Argentina vs Paraguay/ River vs Banfield: una comparación de dos

formas de tener la posesión en un partido
Realizado por: Santiago Ricciardelli Dusseldorp, sanrdussel@gmail.com

Introducción:
Argentina recibía al conjunto guaraní en Córdoba, por una nueva fecha de las eliminatorias
sudamericanas para el mundial de Rusia 2018. En la previa se mostraba como un partido muy
importante, tanto en lo numérico (con una victoria se llegaba a los primeros puestos, mientras
que una derrota podía alejarte de los puestos de clasificación directa), como así también en lo
anímico, ya que Argentina venía de jugar tres muy malos partidos desde la asunción de su nuevo
entrenador, Edgardo Bauza. Pero también era una prueba para el entrenador, ya que de los tres
cotejos diputados, dos habían sido de visitantes, mientras que el partido como local, se había
desvirtuado tras la prematura expulsión de Dybala. La ausencia de Messi y las preguntas sobre la
capacidad de esta selección sin su estrella, también daban vueltas.
En frente, se paraba una débil selección paraguaya. Lejos quedaron los tiempos que los guaraníes
le hacían partido a cualquier selección del mundo, y si bien se puede observar una mejoría con
las últimas campañas, donde se ubicaron entre los peores conjuntos sudamericanos, tampoco se
lo ve como un conjunto que pueda pelear una clasificación directa a un mundial.
En la previa se podía estipular un partido en el cual Argentina dominaría el trámite con la
posesión, mientras el conjunto paraguayo esperaría en su campo para intentar salir de contra. Por
eso mismo llamó mi atención el equipo que colocó Bauza en cancha, en el cual solo un jugador
se podía destacar por su capacidad de pase y creación (Ever Banega).
Consumada la derrota de local, por 1-0, me pareció interesante realizar una comparación, de dos
conjuntos diferentes, en partidos en los cuales el rival le dio a gusto la pelota y el terreno, pero
que en ambos las características de los jugadores del equipo protagonista, fuesen muy diferentes.
Para ello tomé el River-Banfield, de la primera fecha (victoria de River por 4 a 1), ya que las

intenciones de ambos equipos fueron similares, pero el equipo protagonista priorizó colocar
hombres de mayor manejo y capacidad de pase, que aquellos por los que optó Bauza.
Esto último no quiere decir que el nuevo entrenador de la selección Argentina deba optar por
cual o tal manera de jugar, o que el River de Gallardo sea el buen ejemplo a seguir; hay
diferentes formas de conseguir hacer un buen equipo, y a su vez, el conjunto millonario tiene sus
propios problemas y errores muy marcados. Pero este análisis es sobre lo que hicieron ambos
equipos con la pelota en su poder, qué jugadores tuvieron mayormente el esférico, quiénes
fueron referencias en los pases y, sobre todo, como fue el circuito de juego de ambos equipos en
circunstancias similares.
En ambos equipos el esquema fue similar, aunque las características de los intérpretes muy
diferentes, siendo aquello la clave de este asunto.
Una línea de 4 en el fondo doble 5, uno tapón y uno de juego, una línea de dos volantes
ofensivos más adelantados, junto con dos delanteros. Ahora bien, las características de los
jugadores, como ya dijimos, variaban en gran manera.
Mientras que los dos laterales de River se caracterizan por su faceta ofensiva, siendo jugadores
de gran despliegue, velocidad, pero también juego y buen pie; los de Argentina, por otro lado,
son laterales que se destacan por la marca y el juego aéreo, jugar ordenados y ser muy fuertes en
la pelota parada. Por otro lado, aunque hilando más fino, el 5 tapón de uno y otro equipo también
es diferente, por el lado de Argentina se encuentra a Mascherano, quien desde hace años juega de
defensor central en el Barcelona, mientras que en River, quien tuvo esa función fue Ponzio,
quien casi toda su carrera tuvo funciones más de ataque, siendo lateral, volante y cinco de juego.
Para finalizar el juego de las diferencias, en la línea de dos volantes entre el doble 5 y los dos
delanteros, es dónde más diferencias pueden haber. En River, es este partido, jugaron un
enganche y un mediapunta (en quien se viene intentando desarrollar su faceta más creativa);
mientras que en Argentina jugaron dos volantes/delanteros que su juego se caracteriza por la
explosión, el encare y la velocidad.

En resumidas cuentas, mientras que en River se espera se puedan juntar para jugar Casco,
Moreira, Nacho Fernández, D´alessandro y Pity Martínez; en Argentina, solo había un hombre
con pausa y calidad de pasador, Ever Benega.
Me parece importante remarcar que el River de Gallardo también tiene sus errores, pero en esta
comparación, intentaré ver cómo es que repercute en el armado del juego las características de
los jugadores de un equipo que fue armado con la intención de tener posesión de calidad, y otro
que, sabiéndose dominador del juego, no pudo darle un uso adecuado a la pelota.

Campo defensivo: ¿cómo es la salida del equipo?
Argentina, red dicotomizada en 1

River red dicotomizada en 1:

Argentina, red dicotomizada en 3:

River, red dicotomizada en 3:

Argentina, red dicotomizada en 5:

River, red dicotomizada en 5:

Argentina, red dicotomizada en 9:

River, red dicotomizada en 9:

Argentina degree CD
outdegree

indegree

total

Romero

20

9

29

Mercado

11

8

19

Demichelis

36

42

78

Musacchio

42

39

81

Rojo

7

9

16

Mascherano

32

39

71

Banega

24

31

55

Gaitán

3

1

4

DiMaría

3

2

5

Agüero

0

0

0

Higuaín

2

1

3

Dybala

6

5

11

Pratto

0

0

0

outdegree

indegree

total

Batalla

17

13

30

Moreira

25

19

44

Maidana

37

39

76

Mina

51

59

110

Casco

25

35

60

Ponzio

44

46

90

Fernández

37

44

81

D´alessandro

20

22

42

Martínez

11

9

20

Driussi

5

1

6

Alario

6

2

8

Larrondo

5

0

5

Andrade

6

2

8

River degree CD

Alonso

2

0

2

Análisis:
Comenzando por Argentina, la primer red (que solo tiene el corte más básico de los vínculos más
débiles, de un solo pase), y muestra que en su propio campo, la selección nacional, no tuvo la
participación de casi ninguno de sus delanteros, ni de sus dos volantes más ofensivos,
apareciendo solo Dybala (quien ingresó en el segundo tiempo) a intentar agarrar la pelota más
abajo. Esto último, en parte, se puede dar por la salida de Banega. En esta misma red, también, se
puede comenzar a ver que los laterales no fueron una salida importante para el equipo.
Por el contrario, es esa misma red pero de River, vemos como solo Alonso, no tiene vínculos (el
último delantero en entrar), teniendo, a su vez, importancia el Pity Martínez y D´alessandro,
quienes bajaron hasta su propio campo para recibir la pelota y descargar. Por otro lado, el papel
de los laterales denota una mayor salida por los costados y menor concentración por el centro.
La red dicotomizada 3, en Argentina, parece mostrar a las claras cómo fue la salida del conjunto
albiceleste. Los dos laterales no funcionaban como salida, sino que se mantienen en la red
retrocediendo con los centrales; desapareció Dybala, el último delantero que quedaba en el CD; y
se puede notar que el centro de la salida fueron los dos centrales y el doble 5, todos vinculados
entre ellos.
En River, por otro lado, a ese cuarteto de jugadores (los centrales y el doble 5) se le suman
fuertemente los dos laterales, quienes fueron claves para la salida, D´alessandro, quien bajaba a
pedir el pase corto a Nacho y Moreira, y Driussi, quien volvía a empezar con Mina.
En Argentina, cuando realizamos un corte para ver los vínculos fuertes, de más de cinco pases,
vemos la regularidad de la salida de Argentina, en donde dentro del cuarteto ya nombrado, el
único vínculo que no se da es el de Banega pasando la pelota a Demichelis. Ya no hay laterales,
ni volantes ofensivos, solo esos cuatro jugadores pasándose la pelota entre ellos. Esto, en el
campo defensivo, puede ser un problema; ¿quién realiza la transición defensa ataque? ¿Quién es

el encargado de dar el primer pase, quién el segundo y quién encabezar la ofensiva? Nada de esto
queda claro cuando los cuatro jugadores tienen casi el mismo papel.
Por otro lado, en la misma red pero de River, siguen habiendo 7 jugadores presentes, incluyendo
los dos laterales, Casco teniendo gran importancia, y también D´alessandro, quien servía de
descarga de Nacho Fernández y de Moreira, para encabezar la ofensiva cuando a River lo
presionaban más alto. Por otro lado, los dos centrales tienen papeles diferentes en la salida,
mientras que Maidana sirve como primera descarga o para volver a empezar, Mina es quien tiene
la función, principalmente, de dársela a Casco o Nacho para que ellos encabecen la transición. A
su vez, los dos 5 también tienen papeles diferentes, Ponzio siendo una primera descarga y Nacho
realizando pases a jugadores más adelantados como Casco y D´alessandro.
En la última red, dicotomizada en 9 (vínculos muy fuertes) se puede ver la constante de la salida
del equipo. En Argentina, se ve una especie de triángulo, donde los dos centrales y el 5 tapón se
pasan la pelota entre ellos (salvo de Mascherano a Musacchio), lo que vuelve a plantear las
mismas preguntas que antes. Esto choca mucho con la claridad de la salida de River en este
partido: Ponzio y Maidana se la pasaban a Mina, quien tenía la función de hacérsela llegar al
lateral por su banda y al 5 de juego. Ellos, como veremos después serán muy importantes en la
transición de defensa/ataque.
Para cerrar esta sección, me parece muy importante lo arrojado por las tablas del degree. En
Argentina, se encuentra muy marcado los cuatro jugadores de campo que dieron y recibieron
más pases, con una amplia diferencia al resto. Como era de esperar, estos cuatro jugadores
fueron Demichelis, Musacchio, Mascherano y finalmente Banega, en ese orden en la cantidad de
pases recibidos, mientras que en pases dados sería Musacchio en el lugar de Demichelis.
En River, si bien los jugadores de esas cinco posiciones fueron muy importantes, se puede ver
que siete jugadores recibieron más de diez pases, mientras que ocho dieron más de diez.
También se ve que si bien Mina, segundo marcador central, fue el nodo central, sirviendo como
salida, su compañero de saga aparece recién cuarto en ambas categorías (una compartida con
Nacho), siendo importantes, también, los dos laterales.

Otro punto para marcar la diferencia, es la comparación DiMaría-Gaitán, con D´alessandroMartínez. Mientas que entre los dos volantes de la selección nacional su participación fue casi
nula, ya que entre los dos recibieron solo 3 pases y dieron 6; D´alessandro dio y recibió al menos
20 pases, y Martínez, casi 10. El mismo juego se podría hacer con los laterales, diciendo que
entre Mercado y Rojo tienen casi las mismas participaciones que Moreira solo, y no están cerca
de tener aquellas de Casco.

Campo ofensivo: ¿cómo se crea el juego?
Argentina, red dicotomizada en 1:

River, red dicotomizada en 1:

Argentina, red dicotomizada en 5:

River, red dicotomizada en 5:

Argentina, red dicotomizada en 7:

River, red dicotomizada en 7:

Argentina degree CO
Outdegree

Indegree

Total

Romero

1

0

1

Mercado

17

26

43

Demichelis

34

18

52

Musacchio

25

12

37

Rojo

21

25

46

Mascherano

50

35

85

Banega

52

35

87

Gaitán

13

23

36

DiMaría

17

39

56

Agüero

14

16

30

Higuaín

11

19

30

Dybala

16

21

37

Pratto

5

7

12

Outdegree

Indegree

Total

Batalla

3

0

3

Moreira

32

42

74

Maidana

6

2

8

Mina

18

4

22

Casco

41

34

75

Ponzio

42

25

67

Fernández

55

43

98

D´alessandro

49

51

100

Martínez

44

59

103

Driussi

17

27

44

Alario

13

18

31

Larrondo

7

16

23

Andrade

10

14

24

Alonso

2

4

6

Análisis:
En un primer análisis, tomando las redes dicotomizadas en 1, se puede comenzar a ver una gran
diferencia, en medio de tanto caos de flechas: el papel de los dos centrales en el campo de
ataque.
Mientras que en Argentina se ve un rol importante de ambos centrales, sobre todo de Demichelis,
tanto dando pases como recibiendo (incluso pasándosela entre ellos). En la red de River, se
observa una casi nula participación de Maidana, y poca participación de Mina (principalmente
pasándosela a Casco), siendo el único vínculo de recepción, entre ambos defensores centrales,
aquel de Ponzio dándole la pelota a Mina.
Esta diferencia me parece clave para entender lo que veremos luego, y gran parte de la diferencia
entre la posesión de ambos. Mientras que en el conjunto millonario se ve una clara intención de
evitar que sean los centrales quienes tomen protagonismo en ataque o creen juego; en la
selección de Bauza, estos, sobre todo Demichelis, ya sea por esquema o impericia en la
interpretación o ejecución de una idea, terminaron estando vinculados al armado de juego.
¿Quién desearía el técnico paraguayo que cree juego en Argentina, Demichelis, Musacchio y
Mascherano o Gaitán, DiMaria y Banega?
Para clarificar el juego pasamos directamente a la red dicotomizada en 5. En este gráfico de
nodos, podemos observar dos esquemas muy diferenciados, tanto en la visualización como en el
juego. En el conjunto de Bauza, se ve que desaparecieron de la red los tres delanteros más
adelantados, algo normal, pero que, a su vez, los tres jugadores más ofensivos después de ellos
(DiMaria, Gaitán y Dybala) tienen vínculos de entrada pero no de salida ¿qué quiere decir esto?
Los tres recibieron la pelota de forma sistemática por otros jugadores, pero ninguno aportó juego
al circuito.

¿Qué queda entonces para esa red? Banega como el eje del juego, secundado por Mascherano,
Demichelis y Rojo, un escenario ideal para Paraguay. También se puede comenzar a ver la
debilidad de la red, ya que se pueden observar cuatro jugadores conectados por un solo vínculo
(Dybala, Gaitán, Musacchio y Mercado).
En el caso del conjunto dirigido por Marcelo Gallardo, se puede observar que además de
desaparecer los delanteros más adelantados (y Andrade que no jugó demasiados minutos),
también desapareció Maidana, mientras que Mina se convirtió en el jugador más débil que queda
en la red. Una clara muestra de lo antes dicho: que la pelota la tengan los que más pueden
lastimar. En relación a esto, también se puede hablar del papel de Ponzio, quien tiene vínculos de
salida pero no de entrada, característica de un jugador que busca dar un primer pase seguro y
después no tiene mucha participación en el circuito.
Por otro lado, y en clara diferencia a los visto en la misma red pero de Argentina, se ve que en
River, todos los receptores también son pasadores. A diferencia de lo visto en la selección, donde
DiMaria, Dybala y Gaitán, eran receptores pero luego no cumplían un rol de pasadores
importante para el circuito (Mercado tampoco), en el caso de River, D´alessandro y el Pity,
tienen papeles muy importantes como pasadores, juntándose entre ellos, con Nacho Fernández y
con el lateral de su lado, D´alessandro también con Driussi; todos esos vínculos eran recíprocos.
Por otro lado, los dos laterales también tomaron mucha importancia en el juego, tanto como
receptores como pasadores, armado un esquema de forma geométrica que será más notorio en la
siguiente red.
En la última red de este apartado, dicotomizada en 7, se puede ver que en Argentina, hay solo un
vínculo recíproco, entre los dos número 5 (Mascherano y Banega). Por otro lado, se muestra una
red muy débil, que ya comenzó a separarse (Demichelis y Mercado forman un vínculo aparte de
la red), y se mantiene unida solo por Banega (removiendo ese nodo, no habría red alguna). Los
dos laterales no muestran un gran aporte al juego, como tampoco los jugadores más ofensivos, lo
que deja la imagen de lo que fue el partido para Argentina: pases sin profundidad en el centro del
campo, tenencia de balón en lugares que no lastiman, y cuando la recibían los jugadores más
ofensivos, la jugada solía terminar con ellos, en centros, remates o regates no conseguidos.

En River, en cambio, se ve un esquema simétrico bastante fuerte, solo Driussi quedaría aisaldo si
se remueve a D´alessandro, el resto continuarían formando una red aunque se quite a cualquier
nodo.
Por otro lado, se puede ver a Nacho y D´alessandro como los nodos centrales (los dos mejores
pasadores), seguidos por el Pity Martínez, y luego los dos laterales. Ya Ponzio desapareció de la
red, quedando solo jugadores con vocación ofensiva. A su vez, se pueden destacar tres vínculos
recíprocos, siendo uno de ellos entre los dos jugadores más desequilibrantes, D´alessandro y Pity
Martínez; los otros dos fueron entre D´alessandro y Nacho Fernández; y entre Martínez y Casco.
Esto habla a las claras de una posesión fluida, con mucha participación de los tres volantes más
ofensivos y los dos laterales.
El degree resalta un poco lo antes dicho. Detrás de los dos volantes centrales de Argentina, el
siguiente mejor pasador del equipo fue Demichelis, seguido por Musacchio, algo no muy
efectivo si se está hablando del campo ofensivo.
A su vez, el primer marcador central, recibió más pases que Agüero, y casi los mismos que
Higuaín. Mientras que DiMaria fue quien más recibió, pero aparece en el puesto 6 de quienes
más pases otorgó (compartido con Mercado), lo que muestra a las claras lo antes dicho, recibió
muchos pases, pero la mayoría de las jugadas terminaron con él. Mascherano recibiendo la
misma cantidad de pases que Banega, no muchos menos que DiMaria y bastante más que
quienes le seguían, tampoco es un buen signo si lo que buscas en precisión en espacio reducido.
Mirando el degree de River, se puede confrontar muy rápido con lo descrito recién. Los dos
centrales fueron quienes menos pases recibieron (junto con Alonso que casi no jugó), teniendo
entre los dos menos de la mitad de los vínculos receptores que el siguiente jugador de campo, y
1/3 de los pases recibidos por el nueve titular. Ponzio tampoco se mostró como un receptor
importante, apareciendo por detrás de Martínez, D´alessandro, Fernández, Moreira y Casco (en
ese orden).
Quienes más pases recibieron, con cierta holgura con respecto al tercero, fueron Martínez y
D´alessandro, los dos volantes más ofensivos del equipo millonario. Por detrás de ellos aparecen
Fernández y Moreira con números muy similares y luego Casco.

En cuanto a los pasadores, Fernández fue quien más pases realizó, seguido por D´alessandro y
Martínez (los tres volantes de mayor volumen futbolístico); luego le siguen Ponzio y Casco, con
números muy similares, y cierra el principal circuito Moreira.