LA PÁLABRA DE DIOS, SACIA EL HAMBRE ESPIRITUAL

Introducción:

Cuando la península de Corea estaba en sus “buenos tiempos” la vida
era extremadamente difícil; tanto así que en una familia un vaso de
leche tenía que ser compartido por todos los niños que hubiera en ella,
y eso era considerado como un lujo en la alimentación. Cada niño
estaba acostumbrado a la escasez de leche, y ya sabía qué tanto
debía beber cuando la tenían. Durante la guerra que hubo en Corea
(de junio de 1950 a junio de 1953), muchos niños se extraviaron. Una
enfermera de la Cruz Roja encontró a un niño y al verlo perdido lo
recogió, y dándose cuenta de que estaba hambriento, le dio un vaso
de leche. El niño comenzó a beber; de repente dejó de hacerlo, y
preguntó a la enfermera cuántos “traguitos” podía beber. La
enfermera, conmovida y con lágrimas en los ojos, le dijo. “Toda es
para ti; bébela toda.”. Hoy en día hay muchos hambrientos, pero ya no
de leche, sino de Palabra de Dios.
TEXTO: MATEO 15:32-39
I. JESÚS SIENTE COMPASIÓN POR LA GENTE. V. 32.

A. La compasión de Jesús por las personas proviene de sus entrañas.
Desde lo más profundo de su ser Jesús anhela que las personas
reciban el alimento celestial. “ Siento compasión por ellos. Han estado
aquí conmigo durante tres días” …

B. La palabra compasión significa literalmente sentir que las entrañas
anhelan, desde lo más profundo de nuestro ser, hoy debemos sentir la

misma compasión por la gente que no conoce a Jesús.
C. Los que predican la Palabra deben recordar siempre que Jesús no
quiere que la gente desmaye en el camino, el hambre de la humanidad

A. Demostremos esa sensibilidad de Jesús llevándole el alimento espiritual a los necesitados de este tiempo. No importa la cantidad que tengamos. . 33-34 A. ¿Cuánto tienen? Pregunto Jesús. C. JESÚS USA LO POCO Y LO CONVIERTE EN ABUNDANCIA. solo entregalo al que tiene el poder de multiplicarlo. Ante la multitud de necesidades de la humanidad. Jesús invita a acercarse a Él a los que se sienten trabajados y cansados porque Él es el único que los puede hacer descansar. V. V. lo que importa es ponerlo en las manos del Señor para que Él haga milagros maravillosos para bendecir a muchos. “ no sea que se desmayen por el camino” II. los discípulos de Jesús se pueden sentir escasos de recursos para satisfacer las necesidades de la gente. 35-37. “Siete panes y unos pocos pescaditos — contestaron ellos”. “Entonces Jesús le dijo a la gente que se sentara en el suelo”. —¿Dónde conseguiríamos comida suficiente aquí en el desierto para semejante multitud? B. JESUS QUIERE DARLE DESCANSO A LA HUMANIDAD CANSADA. Lo poco en las manos de Jesús se convierte en mucho. Por medio de este milagro se ve otra vez la sensibilidad y compasión de Jesús para con la gente y su necesidad física.solo puede ser saciada por la Palabra de Dios. III. Cuando una persona llega a Jesús descansa de la carga pesada del pecado.

Por eso debemos depender de la bendición de Jesús para hacer su obra. que no sólo son para socorrer en una ocasión. por consiguiente. podemos depender de Él. Jesús bendice lo que damos y hacemos para el reino de Dios.” C. “Tomó luego los siete panes y los pescados. sino para siempre que haya necesidad. y acudir a Él en todo momento y circunstancia. El Señor nos puede usar más y mejor cuando reconocemos nuestra carencia y acudimos a Él. Lo que podemos tener en nosotros nunca es suficiente para satisfacer las necesidades de otros ni para realizar algo para Dios. Tenemos una gran oportunidad de compartir la Palabra de Dios para que muchos sean llenos. que sus múltiples recursos no se acaban. . “Todos comieron cuanto quisieron. y. Ganemos personas para el reino de Dios. No debemos preocuparnos si nuestros recursos parecen escasos.. Jesús tiene el poder de multiplicar nuestros recursos y ayudarnos a cumplir las metas propuestas.. dio gracias a Dios por ellos.B. la recompensa está asegurada para lo que reparten la provisión de Dios entre los necesitados. aunque esa necesidad se repita.” Conclusión: Este milagro por parte de Jesús comprueba que su poder no se agota. El Señor tiene para cada nueva necesidad una nueva provisión.