You are on page 1of 1

aire

θα

cladding n2

θL

core n1

cladding n2

Figura 1.19

Para que esto suceda, el ángulo con el que entre la luz en la fibra ha ser inferior
al ángulo θα, figura 1.19. La fibras del tipo descrito, es decir, aquellas en las que el
núcleo lo constituye un medio homogéneo se denominan fibras de salto de índice.
Se define apertura numérica como:
A.N.=senθα.
Es inmediato comprobar que:

(

A.N. = n 12 − n 22

)

1
2

Por tanto, toda la luz de la fuente (láser, LED) que se acople a la fibra que entre en la
misma con un ángulo inferior a θα tendrá la posibilidad de propagarse dentro de la fibra.
Las fibras ópticas son unos elementos ópticos de gran actualidad en la tecnología
de las comunicaciones de alta velocidad y gran ancho de banda, ya que están
sustituyendo al cable de cobre de la telefonía del siglo XIX y al cable coaxial
apantallado más reciente. En la actualidad es posible enviar simultáneamente por cable
de fibra óptica una cantidad de información mucho mayor y con muchas menos
pérdidas energéticas (la fibra no presenta efecto Joule, por ejemplo). Esto es debido al
aumento de la frecuencia de la señal portadora (luz infrarroja), con escasas pérdidas por
absorción, lo que hace que sufra poca atenuación en kilómetros de transmisión. Las
fibras son asimismo utilizadas para llevar luz allí donde es difícil acceder con los
dispositivos tradicionales. Por ejemplo, en la endoscopias en las que hay que iluminar y
tomar imágenes de zonas interiores del cuerpo humano.
Hemos expuesto en este apartado unas primeras nociones sobre fibras ópticas
basadas en la teoría geométrica de la luz. En el apartado siguiente, también desde esta
perspectiva, daremos un paso más para estudiar fibras en las que el índice de refracción
en el núcleo no es constante (gradiente de índice).
4.1 Fibras de gradiente de índice.
Una fibra óptica de gradiente de índice es un cilindro de vidrio en el que el
índice de refracción disminuye progresivamente desde el eje hacia el exterior, es decir,
en función de la distancia radial desde el eje. Si consideramos que su diámetro suele ser
muy pequeño y que la transmisión de la luz se da como se observa en la figura 1.20, se
suele introducir la “aproximación paraxial” para considerar que la propagación es tan
próxima al eje que podemos confundir el elemento de línea “ds” por el elemento de
línea en el eje z, “dz”.

15