LAS INVESTIGACIONES SOBRE

LA CERÁl'.lICA BLANCO SOBRE ROJO
EN LA COSTA CENTRAL
Humberto A. Córdova Conza

La cerámica Blanco sobre Rojo es uno de los temas en arqueología peruana que ha
recibido la menor atención en las últimas décadas. Frecuentemente hallamos en la
bibliografía una cIara preferencia hacia b cultura Lima cuando se quiere caractelizar
el Período Intermedio Temprano en la costa central. Esto puede deberse a la
necesidad de establecer relaciones estilísticas y cronológicas entre Lima y las
grandes culturas de Moche, Recuay y Nazca, dentro del concepto de interacción
para el Intermedio Temprano. Otra explicaci 6n es que el Blanco sobre Rojo
artísticamente no resulta muy atractivo por la ausencia de iconografía definida y la
simplicidad de fo rmas y diseños consistentes '.:: Il decoración bicol or.
Al revi sar la bibliografía hallamos algunas concepciones sobre este período que
nos dan un panorama prelinún:;¡r. Daniel Morales ( 1993) ha interpretado el Blanco
sobre Rojo como una etapa de experimentación de nuevas tecnologías paralelamente
al surgimiento de nuevas formaciones político-sociales. Las poblaciones de csta
época serían grupos transicio nales que no llegaron a tener mayor trascendencia
pero fueron las que engendraron un nuevo orden social que corres ponde al
advenimiento de sociedades con carácter estatal como Moche y Lima. Peter Kaulicke
(1994), tiene un a opinión similar pues asigna el Horizonte Blanco sobre Rojo a un
"período de experimentadores" que abarca desde Chicama a Bolivia.
Pese a lo limitado de las in vestigaciones sobre el Blanco sobre Rojo, sabemos que
estos estudios tuvieron una época de auge que va desde su descubrimiento por
Max Uhle en 1904, pasando por los trabajos de Gordon Willey en la década del 40,
hasta la prop uesta de cronología de Thomas Patterson publi cada en 1966, que es
cuando el Blanco sobre Rojo queda circunscrito a un so lo estilo: Miramar. Por ello,
en este artícul o queremos rev isar los trabajos pi oneros sobre el tema, así como los
materi ales anali zados por dichos autores y apli car algun os lineami entos teóri cos
modernos para una mejor interpretación.
Hablar del Blanco sobre Rojo generalmente nos conduce al tema del estilo Lima, no
solamente por ser su antecede nte inmediato sin o porque ambos comp arten
BIRA 30 (Lima) : 197-2 14 (2003)

nos llevan a pl antear un lapso de contemporaneidad entre ambos es til os. La cerámica Proto Lima era muy distinta por la compl ej id ad de s us diseños: p~ces estili zados o serpie ntes de cabeza triangul ar. Sin embargo. Era la primera vez que se tenía un a mues tra significati va de materi al Blanco sobre Rojo y un a buena tipol ogía basada tanto en rasgos decorativos com o formales. Este fe nómeno de entien'os intrusivos lüe observado. dado q ue no se habían dado los cri terios adec uados para asoc iar especímenes.. LOS INICIOS: NUEVOS ESTILOS La a lfarería del Período Inte rmedi o Tempran o se dio a co noce r co n las investigaciones de Max Uhl e en 1904 (Kroeber. Conociendo la amplitud del área de distribución del Bl anco sobre Roj o (que va desde Jambelí en Ecuador has ta lea) . valle de Chane ay. 1. y reali zadas en vasos. al menos en una fase transicional. por lo que se suponía que la cerámica Blanco sobre Roj o era pos teri or e intru si va al Proto Lima. Esta cerámica se caracterizaba por diseños geométri cos hechos en pintura blanca sobre su perficie roja o ma rró n. Las relaciones en tre un o y otro tipo de cerán ' ica fueron defini das a partir de una situación muy peculi ar: el material Proto Lima había sido hall ado mayormente roto e incompleto en fosas con teniendo vas ij as intactas Blanco sobre R ojo. por G . res ulta bastante útil en la actua lidad. dando una nueva interp retac ió n. y las ev idencias estrati gráficas en Cen'o Trinidad y Ancón. . elementos decorativos. En Cen'o T rinidad . cuencos y cántaros mamiformes. útil también para observar las relaciones con el estil o Lima. principalmente e n plato s.LAS INVESTIGACIONES SOBRE LA CERÁMICA BLANCO SOBRE ROJO . Pese a que el ord enamiento de Uhl e era erróneo . cuerpo aselTado y entrelazadas entre sí. Kroeber. y reservó el té rmino Proto Lima para los materi ales algo más tardíos procedente de Nievería. Estas caracterís ticas. definimos un área de investigación entre los vall es de Huaura y Lurín . 1926) reali zadas en los si tios de Calera de Jegoan y CelTa Trinidad. la clasificación que hizo. rebauti zó la cerámi ca de Ce rro Trinidad con el nombre in glés Jnter[ocking (entrelazado) según la pos ición de los diseños serpenliform es . ade más. 198 . califi cándolo de subj eti vo. tan to ["ormal como decorativa. cua ndo A lfred Kroeber revisó y publi có en 1926 el material sobre Chancay de U hl e. Will ey en Cerro Trinidad . platos. mostró sus di sc repancias con e l orden crono lóg ico dado al Blanco sobre Rojo y Pro to Lima. oll as y cá ntaros mamifoll11es . como ve remos. dos de sus fases correspondían al Período Intermedi o Temprano y se denominaban Blanco sobre Roj o y Proto Lima. Uhle prop uso un a secuencia cronológica que abarcaba desde las épocas más tempranas hasta la aparición de la cerámica Chancay .

e n Cerro Trinidad Willey establece una fase imelmedia e n la que coexisten las cerámicas Blanco sobre Roj o e Interl ocking y donde está presente un tipo u-ansicional conocido como Tricolor. e ntre otros as pectos . Estos contextos. En Cerro Trinidad los trabajos fueron m ás intensivos pues realizó siete pozos de cateo y pl an teó una larga sec ue ncia que iba desde el Blanco sobre Rojo has ta la época de la cerámica Chancay. U no de los principales logros de Willey es la redefinición de la pos ic ión temporal del Bl anco sobre Roj o como anterior al Inrerlocking e n base a datos estratigráficos. 1). un a situac ió n in versa para épocas a nteriores: poblaciones Bl anco sobre Roj o que optan por el nue vo es til o y se enti erran co n vasijas Interl ocki ng. NUEVOS MÉTODOS: ESTRATIGRAFÍA Y CONTEXTOS A in icios de la década del 40 se reali zó un program a de in ves tigacio nes e n la costa central a ca rgo del In stitute of Andea n Researc h que in cluyó lu gares como Pac hacamac . Go rdo n Willey (1943) hi zo excavacio nes también e n Cerro Trinidad y e n el rec ie ntem e nte desc ubi erto sitio de Baños de Boza (Fig. si bien el red ucido tamaño de los cateas era un factor limitante. co nstruid os éstos co n adobes pla no co nvexos . A pesar de estos aportes . II Y1II la es tratigrafía es más sencill a de modo que. La in fomlación de contextos funerarios fue de vital importancia para las asociaciones y para sustentar contemporaneidad entre tipos como ollas carenadas co n o sin c uell o y los cántaros mamiformes. Ancón y Chancay. Willey tambi én obtuvo info rmació n sobre la arquitectura. De be mos resaltar el hall azgo de o frendas 199 . especialmente para determinar la función. tal vez como una ex pres ió n de m ayor estat us. es tas unidades no aportaron mucho para defi nir las fases oc upac ionales del s itio . además. En los pozos 1. as í como un a clasifi cac ión formal y decorativa simi lar a la de Uh le. Ade más. En Baños de B oza Will ey excavó cuat ro pozos de cateo aun que no muestra plano de su ubi cac ión. a nuestro parecer. Como resultado de estos trabajos se refomlul aro n las relacio nes temporales entre el Bl anco sobre Roj o y el Interlocking. ay ud aron a Will ey a expli car el fenó meno hall ado por Uhle sobre piezas e nteras Bl anco sobre Rojo asociadas a fragme ntaria Interloc king: poblaciones Interlockin g que conservan la prácticas funerar ias anteriores y enti erran a sus muertos cubri éndolos con o ll as Blanco sobre R ojo. dific ultó lograr una cronología m ás clara . Es posible . Tanto e n Baños de Boza com o e n Cerro Trinidad se identificaron pi sos de barro asociados a muros. E n Chancay. eleme nto arq ui tec tó ni co típi co de es ta época (Foto 2). el uso de un a estrati grafía arbitraria.H umberto A. junto co n el uso de ni ve les arbitrarios. Córdova ConZG 2.

200 . Sin embargo. ti empo después . denominado aq uí estil o Playa Grande. pues Willey describe una superposición de tres pisos y rell enos arenosos asoc iados a muros.. paralelamente a los trabaj os de Willey en Chancay. Nuevamente. por es tar ubicado en la cima del montículo. Por estas épocas. Años más tarde. por el uso de hornos abiertos y un nuevo repertorio formal y decorativo que va a tener gran aceptación tan to en la costa como en la sierra. al abandonarse el uso de horn os cerrados y los diseños de tradición chavin oide. La prim era se caracteri zaba por el predomini o de cerámica Blanco sob re Roj o. Peter Kaulicke ( 1994) observa una tendencia en arqueólogos norteameri canos. Finalmente. Ciertamente. pues la única mención que se tiene de plataformas asociadas a este estilo es la que da Patterson (1966) en el sitio de Santa Rosa en el valle de Chillón . es te cambio tecnológico viene a ser un importante indicador cronológico. Las investigaciones de WilIey en el vall e de Chancay yen la costa norte sirvieron. Willey entendi ó al Blanco sobre Rojo como un Horizonte Tecnológico ( 1948). en los pozos 1 y n. Esto lo hicieron apoyados en las ideas de Larca Hoyle. Baños de Boza fue catalogado como un a plataforma de carácter público de filiación netamente Blanco sobre Roj o. Adem ás. 1943). de crear di chos horizontes. pese a la inseguridad cronológica. el uso de ni veles arbitrarios y hori zontales así como el reducido volumen de la muestra indujo a los autores a afirmar que el Blanco sobre Rojo era una modalid ad del Interloc kin g con una li gera diferencia cronol ógica. Cerámica Blanco sobre Roj o también fu e descubi erta en el célebre siti o de Pachacama. los estudi os del Blanco sobre Rojo e Interl ocki ng se intensificaron. para que planteara un primer esquema de relaciones entre norte y SUf. especialmente si correlacionamos nuestra infOImación con las cronologías clásicas del área andina. Strong y Evans (Willey. En ambas fases . Ernesto Tabío ( 1965) excavó en la zo na de Pl aya Grande donde observó dos fases de ocupac ión. así como uñ entierro co n tres piezas cerámicas asociadas en el pozo lII. El pozo IV. al colocar Salinar (Blanco sobre Rojo) y Virú (Negati vo) entre Cupi snique y Mochica. su apari ción constitu ye un cambio significativo en la m anufactura cerámica.LAS INVESTIGACIONES SOBRE LA CERÁMICA BLANCO SOBRE ROJO . por aquellos años. Strong y Evans (1952) confirmaron la posición temporal de ambos estil os-horizontes con sus excavaciones en Virú . defini ó un Horizonte Negativo como posterior al Blanco sobre Rojo y anteri or a Lima y Moche. En la segunda fase la situaci ón se in vierte y predom ina el esti lo Playa Grande. Al mi smo tiempo. di o mayores datos sobre la oc upación del sitio. en el Templo Viejo. Era la primera vez que se proponía la existencia de una estructura de elite para esta época. encontramos el elemento transicional Tricolor. plantearon una prol ongada secuencia oc upacional que incl uía las fases Blanco sobre Roj o e Interlocking. En una primera oportunidad. a medi ados de la década del 50.

La secuencia Miramar se elaboró en base a una seriación de materiales de Ancón y consta de cuatro fases: Base Aérea. Thomas Patterson (1966) elaboró una nueva cronología para los estilos Miramar e Interlocking. así como sus claros nexos con el estilo Lima. rebautizando este último como Lima. LAS CRONOLOGÍAS CLÁSICAS A finales de la década del 50 existe un claro interés en dar un ordenamiento final para todas las cronologías propuestas en el Perú. etc. cOlTelaciona el desarrollo de la cerámica con los asentamientos en su área de estudio. Aramburú . como una plataforma pública. cuando se desarrolla arquitectura pública de grandes dimensiones como Cerro Culebras. Poco tiempo después.a Es interesante observar que a lo largo de esta secuencia se da una coexistencia entre ambos estilos y un desplazamiento gradual de uno a otro. así como un juego de diseños "Croshatching" que indicaba una relación cercana con Playa Grande. contemporáneo con los momentos finales del Blanco sobre Rojo de Chancay y anterior a Playa Grande. Lanning ubicó a Miramar en una época posterior al estilo Ancón Monocromo Inciso. Debemos señalar que Patterson hizo una primera propuesta cronológica de estos dos grandes estilos publicada en 1961. Edward P. Es así como en el valle de lea. El estilo Mirarnar se caracteriza no solamente por la típica decoración con pintura blanca sino por una alta incidencia de pigmento negro.Humberto A. Lanning (1963) definió en Ancón un estilo conocido como Miramar. Juliana. Thomas Patterson. 3. Polvorín . El carácter transicional de la cerámica Tricolor quedó establecido en esta secuencia. Desafortunadamente es un manuscrito de 201 . Por esta razón . Córdova Com. lo cual era un claro indicador cronológico. En este tema hubiese sido muy útil observar ejemplos de la arquitectura del Blanco sobre Rojo pero el autor pone mayor énfasis en la época Lima. La secuencia Lima consta de nueve fases y se hizo a partir de cerámica procedente del valle bajo del Chillón. por tanto no considera a Miramar como una fase transicional. Urbanización y Tricolor. además . Para esta nueva secuencia se recurrió a una metodología combinada de seriación y excavaciones restringidas. Siguiendo los lineamientos de Lanning y Rowe. Para la época Miramar menciona solamente el sitio Santa Rosa (PV 46-78) en el valle del Chillón. J ohn Rowe (1962) llega a plantear una secuencia maestra que podía correlacionarse con cualquier lugar del área andina. reestudiando los materiales de Tabío. Debemos resaltar que en todo momento Lanning diferencia a Miramar del Tricolor de Cerro Trinidad hallado por Willey.

. co nocida como fase D. Al afirmar esto. ubicada al fi nali zar la quebrada de Jicamarca . lo cual explica el hecho de que las fases finales de Baños de Boza sean contemporáneas con los momentos iniciales de Playa Grande. debemos considerar también las diferencias fun cionales de los sitios investigados y contextos de do nde proceden sus materiales. sin embargo. Thomas Patterso n presentó una secuencia de tres fases -tanto de los estilos Baños de Boza como de los de Playa Grande. En dicho te xto . a la luz de los últimos descubrimientos .. Patterson . Jorge Silva y otros ( 1983) e laboraron un a vasta secuencia dentro de la cual se identi ficó un tipo de cerámi ca coetánea a Bañ os de Boza. La cronología de Patterson de 1966 pronto se convirtió e n una secuencia maestra para las investigaciones sobre Lima y Blanco sobre Roj o. se observó que el suelo presenta algun as características particul ares al estar comp ues to por deposiciones alu viónicas que le dan un a consistencia arcillosa. pero creemos que es mejor aplicarlo a materiales de superficie y/o sin contexto. señala que esta secuencia consta de fases esti lís ticas. La fase D correspo ndía al Blanco sobre Roj o aunque no estaba plenamente 202 . 1963). poca difusión . informac ión que habría dado un mayor sustento a la cro nología. mas no cronológicas. INVESTIGACIONES EN EL VALLE DEL RÍMAC Las investigaci ones en el valle del Rímac evidenciaron la amplia variedad estilísti ca en el Período Intennedio Tempran o. Recordemos que s us m ateriales proceden principalmente de los valles de Chillón y Rímac.basado en una metodología de seri ación del material excavado en Cerro Trinidad por Max Uhle y Gordon Willey. pudiend o ser éstos de carácter ceremonial o doméstico. en la extensa llanura de Huachipa. esta sec uencia necesita una revisión seria. fe nómeno que fue advertido también estratigráficamente por otros investigadores. principalmente en Miramar. De este último Patterson utili zó los materiales procedentes de tumbas y estudió las asoc iacio nes para es tabl ecer ran gos de co ntempora neidad entre di fe rentes formas y diseños. no desmerecemos el valor del método de seriación. En Huac hipa. Por otro lado. El primer as pecto cuestionable es la ausencia del dato estratigráfico en varias de sus fases . 4.LAS INVEST IGACIO NES SOBRE LA CERÁMICA BLANCO SOBRE ROJO . muchas de las diferencias estilísticas en Lim a que Patterson asume como tem porales pueden ser vari acio nes espaciales. Así. Paralel amente. del cuallenemos solo algunas referencias (Lanning. empero. Esto condiciona el anál isis estratigráfi co por lo que es necesari o diferenciar co ntextos en deposiciones primarias de materiales acarreados.

1977) y E l Panel (Paredes.HumberlO A. las cuales estarían relacionad as con las exp res iones reg ionales Bl anco sobre Rojo en la costa ce ntral. Años desp ués. M akowsky propon e una duració n no mayo r de tres s ig los. en el vall e de Lurin . Y caracteri zar plenamente el Blanco sobre Rojo en la sub fase D2 . además de tazas y pl atos hondos. Paralelamente a las investigaciones de Silva. 1994). A pesar de que fue una investigación preliminar. 5. 1993 y 1996). Dentro del área urbana de Lima. tambores . se logró detenninar un tipo de ocupación doméstica si n arquitectura y cerámica Blanco sobre Rojo que muestra fili acio nes con la fase Huachipa Jicamarca D de Si lvay con Huayco y Pinaza de Palacios. figurines y botellas de doble pico. Ell o pennitió desc ubrir las relaciones del Blanco sobre Rojo con estilos anteriores de rasgos inc isos . figurin as . Dicha cerámica consiste en ollas sin cuell o. La muestra de Palacios nos parece más representati va por cuanto pem1ite hacer mejores comparaciones con las colecciones de Miramar y el valle de Chancay. 1984). e n v ista de la uniformidad de la cerámica. Pa lac ios ( 1987. Vi ll a El Sal vador (Rav ines y Stothert. ollas con cuello. Córdova COIlW caracteri zado pues e l lote era peq ueño y poco representativo . otras con cuell o corto. AL SUR DE LIMA Hacia el sur. La decoración es sencill a. establece paralelos con la cerám ica Huachipa. pese al alto grado de destrucción de la zona por parte de los ladrilleros. Es interesante tambi én el hall azgo de cisternas y restos de habitaciones. inci so en pasta 203 . específicamente con las fases Pinazo y Huayco Inicial propuestas por J . donde estas características se repiten. como se da en la subfase DI . encontramos un panorama mu y distinto en cuanto a es til os de l Período Inte rm edio Temprano. en el distrito de San Juan de Lurigancho. Jonathan Palacios ( 1987.1988) propuso otra secuencia en la que un tipo de cerámica relacionada al Blanco sobre R ojo se ubica en sus fases Pinaza y Huayco. con o si n asas . 1999 y Makows ky y Cornejo . E n Tab lada de Lurín . Las formas consisten en platos hondos. ex iste un sitio conocido como E l Triunfo (Abanto. Tal es lo que se observa e n las co lecciones de Tablada de LurÍn (Cárd enas. De con filmarse la coexistencia de decoración en pin tura blanca con incisa punteada . a partir de la presencia de cántaros cara-cue ll o. Si lva refo1l11uló su secuencia de Huachipa (S ilva y García 1997) subdividiendo la fase Den 1 y 2. consta de franjas gruesas verticales.J 988). podremos establecer relaciones más claras co n los estil os de Lurín. tanto en oll as como en platos. o ll as co n asas laterales y técnicas decorativas como aplicado. pero co n rasgos m orfológicos di stintos. Además .

EL VALLE DE HUAURA Una contribución muy importante al estudio del fenómeno Blanco sobre Rojo se refiere a las excavaciones de Ruth Shady y Arturo Ruiz Estrada (1979) en V égueta. la función del conjunto arquitectónico no quedó bien establecida aunque correspondería a una plataforma con patio y escalinata de acceso (Stothert y Ravines. la cerámica Blanco sobre Rojo de V égueta conespondería a las fases tempranas de dicha secuencia. De manera similar podríamos hablar de la cerámica Lima allí presente pues los diseños son curvilíneos. impidió establecer una asociación precisa entre la arquitectura y los restos culturales en la periferia del sitio. 1992) la cerámica pertenece a la misma tradición de Tablada de Lurín. desde donde se difundieron hacia el sur. 6. tinajas y cántaros de cuello recto. 204 . 1977).LAS INVESTIGACIONES SOBRE LA CERÁMICA BLANCO SOBRE ROJO . En las dos unidades excavadas la estratigrafía presenta algunas pecuharidades: la principal es que no existe un distribución continua de la cerámica por lo que es difícil plantear una secuencia estratigráfica. además de diseños más elaborados y una alta incidencia de decoración Rojo sobre Blanco. valle de Huaura. Lamentablemente. pintura blanca post cocción y formas escultóricas zoomorfas.. supuestamente contemporáneos. cuero. a pesar de ser anterior a esta cerámica. Así. Shady y Ruiz sostienen . producto del huaqueo. Si bien esta cerámica fue asignada a las fases iniciales del Período Intermedio Temprano. razón por la cual los autores correlacionan sus rasgos estilísticos con la secuencia de Patterson.. muy distintos a los rasgos cuadrangulares que se observan al sur (Shady y Ruiz. Un dato interesante se refiere a la arquitectura del sitio excavado por Stothert y Ravines la cual. mostraban en algunos lugares el uso de adobes plano convexos semejantes a los de Baños de Boza. que las técnicas decorativas que serían tan populares en el estilo Lima se habrían oliginado en Végueta. Del mismo modo. 6' ). como es la presencia de ollas. lo cual sugiere un estilo distinto pero emparentado. 1999). Tenemos una fuerte concentración de cerámica en los niveles V y VI. En los dos sitios investigados de Villa El Salvador (Ravines y Stothert. Fig. suele tener rasgos que la distinguen de los estilos de los valles del sur. 1977 y Delgado. Una característica pecualiar de este grupo es el uso de decoración Rojo sobre Blanco y piezas zoomorfas. están presentes en Baños de Boza. 1979. Algunos de estos elementos. según ciertas investigaciones (Córdova. además. el alto grado de destrucción de Villa El Salvador.

Si nos concentramos sólo en el análisis de la cerámica encontraremos una variabilidad considerable de rasgos . Han sido pocos quienes se han ocupado de la organización social y política de los pueblos del período Blanco sobre Rojo. P o r esta razó n . Córdova Con za ALGUNAS INTERPRÉTACIONES y CONCLUSIONES PRELIMINARES En este breve texto. pero correlacionada con la de Patterson. Nuestras excavaciones aportaron datos sobre el desarrollo político al defi nir una plataforma construida totalmente con adobes plano convexos. no es posible aplicar plenamente la secuencia Miramar a Baños de Boza. Sabemos que no es una labor sencilla y que requeriría un estudio de patrón de asentamiento. la cual sólo podrá ser confirmada mediante futuro s trabaj os de campo. así como los pocos estudios sobre la organización social para este período. quisimos ahondar en este tema y recurrimos a estudios en otras partes de la costa. y con ocupación Blanco sobre Rojo según la cerámica en superficie (Foto 1). uno de los factores que dificultan la investigación es el acelerado avance urbano y agrícola en los valles del Chillón y Rimac. en la que se puede definir varios estilos. 1) a fin de esclarecer el problema de la temporalidad en el Blanco sobre Rojo (Córdova. El sitio de Baños de Boza no sería el único con estas características en la zona pues existe otro montículo con rasgos de plataforma que denominamos sitio 2. como la ausencia de datos estratigráficos en algunas de las cronologías para la costa central. Es por esto que una generalización no sería la vía más apropiada. por tanto. confirmamos la idea inicial respecto a las diferencias estilísticas entre Chancay y Ancón y que. Señalamos aquí algunos aspectos de la información que merecen ser complementados . una secuencia cerámica de cuatro fases correlacionada con seis momentos constructivos del sitio. aún por investigar. Timothy Earle ( 1972) planteó una cronología distinta. como el hablar de un supuesto horizonte. que ha destruido muchos sitios arqueológicos y hace imposible un a nueva prospección para co nfirmar las re ferencia s de o tros a u tores. Para el valle de Lurín . Con estos antecedentes decidimos en 1997 realizar excavaciones en el sitio epónimo de Baños de Boza (Fig. a pesar de lo limitado de las excavaciones. Planteamos.05 . propuesto por Willey en su época. con función ceremonial. 1999 y 2003).Humberto A. por lo cual. Estas características reflejan una sociedad estratificada. Esta secuencia cultural consistía de se is fases 2. co n s ullanl0S información de otros valles a fin de plantear una hipótes is para Chancay. Además. nuestro objetivo fue mostrar el estado de las investigaciones sobre la cerámica Blanco sobre Rojo . Además. así.

. Dicho mode lo es básicamente un sistema de interacciones entre tres áreas del valle. la situación se in vierte y las poblaciones recurren mayo rm ente a la cerámica de l valle bajo . E l análisis cerámico de Baños de Boza tamb ién puede aprox imarse a la organización prod ucti va . época Lima. En esta investigación observam os nuevamente una mayor atenci ón al período Lima pues describe la época Blanco sobre Rojo escuetamente. cuando supuestamen te predomina el Blanco so bre Rojo. alto. Durante las cuatro primeras fases del Período IntelTl1edi o Temprano. La expansión Lim a vendrá a cambi ar todo es te panorama. La propues ta de Patterso n.. Patterson . arquitectura. Patterson . caracteri zada por un índice pobl acional estable . A partir de la fase 5. Mc Carthy y Dunn es un buen inicio para futuras in ves ti gaciones . y abarcaba varios aspectos como población. para lo cual manej ó un a metodología de prospección y reco lección de superficie . generándose un a serie de eventos como la co nstrucción y control de canales de in·igación. y cuyos límites flu ctúan según sus fases. Esto tendría distintas interpretacio nes: puede tratarse de una influencia netamente estilísti ca o. aún no corroborados arqueológicamente . con repercusiones sociales y políticas. El estudi o de la organi zación socio-política del valle de Lurín fue conti nuado por T. asociados a estructuras pequeñas y aisladas. basándose en la idea a priori de la presencia de dos grupos de cerámica: d oméstica y s untu ari a. subsistencia y cerámica. quienes propusieron un modelo complejo de poblarruento y manejo de recursos a partir de la evidencia del patrón de asentarruento y distrib ució n de la cerámi ca. indica un desarroll o alfare ro más sofisticado y de mayor ran go. de un a forma de invasión . Mc Carth y y Dunn (1982). ¿Sería éste un tipo de cerám ica de e lil e? Si bi e n aún no te nem os los e le me ntos necesar ios para una mej or interpretac ión m anejamos un principio básico para plantear la hipótesis: la cerámica 2CX5 . Las interpretaciones de estos tres autores se basa n en datos etn ohi stóricos. Solamente el estil o Lumbra (Fig. carac teri zado por diseños bien elaborados co nsiste ntes e n romb os co n círc ul os co ncént ri cos reali zados en co lor ama rill o. En B a ños de Bo za no se o bserva es ta dife rencia es pec ialmente en cuanto a decorac ión. una diferenciación jerárquica marcada y el surgimiento de unidades políticas autÓnomas . 2). Las dos primeras fases de Earle serían contemporáneas a Miramar. con ase ntamientos disuibuidos itTegu1annente en las partes baj as del valle yen las quebradas. baj o e intermedio. por otro lado. pues toda la cerámica presenta diseños sencill os de líneas en platos. mientras que las fases 3 a 6 corresponderían a Lima. Mc Carthy y Dunn no inciden mucho en e l período Bl anco sobre Roj o pero se pu eden obtener datos importantes. LAS INVESTIGAC IO NES SOBRE LA CERÁMICA BLANCO SOBRE ROJO . la mayor parte de la población del valle de LurÍn utilizaba cerámica de la zona alta. aunque posiblemen te fo ráneo..

Marzo. Córdova Con za doméstica se descarta con más frec uencia y se halla en abu ndancia en los basura les. A modo de hipótesis sugerimos que esta jerarqui zac ió n no habría sido mu y marcada. Pontil'i cia Uni versidad Católi ca elel Perú . en próximas investigaciones. es necesario que los estudios profundicen m ás en otros aspectos de la vida de esta població n. W 1. segú n las características morfofuncionales del si ti o e pónimo (Có rd ova. Juli o 1994 "El Triunfo.HUlIlb erto A. co mo patrones fu nerarios y arquitectura dom éstica. Baños de Boza es un buen ej emplo de sociedad j erarqui zada en el val le baj o de C ha ncay. 1958-1 989. mi entras que la ceremonial se conserva y arqueológicamente yace en entierros . En : Arqueología Andina. Queremos co ncluir enfatizando algunos aspectos de nuestra investigación . pues no se o bserva un a segregación estilística que nos lleve a definir piezas de elite y domésticas. Todo elJ o coi ncide con las características básicas del Intermed io Temprano.. O Bibliogl'afía ABA NTO LLAQUE. co n claras diferencias co n e l posterior estilo Lima. Mercedes 1999 Exca1'Qción en Tablada de LlIrín. de mod o que no puede ser catal ogada como una etapa transicional. basándose en la cerámica. además. cuando surgen unidades políticas autó nomas y nuevos esti los que se independizan de la influe ncia C havín. Só lo así podrem os contrastar mejor las ideas que hasta ahora se manejan sobre e l Blanco sobre Roj o en la costa central. Lima. En nuestras excavaciones hall am os cerámica Lumbra en pequeñ as cantidades. pp 52-61. Finalmente. 1999 y 2003). Revista de Investigaciones. Lima. 2W . indagar posibles e nti erros en la periferia del sitio y contextuali zar mejor al estil o Lumbra. La cerámi ca de Baños de Boza. Patl'Ollesfunera rios. 70 pp. Direcc ión Académica de In ves tigación. PUCP. 64 láms. Humberto 1999 Baños de Boza: Cronología y Estilo de la Tradición Bl anco sobre Rojo. muestra un repertorio de formas y decoración mu y propios. pues. CÁRDENAS . en relación al resto de cerám ica Bl anco sobre Rojo recuperada en grandes volúmenes. Tesis de Li cenciatura. Tomo r. y 46 fotos. Lima. un sitio del Intermedio Temprano en San Ju an de LUligancho'·. Instituto Ri vaAgüero . CÓRDOVA. Sería necesario.

Berkeley. Lima. University of Califo rni a Publicati ons in Ameri can Archaeology and Ethnology. Edward 1963 "Lurín Valle y.1993.LAS INVESTIGACIONES SOBRE LA CERÁMICA BLANCO SOBRE ROJO . Editori al Brasa. Historia general del Perú. Vol. Vol. EARLE. 1. En: Gaceta Arqueológica Andina. En : Gaceta Arqueológica Andina N° 16. Alfred 1926 LANNING. Cambridge. The Uhle Polte/)' Collectionsfrom Chancay. 2003 "La cerámica Blanco sobre Rojo en el valle de Chancay y sus rel ac iones con el estilo Lima". Lima. Ma 02138. PAREDES. En: Willay. "Los orígenes de la ci vilización andina en el Perú". Krzysztof y CORNEJO. pp. . MORALES CHOCANO. Editori al Milla Batres. N° 1.. Agosto. Vol. MAKOWSKY.69-100. Winter 1992/S pring 1993. Lima. pp. Daniel 1993 "Arqueología" en Compendio Histórico del Perú. Li ma. USA. pp. XXI (7) . Revista 1992 del Mu seo de la Nación. Harvard Uni versity. N° 10. Peabody Mu se um . En American Antiquity. Newsletter of Andean Anthropological Research Group. En : Ñawpa Pacha N° 1. Lima. Central Coast of Perú". Mercedes "In vesti gaci ones en Villa El Salvador". . Thimoty 1972 KAULICKE. En: Boletín del Instituto Francés de Estudios Andinos. PALACIOS. 47-60. 32 (1). Perú : Early Intermedi ate Period Se ttl e ment Development". lNDEA. Lima. 39/40. "An Earl y Pottery Co llection from Ancón. 37. 467-477. DELGADO . Jonath an "La sec uencia de la cerámica temp rana del valle del Rímac en 1987-1 98 8 Huachipa" . N° 4. Peter 1994 KROEBER. l NDEA. En: Pachacamac. Berkeley. Miguel 1993 Info rme de las excavaciones en Tablada de LurÍn 199 1. 13-34. Vol!. pp. Ponciano 1984 208 "El Panel (pachacamac) : Nuevo tipo de enterramiento".

Perú. PATIERSON. John 1962 " Stages and Periods in Archaeological Interpretarion". SILVA.HumberlO A. Lima. ROWE. New York . Alburquerque. En: Arqueología y Sociedad N° 9. Lima. Museo de Arqueología y Etnología de la Uni versidad Nacional Mayor de San Marcos . pp. Rogger 1977 "In vesti gaciones arqueológicas en Vill a El Salvador". N° 43. Jorge. Kenneth. STOTHERT. University of Cali fornia Publi ca tion s in Anthropology 3. HIRTH. y DUNN. Thomas Patlern and Process in the Early fntermediale Period pOltery of the 1966 ce ntral of Perú. cronología y desarrollo sociopolítico en el Rímac". En: Arqueológica N° 18. En : Southwestern Joumal ofAnthropology. En: Revista del Museo Nacional . Lima. José 1983 "El Formati vo en el val le del Rímac" . Berkeley. Rubén y PINILLA. Clifford 1952 Cultural Stratigraphy in the Virú Valle)'. Arturo 1979 "Huaura-costa central. interacción regional en el Período Intermedio Temprano" . Tomo 26. STRONG . . Jorge y GARCÍA . during the Early Intermediate Period". Robert 1982 "Polities in the Lurin Valley. Córdova Com:a PATIERSON. La Habana. N° 2. Academia de Ciencias de la Repúbli ca de Cuba. Rubén 1997 " Huac hipa-Jicamarca. Karen y RAVINES . 6 1-82. En: Boletín del lnstitulO Francés de Estudios Andinos. GARCÍA. SHADY. TABío. Ernesto 1965 Excavacio nes en la costa central del Perú. 18 (1): 40-54. Lima. Ruth y RUIZ ESTRADA. Duncan y EVANS . Southem Perú: Th e Fonnative and Florescent Epochs. Departamento de Antropología. Columbia University Press. John P. Thomas . Museo Nacional de Arqueología y Antropología del Perú. MC CARTHY. SILVA . En : Ñawpa Pacha W 20.

Columbia University Press. (4): pp. " A func[ional analy sis of " hori zon sty les " .LAS INVESTIGACIONES SOBRE LA CERÁMICA BLANCO SOBRE ROJO . Gordon 1943 1948 210 Excavations in [he Chancay Valley. .. Menasha. 8-15 . Memories of [he Society of American Archaeology. Archaeological Studies in Perú. WILLEY. New York. 1941-1942.. Wendell Bennett comp. En : Pe ru vian Archaelogy.

.N Unílos d e Uoz . Ubicación de Baños de Boza . • 11 2 :J 4 10u Figura 1.

LAS INVESTIGACIONES SOBRE LA CERÁMICA BLANCO SOBRE ROJO D E _~'AlUtÓN o 2 Figura 2. Estilo Lumbra 212 :J 4 5 6 .

Córdova Conza Foto 1: Vista aérea de Baños de Boza a. Sitio de Baños de Boza b.Humb erto A. Sitio 2 213 .

. Foto 2: Detalles de la arquitectura de Baños de Boza 214 .LAS INVESTIGACIONES SOBRE LA CERÁMICA BLANCO SOBRE ROJO ..