CELULAS GERMINALES PRIMIGENIAS.

El desarrollo se inicia con la fecundación, proceso mediante el cual el gameto masculino o
espermatozoide y el gameto femenino u ovocito se fusionan y originan un cigoto. Los
gametos derivan de las células germinales primigenias que se forman en el epiblasto
durante la segunda semana y posteriormente se trasladan a la pared del saco vitelino.
Durante la cuarta semana estas células empiezan a migrar desde el saco vitelino hacia las
gónadas en desarrollo, donde llegan hacia el final de la quinta semana. El numero de
divisiones mitóticas aumenta durante la migración y cuando las células ya han alcanzado
las gónadas. Para prepararse para la fecundación, las células germinales experimentan el
proceso de gametogénesis, que incluye un meiosis, para reducir el número de cromosomas
y el de cito-diferenciación para acabar de madurar.