista   Débil  y  temerosa     Llorona   Poco  expresivo   Haragán  para  lo  doméstico   Irresponsable   Morboso   Tosco   Fuerte  y  audaz   No  llora   Exploración grupal æ Generando estrategias 1.   Quien   facilita   podría   comentar   dónde   se   ubican   los   lugares   de   distribución   de   esos   medios.  como  construcción  de  un   imaginario  social  más  allá  de  nuestras  preferencias.  Hay  que  preparar  bien  los  tiempos.  “sólo  nos  dieron  la  sección  de  sociales”  o  sea  porque  “los  medios  de   comunicación   reflejan   los   intereses   de   los   poderosos”.         Significados   El  significado  de  ser  hombre  se  concretiza  en  cada  situación  de   una   manera   diferente.   las   relaciones  sexuales.  materiales  y  el  lugar  de  realización.       2.  para  que   sean   experiencias   lúdicas.  etc.  Los  temas  de  esta  sección  son  abundantes  en  su  hacer  y  generosos  para  la  reflexión   grupal.   quiénes  lo  consumen  y  el  acceso  a  ellos  en  la  vida  cotidiana.   aunque   correspondiente   y   nunca   contradictoria  al  modelo.   entre   otros   reportes.

66  Ruta Metodológica Aprendizajes: Compromisos: Ministerio de la Mujer .

 “Blanca   pa’   engendrá.   dichos   o   refranes   que   tengan   que   ver   con   imágenes   femeninas   o   masculinas   aplicadas   a   situaciones   de   la   vida.   la   sexualidad. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  de  la  escuela.  de  los  juegos.   detectando   especialmente   lo   que   ocurre  en  los  espacios  donde  están    sólo  hombres.  etc.         1.   Recordamos   frases.   negra   pa’   gozá”).   De tal Palo.   marcadores   y   tiras   de   papel.67 tema 6 “¡E’to ta’ pa’ hombre!”.   por   ejemplo:   “Si   tú   sabe   colá   café..   por   ejemplo   de   ganar-­‐perder.   sus   mecanismos   sexistas   y   sus   posibilidades   de   transformación  genérica.  “tenía  que  ser  mujer”. Las palabras con que aprendemos Exploración personal ➠ Propósito  Tocando el género   Comprender   el   poder   performador   del   lenguaje   en   la   identidad   masculina   hegemónica.  de  la  sexualidad.  las  agrupamos  según  situaciones   (de  la  casa.   sin   hipocresías   y   moralismos. tal astilla.   Este   es   un   ejercicio   que   requiere   de   mucha   sinceridad.  Cuando  tengamos  bastantes  expresiones.)  y  analizamos   las  más  relevantes  con  la  pregunta:  ¿qué  significa  realmente  tal  frase  en  los   círculos   de   hombres?   ¿Por   qué   se   usa   esa   imagen   femenina   o   masculina?   ¿Quién  las  dice  y  en  qué  situación?    Anotamos  los  hallazgos.   cuélame.   Hacemos   un   pequeño   rastreo   personal   que   requerirá   de   cinta   pegante..       2.     “no  es  lo  mismo  un  metro  de  encaje  negro…”.     Anotamos   una   expresión   por   cada   tira   de   papel.”.

  callejeras.  sino  sorpresa   de   un   dispositivo   que   entrena.   muy   gráficas   y   explícitas.   Esas   sexismo mismas   expresiones   asignan   a   los   hombres   fuerza   y   potencia.   liderazgo     y   disculpa   por   los   problemas.       Por   otro   lado.   los   roles   asignados   a   mujeres   y   hombres.   torpeza   o   seducción   y   hasta   legitima el responsabilidad   y   culpa   ante   situaciones   vitales.   Aunque   hay   expresiones   soeces.   también   existen   muchas   expresiones   con   las   que   crecemos.       Con   las   expresiones   coloquiales.   transformación.   ensaya   y   legitima   el   sexismo   a   través   del   lenguaje.   aprendidas   desde   muy   niños.68  Des-aprendiendo Cuando   el   habla   cotidiana   es   asumida   conscientemente.   Dichos.   posiciones   de   debilidad.   podemos   llevarnos   más  de  una  sorpresa:  no  las  de  risa  y  burla.   aprendemos   mucho   sobre   género   y   sobre   aquello   que   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad   valora   y   lo   que   descalifica.   miradas   de   amenaza   o   advertencia.  la  valoración  de   los   géneros.  Estas  expresiones   suelen   ir   acompañadas   de   gestos.  morbo  y  picardía.   En  principio.  no  aluden  a  certezas   sobre   las   prácticas   sexuales   de   un   hombre   concreto   sino   a   la   amenaza   por   sospecha   de   que   si   tiene   determinados   comportamientos   o   asume   roles   Ministerio de la Mujer .   muchas   de   ellas   sólo   son   entendidas   en   el   contexto   de   la   complicidad   masculina   y   aparentemente   se   refieren   al   consenso   social   más   amplio   y   tradicional.  esas  expresiones.   informales   y   lúdicas.  fuertes  y  muy  explícitas.   que   nos   enseñan   a   descalificar   a   los   hombres   que  no  quepan  en  los  mandatos  del  modelo  hegemónico.   aunque  en  un  significado  más  profundo  sean  resignificadas  a  lo  sexual.   sanción   de   los   hombres   mayores   y   aprobación   de   muchas   mujeres   del   entorno.   menos   dichas   en   los   ambientes   cotidiana “educados”   o   de   gran   poder   adquisitivo-­‐   asignan   a   las   ensaya y mujeres   papeles   degradantes.   situaciones   de   sumisión.   iniciativa   y   capacidad   de   propuesta.   refranes   y   expresiones   populares   –no   El habla por   populares.   situaciones   como   el   ganar   y   perder.   especialmente  las  referidas  a  los  aspectos  de  la  sexualidad.

  Rubia  aunque  sean  locas.   Las  mujeres  nunca  hablan.   La   mujer   se   hace   cargo   de   las   cosas   del   hogar.  será  calificado  de  “pájaro”.   Ahí  viene  la  guagua.  Para  hacer  juego  con  los   electrodomésticos.       Veamos   algunos   ejemplos.   en   talleres   de   masculinidades   recientes   con   grupos   de   hombres.   Coge  brillo  cadenita  que  tu  moho  llega. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   Si   una   mujer   aguanta   el   sufrimiento   es   buena..   ¿Por  qué  las  mujeres  van  de  blanco  en  su   boda?.   El  pene  para  la  vulva.69 asociados  a  lo  femenino.   reportados.   guárdame   el   concón.   Mujer   fácil   al   sexo   que   se   acuesta   con   cualquier  hombre.   Cotorra  vieja  no  aprende  a  hablar.     Todo  el  mundo  se  monta  en  ella..   La  carne  no  está  en  el  palo  por  falta  de  gato     Al   corazón   de   la   auyama   sólo   lo   conoce   el   cuchillo.   no   aquellos   más   obvios.   Las  mujeres  hablan  cuando  las  gallinas   mean.  “partío”  y   por  lo  tanto  excluido  de  toda  posibilidad  de  ser  reconocido  como  “hombre  de   verdad”.   sino   algunos   cifrados  por  las  conversaciones  “entre  hombres”:     Sobre  las  mujeres   Expresión   Significado  consensuado  por  el  grupo   “Qué  bueno  tá’  este  pa-­‐í”.   Si   como   camina   cocina.     De tal Palo.  ella  cede.  “cundango”.     Si   tiene   atributos   de   blanca.     No  te  cases  con  una  mujer  vieja  porque  ya   viene  aprendida.   La   celebración   y   alboroto   provocado   por   la   expresión   referida   es   también   síntoma   de   éxito   y   aceptación   del   que   lo   dice   por   parte   del   grupo   que  escucha  y  entiende  el  significado.   La   forma   de   caminar   de   ella   anuncia   el   erotismo  al  hacer  el  amor.   Si  a  esa  mujer  se  le  ofrece  sexo.   Entre   más   vieja.   hay   que   aguantarle  todo. tal astilla.   Mujer  avión  (“aterriza  donde  quiere”).   la   mujer   debe   cuidarse   y   estar  más  bonita  para  su  hombre.

  Puedes   utilizar  las  siguientes  pistas:       1.     Muchacho  consentío.   Trasciende  el  habla  cotidiana  para  explorar  en  periódicos.     A   ese   hombre   lo   domina   la   mujer   y   no   es   hombre  de  verdad.   No   fueron   ingenieros   por   no   ser   tan   hombres.   ¿Por  qué  el  hombre  viste  de  negro  en  su   boda?  Porque  va  a  enterrar  lo  que  más   quiere.  en  la   literatura   dominicana   clásica.  por  ejemplo:     Ministerio de la Mujer .     Orienta   tu   investigación   con   la   sospecha   activada   en   el   significado   profundo   que   se   asigna   a   los   géneros.   Ese  más  tarde  que  nunca  pide  un  hombre   por  atrás.  Busca  la  connotación  o  significado  diferente  que  se  da  a  expresiones  según   apliquen    a  hombres  o  a  mujeres.       Genera/acción Haz   tiempo   para   investigar   un   poco   más   sobre   el   lenguaje   de   género.     Por  las  actitudes  que  muestra  se  convertirá   en  homosexual.   Se   alude   al   acto   sexual   penetrativo   como   lo   más  importante  del  matrimonio.   A  ése  le  dieron  agua  de  clavelito.  que  no  tiene  coraje.     Algo   muy   difícil   o   muy   riesgoso.   puede   responder  con  potencia  en  lo  sexual.  ni  son  decoradores  por  cobardes.   ¿Cuál   género   gramatical   se   utiliza   en   los   textos   que   lees?   (“Nosotros”.   O  son  machos  o  son  hembras.       Un   hombre   cobarde.   afeminado.   que   lo   mandan  las  mujeres.       Después   de   tener   relaciones   ella   sabrá   el   hombre  entero  que  tiene.   “Nosotras”.70   Expresión   Sobre  los  mismos  hombres   Significado  consensuado  por  el  grupo   “De   cualquier   yagua   vieja   sale   tremendo   alacrán”.   “¿Naciste  sábado?  ¿por  qué?  ¡Te  dieron   ñapa”!   No   importa   la   edad   del   hombre.  “El  hombre  dominicano”).   Hombre  mamita.     Si  a  un  muchacho  lo  tratan  con  delicadezas   se  convierte  en  homosexual.  cambiando  el  género.   Los  arquitectos  son  pájaros.   sólo   los   hombres  lo  pueden  resolver.  en  discursos.       Un  hombre  con  genitales  muy  grandes.  ¿A  quiénes  alude  en  una  situación  y  en   otra?     2.   Si  te  acuestas  conmigo  te  enseño  dónde  es   que  el  maco  tiene  la  manteca.     “Eto  ‘tá  pá  hombre”.  muchacho  partío.   “Ó  tó  toro  o  tó  vaca”.

 cuando  corregimos.   limitada.  cancela  mundos  o  abre  otros.   incluso   expresamos   nuestro   mundo   interno.  es  decir.      Aprendiendo El   habla   es   un   acto   corporal.  las  palabras  acompañadas  de  gestos  o  tocamientos. tal astilla.   solidaria.   la  entonación.         El  lenguaje  performa  -­‐entrena.  ensaya-­‐  nuestras  acciones.  Ejemplos:  cuando  saludamos.   la   boca.   seamos   o   no   conscientes   de   ello:   hablamos   en   un   género.   machista   o   afectiva.  cuando  queremos  pedir   algo.  El  lenguaje  modela  nuestra  forma  de   comunicar:   impositiva.  el  modo.  Investiga  el  “tono  de  género”  que  se  usa  en  los  ambientes  mixtos.   integralmente   hablando. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   los   pulmones.   impregnados   con  un  sello  de  género.71   Masculino   “un  hombre  cualquiera”   “un  hombre  de  la  calle”     “un  hombre  público”   Femenino   “una  mujer  cualquiera”   “una  mujer  de  la  calle”   “esa  mujer  es  una   zorra”     Significados             3.   nos   referimos   a   ciertas   cosas   con   género.   con   gestos   y   posiciones.     Y   nuestros   cuerpos.   valoramos   con   género   masculino   o   femenino   ciertas   cosas.   que   utilizan   los   hombres   para   referirse   a   otros   hombres   y   para   referirse   a   las   mujeres.   corporal.   El   lenguaje   es   otro   poderoso   dispositivo   de   género   que   ha   sido   De tal Palo.   todo   lo   que   se   dice   no   sólo   pasa   por   el   cuerpo.  en  un  pleito.   situaciones   o   realidades.   han   sido   modelados   desde   el   nacimiento   por   los   moldes   de   género.  remodela  nuestras   opciones.   sino   que   es   una   cierta   presentación   del   cuerpo.   Aparte   de   requerir   la   laringe.   aun   sin   hablar.   es   decir   con   otros   lenguajes.   egocéntrica.

 si   existe  la  "caballerosidad"…  qué  se  dice  de  las  damas).  delicado  y  lindo.   • Insultos  y  elogios  que  atribuyen  el  universo  de  lo  positivo  al  género   masculino   y   el   universo   de   lo   negativo   al   género   femenino   ("ser   todo   un  hombre"  frente  a  una  mujer  como  elogio  y.   • Vacíos   léxicos.  así  como  las  diferencias  de   estatus   (términos   que   marcan   el   estado   civil   de   la   mujer   como   "señora"/"señorita”   pero   no   con   “señor".   "Señora   de   Peña"   en   cambio  no  se  usa  la  partícula  “de”  para  “Señor  Peña”).  tanto  en  la  forma  en  que  la  lengua   común  y  los  usos  lingüísticos  cotidianos  suelen  tratarlas  como  en  la  manera   en  que  se  les  enseña  y  aprenden  a  usar  el  lenguaje.   elogioso.       Hay   muchas   expresiones   que.   peyorativo:   "es   un   zorro"/"es   una  zorra").   de   maneras   sutiles.   tocan   incluso   nuestros   sueños.   • Descalificación:   fenómenos   que   imponen   a   la   mujer   una   imagen   descalificadora   como   duales   aparentes   (con   distinto   significado:   para   masculino.   Uso   frecuente   del   nombre   y   sus   diminutivos   para   la   mujer  (“Martita”).  a  un  hombre:  "pareces   toda  una  mujer"  como  insulto).   Es   relativamente   fácil   tachar   a   algunos   hombres   de   machistas   porque   se   les   ve   muy   identificados   con   las   características   físicas   y   emocionales   del   modelo   hegemónico   de   masculinidad.  frente  al  uso  del  apellido  para  designar  al  hombre:   “Aquino”).   nuestras   alegrías   y   la   manera   cómo   vemos   nuestro   ambiente.72 utilizado  para  discriminar  a  las  mujeres.   para   femenino.         Entre   los   fenómenos   donde   se   ha   encontrado   con   más   frecuencia   manifestaciones  sexistas  figuran:     • Desequilibrio   en   las   formas   de   tratamiento   que   señalan   la   falta   de   independencia  que  se  atribuye  a  la  mujer.  como  vimos  más  arriba.  Ambos  procedimientos   transmiten   la   idea   de   un   hombre   hegemónico   como   medida   de   las   cosas   y   ocultan   la   participación   femenina   en   la   vida.   presentándose  un  problema  cuando  el  referente  es  una  mujer  (si  el   presidente  es  "hombre  de  estado"…  qué  se  dice  de  la  presidenta.   casi   imperceptibles   e   inteligentes   y   por   ello   muy   efectivas.   imponiendo   una   imagen   de   lo   femenino  como  oculto.   • Refranes  sexistas.   con   algunos   roles   sociales   y   rasgos   de   identidad   que   el   modelo   Ministerio de la Mujer .     • Diminutivos.   para   referirse   a   ciertas   cualidades   y   actividades.

      Exploración grupal æ Generando estrategias 1.    El  análisis  del  lenguaje  de  género.  en  sus  diferentes  modalidades. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .    Especial  atención  requiere  el  momento   de  rastrear  las  expresiones.   corregir   o   autocensurarse.  discursos.       De tal Palo.   libros  u  otras  publicaciones.   contrasta   significados.   quien   facilita   pregunta.73 valora.   pues   un   grupo   sin   mucha   confianza   tiende   a   olvidar.  es  una  enriquecedora   fuente  de  conciencia.   todo   para   que   el   grupo   se   cuestione  y  descubra  la  lógica  sexista  del  lenguaje  de  género.   Sin   imponer   el   significado.   provoca.   traslapa   de   género   ciertos   giros.   cuando   hemos   recibido   cierta   educación   y   cuando   ha   tomado   formas   elegantes   de   operar.   Hay   que   preparar  bien  una  reunión  sobre  este  tema.  pero  es  más  difícil  observar  ese  machismo  cuando  está  en  uno  mismo.   más   allá   de   los   discursos   y   las   poses   políticamente  correctas.  de  compartir  en  confianza  y  de   crear   vínculos   muy   concretos   para   animar   a   los   hombres   en   pro   de   la   equidad.   como   las   del   lenguaje.       2.  recopilando  material  de  periódicos.   de   tal   modo   que   actúa   impunemente.   que  hay  que  prever  avisando  a  los  participantes.   Para   sesiones   con   análisis   del   lenguaje   de   género   necesitamos   un   poco   más   de   tiempo.       3.  refranes  o  palabras  de  contenido  sexista  que  utilizamos  en  la   vida   cotidiana. tal astilla.         Expresiones sexistas Indagar   acerca   del     lenguaje   sexista   implica   recrear   la   vida   cotidiana.  de  posibilidades  para  los  cambios.   compara   expresiones.

74  Ruta Metodológica para la acción grupal Aprendizajes: Compromisos: Ministerio de la Mujer .

 utilizaremos  el  famoso  merengue  “Te  compro  tu  novia”  (del  álbum   “América   sin   queja”.75 tema 7 “¡Te compro tu novia…!” La pasión danzaria y la masculinidad Exploración personal ➠ Propósito Analizar   el   dispositivo   de   la   música   popular   como   expresión   que   legitima   y   reproduce   el   imaginario   de   género   vigente   en   la   sociedad   que   refuerza   el   modelo  hegemónico  de  masculinidad. tal astilla.     3.       1.  que  suena  con  sólo   mencionarla.   Escucha   el   merengue   (si   te   es   posible)   leyendo   la   letra   original   de   la   canción  (ver  a  continuación).  pero  vamos  a  utilizar  su  letra  y  mirarla  con  lentes  de  género.   1993)   del   reconocido   músico   dominicano   Ramón   Orlando  Valoy.      Tocando el género En   este   ejercicio   de   acercamiento   al   dispositivo   de   la   música   popular.  ¿cuáles  son  los  roles  en  que  aparecen  las  mujeres?   De tal Palo.     2.   ¿Entre   quiénes   se   establece  el  diálogo?.   Analiza   los   personajes   que   aparecen   en   la   canción.  Seguramente  la  hemos  escuchado  tanto. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  Anota  en  una  pequeña  lista  lo  que  la  canción  dice  sobre  las  características   de  “la  novia”  que  se  desea  “comprar”.

      Así.   Sabedores   de   eso.   son   un   medio   para   comunicar   experiencias.     Te  compro  tu  novia.   los   elementos   de   diversión   (…)   vienen   a   cumplir   una   doble   función   social:  por  un  lado  son  instrumentos  al  servicio  de  la  recreación  y.   Es     fuente   indispensable   de   diversión   en   el   país   y.     No  sale  ni  a  la  esquina  /  no  habla  con  la  vecina  /  no  gasta  y  economiza  /  y  todo  lo   resuelve  tranquila.  véndela  /  o  dile  a  su  madre  que  me  fabrique  otra  igualita.   nunca  por  nada  /  y  sabe  hacerlo  todo  en  la  casa.  véndela  /  si  quiere  una  mía  /  por  ella  te  las  cambio  toditas.   en   consecuencia.                  Des-aprendiendo   En  tiempos  relativamente  recientes  en  República  Dominicana  el  merengue  ha   devenido   en   producto   altamente   comercial.   evaluar   actitudes   y   dirigir   la   atención  de  la  audiencia  hacia  objetivos  específicos.     Ministerio de la Mujer .     Véndela.   un   formidable  vehículo  para  transmitir  y  proponer  valores.   sumamente   elaborado   en   su   estructura   musical   y   enriquecido   por   los   medios   técnicos   con   que   se   ejecuta.     Pues  tú  me  has  dicho  /  que  es  linda  y  apasionada  /  y  es  buena  y  adinerada  /  no  cela.   los   políticos   tienen   en   el   merengue   a   uno   de   los   más   conspicuos   vehículos   de   transmisión   en  sus  campañas.76 Te  compro  tu  novia/  pues  tú  me  has  dicho  cómo  es  ella/  y  me  gustó  la  información.     Te  la  compro/pues  nunca  he  tenido  suerte/  con  las  que  he  tenido  yo.  por  el  otro.     Te  la  compro  /  no  creo  que  saldría  cara  /  ni  aunque  cueste  un  millón.     Te  compro  tu  novia  /  no  voy  a  regatear  el  precio  /  ni  de  pronto  el  valor.  creencias  y  opiniones   de   toda   naturaleza   al   pueblo   dominicano.     Véndela.

    El   psicólogo   Luciano   Ferdinand(…)   ha   advertido   que   probablemente   los   hombres  dominicanos  (…)  “no  han  sido  capaces  de  aceptar  el  cambio  rápido   ocurrido”   en   las   últimas   décadas.   pero   probablemente  esa  acogida  también  revela  cuán  preparada  está  la  sociedad   para  recibir  el  discurso  en  cuestión.   lo   que   probablemente   se   traduce   en   un   incremento  de  la  violencia  contra  la  mujer.         De tal Palo.   lo   cual   es   un   éxito   también   de   comunicación.     Los   texto-­‐merengues   aquí   considerados   son   un   reflejo   de   los   prejuicios   contra   la   mujer   que   subyacen   en   importantes   sectores   de   la   sociedad   dominicana   (…).   y   si   tomamos   en   cuenta   que   ese   discurso   es   repetido   no   sólo   en   merengues   sino   en   bachatas   y   otras   expresiones.77 ¿Rechazan   las   mujeres   dominicanas   estos   merengues   y   sus   contenidos?   Tales   merengues   [“La   Pastillita”. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   de   Jossie   Esteban   y   la   Patrulla   15. no  sólo  no  son   rechazados  sino  que  las  mujeres  no  parecen  prestar  atención  a  su  discurso  y   a  los  prejuicios  en  su  contra  que  actualizan  continuamente.  Buena  parte  de   las  personas  (hombres  y  mujeres)  entrevistados  a  fin  de  saber  su  opinión  al   respecto   consideraron   que   se   trata   de   bromas   inocuas   cuya   finalidad   es   divertir.   “La   incorporación   masiva   de   la   mujer   al   trabajo  ha  dejado  al  hombre  sin  un  elemento  que  definía  su  identidad”.  Ramón  Orlando  Valoy].   una   sociedad   “pensada   en   masculino”.   entonces   es   posible   que   tengamos   que   convenir   en   que   se   trata   de   algo   que   merece   atención  personal  e  institucional.  de  Kinito  Méndez.   de   ahí   la   permanente  actualización  de  un  discurso  que  es  socialmente  compartido  y   colectivamente  construido.   aparentemente   sugiere   a   compositores   qué   escribir   para   ser   exitosos   y   qué   ella   está   esperando   de   ellos. tal astilla.  Esto  apunta  a  una  comunión  indudable   entre   autores.       La   abrumadora   y   entusiasta   acogida   brindada   en   su   momento   a   los   merengues   aquí   considerados   de   seguro   tienen   mucho   que   ver   con   la   calidad   de   los   intérpretes   y   los   formidables   arreglos   musicales.   “Anjá   Juan”.   audiencia   y   discurso.  Con  su  masivo  respaldo  a  tales  temas—manifiesto  en  ventas   masivas   y   difusión   persistente   en   los   medios—la   sociedad.  el   de   abastecedor   o   proveedor.  “El  Venao”.

 se  trata  de  una  distorsión  de  la  realidad  y  una   desviación  de  la  discusión  de  problemas  fundamentales  de  la  sociedad.   en   cierto   modo.   divide   a   la   sociedad   en   dos   partes   antagónicas   (hombre-­‐ mujer)   en   lucha   porque   en   una   se   intuye   la   lealtad   y   en   la   otra   se   percibe   todo  lo  contrario.     De   todos   modos.   Lo   que   pretende  este  trabajo  es  demostrar  que  hay  un  ambiente.   Prejuicios   en   el   discurso.  mueran  decenas   de  mujeres  asesinadas  por  sus  compañeros.   la   cantidad   de   huérfanos   resultante   cada   año   y   lo   que   esto   representa   en   términos   de   acumulación   de   daños   sociales   cada   año   tenemos   que   llegar   a   la   conclusión   de   que   estamos  ante  un  fenómeno  de  proporciones  escandalosas.  un  contexto  en  el   cual  se  “auto-­‐justifica”  el  discurso  a  que  hemos  hecho  referencia.     Probablemente.   por   tanto. Ministerio de la Mujer .  En:  www.   (…)   Cada   año   se   presentan   decenas   de   miles   de   denuncias   de   maltratos   de     hombres   contra   mujeres   en   las   fiscalías   del   país.perspectivaciudadana.   un   discurso   que   acusa   a   la   mujer   de   ser   responsable   de   los   males   del   hombre   y   que.  De  hecho.  En  2006   fueron   asesinadas   158   y   en   2007   fue   asesinada   una   cantidad   similar.   todo   lo   dicho   aquí   fuera   irrelevante   si   no   existiera   un   contexto  en  el  cual  decenas  de  mujeres  son  asesinadas  cada  año.   que   existen   las   condiciones   sociales   en   que   se   auto-­‐explica   ese   discurso   prejuiciado   en   contra   de   la   mujer   en   República   Dominicana.com.   no   hay   razón   para   atribuir   a   los   autores   de   los   textos-­‐ merengues   aquí   analizados   ninguna   otra   intención   que   la   de   realmente   alegrar   la   vida   de   la   gente   mediante   la   realización   de   su   arte.   Si   a   esto   se   agregan   los   traumas   causados   a   los   niños   y   niñas   afectados.       Vale   decir.  No   es  de  extrañar  que  en  un  contexto  semejante  cada  año  (…).   Una   aproximación   socio-­‐lingüística   a   tres   merengues  dominicanos.     Ramón   Tejeda.   la   persistencia   y   apoyo   masivo   a   los   merengues   mencionados   y   su   discurso   junto   con   la   persistencia   de   altas   tasas   de   violencia  contra  la  mujer  en  la  sociedad  dominicana  pueden  estar  reflejando   una  reacción  negativa  de  una  parte  importante  de  la  comunidad  masculina   a  la  creciente  participación  de  la     mujer  en  las  decisiones  familiares  y  en  la   sociedad.78 Así.

 la  música   popular   es   un   poderoso   dispositivo   de   género   que   reproduce.   o   sea   sus   formas   de   sentir.  La  música.   los   íconos   musicales  del  momento  y  los  volúmenes  de  ventas.  anota  las  ideas  sobre  género   que   te   surjan.  muchas  veces  sin  ser  conscientes   de   ello.  2002.          Aprendiendo Como   bien   ha   explicado   Darío   Tejeda   en   su   libro   La   Pasión   Danzaria14.  Pregunta  a  mujeres  de  tu  entorno  cercano.   Pero   también   se   sabe   que   la   música   expresa  y  crea  una  emotividad  social.  “El  Venao”.   inmediata   o   espontánea..  14.   ahora   que   conoces   otros   puntos   de   vista   sobre   esas   canciones..  toca  el  alma  y  los   sentidos.   asignando   superioridad   al   hombre.  mueve  los  cuerpos  y  las  ideas  y.   crea   recuerdos   vívidos   y   nos   evoca   instantes   fuertes   de   nuestra   propia   vida.  como  expresión  artística.   “en   el   Caribe.   “Anjá  Juan”.   si   les   gusta   y   si   alguna   vez   han   reparado   en   lo   que   dice.   la   música   incide   en   las   conductas   sociales.79 Genera/acción Escucha   los   merengues   mencionados   en   la   lectura:   “La   Pastillita”.   con   lo   cual   ejerce   una   función   ideológica   determinada   en   el   marco   de   las   sociedades   concretas”.   la   relación   entre   música   y   baile   es   automática.    Escuchándolos.   Si   tienes  oportunidad.   y   asimismo   podríamos   decir.   en   diferentes   vertientes   de   letras   y   consagrando   esa   superioridad   inclusive   en   la   iniciativa   de   los   pasos   convenidos.  comenta  sobre  las  ideas  que  se  comparten  aquí.  pp.27     14 De tal Palo.   legitima   y   recrea   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad   y   de   feminidad.   directa.   La   pasión   danzaria.   Santo   Domingo.  Darío  Tejeda  recuerda:  “Al  expresar  la   identidad   colectiva   de   una   comunidad   humana. tal astilla.        Darío   Tejeda.   pensar   y   actuar.    si  conocen  la   canción.   Academia   de   Ciencias   de   la   República   Dominicana.   nos   forja   identidad   y   valores. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   que   también   lo   es   entre   música   y   construcción   cultural  de  los  géneros.       Como  hemos  visto  en  el  ejemplo  de  merengues  contemporáneos.   expresa   la   cultura   de   un   pueblo”.24.

  Se   prefiere   a   la   gente   adinerada.   cuando   se   “limpió”   el   merengue   de   “impurezas”   con   grandes   orquestas.  según  criterios  prejuiciados  y  en  gran  parte  raciales”.   para   la   República   Dominicana   los   géneros   de   mayor   proyección   internacional   han   sido   el   merengue   y   la   bachata   en   los   que   son   hombres   los   que   transmiten   ideas   sobre   el   amor.   de   poder   y   con   buen   [e]status   social.  de  los  años  sesenta.   por   ejemplo.   la   competencia   con   otros   hombres.   el   cine   y   la   televisión.       Lo  anterior  no  significa  condenar  la  música  –como  tristemente  se  intentó  en   varios   momentos   históricos.   generaciones   e   incluso  nacionalidades.       La  presencia  de  mujeres  como  protagonistas  es  reciente.  difundiendo  también  sus  discursos  de  género.   Se   trata   de   tomar   conciencia   de   que   es   en   estos   dispositivos   donde   mejor   funciona   la   Ministerio de la Mujer .  como  piezas  accesorias  en  el  coro.   si   se   quita   las   extraordinarias   excepciones   tipo   Milly   Quezada.   los   hombres   de   la   música   transmiten   mensajes   sobre   el   origen   étnico.  pelo  ‘bueno’.  modelaje  o   como   bailarinas.   apareciendo  antes  y  después.   como   en   la   época   de   Trujillo.   nombres   de   dictadura   y   letras   apologéticas.   según  parámetros  dramáticamente  parecidos   a   nuestras   constataciones   del   modelo   hegemónico   de   masculinidad   y   feminidad.   Los   aspectos   físicos   personales   son   los   preponderantes.   Los   publicistas   así   lo   han   entendido   y   contribuyen   a   reforzar   esa   actitud.   Estos   géneros   trascienden   clases   sociales.80 Aunque   el   análisis   de   la   música   como   dispositivo   de   género   puede   hacerse   con   cualquier   género   musical   y   en   cualquier   geografía.       Para   el   caso   del   aprendizaje   sobre   el   amor.   ‘buen’   cuerpo.   ‘lindo’   rostro.   la   posición   social   y   las   características   físicas   exteriores.   la   sexualidad.   El   propio   autor   de   “La   Pasión   Danzaria”   nos   dice:  “[en  cuanto  a  origen  étnico]  se  prefiere   el   color   ‘blanco’.   lo   que   se   produce   bajo   el   influjo   de   las   revistas   de   moda.   la   traición   y   la   venganza.   por   las   élites   económicas   hasta   inicios   del   siglo   XX–   o   limitarla   a   propaganda   política.

      3.   datos   sobre   sus   intérpretes   y   algunas   explicaciones   sobre   palabras   o   expresiones  que  puedan  no  ser  entendibles  para  una  audiencia  local.     Exploración grupal æ Generando estrategias 1.   recordando   el   modelo  hegemónico  de  masculinidad  que  pretendemos  rastrear  en  este  dispositivo.  tanto  de  la  República  Dominicana  como  del  Caribe  en  general  o  del   continente   americano.   Para   el   caso.       2.   sino   las   ideas   estáticas   sobre   los   hombres   y   las   mujeres.   que   sigue   legitimando   la   violencia   –que   no   por   sutil   deja   de   serlo–   y   que   muestra   imágenes  exageradas  o  caricaturizadas  del  hombre  dominicano.   imágenes   del   propio  registro  personal  de  los  participantes.       También   existen   nuevas   generaciones   de   cantantes.  tanto  para  captar  los   doble   sentido   del   lenguaje.   hombres   y   mujeres.   como   para   evocar   recuerdos.   hay   que   cuidar   no   perder   el   enfoque   de   análisis   de   la   música.   Si   las   ideas  que  conforman  el  imaginario  cambian.  la  música  lo  expresará.  Repetirla  dos  veces  es  deseable.   aunque   el   ser   joven   no   es   garantía  de  mudar  el  imaginario  social  de  género  que  coloca  al  hombre  como   medida   y   como   centro.   La   pasión   danzaria   no   tiene   por   qué   cesar   o   ser   combatida.       De tal Palo.  El  análisis  de  género  de  la  música  popular  requiere  de  buen  sonido  para  escuchar  la   canción  que  se  quiere  profundizar.   conviene   indagar   previamente   las   letras   de   las   canciones.  El  tema  de  la  música  y  la  masculinidad  es  inagotable  y  puede  ser  abordado  con  otros   géneros  musicales.   que   expresan   nuevos   ritmos. tal astilla.   lenguajes   y   temas.  La  mayoría  de  los  temas  y  sus  letras  pueden  ser  encontrados  en  versiones  de  vídeo  en   los   sitios   de   internet   consagrados   a   tal   efecto. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .81 configuración   vigente   que   impide   avanzar   hacia   la   equidad.   Si   se   escoge   trabajar   con   un   vídeo   musical.   situaciones.

  “Las   Chicas   del   país”.  Fefita  La  Grande.   Aridia   Ventura.       Aparte   del   excelente   estudio.   “La   Media  naranja”  y  “Las  Mandarinas”.  existen  folletos  del  mismo  autor  sobre  el  merengue  y  la  bachata.     Ministerio de la Mujer .     Con   los   datos   aportados   por   el   estudioso   de   la   música   dominicana.   “Las   Canelas”.   “La   Pasión   Danzaria”.   “Gladys   Keros   y   Orquesta”.  por  citar  del   repertorio   clásico   de   los   años   setenta   y   algunas   todavía   con   gran   vigencia.  la  India  Barahonera.82   Música y Recursos     Puede  ayudar  al  tema  utilizar  los  discursos  musicales  de  intérpretes  mujeres   como   Milly   Quezada   (y   la   fase   con   “los   Vecinos”).   Míriam   Cruz.   También  las  primeras  bandas  femeninas  como  “Las  Muchachas”.   de   Darío   Tejeda.  y   un   libro   sobre   Juan   Luis   Guerra   y   la   4:40.  “Las  Chicas   del   Can”.  Mélida  la  Sufrida.   se   trata   de   hacer   crítica   con   lentes   de   género  al  modelo  hegemónico  de  masculinidad.   ya   citado.

Estrategias en Masculinidades para la Equidad . tal astilla.83  Ruta Metodológica Aprendizajes: Compromisos: De tal Palo.

  Identifica:   ¿cuáles   espacios   son   del   hombre/los   hombres   de   la   casa?   ¿cuáles   son   de   la   mujer/las   mujeres   de   la   casa?   Nos   referimos   a   aquellos   espacios   donde   habitualmente   se   está   o   se   hacen   las   cosas.  lo  más  fiel  posible  acerca  de  la  ubicación  de  los  espacios  y   las  cosas.        Tocando el género   Vamos  a  explorar  un  poco  más  la  realidad  personal.  Indica  en  el  mapa  –con  un  color  o  símbolo–  aquellos  espacios  considerados   “del  hombre”  y  con  otro  color.   a   través   de   la   configuración   espacial.   Necesitaremos   hojas  de  papel.   especialmente  en  los  tiempos  y  actividades  de  descanso  y  ocio.  por  toda  tu  casa.   temporal   y   de   roles   de   sus   integrantes. casa quiere”: El espacio de nuestro descanso y placer Exploración personal ➠ Propósito Identificar  los  mecanismos  de  transmisión  del  modelo  hegemónico   de   masculinidad   en   la   casa   y   las   relaciones   que   se   establecen   desde   ella.  real  o  imaginario.  dibujando  un  mapa  en   una  hoja  de  papel.       3.   2.  Reflexiona  en  clave   Ministerio de la Mujer .  Da  un  recorrido.         1.84 tema 8 “El que se casa.  lápices  y  una  cinta  métrica  y  haremos  un  “mapa  de  género”.  esta  vez  mirando  la  casa.   no   tanto   a   prohibiciones  de  transitar  por  ellas.   el   espacio   donde   pasamos   nuestros   más   largos   momentos.  aquellos  “de  las  mujeres”.

  otra   mujer   de   la   red   familiar.   ya   sea   de   la   esposa-­‐ama-­‐de-­‐casa.   las   crecientes   tasas   de   escolaridad   femenina.   las   hijas.  sus  actividades  productivas  generadoras  de   De tal Palo.   el   hecho   de   que   las   mujeres   destinen   la   totalidad   de   los   suyos   al   hogar.   entre   ellos   los   relacionados   con   la   urbanización   acelerada.   en   la   subordinación   de   la   mujer   al   hombre.  Observamos  así  cómo  la  estratificación  social  que  alimenta  la  plusvalía   y   confina   a   la   mujer   a   los   salarios   más   miserables.   sobre   todo.   se   apoya   en   la   estratificación   sexual.   el   aumento   en   el   número   de   mujeres   jefas   de   hogar.  así  como  por   las   ciencias   económicas   correspondientes   a   este   sistema.   especialmente   en   el   sector   informal.         Una  serie  de  cambios  en  las  economías  latinoamericanas  han  contribuido  a  la   inserción   creciente   de   las   mujeres   al   mercado   laboral.  más  que  un  complemento  a  la  contribución  del  marido.   mientras   los   maridos   guardan   para   sí   una   parte   importante   de   lo   que   ganan.     A   su   vez.   o   una   mujer   que   realiza   el   trabajo   por   paga.     Cuando   analizamos   las   estrategias   de   supervivencia   de   las   mujeres   vemos   que.   que   obliga   a   un   mayor   número   de   mujeres   en   familias   nucleares   a   aportar   un   ingreso   al   hogar.   éste.   que   hace   de   ellas   las   sirvientas   del   grupo   doméstico.   la   crisis   económica.   que   hacen   “invisible”  la  producción  de  las  mujeres.   nos   dice   que   la   contribución   de   cada   uno   dista   mucho   de   ser   proporcional   a   sus   ingresos.   y.   ni   de   la   importancia   de   su   aporte   económico   al   hogar.  es  un  elemento   indispensable   para   la   supervivencia   familiar. tal astilla.   Si   bien   los   ingresos   femeninos   son   considerablemente   menores   a   los   masculinos.85 de   género:   ¿qué   nos   dice   esta   configuración   del   espacio   según   género?   ¿Quizá   algunos   espacios   son   asignados   a   cada   género   según   ciertas   horas   del   día  o  la  noche?  ¿Quién  decide  y  por  qué?      Des-aprendiendo     La   división   sexual   del   trabajo   determina   que   el   trabajo   doméstico   sea   fundamentalmente   tarea   de   mujeres.         Aunque   muchas   veces   las   propias   mujeres   no   están   conscientes   de   su   rol   como   trabajadoras.  en  la  mayoría  de  los  casos.   esta   estratificación   sexual  en  la  familia  es  reforzada  por  la  economía  de  mercado. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .

 Observa  tu  mapa  de  género  y  revisa  otra  vez:  checa  todos  los  espacios   (el   baño.  la   silla   en   la   cabecera   de   la   mesa   o   bajo   el   cuadro.   venta   ambulante   de   sus   propios   productos  y  servicio  doméstico  en  casas  privadas.  INTEC.   lavar   y   planchar   ropa   por   paga.  pp.  Santo   Domingo.   Pregunta   a   la   gente   de   tu   entorno   familiar   sobre   lo   que   identifican   como  lugar  de  las  mujeres  y  lugar  de  los  hombres.  El  baño  y  la   cocina  son  territorio  de  las  mujeres  y  el  garage  y  cuarto  de  herramientas.  sintiendo  como  propios  ciertos  espacios  aun   dentro  de  la  casa:  el  sofá  grande  frente  a  la  televisión.  24-­‐25  y  150.   el   corredor.  el  sofá   frente  a  la  tele).  A  los  hombres  se  nos  educa  en  el  exterior.  trabajo  y  etnia  en  los  bateyes  dominicanos.   el   rincón   de   atrás.  Género.       2.  en  el  campo.86 ingreso   caen   dentro   del   mercado   informal   y   se   caracterizan   por   ser   una   extensión  del  trabajo  doméstico:  hacer  una  comida  para  vender.  atender  un   colmado.           Senaida  Cansen  y  Cecilia  Millán.   la   esquina   de   las   matas.  1991.   Pregúntate:   ¿porqué   asignamos   género   a   estos   espacios?   ¿Dónde   aprendimos   que   era   así?   ¿Qué   tipo   de   cosas   se   hace   en   esos   espacios?   ¿Qué   decimos   nosotros   a   nuestros   hijos   e   hijas   sobre   estos   espacios?   ¿Cómo  actuamos  en  ellos   ?        Aprendiendo La  socialización  de  género  toca  de  cerca  el  espacio  y  el  tiempo  que   utilizamos   día   tras   día   en   todas   las   actividades.  en   la  calle.   Las   mujeres   toman   la   silla   más  cercana  a  la  cocina  y  el  lado  de  la  cama  que  da  a  la  pared.e.  de   los  hombres.  Vuelve  y  corrige  o  complementa  en  tu  mapa  de  género.   Desde   niños   y   niñas   nos   educan   para   sentir   como   propios   algunos   espacios   y   tiempos   y   otros   para   sentirlos  ajenos.).  ese  lado  de  la  cama.     Genera/acción 1.  en  la  mesa  de  dominó.       3.   etc.   pero  especialmente  aquellos  que  tú  tomas  para  el  descanso  (p.       Ministerio de la Mujer .

  legitimaciones   del   porqué   sí   o   porqué   no   deben   estar   unos   y   otras.   recibe   censura   y   culpa.  los  parques  y  plazas).   cuál   tiene   mayor   convocatoria?)   Y   la   recreación   (las   peleas   de   gallos.   la   ciudad   entera.   “es   un   mantenido.   donde   debe   estar   limpio.  pero  no  se  ve  del  mismo  modo  el  ingreso  de  hombres  al  espacio  privado-­‐ doméstico   (“es   que   él   me   ayuda”.   al   ocio.   agregándole   roles   y   funciones   generizadas.  no  estorbar.  pero  se   presentan  muchas  veces  como  complementarios.   pero   en   realidad   separado   cuando   vemos   la   televisión   y   alguien   tiene   que   preparar   la   comida   o   limpiar   o   cocinar.  el  sector.   Los   espacios  público  y  privado  son  contrapuestos  en  el  modelo  hegemónico  machista.   Uno   de   los   primeros   espacios   donde   reproducimos   y   reforzamos   ese   aprendizaje   de   género   es   la   casa   y   los   hombres   especialmente  lo  aprendemos  directamente  de  la  combinación  espacio  y  tiempo:  cuántas   horas   dedicamos   al   descanso.  Una  consideración  es  que  se  ha  tolerado  la  salida  de  las  mujeres  al   espacio  público.   “casa   quiere”.  los   colmados. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   Las   niñas   aprenden   a   modelar.       Lo   aprendido   en   el   hogar   es   reproducido   y   legitimado   en   casi   todos   los   espacios   físicos   en   los   que   nos   movemos.   Los   hombres   aprendemos   a   correr.   mover.     De tal Palo.   los   colmados.  inmovilizar.   gritar   profundo.   subir.  a  conversar  y  salir.  nos  enseñan  a  jugar  dominó.   meter   puño.   los   tiempos   y   la   asignación   que   se   hace   a   los   géneros   se   desplaza  desde  la  casa  hacia  el  entorno  cercano:  la  calle.   empujar.  mientras  la  mujer  es  la  dueña  del  espacio  privado.  cuya   principal   manifestación   es   el   “hogar.   levantar.   el   supermercado.  a  pesar  de  que  la  mujer  permanece  más  tiempo  en  ellos.  amparados  en  supuestas  naturalidades   u  orígenes  sagrados.   no   friegues   los   platos”.   Si   el  resultado  del  mapa  de  género  de  la  casa  es  que  los  espacios  centrales  y  más  públicos   son  espacios  masculinos.   Quien   obedece   esos   guiones   de   género   recibe   estímulos   y   reconocimientos   por   parte   de   las   relaciones   cercanas.  estar.   correr   de   lado   o   poco.  el  reducido  y  restringido   a   las   mujeres.           Poco  a  poco  el  modelo  configura  el  espacio  amplio  a  los  hombres.   dulce   hogar”.   siempre   debe   haber   comida   y   una   greca   lista   y   las   visitas   deben   ser   bien   atendidas.  a  dedicar  tiempo  para  el  juego.  habría   que   medir   en   términos   de   importancia   y   centralidad   otros   espacios   cotidianos   como   los   espacios   para   el   deporte   (¿cuáles   son   los   espacios   de   los   hombres   y   cuáles   los   de   las   mujeres?  ¿Lo  que  se  juega.   quien   no.   “Hijo.  los  hombres  son  socializados  para  ser  amos  de  lo  público  y  de   las  relaciones  que  ahí  se  propician.  meter  uñas.87   En  el  contexto  mencionado.             La   medida   de   los   espacios.  por  si  acaso  traemos  aprendizajes  de  origen  que  sean  diferentes.   callar.   gritar   agudo. tal astilla.  involucra  a  los  hombres  o  a  las  mujeres?  ¿Si  involucra  a  los  dos   géneros.   las   instituciones     y   los   centros   de   trabajo.  “a  ese  lo  manda  la  mujer”).  la  Iglesia.   bajar.  a   dejar   “para   después”   el   cuidado   de   la   casa   y   nuestras   cosas.   que   no   solamente   están   dentro   de   la   casa.   Los   modelos   masculinos   con   que   crecemos.   no   trabaja”.  la  escuela.   El   dispositivo   espacial-­‐ temporal-­‐funcional   nos   configura   y   “corrige”   cuando   crecemos   y   ya   casados.   competir.   oler   rico.   supuestamente   en   familia.

).   techos. Discute los hallazgos y intenten pensar cómo podría modificarse la asignación de espacios para mujeres y hombres.   colocando   dentro   de   las   mismas   chinchetas   de   dos   colores   diferentes.  los  tiempos  en  los  que  se   usa  (de  mañana. normalmente esos grados?.  utilizando  láminas  de  durapax  o  cartulina.  el  lugar  más  importante.  el  play  del  sector.  como  construcción  de  un  imaginario  social  más  allá  de  nuestras   Ministerio de la Mujer preferencias. ¿quién metáfora   el  posicionamiento   revelar    los   datos  de   énero.   Quien   facilita   podría   comentar   dónde   se   ubican   los   lugares   de   distribución   de   esos   medios.  sea  porque  “esos  periódicos  o  revistas  que  nos  dieron  no  son  de  aquí”. ¿dónde se sientan las mujeres y dónde los varones?).  Un  mecanismo  recurrente  en  los  grupos  es  la  descalificación  posterior  de  los  contenidos   que  se  ha  elaborado.   quiénes   lo   consumen   y   el   acceso   a   ellos  en  la  vida  cotidiana.   El   mapa   de   género   es   una   herramienta   muy   útil   para   detectar   espacios   concretos   de   género  dentro  de  la  casa  y  generar  reflexión  sobre  su  utilización.                 Ojo críticoMapa con TODOS los espacios de género o GPSde la escuela.  espacio   cuida físico   y  poder.   cómo   se   vive   y   justifica   y   qué   posibilidades  de  cambio  podrían  tener. El   mapa   de   género   es   yuna   variación   de   la  laherramienta   que   hemos   mucho llamado  “GPS”  (Gender  Positioning  System.  etc. no se vale generalizar. Entre más cercano el lente más específica hora que señalamos.   un   color   para   los   hombres.     3.  descanso  y  deporte  o  paseo  (parque  de  sector.  etc. en las aulas.  por  sus  siglas  en  inglés)  que  usa  la   mejord(¿a esa hora en elglobal   patioapara   de atrás hay varones ogmujeres?.   entre   otros   reportes.   cortadas   con   un   cutter   para   formar   paredes.  al  mediodía.  una  parroquia.  la  zona  de   un  elevado.  cierto  campo  de  juego  de  una  escuela.   otro   color   para   las   mujeres.  sino  agudeza  y  crítica  para  detectar  el  espacio  y   género   en   cada   situación   y   reflexionar   sobre   su   origen.       .     2.   espacios.   “sólo  nos  dieron  la  sección  de  sociales”  o  sea  porque  “los  medios  de  comunicación  reflejan   los   intereses   de   los   poderosos”.).   El   mapa   de   género   se   puede   ampliar   para   construir   mapas   de   tres   dimensiones   (con   altura  y  grosor)  como  una  “maqueta  de  género”.  etc.  Para  la  reflexión  grupal  del  espacio  y  género  es  posible  trasladar  la  reflexión  a  espacios   públicos  de  ocio.88   Exploración grupal æ Generando estrategias 1.  el  más  concurrido.  por  la  noche.)  y  la  importancia  real  o  simbólica  que  se  le   asigna  (el  centro.  una  gallera. 3.    Lo   importante  no  es  exactitud  arquitectónica.

Estrategias en Masculinidades para la Equidad . tal astilla.89  Ruta Metodológica para la acción grupal Aprendizajes: Compromisos: De tal Palo.

90 Unidad 3 La prevención de la violencia de género Con cada golpe perdemos todos Ministerio de la Mujer .

  Desde   la   niñez   15    Larry   José   Madrigal.   que  se  ha  logrado  alcanzar  el  modelo  definido  de  ser  hombre.  San  Salvador.  Pero  si     es   un   patrón   de   medida.  Acercándonos  a  las  masculinidades.   cooperación.     Desacralizar   la   violencia.   Se   supone   que   todos   los   hombres   deben   conformarse   a   ese   modelo   hegemónico   que   dicta   hasta   la   manera   de   sentir.  prevalece.  2007.   Se   trata   de   un   entrenamiento   corporal   dentro   de   estructuras   que   facilitan   la   asimilación.  inclusive  físicas.   no   se   excluye   la   capacidad   para   establecer   relaciones   de   compañerismo.  Recopilación  de  aportes  en  Género  y   masculinidades.  con  las  que  se  mide  su   masculinidad.   Esta   masculinidad   hegemónica   no   pretende   solamente  moldear  rasgos  y  posicionamientos  sociales.   y   es   desde  este  modelo  que  se  mide  e  interpreta  a  los  hombres. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   Evidentemente.   Es   el   entrenamiento   por   el   poder.  sino  incluso   conformar   física   y   psicológicamente   los   cuerpos   de   los   hombres. tal astilla.   lealtad   y   afectividad.     Según   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad.   pero   estas   ocurren   en   el   marco   de   las   relaciones   de   poder   y   significa   sobreponerlas   al   juego   del   poder.  Este   modelo  definido  no  admite  contrapuntos  o  alternativas.   Buscando   estrategias   de   cambio   para   superar   la   violencia   de   género   en   procesos   educativos   en   El   Salvador.     De tal Palo.   no   todos   los   hombres   tienen   éxito   en   adecuarse  a  esas  medidas. Masculinidad hegemónica y violencia de género   La  masculinidad  hegemónica  ha  estado  asociada  a  la  idea  de  que  es   necesario  probar  y  probarse  continuamente  que  se  "es  hombre"  y.   perpetuación   y   multiplicación  de  un  modelo  para  que  siga  siendo  hegemónico15.91 Con cada golpe perdemos todos.   los   encuentros   entre  los  hombres  están  trabajados  por  el  poder.  Centro  Bartolomé  de  las  Casas.   En:   Larry   José   madrigal   y   Walberto  Tejeda  (eds).   se   convierte   en   idea   fundante:   es   la   masculinidad   hegemónica.  la  competencia  y   el   conflicto   potencial.

  En   el   modelo   hegemónico.  sea  de  manera   consideradas  educadas  o  elegantes.  sea  de  maneras  físicamente  explícitas.   inferior.   religión.   Este   último   poder   masculino   puede   –y   de   hecho   genera–   violencia  a  muchos  niveles.   débil.  el  vecindario  y  los   grupos  de  pares).   condición   física   y   mental   y   de   los   grupos   de   referencia   (tales   como   los   grupos   de  trabajo.  existiendo  variaciones  en  la  forma  de  demostrarlo  que   dependen   de   la   clase   social.  burla  y  corrección.   construida.   legitimada   y   reproducida.  duro  e   infinito.  superior.   sufre   mecanismos  de  sanción.  instituciones  educativas.92 los   hombres   aprendemos   a   darnos   a   respetar.   limitado.   Los   hombres  son  construidos  con  poder  mayor.   asume   un   ejercicio   muy   concreto   del   poder.  exclusión.  se  trata  de  avanzar  hasta  enfoques  más  integrales   que   nos   permitan   ver   la   violencia   ejercida   por   los   hombres   en   Ministerio de la Mujer .       ¿Por   qué   de   esta   violencia?   Más   allá   de   explicarla   –lo   que   se   ha   hecho   abundante   y   lúcidamente   desde   la   critica   feminista– desbancando   mitos   cientificistas   o   reduccionistas   que   plantean   su   origen  por  patologías.   que   incluye   una   localización   también   concreta   en   cuerpos   físicos   de   hombres  y  mujeres  y  en  relaciones  y  escenarios  donde  el  poder  se   ejerce.   a   responder   a   las   agresiones   y   a   defendernos   tanto   física   como   verbalmente.   Quien   no   lo   hace.   las   mujeres   son   interpretadas   y   construidas   con   poder   menor.     Esta   masculinidad   hegemónica.  pero  especialmente  como  medición  de   fuerzas   ante   poderes   masculinos   o   como   demostración   de   superioridad  ante  poderes  que  se  interpreta  como  débiles.   suave.   valor   y   control.   grupo   de   edad.   a   demostrar   invulnerabilidad.  Las  exigencias  de  lo  masculino   son  muchas.  fuerte.       Los   hombres   somos   educados   en   un   ambiente   en   el   que   se   nos   exige   la   afirmación   constante   de   esos   atributos   definitorios   de   la   masculinidad.  las  iglesias.  por  dependencia  al  uso  de  drogas  o  alcohol   como  causante.

  placer   falocéntrico.       Esta   misma   violencia   de   origen..   ternura.   Peor   aún.   homofobia.   esculpirse.  es  generada  por  el  modelo  hegemónico  y  forma  una   identidad   basada   en   procesos   personales   donde   se   encuentran   simultáneamente   el   hiperdesarrollo   del   yo   exterior   (hacer.   norma   en   la   que   mantener   la   imagen   de   macho  ante  la  mirada  de  otros.   placer.   violencia   en   la   socialización   y   construcción.   temor.   producto   del   modelo   masculinos  hegemónico  que  determinan  la  familia  y  la  sociedad.   modelos   de   control.   obsesión   por   logros   y   éxitos.   como   el   mecanismo   de   preservar   la   identidad   masculina. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .       Estos   factores   afectan   incluso   el   cuerpo   de   los   hombres.   lo   masculino   como   norma.   de   modo   tal   que   la   violencia   es   viable   como   procedimiento   para   resolver   conflictos   y   ejercer   el   poder.  es  crucial.         De tal Palo.93 relación   con   variables   multicausales.   tristeza.  entrenarse  para  ser  hombre:  un  pollito  precisa  de  afilar   el   pico   y   las   garras   y   de   juego   en   juego.         No   basta   con   nacer   hombre.   poder   y   competencia. tal astilla.   los   hombres   incorporamos   creencias.   ir   tomando   fuerza   para   vencer  a  los  otros  en  el  combate  real  de  la  vida.   lograr.   en   la   construcción   de   la   masculinidad   hegemónica.   valores   y   actitudes   que   en   su   configuración   más   estereotipada   constituyen   una   especie   de   mística   masculina   perversa   y   hegemónica:   restricción   emocional.   sino   que   hay   que   crecer.   actuar)   y   la   represión   de   la   esfera   emocional.   amor.     Así   se   entrena   la   psique  en  un  constante  autocontrol  para  regular  la  exteriorización   de   sentimientos   de   afecto.   modelarse.   debilidad..   en   su   proceso   de   socialización   de   género.  No  es  casual  que  cueste  tanto  trabajo  en  los  procesos  de   masculinidad  lograr  que  los  hombres  participantes  expresen  lo  que   sienten  y  no  lo  que  piensan.

    Vale   decir   que   cuando   nos   referimos   a   estas   violencias   en   los   hombres.  Primero.   en   el   sentido   de   creer  que  se  nace  con  ella.   el   principal   objetivo   de   16    Marcela  Lagarde.   Las   mujeres   como   grupo   son   el   principal   objetivo   de   ciertos   tipos   de   violencia.       No   hay   duda.   Número   3.   La   expresión   “violencia   masculina”   es   una  naturalización  de  la  violencia.     18    H.   ampliamente   difundidos.   reconoce  la  pluralidad  de  las  violencias  ejercidas  por  hombres17.   violencia   y   paz.  2005.   Noviembre  2008).   de  que  los  hombres  son  los  principales  agentes  de  la  violencia  en  el   mundo   contemporáneo18   y   que   los   patrones   hegemónicos   de   conducta   masculina.  en  la  relación  con  los  hombres  y   en  el  ejercicio  del  poder  con  y/o  sobre  otras  mujeres16.  Tercero.  Managua.  Claves  Feministas  para  la  negociación  del  amor.  Estocolmo.   con   su   apoyo.   no   hay   ninguna   evidencia   de   que   la   violencia   sea   algo   inevitable   biológicamente   o   que   haya   causas   biológicas   para   la   violencia.   Masculinidades.  como  lo  es  la  homofobia.  remueve  la  ambigüedad   que   se   puede   crear   con   suponer   que   existe   algo   masculino   en   la   violencia   y   que   sería   parte   de   otra   violencia   mayor.   En:   CIPAF.   masculinizándose   hegemónicamente.   no   hablamos   de   violencia   “masculina”.  como  estrategia  de  lucha.   2001.   17    Bob   Connell.  Santo  Domingo.   Poniendo   fin   a   la   violencia   de   género:   un   llamado   a   la   acción   global   para   involucrar  a  los  hombres.     Ministerio de la Mujer .   A   esto   contribuye   un   factor   estructurante   de   nuestra   cultura.   Cuarto.   para  lograr  ser  consideradas  par.   Quehaceres   (Año   XXVIII.  Interesante  además  notar  cómo   muchas  mujeres.  han  tenido  que  asumir   estos   mismos   mecanismos.  ésta   se   apoya   básicamente   en   el   mandato   de   “diferenciarse   de   lo   femenino”.   los   hombres   son.   Ferguson   et   al.  ASDI.   como   grupo.94 Diversas  autoras  y  autores  han  enfatizado  el  hecho  de  que  en  ese   proceso  psicológico  de  construcción  de  la  identidad  masculina.  porque  la  expresión  “violencias   de  los  hombres”  precisa  el  problema  y  ubica  la  responsabilidad  en   hombres   concretos.   cuando   vemos   globalmente   la   evidencia   disponible.   Segundo.  Puntos  de  Encuentro.

  personal   e   institucional.  Santo  Domingo.   Pero   estos   patrones   están   enlazados.       Las   violencias   de   los   hombres   se   pueden   explicar   con   la   famosa   tríada  de  la  violencia:  violencia  hacia  sí  mismos.   violencia   hacia   las   mujeres   (en   cuanto   ejercicio   de   poder)19.   que   implica   reconocer   la   propia   violencia.   Quehaceres   (Año  XXVIII.       19    Michael   Kauffman.  violencia  hacia  los   otros   hombres   y   una   gran   parte.   en   el   contexto   de   las   causas   profundas   de   la   violencia  social  que  sufrimos  cada  día.  Número  3.  Noviembre  2008).     De tal Palo.   que   ahora   para   muchos   grupos   que   trabajan  con  hombres. tal astilla.  Oponerse  a  la  violencia  es  un  asunto  político  crucial  para   los   hombres.  la  degradación  violenta  del  medio  ambiente.     La   violencia   de   género   es   una   responsabilidad   política   de   los   hombres.95 otros   tipos   de   violencia.   Las   siete   P’s   de   la   violencia   de   los   hombres.  ya  es  un  cuarteto:  se  añade  la  depredadora   conquista  del  entorno.   la   violencia   dirigida   a   otros   hombres   es   parte   del   proceso   que   reproduce   la   violencia   en   general   y   ésta   violencia  sostiene  a  la  violencia  contra  las  mujeres.   reconocer   que  “lo  personal  es  político”  y  ejercitar  esa  convicción  para  prevenir   la   violencia   de   género.   En:   CIPAF. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .

 silueta.  requerimos  tener  la  mayor   cantidad   de   productos   que   hemos   elaborado   en   las   reflexiones   sobre   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad:  modelos.  dispositivos. poder y violencia Exploración personal ➠ Propósito   Reflexionar   sobre   las   implicaciones   violentas   del   modelo   hegemónico   de   masculinidad  para  el  desarrollo  humano  de  mujeres  y  de  hombres.    Tocando el género Para  entrar  con  este  tema.   movilidad.   Pensando   en   nuestra   propia   familia   y   la   gente   cercana   ¿qué   consecuencias   tendrá   para   el   desarrollo   de  las  mujeres  este  modelo  hegemónico  de  masculinidad?       3.   autoridad.   inteligencia.   asignado   por   el   modelo   hegemónico   a  los  hombres.    ¿qué  consecuencias  tiene  el  machismo  para  el  desarrollo  de   los  propios  hombres?   Ministerio de la Mujer .96 tema 9 Masculinidad.   Tomando   en   consideración   el   balance   de   libertad.         1.   Hacemos   un   esfuerzo   por   reflexionar   a   partir   del   camino  recorrido:  ¿qué  ventajas  y  beneficios  garantiza   el  modelo  hegemónico  de  masculinidad  a  los  hombres?         2.   independencia.

  se   convierten   en   ejecutivos   empresariales   potentes.   por   cierto:   la   construcción   del   modelo   hegemónico   de   masculinidad   que   genera   violencia   de   género   no   es   inmutable.   el     comportamiento  violento  de  los  hombres.   en   las   ideas   y   convicciones   que   los   sostienen.   significa   que   puede   ser   “desaprendido”.   en   las   imágenes   y   consensos   culturales   a   las   cuales   los   hombres   están   expuestos   desde   el   nacimiento.   lo   más  importante.   o   se   asocian   a   los   ejércitos   y   sirven   a   sus   países   atacando   los   estados   o   grupos   de   personas   "enemigas".  no  es  uniforme  en  la  actualidad.   amigos   y   otras   fuentes.  biológico  o  divino.  por  más  ganancias  reportadas   al  nivel  personal  o  corporativo.     De tal Palo.   Pero   hay   que   insistir  que  no  es  algo  inevitable.   Los   niños   juegan   con   armas  de  fuego.   No   hablamos   de   algo   fácil.   no   ingenua.   incluida   la   televisión   y   las   películas.   ha   cambiado   en   el   devenir   del   tiempo.   Encontrar   una   causa   original   de   esa   violencia   ya   es   imposible.  la  evidencia  nos  muestra  que  dos  factores  están  siempre   presentes:   la   masculinidad   y   las   relaciones   de   género.   mentores.   Sin   pretender   ser   universales   para   una   única   explicación  mundial.   no   es   igual   en   todas   las   situaciones   y   latitudes   y   quizá.  ni  para  todos  los  hombres   dentro  de  una  población  homogénea  de  hombres  ni  para  todas  las  edades  en   diferentes  contextos.   Es   decir. tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   Si  desde  niños  aprendemos  cómo  ser  un  hombre  de  nuestros  padres.   a   corto   plazo   o   que   ya   disponga   de   estrategias   claras.  Si  el  modelo  hegemónico  y  violento  puede  ser   aprendido.   es   profundamente   ideológica.  participan  en  "deportes   de   contacto"   que   glorifican   la   violencia   y   la   capacidad   de   superar   al   otro   equipo.   destruyendo   a   sus   competidores   y   exaltando   la   agresividad.  aviones  y  otros  juguetes  violentos.97  Des-aprendiendo Para  administrar  el  fenómeno  de  la  violencia  de  género  debemos   abordar   tanto   las   causas   como   los   efectos.   Este  aprendizaje  provoca  altos  costos  públicos.   La   atención   creciente   al   problema   de   los   hombres   y   la   violencia   revela   la   importancia   del   ambiente   en   el   cual   los   hombres   son   socializados.  madres.     Pero   esto   mismo   nos   lleva   a   una   feliz   esperanza.   podríamos   hablar   de   “aprender   el   modelo”.   profesores.

  más   aun   cuando   se   le   aborda   desde   un   enfoque   integral   de   las   masculinidades.  Reflexiona  sobre  cómo  este  balance  se  convierte  en   un   contexto   favorable   para   el   ejercicio   de   la   violencia   por   parte   de   los   hombres.  Santo  Domingo.   cuantificación   y   sanción   del   fenómeno   (leyes.   mediciones.   etc.   Esto   no   significa   dejar   de   lado   las   importantes   acciones   en   la   dimensión   más   empírica   de   la   investigación.  INTEC.   es   urgente   y   necesario   prevenir.  las  ventajas  y  beneficios.  las  consecuencias   y   las   pérdidas   del   poder   que   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad   nos   asigna  a  los  hombres.  Madrigal.   educación.   políticas   y   acciones     gubernamentales).98 Larry  J.  Seminario  sobre   Masculinidad  y  Violencia.   salud.).        Aprendizaje Ante   la   violencia   de   género.   conocimientos.   ni   mucho   menos   la   absolutamente   importante   Ministerio de la Mujer .  noviembre  2009.   en   su   salud.  la  prevención  para  reducir  la   violencia   de   género   tiene   que   tocar   todos   esos   aspectos   que   favorecen   la   violencia  de  género.   creatividad   y   experiencia.   La   prevención   de   la   violencia   de   género   es   una   dimensión   todavía   poco   trabajada   en   sus   profundas   consecuencias.   participación   política.  intentando  hacer  este  balance  por  género   hombres  y  mujeres.   en   sus   habilidades.  De  cómo  los  pollitos  se  convierten  en  gallos  de  pelea.   intentamos   visualizar  a  modo  de  balance.   Genera/acción Tomando  en  cuenta  tanto  los  espacios  privados  como  los  públicos  (hogar   y   sector.   Si   hemos   insistido   en   el   modelo  hegemónico  de  masculinidad  y  los  dispositivos  hostiles  y  sutiles  con   que   éste   funciona   exitosamente.     Haz  una  lista  a  dos  columnas.         Prevención  significaría  trabajar  primeramente  con  los  hombres:  en  sus  ideas   y   convicciones   profundas.     aprendidos   y   reproducidos   en   diferentes   dimensiones  de  la  vida  de  hombres  y  mujeres.

  Las   respuestas   sociales   a   la   violencia   de   género   se   han   centrado   en   servicios   de   atención   de   salud.   para   superar  el  confinamiento  y  sanción  penal  e  incorporar  la  rehabilitación.   hablando   desde   un   enfoque   integral   de   masculinidades.   así   como   el   diseño   de   nuevas   respuestas. tal astilla.   campañas   de   sensibilización   e   información   en   los   medios   de   comunicación.  Es  preciso  tocar  la  subjetividad.   la   posibilidad   de   la   prevención   se   hace   una   realidad.   Cuando   se   aborda   la   violencia   de   género   desde   todos   los   ángulos.   Prevención   vendría   a   significar   que   queremos   tocar   las   causas   profundas   que   generan   violencia   de   género.  abordar  la  cuestión  del  poder  y  asegurarnos   de   proteger   a   sobrevivientes   que   ya   sufren   violencia   de   género   para   concentrarnos  en  la  reducción  de  la  misma.   asistencia   para   las   víctimas.   y   que   menos  mujeres  caigan  en  sus  grietas.     De tal Palo.   programas   basados   en   grupos   religiosos   y.99 construcción   cultural   de   los   significados   de   las   violencias   de   los   hombres.  la  sensibilidad   cotidiana  para  creer  que  es  posible  crear  otras  formas.  respuestas  legales.   difíciles   o   monstruosas   que   puedan   ser.  vendría  a  significar  no  quedarnos   esperando   a   que   haya   una   denuncia   por   agresión   para   tomar   cartas   en   el   asunto.   se   crean   redes   sociales   para   asegurar   que   las   víctimas   de   violencia   consigan   la   atención   y   la   protección   que   necesitan.   Podríamos   ir   promoviendo   y   realizando   respuestas   en   educación   inicial   y   escolar.   la   experiencia   de   varios   lugares   del   mundo   en   las   cuales   se   involucra   a   los   hombres   nos     confirma   que   es   clave   la   participación   de   múltiples   sectores   y   comunidades   enteras.  hablando  en  sentido  práctico.     intervenciones   comunitarias   de   observación   y   legitimación   de   nuevos   consensos   culturales   y   sociales.       Prevención.   por   más   grandes. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  estudios  y  conferencias  sobre  el  agresor  y   el   fenómeno   y   convenciones   internacionales.  el  alma.   programas   de   intervención   con   agresores.       Aunque   algunos   enfoques   son   más   eficaces   que   otros.   aunque   ubicado   al   final   del   espectro   de   prevención.   muy   poco   cambiará   en   la   situación   de   violencia   de   género   sólo   con   leyes.   Pero.   políticas   o   impactos  mediáticos.       La  creación  de  estas  redes  incluye  la  integración   de  la  prevención  y  atención  de  la  violencia  en  los   sistemas   y   servicios   existentes.   Prevención   de   la   violencia   de   género   implica     ubicar  responsables  específicos.

  a   través   de   la   experiencia   vivida   o   conocida  de  violencia.       El   lenguaje   del   cine   y   el   vídeo   puede   despertar   fuertes   emociones   a   partir   de   los   propios   recuerdos   y   vivencias   de   los   participantes.   ataque   o   emplazamiento   de   los   hombres   participantes   en   una   sesión.  Luego  se  recomienda  algún  ejercicio  físico  para  relajar  los   músculos.   Se   trata   de   invitar   a   observar  la  propia  vida.   Siempre   es   recomendable   el   momento   de   plenario   en   el   que   más   que   explicar   o   cuestionar  se  insiste  en  los  sentimientos  que  se  experimentó  con  la  película  o   después   de   ella.   pero   al   mismo   tiempo   alienta   y   legitima.   Despierta”   (Brasil).   Entre   estos   hay   vídeos   educativos   y   películas   que   circulan   comercialmente.  identificando  las  ventajas  y  desventajas  que  otorga  el  modelo   hegemónico  de  masculinidad  y  sus  consecuencias.   Algunos   de   los   más   conocidos:   “Despierta   Raymundo.100 Exploración grupal æ Generando estrategias 1.     El   análisis   de   la   violencia   de   género   nunca   inicia   por   la   culpabilización.   Ante   todo.  puede  buscarse  recursos  audiovisuales  que   permitan   acercarse   al   tema   paulatinamente.   “Te   doy   mis   ojos”   (España).   la   pretensión   nunca   es   correr   para   alcanzar   en   un   par   de   horas   lo   que   se   ha   construido   durante   tanto   tiempo   y   que   hipócritamente   el   imaginario   social   condena.   Avanzan  con  paso  seguro.  hace  mucho  más  impacto  que   entender  de  golpe  categorías  y  cifras.  con  una  o  dos  ideas  firmes.     Ministerio de la Mujer .         Recursos   Como   apoyo   pedagógico   al  tema.   Ayuda   mucho   ubicar   personalmente   el   asunto.   y   especialmente   en   este   tema.  sacar  energía  y  poder  procesar  la  información  en  otro  clima.       2.   animando   a   la   confianza   y   la   escucha.   “Una   vez   fuimos   guerreros”   (Nueva   Zelanda).   sin   emitir   juicios   de   valor  o  aconsejar.   “Solo   contra   sí   mismo  (El  Mal)”  (Suecia).       3.  como  con  la  familia  y  las  relaciones  cercanas.

101    Ruta Metodológica Aprendizajes: Compromisos: De tal Palo. Estrategias en Masculinidades para la Equidad . tal astilla.

  ¿Qué   nos   dice   sobre   el   aprendizaje   intergeneracional   del   modelo   hegemónico  de  masculinidad?     2.  ¿Qué  factores  hacen  posible  hombres  diferentes.  ¿Es  posible  que  los  hombres  cambien  a  una  vida  sensible  a  la  equidad  de   género?     4. La transmisión generacional Exploración personal ➠ Propósito  Tocando el género     Reconocer   la   existencia   de   hombres   sobrevivientes   y   su   importancia   como   estrategia   de   superación   del   modelo   hegemónico   de   masculinidad   en   su   vertiente  de  transmisión  intergeneracional.       Lee   la   lectura   sugerida   a   continuación.   sino   la   mirada   generacional   para   reflexionar   sobre   las   siguientes   preguntas:       1.   intentando   usar   no   solo   lentes   de   género.  ¿Qué  podemos  hacer  para  hacernos  más  sensibles  a  la  equidad  de  género   desde  las  masculinidades?       Ministerio de la Mujer .  sensibles  al  género?       3.102 tema 10 Hombres jóvenes y masculinidad.

  su   entorno   doméstico.         Kenny  cree  mucho  en  la  educación  física  como  adecuación    y  desarrollo  del   cuerpo   de   los   y   las   estudiantes   para   capacitar   su   labor   futura:   “a   veces   se   cree  que  educación  física  es  sólo  para  hacer  deporte  o  perder  el  tiempo.   un   popular   joven   maestro   de   la   escuela   Matilde   Cuevas.     De tal Palo.  por  hacer  mucho  deporte.103 El  profesor  Kenny  Medina20.  no  bajándome   a  mí. tal astilla.  Guía  pedagógica  en  Masculinidades.     Kenny   recuerda  que  desde  pequeño  sintió  el  poder  de  ser  diferente.  y  eso  hago”.  Santo  Domingo.   comenzando   por   su   propio   cuidado   personal.  “Aunque  desde   muy  joven  me  preocupé  por  un  buen  estado  físico.   por   sobresalir   y   competir. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  no   sólo  los  atletas”.   sino   en   buscar   soluciones   cooperativas.  Pero  yo  creo  esto:  ‘tú  vas  a  subir.   me   di   cuenta   de   que   lo   importante   no   estaba   en   anular   a   otros.  que  no  tengo   capacidad   de   estudio”.   Con   la   experiencia   de   los   20    Larry  José  Madrigal  Rajo.     “Reconozco   figuras   femeninas   fuertes   que   me   configuraron   el   carácter   y   por   eso   quizá   soy   terco.   Ayuda   a   conseguir   material   deportivo.   pero   reconozco   cuando   me   equivoco”.   de   Muchagua   (Cambita).  pero   el  cuerpo  es  nuestra  herramienta  para  vivir  mejor.       “Lo   que   a   mí   me   faltaba   era   un   enfoque   de   género..  “Es  una   búsqueda   espiritual   que   toca   todo   lo   que  uno  hace”.   para   vencer   los   problemas   de   la   comunidad.    Kenny  se  crió  con  su  madre   y   tuvo   una   infancia   difícil   marcada   por   la   violencia.   a   muchos   no   les   gustaba   y   me   criticaron:  necio.  sino  por  tus  propios  esfuerzos.  de  no  dejarse   llevar   por   lo   que   los   demás   hacían.  y   necesitamos  un  cuerpo  sano  y  bien  coordinado.  incrédulo.  todos  podemos  hacerlo..   cita   el   profesor   Kenny   Medina.   Kenny  es  cristiano  y  cree  en  el  altruismo   como   acción   de   vida.  Centro  Cultural  Poveda.  Fascículo  3.  [2010].  para  cambiar  las  cosas.   aunque   esto   le   costara   la   censura   de   varios  de  sus  amigos  varones  y  de  las  niñas  que  le  rodeaban.   organiza   torneos   para   el   entretenimiento  de  la  juventud.       “Yo  he  vivido  la  discriminación  en  carne  propia.   de   equipo.   que  por  ser  profesor  de  educación  física  creen  que  no  pienso.  hasta  con  algunos  maestros.  Un  aporte    a  la  escuela  para   la  educación  en  género.

 que  son  delicadas.  Por  ejemplo:       La  música:  el  reggaeton.     Lo  laboral:  el  primer  empleo.  dando  a  conocer  su  labor   pionera.   pero   he   cultivado   amigos   y   compañeros   de   trabajo   que   son   diferentes   y   no   se   dejan   llevar   por   creencias”.   A   partir   del   testimonio   del   profesor   Medina.104 temas   de   masculinidad.   Uno   de   sus   últimos  proyectos  fue  investigar  a  la  mujer  detrás  del  nombre  de  la  escuela:   buscó  y  encontró  a  la  profesora  Matilde  Cuevas  y.    las  preguntas  clave  son:     ¿Cómo  se  vive  los  mandatos  del  modelo  hegemónico  de  masculinidad?     Ministerio de la Mujer .  incluyendo  visibilizar  a  las   mujeres  en  el  baseball.   hombres   y   mujeres.       2.   Ha   organizado   con   los   y   las   estudiantes   juegos   diferentes   para   involucrar  a  muchachas  y  muchachos  en  actividades  físicas  de  desarrollo  de   coordinación.  trabajo  en  equipo  y  resistencia  física.  que   no   se   pueden   esforzar   mucho.  “No  hay  recursos.   me   di   cuenta   de   que   yo   mismo   estaba   discriminando   a  las  muchachas  cuando  aceptaba  lo  que  todos  dicen.   aplicándolo  a  los  hombres  jóvenes.  las  escuelas   están   en   lugares   pobres.     Genera/acción 1.   pero   tiene   un   buen   nombre.   pero   se   puede   hacer   cambios   con   cosas   sencillas   si   se   tiene   el   apoyo   de   la   comunidad”.   Yo   sabía   que   sí   podían   porque   tuve   compañeras  de  estudio  muy  capaces.  pero  te  dejas  llevar  por  lo  que  dice  la   gente”.   no   hay   infraestructura   ni   material.     Los  estudios:  la  universidad.  ha  ayudado  a  valorar  a  esa  maestra.  Para  cada  situación.   selecciona   una   situación   de   la   realidad   donde   pudiera   hacerse   un   análisis   de   dispositivos   de   género.  y  lo  dice  de  frente.   Tal   vez   la   siguiente   generación  ya  pueda  ser  diferente”.       “Yo  había  visto  que  no  se  promueve  una  equidad.     Las  relaciones:  el  noviazgo.  aunque  aprendió  también  a  reír  y  dar  el  ejemplo:   “Ser   así   no   pinta   fortuna.  sólo  los  hombres  aparecen   como   fuertes   y   campeones.     Kenny     es   muy   crítico   y   nota   el   machismo   entre   sus   colegas.     La  calle:  las  plazas  comerciales.

Estrategias en Masculinidades para la Equidad . tal astilla.  Todavía  en  el  tiempo  de  vida  adulta  –socialmente  así  definido–  es   posible   que   esas   identidades   tengan   modificaciones   y   ajustes   a   propósito   de   nuevas   búsquedas   o   experiencias   fortuitas   que   cada   sujeto   vive.     De tal Palo.  la  lejanía  de  todo   aquello   considerado   como   débil   o   pasivo   y   la   inclusión   de   la   mentira   como   elemento  que  permite  fantasear  e  inventar  permanentemente  el  ideal  de  ser   hombre..       En  cuanto  a  la  socialización  de  género.     Posteriormente  en  el  mundo  juvenil.  un  refuerzo  durante  el  crecimiento  y  un  estallido  en  el  tiempo  de   vida  juvenil.   la   construcción   de   sus   identidades   de   género   posee   un   fuerte   arraigo   inconsciente   en   el   período   preescolar.   etc.  Debe  considerarse  además  que  estamos   en   un   contexto   que   desvaloriza   e   invisibiliza   lo   femenino   y   da   poder   y   autoridad  a  lo  masculino.  la  tendencia  a  la  autonomía  de  la  familia   por  parte  del  hombre  le  permitirá  dar  cuenta  de  una  prueba  permanente  a  la   que   será   sometido:   de-­‐mostrar   que   es   hombre.   artistas.  lo  que  se  constata  es  la  ausencia  de   modelos   de   identificación   masculina.   que   sean   tangibles   para   los   niños   que   para   suplir   esta   ausencia   se   acercan   e   identifican   con   modelos   de   masculinidad  lejanos  y  que  están  socialmente  construidos:  futbolistas.   De   esta   manera   la   identidad   masculina   en   formación   está   relacionada   con   aquello   que   no   es:   no   existe   un   referente   claro   masculino   y   también   lo   femenino   o   las   mujeres   constituyen   una  negación:  lo  que  no  se  debe  ser.  héroes   de   dibujos   animados.   que   aparecen   como  imágenes  idealizadas  e  inalcanzables.   Por   ello   la   violencia.  La  identificación  con  ellos  lleva  a   tratar   de   ser   algo   que   nunca   podrá   ser.   la   sobreexaltación  de  los  caracteres  considerados  masculinos.   galanes   de   telenovelas.   Esta   mirada   hace  énfasis  en  el  carácter  procesual  y  sin  fin  de  la  construcción  de  identidad.  cómo  se  aprende  el  modelo  hegemónico  en  las  nuevas   situaciones?  ¿Cuáles  son  los  dispositivos  que  funcionan  en  cada  campo?   ¿Qué  elementos  de  cambio  y  qué  elementos  de  continuidad  o  actualización   encontramos?            Aprendiendo: juventud y machismo En   el   caso   de   los   hombres   jóvenes.105   ¿Cómo  se  transmite.

  agresivo.       En  este  proceso  el  grupo  de  hombres  jóvenes  en  la  calle  constituye  el  espacio   privilegiado   para   esta   demostración.   lo   importante   está   afuera.   que   bajo   la   lógica   de   “no   dejarse   llevar”   y   de   manejar   la   situación.   Los   cambios   corporales   llevarán   a   la   necesidad   de   afirmación   y   redefinición   del   proceso   identitario   vinculado   a   los   cambios   corporales   y   a   la   ebullición   de   los   impulsos  sexuales.       Los  jóvenes  acentúan  su  machismo.   ya   que   ella   actúa   como   mecanismo   para   la   construcción   de   la   masculinidad   y   al   mismo   tiempo   es   manifestación  de  ella.   no   me   interesa.   por   su   alto   nivel   de   dependencia   de   la   aprobación  y  aceptación  de  otros  y  otras.   La   violencia   en   el   mundo   juvenil   tiene   entre   otros   factores   causales   esta   necesidad   de   demostrar   fuerza   y   control   por   parte   de   los   hombres.  Las  mentiras  serían  el  dispositivo  que  acompaña  toda   la  vida  a  los  hombres  y  que  les  permite  dar  cuenta  de  una  cierta  necesidad   compulsiva.   [no]   domesticación.  su   oposición  con  el  mundo  de  los  adultos   y  adultas  y  el  peso  de  los  semejantes  se   acrecienta:   fuerza   física.   La   necesidad   de   la   mentira   devela   la   fragilidad   en   la   construcción   de   la   masculinidad.  El   grupo   de   la   calle   se   constituye   en   el   espacio   para   la   socialización   de   la   masculinidad   y   de   sus   expresiones   machistas   más   radicales:   irresponsabilidad.  recurren  a  la  violencia  como  forma  de  resolución  de  conflictos.   exponer   conquistas   femeninas   y   mostrar   agresividad   conforman   algunos   de   los   componentes   principales.   no   me   duele.       Ministerio de la Mujer .   descuido   y   desprecio   por   los  quehaceres  domésticos.   conquista.   permanente   y   obsesiva   de   estar   afirmando   esa   virilidad:   siempre   dispuesto   al   sexo.   El   problema   es   tanto   la   creación   de   las   mentiras   como  que  los  hombres  necesitamos  creer  en  ellas  para  sentirnos  seguros  de   lo   que   construimos.   activo.   Será   en   ese   lugar   social   en   que   cada   joven   podrá   construirse   para   otros   y   ganar   aceptación   y   prestigio.106   Un   alcance   importante   es   respecto   de   la   mentira.

  Poder   y   Placer.   las   masturbaciones   colectivas   y.107   En  este  grupo  se  establecen  los  ritos  de  pasaje  de  la  masculinidad  entre  los   que   se   cuentan   las   peleas. tal astilla.  plaza.   hasta   hace   un   tiempo.org.   Exploración grupal æ Generando estrategias 1.  Este  tema  NO  está  diseñado  para  ser  abordado  con  niños  o  jóvenes  de  menos  de   20   años.   la   primera   ida   al   prostíbulo.       De   esta   forma   la   masculinidad   es   una   permanente   prueba   de   autoafirmación   y   de   demostración   a   los   ojos   de   los   demás   de   la   virilidad   heredada   por   los   caracteres   sexuales   y   la   hombría   construida   con   dolor   y   esfuerzo.)  o   también   con   varias   canciones   en   géneros   musicales   contemporáneos   que   aborden   esas  situaciones.  el  triunfo  sobre  las   pruebas.     El   análisis   de   los   mecanismos   de   transmisión   puede   hacerse   con   imágenes   de   periódicos  y  revistas  que  hablan  del  campo  seleccionado  (escuela.escuelaequinoccio.  www.   Disputas   en   hombres   jóvenes   de   sectores   empobrecidos.   sin   embargo.   los   momentos.  etc.  en  los  que  los  dispositivos  escogidos  están  funcionando.   los   protagonistas.   la   superación   del   límite   difícil   de   identificación   de   los   cambios   corporales. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   Cuerpo.   Es   muy   deseable.  calle.       2.       3.   que   hoy   ha   tomado   otras   variantes   incorporando   directamente   relaciones   con   muchachas   de   cierta   cercanía   como  competencia  ante  sus  amigos.       Klaudio   Duarte   Quapper.   Las   identidades  masculinas  son  el  premio  al  fin  del  combate.   las   situaciones.   sino   más   bien   para   que   los   hombres   jóvenes   y   adultos   conozcan   y   tomen   conciencia   de   los   dispositivos   de   transmisión   generacional   del   modelo   hegemónico   de  masculinidad.   que   siempre   que   sea   posible   se   indague   con   hombres   jóvenes   acerca   de   los   lugares.       De tal Palo.

108  Ruta Metodológica Ministerio de la Mujer .

109 Aprendizajes: Compromisos: De tal Palo. tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .

110 Unidad 4 Las mujeres y las masculinidades Fundamentación estratégica Ministerio de la Mujer .

    En   un   extremo   podemos   encontrar   posiciones   que   están   completamente  dominadas  por  una  lógica  falocéntrica.   tratando   incluso   de   mejorarlos.  centrada  en   el   pene   y   su   capacidad   de   erección   (el   “falo”).        Tocando el género: masculinidades y feminismo.       En   el   otro   extremo   encontramos   perspectivas   que   ponen   en   cuestión   esa   lógica  y  esos  modelos. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   en   la   penetración   que   incorpora   –nunca   mejor   dicho:   hace   cuerpo–   los   modelos   masculinos   dominantes   asimilándolos   y   asumiéndolos   sin   fisuras.  denunciando  la  injusticia  que    sostienen  y  poniendo  en   cuestión   los   fundamentos   ideológicos   de   su   dominación   o   los   imaginarios   De tal Palo. tal astilla.   sin   cuestionarlos.111 tema 11 Las mujeres y la masculinidad hegemónica Exploración personal ➠ Propósito     Fundamentar   la   necesidad   del   trabajo   en   género   con   hombres   desde   una   perspectiva   vivencial   y   en   procesos   educativos   para   la   prevención   de   la   violencia  de  género.  es  decir. Frente   al   orden   de   la   dominación   masculina   se   puede   identificar   un     amplio   espectro   de   estructuras   de   género   y   de   vivencias   de   la   masculinidad.   Estas   posiciones   siguen   siendo   una   fuente   inagotable  de    violencia  física  y  psíquica  ejercida  contra  las  mujeres  y  contra   los  mismos  hombres.

  Ministerio de la Mujer .  extirpando  “lo  malo”   y  manteniendo  finalmente  el  esquema  bipolar  de  asignación  de  géneros.   Se   trata   de   masculinidades  conscientes  de  su  dimensión  política.       Es   cierto   que   hoy   en   día   existen   condiciones   propicias   a   los   cambios.   edad.       Algunos   estudios   contemporáneos   sostienen   que   los   cambios   operados   en   las  estructuras  de  producción  mundial  y  en  las  ideas  políticas  actuales  crean   las   condiciones   para   el   término   de   un   período   histórico     de   dominio   establecido  por  el  modelo  del  hombre-­‐centro-­‐medida.   sino   reivindicar   un   supuesto   pasado  o  prácticas  de  los  hombres  que  “sí  son  buenas”.  dando  la  posibilidad  de  hablar   de   masculinidades   –en   plural–   y   no   sólo   de   “masculinidad”   –en   singular–   como   pretende   un   discurso   dominante   de   masculinidad.         En  la  práctica  se  entrecruzan  estas  categorías.  orientación  sexual.   ni   mucho   menos   las   reflexiones   feministas   y   de   género   y   sus   aportes   críticos.   pero   hay   que   estar   alerta   porque   se   puede   llegar   a   legitimar   nuevos   modelos   excluyentes.   Al   hablar  de  lo  masculino  es  indispensable  hablar  de  lo  femenino  en  el  sentido   histórico.  surgiendo  el  momento   propicio   para   la   aparición   de   movimientos   reivindicadores   de   otras   masculinidades.  por  citar  algunas  de  las  más  conocidas.   reconociendo   la   construcción   cultural   y   el   aprendizaje   social   en   el   que  mutuamente  se  implican.  Vivimos  en  un  mundo  mutuamente  imbricado   para  los  géneros.  sin   que   cambie   el   fondo   de   supremacía-­‐subordinación   de   las   relaciones   de   poder.  a  través  de  la  formación  de   movimientos   dogmáticos   e   ideológicos   que   no   buscan   la   equidad   y   la   justicia   genérica.   raza.112 sociales   que   la   justifican.     No  todo  discurso  de  masculinidad  toma  en  cuenta  la  reflexión  y  práctica  de   los   movimientos   de   mujeres   ante   la   equidad   y   los   derechos   humanos.   Lo   interesante   es   constatar   que   al   medio   hay   una   gama  muy  amplia  de  masculinidades  que  se  complejiza  si  se  relaciona  género   con   categorías   fundamentales   en   el   análisis   sociopolítico   actual:   clase.

  orientación   sexual.   basándose   en   datos   biológicos   para   crear   ideologías   que   sostengan   esas   construcciones.   uno   patriarcal   y   el   otro   feminista. tal astilla.   de   rebelarse   ante   un   modelo   único   de   masculinidad   impuesto   por   la  ideología  dominante  y  que  tantos  costos  ha   ocasionado  a  hombres  y  mujeres.       El   acierto   de   esta   crítica   se   extendió   entre   los   feminismos   del   mundo   y   ha   generado   un   gran   avance   en   la   teoría   feminista   y   en   las   relaciones   entre   las   mujeres.   pasado   histórico.       Esta   influencia   no   viene   en   el   sentido   de   movimientos   de   revancha.   etnia.   clase.       El   feminismo.   sin   distingo   de   la   diversidad  de  sus  sujetos.  La  influencia  se  registra  no  solamente  en  ideas  y   teorías.  que  aboga  por  la  igualdad   de  oportunidades  para  las  mujeres  y  reconstruye  las  ideologías  legitimadoras   de   su   subordinación.   en   algunas   de   sus   principales   corrientes.   La   construcción   en   los   discursos   feministas   actuales  de  un  sujeto  feminista.   sino   en   el   sentido   de     aprendizaje. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   etc.   de   diálogo.   es   un   tema   altamente   estratégico   de   la   teoría   feminista   de  cara  a  la  acción  y  a  la  transformación  social.     De tal Palo.  en  plural.  latinoamericanas  y  caribeñas.   diversificando   la   mirada   analítica   desde   la   realidad   compleja   de   mujeres   afrodescendientes.   religión.  manifiesta  por  las   diferencias   de   raza.   sino   en   prácticas   transformadoras   que   iniciaron   con   mujeres   de   base   y  pronto  tomaron  demanda  de  trabajar  con  los  hombres.   Es   la   conciencia   crítica   de   avance   ante   un   feminismo   que   se   pensaba  blanco  y  heterosexual.  político  y  activo.   edad.   de   intercambio     crítico   y   fructífero.113 El   feminismo   en   cuanto   reflexión   crítica   del   género   nos   ha   permitido   reflexionar   sobre   lo   femenino   en   el   sentido   de   construcciones   históricas   y   sociales   en   las   que   los   géneros   han   sido   colocados   como   subordinados   y   superiores.  indígenas  y  desde  enfoques   integradores.       El   reto   del   sujeto   feminista   es   la   diversidad   existente  entre  las  mujeres.  uniforme  y  alternativo.  en  el  sentido  de  opción   entre   dos   opuestos.    Ahora  puede  hablarse  con  propiedad  de  feminismos.   ha   influido   de   una   manera   sólida   en   el   surgimiento   de   movimientos   de   reflexión   y   práctica   de   masculinidades  alternativas.

  en   un   proceso   transversal   desde   la   interioridad   de   cada   hombre   hasta   los   discursos   ideológicos  y  los  imaginarios.   desentrañar   sus   mecanismos   de   configuración   en   los   hombres   y   confirmar   las   sospechas   verificadas  en  nuestras  prácticas:  el  modelo  hegemónico  de  masculinidad  es   una  realidad  construida  y  muy  efectiva.   no   se   trata   de   erigir   hombres   en   superhéroes.  gracias  a  la  acción.  de  mujeres   cercanas.  de  las  propias  experiencias.   El   modelo   hegemónico   se   actualiza   rápido   e   inteligentemente.   Estos   hombres.  que  facilitan  la  labor  de  autoconocimiento  y.       Vale   la   pena   conocer   un   poco   más   de   cerca   el   funcionamiento   de   este   sistema   basado   en   el   sexo   para   construir   los   géneros.  como  única  opción  a  la  hegemónica.  con  enorme  poder  de  reproducción  y   Ministerio de la Mujer .  por  un  lado.   de   donde   el   mismo   modelo   sale   fortalecido.   en   el   contexto   latinoamericano   y   caribeño.   príncipes   azules   o   perfectos   ángeles.   constante   y   ampliamente.   estamos   participando   de   numerosos   esfuerzos   que   involucran   a   los   hombres   en   la   justicia   de   género.   como   por   mujeres   y   hombres  que  han  comprometido  muchos  esfuerzos  en  ella.       Afortunadamente.   sino   hombres   que   por   su   humanidad   están   dispuestos   al   cambio   y   movimiento   para   el   beneficio  global.   o   a   una   “nueva  masculinidad”.  amigas  y  críticas.  por   otro.114 Muchos  hombres  toman  la  decisión  de  cambiar  o  simplemente  de  aceptar  las   fisuras  del  modelo  hegemónico.   están   mostrando   cómo   entre   los   hombres   existe   una   interesante   diversidad   no   visible   y   no   siempre   reconocida   en   el   enfoque   de   género   y   los   trabajos   con   mujeres.   por   ganar   al   contendiente   o   por   cooptarlo.     Además.   tanto   por   las   organizaciones   y   entidades   que   velan   por   la   promoción   de   enfoques   de   género   en   el   desarrollo.   aliados   con   muchas   mujeres.       Ello   no   conduce   necesariamente   a   una   masculinidad   alternativa.       Estos  esfuerzos  son  todavía  pioneros  y  pequeños  frente  al  tamaño  de  la  tarea   transformadora   de   las   inequidades   de   género   y   no   siempre   son   bien   conocidos.  sino  más  bien  a   asumir   la   diversidad   existente   de   las   masculinidades.       Plantear   una   alternativa   única   puede   hacernos   caer   otra   vez   en   el   combate   bipolar.

 mediciones.   La   prevención   de   la   violencia   de   género   es   una   dimensión   todavía   poco   trabajada   en   sus   profundas   consecuencias.   Si   hemos   insistido   en   modelos   finitos   y   construidos   que   pueden   aprenderse   y   que   tocan   integralmente   diferentes   dimensiones   de   la   vida   de   hombres   y   mujeres.   cuantificación  y  sanción  del  fenómeno  (leyes.     Genera/acción ¿Cómo  entiendes  la  relación  entre  el  feminismo  y  las  masculinidades?   ¿Cuál  es  tu  opinión  sobre  el  concepto  clave  “masculinidades”?   ¿Cómo  podemos  beneficiarnos  mujeres  y  hombres  de  un  abordaje  en   masculinidades?   ¿Cómo  puedes  apoyar  la  reflexión  en  género  de  los  hombres?        Aprendiendo: prevención y masculinidades Ante   la   violencia   de   género.   es   urgente   y   necesario   prevenir.115 una   inteligencia   que   se   actualiza.   en   su   salud.   creatividad   y   experiencia.   en   sus   habilidades. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   más   aun   cuando   se   le   aborda   desde   un   enfoque   integral   de   las   masculinidades.   ni   es   eterno.     Prevención  significaría  trabajar  primeramente  con  las  personas  involucradas:   en   sus   ideas   y   convicciones   profundas.   podemos   colocar   crucial   y   estratégicamente  la  prevención  como  ineludible  para  reducir  la  violencia  de   género. tal astilla.   hablando   desde   un   enfoque   integral   de   masculinidades.   ni   mucho   menos   la   absolutamente   importante   construcción   cultural   de   los   significados   de   las   violencias   de   los   hombres.  políticas  y  acciones   gubernamentales).   pero   ni   es   único.   Pero.   Esto   no   significa   dejar   de   lado   las   importantes   acciones   en   la   dimensión   más   empírica   de   la   investigación.   conocimientos.   ni   es   perfecto.   muy   poco   De tal Palo.

  aunque   ubicado   al   final   del   espectro   de   prevención.   Prevención   de   la   violencia   de   género   vendría   a   ubicar   responsables.  el  enfoque  integral  y  la   experiencia   de   varios   lugares   del   mundo.   asistencia   para   las   víctimas.  Prevención.   así   como   el   diseño   de   nuevas   respuestas.     Es   preciso   tocar   la   subjetividad.     La  creación  de  estas  redes  incluye  la  integración  de  la  prevención  y  atención   de   la   violencia   en   los   sistemas   y   servicios   existentes.     En   este   sentido   integral.   campañas   de   sensibilización   e   información   en   los   medios   de   comunicación.   la   sensibilidad   cotidiana   para   creer   que  es  posible  crear  otras  formas.   intervenciones   comunitarias   de   observación   y   legitimación   de   nuevos   consensos   culturales   y   sociales.   programas   basados   en   grupos   religiosos   y.  hablando  en  sentido  práctico.   nos   confirman   que   es   clave   la   participación   de   múltiples   sectores   y   comunidades  enteras.   políticas   o   impactos  mediáticos.     Aunque  algunos  enfoques  son  más  eficaces  que  otros.   en   los   cuales   se   involucra   a   los   hombres.   abordar   la   cuestión   del   poder   y   asegurarnos   de   proteger   a   sobrevivientes   que   ya   sufren   violencia   de   género   para   concentrarnos   en   la   reducción  de  la  misma.  Prevención  vendría  a  significar  que   queremos   tocar   las   causas   profundas   que   generan   violencia   de   género.   por   más   grandes.   ser   específicos   y   específicas.   Podríamos   ir   promoviendo   y   realizando   respuestas   en   educación   inicial   y   escolar.  Cuando  se  aborda  la  violencia  de  género  desde  todos   los   ángulos.   la   posibilidad   de   la   prevención   se   hace   una   realidad.   respuestas  legales.   para   superar  el  confinamiento  y  sanción  penal  e  incorporar  la  rehabilitación.  estudios  y  conferencias  sobre  el  agresor  y  el  fenómeno  y   convenciones   internacionales.   difíciles   o   monstruosas   que   puedan   ser.  y  que  menos  mujeres  caigan  en  sus   grietas.   la   prevención   vendría   a   tener   por   lo   menos   cuatro   Ministerio de la Mujer .   el   alma.   se   crean   redes   sociales   para   asegurar   que   las   víctimas   de   violencia   consigan   la   atención  y  la  protección  que  necesitan.   Las   respuestas   sociales   a   la   violencia   de   género   se   han   centrado   en:   servicios   de   atención   de   salud.   vendría   a   significar   no   quedarnos   esperando   a   que   haya   una   denuncia   por   agresión  para  tomar  cartas  en  el  asunto.116 cambiará   en   la   situación   de   violencia   de   género   sólo   con   leyes.   programas   de   intervención   con   agresores.

    Implica   una   nueva   producción   simbólica   en   el   entorno.   Se   intenta   reducir   la   probabilidad   de   aparición   de   la   violencia   de   género.   secundaria   y   terciaria   son   las  líneas  rectoras  y  prioritarias  del  papel  y  reto  de  los  gobiernos  locales.   validan   o   invalidan   las   formas   violentas.   favoreciendo   la   transformación   de   los   factores   de   riesgo   (roles   de   género   inequitativos.   sostenibles   y   verificables.  de  valores  sociales  y  de  conducta  personal  que  favorezca   que   los   conflictos   se   transformen   de   maneras   no   violentas.   espacios   deportivos   o   cualquier   otro   mecanismo   que   incida   en   el   entorno.   Las   escuelas   formales.   2005:   11). Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   en   el   entramado   de   un   contexto   profeminista   de   equidad   de   género   y   aliado   con   De tal Palo.   legitimados   y   reconstruidos.     Prevención  primaria     Es   el   centro   de   la   prevención   y   el   escenario   de   largo   plazo.  en  cualquiera  de  sus  formas  y  escenarios.   no   consecutivos   ni   exclusivos.     Programas   orientados   específicamente   a   los   hombres   jóvenes.   Tiene   menos   impactos   inmediatos.   primaria.   a   través   de   publicidad.  tolera  o  legitima   la   violencia.   La   prevención   sería   la   respuesta   intersectorial   a   la   multicausalidad   de   la   violencia.  que  supere  una  matriz  que  permite.  en  el   terreno   de   la   violencia   de   género   vinculada   a   la   seguridad   ciudadana.   por   el   Estado   y   por   las   instituciones   civiles.     Prevención  situacional     La  prevención  situacional  tiene  que  ver  con  aquellos  elementos  de  la  cultura   que   son   retomados   por   los   medios   de   comunicación   social.117 niveles   (Massolo.   hasta   una   matriz   que   propone   y   legitima   otros   patrones   de   comportamiento   no   violento   y   equitativo. tal astilla.   así   como  diseñar  estrategias  para  hijos  de  hombres  que  ejercen  violencia.   sino   más   bien   simultáneos:   la   prevención   situacional.  las  Iglesias.     La   prevención   primaria   busca   fomentar   un   ambiente   social   e   individual   de   respeto  y  tolerancia.   autoritarismo   familiar.   pero   mayores   ganancias   a   largo   plazo.   sermones.   que   al   ser   reproducidos.  las  asociaciones  vecinales  y  actores  locales  son  clave.   aprendizaje   de   la   violencia).   especialmente   dirigida  a  los  hombres.   los   roles   tradicionales   y  la  inequidad  entre  los  géneros.

  los   comportamientos   y   la   cultura.   cultural.   como  aquellos  pertenecientes  a  gremios  masculinos  y  hombres  en  crisis  por   sentimientos  de  pérdida  de  poder.   interviniendo   rápida   y   eficazmente   -­‐antes   y   no   después   de   las   violencias   graves-­‐   con   hombres  que  ejercen  violencia  de  todo  tipo  y  acompañando  procesos  mucho   más  específicos  (grupos  de  apoyo.  fomentando  el  desarrollo  de   comportamientos   cooperativos.   de   alto   contenido   político.  vigilancia  policíaca.   Ministerio de la Mujer .  etc.   detectando   precozmente   la   violencia   de   género   ya   presente.   político   (instancias   gubernamentales   locales.  impulsividad  o  ensimismamiento.   socio-­‐educativo   (escuelas.  etc.   corresponsables   y   presenciales   de   los   hombres   en   todas   las   actuaciones   sociosanitarias   y   a   través   de   módulos   específicos   en   las   actuaciones   perinatales.   cuidadosos.   medidas  cautelares.   clubes)   y   económico  (organizaciones  no  gubernamentales.).   municipalidades.   De   la   mano   con   la   prevención   primaria.  empresas  locales.   grupos   juveniles).     Prevención  secundaria     En   este   nivel   se   aborda   estrategias   de   intervención   para   hombres   en   riesgo   (previolentos)  o  con  manifestaciones  iniciales  de  violencia  psicológica  o  física.).   religioso   y   que   vistos   y   expresados   en   el   entorno  refuerzan  o  debilitan  los  consensos  sociales.   de   salud   sexual   y   reproductiva.       En  estos  hombres  jóvenes  y  adultos.   al  "descontrol".   la   prevención   secundaria   busca   proteger   a   sobrevivientes   y   garantizar   sus   derechos.     Valga  decir  que  lo  simbólico  tiene  un  poder  intangible  muy  real:  aquello  que   decimos   a   través   de   imágenes.  cuyos  comportamientos  hay  que  tomar   muy  en  serio  como  indicadores  de  riesgo.).  terapia  personalizada.  hombres  con  tendencia  a  la  posesividad.   policía.   etc.     Esto   también   incluye   un   fuerte   contenido   de   promoción   de   la   salud   desde   las   unidades  de  salud  o  esfuerzos  sanitarios  locales.  pediátricas  y  de  cuidado  de  otras  personas.   acciones.   silencios   y   muchas   otras   cosas.   Estos   programas   pueden   estar   dentro   de   instancias   del   poder   simbólico   (iglesias.  que  puedan  estar  en  riesgo   dentro  del  modelo  masculino  hegemónico.   cofradías.118 acciones   de   redistribución   de   poder   (desde   las   esferas   domésticas   hasta   las   más   públicas)   son   de   una   ayuda   e   impacto   importante   para   ir   generando   cambios   en   la   subjetividad.  es  posible  detectar  los  activadores   de   su   violencia.

119 Prevención  terciaria     En  este  nivel  que  es  sumamente  especializado.   sino   porque   la   policía   dispone   de   amplios   recursos   y   presencia   para   incidir   en   los   consensos   sociales  y  culturales  de  la  violencia  de  género.  deben  estar  estrechamente  coordinados  con  el  sistema  judicial.  no  sólo  porque  la   opinión  pública  sigue  reportando  que  la  primera  instancia  estatal  a  la  que  se   recurre   en   caso   de   violencia   de   género   es   la   policía. tal astilla.     La   responsabilidad   cívica.   tanto   a   nivel   nacional   como   en   los   gobiernos   locales.   en   temas   de   prevención  de  la  violencia  contra  las  mujeres  y  las  niñas  tanto  en  el  espacio   privado  como  en  el  público  se  convierte  en  un  asunto  vital.   en   programas   independientes   que   para   ser   exitosos.   pero   mucho   más   caro   en   todos   sus   recursos.     Evidentemente.   lo   que   se   intenta   es   reducir   los   efectos   graves   de   la   violencia  de  género  y  evitar  recaídas  en  agresores.   esto   requiere   de   cuerpos   jurídicos   más   explícitos   y   con   mecanismos  concretos  de  presión  y  seguridad  presupuestaria.   especialmente   de   la   fuerza   pública.  Es  claro  que  debe  retomarse  la   demanda   social   de   las   organizaciones   de   mujeres   por   incrementar   el   número   de  mujeres  oficiales  específicamente  dedicadas  a  la  atención  de  los  casos  de   violencia  contra  las  mujeres  y  las  niñas     De tal Palo.   Se   trata   que   oficial   y   prácticamente   se   evidencie   el   compromiso  social  de  personas  y  colectividades.   habitualmente  en  casi  todos  los  países  con  experiencia  en  el  tema. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   es   sumamente   importante   la   participación   del   Estado.     A  nivel  del  Estado     Las   políticas   de   prevención   deberían   asegurar   el   fortalecimiento   de   todos   los   mecanismos  disponibles  para  la  protección  de  sobrevivientes  de  la  violencia   de   género   y   generar   otros   para   trascender   la   prevención   secundaria   y   terciaria.  se  realizan   fuera   del   sistema   sanitario.   invirtiendo   recursos   de   largo   plazo   en   la   prevención   primaria   y   situacional.  Se  buscan  programas  de   recuperación  y  rehabilitación  con  los  denunciados  y  privados  de  libertad  que.  con  procesos  de  corto  plazo  y   probablemente   de   mayores   impactos   mediáticos.     En   todos   los   niveles   de   prevención   que   se   ha   descrito.

 sino  asegurar   mecanismos   para   que   las   y   los   autores   involucrados   en   la   educación   (docentes.   transporte   público   seguro   y   la   promoción   de   más   mujeres   en   puestos   clave.   centros   de   atención   a   mujeres   maltratadas   y   sobrevivientes.  a  través  de  otras  dependencias  estatales.   realicen  cambios  en  sus  respectivas  áreas  y  validen  finalmente  modelos  que   recojan  esa  experiencia  a  nivel  oficial  y  permanente.   generen   estrategias   y   acciones   pertinentes.       Proximidad  institucional     Lo  anterior  implica  una  premisa  fundamental  y  quizá  polémica:  la  proximidad   institucional.  es  decir.  Esto  no  significa.   infraestructura   adecuada.   idealmente   erradicar.  es  asegurar.     A  nivel  local     En   el   nivel   municipal.   padres   y   madres   de   familia.   a   través  del  sistema  educativo  nacional  y  de  dependencias  que  promueven  el   desarrollo  cultural  y  deportivo  a  nivel  no  formal.   incentivar   programas   de   paz   y   convivencia   comunitaria   que   lleven   explícito   el   tema   de   prevención   de   la   violencia   de   género   y   crear   programas  especiales  para  hombres  violentos.   la   violencia   de   género   en   el   ámbito  privado  y  público.   que   capaciten   a   quienes   tienen   bajo   su   responsabilidad   la   formulación   y   puesta   en   marcha   de   políticas   públicas   dirigidas   a   la   protección   de   los   derechos   humanos.   la   participación   y   ciudadanía   plena   de   las   mujeres   y   a   la   formación   de   la   juventud.  mediante  licitaciones  o  convenios  con  la  sociedad  civil.   gobierno)   perciban   la   importancia   de   la   prevención.   se   busca   implementar   políticas   municipales   de   seguridad   ciudadana   con   enfoque   de   género.     No  menos  importante.   parecen  mostrar  grandes  impactos.   Iniciativas   municipales   como   la   asignación   de   recursos   a   acciones   de   prevención   de   violencia  de  género.  en  primer   lugar.   Ministerio de la Mujer .120 Quizá   el   más   delicado   y   poco   asumido   trabajo   con   el   Estado   radica   en   desarrollar   programas   específicos   de   prevención   para   adolescentes   y   niñas.   estudiantes.  acciones  o  pericias  técnicas  de  colocación  de  contenidos.  desde  la  perspectiva  de  la  sociedad  civil  organizada  – por   ejemplo   campañas   de   prevención   de   la   violencia   de   género–   cualquier   acción   del   Estado   o   gobierno   local   va   acompañada   de   la   presencia   activa   y   propositiva   de   cuantos   sectores   y   actores   confluyan   en   el   genuino   interés   y   voluntad   de   reducir.

 Ningún  gobierno  local   puede  por  sí  solo  enfrentar  y  responder  eficazmente  al  complejo  problema  y   reto  de  la  violencia  de  género.   desde   nuestro   enfoque   personal  hacia  una  visión  más  conectada  con  “otros  y  otras”.  la  prevención  de  la  violencia  de  género  y  otros   asuntos  aparentemente  aparte.   diálogo/proceso   (la   cultura).  la  valoración  de  las  mujeres  como  protagonistas).   para   integrar   componentes   psico-­‐culturales   “interiores”   (tales   como   el   bienestar   comunitario  y  familiar.   género   y   violencia. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  como  el  medio  ambiente.     Involucrando  a  los  hombres     El   enfoque   integral   de   masculinidades   nos   puede   ayudar   a   crear   una   definición   conceptual   dinámica   para   pensar   las   conexiones   entre   hombres.  capacidad  moral  y  emocional.   implica   cambios   en   nuestras   visiones   del   mundo.  Esta  integración  es   cada  vez  más  necesaria  y  oportuna.  2005:  25).     Un   enfoque   integral   de   masculinidades   en   la   prevención   se   construye   con   enfoques   existentes   que   enfrentan   componentes   exteriores   de   desarrollo   (tales  como  la  seguridad  económica.  la   capacidad   técnica   y   social.   auto-­‐ crecimiento/reflexión  (la  interioridad)  (Hochachka.     Este  cruce  de  enfoques  da  énfasis  a  los  cambios  individuales  y  colectivos  en   cuanto  a  la  visión  del  mundo  y  al  sistema  de  valores.121 La   coordinación   y   cooperación.  que  tienen  un  profundo   impacto   en   cómo   una   comunidad   o   sociedad   funciona   como   un   todo.   Este   enfoque  plantea  que  avanzar  hacia  el  desarrollo  sostenible  de  la  prevención.     Utilizando   este   enfoque   de   manera   transversal   en   nuestros   procesos   de   género  y  masculinidades. tal astilla.  la  toma  de  decisiones  y  la  autoridad.   la   administración   de   recursos   naturales).  así  como  a  ningún  otro  problema  y  reto  de  las   complejas   sociedades   urbanas   locales   en   un   mundo   impactado   por   los   cambios  de  la  globalización.  A  medida  que  la   propia   esfera   de   auto-­‐preocupación   comienza   a   trascender   y   a   incluir   más   allá   de   las   propias   necesidades   inmediatas   del   egocentrismo   (persona)   De tal Palo.  conciencia  y  visión  del   mundo.   ubicando   esas   conexiones   en   las   esferas   de   la   acción/aplicación   (la   realidad).   horizontal   y   vertical   (no   burocráticas)   son   criterios  de  actuación  indispensables  y  fundamentales.  los  resultados  muestran  una  creciente  colaboración   y   autoreflexión   en   donde   los   objetivos   económicos   se   mezclan   con   la   preocupación  por  la  equidad.

  miembros  de  otra  familia.  posibilita  las   acciones  solidarias  y  de  cooperación.   una   mujer   desconocida.  Fomentar  la  integración  y  coordinación   de   estas   “otras”   perspectivas   es   necesario   para   satisfacer   necesidades   complejas   y   abordar   problemas   interconectados.   Resumiendo   algunos   de   los   principales  hallazgos  con  este  enfoque  integral.     •  En  todas  las  sociedades  y  culturas  existen  hombres  y  modelos  no  siempre   visibles   de   masculinidades   no   violentas   y   con   posibilidades   mayores   de   cambio  y  multiplicación.   subjetivas   y   espirituales.   interior  y  exteriormente.   Es   por   ello   que   entendemos   que   las   normas   culturalmente   dominantes   de   la   masculinidad   hegemónica   que   fortalecen   a   los   hombres   para   usar   la   violencia.   podemos   decir   que   nos   dejan  opciones  disponibles  para  mujeres  y  hombres  que  varían  de  sociedad   en   sociedad.  otras  naciones.   donde   además   nos   preocupamos   de   nuestro   grupo.     •   Ya   que   sabemos   que   las   conductas   y   normas   de   género   son   dichas   y   aprendidas.     Ser   capaces   de   apreciar   la   perspectiva   de   “otros”   (un   fenómeno   de   la   racionalidad)   ya   sea   de   una   vecina   agredida.   limitan   las   decisiones.   Afectan   a   personas   y   colectividades.  y  hasta  otras  especies.122 entonces   se   transforma   en   sociocentrismo   (sociedad).  no  son  genéticas  o  naturales  (aunque  en  algunos  casos  se  vean   predispuestas   o   activadas   por   factores   biológicos).   esto   es   vital   para   considerarla   como   asunto   que   nos   afecta   directamente.   seguridad   y   conductas   de   las   mujeres   y   las   jóvenes.  podemos  decir  que:     •   La   construcción   de   un   modelo   hegemónico   de   masculinidad   afecta   y   por   tanto   se   aborda   desde   dimensiones   empíricas   y   cuantitativas.   como   la   violencia   de   género.   deseando   llegar   a   una   legítima   y   genuina   preocupación   por   la   humanidad   (mundocentrismo).   En   el   caso   de   los   hombres.     •   La   violencia   de   género   está   relacionada   con   los   sistemas   de   poder   Ministerio de la Mujer .   y   no   como   un   problema   “de   ellas”.   culturales   y   cualitativas.   Sabemos   también   que   las   normas   de   género   van   cambiando   conforme   el   tiempo   y   que   no   son   uniformes   entre   generaciones   de   una   misma  época  y  sociedad.   pero   también   de   los   hombres.   nuestra   comunidad   y   nuestra   sociedad.

      Lecciones  aprendidas     Procesos   específicos   de   sensibilización   con   hombres.   por   el   racismo.   De   este   modo.   exactamente   como   la   violencia   de   los   hombres   lo   hace   con  las  mujeres.   desarrolle   mayores   trabajos   en   todas   las   dimensiones   para   sostener   su   cambio.     De tal Palo.  lenguaje  cotidiano.   son   hombres   los   mayores  beneficiados. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   la   xenofobia.   estrategias   y   modelos   que   tengan   sentido   en   cada   contexto   cultural.   apoyándose   y   fortaleciéndose.  hasta  funcionarios  públicos  y  académicos. tal astilla.   sostenibles   y   de   impacto   en   espacios   formativos   que   trabajen   sistemáticamente   en   procesos   y   no   en   encuentros   puntuales.  costumbres.   La   violencia   que   ésta   opresión   produce   en   las   vidas   de   los   hombres   puede   servir   al   propósito   de   la   dominación   y   control.   en   ese   orden.   o   la   explotación   económica.   masculinidades   y   prevención   de   la   violencia   de   género   (PVG)   resultan   más   efectivos.   creando   indicadores   locales   de   cambio   personal.   Esto   incluye   desde  el  nivel  más  básico.     Los   procesos   desde   la   cultura.   En   estos   sistemas.     Desarrollando  una  respuesta  integral     La  violencia  de  género  y  el  complejo  sistema  que  la  apoya  está  entretejida  en   todos   los   niveles   que   hemos   descrito.     •   Hay   diferentes   grupos   de   hombres   que   tienen   diferentes   experiencias   de   poder   y   violencia.   a   las   generaciones   más   jóvenes   y   a   ciertos   grupos   de   hombres.   teniendo  en  cuenta  la  realidad  y  cultura  local.123 asimétricos   que   son   los   que   oprimen   a   las   mujeres.  el   juego   y   la   corporalidad.   la   prevención   de   la   violencia   de   género   será   más   exitosa   en   cuanto   articule   mayores   niveles   de   coordinación   para   involucrar   a   los   hombres   y.   iniciando   con   la   vida   cotidiana   y   la   responsabilidad   personal.   Los   esfuerzos   de   prevención   deben   incorporar   mensajes.   Muchos   hombres   son   oprimidos   en   sí   mismos.   en   género.   tienen   mayor   aceptación   y   reducen   la   deserción   si   emplean   como   puertas   de   entrada   metodológica   elementos   subjetivos  de  la  cultura  local  como  mitos.   comunitario   y   político.

 rescatando  el  papel  que  pueden  ejercer  los   hombres   y   los   jóvenes   en   la   prevención.     Detectar   hombres   adultos   y   jóvenes   que   ya   están   siendo   o   pueden   ser   agentes  de  cambio  (por  diferentes  razones  de  socialización)  y  no  sólo  como   parte  del  problema.  pero  efectivos.  Esto   implica  capacidad.     Trabajo   entre   pares.  el  desarrollo  de   las   mujeres   y/o   el   desarrollo   comunitario.   enfatizando   los   beneficios  de  prevenir.   mensajes.   Los   procesos   educativos   en   género   y   masculinidades   con   hombres   aumentan   su   incidencia   e   impacto   cuando   son   realizados   por   hombres   para   hombres.  de  modelos   alternativos  no  violentos.  Hay  hombres  y  jóvenes  con  diferentes  experiencias   de  violencia  y  opresión  que  pueden  ser  multiplicadores  futuros  de  cambios.   Esto   significa   rescatar   prácticas.  para   sensibilizar   sobre   el   tema   y   las   alianzas   generadas   por   el   proceso   de   los   hombres.  la  comunidad   y  el  trabajo.   que   es   lento   y   es   difícil   y   parte.   en   la   prevención   de   la   violencia   de   género.   ya   presentes.  motivación  y  responsabilidad  para  el  cambio.   acompañando   y   apoyando   el   peculiar   proceso   de   cambio   de   hombres   en   la   comunidad.  Algunos  de   estos   hombres   pueden   ser   figuras   públicas   o   de   cierta   fama.   Sin   embargo   es   vital   que   estos   espacios   se   desarrollen  en  el  contexto  de  encuentros  con  las  acciones  proequidad  con  las   mujeres.  para  fungir  como  modelos  posibles  de  cambio.  ayuda  mucho  a  acciones  más  efectivas  y  auténticas.   diferentes   y   no   violentas.   Ministerio de la Mujer .   al   revés  que  el  de  las  mujeres:  desde  la  vida  cotidiana  de  la  casa.   en   cierto   modo.124 Es   de   vital   importancia   el   seguimiento   local   de   instancias   e   instituciones   comprometidas  en  la  prevención  de  la  violencia  de  género.   como   socias   y   no   como   beneficiarias.     Trabajar   con   comunidades   concretas   al   nivel   local.  no  siempre  visibles.   que   auténticamente  estén  dispuestos  al  cambio  o  vivan  ya  formas  diferentes  no   violentas  de  masculinidad.   reconoce   que   existen  esfuerzos  pequeños.     Recibir   mensajes   alternativos   a   la   violencia   de   género.   que   tiene   sus   propias   características.   aumenta   las   posibilidades   de   seguimiento   y   cambio   sostenido   en   los  elementos  culturales  y  religiosos.   Desarrollar   posteriormente   espacios   complementarios   con   personal   mixto  o  mujeres  de  las  instituciones  contrapartes  o  de  entidades  locales.  para  todos  y  todas.   acciones.   puede   ayudar   a   reaccionar  en  un  sentido  positivo.

125

El  Estado  y  los  gobiernos  municipales  tienen  un  importante  rol  que  ejercer  en  
la  prevención,  pero  ese  papel  no  debe  limitarse  a  la  reacción  o  presión  de  la  
sociedad   civil.   Su   rol   debe   orientarse   a   la   propuesta   de   leyes,   políticas,  
programas   y   acciones   que   retomen   el   cambio   profundo   en   la   cultura   de   la  
violencia  y  la  participación  de  los  hombres  en  ella.    
 
Algunos   de   los   escenarios   más   influyentes   son   la   educación   formal,   los  
espacios  no  formales  de  la  convivencia  social  y  la  actuación  de  los  personajes  
públicos   de   mayor   presencia   en   la   vida   social   (personalidades,   docentes,  
personal  sanitario,  policías).  
 
Finalmente,   surge   la   pregunta   con   preocupación   sobre   los   costos   de   la  
violencia  de  género,  para  cruzarlos  con  hallazgos  en  otras  dimensiones,  como  
el  desarrollo  interior  de  la  persona,  el  cambio  individual  y  la  cultura.  Existe  un  
brillante   estudio   de   un   eminente   economista   sueco,   Stefan   De   Vylder,   que  
hace   un   intento   global   por   cuantificar   esos   costos   de   las   violencias  
“masculinas”.     Quizá   algunos   de   sus   principales   hallazgos   sean   los   grandes  
costos   económicos   que   generan   esas   violencias   y   la   conclusión   de   la  
imposibilidad  de  cuantificar  los  costos  intangibles  más  graves  de  ellas,  como  
el   dolor   y   el   sufrimiento.   Pero   quizá   lo   verdaderamente   interesante   sea   su  
frase:   “Es   importante   preguntarnos   cuánto   nos   cuesta   la   violencia   de   género,  
pero   quizá   más   atrevido   sea   preguntarnos   cuánto   nos   está   costando   no  
prevenirla”  (De  Vylder  2005,  128).  
 
 
 

De tal Palo, tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad

126

 
tema

12

Diálogos intergenéricos

Propósito

 
Fundamentar  estrategias  de  sensibilización,  diálogo  y  trabajo  realizadas  por  
mujeres  y  hombres  en  acciones  intergenéricas  para  la  prevención  de  la  
violencia.    
 
 

Aprendiendo
 

Encontrarse   en   algún   recodo   de   la   vida   con   la   dimensión   analítica   del   género  
es   entrar   por   una   pequeña   puerta,   para   descubrir   que   tras   ella   existen  
muchas  otras  por  las  que  hay  que  pasar  para  tener  una  panorámica  completa  
de  lo  que  significa  género,  que  nos  desafía  a  continuas  reconstrucciones  de  
viejas  formas  de  pensar,  sentir  y  actuar.    Bien  podría  ser  que  el  traspaso  de  
uno   o   dos   umbrales   sea   suficiente   para   marcar   un   cambio   vital,   pero   la  
riqueza  de  la  perspectiva  de  género  queda  aprisionada  y  sesgada.      
 
El   punto   de   entrada   al   universo   del   género   puede   ser   cualquiera,   pero   la  
salida  sólo  se  alcanza  tras  haber  cruzado  las  puertas  de  las  esferas  ideológico-­‐
culturales,  institucionales,  actitudinales  y  relacionales.    Se  puede  despertar  la  
sensibilidad   de   género   al   descubrir   contradicciones   personales,   pero   si   no  
logramos   analizar   los   orígenes   culturales   de   esas   contradicciones,   nos  
habremos   quedado   en   el   importante   pero   limitado   espacio   de   lo   personal.    
Bien   podría   ser   que   se   descubran   las   inequidades   de   género   en   el   análisis  
social,  pero  si  no  se  tocan  las  injusticias  acomodaticias  de  la  cotidianidad,  nos  
Ministerio de la Mujer

127

podemos   quedar   en   la   retórica   y   no   alcanzar   una   transformación   más  
profunda  que  toque  la  subjetividad.      
 
Mediatizando  las  esferas  de  lo  personal  y  lo  ideológico-­‐cultural  nos  cruzamos  
con   las   instituciones   que   se   vuelven   tan   intocables,   o   con   las   actitudes   y  
valoraciones  tan  arraigadas  que  nos  hacen  reaccionar  espontáneamente  con  
los   viejos   patrones   aprendidos.     Por   tanto,   el   estudio   del   género   obliga   a  
hacer  el  recorrido  crítico  completo  de  cómo  las  sociedades  estructuradas  por  
el  género  han  sido  permeadas  por  la  ideología  patriarcal,  una  ideología  que  
rebasa   los   constructos   sociales   sobre   los   sexos.     Igualmente,   el   análisis   de  
género  nos  conduce  por  un  recorrido  paradigmático  completo  de  cómo  hacer  
la  reconstrucción  social  y  personal.    Este  recorrido  se  llama  transversalidad,  
tanto  en  su  ruta  crítica  como  reconstructiva.  
 
De  lo  integral  a  lo  transversal  
 
En  la  experiencia  pedagógica  sobre  el  género  —o  entrenamiento  de  género—  
la   visión   transversal   del   género   y   el   enfoque   género-­‐inclusivo   son  
fundamentales   para   hacer   conciencia   de   que   el   mundo   construido   y   por  
construir  es  responsabilidad  compartida  de  hombres  y  mujeres.    Esta  forma  
de   abordaje   previene   resistencias   y   culpabilizaciones   históricas   y   abre   el  
camino   para   el   diálogo,   vuelca   la   mirada   hacia   lo   perdido   y   lo   por   ganar  
comunitariamente.  
 
El   enfoque   de   género   es   holístico,   o   integral,   porque   su   perspectiva   abarca   la  
compleja  realidad  cultural.    La  integralidad  del  género  se  puede  ver  desde  lo  
subjetivo,   es   decir,   centrado   en   la   persona   en   su   condición   de   género;   o  
también,   el   género   puede   analizarse   culturalmente,   es   decir   conectado   con  
otras    categorías.  
 
Desde   el   género   como   categoría   social   es   posible   analizar   crítica   y  
reconstructivamente   todas   las   esferas   de   la   vida,   desde   la   cotidianidad   más  
cercana  al  ser  humano  hasta  los  planteamientos  ideológicos  que  sustentan  la  
cultura   circundante.     Lo   holístico   del   género   permite   ver   al   ser   humano   en  
todas   sus   dimensiones.     Permite   a   las   personas   verse   en   medio   del  
entramado  de  condiciones  y  planos  sociales,  es  decir,  les  permite  verse  en  su  
subjetividad,   como   generadores   y   receptores   de   cultura,   creadores   y  
herederos  de  una  subjetividad  marcada  culturalmente.    
De tal Palo, tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad

   A     este  último  proceso  se  conoce  como  reflexividad.   marcada   por   otras   condiciones   sociales   y   porque   en   cada   persona   el   género   va   cambiando   con   el   tiempo.   raza.  incorporando  en  nuestra  propia   situación   vital   las   condiciones   como   sujetos   genéricos.     Por   tanto.   clase.     Tanto   el   sexo   —que   aporta   el   morfismo   sexual   y   corporal—   y   el   género   —que   se   produce   en   el   contexto   socio-­‐cultural—   se   complementan   y   se   influyen   mutuamente   para   conformar  la  identidad  plural  que  hemos  venido  reconociendo.   etc.   el   género   se   conecta   con   las   categorías   de   clase.   la     diversidad   mirada   desde   el   género   va   más   allá   de   las   diferencias   sexuales   y   de   las   condiciones   de   género.  Ediciones  Pirámide.   etarios.   antropológicas   y   psicológicas.     Se   elude   la   integralidad   de   las   categorías   sociales   si   nos   quedamos  en  el  predominio  de  una  sobre  las  otras.   organizaciones   sociales.     Pero   dentro   del   género   mismo   existe   una   diversidad.         En   el   análisis   de   la   diversidad   interna   no   podemos   ignorar   la   variable   del   sexo.21     21    Juan  Fernández  (coordinador):  Género  y  Sociedad  (Cap.   sino   que   ésta   nos   condiciona  y  por  lo  tanto  hemos  subjetivado.   etnia   y   generación.    En  todas  ellas  el  análisis  del  poder  sirve  de  piedra  angular  para   encontrar   afinidades   y   luchas   comunes   en   el   proceso   de   reconstrucción   social.    Ya  no  es  posible  hacer  un  estudio  completo  de  las  inequidades  en  una   u   otra   categoría.128 Por   otro   lado.     El   sexo  como  sexualidad  debe  verse  también  desde  una  perspectiva  bio-­‐psico-­‐ social.   pues   evoluciona   a   lo   largo   del   ciclo   de   vida.   además   de   las   condiciones   sociales.   sin   que   aparezcan   las   otras   como   eslabones   de   múltiples   opresiones.  Madrid.     Uno   de   esos   condicionamientos   es   el   de   género.  “El  posible  ámbito  de  la   generología”).   étnicos   y   clasificados  socialmente.  1998.  cayendo  en  el  riesgo  del   reduccionismo.         Estos   dos   ángulos   de   la   integralidad   del   análisis   de   género   ponen   de   manifiesto   lo   complejo   de   la   subjetividad   y   la   cultura.     La   mirada   integral   a   la   cultura  estructurada  por  el  género  nos  hace  descubrir  una  diversidad.    Los  estudios   científicos  de  generología  reconocen  el  polimorfismo  sexual  que  se  desarrolla   psicosocialmente  en  identificaciones  que  sintetizan  lo  sexual  y  lo  genérico.   Ministerio de la Mujer .  1.   subculturas.     No   es   una   diversidad   que   miramos   desde   afuera.  que  no   es   más   que   la   interacción   de   los   condicionamientos   sociales.       Es   una   diversidad   que   incluye   a   otras   condiciones   sociales:   las   de   generación.

tal astilla.    En  el  juego  de  poder  lo  distinto  se   des-­‐iguala  aún  más.  nos  desplazamos  en  una  realidad   cultural   que   agrupa   a   las   personas   según   sus   diferencias.  En  la  otra  vía.   clase.   nos   obliga  a  vivir  la  experiencia  y  no  tan  sólo  abstraerla  con  supuestos  de  lo  que   es  la  otra  o  el  otro  distintos.           La   práctica   de   la   transversalidad   se   vive   entonces   interna   y   externamente.129 Por  lo  tanto.   de   mutua   aceptación.   de   traspasar   fronteras   y   dialogar   entre   diferentes   pero   iguales.   homogenizando.     El   practicar  la  transversalidad  interior  —en  lenguaje  de  género—  es  descubrir  lo   que   tenemos   de   masculino   y   femenino.   sin   las   tonalidades  de  una  realidad  social  que  por  un  lado  puede  ignorar  lo  diverso.   a   partir   de   un   prototipo   dominante  que  excluye  lo  otro  distinto.         Hasta   aquí   hemos   retratado   un   marco   cultural   en   sepia.   sin   negar.     Pero   igualmente   De tal Palo.     El   rompimiento   con   la   desigualdad   antagónica   se   produce   si   nos  autoasumimos  como  diversos  interna  y  externamente.   nos   hace   ver   más   semejanzas   que   diferencias.   con   condiciones   socio-­‐culturales   atribuidas   a   cada   rasgo   distinto.   que   se   mueve   en   el   plano   de   lo   relacional.   o   anulando   la   diversidad  a  través  del  lenguaje.         La  crítica  al  no  reconocimiento  de  una  diversidad  incluyente  se  hace  desde  el   principio  de  la  transversalidad.   diferencias   que   son   socialmente   exaltadas   y   contrapuestas.       El   reconocimiento   de   la   diversidad   amplía   el   lenguaje.   generación   y   etnia.    Son  los  sujetos  y  las  sujetos  que  se  apropian   de  la  diferencia  como  fuente  de  riqueza  cultural  —y  no  como  condición  para   la   discriminación—   quienes   plantean   una   nueva   forma   de   convivencia.     En   este   caso   se   trata   de   una   diversidad   externa   y   entre   todos   y   todas.  podríamos  afirmar  que  la  diversidad  se  da  en  una  doble  vía.  nos  conduce  a  romper  estereotipos  y  a  variar  las   percepciones.   analizando   las   categorías   en   abstracto.    Por  otro  lado.   que   moldea   una   subjetividad   integrada   por   múltiples   rasgos   que   resultan   en   una   identidad   plural   que   nos   permite   posicionarnos  en  el  mundo.    Es   intrínseca   a   la   subjetividad.   en   tanto   las   personas   están   marcadas   por   su   condición     de   género. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  la  negación  de  la  diversidad   se   hace   al   exaltar   lo   distinto   como   antagónico.   nos   hace   hablar   en   plural   y   con   inclusividad.   es   decir.   según   los   términos   culturales.   denigrar   o   exaltar   ninguna   de   sus   características.     Se   trata   aquí   de   una   diversidad   hacia   lo   interno.

    El   auto-­‐asumirse   transversalmente   es   emprender   el   camino   de   la   reconstrucción   como   sujetos   intrínsecamente  plurales  y  diversos.   las   relaciones   inter-­‐genéricas   o   intra-­‐genéricas   y   las   formas   de   participación   social.   promoviendo   la   equidad   en   la   diferencia.     Sólo  la  sintonía  con  nuestra  diversidad  interna  nos  permite  conectarnos  con   las   y   los   otros   diversos.  pero  que   no  adquiere  su  verdadera  dimensión  en  tanto  no  se  convierta  en  una  práctica   de  vida.130 podemos  reconocer  nuestra  transversalidad  interior  cuando  reconciliamos  lo   adulto   con   lo   juvenil.     La   transversalidad   por   lo   tanto   es   una   ética   de   convivencia   que   orienta   al   ser   humano   en   su   percepción   de   sí   mismo   y   en   el   relacionamiento   con   los   demás.   al   encontrar   puntos   de   encuentro   entre   los   condicionamientos   sociales   por   género.   los   roles.   generación.     Por   ejemplo.   para   no   quedarnos   sujetos   y   sujetas   de   las   asignaciones   culturales   que   homologan   o   contraponen   lo   distinto.     Así   logramos   hacer   visible   la   transversalidad  en  los  temas  y  encontrar  un  punto  de  entrada  para  trabajarlo   a  nivel  teórico  y  práctico.   clase   y   grupos   étnicos.     La   transversalidad  es  un  principio  que  podría  fundamentar  proyectos.         La   transversalidad   se   puede   aplicar   pedagógicamente.     Si   analizamos   algunos   de   los   temas   que   plantea   la   teoría   de   género.   tales   como   las   identidades.   observamos   cómo   los   estándares   patriarcales   se   ponen   de   manifiesto   en   los   ámbitos   sociales   que   dan   sustento   a   la   lógica   de   género.   cuando   los   ámbitos   sociales   se   analizan   horizontalmente   atravesando   los   diferentes   temas.    La  transversalidad  es  una  actitud  que  se  concreta  en  la  vida  misma.   desalienando   las   partes   negadas   dentro   de   sí   y   conectándose   con   la   otredad   sin   temor   o   control.     La   práctica   transversal  nos  permite  analizar  lo  que  se  comparte  (las  semejanzas)  o  lo  que   no   se   comparte   (las   diferencias).       Así   estaríamos   practicando   una   transversalidad   externa.   a   nivel   de   las   Ministerio de la Mujer .   cuando   armonizamos   las   propias   raíces   étnico-­‐ culturales.   los   cuerpos.   y   cuando   descentralizamos   la   riqueza   como   fuente   de   seguridad   y   dominio.   sin   jerarquizarlas   o   eliminarlas.   observándose   una   consistencia   entre   ellos.   sino   recreando  un  mundo  diverso  y  dignificante.   En   este   sentido   nos   vamos   produciendo   transversalmente   como   sujetos.

  en   términos   pedagógicos.   patriarcal  y  sacrificial.   de   hegemonía   cultural. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  donde  la   sintonía   se   da   entre   categorías   sociales   por   sus   propias   condiciones   opresoras.   antropocéntrica   frente   a   la   naturaleza.131 instituciones   sociales   (anillo   del   Exosistema).   cualquier  ámbito  social  de  los  aquí  señalados  puede  ser  ese  punto  de  partida.   el   género   no   puede   quedarse   sólo   como   un   tema   aislado.   especialmente   en   las   organizaciones   sociales.   ya  sea  el  personal  (Microsistema).     El   resultado   De tal Palo.     Por   eso.   el   punto   de   partida     es   sólo   la   entrada   para   engranar   el   resto   de   ámbitos   por   donde  pasa  la  conciencia  de  género.  el  institucional  (exosistema).   se   da   una   secuencia.     La  transversalidad  externa  de  la  que  hemos  hablado  anteriormente.  el  actitudinal   (mesosistema).  y  violenta. tal astilla.         El   análisis   horizontal   del   marco   ideológico   deriva   en   instituciones   que   prolongan   las   diversas   formas   de   categorizar   la   opresión.   el   diagnóstico   y   la   planificación   con   perspectiva   de   género   deben   abordarse   desde   la   transversalidad   para   hacer   la   transformación   completa.     En   el   análisis   y   en   la   formación.   sino   que   es   parte   integral   de   cualquier   otro   tema   de   formación.   adultocéntrica.     Sin   embargo.     La   visión.   emerge   de   una   raíz   común   que   es   a   la   vez   androcéntrica.   que   muestra  la  correlación  en  los  diferentes  temas:     En   el   trabajo   con   las   organizaciones   sociales   los   puntos   de   partida   son   aquéllos  donde  la  experiencia  ha  sensibilizado  la  conciencia  y  podemos  hacer   contacto   para   aprehender   la   realidad.   o   el   mundo   de   las   ideas   (macrosistema).   la   formación.  globalizante  y  mercantilista.

    La   crítica   sin   alternativa   es   vana.132 microsistémico   es   la   alienación   en   sus   diferentes   expresiones.         Muchas  defensas  y  resistencias  se  diluyen  cuando  los  hombres  participan  en   la  formación  de  género.     No   se   puede   pensar   con   equidad   de   género   sin   intentar   vivirla.     Mireya  Balrtodano.  La  transversalidad  del  Género.  San  Salvador.  cuando  el   principio  ético  se  hace  práctica  de  vida.  En:  Larry  Madrigal  y  Walberto  Tejeda.     Aunque   se   dan.   la     esquizofrenia   social   de   la   lógica   de   género   debe   plantear   alternativas   en   el   campo   de   la   formación.    El  análisis  de   la   lógica   de   género   como   la   alternativa   paradigmática   de   la   democracia   de   género  implica  la  participación  de  los  hombres  en  los  estudios  de  género.  2008.    Asimismo  se  reduce  la  tendencia  a  la  victimización   que   tienen   algunos   de   los   discursos   feministas.     Mas   la   transversalidad  no  sólo  se  da  en  la  opresión  sino  en  la  esperanza.     El   asumirnos   como   sujetos   históricos   -­‐hombres   y   mujeres-­‐   es   re-­‐escribir   la   historia   con   equidad…   conjuntamente.         La  democracia  de  género       El   análisis   crítico   a   la   Lógica   de   Género   debe   ir   acompañado   por   la   propuesta   de   la   Democracia   de   Género.   si   no.   institucional   y   de   convivencia  conjuntamente.   pero   el   género   es   también   paradigmático   y   nos   provee   la   posibilidad   de   posicionarnos  de  manera  alternativa  frente  a  la  lógica  opresora.   Aproximándonos  a  las  Masculinidades.  Las  sintonías  nacidas  de  la  opresión   se  transforman  en  identificaciones  solidarias.       Otro   aspecto   de   la   transversalidad   en   la   formación   es   la   inclusividad   de   género.   las   dicotomías   de   género   empiezan   a   desvanecerse.   resultan   insostenibles   las  dobles-­‐vidas  en  los  espacios  públicos  y  privados.   recaemos   en   la   culpabilización   y   la   victimización.     Cuando   hay   conciencia   de   democracia.     Ministerio de la Mujer .    El   diagnóstico   de   estos   años   de   feminismo   y   género   han   demostrado   que   el   avance   de   la   transformación   social   con   equidad   de   género   requiere   de   coresponsabilidad  para  asumir  —por  parte  de  los  hombres-­‐  y  para  permitir  -­‐ por   parte   de   las   mujeres—   una   construcción   teórica.  un  abordaje  conjunto  de  hombres  y  mujeres.  Centro  Las  Casas.           Por   lo   tanto.  es  decir.     La   categoría   de   género   nos   ofrece   el   instrumento   para   el   análisis   crítico.

133 De tal Palo. tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .

134 Referencias y recursos Masculinidades Ministerio de la Mujer .

 en  cuanto  estudio  de  la   condición   de   los   hombres.       Se   registra   algunos   artículos   que   han   devenido   en   clásicos   e   importantes.   que   pueden   ser   adquiridos   o   consultados  en  librerías  grandes  y  bibliotecas  especializadas  de  universidades  o  centros  de   estudio.       Esta   bibliografía   es   básica   y   arbitraria.  metodologías  y  temáticas.  los  estudios  de  las  masculinidades   están  teniendo  un  fuerte  impacto  en  las  Teorías  de  Género  y  las  diferentes  disciplinas  con   las   que   se   implica:   pedagogía.       Finalmente.   para   revelar   masculinidades   diferentes.  sino  por  la  variedad  de  contextos.  tanto  en  publicaciones   diversas   como   en   internet   y   un   apartado   final   de   fuentes   en   inglés.   del   continente   u   otras   latitudes.135 Referencias y recursos Bibliografía general   La   producción   teórica   en   género.   hasta   los   últimos   estudios   metodológicos  latinoamericanos  y  las  sesiones  especiales  de  Naciones  Unidas  en  torno  al   tema.   Incorpora   en   su   mayoría   libros   disponibles   en   castellano   y   portugués.   diversas   y   plurales.  religión  y   masculinidades.   no   todo   lo   que   aparece   bajo   la   denominación   “estudios   de   las   masculinidades”   o   “masculinidad”   hace   referencia   a   la     misma   línea     De tal Palo.   algunos   muy   relevantes   y   novedosos.     porque  tal  esfuerzo  de  registro  requiere  de  un  esfuerzo  extra  a  este  cometido      Sometemos   su   necesidad   para   futuros   esfuerzos   y   retroalimentación   con   docentes   de   todo  el  país.   sociología.   Su   importancia   actual   es   relevante   no   sólo   por   su   alta   calidad  y  novedad.   Reseña   por   igual.   especialmente   aquella   inspirada   en   las   diversas   corrientes   del   feminismo   contemporáneo.   siguiendo   criterios   de   selección   desde   América   Latina   que   pretenden   formar   una   biblioteca   básica   en   masculinidades.   docencia   y   acción   social.  mucho  menos  aceptados.   Esta   lista   de   recursos   no   incluye   materiales   audiovisuales. tal astilla. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  Los  recursos  se  clasifican  en  cinco  áreas:  género  y  masculinidades.       No  tan  extensos  y  conocidos.  una  selección  de  artículos  accesibles  en  castellano.   antropología.   Primero.   la   obra   de   hombres   y   mujeres.   es   en   estos   momentos   casi   imposible   de   rastrear   en   toda   su   amplitud.   estos   estudios   están   abriendo   nuevos   escenarios   e   identificando   las   fracturas   del   modelo   hegemónico   de   ser   hombre.   psicología.   todas   con   el   denominador   común  de  tratar  las  masculinidades  de  manera  más  específica.   tal   y   como   ocurre   en   cualquier   disciplina   de   conocimiento.   sus   comportamientos   y   pautas   de   acción.   es   preciso   hacer   dos   puntualizaciones.     Desde   los   primeros   estudios   surgidos   en   Australia   en   la   década   de   los   setenta.   Dentro   de   esta   producción  tiene  lugar  la  reflexión  en  torno  a  las  masculinidades.   las   construcciones   sociales  en  las  que  se  sustenta  y  estrategias  de  acción  para  generar  cambios.  presentes   en   casi   cualquier   escenario     de   investigación.

  PUEG-­‐Paidós.   Cuerpos   que   importan   -­‐   Sobre   los   límites   materiales   y   discursivos   del   “sexo”.  San  José.   especialmente  en  lo  que  a  su  intersección  con  pedagogía  liberadora  se  refiere.136 teórica.   intenciones   descontextualizadas   de   la   realidad   dura   y   cambiante   de   ambiente   empobrecidos  y  cierta  rigidez  didáctica  que  afecta  sobremanera  un  tema  de  por  sí  flexible.  Lara   Segura  Editores.  Managua.   Judith.  1998     DE  KEIJZER.  Paidós.  Madrid.   El   género   en   disputa   -­‐   El   feminismo   y   la   subversión   de   la   identidad.  2002     _____________.  Barcelona.  2004       FOUCAULT.  Deshacer  el  género.  Todavía  lo   poco   que   hay   tiene   un   cariz   demasiado   internacional   desde   agencias   de   desarrollo.   Segundo.       Género y masculinidades   BADINTER.  Editorial  Andrés  Bello.  2006         CAMPOS.  Madrid.  Elizabeth.  Salud  y  Género.  lo  disponible  en  castellano  es  menos  relevante.  como  los  de  Robert  Connell  y  Michael  Kaufman.  Ediciones  de  la  Piqueta.  Benno.  Buenos  Aires.   cambios   y   permanencias   -­‐   Lima.   sistema.     surge   con   evidencia   la   todavía   tierna   e   incipiente   producción   teórica   latinoamericana     caribeña   en   género   y   masculinidades.  2003       _____________.   edición   en   portugués:   Problemas   de   gênero   -­‐   Feminismo   e   subversão  da  identidade.  Anagrama.  Álvaro  y  SALAS.  Rio  de  Janeiro.  Editora  Civilização  Brasileira.  1996       ELIADE.   México.  Pierre.   2000.  Mircea.  Masculinidades  en  Centroamérica.   inteligente   y   constantemente   en   cambio.   La   vida   de   los   hombres   infames   -­‐   Ensayos   sobre   desviación   y   dominación.  La  dominación  masculina.   Masculinidades.  Madrid.   La   literatura   en   inglés   es   mucho   más   amplia   y   hay  algunos  títulos  clásicos  en  el  tema.  El  sexo  de  las  emociones.  1990     FULLER.  Alianza.  2002     Ministerio de la Mujer .  Guerreros  y  alquimistas.  Alianza  Editorial.  2002     CANTERA.  México.   Fondo   editorial   de   la   Pontificia  Universidad  Católica  del  Perú.  2000     BRACONNIERE.   El   significado   de   ser   hombre   -­‐   Propuesta   metodológica   para   el   trabajo   de   masculinidad  con  hombres.   Michel.   Norma.  José  Manuel.  Barcelona.  Masculinidad  como  factor  de  riesgo.  1993       BORDIEUX.   opciones   metodológicas   o   políticas   y   mucho   menos   (muchas   veces   ausente)   práctica   social   de   cambio.   1997     BUTLER.  Paidós.  XY  La  identidad  masculina.  No   por  ello.  Alain.  Cantera.  Santiago  de  Chile.

 Santiago.   San   José/Costa  Rica.  Santo  Domingo. tal astilla.  2001     PERLONGHER.   San  Salvador/El  Salvador.   De tal Palo.  2003     GILLMORE.   Hacerse   hombre   -­‐   Concepciones   culturales   de   la   masculinidad.   São  Leopoldo.  1994     GOMÁRIZ   MORAGA.137   GARCÍA   JUAREZ.  FLACSO-­‐Chile.  José.   mago   y   amante.   Enrique.  Y  todos  querían  ser  buenos  padres  -­‐  Varones  de  Santiago  de  Chile  en   conflicto.  Varones  adolescentes  -­‐  Género.   José   y   MÁRQUEZ.   México.  Enrique..  José  y  MOLLETO.  Daniel.   Néstor.   Douglas..   La   nueva   masculinidad   -­‐   Rey.   Carlos   Iván.   Guadalajara.  Paidós.   Introducción   a   los   estudios   sobre   masculinidad.  Angela  y  GOMÁRIS.  Santiago  FLACSO-­‐Chile.   La   sinrazón   masculina   -­‐   Masculinidad   y   teoría   social.  Paidós.  2005     SÁNCHEZ  PEREIRA.  Fundación  Heinrich  Böll.  Plaza  y  Valdés.   REPEM-­‐México   y   Mujeres   para   el   Diálogo.   Democracia   genérica.   David.  Em  nome  do  amor  te  peço.  2005     SEIDLER.  Bogotá.   guerrero.  Hombres  -­‐  Identidad/es  y  sexualidad/es.   Juan   Carlos.   Marcela.  2004     OLAVARRÍA  A.   Buenos  Aires.  Democracia  de  género  -­‐  Una  propuesta  inclusiva.   El   negocio   del   deseo   -­‐   La   prostitución   masculina   en   São   Paulo.  Santiago.  identidad  y  sexualidades  en  América   Latina.   Varones   -­‐   Entre   lo   público   y   lo   privado   -­‐   4º   Encuentro  de  estudios  de  masculinidades.   Arturo.   FLACSO-­‐Chile.  2003     MOORE. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   México.  Paidós.  Enrique.  2003     OLAVARRÍA.   Edugénero   -­‐   Aportes   investigativos   para   el   cambio   en   las   relaciones  de  género  en  la  institución  escolar.   Víctor.  Michael.  Santiago.   masculinidad   y   poder.  poder  y  cambio.  Escola  Superior  de  Teologia/IEPG.   Barcelona.  1994     MEENTZEN.  Centro  Nacional  para  el  Desarrollo  de  la  Mujer  y  la  Familia..  com  as  minhas  palavras  e  com  o   meu   corpo   -­‐   Redescobrindo   masculinidades   a   partir   da   carta   a   Filêmon.  1993     OLAVARRIA.  1999       RAMÍREZ.  Barcelona.  1997       KAUFMAN.  2002     OLAVARRÍA.  1989                                                       LAGARDE.  José  A.  CIPAF.  Hombres  -­‐  Placer.   Robert   y   GILLETTE..   Madejas   entreveradas   -­‐   Violencia.  Universidad  Central.  FLACSO-­‐Chile.   Ápia   e   Arquipo.

 Chuquito/Perú.   Saint   Louis.   O   outro   Pedro   e   a   outra   Madalena   segundo   os   Apócrifos   -­‐   Uma   leitura  de  gênero.  Renacer  masculino  -­‐  Género  en  la  acción  teológica.  s/e.   Ginebra.  Diego.   UNBEHAUM   RIDENTI.  Larry  José.  s/e.   Javier.  2004.  2004     EILBERG-­‐SCHWARTZ.  Mística  y  acción  de  gênero.   Masculinidades   y   equidad   de   género   en   América   Latina.  Centro  Bartolomé  de  las  Casas.  CIEETS.   y   MEDRADO.   Howard.  2002     _____________.   Patrick.   Tomás.  Vozes.   M.  Managua/Nicaragua..  1997     MADRIGAL.  Felicidad  masculina  -­‐  Una  propuesta  ética.  1998         WELSH.   Teresa   y   OLAVARIA.   B.  2000     ____________________.   Londres..  San  Salvador/El  Salvador.  Imago.   S.  CIIR.   Hombres   de   verdad   o   la   verdad   sobre   los   hombres.   Los   hombres   no   son   de   Marte   -­‐   Desapareciendo   el   machismo   en   Nicaragua.   religión  y  poder.   En   búsqueda   de   caminos   de   equidad   y   relaciones   verdaderamente   humanas   -­‐   Consulta   sobre   género.   Celebrando   el   cambio   -­‐   Explorando   la   calidad   y   equidad   del   servicio   en   la   iglesia.  Editora  34.   Jacir   de   Freitas.  2001     ________________.  Rio  de  Janeiro.  2004         Género.138 Paidós/PUEG-­‐UNAM/CIESAS.  Chuquito/Perú. masculinidades y religión   ARILHA.  2006     Ministerio de la Mujer .  Chuquito/Perú.   Mireya.  2000       VALDÉS.  Santiago  de  Chile.  Lecturas  sobrevivientes-­‐  Leyendo  la  Biblia  desde  las  masculinidades   sobrevivientes.   s/e.  2004     HANKS.  2002     FARÍA.   O   falo   de   Deus   e   outros   problemas   para   os   homens   e   o   monoteísmo.  FLACSO-­‐Chile/UNFPA.   Larry   José   y   BALTODANO.  Managua.   Programa   Regional  de  Masculinidad  del  CID-­‐CIIR  en  Centroamérica.   São   Paulo.   Tomando   la   Biblia   en   serio   -­‐   ¿Hay   textos-­‐garrote   en   la   Biblia?.  2006       MADRIGAL.   G.     IRARRÁZAVAL.   Homens   e   masculinidades.  Petrópolis.   Otras  ovejas.  1995       Centro   Intereclesial   de   Educación   y   Estudios   Teológicos   y   Sociales.   WCC-­‐Grupo   de   Funcionamiento   en   Género  y  Diaconía.

 armadura  que  paraliza”.  en  Letra  S.html       _________________.  poder  y  crisis.   “Los   hombres   y   su   vivencia   cotidiana   de   la   sexualidad”.  Escola  Superior  de  Teologia.   “Las   siete   P's   de   la   violencia   de   los   hombres”.   en   Alternativas.139 MUSSKOPF.   en   Masculinidad/es.  2000:   De tal Palo.   “Lo   masculino   en   el   horizonte   del   nuevo   paradigma   civilizacional”.   São   Leopoldo.  2005     NELSON.   São   Leopoldo.   disponible   en   http://usuarios.   Pareja   y   Sexualidad.  Lascasiana.203-­‐214     CAMPOS.   José   Manuel.  disponible  en:  http://www.lycos.  p.  pp.  Alfonso.  disponible  en:     http://www.es/de/cgarciam/abarca.   Álvaro   y   SALAS.  en  Masculinidad/es.  p.   James   y   LONGFELLOW.   André   S.  Madrid.   Eunucos   por   el   reino   de   los   cielos   -­‐   La   iglesia   católica   y   la   sexualidad.   Universidad  de  Chile.htm       CONNELL.  1997.  FLACSO..  “La  masculinidad  ¿Poder  o  dolor?”.  poder  y   crisis.  Francisco.  1994  (Colección  Estructuras  y  Procesos.org/FLACSO/apuntesmasc.  Isis  Internacional.   Leonardo.htm       BOFF.   “Las   experiencias   contradictorias   del   poder   entre   los   hombres”.   “Discontinuidades   en   el   modelo   hegemónico   de   masculinidad”.  2000.  Desclée  de  Brouwer.es/politicasnet/articulos/vivensexua.  W.eurosur.  “La  organización  social  de  la  masculinidad”.   Humberto.  Managua.  1999.  Isis  Internacional.  Serie  Religión)       REYES.   Uta. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .63-­‐81     _________________.  2003       Artículos   ABARCA.  Abya  Yala.   Sandra.  “Masculinidad  dominante.inicia.   André.31-­‐48     HERNÁNDEZ.   La   sexualidad   y   lo   sagrado   -­‐   Fuentes   para   la   reflexión  teológica.  2002     MUSSKOPF.   Michael.  R.   Oikos..  1996       RANKE-­‐HEINEMANN.   Dimensión  Educativa. tal astilla.    Bogotá.  Santiago/Chile.  Quito.  Bilbao.  1997.   Santiago   de   Chile.16/17.  1998.   Instituto   Costarricense   de   Masculinidad.   Talar   rosa   –   Homossexuais   e   o   ministério   na   igreja.109-­‐118     KAUFMAN.  Otra  masculinidad  posible  -­‐  Un  acercamiento  bíblico-­‐teológico.  vol.  Santiago/Chile.  Trotta.   Uma   brecha   no   armário   -­‐   Propostas   para   uma   teologia   gay.  pp.  en  La  masculinidad  -­‐  Aspectos   sociales  y  culturales.   Santiago  de  Chile.

 “La  desconstrucción  de  la  masculinidad”.   “Principios   teológicos   y   ministerialidad   en   Pablo   -­‐   Un   aporte   desde   la   perspectiva  de  género  masculino”.   en   Letras   S.119-­‐143     REYES.   Francisco.   “Varón   y   patriarcado”.  Abya  Yala.  pp.   Joseph.  disponible  en:  http://www.  Guatemala.34.  1997.htm     VÁSQUES.   Francisco.  el  modelo  de  masculinidad  en  la  cultura   popular”.   2002.  1998.   “Masculinidad   y   teología”.35-­‐ 48     RINCÓN.   superficial   y   suicida”.12.org/06.  vol.49-­‐62     _______________.  Isis  Internacional.  1997.  vol.  Santiago  de  Chile.   “La   masculinidad   como   una   construcción   simbólica   -­‐   Reflexiones   para   ayudar  a  reencantar  nuevas  maneras  de  ser  masculino”.   Santiago/Chile.   Cuidad   de   Habana.   en   Masculinidad/es.mx/2000/04/06/ls-­‐kaufman.  en   Masculinidad/es.   Germán.org/FLACSO/apuntesmasc.   en   La   masculinidad.   en   Caminos.  “Género  hegemónico  y  cultura.  “Homofobía.  poder  y  crisis.  en  Voces  del  Tiempo.26.   “Cambio   cultural   y   crisis   en   la   identidad   masculina”.  vol.   en   Utopías.   Rafael.  Santiago/Chile.  Santiago  de  Chile.html     KIMMEL.   abril   8   de   1999:  http://www.contributions/3.eurosur.   FLACSO.   poder   y   crisis.  pp.  Bogotá.80.   pp.17-­‐30                           Ministerio de la Mujer .  temor.  Sao  Bernardo  do   Campo.  aspectos  sociales  y  culturales.   vol.  2006.93-­‐112     REYES.  Tod  y  REYES.  Red  de  Masculinidad/FLACSO     VICENT   MARQUÉS.contrib_es.  pp.htm     MONTESINOS.eurowrc.  Oscar.  Quito.jornada.   “La   masculinidad   y   la   reticencia   al   cambio”.  pp.140 http://www.  pp.unam.  2000.2-­‐6     SLOAN.  vergüenza  y  silencio  en  la  identidad  masculina”.44-­‐49     REYES.  pp.   “Los   hombres   lloran   -­‐   Masculinidad   tonta.  en  Mandrágora.  Isis  Internacional.   Francisco.  Rubén.contrib_es/12.  Michael.  2000.

 con  numerosos  artículos  de  excelente   calidad.   a   partir   de   los   seminarios  ofrecidos  en  el  Instituto  de  Investigación  y  Entrenamiento  de  Naciones  Unidas   para   el   avance   de   la   mujer   (INSTRAW)   Seminarios.pdf    y  www.       La  serie  “Hombres.michaelkaufmann.brad.escuelaEquinoccio.php?option=content&task=view&id=910&Itemid=     El   Programa   de   Masculinidades.com De tal Palo.html     • http://kolectivoporoto.org/en/index.unfpa.   enlaces   y   fotografías.org/modules/intercenter/role4men/index.   de   Centro   Bartolomé   de   las   Casas   (El   Salvador)   provee   de   artículos.   relacionados   con   masculinidad.org/reseval/pdfs/ROMfinal.mpx www.   sexualidad   y   población   -­‐   www.       Dos   sitios   de   UNICEF   que   enfocan   masculinidades.org     Artículos   del   pionero   en   la   reflexión   de   masculinidades.man-­‐net.es/      (España)   • • www.   técnicas   pedagógicas.net/     Uno  de  los  mejores  sitios  de  descargas  de  recursos  variados  y  abundante  bibliografía  en   masculinidades  y  asuntos  relacionados  -­‐  www.org/gender/programmes/men/men_ge. tal astilla.unicef.no/iasom/  www.com/      (Chile)   • http://eme.org.unicef.ac. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .  masculinidades  y  relaciones  de  género  en  el  desarrollo”.   vídeos.   Universidad   de   Bradford.blogspot.vix.rolstad.htm.popcouncil.   paternidades   y   roles   familiares   www.  a  los  que  puede  tenerse  acceso  por  Internet     www.141     Recursos en la Internet   Aunque  recientes.html  .  existe  ya  una  extensa  red  de  recursos.cl/      (Chile)   • http://heterodoxia.com/pub/men/index.htm      www.com/home/main.  como  se  ha  señalado.undp.htm     Más  recursos  en  los  sitios:     • www.html       El  sitio  dedicado  a  “Hombres  y  equidad  de  género”  del  Programa  de  Naciones  Unidas  para   el  Desarrollo  Humano  (PNUD)      www.org/ppdb/men.un-­‐instraw.   aparte   de   diferentes   informaciones  para  hombres  en  procesos  de  masculinidades  desde  el  enfoque  Integral:     www.   ponencias   y   bibliografía   en   inglés   -­‐   http://www.xyonline.nu/engelsk/start.  lanzados  por   el   Centro   de   Programación   y   Desarrollo   de   Bradford.   Reino   Unido  -­‐  www.uk/acad/dppc/gender.   sobre  todo  en  inglés.   Robert   Connell.mensstudies.org/reseval/malesr.html       Sitios  del  Fondo  de  Población  de  Naciones  Unidas.

  ¿la   fuerza   es   una   característica   masculina?.e.     cerrar  el  momento.     Esta   producción   brasileña   ayuda   a     poner   en   evidencia   las   identidades   de   género   y   los   roles   de   género.   sensibilidad  de  los     que   se   debe   tener   en   cuenta   el   sentido   de   algunas   palabras   que   hombres  por  lo  que  se     generan  confusión  por  su  traducción  y  que  se  debe  estar  atento   recomienda    después     a  todos  los  detalles  por  más  insignificantes  que  parezcan  (p.             El   video   sobre   la   vida   de   Raimundo   sirve   de   introducción   y   reflexión   sobre   las   características  de  la  masculinidad  hegemónica  y  machista.           •  Compartimos  todos  nuestros  sentimientos  ante  lo  visto.  a  manera  de  pregunta:  p.142     Contexto         Recursos audiovisuales • “Despierta  Raymundo.  ¿porqué  se  usa  la  violencia?  Entre  otras.  la   realizar  un  ejercicio  de     canción  que  hay  al  inicio  y  al  final).     meditación  o  un  pequeño         ritual  que  ayude  a     •   Invitamos   a   ver   el   video   en   silencio   y   así   permitir   que   todos   desahogar  tensiones  para     nos  concentremos  en  el  desarrollo  de  la  trama.     Ministerio de la Mujer .   mediante   un   ingenioso   argumento   que   invierte   los   roles   y   funciones     tradicionalmente  asignadas.         •  Cuando  se  llega  al  episodio  de  la  pelea  en  la  cama  entre  Marta   y   Raimundo.   Se   registra   las   reacciones   ante   el   desenlace.  Despierta”  (Brasil.         •  Se  hace  algunos  énfasis  (sino  salieron  en  la  discusión).    ¿de   quién   es   la   responsabilidad   de   la   planificación   familiar?.  1984).       Pasos  sugeridos       Alerta       Generalmente  este  vídeo     •  Hacemos  una  breve  introducción  y  contextualización  en  la  que   impacta  mucho  la     se   explique   que   el   vídeo   fue   realizado   hace   15   años   en   Brasil.   se   detiene   el   video   y   se   le   pregunta   a   los   asistentes:   ¿qué   es   lo   que   sigue   después   de   esta   discusión   y   pelea   entre   los   protagonistas?   Se   registra   las   respuestas   puntuales   y   se   continua   viendo   el   video   hasta   el   final.  desde  el  sentir  de  cada     participante.e.           •  Se  invita  a  discutir  sobre  lo  sucedido  en  el  video.  Desahogar  tensiones  para  cerrar  el   momento.  Motiva  a  manifestar  emociones   y  posturas  frente  a  la  equidad.

  Reflexión:   Darlene   es   una   muchacha   sufrida   y   golpeada   por   el   sistema   patriarcal.   campos   extensivos   de   caña.       .   Entre   Darlene   y   los   tres   hombres   terminarán   formando   una   familia   diferente.      La  protagonista  es   Darlene.   original   portugués).143     • “Yo.   José   y   Ciro.    ellos”  (Brasil.   movida   por   las   circunstancias   y   los   condicionamientos   sociales.  La  gente  tiene  que  ser  muy  fuerte  física  y   espiritualmente  para  sobrevivir  en  esta  región.       Alertas      La  película  está  hablada   en  portugués.  legal.   un   sol   muy   intenso  y  gente  solitaria.   una   muchacha   de   campo   que   ha   sido   engañada   por   un   hacendado   del   que   espera   un   hijo   y   tres   hombres:   Ozías.       Recomendamos  valorar  la   inserción  laboral  de   Darlene:  jornalera  que   tiene  que  trabajar  incluso   en  su  embarazo. Estrategias en Masculinidades para la Equidad .   que   hace   surgir   su   alegría   y   libertad.     Contexto           La   película   brasileña   “Eu-­‐tu-­‐Eles”   (2000.  Preguntas:       ¿Qué  escenas  nos  impactaron  más  y  por  qué?     ¿Podemos   recordar   a   los   principales   personajes   en   torno   a   Darlene?     ¿Por  qué  Darlene  va  incorporando  en  su  vida  a  esos  hombres?     ¿Cómo  es  la  paternidad  que  cada  uno  de  los  hombres  desarrolla?       .  tú.   Los   hombres   son   diferentes   y   cumplen   diferentes   papeles   de   paternidad   en   la   trama.   que   espera   de   ellos   un   rol   definido. tal astilla.  2000).   personajes   que   van   entrando   poco   a   poco   en   su   vida.  Doble   jornada:  casa  y  trabajo.   una   región   del   nordeste   de   Brasil   de   tierra   seca   y   dura.           Paternidad:  ¿qué  nos  informa  esta  película?  ¿qué  es  lo  que  define  la  paternidad?               De tal Palo.               Orientaciones  para  el  compartir.  Es  buena   idea  aclararlo  para  no   confundir  al  público  con   la  expectativa  de   entender  los  diálogos.   La   paternidad  se  presenta  en  varias  dimensiones:  biológica.               La   película   se   ambienta   en   el   sertão.  de  cuidados  parentales.   en  contraposición  a  los   nombres  de  los  hijos.  la  religiosidad   popular.   es   una   laureada  creación  del  famoso  director  Andrucha  Washington.   Los   hombres   que   va   encontrando   son   socializados   de   diferente   modo   por   la   sociedad.   Hay  un  elemento   religioso  presente  en   toda  la  trama:  la  Iglesia     vacía.   con   una   gran   capacidad   de   sobrevivencia   y   de   resistencia.  los  nombres   bíblicos  de  los  hombres.

 sino   identificar  otros  tipos   de  hombres  en  la   película.  utiliza  elementos  propios  de  la  comedia  como   la   introducción   de   un   elemento   desestabilizador   –a   supuesta   homosexualidad   del   protagonista-­‐  que  permite  abrir  una  serie  de  equívocos  de  carácter  cómico.  Francia.  frente   a  la  hora  de  describir  a   a  las  fisuras  evidentes  de  algunos  hombres.  Aparecen  vigilantes.  o  como  una   puesta  en  escena–  en  especial  de  la  fábrica  de  preservativos  para  mezclar  imágenes  de  la   masculinidad   políticamente   correcta.   sea   esta   heterosexual   u   homosexual.         de  la  empresa  indica  su   condición  de   marginado    en  el   entorno  laboral.  según  la  estrategia  de   Pignon?     El  closet  hace  alusión  a  la  expresión  “salir  del  closet”.  pero  no   agotarse  en  ella.       Es  importante  notar  la   polaridad  dramática   entre  Pignon  y  Santini   (G  Depardieu).  su  nuevo  vecino.  2000.  El     evitar  rebeldes.   Tras   oír   la   historia   de   Pignon   le   propone   que   se   haga   altamente  significativa   pasar   por   homosexual   para   mantener   su   trabajo.   pero   aceptando  los  márgenes  sociales.  2000).  en  francés)  .   se   desvelan  los  prejuicios  frente  a  la  masculinidad  diferente.       .   pero   la   intervención   de  Balone.  dirigida  por  Francis  Weber.   François  Pignon  y  su   incluidas   algunas   mujeres   y   los   mecanismos   de   alerta   para   situación  personal.       La   patética   cadena   de   acontecimientos   parece   abocar   al   Alerta   personaje   al   salto   al   vacío   desde   su   balcón.   [Una  película  de  Alain  Poiré.144 • “El  closet”  (Francial.     hecho  de  ser  el  único       desplazado  de  la  foto   Orientaciones  para  el  compartir         *  ¿Quiénes  son  los  principales  tipos  de  hombres  que   identificamos?           *  ¿Qué  sucede  con  esos  tipos  ante  la  estrategia  “salir  del  closet”   de  Pignon?            *¿Cuáles  son  las  reacciones  de  las  mujeres  presentes  en  la   situación  de  Pignon?           *  ¿Cómo  se  pone  en  crisis  el  modelo.   Así.]     Contexto El  closet  (original:  “Le  Placard”.  puesta  en   boga  por  el  movimiento  gay.  lo  impide  con  bastante  sentido  del   La  escena  inicial  es   humor.     Ministerio de la Mujer .