GASTOS NO SUSCEPTIBLES DE CONTROL TRIBUTARIO

Significa que no existe la posibilidad material de que la Administración
Tributaria pueda ejercer fehacientemente un control tributario de la
naturaleza o destino del gasto o ingreso declarado por el contribuyente. Por
ello, en el supuesto que ello sea así la norma presume una ventaja
patrimonial otorgada por la persona jurídica a favor de sus socios,
accionistas o partes que la integran.
No obstante, cabe precisar que no todo gasto “reparable” supondrá la
aplicación de la tasa adicional del 4.1 %.
Ahora bien, para definir con certeza cuáles son los gastos considerados
como no susceptibles de control tributario debemos remitirnos al artículo
13-B del Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta el cual considera
como dividendos presuntos a los siguientes gastos: