El Sistema Límbico

El sistema límbico es un conjunto de estructuras cerebrales que responden a ciertos
estímulos ambientales produciendo respuestas emocionales; como: miedo, alegría, enojo o
tristeza. Aunque dichas emociones han sido consideradas características únicas del humano,
Chales Darwin las describió en varias especies y en animales cercanos en la escala
filogenética del humano, como los primates.
A principios del siglo XIX se describió el mecanismo por el cual este sistema regula las
emociones y cómo los seres humanos reconocen y comparten las mismas (empatía). La
descripción de los generadores de patrones centrales (CPG’s), como estructuras anatómicofuncionales conservadas evolutivamente, sugiere su participación en la regulación de varias
actividades, incluidas las emociones y la empatía. Lo que daría un carácter de universalidad
e incluso de reconocimiento conductual
El sistema límbico y la conducta
Para entender una emoción como el miedo, es necesario entender primero la relación entre
el sentimiento cognitivo representado en la corteza cerebral y los signos fisiológicos
asociados regulados por las áreas subcorticales. Siguiendo este orden de ideas, un estímulo
emocional con una intensidad significativa activa sistemas sensoriales que envían la
información hacia el hipotálamo, el cual genera una respuesta capaz de modular la
frecuencia cardiaca, la tensión arterial y la frecuencia respiratoria. Al mismo tiempo, la
información de este estímulo es llevada hasta la corteza cerebral, de modo que el estímulo y
la información son llevados indirectamente desde los órganos periféricos (los cuales
perdieron su estado homeostático debido al estímulo) y directamente desde el hipotálamo,
la amígdala y las estructuras relacionadas. De manera simultánea, la información del
estímulo se lleva a la corteza cerebral, indirectamente desde los órganos periféricos (los
cuales, perdieron su estado homeostático debido al estímulo) y directamente desde el
hipotálamo, la amígdala y estructuras relacionadas
Justo por debajo del cerebro pensante, y adentrándose en el córtex, se encuentran los
centros límbicos, las principales zonas del cerebro dedicadas a las emociones. Las hallamos
también en el cerebro de otros mamíferos. Las partes más antiguas del subcórtex se

para tomar una buena decisión tenemos que aplicar sentimientos a los pensamientos. sufrió un tumor cerebral. Según todas las pruebas de coeficiente intelectual. En una zona inferior. pero la lesión provocada al extirpar el tumor había tenido como consecuencia que el paciente ya no lograra conectar lo que pensaba con las ventajas y los inconvenientes emocionales. pero ya no podía hacer su trabajo. desesperado. por debajo de las zonas límbicas. el neurocientífico quedó completamente perplejo. cuál es la mejor hora para acudir al médico. acudió a Damasio para averiguar qué le sucedía. que interactúan con una zona concreta del córtex prefrontal. No funcionó en ningún otro puesto. en la zona del cerebro medio dedicada a las emociones. pero luego encontró una pista. Antonio Damasio (el neurocientífico en cuyo laboratorio se llevó a cabo el trabajo de Baron sobre los principios básicos de la IE en el cerebro) ha escrito sobre un caso neurológico que resulta revelador. aunque por suerte se lo diagnosticaron pronto y lo operaron con buenos resultados. pero se veía incapaz de decidir cuál resultaba mejor. Esos sentimientos proceden de los centros emocionales del cerebro medio. conocido como «cerebro reptiliano» por tratarse de una suerte de arquitectura básica que tenemos en común con los reptiles. Sin embargo. Se divorció. Acabó viviendo en la habitación de invitados de su hermano y. durante la intervención el cirujano tuvo que cortar circuitos que conectan zonas muy importantes del córtex prefrontal (el centro ejecutivo del cerebro) y la amígdala. no sabemos qué sentir sobre lo que pensamos y no podemos tomar buenas decisiones. el abogado seguía siendo igual de inteligente que antes. por ejemplo. desgraciadamente. al preguntarle: «¿Cuándo quiere que volvamos a darle hora?» Descubrió entonces que el abogado podía decirle las ventajas y los inconvenientes racionales de todas las horas disponibles durante las dos semanas siguientes. Perdió la casa. memoria y atención a las que lo sometieron. Según Damasio. Si no contamos con ese factor. porque según todas las pruebas neurológicas el paciente estaba bien. Se trata de un excelente abogado de empresa que. Eso es lo que nos permite establecer prioridades. se encuentra una red nerviosa formada por los ganglios . esos centros cerebrales lo evalúan de inmediato. Cuando pensamos algo. de modo positivo o negativo. Tras la operación se produjo una circunstancia clínica sumamente desconcertante. Los circuitos corticales-subcorticales aportan también un timón ético. Lo despidieron.prolongan hasta el tronco del encéfalo. Al principio.

La sabiduría vital acumulada se almacena en esos circuitos primitivos. Éstas son la amígdala y la corteza orbitofrontal.basales. su cuerpo se moviliza (o se desmoviliza) para desconectarse. entendiéndose estos últimos como los actos mentales que afirman o niegan el valor moral frente a una situación o comportamiento Las emociones son Reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a diferentes estímulos: Psicológicamente: alteran la atención. voz. núcleos septales laterales. hipocampo. músculos. etcétera. Morris & Dolan. expresión e interpretación de conductas sociales e incluso la generación de juicios morales. cuando hice tal otra fue un fracaso». El sistema límbico y las emociones El conjunto de núcleos cerebrales que regulan las emociones forman el Sistema Límbico (área ventral tegmental. las cuales incluyen: decisiones racionales. al encontrarnos ante una decisión. . actividad del SNA y sistema endócrino) a fin de establecer un medio interno óptimo para el comportamiento más efectivo. Tipos de emociones: EMOCIONES PRIMARIAS Las emociones primarias suelen estar acompañadas de claros indicios físicos. El sistema límbico junto con las estructuras de la corteza frontal. Se trata de una parte muy primitiva del cerebro pero que cumple una función extraordinariamente importante para desenvolvernos en el mundo moderno. 2005). aunque para acceder de forma más profunda a nuestra experiencia vital sobre el asunto en cuestión necesitamos un número mayor de aportaciones por parte de esos circuitos subcorticales. procesan los estímulos emocionales y los integran a funciones cerebrales complejas. Recientemente. otras estructuras han sido adicionadas al sistema límbico tradicional (Gelder. corteza frontal). Y cuando es feliz. A medida que avanzamos por las distintas situaciones de la vida. núcleo accumbens. Cuando usted está deprimido/a. es el córtex verbal el que genera lo que pensamos acerca de ella. Fisiológicamente: organizan la respuesta de distintos sistemas biológicos (expresiones faciales. modifican la conducta y activan redes asociativas relevantes en la memoria. Sin embargo. su cuerpo se moviliza para asumir compromisos y acciones positivas. los ganglios basales deducen normas de las decisiones que tomamos: «Cuando hice tal cosa me fue bien.

pena. mortificación. remordimiento. EMOCIONES SECUNDARIAS 1. Cólera: enojo. 3. preocupación. estremecimiento. asco. nerviosismo. Amor: aceptación. orgullo. alivio. remordimiento. Vergüenza: arrepentimiento. desprecio. Alegría: disfrute. culpa y vergüenza. impaciencia. amabilidad. 3. 4. mal genio. indignación. sospecha. melancolía. . éxtasis. Sorpresa: asombro. pavor y pánico patológico. devoción. desaliento. dicha. confianza. pena. menosprecio y aberración. violencia y odio patológico.1. diversión. desconfianza. Aversión: repulsión. inquietud. 2. animadversión. depresión y nostalgia. desdén. molestia. deleite. capricho. fastidio. desesperanza. 2. caridad. hostilidad. Miedo: ansiedad. resentimiento. afinidad. humillación. adoración. 4. gratificación. extravagancia. satisfacción y manía patológica. furia. felicidad. estupefacción. terror. dedicación. maravilla y shock. amor desinteresado. ira. Tristeza: aflicción. duelo. irritabilidad. atropello. placer sensual. fobia. autocompasión. gentileza y amor obsesivo. soledad. aprehensión.