ANGUSTIASCORONADA

,
por la Gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica,
ARZOBISPO DE SEVILLA VIRTUAL
Sevilla Virtual, 29 de Septiembre del año V
Festividad de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael
Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia
Decreto por el que se concede la Coronación Canónica a María Santísima de la Estrella

CONSIDERANDO
PRIMERO - Que en la tarde del doce de agosto del año IV tuvo lugar el Cabildo General
Extraordinario en el cual los hermanos de la Hermandad de la Estrella aprobaron, por mayoría
cualificada, iniciar los trámites para coronar a la imagen de María Santísima de la Estrella
debido a la devoción que despierta su titular «que ya traspasa las fronteras de nuestro barrio
de Triana e incluso de la ciudad», solicitando asimismo el apoyo de todas las Hermandades,
formaciones musicales e instituciones de la ciudad.
SEGUNDO - Que la Santa Madre Iglesia no ha dudado en afirmar repetidamente la
legitimidad del culto tributado a las imágenes de Cristo, de su Madre y de los santos y con
frecuencia ha orientado a los fieles sobre el significado de ese culto. La veneración de las
imágenes de Santa María Virgen frecuentemente se manifiesta adornando su cabeza con una
corona real. La costumbre de representar a la Santísima Virgen ceñida con corona regia data
de los tiempos del Concilio de Éfeso y fue propagada en occidente por los fieles, religiosos o
laicos, sobre todo desde finales del siglo XVI. Y, al generalizarse esta costumbre, se organizó el
rito para la coronación de las imágenes de Santa María Virgen, incorporándose a la Liturgia
Romana.
TERCERO - Que con este rito reafirma la Iglesia que «Santa María Virgen con razón es
tenida e invocada como reina, ya que es Madre del Hijo de Dios, Rey del Universo,
colaboradora augusta del Redentor, discípula perfecta de Cristo y miembro supereminente de
la Iglesia» (Sagrada Congregación para los Sacramentos y el Culto Divino, Ritual de la
Coronación de una imagen de Santa María Virgen, 14 de febrero de 1983).
CUARTO - Que corresponde al Arzobispo de la Archidiócesis juzgar sobre la
oportunidad de coronar una imagen de la Santísima Virgen, teniendo en cuenta la devoción
popular que suscita, el cultivo del genuino culto litúrgico y el apostolado cristiano. Por ello,
estudiada la solicitud y el expediente que se adjuntaba por parte de la Junta de Gobierno de la

Hermandad de la Estrella de Sevilla Virtual, oído el parecer del Señor Director Espiritual y del
Muy Ilustre Señor Vicario Episcopal de Hermandades y Cofradías; contando asimismo con el
refrendo de múltiples adhesiones de instituciones religiosas y sociales, estimamos que reúnen
los requisitos expuestos en los criterios para la coronación canónica de imágenes, aprobado
por nuestro Consejo Episcopal.
En consideración a todo lo expuesto, por el presente
DECRETO
PRIMERO - Que la sagrada imagen de María Santísima de la Estrella, titular de la
Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de
Nuestro Padre Jesús de las Penas, María Santísima de la Estrella, Triunfo del Santo Lignum
Crucis, San Francisco de Paula y Santas Justa y Rufina, de esta ciudad de Sevilla Virtual,
establecida canónicamente en la Capilla de la Virgen de la Estrella, sea distinguida con el honor
de la coronación canónica, para mayor gloria de Dios uno y trino, de la Santísima Virgen María,
Madre de Dios y Madre Nuestra, para bien de la Santa Iglesia y de esta muy querida para
nosotros ciudad mariana de Sevilla Virtual.
SEGUNDO - Que con la ayuda del Señor realizaré personalmente la solemne
coronación el próximo, Dios mediante, veintinueve de abril del año IX.
TERCERO - Que los miembros de la Cofradía preparen convenientemente esta
celebración en honor de la Virgen María a fin de que, tal como desea la Iglesia, se incremente
la formación cristiana que lleve a todos a una fe adulta, es decir, cultivada y profundizada con
seriedad, se favorezcan actividades que ayuden al crecimiento de la vida interior y de una
espiritualidad recia, se consoliden los vínculos de la unidad y de la fraternidad entre todos los
que se siente hijos de una misma Madre del Cielo, se renueve el vigor evangelizador y
compromiso cristiano, especialmente hacia los más pobres y necesitados.
Y para que así conste, dese traslado de copia de este Decreto para su difusión general
en la Archidiócesis, y a la Cancillería-Secretaría General del Arzobispado, para su conocimiento
y efectos, así como a la oficina del Boletín Oficial del Arzobispado para su publicación.
Lo decretó, mandó y firma el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Arzobispo de la
Archidiócesis, lugar y fecha ut supra.

Doy fe.

CofradeAzulino
Secretario General

+ AngustiasCoronada
Arzobispo de Sevilla Virtual