You are on page 1of 1

Cartismo

En el siguiente trabajo deseo investigar cuáles fueron las causas que
detonaron el movimiento del cartismo y de la misma forma observar cómo se
desarrolló y cómo concluyó, es decir, cuáles fueron sus logros para la
posterioridad. Es importante señalar que dicho movimiento tuvo su origen en el
siglo XIX, precisamente, en Inglaterra. El mismo fue organizado por obreros,
justo cuando Europa vivía una gran transformación incentivada por el tratado
de Versalles.
Para entender el nacimiento del movimiento mencionado, es menester,
tomar en cuenta las condiciones materiales que posibilitaron su expresión, así
como también algunos fenómenos socio-culturales y económicos que no sólo
repercutieron a nivel material sino también a nivel de conciencia. A mediados
del siglo XIX comenzó la segunda fase de la Revolución Industrial, gracias a los
avances tecno-científicos de una época dorada donde el positivismo había
florecido en su máxima expresión. Un proyecto, pues, había triunfado, el
proyecto moderno cuyo discurso prometía progreso, evolución; mejores
condiciones de vida.
La Revolución Industrial así como el afán del hombre por gobernarse por
sí, ocasionó los movimientos sociales por parte de los obreros, pues si bien es
cierto, confiaban en el discurso que prometía estabilidad y progreso material
para una gran parte del espectro social, los obreros tenían jornadas muy duras
y una pobreza extrema en los suburbios de las ciudades. Su negatividad, en
este sentido, les llevo a buscar arropo en las doctrinas socialistas y
anarquistas. No olvidemos que las jornadas laborales de los obreros eran
faustosas; explotación era lo que predominaba. Por su parte, la pobreza en los
campos llevó a una obligatoria migración a las ciudades, así, éstas crecieron
demográficamente y, en consecuencia, la necesidad de trabajo en las fábricas
aumentó. Aunado a ello