4.

- El ritual de iniciación de adultos
4.1.- La iniciación de adultos en el Ritual de Pablo VI
Comenzaremos nuestra exposición por el Ritual de la iniciación de los adultos o RICA. Este no
es sólo un libro litúrgico sino que se presenta además como un directorio pastoral que es una
fuente de sugerencias, textos y modelos, más bien que un libro de rúbricas detalladas. Para los
ritos secundarios se ofrecen pistas de celebración, dejando la aplicación concreta a la comunidad
local y sus ministros.
Buscamos en este Ritual el paradigma de la plena celebración de los sacramentos de la iniciación
cristiana. A partir de ahí podrá luego haber adaptaciones o simplificaciones. Pero comenzamos
estudiando la liturgia de máximos y no de mínimos. En lugar de tomar como caso típico el
sacramento según los mínimos requeridos para su validez, tomaremos como caso paradigmático
el sacramento celebrado en su máximo de significatividad. Los rituales hablan en primer lugar de
la formación de catecúmenos y bautismo de adultos, y sólo en segundo lugar del bautismo de
niños.
El libro está precedido por las praenotanda generalia (observaciones generales) compuesta por
35 números. Este texto se encuentra también en el ritual del bautismo. Allí encontramos los
elementos esenciales de la teología de la iniciación cristiana, valida para los adultos y para los
niños. Esta introducción general expresa una visión de la iniciación cristiana unitaria y orgánica
válida en ambos casos. Teniendo en cuenta la unidad de los sacramentos de la iniciación (nn 1-2),
se subraya la dignidad del bautismo, como sacramento de la fe, como incorporación a la Iglesia,
como baño de purificación de cada pecado y regeneración a una vida nueva y como participación
en el misterio de la muerte y resurrección de Cristo (nn 3-6). Por tanto, se indica sea la
responsabilidad del pueblo de Dios, con la tarea de transmitir la fe y preparar para el bautismo los
nuevos creyentes, sea para ejercer los distintos oficios y ministerios, con una atención más directa
al rol del padrino (nn 7-17). Al final presenta las cosas necesarias para la celebración del
bautismo (nn 18-29), recuerda las adaptaciones que competen a las Conferencias episcopales y
también al ministro del bautismo (nn 30-35).
A continuación se encuentran las observaciones del ritual de iniciación cristiana de adultos. Estas
se componen de 67 números que ayudan a precisar el sentido y la articulación del nuevo ritual.
Hay una amplia descripción de la estructura de la iniciación de los adultos con sus tiempos y
grados (nn. 4-40), así como también la clarificación del rol de los distintos ministerios y oficios
(nn. 41-48); después encontramos una puntualización sobre los tiempos y lugares de la iniciación
y su celebración (nn. 49-63) y por último encontramos las distintas competencias de la
Conferencia episcopal, del obispo de la iglesia local y del ministro de la celebración en cuanto a
las diversas adaptaciones posibles del rito (nn. 64-67)
El camino de iniciación propuesto por el RICA prevé cuatro tiempos o períodos intercalados con
tres pasos o grados. Cada período es un tiempo de búsqueda, de escucha de la palabra, de una rica
experiencia litúrgica, de oración y de compromiso de conversión.
Estas cuatro etapas son:
- El primer período es el que coincide con la primera evangelización llamado también
precatecumenado. En esta primera fase el candidato, llamado simpatizante, recibe una ayuda
atenta de los catequistas y de la comunidad para garantizar un buen acompañamiento en el
camino de la fe.

El tercer período es el de la inmediata preparación a los sacramentos de la iniciación cristiana. se preparan para recibir la eucaristía y la confirmación. llamado tiempo de purificación e iluminación. -.El segundo período es el verdadero catecumenado.2. Tiempo de ejercitar la vida cristiana.El cuarto período es de la mistagogía. Presenta el rito de la iniciación de los niños en edad catequística. Presenta el rito más simple de la iniciación cristiana de un adulto para utilizar en casos particulares según el ordinario de lugar. -. * 3er grado: Celebración de los sacramentos de la iniciación cristiana . * 2do grado: Rito de la elección o inscripción del nombre: Este consiste en la elección o admisión a los sacramentos de la iniciación cristiana: Bautismo. Se presenta como un camino comunitario en el que a través de la liturgia y la catequesis litúrgica.Forma plena de iniciación de adultos. El rito propuesto se inspira en el modelo propio de cada iniciación. De esta manera se responde a un problema de índole pastoral que no existía en la antigüedad. según las circunstancias: -. o iniciación por etapas en el RICA La iniciación por etapas contempla los siguientes tiempos con sus correspondientes ritos propios de cada etapa. Forma simplificada de la iniciación de un adulto (RICA 240-277). Este tiempo está destinado a profundizar la experiencia de la vida comunitaria y adquirir una nueva conciencia de los misterios celebrados y de la fe de la Iglesia. Forma plena: Ritual del catecumenado distribuido en sus grados o etapas (RICA 68-239).. -. Tiempo de profundización en la fe y crecimiento en la conversión. Propone una iniciación del mismo tipo catecumenal pero reducida y adaptada. Ritual de iniciación de los niños en edad catequística (RICA 306-369). para los adultos que habiendo recibido el bautismo en la infancia. Confirmación y Eucaristía. -. -. . Preparación para la confirmación y Eucaristía de adultos bautizados en la infancia que no ha recibido catequesis (RICA 295-305). El RICA responde con un itinerario adaptado completamente a los niños. Ritual breve de un adulto en peligro de muerte (RICA 278-294). Tiempo de rica experiencia litúrgica. Apéndice: Es propuesto el rito de la admisión a la plena comunión con la Iglesia católica de los ya bautizados válidamente y pertenecientes a otras confesiones cristianas. Textos varios para la celebración de la iniciación cristiana de adultos (nn. Prevé un camino espiritual adaptado a los candidatos. los catecúmenos se comprometen en la renovación espiritual para prepararse a las fiestas pascuales y a la iniciación sacramental. .* 1er grado: Rito de admisión al catecumenado con el que la Iglesia ratifica la acogida y primera consagración. Tiempo de descubrir y vivir las primeras experiencias de vida apostólica y misionera. 370-392) -. . El proceso hacia el bautismo se articula en tiempos y grados. Este Ritual contempla distintas maneras de celebrar la iniciación de adultos. 4.

y muestran el carácter de combate que caracteriza a la vida espiritual cristiana. 373). También pueden ser pronunciadas por el presbítero. etc. 374) Las bendiciones ofrecen ánimo. si los catecúmenos han alcanzado la .. las “entregas” del símbolo y la oración dominical pueden hacerse también durante el tiempo del catecumenado en algún momento oportuno. En este rito es conveniente una participación de una comunidad. con sus imposiciones de manos respectivas. amigos. familiares. Están ordenados de modo deprecatorio y positivo. añadiendo la mención del ministro y los padrinos. . 109-118. pueden ser realizados por el presbítero. mientras la comunidad celebra la liturgia de la Eucaristía en el templo. el sentido del pecado y la penitencia. Durante los años que dura el catecumenado. Estos exorcismos. que salen del templo para ir junto con los catequistas a seguir su instrucción en otro lugar. . Estas son: . 119-124. el perdón de las ofensas y agravios. El rito de entrada está formado por un diálogo inicial. catequistas. los deberes del cristiano en el mundo. tales como la traditio o entrega del símbolo y el Padrenuestro. que presentan a la Iglesia a los candidatos avalados por ellos. 106-108).a) Un primer tiempo de evangelización o precatecumenado En este período no está previsto alguna celebración sino una serie de encuentros en los que la comunidad se compromete a acompañar a los futuros candidatos en el camino de la fe. los nombres se inscriben en el libro de los catecúmenos. se pueden adelantar algunos ritos que de suyo pertenecen a la siguiente etapa. acciones y tiempos del misterio litúrgico <Integrarlos poco a poco en el culto de la comunidad. * El rito de admisión: Al catecumenado se entra mediante un Rito de entrada.Bendición de los catecúmenos (nn. la entrega de los evangelios.Exorcismos menores (nn. o la unción con el óleo de los catecúmenos. pero también por el catequista (RICA 109). la introducción en el templo. un posible exorcismo y renuncia a ritos paganos. y las súplicas por los catecúmenos. Por tanto. Se prevén particulares celebraciones de la Palabra de Dios que tienen como finalidad: < Grabar en los candidatos la doctrina transmitida. El catecúmeno tiene unos padrinos. diácono o catequista (RICA 119).Celebraciones de la palabra (nn. la signación de la frente y los sentidos. gozo y paz a quienes todavía carecen de la gracia del sacramento. por ejemplo: la moral propia del NT.. la imposición del nuevo nombre. Estos exorcismos se llevan a cabo normalmente durante la celebración de la palabra. la celebración de la palabra de Dios. 100-103). <Ilustrar los distintos aspectos y formas de la oración <Explicarles los signos. Termina con la despedida de los catecúmenos. b) El catecumenado Durante este período están previstas 3 celebraciones o momentos (nn. el rito del effetá. Después de la celebración del rito.

Estos padrinos tienen una parte activa en el rito de elección. que serán los que le acompañen desde ese momento hasta la recepción de los sacramentos. o en ambas manos.madurez. y con lecturas apropiadas. Luz verdadera y Vida para siempre. después de la homilía. en torno a Jesús. Comienza con la presentación de los candidatos por el presbítero. con los evangelios de la samaritana. para que los catecúmenos se unan más íntimamente con Cristo y prosigan con mayor diligencia su entrega de amor a Dios. Los escrutinios se celebran durante la Eucaristía parroquial. o en otras partes del cuerpo (RICA 130). Los catecúmenos deben elegir unos nuevos padrinos. 135). cuarto y quinto de Cuaresma. Con esta ceremonia concluye el catecumenado. Se realiza en la iglesia. Fuente de agua viva. Es deseable que las entregas se hagan en presencia de los fieles. El rito de elección preferiblemente es presidido por el obispo. normalmente en los domingos tercero. al término de la Liturgia de la palabra. Tiene un fuerte contenido comunitario porque es la misma comunidad que acompaña con la oración a los elegidos y los conduce al encuentro con el Señor (nn. No hay un tiempo fijo para esta etapa. “Se alargará cuanto sea necesario”. * El rito de la elección Se suele tener durante el primer domingo de la cuaresma inmediatamente anterior a la Pascua en que van a ser bautizados. proteger contra las tentaciones. pueden ser despedidos formalmente. ordinariamente durante la eucaristía. si no hay óleo bendecido previamente por el obispo (RICA 131). del ciego y de Lázaro. A continuación viene el momento de la elección formal y las súplicas por los elegidos. Si asisten. El óleo de los catecúmenos puede ser bendecido por el mismo presbítero. Van acompañados por los exorcismos cuyo ministro es el sacerdote o el diácono. Los escrutinios pretenden purificar el corazón. Se utiliza el siguiente esquema: -Homilía -Oración en silencio -Súplica por los elegidos -Exorcismo -Despedida de los elegidos -Celebración de la Eucaristía . La unción con el óleo de los catecúmenos también se puede adelantar al tiempo del catecumenado. y mover la voluntad. Pueden ir con sus padrinos a una sala aparte para reflexionar sobre los textos o recibir instrucción. diácono o catequista responsable. Debe realizarla el presbítero o el diácono. Se celebran tres escrutinios. Tiene lugar en el pecho. Este período concluye con la decisión de ser bautizado. y se puede repetir varias veces (RICA 128). Desde este momento conviene que los catecúmenos asistan a la liturgia de la palabra los domingos. fortalecer contra las tentaciones. Si murieran durante el catecumenado. Termina con la despedida de los elegidos que no pueden todavía participar en la segunda parte de la Eucaristía. después de la liturgia de la palabra de la Misa ferial. Sigue el interrogatorio de los candidatos y la inscripción del nombre. rectificar la intención y mover la voluntad. se les deben dar las exequias cristianas. Su finalidad es principalmente espiritual: purificar las mentes y los corazones. c) El tiempo de iluminación o purificación: En este tiempo se celebran los escrutinios de los elegidos o “competentes”.

a no ser que obste una causa grave” (RICA 34. dada su rica simbología. También puede anticiparse al tiempo del catecumenado. si los elegidos se pueden reunir el Sábado Santo. “Tanto el rito de inmersión. 46. 22). Seguidamente los catecúmenos reciben los sacramentos del bautismo y la confirmación y participan de la Eucaristía.Al terminar el catecumenado la Iglesia entrega con amor a los elegidos las fórmulas que se tienen desde antiguo como el resumen de su fe y de su oración. puede hacerse ahora la unción con el óleo de los catecúmenos. Se realiza durante la semana que sigue al tercer escrutinio. Si no se ha hecho antes. 32). Es deseable que se tengan en la Vigilia Pascual después de la bendición del agua y las letanías. puede hacerse ahora en estos domingos: -Entrega del símbolo: la entrega se hace durante la semana que sigue al primer escrutinio. entre la renuncia y la profesión de fe. Si no se ha hecho la traditio durante el catecumenado. que desde antiguo es propia de quienes. . Tras el bautismo con el agua. -el rito del effettá: Quiere significar la necesidad de la gracia que da la posibilidad de escuchar la Palabra de Dios y proclamarla. pueden utilizarse con todo derecho (Observaciones generales a la Iniciación cristiana. Esta crismación se suprime cuando se va a tener inmediatamente después la confirmación (RICA 223). viene la crismación de la coronilla. No debería haber separación en la recepción de los tres sacramentos. el óleo de los catecúmenos (si no se hubiese tenido anteriormente) y la profesión de fe. El Ritual deja la opción entre la inmersión y la infusión (RICA 18. Los símbolos de cada sacramento deberían subrayarse lo más posible. Es preferible el bautismo por inmersión. que es más apto para significar la Muerte y Resurrección de Cristo. como el rito de infusión. -Entrega de la oración dominical: Se entrega también a los elegidos la oración del padrenuestro. muestra una preferencia por la inmersión. aunque. se propone: -la recitación del símbolo: Con este rito los elegidos son preparados a la profesión bautismal de la fe y son instruidos sobre el deber de anunciar la palabra del Evangelio. Comienza la liturgia sacramental con la recitación de las letanías y la bendición del agua. -Imposición del nombre cristiano -unción con el oleo de los catecúmenos * Celebración de los sacramentos de la iniciación Estos sacramentos son el último y decisivo grado de la iniciación cristiana. El sistema del algodón impregnado es práctico. por el bautismo. Siguen las renuncias.56. CIC 885). Comienzan con la renuncia a Satanás y la profesión de fe. pero su significatividad es muy pequeña. como hemos visto. n. han recibido el espíritu de adopción de hijos. sino que el sacerdote debería confirmarle y admitirle a la plena participación de la Eucaristía “No se bautice a ningún adulto sin que reciba a continuación del bautismo la confirmación. Siempre que se usa el óleo es conveniente que esté en una vasija apropiada donde pueda ser visto. que son un rito único. Para la preparación próxima a los sacramentos.

y continúa la Eucaristía en la que el neófito va a recibir la comunión por vez primera.El adulto recién bautizado es revestido de una vestidura digna como puede ser un alba o una capa. Está muy recomendado que reciba la comunión bajo las dos especies (RICA 234). De esa manera son más conscientes de haber entrado en una Iglesia católica. la unción en la frente con el crisma y el saludo de paz. con la primera imposición de manos. en la que se ilumina la vivencia sacramental que han tenido. Seguidamente viene la confirmación. se tiene la oración de los fieles. debe ser artística. d) Tiempo de la mistagogía Durante la Pascua pueden los neófitos participar en una etapa final de instrucción llamada mistagogía. En torno a Pentecostés pueden reunirse los neófitos con el obispo para celebrar la Eucaristía. Esta vela. . que será un recordatorio del bautismo para toda la vida. y no meramente en una comunidad local. y así revestido recibe la vela que encienden los padrinos en el cirio pascual (RICA 226). Terminada la confirmación. universal.