El primer gran problema que surge es que las metodologías existentes no son suficientes o

adecuadas al momento de interpretar individuos mayores de 60 años, los que representan un
30% del total de la muestra.
Por un lado, el método propuesto por Suchey & Brooks (1990), si bien es uno de los más
eficientes en muestras de individuos con edades de 20 y 40 años, es poco recomendable para
muestras de individuos mayores de 60 años, pues tiende a subestimar la edad de muerte. Esto
ocurre de igual manera en el método propuesto por Iscan, Loth & Wright (1984) propicio para
individuos de 30 a 50 años y el mecanismo estimado por Meindl & Lovejoy (1985). Por otra
parte, El 70% de la muestra restante, se ve enfrentada a otros peligrosos sesgos. Con el método
de Osborne et al. (2004), dirigido a un rango etario entre los 40 y 60 años, se sobreestima a los
menores de 40 años, y se desestima la variable sexo [referenciar!]. En particular, este método de
medición de edad tiene la ventaja de que el hito anatómico, en terreno, tiene mejor preservación
que la sínfisis púbica, la cual tiende a destruirse más fácilmente al ser una zona más frágil
(CITAR) pero por su parte, tiene la dificultad que morfoscópicamente es más difícil de visualizar
ya que los cambios son más complejos y con mayor cantidad de variables. Sin embargo, fue el
método más cercano a la edad de cada colección, con las variaciones morfoscópicas más
consecuentes y fáciles de observar. Mas no siempre tuvimos acceso a la cuarta costilla derecha,
por lo que en algunos casos tuvimos que usar la quinta (estando todas las piezas) o usar de la
tercera a la décima cuando estaba incompleto (sólo se puede hasta la novena, por lo que hay un
porcentaje de que la costilla elegida esté fuera de los parámetros de la estimación).

B0115

B0214

Por su parte, el método de obliteración de las suturas craneales propuesto por Meindl y Lovejoy
(1985) tiene como supuesto, que el sexo y la población tienen tasas de obliteración similares,
por lo que el método puede ser aplicado a cualquier individuo. Mas, por lo visto en el práctico y
en concordancia con la bibliografía, el estimador resulta ser el menos preciso de los trabajados,
puesto que, el cierre de las suturas presenta de por sí un alto grado de variabilidad individual
que puede estar afectada por la propia morfología del cráneo, patologías, acción tafonómica o
procesos culturales (como la deformación craneana) lo que alteraría la obliteración normal de las
suturas. A pesar de que por lo visto en clases, el método Antero-Lateral es más confiable, en
nuestro caso, la duda respecto a la tafonomía de algunos individuos y la falta de práctica, nos
llevó a sentirnos más cómodos con el método de la bóveda craneal, siendo igual aún, un método
no tan práctico como los otros (aunque debemos tener en cuenta que ningún estimador es mejor
por sí solo).

Suturas completamente obliteradas individuo B0265 Suturas en nivel 1-2 de obliteración B0225

Si bien la información que proveen los huesos humanos es de suma importancia, a través de
ellos se puede inferir características biológicas, patologías, estado nutricional e inclusive pautas
de comportamiento que hayan dejado su huella en los tejidos duros, hay que tener especial
consideración de la especificidad de los contextos de desarrollo y crecimiento.

afectar la velocidad del proceso degenerativo (Franklin 2010). indicadores que resultan extremadamente variables al momento de ser observados: “El envejecimiento es progresivo. Además. Bernis 2004). stress. Es así que la determinación de edad en subadultos se considera más precisa que en adultos pues los indicadores biológicos de crecimiento y desarrollo son relativamente predecibles provocando una correlación positiva entre edad biológica y cronológica (Franklin 2010). ancestría) y extrínsecos (e. Bernis 2004). dental y de remodelación ósea) y por lo tanto se hace necesario un análisis minucioso de todos aquellos indicadores biológicos que caracterizan dicho proceso. ambiente. En adultos. genes.g. tomando en cuenta tanto sus limitantes como sus potencialidades. a nivel óseo. multifactorial y se caracteriza por la disminución progresiva de la capacidad funcional en tejidos y órganos del cuerpo para ajustarse a estímulos ambientales (Schmitt 2002. los cuales se enfocan en indicadores biológicos de crecimiento y desarrollo. además. Sin embargo las referencias más usadas en la actualidad. alimentación. la relación entre edad biológica y cronológica no es constante ni lineal dado que los cambios biológicos no son uniformes y están influenciados. es altamente variable entre los individuos en diferentes circunstancias ambientales . es altamente variable entre los individuos en diferentes circunstancias ambientales pudiendo el control genético. Además. por el contrario. y de factores ambientales y socioeconómicos. irreversible.Las categorías de edad. el sexo y los estilos de vida. El envejecimiento es progresivo. universal. por diferentes factores intrínsecos (e. la estimación de edad sólo se basa en los cambios degenerativos ocurridos durante el envejecimiento humano (i. así como también debido a la influencia del sexo y la nutrición. su aplicación resultaría más confiable en grupos humanos con una misma ancestría. Sin embargo. a aplicabilidad de los métodos analíticos a una muestra o individuo no documentado. están basadas en estudios de poblaciones norteamericanas y europeas. que uno de los grandes problemas de estos procedimientos es asumir la aplicabilidad de métodos estandarizados a una población mundial diversa. Por lo tanto. A diferencia de los procedimientos para individuos subadultos. La heterogeneidad poblacional constituye el límite principal de los métodos de estimación de edad y sexo aplicados a restos esqueletales no documentados (Schmitt 2002) y por lo tanto. patologías y actividad física) que provocan una gran variación dentro y entre poblaciones. Según White y Folkens (2005) la precisión y exactitud en esta problemática dependen de: Los elementos esqueletales disponibles. “ Es así. la variabilidad en las poblaciones humanas conlleva un cierto margen de error en la estimación de la edad biológica y se expresa en los distintos grados de precisión2 y exactitud3 (Schmitt et al. multifactorial y se caracteriza por la disminución progresiva de la capacidad funcional en tejidos y órganos del cuerpo para ajustarse a estímulos ambientales (Schmitt 2002. Los métodos utilizados. universal.e. los procedimientos utilizados en individuos adultos deben dirigirse a cambios degenerativos ocurridos en el envejecimiento humano. entre otros (Krenzer 2006). Krenzer 2006). Es por esto que estimamos que una correcta interpretación de los datos debe utilizar conjuntamente las metodologías propuestas.g.“estudios han demostrado la presencia de gran variabilidad entre individuos de una misma población y entre poblaciones (Ubelaker 2005) como producto de la interacción entre el material genético y el medio. irreversible. Los procedimientos de estimación de edad en adultos nos parecen especialmente insuficientes en términos de precisión y exactitud. sexo. 2002. La composición de la muestra.

Es así como de los cuatro procedimientos utilizados en el análisis. el sexo y los estilos de vida. Por otro lado. el método de obliteración de las suturas craneales propuesto por Meindl y Lovejoy (1985) tiene como supuesto. Mas no siempre tuvimos acceso a la cuarta costilla derecha. están basadas en estudios de poblaciones norteamericanas y europeas. se sobreestima a los menores de 40 años.” A más avanzada edad. siendo igual aún. y de factores ambientales y socioeconómicos. Esto ocurre de igual manera en el método propuesto por Iscan. acción tafonómica o procesos culturales (como la deformación craneana) lo que alteraría la obliteración normal de las suturas. . la duda respecto a la tafonomía de algunos individuos y la falta de práctica. Sin embargo las referencias más usadas en la actualidad. afectar la velocidad del proceso degenerativo (Franklin 2010). Por otra parte. por lo que hay un porcentaje de que la costilla elegida esté fuera de los parámetros de la estimación). patologías. el estimador resulta ser el menos preciso de los trabajados. Sin embargo. puesto que el cierre de las suturas presenta de por sí un alto grado de variabilidad individual que puede estar afectada por la propia morfología del cráneo. si bien es uno de los más eficientes en muestras de individuos con edades de 20 y 40 años es poco recomendable para muestras de individuos mayores de 60 años pues tiende a subestimar la edad de muerte. “Estudios han demostrado la presencia de gran variabilidad entre individuos de una misma población y entre poblaciones (Ubelaker 2005) como producto de la interacción entre el material genético y el medio. dirigido a un rango etario entre los 40 y 60 años. un método no tan práctico como los otros (aunque debemos tener en cuenta que ningún estimador es mejor por sí solo). El método propuesto por Suchey & Brooks (1990). “ Es así. este método de medición de edad tiene la ventaja de que el hito anatómico.pudiendo el control genético. con las variaciones morfoscópicas más consecuentes y fáciles de observar. Mas. La heterogeneidad poblacional constituye el límite principal de los métodos de estimación de edad y sexo aplicados a restos esqueletales no documentados (Schmitt 2002) y por lo tanto. Loth & Wright (1984) propicio para individuos de 30 a 50 años y el mecanismo estimado por Meindl & Lovejoy (1985). el 70% de la muestra restante. Por su parte. es que estos no toman en cuenta la especificidad de los contextos de crecimiento. entre otros (Krenzer 2006). por lo que el método puede ser aplicado a cualquier individuo. En particular. se ve enfrentada a otros peligrosos sesgos. que uno de los grandes problemas de estos procedimientos es asumir la aplicabilidad de métodos estandarizados a una población mundial diversa. así como también debido a la influencia del sexo y la nutrición. tiene mejor preservación que la sínfisis púbica. Es por ello que este mecanismo debe ser contrastado con otras metodologías para poder estimar la edad de manera más precisa. ninguno es recomendable para individuos mayores de 60 años. que el sexo y la población tienen tasas de obliteración similares. por lo que en algunos casos tuvimos que usar la quinta (estando todas las piezas) o usar de la tercera a la décima cuando estaba incompleto (sólo se puede hasta la novena. tiene la dificultad que morfoscópicamente es más difícil de visualizar ya que los cambios son más complejos y con mayor cantidad de variables. los cuales en este análisis representan el 30% de la muestra total. su aplicación resultaría más confiable en grupos humanos con una misma ancestría. en terreno. la cual tiende a destruirse más fácilmente al ser una zona más frágil (CITAR) pero por su parte. el método Antero-Lateral es más confiable. nos llevó a sentirnos más cómodos con el método de la bóveda craneal. en nuestro caso. Con el método de Osborne et al. y se desestima la variable sexo [referenciar!]. (2004). una crítica más amplia a las metodologías existentes para la estimación de edad en adultos. A pesar de que por lo visto en clases. por lo visto en el práctico y en concordancia con la bibliografía. desarrollo y envejecimiento de los individuos que son muestreados. fue el método más cercano a la edad de cada colección. más difícil resulta la estimación de esta.

pero dejando en evidencia que cada método de estimación de edad por separado da resultados limitados y poco confiables (tanto por nuestra inexperiencia como por algunos detalles y problemáticas que tiene cada estimación). que ayuden a acercarnos a respuestas más precisas dentro del análisis de material óseo. tomando en cuenta tanto sus limitantes como sus potencialidades. . Es por esto que estimamos que una adecuada interpretación de los datos debe utilizar conjuntamente las metodologías propuestas.En nuestra opinión es necesario seguir avanzando en nuevas formas y metodologías de estimación de edad. De todas formas la utilización de estas metodologías nos ayuda a acercarnos a una respuesta más precisa. Es por esto que estimamos que una adecuada interpretación de los datos debe utilizar conjuntamente las metodologías propuestas. tomando en cuenta tanto sus limitantes como sus potencialidades. Mientras tanto. en conclusión a la aplicación de las metodologías ya existentes. nos parece evidente que la aplicación de cada método de estimación de edad por separado da resultados limitados y poco confiables (tanto por nuestra inexperiencia como por algunos detalles y problemáticas que tiene cada estimación).