Andrés Roa

La Certeza sensible en la Fenomenología del espíritu
La Fenomenología del espíritu, como fue concebida por Hegel, consistió en un intento de introducir al lector
a su sistema de pensamiento, preparándolo así para entender la totalidad de la ciencia que tenía en mente.
Ahora bien, para lograr entender el verdadero significado de la Fenomenología, es preciso detenerse de forma
detallada sobre cada una de las secciones que componen este libro. El propósito de este trabajo particular es
examinar de forma más cautelosa la primera parte de la Conciencia, la llamada Certeza sensible. Al ser la
primera parte de la obra, después de la Introducción, cobra especial importancia entender a cabalidad de
dónde parte Hegel, para así entender los momentos posteriores en el camino de la conciencia, los cuales
aborda en su texto. Como lo afirma Pinkard “La razón más obvia de Hegel para empezar la Fenomenología
con estos capítulos es su creencia profesada que cualquier sistema filosófico debe empezar sin ninguna
presuposición y desarrollarse en su totalidad a partir de este comienzo sin presuposiciones.”1
Es así como en la Certeza sensible la conciencia comenzará el recorrido al que Hegel la someterá en la
Fenomenología del espíritu. En primer lugar, Hegel nos explica que el saber que es nuestro objeto, en esta
sección, es el saber inmediato. Este tipo de saber lo caracteriza como el más verdadero, en tanto que la
conciencia lo toma en “toda su plenitud”2. Como explica Hippolyte a propósito del principio de la Certeza,
“La certeza sensible no se desarrolla en tanto que consciencia que se representa diversamente las cosas o las
compara entre sí, ya que eso obligaría, una vez más, a que interviniese una reflexión y, por consiguiente,
habría que sustituir el saber inmediato por un saber mediato.” 3 En cambio, en este momento, la conciencia
mantiene una posición receptiva, lo que resulta en que, al ser tomado en su plenitud el objeto de este saber,
sea al mismo tiempo la verdad más abstracta y más pobre. En este sentido, como afirma Hegel, solo sabemos
algo al respecto de nuestro objeto: “que es” 4. La observación que realiza Hegel sobre este saber, es decir, que
sea la verdad más abstracta y más pobre, se entiende en cuanto a que no podemos alcanzarlo. Esto en tanto
que “aquello que experimento sin poder expresarlo de alguna manera no tiene verdad.”5
1 PINKARD, Terry. Hegel’s Phenomenology: the sociality of reason. Cambridge. Cambridge
University Press, 1994. p. 20
2 HEGEL, Wilhelm Friedrich. Fenomenología del espíritu. Traducido por Wenceslao Roces
Ciudad de México. Fondo de cultura económica, 2015, p. 63
3 HYPPOLITE, Jean. Génesis y estructura de la ‘Fenomenología del espíritu’ de Hegel. Traducido
por Francisco Fernández Buey. Barcelona. Ediciones península, 1974. p. 53
4 HEGEL, Wilhelm Friedrich. Fenomenología del espíritu. Traducido por Wenceslao Roces
Ciudad de México. Fondo de cultura económica, 2015, p. 63
5 HYPPOLITE, Jean. Génesis y estructura de la ‘Fenomenología del espíritu’ de Hegel. Traducido
por Francisco Fernández Buey. Barcelona. Ediciones península, 1974. p. 53

6 HEGEL.” De este modo. incluso todos los ahora. el objeto es lo que permanece.”6 Una vez identificada esta relación mediada. es en la certeza por medio de otro. debido a que este objeto parece ser lo esencial en la Certeza sensible. la conciencia es enfrentada a que “el singular supuesto por la también singular certeza sensible es en realidad su propio contrario. La esencia. y por esto hacer la siguiente pregunta para poder entenderlo: ¿qué es el esto?8 A partir de esta formulación. lo que consideramos como la verdad de nuestro objeto es precisamente este "puro ser”. una vez precisado este objeto de la certeza sensible. 64 7 Ibídem. A esto se refiere Hegel cuando afirma: “yo tengo la certeza por medio de otro. Wilhelm Friedrich. pudiendo ser muchos. que es precisamente la cosa. para luego constatar que ya no lo es.”9 Así introduce Hegel esta idea del universal.Lo anterior significa que en este momento. con lo cual se evidencia que el objeto dejará de ser lo esencial en la certeza sensible. no puede ser la noche o el día. el saber se da como lo no esencial y depende del objeto para su existencia. se procede entonces a considerar el ahora al que se acaba de hacer referencia. en tanto que a través de un simple ejemplo. Cuando intentamos explicar este ahora. a su vez. se evidencia el verdadero carácter de este ahora. 2015. y ésta. por ahora. 9 Hyppolite54 . El ahora no es entonces algo particular. Hegel comenzará a analizarlo para proseguir la experiencia de la conciencia. dentro de los límites espacio-temporales. al hablar de algo como un este. En cambio. Con lo anterior nos encontramos necesariamente que este ahora es un universal. Fondo de cultura económica. en la cual el yo se presenta a través de la cosa. Al analizar la certeza. pero ninguno particular. Al identificar lo anterior. Al mismo tiempo. sino mediada. 8 Ibídem. y viceversa. como un ahora y un aquí. se presenta que el yo y el éste a los cuales se hace referencia no pueden ser parte de la inmediatez en le Certeza sensible. la identificamos con ese objeto que está ante nosotros. y que debe su existencia a la negación de lo que podemos nombrar como los “ahora singulares. procederá el análisis en tres aspectos distintos en esta sección. p. nos damos cuenta que no es algo que podemos conservar de la forma que quisiéramos. Es decir.” 7 Ahora bien. Fenomenología del espíritu. es el más abstracto universal. aunque sea o no sabido por nosotros. Traducido por Wenceslao Roces Ciudad de México. como el afirmar que ahora es noche. que es precisamente el yo. porque precisamente cuando decimos ahora varía su contenido. en tanto que ellos se dan a través del otro. tomamos al objeto y lo presentamos como lo esencial en esta certeza sensible. el cual constituye ahora lo verdadero de la certeza sensible. cada uno de los cuales lleva necesariamente al siguiente. Es decir. En primer lugar. sino algo mediado. Aquel será entonces “un saber que solo sabe el objeto porque él es y que puede ser o no ser. no se da una relación inmediata entre ambos. Hegel entrará entonces a identificar que esto se entiende. con los universales es que hablamos de los objetos sensibles. debemos analizarlo. Ahora bien.

La experiencia de esta certeza. Jean. Traducido por Francisco Fernández Buey. nos encontramos con que otro yo tendrá un aquí y un ahora distintos. Fenomenología del espíritu. Al efectuarse esta operación en el aquí y el ahora. Al referirnos a esta inmediatez. Y es precisamente esa penetración lo que constituye la verdad concreta hacia la cual tendemos. Apenas nos ha ofrecido el análisis referente a la inversión entre sujeto y objeto en la certeza. Génesis y estructura de la ‘Fenomenología del espíritu’ de Hegel. entonces.” 11 En esta última sección nos vemos llevados a tomar entonces la totalidad de sujeto y objeto como la esencia de esta Certeza. Lo que obtendremos al empezar la tercera sección. y el objeto particular será lo no esencial. se enfrenta a la necesidad de utilizar el yo. A juicio de Hyppolite. Hegel nos presenta ahora la segunda sección dentro de la Certeza sensible. en tanto nuestro lenguaje. Ocurre de este modo una mediación: "lo que se pone deja de ser enseguida 10 HEGEL. lo que ahora es el saber mismo. Traducido por Wenceslao Roces Ciudad de México. p. Si bien el yo es el que tiene el aquí y el ahora. se configura como un universal. se procede en la Fenomenología a realizar la misma operación con el otro componente del esto. 2015. Lo universal se halla menos yuxtapuesto a lo singular. El sujeto toma entonces la importancia que antes tenía el objeto. es que ha ocurrido el movimiento dialéctico que utiliza Hegel.Una vez realizado este ejercicio. Ediciones península. la del sujeto de esta certeza. y sólo mediante el sujeto que sabe es que tenemos al objeto. afirma Hegel. Cuando intentamos determinar el aquí nos encontramos. la relación inicial se invierte. Fondo de cultura económica. “al decir yo digo este yo singular. De esta forma. tenemos otro universal que es en tanto negación de los particulares. tomamos el ahora que nos es indicado. 66 11 HYPPOLITE. nos damos cuenta que la esencia de la Certeza sensible no puede ser el objeto particular. de la misma manera que antes. el que afirma este aquí y este ahora particular. aquello que depende de lo esencial. Ahora bien. el aquí. 1974. es indiferente y permanece frente a todos los particulares. lo cual entrará a examinar. al intentar expresar algo individual. cuando nos afirma que en el saber ocurre el mismo tipo de dialéctica que se ha estado presentando. Wilhelm Friedrich. Por lo tanto. pero nos damos cuenta que ese ahora que indicamos ya dejó de existir. “entre el yo individual y el yo universal hay un vínculo más profundo que en el caso de objeto espacio-temporal. 60 . su penetración es más íntima. con dicho viraje. Es el sujeto.”10 Encontramos ahora que ocurre la misma imposibilidad de hablar de algo particular. con que no es algo particular. digo en general todos los yo. con lo que nuevamente se produce un apartamiento de lo que parecía ser lo esencial en la Certeza sensible. Barcelona. que como ocurría con el éste. Como afirma Hegel. nos mantenemos en una relación inmediata y acudimos a que se nos indique este ahora y este aquí. De este modo. pero de manera distinta. al darnos cuenta de la imposibilidad de separarlos e intentar identificar a uno de estos como lo esencial. el aquí o el ahora. p. sino que es precisamente una universalidad que está mediada por estos distintos particulares.

cuando indicamos precisamente este aquí o este ahora. HYPPOLITE. 62. ."13 Es así como se da un movimiento. con lo cual nos damos cuenta de que su verdad obedece a lo universal. Terry. 68 14 HEGEL. Con dicha reflexión se encaminará luego la conciencia a la Percepción mientras sigue el camino al que Hegel la somete en su intento de determinar el saber a través de los diferentes momentos que se dan en la Fenomenología del Espíritu. no tiene la verdad del ser. En este sentido. Fondo de cultura económica. podemos apreciar a través del recorrido de la Certeza sensible cómo suponemos lo individual. pero en el lenguaje mismo vemos la imposibilidad de expresarlo sin usar universales. se evidencia que no puedo indicar algo inmediato. 1994. son universales. Fondo de cultura económica. 12 Ibídem. en estos están contenidos todos los posibles aquí y ahora y se usan para hacer referencia a estos. lejos de ser individuales. Ciudad de México. Del mismo modo. Traducido por Wenceslao Roces. continúa siendo en su misma desaparición. siempre que intentamos tomar un ahora determinado. e intentamos indicarlo. el ahora que tenemos contiene todos los ahora. Ciudad de México. ocurre el mismo movimiento anterior. sin embargo. cuando tomamos el aquí. p. sino que nos damos cuenta de que se está frente a un universal. Fenomenología del espíritu. Fenomenología del espíritu. 2015. 2015. se nos presenta otro ahora. Fenomenología del espíritu. la conciencia puede observar que el aquí y el ahora. Hegel’s Phenomenology: the sociality of reason. Jean. Fondo de cultura económica. 1974. "es algo que ha sido y ésta es su verdad. p. con lo cual volvemos al principio. luego se afirma que se supera este haber sido. Wilhelm Friedrich.lo que se ha puesto y. Cambridge." 12 De este modo. 70. Así. Sin embargo. Wilhelm Friedrich. lo no racional. Wilhelm Friedrich. Traducido por Francisco Fernández Buey. Cambridge University Press. Ediciones península. en cuanto a que se indica el ahora como algo que ya ha sido. 13 HEGEL. 2015. PINKARD. Traducido por Wenceslao Roces. y cuya verdad es precisamente el que es un universal."14 Ahora bien. Acercándose al final de la Certeza sensible. p. Bibliografía: HEGEL. Génesis y estructura de la ‘Fenomenología del espíritu’ de Hegel. Hegel afirmará: "lo que se llama lo inexpresable no es sino lo no verdadero. Traducido por Wenceslao Roces Ciudad de México. De este modo. ya que se ha mostrado que es algo reflejado en sí. Barcelona. lo simplemente supuesto. Finalmente.