Antecedentes

:
1. El concepto de lo político:
La política como una relación entre agrupamientos, sujetos y comunidades
políticas que alcanza una intensidad tal que se vuelve una relación de
oposición amigo-enemigo. La política es una intensidad y su criterio es la
oposición amigo-enemigo.
El enemigo público es aquel que amenaza el modo de vida propio bajo un
criterio de vida o muerte.
La política da lugar a lo humano, constituye lo humano. En la medida que
identifico un amigo y un enemigo me constituyo como humano.
El Estado es quien define al enemigo decisión (nexo teología política I)
2. Teología Política I:
Conceptos de decisión y soberanía: “soberano es quien decide sobre el estado
de excepción”. La decisión no se fundamenta en nada anterior a ella, ella lo
funda todo, crea un orden. La decisión da lugar al soberano, a una justificación
de la decisión y a un nuevo orden.
Estado de excepción: situación límite en la cual se encuentra la posibilidad de
fundar un nuevo orden, tiene un potencial explicativo de la realidad. Es un
concepto teológico secularizado.
Teología política: los conceptos fundamentales de la teoría del Estado son
conceptos teológicos secularizados. Pierden su vinculación directa con lo
teológico, pero conservan su naturaleza.
3. Teología Política II:
Hay 2 tipos de críticas al concepto de teología política o 2 tipos de negaciones
del concepto:
1. Negación teológica  Peterson y 2. Negación científico-filosófica 
Blumenberg
Schmitt en este texto analiza y responde a esta crítica, que sostiene la
liquidación de toda teología política, niega el concepto.
PERO aún no está claro el concepto de teología política o cuál es el criterio
sobre el cual se puede decir que algo es o no es teología política. Hasta ahora
solo sabemos que para Schmitt tiene que ver con la operación de secularizar
conceptos teológicos para trasladarlos o usarlos en el plano político como si

por razones teológicas. por lo tanto no es posible encontrar en ella una teología política. pues se traslapan. del mundo secular como tal y como legítimo. Tiene que ver con el reconocimiento. Tampoco tiene que ver con que la iglesia o los religiosos se involucren en política (Karl Rahner).fueran algo objetivo y neutral. el analiza el vínculo entre monoteísmo (un solo dios) y monarquía (un solo rey). el reconocimiento del mundo terrenal. Esto resulta contrario al cristianismo como teología trinitaria y con ello Peterson prueba la imposibilidad teológica de una teología política. un rey”. Que NO ES teología política: - - probablemente no es una simple analogía estructural interna entre una doctrina teológica y una política. sino que más bien se debe a un autor particular: Eusebio de Cesarea (quien es un arriano. dado que deja de lado algo que a él le interesa: la democracia). y toda teología política que exista de acuerdo a esa equivalencia es anticristiana. Si el concepto arriano de unidad divina se pone en cuestión la unidad del imperio romano queda teológicamente deslegitimada y con ello queda probada la imposibilidad teológica de toda teología política rigurosamente cristiana. quitándoles la dimensión de trascendencia o el carácter decisional inherente. Lo político no es un ámbito específico. estudia 3 religiones: judaísmo. sino una intensidad. Para Peterson. Quiere demostrar que la apelación al cristianismo para justificar un régimen político no es algo que sea inherente al cristianismo. pero en el cristianismo esto no es posible al ser una religión trinitaria. Considerar que para Schmitt en el siglo XX lo político ya no está claramente delimitado respecto de lo teológico. es decir. no cree en la trinidad). Niega la posibilidad de una equivalencia monoteísmo-monarquía en el cristianismo. en el sentido de examinar bajó qué definiciones teológicas podría haber un vínculo entre ambos o una implicancia de lo teológico sobre lo político. es decir. sino que tiene implicancias que van más allá. Justamente. . en el judaísmo y el paganismo sí se puede dar una teología política dado que son religiones monoteístas no trinitarias y se podría cumplir la fórmula “un dios. donde se encuentra lo social y lo político. Volviendo a Peterson: su texto se llama “el monoteísmo como problema político”. Para ello. No se trata de hacer una analogía de una cosa sobre otra. se entremezclan. paganismo y cristianismo y un solo régimen político: la monarquía divina romana (una de las críticas de Schmitt tiene que ver con esta limitación histórica. quien plantea que el emperador es el representante de dios en la tierra y el imperio romano la ciudad de dios.

Teológica: se limita a las religiones judía. Schmitt también establece un paralelo entre Eusebio de Cesarea y Schmitt. sino el concepto de unidad política y el modo en que ésta se representa a sí misma. Respuesta de Schmitt a Peterson: 3 críticas: 1. Histórica: desequilibrio entre la documentación ofrecida como prueba y la conclusión: las pruebas se limitan a los primeros siglos cristianos y en concreto a la relación de Eusebio de Cesarea con Constantino.” Con esta conclusión. la teología es estrictamente cristiana (crítica: ¿entonces por qué las otras religiones pueden ser teologías políticas?). Schmitt niega también que las analogías teológicaspolíticas que Schmitt realiza tengan sentido en el cristianismo. con su teología política que trata de justificar el totalitarismo nacionalsocialista. para el que una confusa analogía de providencialismo político podría resultar favorable pues el totalitarismo aspiraba a la consumación terrenal de la felicidad humana. Posible relación: la unidad política se constituye en base a una oposición amigo-enemigo. quedando este al margen de ella. 2. El pensamiento cristiano se debatía en ese entonces contra el totalitarismo político imperante. 3. lo que lleva a Peterson a una negativa tan tajante de la teología política era la consideración de que todo traslado analógico de una realidad divina al orden político venía a contradecir la perspectiva escatológica esencial del cristianismo: la imposibilidad de considerar consumado el Reino de Dios en la historia del hombre. Debido a su definición de teología. Su liquidación de toda teología política es ambigua. pero la conclusión se hace sobre toda teología política. Lo acusa de teólogo del III Reich. sino que admite “un pueblo” y por tanto la posibilidad de la democracia. Por otro lado. Peterson no define teología política. Conclusión: Peterson no liquida la teología política sino solo el prototipo de cesaropapismo de Eusebio de Cesarea. dado que excluye de la categoría teología al paganismo y judaísmo (monoteísmos no cristiano-trinitarios). De la fórmula “un dios” no se sigue necesariamente “un rey”. dejando de lado el islam y concediendo solo al cristianismo la posibilidad de una teología propiamente tal. El concepto teológico-político central de la discusión estaría mal planteado: no debería ser la monarquía ni ninguna otra forma de gobierno. pagana y cristiana-trinitaria. Es por ello que el dogma de la trinidad permite a Peterson declarar imposible toda teología política. Democracia). Conceptual: exclusión de otras formas de unidad política no monárquicas (Ej.“Más que la cuestión de la trinidad. Toda teología política se aleja del cristianismo. Problema: no existe un ejemplo de teología trinitaria apolítica en la época. .

Estado y Sociedad. que se puede distinguir mediante institucionalización precisas. mártires y santos de todos los tiempos participaron celosamente desde su fe cristiana en las luchas políticas de su tiempo. Incluso retirarse al desierto puede ser. no se trataba de algo dogmático de la escatología. Por lo demás.Réplica: Considerado desde su mácula trinitario-dogmática. La política no es un ámbito. mientras que el ortodoxo aparece como el teólogo puro. Schmitt dirá que todas lo están. La metafísica política tiene una naturaleza teológica en tanto no tiene fundamento alguno objetivo sino que se funda en la pura voluntad. de la teología y la política. sino una intensidad. Eso es poco científico y político en sí mismo. parece haber una conexión conceptual entre política y herejía: el hereje aparece como el teólogo político. para Schmitt la política no designa un ámbito delimitado sino un grado de intensidad del conflicto. Peterson saca a Eusebio de la concreción histórica del concilio de Nicea. bajo su concepción de política. revueltas y disputas religiosas y sociales. Distinciones como lo sagrado y lo mundano solo se pueden determinar desde los sujetos en disputa. El concilio de Nicea discutió el tema de la Trinidad. como el . Ese problema es que los dos reinos de San Agustín (Cielo y Tierra) ya no son ámbitos objetivos distinguibles unívocamente. mientras que las mismas acciones de los herejes eran oe iso política pura”. Eusebio no es un modelo convincente de teología política (p. no tiene un objeto delimitable sino que designa un grado de intensidad. del más allá y el más acá. y la forma que toma ese conflicto o la forma que toma la determinación de una unidad política amiga contra otra enemiga. No hay una separación pura y clara entre religión y política. una acción política. es un paradigma de que es imposible separar limpiamente en la realidad histórica los motivos y las metas religiosas y políticos como dos ámbitos determinables por su contenido. apolítico. “las intrigas cortesanas y manifestaciones callejeras de los ortodoxos eran teología pura. en la decisión del soberano. 99). de lo sagrado y lo mundano. El Estado perdió el monopolio de lo político ante la emergencia de otros actores que definen lo político. Peterson ignora el problema moderno entre Iglesia. Para Schmitt. La pregunta es si una teología está vinculada a una ideología política determinada. Es decir. El concilio de Nicea. Innumerables Padres y doctores de la iglesia. La auténtica problemática para Schmitt no es la que expone Peterson sino la mezcla. presidido por una serie de movilizaciones. es la de una teología entendida en el sentido metafísico de la política. en una situación determinada. “En formas de manifestación renovadas sin cesar se impone desde el lado mundano la ubicuidad potencial de lo político y desde el lado religioso la ubicuidad de lo teológico”.

también tiene un rol en la historia. y la propia condición humana. La religión. Veía la cuestión religiosa desde el punto de vista de la utilidad política. Tiene un papel social. Pero es solo una cuestión de identidad estructural? Interpretaciones de Schmitt seba Esencia específicamente político-teológica de la reforma protestante y de todas las revoluciones y contrarrevoluciones confesionales de los siglos XVI y XVII. Entonces ya no se puede definir lo político desde el Estado. es decir. permite que exista la historia. Mientras que Peterson quiere separar de manera absoluta los dos ámbitos. Como se relaciona esto con el contexto de crisis religiosa y estatal??? Hay una relación entre la política. no conocía los reparos morales. entendida como el grado de intensidad que adquieren ciertas relaciones que las llevan a oponerse bajo un esquema amigoenemigo. PERO CUÁL ES EL ENEMIGO DE LA RELIGIÓN CRISTIANA? Entonces. sino al revés. un rol movilizador de fuerzas. en tanto campo potencialmente político. La política constituye a la humanidad. Eusebio de Cesarea: el peluquero de la peluca teológica del emperador. Religión como un ámbito de disputa política. la religión es un ámbito en que puede darse lo político. sino que se está refiriendo a un problema de la teoría de la ciencia y la historia de los conceptos: la identidad estructural que existe entre los conceptos de la teología y el derecho. igual que el liberalismo. Si existe una teología política en el cristianismo cómo sería? Ser crítico o acrítico frente a la religión cristiana? .proletariado. Qué hace a esas revoluciones teología política? El hecho de que se definen como unidad (amigo) ante otra unidad (enemigo)??? Cuando una teología se afirma en contraposición a otra o en respuesta a otra se trata de una teología política dado que esta estableciendo una relación amigo-enemigo???? Schmitt opera desde una distinción clara de lo sagrado y lo mundano. Metz: proyecto teología política: pág 74. Peterson no puede escapar de lo político pretendiendo proclamar el mensaje cristiano de salvación de manera pura. Se da un giro de la Iglesia y el Estado hacia lo político. puede ser el motivo de oposiciones amigo-enemigo. Schmitt no se pretende discutir sobre un dogma teológico. pues esta posición se vuelve relevante políticamente cuando entra en el campo de la relación y tensión de lo político. por su parte. la historia. de la teología y la política. el religioso del político o mundano.

Analizar la relación entre la fe cristiana y la sociedad de una manera critica y distanciada sobre la base de la orientación escatológica de la fe. Por que Peterson considera a ciertas monarquías como teología política aún si niega este concepto? Por qué las religiones no trinitarias sí tienen teología política y el cristianismo no? . Topitsch Revisar intercalación. La orientación escatológica intenta formular el mensajo escatológico en las condiciones de nuestra sociedad actual.