You are on page 1of 3

POIESIS

Paciente
Paciente es aquel que sufre serenamente,
como es azul el cielo, brillante y sin nubes;
aunque de vez en cuando blancas sombras pasan,
nada permanente en aquel vacío trazan.
Pureza
Sólo si el charco es pequeño
lo ensucia gota de aceite;
que al mar inmenso no enturbia
lo que llevan sus vertientes.
Canto Kogui de la Creación1
I
Nace el primer hombre
Cuando todo estaba oscuro,
primero solo estaba el mar;
sol, luna ni gente había,
ni seres vivos: mar puro.
Ese mar era la Madre:
río, laguna y arroyo;
mar de agua en todas partes,
Gaulchovang era su nombre.
Cosa alguna era la Madre,
Ella era Alúna, era Espíritu;
Base y Raíz fue la Madre,
sola en sus profundidades.
Matriz de lo que vendría,
desde su seno profundo
nueve mundos se formaron
y luego amanecería.
Padre y Madre en el primero
dieron origen al Hijo;
1

Adaptado de Reichel-Dolmatoff, Gerardo. Los Kogi: una tribu indígena de la Sierra Nevada de Santa Marta, vol 2.

Luego en el séptimo mundo corrió sangre por el cuerpo. en espíritu Padre nuestro. cuerpo entero. Dueños del Mundo nacieron: Uno Búnkua-sé Azul era.en el segundo había un Jaguar. pelo del pubis materno. el primero de los hombres. Todo el mundo se partió en dos: Azul era el lado Izquierdo Negro era el lado Derecho. el otro Búnkua-sé Negro. fue el primero en imaginar cómo iríamos a quedar. a la gente de sólo pies la Madre quiso hacer hablar. En el cuarto mundo un Padre. Sai-taná era su nombre. En el tercero nacieron gentes sin huesos ni fuerza. el de la casa primordial. Entonces en quinto mundo. . cada uno de nueve Dueños. Sexto mundo. cual gusanos y lombrices que de la Madre salieron. los Padres casa a levantar. Después en octavo mundo Padres y Dueños llegaron en cuatro grupos de nueve: casi todo era completo. aunque también más gusanos y demás seres nacieron. Al fin en noveno mundo _ con nueve Búkua-sé Blancos _ en un árbol sobre la mar. mezclado con sangre menstrual. Entonces nació Sintaná.

. mas después de tres intentos.Luego de soplar su aliento. finalmente salió el hombre como hoy lo conocemos.