You are on page 1of 7

Universidad Nacional de Misiones

Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales
Profesorado en Historia
Cátedra: Práctica Profesional II
Profesores: Rodriguez, Jorge; Carballo, Camila.
Estudiantes: Frolich, Claudia; Scromeda, Salomé; Rodriguez, Franco.
Año: 2016

Entrevista a la Profesora de Historia
BOP Nº9
• -¿En qué Institución se recibió?
-Me recibí acá en la UNaM. Primero me inscribí en la Licenciatura, porque en realidad yo
quería hacer algo diferente a una carrera de maestro o a la carrera del profesorado del Montoya. En
realidad, no se si tiene mucha sentido que le explique esto, yo hice el colegio secundario en un
Instituto privado sólo para mujeres, entonces estaba un poco cansada de ese sistema de control que
ejercían sobre nosotras, entonces yo vine acá a Humanidades y me pasó una situación de
contradicción, porque era tanto la estructura que nosotras teníamos, teníamos hora de salida, hora
de entrada, o sea, nos controlaban tanto, que cuando yo vengo acá y me encuentro con el caso, con
el que se encuentran los alumnos de primer año, lo primero que querés hacer es dejar la carrera y
te querés ir corriendo, porque nadie te escucha, te tratan mal en alumnado. Pero una vez que yo me
fui adaptando, me estabilicé un poco, me empezó a gustar.
• -¿Usted es de acá, de Posadas?
-Si si, pero lo que pasa, es que yo terminé el secundario hace treinta años, o sea que era otro
secundario. Y ahora ya no existe el secundario de nivel medio que sea sólo de mujeres. Eso ya
pasó, digamos. Pero en su momento era común.
• -Entonces, en una primera instancia de inscribió en la Licenciatura y quería ser
investigadora...
-En realidad, no tenía muy claro qué era lo que quería. Yo sabía que me gustaba enseñar,
porque venía de un bachiller pedagógico. Pero no tenía muy claro cuál era la competencia del título
del profesorado y cuál era la del título de profesor. Yo pensaba, como piensan muchos, que con el
título de Licenciada yo podía dar clases en el secundario y que iba a tener una mayor valoración
docente (viste que hay mucha gente que piensa eso). Muchos estudiante de la facultad piensan “yo
voy a estudiar solo la licenciatura y voy a empezar a trabajar acá”. Vos llevas tu título de Licenciado
al Consejo y no te ponderan de la manera que te ponderan como un profesor; incluso un profesor
del Montoya tiene más puntaje que un licenciado de la Universidad.
• -¿Hace cuántos años está ejerciendo la docencia?
-Hace veinticuatro años.
• -¿Empezó trabajando en el secundario?
-No, yo empecé acá. Porque yo fui primero ayudante de segunda. Que es una categoría de
ayudante- alumno. Se hacía como se hace ahora, lo que pasa es que en aquel momento eramos

Universidad Nacional de Misiones
Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales
Profesorado en Historia
Cátedra: Práctica Profesional II
Profesores: Rodriguez, Jorge; Carballo, Camila.
Estudiantes: Frolich, Claudia; Scromeda, Salomé; Rodriguez, Franco.
Año: 2016

menos “candidatos” (ahora vos te presentas a una ayudantía de segunda en una cátedra y se
presentan veinte). Igual se dejó de contratar o de que el estudiante entre en la carrera de docente de
esa condición alrededor de cinco años más o menos. Lo bueno de esa forma de entrar a la carrera
docente es que, el estudiante entra como ayudante de segunda, pero ya estaba rentado. Entonces te
permite insertarte como un trabajador, digamos.
Si vos te recibís pasas a ser graduado, ya no podes ser ayudante de segunda, sino que pasas a ser
ayudante de primera y ahí ya es otra cosa.
• -¿Trabaja o trabajó en otras escuelas, además del BOP Nº9?
-Si si, yo trabajé en la Polivalente Nº1; en el Colegio Nacional; trabajé en una Escuela
Satélite del Polivalente Nº1, que funcionaba, que funciona, al lado de la Residencia del
gobernador. Es una escuela primaria, que cuando se abrió se aplicó el sistema de EGB-Polimodal,
y esa primario tenía un EGB 3, que tomaba profesores de Historia como parte de la asignatura de
Ciencias Sociales. En el EGB 3 teníamos dos horas de Historia, dos horas de Geografía, juntos
formaban las Ciencias Sociales. Entonces ahí nos tomaban a los profesores para que enseñemos en
séptimo. Fue una muy linda experiencia, ahí iban chicos con sobre-edad, me acuerdo que en
primer año por ejemplo (sería el 7mo año) nosotros teníamos que realizar la fiesta de cumpleaños
de 15 de las chicas. Había muchos chicos que tenían problema de adicción, de alcoholismo, chicos
que estaban en una situación bastante precaria, estaban muy aislados, digamos. La escuela era
como el soporte de ellos; ellos iban a la escuela a ser sostenidos.
También les cuento que trabaje en una escuela del barrio Yacyretá (Aguado y Blas Parera), como
tres años más o menos, como profesora de Historia. Es una escuela Nocturna que también tiene
características particularísimas. Porque en esa escuela es como una especie de complejo, tiene
escuela primaria nocturna común. Pero además está orientado a un oficio, o sea, haces la escuela y
también aprendés a ser peluquero, o alguna tecnicatura que te permite tener una salida laborar.
Generalmente las familias allá son muy liberal, los chicos son muy libres (por ejemplo una chica
de 17 años tiene dos hijos, de su anterior pareja y está embarazada de la actual), culturalmente
tienen esa característica. Y las familias, a pesar de que funcionan de esa manera, son un gran
soporte. Sobre todo un matriarcado, las madres tienen una figura muy fuerte. En esa escuela
trabaje como profesora de Historia, y también fui Directora suplente un año y medio.
Y dejé la dirección de esa escuela cuando me ampliaron la dedicación acá, con una exclusiva.
Ustedes saben que con la exclusiva permiten dar 15 horas de clases. Yo doy 8 horas, porque para
mi 15 es mucho, y trasladarme de una escuela a otra, y con el tema de los practicantes tengo
mucho más trabajo. En realidad me quedé con esas 8 horas, porque aquel que observa clases y no

Universidad Nacional de Misiones
Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales
Profesorado en Historia
Cátedra: Práctica Profesional II
Profesores: Rodriguez, Jorge; Carballo, Camila.
Estudiantes: Frolich, Claudia; Scromeda, Salomé; Rodriguez, Franco.
Año: 2016

está en contacto con una escuela, no se... tenemos que tener algún tipo de cable a tierra que vaya
más allá de lo teórico. Los chicos me dicen, “profesora nosotros no aprendimos esto en el aérea
pedagógica”, porque generalmente la teoría trata de alumnos ideales, de aulas ideales, y cuando
uno va y se encuentra con otra realidad es complicado.
• -Actualmente ¿con qué cursos trabaja?¿Sólo del Poli 9?
-Ahora estoy con 1º B y con 3º B. Si, sólo del Poli 9.
• -¿Qué diferencia encuentra entre las instituciones en que trabajó?
-Si, hay muchas diferencias. Uno, tiene que ver con la modalidad. También tiene que ver con
la ubicación, si es una escuela del centro, o si es una escuela de la periferia; si trabajo a la mañana
o a la tarde, y si trabajo a la noche también, las escuelas son tres mundos diferentes. Uno suele
tomar como modelo las escuelas grandes, la Normal, el Nacional, la Comercio 6, e incluso el Poli
9, donde yo trabajo; a la mañana los chicos están como un poco más contenidos, tienen sus
necesidades básicas satisfechas. En cambio, en el turno tarde suelen tener problemas, como de
drogadicción, que sufrieron abusos, alcoholismo, de abandono, de familias ensambladas; que en
realidad si son familias ensambladas no hay problemas, pero si yo soy tu padrastro y te pego, no
está bueno. Y a la noche ni hablar.
Hay escuelas que por ejemplo, en la nocturna, entre curso y curso, si hay dos divisiones, en uno
ponen a los chicos de 16 a 20 años y en otro a los señores y las señoras, porque sino la gente
grande que va a estudiar se molesta con los chicos, que tienen salidas de chicos. Porque si yo
después de haber trabajado 10 horas, me voy a tratar de aprender algo, y mi compañerito de 16
años tiran papelitos me va molestar mucho, en ese sentido.
Y la modalidad también, no es lo mismo una escuela de Arte que un Bachillerato común, que un
bachillerato comercial. Y estaán las escuelas del centro y de la periferia.
• -¿Y entre la Universidad y la Escuela secundaria?
-Dentro de la facultad también, aunque a pesar que ahora la Universidad de secundarizó
bastante, en primer año y hasta en segundo también. Es mucho el esfuerzo, y si ustedes hablan con
los profesores de la carrera que están en los primeros años o si tiene compañeros adscritos, van a
ver que es un trabajo descomunal el que hacen todos los equipos de cátedra de los primeros años,
es muy muy trabajoso.
• -Teniendo en cuenta la secundarización que usted nos dijo ¿qué estrategias utiliza?
-Y, mirá, yo trato de hacer más tutorías; estar más con ellos todavía en los trabajos prácticos;
leo con ellos. Entonces, es como que le doy trabajitos que yo pueda controlar con más afinidad. No
es que, te digo, te hago un gran trabajo práctico y vos me traes en quince días. Te digo, sabes yo el

Universidad Nacional de Misiones
Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales
Profesorado en Historia
Cátedra: Práctica Profesional II
Profesores: Rodriguez, Jorge; Carballo, Camila.
Estudiantes: Frolich, Claudia; Scromeda, Salomé; Rodriguez, Franco.
Año: 2016

viernes te doy una tutoria, vos tenes que leer, haceme esto ahora y vamos a ver cómo está.
Hacemos como más procesal la cosa. Igual que los parciales también, hacemos más procesal así.
• -¿Esa misma modalidad utiliza en el secundario?
-Y en la secundaria en realidad, se utilizan otras estrategias, como por ejemplo, hacemos
juegos o analizamos canciones, ese tipo de cosas. Leemos también, en los libros de secundario
ahora, ustedes habrán visto, tienen buenas fuentes.
Lo que yo rescato de moverme en los dos ambientes, es que uno puede seleccionar contenidos.
Porque yo sé más o menos en el primer año que es lo que damos, y qué es lo más importante para
dar. Y lo bueno también es, que nosotros, en la secundaria tratamos de enseñar procesos y no
hechos; dividimos a la sociedad de acuerdo a determinada características, las condiciones que las
hacen particulares, y que hay otros profesores, yo veo, que no lo pueden hacer. Por ejemplo,
nosotros no analizamos la pre-historia, sino que nosotros analizamos las sociedades sin estado y
las sociedades con estado. Entonces, entre las sociedades sin estado adentramos a aquellas
sociedades que son cazadoras-recolectoras y después a las otras que son clasistas iniciales que
todavía no conforman un estado. Fijate que ahí le explicaste todo el Paleolítico y Neolítico sin
nombrecitos ni fechas, sin complicarles tanto, y ellos entienden. Y por ejemplo, cuando vos le
hablas de sociedades estatales, reinos (egipcios, etc) y después tenés los Imperios, entonces no
tenés que explicarles los Persas,etc. O cuando le explicas los Fenicios, le explicas que es una
ciudad-estado que tenía una organización particular, porque la actividad principal era el comercio;
pero no era el comercio entendido como nosotros lo conocemos ahora, sino un comercio a cargo
del Estado, y que en la antigüedad el comercio estaba al servicio del Estado como otras
actividades. Y bueno, así.
Yo le digo a los chicos, nuestra primera herramienta, como docentes, como profesores de historia,
es el conocimiento. Vos no podes hacer tu herramienta, para que los chicos te escuchen, te
entiendan y construyan conocimiento con vos, hasta que vos no domines tu disciplina. Y además
de los problemas de hormonas que tienen los chicos de 13 años, yo no se, cómo hago, le voy a
tenes que pegar, atar a la silla o algo para que me escuchen (risas).
• -¿Conoce a sus estudiantes más allá del contexto aúlico?
-En algunos casos si. Cuando ellos tengan un conflicto que los desborda, por ejemplo un
caso de abuso. Pero cuando ellos me cuentan si, pero yo no los voy a indagar, cuando percibo que
ellos tienen algún problema si. Problemas cotidianos, que vos peleaste con tu noviecito esas cosas
no, porque viste que esas cosas se repiten y se solucionan.

Universidad Nacional de Misiones
Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales
Profesorado en Historia
Cátedra: Práctica Profesional II
Profesores: Rodriguez, Jorge; Carballo, Camila.
Estudiantes: Frolich, Claudia; Scromeda, Salomé; Rodriguez, Franco.
Año: 2016

El año pasado tenía un alumno, a quien lo querían echar, porque llegaba a las 7:00 hs de la
mañana, siempre drogado, se iba, entes de entrar a la escuela, a la placita que queda a la vuelta y se
drogaba. Entonces, un día yo me acerco a él, y le digo que está por cerrar el trimestre, y tiene que
entregar un trabajo individual, pero que si él se quería juntar con un compañero para tratar de
entrar en el tema (porque él casi nunca venía, y cuando venía se dormía). Y él me dice, yo quiero
hacer con ella, porque ella me gusta. La chica, viste como son las chicas del secundario, no quería
saber nada. Entonces yo hablo con ella afuera y le digo, sabes qué ayudale, él pide hacer los
trabajos con vos, mientras que él no te moleste, yo te pido el favor de que vos le dejes que te copie
la carpeta, las consignas, leé con él, y bueno, ella aceptó.
Cuando yo le pregunto a él que era lo que pasaba, me decía que vivía en Itambé Mini, y que la
mamá tenía un kiosko, y que el enganche de la mamá como kioskera era también vender un poco
de droga. Y que el tomaba y fumaba con sus amigos para hacerle pata a la madre, para que venda.
Pobre... vieron que nuestra realidad es completamente diferente a la de muchos estudiantes.
Entonces yo le digo, trata de llegar, de no venir tan fumado, desde tan temprano, que eso te hace
muy mal; y vos ahora no ves, pero la gente que piensa que entra y sale cuando quiere de eso, y
también hay gente que es mucho más vicioso que otros.
Entonces yo siempre les explico, que yo fumé desde que empecé la facultad, hasta que cumple 3637 años que quería tener un hijo, y ahí dejé de fumar. Yo hasta el día de hoy, cuando veo que
alguien fuma, me muero de ganas de fumar. Y yo le digo, hay gente que es más viciosa que otra,
gente que es más propensa a la bebida, al alcohol, a la droga. Le cuento mi caso para que vean que
no es que uno sea un marciano. Y también intentar de poner un poco de voluntad, a mi me
encantaría fumar, pero yo sé que si vuelvo a fumar, fumo para siempre. Después de esto, él todas
las veces que venía a clases, aunque llegaba tarde, él me decía: profesora vine, profesora yo estoy.
Pero en esos caso extremos yo hablo con ellos, porque también hay otra cuestión, yo trabajo en dos
cursos que mayoritariamente no tienen problema.
El otro planteaban un problema que tenían con otra profesora, y ellos no me contaron a mi, le
contaron a mis practicantes. Entonces, si ellos no me cuentan a mi, tendrán sus razones por la que
no me quisieron contar.
Entonces están bastante contenidos, en relación a esto los de turno tarde y los de turno noche
tienen mucho más problemas.
Además en el BOPNº9, los profesores, yo sé porque he observado y me han contado, saben más o
menos como es la realidad de los estudiantes. Por ejemplo, los padres se separaron, el chico quedó
con problemas de aprendizaje; también el año pasado nos encontramos con un estudiante que tenía

Universidad Nacional de Misiones
Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales
Profesorado en Historia
Cátedra: Práctica Profesional II
Profesores: Rodriguez, Jorge; Carballo, Camila.
Estudiantes: Frolich, Claudia; Scromeda, Salomé; Rodriguez, Franco.
Año: 2016

problemas y había sido que la madre había muerto de cáncer y el padre abusaba del chico.
Entonces en esos casos nosotros teníamos que saber, y ahí buscamos ayuda, vino una psicóloga,
hablamos con el secretario de la escuela, que era hombre, y pareciera que necesitaba una figura
paterna bien, no una figura mal, digamos. En esos casos sí, los profesores estamos involucrados.
También, la escuela tiene un taller de cerámica, y dibujaba, hacía cerámica, diseñar y todo eso, a
los chicos que tienen problemas de aprendizaje, problemas de relación, familiares. Incluso ellos
cuando tienen problemas de adicción dibujan la hoja de coca, porque esa es la forma que tienen
ellos de expresarse. O por ejemplo hay canciones, que hablan de la droga, esos son los emergentes
que ellos toman, cuando tocan la guitarra y esas cosas.
Con todo eso se van a encontrar.
• -En relación a las expectativas que usted tenía antes de ejercer la docencia y ahora que la
ejerce actualmente ¿cuáles se cumplieron? ¿cuáles no? Y la incidencia que tiene el docente
con los alumnos...
-Y en verdad yo creo que el docente tiene mucho que hacer. Incluso muchas veces soy muy
crítica con nosotros los docentes, me incluyo. Porque en la realidad tenemos una gran
responsabilidad; tenemos que ser conscientes de que un día que perdemos con los chicos, es un día
que se perdió. Muchos de los docentes del nivel medio no pensamos eso y hacemos que el alumno
se acostumbre, cuando decimos no hay clases ellos festejan. Si ellos supieran lo que se pierden.
Y las expectativas, si uno quiere tener los alumnos de hace veinte años no lo van a tener. Ustedes
tienen un gran desafío, nosotros seguimos teniendo esos desafíos. A medida que van surgiendo
nuevas generaciones de profesores, surgen más desafíos todavía. Porque en realidad, nosotros
estamos mitad de gente que utiliza la tecnología y mitad que no utiliza; pero ustedes van a enseñar
a chicos que nacieron en la era digital y que nacieron con el teléfono celular en la mano. Entonces,
eso es todo un desafío. Pero eso no quiere decir, que no se necesite un docente, la maquina, la
computadora no te enseña nada, la computadora te da información, pero lo demás lo tiene que dar
el profesor, digamos.
Yo creo que cuando uno le pierde el entusiasmo, no espera más nada, yo creo que ahí te tenés que
ir nomas a hacer otra cosa. El profesor tiene que ser optimista, tiene que creer en el otro, tiene que
creer que va a generar algún tipo de atracción, no sé si un cambio (porque eso también es esperar
mucho de uno mismo), pero involucrarse con el otro está bueno; creer en el otro, porque el docente
es más o menos como un médico, porque está trabajando con una vida. Dejan marcas, fíjense las
marcas que dejan los maestros del primer grado; y nosotros los profesores del secundarios, se ve
después los problemas en la facultad, terribles.

Universidad Nacional de Misiones
Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales
Profesorado en Historia
Cátedra: Práctica Profesional II
Profesores: Rodriguez, Jorge; Carballo, Camila.
Estudiantes: Frolich, Claudia; Scromeda, Salomé; Rodriguez, Franco.
Año: 2016

Yo pensé que mis alumnos iban a ser como yo en la secundaria, que tenía que ir a trabajar y volver
a mi casa. Pero cuando yo tenía que hacer el vestido para mi alumna que cumplía 15; atender en el
comedor; cuando tenía que quedarme después de que termine mi horario para servir la comida y
todo eso. Si vos no sentís cierto gusto por tu trabajo, y entonces capaz que ahí ya te ibas
directamente, y si te ofrecían un trabajo de secretaria por ejemplo agarrarías ese trabajo. Me parece
que te quedás, porque te gusta. Es muy complejo trabajar con jóvenes, adolescentes, y con niños.
Es mucha responsabilidad. Pero es muy alentador también trabajar con los chicos, porque en
realidad, los malos somos nosotros. Ustedes cuando vayan a ir a trabajar, en la sala de profesores
se van a sentir muy mal; pero cuando trabajen con los chicos en el aula se van a sentir muy bien.