You are on page 1of 11

Trastorno

(F63.81)

explosivo

intermitente

Criterios

diagnósticos

312.34

A. Arrebatos recurrentes en el comportamiento que reflejan una falta de control
de los impulsos de agresividad, manifestada por una de las siguientes:
1. Agresión verbal (p. ej., berrinches, diatribas, disputas verbales o peleas) o
agresión física contra la propiedad, los animales u otros individuos, en
promedio dos veces por semana, durante un período de tres meses. La
agresión física no provoca daños ni destrucción de la propiedad, ni provoca
lesiones físicas a los animales ni a otros individuos.
2. Tres arrebatos en el comportamiento que provoquen daños o destrucción de
la propiedad o agresión física con lesiones a animales u otros individuos,
sucedidas en los últimos doce meses. B. La magnitud de la agresividad
expresada durante los arrebatos recurrentes es bastante desproporcionada con
respecto a la provocación o cualquier factor estresante psicosocial
desencadenante.
C. Los arrebatos agresivos recurrentes no son premeditados (es decir, son
impulsivos o provocados por la ira) ni persiguen ningún objetivo tangible (p. ej.,
dinero, poder, intimidación). D. Los arrebatos agresivos recurrentes provocan
un marcado malestar en el individuo, alteran su rendimiento laboral o sus
relaciones interpersonales, o tienen consecuencias económicas o legales.
E. El individuo tiene una edad cronológica de seis años por lo menos (o un
grado de desarrollo equivalente).
F. Los arrebatos agresivos recurrentes no se explican mejor por otro trastorno
mental (p. ej., trastorno depresivo mayor, trastorno bipolar, trastorno de
desregulación disruptiva del estado de ánimo, trastorno psicótico, trastorno de
la personalidad antisocial, trastorno de personalidad límite), ni se pueden
atribuir a otra afección médica (p. ej., traumatismo craneoencefálico,
enfermedad de Alzheimer), ni a los efectos fisiológicos de alguna sustancia (p.
ej., drogadicción, medicación). En los niños de edades comprendidas entre 6 y
18 años, a un comportamiento agresivo que forme parte de un trastorno de
adaptación no se le debe asignar este diagnóstico. Nota: Este diagnóstico se
puede establecer además del diagnóstico de trastorno por déficit de
atención/hiperactividad, trastorno de conducta, trastorno negativista
desafiante o trastorno del espectro autista, cuando los arrebatos agresivos
impulsivos recurrentes superen a los que habitualmente se observan en estos
trastornos y requieran atención clínica independiente. Características
diagnósticas Los arrebatos agresivos impulsivos (o basados en la ira) del
trastorno explosivo intermitente presentan un inicio rápido y típicamente un
escaso o nulo período prodrómico. Los arrebatos suelen durar menos de 30
minutos y se producen frecuentemente como respuesta a una pequeña
provocación por parte de un amigo íntimo o una persona cercana. Los
individuos con trastorno explosivo intermitente a menudo presentan episodios
menos graves de agresión verbal o física que no provocan daños, destrucción,

. en un período de 3 meses) están caracterizados por berrinches. y se asocian con un significativo malestar o deterioro en el funcionamiento psicosocial (Criterio D). Desarrollo y curso El inicio del comportamiento agresivo impulsivo. o agresiones sin dañar bienes ni herir a animales u otros individuos. Las principales características del trastorno explosivo intermitente son típicamente persistentes y continúan durante muchos años. El Criterio A2 define que los arrebatos agresivos impulsivos poco frecuentes (es decir. los niños de edades comprendidas entre los 6 y 18 años no deberían recibir este diagnóstico cuando los arrebatos de agresividad impulsiva se producen en el contexto de un trastorno de adaptación (Criterio F). ej. los trastornos de ansiedad y los trastornos por consumo de sustancias se asocian con el trastorno explosivo intermitente a pesar de que el inicio de dichos trastornos es típicamente más tardío que el del trastorno explosivo intermitente.ni perjuicios (Criterio Al) entre los episodios disruptivos /agresivos más graves (Criterio A2). Además. Características asociadas que apoyan el diagnóstico Los trastornos del estado de ánimo (unipolares). de media. diatribas. Prevalencia Los datos de prevalencia-año del trastorno explosivo intermitente en Estados Unidos son de aproximadamente del 2. Los arrebatos agresivos son generalmente impulsivos o basados en la ira. problemático y recurrente es más frecuente en la infancia tardía o la adolescencia y raramente se da por primera vez después de los 40 años. 3 en un período de un año) se caracterizan por dañar o destruir objetos a pesar de su valor tangible. la característica principal del trastorno explosivo intermitente es la falta de control del comportamiento agresivo impulsivo en respuesta a una provocación experimentada subjetivamente (factor estresante psicosocial) que no produciría normalmente un arrebato agresivo (Criterio B).7 % (definición restrictiva). ni en individuos cuyos arrebatos de agresividad se expliquen mejor por otros trastornos mentales (Criterio F). dos veces por semana. más que premeditados o instrumentales (Criterio C). Pese a la naturaleza de los arrebatos agresivos impulsivos. El diagnóstico de trastorno explosivo intermitente no debería realizarse en los individuos con trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo ni en aquellas personas cuyos arrebatos de agresividad impulsivos sean atribuibles a otras afecciones médicas o a los efectos fisiológicos de una sustancia (Criterio F). y en los individuos con estudios de secundaria o inferiores. o por agredir/golpear o realizar cualquier otra acción que cause daño físico a un animal o a otro individuo. El diagnóstico de trastorno explosivo intermitente no debería darse en individuos más jóvenes de 6 años o de un nivel de desarrollo equivalente (Criterio E). menores de 35-40 años) que en los individuos de más edad (mayores de 50 años). El trastorno explosivo intermitente es más prevalente en las personas más jóvenes (p. disputas verbales o peleas. El Criterio Al define que los arrebatos agresivos frecuentes (es decir. con períodos . El curso del trastorno puede ser episódico.

Los familiares de primer grado de los individuos con trastorno explosivo intermitente tienen un mayor riesgo de presentar dicho trastorno explosivo intermitente. ej. degradación de categoría laboral. del control de los impulsos y de la conducta (p. pérdida de amigos y familiares. específicamente en áreas del sistema límbico (cingulado anterior) y el córtex orbitofrontal de los individuos con trastorno explosivo intermitente. económicos (p..4-2.. trastorno de conducta. acciones civiles como resultado del comportamiento agresivo contra personas o propiedades.. Nigeria). problemáticos y recurrentes al preguntar por ellos. ej. Los individuos con antecedentes de trauma emocional y físico durante las dos primeras décadas de vida tienen un mayor riesgo de presentar el trastorno explosivo intermitente. También parece ser bastante frecuente más allá de la presencia o ausencia del trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) o de los trastornos disruptivos. Factores de riesgo y pronóstico Ambientales. debido al valor de los objetos destruidos) y legales (p. La respuesta de la amígdala a los estímulos visuales de la ira durante la resonancia magnética funcional es mayor en los individuos con trastorno explosivo intermitente que en las personas sanas. pérdida del empleo). o que es menos probable su presencia debido a factores culturales. Oriente Medio) o países (Rumania. inestabilidad matrimonial).3). sugiere que o no se ha obtenido la información pertinente sobre los comportamientos agresivos impulsivos.recurrentes de arrebatos agresivos impulsivos. Genéticos y fisiológicos. globalmente y a nivel cerebral. Aspectos diagnósticos relacionados con el género En algunos estudios.. ej. y los estudios de gemelos han demostrado una influencia genética sustancial en la agresión impulsiva. . cargos penales por agresión) a consecuencia del trastorno explosivo intermitente. laborales (p. Consecuencias funcionales del trastorno explosivo intermitente A menudo se producen problemas sociales (p. Existen estudios que proporcionan apoyo neurobiológico a la presencia de anormalidades serotoninérgicas.. El trastorno explosivo intermitente parece seguir un curso crónico y persistente durante muchos años. ej. ej. la prevalencia del trastorno explosivo intermitente es mayor en los hombres que en las mujeres (odds ratio = 1. Aspectos diagnósticos relacionados con la cultura La menor prevalencia del trastorno explosivo intermitente en algunas regiones (Asia. otros estudios no han encontrado diferencias de género. trastorno negativista desafiante). en comparación con Estados Unidos.

trastorno bipolar. ej. problemáticos y recurrentes pueden o no diagnosticarse como trastorno explosivo intermitente son los siguientes: Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo. el trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo se caracteriza por un estado de ánimo negativo persistente (irritabilidad. casi cada día. Delirium. trastorno neurocognitivo mayor y cambio de la personalidad debido a otra afección médica. A diferencia del trastorno explosivo intermitente. trastorno psicótico). no debería realizarse por primera vez el diagnóstico del trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo después de los 18 años de edad. Las anormalidades inespecíficas en la exploración neurológica (p. ej. Este diagnóstico tampoco debería realizarse particularmente en los niños y adolescentes de edades comprendidas entre los 6-18 años cuando los arrebatos agresivos impulsivos se producen en el contexto de un trastorno de adaptación. Intoxicación por sustancias o síndrome de abstinencia. cocaína y otros estimulantes. alcohol. fenciclidina. entre los arrebatos agresivos impulsivos. problemáticos y recurrentes. a no ser que haya una afección médica diagnosticable que explique mejor los arrebatos agresivos impulsivos. No debería realizarse el diagnóstico de trastorno explosivo intermitente cuando los arrebatos de agresividad se consideren debidos a los efectos fisiológicos de otra afección médica diagnosticable (p. Finalmente. ej. Sólo puede darse un diagnóstico de trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo cuando el inicio de los arrebatos de agresividad impulsiva. trastorno depresivo mayor.. "signos neurológicos menores") y los cambios electroencefalográficos no específicos son compatibles con el diagnóstico de trastorno explosivo intermitente. el nivel de agresividad impulsiva en los individuos con trastorno de la personalidad antisocial o trastorno de la personalidad límite es menor que en los que tienen trastorno explosivo intermitente. ni cuando los arrebatos agresivos impulsivos son atribuibles a otras afecciones médicas o a los efectos fisiológicos de una sustancia o medicación. No debería realizarse un diagnóstico de trastorno explosivo intermitente cuando los arrebatos agresivos impulsivos se asocien casi siempre con una intoxicación por sustancias o el síndrome de abstinencia de las mismas (p. lesión cerebral asociada a un cambio en la personalidad caracterizada por arrebatos de agresividad. Trastorno de la personalidad antisocial o trastorno de la personalidad límite. De otro modo. ira) la mayor parte del día. Los individuos con trastorno de la personalidad antisocial o trastorno de la personalidad límite a menudo presentan arrebatos agresivos impulsivos. problemática y recurrente se produce antes de los 10 años de edad. . ej. epilepsia parcial compleja)... estos diagnósticos son mutuamente excluyentes.Diagnóstico diferencial No debería realizarse el diagnóstico de trastorno explosivo intermitente cuando los Criterios Al y/o A2 se cumplen solamente durante un episodio de otro trastorno mental (p. tipo agresivo. Otros ejemplos en los que los arrebatos agresivos impulsivos. Sin embargo..

. cuando se produce también un número suficiente de arrebatos agresivos impulsivos en ausencia de intoxicación por sustancias o de su abstinencia. trastorno de conducta. de ansiedad y por consumo de sustancias son los más frecuentemente comórbidos con el trastorno explosivo intermitente. inhalantes). Además. supervisores en el trabajo). la forma de las agresiones caracterizada por los criterios diagnósticos es proactiva y predadora. mientras que los arrebatos agresivos impulsivos del trastorno explosivo intermitente se producen en respuesta a un abanico más amplio de provocaciones e incluyen la agresión física. padres. Además. pueden darse a su vez los dos diagnósticos. y éstos requieren una atención clínica independiente.. Cuando se cumplen los criterios de ambos trastornos. ej. pueden también presentar arrebatos agresivos impulsivos. Aunque los niños con TDAH a menudo manifiestan un . puede realizarse el diagnóstico de trastorno explosivo intermitente. sí puede darse un diagnóstico de trastorno explosivo intermitente. trastorno negativista desafiante) tienen un mayor riesgo de presentar un trastorno explosivo intermitente comórbido Diagnóstico diferencial Trastorno de conducta El trastorno de conducta y el trastorno negativista desafiante se relacionan ambos con síntomas que llevan al individuo a conflictos con personas adultas y con otras figuras de autoridad (p. El nivel de agresión impulsiva en los individuos con antecedentes de uno o más de estos trastornos se ha descrito como menor que el de los individuos comparables cuyos síntomas también cumplen los criterios A a E del trastorno explosivo intermitente. ej. profesores. los individuos con trastorno de la personalidad antisocial o trastorno de la personalidad límite y los individuos con antecedentes de otros trastornos con comportamientos disruptivos (p. el trastorno negativista desafiante incluye problemas de desregulación emocional (humor irritable y enfadado) que no se incluyen en la definición del trastorno de conducta. Trastorno por déficit de atención/hiperactividad. si también se cumplen los criterios A a E y los arrebatos agresivos impulsivos requieren una atención clínica independiente. Los individuos con cualquiera de estos trastornos que se inician en la infancia pueden mostrar arrebatos agresivos impulsivos. La agresión en el trastorno negativista desafiante suele caracterizarse por berrinches y discusiones verbales hacia las figuras de autoridad. trastorno de conducta. Los comportamientos del trastorno negativista desafiante son generalmente de una naturaleza menos grave que los que se dan en los individuos con trastorno de conducta y no incluyen la agresión a personas o animales. A pesar de que los individuos con trastorno de conducta pueden mostrar arrebatos agresivos impulsivos. En este sentido. Sin embargo. ni un patrón de robos o engaños. como resultado. trastorno negativista desafiante o trastorno del espectro autista. Comorbilidad Los trastornos depresivos. TDAH. la destrucción de la propiedad. Los individuos con TDAH son típicamente impulsivos y. Trastorno por déficit de atención/hiperactividad.barbitúricos.

El trastorno de conducta solamente se diagnostica cuando los problemas de conducta representan un patrón repetitivo y persistente que se asocia a deterioro en áreas del funcionamiento social.3) A. la agresión y los problemas de conducta pueden darse en niños o adolescentes con trastorno depresivo mayor. Trastornos de adaptación. las personas con trastorno de conducta mostrarán niveles sustanciales de problemas de conducta agresiva o no agresiva durante períodos de tiempo en los que no hay una alteración del estado de ánimo.comportamiento impulsivo e hiperactivo que puede resultar disruptivo. La irritabilidad. pueden darse los dos diagnósticos. Trastorno explosivo intermitente. En esos casos en los que se cumplen los criterios del trastorno de conducta y del trastorno del estado de ánimo. Además. Sin embargo. poder. ya sea históricamente (antecedentes de problemas de conducta previos al inicio de la alteración del humor) o concurrentemente (presentar problemas de conducta premeditados y que no se producen durante los períodos de excitación emocional intensa). Enfado/irritabilidad . la agresividad de los individuos con trastorno explosivo intermitente se limita a agresiones impulsivas que no son premeditadas y no se realiza con la intención de satisfacer algún objetivo tangible (p. Los problemas de comportamiento asociados a estos trastornos del estado de ánimo pueden normalmente distinguirse del patrón de problemas conductuales observado en el trastorno de conducta por su curso.. Trastorno negativista desafiante Criterios diagnósticos 313. debería darse un diagnóstico de trastorno explosivo intermitente solamente en el caso de que los arrebatos agresivos impulsivos recurrentes requieran una atención clínica independiente. por lo que no suelen cumplir los criterios del trastorno de conducta. Cuando se cumplen los criterios de ambos trastornos. este comportamiento no vulnera por sí mismo las normas sociales o los derechos de otros. académico o laboral. Si se cumplen los criterios de ambos trastornos.81 (F91. El diagnóstico de trastorno de adaptación (con alteración de la conducta o con alteración mixta de las emociones y la conducta) debería considerarse si se producen problemas de conducta clínicamente significativos que no cumplen los criterios de otro trastorno específico en clara asociación con el inicio de un factor estresante psicosocial y no se resuelven dentro de los 6 meses después de que cese el factor estresante (o sus consecuencias). Trastornos depresivo y bipolar. que se manifiesta por lo menos con cuatro síntomas de cualquiera de las categorías siguientes y que se exhibe durante la interacción por lo menos con un individuo que no sea un hermano. dinero. En concreto. trastorno bipolar o trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo. intimidación). Tanto el trastorno de conducta como el trastorno explosivo intermitente implican un alto grado de agresividad. Un patrón de enfado/irritabilidad. ej. discusiones/actitud desafiante o vengativa que dura por lo menos seis meses. el trastorno explosivo intermitente no incluye los síntomas no agresivos del trastorno de conducta. deben darse a su vez los dos diagnósticos.

C. Ha sido rencoroso o vengativo por lo menos dos veces en los últimos seis meses. su sexo y su cultura. En los niños de cinco años o más. Vengativo 8. B. de los sintomáticos. ej. A menudo molesta a los demás deliberadamente. si la frecuencia y la intensidad de los comportamientos rebasan los límites de lo normal para el grado de desarrollo del individuo. A menudo está enfadado y resentido. también se deben tener en cuenta otros factores. A menudo culpa a los demás por sus errores o su mal comportamiento. grupo de amigos. por ejemplo. o tiene un impacto negativo en las áreas social. profesional u otras importantes. 3. educativa. el comportamiento debe aparecer por lo menos una vez por semana durante al menos seis meses. Especificadores No es inusual que los individuos con trastorno negativista desafiante muestren síntomas únicamente en casa y solamente con miembros . Además.. en el caso de los niños y los adolescentes. Discusiones/actitud desafiante 4. En los niños de menos de cinco años el comportamiento debe aparecer casi todos los días durante un período de seis meses por lo menos. a menos que se observe otra cosa (Criterio A8). un trastorno por consumo de sustancias. Los comportamientos no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno psicótico. Moderado: Algunos síntomas aparecen en dos entornos por lo menos. con los compañeros). en casa. Nota: Se debe considerar la persistencia y la frecuencia de estos comportamientos para distinguir los que se consideren dentro de los límites normales. Si bien estos criterios de frecuencia se consideran el grado mínimo orientativo para definir los síntomas. en el trabajo. A menudo está susceptible o se molesta con facilidad. Grave: Algunos síntomas aparecen en tres o más entornos. a menos que se observe otra cosa (Criterio A8). un trastorno depresivo o uno bipolar. 2. en la escuela.1. Discute a menudo con la autoridad o con los adultos. no se cumplen los criterios de un trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo. Especificar la gravedad actual: Leve: Los síntomas se limitan a un entorno (p. Este trastorno del comportamiento va asociado a un malestar en el individuo o en otras personas de su entorno social inmediato (es decir. A menudo pierde la calma. compañeros de trabajo). 6. 5. familia. A menudo desafía activamente o rechaza satisfacer la petición por parte de figuras de autoridad o normas. 7.

Además. Por el contrario. si la hostilidad de los padres condujo a los problemas de comportamiento del hijo o si hubo una . Dado que la generalización de los síntomas es indicativa de la gravedad del trastorno. Los síntomas del trastorno a menudo forman parte de un patrón de interacciones problemáticas con otros. La primera. los individuos con este trastorno no suelen considerarse ellos mismos como enfadados. A menudo es imposible determinar si fue el comportamiento del niño el que llevó a los padres a comportarse de un modo más hostil hacia el hijo. los individuos con este trastorno que muestran síntomas de enfado/irritabilidad suelen mostrar también las características conductuales. Los síntomas del trastorno negativista desafiante pueden estar circunscritos a un único entorno y es frecuente que éste sea en casa. género y cultura. Por ejemplo. Sin embargo. Los síntomas del trastorno negativista desafiante pueden darse de alguna manera en individuos sin este trastorno. no es inusual que los niños preescolares tengan berrinches semanalmente. pueden no ser evidentes durante la evaluación clínica. Sin embargo. Características diagnósticas La característica principal del trastorno negativista desafiante es un patrón frecuente y persistente de enfado/irritabilidad y discusiones/actitudes desafiantes o vengativas (Criterio A). La segunda. Hay varias consideraciones clave para determinar si los comportamientos son sintomáticos de un trastorno negativista desafiante. los síntomas del trastorno están presentes en varios entornos. Así. debe cumplirse el umbral diagnóstico de cuatro o más síntomas dentro de los 6 meses precedentes. éstos deberían ser observados en interacciones con otras personas que no sean hermanos. el grado de generalización de los síntomas es indicativo de la gravedad del trastorno. ej. es fundamental que el comportamiento del individuo se evalúe en los diferentes entornos y relaciones. provocan daños en la propiedad durante los arrebatos que tienen como consecuencia que se pida al niño abandonar la escuela). aun produciéndose éstos únicamente en casa. Los arrebatos de un niño de preescolar deberían considerarse un síntoma de trastorno negativista desafiante sólo si suceden la mayoría de los días en los 6 meses precedentes. en los casos más graves.. Sin embargo. los niños con trastorno negativista desafiante pueden haber tenido una historia parental hostil. No es inusual que estas personas con trastorno negativista desafiante muestren las características conductuales del trastorno sin problemas de estado de ánimo negativo.de la familia. como los síntomas del trastorno son típicamente más evidentes en las interacciones con adultos o compañeros a los que el individuo conoce bien. Los individuos que muestran suficientes síntomas para llegar al umbral del diagnóstico. la persistencia y frecuencia de los síntomas debe exceder aquello que es normativo para el individuo según su edad. Debido a que estos comportamientos son frecuentes entre hermanos. a menudo suelen justificar su comportamiento como respuesta a circunstancias o exigencias poco razonables. puede resultar difícil separar la relativa contribución del individuo al trastorno de las interacciones problemáticas que él o ella experimentan. si se producen al menos otros tres síntomas del trastorno y si los arrebatos contribuyen a un deterioro significativo asociado al trastorno (p. Por ejemplo. negativistas o desafiantes. pueden presentar un deterioro significativo del funcionamiento social. Además.

el trastorno negativista desafiante es más prevalente en las familias en que el cuidado de los niños está alterado por una sucesión de diferentes cuidadores y en las familias en que el trato severo. Las manifestaciones del trastorno a lo largo del desarrollo parecen uniformes. baja tolerancia a la frustración) predicen el trastorno. especialmente en los casos de trastorno de conducta con inicio en la infancia. como conducta antisocial. inconstante o negligente es frecuente en la crianza de los niños. niveles altos de reactividad emocional. discusión y venganza suponen un mayor riesgo de trastorno de conducta. El trastorno negativista desafiante a menudo precede al desarrollo del trastorno de conducta. Por tanto. El trato severo. Factores de riesgo y pronóstico Temperamental. ej. Los síntomas de desafío. Desarrollo y curso Los primeros síntomas del trastorno negativista desafiante suelen aparecer durante los años preescolares y raramente más tarde de la adolescencia temprana. El hecho de que el clínico pueda o no separar las relativas contribuciones de los potenciales factores causales no debería influir en si se realiza o no el diagnóstico. Los factores temperamentales relacionados con problemas de la regulación emocional (p. y esas . incluso en ausencia del trastorno de conducta. abuso de sustancias. mientras que los síntomas de enfado-irritabilidad suponen un mayor riesgo de trastornos emocionales. Muchos de los comportamientos asociados al trastorno negativista desafiante aumentan su frecuencia durante la etapa preescolar y en la adolescencia. muchos niños y adolescentes con trastorno negativista desafiante no desarrollan posteriormente un trastorno de conducta. ansiedad y depresión. inconstante o negligente en la crianza de los niños es frecuente en las familias con niños y adolescentes con trastorno negativista desafiante. incluso después de controlar los trastornos comórbidos. en entornos institucionales). Características asociadas que apoyan el diagnóstico En niños y adolescentes. puede ser útil la atención clínica para reducir la contribución del ambiente.. ej. problemas de control de los impulsos. Dos de las condiciones concurrentes más frecuentes en el trastorno negativista desafiante son el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) y el trastorno de conducta (véase la sección "Comorbilidad" para este trastorno). antes de que se decida si son síntomas o no del trastorno negativista desafiante.combinación de ambas cosas. En el caso de que el niño pueda estar viviendo en condiciones particularmente precarias en las que pueda haber maltrato o negligencia (p. Ambientales. es especialmente importante durante esos períodos del desarrollo que la frecuencia y la intensidad de dichos comportamientos se evalúe conforme a los niveles normativos. El trastorno de conducta desafiante también conlleva el riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad y trastorno depresivo mayor. El trastorno negativista desafiante se ha asociado con un aumento del riesgo de intentos de suicidio. Los niños y adolescentes con trastorno negativista desafiante presentan un mayor riesgo de problemas de adaptación como adultos.. Sin embargo.

. sólo una minoría de los niños y adolescentes cuyos síntomas cumplen los criterios del trastorno negativista desafiante serían diagnosticados de trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo. ni un patrón de robos o engaños. Sin embargo. Trastorno de desregulación disruptiva perturbador del estado de ánimo. no debería hacerse un diagnóstico de trastorno negativista desafiante si los síntomas se presentan exclusivamente durante el curso de un trastorno del estado de ánimo. la destrucción de la propiedad. Genéticos y fisiológicos. El TDAH es a menudo comórbido con el trastorno negativista desafiante. El trastorno negativista desafiante comparte con el trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo los síntomas de estado de ánimo negativo y arrebatos crónicos. El trastorno explosivo . o que el individuo permanezca quieto. Por tanto. Como resultado. reactividad reducida del cortisol basal. Se han asociado al trastorno negativista desafiante un número de marcadores neurobiológicos (p. la gran mayoría de los estudios no diferencia a los niños con trastorno negativista desafiante de aquellos con trastorno de conducta. Los trastornos depresivo y bipolar a menudo conllevan sentimientos negativos e irritabilidad. Sin embargo. ej. frecuencia cardíaca y reactividad de la conductancia de la piel más bajas. Además. ej. no está claro si hay marcadores específicos del trastorno negativista desafiante. Trastornos depresivo y bipolar. Los comportamientos del trastorno negativista desafiante son claramente de naturaleza menos grave que los del trastorno de conducta y no incluyen la agresión a personas o a animales. Trastorno por déficit de atención/hiperactividad.prácticas parentales juegan un papel importante en muchas teorías causales del trastorno. Diagnóstico diferencial Trastorno de conducta. supervisores en el trabajo). profesores. Cuando la alteración del estado de ánimo es suficientemente grave para cumplir los criterios del trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo no se hace un diagnóstico de trastorno negativista desafiante aunque se cumplan todos sus criterios. Para realizar el diagnóstico adicional de trastorno negativista desafiante es importante determinar que la falta de realización de las peticiones de los demás por parte del individuo no se produce únicamente en situaciones que exijan un esfuerzo y atención continuados. anormalidades en el córtex prefrontal y la amígdala). Trastorno explosivo intermitente. el trastorno negativista desafiante incluye problemas de desregulación emocional (enfado e irritabilidad) que no se incluyen en la definición del trastorno de conducta. Tanto el trastorno de conducta como el trastorno negativista desafiante están relacionados con problemas de conducta que llevan al individuo a conflictos con personas adultas y otras figuras de autoridad (p. la intensidad. De este modo.. frecuencia y cronicidad de los arrebatos son más graves en las personas con trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo que en las que tienen trastorno negativista desafiante.

pérdida auditiva). Trastorno de ansiedad social (fobia social). En las personas con discapacidad intelectual se realiza el diagnóstico de trastorno negativista desafiante sólo si el comportamiento negativista es marcadamente mayor que el observado normalmente entre los individuos con una edad mental y una discapacidad intelectual similares.. los individuos con este trastorno muestran unos niveles elevados de agresividad hacia los demás que no son parte de la definición del trastorno negativista desafiante. Trastorno del lenguaje. Sin embargo. ej. Discapacidad intelectual (trastorno del desarrollo intelectual). .intermitente también conlleva un alto grado de ira. El trastorno negativista desafiante debe también distinguirse de la actitud desafiante debida al miedo a la evaluación negativa asociada al trastorno de ansiedad social. El trastorno negativista desafiante debe distinguirse también de la falta de seguimiento de directrices como resultado de un deterioro de la comprensión del lenguaje (p.