Universidad pedagógica y tecnológica de Colombia

Facultad de ciencias de la educación
licenciatura en filosofía
Seminario del siglo xx (Heidegger)
Profesor: Manuel Ávila
Presentado por: Manuel Alejandro Ojeda Suarez
03/10/2016
Protocolo del seminario de Heidegger de la sesión del día 26 de septiembre de 2016
La sesión de este día en parte está sentada en la relatoría que hace Lizeth Pinto Estupiñan, esta
versaba sobre el texto “ontología del arte” de Moreno Claros y por otro lado esta puesta en las
aclaraciones sobre la estética y su carga de significado para entender porque en Heidegger no
hay una estética sino una “ontología del arte”. Así bien se trae a colación que la estética es en el
sentido de la modernidad “ciencia de lo bello” de la forma como lo introduce Baumgarten, es
también percepción, desde esa concepción, hacer una “ontología del arte” resultaría extraño; ya
que cuando se habla de arte, se habla de estética; sin embargo las teorías del arte puestas como
estética parece no satisfacer a Heidegger; la dificultad no queda ahí detenida y nuestra sesión
trato estas dificultades.
La primera interrogante que nos asaltó, fue por qué Heidegger no concebía una estética, sino un
“ontología del arte” así se dijo que la ontología del arte iba a preguntar por la esencia del arte,
en oposición a la estética, puesto que incluso esta palabra en el sentido griego nos deja ver su
relación con lo ente, se diría que en nuestra lengua puede entenderse como percepción, es
decir, a forma de experiencia sensible y Kant vuelve su mirada a ese sentido para desarrollar su
“estética trascendental” sin dejar de lado que estética también es en el sentido de “ciencia de
lo bello”
De la estética de Kant, se haría la pregunta ¿Qué es la estética trascendental? “ A lo que se diría
que era importante para Kant establecer los límites del entendimiento humano. Así, tener
presente donde está el sustrato del conocer es central “No hay duda alguna de que todo nuestro
conocimiento comienza con la experiencia” (…) (KANT. 1997, p.41) pero a esta experiencia se le
anteponía los conceptos a priori del entendimiento espacio y tiempo, como límite de la razón
humana; es decir que cuanto se puede concebir es cuanto se da en los a priori espacio, tiempo.
Así, toda experiencia posible es solo ahí, en la conciencia del sujeto dueño de los a priori (por
decirlo de alguna manera) cuanto es experiencia posible es “fenómeno” (ente) y aquello
situado más allá de lo fenoménico y de las posibilidades de percepción en el espacio y tiempo es
ineludible por la razón humana. Aquello ineludible es noúmeno o la cosa en sí, Inalcanzables
como experiencias posibles.
Las estéticas de Baumgarten y de Kant, son estéticas que están pensadas para comprender el
ser de lo ente, por un lado Baumgarten, pone ahínco en el artista y la obra; por otro Kant se fija
en los fenómenos posibles a la percepción de la conciencia humana; a pesar de esto Kant, al
advertir sobre el noúmeno y deja lugar a un algo, penumbra infranqueable que es lo que le
interesa a Heidegger.
Ya veíamos que en la estética estaba presente el carácter cósico del arte a eso se sobreponía la
pregunta por el origen del arte hecha por Heidegger, pregunta que ha de entenderse
esencialista. Así la pregunta por el origen del arte, propone al arte como un des-ocultamiento
de lo ente (αλήθεια), de tal forma que no sigue estando este preguntar imbuido en el proyecto
estético de la modernidad. La pregunta por el arte en el sentido que trata Heidegger va a
preguntar por el noúmeno abandonado en Kant como impenetrable.

él nos dirá hablando de una obra de Van Gogh que en tal obra se retrata. No hay artista ni obra sin arte. Bibliografía . En la lectura de Heidegger del cuadro es una anciana campesina y no solo se traslada la imagen de su posible dueño. puesto que la diferencia de la mano de obra del artista. Los zapatos son en su carácter cósico. la fuerza vital que carcomió el objeto zapato. Moreno Claros. cuando se ve solo como un ente útil. y la tercera. 335) En estas interpretaciones cabe todas las cosas. son unos zapatos deshabitados y en ellos no hay vida que les de uso en el instante del traslado de lo útil a lo inútil.” (…) (MORENO CLAROS. la obra de arte lleva consigo en el caso de Van Gogh. es decir. este uso que al ser representado en el desgaste del zapato en la pintura. de igual forma como se elabora un artefacto útil de cualquier índole. Los zapatos de los que se habla. a pesar de ello tiene un carácter cósico como se advierte en las estéticas. de tal forma que del sentido originario del arte ya no es posible una interpretación en estas tres categorías que describían en la cita. si seguíamos por ese camino. sino todo cuanto el dueño de los zapatos ha vivido. unos zapatos de una anciana. es que son unos zapatos que han sido usados. la vida de la campesina como apertura en el mundo y en la obra se queda impregnada de esa apertura y habla de ella. 2002. que considera a las cosas como portadoras de particularidades variables en torno a su sustrato permanente. no solo trasladan los zapatos a un lugar de lo inútil. puesto que el artista cuando trabaja en su obra. 2002. hay algo. vuelve a aparecer ante los ojos de otros el anonadamiento del mundo de aquel que es totalmente ajeno al que observa la obra. pero sobre la obra de arte y el artista. ha quedado en otro lugar. que no son llevados puestos. El artista en ese sentido arranca en el caso de la obra que se menciona. es en este sentido que el arte se abre como claro de bosque. cita a Heidegger. además de ello. el arte. p. El carácter de lo cosico puede determinarse en tres interpretaciones así : “Tres modos de interpretar la “coseidad” de la cosa ha habido a lo largo de la historia de la metafísica: la interpretación sustancialista. “Así pues. De esta forma el artesano hace de su labor algo útil.El arte des-ocultamiento del ser de lo ente. si se quiere. Este arte está más allá de lo bello y más allá de materialidad donde se manifiesta. la obra de arte en su carácter cósico puede entenderse en esas interpretaciones. que asegura los medios de vida de una forma directa y la labor del artista es pues contraria en tanto. que la considera un compuesto de materia y forma. pero cuanto si se deja leer en el arte. una cosa útil. la teoría sensualista. lo que se entiende como arte. hace una labor que es puesta en lo ente. pero no solo se queda con los zapatos sino que consigo lleva la vida de la campesina. p. pero al trasladarse a la obra de arte se convierten en inútiles. no otra cosa sino el mundo de la campesina es lo que el cuadro de Van Gogh manifiesta al observador” (MORENO CLAROS. la obra de arte es cosa. La obra de arte habla del ser de lo ente como posibilidad de desocultamiento. muestra a ese objeto útil deformado por el cuerpo de un alguien que los habitara. sino que con ellos se va el mundo que se le ha abierto a quien llevaba los zapatos y quien los ha gastado. 337) La obra arte trae y habla de cuanto es oculto. la representación de los zapatos en su forma gastada. Como lugar donde se vuelve a abrir el ser. que sostiene que son nuestros sentidos que le otorga el carácter de cosa al percibirla. con todos sus afanes de vida. No puede dejarse atrás que la obra es una cosa que se manifiesta material y el artista es un trabajador que pone su mano de obra en la creación compuesta como cosa. según Heidegger. la obra de arte seguía siendo mano de obra en un sustrato que se forma de partes y en ese sentido. que su energía en la labor esta puesta en algo inútil. lo cósico que el uso en la persona que sustrae la utilidad. pero el arte en esencia tiene algo que le es ajeno a cuanto de suyo solo es de carácter meramente cósico. puesto que en su esencia más allá de su disposición de bello o de cosa. respecto a la mano de obra de cualquier artesano que elabora objetos es su intención.

Immanuel. KANT. 1997) “Critica a la razón pura” Alfaguara. Madrid. (Tradu de. Primero se hace una definición de ontología o como debemos entenderlo en la lectura. Madrid. toma lo útil del ser de lo ente y lo pone en la obra .MORENO. Fernando (2002 “Martin Heidegger el filósofo del ser” EDAF. y el trabajo como desocultamineto pero el trabajo del artista como lugar de la vacuidad. Ontología en este caso está relacionado al trabajo.

sino una ontología La estética se propone en primera en sus sentido originario que es la de percepción La transformación que hay con Baungarten que hace “ciencia de lo bello” a efecto de traer a colación a Baungarten teniendo lo presente desde la lectura de “la critica a la razón para” de Kant. Primer titulo ontología del arte Del por que no Heidegger no hace una estética. como podría inferir que esto conduce a que la utilidad de elo ente se hace con el trabajo del artista trabajo inútil. En ese sentido es la ontología del arte va a l lugar del arte en su mas profundo sentido en oposición a la estética. Volvemos nustra mirada a Kant quien nos dira efectivamente la estética es en pare el en el sentido originario de la palabra y en nuetra reconstrucción de Kant. ¿Qué es etetica trascendental? .como vacuidad.