You are on page 1of 3

Francisco Daniel Joven Munar

20162151390

COLOMBIA, ¿UN PAÍS CON INICIATIVA?

Colombia se encuentra esclavizado a una constante inestabilidad y a un débil avance, ya que
pocas personas son capaces de conseguir éxito y de tener iniciativa de remover los obstáculos
por sí mismos.

Elbert Hubbart en su texto de autosuperación “Una carta a García”, señala que el éxito y las
recompensas que trae este se logran gracias a la iniciativa de la persona.

Podemos decir que la inestabilidad y el débil avance se encuentra vigente en Colombia: cómo
es posible que en un país con tan grandes riquezas, existan millones de personas
desempleadas, que se les pague hasta en creces a una persona por estar sentada (senadores), y
que se inviertan millonadas en estructura, educación y salud, para en fin de cuentas envolatar
el dinero, y salir con un chorro de babas, pero qué relación tiene esto con el texto de Hubbart.
Bien el problema radica en nuestra sociedad, una persona incapaz de realizar algo
independientemente, con estupidez moral, con atrofia de la voluntad, y que realiza las cosas
de mala gana entorpece el bienestar común del pueblo, y sino miramos esto en solo una
persona sino en masas, se convierte en la piedra en el zapato más grande que posee el avance
de Colombia.

Pero, ¿Cómo lograr cambiar esto?, bueno así como Roward en el texto, hay que perseguir el
éxito sin preguntar cómo hacerlo, sin mirar atrás, vigorizando nuestras metas con el objetivo
de “llevar la carta a García”, asimismo como los grandes héroes de nuestra historia que sin
pensarlo dieron su vida por la libertad de un pueblo, o como en nuestra actualidad, los muchos
personajes que sacan la cara por el país, no solo en el ámbito del deporte, sino también en la

ciencia y en la educación y en las muchas otras facetas, así como los grandes ejemplos de las
personas con gran iniciativa que logran sus méritos por su esfuerzo, por realizar sus actos sin
preguntar por qué hacerlos, como por ejemplo, Diana Trujillo quien en estos momentos dirige
el camino de exploración del Curiosity en la NASA, un cargo sumamente importante en el
mundo, o a la ganadora del premio en la ciencia “Maxwell Medal”, Alexandra Olaya , un
premio que solo se compara con las grandes figuras científicas del planeta. Quizás ellas no
esperaron a que alguien les ordenara que hacer, a que el éxito viniera a ellas sin haber hecho
nada a cambio, a que las recompensas y el honor vinieran con los logros de otros, y no con los
suyos.

Las personas de Colombia deben comportarse de esta forma, perseverar para alcanzar los
sueños, tener iniciativa para crear nuevos hechos y remover los obstáculos sin tener que
depender de otros. Pero aun así, en nuestro amado país, un sujeto no elabora una acción sin
antes saber cuál es el valor de esta, ya que en un país donde es regido por la corrupción y la
pobreza, esto es más importante que cualquier otra cosa, pero porque tenemos este
pensamiento, bien podríamos decir que quizás gracias a la falta de energía, a la impotencia
por realizar los actos que debemos hacer, a la mediocridad del medio social, a los múltiples
factores que intervienen en el bienestar social y a que todo esto está presente en muchos
individuos de Colombia, quizás por esto el pueblo colombiano está sumergido en una
constante inestabilidad social y económica, pero porque es de esta forma, porque en Colombia
existen este tipo de personas, pues bien no podemos decir que es un problema único del país
puesto que muchos otros lo poseen, entonces de donde provine esta incapacidad para la
acción independiente, esta ridícula pereza de muchos por preferir descansar a materializar los
sueños y no dejarlos simplemente en lo que son,

podríamos decir que provienen del

individuo, de su madurez y de cómo es su comportamiento, pero no es así, ya que una persona
se forma en sus primeros años y desde ahí se debe templar su ser integro para el deber,
enseñarles a obrar prontamente, a concentrar todas las energías en hacer las cosas de una
manera correcta, porque si se aporta un pequeña semilla a nuestra sociedad, florecerá de una
manera correcta e ilustrara sus frutos como se debe y así conseguirá el éxito, y en Colombia
no serían pocos sino muchos con este logro. A pesar de todo, en nuestro territorio, donde

algunas veces tus méritos importan, donde tus sueños se hacen realidad solo si los realizas,
donde todo lo que quieres lo haces con tu sudor, sin que nadie este a tus espaldas diciéndote
cual es el camino correcto y donde “la ley de la supervivencia de los mejores” se rige sin duda
alguna, no existe espacio para la mediocridad, para aquellas personas que no pueden “llevar la
carta a García” y que no tienen la más mínima voluntad de realizar un acto sin recibir nada a
cambio.

En conclusión, no podemos quitar el mérito de lo muchos colombianos que tienen empuje
para realizar sus actos, pero no nos digamos mentiras, Colombia es un país lleno de gente sin
voluntad, vacía de mente y sin sentido en sus metas. Al fin y al cabo nosotros mismos somos
los culpables de formar una sociedad con tan falta de iniciativa.