You are on page 1of 6

DE LA DESCENTRALIZACIÓN EN COLOMBIA: UN PROCESO CRÍTICO

No es novedad para ninguno de los colombianos el establecer las terribles dificultades
que tiene el estado colombiano para garantizar la calidad de vida. No s necesario
siquiera recurrir a estadísticas: basta con echar un vistazo a su alrededor. Desigualdad,
carencia de oportunidades, déficit económico, predominan por doquier. Saliendo un
poco de la realidad bogotana, el panorama no mejora. Municipios estancados, con
economías en decadencia y migración de cerebros. No es, de ningún modo, lo que los
padres de la Constitución política de 1991, tenían presupuestado para 23 años después
de redactar la que se llamó en su momento “una de las constituciones más garantistas
del mundo”. Las buenas intenciones de estas garantías, se han esfumado con el
transcurrir de los años.
No obstante, no todo es negligencia. Se pretendió en algún momento que la
constitución del 91 si marcara la historia del desarrollo del país en dos. En términos
reales, parte de la crisis obedece a los malos manejos ejecutivos y administrativos.
Sumado a esto, la muy extensa cadena burocrática y los cargos políticos con
contribuyen a solucionar el amplio panorama de caos que impera en el nivel
administrativo.
Desde la concepción misma de la patria, ha representado un problema el conflicto
centralismo-federalismo. Si bien la historia se va a encargar de nombrar al centralismo
como ganador de la contienda, resulta curioso observar cómo, uno de los procesos en
auge que busca reactivar la eficacia de la administración y funcionamiento del estado,
sea precisamente la descentralización, concebida como un proceso de delegación de
ciertos servicios a entes subalternos gubernamentales, incluyendo las disposiciones
legales, fiscales, y la responsabilidad política y administrativa sobre dicho servicio
(Galilea, Letelier y Ross, 2011). Estamos hablando, pues, de autonomía.
La descentralización es un núcleo problémico, centro de gran debate en lo que a
políticas administrativas se refiere. Como es natural, tiene adeptos y detractores,
aunque las posturas de éstos sean maleables al modelo ideológico-político de turno. Es
importante aclarar que no es objeto de este documento apoyar o deslegitimar en modo
alguno el proceso de descentralización; se busca, por el contrario, analizar ciertas
particularidades con respecto a la descentralización de algunos servicios en específico,
con sus causa y consecuencias, y plantear una postura objetiva al respecto, con
beneficios y falencias, todo esto enmarcado dentro del proceso evolutivo natural que
dichos servicios deben ostentar.

Es importante aclarar que esta nueva empresa no sólo buscaba otorgar más responsabilidades y autonomía fiscal a los entes territoriales. accesibilidad. Debe este factor garantizar el crecimiento de la población y políticas eficientes en términos de vivienda y calidad de vida. Galilea. una alta volatilidad de las prioridades que se supeditan al dirigente de turno. acueducto y alcantarillado. Esto produce retrasos en el desarrollo de las poblaciones. los dirigentes y su concatenación (nacional-departamental/distrital-municipal). deben empaparse de las falencias administrativas de las poblaciones.La necesidad de descentralizar la plataforma política y administrativa se hace latente hace varias décadas. Como se estableció anteriormente. 2003). sin perder de vista que se trata también de un proceso político. y todo lo que de él se pueda derivar. la descentralización institucional permite autonomía de los dirigentes locales en las cuestiones administrativas y de prestación de servicios. así como plantear metas de desarrollo de los municipios a futuro. tenemos la dimensión del desarrollo. pero se hace explícita a partir de las reformas constitucionales.). . Con el poder centralizado y la escala burocrática extendiéndose progresivamente. sino que surge de una necesidad imperativa de democratizar el ejercicio del poder en las regiones -este segundo ítem va a ser fundamental para el cumplimiento del primero.(Penning Gaviria. nivel socioeconómico. En este punto. esta segunda dimensión entra en un eventual conflicto con la primera. Ésta contempla todo lo que tiene que ver con el crecimiento de la población en términos de infraestructura y su desarrollo sustentable. la dirigencia local puede también adaptar el funcionamiento de los servicios públicos y la prestación de los mismos a las características particulares de cada región (población. y malversación de fondos y malas inversiones. Letelier y Ross (2011) asumen la descentralización como un proceso que se da en cuatro dimensiones en paralelo. en tanto los dirigentes. a menudo va en contra de las ideas y gestiones de su predecesor o sucesor. Este nuevo modelo descentralizado. como parte de su proceso político. va a permitir en cierto modo una mejor acción sobre los recursos y las necesidades específicas de cada región. Esta faceta involucra todo lo que respecta al poder político. Sumado a esto. etc. vulnerabilidad. En segundo lugar. se hacía extremadamente complicado realizar una gestión efectiva que supliera necesidades e identificara problemáticas locales. ya que el plan de desarrollo establecido por un dirigente. La primera de estas dimensiones es la institucional. con alcaldes electos bajo poder popular.

y de los proyectos comunitarios se derivan de este norte. Galilea. es que se puede dirigir a la población. por una dirección establecida que comprenda evolución y gestiones eficientes en lo respecta a lo político. los mecanismos de acción e integración social en las regiones urbanas y los sectores rurales. como es evidente. Este nivel de la descentralización corresponde a factores determinantes como la construcción de un capital social. en proceso de descentralización a partir de la Constitución política de 1991. y a partir de esto desarrollar planes de acción efectivos con los entes subalternos destinados para ello. En cuarto lugar. La descentralización en este aspecto desempeña un papel fundamental: es absolutamente necesario dilucidar las necesidades primarias de cada población en específico. A pesar de lo ya establecido. cuando bancadas y fortines políticos se muestran negligentes con dirigentes electos que en campaña (y aún en el ejercicio) pertenecen a un partido político de oposición. En esta faceta es la población.Como es de suponer. está saturado por conflictos políticos. las identidades. la participación y gestión ciudadana. sino aquellos servicios básicos cuya descentralización pasó a ser el factor determinante en la re-evolución del estado en términos administrativos. educación. que van desde la cultura y las dinámicas sociales. Ellos son salud. el desarrollo y la infraestructura. quien desempeña el rol determinante. En un tercer momento. en el sentido amplio de la palabra. la prestación equitativa de los servicios públicos. Letelier y Ross (2011) plantearon 5 servicios básicos. A partir de la participación estructurada y organizada de la ciudadanía en la construcción de su plan de desarrollo. las poblaciones se ven más afectadas que beneficiadas cuando el proceso de descentralización. La contrariedad no sólo se presenta a nivel local. entre otros. seguridad y orden público. Estas necesidades específicas están delimitadas y articuladas por factores tan diversos. La descentralización en este nivel atañe a todo lo que tiene que ver con la integración social. y el ecosistema social y sus necesidades particulares. sin poner en claro no sólo las dimensiones de la descentralización. el poder local. sino que se desprende desde el gobierno nacional. encontramos la dimensión social. y fomento productivo. hasta la ubicación de la población en un plano geográfico. estos servicios básicos comprenden un espectro dentro de cual. encontramos la dimensión participativa y de gestión ciudadana. Como se puede apreciar. etc. pero no por eso menos importante. con la . sanidad. resulta vago y hasta ambiguo hablar de descentralización en el estado. en términos de desarrollo.

Con todo este panorama. y lo académico queda rezagado. y es libre de escoger la empresa que le prestará el servicio. de ningún modo. aún cuando el usuario se encuentre al día con los aportes. es apenas lógico que el servicio de salud fuese poco efectivo y no llegara de manera adecuada a los usuarios de forma indiscriminada. Este modelo era un poco más eficiente. y la salud no puede. Esto sin mencionar la problemática de los medicamentos y las enfermedades y sus respectivos tratamientos que se niegan a proveer por el costo de los mismos. o Ley General de educación. ostentaba una afiliación diferente. se . personal. investigación. ser la excepción. la inversión en salud. presenta falencias gravísimas en regiones donde la gestión es ineficaz y los fondos se han malversado. generándose una amplia gama de empresas en donde el usuario comparte los aportes con el empleador. se debe propender por acceso equitativo a los servicios públicos. Con respecto a la educación. Otro avance significativo fue dar la responsabilidad de inversión y manejo administrativo y operativo a los entes locales. Antes del proceso de descentralización que inicia con la ley 10 de 1990. Con la creación de las Entidades Promotoras de Salud. las EPS han encontrado vacíos en la reglamentación jurídica que les cobija. fuera de las provistas por la Caja Nacional de Previsión Social. la situación actual es similar. instrumentos. A pesar de que en la década siguiente. Con la ley 115 de 1994. Por otra parte. logró articularse de una manera mucho más efectiva el funcionamiento de los centros hospitalarios y de los afiliados.recepción adecuada y efectiva de dichos servicios. pero como se ha establecido. se podría estar hablando en cierta medida de calidad de vida. El sector público. Con la descentralización se otorgó mayor poder de gestión a los entes municipales y departamentales. en lo que respecta a locaciones. se veía afectada por los estamentos burocráticos. por su parte. se redistribuyen las responsabilidades desde lo nacional hasta lo local. se podría suponer que el modelo de salud en Colombia ha mejorado. no obstante. En lo referente a la salud. No obstante. a centros hospitalarios específicos destinados a funcionarios oficiales. con el fin de identificar las particularidades y necesidades específicas de estos centros y poder actuar sobre estos de forma efectiva. Los hospitales estatales se veían profundamente contrariados manejando usuarios sin estructuras de afiliación determinadas. etc. especialmente en las regiones de la periferia. la ley contempla una falla fundamental: se inclina mucho hacia lo administrativo.. Con este panorama. el progreso es evidente. y a menudo su actuar está condicionado por la cantidad de tutelas en su contra. Sumado a esto. varias reformas tratarían de resolver el problema planteado. el sistema hospitalario era ineficaz y poco confiable.

aún cuando éste último debería ser predominante. y la ley que regula la educación superior. se establece de manera estructurada con la ley 905 de 2004. Las fuerzas militares tiene por función primaria la protección de la soberanía.nota el desfase entre el avance administrativo con respecto a lo académico. Con la ley 99 de 1993. y la falta de políticas preventivas para el cuidado del ambiente. Si bien se entiende que en el caso de la educación la descentralización al largo plazo puede llegar a ser un proceso beneficioso. Su subdivisión va ligada a los entes departamentales y distritos especiales. y la falta de políticas de reciclaje eficientes que permitan el re-uso de materiales contaminantes. Se debe avanzar en un frente educativo homogéneo. Otro de los fallos es el paralelismo entre la ley que regula la educación básica y media. no es concebible que estas dos facetas de la educación están desarticuladas. El problema fundamental de la fuerza pública en Colombia deriva de la superposición de funciones con las fuerzas militares (de las cuales la policía no forma parte) en las zonas del conflicto armado. Por último. Como se puede apreciar. muestran una homogénea tendencia hacia una crisis ambiental en todo el país. por lo que el conflicto interno y su manejo pertenecerían únicamente a la policía. las entidades que regulan estos apoyos son independientes de los gobiernos departamentales a pesar de su carácter . las Corporaciones Autónomas Regionales. y de darle cobertura al servicio para que el acceso sea para la población en su totalidad. han devenido en fortines políticos y sus acciones derivan de beneficios y dádivas a los dirigentes de las regiones donde operan. este factor está desfasado del proceso de descentralización de los demás servicios básicos alrededor de una década. que si bien no se ven afectadas por el conflicto. es importante aclarar que el ente encargado de velar por esta necesidad es la Policía Nacional. En lo que respecta a la seguridad y el orden público. necesitan también de la fuerza pública para su protección y control. que representan una solución provisional que crece a magnitudes inverosímiles a diario. Son éstas las encargadas de darle manejo a los residuos domiciliarios. nos referimos específicamente a los servicios de recolección y disposición de residuos domiciliarios. Aparte de este factor. Esto plantea dos problemas: los rellenos sanitarios. el apoyo a los pequeños productores y medianas empresas (PYME). Como a todas luces esto es imposible. por las dimensiones desbordadas del conflicto. los recursos destinados al control del orden público se vuelven erráticos. en este caso particular. la responsabilidad de la disposición de estos recurso recae sobre las cabeceras municipales. reglamentadas también por esta ley y beneficiadas fiscalmente por los impuestos prediales. Curiosamente. en muchos casos descuidando poblaciones. y se propende por el mismo en regiones militarizadas. Cuando se habla de sanidad. Sus manejos están ligados generalmente a los planes de contingencia.

Los casos de Brasil. A modo de conclusión. residuos. Fundación Universidad Autónoma de Colombia. Colombia. en tanto es ésta última el lastre que trunca el desarrollo de las poblaciones. Jean Philippe (2003): Evaluación del proceso de descentralización en Colombia. que se encuentren por encima de los fines políticos y su maquinaria. mientras los ciudadanos no se involucren en el diseño de planes de desarrollo efectivos y estructurados. PENNING GAVIRIA. educación. donde de una forma u otra. Katherine (2011): Descentralización de servicios esenciales. es importante rescatar los aportes que el proceso de descentralización trae consigo para el desarrollo y la prestación de los servicio básicos. volumen 2 número 1. se importan productos que localmente también se producen. habiendo dado ya un paso adelante tan importante como lo es la delegación de funciones administrativas a nivel regional. Santiago de Chile: Naciones Unidas. No sobra decir que estas nuevas políticas nacionales de intercambio libre también están supeditadas a la maquinaria política y el gobierno de turno. Leonardo. es un desarrollo que a menudo se ve truncado por los fines políticos y el contradictorio actuar de los dirigentes. La descentralización no pasará de ser un “paño de agua tibia”.público. ROSS. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS   GALILEA. Estas políticas y planes de gestión encuentran su mayor contradicción en los Tratados de Libre Comercio. son los departamentos y municipios los encargados de promover el desarrollo económico en sus territorios. Sergio. rompiendo las expectativas y campos de acción de las PYME y afectando de forma contundente las economías locales. que aporten a la satisfacción de las necesidades particulares de las poblaciones. Chile. LETELIER. y por encima de todo. Costa Rica y México en salud. En: Economía & Desarrollo. Esto implica la institución de políticas y planes de gestión en los que se promuevan las iniciativas locales dependiendo de la región y sus productos locales. . Bogotá. No obstante. seguridad y fomento. Sin embargo.