CORRETAJE

:
Art. 1345.— Definición. Hay contrato de corretaje cuando una persona, denominada
corredor, se obliga ante otra, a mediar en la negociación y conclusión de uno o varios
negocios, sin tener relación de dependencia o representación con ninguna de las partes.
1. Características generales del corretaje
El Código estructura la normativa sobre corretaje de manera objetiva , esto es, centrando la
regulación en el contrato de corretaje en sí, y no forma subjetiva , es decir sin nuclearla en
derredor de la persona del corredor, como lo hacían el viejo Código de Comercio y,
posteriormente, los preceptos del dec.-ley 20.266/1973 de Martilleros. Ninguna de estas
normas ofrecía una definición del contrato de corretaje en sí mismo.
El corretaje es un contrato que se celebra entre dos sujetos: el corredor, quien desarrolla la
tarea de intermediar entre la oferta y la demanda de cosas, bienes o servicios, y el comitente,
quien la encarga. La nueva ley define a esta figura contractual como un acuerdo por el cual el
corredor se obliga a mediar en la negociación y conclusión de uno o varios negocios, sin tener
relación de dependencia o representación con ninguna de las partes entre quienes intermedia
para celebrar el negocio o negocios de que se trate.
Siburu enseñaba que se designa bajo el nombre de corredor a la persona que
profesionalmente se interpone entre la oferta y la demanda para ayudar o promover la
conclusión de los contratos; Mosset Iturraspe indica que los servicios del corredor son típicos,
no puede haber confusión posible con otras profesiones, asume una obligación de hacer que
no es otra que la de aproximar a las partes para que ellas, directamente, concreten un negocio.
Sin embargo, la definición legal agrega que el intermediario se obliga a mediar en la
celebración de negocios —cuando ello dudosamente debía ser considerado de esa forma,
como lo explicaré en el próximo apartado—, y omite otras características centrales del corredor
y del contrato, como ser que el corredor realiza su actividad de manera profesional y que tiene
derecho a una retribución económica en determinados supuestos. Pese a estas omisiones
legales. Por último, la obligación de mediar se refiere a los actos propios y típicos del corretaje,
de acercar y aproximar a los interesados, de procurar la celebración del negocio, de realizar, en
fin, todos los actos conducentes para lograr esa finalidad, propios de la profesión. El corredor
no es mandatario ni comisionista, es nada más y nada menos que un intermediario que acerca
a las partes.
2. Concepto de contrato de corretaje
La definición legal de esta figura contractual merece las siguientes reflexiones:
a) Establece que el corredor se obliga a mediar en la negociación y conclusión de uno o varios
negocios. Desde hace tiempo vengo sosteniendo que resulta erróneo afirmar que el corredor
queda inicialmente obligado, frente al comitente, a buscar y encontrar un interesado para un
negocio determinado, ya que ello constituye un hacer que puede válidamente no realizar, sin
responsabilidad alguna a su cargo. Por lo tanto, la ley considera que el corredor se encuentra
jurídicamente constreñido a ello desde el momento en que celebra el contrato de corretaje con
el comitente. La obligación de mediar a que alude la ley debe comprenderse en su justo
sentido: abarca una obligación de medios y no comprende obtener un resultado concreto, esto
es, la celebración del negocio pretendido por el comitente;
b) El objeto sobre el cual puede recaer la negociación del corredor pueden ser cosas muebles,
inmuebles, bienes en general, universalidades —fondos de comercio, por ejemplo— y, también,
servicios de todo tipo, en tanto sea lícito mediar sobre ellos. La ley no establece ninguna
limitación al respecto;
c) El corredor debe ser imparcial en el desempeño de su oficio. Así lo impone implícitamente la
ley cuando establece que el corredor no puede tener relación de dependencia o representación
con ninguna de las partes.
d) Si bien la definición de corretaje prohíbe que el corredor tenga relación de representación
con las partes, el art. 1349, inc. b), permite esa representación para actos de ejecución del
negocio mediado.

sin protesta expresa hecha saber al corredor contemporáneamente con el comienzo de su actuación o por la actuación de otro corredor por el otro comitente. el art. consensual. entonces ya hay dos contratos de corretaje celebrados: uno entre un corredor y un comitente. 1346 dispone cuándo se reputa perfeccionado —o "concluido". sólo así se comprenden las expresiones "otro corredor" y "otro comitente" que se emplean en el texto. 1346 rechaza la actuación como corredores de sujetos que no se encuentran matriculados como tales. El contrato de corretaje se entiende concluido. éste inmediatamente abandonará su actuación como tal. Perfeccionamiento del contrato El art. 1346 que se anota. el corredor y el tercero que contrata con el comitente por intermedio del corredor. Esta parte de la norma presupone la actuación de dos corredores diferentes y la existencia de dos comitentes. destaco que.— Conclusión del contrato de corretaje. Sujetos. si el corredor está habilitado para el ejercicio profesional del corretaje. Me remito a las reflexiones que formularé al examinar esa disposición. Pueden actuar como corredores personas humanas o jurídicas. La redacción de la norma es algo oscura e inverosímil: lo primero. resulta aún más confusa y sinceramente no se comprende a qué hipótesis se refiere. 2. Salvo que se considere que el contrato de corretaje se integra y queda perfeccionado con la voluntad de tres sujetos: el comitente. porque es lingüísticamente imprecisa. puesto que si ya hay dos corredores actuando y dos comitentes que solicitaron su intervención. en los precisos términos legales— el contrato de corretaje. La última parte del primer párrafo del art. 1346. sin que exista protesta expresa comunicada al corredor de forma simultánea al inicio de su gestión. 1346 determina cuándo queda perfeccionado el contrato de corretaje y prescribe que pueden ser corredores tanto las personas humanas como las jurídicas. se niegue a abonarle su retribución o los gastos—. Ejercicio del corretaje por sujetos matriculados como corredores El art. típico —agotando de esa forma cierta controversia doctrinaria sobre si el contrato de corretaje era típico o atípico. en cuyo caso ello se apartaría de las masivas doctrina y jurisprudencia nacionales y extranjeras que entienden el corretaje como un contrato celebrado únicamente entre dos sujetos. oneroso. determina qué ocurre si el comitente es una persona de derecho público y establece qué sujetos o entidades pueden desarrollar la actividad. Analizaré separadamente estas cuestiones. que reputa perfeccionado el contrato de corretaje "por la actuación de otro corredor por el otro comitente". La norma disciplina cuatro aspectos vinculados con el corretaje: determina cuándo queda perfeccionado el contrato. mas no el contrato en sí mismo Art. el contrato de corretaje posee los siguientes caracteres principales: bilateral. lo segundo. 1345. por su intervención en el negocio. 3. Las interpretaciones posibles son múltiples. y el otro entre el segundo corredor y el segundo comitente. ya que apenas el pretenso contratante se oponga a la intervención del intermediario —esto es. no autoriza el ejercicio de la profesión por sujetos no matriculados. al prever dos modalidades diferentes para considerarlo celebrado: a) por la intervención misma del corredor en el negocio que se pretende celebrar. 1. ya que alguna corriente de pensamiento sostenía que el Código mercantil regulaba la actividad del corredor. Caracteres del contrato de corretaje Para concluir con el comentario a este art. o b) por la actuación de otro corredor por el otro sujeto comitente. aunque ninguna de ellas resulta satisfactoria para razonar la nueva ley.e) Finalmente. pero olvidando que esa formalidad carece de utilidad en las prácticas argentinas (Torrella). tal como está regulado en el nuevo ordenamiento. Si el comitente es una persona de derecho público. La hipótesis legal no aporta claridad sino todo lo contrario. . el contrato de corretaje debe ajustarse a las reglas de contratación pertinentes. porque se refiere a la protesta como una modalidad posible para que el contrato de corretaje no quede perfeccionado.

15 y 16. En los albores del ordenamiento jurídico nacional. 148). Con relación a las personas jurídicas. no lo fue en su momento. dec. Respecto de las primeras. pliegos. por lo que se incluyen. desarrolle actividades de corretaje. el contrato de corretaje debe ajustarse a las reglas de contratación pertinentes.. etc. por lo cual el contenido de esas disposiciones no debe considerarse derogado y debe interpretarse armónicamente con el art. ya que remite a la observancia de las reglas de Derecho Administrativo nacional o local que resulten aplicables a los contratos que celebre el comitente. no corresponde ya aludir a sociedades "comerciales" sino sencillamente a sociedades. entonces. mientras que el nuevo Código avala que cualquier persona jurídica. La tercera observación que merece el texto legal es que al referirse a personas jurídicas en general. el art. la actividad de martilleros y corredores se canalice por intermedio de sociedades comerciales. es entonces una persona de Derecho Público. a las sociedades y a las cooperativas. 1346 que se analiza. si esas previsiones se consideraran derogadas por el nuevo . y b) a que las normas que disciplinan la actividad del corredor no constituyen un obstáculo para aplicar aquellas reglas al contrato de corretaje celebrado con el comitente. es decir quien encarga la gestión. provincial o municipal. fórmula que según Segovia debía leerse como "sociedad de ninguna clase y denominación". matriculación. encarga al corredor la realización de una tarea de intermediación para celebrar un determinado contrato o negocio.. inexistencia de inhabilidades. 4. por ende. que especialmente autorizaban el ejercicio de la profesión por medio de sociedades comerciales. tal como lo establecen los actuales arts. El nuevo Código mantiene sin alteraciones los arts. contrataciones en el ámbito del Derecho Público. Constituye una disposición referida a los supuestos en los cuales el Estado. 3. La norma encierra una regla algo imprecisa y hasta cierto punto innecesaria. o sus entidades autárquicas. los requisitos que esas disposiciones exigen para ser corredor y para ejercer el corretaje: mayoría de edad. 16 y 31. Comitente como persona de derecho público El art. excepto cooperativas. El comitente. que resulten de aplicación al comitente-persona de Derecho Público de que se trate y. que se mantienen sin alteraciones en la nueva legislación. deben observarse por todo aquel que pretenda realizar actividades de intermediación que configuren funciones de corretaje. excepto cooperativas. entre otras personas jurídicas (art. es que el Código permite expresamente que el corretaje se desempeñe por personas jurídicas. por lo cual desde entonces rigieron para el corretaje los arts. 32 y 33. De lo contrario. El art. caben algunos comentarios adicionales. ya sea nacional. ante la unificación del régimen societario producido por las nuevas normas. Por ello. título universitario. y en tanto tengan capacidad para contratar. 31 estableció que se aplicaban a los corredores las mismas reglas que ese decreto-ley fijaba para los martilleros. al contrato de corretaje que celebre con el intermediario. 15. que las personas jurídicas que desempeñen la actividad deben tener por objeto exclusivo realizar actos de corretaje y encontrarse integradas exclusivamente por corredores matriculados. etc. Pese a su vaguedad. La primera reflexión. no caben mayores comentarios atento su obviedad y ausencia de complicaciones interpretativas. dispone que si el comitente es una persona de Derecho Público.Concluyendo: el nuevo texto legal establece que la actividad de corretaje sólo puede ser desempeñada por corredores matriculados. segundo párrafo. prohibía tajantemente al corredor constituir "sociedad de ninguna clase de denominación". Esto que parece normal y natural en nuestra época. establece que pueden actuar como corredores personas humanas o jurídicas. sin ninguna restricción o limitación alguna. Por otra parte. sea pública o privada. La segunda reflexión que merece la norma legal en comentario es que la expresión personas jurídicas que emplea abarca en verdad a toda clase de personas jurídicas. Ejercicio de corretaje por personas humanas o jurídicas Finalmente. entiendo que la expresión "las reglas de contratación pertinentes" alude: a) al cumplimiento de las normas sobre licitaciones. lo cual no era necesario señalar ya que ello es obligatorio sea que lo indicara o no la disposición bajo examen. 1346. sean públicas o privadas.-ley citado. último párrafo. 1346. obvia.

comparándolos con las normas derogadas. b) proponer los negocios con exactitud. con variantes de redacción pero no de contenido. Pese a esa diferencia de redacción. Estas normas recrean la obligación genérica del corredor de actuar de buena fe. El inc. ya que no es lo mismo obligar a comunicar a un tercero aquello que sea de conocimiento de uno. La obligación del corredor de informar a los contratantes . 1347 impone al corredor. si alguna de las partes lo requiere. absteniéndose de mencionar supuestos inexactos que puedan inducir a error a las partes. para que los contratantes puedan encontrarse en condiciones de celebrar un negocio con pleno conocimiento de sus elementos centrales y de sus circunstancias accesorias. en las operaciones hechas con su intervención. Nótese que ambas disposiciones no exigen que sean circunstancias que hayan debido ser conocidas por el corredor. Comentario al inc. b) y c) El inc. la que sólo debe ceder ante requerimiento judicial o de autoridad pública competente. f) guardar muestras de los productos que se negocien con su intervención. d) mantener confidencialidad de todo lo que concierne a negociaciones en las que interviene. a la firma de los instrumentos conclusivos y a la entrega de los objetos o valores.texto. Los corredores que procedan de una manera distinta y que con sus exposiciones falsas o inexactas indujeran a celebrar un contrato perjudicial a los intereses de la persona cuya voluntad determinan por este medio.— Obligaciones del corredor. sino que él conozca o sean de su conocimiento. le exige comunicar a las partes todas las circunstancias que sean de su conocimiento y que de algún modo puedan influir en la conclusión o modalidades de la operación a celebrar. Generalidades El Código nuevo. Examinaré a continuación los deberes que el art. 2. precisión y claridad. b) obliga al corredor a proponer los negocios en que intermedia con exactitud. el inc. c) comunicar a las partes todas las circunstancias que sean de su conocimiento y que de algún modo puedan influir en la conclusión o modalidades del negocio. sería sumamente fácil infringir el requisito de la matriculación para ejercer el corretaje a través del empleo de formas societarias.lo obligaba a abstenerse de hacer supuestos falsos que puedan inducir en error a los contratantes. c) se refiere al deber del intermediario de comunicar todas las circunstancias influyentes. c). 1. responderán de los perjuicios que le irrogaren. mientras subsista la posibilidad de controversia sobre la calidad de lo entregado. que sean de su conocimiento. Art. incluso de sociedades anónimas unipersonales. para asegurar que la garantía negocial que . El corredor debe: a) asegurarse de la identidad de las personas que intervienen en los negocios en que media y de su capacidad legal para contratar. precisión y claridad. absteniéndose de mencionar supuestos inexactos que puedan hacer incurrir en error a las partes del negocio mediado. Comentario a los incs. Esta diferencia de redacción impacta en el contenido del deber del intermediario y en el consecuente alcance de su responsabilidad. entiendo que la disposición debe ser interpretada de acuerdo con el último sentido. respecto del negocio que se está gestando. 1347. con lealtad y diligencia. La norma reitera. constituye desde mi punto de vista un retroceso que sería deseable fuera corregido por la doctrina judicial que se elabore en esta materia. que informar lo que se deba conocer : en este último caso. el parámetro de exigencia y obligación es claramente mucho mayor. e) asistir. 3. Similar a cuando dispone que el corredor no tiene derecho a una retribución si el contrato mediado se anula "por otra circunstancia que haya sido conocida por el corredor". a) Se exige que el corredor compruebe la identidad de las personas que intervienen en los negocios en que intermedia y la capacidad legal de éstas para contratar.

el nuevo texto permite que la garantía sea otorgada a favor de una o de ambas partes. obliga al corredor a asistir a la firma del contrato celebrado con su intervención y a la entrega de la cosa objeto del negocio.de algún modo implica la actuación del corredor tenga su correlato en las obligaciones que él debe cumplir y en una intervención eficaz por su parte. autoriza al corredor a otorgar garantía por obligaciones de una o de ambas partes en la negociación en la que se desempeñe. con otras palabras. d) El art. que se vería afectada o eliminada si se permitieran los actos vedados por esta norma. 4. vedaba a los martilleros y. como quedó aclarado en los párrafos anteriores. El corredor puede: a) otorgar garantía por obligaciones de una o de ambas partes en la negociación en la que actúen. b) tener cualquier clase de participación o interés en la negociación o en los bienes comprendidos en ella. 2564. para concluir con el análisis de las obligaciones del corredor. a). d). El plazo máximo por el que corredor debe guardar las muestras no surge de este articulado. perfectamente. f) Finalmente.— Garantía y representación. Comentario al inc. esto es. 19. Art. 1348. . Se trata de dos deberes residuales del corredor en tanto cobran operatividad sólo si alguna parte del negocio mediado le exige su cumplimiento. mientras subsista la posibilidad de controversia sobre la calidad de lo entregado. según el régimen de los arts. Del cotejo entre ambas normas. inc. El art. Comentario al inc. 1033 y siguientes —especialmente los plazos previstos por el art. 1349. Por lo tanto. Las prohibiciones del artículo en comentario se fundan en la imparcialidad que debe mantener el corredor al actuar como intermediario. siempre que alguna parte del acuerdo lo requiera. por ende. del nuevo Código.— Prohibición. 1348 que se analiza resulta redundante y. que asista a la firma del convenio o al acto de entrega del objeto del contrato. Por lo tanto. b). al permitir que el intermediario otorgue garantía a favor de las partes: esta expresión resulta más amplia que la de fianza .-ley 20. 1347. inc. a la asunción como codeudor solidario. pero entiendo que se agota cuando se extingue la responsabilidad por vicios ocultos. en cualquiera de sus modalidades. 5. podría haberse omitido en la nueva regulación sin que su ausencia hubiera ampliado el campo de los actos que se permiten al corredor o. al aval u a otras variantes de garantía. inc. 1347. éste no es encuentra obligado a ello. e). e) El art. ya que incluye a la fianza propiamente dicha. entiendo que el art. incs. dec. este inciso requiere que el intermediario guarde las muestras de los productos que se negocien con su intervención. Por otra parte. a). 1055— y el término de prescripción de la acción que establece el art.266/1973. surge que la primera es más abierta y flexible que la segunda. b) recibir de una parte el encargo de representarla en la ejecución del negocio. 1348 prohíbe ahora realizar al corredor se corresponden y quedan abarcados en verdad con los supuestos que ya el art. la cual sólo debe ceder ante requerimiento judicial o de autoridad pública competente. Comentario al inc. 1349. si ninguno de las contratantes requiere la presencia del intermediario. desarrolla la obligación del corredor de mantener confidencialidad de todo lo que concierne a las negociaciones en las que intervenga. también a los corredores. sin que su omisión hubiera estrechado el ámbito de los actos prohibidos a ese intermediario. inc. Art. Los actos que el art. d) y e). Está prohibido al corredor: a) adquirir por sí o por interpósita persona efectos cuya negociación le ha sido encargada. 6.

Corretaje". en el lugar en que principalmente realiza su cometido. sino que lo profundiza: establece un régimen más abierto y flexible para que el intermediario garantice las obligaciones que los contratantes asumen en el negocio mediado y ratifica la posibilidad de que el corredor represente a los interesados en la ejecución del contrato celebrado. 1349. Art. 1346". b). que ello ocurre salvo pacto en contrario o "protesta de una de las partes según el art. salvo. 1350 y 1351 consagran el derecho del corredor a percibir una retribución por el trabajo que hayan realizado eficazmente y establecen ciertas reglas en la materia. "Mandato. esa circunstancia puede considerarse igualmente vigente a tenor de la uniforme doctrina y jurisprudencia sobre el punto. Los arts. inútilmente. si se verifica alguna de las hipótesis previstas en el art. 1350 establece que el corredor tiene derecho a exigir la retribución que surja de los usos del lugar de celebración del contrato —se entiende que del contrato de corretaje: Derechos personales". el art. la fija el juez. por su parte. Se agrega. pese a lo expuesto. Art. Esta condición no se encontraba explícitamente prevista en la normativa derogada. La prerrogativa del intermediario surge directamente de la ley. La nueva legislación elimina la locución "conforme a los aranceles aplicables en la jurisdicción" f) Si el corredor y las partes negociantes no hubieran acordado el honorario del intermediario por su gestión.— Intervención de uno o de varios corredores. que pueda decirse que el negocio mediado es efecto o consecuencia de la actividad del intermediario o que ésta sea causa de aquél. Digo inútilmente porque: a) la disposición es supletoria de . cada uno de ellos sólo tiene derecho a cobrar comisión de su respectivo comitente. todas las partes le deben pagar una retribución. acuerdo en contrario. que el acuerdo se haya celebrado como resultado de la gestión del corredor. Si no hay estipulación. a falta de ellos. el juez será quien determine la retribución del corredor. En ausencia de esos parámetros. el segundo. c) El intermediario no tendrá derecho a una retribución económica. por lo que él tiene derecho a una retribución económica por su labor aun cuando se hubiera omitido todo pacto al respecto con las partes negociantes. es decir. No existe solidaridad entre las partes respecto del corredor. A falta de todas ellas. Sin embargo. en su defecto. que más adelante examinaré. 1350. tiene derecho a la de uso en el lugar de celebración del contrato o. Consignación. todas las partes le deben comisión. de los usos del lugar en que el corredor principalmente desarrolla su actividad. Se entiende siempre que se trata del corredorinscripto o matriculado . que el contrato mediado se celebre. La nueva disposición no sólo afecta el carácter de neutralidad que debe guiar el quehacer del corredor. claro. queda claro que ambas condiciones pueden ser dejadas sin efecto o ser modificadas por acuerdo expreso en contrario que el corredor celebre con las partes negociantes. las potestades que el art. faculta al intermediario a recibir de una parte del contrato el encargo de representarla en la ejecución del negocio mediado.— o. 1351. 1353.— Comisión. que prescribe la comisión de uso en el lugar de celebración de "su" contrato. inc.El art. El derecho del corredor a percibir una retribución por sus tareas surge siempre y cuando se cumplan los dos requisitos que tradicionalmente se exigen para ello: el primero. El corredor tiene derecho a la comisión estipulada si el negocio se celebra como resultado de su intervención. Esta potestad ya se encontraba reconocida. g) Se reitera que en caso de intervención de un solo corredor. e) El monto del honorario debido al corredor surge del pacto o estipulación que se haya acordado con los contratantes. excepto pacto en contrario o protesta de una de las partes según el artículo 1346. En rigor. de Martilleros. el corredor no inscripto no tendrá acción para cobrar retribución de ninguna especie. aun cuando se reúnan los dos requisitos anteriormente señalados. Si interviene un corredor por cada parte. d) Aunque la nueva norma no indica que la retribución se debe desde que las partes concluyan el negocio mediado. Si sólo interviene un corredor. 1349 reconoce al corredor de permitir que garantice las obligaciones de una o de ambas partes del contrato mediado y de autorizarlo a que represente a cualquiera de ellas en la ejecución del negocio alteran notablemente la nota de imparcialidad que debe guiar la labor del corredor.

La comisión no se debe si el contrato: a) está sometido a condición suspensiva y ésta no se cumple. ya que si la condición resolutoria no se cumple. como también lo tenía resuelto la jurisprudencia. Concluido el contrato. b) se anula por ilicitud de su objeto. h) Finalmente. la comisión se debe aunque: a) el contrato esté sometido a condición resolutoria y ésta no se cumpla. en tanto su intervención haya contribuido eficazmente a celebrar el negocio y aunque luego éste se resuelva por cumplirse la condición a que estaba sometido. 1351 reitera el principio de la legislación precedente según el cual si interviene un corredor por cada parte. Este supuesto no estaba previsto en la legislación derogada. Se trata de una evidente errata de la norma. 1352. ya que ese supuesto es el único que podría generar alguna duda respecto del derecho del corredor a percibir un honorario por su trabajo. se rescinda o medie distracto. se resuelva. el corredor puede reclamar una retribución. Por ese motivo. desde que en el antiguo ordenamiento la solidaridad sólo podía tener por fuente la ley. y. un contrato o una sentencia. Las hipótesis que prevé la norma son las siguientes: a) Contrato sujeto a condición resolutoria: la ley establece que el corredor tiene derecho a una retribución aunque la condición no se cumpla .la voluntad de las partes y se puede válidamente estipular que un solo contratante esté obligado al pago del honorario al corredor (cf. el contrato mediado queda irrevocablemente celebrado y los derechos que de él emanan se reputan irremediablemente adquiridos. el texto quedaría aclarado: aun cuando la condición resolutoria se cumpliera. ya que la protesta es. por ende. b) porque el precepto legal alude reiterativamente al "pacto en contrario" y a la "protesta". si inicia la negociación y el comitente encarga su conclusión a un tercero. o lo concluye por sí en condiciones sustancialmente similares. pese a la inutilidad de ella en nuestras prácticas. 1352 establece los casos en que el corredor posee el derecho a reclamar un honorario por haber logrado la celebración del negocio mediado. Estos supuestos tampoco se preveían en las normas sustituidas. si se corrigiera la redacción de la norma y se suprimiera el vocablo no . Supuestos en que el corredor tiene derecho a una retribución El art. las partes no eran solidariamente responsables por ello frente al corredor. por lo tanto.— Supuestos específicos en los que la comisión no se debe. La norma adquiere sentido si se elimina el adverbio no que ella contiene. a admitir el pago de cualquier honorario a su favor. Fernández). Art. no resulta adecuado establecer que en caso de no cumplirse la condición. que constituyen situaciones similares en esta cuestión. . o por otra circunstancia que haya sido conocida por el corredor. 1. por incapacidad o falta de representación de cualquiera de las partes. Art. b) el contrato no se cumpla. 1353. el art. el intermediario tendría igualmente derecho a reclamar una retribución por la tarea realizada. cada uno sólo tiene derecho a exigir retribución de su respectivo comitente. b) Contrato incumplido.— Supuestos específicos de obligación de pagar la comisión. la declaración de voluntad de un negociante por la que se opone a la intervención del corredor y. g) La nueva ley incorpora la regla de la no solidaridad de las partes respecto del pago del honorario al corredor. cuestión que aclara pero que no modifica el sistema anterior. rescindido o extinguido por distracto : la ley concede al corredor el derecho a percibir una retribución por su intermediación aunque se verifique cualquiera de esas hipótesis. precisamente. ergo . las disposiciones legales derogadas en esta materia no imponían la solidaridad de los contratantes por el pago del honorario al intermediario. c) el corredor no concluya el contrato. resuelto .

aun cuando la operación encomendada no se concrete. El corredor no tiene derecho a reembolso de gastos. c) La ley también protege la prerrogativa del corredor a percibir un honorario por sus tareas en los siguientes supuestos: si no concluye el contrato mediado. 1353 se vincula con el art. a). en virtud de ella. 1354. los deberes de una intermediación correcta. parece excesivo e irrazonable que deban pagar al corredor una retribución por una operación que finalmente no se concretó. b) y c) de esa norma—. Malagarriga). o por otra circunstancia que haya sido conocida por el mediador. Art. sin lugar a dudas. Esta última expresión establece una regla general en la materia. en tanto constituyan circunstancias conocidas por el intermediario. omisión que constituye una injustificada desprotección del honorario que debería devengarse a favor del corredor en esas situaciones. inc. ya sea por ilicitud del objeto. La alusión de la norma a los gastos "convenidos" denotaba la existencia de un pacto al respecto con el comitente. Para estos casos.-ley 20. se celebró el contrato pretendido por los negociantes. ya que por ese motivo el contrato mediado finalmente no se ha celebrado eficazmente. la ley no reduce el monto del honorario que debe abonarse al intermediario: el comitente deberá sufragarlo en su totalidad. un acuerdo en virtud del cual se estipulaba que . en tanto haya iniciado la negociación y el comitente hubiera encargado su conclusión a un tercero o lo concluyera por sí en condiciones sustancialmente similares a las negociadas por el intermediario. establecía como principio general que el corredor tenía derecho al reembolso de los gastos "convenidos y realizados". estableciendo diferentes supuestos al efecto: a) Contrato sujeto a condición suspensiva: el honorario no se debe si la condición no se cumple. 2. por incapacidad o falta de representación de cualquiera de las partes. la nueva ley omite el principio establecido en la legislación derogada según el cual la retribución al mediador se debía aunque el negocio no se realizara por culpa de una de las partes.— Gastos. b). Los negociantes no han visto satisfecho sus intereses en virtud de la inexistencia del contrato mediado y. no influyen en el derecho que el intermediario posee a reclamar una retribución económica por su trabajo eficaz (cfr. La inobservancia de los deberes obligaciones legales por parte del corredor. en la cual quedan comprendidas las hipótesis más diversas. es decir. b)—. en tanto no estén vinculadas con alguna negligencia o incumplimiento previo del corredor — como son los supuestos que prevé el art. por ende. La histórica regla protege la actividad del corredor y pretende evitar actos de mala fe del comitente que quiera desentenderse del pago de la retribución delegando la celebración del contrato a otro tercero o hacerlo por sí mismo. La ley considera que si el acuerdo se somete a una condición suspensiva.266/1973 de Martilleros. entiendo que la ley debió referirse a circunstancias "conocidas" o "que debió conocer" el corredor. Esta hipótesis no estaba incluida en la legislación sustituida. El art. de cuyo cumplimento dependa la existencia misma del negocio sería inadecuado pagar al corredor su retribución si la condición no se cumple. 1353. las vicisitudes que afecten a ese acuerdo. dec. 37. Sin embargo.La previsión legal es lógica: si el corredor cumplió eficazmente su labor y. excepto pacto en contrario. por incapacidad o falta de representación de las partes o por cualquier "otra circunstancia que haya sido conocida por el corredor". como lo establece el art. Supuestos en que el corredor no tiene derecho a una retribución El art. 1353 especifica las hipótesis en que el corredor carece del derecho a una retribución por su actividad. 1347 que prescribe cuáles son las obligaciones que el corredor tiene que cumplir en el desempeño de su profesión —especialmente con los incs. El art. d) Finalmente. b) El corredor tampoco tendrá derecho a una retribución si el contrato en cuya celebración intermedió se anula por ilicitud de su objeto. según las pautas que prevé el art. inc. 1350 ya examinado. excepto pacto o uso contrario. para incluir de esa forma. 1353 que se anota. dado que el incumplimiento de esos deberes impacta directamente en la posible invalidez del negocio mediado. además de impactar en su responsabilidad profesional provoca. la pérdida del derecho a toda retribución. también. como reza el art 1353. aprovechándose indebidamente de las tareas útiles que hasta entonces hubiera realizado el corredor contratado. seria y responsable que en verdad debe ejecutar el mediador en el desempeño de su actividad.

1355 pretende establecer un supuesto orden de prelación normativa en la aplicación de las preceptos que rigen el corretaje. puesto que la ley no efectúa diferencias y es principio general consolidado en materia de interpretación de la ley que allí donde ésta no efectúa distinciones. Aclarada en su recto sentido la disposición derogada. En otras palabras. que aportará matices a las conclusiones anteriores. determinaría que las reglas del Código no constituyen un obstáculo para aplicar. ya sea que el negocio encargado se haya concretado o no. otra interpretación posible conllevaría a que las disposiciones las leyes y normas especiales que rigen en materia de corretaje tienen preeminencia y se aplican con prevalencia sobre los preceptos de este Capítulo. los preceptos del Código. Art. 1355 podría interpretarse como que alude: a) a las normas nacionales que rigen el corretaje. el intérprete no debe realizarlas. la expresión "no obstan" que emplea el art. al prescribir que las disposiciones del Capítulo "no obstan" a la aplicación de las leyes especiales que puedan existir en la materia. entiendo que en verdad la norma engloba a todas las leyes o normas nacionales y provinciales que rijan y se apliquen al corretaje en general o a una modalidad de corretaje en particular. La doctrina tradicional coincidía con lo anterior. 1355. en la medida que estuvieran realizados. este art. en la legislación derogada el corredor no tenía derecho a exigir que el comitente le restituyera las erogaciones. El artículo abre dos interrogantes esenciales. o c) a ambas a la vez. simultáneamente. b) a las disposiciones provinciales en la materia. Aunque pareciera que la primera es la interpretación natural. luego. salvo pacto contrario. 963 de este mismo Código y este último provee la solución al conflicto: cuando c onfluyen simultáneamente reglas especiales y normas de este Código para regular una misma materia. Ello nos lleva a analizar el segundo interrogante propuesto párrafos arriba. entiendo que la última es la adecuada puesto que. salvo que hubieran estipulado el derecho de reembolso. 1355 es susceptible de dos interpretaciones posibles. se aplica el principio establecido en la disposición que se comenta. se advierte que la nueva norma no modifica la sustancia de su predecesora. 1355 debe interpretarse de manera integrada con el art. a) Respecto del primer punto. excepto pacto en contrario. para completar el análisis e interpretación del confuso art. cuando dispone que el corredor no tiene derecho a exigir el reembolso de los gastos realizados. es decir. los arts. Aunque no surgen mayores pautas para inclinarse por unas o por otras. El art.éste debía reintegrar los gastos al intermediario. resulta necesario determinar cuáles son las leyes y reglamentos especiales a que se refiere el precepto. se aplican en primer término las disposiciones de las leyes especiales y. y aun se había señalado que la retribución de los gastos realizados por el corredor va incluida en la comisión. 1345 a 1355. toda esta materia del reembolso de los gastos del intermediario se rige en primer término por la autonomía de la voluntad y. Las reglas de este Capítulo no obstan a la aplicación de las disposiciones de leyes y reglamentos especiales. . como señalé. 1355. Una de ellas. Por lo tanto. b) La expresión "leyes y reglamentos especiales" que emplea el art. Sin embargo. las leyes especiales en la materia.— Normas especiales. en caso que nada se hubiera pactado al respecto.