You are on page 1of 10

Capítulo V El ser humano – ser en contradicción y en devenir

B. Textos de Martín Lutero
Semejanza de Dios – pecado
1) Disputa acerca del ser humano (1536)
(WA 39/I, 175-177; traducido por Dámaris Zijlstra Arduin)
1. La filosofía, [como] la sabiduría humana, define al ser humano
como un ser vivo racional, sensible, corporal [que pertenece
al reino animal].
3. Pero hay que saber lo siguiente: esa definición abarca solo
al [ser humano] mortal y [eso quiere decir] al ser humano de
esta vida [terrenal].
4. Y es ciertamente verdad que la razón es el fundamento de
todo y es la mejor de todas las cosas y es algo divino.
5. Es la creadora y motivadora de todas las artes [libres],
de la medicina, del derecho y de todas las cosas que poseen los
hombres en sabiduría, poder, eficiencia y fama en esta vida.
6. Es por eso que la razón debe ser reconocida justamente
como diferencia principal en la que se basa la separación entre
el ser humano y los animales y otras cosas.
10. Sin embargo, la razón no sabe de su majestad por las
causas [por la deducción] sino solamente por los efectos [como
una conclusión].
11. Entonces, si se compara la filosofía o la razón misma con
la teología se demostrará que no sabemos casi nada sobre lo humano.
12. Parece que ni siquiera comprendemos suficientemente
su causa material.
13. Porque la filosofía seguramente no conoce la [causa]
efectiva y de la misma forma tampoco conoce [la causa de] su
finalidad.
17. En este aspecto, no hay esperanzas de que la persona
pueda reconocerse a sí misma como es en tanto no dirija su mirada
1

sin las obras de la ley”. 22. el libre albedrío para practicar los justos reglamentos y la buena voluntad. males eternos que no pueden ser superados con sus propias fuerzas. en cambio. Jesucristo. Pablo declara en Ro 3. como un símbolo sobre nosotros. que es Dios. 24. 21.a la fuente misma. y así resume brevemente la definición de ser humano cuando dice: el hombre es declarado justo por la fe. Esto es. del pecado y de la muerte. 30. el ser humano en esta vida no es más que la materia prima de Dios para la vida en su forma futura. etc. tampoco saben de lo que hablan. en estas circunstancias debemos concluir que la razón. A pesar de todo. o sea. 26. para que se multiplique y domine todas las cosas y nunca muera. define a partir de la abundancia de su sabiduría al ser humano completo e integral. la vida y la muerte. Y que [la criatura] solo será liberada por el hijo de Dios.28: “Sostenemos entonces que el hombre es justificado por la fe. Igualmente que el ser humano sea capaz de elegir entre lo bueno y lo malo. Pero luego de la caída de Adán queda sometido al poder del demonio. 23. 35. Por eso. 31. Y también cuando sostienen que en los hombres se refleja la luz del rostro de Dios. Por eso impíamente filosofan aquellos contra la teología cuando sostienen que las capacidades naturales [del ser humano] se han conservado intactas pese a la caída. luego de la caída queda sometida al poder del diablo. La teología. Esas personas no solamente no entienden lo que es el ser humano. que es la causa más hermosa y excelente. 20. que el hombre es una criatura de Dios que se compone de carne y de un alma viva creada desde el principio a imagen de Dios sin pecado. 32. 2 . (si cree en él) y le podrá ser regalada la eternidad de la vida. 29.

2) Catecismo Menor (1529): El Credo – Artículo primero: La Creación (Obras V./WA 30/I. es para Dios la materia prima para su magnífica forma futura. que describe al hombre como un ser totalmente encorvado sobre sí mismo. [. 292-294) Creo en Dios Padre todopoderoso. 20s. ¿Qué quiere decir esto? Respuesta: Creo que Dios me ha creado y también a todas las criaturas. ganado y todos los bienes... campos. también los espirituales. 3) Comentario de la carta a los Romanos (1515/1516) (Obras X. Por todo esto debo darle gracias. comida y bebida. sus anhelos todos están centrados en ella misma. Y asimismo todo lo creado./WA 56. que me provee abundantemente y a diario de todo lo que necesito para sustentar este cuerpo y vida. y además vestido y calzado. Todo lo 3 .36. sino que necesita una ayuda más poderosa desde fuera. Por esto el hombre no puede esperar ayuda alguna de sus facultades naturales.La naturaleza humana] no ve ni busca más que a sí misma. oídos y todos los miembros. al extremo de que canaliza hacia su propia persona no únicamente los bienes materiales. ojos. servirle y obedecerle.3 Esto concuerda con la Escritura (comp. casa y hogar. Esto es con toda certeza la verdad. y todo esto por pura bondad y misericordia paternal y divina. un mal natural. 266s. 356s. la razón y todos los sentidos y aún los sostiene. me protege contra todo peligro y me guarda y preserva de todo mal. que ahora está reducido a la insignificancia. esposa e hijos. sin que yo en manera alguna lo merezca ni sea digno de ello. ensalzarlo.) Sobre 8. un defecto natural. que me ha dado cuerpo y alma. y se busca a sí mismo en todo. Is. Esta encorvadura es ahora algo inherente a nuestra naturaleza. 2:9-22). creador del cielo y de la tierra.

ceguedad y en resumen: no conocer o despreciar a Dios. desesperación. 5) Tesis para cinco disputas sobre Romanos 3. el asesinar. no invocar.28 (1535-1537). no orar. en el capítulo 5 de la epístola a los Romanos. el jurar por el nombre de Dios.. falta de temor a Dios. presunción. lo pasa por alto como si no lo viera y se dirige exclusivamente a sí misma [. la impudicia. la falsa fe. 4) Los Artículos de Esmalcalda (1537): Tercera parte – Sobre el pecado (Obras V. Cuarta disputa (WA 39/I. 13. el centro de todo. como San Pablo lo hace en el capítulo 5 de la epístola a los Romanos.) Tenemos que confesar aquí. 221s. la desobediencia a los padres. incluso al propio Dios. sino que tiene que ser creída basándose en la revelación de la Escritura. Después viene el mentir. etc.. otros lo definen como la carencia de la justicia que al comienzo era necesariamente inherente al ser humano. Este pecado original es una corrupción tan profunda y perniciosa de la naturaleza humana que ninguna razón la puede comprender. sometidos a la muerte y al diablo. no lo que es de Dios. como consta en el salmo 50. desconfianza frente a Dios. En su mayoría consideran a grandes rasgos que el mal del deseo carnal es el pecado hereditario y llaman a aquello que 4 . en el capítulo 33 del Éxodo y en el capítulo 3 del Génesis. 84-86. traducido por Dámaris Zijlstra Arduin) 12. Adán. despreciar la palabra de Dios. por cuya desobediencia todos los hombres han llegado a ser pecadores. 177/WA 50. Esto es lo que se llama pecado original o capital. Los escolásticos definen el pecado hereditario de forma débil y bastante oscura como concupiscencia.demás. Los frutos de este pecado son las obras malas que están prohibidas en el Decálogo como la incredulidad.] así también la naturaleza por su parte se ha colocado a sí misma en el lugar de todo lo demás. la idolatría. Por esto. la naturaleza es para sí misma el primero y más grande de todos los ídolos. aun en el lugar del propio Dios. el robar. el engañar. que el pecado ha entrado al mundo por un solo hombre. y busca nada más lo suyo propio.

se enseña entre nosotros que desde la caída de Adán todos los hombres que nacen según la naturaleza se conciben y nacen en pecado. esta enfermedad innata y pecado hereditario es verdaderamente pecado y condena bajo la ira eterna de Dios a todos aquellos que no nacen de nuevo por el bautismo y el Espíritu Santo. 15. Por eso es que el pecado debe ser agrandado y ampliado. solamente castigo. mientras que para el creyente está claro que ni las fuerzas sensoriales ni la razón han quedado incólumes […]. 16. 27.queda luego del perdón. 30. la justificación es entonces tan grande que no puede contar ni considerar nuestras obras o nuestras emociones. tanto en el ser humano como en los demonios. 28. Como tal obra de Dios. Mejor hacen los que enseñan con insistencia que la naturaleza ha sido corrompida por el pecado de Adán. a no ser que se hable de la integridad de las fuerzas sensoriales. 5 . todos desde el seno de la madre están llenos de malos deseos e inclinaciones y por naturaleza no pueden tener verdadero temor de Dios ni verdadera fe en él. porque consideran que la naturaleza se hace justa mediante poderes naturales. Al respecto se rechaza a los pelagianos y otros que niegan que el pecado hereditario sea pecado. 17. Pero la Escritura nos habla de la causa del pecado. Porque la naturaleza no puede ser entendida al mismo tiempo como corrupta y como intacta. El pecado original (Libro de Concordia. 6) La Confesión de Augsburgo (1530): II. para que la justificación pueda ser tan amplia como sea posible […]. debilidad y yesca. De igual modo. Pero no lo hacen. en menoscabo de los sufrimientos y el mérito de Cristo. Es decir. Pero además han enseñado impíamente aquellos que afirman que después de la caída la naturaleza ha quedado intacta. testimoniando que no hay nada bueno en la naturaleza del hombre y que el bien remanente es utilizado asimismo para el mal. 28) Además. 14.

no hago más que asentir al veredicto que tú mismo has pronunciado sobre ti./WA 56. de modo que no habrá posibilidad de huir aún más hacia dentro ni de ocultarse en un lugar aún más recóndito. ni con base en las palabras de gente que los alaba o crítica.) Sobre 2. traducido por Dámaris Zijlstra Arduin) Sobre 43. 546. tus propios pensamientos y tu conciencia te dan el testimonio de que eres digno de entrar al cielo –o al infierno”.Conciencia 7) Comentario de la carta a los Romanos (1515/1516) (Obras X. Pues no se juzgan a sí mismos con base en los juicios que otros pronuncian sobre ellos. Mas así como ellos mismos son juzgados ante sí mismos por sí mismos cuando su conciencia. así serán juzgados también por Dios. yo tampoco puedo. pues al sentir ese remordimiento. Por esto además Dios juzgará a todos los hombres según estos sus íntimos pensamientos y revelará lo que pensamos en lo más secreto. Con esto queda demostrado que no ignoraban la ley.15 Pero les da también un mal testimonio respecto de lo malo que hicieron. Por lo tanto. se dan cuenta de que han obrado mal. que su alma no los puede eludir ni evitar ni siquiera reprimir como puede hacerlo con los juicios y las palabras de los hombres. como si Dios quisiera decir: “Mira: yo en realidad no te juzgo. 8) Lecciones sobre Génesis (1535-1545) (WA 44. Si tú no puedes arribar a un juicio distinto respecto de ti mismo. con base en las evidencias aportadas por estos mismos testigos. que los acusan y que torturan su conciencia. 203s..] La conciencia provoca 6 . 84s. y de esto se encargan los razonamientos. No tendrían remordimientos si no tuviesen el conocimiento de que su obrar era malo.. y confirmarlo. todo nuestro pensar quedará de manera inevitable al descubierto y expuesto a la vista de todos. sino que tenían conocimiento del bien y del mal. sino según sus propios razonamientos íntimos.19-22 Esforcémonos entonces cada uno de nosotros para ser liberados de esa bestia espantosa y diabólica [. da testimonio y cuando sus razonamientos los acusan o defienden. Y estos razonamientos los tienen metidos tan en lo profundo de su ser.

9) Gran comentario de la carta a los Gálatas (1531) (WA 40/I. libre de la ley. que devora la otra ley que nos tenía atrapados. Así debemos aprender que en la fe que aprehende a Cristo mismo entramos con la conciencia en una nueva ley (por decirlo de alguna manera). he escapado del calabozo y de mi tumba que era justamente la ley. que es la ley que me tenía atrapado. el vencedor sobre ley y pecado. que me acusa y me devora. que carga con los pecados de todo el mundo. y provee armas a toda la Creación en nuestra contra.y fortalece a la muerte y al infierno. traducido por Dámaris Zijlstra Arduin) Sobre 2. Entonces la ley ya no tiene derecho a acusarme y detenerme. entonces dile: hermano. Allí encontraré otro pecado contra mi pecado. porque he resucitado […]. El siervo arbitrio 7 . porque tengo una ley contra la ley. cuan do veas a un hombre horrorizado. Ese otro pecado. resucito con él y muero a mi tumba. Por ende. que es Cristo en la Cruz. es decir. el que tiene la mayor fuerza para consolar las conciencias afligidas. y entonces la ley ya queda vacía. y morir a la ley significa vivir para Dios […]. Es una maravillosa e impactante definición decir que vivir a la ley significa morir para Dios.19 Pero la conciencia cristiana debe estar muerta a la ley. es todopoderoso y suprime y devora todos mis pecados. un pecado contra el pecado. 270-273. Porque aquella tumba en la que Cristo estaba muerto se abrió con su resurrección. Entonces. levántate y recuerda que crees en Cristo. pero la ley pertenece a la carne. no distingues bien. el de la carne de Cristo. quedó vacía y Cristo se alejó de ella. una muerte contra la muerte. que me aterroricen pecado y muerte. Despierta. pones la ley en la conciencia. cuando creo en Cristo. Y ese es el artículo más fuerte e importante. afligido en su conciencia por el pecado. donde no hay ley ni muerte […]. y no debe tener nada más que ver con ella. con esa fe te levantarás sobre la ley y caminarás en la gracia. Pero el Espíritu dice: que me acuse la ley. Y cuando sienta remordimientos de conciencia por el pecado miraré a esa serpiente de bronce. pero no desesperaré.

Juan 8: “Todo aquel que hace pecado.36]. es siervo del pecado” [Jn.9]. Y esto [vivir en el reino del Satanás] lo hacemos espontánea y gustosamente. de modo que queremos y hacemos gustosos lo que él mismo quiere. oh Israel. de sufrir coacción. 8. 38/WA 1. La primera parte de esta afirmación es evidente. 11) La voluntad determinada (Obras IV. 2].].22 y sig.) Conclusión 13 El libre arbitrio no es más. Por ello. 635-638) En pocas palabras: Si estamos bajo el dios de este siglo. sino que sólo es libre para lo malo. y siempre estoy contigo” [73. 86-90/WA 18. Pero “cuando viene otro más fuerte que él y lo vence y nos lleva a nosotros como su botín” [Lc. “Si el Hijo os libertare. puesto que el libre arbitrio es cautivo y siervo del pecado. pero de mí sólo tu ayuda” [13. San Agustín dice en Del Espíritu y la Letra [cap. Conclusiones (1518) (Obras I. Así la voluntad humana es puesta en medio cual bestia de carga: si se sienta encima Dios. después de la caída. 359f. 8. comete pecado mortal. quiere lo que Dios quiere y va en la dirección que Dios le indica. no sería voluntad. mas en verdad es el siervo arbitrio” [cap. No que no sea nada. sólo sirve para pecar”. Lo mismo dice en innumerables lugares más. que un simple nombre. La segunda parte se explica por lo arriba expuesto y por aquel pasaje de Oseas 13: “Tu perdición viene de ti. si se sienta encima Satanás. 11. Y en el libro II Contra Juliano: “Vosotros lo llamáis libre. 3]: “El libre arbitrio sin la gracia. “estamos cautivos a voluntad de él” […].21]. somos otra vez siervos y cautivos de Dios mediante su Espíritu (lo cual sin embargo es libertad de reyes).34]. Y no está en su libre elección correr 8 . Pues la coacción es más bien (por decirlo así) una Noluntad. seréis verdaderamente libres” [Jn. sin la obra y el Espíritu del Dios verdadero. como dice el salmo: “He sido hecho como una bestia de carga.10) La Disputación de Heidelberg. quiere lo que Satanás quiere y va en la dirección que Satanás le indica. y en tanto que el hombre hace aquello que en sí mismo es. por la misma naturaleza de la voluntad que.

y dejarlo para Dios solo. Pero si no queremos prescindir de él. un sometido y siervo ya sea de la voluntad de Dios. el libre albedrío no es ni más ni menos que un nombre divino. Por consiguiente. sino sólo respecto de lo que es inferior. hacer y no hacer conforme a su libre albedrío. el hombre no posee un libre albedrío. o en lo pertinente a la salvación o condenación. sino que es un cautivo. les es atribuido con no mayor propiedad que si se les atribuyese también la divinidad misma. Esto es: el hombre debe saber que en lo referente a sus bienes y posesiones materiales. y declararlo título sagrado y venerable para su Dios. lo cual sería un sacrilegio como no puede haber otro mayor. Y si es atribuido a los hombres. que compete sola y exclusivamente a la Majestad divina. Y si querían atribuir siquiera alguna fuerza a los hombres.6]. debían enseñar que a esta fuerza había que designarla con un término que no fuera “libre albedrío” […]. 9 . pero que frente a Dios. como reza el salmo [135. pero entonces correspondía también eliminarlo de la boca y del lenguaje humanos. al menos enseñemos con buena fe que se lo debe usar en el sentido siguiente: que al hombre se le concede un libre albedrío no respecto de lo que es superior a él. y lo más adecuado a nuestra religión cristiana. o la de Satanás. pues ésta “puede y hace todo lo que quiere. en el cielo y en la tierra”. sino que los jinetes mismos se disputan su adquisición y posesión […]. si los teólogos tenían la intención de hablar de lo que el hombre es capaz de hacer [de humana virtute]. Pues bien: lo más seguro sería.hacia un jinete u otro y buscarlo. él tiene el derecho de usar. En consecuencia. les correspondía no hacer uso de este vocablo. si bien también esto lo guía el libre albedrío del solo Dios en la dirección que a él le place. prescindir del todo de este término libre albedrío.

lo especial del ser humano? 2. Impulsos para el trabajo individual o grupal 1. 6. pecado hereditario y pecado original. Contrariamente a la idea tradicional. especialmente a diferencia de la teología escolástica? 4. ¿Qué es el ser humano? – ¿Un primate más desarrollado? ¿Un ser racional? ¿Un ser impulsado por sus instintos? ¿El producto de sus circunstancias? ¿Dónde encuentra Ud. Tenga en cuenta las diferencias y discuta en qué sentido este concepto de conciencia pasa a ser el fundamento de la libertad cristiana. Lutero sostiene que el ser humano se encuentra bajo el dominio del pecado. que sostenía que la conciencia era la voz de Dios dentro del ser humano.Capítulo V El ser humano – ser en contradicción y en devenir C. él sostiene que la conciencia posee dos facetas: una conciencia desesperada y una liberada. Lutero concibe de una forma muy particular lo que es la conciencia. ¿Cuáles son sus características? Diferencie entre pecado. Lutero separa la forma teológica de ver al ser humano de la filosófica. ¿Cómo caracteriza ambas perspectivas? 3. ¿Por qué Lutero subraya una y otra vez la falta de libertad o servidumbre de la voluntad humana? 10 . 5. ¿Cómo entiende Lutero la “semejanza” de Dios.