You are on page 1of 2

Sociedad Chilena o la Inesperada Virtud de la Ignorancia

Cuando pienso en una sociedad ideal inevitablemente afloran las falencias de nuestra
sociedad actual a nivel de país. En base a los valores relevados como fundamentales
para una sociedad ideal, puedo decir que la igualdad me parece trascendental pero no en
una acepción completamente literal, es decir, es importante que las personas sean
consideradas como iguales en sus derechos básicos, pero además es absolutamente
necesario que se reconozca a las personas como sujetos sociales diferentes ese es a mi
parecer el pilar fundamental para construir una sociedad idónea y que evoque y potencie
una actitud constructiva y un compromiso a nivel interpersonal, ya que si hablamos de
sociedad no se trata solo de aglutinar un grupo de gente como si fuera ganado, más bien
consiste en que las personas decidan organizarse libremente y en complicidad positiva
con sus pares. Teniendo en cuenta lo anterior deviene lógicamente el tema del respeto,
para mí una sociedad idónea necesita entender el respeto como la valoración del otro por
el solo hecho de ocupar un espacio en este planeta (mientras no demuestre que no lo
merece), en este sentido ser un ser vivo ya es suficiente razón para ser respetado y aquí
me desligo del respeto entendido como un valor que incluye tolerancia, puesto que no se
trata de tolerar (es decir aguantar) sino entender el porqué alguien actúa o se ve distinto a
mí y valorar esa diferencia. En cuanto al bien común, para una sociedad digna el bien
común implica la libre elección de los sujetos que la componen, es decir, la capacidad de
autodeterminación para decidir que es aquello que nutre y sustenta a un grupo social,
respecto de esto cabe destacar que un verdadero bien común nunca puede ser impuesto
en una relación vertical de poder, en otras palabras alguien no puede decidir aisladamente
lo que es mejor para todos los demás.
A continuación paso a exponer mi punto de vista respecto del valor de la transparencia: la
transparencia sirve como piedra angular para prevenir males sociales como la corrupción
y la sensación de vivir teniendo presente que te engañan, puesto que si hay situaciones
conflictivas que resolver lo más sensato es contar con toda la información necesaria para
resolver estos conflictos de la mejor manera posible. En cuanto al valor de la democracia
dudo de su eficacia como valor (teniendo en cuenta como esta expresada en Chile), ya
que un aparataje burocrático y con una marcada inclinación capitalista dista mucho de
representar y resguardar fielmente los intereses del pueblo, además esta visión tan
difundida de que la participación ciudadana consiste en ir a votar cada tantos años no es
otra cosa que una ilusión de compromiso social, ya que elegir a uno u otro candidato no
modifica la estructura estatal a nivel profundo solo cambia quien dicta las ordenes en voz
alta, por lo mismo no me parece que la democracia actual sea un sistema necesario o
deseable para la sociedad. Ahora bien, si nos referimos a la democracia en un sentido
utópico y literal o sea como el gobierno del pueblo, claro que es deseable una forma de
gobierno donde todas las personas sean actores relevantes capaces de forjar su destino
de la mejor manera posible, por lo mismo, me parece mucho más eficaz la participación
ciudadana de aquellas personas que se organizan para conseguir cambios reales en su
entorno que considerar que cumplir con el deber cívico de ir a votar es el hito cumbre de
la responsabilidad social.

Me parece que la sociedad chilena actual dista mucho de ser ideal. este consiste en contribuir a la emancipación cultural colectiva. me refiero al quiebre trascendental que produjo la dictadura militar de 1973. Además de esto dicha catástrofe social dejo implantado un esquema de valores que lleva a las personas a autoreprimirse y acatar la autoridad de un grupo selecto sin grandes cuestionamientos. más aun cuando seguimos viviendo básicamente con las mismas reglas del juego ( la constitución actual es la misma con algunas reformas superficiales). Ahora bien. también es necesario decir que la sociedad chilena tiene mucho que aprender ya que tuvo un renacimiento reciente. las dificultades y forjar su propio destino. por ejemplo han surgido diferentes movimientos sociales capaces de aunar la voluntad colectiva en una causa común (me parece que el reflejo más bonito de esto es el rechazo a hidroaysen).Hasta este momento el presente ensayo deviene en una especie de manifiesto y declaración de principios. también el acuerdo de vida en pareja es un paso importante hacia convertirse en un país que respeta y valora las diferencias de sus ciudadanos. Por ultimo quiero referirme al desafío que me planteo a futuro a nivel profesional. como decía anteriormente nuestra sociedad ha tenido un aprendizaje lento (reflejo de la calidad de nuestra educación) pero seguro. en otras palabras entregarle herramientas a quienes lo necesiten para favorecer el desarrollo creativo e intelectual de la población. por otra parte sueño con ver crecer a las nuevas generaciones en un país que no le tiene miedo a su sombra. sino más bien a veces me hace pensar que tiende hacia lo opuesto pero por otra parte no se trata solo de centrarse en los aspectos negativos. es decir. una sociedad capaz de afrontar de manera directa y eficaz. . pero me gustaría a partir de aquí referirme a la sociedad chilena para dejar en claro el porqué del título.