TEMA Nº 01 ORIENTAMOS NUESTRA VIDA CRISTIANA

SEGÚN LAS ENSEÑANZAS DEL MAGISTERIO DE LA
IGLESIA.
1. Magisterio de la Iglesia
Proviene del latín “magister” enseñar. El magisterio vivo de la Iglesia está
conformado por el Papa, sucesor de Pedro y los obispos en comunión con él.
Se divide en Magisterio solemne y Magisterio ordinario.
2. Naturaleza del Magisterio de la Iglesia
El Magisterio doctrinal es ejercicio de la función docente que la Iglesia tiene
encomendada. Mantiene a la Iglesia en la fe verdadera y la protege de cualquier
desviación.
El Magisterio tiene que discernir y juzgar acerca de las opiniones, teorías, iniciativas
teológicas, etc., que se refieren a la explicación de la fe y puede enriquecerla o
deformarla.
3. Formas de ejercicio del Magisterio solemne y Magisterio ordinario.
MAGISTERIO SOLEMNE.- La infalibilidad del Magisterio se ejerce cuando el Papa,
en virtud de su autoridad de Supremo Pastor de la Iglesia, o el Colegio de Obispos en
comunión con el Papa, sobre todo reunidos en un Concilio Ecuménico, proclama con
acto definitivo una doctrina referente a la fe o a la moral. CEC Nº 891.
MAGISTERIO ORDINARIO.-Es aquel ejercicio habitual del Papa y los obispos en
comunión. Ejemplo: cartas, catequesis, etc.
4. Objeto del Magisterio de la Iglesia
El objeto del Magisterio Eclesiástico es defender y exponer el depósito de la fe, es
decir, las verdades reveladas por Dios a los apóstoles y por ellos transmitidas a toda
la Iglesia, tanto en la Sagrada Escritura, como en la Tradición oral. El objeto del
Magisterio es todo lo que Jesús enseñó a los apóstoles por sí o por el Espíritu Santo: a
la muerte del último apóstol la revelación pública queda cerrada, el depósito de la fe
ya estaba completo.
Es este depósito el que San Pedro entrega a Timoteo, como los otros apóstoles a sus
sucesores, recomendándoles que evitaran toda nueva doctrina y que fundara toda su
predicación sobre los cimientos de los apóstoles y profetas. Desde un principio la
preocupación constante de la Iglesia fue mantenerse fiel a esta consignación
apostólica considerando como falsa toda innovación en materia de fe.
5. Funciones principales
 Discernir las revelaciones privadas, no aceptando aquellas revelaciones que
pretendan superar o corregir la revelación definitiva que es Cristo.
 Guiar al pueblo de Dios.
 Interpretar auténticamente el depósito de la fe: la Sagrada Escritura y la
Sagrada Tradición.
 Estar al servicio de la palabra de Dios.
 Definir los dogmas.
 Discernimiento de los carismas de la Iglesia.
 Intervenir en el campo moral.
6. El Papa principio y fundamento perpetuo de la Iglesia.
El Papa no es un soberano absoluto, por el contrario, el ministerio del Papa es
garantía de la obediencia a cristo y a su palabra. La tarea del Papa es ser la guía en
la profesión de fe en Cristo, el Hijo del Dios vivo. El poder conferido por Cristo a

. El ministerio del Papa es garantía de la obediencia a Cristo y a su palabra.Pedro y a sus sucesores es un mandato a servir.