Isaías 53

Los sufrimientos físicos de Cristo Isaías 52.14
1. Sus costillas laceradas por los azotes
Isaías 50.6 Di mi cuerpo a los heridores, y mis mejillas a los que me mesaban la
barba; no escondí mi rostro de injurias y de esputos.
2. Su rostro deformado
Isaías 52.14 Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de
los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres,
3. Su cabeza perforada por los espinos
Mateo 27.29 y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña
en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de él, le escarnecían, diciendo:
¡Salve, Rey de los judíos!
4. Su costado traspasado por la lanza
Juan 19.34 Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante
salió sangre y agua.
5. Sus manos y pies clavados en la cruz
Salmos 22.16 Porque perros me han rodeado; Me ha cercado cuadrilla de
malignos;
Horadaron mis manos y mis pies.
Lucas24.39 Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque
un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.
6. Su cuerpo expuesto al escarnio
Mateo 27.36-42 Y sentados le guardaban allí. Y pusieron sobre su cabeza su
causa escrita: ESTE ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDÍOS. Entonces crucificaron con él a
dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda. Y los que pasaban le
injuriaban, meneando la cabeza,
y diciendo: Tú que derribas el templo, y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo;
si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz. De esta manera también los principales
sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y los fariseos y los ancianos, decían: A
otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora
de la cruz, y creeremos en él.
Varón de dolores Isaías 53
1. El sufrimiento de Cristo tuvo su inicio en su nacimiento. Para Él, no hubo lugar en el
mesón. Aquel hombre sediento de sangre, Herodes, atento contra su vida.
2. Su humillación, que se describe en
Filipenses 2.5-8 Y sentados le guardaban allí. Y pusieron sobre su cabeza su
causa escrita: ESTE ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDÍOS. Entonces crucificaron con él a
dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda. Y los que pasaban le
injuriaban, meneando la cabeza, y diciendo: Tú que derribas el templo, y en tres
días lo reedificas, sálvate a ti mismo; si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz. De
esta manera también los principales sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y

de sus propios discípulos y. ciertamente. Estuvo expuesto a todo tipo de groserías y brutalidades.13 c) Este tratamiento sirve para todos. a la muerte eterna Jeremías 9. sin excepción Juan 3.1 Lucas 22. Por su llaga fuimos nosotros curados Isaías 53. fue un sufrimiento durante toda su vida. decían: A otros salvó. a) Fe hechos 16.9 .4 b) El Señor hizo caer sobre si la iniquidad sobre todos nosotros 2 corintios 5. pero él no tenía donde reclinar su cabeza. 5.los fariseos y los ancianos. le echaron fuera de la ciudad. a las cuales estuvo expuesto. de Dios mismo.11 d) Conduce.50-51 c) Puede ser consultado a cualquier hora Lucas 18.38-39 2. El llevo todo sobre si: Nuestras debilidades y delitos. Era hijo de padres pobres. a sí mismo no se puede salvar.11 b) Es compasivo Juan 9.13 c) Confesión de pecados 1 Juan 1.4. y dan voces a sus compañeros. paso hambre y sed. Pensemos en el trato que recibió delante de Pilato.21 Gálatas 3.5-6 b) La enfermedad es hereditaria Salmos 51. 4. Fue catalogado de blasfemo.1 c) Ningún medico puede ayudar Jeremías 8.15-16 3. durante las tres horas de oscuridad. de sus enemigos. Fue rechazado.65 Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras. ahora mismo habéis oído su blasfemia.31 b) Reconocimiento de los pecados Jeremías 3. Un medico que nunca falla: a) Es omnisciente y conoce toda enfermedad Juan 11. Los pájaros podrían tener nidos. descienda ahora de la cruz. si es el Rey de Israel.4-5 1.24 4.15 levítico 26. y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos. y creeremos en él. diciendo: ¡Ha blasfemado! ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí. Su gran enemigo era el caído Lucifer. estando en la cruz. Lo que este médico exige de los enfermos. su Padre. Mateo 26.16 Más ¿a qué compararé esta generación? Es semejante a los muchachos que se sientan en las plazas.29.5 1 de Pedro 2. ya que fue abandonado y oprimido por Dios. para despeñarle. Varias veces sus enemigos intentaron hacerle mal Lucas 4.16 d) Por su llaga fuimos nosotros curados Isaías 53. Debemos recordar también las innumerables acusaciones y sospechas. 3. embustero Mateo 11. que quería derribarlo. . glotón y bebedor. El sufrimiento de Cristo procedía e todas partes. Una enfermedad incurable: a) En este mundo todos los hombres están enfermos Isaías 1.22 Jeremías 46. Herodes y el Sanedrín. Su método de cura: a) Ciertamente llevo el nuestras enfermedades Isaías 53. los suyos no le recibieron. y levantándose.