1 Corintios

Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el
hermano Sostenes, 2 a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los
santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en
cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de
ellos y nuestro:
3 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo
1

Como es característico en el Apóstol esta carta se inicia con su nombre a modo de
presentación, sin embargo debemos señalar que Pablo se presenta también como
aquel que ha sido escogido por la voluntad de Dios esto desde luego tiene mucho
que ver con la problemática que Pablo desarrollara a lo largo de la epistola y lo cual
veremos más adelante, per importante destacar algunos puntos respecto a esto:
a. Pablo tenía la plena convicción de cual era su función y quien era el lo que
escogió.
b. Si algo quería resaltar era que su ministerio tenía como fundamento el que
Dios lo llamo y no el hombre
En el desarrollo de la epistola una podrá darse cuenta que esta iglesia de Corinto
tenia serios problemas, pero frente a esta realidad Pablo nunca dejo que esto
influenciara en sus convicciones.
En el ministerio y en la vida se enfrentan serias dificultades pero aquí podemos
rescatar las siguientes enseñanzas para nosotros:
a. A pesar de que lo que este enfrente de nosotros sea duro nunca debemos
dudar del que nos llamo
b. No estamos aquí para ejercer nuestra voluntad sino la del Señor.
c. El sentido de pertenencia es algo que nunca cambia en nosotros, por mas
problemas que haya somos de Él y Él nos guardara de todo mal.
Por si fuera poco Pablo no estaba solo tenia al lado suyo a Sostenes lo cual
significa que siempre es necesario y saludable contar con un apoyo humano, es
decir alguien con quien podamos compartir nuestras cargas, tribulaciones y sobre
todo alguien que tenga la misma pasión y preocupación que nosotros por la familia y
el ministerio.