NEUMONÍA ADQUIRIDA EN

LA COMUNIDAD

NOMBRE: Frías Guerrero Ilda
Mercedes
DOCENTE: Karina
Lamadrid Barreto
ROTACIÓN:03

1

INDICE
INTRODUCCIÓN
1. DEFINICIÓN…………………………………………………………………………
……………….3
2. EPIDEMIOLOGIA……………………………………………………………………
……………..3
3. CLASIFICACIÓN……………………………………………………………………
………………..4
4. ETIOLOGÍA……………………………………………………………………………
……………….5
5. MECANISMOS DE
PRODUCCIÓN……………………………………………………………8
6. DIAGNÓSTICO………………………………………………………………………
……………….9
7. VALORACIÓN DE LA
GRAVEDAD……………………………………………………………11.
8. TRATAMIENTO………………………………………………………………………
………………15
9. COMPLICACIONES…………………………………………………………………
………………17
CONCLUSIONES
REFERENCIAS
ANEXOS

000 habitantes al año. Entre un 20-40% de las PAC ingresan en el hospital. caracterizada por la presencia de fiebre. sintomatología respiratoria variable y aparición de infiltrados en la radiología de tórax. La mortalidad se sitúa entre el 1-36% dependiendo de múltiples factores. Es más frecuente en niños y ancianos y aparece con preferencia en los meses de invierno. la cual varía en función de factores de riesgo como las comorbilidades o la edad. Las neumonías pueden clasificarse en función de la inmunocompetencia del huésped o según el ámbito donde se adquiere que puede ser la comunidad (NAC) o el hospital (nosocomial). La NAC presenta una incidencia de 5-11 casos por cada 1. mientras que en los enfermos hospitalizados la mortalidad puede estar entre el 414% y en los enfermos que ingresan en la UCI puede llegar al 22-50%. la clínica y la virulencia de la cepa. La mortalidad de las NAC depende de la gravedad de la misma.2 INTRODUCCIÓN La neumonía es una enfermedad inflamatoria del parénquima pulmonar de etiología infecciosa. En esta revisión se evalúa el tratamiento de la neumonía adquirida en la comunidad. la mortalidad de la NAC tratada ambulatoriamente es inferior al 1%. .

aunque no supera el 2 % en los pacientes tratados de forma ambulatoria. con una tasa global del 14 %. tos. En zonas del mundo con recursos limitados.11 casos por 1000 personas por año. Los pacientes que requieren ingreso en UCI tienen una . Es la causa infecciosa más frecuente de defunción. llega a alcanzar el 24 % en los pacientes hospitalizados y a superar el 40 % en los enfermos atendidos en UCI. los engrosamientos peribronquiales y las áreas múltiples de atelectasias/infiltrados parcheados de pequeño tamaño no deben ser considerados neumonías radiológicas.5-10% en pacientes que requieren hospitalización 15-25% en el caso de NAC neumocócica con bacteriemia. se admite la posibilidad de diagnosticar la NAC únicamente por la presencia de hallazgos físicos de acuerdo los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). que consideran el diagnóstico presumible de neumonía en los lactantes y niños con fiebre. en estudios epidemiológicos se han establecido criterios estandarizados por un grupo de trabajo de la OMS. representando el 12. o iniciada en los últimos 14 días. La definición de NAC es más problemática en lactantes por el solapamiento en las manifestaciones clínicas y radiológicas de la NAC y la bronquiolitis.16 a 6. rechazo de la alimentación y/o dificultad respiratoria. En nuestro país se informó como primera causa de muerte. 2) EPIDEMIOLOGÍA La tasa global de neumonía adquirida en la comunidad en los adultos es de aproximadamente 5. De acuerdo con estas recomendaciones.3 1) DEFINICIÓN Podríamos definir la NAC como una infección aguda del tracto respiratorio inferior con una duración inferior a 14 días. Para reducir la variabilidad en la interpretación radiológica de la NAC. excepto si se acompañan de derrame pleural. adquirida en la comunidad.7% de todas las causas registradas del año 2001. que produce tos y/o dificultad respiratoria y con evidencia radiológica de infiltrado pulmonar agudo.

fundamentalmente. 5 – 12% de pacientes que acuden con síntomas de infección respiratoria baja.4 mortalidad entre el 20 y el 45%. existe tos. o entre neumonía típica y atípica. En la auscultación se objetivan tanto sibilancias como crepitantes de forma difusa. Habitualmente. en los que se observa con frecuencia una discrepancia entre la copiosa semiología respiratoria y la escasa afectación del estado general. Ch. pneumoniae.. ej. con participación de otros niveles de las vías respiratorias. radiológicos y. 1. La auscultación pulmonar que inicialmente puede ser normal. La tos es el síntoma predominante y se suele acompañar de fiebre. mialgias. es más difícil en lactantes y niños preescolares. y en los mayores de 85 años sobrepasa el 40%. Suele afectar más a niños mayores. pneumoniae. . aunque puede ser leve. Las neumonías virales son más frecuentes en niños pequeños y se suelen acompañar de un cortejo sintomático más amplio. La fiebre. Más de la mitad de muertes se da en personas mayores de 84 años. Esta diferenciación. S. Sobre la base de los signos y síntomas clínicos es difícil diferenciar entre neumonía bacteriana y viral. aunque puede existir dolor torácico generalizado en relación con los accesos repetidos de tos seca. pneumoniae) se caracteriza por fiebre elevada con escalofríos. dolor pleurítico y/o abdominal. 22 – 42% son internados. rinitis. que puede ser relativamente fácil en niños mayores y adolescentes. La neumonía bacteriana típica (p.) cursa generalmente de forma subaguda y sin afectación importante del estado general. Legionella spp. microbiológicos. La neumonía atípica (M. 3) CLASIFICACIÓN Las NAC se pueden clasificar considerando diversos aspectos: anatomopatológicos. crepitantes y/o un soplo tubárico. la tos y la afectación del estado general tienen una significación variable.2 – 10% de internados son manejados en UCI. posteriormente pondrá de manifiesto hipoventilación. faringitis y/o miringitis. No es frecuente el dolor en punta de costado.

el Mycoplasma pneumoniae. se tiene que considerar la posibilidad que la NAC esté causada por Haemophilus influenzae (especialmente en enfermos con EPOC y tabaquismo). En estas circunstancias. pueden aumentar el espectro de agentes etiológicos causantes de la NAC. De todos ellos.5 La NAC se clasifica clásicamente en tres grandes síndromes: NAC típica o bacteriana. El Mycoplasma pneumoniae es otro de los agentes causales que afecta especialmente a la población joven. mientras que la Chlamydia pneumoniae es la responsable del 5 al 15% de las NAC. además de los gérmenes usuales. Los factores de riesgo como el tabaquismo. la insuficiencia renal. o la sospecha de aspiración. un cierto grado de inmunosupresión. la Chlamydia pneumoniae. afectando a personas con patologías subyacentes. la insuficiencia cardiaca. la Coxiella burnetii y los virus respiratorios3. la Chlamydia psitacci. las hepatopatías. por lo que se han establecido algoritmos diagnósticos basados en la suma de criterios 4) ETIOLOGIA Hay muchos microorganismos que pueden ser los causantes de la NAC. Los más frecuentes son el Streptococcus pneumoniae (neumococo). el alcoholismo. En muchas ocasiones es difícil diferenciar claramente los tipos de NAC. . el agente más habitual y que provoca más mortalidad es el Streptococcus pneumoniae. la diabetes. Moraxella catarrhalis (especialmente en enfermos con EPOC). además de complicar “per se” la neumonía. o la presencia de enfermedades crónicas como la EPOC. atípica (producida por virus o bacterias atípicas) y no clasificable (casos que no cumplen criterios que permitan incluirlos en ninguno de los 2 primeros grupos).

se debe considerar además la posibilidad etiológica de gérmenes oportunistas. El espectro etiológico en los casos de NAC en esta población depende de la gravedad de las alteraciones anatómicas y fisiológicas. En los niños con mayor grado de inmunosupresión. Staphylococcus aureus. aureus . como estreptococos B-hemolíticos orales. los agentes etiológicos habituales de la NAC continúan siendo los más prevalentes. aureus) y por microorganismos respiratorios de baja virulencia como H. y el grado de inmunosupresión. influenzae no tipificarle. Los enfermos que han estado en contacto con pájaros puede sospecharse de Chlamydia psitacci y en los que han estado en contacto con animales de granja puede sospecharse de Coxiella burnetii. pero esto no ha sido demostrado para todas las situaciones22. En ellos. Las infecciones mixtas virales o bacteriabacteria se identifican en proporción variable. Moraxella catarrhalis. Coinfecciones Aproximadamente. Neumonías adquiridas en la comunidad En pacientes con factores de riesgo Los pacientes con enfermedades subyacentes tienen en general una mayor incidencia de neumonía y estas cursan con mayor gravedad que en los niños sanos. se ha pensado que las infecciones víricas podrían facilitar las infecciones bacterianas e incluso potenciar su efecto. Legionella pneumophila (que causa entre el 2% y el 6% de las PAC en los enfermos hospitalizados). entre el 20-30% de las NAC son causados por infecciones mixtas virus-bacteria y el neumococo es la bacteria más frecuentemente implicada16. Streptococcus pneumoniae resistentes. Legionella pneumophila. Pneumocystis jirovecii. Pseudomonas aeruginosa y anaeróbicos. Hay evidencias de que la coinfección de influenza y S.6 enterobacterias. citomegalovirus y hongos. pero tienen mayor relevancia que en niños sanos las infecciones pulmonares por bacilos gramnegativos Staphylococcus aureus (S. Clásicamente.

Debe reseñarse que la coinfección influenza y S. según las distintas asociaciones virales que pueden producirse. La valoración de las coinfecciones (codetecciones) virales y su relación con la gravedad del proceso es un tema difícil de valorar y en el que existen discrepancias. la coinfección y la carga viral. No obstante. . genéticos e incluso de cada tipo de coinfección. Probablemente.7 incrementa la gravedad de la enfermedad y también se ha demostrado sinergia entre influenza y neumococos por múltiples mecanismos patogénicos23. aureus productor de leucocidina Panton Valentine causa neumonías necrotizantes de elevada mortalidad. además. este grado de gravedad esté también sujeto a factores medioambientales. parece existir una relación entre la gravedad de la enfermedad.

Microaspiracion: es el más frecuente. Requiere compromiso de conciencia o deglución  Anaerobios 4. Aureus  BGN  Anaerobios 5. pneumoniae 3. Hematógeno: a partir de otro foco infeccioso o translocación  BGN o . Embolica: émbolos sépticos proveniente de tromboflebitis endocarditis  S.8 5) MECANISMOS DE PRODUCCIÓN Existen 5 mecanismos de producción: 1.  S. Pneumoniae  H. Inhalación: Puede ocasionar brotes epidémicos en recintos cerrados  Virus  M. Influenza  BGN 2. Aspiración: Implica gran volumen de contenido orofaringeo o gástrico. pneumoniae  Legionella  C.

sin escalofríos. diarreas) con auscultación variable puede asociarse a Mycoplasma pneumoniae. vómitos.000 o < 4. Los ancianos pueden tener menos síntomas o ser menos severos que los jóvenes y en ellos no es infrecuente que se presenten como un cuadro confusional agudo. Coxiella y virus. puede verse con la Legionella. hiposfatemia y hematuria. expectoración herrumbrosa o mucopurulenta. es imprescindible para establecer el diagnóstico. con tos seca o poco productiva y predominio de síntomas extrapulmonares (atromialgias.000 y condensación lobar en la radiografía de tórax con broncograma aéreo. . cefalea. la mayor parte de los cuales tienen taquipnea y crepitantes en la auscultación y en sólo un tercio se aprecian signos de consolidación. La fiebre aparece en la mayoría de los pacientes.9 6) DIAGNOSTICO D. porque síntomas parecidos pueden apreciarse en bronquitis aguda y otras enfermedades no infecciosas. posteroanterior y lateral. En personas jóvenes y sin comorbididades se ha señalado que puede ser útil la distinción entre neumonía “típica” y “atípica”. y un cuadro mezcla de los dos anteriores. La radiografía de tórax. Una presentación más solapada. Chlamydia. disnea y dolor pleurítico son los más frecuentes. Los síntomas respiratorios son inespecíficos: tos. dolor pleurítico. expectoración. Clínico El diagnóstico sintomatología de neumonía respiratoria se variable basa y en la nuevas presencia de anormalidades fiebre. herpes labial. en la radiografía de tórax. donde es frecuente la presencia de hiponatremia. sugiriéndose como datos de neumonía “típica” (neumocócica): fiebre de presentación aguda con escalofríos. leucocitos > 10. semiología de condensación (soplo tubárico).

la presencia de bacterias en cultivo de frotis nasofaríngeo no tiene valor diagnóstico. bioquímica general y pulsioximetría. El laboratorio general nos ayudará a completar la valoración del paciente y decidir dónde realizaremos su tratamiento. Sin embargo. Su determinación en pacientes ambulatorios es opcional. Una radiografía puede ser normal en pacientes con P. b. aunque puede dar buenos resultados si se obtiene correctamente. y más raramente en deshidratados. neutropénicos y en las primeras 12 horas de su instauración. especialmente en el caso de los patógenos bacterianos causantes de NAC típica. la detección de antígenos virales en frotis nasofaríngeo permite establecer el diagnóstico etiológico y su principal ventaja es la obtención rápida del resultado. carinii hasta en un 30 %. derrame pleural). pero puede sugerir una etiología específica (tuberculosis. En el caso de las infecciones víricas. detectar procesos asociados (obstrucción endobronquial). pertussis. parcheada (bronconeumonía) o infiltrados intersticiales. Cultivo de esputo. o valorar la gravedad (afectación multilobar. La RX no es útil para diferenciar las neumonías bacterianas de las no bacterianas. esto es habitualmente difícil y complejo. Microbiológico Permiten establecer el diagnóstico etiológico de la NAC. Les realizaremos hemograma. a. Excepto el aislamiento de B. El aislamiento de una bacteria en una muestra adecuada (> 25 leucocitos por campo y < 10 células epiteliales) es indicativo de infección bacteriana. . Frotis nasofaríngeo. D. El cultivo de esputo es difícil de conseguir en niños. de manera ambulatoria o ingresada en el hospital. La disociación clínico radiológica se ha observado en algunos neumonías “atípicas”. deberíamos considerarla si existe enfermedad cardiorrespiratoria y se debería hacer a todos los que acuden al hospital. ya que pueden ser colonizadoras habituales y no indica que sean las responsables del proceso). absceso). si la SpO2 < 92% o existen datos de severidad es necesario una gasometría arterial (Nivel III).10 Las alteraciones radiológicas deben ser de nueva aparición y podemos observar una condensación alveolar única.

Hemocultivo. Reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Los test rápidos para la detección de antígeno neumocócico en orina y sangre presentan una sensibilidad y especificidad reducida. sinusitis…). para . Recientemente se han publicado buenos resultados para S. Otras técnicas. En casos graves y de mala evolución la obtención de secreciones traqueobronquiales mediante lavado broncoalveolar o la realización de toracocentesis en niños con derrame pleural permitirán obtener material para cultivo y realización de PCR. Tiene una sensibilidad muy baja (< 20-30%) d. se ha recurrido a modelos multivariantes conocidos como escalas o índices ayudarnos en la toma de estas decisiones (Tabla IV). y qué pauta terapéutica será la más adecuada.11 c. 7) VALORACION DE LA GRAVEDAD. La determinación del antígeno de neumococo en líquido pleural tiene una sensibilidad y especificidad similar a la PCR. f. como ningún de estos factores de riesgo son lo suficientemente sensibles y específicos para predecir esta situación. Permite la identificación de material genético viral en secreciones respiratorias con una alta sensibilidad y especificidad. pneumoniae. En la NAC se han identificado una serie de factores de riesgo que aumentan la probabilidad de muerte o de tener una evolución complicada (Tabla III). Detección de antígenos bacterianos. pronósticos. área de hospitalización o UCI). e. CRITERIOS DE INGRESO Después de hacer el diagnóstico clínico de NAC tenemos que valorar la gravedad del cuadro con objeto de decidir dónde realizaremos el tratamiento (ambulatorio. Serología. Método sensible y específico que determina anticuerpos frente a diversos patógenos como para influir en decisiones terapéuticas g. Un resultado positivo puede ser reflejo de una colonización o de una infección neumocócica reciente en otro lugar diferente al pulmón (otitis.

12 La escala de Fine clasifica a los pacientes en 5 grupos atendiendo a la puntuación obtenida tras la suma de 20 variables: demográficas. observación 24 horas en urgencias (grupo III) e ingreso hospitalario (grupo IV y V). FACTORES DE RIESGO DE LA MORBIMORTALIDAD EN LAS NAC . comorbididades. hallazgos de la exploración física y alteraciones del laboratorio o radiológica (Tabla IV). En razón a la probabilidad de muerte de cada grupo se aconseja el lugar más idóneo de tratamiento: ambulatorio (grupo I y II).

13 Factores identificados como predictores de mortalidad en la escala pronostica de Fine .

Presencia de factores de riesgo no considerados en la escala de Fine: esplenectomia. un acrónimo de Confusión. 2. Es importante recordar que ninguna regla permite una categorización inequívoca en grupos de riesgo. 3 (14. Una escala más simplificada y también validada. Cualquier criterio de ingreso en UCI.1%). cuya probabilidad de muerte es: 0 punto (mortalidad1. existe una probabilidad de muerte: 0 puntos (mortalidad 0. Criterios de ingreso en planta Teniendo en cuenta las limitaciones de las escalas pronósticas y las recomendaciones internacionales actuales1-5. 4. 6. 1 (2. Tiene como inconvenientes que necesita del laboratorio. La confusión se puede valorar fácilmente por la desorientación temporo espacial o personal. Para uso ambulatorio se validó esta misma escala sin la determinación de la urea. presión arterial (sistólica < 90 mmHg o diastólica ≤ 60) y edad (≥ 65 años). Puntuación con la escala CRB65 ≥ 1 (Nivel II). . 1-2 (8. la escala CRB65. patología neuromuscular o deformidad importante de la caja torácica.5%). parece infravalorar la gravedad en sujetos jóvenes y no tiene en cuenta factores sociales que garanticen el cumplimiento del tratamiento y su seguimiento.5%) y 3-4 (31%) (Tabla IV). siempre debe prevalecer el buen juicio clínico.14 Esta escala validada. 2%). 2 (9. es especialmente útil para detectar pacientes con bajo riesgo de mortalidad que podrían tratarse de manera ambulatoria. La escala CURB65 es más útil en pacientes con riesgo más alto. Clase III si tras un periodo de observación en urgencias (24 h) no es favorable. Clase IV y V de Fine 3. es la escala CURB65 12. se aceptan como criterios de ingreso hospitalario las siguientes: 1.7%). por lo que sobre ellas. Cada variable se valora con un punto y dependiendo de su suma. ≥4 (40%). Indicación social: el entorno familiar o social no garantiza el cumplimiento del tratamiento su evolución. Urea (> 7 mml/l). 5.2%). frecuencia respiratoria (≥30 rpm). se aconseja el ingreso con una puntuación ≥ 1.

3. recomienda los siguientes criterios: 1. Presentar dos criterios de los siguientes: TA sistólica < 90 mmHg.15 Criterios de ingreso en UCI La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) en su reciente actualización del manejo y tratamiento de las NAC 4. relación PaO2/FiO2 < 250 o afectación multilobar (Nivel II). . Puntuación en la escala CURB-65 > 3 (nivel II). Necesidad de ventilación mecánica o shock séptico (Nivel III) 2.

En base a todo ello.Un tercer factor a tener en cuenta es la resistencia local de los antibióticos. que deben iniciarse precozmente. Existen datos clínicos que nos debe hacer sospechar la presencia de neumococos resistentes a penicilina: > 65 años. en menos de 4-8 horas de realizado el diagnóstico porque disminuye la mortalidad y la estancia hospitalaria (Nivel II). ingreso hospitalario o tratamiento antibiótico con betalactámicos en los últimos 3 meses. personas con contactos con niños en guarderías. EPOC severo. . corticodependencia con > 10 mg/día de prednisona. residencia en asilos y exposición previa a fluorquinolonas.16 8) TRATAMIENTO Antibioterapia empírica inicial El tratamiento inicial de las NAC es empírico y dependerá de la gravedad del cuadro y de la etiología más probable. estableciéndose tres grupos bien definidos según el lugar más adecuado para su antibioterapia: grupo 1 (tratamiento domiciliario). comorbididades múltiples. EPOC. fibrosis quística. se han establecido unas recomendaciones con diferentes opciones terapéuticas (Tabla V y VI). Igualmente se han señalado factores sugerentes de neumococo resistente a las fluorquinolonas: EPOC. La antibioterapia recomendada en estas situaciones se establece en la tabla V. antibioterapia de amplio espectro durante más de 7 días en el último mes y malnutrición). infección nosocomial. grupo 2 (hospitalizado en planta) y grupo 3 (en la UCI). alcohólicos. inmunodeprimidos. Estos aspectos generales no son aplicables a dos situaciones clínicas especiales: sospecha de anaerobios (radiografía con necrosis o cavitación y acompañada de expectoración maloliente o antecedente de aspiración) y sospecha de pseudomona aeruginosa (bronquiectasias. manteniéndose en nuestro país una sensibilidad disminuida del neumococo a la penicilina entre el 35 y 50% y una resistencia a los macrólidos en torno al 25-40%.

Claritromicina 10 días. Clavulánico: uso reciente. d Si se sospecha resistencia a Amoxicilina/Ac. manteniendo amoxicilina 10 días. azitromicina 3-5 días. centro de crónicos.2 g / 8 horas). e Si existe caitación se mantendrá hasta la resolución radiológica. hospitalización previa. Amoxicilina/ Ac. Clavulánico a dosis altas (2/0.17 Si han recibido antibioterapia previa. .

El patógeno más frecuente en la actualidad es S. En algunos casos especiales es necesario recurrir a la TAC de tórax. Derrame pleural El derrame pleural es la complicación más frecuente de la neumonía aguda y una de las causas más frecuentes de fracaso del tratamiento. Si existe un derrame significativo se debe realizar una toracocentesis diagnóstica y terapéutica. Todo derrame pleural obtenido por toracocentesis debe ser analizado y posteriormente valorado. es la que aporta la mejor y mayor información. Los parámetros bioquímicos del líquido pleural mejores para esta valoración son la glucosa. sin duda. pneumoniae seguido de S. No obstante. pyogenes. complejo complicado y empiema (Tabla IV). la cual. en algunos casos es necesario recurrir a la radiografía en decúbito o a la ecografía de tórax. especialmente. En este caso se debe realizar una ecografía de tórax para determinar si existe o no tabicación. considerándose como significativo cualquier grosor superior a 10 mm. La radiografía simple suele ser útil para el diagnóstico. La radiografía en decúbito permite descubrir derrames ocultos y es útil para valorar la cantidad del derrame. la LDH. aureus y S. Según estos parámetros el derrame pleural se divide en: no complicado. .18 9) COMPLICACIONES Las dos complicaciones más frecuentes son el derrame pleural y la neumonía abscesificada o necrotizante. el pH. Por ello. La ecografía también es útil para localizar pequeños derrames ocultos y como guía en la punción de los mismos. En los últimos años se ha producido un fuerte incremento de derrame pleural de origen neumocócico. la tinción de Gram y. debe buscarse la presencia de un derrame pleural. complicado. ante cualquier persistencia de los síntomas o signos infecciosos (fiebre o ausencia de descenso de los reactante de fase aguda).

Los antibióticos de elección son la cefotaxima a 200 mg/kg/día repartida en 3 dosis. en cuyo caso se debe realizar una toracoscopia. pero que actualmente comienza a observarse con cierta frecuencia. Abscesificación Otra de las complicaciones de la neumonía es la abscesificación (neumonía necrotizante). siendo más habitual que acompañe al derrame pleural. aureus resistentes a meticilina de origen comunitario son raras en nuestro país. Si no se dispone de ésta se pueden utilizar alternativamente fibrinolíticos. . especialmente en la neumonía de origen neumocócico. colocándose tubo de drenaje pleural Si su análisis indica derrame complicado. Si existe sospecha clínica o bacteriológica de origen estafilocócico se debe asociar cloxacilina i. En este momento no está indicada la vancomicina. Es raro que se presente aislada. El tratamiento debe ser asociar cefalosporinas i. se administrará urokinasa 2 veces al día durante 3 días (6 dosis en total). de tercera generación y clindamicina por la elevada concentración bacteriana (inóculo).19 En la primera punción deberá extraerse el máximo de líquido.v. En caso de utilizar fibrinolíticos.v. excepcional hace unos años. ya que las cepas de S. Si tras la colocación de drenaje pleural deja de salir líquido y el paciente continúa con fiebre debe realizarse una ecografía para ver si el derrame está tabicado. Si el derrame no es complicado no es necesario dejar el tubo y si vuelve a reproducirse se puede manejar con sucesivas punciones.

con una tasa global del 14 %. que consideran el diagnóstico presumible de neumonía en los lactantes y niños con fiebre. que produce tos y/o dificultad respiratoria y con evidencia radiológica de infiltrado pulmonar agudo. La tasa global de neumonía adquirida en la comunidad en los adultos es de aproximadamente 5. D. tos. C. rechazo de la alimentación y/o dificultad respiratoria. caracterizada por la presencia de fiebre. En zonas del mundo con recursos limitados.16 a 6.11 casos por 1000 personas por año. Es la causa infecciosa más frecuente de defunción. o iniciada en los últimos 14 días. adquirida en la comunidad. sintomatología respiratoria variable y aparición de infiltrados en la radiología de tórax.20 CONCLUSIONES A. B. Podríamos definir la NAC como una infección aguda del tracto respiratorio inferior con una duración inferior a 14 días. aunque no supera el 2 % en los pacientes tratados de . se admite la posibilidad de diagnosticar la NAC únicamente por la presencia de hallazgos físicos de acuerdo los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La neumonía es una enfermedad inflamatoria del parénquima pulmonar de etiología infecciosa.

y en los mayores de 85 años sobrepasa el 40%. S. posteriormente pondrá de manifiesto hipoventilación. ej. Los pacientes que requieren ingreso en UCI tienen una mortalidad entre el 20 y el 45%. Habitualmente. 5 – 12% de pacientes que acuden con síntomas de infección respiratoria baja. en los que se observa con frecuencia una discrepancia entre la copiosa semiología respiratoria y I. Sobre la base de los signos y síntomas clínicos es difícil diferenciar entre neumonía bacteriana y viral. crepitantes y/o un soplo tubárico.21 forma ambulatoria. Los más frecuentes son el Streptococcus pneumoniae (neumococo). E. existe tos. la tos y la afectación del estado general tienen una significación variable. el . Ch. forma difusa. La neumonía bacteriana típica (p. Más de la mitad de muertes se da en personas mayores de 84 años. En la auscultación se objetivan tanto sibilancias como crepitantes de J. fundamentalmente. microbiológicos. F. aunque puede existir dolor torácico generalizado en relación con los accesos repetidos de tos seca.5-10% en pacientes que requieren hospitalización 15-25% en el caso de NAC neumocócica con bacteriemia. faringitis y/o miringitis. pneumoniae.) cursa generalmente de forma subaguda y sin afectación importante del estado general. Legionella spp. representando el 12. llega a alcanzar el 24 % en los pacientes hospitalizados y a superar el 40 % en los enfermos atendidos en UCI. No es frecuente el dolor en punta de costado. Los microorganismos que pueden ser los causantes de la NAC.7% de todas las causas registradas del año 2001. mialgias. H. aunque puede ser leve. Las neumonías virales son más frecuentes en niños pequeños y se suelen acompañar de un cortejo sintomático más amplio. La fiebre. pneumoniae. Las NAC se pueden clasificar considerando diversos aspectos: anatomopatológicos.2 – 10% de internados son manejados en UCI. o entre neumonía típica y atípica G. La neumonía atípica (M. La auscultación pulmonar que inicialmente puede ser normal. rinitis. La tos es el síntoma predominante y se suele acompañar de fiebre. radiológicos y. Suele afectar más a niños mayores.. la escasa afectación del estado general. con participación de otros niveles de las vías respiratorias. 22 – 42% son internados. 1. En nuestro país se informó como primera causa de muerte. pneumoniae) se caracteriza por fiebre elevada con escalofríos. dolor pleurítico y/o abdominal.

Normativas para el diagnóstico y el tratamiento de la neumonía adquirida en la comunidad.31:347-382. Blanquer J. De todos ellos. El tratamiento esta en base a la gravedad del paciente y del organismo que la ha producido. Teirstein AS. Cirugía Torácica (SEPAR). M. Barlett JG.22 Mycoplasma pneumoniae. Dowell SF. Sociedad Española de Neumología y 3. Practice guidelines for the management of community-acquired pneumonia in adults. la insuficiencia renal. Los factores de riesgo como el tabaquismo.46(Supl 7):26-30. 25: 2039-2045. Embolica. Mandel LA. Santré C. la Chlamydia pneumoniae. pueden aumentar el espectro de agentes etiológicos causantes de la NAC. o la presencia de enfermedades crónicas como la EPOC. K. Management of community-acquired pneumonia. Clin Infect Dis 2000. Blanquer y F. Aspiración. Arch Bronconeumol 2005. el agente más habitual y que provoca más mortalidad es el Streptococcus pneumoniae. File TM. A five-year study of severe communityacquired pneumonia with . la Chlamydia psitacci. la diabetes. Hematógeno. Inhalación. Guery B. 4. N. Las dos complicaciones más frecuentes son el derrame pleural y la neumonía abscesificada o necrotizante. Leroy O. 41:272-289. además de complicar “per se” la neumonía. un cierto grado de inmunosupresión. Beuscart C. Grupo de estudio de la neumonía adquirida en la comunidad. O. las hepatopatías. el alcoholismo. la Coxiella burnetii y los virus respiratorios3. Halm EA. Bello S. L. Blanquer R. 2010. Guidelines from de Infectious Diseases Society of America. Existen cinco mecanismos de producción dependiendo del organismo que la origina: Microaspiracion. o la sospecha de aspiración. New Eng J Med 2002. Jacquier JM et al. NAC CIAS 2. REFERENCIAS 1. Aspa J. 5. BorderíasL et al. Musher DM and Fine MJ. Sanz / Arch Bronconeumol. El diagnóstico es a base de manifestaciones clínicas y microbiología. Georges H. Alfageme I. la insuficiencia cardiaca.

Madrid. Balfour-Ly IM. 60: 1-21. 2005. 7. Thorax. Elsevier Doyma. C. A. Abrahamson E.. 3.. Miguélez. No. J. Skerrett SJ. García. A. A. 20:531-548. Gianzo. F.23 emphasis on prognosis in patients admitted to an intensive care unit. M. Neumonía adquirida en la comunidad. S. March). Diagnostic testing for community-acquired pneumonia. K.. Intensive Care Med 1995. Artigao. F. pp. Etiología y diagnóstico de la neumonía adquirida en la comunidad y sus formas complicadas. Hospital Infantil La Paz.. B. & del Castillo Martín. 8. P. (2012.. Miguel. G. 162-e1). ANEXO S CRITERIOS DE HOSPITALIZACIÓN . M...21:24-31. Moreno-Pérez. M.... Clin Chest Med 1999.. In Anales de pediatría (Vol. 9. . G. A. Servicio de Pediatría General. 76. British Toracic Society guidelines for themanagement of pleural infection in children. J. Murua. G. Echevarría. Cohen G. Martín. & Pérez. et al. 6. D.

24 RADIOGRAFÍAS DE TORÁX SEGÚN LA ETIOLOGÍA DE LA NEUMONÍA .

25 .

26 .