TRABAJO DE ECONOMIA COLOMBIANA

MARIA CAMILA VEGA DIAZ

DOCENTE:

UNIVERSIDAD POPULAR DEL CESAR
AÑO 201

INTRODUCCION
Como la opción más importante y viable que tiene Colombia en el contexto de la
integración Un buen número de empresas colombianas están aprovechando el
tiempo y preparándose para el cambio oceánico que vendrá con la caída de las
barreras comerciales que protegen el mercado colombiano. El cambio es inminente,
pues bien sea por medio del ALCA [1] o de un Tratado de Libre Comercio con los
Estados Unidos, los aranceles que hoy protegen a muchos productos colombianos
(que pueden llegar al 30%), pueden reducirse a un mínimo. Para entender la
velocidad del cambio, basta recordar que en el reciente acuerdo firmado entre
Estados Unidos y Chile, el 85% del universo arancelario quedó en el nivel “cero” a
partir del primer año.
El Tratado de Libre Comercio con Estados

RESEÑA HISTORICA DEL TRATADO DE LIBRE COMERCIO
COLOMBIA Y ESTADOS UNIDOS
En la última década, la política de comercio exterior de Colombia se fundamentó en la profundización de las relaciones
comerciales con la Comunidad Andina y en los esfuerzos para obtener acceso unilateral a ciertos mercados, en
especial el de Estados Unidos, a través de los esquemas ATPA/ATPDEA, y el de la Unión Europea, a través del
esquema SGP.
Debido al creciente desnivel entre exportaciones e importaciones, siendo las segundas mayoritarias para Colombia, se
hace evidente la necesidad de promover importantes cambios en materia de política comercial, como por ejemplo,
encontrar nuevos mercados y para esto es importante avanzar sin dilaciones hacia la suscripción de tratados de libre
comercio como el que se decidió negociar con los Estados Unidos .Después de la última prorrogación del ATPDEA en
2010 que culminó el 15 de febrero de 2011, se visualiza el TLC con Estados Unidos como una posibilidad para que
empresarios realicen inversiones a largo plazo, que incrementen su capacidad productiva y cuenten con una
estabilidad en el tie Mediante actas No 69 y 70 del Consejo superior de Comercio Exterior de los días 18 de marzo y 29
de mayo de 2003, se instruyó al MCIT (Ministerio de Comercio, Industria y Turismo) comenzar la negociación con
EE.UU y se realizó una evaluación del impacto económico y social del TLC con ese país.
• En agosto de 2003, el Representante Comercial de estados Unidos, Robert Zoellick, se reunió en Bogotá con el
Presidente Uribe donde anunció la disposición del gobierno norteamericano para iniciar la negociación comercial en
Colombia.
• A partir de 2001 nuestras exportaciones a la CAN mostraron una tendencia decreciente, pasando de US$2.771
millones a U$1.908 millones en 2003 lo que obligó al Gobierno nacional a buscar otras alternativas que compensen
esta
tendencia.
• A mediados del mes de octubre de 2003, un equipo de alto nivel del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y de
otros Ministerios efectuó una visita a Estados Unidos, con el fin de clarificar de manera preliminar temas relativos a la
negociación,
teniendo
como
fundamento,
el
TLC
firmado
por
ese
país
con
Chile.
• En noviembre de 2003, el representante Comercial de Estados Unidos, anunció oficialmente la intención de su país
de iniciar las negociaciones de un TLC con Colombia, Ecuador y Perú y dejó abierto el camino para los otros países de
la Comunidad Andina de Naciones. En las condiciones favorables para las exportaciones.
El TLC es un acuerdo generador de oportunidades para todos los colombianos, sin excepción, pues contribuye a crear
empleo y a mejorar el desempeño de la economía nacional. Inicialmente beneficia a los sectores exportadores porque
podrán vender sus productos y servicios, en condiciones muy favorables, en el mercado estadounidense. Pero no sólo
a
los
exportadores,
también
a
todos
los
demás
productores
nacionales.
Los temas que se negociaron fueron los considerados como generales, es decir, acceso a mercados, en sus dos
vertientes (industriales y agrícolas); propiedad intelectual; régimen de la inversión; compras del Estado; solución de
controversias; competencia; comercio electrónico; servicios; ambiental y laboral.
El sector de servicios es ya el más grande de la economía colombiana. Los servicios de alto valor agregado son el gran
dinamizador de las economías del mundo, la inversión extranjera se incluye porque hay gran interés en atraerla.
También se negoció propiedad intelectual, tema altamente sensible; y compras del Estado, elemento muy importante
para dinamizar el comercio.

EFECTOS FAVORABLES
Colombia dispone de ventajas naturales en muchos productos y ventajas adquiridas en la
producción de otros. Quienes los producen con esas ventajas resultan ganadores. También lo
son aquellos que se preparan oportunamente para mejorar sus productos, es decir, para
fabricarlos con mayor eficiencia, más calidad, mejor tecnología y precios competitivos.
Son quienes cambian incluso su mentalidad para competir a nivel mundial y logran la certeza
de que con los cambios apropiados pueden encarar la competencia en los mercados externos
y en el propio mercado doméstico.
FLORES
Colombia es el segundo exportador mundial de flores y el primer proveedor de este producto
al mercado estadounidense. Debido al vencimiento en febrero del Atpdea, se impuso un
arancel del 3,2 al 7 por ciento.
INDUMENTARIA
La indumentaria y productos textiles exportados de Colombia a Estados Unidos crecieron un
17,4 por ciento en el 2010. Con el vencimiento del Atpdea, la ropa actualmente paga
impuestos entre un 25 y 35%.
ARTÍCULOS DE CUERO
La exportación colombiana en productos de cuero en el 2010, osciló en los 250 millones de
dólares de los cuales gran parte fue destinada a EE. UU.

EFECTOS DESFAVIRABLES
Son aquellos que siendo conscientes de que sus empresas o sistemas de producción se
pueden modernizar, mejorar su calidad y eficiencia, no hacen nada para solucionarlo y
siguen produciendo de la misma manera; en este caso la gente preferirá comprar un
producto con mejor calidad y a un mejor precio.
ARROZ
Colombia produce dos millones de toneladas de arroz por año solamente para consumo local.
Con la firma del TLC, Estados Unidos está en capacidad de exportar a Colombia 79.000
toneladas de arroz a bajo precio, situación que afectaría inminentemente a los productores
locales.
MAÍZ
Colombia consume cerca de 4 millones de toneladas de maíz, de las cuales sólo produce 1
millón. El país importó 3,6 millones de toneladas de maíz en la temporada 2010/2011.
Adicionalmente Estados Unidos produce el 39.9% de la producción mundial, seguido por
China y Brasil con el 21% y 5.4% respectivamente, lo cual evidencia la capacidad productiva
de EEUU con este producto y evidentemente la industria nacional no está en capacidad de
competir.
POLLO
Los productores de carne de pollo se ven gravemente amenazados. Un simple ejemplo es
que una tonelada de patas de pollo importada de Estados Unidos cuesta 1.000 dólares, y la
misma cantidad producida localmente y vendida en los supermercados cuesta
aproximadamente 2.000 dólares.
El tratado de libre comercio con Estados Unidos plantea grandes retos para la economía
Colombia

BALANZA COMERCIAL TLC-EE.UU
Al cumplirse 3 años de la implementación del TLC con Estados Unidos, los pronósticos de quienes manifestaron
oportunamente que Colombia iba a perder en esta negociación no solo se cumplieron, sino que los efectos negativos
del acuerdo superan las predicciones más pesimistas. Desde la firma era sabido que el acuerdo no había cumplido con
los principios fundamentales de los acuerdos internacionales que debe seguir el Estado: reciprocidad, equidad y
conveniencia nacional.

Las críticas nunca han consistido en negar la importancia del comercio entre ambas naciones. El punto es sí la forma
como se relacionan trae beneficios mutuos. La evidencia, la teoría y ahora los hechos, comprueban que en la
asociación establecida con el TLC, Colombia es un perdedor neto.

El comercio es importante como mecanismo de transmisión de riqueza, pero no de creación de la misma. Si un país
fabrica aviones, que otro no puede producir, el comercio libre de estos favorece a ambas naciones. Sin embargo, no se
puede perder de vista que la riqueza generada, resultado de la transformación de energía, materiales y mano de obra
en una manufactura, es para el país que lo fabrica, no para el que lo compra. Por eso el acceso a los mercados es un
aspecto a tener en cuenta pero no el único. De nada sirve tener las puertas abiertas al comercio, si no existe qué
ofrecer en esos mercados.

Frente al balance comercial, el Gobierno Nacional ha intentado argumentar que los beneficios del comercio no pueden
medirse por las cuentas negativas que registra Colombia, porque también hay ganancia en las importaciones. Pero las
cifras son contundentes: en los 3 años de vigencia del TLC con Estados Unidos, las compras superan ampliamente las
ventas, lo que trae como consecuencia un balance neto negativo.

Adicional a los aspectos comerciales, en los que se mostrará la pérdida significativa que ha tenido Colombia, es
importante recordar que éste es solo 1 de los 23 capítulos del acuerdo, en los que también están contenidos asuntos
de propiedad intelectual, ambientales, telecomunicaciones, entre otros, los cuales se analizarán brevemente.

1) EL BALANCE COMERCIAL: NADA QUE VENDER Y MUCHO QUE COMPRAR
En el año 2011, antes de implementarse el TLC con Estados Unidos, el superávit comercial de Colombia con ese país había alcanzado
US$ 8.111 millones. Para 2014, tres años después, el déficit comercial superó los US$ 3.303 millones y en los primeros dos meses de
2015 sobrepasó los US$ 1.200 millones. Significa que el TLC podría ser responsable de la pérdida de US$ 12.622 millones en comercio

para Colombia, equivalentes a $25 billones de pesos. Desde que inició el TLC, en mayo de 2012, no ha habido un solo mes con superávit
comercial.

Para 2014, las exportaciones colombianas hacia el país del Norte, por US$ 14.105 millones, fueron similares a las ventas de 2008,
cuando no se contaba con el acuerdo. Por otra parte, desde 2011 las exportaciones han caído a un promedio de 13% anual. Es una
prueba de la ineficacia del TLC, porque durante años el argumento que se utilizó para defenderlo era que Colombia tendría la posibilidad
de acceder a un mercado más grande y con más ingreso per cápita que el nacional, lo que haría disparar las exportaciones.

En contrapartida, durante el mismo periodo las compras que Colombia ha hecho a Estados Unidos vienen creciendo al 10% promedio
anual, desde US$ 13.593 millones en 2011 a US$ 18.192 en 2014. Es decir, no solamente se está vendiendo menos sino que se está
comprando más, agravando el equilibrio comercial y mostrando que el único que está aprovechando el acuerdo es Estados Unidos, como
se había previsto.

Hoy Colombia participa menos que en 2012 en las compras que realiza Estados Unidos al mundo, pasando de 1,08% en ese año a 0,69% en 2014.
Por el contrario, el comercio desde Estados Unidos hacia Colombia aumentó con relación al comercio total de ese país, desde 1,06% a 1,11%.

COMO SE COMPONE EL CONERCIO ENTRE AMBOS PAIZES

La composición del comercio es la causa fundamental que explica los desequilibrios anunciados y que se están
materializando en el TLC entre Colombia y Estados Unidos. En una economía abierta, el intercambio de mercancías
entre dos naciones tendría que realizarse entre bienes equiparables en su fabricación, a nivel técnico y tecnológico,
para que ambos fueran ganadores. Pero cuando las mercancías de una nación superan de manera sustancial el grado
de sofisticación de la otra, la primera obtendrá más beneficios del comercio, pues cada unidad de bienes exportada se
traducirá en más riqueza para su economía en comparación a la exportación de bienes sin valor agregado. Es el típico
caso de lo que está ocurriendo entre Colombia y Estados Unidos.

Según el análisis realizado por Astrid Martínez y José Antonio Ocampo, menos del 30% de las exportaciones de
Colombia tienen altos niveles de sofisticación, mientras el 70% de las exportaciones de EE.UU. están por encima del
promedio de sofisticación. Así, según los analistas, lo que ofrece Colombia “no alcanza los niveles para que las
exportaciones sean un motor del crecimiento económico”.

Para 2014 el 54% de las ventas de Colombia hacia ese país fueron productos minero-energéticos. El 17%
manufacturas y el 12% agro. Durante 2013 el 81% de las exportaciones hacia EE.UU correspondían a productos
minero-energéticos. El 7% a manufacturas y el 11,9% agro. Para 2012, las proporciones fueron: 6,2% ventas de
productos manufacturados, 84% productos minero-energéticos, y 9,7% agro.
3) OTROS PUNTOS DEL BALANCE DEL TLC LESIVOS PARA COLOMBIA
Como se mencionó en la introducción, el TLC con Estados Unidos no solo se refiere a asuntos comerciales, sino a
temas que sobrepasan este ámbito. Algunas decisiones que se han tomado en los últimos años, que hacen parte del
marco legal del acuerdo, también afectan el desempeño económico del país y limitan la capacidad del Estado para
implementar políticas públicas en beneficio de los intereses nacionales. Se analizarán algunas de ellas:
1.
Resolución 970 del ICA: en 2010, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) expidió dicha resolución que hace
parte de las obligaciones del TLC en materia de propiedad intelectual, mediante la cual se prohíbe almacenar semillas
que provienen de cosechas para sembrarse nuevamente. Por cuenta de las imposiciones estadounidenses en el
acuerdo, esta resolución acaba con una práctica ancestral, para beneficiar a multinacionales como Monsanto, Dupont y
Syngenta. El tema salió a la luz pública gracias al documental 9.70, de Victoria Solano.

2.
Ley Lleras: en 2011, el entonces Ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, radicó ante el Congreso una
iniciativa gubernamental, que era un compromiso del TLC, para regular los derechos de propiedad intelectual en
internet. El proyecto fue archivado en noviembre de 2011, tras las críticas que generó. Sin embargo, como exigencia de
Estados Unidos para implementar el acuerdo, aprovechando la visita del presidente Obama a la Cumbre de las
Américas en Cartagena en abril de 2012, el Congreso aprobó en 20 días la Ley Lleras 2.0. En enero de 2013, la Corte
Constitucional tumbó la Ley por vicios de trámite y de fondo, acogiendo las demandas de los senadores Jorge Enrique
Robledo y Camilo Romero. En mayo de ese mismo año, el gobierno de Santos radicó nuevamente la Ley Lleras 3.0, en
donde se prohíbe la retransmisión en internet de señales de televisión, el almacenamiento temporal de información
protegida, y en general el acceso a la información y a su difusión. Este proyecto también se retiró, porque fue
considerado como una censura. Un cuarto intento, conocido como la Ley Lleras 4.0, fue realizado en mayo de 2013, el
cual se encuentra archivado actualmente.
3.
Minería en Páramos y Licencias Exprés: el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2014-2018, aprobó dos artículos
especialmente nocivos en materia ambiental, en concordancia con el capítulo 18 del TLC con Estados Unidos sobre
Medio Ambiente. En este se afirma que los países deben asegurar que “las políticas comerciales y ambientales se
apoyen mutuamente”, en el sentido de que la legislación ambiental no afecte el comercio. Además, el TLC otorga el
carácter de mercancía a los recursos naturales, brindando derechos a los inversionistas para su “explotación,
extracción, refinamiento, transporte, distribución o venta”. De no cumplirse, sería considerado por inversionistas
estadounidenses como una innecesaria barrera no arancelaria.
En consecuencia, el PND en su artículo 173 permite que los títulos mineros que fueron otorgados en zonas de
páramos, “podrán seguir ejecutándose hasta su terminación”. Mientras tanto, el artículo 179, otorga 20 días hábiles
para evaluar los estudios de impacto ambiental, en lo que ha sido considerado como “licencias exprés”.
4.
Cuota de Pantalla: el PND también incluía un artículo que disminuía la cuota de televisión destinada a la
producción nacional en la franja de los fines de semana y se la aumentaba a la producción extranjera, una imposición
del TLC con Estados Unidos. Gracias a la discusión que lideró la Asociación Colombiana de Actores (ACA), se logró
tumbar este artículo en el Plan. Sin embargo, el compromiso del gobierno colombiano con Estados Unidos se
mantiene, y es previsible que el presidente Santos presente una iniciativa legislativa en este camino.
5.
Las industrias de licores departamentales: en la actualidad existe un monopolio en la producción de licores en
los departamentos, que tiene una señalada función social. El PND intentó acabar con esta condición al disminuir los
impuestos a productos extranjeros en más de 50%, obligando a una competencia desigual con las empresas
regionales. Este también es un requerimiento del TLC, porque el acuerdo obliga a otorgarle Trato Nacional a la
inversión extranjera, lo que limita la posibilidad de que el Estado privilegie a ciertos sectores nacionales. Este artículo
también fue derrotado en el PND.
6.
El decreto sobre biotecnológicos: en septiembre de 2014 el Gobierno Nacional anunció la regulación de
medicamentos biotecnológicos, para imponer requisitos a la hora de expedir registros sanitarios. Así mismo, se abrió la
posibilidad de permitir el acceso al mercado de biosimilares, con eficacia igual a los medicamentos de marca, pero 60%
más baratos. Sin embargo, el gobierno estadounidense, a través de su Vicepresidente Joe Biden, envió una carta al
Presidente Santos manifestando su preocupación por temas relacionados con el TLC, entre ellos el de los
biotecnológicos.
Biden aprevechó la carta para referirse también al decreto de chatarrización, que “está lastimando nuestro comercio
bilateral”, según el vicepresidente. De igual forma cuestionó la resolución que restringe las importaciones de etanol
mientras que la oferta local no atienda el 100% de la demanda y critica que no se haya logrado aprobar la Ley Lleras.
De hecho en el Reporte Especial de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos de 2015, Colombia se
mantiene en la lista de vigilancia de ese país, por los mayores esfuerzos que debe hacer en materia de Derechos de
Propiedad Intelectual y especialmente por la piratería en línea y móvil.
7.
Plan de Acción Laboral: los presidentes Barack Obama y Juan Manuel Santos firmaron el 7 de abril de 2011
este plan, como condición para que el Congreso de Estados Unidos aprobara el TLC. El plan incluye 37
recomendaciones para mejorar las condiciones laborales en Colombia, las cuales, según las centrales sindicales, no
han sido cumplidas. Se mantiene la persecución y violencia en contra de líderes sindicales, los obstáculos para la
conformación de organizaciones de trabajadores y las distintas formas de subcontratación. Las cifras de subempleo,
que superan el 50% de los trabajos en Colombia, son prueba de la ineficacia de dicho plan, que parece haber sido
solamente un requisito protocolario para darle paso al TLC en Washington.
8.
Aprovechamiento de negocios: el gobierno creó, en julio de 2013, un Centro de Aprovechamiento de Acuerdos
Comerciales, dirigido por Eduardo Muñoz, exnegociador del TLC con EE.UU. y que reemplazó a la Oficina para el
Aprovechamiento del TLC, que fue dirigida por Hernando José Gómez, jefe de la negociación de ese acuerdo. Estas

dependencias se han dedicado a detectar la oferta exportable en cada región, ejercicio que se ha debido hacer antes
de la firma del TLC y que el gobierno había anunciado que ya se había realizado. La labor de ellas no ha rendido
ningún fruto y se encuentran en permanente crisis
Los presupuestos más pesimistas elaborados antes de la implementación del TLC con Estados Unidos, se quedan
cortos con relación a los resultados presentados tras 3 años de vigencia. La pérdida para Colombia supera los $ 25
billones, las promesas de nuevos mercados y clientes con más capacidad adquisitiva no se han cumplido, y los
avances en nuevos productos y nuevas empresas exportadores no pasan de ser valiosos esfuerzos individuales, pero
que no compensan ni de cerca las pérdidas de la economía nacional La aprobación del Plan Nacional de Desarrollo
2014-2018 dejó en evidencia que tampoco habrá una verdadera política para estimular el desarrollo productivo, al cual
se le otorgó el 1% del presupuesto, mientras a la fracasada locomotora minera se le inyectó el 11%. Bajo esta
circunstancia, no existen hechos reales, con excepción de la devaluación, que permitan inferir que habrá una
recuperación pronta de la balanza comercial.
El 2014 cerró con un déficit en Cuenta Corriente por US$19.780 millones y un déficit comercial por US$ 6.293
millones, los más altos en la historia del país. Es notorio que las relaciones económicas internacionales de Colombia no
atraviesan por su mejor momento.
Se hace necesario que el Congreso de la República realice controles políticos a los resultados de los TLC
implementados y se cree un mecanismo técnico de seguimiento a los mismos. También, los gremios de la producción
como la Andi, Acopi, Proindustria, Asinfar, Acolfa; las centrales sindicales CUT, CGT, CTC; organizaciones académicas,
estudiantiles y campesinas, deben trabajar unificadamente en la idea de proponer una política para la recuperación de
la producción nacional en la agricultura y la industria, como única posibilidad de salir de la crisis económica actual.

QUE PRODUCTOS IMPORTAN Y EXPORTAN EL TLC Y LOS EE.UU

EXPORTACIONES
En 2011, Colombia exportó US$ 303 millones en aceites y grasas. Los Países Bajos recibieron el 35,6% de dichas
exportaciones (es decir, US$ 108 millones); Brasil, el 15,2% (US$ 46 millones); Alemania el 7,6%; Reino Unido, el 6%,
y México, el 5,9%. Entre el listado de países a los cuales Colombia exporta estos productos, Estados Unidos ocupó el
noveno lugar en 2011. Durante ese año, se exportaron a ese mercado US$ 7,5 millones, es decir, el 2,5% del total de
las exportaciones.

IMPORTACIONES
Entre 2010 y 2011, EE.UU. aumentó las importaciones de aceites y grasas en 51,7%, lo cual significa una inmensa
oportunidad para Colombia. En 2011, Estados Unidos importó US$ 6,6 mil millones en aceites y grasas. Su mayor
proveedor fue Canadá, con el 34,2% del total de las importaciones. Le siguieron Malasia, Filipinas, Italia e Indonesia.
Colombia ocupó el lugar 25 entre los países que proveen de este producto al país del norte, con el 0,2% de las
importaciones, equivalente a US$ 10,3 millones. Entre 2010 y 2011, EE.UU. aumentó las importaciones de aceites y
grasas en 51,7%.

ARANCELES ANTES Y DESPUES DEL TLC

Antes del TLC entre Colombia y Estados Unidos, los productos colombianos del sector aceites y grasas pagaban
aranceles base entre 0 y 19,1%, o aranceles específicos entre 0,68 US$/kg y 34,2 US$/kg. Con el TLC, la totalidad de
los productos del sector ingresarán sin arancel.

FACTORES COMPETITIVOS
• Colombia es el mayor productor de aceite de palma en Latinoamérica y el quinto en el mundo.
• Cuenta con una excelente composición de grasa saturada y no saturada, además de antioxidantes y vitaminas.
• Una de las ventajas del uso de aceite de palma en la industria, además de estar libre de grasas trans1 , es que
usualmente no requiere hidrogenación.

PRODUCTOS NUEVOS QUE TRAE EL TLC
Colombia ya exporta 1.689 productos nuevos a EE. UU.
Casos de éxito en las ventas de productos y servicios colombianos que por primera vez llegan a ese país.
- Textiles
- Confecciones, incluyendo ropa interior femenina, vestidos de baño y confecciones para el hogar
- Calzado y artículos de cuero, incluyendo calzado elaborado con materias primas sintéticas
- Café
- Frutas: ej. banano, aguacate, melón, pimentón, , maracuyá, piña, papaya, limón, uchuva
- Verduras y hortalizas[2]: ej. tomate, acelga, salvia, espinaca, arrúgala, apio
- Flores
- Carnes frías

- Cigarrillos
- Hierbas aromáticas
- Algodón
- Etanol
- Aceite de palma
- Preparaciones alimenticias, pastas y galletería
- Yogurt
- Porcelanas y joyería
- Productos metalmecánicos como ventanería y herramientas
- Productos químicos y petroquímicos
- Cosméticos y perfumes
- Artículos de papelería como lápices, pinceles y crayones especiales
- Se consolida el acceso sin arancel de todos los productos que estaban en ATPDEA
- 99.9% de la oferta industrial exportable entrará Estados Unidos sin arancel
Ejemplos de productos que se desgravarán gradualmente
- Lácteos: cuota de acceso preferencial de 9,000 toneladas adicionales al contingente OMC (100 toneladas en leche
liquida; 2,000 toneladas en mantequilla; 300 toneladas en helados; 4,600 toneladas en quesos y 2,000 toneladas en
otros lácteos). Las exportaciones por fuera del contingente se desgravarán en un periodo de 11 a 15 años
- Carnes: cuota preferencial sin aranceles de 5,000 toneladas con un crecimiento anual del 5%. Desgravación del
arancel a 10 años.
- Azúcar: cuota de acceso preferencial de 50,000 toneladas (las cuales incluyen renglones de confitería y chocolatería
para uso industrial) con un crecimiento de 1.5% anual.
- Tabaco: cuota preferencial sin aranceles de 4,000 toneladas. Desgravación del arancel a 15 años
PRODUCTOS AMERICANOS QUE PODRÍAN LLEGAR A COLOMBIA
Ejemplos de productos que inmediatamente entran sin arancel:
- Equipos y materiales para construcción como ladrillos, placas, baldosas y piezas cerámicas
- Equipos para agricultura
- Aeronaves y partes para aeronaves
- Algunos vehículos como tractores, trolebuses, vehículos de más de 16 personas, 4x4 de más de 3.000 cc[3],
volquetas, camiones de sondeo y perforación, coches barredora y radiológicos.
- Fertilizantes

- Tecnologías para información y comunicaciones
- Equipos médicos
- Textiles y confecciones
- Algodón
- Cereales: trigo, cebada, soya
- Tabaco y derivados
- Carne de res de alta calidad (USDA prime y choice)
- Leche líquida
- Tocineta y piel de cerdo
- Caña de azúcar, glucosa, fructosa, bombones, caramelos, chicles y demás confites.
- Frutas frescas y procesadas: ej. manzanas, uvas, cerezas, peras y nueces como el maní, hvs
- Verduras: la mayoría entran sin arancel inmediatamente, el resto se desgravarán en 5 años
- 81.8% de la oferta industrial exportable entrará a Colombia sin arancel inmediatamente
- Más de la mitad de la oferta agrícola exportable entrará a Colombia sin arancel de manera inmediata
PRODUCTOS QUE SE DESGRAVARÁN GRADUALMENTE
- Arroz: contingente de 79,000 toneladas de arroz blanco, desgravación a 19 años con 6 años de gracia durante los
cuales el arancel se mantendrá en su nivel inicial.
- Pollo:- Cuartos traseros: contingente de 27,000 toneladas con crecimiento del 4% anual, desgravación a 18 años con
5 años de gracia para los cuartos traseros de pollo fresco y 10 años de gracia para los sazonados.
- La mayoría de las demás subpartidas de pollo se desgravarán inmediatamente, el resto en 10 años.
- Lácteos: contingentes preferenciales con crecimiento del 10% anual
- Leche en polvo: contingente de 5,500 toneladas. Desgravación en 15 años.
- Quesos: contingente de 2,310 toneladas. Desgravación en 15 años.
- Mantequillas: contingente de 550 toneladas. Desgravación en 11 años
- Helados: contingente de 330 toneladas. Desgravación en 11 años
- Yogures: contingente de 110 toneladas. Desgravación en 15 años.
- Lácteos procesados: contingente de 1,100 toneladas. Desgravación en 15 años.
- Maíz: contingentes de 2 millones toneladas de maíz amarillo y 130,000 toneladas de maíz blanco con un crecimiento
de 5% anual. Desgravación del arancel en 12 años.
- Carnes (calidad estándar): contingente de 2,100 toneladas con crecimiento del 5% anual. Desgravación del arancel
en 10 años.

- Cerdo: la mayoría de los productos de cerdo se desgravarán en 5 años, el resto de aranceles se eliminarán en 10
años.
- Azúcar:

- Azúcar, azúcar caramelizado y jarabe de acre: desgravación en 5 años
o Azúcares de caña en bruto, azúcar de remolacha en bruto: desgravación en 5 años
- Vehículos:
- Carrocerías y motos entre 500 y 800 cc: se desgravarán en 5 años
- Vehículos a gasolina o diesel entre 1.500 y 3.000 cc, los camperos de 1.500 a 3.000 cc, los camiones grúa, los
camiones de limpieza, motocicletas y velocípedos de 50 a 500 cc: se desgravarán en diez años.
- Productos industriales que se desgravarán en un período de 5 años:
- Papel
- Tintas
- Productos de hierro y acero
- Vidrio y partes de vehículos
- Cadena petroquímica-plásticos: se desgravarán en un período de 7 años.
dos años de vigencia del Tratado de Libre Comercio de Colombia con Estados Unidos, han sido 1.689 empresas
nacionales que incursionaron por primera vez a este mercado, de acuerdo con el Ministerio de Comercio, Industria y
Turismo y las cifras del Dane.
Nuestros empresarios son testigos de la ventaja con la que ahora cuentan. Ejemplo de eso, fueron en total 362
artículos que por primera vez se exportan al mercado estadounidense, dijo María Claudia Lacouture, presidenta de
Proexport.
Estos son algunos casos de empresarios que con el apoyo de Proexport han encontrado nuevos clientes en Estados
Unidos.
compañía vallecaucana Fruticol Industrial logró conquistar el mercado latino en Estados Unidos, después de que,
gracias al Tratado de Libre Comercio, sus productos llegaron con precios más bajos para el consumidor final.
No debemos pagar aranceles, lo que nos diferencia de nuestra competencia. Los ecuatorianos, por ejemplo, tienen un
impuesto del 15 por ciento. Eso hace sus productos mucho más costosos, afirmó Javier Sáenz Leguizamón, gerente
comercial de la compañía. Debido a esta creciente demanda.

QUE SECTORES HAN SIDO BENEFICIADO POR EL TLC

Son muchos, pues el acuerdo abarca casi todo el comercio, servicios e inversión, por lo que los beneficiarios son los
sectores cuyos empresarios actúen proactivamente para aprovechar las oportunidades. En los primeros nueve meses
de vigencia del acuerdo los sectores con mayor crecimiento han sido filetes de pescado (25,4%); azúcares y mieles
(53,5%); confitería (39,3%); productos procesados del mar (31,2%); aceites y grasas (26,8%); derivados del cacao
(53,9%); vidrio (27,6%); partes, repuestos y piezas para automotores (17,3%); productos farmacéuticos (61,5%),
aparatos eléctricos (167%); aluminio (59%); aceites minerales (243%); y textiles (20,2%) que registraron los mayores
crecimientos en sus ventas entre mayo de 2012 y febrero de 2013. Se destaca igualmente la exportación de varios

productos nuevos, que no habían entrado a EE.UU. antes del 2012. Dos ejemplos son las cobias, un tipo de pescado
que se está poniendo de moda entre los chef americanos, y el jugo de guanábana

SECTOR ENERGETICO MINERO
El sector energético minero es uno de los pilares del plan de desarrollo del gobierno del Presidente Juan Manuel
Santos. Este es un sector muy intensivo en capital de ahí que su participación directa en la mano de obra es muy baja,
1,13% en 2009, pero en el PIB fue de 11,14%. Sus efectos indirectos tienen que ver con los eslabonamientos que no
son muchos, el papel en las exportaciones, la inversión extranjera y los impuestos. Al considerar todos los efectos, el
papel del sector se ve incrementado. Falta, de todas maneras, una política industrial que utilice las demandas y ofertas
del sector para crear nuevas industrias en el país, con lo cual el sector tendría un papel mucho más dinamizador.

BENEFICIOS DEL TLC
Tradicionales

• Comercio
• Inversión
No tradicionales
• Calidad de la política económica
• Estabilidad en las reglas del juego
• Certidumbre jurídica
• Transparencia

• Profesionalismo en la gestión pública

CONCLUCION

 Colombia logró la mejor negociación posible dentro del entorno económico, político e histórico dentro del cual se
realizó.
 Lo logró salvaguardando intereses superiores del país como son el bienestar general y la prevalencia de la salud
pública y el acceso a los medicamentos por encima de la protección a la propiedad intelectual, manteniendo
relativamente inalterado el nivel de esta última.
El TLC es un medio, no un fin. El reto para el país es aprovechar todas sus oportunidades como herramienta de su
desarrollo y de mayor bienestar y oportunidades de trabajo e ingreso para todos los colombianos.