You are on page 1of 1

LA VOZ DEL INTERIOR

CÓRDOBA. MARTES 21 DE ABRIL DE 2009 Cultura 5 C


Entrevista a Héctor Schmucler y Raymundo Mier, sociólogos

“El éxito es la supresión de la libertad”


El pensador cordobés y su colega mejicano abren hoy el encuentro “Dilemas de la cultura”, en la UNC.
Proponen recuperar la tragedia como antítesis de las aspiraciones de progreso de la modernidad.

Por Emanuel Rodríguez Fotografías: Ramiro Pereyra

l primero en llegar es Héc- (Mier) –Estamos en una condición

E tor Schmucler, a pesar de


que la cita es en el hotel en
el que se aloja Raymundo
en la que la capacidad de respuesta nos
puede llevar a una elección adecuada
de nuestras acciones para llegar a una
Mier. Schmucler sonríe co- resolución. La modernidad suprime la
mo si recordara algo, y dice que la pun- tragedia y la reemplaza por el meca-
tualidad no es una cualidad de su amigo nismo del problema. El dilema, en cam-
y ex colaborador en la revista Comuni- bio, nos ilumina un modo de darse de
cación y cultura en América latina, la cultura, en el que el tema de la tra-
la publicación que el pensador cordobés gedia es una condición inherente e irre-
fundara en Chile en la década de 1970 jun- vocable: la destrucción, la condición de
to a Armand Mattelart y editara en la la finitud humana, la presencia de la
Universidad Autónoma Metropolitana, muerte. Habría que asumir eso en todo
en México, durante la década de 1980. su peso, es decir, preguntarnos cuáles
Unos minutos más tarde, el mejicano in- son las consecuencias de asumir esta
gresa sonriente y apresurado. Se sien- integridad de la tragedia en el marco
tan en los sillones del hotel y comparten del proceso social o el proceso humano,
algunos gestos en un lenguaje amable y cómo esto a su vez se revierte como
que prescinde de palabras. Luego se ríen: un modo de concebir la creación mis-
una pregunta sobre los puntos en común ma, la creación de la cultura y las al-
entre los temas de las conferencias que ternativas.
cada uno de ellos ofrecerá hoy en la aper- –Le podrían decir que usted in-
tura del encuentro internacional “Dile- tenta pensar la vida desde la deses-
mas de la cultura” les da el pie: “No sé peranza...
de qué va a hablar Raymundo... y aún (Mier) –No, porque pensar la tragedia
más, es probable que ninguno de noso- en el orden de la desesperanza es equi-
tros sepa de qué va a hablar en su pro- vocado. Debemos pensar la tragedia en EXIGENCIA DE LUCIDEZ. Héctor Schmucler y Raymundo Mier comparten una visión trágica y vitalista de la cultura.
pia conferencia”, dice Schmucler. el orden de la primacía de la vida, de la
Lo cierto es que hoy a las 12 el autor primacía de un modo de
de Memoria de la comunicación y darse de la vida, que de al- ENCUENTRO
editor, junto a Oscar del Barco y Fran- guna manera reclama un
cisco Aricó, de la revista Pasado y pre- reconocimiento abierto e Hoy comienza en las Baterías D de Ciudad Universitaria el encuentro in-
sente, abrirá el encuentro organizado inapelable de la crueldad. ternacional “Dilemas de la cultura”.
por la Universidad Nacional de Córdo- Y eso me parece impor- Conferencias. A las 12, Héctor Schmucler disertará sobre “Cultura: la
ba en el auditorio de las Baterías D de tante, porque además obli- tentación del olvido”. A las 18, Raymundo Mier hablará sobre “El público:
la Ciudad Universitaria con la confe- ga a revalorar un conjun- una nueva exigencia para la cultura”.
rencia “Cultura y comunicación. Los to de proyectos políticos, Programación. El encuentro se extenderá hasta el viernes. La progra-
desafíos de la memoria”. Raymundo históricos, que se han da- mación completa puede consultarse en dilemasdelacultura.blogspot.com.
Mier, por su parte, hablará sobre “El do en el curso de la mo-
público: una nueva exigencia para la dernidad.
cultura”, a las 18 en el mismo lugar.
Reconocimiento mos las finalidades, los pacidad de creación, no hay nada que
Sin límites –¿De qué manera ese valores, los procedimien- caracterice a este ser que llamamos ser
“Hay una preocupación común –con- reconocimiento trági- tos, una vez que defini- humano.
cede Schmucler– que tiene que ver con co involucra la memo-
Raymundo Mier: Héctor Schmucler: mos las acciones adecua- –¿Cuál es el desafío entonces?
el título de este encuentro, y que está ria? “Una vez que “No hay respuestas. das para el trayecto hacia ¿Qué hacemos?
vinculado a algo que dentro de las lla- (Schmucler)– La trage- esas finalidades, hemos (Mier) –Lo único que se me ocurre
madas Ciencias Sociales ha adquirido dia se sustenta en la me- definimos las acciones Hay preguntas. El gran suprimido la libertad. He- es la exigencia de lucidez, que es este
límites tan amplios que casi no tiene lí- moria. Raymundo habló adecuadas para el tema es preguntar. No mos reemplazado toda la permanente retorno a una interroga-
mites, y es el tema de la cultura. Me pa- de la tragedia versus lo condición dramática y fa- ción sustantiva. La modernidad nos
rece que ‘Dilemas de la cultura’ alude programable, o sea, versus trayecto hacia responder. Si hay una tal de la libertad por la acostumbra a un mundo de respuestas,
a las contradicciones, a los conflictos la previsibilidad. La tra- condición de elección ade- no de preguntas, a buscar certezas, can-
que uno puede observar cuando a todo gedia y el memento mori,
las finalidades felicidad posible, cuada de acuerdo con las celar el riesgo, cancelar la incertidum-
se le llama cultura. Pareciera que la cul- recordar que vamos a mo- preestablecidas, hemos es la de poder condiciones y los saberes bre y cancelar la muerte y hacerla in-
tura es una especie de sobredefinición rir, rompen toda esa ilu- del cálculo. Es una ex- visible. Una cosa importante de la lu-
de todo, y absorbe o subsume o diluye sión de lo previsible, de suprimido la libertad”. interrogarnos”. traña paradoja, porque el cidez es precisamente rechazar este ré-
otros problemas. Quiero decir: cuando aquello que podemos pla- punto de sustento de la gimen de invisibilidad. La lucidez quie-
se habla de cultura política, en reali- nificar. El memento mori nos pone ante tanto responsable, y por lo tanto li- gran utopía moderna es el progreso mo- re decir rechazar estos mecanismos
dad, se excluye la política para hablar la situación de nuestra realidad, de nues- bre, de la vida, se enfrenta en la ac- ral, entendido como el trayecto hacia para impedir este contacto directo con
de la cultura en general”. tra no eternidad y nos refleja la circuns- tualidad a la idea de una adminis- la consolidación de la libertad absolu- la parte al mismo tiempo viva y des-
(Mier) –Yo enfatizaría un aspecto so- tancia perentoria de nuestra vida. Y aquí tración exitosa: el concepto de ges- ta y del cosmopolitismo radical. Y he- tructiva de nuestra propia vida. Y yo
bre el tema del dilema, que me parece viene el dilema: ¿de qué valores llenamos tión se ha impuesto como modelo in- mos suplido el cosmopolitismo por la creo que esto, a su vez, construye vín-
interesante porque conlleva algo de irre- nuestra precaria vida, nuestro momen- cluso para pensar en los fenómenos unificación, la globalización, la uni- culos de otra naturaleza, alternativas
soluble. Como si al ubicar cierto tipo to de paso fugaz por el mundo? Y aquí culturales... formización. Suplimos la libertad por políticas de otra naturaleza, hace pen-
de confrontaciones se estuviera seña- otra vez lo trágico, la profunda respon- (Mier) –Es que la administración tie- la acción adecuada y, por lo tanto, por sar de otra manera.
lando ya una condición trágica. Es de- sabilidad que nos cabe y que nos es ine- ne el poder de seducir, tiene la prome- el éxito. (Schmucler) –Pero decir “pensar de
cir, una solución ineludiblemente des- ludible. Las ciencias sociales están he- sa del éxito: ‘Adminístrese bien y lo- (Schmucler) –La idea de libertad, en otra manera” tiene el riesgo de que se
tinada a un cierto fracaso, a una cierta chas contra la tragedia: se buscan leyes grará resolver todos sus problemas, por- este proceso de una modernidad que pa- crea que hay ‘una’ manera diferente a
imposibilidad. Y ahí hay algo fasci- que prevean lo que sucederá cuando no que todos los problemas emergen del reciera consumirse a sí misma, se ha la dominante y adecuada para respon-
nante, porque la idea de tragedia per- sabemos lo que va a ocurrir mañana. Lo fracaso de la previsibilidad’. La idea es vuelto la libertad de optar por aquello der. No la hay. Lo que hay es esta nece-
manentemente ha sido olvidada, ex- que se pierde cuando la tragedia queda que en la medida en que nosotros acre- prediseñado. La libertad de no ser li- sidad de no olvidar, de tener memoria
cluida. La modernidad sugiere perma- eliminada de nuestra memoria del exis- centemos nuestras capacidades de de- bre. La publicidad te lo dice a cada ra- de que no tenemos respuestas. Lo que se
nentemente las ideas de eficacia, de pro- tir es la capacidad de imaginar: porque cidir en términos de regulación, medi- to: si eliges esto, llegarás al éxito. La pone como modelo es la vida laxa, irres-
greso, de una superación incesante de si no somos responsables, no tenemos na- da, cálculo, podremos ir progresando. tragedia de la modernidad en su bús- ponsable, en la que todo es confortable
los desafíos, en ese horizonte no existe da que imaginar, y este ejercicio de la Y el progreso supremo es el éxito, esta queda de la libertad, aunque parezca y las soluciones vienen, pero el vivir tie-
la tragedia. Existe el infortunio, quizá, imaginación es el ejercicio de la libertad. extraña palabra que en realidad es la contradictorio, es no llegar nunca, es ne lo poco confortable de hacernos res-
pero no la tragedia. supresión de la libertad. la infinita capacidad imaginativa que ponsables. El gran tema es preguntar.
–Existe el accidente y existe el Tentación de éxito –¿Cómo es eso? va creando en cada situación. Sin esto, No responder. Si hay una felicidad po-
obstáculo: lo que tiene solución. –Ese sentimiento trágico y por lo (Mier) –Una vez que preestablece- lo humano cesa; si no es infinita la ca- sible, es la de poder interrogarnos.

AP

LITERATURA

Murió J. G. Ballard
El autor de “El imperio del Sol” falleció en Londres a los
78 años. Dejó un legado fundamental para la ciencia ficción.

AGENCIA EFE en piloto de la Royal Air Force De su etapa en aquel campa-


británica y trabajar sucesiva- mento, Ballard dijo en cierta oca-
Londres. James Graham Ballard, mente en una agencia de publi- sión que “tenía recuerdos si no fe-
escritor británico conocido prin- cidad, como vendedor de enci- lices, al menos no desagradables”.
cipalmente por su novela auto- clopedias y director adjunto de "Tengo recuerdos de la bru-
biográfica El imperio del Sol una publicación científica. talidad y las palizas que se pro-
(1984), que trata de la lucha por Su padre era un empresario ducían allí de vez en cuando, pe-
la supervivencia de un niño en algodonero asentado en China, ro al mismo tiempo éramos
un campamento de prisioneros pero Ballard creció totalmente niños que nos dedicábamos a ju-
japonés en China, falleció el do- aislado de la cultura de aquel gar a 101 juegos a cualquier ho-
mingo en Inglaterra. país en el llamado International ra del día” explicó el escritor.
Su muerte a los 78 años tras Settlement, una concesión britá- Aquellos recuerdos de infan-
una “larga enfermedad” fue co- nico-estadounidense en Shangai. cia los plasmaría en su obra más El británico J. G. Ballard fue un escritor emblemático de la ciencia ficción.
municada a la prensa por su En 1942, un año después de que famosa y al mismo tiempo más
agente literaria, Margaret Han- los japoneses ocuparan Shangai, realista, El imperio del Sol ocasión que él no hacía otras producción Concrete island, de transforma en un río que inun-
bury, quien destacó su aguda ca- la familia fue internada por los (1984), llevada al cine por Steven cosa que “retratar la psicología 1973, una auténtica pesadilla so- da todo el país.
pacidad de observación de la vi- ocupantes en el campamento de Spielberg. del futuro”. bre un motorista atrapado en el Ballard escribió otros dos li-
da contemporánea, “destilada en Lunghua, donde permaneció Sus años formativos iban a Sus novelas El mundo de asfalto, y High-Rise (1975). bros de relatos cortos, Run-
una serie de brillantes y pode- hasta 1945. marcar el tono de su prolífica ca- cristal, La sequía y Crash (lle- Tras El imperio del Sol, Ba- ning wild (1988) y War fever
rosas novelas”, traducidas a va- Ballard y el resto de los in- rrera de escritor visionario y au- vada al cine por David Cro- llard volvió a sus visiones apo- (1990), y una secuela de El im-
rios idiomas. ternados estuvieron totalmente tor de fábulas con frecuencia nenberg), figuran, según mu- calípticas con El día de la cre- perio del Sol titulada La ama-
Ballard nació en 1930 en Shan- sin noticias sobre el desarrollo apocalípticas. chos críticos, entre las mejores ación (1988), que tiene como pro- bilidad de las mujeres (1991),
gai (China), y cursó dos años de de la guerra hasta su liberación A pesar de ser considerado obras del género fantástico del tagonista a un médico que tra- seguida de otra obra igual-
medicina en la Universidad de por las tropas norteamericanas como un escritor de ciencia fic- siglo 20. baja en África y que abre un pe- mente autobiográfica, Mila-
Cambridge antes de convertirse al final del conflicto. ción, Ballard declaró en cierta También se destacan en su queño manantial que se gros de la vida.