You are on page 1of 68

LA ESCUELA REPRESENTADA

JORGE EDUARDO NORO

LA ESCUELA
REPRESENTADA

1

REPRESENTACIÓN PICTÓRICA DE LA
EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA ESCUELA
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO
1

Todos los derechos reservados sobre textos y representaciones. Registro de PROPIEDAD INTELECTUAL. Depósito hecho en la Dirección Nacional del Derecho de Autor.
Expediente nº 5028955. 2000. 2013

1

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

 Los creadores, los escritores, los dramaturgos, los pintores, los artistas en general, no pretenden hablar teóricamente sobre los temas
que describen o representan, sino simplemente reflejarlos, tal como los han vivido, los ven o como los interpretan. La mirada y la
creación no pretenden ser objetivas, sino creaciones subjetivas. Pero cada pintura es también un discurso para leer e interpretar. Lo
dicho por el artista se cierra en la mirada y en la interpretación del espectador que la observa.
 Una pintura no es la realidad, sino un recorte de la realidad (el marco del cuadro mismo lo expresa), porque en ese recorte está en la
mirada del pintor, en su obra y en cada uno de los detalles de la misma. Las miradas de los observadores no son todas iguales. Hay
miradas que disfrutan del impacto visual, y hay miradas que buscan, además, otros contenidos. Y hay miradas expertas en otros
menesteres que pueden encontrar en las pinturas lo que ellos trabajan y procesan con otros discursos. Por ejemplo: condición social de la
mujer en el siglo XVIII. Los dueños del poder en el renacimiento. La explotación de los trabajadores en el siglo XIX. Allí el trabajo del
artista se cierra en la interpretación del observador especialista.
 Mirando y de-codificando las pinturas podemos descubrir cada uno de los detalles que los artistas han querido mostrar: en cada uno
de ellos están los indicios de una realidad cuyos pormenores ha decidido acentuar, señalar, incluir o descartar. Cada obra habla por lo
que representa, por su totalidad y por esos elementos mínimos que se asoman en su territorio.
 En nuestro caso, nos interesa seleccionar las pinturas que nos permita trabajar la REPRESENTACION DE LA ESCUELA en los diversos
siglos. Ya el trabajo de selección de las obras implica un ejercicio de interpretación, selección y clasificación, porque entendemos que se
debe trabajar con aquellas representaciones que exhiben un tipo de escuela, con caracteres específicos, la ESCUELA MODERNA2 junto
con aquellos formatos que le antecedieron en el tiempo. Hay, por los tanto, razones para incluir las obras que se incluyeron y descartar
2

CARACTERES DE LA ESCUELA (MODERNA): (1º) es una institución socialmente reconocida por su función intencional y específica : brindar la educación formal; (2º) goza
de un reconocimiento por parte de los poderes vigentes y de los tutores o responsables de cada uno de los sujetos que ingresan a ella; (3º) lleva adelante sus funciones en
un espacio específico y delimitado; (4º) desarrolla su actividad en un horario acotado y en un determinado período de tiempo; (5º) se ocupa de la transmisión del
patrimonio cultural, de las pautas morales y de comportamiento y del universo axiológico que las nuevas generaciones necesitan para su incorporación en la sociedad; (6º)
se muestra como una práctica comunitaria que comparten sujetos en crecimiento; (7º) exige la presencia de educadores como los sujetos responsables del cumplimiento
de las funciones asignadas a la institución; (8º) ordena sus prácticas y sus actividades específicas, según reglas y pautas determinadas por el cumplimiento de los fines
estipulados; (9º) admite diversas esquemas de organización, de graduación, promoción y acreditación; (10º) habilita a los usuarios para responder a diversas condiciones
impuestas por la sociedad.

2

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

las que se dejaron de lado. La ESCUELA REPRESENTADA se constituye así en un recurso para registrar paso a paso, la historia y la
construcción progresiva de la escuela, como un fenómeno propio de la modernidad.

 La ESCUELA REPRESENTADA pretende construir con otros recursos y recorridos, la historia de la escuela, utilizando otros medios y
otras fuentes de información e interpretación. La historia de la educación y de la escuela moderna se puede escribir también con
pinturas y grabados, de diversos creadores, momentos, movimientos, situaciones y geografías. Los artistas no hacen tratados, sino que
presentan situaciones, que en sí mismas responden a interpretaciones y construcciones mentales. La escuela moderna aparece en la
perspicaz mirada de las obras que los artistas nos regalan en todos y en cada uno de los detalles. Las pinturas y representaciones han sido
utilizadas por otros autores en numerosos textos académicos, en general para ilustrar el desarrollo de situaciones relacionadas con la
escuela; aquí hemos convertido el desarrollo académico, en eje de la presentación la representación de la escuela en grabados y en
pinturas, reuniendo la mayor cantidad de producciones, y trabajando sobre ellas.
 Los artistas crean sus obras y registran lo que han vivido o captan, naturalizando la mirada y la representación. La mirada de la escuela
y de su actividad es la que comparten con sus contemporáneos. Pueden expresar una visión crítica o satírica, pero nunca innovadora.
Nosotros sabemos que fue la modernidad la que puso en marcha, con la escuela, una máquina perfecta, pero ese artefacto cultural y
educativo que pudo ser descripto, organizado, planificado e idealizado en los tratados, se muestra con absoluta espontaneidad en las
representaciones. Por eso, desde las construcciones teóricas podemos abordar con mirada de expertos el contenido de las obras, pero
sabiendo que las obras pueden ayudarnos ampliar, profundizar o comprender los marcos teóricos que manejamos y hemos construido.

 La presencia de la escuela es progresiva en las obras de arte: apenas se insinúan en los artistas de los siglo XIV – XVI, pero a partir del
siglo XVII el crecimiento es progresivo hasta llegar a una multitud y variedad de registros de la segunda mitad del siglo XIX. En el siglo XX
la presencia de la fotografía desplaza lentamente a la pintura de la tarea documental, y cumple una función más reproductora y
representativa. Esa es la razón por la que no trabajamos fotografías de la escuela.

3

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

 Las obras responden prioritariamente a un valor estético, no documental, y lo primero que nos provoca en la impresión, el goce, la

reacción frente a la creación artística, aunque pueda generar al mismo tiempo interés por la interpretación de los elementos
constitutivos. La pintura de NIKOLAI BOGDANOV-BELSKY - de 1897 - “AT THE SCHOOL DOOR “impacta como imagen y los colores, al
presentar a un niño pobremente vestido parado en la puerta del aula y observando el trabajo de los otros niños en el interior clase. Pero
una mirada atenta se detiene en los detalles: en primer plano, la vestimenta, el calzado, el bolso y el morral, es bastón del que no puede
o no se atreve a entrar, contratando con el interior de la clase pulcra, ordenada, y los alumnos trabajando en un clima de orden y silencio.
Pizarrón, láminas, bancos escolares para dos, espacios generosos, construcción de madera, lámpara, y aunque no se observa el maestro,
la frontalidad en la organización del espacio.
 Un creador no produce sus obras para dejar testimonio de su época, sino que usa los elementos representativos de su época para
generar una obra estética, cuyo propósito es el arte. Esas obras se convierten – por nuestra interpretación - en representaciones de las
diversas épocas. Por eso no trabajamos pinturas SOBRE la educación o la escuela de cada uno de los períodos (una recreación histórica y
didáctica), sino pinturas y grabados DE cada período, es decir, los testimonios que se dejaron en cada caso, los artistas.
 Para nosotros, cada uno de las pinturas y representaciones tiene TAMBIÉN un valor documental, porque nos permite descubrir
indicios de la historia y del desarrollo progresivo de la escuela. Los artistas no proponen cambios, sino que registran lo que sucede, lo que
ha sucedido o lo que ellos mismos han vivido.
 Por eso, la LECTURA y la INTERPRETACION de las obras nos permiten descubrir con respecto a la escuela: (1º) qué elementos del
presente pueden ser descubiertos y registrados en cada momento del pasado; (2º) qué es lo que habiendo existido en el pasado, ha
desaparecido o se ha modificado en la actualidad; (3º) la génesis y desarrollo de lo que la escuela tuvo y tiene, y las razones para poder
explicar costumbres, recursos, ordenamiento del espacio, actores, mobiliario, etc. (4º) Un instrumento más para contribuir a la
genealogía y arqueología de la escuela en los términos de FOUCAULT(1991, 1993) y QUERRIEN (1994), VARELA-URIA(1991).
 Por eso, los interrogantes para leer e interpretar cada una de las pinturas deberían ser: (1) ¿qué es lo que observamos en cada
creación artística? (2) ¿qué elementos del formato de la escuela moderna se pueden descubrir allí? (3) ¿qué rasgos o caracteres de la
escuela aun no se han desarrollado o no se han instalado? (4) ¿qué elementos se ha conservado sin cambios sustanciales hasta el
presente? (5) ¿qué es lo que ya no conservamos o ha desaparecido? (6) Otros aspectos y observaciones, propias de cada creación
artística.

4

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

 Las obras “hablan” desde su totalidad y desde sus detalles, desde las situaciones que el artista ha depositado en cada cuadro, no por
sus intenciones explícitas, sino a pesar de ellas. Por esa razón, podemos – desde y en la pintura – aplicar el MÉTODO INDICIARIO para
descubrir la construcción progresiva de la escuela moderna, sabiendo que los escritos, los documentos, las disposiciones y reglamentos
pudieron reflejar un ideal, un desideratum, pero no la realidad que se fue instalando progresiva y trabajosamente en cada una de las
escuelas reales. El método indiciario da lugar a la MICROHISTORIA, aquello que no pudo ser registrado por la historia oficial, pero que
puede descubrirse en diversos documentos. Los cuadros permiten mostrar y documentar lo que efectivamente sucedía, aun cuando la
historia diera por descontando la vigencia de un único modelo de escuela. Así, por ejemplo, RALPH HETLEY (1848 – 1913), en una
pintura de 1900,THE NEW SCHOLAR, presenta un modelo de clase que no responde a los formatos establecidos para las escuelas. La
maestra está sentada en un sector del salón frente a un escritorio circular y algunos alumnos ocupan pupitres y el resto rodea a la
maestra, sentados en bancos compartidos. La clase parece desordenada y oscura: al mismo tiempo que una madre interrumpe el trabajo
para presentar a su hijo como nuevo alumno, los demás estudiantes (alrededor de quince) hacen actividades variadas. Algunos tienen
libros, otros, no; algunos leen, otros están parados, y el resto observa la conversación de la maestra en el centro de la escena. No parece
ser un lugar atractivo, ni un encuentro motivador.
 La NOCIÓN DE INDICIO apunta entonces a elevar el detalle a una cuestión de método. Por los detalles - o a través de la lectura de
ciertos detalles o indicios - , se puede acceder al conocimiento de “otra realidad”, inabordable por los métodos de investigación
tradicionales (deducción, inducción), dado que es justamente en la emergencia de estos “detalles” que aparece ciertos movimientos,
ciertos rasgos propios que han logrado ser sustraídos al control del discurso o de la conciencia. (Paradigma indiciario de CARLO
GINZBURG: 1991, 1994)
 La escuela que se vuelve universal y obligatoria en el siglo XIX, va – paulatinamente y en cada uno de los países – tomando la forma
que finalmente quedará consagrada en el siglo XX. En muchos casos, los indicios permiten observar que algunas costumbres y recursos
no surgieron de las prescripciones de los pedagogos, sino de las prácticas: las que efectivamente dieron resultados se tomaron como
válidas y las restantes fueron descartadas. Nosotros nos limitaremos a trabajar las obras pictóricas EUROPEAS, las de EEUU, y – sólo en
algunos casos y como curiosidad – los aportes de otras geografías.

5

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

PERIODO MEDIEVAL
PRE – MODERNO
 Las producciones pictóricas del Medioevo no abundan en imágenes sobre el universo educativo. No tiene nada de extraordinario porque durante la
ALTA EDAD MEDIA la presencia de formatos escolares es desconocida y aunque hay acciones educativas, no pueden asociarse al modelo de las
escuelas modernas posteriores. La educación de los MONASTERIOS y la ESCUELA PALATINA pudieron ser ejemplos de estos aportes, pero su formato
es variable e indefinido.
 Frente a un fenómeno social que no tenía aún relevancia, las representaciones, pinturas y grabados son escasos, porque el arte, sobre todo el arte de
ese período, capta, con un fin ilustrativo y didáctico, lo que la sociedad exhibe como importante y digno de ser visto y recreado.
 Las imágenes que encontramos especialmente en la BAJA EDAD MEDIA es más tributaria del MODELO DE LA UNIVERSIDAD, cuya reciente creación
aun no había logrado despegarse de los formatos monacales y eclesiales. Hay una clara división entre el MAESTRO o PROFESOR que enseña desde un
lugar de autoridad, de saber, de poder (reforzado espacialmente por la presencia de la CATEDRA, en un sitio elevado y con clara separación con
respecto al resto) y los alumnos o estudiantes que ocupan bancos y pupitres que se asemejan a los modelos usados en los templos y monasterios.
Pero la enseñanza también se produce detrás de los muros de los monasterios y allí se reproduce el ritual en términos análogos.
 Consideramos a la UNIVERSIDAD, sólo de manera indirecta, como parte de la historia previa de la ESCUELA MODERNA: dado el escaso número de
representaciones, la hemos tomado como un antecedente relevante que contribuyó a configurar la matriz de la escuela original. No representa una
influencia determinante porque la universidad tuvo desde sus inicios otra dinámica de funcionamiento y se diferencia claramente de la escuela,
aunque puede compartir algunos caracteres espaciales y funcionales comunes. Y es un hecho indiscutible que, mientras las clases y aulas de las
universidades son objeto de reiteradas representaciones, no hay aportes de las otras actividades educativas que se mencionan en la historia de la
educación.

6

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

 Técnicamente, las producciones medievales aparecen entre el siglo X y el siglo XV (donde ya se confunden con las primeras producciones del
renacimiento) y responden a las posibilidades de creación (materiales) y a los soportes sobre los que trabajan los creadores. Al respecto conviene
señalar dos aspectos importantes para comprender el significado de las representaciones:

(1) MANUSCRITO ILUSTRADO O MANUSCRITO ILUMINADO es el manuscrito en el que se complementado el texto con la adición de decoración, tal
como letras capitales decoradas, decoradas, bordes y miniaturas. En la definición más estricta del término, un manuscrito ilustrado es únicamente
aquél que ha sido decorado con oro o plata. Sin embargo, el concepto abarca ahora a cualquier manuscrito con ilustraciones o decoración de las
tradiciones occidentales e islámicas. Entre los TRATADOS MEDIEVALES DE TECNOLOGIA ARTISTICA se conserva De arte illuminandi, (siglo XIV) que
recoge la técnica de la iluminación de los manuscritos en el sur de Italia; la compilación de Jean Le Begue, realizada durante años y compilada
alrededor de 1431 con recetas sobre técnicas pictóricas y de iluminación de manuscritos de fuentes sobre todo del norte de Europa, acompañada con
un glosario de sinónimos para facilitar la consulta.

(2) Las ILUMINACIONES solían ser MINIATURAS y funcionaban como ilustraciones de los manuscritos y códices. La palabra miniatura no proviene de
“mínimo” o cosa pequeña, sino que proviene de “minium”, que es un óxido de plomo de color rojizo con el quese hacia la tinta que se usaba para
realizar las letras capitales de los códices. Por ser una pintura pequeña se convirtió en una palabra que remite a un tamaño reducido. Posteriormente
se fueron haciendo cada vez más dibujos y utilizando más colores, hasta llegar a realizar composiciones muy complejas.3

(3) La palabra ILUMINAR o ALUMBRAR – que se usa junto con la palabra MINIAR (de MINIATURA) – no proviene del tipo de hojas de los códices
cubiertas de escritura que teniendo un fondo oscuro o de sombra, necesitaban recibir algo de luz con las imágenes pintadas por los miniaturistas. El
origen del vocablo proviene de algo menos poético y más técnico: los antiguos tintoreros (para sus telas) llamaban ILUMINAR o ALUMBRAR a la acción
3

Algunos escritores o autores establecían o sugerían las MINIATURAS o ILUMINACIONES que debían tener sus creaciones. Este es el caso de CHRISTINE DE PISAN (1363 –
1420) CHRISTINE se encargaba de todas las etapas de producción y difusión de sus libros, no sólo de la labor literaria. Se ocupa también de las ilustraciones de los códices,
y para ello encarga toda una serie de miniaturas. En LA CIUDAD DE LAS DAMAS explica que cuenta con un taller de miniaturistas a los que indica en qué lugar debe ir la
ilustración y cuál debe ser el tema de la misma. También comenta en el libro el talento de algunos miniaturistas, sobre todo de ANASTASIA: “Nadie ejecuta mejor que ella
los motivos florales y adornos de los manuscritos... Lo sé por experiencia, porque ella ha pintado para mí varias miniaturas.”. Gracias a los comentarios que hace la autora
en sus textos, conocemos el nombre de algún miniaturista, pero resulta más complicado saber quién es el autor de cada una de ellas. Como se trata de CODICES y
MANUSCRITOS es natural que haya en algunos casos diversos manuscritos en donde haya diversas creaciones (miniaturas, iluminaciones, letras capitales) para el mismo
texto. Tal es el caso de esta autora, donde hay variaciones entre los CODICES de FRANCIA y los CODICES de INGLATERRA (EL MANUSCRITO DE LA REINA, realizado por
pedido de la Reina Isabel de Baviera). Cuenta con más de cuatrocientas imágenes entre ellas, ciento treinta miniaturas realizadas por un artista al que se conoce como LE
MAÎTRE DE CHRISTINE DE PIZAN. Los libros de Christine que aparecen en las ilustraciones son libros lujosos y caros. Están hechos a propósito con mucho detalle, sobre todo
en las escenas en las que la escritora presenta su libro ante los reyes. Los libros se guardaban en horizontal, las esquirlas de metal que sobresalían de la tapa servían para
que quedase un hueco entre unos y otros por los que circulase el aire, asegurando así su buena conservación

7

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

con la cual combinaban colorantes orgánicos de origen vegetal o animal con alumbre de roca, para obtener así lacas coloreadas insolubles y muy
resistentes. De forma análoga se preparaban muchas lacas coloreadas para miniar. Por tanto, ILUMINAR o ALUMBRAR quería decir “pintar con colores
alumbrados, es decir, tratados con alumbre. Es lo que puede verse entre las técnica del reconocido manual técnico del siglo XV DE ARTE
ILLUMINANDI, dedicado a la miniatura. No se trata de una fuente de luz, sino de la resolución técnica de la preparación de las pinturas. 4

(4) MANUALES DE TECNICAS MEDIEVALES: en la actualidad se conocen más de 400 tratados, escritos entre los siglos VIII y XVII. Tradicionalmente
estos tratados de tecnología artística fueron considerados como simples instrucciones técnicas relacionadas con el trabajo artístico o artesanal.
Generalmente no se los ha valorado mucho porque son eminentemente prácticos, sino presentaciones teóricas. Sin embargo, en las mismas recetas
es posible vislumbrar la estética y la mentalidad medieval, como la suntuosidad, el concepto de luz y de la belleza, en definitiva las características de
un arte que resalta la calidad intrínseca de los materiales, así como el intento de transformar lo modesto en lujoso. En este sentido, sería posible
considerar estas compilaciones de recetas como la TEORÍA DE LA PRAXIS ARTÍSTICA, es decir, un conjunto de preceptos y normas técnicas codificadas
en forma de recetas para que el arte pudiese ser enseñado y aprendido y ejercitado. La extensión y contenido de los tratados medievales de
tecnología artística son de lo más variado, aunque se pueden distinguir grosso modo tres grandes grupos de recetarios, según la época de su
elaboración y las técnicas descritas: los tratados alto-medievales con un contenido relacionado con las artes suntuarias (entre los siglos VIII-XIII);
compilaciones de técnicas específicas, muy próximas al concepto de manual de taller muy habituales a partir del siglo XIII (como el manuscrito de
Montpelier dedicado a las técnicas pictóricas o el De arte iluminandi, dedicado a la iluminación de los manuscritos); y recetas y anotaciones sueltas
copiadas en cualquier espacio libre en un manuscrito (habitualmente de fabricación de tintas, como podemos ver, por ejemplo, en muchos protocolos
notariales).5
 El concepto mismo de BELLEZA entra en juego en el análisis, por el carácter mismo de las creaciones. TOMAS DE AQUINO afirmaba en la SUMA
TEOLOGICA que “lo bello consiste en la debida proporción, porque los sentidos se deleitan con las cosas bien proporcionadas”. Y agrega: “En efecto,
para la belleza, se requieren tres dotes. En primer lugar la INTEGRIDAD O PERFECCIÓN porque las cosas incompletas, precisamente en cuanto tales,
son deformes. Por tanto se requiere PROPORCION adecuada o ARMONIA entre las partes. Finalmente, CLARIDAD o ESPLENDOR: de hecho
consideramos bellas las cosas de colores nítidos o resplandecientes”. 6 No sabemos la opinión o evaluación de TOMAS DE AQUINO – en el siglo XII sobre miniaturas, iluminaciones e ilustraciones porque no nos han quedado documentos sobre ellos. Las producciones medievales no siempre son
proporcionadas, claras o muestras de la perfección, pero ofrecen una particular versión de la belleza.
 Para designar a LOS ACTORES de las relaciones y actividades educativas escolares que aparecen en la representaciones, utilizamos dos términos:

4

NOTA del traductor y comentarista de CENNINO CENNINI: EL LIBRO DEL ARTE.
VOCABULARIO PROFESIONAL sobre las TECNICAS DEL ARTE MEDIEVAL. MAGISTRI CATALONIAE. Cfr. También ECO U. (2007: 108. Fragmento de DE ARTE ILLUMINANDI,
siglo XIV).
6
ECO Umberto (2007: 88), HISTORIA DE LA BELLEZA. Milan. Lumen.
5

8

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

(1) MAESTROS, MAGISTER y – sobre todo – PROFESORES: la palabra proviene del latín PROFESSOR (que significa maestro, experto, persona que
declara públicamente su conocimiento). El origen de la palabra profesor proviene de de "PRO - FATIO", que significa disponerse a hablar. En la Edad
Media, en las iglesias, el rol del MAESTRO era el de realizar la lectura de los libros sagrados. Con el paso de los años esta labor de lectura quedó en
manos de los discípulos y los maestros se dedicaban – dentro o fuera de la Iglesia y las ceremonias - a realizar los comentarios o glosas sobre lo leído,
esto en latín se expresa con las palabras "PRO FATERI", esto es explicador o comentador públicamente lo que los textos dicen. En las iglesias y fuera
de los templos, los CRISTIANOS fueron los primeros PROFESORES de la historia, porque profesaban, es decir, declaraban públicamente su fe, aunque
pudiera costarles la vida. La palabra estaba formado por FATERI (hablar, declarar, confesar), y el prefijo PRO (con el sentido de delante de todos, a la
vista). A partir de la presencia de la enseñanza en los monasterios y – sobre todo – en las universidades, un profesor pasó a ser aquel que profesaba, o
sea que declaraba públicamente que poseía conocimientos en determinada área del saber, que podía y que sabía trasmitirlos, un oficio que le daba
un rol distinto de quienes producían el conocimiento (los textos, los escritos, las doctrinas).
(2) ESTUDIANTES, DISCÍPULOS Y ALUMNOS: ALUMNO viene del latín “alumnus” que significa “alimentado”, porque deriva de vocablos tales como
“alo, alere, altum” que significa “alimentar y hacer crecer”. El alumno es quien, en cualquier nivel y edad, recurre a la enseñanza y concurre a las
instituciones para “alimentarse y crecer”. En un principio, el alumnus se refiere al niño de pecho, es decir, el que ha de ser alimentado, y luego debió
de pasar a significar también “alumno” con su significado actual de “discípulo” porque se entendía que era alimentado intelectualmente (como ya lo
usa CICERON). No adherimos a una difundida interpretación que construye la etimología a partir de una concepción de la relación entre los que
enseñan y los que aprenden: “alumnos” es un compuesto de la “a” privativa (griego) y “lumen” (luz): el alumno sería, pues, el que no tiene luz, el que
no está iluminado, frente al maestro que es el poseedor de la luz del saber. (construcción que se interpreta como propio de la educación y escolaridad
del siglo XVIII que suponía la razón civilizatoria que ilumina las tinieblas de la barbarie)

9

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

01
Se observa en la imagen una clara representación de la estética
medieval. En la forma por la ausencia de perspectiva, la
superposición de imágenes y la confusión de planos, así como el
fondo que no guarda relación con el centro de la escena. En cuanto al
contenido y a pesar del título, se trata de un AULA de un monasterio
o de la universidad porque muestra un papel preponderante del
MAGISTER que con su atril y su libro expone sentado desde su
CATEDRA. Está elevado y a distancia del alumno (solitario y con traje
monacal), como imponiendo el poder del saber. Ambos tienen
instrumentos de escritura en la mano. No hay otro recurso de
enseñanza.
Aunque están frente a frente, la relación es asimétrica, de autoridad
y de obediencia: el que sabe frente al que aprende. La escena se
completa con otros estudiantes que parecen compartir el mismo
texto, y están discutiendo o interpretando la lectura. También puede
ser otra representación o tipo de LECTIO, ya que alguien con su mano
parece estar explicando a quien señala el texto. Las dos restantes
figuras están como suspendidas. El marco es una guarda verde con
esquinas y puntos dorados. Hay luminosidad en la escena, a pesar
del carácter y la iluminación que seguramente tenían las
construcciones y los ámbitos medievales.

ANONYMOUS. CODEX MANESSE.
"Il Maestro di scuola di Esslingen", 1340

10

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

02
Comparte los caracteres de la pintura medieval (muchas
figuras que se distribuyen en un primer plano, la mayoría perfil
y con escasa perspectiva), pero presenta un formato de clase
universitaria con rasgos asociados a los templos,
principalmente en el formato de los bancos y en la distribución
de los alumnos. Abundan los colores, aunque predomina el
rojo y el verde. La imagen está tomada desde una vista aérea y
hay escaso trabajo sobre los rostros. El piso con figuras
geométricas de colores y el fondo o pared, blanco. La
proporción de las figuras es correcta.
Se observa al PROFESOR (barba) que sentado en su cátedra y
elevado por encima de los estudiantes enseña guiado por un
voluminoso libro medieval (copia e iluminación de letras
capitales). La cátedra y el atril que sostiene el libro remiten a
PÚLPITO (en la altura) desde donde pronunciaban sus
sermones los ministros religiosos. Es un sitial ornamentando y
de poder, cubierto por el palio y otros adornos.
Frente al PROFESOR hay 7 alumnos que se muestran
plenamente y asoman tres o cuatro libros más que suponen la
presencia de más alumnos. Al costado del MAESTRO se suman
dos alumnos. En total: doce/trece alumnos.
Los alumnos están sentado juntos compartiendo los bancos,
dando la espalda hacia atrás y mirando solamente al
PROFESOR. Se asemeja mucho a los bancos y a los fieles de las
Iglesias. Están vestidos cuidadosamente, y todos tienen su libro
(menor que el del maestro y están concentrados en la lectura.
No se observan elementos para escribir.
Hay algunos antecedentes del formato de la escuela moderna:
frontalidad, disposición de los bancos y de los alumnos, libros.

LECTIO O CLASE EN LA
UNIVERSIDAD MEDIEVAL

11

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

03
Se reiteran algunos detalles y observaciones de imágenes
anteriores El cuadro no deja lugares sin intervenir, con una
perspectiva muy limitada y desde cierta altura (imita ciertos
rasgos de un cuadro anterior). Ocupa todos los espacios y no deja
vacíos.
El lugar (ventanas góticas) parece ser una iglesia o la sala de un
monasterio. El PROFESOR – con su libro - ocupa una CATEDRA
más elevada, a la que accede a través de escalones. Frente a él
aparecen los alumnos que comparten- como los fieles – bancos
comunes, dando la espalda y mirando hacia adelante. Son veinte
estudiantes ubicados en cuatro bancos. No todos tienen su libro
de texto, muchos atienden, hay algunos distraídos y otros
conversan entre sí (al menos dos parejas), y finalmente uno de
ellos duerme. A la derecha del PROFESOR hay tres alumnos más,
con bancos menos cómodos. Total de estudiante en el aula:
veintitrés.
Además, hay alguien parado junto a la CATEDRA que parece
oficiar de ayudante del MAESTRO.
En la imagen se combinan los colores rojos y azules. Y la imagen
ofrece como marco dos columnas laterales y adornos (¿ubicación
de la imagen?)
La relación proporcional entre las figuras es la adecuada.
También aquí: frontalidad, libros, bancos y alumnos en situaciones
diversas.

LECTIO O AULA
UNIVERSIDAD MEDIEVAL

12

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

04
Aquí hay una distribución proporcional distinta, porque el
MAESTRO o PROFESOR ocupa la mitad de la escena, frente a la
multitud de alumnos que lo acompañan mientras siguen la
lección.
Abundan los colores que contrastan, pero hay espacios del cuadro
que no han sido ocupados. Hay variaciones en la perspectiva: la
figura de los estudiantes parece responder a la misma, mientras
que en la figura del PROFESOR y su atril desaparece.
A la izquierda, se muestra al PROFESOR sentado en la cátedra, en
una posición original (piernas cruzadas) y en un sitial elevado,
pero en este coso sin dosel ni construcción superior, de fondo o
en cada lateral. Hay un soporte para apoyar los pies y el ya
mencionado atril.
Frente al MAESTRO los estudiantes, también sentados (pero en el
suelo), no disponen de libro (sólo lo tiene el que enseña) y
constituyen un grupo muy unido entre sí.
Se observan quince alumnos, cuyos rostros pueden distinguirse y
con la mirada y la atención puestas en quien enseña.
Curiosamente, las manos de quienes ocupan la primera fila
parecen juntarse como en posición de oración o veneración
sagrada.

LETIO
UNIVERSIDAD MEDIEVAL

13

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

05
La representación es un grabado y por tanto responde a las
técnicas del mismo. No hay colores y se exhibe un dibujo con una
situación escolar, no universitaria. Hay una relación proporcional
entre los tres grupos que componen la escena. También hay cierta
perspectiva para ubicar cada sector.
Por una parte el MAESTRO sentado frente a un atril que establece
claramente una división ante los alumnos. Tiene frente a sí el libro
(con su mano derecha sobre la página) y la vara para la disciplina y
el castigo, en su mano izquierda.
Frente al maestro – pero cercano a él – cuatro alumnos, con libros
en la mano, sentado en un mismo banco, que no tiene lugar para
apoyar los libros y escribir.
Cierran la escena dos figuras de pie y con vestimenta similar al
resto, que parecen hablar y discutir, manteniéndose al margen de
lo que sucede en la clase o lección. Lo curioso es que uno de ellos
le da la espalda al maestro y tiene la cabeza de un asno. Desde la
antigüedad – egipcios, griegos y romanos – el asno era
considerado la representación de la pereza, la incapacidad y la
falta de inteligencia. Posteriormente se asocia al lugar del
aprendizaje, la escuela: los burros son los que no pueden o no
hacen el esfuerzo por aprender, lo que se enseña en la escuela,
siendo rotulado como tales por maestros y condiscípulos (cantos,
advertencias, condenas)

LECCION EN
ESCUELA MONACAL

14

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

06
El grabado trabaja sin los colores, y el dibujo replica el esquema
anterior, aunque en este caso se construye una imagen integral
con buen manejo de la perspectiva, rostros y sombras.
Los detalles de la construcción (columnas, arcos, ventanas y
puertas) remiten a un ámbito importante (palacio, monasterio o
iglesia) en donde están funcionando las clases de la UNIVERSIDAD.
Se destacan detalles del gótico.
El profesor ocupa un sitio elevado, en la CATEDRA, compuesta por
un banco, un gran atril (en el que está el libro con el que trabaja el
maestro) y atrás hay una pared o un respaldo ornamentado. El
profesor tiene en la mano derecha un puntero y aparece parado.
Debajo del atril del PROFESOR y frente a él están los alumnos.
Están sentados en bancos, pero sin pupitres, aunque los
estudiantes tienen libros y los elementos para hacer anotaciones
(plumas, papeles).
Solamente se muestra cuatro alumnos, aunque pareciera que en
el lugar hay muchos más, porque el espacio sugiere continuidad.
Dos de ellos se muestran particularmente interesados, pero hay
uno que está mirando para otra parte, tal vez hablando con algún
compañero sentado detrás de él.

LECTIO O CLASE
UNIVERSIDAD MEDIEVAL

15

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

07
La pequeña imagen muestra el trabajo en la universidad, como
parte de una LETRAS CAPITAL ILUMINADA. La escena presenta
una clase con la presencia – siempre a la izquierda – del
PROFESOR y a la derecha, los ALUMNOS.
Siempre a la izquierda, el MAESTRO ocupa un sillón cajón
(cátedra) despojado de otros elementos, con atril que sostiene el
libro de la enseñanza con un curioso brazo, quedando a la altura
de los ojos del lector. Unos escalones muestran que la CATEDRA
ocupa un lugar elevado. El PROFESOR viste un hábito talar de
color azul (igual que uno de los alumnos).
Frente al maestro se ubican los tres alumnos, compartiendo el
mismo banco y con un atril común para sus respectivos libros. Por
la vestimenta y el tipo de peinado se nota que tienen diversas
procedencias: laicos, sacerdotes, religiosos.
La escasa perspectiva muestra una figura plana, que se refuerza
con el rojo ornamentado que ocupa la pared, el piso y la misma
letra capital. El fondo de la letra es azul.

AULA DE UNA UNIVERSIDAD MEDIEVAL
ILUMINACION DEL SIGLO XIII

16

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

08
La pintura tiene colores vivos y fuertes, predominando los rojizos
y marrones, que contrastan con el blanco. Se han evitado los otros
colores. No hay espacios vacíos, ya que se completa con gruesos
trazos la parte inferior de la pintura.
La escena muestra la típica clase de la universidad medieval (o
eventualmente de la vida en el convento, por la ausencia de
libros). El profesor ocupa un lugar de privilegio en la cátedra que
tiene todos los signos de la distinción y el poder: sillón recubierto
con techo superior y escalones que marcan la elevación sobre el
nivel del piso. Es marcada la diferencia que tiene con respecto a
los alumnos, habla desde una altura superior como expresión del
poder del conocimiento. Tiene vestimenta acorde a su función,
tonsura en su cabeza (es un religioso) y tiene ante sí un atril que
sostiene un sólido libro sobre el que el maestro realiza marca o
anotaciones (con las dos manos).
Como siempre hay distancia y separación entre el profesor y los
estudiantes. Estos están sentados sobre bancos comunes, como
dispuestos sólo a escuchar y a seguir la exposición del maestro
que expone la lección.
Todos tienen vestimenta asociada a las órdenes religiosas. Por si
observamos peinados y protecciones en la cabeza, parece que
entre los seis alumnos, algún monje y dos monjas con sus hábitos.

MAESTRO MEDIEVAL
LECTIO EN LA UNIVERSIDAD

17

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

09
El grupo de imágenes – que bien pueden ser una ilustración o una
iluminación que acompañe algún texto – presenta diversas
escenas de la vida medieval, en los ambientes cultos, y
relacionados con la Iglesia y las Cortes, centro de poder de aquella
época.
En la imagen ubicada a la izquierda y abajo, sobre un fondo rojo,
con algún adorno, se destaca la representación de la actividad de
la universidad. La imagen ubicada también abajo, pero a la
derecha, tiene una estructura similar, pero parece una actividad
relacionada con la tarea pastoral y catequística de monjes y
clérigos.
En la imagen seleccionada, a la izquierda están ubicados los
estudiantes – seis en total, aunque sugiere un número mayor – en
bancos que permiten apoyar los libros sobre un pupitre. A la
derecha, profesor preside la clase desde la cátedra elevada por
sobre el nivel de los alumnos, y desde un sillón con respaldo.
Tiene frente a si un atril (con pie) que sostiene el libro que le
permite al maestro presentar la lectio. El libro del maestro (como
administrador del saber) muestra mayores dimensiones que el de
los alumnos.
Siguiendo el criterio medieval, la imagen no ofrece espacios
blancos o vacíos, la perspectiva y las proporciones son limitadas,
así como la representación de rostros y muebles. Hay variedad de
colores para distinguir espacios y vestimentas. El recuadro de la
imagen es similar a las tres restante combinando semicírculos y
ángulos, sobre un fondo marrón, con una clara distinción entre las
escenas presentadas.

EDUCACION MEDIEVAL
ILUSTRACION -ILUMINACION

18

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

10
Esta pequeña ILUMINACION sirve para adornar la letra capital de
una página que contiene texto y música del canto gregoriano. El
dorado que le sirve de relieve a la letra inicial, funciona como
fondo de la imagen que representa una lección medieval, tal vez
propia de los monasterios y la enseñanza dada a los postulantes o
novicios interesados en formar parte de algún convento o
monasterio.
Maestro y estudiantes tienen todos el mismo hábito oscuro (con
algunas prendas blancas) y la misma tonsura7 en la cabeza por lo
que pertenecen a la misma orden (¿dominicos?).
La distribución es igual al formato de las clases de la universidad.
A la izquierda el maestro sentado en su silla o cátedra un poco
más elevada, con un atril que sostiene el libro con el que se
expone la lectio o se comenta el texto o autoridad. El círculo que
encierra la cabeza muestra la santidad del maestro representado.
Cátedra y atril s están en color azul con marcas blancas.
Los ocho monjes-alumnos están ordenados y sentados como si se
tratara de una ceremonia religiosa, sin libros y totalmente
concentrados en la palabra del que enseña.

7

EDUCACION MEDIEVAL
ILUMINACION

TONSURA: era el corte en el cabello que se le hacía principalmente a los religiosos a medida que iban avanzando en el compromiso con la vida dedicada a Dios. Era signo
de renuncia al mundo, y también, con la adopción del hábito y el cambio de nombre, un elemento de un ritual de muerte y de renacimiento que borraba los pecados
anteriores. Comenzó a existir en la edad media. TONSURA ROMANA. Era una tonsura parcial y circular. Se generalizó por toda la cristiandad latina, pero las dimensiones
fueron variando, y que un clérigo las redujera mucho llegaba a ser motivo de escándalo. Era una forma de distinguir socialmente a los que se habían consagrado a Dios.

19

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

11
En la pintura hay algunos rasgos específicos, aunque responda al
estilo de las creaciones medievales en la distribución de las
imágenes, en el manejo de la perspectiva y en la ausencia de
espacio vacío.
El fondo de la escena muestra una reducida biblioteca en la parte
superior y un armario en la inferior (colores rojizos). Se cierra con
la puerta y la pared de colores claros.
La escena central muestra al PROFESOR cuidadosamente
presentado, que ocupa su lugar y está sentado frente a si
escritorio y un atril que le permite sostener el libro de sus
lecciones. Hay un libro sobre el escritorio y un curioso diseño en el
sostén del atril.
Frente al MAESTRO hay un pupitre o atril compartido que marca
el lugar de los primeros alumnos, vestidos y presentados de
manera similar pero con colores diversos. En total se observan
nueve alumnos, pero sugiere mayor cantidad. Se supone que
tienen ante sí los libros, aunque parecen atentos a la exposición
del maestro, que por la posición de sus manos parece estar
comentando el texto.

LECTIO
UNIVERSIDAD MEDIEVAL

20

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

12
Sobre un fondo violeta con un cuidado cruce de líneas dobles
formando rombos, se destaca la escena principal, cubriendo todo
el espacio de la pintura.
Puede interpretarse como clase propia de la universidad o de los
monasterios. O un período de transición.
A la izquierda, la posición del maestro, sentado en un sillón muy
trabajado y ornamentado (cátedra) y con un atril que sale de uno
de los apoya-brazos para sostener el libro de exposición.
Los tres alumnos están separados del maestro y en un nivel
inferior. Ocupan bancos comunes y tienen también un atril que les
sostiene el libro, que uno de ellos parece consultar. Hay un
estudiante que sigue la clase o lección de pie y parece participar
de un diálogo con el profesor, por la posición de la mano.
La vestimenta y la tonsura de todos los alumnos remiten a los
monjes y al monasterio. Están trabajados con cuidado los rostros
de cada uno de los integrantes de la clase: hay pequeños detalles
de expresión.

LECTIO MEDIEVAL
MONASTERIO O UNIVERSIDAD

21

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

13
La imagen parece deteriorada, con algunos cortes en su textura y
bastante primitiva en su representación. Parece una iluminación
que refleja una situación normal y habitual en los monasterios y
conventos: una autoridad intelectual y religiosa que instruye y
educa a los monjes, novicios o postulantes. Al hacer su tarea, el
artista, no hizo más que reflejar lo que sucedía en diversos lugares
de la casa religiosa.
El fondo está atravesado de colores y sirve para destacar las
imágenes del primer plano. No hay perspectiva, ya que todo
parece estar en la misma línea.
A la izquierda, el MAESTRO, sentado sobre una banqueta o sillón,
que por tu atuendo, tamaño y presencia es el encargado de
enseñar y así lo está haciendo utilizando un libro. La vestimenta
azul y la cabeza cubierta muestran el nivel que ocupa.
Frente a él, muy concentrados en la tarea se observan cuatro
monjes (por la tonsura en su cabeza) con cuidada y variada
vestimenta y que tienen también en sus manos libros o
manuscritos similares y su vista puesta al mismo tiempo en el
texto y en quien realiza las explicaciones y los comentarios.

LECTIO O DOCTRINA
EN EL MONASTERIO MEDIEVAL

22

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

14
La imagen tiene una marcada riqueza de colores, asociados a una
multitud de objetos, dentro de la misma escena. Aunque se
observa la perspectiva y los planos, hay algunas figuras
desproporcionadas en el conjunto.
Se observan variaciones con respecto a representaciones ya
trabajadas.
A la izquierda la figura del MAESTRO sentado en una cátedra muy
rica y adornada: techo, respaldo alto, brazos. Frente así un
trabajado atril que sirve también para establecer la división con el
espacio de los estudiantes. Tiene un libro grande en el atril y con
sus manos pasa las hojas.
Los alumnos son cinco en total y parecen están sentados en un
mismo banco, pero en una posición incómoda: se dan
mutuamente la espalda y tienen que forzar el cuerpo para seguir
la lección del maestro. Por la representación de los mismos
parecen jóvenes que contrasta con la experiencia y edad del
maestro, cuyo rostro – sin embargo – se muestra también joven.
Los alumnos tienen sus libros para seguir la lección.
Curiosamente, la escena se completa con lo que podría ser el
destino de la sala: una biblioteca en la que se exponen y están a
disposición diversos libros de lectura, consulta y estudio. El
limitado número de ejemplares permite ofrecer espacios
generosos para cada uno. Los libros tienen tapas muy cuidadas y
de variados colores.

LECTIO Y BIBLIOTECA
UNIVERSIDAD MEDIEVAL

23

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

15
Es una imagen de colores muy vivos, que intenta ubicar en
perspectiva cada uno de las figuras, pero sin lograr el
necesario equilibrio y la proporción. El fondo de la sala
está pintado de azul y tiene juegos de adornos y volutas. El
piso dibuja mosaicos de un color rojizo.
A la izquierda, elevado y ocupando todo el alto de la
imagen está el MAESTRO o PROFESOR parece literalmente
encerrado en su cátedra: respaldo y laterales, frente y atril,
con un escalón soporte. El MAESTRO se encuentra parado
teniendo un libro frente a sí.
Los alumnos ocupan los tres bancos que se dibujan
atravesando la escena, banco con pupitres altos que imitan
los bancos de las iglesias. Guarda la debida distancia y
están cómodamente sentados, teniendo ante si los libros y
papeles que les permite seguir la lectio. Hay cuatro libros
similares, y el resto tienen hojas o pergaminos escritos. Se
observan siete estudiantes, pero un libro sugiere la
presencia de un octavo y es probable que la distribución
admita nueve alumnos o más filas.
La vestimenta de todos es muy cuidada, variada y de
colores diversos. Los adornos que recubren la cabeza no se
repiten.

LECTIO
UNIVERSIDAD MEDIEVAL

24

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

16
La iluminación muestra una imagen que se asemeja al formato de
una lección propia del trabajo de la Universidad. La distribución no
es la habitual, pero la imagen puede remitirse a las
representaciones que colocan la figura del MAESTRO o PROFESOR
en el centro y a su lado los dos grupos de alumnos. En este caso es
el REY y la cátedra es también su trono.
Aquí la sala o estancia parece – por las arcada góticas – propia de
una iglesia o convento. Los colores separan los ámbitos: los dos
rojos con guardas para los estudiantes y el azul (también con
guardas) para el profesor. Este está representado con mayor
altura y dimensiones, sentado sobre un sillón con un libro más
grande en su mano izquierda, para poder explicar con la derecha.
Tiene una vestimenta (mantos) muy cuidada, propia de la corte o
de una ceremonia religiosa.
Los dos grupos de acompañantes están equilibradamente
distribuidos: cuatro y cuatro, en actitud de escucha y atentos a los
comentarios del que habla. Vestimenta cuidada y colores
variados, sentados en bancos, tienen en sus manos libros,
manuscritos y hojas. Son personas cultas que pueden participar
del encuentro.
Tanto el piso como la parte superior de la imagen se completan
con adornos que le dan forma a la construcción.
8

REY ENSEÑANDO EN LA CORTE
PRESENTANDO ESCRITOS Y DISPOSICIONES8.

Puede interpretarse como una representación de CARLOMAGNO en la ESCUELA PALATINA o bien ALFONSO X EL SABIO, presentando ante la corte sus CANTIGAS,
acompañado por la escuela de traductores de Toledo.

25

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

17
También aquí el formato de la imagen nos desorienta, porque
puede asociarse a otras ceremonias, especialmente religiosas.
Pero se reproducen muchos de los formatos de las clases en la
universidad medieval. El ámbito parece más solemne y cuidado
que otras aulas, remite a una Iglesia o la sala principal de castillo o
convento.
La figura central, desproporcionadamente grande, es quien
preside la exposición o lección con su libro, sentada en la cátedra
y frente una mesa que está elevada con respecto al piso.
A los costados los que participan de la clase o reunión: sentados
frente a pupitres o respaldos que les permite disponer con
comodidad de los libros que comparten con el maestro. Se
observan diez figuras a la izquierda y nueve figuras a la derecha,
en todos los casos con vestimentas diversas.
Un poco más bajo y delante de los demás, se observan cinco
figuras más, que comparten la exposición o – en el caso de la
figura central – que acompaña o secunda a quien preside el
encuentro.
Hay un buen manejo de la perspectiva, aunque no se hayan
trabajado con tanto cuidado cada una de las figuras que están
apenas delineadas. Predominan todos rojizos y ocres. Y la imagen
se ajusta a la forma exterior que se impone.

LECTIO O EXPOSCION
UNIVERSIDAD MEDIEVAL

26

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

18
Es un grabado de fecha incierta pero próxima al cierre del período
medieval por el buen manejo de la perspectiva, la simetría y los
detalles en la presentación de las figuras humanas.
Se observa una sala (techo, paredes con cuadros o ventanas, piso
con líneas de puntos) y en ella una figura central y dos grupos que
se desprenden del centro y se apoyan contra ambas parece
laterales.
Sentado en su CATEDRA (más elevada, con escritorio y gran
respaldo) está el PROFESOR con un libro en sus manos, ataviado
con vestimenta religiosa y exponiendo la lectio (glosa o
conmentum)
En cada uno de los laterales se sientan los estudiantes que
comparten un mismo banco y un pupitre común (como los bancos
de las iglesias). Hay libros disponibles, con los que se sigue la
exposición. Casi todos tienen la misma vestimenta, con algunas
marcadas excepciones.
A la izquierda hay diez alumnos, y se completa a la derecha con
otros diez (en ambos casos, algunos están ocultos detrás de la
primera fila). Todos parecen muy atentos aunque algunos parecen
intercambiar palabras entre ellos.
Curiosamente, en el espacio vació entre las dos filas que se
enfrentan, hay dos niños con libros en la mano, algunos objetos y
un animal.
Sobre la pared del fondo se lee la palabra SILEN-TIUM, palabra
que le da nombre al grabado.

LECTIO: SILENTIUM
UNIVERSIDAD MEDIEVAL

27

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

19
La pintura lo abarca todo y no hay ningún espacio vacío o blanco
(horror vacui)9. La mirada o el enfoque superior permiten ver ya
un manejo de la perspectiva. Las figuras humanas están más
trabajadas, porque no están de perfil.
El escenario tiene muchas similitudes con el templo (tipo de
ventanas y mobiliario) que se utiliza para las clases: alguien –
como el PROFESOR en la clase, preside la reunión desde la
CATEDRA, teniendo junto a sí un atril con el libro de trabajo. Los
médicos no ocupan bancos de iglesia, sino sitiales semejantes al
lugar de los capitulares o el coro10, pero los mismos pueden verse
mutuamente porque están enfrentados y divididos por un pasillo.
Son diez médicos, bien vestido (diversos colores) y todos con sus
respectivos libros. Hay tres auxiliares de hábito talar negro que
parecen llevar velas o luces.
La AUTORIDAD que preside parece estar en plena exposición de
algún tema, pero no podemos concluir si los participantes
atienden a la exposición. Se puede tratar simplemente de un
problema técnico del artista que pretendió pintar los rostros de
todos, y no podía hacerlo desde el lugar de observación si los
estudiantes fijaban su vista en el PROFESOR.
La cátedra aparece siempre como un sitial firme, seguro y elevado
(perspectiva) que parece otorgar respaldo al saber de quien
enseña o preside, vestido ceremonialmente para su función. La
proporción general de las figuras es correcta: están bien
dispuestas en relación con el fin propuesto

9

MANUSCRITO MEDIEVAL QUE MUESTRA UNA REUNIÓN DE MÉDICOS DE LA
UNIVERSIDAD DE PARÍS. | MEDIEVAL MANUSCRIPT SHOWING A MEETING
OF DOCTORS AT THE UNIVERSITY OF PARIS

La expresión se utiliza para describir el relleno de todo espacio vacío en una obra de arte con algún tipo de diseño o imagen. Se observa en muchas de las pinturas de la
edad media, pero también en otros períodos y en otras culturas.
10
Desde el siglo XIII algunas iglesias colocaron el coro en medio de la nave central, mientras que otras conservaron su primitiva disposición detrás del altar.

28

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

20
No abundan documentos, grabados o imágenes que muestren la
presencia de la mujer ejerciendo la docencia en la Universidad, 11por lo
que es posible concluir que esta iluminación representa a CHRISTINE DE
PISAN exponiendo ante diversos eruditos algunos de sus libros o sus ideas.
Aunque no sea con propiedad una clase, una lectio o aula de la
universidad medieval, es posible observar en ella todos los componentes.
Se observa un salón particularmente cuidado y adornado: techo,
columnas, ventanas que comunican con el exterior (cielo azul y
estrellado). La perspectiva es correcta y se observan detalles en los
rostros y vestimenta. Puede ser de una época posterior.
CHRISTINE está sentada en una cátedra sólidamente construida, elevada y
con respaldo alto, techo y apoyabrazos. Un atril permite sostener el libro
que lee o expone. Está vestida según costumbre medieval (aunque pueda
asemejarse a la vestimenta de las monjas). Ocupa claramente el lugar de
quien sabe y enseña.
Frente a ella hay cinco asistentes: cuatro comparten el mismo banco y
uno, una banqueta típica del momento. Por la vestimenta son todos
distinguidos y pertenecen a distintos sectores: monje, clérigo, personajes
de la corte. Bien puede ser también una clase en la que CHRISTINE
presenta como lectio sus escritos.
11

IMAGEN CREADA POR EL MASTER OF THE BEDFORD
COLLECTED WORKS OF CHRISTINE DE PISAN,
1410-1411

Se citan algunos casos históricos al respecto. (1) TRÓTULA RUGGIERO, DE SALERNO, la primera mujer que escribió un tratado de ginecología, obstetricia y puericultura.
Entre sus obras: PASSIONIBUS MULIERUM CURANDORUM y el OENATU MULIERUM. En el siglo XI nace LA ESCUELA MÉDICA DE SALERNO y, con ella, la aparición de un
grupo de mujeres dedicadas al estudio y práctica de la medicina. TRÓTULA ocupó la cátedra de medicina en la Escuela de Medicina (¿universidad?) en la cual muchas
mujeres fueron estudiantes y profesoras de dicha ciencia. Murió en 1097. (2) HILDEGARDA DE BINGEN (1098 – 1179). Monja benedictina que se dedicó al conocimiento en
las ciencias y en la filosofía, además de ocupar cargos importantes en su monasterio y fundar otros. Más allá de su relevancia desde el punto de vista religioso, se destacó
en medicina, ciencia y música. Escribió PHYSICA, un texto sobre las ciencias naturales, así como el tratado médico CAUSAE ET CURAE. En ambos textos, describe el mundo
natural y muestra un particular interés en las propiedades curativas de las plantas, los animales y las rocas. (3) DOROTEA BUCCA (1360 – 1466), en la UNIVERSIDAD DE
BOLONIA que se había caracterizado por recibir mujeres como alumnas. Allí estudio FILOSOFIA Y MEDICINA y se graduó en 1390. Sucedió a su PADRE al frente de las
cátedras de Medicina y de Filosofía, en la universidad, entre los siglos XIV y XV. Estuvo 40 años enseñando y eran muchos (hombres y mujeres) los que concurrían a recibir
sus lecciones. En todos los casos son mujeres que provienen de ambientes cultos, cultivados intelectualmente, que hacen partícipes a las mujeres de los conocimientos.

29

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

21
En una estancia de carácter cortesano aparece Christine sentada en
una gran cátedra frente a una mesa con una serie de códices, al otro
lado de la mesa está de pie su hijo. Mientras CHRISTINE parece
exponer y hablar, Jean con los brazos cruzados escucha
atentamente y en silencio.
La sala es bastante lujosa, propia de un palacio y/o ambiente
cortesano, con mucha decoración. El suelo está formado por
baldosas de fondo amarillo decoradas con motivos geométricos. Y
en la pared, en la parte superior un tipo de mosaico que también
está decorado con elementos geométricos de diversos colores.
En cuanto a los ropajes son los propios de la época para un
ambiente cortesano. Se destaca la figura de CHRISTINE por su
erudición y por ser ella misma sea quién da una educación
intelectual a su hijo. Se muestra interesada por transmitirle la
formación recibida en el contexto en que ella misma ha crecido.
Extrañamente y como mujer asume la responsabilidad de educar a
su hijo varón.
JEAN DE CASTEL no es un niño sino un joven que recibe con interés
toda la riqueza intelectual que tiene su madre y los miembros de la
corte, además de su padre y de su abuelo.
El caso es excepcional, por la presencia de la mujer como educadora
intelectual de su hijo, adoptando los rasgos de aula y clase de los
conventos o las universidades, y transmitiendo la cultura vigente. El
registro realizado en la iluminación muestra el valor asignado por
CHRISTINE a la educación.

CHRISTINE DE PISAN ENSEÑA A SU HIJO JEAN DE CASTEL
BRITISH LIBRARY, MANUSCRITO DE LA REINA, HARLEY

30

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

22
La imagen o ilustración muestra una estancia o sala amplia en la
que se está desarrollando una exposición de una lección. Con
cierta perspectiva logra mostrar el fondo con cuatro ventanas
(estilo románico) y la pared azulada con cruces blancos muy
suaves. El piso, por su parte, tiene una zona con baldosas rojizas y
está elevado al fondo y a los costados.
A la izquierda y vestido totalmente de azul, el MAESTRO o
PROFESOR, que tiene sobre la cabeza un gorro rojo. Está parado y
compaña sus explicaciones con el movimiento de sus manos.
Parece un período pre-universidad porque no hay cátedra, ni
están los atributos del honor y el poder de la autoridad que
enseña.
Los tres estudiantes u oyentes, están sentados, compartiendo el
mismo banco, teniendo en sus manos los libros, y muy atento a las
explicaciones del maestro. La vestimenta es variada tanto en el
color como en la forma.
El artista ha destacado los detalles del rostro de cada uno de los
personajes representados. Hay un marco que encierra la escena.

LECTIO MEDIEVAL

31

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

23
Esta pequeña iluminación de una letra capital nos muestra una
escena distinta de la CLASE MEDIEVAL, aunque no debería resultar
extraño para la universidad, tratándose de la enseñanza de la
GEOMETRIA.
Sobre un fondo mayor cruzado por guardas, se recorta la imagen
central que se trabaja y se concentra sobre una mesa que sirve de
pizarra para la explicación. A la derecha, la PROFESORA, una mujer
que tienen en sus manos los instrumentos de geometría para
enseñar los principios de Euclides.
Frente a ella diez estudiantes están de pie, rodeando y
observando la mesa y atendiendo las explicaciones. Algunos están
señalando algunas de las figuras que se han trazado sobre la
mesa.
La vestimenta y los colores son propios de la época, y nada
diferencia los rostros de los estudiantes. Aunque hay cierta
perspectiva, en el detalle de la mesa se observa los caracteres de
las creaciones de la época.
Es uno de los pocos casos, se reduce la distancia entre la
PROFESORA y los ALUMNOS, y no se observa la presencia de la
CATEDRA como el lugar necesario para la lectio universitaria y
medieval. Tampoco hay libros que acompañen y sostengan las
explicaciones.
Llama la atención la autoridad de la mujer en el dominio del saber
y en la enseñanza.

UNIVERSIDAD MEDIEVAL
MUJER ENSEÑANDO LA GEOMETRIA DE EUCLIDES (1310)

32

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

24
No se trata de una escuela, ni es un aula, ni una lección, pero refleja
un momento clave de la educación medieval: ALCUINO de YORK que
le dio forma a la ESCUELA DE PALACIO (PALATINA) obedeciendo al
proyecto cultural de CARLOMAGNO (SIGLO IX).
Es probable que el formato de la escuela fuera muy limitado y no
tuviera un formato determinado. Al ser itinerante y acompañar el
desplazamiento del REY por los territorios de su reinado, debía
adaptarse a todo. La escuela y la universidad siempre se afincaron y
funcionaron en UN lugar.
En esta iluminación cuyo fondo pone el contraste de los colores azul
y rojo como marco de figuras desproporcionadas, muestra a tres
personajes: el primero a la izquierda que lleva un libro de gran
tamaño en sus manos es RABANO MAURO. Lo acompaña y pone
una mano sobre su hombro, la segunda figura de la izquierda,
ALCUINO DE YORK, con algunos caracteres de monje benedictino
(vestimenta, cabello).
ALCUINO parece estar presentando a su alumno a alguien con
autoridad que está sentado sobre un sillón elevado (CATEDRA) en
donde ejercer su autoridad: el obispo. La vestimenta y los adornos
que lleva, así como el gesto de bendición de su mano derecha y el
libro sagrado en la izquierda exhiben son sus atributos

ESCUELA PALATINA
ALCUINO DE YORK

33

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

25
Al poner en funcionamiento su ESCUELA DE PALACIO,
CARLOMAGNO emitió en 787 una carta a todos los obispos y abades
del Imperio para que imitaran el ejemplo de la CORTE y pusieran en
sus iglesias y monasterios escuelas al servicio de la población. De la
misma manera que el rey formaba los funcionarios de su imperio,
los OBIPOS formaban a sus sacerdotes y los MONASTERIOS a sus
monjes
La iluminación exhibe una de estas escuelas: el fondo de color gris,
con un cuidado juego de recuadros como si fuera mosaicos, se
recorta a la derecha la figura del MAESTRO, sentado un banco
grande y fuerte (pero no una CATEDRA), vestido con el hábito de un
monje benedictino y con un libro importante sostenido por un atril
que se apoya directamente en el suelo. Ese atril es el que lo divide y
separa de los monjes (hábitos, tonsura) que son sus alumnos. Están
sentados en el piso y por esa razón parecen estar en una posición
muy inferior al maestro. Son solamente cuatro, y cada uno de ellos
está siguiendo la lectio que puede responder a los saberes
medievales: trívium y cuatrivium, o bien las enseñanzas propias de
la vida religiosa. Todos disponen de libros o manuscritos para la
lectura y la consulta.
La imagen está enmarcada por un recuadro de color rojizo.

ESCUELAS MONACALES
SEGÚN MODELO ESCUELA PALATINA

34

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

26
Los colores vivos de la letra capital convierten a esta iluminación en
una fiel representante del período, porque asociándose al texto se
muestra como centro de referencia que le da fuerza a la página.
La imagen central está rodeada de adornos y la letra en un tono
claro contrasta armónicamente con el dorado y las volutas que la
rodean, combinando grises, azules, ocres y verdes.
La imagen central muestra al MAESTRO sentado en una CATEDRA de
grandes proporciones que ocupa la mistad de la ilustración, vestido
con una túnica blanca y un gorro rojo, sentado frente a una mesa o
escritorio y con un libro abierto (por problemas de perspectiva
parece que lo quiere exhibir a los alumnos, cuando en realidad es la
guía de la exposición). Detrás de la cátedra, un azul intenso con
adornos blancos.
Rodeando al maestro CINCO ALUMNOS: tres de ellos dando la
espalda y sentados sobre un banco común, con tres colores
diversos de sus túnicas o capas. En cada uno de los laterales, otros
dos, que muestran su rostro. Todos tienen en sus manos un libro,
con el que siguen la clase y la exposición del maestro. Los
alumnos no parecen ser la misma edad, al observar dos rostros
que aparecen y los perfiles del resto.

EDUCACION MEDIEVAL
LECTIO EN LA UNIVERSIDAD

35

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

CONCLUSIONES
01

¿Qué es lo que observamos
en el conjunto
de pinturas y grabados?

 Las escenas en su casi totalidad representan aulas y clases de la UNIVERSIDAD. Y en algunos cosas, salas o
estancias de monasterio (y en menor grado, palacios). Son lugares elegidos, seleccionados, destacados. No
son lugares abandonados, desordenados o descuidados
 La ubicación espacial del MAESTRO o PROFESOR y los ESTUDIANTES obedecen a dos modelos: (1) El
maestro se ubica a la izquierda y ocupa siempre un lugar elevado, visible, privilegiado. Los alumnos, a la
derecha y sentados en bancos o pupitres, ordenados, sin comunicarse y sin interactuar entre sí, siguiendo la
exposición del PROFESOR. Se observa siempre un espacio o una barrera que divide los dos ámbitos: el lugar
del que enseña y el sitio compartido por los que aprenden. (2) El maestro ocupa el centro y en cada uno de
los costados del sitio, se ubican las filas de los alumnos, enfrentados. Hay excepciones en la organización
del espacio, pero no en la relación entre la autoridad del saber que se impone, y la presencia de los
alumnos que escuchan y aceptan. No hay diálogo, sino escucha, y el único que muestra actividad es el
maestro.
 En general se observa la presencia de LIBROS en manos del profesor y, también, de los alumnos de la
universidad, en un período anterior a creciente de la imprenta. Los libros son manuscritos, fruto dl trabajo
de los copistas y disponibles en las bibliotecas. Mientras que los libros de los profesores son voluminosos y
de grandes dimensiones, los ejemplares que manejan los estudiantes son más pequeños o no tienen la
forma de libros.
 No se observan elementos para escribir, ni en poder del profesor, ni en manos de los alumnos. ¿Cómo se
registraba la información?
 Hay un formato pre-establecido de CATEDRA o lugar desde donde se enseña. No hay un formato estable
para la ubicación de los alumnos: bancos con pupitres, simplemente bancos y otros soportes. Algunos sigue
la clase de pie. Hay cierta similitud entre los bancos con pupitre y los banco de las iglesias para el uso de sus
feligreses.

02

¿Qué elementos del formato
de la escuela moderna se
pueden descubrir allí?

 Lugares especialmente seleccionados para la labor de enseñanza y de aprendizaje.
 Frontalidad porque el PROFESOR siempre está delante de todos o en el centro: simultaneidad,
homogeneidad, porque hay una única enseñanza para todos y al mismo tiempo.

36

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

 Ubicación de los alumnos y del maestro en el espacio del aula: del modelo medieval se mantendrá – con
marcadas adaptaciones – en la escuela moderna. El maestro y su escritorio (elevado) adelante y los alumnos
ordenados en sus bancos atrás, separados por un espacio que los divide.
 El maestro es quien desde arriba y adelante enseña a todos al mismo tiempo a grupos que tienen los
mismos caracteres y que se muestran homogéneos por su disposición y capacidad de aprender.
 Presencia y uso de libros como instrumentos o soportes del conocimiento.
 Clima de orden, silencio, atención, interés por las palabras y las lecciones del maestro.

03

¿Qué rasgos o caracteres de la
escuela aun no se han
desarrollado o no se han
instalado?

 El formato de la universidad y de los monasterios es muy elemental: trabaja con otros tiempos, otra
distribución del espacio, otro manejo del cursado de las cátedra o materias, otra forma de promoción, y
otro manejo del saber.
 Los usuarios o estudiantes responden a otros intereses: no se trata de los alumnos de las escuelas
modernas, sino de la universidad. La relación con el conocimiento y con los profesores era diversa. Aunque
existe asimetría, la universidad medieval tenía instalado el debate en torno a los saberes, algo que nunca se
incorpora a la escuela moderna: los conocimientos se reciben, no se discuten.
 Aunque hay rasgos de las clases de la universidad que aparecen en las aulas de la escuela moderna, no
comparten su estructura y organización. Muchos de los que armaron la estructura de la escuela moderna
habían pasado por la universidad y conocían su funcionamiento.
 Las escuelas monacales se asocian más a las tareas catequísticas y pastorales propias de las iglesias, por lo
que no se asimilan al formato de la escuela.
 El formato alternativo que ubica al PROFESOR y su CATEDRA en el centro y a los costados a los alumnos, no
fue incorporado en la escuela moderna.
 No hay elementos de trabajo de los estudiantes en el aula: sólo los libros y la escucha atenta de la lección.
 Las imágenes no nos permiten hablar de metodología, sistemas de promoción, organización curricular de la
universidad.

04

¿Qué elementos se han
conservado sin cambios
sustanciales hasta el presente?





Presencia, autoridad y función del maestro.
Separación y asimetría maestro –alumnos, en dos espacios claramente separados.
Hileras y filas para ordenar la presencia de los alumnos, sentados solos o acompañados en sus pupitres.
Clima de disciplina y silencio, de orden y respeto (cosmos) para asegurar el trabajo escolar.
Presencia de libros como soporte de la enseñanza y del aprendizaje.

37

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

05

¿Qué es lo que ya NO
conservamos o ha
desaparecido?

06

Otros aspectos y
observaciones, propias del
conjunto de creaciones





Tipo de bancos.
La cátedra como lugar del maestro y su rigidez: sentado y dogmático.
Actitud pasiva frente a las enseñanzas.
Vestimenta y presentación de los actores.
Variedad de lugares elegidos para las lecciones (no sabemos si reunidas constituían algo similar a una
escuela). No hay representaciones de conjunto de aulas con sus maestros y sus lecciones

 Cada detalles de las imágenes tienen un significado o una referencia: vestimenta, colores, cabellos,
sombreros o la forma con que los personajes cubren o adornan su cabeza, porque en algunos casos la
pintura tiene también un sentido alegórico, además de representativo.
 Casi no se observa la presencia de la MUJER en las representaciones, exceptuando los casos presentados.
En el resto la representación de la mujer como PROFESORA o como ESTUDIANTE es mínima.
 No se presentan grandes grupos que participen de clases o lecciones numerosas. No sabemos si es un
problema técnico (propia de la pintura y del creador) o refleja prácticas de la universidad.
 Técnicamente hay muchas variaciones porque son muchos los creadores de miniaturas, iluminaciones o
ilustraciones: mucho color y mucha luz, oscuros y apagados, dominio de la distribución y la proporción,
problemas de perspectivas, detalles en rostros, adornos y vestimenta, trazos gruesos y generales.

38

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

MODERNIDAD
SIGLO XV – SIGLO XVI
 El número de producciones es aún limitado y no se conservan muchos testimonios de la presencia institucional y social de la escuela. Se trata de
prácticas limitadas y privadas que no permiten volver visible a la escuela, ya que no se la considera un sitio de la sociedad digno de observación y
cuidado.
 Si bien hay algunos casos en el que ocupan un generoso espacio en los FRESCOS renacentistas, y existen algunas producciones sobre madera, la
mayoría son GRABADOS de ilustración, con un tamaño reducido y escasa difusión. Los frescos reproducen el ambiente renacentista pero no
presentan las escuelas del período, sino de una etapa anterior (antigüedad). El resto de las creaciones reflejan las prácticas vigentes, en un período
que aun no había consolidado el formato o la matriz de la escuela moderna.
 Marcada diferencia con el pasado medieval: en algunos casos, FRESCOS, PINTURAS y GRABADOS están firmados por creadores prestigiosos y
registrables.
 Entre las imágenes aparecen también referencias a las prácticas educativas en la UNIVERSIDAD, como prolongación del período medieval, aunque con
mayores recursos para su representación. Los modelos de práctica y distribución de las clases y del saber no sufren transformaciones y parecen
encontrar el formato definitivo.

39

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

 Sólo se representan DOS aulas cuyos maestros exponen sus lecciones ante un grupo de alumnos y el proceso de enseñar y de aprender es una
práctica social y compartida (una lección para todos), aunque no se pueden extraer conclusiones porque se trata de ejemplos limitados y en sí mismas
las imágenes sólo muestran la distribución de los actores, pero no su funcionamiento efectivo. De todos modos se pueden considerar como algunos
indicios de la escuela que está por construirse. El OMNES de la lección se complemente con el SINGULATIM de la evaluación o el examen.
 La mayoría de las imágenes exhiben un espacio desordenado y libre, en el que los alumnos no tienen un lugar pre-determinado y reglamentado y
todo gira en torno a la figura del maestro que atiende individualmente a cada uno de los estudiantes, mientras el resto aguarda o cumple con sus
obligaciones. Es el modelo que critican quienes postulan en el siglo XVI y en pleno proceso de reforma los que postulan la puesta en marcha de
verdaderas escuelas.
 La figura del maestro está asociada a una presencia rígida y formal (vestimenta) y al rigor porque siempre dispone de instrumentos de castigos para
mantener orden y disciplina y sancionar incumplimientos. Ocupa un lugar y desde allí parece controlar las acciones, aunque en algunos casos el
desorden se producen más allá de sus ojos y de su control. No es extraña la presencia de dos o más maestros en la misma clase.
 No se han producido los caracteres claves de la escuela moderna: FRONTALIDAD, SIMULTANEIDAD, HOMOGENEIDAD. Los lugares son aleatorios, las
asociaciones arbitrarias y los maestros y alumnos comparten algunos saberes específicos (gramática, cálculo, escritura, lectura). Aunque delimitados
y cerrados, los espacios no logran la definición propia de las aulas y las clases, y no se ha incorporado el mobiliario que haga posible el trabajo
(pupitres, escritorio) entre el maestro y la totalidad de los alumnos.
 Hay una variedad absoluta en el NÚMERO de los alumnos que asisten a la escuela: presencias únicas, grupos limitados y una multitud que no logra ser
atendida por los maestros que comparten la tarea.
 En la mayoría de las representaciones hay LIBROS en poder de los maestros y en manos de los alumnos: no se observan tantos instrumentos para
escribir y registrar (tablas o cuadernos). En algunos casos, los libros suelen estar disponibles para el uso en las estanterías de la misma clase. Pareciera
que los libros se han constituido en el instrumento esencial de la escuela moderna, y se ha establecido en ella.
 Tal como lo certifican las producciones de los HOLBEIN (Alemania, Inglaterra), es un período en el que los maestros - como en otros oficios y gremios publicitan sus servicios y compiten entre ellos para lograr las elecciones de las familias y la preferencia de los usuarios. La escuela moderna les
quitará esa posibilidad a los maestros, porque son las ESCUELAS las elegidas y los maestros los contratados por las instituciones: ganan en seguridad
laboral, pero pierden en ganancia (en el caso de ser muy demandados por la población) y en el valor de la fama. Los maestros pueden ser muy buenos
o no serlo tanto, pero las familias confían en el buen criterio de las escuelas y sus directivos. La escuela replica – aunque no por motivos similares - lo
que en su momento había hecho la universidad: la asociación de maestros y profesores para atender al conjunto de los alumnos o estudiantes.

40

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

BENOZZO GOZZOLI

ALBERTO DURERO

PIETER BRUEGHEL, EL VIEJO

HOLBEIN HANS, EL VIEJO

HOLBEIN HANS, EL JOVEN

 Tres tipos de técnicas son las que se utilizan: el FRESCO, el OLEO sobre TABLA y sobre TELA o LIENZO y el GRABADO. Los artistas dominan la técnica
compositiva y se interesan por el dibujo (especialmente en el grabado), la figura humana, la proporción, la luz y la profundidad espacial mediante la
perspectiva lineal, aunque no lo consiguen del todo. El desarrollo de los principios de la perspectiva lineal, llevado a cabo por varios arquitectos y
escultores a principios del siglo XV, permitió a los pintores conseguir, por medio de la representación bidimensional, la ilusión del espacio
tridimensional. La pintura exige la adecuación entre la visión de la imagen pintada y la de los objetos en el espacio. Este principio se traduce en la
representación de los objetos más distantes de menor tamaño que los que están más cercanos. Saben utilizar también, los efectos de luces y sombras
como el claroscuro o la grisalla y algunas técnicas nuevas como el esfumado o efecto brumoso.
 LAS ESTAMPAS DE GRABADO en relieve más perfectas corresponden a libros del siglo XV y XVI, cuando las producciones artísticas se incorporaron al
libro y los impresores se esforzaron por presentarlos con adornos e imágenes. Las primeras impresiones europeas en talla dulce datan de hacia la
segunda mitad del siglo XV, caracterizándose en un principio por los trazados de líneas intensas y paralelas que se aproximan cuando se buscan los
efectos de sombra. Aunque se los toma como unidad que distinguir entre: (1) ESTAMPA: reproducción de un dibujo, trasladada al papel o a otra
materia, por medio de una prensa, desde la lámina de metal o madera en que está grabada, en que está dibujada; (2) GRABADO: método de
multiplicación de la imagen mediante una matriz, que es una plancha de madera, metal; (3) XILOGRAFIA: la estampa xilográfica recoge la

41

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

composición grabada o cortada en una matriz de madera (normalmente, de manzano o peral). Es un grabado en relieve, en el que se rebajan, con
unas gubias, las partes que se quieren dejar en blanco y se conservan en la superficie las líneas en negro. (4) El AGUAFUERTE sustituye la talla en la
madera o el metal por un producto químico (acido) que permite darle forma a la figura facilitando la imagen que se quiere estampar. La técnica
consiste en aplicar barniz o cera, sobre una plancha de metal (zinc, hierro, acero, latón, cobre…) y dibujar sobre ella. Hecho esto, se introduce en un
baño ácido que corroerá el metal por aquellas zonas que hemos dibujado. A mayor tiempo de inmersión, o concentración, los surcos serán más
profundos, por lo que al entintar se depositará más tinta dando lugar a líneas más oscuras.
 TOMASSO FINIGUERRA, quien trabajaba el huecograbado en metal, florentino nacido en 1426 y rellenó los surcos con tinta negra muy espesa y
después sobre ella puso un papel y ejerció una fuerte presión quedando estampado el diseño del anillo, en consecuencia ésta fue la primera prueba
de grabado en hueco. Este grabado con y sobre el metal es denominado de “talla dulce”.
 ALBERTO DURERO tuvo como padrino a ANTÓN KOBERGER, que era el impresor más importante de Nüremberg, mientras su padre era orfebre.
DURERO pudo aprender la técnica de la imprenta y el grabado desde su más tierna infancia, puesto que a los doce años entró en el taller de orfebrería
de su padre. Allí pudo aprender el método para grabar metales, que dio lugar a la calcografía, arte en el que destacó rápidamente. Cuando su padre
accedió, en 1486 ingresó en el taller de MICHAEL WOLGEMUT, el principal productor de retablos, como aprendiz de pintor y diseñador de grabados.

01

42

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

La pintura es un FRESCO (de 2,20 x 2,30 m) que se encuentra ubicado
en la Capilla Absidal de la Iglesia de SAN AGUSTÍN, en el pequeño
pueblo de SAN GIMIGNANO, en la zona de la Toscana (Italia) y forma
parte de una serie de frescos relacionados con la vida del santo. Hay
un friso superior e inferior que sirve de marco a la representación.
Es una creación típica del RENACIMIENTO, ya que GOZZOLI
perteneció a la ESCUELA DE FLORENCIA y habría sido discípulo de FRA
ANGELICO con el que habría colaborado en la decoración de alguna
de las celdas del Convento de San Marcos de Florencia. La clara
perspectiva que se observa en la representación, con diversos y
sucesivos planos, desde la escena central hasta el fondo del burgo
renacentista, la combinación de los colores y la precisión en los
detalles de la arquitectura y de los personajes, junto con el juego de
las simetrías muestra los caracteres del período. Son frescos
luminosos, abiertos, armónicamente distribuidos y equilibrados.
Fue contratado en 1465-1467 para pintar una serie de FRESCOS sobre
la vida de SAN AGUSTIN. No recrea el mundo antiguo de la escuela de
TAGASTE en África, sino que recrear con términos del siglo XV el
formato de la escuela, los discípulos y los educadores. No tenía
información, ni recursos para representar el pasado y solamente
traduce con su propia experiencia y contexto, la educación escolar de
SAN AGUSTIN.
La pintura tiene diversos motivos: arriba y en segundo plano se
observan una serie de construcciones, con el típico arco romano y
doble plata: pórticos y galerías y habitaciones en la parte superior.
Una calle conduce a una Iglesia que se observa en el fondo. En el
cielo azul, algunas nubes.

BENOZZO GOZZOLI (1421 – 1497)
LA ESCUELA DE TAGASTE.(1464 – 1465)

43

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

En la explanada o plaza hay varios grupos que se distribuyen desde el
primer plano hasta la galería mas retirada y alguna figura que camina
a lo lejos.
A la izquierda está el grupo de educadores o responsables de la
Escuela (alrededor de 6 ó 7 figuras) que están en actitud de recibir a
los educandos que son entregados por sus padres.
En el medio aparece la figura de AGUSTIN acompañado por su joven
tutor o preceptor y portando un libro en su mano, y le siguen otros
padres con sus respectivos hijos, esperando su turno. Y en el fondo
un número importante de estudiantes que aguardan el momento.
Todos están vestidos según la costumbre del RENACIMIENTO, con
generosa variedad de colores. Se distinguen claramente el dibujo y la
actitud de sus rostros, con marcado recogimiento y concentración.
La escena parece representar el inicio de las actividades académicas
en la ESCUELA DE TAGASTE, el primer día de clases de AGUSTIN y sus
compañeros. Son de edades diversas y cada uno porta algún
elemento propio de la cultura escolar de ese momento: materiales
para escribir, libros o tablas. No parece que existan diversidad de
aulas o clases, sino maestros que se ocupan de unos o de otros. No
se trata del interior de la ESCUELA como construcción o edificio, sino
de una práctica que GOZZOLI conocía y cuyo formato atribuye a la
niñez o juventud de SAN AGUSTIN en su ciudad de origen.
Cierra la escena los mosaicos del piso armando un juego de simetría y
dividiendo los espacios.

BENOZZO GOZZOLI (1421 – 1497)
LA ESCUELA DE TAGASTE. (1464 – 1565) DETALLE

44

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

02
GOZZOLI se distingue porque quien decora la CAPILLA DE LOS MAGOS, en
el Palacio de los MÉDICI, y allí se encuentra su obra más lograda: EL VIAJE
DE LOS REYES MAGOS. Todos los años se celebraba en la ciudad-estado de
Florencia el cortejo de los Reyes Magos, un desfile festivo en el que
participaba todo el pueblo. Servía para distraer a los ciudadanos de sus
problemas, pues en su preparación invertían varias semanas, incluso
meses. En su obra se aprecia el interés por el detalle (había empezado
siendo orfebre, como Botticelli), el colorido brillante y los paisajes en sus
fondos, que a veces sustituye por escenas arquitectónicas (espacio
tridimensional)
Las pinturas resultan espectaculares por sus dimensiones, la precisión de
la línea y la nitidez de las escenas, la luminosidad de todo el conjunto, con
la proyección de diversas luces. La maestría de sus representaciones
permitió que se convirtiera en uno de los artistas más admirados.
En este FRESCO de la misma IGLESIA, SAN AGUSTIN está ejerciendo como
maestro de retórica en ROMA. No se trata de universidad, ni escuela, pero
GOZZOLI toma el modelo de la CATEDRA UNIVERSITARIA y ubica allí a
AGUSTIN, en el centro y en la cátedra elevada, protegida y recubierta.
Tiene ante sí un libro y los rodean sus alumnos: algunos sentados en
ángulo y enfrentados y otros de pie. Son dieciséis los discípulos que
siguen la lección, todos vestidos a la usanza medieval, incluido SAN
AGUSTIN. No todos miran al maestro sino que algunos parecen compartir
conversaciones con compañeros. Algunos tienen sus libros, y otros, no.
Arriba la construcción ornada con columnas y diversos capiteles y en el
medio el piso con mosaicos con dibujos y un perro en el medio. La escena
parece recrear las representaciones medievales de la universidad.

BENOZZO GOZZOLI (1421 – 1497)
MAESTRO DE RETÓRICA EN ROMA (1467)

45

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

IGLESIA DE SAN AGUSTIN EN SAN GIMIGNANO (NOROESTE DE ITALIA)

LOS FRESCOS: técnica mural por excelencia durante el siglo XIV al XVI en Europa, especialmente en Italia. Técnica puesta a punto por los artistas italianos
heredera de pinturas al estuco practicadas desde la antigüedad. Es una Técnica compleja en su realización exigiendo rapidez de ejecución, control absoluto
de los diferentes pasos de realización (preparación del muro, realización del motivo “a pintar” en atelier por medio de bosquejos y cartones para
transferencia del motivo) Preparación y uso de Los pigmentos diluidos en agua o agua de cal se aplican sobre el muro húmedo para un secado homogéneo
posterior de toda la superficie. (1) TRULISATIO (1er. enduido). (2) ARICCIO (2da capa de enduido) sobre el ARICCIO se transfiere el motivo final por método
de cartón a escala real o bien por cuadricula proporcionada (3) INTONACCO (3ra y ultima capa – 1 parte de arena/2 partes de cal) – esta última capa muy
fina es la que recibirá, aun húmeda, los colores (pigmentos) diluidos en agua . LOS ANDAMIOS instalados para el trabajo (puentes) crearon por razones de
fuerza mayor la distribución tradicional (por niveles en altura de “franjas” compositivas): los PONTANTES.

46

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

03
La clase en la UNIVERSIDAD – ya moderna, pero con la estructura
y la mirada medieval – replica las escenas que hemos trabajado,
pero con mayor precisión en el trabajo de representación:
perspectiva, distribución y precisión en los trazos de la pintura. La
obra se encuentra en la puerta de un armario barroco, en
Salamanca. Tiene formato ovalado y el borde y los extremos
muestran los adornos propios del período.
La escena muestra al PROFESOR en su CATEDRA con una tonsura
propia de una orden religiosa, ocupando un sitio elevado que se
asemeja más a un púlpito.
Su exposición se dirige a una clase con muchos alumnos y la
escena permite ver la totalidad de los presentes. La mayoría (30)
ocupan los bancos del centro, cuyo diseño recuerda el formato de
los bancos de las iglesias. Otros ocupan sitiales escalonados en el
fondo (10) y el resto (5) se ubican en el costado derecho de la
clase, también ubicados en sitiales en escalones como era de
prácticas en aulas de la Universidad.
Los 45 alumnos están vestidos con hábitos negros, aunque hay
siete con hábitos blancos.
El aula es un sitio rectangular, oscuro y cerrado, con algunas
pequeñas ventanas ubicadas en la parte superior de la pared,
muro que muestra detalles de su construcción.

UNIVERSIDAD DE SALAMANCA (SIGLO XVI)
MARTÍN DE CERVERA (1580 - 1621)
LECCION DE TEOLOGIA

47

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

03
Según prácticas vigente, es una clase y lección de TEOLOGIA
dictada para representantes y alumnos de diversas órdenes
religiosas, que eran los únicos – en los siglo XVI – XVII – que
accedían a ese tipo de cátedras para la su formación. Es probable
que la universidad oficiara de seminario mayor para la preparación
académica final de sacerdotes y religiosos.
Los estudiantes tienen en sus manos o en sus reducidos pupitres
papeles o libretas en donde anotan detalles de la lección, y siguen
la exposición y la clase. Algunos parecen distraídos en
conversaciones con sus condiscípulos o – en varios casos –
recostados y durmiendo. No todos están mirando al maestro que
habla y acompaña con sus ademanes la exposición.
MARTÍN DE CERVERA pintó numerosos retablos sobre madera y su
pintura es más dura y sombría, con alguna influencia flamenca. Se
lo recuerda porque pintó las puertas del depósito de manuscritos
de la Biblioteca Universitaria de Salamanca con diversas labores
decorativas y dos óvalos en los que representó sendas lecciones de
TEOLOGÍA Y LEYES en las aulas universitarias, de alto valor
testimonial y pero con algunas dificultades en los recursos técnicos
de su pintura.

48

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

04
Curiosamente es una producción menos divulgada y conocida de
MARTIN CERVERA, aunque ocupa un lugar similar a la LECCION DE
TEOLOGIA ya trabajada: muros y distribución. En este caso, hay
dos ventanales detrás del sitio que ocupa el profesor.
Se trata de una pintura en la que se aplica una técnica similar,
aunque se observa el aula de la UNIVERSIDAD desde otra
perspectiva: desde la parte posterior de la misma.
El profesor ocupa su lugar al frente una CATEDRA mucho más
modesta. Está pie antes los numerosos alumnos, impartiendo su
lección.
Los estudiantes ocupan en gran número un lugar central y se
extiende hacia los costados acercándose al sitio del maestro.
Están sentados en largos bancos sin pupitres y tienen también
aquí algunos elementos para escribir. Todos están vestidos de
negro, con hábito talar (toga) y birrete (gorra hexagonal), la
vestimenta propia de los abogados y hombres de leyes de aquel
momento.
Son 28 los estudiantes que ocupan el lugar central y otros 10
están sentados en los laterales completando la escena. La escena
los muestra siguiendo la clase y en – algunos casos – vueltos hacia
algún compañero. Es un grupo abundante que refleja la asistencia
a la Universidad y sus prácticas tradicionales.
El piso del aula parece de madera, ya que no se ofrece ningún
color en el mismo. El ámbito es austero y de colores apagados,
sólo roto por el paño rojo que pende detrás del profesor entre las
ventanas.

UNIVERSIDAD DE SALAMANCA (SIGLO XVI)
MARTÍN DE CERVERA (1580 - 1621)
LECCION DE LEYES

49

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

05
ALBERTO DURERO es un creador exquisito. En el año 1500 con el
se encuentra con el grabador JACOPO DE BARBARI, autor de un
método de medida de la figura humana, que anima a DURERO a
profundizar en sus investigaciones sobre la proporción. El dominio
de la perspectiva es absoluto y la autoridad con que maneja las
diferentes técnicas de grabado parece insuperable.
Este grabado de 1510 no tiene el nivel de detalles y perfección
que se observan el otros, posteriores, pero la escena muestra la
calidad del artista.
La escena NO muestra el interior de una escuela, sino una lección
al aire libre: un vallado o una cerca que divide el espacio
destinado a la educación del resto del paisaje de fondo: arboles,
montanas, caminos. No podemos afirmar si la práctica en el
exterior refleja simplemente la ausencia de escuelas y la presencia
de un maestro que reunía a sus alumnos para algunas lecciones.
El maestro (de perfil) tiene la vestimenta de la época pero
también parece asociado al formato religioso (hábito, birrete):
está sentado sobre un almohadón y tiene en su mano izquierda un
libro, y en su mano derecha una vara para imponer y mantener la
disciplina. Frente a él y sentados en bancos de escasa altura hay
cinco estudiantes, con sus libros, que siguen la explicación del
maestro, concentrados en sus obligaciones y ordenados.
DURERO parece reflejar el tipo de educación y escuela que él
mismo pudo recibir en el pasado y no necesariamente lo que
observaba en su tiempo de artista y en el siglo XVI. No tiene otras
producciones sobre el tema.

ALBRECHT DURERO (1471 – 1528)
MAESTRO DE ESCUELA (1510)
BRITISH MUSEUM. LONDON.

50

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

51

06
POLIDORO CALDARA,
DE CARAVAGGIO fue uno de los
colaboradores y discípulos más conocidos de RAFAEL. POLIDORO
fue un dibujante compulsivo, y en su etapa final, dejó una serie de
pinturas bocetadas de la que puede formar parte esta
representación. La escena ha sido cread, utilizando tiza roja, y
tiene una dimensión de 173 x 277 mm. Guarda una directa
relación con la representación siguiente, ya que ambas son del
mismo año y tienen las mismas dimensiones, y hay similitudes en
las figuras.
Aquí se observa a una MAESTRA, sentada junto a un escritorio o
cátedra (por la altura de la misma), escuchando la lección que está
leyendo y explicando uno de sus discípulos. No está aun en
funcionamiento la escuela moderna, ya que los maestros van
explicando las lecciones y examinando de manera individual
(singulatim) a los alumnos, mientras el resto espera su turno sin
intervenir, ni molestar.
Aguardan tu turno 4 ó 5 alumnos: están bien definidos los que
aparecen en primer plano y hay un mero esbozo para presentar el
resto. Los que aguardan repasan la lección, utilizando un libro, y
sentados en bancos comunes.
Mientras los alumnos se muestran concentrados y atentos, la
maestra parece estirarse o abandonarse en su banco, en una
posición relajada.
Como se trata de un esbozo sin detalles, no hay ningún marco que
encierre las figuras, ni podemos identificar el entorno en el que se
desarrolla la clase o el encuentro con el maestro.

POLIDORO DA CARAVAGGIO (1492 – 1543)
"SCHOOLMISTRESS WITH HER PUPILS", 1525
BRITISH MUSEUM, LONDON

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

52

06
En esta imagen, POLIDORO DE CARAVAGGIO también juega con
las figuras que construyen una curiosa escena: 5 ó 6 mujeres leen
libros y los llevan de un lugar a otro: alguien en el frente está
leyendo, pero frente a sí, hay otra mujer con una colección de
libros en sus brazos, dispuesta para llevarlos al lugar indicado.
El libro es representación de la cultura y directamente relacionado
con los ámbitos cultos y las escuelas, pero aquí no parecen estar
en una estructura escolar.
Como en el caso anterior, la técnica y los recursos muestran trazos
de tiza roja que permite definir en grandes rasgos y movimiento
las figuras. Las mujeres tienen vestidos amplios que caen sobre el
piso y se mezclan entre sí.
El boceto parece dejar que el trazo se prolongue de una figura a la
otra sin detenerse en límites claros y definidos, como se observan
en otras creaciones.

POLIDORO DA CARAVAGGIO (1492 – 1543)
GRUPO DE FIGURAS LLEVANDO LIBROS (1525)
BRITISH MUSEUM, LONDON

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

07
La obra EL ASNO EN LA ESCUELA es una producción del BRUEGHEL,
quien ejecutó este dibujo en el año 1556, pero cuyo trabajo al buril se
atribuye a un grabador del círculo de COCK, posiblemente PIETER VAN
DER HEYDEN en el año 1557. Su dimensión: 23,2 x 30,2 cm.
Es una obra que da cuenta del estado de las escuelas, porque en sus
trazos satíricos, exagera y refleja las prácticas educativas de los
comienzos de la modernidad. El espacio de la clase - así como la
ubicación del maestro en ella – refleja sus limitaciones: una amplia sala,
con paredes deterioradas de la que cuelgan una serie de extraños
objetos que no tienen relación con el oficio del maestro. Tiene una forma
irregular, ya que parece tener mayor amplitud en torno a la puerta de
ingreso (mirada del artista) y termina en un pequeño reducto al final.
Esta variedad de rincones – algunos de los cuales escapan al control del
maestro y con peligrosos refugios para los escolares – representa la
contra-cara de la escuela moderna en la que el rectángulo ofrecía una
mirada universal sobre el espacio y sus ocupantes.
El grabado refuerza la idea de un espacio cerrado. No hay pupitres ni
escritorios, sino algunos bancos para ser ocupados por los alumnos,
aunque todos ellos están sentados en el suelo. Solamente la paradojal
figura del ASNO12 asoma por una ventana interior apoyando su patas
delanteras sobre un pequeño pupitre en el que se descubren
instrumentos más de enseñanza que de aprendizaje: papeles, tintero, un
par anteojos (lo que llevó a interpretar que el BRUEGHEL pretendió
representar en él, al maestro más que a los alumnos con dificultades de
aprendizaje).
12

PIETER THE ELDER BRUEGEL,
"THE ASS IN THE SCHOOL", 1556
STAATLICHE MUSEEN ZU BERLIN, GEMÄLDEGALERIE, BERLIN,
GERMANY

LORITE CRUZ, Pablo J. (2013) ANOTACIONES SOBRE EL SIGNIFICADO DEL ASNO EN LA ICONOGRAFÍA. IBERIAN. REVISTA DIGITAL DE HISTORIA. Nº 7 MAYO/AGOSTO

53

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

La escena general divide a los más de CUARENTA niños que han
concurrido a la escuela del maestro en varios sectores: en el fondo
de clase, casi aislados del resto, en un sector ajeno al control, se
observan siete alumnos, sentados en el suelo con papeles en la
mano, constituyendo un grupo de repaso y estudio que parecen
concentrados en una tarea; próximo a ellos un alumno está parado,
asomándose hacia el resto de la habitación y molestando a los
compañeros cercanos.
Detrás de una ventana con barrotes (¿encierro?) aparece un
personaje extraño que desde allí observa con curiosidad la escena.
Otros siete alumnos están diseminados - formando un semicírculo
imaginario - por el aula, sentados en el piso, dedicados a sus
cuestiones: seis de ellos se dedican a leer libros o cartillas. La
posición que tienen es incómoda: uno de ellos está en el interior de
un canasto y asomado desde allí lee el texto. En el piso se observan
libros y otros objetos dispersos (dos bancos desocupados, jarros y
un curioso banquillo con un cartel identificatorio); un octavo niño
introduce la cabeza y el cuerpo en el interior de otro canasto y
parece jugar en su interior. Finalmente, se observa la escena
central, recostada contra una de las paredes laterales.
El maestro no ocupa un lugar destacado o de privilegio (tarima) ni
está contra la pared para poder observar y dirigir a los numerosos
alumnos. Su figura se destaca porque físicamente es más grande
que el resto y tiene una vestimenta talar que recuerda los hábitos
religiosos. En torno al maestro hay veintinueve alumnos
amontonados en un limitado espacio y superpuestos unos contra
los otros. El maestro está concentrado en UN ÚNICO ALUMNO
sobre los cuarenta y seis: le ha levantado el vestido al niño (que se
ha inquinado hacia delante) y se dispone a aplicar un castigo con la
vara.

IMAGEN INVERTIDA

PIETER THE ELDER BRUEGEL,
"THE ASS IN THE SCHOOL", 1556
STAATLICHE MUSEEN ZU BERLIN, GEMÄLDEGALERIE, BERLIN, GERMANY

54

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

Los demás estudiantes permanecen ajenos, la mayoría de ellos - a
pesar de la incomodidad de las posiciones y la cercanía molesta de
los compañeros - está leyendo o repasando la lección. Algunos
comparten el mismo texto y otros parecen jugar con el vecino o
fastidiarlo. La clara separación de los alumnos, ordenados en un
espacio reticulado, ocupando el único lugar que cada uno debe
ocupar no ha llegado aún, y el conjunto de alumnos es una multitud
sin gobierno a quien el maestro señala una lección y atiende de
manera consecutiva, para exigir el cumplimiento o castigar,
desentendiéndose de su presencia y del uso de su tiempo. El mismo
desorden que se observaba en JUEGOS DE NIÑOS (1560) en las
calles del burgo renacentista, se instala en el interior de la clase,
donde cada cual atiende a su juego.
Ese natural descontrol de los alumnos, del tiempo y de las
actividades se convertía en un argumento en contra de los
verdaderos aprendizajes, y justificaba la presencia del asno,
asociado a la tarea en el aula. Los rostros de los estudiantes – como
en los restantes cuadros del Brueghel – exhiben RASGOS ADULTOS
en cuerpos de niños, ya que no se han constituido socialmente, La
forma de vestir es variada, casi reproducción de las costumbres de
las diversas clases sociales y estados de la época. Y llama la atención
que frente a los cuerpos totalmente cubiertos (casi todos los
alumnos y el maestro se cubren hasta la cabeza), hayan algunos
alumnos que exhiben sus genitales.
De Brueghel es bien conocido el contenido moralizante de sus
obras: o desconfía del valor de la educación en esas escuelas o la
imposibilidad de producir cambios en ella (la figura del asno).
“Aunque el asno vaya a la escuela con la intención de aprender,
continuará siendo un asno, no un caballo, cuando retorne”

PIETER THE ELDER BRUEGEL,
"THE ASS IN THE SCHOOL", 1556
STAATLICHE MUSEEN ZU BERLIN, GEMÄLDEGALERIE, BERLIN, GERMANY

55

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

56

08
Es una pintura de 55 x 65 cm sobre madera, junto con un texto que
la imagen ilustra y acompaña. AMBROSIUS es hijo de HANS HOLBEIN
el viejo y del HANS HOLBEIN el joven. El título mismo de la pintura lo
revela: CARTEL DEL MAESTRO DE ESCUELA. El artista tenía 21 años
cuando lo pintó y es probable que reflejara los recuerdos de su
propia experiencia educativa.
Se trata de un aviso o anuncio público de un maestro que ofrece sus
servicios a quienes puedan requerirlo o contratarlo. No son escuelas
aun, sino educadores que viven de su trabajo. El artista suma a las
palabras de la publicidad la ilustración de su trabajo en el aula, para
reforzar el mensaje.
Mientras el texto presenta las condiciones del maestro y las
propuestas y los beneficios del servicio educativo, la imagen exhibe
la actividad en el aula. La enseñanza es individualizada (singulatim) y
en la sala hay solamente cuatro alumnos: dos de ellos están
preparando sus tareas y repasando sus lecciones, en un banco que
ocupa el centro de la escena: uno con vestimenta oscura está
sentado sobre el banco y el otro, con vestido claro, usa el banco
como pupitre, Ambos manejan libros o papeles.
A la izquierda está el maestro sentado frente a un atril y escritorio
con estantes, y tiene ante sí los papeles para la enseñanza, y a su
costado, un alumno que está de pie y que tiene en sus manos
papeles o cuaderno apoyado en el atril y leyendo. El maestro lo
observa, mientras sostiene en su mano derecha una palma, vara o
palmeta con la que corrige y castiga al alumno.

AMBROSIUS HOLBEIN (1494 – 1519)
“SIGNBOARD FOR A SCHOOLMASTER”, 1516
ÖFFENTLICHE KUNSTSAMMLUNG (BASEL, SWITZERLAND)

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

57

A la derecha y en el otro extremo hay una MAESTRA – quien
comparte responsabilidad y tareas - sentada frente a un atril y
escritorio similar al del MAESTRO, que no muestra lo que tiene
frente a sí. Comparte el sitio, aunque no el banco, con una alumna:
está en actitud de enseñar (señala con su dedo algún detalle)
mientras la niña sigue atentamente la indicación.
La escena respira un clima de orden, serenidad, exigencia y trabajo.
No es el aula de una escuela, pero es una sala de trabajo de maestros
organizados: hay espacio, limpieza, cada uno ocupa su lugar. La
ingresa por los dos ventanales, las paredes están vacías y el piso de
madera, limpio. Hay un largo banco contra la pared, destinado a
recibir a otros alumnos.
HOLBEIN trabaja muy bien la perspectiva, la proporción de los figuras
y juega con los colores para acompañar el mensaje que el cartel debe
transmitir: es un maestro en quien se puede confiar, en una escuela
o aula en la que se puede trabajar. La imagen y las palabras pueden
convencer a los interesados.
¿Eran así las escuelas en los albores del siglo XVI y en Alemania? Los
autores de esa época se quejan del estado de las escuelas. Es posible
que no refleje totalmente la realidad que se veía y se vivía, sino que
el artista haya idealizado – respondiendo a la solicitud del maestro –
las prácticas reales para poder atraer a los eventuales clientes.
Está claro que no hay simultaneidad, frontalidad, ni enseñanza
común: no hay un grupo común que comparta tiempo y espacio para
aprender. La escuela moderna aún no ha adquirido el formato que le
conocemos.

HANS AMBROSIUS HOLBEIN (1494 – 1519)
“SIGNBOARD FOR A SCHOOLMASTER”, 1516
ÖFFENTLICHE KUNSTSAMMLUNG (BASEL, SWITZERLAND)

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

09
Esta creación – también de 1516 – está trabajada sobre madera y
sus dimensiones son 25,69 x 21, 65. También este es un AVISO o
PROPAGANDA muy similar al anterior y aunque se le atribuye a
otro de los HOLBEIN, bien puede haber sido realizado – por la
fecha y el estilo – por el mismo creador, o por algún hermano que
haya colaborado en su tarea. Se muestra de ambos lados, la
escritura y la pintura que anuncian los servicios del maestro
MYCONIUS (Molitor de Lucerna) y de su propia escuela.
Los ventanales, el piso y los muros parecen recrear el mismo
escenario. La perspectiva del artista es la misma, porque su
mirada se clava en la mitad de la clase y desde allí presenta – en
los casos – las dos escenas: en un caso, los maestros con los niños:
en el otro el maestro, con los adultos. Es probable que fuera un
anuncio o una propaganda para el mismo maestro MYCONIUS.
En el escrito el MAESTRO quiere asegurar a cualquier persona que
puede aprender a leer y escribir, con independencia de su
procedencia o de su condición: burgués, artesano, aprendiz,
mujer, dama, niño o niña. Promete, además, que – si a pesar del
esfuerzo – llegara a fallar la enseñanza y no se lograra el
aprendizaje, no tendría costo y se le devolvería la paga. El
MAESTRO ofrece un producto probado y efectivo. Y la ilustración
lo refuerza.
HANS HOLBEIN – que se había dedicado a ilustrar muchas portadas
y páginas de los hijos que editaban las crecientes imprentas,
muestra aquí dos hombres ADULTOS a quienes el maestro les
enseña a escribir.

HANS HOLBEIN THE YOUNGER (1497 – 1543)
“SIGNBOARD FOR A SCHOOLMASTER” (1516)
KUNSTMUSEUM, ÖFFENTLICHE KUNSTSAMMLUNG, BASLE, GER

58

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

Sus figuras son mucho más grandes en proporción y se presentan
con más interés y energía, ya que la actitud física y la expresión
facial, muestran el interés por la enseñanza y el aprendizaje.
Es curioso porque se instala la idea de la educación y la escuela
también para los adultos, y a diferencia de las representaciones
de los niños, aquí hay un decidido interés por aprender.
El MAESTRO está sentado de frente, en uno de los bordes de la
mesa de trabajo, y tiene un libro abierto, mientras con su mano
derecha señala algo: está explicando la lección. Hay un alumno a
la izquierda y otro a la derecha. Los dos están sentados en sillas y
bancos y visten ropa de distinto color. El maestro se concentra en
la explicación del alumno de la derecha, que escucha la lección y
observa el libro. El alumno de la izquierda está preparando sus
propios materiales o repasando, pero la posición de su cuerpo
(casi de pie) lo muestra interesado en participar de la actividad
que se desarrolla en la misma mesa.
La escena constituye una unidad armónica y muy equilibrada,
llena de tensión, actividad y fuerza, que ocupa en el centro de la
sala o aula. Hay un equilibrado manejo de de las luces que se
concentran en el grupo, mientras juego de sombras sirve de
contraste en el fondo y a los laterales.
Como marcamos en el análisis anterior, el aula se muestra
ordenada, limpia, segura, aislada del exterior (las dimensiones de
la puerta así lo certifica) y es una excelente referencia para
publicitar la actividad del MAESTRO.

HANS HOLBEIN THE YOUNGER (1497 – 1543)
“SIGNBOARD FOR A SCHOOLMASTER” (1516)
KUNSTMUSEUM, ÖFFENTLICHE KUNSTSAMMLUNG, BASLE, GER

59

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

60

10
Se trata de un GRABADO que presenta una escuela del siglo XVI. Se
observan detalles del aula: paredes, ventanas, puerta de ingreso,
piso cuidadosamente delineado. Se observa un correcto manejo de
la perspectiva, aunque no tenga tanta precisión y detalle el dibujo
de cada una de las figuras humanas. Es una figura oscura,
especialmente por las sombras que genera el relieve de la pared
del fondo. Es curioso el diseño de las patas que sostienen la mesa.
Se observan cambio en la estructura del aula. No hay ya un sitial
elevado para la cátedra, sino un escritorio al nivel del piso, que
permite al maestro manejar sus libros y sus elementos de trabajo.
El maestro realiza su actividad sentado frente a los alumnos, que
están distribuidos en V y están todos a la vista del educador.
Ya hay caracteres de la escuela moderna: el maestro no se ocupa
de cada uno en particular (singulatim), sino de todos los asistentes
(omnes). El proceso de enseñanza y de aprendizaje se realiza con el
grupo en general. Nada sabemos aquí del resto de los horarios.
Los alumnos están organizados y sentados en dos largos bancos,
en distintas posiciones. No tienen pupitre, ni respaldo. Hay ocho
estudiantes que ocupa el banco en la parte superior y otros cuatro
a la izquierda y abajo del grabado. La mayoría de los alumnos
tienen libros en sus manos y siguen con ellos la lección del
maestro.
El maestro está correctamente vestido (una vestimenta larga o
talar), larga barba y un gorro sobre su cabeza.

SCHOOLROOM FROM ALL THE LETTERS OF THE ABC
EUING BALLADS, 1575

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

11
Es un grabado no tiene mayores referencias de producción y de
ubicación. Parece ser una ilustración de prácticas y costumbres
sociales en época de los TUDOR.
Es un grabado con mucha luz y con escasa sombras que presenta
en perspectiva una sala de clase, con una pared de fondo con sus
dos ventanas y el piso que dibuja rectángulos correctamente
trazados.
La escena no permite comprobar si hay otros alumnos en la sala,
esperando su turno para ser atendido por el maestro.
La mesa o el pupitre es larga y sobre ella están dispuestos los
materiales de trabajo del educador. Para atender al único
estudiante ocupa un sillón confortable y sólido, mientras apoya su
brazo derecho sobre la mesa y la mano izquierda sobre el
apoyabrazos. Los pies están levemente adelantados. La
vestimenta es cuidada, tiene también larga barba y un sombrero
sobre su cabeza.
Es curiosa e inusual la ubicación del alumno: está entre las piernas
del maestro, con una exagerada proximidad física: tiene un libro
en sus manos y está leyendo su lección. Aunque es un niño
(altura) el rostro que aparece en el grabado es de un adulto.

TUDOR CHILDREN, TEACHER AND SCHOOL
SIGLO XV – SIGLO XVI.

61

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

12
Aunque el grabado menciona una escuela, en realidad tiene la
estructura de una clase de la universidad: cátedra y alumnos,
pared de fondo, estudiantes adultos.
El grabado es luminoso porque la sobra de la pared del fondo
representa un buen contraste con las figuras humanas que están
en primer plano. Hay un buen manejo de la perspectiva en las
líneas del piso y la distribución de los alumnos. Hay un par de
ventanas que permiten ver un bello paisaje.
El profesor ocupa la cátedra, sitial para la enseñanza, con pupitre,
respaldo y techo: sigue siendo el lugar privilegiado del saber. Hay
una inscripción en uno de sus laterales: ALEXAND. II
Hay una distancia que divide al maestro de sus alumnos: los
estudiantes ocupan banco con pupitres (pequeños) y comparten
de a tres las diversas filas. Suman en total doce estudiantes, con
vestimentas similares aunque con variaciones. Tanto el Profesor
como los alumnos tienen gorros o sombreros en sus cabezas.
Los estudiantes tienen sobre sus pupitres los libros para seguir las
lecciones del profesor, que maneja un libro similar, mientras
explica el contenido del mismo: sus manos acompañan la
presentación.
En una clase absolutamente ordenada, todos los alumnos están
atendiendo al maestro o concentrados en el texto que siguen.

UNIVERSIDAD INGLESA
SIGLO XVI.

62

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

13
La representación del grabado muestra el estado y las prácticas de
las escuelas, antes de la constitución del formato moderno. La
fecha de su producción justifica la persistencia de estos modelos
que sigue condenando COMENIO en el siglo XVII.
No hay orden sino una multitud dispersa en diversas geografías
del aula: no hay un centro o un eje del desarrollo de la clase, sino
grupos diversos atendidos por varios maestros en el mismo salón.
La representación en amplia y con buen manejo de planos y
perspectiva para transmitir todos los detalles de la actividad
escolar: las paredes (lateral y fondo) muestran ventanas en la
parte superior (sin ningún contacto con el exterior). Hay diversos
carteles, instrumentos, pilas de libros y figuras que sirven de
recursos para la enseñanza. Hay dos columnas en el medio y
bancos dispersos para que puedan esperar o trabajar los alumnos.
A la izquierda se observa un numeroso grupo de alumnos que
aguarda ser atendido, mientras un maestro se ocupa en castigar
con una palma a uno de los alumnos, sostenido por un
compañero.
En el centro un grupo de estudiantes (diez), libros o cuadernos en
mano, hace fila aguardando su turno para dar la lección al
maestro que vigila con su instrumento de disciplina.
Más atrás, grupo numeroso de alumnos (alrededor de veinte)
están haciendo sus tareas y obligaciones. Los maestros llevan la
vestimenta propia de su oficio y profesión.

SALON DE CLASE DEL SIGLO XVI
ESCUELA DE GRAMATICA. 1592

63

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

14
Parece una representación primitiva destinada a ilustrar el lugar
en el que fue educado TOMAS MORO en GRAMATICA,
la
prestigiosa ESCUELA DE SAN ANTONIO.
La imagen muestra una sala destinada para la enseñanza, pero
con un formato distinto: en el centro una gran mesa con la
presencia del MAESTRO presidiendo la clase y los alumnos a su
alrededor, sentados en bancos largos y comunes.
Sobre la pared del fondo se puede observar las tres ventanas y
dos repisas con libros (finales del siglo XV). Hay algunos problemas
en la perspectiva (piso, mesa) y en la definición de la figura de los
alumnos, ya que no se logra ver detalles de los mismos.
El maestro – vestido de negro y con sombrero – está sentado en
un sillón en una punta de la mesa. Pareciera que la explicación es
común a los ocho alumnos presentes, pero bien podría estar
tomando la lección al alumno de negro que está junto a él,
mientras los demás estudian, repasan y esperan turno (costumbre
de la época).
En la mesa los alumnos tienen cuadernos y parecen escribir en
ellos, hay algunos instrumentos para trabajar en clase.

SAINT ANTHONY'S SCHOOL
ESCUELA DE GRAMATICA DE TOMAS MORO
SIGLO XV

64

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

15

ESCUELAS DE LAS COMPAÑIA DE JESUS.
RATIO STUDIORUM
1550 – 1600

65

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

La COMPAPAÑIA DE JESUS pone en marcha sus escuelas en 1550 y durante los primeros cincuenta años no tiene un reglamento definitivo que la oriente.
Pero en 1596 se reúnen los representantes de todas las escuelas jesuitas del mundo, discuten, redactan y aprueban la RATIO STUDIORUM que regirá el
formato de las escuelas en todos los lugares del mundo. La edición que se presenta es de 1616. Y a su lado el formato de una de las AULAS en alguno de los
colegios de los jesuitas, cuando aun no se han consolidado el modelo definitivo.
Un salón cerrado y en los muros, la ventana a lo alto, un cuadro y un estante con libros. La puerta entrada a la clase, al frente, junto al maestro. A la
derecha, el PROFESOR a cargo de la clase que habla desde un atril o ambón (usado en las ceremonias religiosas), y sobre una tarima que le permite estar en
posición más elevada. El educador es un sacerdote porque está vestido con el hábito negro que los caracteriza.
Frente a sí hay veinte alumnos que ocupan bancos sin pupitre para poder escribir, distribuido en dos filas con niveles diversos: al frente están los alumnos
que parecen más concentrados en seguir – con el libro – la lección que expone y presenta el maestro. En medio de los alumnos hay otro sacerdote que
comparte la responsabilidad de la clase como tutor o ayudante.
En la fila posterior – claramente más elevada - se nota más dispersión en la tarea: algunos leen y siguen la clase, otros conversan entre sí, y hay un grupo a
la derecha que parece jugar, mientras suben algunos libros de la repisa, pero parecen ajenos al trabajo del aula.
A pesar de la diversidad – algo que no encontraremos en los desarrollos posteriores – el clima de la clase para sereno, agradable, serio.

66

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

CONCLUSIONES
01

¿Qué es lo que observamos
en el conjunto
de pinturas y grabados?

 La mayoría de las representaciones muestran acciones en el interior de las aulas, con lecciones o actividades
de maestros y alumnos, es decir que hay prácticas educativas con sujetos en crecimiento, aunque no se
impone aun ningún orden pre-establecido. Las creaciones tienen formatos diversos.
 No son muchas las representaciones, y no lo son porque nadie recrea lo que tiene un significado social
limitado y escasa trascendencia. La escuela no tiene aun la importancia que le asigna la modernidad, y los
creadores hacen una referencia marginal sobre las prácticas.
 Las actividades escolares y los aprendizajes de algunos sabes básicos (sobre todo lectura, cálculo, escritura)
comienzan a convertirse en un interés para sectores crecientes de la sociedad. Las ofertas de los maestros
no es más que una respuesta a las demandas que circulan: para ello se habilitan algunos lugares que ofician
de aulas donde los maestros enseñan lo que saben por una paga reducida. Como antes lo había sido el
ejercicio de la Cátedra en la Universidad, en este periodo, lo es el oficio de enseñar a los niños las primeras
letras y los saberes elementales.

02

¿Qué elementos del formato
de la escuela moderna se
pueden descubrir allí?

 Las aulas van tomando forma como espacio circunscripto y cerrado, aislado del exterior, para permitir el
trabajo con los alumnos y para poder vigilar la permanencia de los mismos en su interior.
 Las salas mudadas en aulas se van despojando de los elementos cotidianos de las viviendas para convertirse
en lugares propios, específicos, los necesarios para que funcione la máquina de educar.
 Replicando el modelo de la universidad, hay un encuentro entre los que demandan enseñanza y los que
pueden ofrecer ese servicios, aunque el ejercicio de ese oficio no significara una preparación especial (ni
siquiera el trabajo recorrido de aprendizaje de los oficios en los burgos medievales)

03

¿Qué rasgos o caracteres de la
escuela aun no se han
desarrollado o no se han
instalado?

 Aun no hay clara frontalidad, simultaneidad y homogeneidad en la tarea que se desempeña dentro del aula.
 Mientras no se dispongan, ni se decidan claramente los lugares que deben necesariamente ocupar los
maestros y los alumnos, es imposible que se definan los rasgos propios de la escuela: tiempo, actividades,
contenidos, metodología, significación social. En un clima de desgobierno y confusión, no se puede
pretender un orden en el desarrollo de las acciones del aula.

67

LA ESCUELA REPRESENTADA
JORGE EDUARDO NORO

 No hay muestra del funcionamiento de la escuela como un conjunto de aulas o clases donde diversos
maestros atienden a variados grupos de alumnos agrupados por edad y conocimientos adquiridos.

04

¿Qué elementos se han
conservado sin cambios
sustanciales hasta el presente?

 Maestro que dirige, gobierna, enseña y los alumnos que obedecen y aprenden. Es un lugar de autoridad,
aunque no pueda ejercerla siempre de la misma manera: universal y frontal o individual y dirigida a cada uno
de los estudiantes.
 Alumnos, estudiantes que concurren a un lugar socialmente señalado para recibir la educación que no
puede ofrecer la familia. No en todos los casos, pero algunas representaciones exhiben un número
importante de estudiantes que arriban al aula para la clase programada.

05

¿Qué es lo que ya NO
conservamos o ha
desaparecido?

 La presencia social y laboral de los maestros que deben mostrar sus cualidades y hacer propaganda de sus
servicios para lograr que los alumnos concurran a sus clases y las familias confíen en sus servicios. Implica
que hay muchas ofertas de servicios educativos o de maestros dispuestos para el oficio, y la necesidad de
competir en cada población por el grupo de alumnos dispuestos a concurrir.
 El mecanismo de amenaza y castigo como recurso para asegurar el aprendizaje o el cumplimiento de las
obligaciones pautadas.
 Una atención individual que desatiende al conjunto para atender sucesivamente cada uno los alumnos que
se presentan para dar sus lecciones, presentar sus trabajos y recibir sus indicaciones.

06

Otros aspectos y
observaciones, propias del
conjunto de creaciones

 Hay un juego de representaciones que remiten a diversos momentos y experiencias de la actividad
educativa: el recuerdo del pasado, las prácticas del momento, las propias experiencias de artistas y
creadores que registran su propia formación, las versiones de la escuela que circulan en el entorno social.
De cada una de ellas, surgen las variadas representaciones.
 Los maestros negocian su labor y pueden vender su oficio, algo que finalmente desaparecerá, porque son
las escuelas la que ofrecen sus servicios y contratan a sus maestros.13

13

PIETRO ARETINO (SIGLO XVI), LA ESCANDALOSA VIDA DE LAS MUJERES CASADAS. “[Una de las mujeres] se enamoró de uno de esos pedagogos pretenciosos, que suelen
enseñar en las casa, el más grasiento, el mas desgraciado, el mas roñoso que nunca se haya visto. (…)Llevaba una boina con un pliegue hacia abajo, con casquete chato de
tafeta, roto en tres lugares. Jamás se lavaba. Lo más bueno que se veía en él, era la buena gracia de su cara, que se afeitaba dos veces por semana. (…) Por lo que veo andar
dando vuelta, debe andar buscando colocación”. Por la descripción se observa el pobre estado en que se encuentra el maestro y la abundancia de candidatos que están
dando vuelta, buscando colocación. Quienes disponían de lugar para enseñar eran privilegiados.

68