Había una vez un conejo rosado sin cabeza.

La vaca cornuda le cambió la cabeza al conejo rosado.
Llegaron el tucán colorido y la larga jirafa y dijeron
¡Qué les pasó! Y ellos dijeron que querían hacer un arcoíris

Entonces el tucán colorido y la larga jirafa también quisieron
formar un arcoíris de animales.
En ese momento se acerca un enorme elefante y pregunta
¿Qué les pasó? Y ellos contestan que están formando un arcoíris.
El enorme elefante se agregó al arcoíris de animales.
Todos los animales habían formado un gran arcoíris.
De pronto llegan el gran búho y el hermoso pavorreal y se quedan
muy sorprendidos al ver el enorme revoltijo de animales
Y también hacen la misma exclamación. -¡Qué les pasó!
Todos contestan estamos haciendo un arcoíris de animales
Todos los animales quedaron revueltos
Un niño pequeño caminaba muy despreocupado por el bosque y se
encontró con un arcoíris de animales.
Al ver al arcoíris de frente les dice el pequeño niño: -¡Alto, animales
revueltos!

El niño pequeño primero agarró la pata amarilla de la gallina para tratar de armarla. El niño pequeño se despidió de los grandiosos animales.Después empezó a desarmar a los animales para armarlos de nueva cuenta. El niño pequeño se asustó porque vio al conejo rosado sin cabeza. Luego armó al enorme elefante. Armó al tucán. Todo era un caos. había desarmado a todos los animales. Al final el niño pequeño y el conejo rosado cambiaron sus cabezas. . a la vaca y al búho.