CRISTALIZACIÓN

CRISTALIZACIÓN
Definición:
La cristalización es la formación de partículas sólidas a partir de una base homogénea. La formación de estas
partículas sólidas puede tener lugar a partir de un vapor, como la nieve, mediante la solidificación de un
sólido fundido, como ocurre en la formación de grandes monocristales, o bien como cristales de una solución
liquida.
La cristalización proporciona un método práctico para la obtención de sustancias químicas puras en una
condición adecuada para su envasado y su almacenamiento.
Introduccion:
La cristalizacion es una de las tecnicas mas utilizadas para la purificacion de sustancias solidas. Se basa en el
hecho de que la mayoria de los solidos son mas solubles en un disolvente en caliente que en frio, debido a la
dependencia del producto de solubilidad de la temperatura.
El metodo consiste en disolver el solido que se va a purificar en el disolvente caliente(generalmente a
ebullicion); la mezcla se filtra en caliente para eliminar las impurezas insolubles y entonces se deja enfriar la
disolucion para que se produzca la cristalizacion. Asi, las impurezas solubles quedan en las aguas madres. Por
ultimo los cristales se separan por filtracion y se dejan secar. El proceso se repite hasta que la sustancia
cristalizada sea completamente pura, lo cual se comprobara determinado el punto de fusion.
Caracteristicas
-Purifica Sustancias
- Quimicamente Puro
- Altamente Organizado
- Operación unitaria que permite la obtencion de cristales
- Proceso Homogéneo
-Dependen del estado del sistema
- Dividido en dos etapas Nucleación y Cristalización

1

CRISTALIZACIÓN

Eleccion del disolvente:
Un analisis del probelma lleva a la conclusion de que la mejor forma de encontrar un disolvente adecuado
para la recristalizacion de una sustancia determinada es ensayar entre varios disolventes. No obstante, se
pueden tener en cuenta algunas generalizaciones, razonablemente validas, sobre la relacion existente entre
estructura y capacidad de disolucion. En la tabla se indican, junto con algunas de sus propiedades, los
disolventes organicos de uso mas frecuente en la recristalizacion de solidos.

En general los compuestos ioncios se disuelven en disolventes polares y los compuestos no ionicos en
disolventes no polares.
Los compuestos no ionicos se pueden disolver en agua, si sus moleculas se ionizan en disolucion acuosa o
pueden asociarse con moleculas de agua a traves de puentes de hidrogeno. Por este motivo, los hidrocarburos
y sus derivados halogenados son practicamente insolubles en agua, pero los compuestos en cuyas moleculas
existen grupos funcionales tales como alcohol (-OH), aldehido (-CHO), cetona (R-CO-R), que pueden formar
puentes de hidorgeno con agua, son solubles en este disolvente, a menos que la relacion del numero de
atomos de carbono al de grupos funcionales en la molecula sea superior a cuatro o cinco.

Se debe pasar lo mas rapidamente posible toda la masa cristalina al embudo y se debe quitar la mayor
cantidad posible de aguas madres. Cuando cesa el paso de liquido, los cristales se lavan, desconectando el

2

CRISTALIZACIÓN
vacio, con la menor cantidad posible de disolvente limpio y frio, para eliminar el disolvente que haya quedado
adherido y que contiene impurezas solubles. Para lavar pequeñas cantidades se utiliza una pipeta cuentagotas.
A veces, concentrando de nuevo las aguas madres (liquido filtrado) se obtiene de nuevo una disolucion
sobresaturada que, al enfriar, separara nuevas porciones de cristales, aunque estos contienen mas impurezas
que los obtenidos en primer lugar. Por lo general, es necesario recristalizar con una nueva porcion de
disolvente los cristales asi obtenidos(compruebese en cada caso la pureza por el punto de fusion).
Secado de los cristales:
Los cristales se pasan desde el embudo Buchner a un papel de filtro limpio y doblado, con ayuda de una
espatula. Se presionan los cristales con ayuda de mas papel filtro, eliminando la mayor parte de dissolvente
adherido. A continuacion, se pasan a un vidrio de reloj o capsula pequeña y se cubren con papel de filtro para
evitar que caiga polvo; en estas condiciones se pueden dejar secar a temperatura ambiente o en un desecador a
vacio.
Puntos de Fusion:
El punto de fusion de un solido es la temperatura a la que el solido se transforma en liquido a la presion de
una atmosfera. En una sustancia pura el cambio de estado es muy rapido y la temperatura es caracteristica.
Por eso el punto de fusion es un dato utilizado en la identificacion de un solido. Ademas, debido a que el
punto de fusion se altera sensiblemente por la presencia de impurezas, esta constante constituye un valioso
criterio de pureza. Una sutancia pura mantiene un punto de fusion constante tras sucesivas cristalizaciones.
En general, un solido puro funde en un intervalo muy pequeño de temperaturas y con un limite superior muy
proximo al punto de fusion verdadero. Un solido impuro presenta un intervalo de fusion amplio y una
temperatura limite superior, bastante inferior al punto de fusion verdadero.
De hecho, es una regla muy general el que a medida que se asciende en una serie homologa, la solubilidad y
otras propiedades fisicas de sus miembros, tienden a aproximarse a las de los hidrocarburos del mismo
numero de atomos de carbono.
La mayoria de los compuestos organicos que carecen de hidrogenos capaces de formar puentes de hidrogeno
se disuelven rapidamente en eter, benceno y otros disolventes no asociados. El proceso de disolucion es una
simple mezcla molecular.
El cloroformo y tetracloruro de carbono son disolventes excelentes para los compuestos no asociados; debido
a su elevado contenido en cloro son relativamente caros.
Recristalización de una sustancia empleando una mezcla de disolventes.

3

CRISTALIZACIÓN
Con frecuencia, se encuentra que una sustancia es demasiado soluble en un disolvente y demasiado poco en
otro. Entonces se pueden utilizar pares de disolventes miscibles entre si, tales como metanol-agua, bencenoeter de petróleo. En estos casos, el compuesto se disuelve en el disolvente en el que es muy soluble( a su
temperatura de ebullición), y entonces se añade, gota a gota y caliente, el otro disolvente en el que la sustancia
es solo ligeramente soluble, hasta que aparece una tenue turbidez persistente. Se añaden entonces unas gotas
del otro disolvente para eliminar la turbidez y la disolución se trata como ya se ha indicado.
Un disolvente para una recristalización debe presentar las siguientes características:
a)

Coeficiente de temperatura elevado para la sustancia a purificar(debe disolver gran cantidad de la

b)
c)
d)
e)

misma a su temperatura de ebullición)
Coeficiente de temperatura bajo para las impurezas.
Al enfriar debe suministrar cristales bien formados, fácilmente separables.
No debe reaccionar con el soluto.
Su volatilidad no debe ser peligrosa.

Preparación de la disolución:
Se trata de disolver el soluto en la mínima cantidad de disolvente a su temperatura de ebullición. Se coloca el
compuesto a cristalizar, finamente dividido en un ermeleyer, se echa un trocito de plato poroso y se cubre el
sólido con un volumen del disolvente, elegido insuficiente para disolverlo totalmente. Se calienta la mezcla a
ebullición agitando constantemente. Se va añadiendo, en caliente, pequeñas porciones de disolvente hasta que
el soluto se haya disuelto totalmente. Finalmente, se deja enfriar para que cristalice.
PUREZA DE LOS CRISTALES
La mayoría de las soluciones cuando forman cristales a velocidades de crecimiento moderadas y a
condiciones constantes, los cristales formados sólo contiene un componente alcanzado purezas hasta de
99.8%.
Las impurezas de los cristales generalmente son debidas al atrapamiento de líquido en el cristal en pequeñas
bolsas u oclusiones. Además de este tipo de impurezas, normalmente después de la separación de los cristales
de la solución, parte de la solución queda adherida a la superficie del cristal, lo que hace necesario lavar los
cristales.
La separación alcanzada en una cristalización puede ser caracterizada mediante la distribución del soluto y las
impurezas entre las fases.

EQUIPOS DE CRISTALIZACIÓN

4

CRISTALIZACIÓN
Los cristalizadores comerciales pueden operar de forma continua o por cargas. Excepto para aplicaciones
especiales, se prefiere la operación continua. El primer requerimiento de un cristalizador es generar una
solución sobresaturada, ya que la cristalización no puede ocurrir sin sobresaturación. Existen tres métodos
para producir sobresaturación, dependiendo esencialmente de la naturaleza de la curva de solubilidad del
soluto.
1.- Solutos como el nitrato de potasio y el sulfito de sodio son mucho menos solubles a temperaturas bajas
que a temperaturas elevadas, de forma que la sobresaturación se puede conseguir simplemente por
enfriamiento.
2.- Cuando la solubilidad es casi independiente de la temperatura, como ocurre en el caso de la sal común, o
bien cuando disminuye al aumentar la temperatura, la sobresaturación se genera por evaporación.
3.- En los casos intermedios resulta eficaz una combinación de evaporación y enfriamiento. Por ejemplo, el
nitrato de sodio puede catalizarse con satisfacción enfriando sin evaporar, evaporando sin enfriar o bien
mediante una combinación de enfriamiento y evaporación.
Cristalizadores de vacío
Utilizan el enfriamiento por evaporación adiabática para generar la sobresaturación. En su forma original y
más sencilla, un cristalizador de este tipo es un recipiente cerrado en el que se mantiene el vacío por medio de
un condensador, por lo general con la ayuda de una bomba de vacío tipo eyector de vapor, o acelerador,
colocado entre el cristalizador y el condensador.
Una solución saturada caliente a una temperatura superior al punto de ebullición a la presión del cristalizador
se alimenta en el tanque. Se mantiene un volumen de magma controlando el nivel del líquido y del sólido que
cristaliza en el tanque, mientras que el espacio situado por encima del magma se utiliza para retirar el vapor y
eliminar el arrastre. La solución de alimentación se enfría espontáneamente hasta la temperatura de equilibrio,
puesto que tanto la entalpía de enfriamiento como la de cristalización aparecen como calor latente de
vaporización, se evapora una parte del solvente. La sobresaturación generada por enfriamiento y evaporación
da lugar a nucleación y crecimiento.
El magma producido se retira del fondo del cristalizador. El rendimiento teórico de los cristales es
proporcional a la diferencia entre la concentración de la alimentación y la solubilidad del soluto a la
temperatura de equilibrio.

Cristalizador de tubo de aspiración-deflector
Un equipo más versátil y eficaz es el cristalizador de tubo de aspiración-deflector (DTB).
El cuerpo del cristalizador está equipado con un tubo de aspiración, que también actúa como una placa
deflectora para controlar la circulación del magma y un agitador de turbina dirigido hacia abajo para
proporcionar una circulación controlable dentro del cristalizador.

5

CRISTALIZACIÓN
La suspensión del producto se retira a través de una salida situada cerca del fondo de la sección cónica
inferior del cuerpo del cristalizador.
Los cristalizadores de tubo de aspiración-deflector están equipados con una pierna de elutriación por debajo
del cuerpo del cristalizador para clasificar los cristales por tamaños; también incluye una zona de
sedimentación con placas deflectoras para la retirada de finos.

Polimorfismo
Se llama así al fenómeno según el cual una substancia química produce diferentes formas cristalinas.
Aunque la composición de los polimorfos es igual, sus propiedades físicas son diferentes.
Una modificación polimórfica resulta de cambios en las condiciones, tales como temperatura o presión en el
momento de la cristalización de las partículas unitarias (átomos, iones o moléculas), de modo que adoptan una
distribución diferente.
Cuando el polimorfismo se presenta en un solo elemento, se llama alotropía.
Algunas sustancias pueden cristalizar en formas muy diversas debido a distribuciones moleculares diferentes
dentro del retículo cristalino. Estas formas se pueden distinguir por sus propiedades físicas y en su
investigación se ha utilizado extensamente la difracción de rayos x. Este fenómeno, que es completamente
diferente de las modificaciones de la forma del cristal debidas a hábitos de crecimiento distintos, se conoce
por polimorfismo.
El fenómeno del polimorfismo tiene importantes implicaciones en la industria farmacéutica: en primer lugar,
puede afectar a la estabilidad química del principio activo, ya que, al tener propiedades físicas diferentes, los
polimorfos pueden ser más o menos inertes a diferentes condiciones de humedad y temperatura. Además, la
velocidad de absorción (biodisponibilidad) también se ve afectada, mostrando algunos polimorfos del mismo
compuesto una actividad muy baja frente a otros con superiores velocidades de disolución.
¿Cómo se obtienen diferentes polimorfos?
La cristalización de un sólido cristalino a partir de una disolución es un fenómeno complejo que implica que
un número considerable de moléculas, inicialmente con una distribución desordenada, se organicen
espontáneamente para formar una estructura perfectamente definida. Las condiciones experimentales bajo las
que este fenómeno se produce (disolvente, temperatura, velocidad de evaporación o de enfriamiento…) son
infinitas y, por tanto, es posible, en principio, elegir las que nos permitan obtener el polimorfo deseado.
Naturalmente, un conjunto de condiciones de cristalización puede no ser exclusivo de un polimorfo y, en

6

CRISTALIZACIÓN
consecuencia, hacer que se obtengan mezclas, pero si se obtienen unas condiciones que sean exclusivas de un
polimorfo, entonces eso se convierte en una gran ventaja a la hora de diseñar un proceso robusto
de obtención de una especie polimórfica pura. En general, las cristalizaciones realizadas mediante un lento
enfriamiento o una lenta evaporación de una disolución saturada permiten la obtención de polimorfos
termodinámicamente estables. En cambio, los enfriamientos o evaporaciones rápidas permiten obtener
polimorfos metaestables (es decir, aquellos que se deberían acabar transformando con el tiempo en las formas
estables).

TALLER: CURVAS TÍPICAS DE SOLUBILIDAD DE LAS
SUSTANCIAS
x g/100
g H2O
Sustan
cia

10°

20°

30°

40°

60°

80°

90°

100°

KCl

28

31.2

34.2

37.2

40.1

45.8

51.3

53.9

56.3

35.7

35.8

35.9

36.1

36.4

37.1

38

38.5

39.2

13.3

25.2

26.9

77

81.8

78.6

74.8

73

72.7

NaCl
Na2Se
O4

7

CRISTALIZACIÓN
60

50

40

30

20

10

0
0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

GRÁFICO N°1:

Interpretación:
En el primer gráfico la solubilidad del KCl, se incrementa a medida que
aumenta la temperatura.

8

10

CRISTALIZACIÓN
12

10

8

6

4

2

0
0

2

4

6

8

10

GRÁFICO N°2:

Interpretación:
En el gráfico de solubilidad del NaCl conforme aumenta la temperatura, la
solubilidad se mantiene casi constante.

9

12

CRISTALIZACIÓN
12

10

8

6

4

2

0
0

2

4

6

8

10

GRÁFICO N°3:
Interpretación:
En el gráfico de solubilidad del Na2SeO4 se observa que conforme
aumenta la temperatura la solubilidad en un principio se incrementa la
solubilidad pero luego decrece.

10

12