You are on page 1of 3

EL ANGEL DE NAVIDAD

Por Inma Holguín

Érase una vez un angelito muy pequeñito, el angelito más pequeño que
puedan imaginar. Todos en el cielo le llamaban “chiquitín” aunque en realidad se
llamaba Benjamín.
Benjamín siempre estaba preguntándole a su mamá:
Angelito Benjamin: Oye mamá, ¿Cómo celebran los niños la Navidad en la Tierra?
Por favor mami, déjame bajar a la Tierra para verlo.

Mamá Ángel: No Benjamín, eres aún demasiado pequeño para ir tú sólo a la Tierra.
Angelito Benjamin: OH por favor, por favor mamá, te prometo que no haré nada malo
y que volveré enseguida. Por favor mama. Di que si….
Tanto insistió que al final su madre le dijo:
Mamá Ángel: Está bien te dejaré bajar a la Tierra a ver cómo celebran los niños la
Navidad con la condición de que vuelvas rápidamente en cuanto pase el día 25 de
diciembre.
Angelito Benjamin: De acuerdo, te lo prometo, muchas gracias, te prometo que haré lo
que tu me dices.
Benjamín y se dispuso a hacer todos los preparativos para el viaje.
Al llegar la Nochebuena, el día 24 de diciembre, se despidió de todos y se dispuso a
bajar del Cielo. Fue volando entre las nubes moviendo sus alitas muy deprisa..
Se cruzó con los renos del Viejito Pascuero que iban corriendo a toda velocidad
surcando el cielo tirando del trineo y oyó al Viejito Pascuero que desde lejos le
saludaba:
Voz de Viejito: OH OH hasta luego chiquitín, voy corriendo, no me puedo parar pues
aún me quedan muchos niños a los que dejar su regalo.
Angelito Benjamin: No te preocupes Viejito voy a casa de unos niños, así que ya te
veré luego, dijo Benjamín.
Y siguió bajando y bajando y, según se acercaba a las casas empezó a volar más
despacito para ver en qué casa se iba a meter. Fue volando mirando por las ventanas y
por fin se decidió por una casa en la que vivían dos niños. La mayor se llamaba Adriana,
tenía cinco años, era muy buena y responsable y el pequeño, se llamaba Felipe, pero en
casa todos le llamaban “piquirriqui”. Era muy rico, pero un poco llorón y mañoso.
Claro, es que sólo tenía tres años recién cumplidos….

se quedó sin palabras Angelito Benjamin: ¡¡¡¡Que Árbol más bonito. Mama niños: Sí claro. ¿cómo se va a reír?. Felipe. dijo Mama. que de seguro trajo el Viejito Pascuero. es un angelito de adorno. Mama niños: Pero que cosas tienes. estaba tan feliz viéndoles. De pronto. esta lleno de bolas que brillan y de luces de colores y abajo esta lleno de regalos. Buscó un hueco de la ventana que estaba abierto y por allí se metió. por haberse portado bien les han llegado unos bonitos regalos. Felipe: Pero si lo vi…. Los niños abrieron todos los regalos. fue volando volando por el pasillo hasta que llegó a la puerta del salón de la casa. le he visto reírse. los niños al ratito de estar jugando empezaron a discutir: Felipe: Pásame mi tren. el viejito les había traído lo que habían pedido y estaban muy contentos. Benjamín oyó unos pasos que se acercaban corriendo al salón y las risas de los niños que venían cantando: Adriana y Felipe: ¡!!Navidad.!!! El angelito buscaba desesperado dónde esconderse para que no le vieran y no se le ocurrió nada mejor que quedarse muy quieto con las alas extendidas en lo alto del árbol de navidad como si fuera una figurita más. mamá ese angelito es de vedáaa. esta lleno de luces. en mi vida había visto un árbol tan lindo!! Es tan grande que casi llega al techo.Angelito Benjamin: Que niños tan adorables duermen como unos angelitos. Benjamín los miraba desde lo alto del árbol sin mover ni un pelo para no ser descubierto pero. no te lo quiero prestar. Felipe: Si por favor. en esta casa me voy a quedar para ver como celebran la navidad. papá ¿podemos abrir ya los regalos?. Mamá. Los niños entraron corriendo al living. que no pudo evitar soltar unas risitas de felicidad. Entonces. Sin embargo. lo vió y empezó a gritar: Felipe: Mamá. Mama niños: ven niños. allí se paró y cuando empujó la puerta para entrar. Navidad es un día de Alegría y felicidad. Anda sigue jugando con tus juguetes.Es tu imaginación. mira este paquete dice tu nombre y en este otro dice el de tu hermano. seguidos de sus papás y gritaron: Adriana: Mira! Ha venido el Viejito Pascuero y trajo regalos. queremos ver que nos trajo el Viejito. . piquirriqui.

Felipe: Mentira son míos. A la vez que le entregaba los juguetes por lo que estaban peleando. Mamá niños: Muy bien. Mama niños: ¡¡¡Se acabó!!! Ahora mismo vamos a meter todos los juguetes en una bolsa y vamos a regalárselos a los niños que no tienen la suerte de tener todo lo que ustedes tienen. hasta el cielo. Felipe miró de reojo al angelito y vió que le sonreía y que le guiñaba un ojo. terminaron los dos enojados. y si no me lo prestas te voy a quitar mis patines. el Viejito Pascuero no ha podido dejarles nada. Adriana: Pues si no me lo pasas. hay que compartir. Al día siguiente todos andaban como locos buscando al angelito del árbol que había desaparecido y su mamá le preguntó: Mamá niños: Piquirriqui ¿Has cogido tú el angelito que había en el árbol? Felipe dijo muy convencido: Felipe: No mamá. Mamá niños: Y ahora ¿qué les parece si en esta bolsa metemos algunos juguetes que quieran regalar y se los llevamos a los niños que no han tenido tanta suerte esta Navidad?. ¿ya?. por la pelea. Felipe: NOOO. me voy a enojar y no voy a jugar contigo. mientra la mam los retaba. hijos. La hermana mayor. porque mi papa me dijo que me los tenias que prestar. primero tú y luego me toca a mí. le dio un súper. Felipe y Adrián se pusieron a llorar. Adriana: El Viejito me los trajo a mí. así se hace!!!. cada uno en un extremo del living. Y ustedes pelean teniendo todo lo que les trajo.Adriana: No Felipe. no debimos pelear. De pronto Felipe se dio cuenta de que le había caído una gotita de agua en la mano. que era muy buena. Después de un rato de pelea. Adriana: Perdóname tu también hermanito. se fue muy contento volando. ¡No toques mi rompecabezas que me lo vas a romper!. miró hacia arriba y vio que el Angelito Benjamin estaba llorando. jugaremos los dos con todo por turnos. Se calló de inmediato y acercándose a su hermana le dio un besito y le dijo: Felipe: Perdón!!! Hermanita. .mega abracito “Crunch” y también le pidió disculpas. volando.