Prohíbe

:

Manda:




No asistir a la iglesia por propia culpa.
Realizar trabajos serviles innecesarios.
Comprar y vender públicamente.
Litigar en las cortes.

Trabajar el día de fiesta, se comete
pecado mortal; pero excusa de culpa
grave la brevedad del tiempo que se
emplea.

Prohíbe las obras serviles y otras
cualesquiera que nos impidan el culto a
Dios.

Se prohíbe la mentira y
se manda respetar la buena causa de
Dios.

Santificar las fiestas es oír Misa entera y
no trabajar sin verdadera necesidad.
Ejercitarse en la oración y en obras de
cristiana caridad con el prójimo.
Evitar principalmente el pecado y todo
lo que pueda inducirnos a él, como son
las diversiones y reuniones peligrosas.


Se peca :

Recibiendo a menudo y con las debidas
disposiciones los sacramentos de la
Penitencia y de la Eucaristía.





Tendencia a la pereza
A la desidia
A la ingratitud con Dios
A olvidarnos de Dios
A ese querer dar culto a Dios a tu
manera, sin necesidad de venir a misa,
por no saber qué celebras en cada misa.
Oír Misa entera, pero omitir una
pequeña parte, al principio o al final, no
es pecado grave.

Gozar de la alegría propia del día del
Señor o disfrutar del debido descanso de
la mente y del cuerpo.