Infección es la invasión de un anfitrión por un microorganismo patógeno, su

multiplicación en los tejidos y la reacción del anfitrión a su presencia y a la de
sus posibles toxinas. Las infecciones pueden deberse a bacterias, hongos,
virus, protozoos o priones.[3] [4] Las infecciones pueden ser además locales o
sistémicas.
Los microorganismos infecciosos se pueden propagar por:

* Transmisión directa: cuando se transmite la infección de un animal a enfermo a uno
sano.

* Transmisión indirecta: cuando se transmite la infección a través de: instrumentos
quirúrgicos, bebederos y comederos, arneses, etcétera.

* Transmisión por aerosoles: cuando los organismos enfermos proporcionan al aire
infecciones por medio de la tos o el estornudo.

* Transmisión por el polvo: cuando las gotas del aerosol se precipitan sobre el suelo o
sobre elementos, o por la contaminación directa de aquellos a través de descarga del
huésped afectado (heces, orina,esputos, etcétera).

* Transmisión por el agua: El agua contaminada con heces u orina de un animal
enfermo o portador de un agente infeccioso ofrece uno de los principales mecanismos
de transmisión masiva.

* Transmisión por alimentos: La ruta de transmisión de una infección por alimentos
contaminados suele ser responsable por epidemias de graves consecuencias y rápida
diseminación.

Las infecciones son estados anormales en los cuales un germen o agente
infeccioso invade el cuerpo y permanece en él provocándole algún tipo de
daño. Los agentes infecciosos pueden ser de diferentes clases: virus, bacterias
u hongos. Su entrada al cuerpo es por alguna de las "puertas" (vías de entrada)
o superficies de contacto externas del cuerpo, como la piel, y las mucosas
(membranas) del aparato respiratorio, conjuntivas (ojos), vías digestivas, ó
genito-urinarias. Pueden penetrar en ocasiones estando éstas superficies
intactas, aunque es más fácil si se encuentran previamente dañadas ó
inflamadas ó a través de heridas.
Los dos factores más importantes que hacen posible una infección son: la

los cuales poseen ciertas partes especializadas en combatir contra patógenos. lo que se conoce como virulencia. término que deriva del latín "inmunis". Estas barreras defensivas son de forma principal. el cual en formas originales significa que algo se encuentra exento de cargos o libre de cualquier cosa La inmunidad de los seres vivos (y por lo tanto. Por lo tanto. monocitos polimorfo nucleares Terciarias (Glóbulos blancos) Linfocitos T. tales como la piel y el estómago de forma principal. se considera a estos sistemas como parte del concepto inmunidad. neutralizarlas y eliminarlas cuando las mismas se introducen en alguna parte de sus sistemas. lo mismo ocurre cuando la exposición es exagerada. Cuando esta acción no resulta del todo efectivo. En Medicina. a diferencia de lo que se piensa. depende del sistema inmunológico. tejidos y órganos componentes de otros sistemas. lágrimas. sin embargo. Por ello. El sistema inmunitario. las barreras biológicas se componen de mecanismos diversos localizados alrededor del cuerpo. linfocitos B Barreras primarias Física: Toda la superficie del cuerpo se halla cubierta de piel. sino que está formado por células. no está constituido por órganos propios dedicados a la función de combatir antígenos. Barreras biológicas Son el conjunto de mecanismos que permite los animales y otros seres vivos a reconocer las sustancias extrañas. los cuales. además de que requieren exposición repetida a un determinado agente infeccioso y de un tiempo determinado para lograr niveles óptimos de eficiencia. Secundarias (glóbulos blancos) Macrófagos. o cuando se cambia por alguna razón la ruta de entrada habitual del gérmen. saliva. mucosas. catalogadas en varios tipos: Primarias Piel. Los mecanismos de defensa (sistema inmune) tienen una capacidad limitada de respuesta. la piel debe . las barreras primarias). de primera manera. el microorganismo o el virus se instala y produce enfermedades. de forma general. y por otro lado el grado de labilidad ó eficiencia del sistema general de defensa del individuo durante las diversas fases del ataque del gérmen (susceptibilidad).habilidad natural del agente infectante para pasar las barreras naturales y los tejidos. por eso es la primera defensa del cuerpo antes de que un microorganismo ingrese en él.etc. Por esa razón. entrando entonces en funcionamiento la inmunología propiamente dicha. es posible que una primera exposición a un nuevo germen cause una infección fácilmente. tratan de impedir la entrada y el desarrollo de agentes patógenos en el organismo.

La piel es seca debido a la queratina. que impiden que las mucosas se instalen en el individuo.mantenerse limpia. Para realizar esta defensa. o se distribuye el microorganismo a través de la sangre. Se pueden apreciar eritrocitos y leucocitos. las células pueden llegar al lugar de la infección y destruir a los microorganismos. se ponen en funcionamiento las barreras secundarias. Las células de mucosas secretan mucus y por eso el tejido es húmedo. La fagocitosis es un proceso que llevan a cabo ciertos glóbulos blancos: los polimorfonucleares. principalmente los neutrófilos y los monocitos. los cuales eliminan gran parte de las bacterias que ingresan al sistema digestivo por medio del páncreas. El sudor es una sustancia de pH poco ácido que impide la supervivencia de varios tipos de organismo. Barreras terciarias . Biológica: Flora bacteriana. Barreras secundarias Imagen de un sistema circulatorio de un humano. por lo que aumenta el flujo sanguíneo. Están relacionados con los vectores biológicos y son esenciales para un ser humano. Las células dañadas liberan una sustancia llamada histamina. También las lágrimas tienen una sustancia bactericida. impidiendo que éstos penetren. El mucus tiene la propiedad de fijar e inmovilizar a muchos microorganismos. La histamina produce la vasodilatación y un aumento de la permeabilidad capilar. La fagocitosis consiste en producir enzimas y destruir al agente patógeno envolviéndolo con ellas. Cuando las barreras primarias no actúan correctamente. Las infecciones son el aumento de la cantidad de microorganismos en el organismo. Pero la piel que no está queratizada. La fagocitosis se pone en acción cuando se produce alguna infección. como la de la boca. Química: Otra defensa que tiene el cuerpo es el sudor que secretan las glándulas sudoríparas de la piel. cambia de aspecto y se llama mucosa. La infección se puede iniciar en determinadas células y tejidos. sin cortes o lastimaduras. entonces las células fagocíticas pueden acudir más rápidamente al lugar de la infección. los orificios nasales o el ano. Ácidos gástricos. por donde entrarían los agente biológico patógeno. La primera de estas barreras es la fagocitosis.

siendo la virulencia la cuantificación de dicha capacidad. Esto puede ser debido bien a la actividad de microorganismos intrínsecamente patógenos o a la de microorganismos patógenos oportunistas bien de la flora normal o de otras poblaciones bacterianas que por heridas o por descenso de las defensas inmunitarias llegan a colonizar sitios no permitidos desarrollando allí su acción patógena. Algunas de las bacterias que forman parte de la flora normal nos aportan beneficios. se logra que los microorganismos invasores pierdan su toxicidad para el cuerpo. Solo unas pocas de las muchas especies de bacterias que parasitan al huésped humano pueden causarle daño y ser la causa de enfermedades infecciosas. En cambio los linfocitos B detectan la presencia de un antígeno y elaboran anticuerpos específicos para ese antígeno. es decir. o toxinas que éstos producen. concentración y persistencia de los anticuerpos del organismo. comparten nuestra comida sin causar daño y aportando un beneficio. La mayoría de las bacterias de nuestra flora son comensales. Las personas inmunodeficientes tienen reducida la capacidad de producir anticuerpos. La interacción de los microorganismos con el hombre no siempre es beneficiosa o inocua sino que también puede ser una interacción patogénica. . Entre la deficiencia adquirida.  Es moderada y sostenida: existen mecanismos capaces de regular la producción. Entre las hereditarias se encuentra la enfermedad de Bruton. son capaces de producir enfermedad infecciosa en cualquier huésped. se encuentra el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). ya que la presencia de una flora normal equilibrada protege al individuo de la invasión por bacterias patógenas. Los antígenos son moléculas que provocan una respuesta inmune. La patogenicidad es la propiedad de una bacteria para producir enfermedad infecciosa en el huésped. La deficiencia puede ser hereditaria o adquirida. como la producción de vitamina K por bacterias intestinales. Los linfocitos T actúan directamente sobre el agente patógeno y lo destruye. Cualquier sustancia no reconocida por el organismo puede funcionar como antígeno. Las bacterias más virulentas para el hombre. que son los linfocitos. junto con sustancias liberadas durante la fagocitosis ponen en marcha a la defensa de nivel terciario. Así podemos comparar la patogenicidad de distintas especies bacterianas.Muchas estructuras que constituyen a los microbios. Cuando los antígenos y anticuerpos se unen.  Tienen memoria: los linfocitos fabrican más fácil y rápidamente anticuerpos para antígenos ya conocidos. La respuesta inmune tiene tres características fundamentales:  Específica: cuando a un antígeno determinado se le crea una respuesta determinada.

el caso de la fiebre tifoidea). No es posible entender la patogenia de las bacterias aisladamente sin tener en cuenta las características de cada huésped. La enfermedad infecciosa y la subclínica siguen una evolución similar. Sin embargo. (Por ejemplo. en ocasiones se pueden producir infecciones crónicas en las que el huésped se convierte en un portador asintomático del patógeno (por ejemplo. mientras que la enfermedad hace referencia también a la respuesta del huésped al crecimiento y factores de virulencia de un microorganismo y se manifiesta con lesiones o trastornos en el huésped. pero sí se observa una respuesta inmune. por ej. la presencia de estafilococos potencialmente patógenos en la cavidad nasal. la enfermedad se produce cuando los microorganismos son muy virulentos o su número es mayor de forma que interfieren con los mecanismos de resistencia del huésped. del de enfermedad ya que la infección se refiere únicamente al desarrollo de un microorganismo dentro de un huésped. y se denominan patógenos primarios. Las especies que únicamente son capaces de provocar enfermedad infecciosa a individuos que tienen alterados sus mecanismos de defensas se denominan patógenos oportunistas. o sea dañina. carece de sentido puesto que a ella no le causa ningún daño. El término infección hay que distinguirlo.)  Infección inaparente en la que el huésped no muestra una respuesta clínica específica. Las especies de Salmonella son patógenos primarios porque pueden causar diarrea en cualquier tipo de individuo. A una persona que está sana pero es portadora de Salmonella decirle que esta bacteria es patógena. La infección subclínica se suele producir cuando se produce el contagio por un número pequeño de microorganismos o estos son poco virulentos. Las bacterias colonizan las mucosas y se multiplican allí sin que haya una respuesta clínica o inmune por parte del huésped. a medida que avanza la supervivencia del individuo hay más huéspedes susceptibles de enfermar gravemente aunque las bacterias causantes de esas infecciones son especies clasificadas como oportunistas.incluso en previamente sanos. La clasificación en patógenos primarios y oportunistas tiene gran valor práctico pero plantea cierta contradicción. La enfermedad infecciosa es el resultado de un . En todo caso al definir los patógenos como causantes de enfermedad en sujetos sanos muchas veces no es fácil definir que es un sujeto sano porque las inmunodeficiencias son a veces temporales o leves y pasan inadvertidas. Es una infección asintomática o subclínica. Pseudomonas aeruginosa puede provocar septicemia en individuos hospitalizados pero no la provoca entre la población general.  Enfermedad infecciosa en la que se producen síntomas clínicos y respuesta inmune. De la misma forma. La infección puede adquirir varios grados:  Colonización que es el grado mínimo de la infección.

colonicen el epitelio y resistan la acción de los sistemas fagocitarios 2penetren el epitelio para llegar a los tejidos internos.Colonizacion La vía de colonización de los microorganismos exógenos es generalmente la piel o. la adherencia es también la responsable de su localización específica en el cuerpo y facilita su multiplicación por la formación de microcolonias y de biopelículas. prótesis de cadera o cardiacas).Penetración . la fuente de los microorganismos es la propia flora normal. Otro factor de gran relevancia es la adhesión a la superficie de los epitelios que logra por medio de moléculas de la superficie celular que actúan como vías de anclaje. Las bacterias de la flora normal compiten con las patógenas por los sitios de adhesión en los nichos que colonizan. Esta especificidad del tipo de célula al que una bacteria es capaz de adherirse es la base molecular del tropismo de ciertas células por diferentes tejidos u órganos. porque su propia población quedaría entonces desprotegida y obligada a buscar otros huéspedes. con mayor frecuencia. la presencia de adhesinas facilita el establecimiento del patógeno y la colonización del tejido.desequilibrio entre los factores de virulencia de una cepa bacteriana particular y los mecanismos de defensa de un determinado huésped en contra de este último. Así mismo. 2. Por el contrario su mayor éxito es evolucionar para adaptarse mejor a su huésped y multiplicarse a sus expensas causándole las mínimas molestias posibles. En el caso de la flora normal.lleguen a la superficie del huésped por una puerta adecuada. Esta adhesión puede producirse también a materiales inertes que actúan como soporte para la colonización (por ejemplo. las mucosas de las vías gastrointestinal. En el caso de infecciones de origen exógeno. y menos aún matarlo. en el caso de las infecciones patógenas. En el caso de muchas infecciones oportunistas. 3se multipliquen en los tejidos del huésped 4. genitourinaria o respiratoria. En la mayoría de las infecciones bacterianas se distinguen los siguientes pasos: 1. La adhesión por medio de adhesinas y de fimbrias es un fenómeno específico en el que estas moléculas de la superficie bacteriana interaccionan de forma específica con componentes de la superficie de algunos tipos de células del huésped.produzcan alteraciones o lesiones en las células o tejidos del huésped. Proceso Infeccioso Para que las bacterias puedan desarrollar su acción patógena es necesario que: 1. El fin último de toda bacteria patógena no es dañar a su huésped. las bacterias deben resistir los sistemas de defensa de las mucosas y de la acción de ciertos tipos de anticuerpos.

Un segundo grupo penetra de una forma pasiva bien mediante la acción de vectores tales como mosquitos. invadir el organismo y desarrollar su acción patógena. La virulencia es el grado de patogenicidad de un serotipo. Entre estos factores hay que considerar las alteraciones en la pared celular que hacen a las bacterias resistentes a la lisozima y a otros factores del sistema de defensas humorales. y es el principio de base de la vacunación. A los organismos que se les ha inhibido su virulencia se les llama atenuados.Invasión En el curso de la infección. 4.Multiplicación Una vez que el patógeno ha penetrado el interior del tejido. y Escherichia coli enteroinvasivo.2 .Algunas bacterias son capaces de realizar su actividad patógena sin atravesar el epitelio (en general las bacterias toxigénicas como Corynebacterium. o pueden penetrar hasta tejidos más internos. Tal como ocurre con la resistencia a antibióticos. Las bacterias que son capaces de penetrar pueden multiplicarse destruyendo el epitelio sin penetrar al tejido submucoso. la presencia de cápsulas que impiden la fagocitosis (neumococo). 3. etc. Para el establecimiento de la enfermedad infecciosa no solo es necesaria la multiplicación sino que también es importante la velocidad de crecimiento ya que este factor condiciona el tiempo requerido para que el patógeno colonice el huésped. pulgas. hay bacterias con sistemas activos de penetración mediante un sistema de endocitosis inducida por ejemplo Salmonella spp. diphteriae y Vibrio cholerae). como es el caso de Staphylococcus aureus. o cuando se produce una alteración funcional o una herida por la que las bacterias penetran Por último. Para ello deben obtener del huésped los nutrientes mientras evitan la acción de los sistemas de defensa. la liberación de toxinas antifagocíticas y la producción de enzimas extracelulares con actividad enzimática denominados invasinas. de una cepa o de una colonia microbiana en un huésped susceptible. la resistencia es un rasgo específico de cada patógeno que está ligada a la selección natural para su evolución. las bacterias producen como consecuencia de su metabolismo diversas substancias que dificultan o impiden la acción de los sistemas de defensa del huésped. Estudios también han demostrado que ciertas políticas sanitarias pueden engendrar o acentuar la virulencia de un organismo. pero la virulencia de aquellos patógenos con efectos no letales resulta más compleja de evaluar. por ejemplo. Shigella spp. debe multiplicarse para alcanzar un número crítico que le permita iniciar la infección.1 Factores de virulencia La virulencia de un patógeno letal es fácilmente medible.

del bacteriófago o de plásmidos . La patogénesis mediada por el huésped es con frecuencia de importancia porque éste puede generar una respuesta agresiva a la infección con el resultado de que los mecanismos de defensa son los que causan los daños a los tejidos del hospedador mientras la infección es contrarrestada.Los factores de virulencia de un organismo típicamente son proteínas u otras moléculas sintetizadas por enzimas y codificadas por genes en el ADN cromosómico. la ruta de entrada al cuerpo.La habilidad de una bacteria de causar enfermedad es descrita en términos del número de bacteria infectante. los efectos de los mecanismos de defensa del huésped y las características intrínsecas de la bacteria llamadas factores de virulencia.