You are on page 1of 1

F 4 Temas LA VOZ DEL INTERIOR

CÓRDOBA. DOMINGO 9 DE AGOSTO DE 2009

POR JUAN MARGUCH


ESPECIAL
SEÑALES

Primera cita en
A 95 años del
comienzo de la guerra
que terminaría con
todas las guerras.
ARMAGEDÓN POR EMANUEL RODRÍGUEZ
DE NUESTRA REDACCIÓN

Con la soga
al Cuello

S
iempre que se recuerda el esta-
llido de la Primera Guerra Mun-
dial es de rigor citar la profecía
perfecta del Canciller de Hierro,
Otto von Bismarck: “Alguna locura en
los Balcanes hará estallar la próxima
guerra”. Esa locura fue el asesinato en
Sarajevo (28 de junio de 1914) del archi-
duque Francisco Fernando, perpetrado
por nacionalistas serbios. Pero la muer-
te del heredero de la corona austro-hún-
gara fue la chispa que se necesitaba pa-
ra provocar la voladura de ese polvorín
de Europa que, desde el último cuarto
del siglo XIX, eran los Balcanes.
Entre 1875 y 1897 se produjeron gue-
rras entre Serbia y Turquía (1875/76),
Rusia y Turquía (1877), Bulgaria y Ser-
bia (1885), y Grecia y Turquía (1897), El día que nos demos cuenta de que
además de haberse evitado in extremis convivimos con un ser mágico, quizá es-
una guerra entre Bulgaria y Grecia por ta ciudad se vuelva más amable. Alguno
Macedonia. En el Congreso de Berlín, de los inútiles ministerios del Estado de-
realizado tras la guerra ruso-turca, el bería servir alguna vez para que sea ley
Imperio Austro-húngaro, que había apo- caminar esporádicamente por Córdoba
yado al Imperio Ruso durante la con- junto a Jorge Cuello, un hombre que pa-
tienda, se unió al Imperio Otomano pa- rece adelantarse a cada paso para dibu-
ra evitar que los rusos siguieran avan- jar la ciudad que su acompañante pisa.
zando hacia su sueño plurisecular de No siempre es un paseo saludable: las
llegar a las aguas templadas del Medi- necesidades —la necesidad de magia, en
terráneo. este caso— no tienen que ver con la sa-
Los Romanov jamás perdonaron lo lud. Pero, sí, siempre es un paseo intere-
que consideraban traición de los Habs- sante. Jorge tiene el aspecto, los gestos
burgos, que habían sido salvados del te- desmedidos, el pelo y el perfume de un
rremoto revolucionario de 1848, que es- loco. Una vez lo vi salir de una fiesta, yo
tremecía hasta los cimientos de Euro- estaba en la vereda, descansando del
pa, enviando un poderoso ejército que baile, junto a otros amigos. Cuello
garantizó la estabilidad de Viena. De irrumpió desde la puerta, con una bote-
1877 en adelante, el paneslavismo im- lla de champán bajo la axila y el paso
pulsado por Moscú se alzará como la destartalado pero firme de un elefante
mayor oposición contra el pangerma- sumamente delgado. Los que estába-
nismo. Fatalmente, ambos movimien- mos fuera comentábamos que la fiesta
tos confluían en los Balcanes... Para col- estaba muy bien. Cuello interrumpió y
mo, Guillermo II de Alemania, que en- dijo: “Y como si todo esto fuera poco...
vidiaba a Bismarck, destruyó una de ¡me voy!”. Y dobló como doblan los an-
sus mejores obras diplomáticas, el tra- droides, 90 grados en un solo movi-
tado de paz con Rusia, que el káiser no miento, nos dio la espalda y se alejó ca-
renovó. Los Romanov, a pesar de su an- minando. Nosotros sabíamos que Jorge
cestral fobia por todo lo republicano, no tenía un peso, y que vivía a más de
fueron decantándose entonces en favor 60 kilómetros de la fiesta, en Villa Las
de una alianza con Francia y Gran Bre- Rosas, pero también sabíamos que de
taña. La reina Victoria, y sobre todo su alguna manera iba a llegar a su casa.
hijo, el futuro Eduardo VII, detestaban Lo conocí hace 10 años, mientras pinta-
a Wilhelm, nieto de la reina y sobrino ba un cuadro enorme que era su ver-
de su sucesor. A su vez, Nicolás II de sión personal del Kama Sutra y que se
Rusia era sobrino de Eduardo y primo llamaba Con paciencia y con saliva. En
del futuro Jorge V, con quien tenía un aquella época, en sus pinturas y en su
asombroso parecido. cabeza siempre estaban pasando mu-
Así visto este entrelazamiento, tal chas cosas al mismo tiempo, y en la mi-
parecía que la guerra habría sido una tad de esas cosas la gente no tenía ro-
cuestión de familia. Nada de eso. Los pa. Una parte de ese Cuello un tanto
movimientos revolucionarios de 1848 desaforado y excesivo abrirá una
habían fortalecido los sentimientos na- muestra el miércoles, en la biblioteca
cionalistas, que, como advertía otro de la Universidad Católica de Córdoba
gran canciller, el austríaco Klemens Siguieron muriendo por millares los he- (Trejo 323, a las 19). La muestra se lla-
von Metternich, son causantes de gue- COMBATIENTES Y NEUTRALES ridos por bala, bayoneta, gas y por frag- ma “Mandala, Cuello, mandala” y con-
rras crueles e interminables. mentos de granadas y obuses. El 80 por siste en una serie de dibujos circulares
La neonazi operación de limpieza ét- Dos alianzas militares combatieron en la co; además, se sumaron a esa alianza ciento de los heridos perdió por lo me- o mandalas que se llaman Mandala a la
nica lanzada por Slobodan Milosevich Gran Guerra en el frente occidental: las Portugal, Bélgica, Serbia, Grecia y Ruma- nos un dedo o un ojo, el ocho por cien- concha de su madre, Mandala bien
confirma la teoría de Metternich sobre llamadas Potencias Centrales (o Triple nia. Y en 1917 intervinieron los Estados to padeció amputaciones de cierto ries- lejos, Mandala a la peluquería, Mandala
los nacionalismos y las sabias preven- Alianza), es decir, Alemania, Austria- Unidos, que dieron un vuelco decisivo a go, el tres por ciento quedó con minus- a freír buñuelos. Y así. Cuando lo llamé
ciones de Bismarck sobre la volatilidad Hungría, Imperio Otomano y Bulgaria, y la lucha, al sumar a los aliados su enor- valías muy graves, el siete por ciento para preguntarle sobre la naturaleza de
de los Balcanes. las Potencias Aliadas (originariamente me potencial humano y material (“la gue- perdió una pierna o un brazo. Como con- esta serie de pinturas lo primero que
La Primera Guerra Mundial no so- Entente Cordiale): Francia, Gran Bretaña, rra del hombre rico”, como llamaron su secuencia de la infraalimentación y del me dijo fue: “Me separé”. Después me
lucionó ningún problema y creó, en 1919, Rusia e Italia, que en 1915 abandonó la esfuerzo bélico). En el frente oriental, colapso de los servicios asistenciales ci- contó que el mismo día en que se se-
Conferencia de Paz de Versalles me- Triple Alianza y se sumó a la Entente, a Japón, Nueva Zelanda y Australia lanza- viles se propagó una espantosa epide- paró de la madre de sus hijos más pe-
diante, las condiciones óptimas para el cambio de promesas de ganancias terri- ron breves y exitosas ofensivas contra mia de gripe llamada “española”, que queños, había muerto su propia madre.
estallido de la Segunda Guerra Mundial, toriales que nunca fueron cumplidas to- las bases que Alemania poseía en Nueva mató a 166 mil personas en Francia, “No fue un buen día”, me comentó.
exactamente dos décadas después. La talmente, de ahí que los políticos italia- Guinea, las islas Marianas y el puerto de 225.330 en Alemania, 228.900 en Gran El arte del mandala consiste en buscar
denominada Gran Guerra barrió de la nos hablaran de “vittoria mutilata”, ex- Qingdao, en China. Sólo permanecieron Bretaña, 550 mil en los Estados Unidos la meditación y la concentración a
escena europea los imperios Alemán, presión que Benito Mussolini utilizó asi- neutrales España, Holanda, Suiza, Dina- y más de 16 millones en la India. través de un soporte gráfico, una re-
Austro-húngaro, Turco y Ruso, y prohijó duamente para construir su poder políti- marca, Suecia y Noruega.
estados ahistóricos y, en el peor de los Muchos deudores, un acreedor
casos, antihistóricos; arrebató a Gran Francia emergió de la guerra con deu-
Bretaña y a Francia el liderazgo en la ro, como definió magistralmente Ernst das consolidadas por 4.600 millones de
política mundial y lo depositó en los Es- Junger al primer ensayo mundial de
La guerra que debía terminar con dólares, a ser pagados en 62 años, pero
tados Unidos, que se elevó también al Armagedón, recién se desencadenaría todas las guerras hizo renacer a a su vez era acreedora de Bélgica y Ru-
rango de primera potencia económica; al día siguiente. El primero de los Polonia y a Finlandia, que habían sia por 335 millones; Gran Bretaña debía
promovió un portentoso desarrollo 3.386.200 soldados que perdieron la vi- 842 millones a los Estados Unidos, pero
científico y tecnológico, pues muchos da en todos los frentes de batalla fue el
quedado bajo el dominio del Imperio era acreedora de Rusia por 1.740 millo-
de los perfeccionamientos del simple ar- infortunado André Peugeot. Ruso, que se desplomó tras las nes de libras esterlinas. Cuando Lenin
te de matar se utilizarían luego con fi- revoluciones de marzo y octubre de llegó al poder, desconoció la deuda ex-
nes pacíficos que mejorarían notable- Balance del horror terna contraída por el zarismo. Los Es-
mente la calidad de vida de la humani- En la Primera Guerra Mundial fueron
1917, y formó naciones multiétnicas, tados Unidos quedaron acreedores de
dad. La irracionalidad inmanente del movilizados 65.038.810 seres humanos. como Yugoslavia y Checoslovaquia, todos los aliados, por 1.890 millones de
hombre lo quiere así. Entre quienes prestaron servicio mili- que se desintegraron en la segunda libras esterlinas. Nunca se cobraron; las
tar activo, la proporción de bajas fue de deudas de guerra difícilmente se paguen.
La primera víctima una por cada ocho soldados. En total,
posguerra. Los países bálticos, Y Alemania, arbitrariamente declarada
Hacia las 10 del domingo 2 de agosto de murieron 8.538.315, incluidos los civi- Estonia, Letonia y Lituania, culpable de la guerra, fue condenada en
1914, una niña de la aldea fronteriza les. Alemania tuvo 1.773.700 muertos; recobraron su independencia tras el Versalles a pagar reparaciones por 32.800
francesa de Joncherey, que caminaba Rusia, 1,7 millón; Francia, 1.357.000; Aus- millones marcos oro, equivalentes al 63 presentación geométrica de las relacio-
hacia una fuente en busca de agua pa- tria-Hungría, 1.047.000; Turquía, 800 mil;
fin del zarismo, pero fueron por ciento de su producto interno bruto nes entre micro y macrocosmos. En el
ra su hogar, vio a ocho soldados ale- Italia, 535 mil; Gran Bretaña, 1.010.000; reconquistados por la Unión (PIB); de esa suma, pagó algunas amor- brahmanismo y en el budismo, los man-
manes montados a caballo, que mero- Estados Unidos, 60 mil; 332 mil serbios, Soviética, por acuerdo de tizaciones (para lo cual recibió présta- dalas permiten a quien los utiliza rein-
deaban esa zona. Corrió a avisar a las 158 mil rumanos, cinco mil griegos, cin- mos de los acreedores), la monstruosa tegrarse en el universo y en la unidad
patrullas francesas; una de ellas, man- co mil portugueses... En la proporción
Josif Stalin con Adolf Hitler, y hiperinflación (entre enero de 1922 y no- de conciencia absoluta. A Jorge le sir-
dada por el caporal André Peugeot de muertos por soldados movilizados, volvieron a ser libres tras el viembre de 1923 la tasa acumulada de vieron para salir adelante, y salió según
avistó al enemigo y ordenó al teniente Serbia tuvo el 35 por ciento; Turquía, el derrumbe del Imperio Soviético. inflación alemana ascendió a un billón su estilo, con el paso destartalado pero
Hans Meyer, que comandaba el grupo 27; Rumania, el 25; Bulgaria, el 23; Fran- por ciento), licuó gran parte de la deu- firme de un elefante sumamente delga-
incursor, que retornara a las líneas ger- cia, el 17; las colonias francesas (hicie- da y el resto fue piadosamente olvidado. do. Salió a pintar de nuevo la ciudad
manas. Meyer gatilló tres veces su pis- ron un gigantesco aporte), el 16... El an- De haber pagado en tiempo y forma, Ale- por la que habremos de caminar sin sa-
tola y mató a Peugeot. Siete de los ocho siado armisticio, que entró en vigencia mania habría cancelado esa deuda en ber que convivimos con un ser mágico
jinetes alemanes fueron capturados, el a las 11 horas del día 11 del mes 11 (no- 1989, justo cuatro meses antes de la de- que, como si todo esto fuera poco, vol-
restante logró huir. La tormenta de ace- viembre) de 1918, no contuvo la sangría. molición del Muro de Berlín. vió.